Page 1

Identidad revista LGBTI

Los zombies atacan

Revista bimestral / Octubre de 2012 / Edici贸n 01 Gratuita

La vida en otros closets

DIVERSIDAD


Identidad revista

munera IdeasGráficas Gráficas Ideas

SORPRES S A

PAUTE EN REVISTA IDENTIDAD

Diseño Gráfico y Editorial

Pregunte por nuestro servicios Consulte nuestras tarifas Cel. 312 230 37 48 revistaidentidad.mc@gmail.com Medellín-Colombia

Cel. 313 634 51 98 kelly.munera@gmail.com


Carta editorial

La vida en otros closets

Ilustraci贸n diversidad

Primero soy un ser humano

Construyendo una identidad

Del armario a la luz

T贸mate tu tiempo

Mam谩, soy gay

S贸lo un poco de lo que soy

Juniniando en la memoria

Los zombies atacan

Conciencia, mi incidencia


Dirección Kelly Johanna Munera V.

corrección de estilo y redacción Veronica Areiza

DIRECTORA Kelly Johanna Munera Vasquez

direccion.revistaidentidad@gmail.com

diagramación Kelly Johanna Munera V.

Diseño de portada Kelly Johanna Munera V.

Diseño de cabezote Jorge Hernandez

Cada vez es más notable el sector poblacional LGBTI en la ciudad de Medellín, donde constantemente se desarrollan proyectos y actividades, pero hay una duda ¿Se está haciendo lo correcto?. Lo correcto es educar para el respeto por la diferencia, la igualdad y Derechos Humanos ¿Está llegando la información? Tal vez sí, pero no está llegando en algunos casos como debe de ser, culturalmente enriquecedora y seria. La Revista Identidad, no es solo para los sectores poblacionales LGBTI, es apta también para el sector poblacional HETEROSEXUAL, educadores, estudiantes, padres de familia y todo aquel que se encuentre interesado en temas diversos, como lo es, la cultura, el arte, la educación, la música y demás temáticas que se puedan abordar en la publicación. La revista cuenta con un espacio donde cualquier persona puede enviar artículos, los cuales se revisarán para ser publicados, dando crédito al autor, si así lo desea. Otros medios siguen alimentando lo mediocre, obsceno, en pocas palabras “lo que más vende” por eso nace la Revista IDENTIDAD, para hacer lo que otros no han hecho de una forma artística, educativa, intelectual y creativa. Por ende le daremos vida a un medio de comunicación LGBTI, . sin olvidar la realidad que nos rodea. Ayudemos a crear una conciencia colectiva de transformación desde nuestras realidades, a través de la lectura, el arte, la educación, el diseño y la cultura.

SOY UNA

MUjER NO MÁS

QUE PIENSA Y SUEÑA...


Todo fenómeno social es importante para la historia del desarrollo humano, las guerras, los conflictos internos, inclusive la misma posición, como punto de vista de cada individuo, y que es observada siempre por quienes están de acuerdo y quienes no. Así mismo en la vida nos enfrentamos a fracasos, luchas con nuestros ideales o hasta con nuestro propio ser, es ahí donde nos encontramos encerrados intentando dar nombre a lo que pasa y ¿sabías que puedes estar en un closet del cual deseas salir, dejando complejos a un lado? ¿Te has puesto a pensar en cuantos closet te has visto encerrado? hasta la vida misma se encuentra en un closet. El closet de la inseguridad

El closet del complejo

Es aquel que no permite dejar ver la esencia de la vida, en ocasiones desistimos de las oportunidades por el simple hecho de no creer que somos capaces de afrontar las adversidades; este closet puede afectar tu vida sentimental si no crees en lo que tienes, no confías en lo que puedes llegar hacer y te dejas absorber por el primer pensamiento negativo ¿mi pareja me es infiel?.

“Barrera que impide amarme para que otros me amen” hay cosas de la vida que pasan sin darnos cuenta el ¿por qué’? y si nos devolvemos al pasado muchos encuentran que es el complejo, ese que no dejar reflejar quienes verdaderamente son y de lo que son capaces. Si estás en este closet no desaproveches las oportunidades que te da la vida, deja los complejos, ama lo que haces y lo que eres.

Activa tus pensamientos positivos, cree en tí como nadie lo haría, no olvides que solo tú construyes los caminos que vas a cruzar en la vida, crea algo bello para tí y no para los demás y si te preguntas ¿mi pareja me es infiel? Te has preguntado si eres infiel a ti mismo.

LA

VIDA EN OTROS C OSETS La humanidad ha crecido gradualmente, lo cual ha permitido ver más allá de toda duda razonable, empeñados en descubrir los fenómenos de la naturaleza y su crecimiento innato, explorando otras cosas que proporcionan el conocimiento mismo y sus avances a futuro; sin embargo la sociedad en su esencia tiene varios tintes como es la lucha por la supervivencia y el dominio propio.

8

El closet del temor

El closet de la ignorancia

Temer es normal, pero si no nos atrevemos hacer lo que deseamos nunca sabremos si pudimos ser vencedores en la lucha o al menos quedar con la satisfacción de que lo intentamos. Todos somos valientes pero nos impedimos muchas cosas mentalmente, muchos están esperando a que muestres al mundo tu verdadero yo, no permitas que muera tu esencia como ser único en esta vida.

Sería bueno considerar que es uno de los closets en los cuales muchos no quisieran estar y otros no piensan salir, quieren seguir ciegos a una realidad que los atropella, creen saberlo y verlo todo, manipulando su propio entorno, creyendo que todo está bien, pensando que todo gira a su voluntad, vaga ignorancia ¿hasta dónde ha llegado?. No los convenceré de que salgan de este closet porque cada quién tiene la voluntad de tomar sus propias decisiones.

El closet de la intolerancia Considerada una falta de habilidad y tolerancia de puntos de vista de otras personas, el ser humano por naturaleza es ególatra, a veces en la vida es necesario escuchar al otro y nos toca tragarnos el ego como pan seco al desayuno, pero es bueno resaltar que nosotros le damos el límite a las cosas sin que afecten nuestras ideas hasta el punto de convertirse en pensamientos del otro.

Que éstos y otros closets no sean motivo para esconder tu identidad, ese algo que nadie puede arrebatarte… que tus sueños sean la fuerza para acabar con el encierro y que el amor sea la ventana para abrir tus horizontes.

9


Primero soy un ser

humano de atan do r t s o padre ivando t de s o l u esq os, ónea queñ s hijos, orma err uieran e p f q u e Desd ger” a s iene una ean o ad ue no s q T e “prot enino”. vitan que para eso, dre en m ( a e “lo fe , que si minada” n a su m en con r e u e a pens titud “af no ayud e no jueg bres”) c , u m a s una los plato estica, q sas de ho m o laven tarea do guen a “c a e n u algu as, que j ñ las ni

C

uando hablamos de una persona “homosexual”, ya tenemos un prototipo o una imagen en nuestro cerebro de lo que podría ser (una mujer con características masculinas o un hombre afeminado) una persona con esta identidad sexual.

10

El hecho de que los homosexuales adquieran una forma de vivir diferente a la establecida por su sexo, conlleva a la cimentación de un tabú que cada día coge más fuerza en esta sociedad, y se convierte en una ley humana afectando a la integridad de una persona con esta identidad sexual. Piensan que los hombres gays van a adquirir actitudes o comportamientos de mujeres (afeminados, voz delgada, uso de maquillaje, etc.).

Ésta forma de pensar está totalmente ligada a la tradición de nuestra cultura, es por eso que desde pequeños, los padres tratan de “proteger” a sus hijos, esquivando todo “lo femenino”. Tienen una forma errónea de pensar, que si evitan que sean o adquieran una actitud “afeminada” (para eso, que no laven los platos, no ayuden a su madre en alguna tarea doméstica, que no jueguen con las niñas, que jueguen a “cosas de hombres”), prevendrán que sean homosexuales. Rompiendo este esquema, la mayoría de los homosexuales masculinos son hombres que se sienten hombres (tienen una identidad sexual masculina) y se comportan como tales (no quieren ser mujeres); la única excepción es que eligen a una persona de su mismo sexo como pareja. La mayoría de personas tienen un estereotipo determinado, creen que es fácil descubrir a los homosexuales y que siempre es evidente quién es homosexual y quién heterosexual.

Antes de ser o tene r una identidad sexual dif erente, primero es un ser hu mano como todo s los demá s, con sueños, que piensa, estu dia y tiene metas por lograr e n vida. su

Aun así, según estudios realizados, sólo uno de cada diez homosexuales puede identificarse por su amaneramiento. La historia cuenta que la homosexualidad masculina no se asocia a un comportamiento femenino. Por ejemplo, en Grecia a la homosexualidad se la vinculó con la valentía y el heroísmo, no a la debilidad o feminidad. La “banda sagrada de Tebas”, una de las tropas griegas más famosas, estaba conformada enteramente por amantes homosexuales. Ellos no adquirieron un “rol afeminado”, como muchas personas tienen estandarizado en sus mentes, simplemente eran hombres varoniles, pero con prácticas homosexuales. Simplemente es un hombre o una mujer, hay que dejar los tabúes y etiquetas. Antes de ser o tener una identidad sexual diferente, primero es un ser humano como todos los demás, con sueños, que piensa, estudia y tiene metas por lograr en su vida. Debemos diferenciar al homosexual del afeminado; el homosexual no tiene por qué ser afeminado; ni el afeminado, homosexual.

Por: Jose Zapata

11


a t s u te g

a t s u te g

Tómate tu

TIEMPO Facebook (Feisbuc, el face, el care libro). Como quiera que se le llame a la más popular y peligrosamente adicción de las redes sociales. Su mención se ha vuelto parte de la vida diaria, en más de 70 idiomas, pero cómo no volverse esto popular si nuestra vida privada pasa a ser pública. En fin, como todos sabemos, Facebook fue creado en 2004 por el estudiante de la Universidad de Harvard, Mark Zuckerberg. Su misión actual es darle a la gente el poder para compartir y hacer al mundo más abierto y conectado. Según el sitio website-monitoring.com. El usuario promedio de Facebook según mi percepción pasa 55 minutos de su día conectado a la red. Pero los hay aquellos que permanecen online aún cuando duermen y brincan de la cama con cada alerta de su teléfono móvil, “¡ay! me enviaron un toque; no puede ser Ana está soltera; tengo hambre, voy a postear un BuddyPoke; no puedo creer Andrés está vendiendo cacatúas y abrió un homepage en Facebook para promocionarlas “démosle like”; ¡ay! ese grupo es racista, denunciémoslo; ¡ay! me morí Daniel y Camila terminaron ; niños un chisme bomba, Lina es gay lo confesó en el care libro. Etc “.

Las anteriores expresiones, han hecho de nosotros, los esclavos más fieles de esta red social. A nadie le gusta que lo llamen adicto, especialmente adicto a espiar a los demás: a sus compañeros de trabajo, al popular de la clase, a sus ex parejas sentimentales, a sus potenciales parejas, a la gente que no soporta, a husmear dónde celebraron sus conocidos el Año Nuevo. Pero ¿Cuándo se es adicto? Según algunos cuestionarios que circulan en la red, hay que ponerse alerta cuando uno se reconoce en algunas de las anteriores circunstancias. Ahora voy hablar por mí, llego a mi casa, prendo el pc, lo primero que hago es abrir mi red social antes de empezar cualquier trabajo sea de mi universidad o de una larga jornada laboral. ¿Qué puedo encontrar?... la finquiada de mi mejor amigo, la fiesta de cumpleaños de mi prima y no pude asistir, la novedad de que mi ex termino una relación, o tal vez uno de mis amigos está triste y decidió postear un estado traumático en su muro. Pasan 2 horas aproximadamente y lo que tenía que hacer aún no lo empiezo. ¿Acaso esto es adicción? Entonces afirmo que soy una adicta compulsiva a mi facebook. La cantidad de usuarios de Facebook crece a un ritmo acelerado, día tras día más personas deciden unirse a Facebook. Lo interesante es que ni ellos mismos saben que se trata de un matrimonio muy al estilo de “hasta que la muerte nos separe”. Para bien o para mal, las personas que abren una cuenta de Facebook y que poseen acceso constante a internet, jamás podrán salirse voluntariamente de Facebook, a menos que un evento mayor ocurra. Cuando digo evento mayor me refiero a cualquier acontecimiento, vinculado o no a Facebook, que ocupe el tiempo que de otra manera habrían dedicado a Facebook. Hace un tiempo leí una frase que decía que: Facebook es ideal para personas que no tienen nada mejor que hacer con su tiempo. Alguno argumentará que no es así, pero apuesto que esa persona entra al menos una vez al día, religiosamente, sólo para revisar su cuenta de Facebook. La pregunta es ¿Por qué no puedes resistirte a entrar? o mejor ¿Qué te hace desear entrar a Facebook, cuando otras redes sociales similares ofrecen/ofrecían lo mismo incluso antes de que existiera Facebook? Pues les confieso que no me aguanté y decidí preguntar a mis compañeros de universidad, independientemente de la carrera en la que se encuentran y las respuestas fueron: - Yo tenía Hi5 y no era tan llamativo – Yo tengo de todas las redes sociales, pero sólo facebook tiene chat- podemos chatear mientras husmeamos en la vida del otro- facebook tiene más aplicaciones. Para mí, los usuarios de Facebook están en un trance o, para un mejor uso de las palabras, bajo un hechizo, el hechizo de la tecnología: querer estar al día con las nuevas tendencias y mantenerse en contacto con la actualidad, avances en el campo de la tecnología. Claro, esa es mi realidad, el problema es que tú no entras a Facebook para mantenerte al día con los últimos cambios tecnológicos, de hecho, ni siquiera eres fan de una página de tecnología en Facebook. La única página de la que eres fan es una que dice: “A mí también me encanta dormir” ò quizás “Yo también amo los viernes”. En cuanta cosa se nos ocurre, creamos un grupo o un homepage y a los 2 días tenemos más de tres mil seguidores hablando y compartiendo todo lo que publicamos y quizás a los 8 días mil personas están hablando de esto. Bueno solo concluyo que facebook puede ser aún más adictivo que cualquier psicoactivo o psicotrópico. No soy psicóloga, no soy médica pero afirmo que a mis 23 años no me ha generado adicción ningún tipo de droga ni alcohol ni siquiera en mi pre adolescencia y adolescencia, que se supone, una etapa para experimentar sensaciones; pero ésta red social consume casi la mitad de mi tiempo del día. Mi pregunta es ¿tú también aceptas ser un adicto? Creo que es un bueno paso para comenzar, la aceptación.

Por: Johanna Pineda

13


Algunas personas mayores de treinta y cinco años tenemos fotos de los famosos “poncherazos” en el centro de la ciudad. Son esas fotos que te tomaban desprevenidamente un fotógrafo, te entregaba un papelito y a los días reclamabas la fotografía en la dirección que aparecía en dicho papelito. La mayoría de esas fotos eran tomadas en el pasaje Junín, pasarela natural de la ciudad donde las personas lucían sus estrenes, sitio de encuentros amorosos y de amigos. “Juniniar”, verbo coloquial que significa pasear por la calle Junín, es una palabra que se niega a morir con el tiempo. Inicialmente , la carrera Junín fue conocida como la calle del “Resbalón”. Dos son las versiones sobre ese viejo nombre, ambas versiones con orígenes en la época colonial: La primera alude a lo resbalosa que se tornaba esta calle en épocas de invierno, la cual era destapada para entonces, y la segunda, que es la más conocida, habla de una antigua pieza musical llamada El Resbalón que se bailaba en los establecimientos públicos que al parecer estaban apostados sobre ésta calle. En el albor del fervor patriótico de finales del siglo XIX, el nombre de las calles y carreras fueron cambiados por nombres conmemorativos de las gestas libertadoras, correspondiéndole a la Calle El Resbalón el nombre de Junín, batalla libertadora sucedida el 6 de agosto de 1824.

La lenta urbanización del norte de esta calle, desde mediados del siglo XIX se consolidaría hacia finales del mismo siglo con el barrio Villanueva, presentándole de paso un nuevo dinamismo a esta calle, hoy señalizada como carrera 49. Dicho dinamismo se ratificaría con la delimitación de la Plaza de Villanueva, a la cual se le cambiaría posteriormente el nombre a Plaza de Bolívar y en cuyo marco se construyó la Basílica Metropolitana. Ya desde las últimas décadas del siglo XIX, Junín se constituía en un consolidado referente urbano, habitado por las personas “acomodadas” de la ciudad. Posteriormente, en los terrenos habitados por el señor Eusebio Jaramillo Zapata, se construyó el edificio Gonzalo Mejía compuesto por el Teatro Junín y el Hotel Europa, lo que la convertiría en una de las esquinas más importantes y representativas de la ciudad de Medellín. Este legendario teatro y el hotel fueron construidos en los años veinte. El diseñador del edificio fue el arquitecto belga Agustín Goovaerts, quien lo concibió en un estilo Art Noveau. Desafortunadamente en los primeros días del mes de octubre del año 1967, el edificio con menos de cincuenta años ya era considerado viejo, desdeñando su patrimonio arquitectónico y memoria. Hoy de este hermoso edificio solo quedan algunas fotografías y el sabor amargo de saberlo solo un fantasma mítico de la arquitectura de la ciudad.

Olga H ernánd Fanny Hernán ez Vargas, de Biviana Del Rio z Vargas y He (niña) en Jun rnández in 1971

En esta misma esquina se construyó el edificio Coltejer, que con su singular perfil y desde los años setenta del siglo XX, se convirtió por algunas décadas en el símbolo de la pujanza y la industrialización de la ciudad. A finales de los años treinta, Junín ya se había convertido en un elegante centro de comercio de la ciudad, desde entonces y hasta concluidos los años setenta, “juniniar” se convertía en el nuevo verbo que designaba el acto de salir a pasear en la elegante carrera a mirar vitrinas y conocer los nuevos productos comerciales; especialmente las modernas prendas para vestir y calzar. Junín se constituyó en una pasarela natural de los medellinenses que buscaban lucir sus mejores prendas, asistir a algunos de sus teatros, tomar “el algo” en alguna de sus famosas cafeterías o salones de té, recorrer la calle para ir a la misa de la Basílica Metropolitana, aparecer en una foto caminando al frente del Club Unión o simplemente era el lugar ideal para cumplir una cita. En Junín también se dieron cita varios personajes como la inolvidable Macua, homosexual que nació en el seno de una pudiente familia medellinense y que con su presencia alegraba las carrera Junín, algunas veces vestido como todo un lord inglés, otras como una despampanante mujer y otras como un hombre corriente, pero siempre con un fino humor y una presencia imposible de pasar inadvertida. La Macua murió en un trágico accidente automovilístico en 1985, algunos alegan que su muerte no fue un simple accidente.

A finales de la década de los ochentas, Junín perdió su encanto y se convirtió en un mercado público de prendas, ya que los venteros peatonales se tomaron esa calle. No obstante, la administración de Juan Goméz Martinez, recuperó ese espacio para los peatones durante la década de los noventa. Los centros comerciales tipo “corazón de manzana” que surgieron durante la década de los ochenta se intensificaron a finales del siglo XX y principios del XXI, convirtiendo de paso lugares tan emblemáticos como el Club Unión en un centro comercial más. Hoy, Junín tras muchos esfuerzos de la administración pública en compañía del comercio del sector, intenta reanimar los encantos de un pasado esplendoroso donde la palabra “juniniar” era sinónimo de distinción. Junín al igual que muchas otras calles y sectores de la ciudad tienen su propia historia que hace parte del legado cultural de Medellín. Una ciudad en transformación constante, que algunas veces suele desdeñar el patrimonio intangible de su memoria.

Juan Fernando Hernández juferh@yahoo.com

14

15


DIVERSIDAD Ilustración para Revista Identidad por Julián Hernández, Diseñador Gráfico . La DIVERSIDAD está en todas partes, en la fauna, flora, la música, literatura y todo lo que te puedas imaginar, ésta es una muestra de eso, el ser humano y su entorno.


Para las personas transgenerista hay tres cosas que son fundamentales y que caracterizan dicha experiencia, el tránsito, la trasformación y la trasgresión, esos atributos operan de forma distinta y diferente en cada persona. Cuando hablamos de tránsito, es esa búsqueda de identidad que se elige, es decir, si opté ser mujer emprendo una búsqueda para sentirme mujer, para verme mujer, para pensarme mujer y para ser reconocida como mujer. La trasgresión por otro lado, se refiere a la violación de una norma, la norma del sexo y el género, aclarando que el sexo y género no son lo mismo, fuimos educados con el modelo de que si se tiene pene es hombre. La sociedad dice que quienes tienen un pene tienen que ser hombres y quienes tienen vagina tienen que ser mujeres, esa es la norma que se violenta, porque a pesar de que un “hombre” tenga pene se asume como mujer o de igual forma la mujer que tienen vagina se asumen como hombre. Por último, la trasgresión y la trasformación son con lo que más se reconoce la población transgenerista, es básicamente la transformación corporal y estética que es donde se establecen mayores diferencias.

que asumen una identidad de género que no es la que le corresponde por su cuerpo biológico, específicamente por su sexo genital y tampoco corresponde a la identidad que le reforzaron o le inculcaron sus familias, su entorno social específicamente la escuela, son los y las que eligen el género no asignado si no el que cada uno o cada una siente que le corresponde mas allá de su cuerpo y su realidad sexual y genital.

Una persona transformista es un hombre gay o es un hombre heterosexual que ocasionalmente y para unos fines específicos transforma su apariencia masculina en una femenina. Es una asunto temporal y artístico para hacer un show, una mímica, sea cantando con su propia voz, una pieza teatral en una discoteca o en un evento en el que la persona sea invitada o contratada, en su vida cotidiana son hombres gay u hombres heterosexuales, éstos sólo son transformistas en el camerino, como en la fase previa de trasformación, cuando están en el escenario, cuando llegan al camerino se quitan todo eso y vuelven hacer hombres heterosexuales o gay, por eso para algunas personas estos no son transgeneristas, una persona transgenerista es transgenerista todo el tiempo con barba o sin barba, con vestido o sin él.

TRANSGENERista Son las y los que tienen claro que el género es psíquico , que uno es lo que tiene en la cabeza y si está en la cabeza no necesariamente en el cuerpo, una persona transgenerista puede o no intervenir su cuerpo pero tiene la conciencia, que eso no lo va a ser sentir ni más hombre ni más mujer, que ya es hombre o mujer porque así lo sienten y pueden libremente intervenir su cuerpo.

18

TRAVESTI Es una persona que empieza a realizar la transformación en su cuerpo ya no de manera artesanal, como son los transformistas si no interviniendo su cuerpo directamente con hormonas... Pero también sabe que tiene pene y eso no le genera ningún malestar, es una mujer con pene, no tiene ningún problema con que se le note que tiene uno porque a pesar de ello se siente una persona femenina.

Ilustraciones por: Jorge Hernández

Cuando hablamos de personas transgeneristas, estamos hablando de personas

sta neri la e g s ran de n t tigma ó i c a s ía. l e eluquer pobl e a L p con y la cae itución t pros

19


Son personas que sienten un malestar, sienten que su cuerpo, no es coherente con lo que ellos sienten y con lo que su cuerpo les está diciendo, básicamente fundado como estereotipos sancionados en la sociedad, es una mujer que siente que su pene la hace ver y sentir más masculina, o un hombre que esa vagina lo hace sentir menos masculino.

Tambien, hay hombres y mujeres transexuales, éstas y éstos son personas que sienten un malestar, sienten que su cuerpo, digámoslo así, no es coherente con lo que ellos sienten y con lo que su cuerpo les está diciendo, básicamente fundado como en estereotipos sancionados en la sociedad, es una mujer que siente que su pene la hace ver y sentir más masculina, o un hombre que esa vagina lo hace sentir menos masculino, estas personas son transexuales . Esa es la diferencia entre travesti y transexual, la travesti o el travesti se nombra según la persona diga, hay personas travestis que les gusta que los nombren en masculino entonces el travesti, hay otras que les nombras en femenino entonces sería la travesti, ¿cómo lo sabes?, preguntando. Hay travestis incluso que dicen “yo soy una marica” o “ yo soy gay” , también te puedes encontrar con eso, las personas transexuales como tienen ese malestar sienten la necesidad de resolverlo y generalmente lo resuelven con la vía quirúrgica, cirugía de reasignación sexual, igual que la persona travesti empieza interviniendo su cuerpo con hormonas, con inyecciones de aceite o con implantes y lo último la reasignación sexual, muchas personas transexuales no se operan, no se cambian su sexo en la actualidad por varias razones: porque la cirugía no es tan especializada, entonces pierde mucha sensibilidad, porque la cirugía es traumática, porque en el caso de las mujeres que hacen un tránsito a hombres el pene que les construyen es un seudopene, no es de un tamaño socialmente aceptable, es pequeño, no tiene buena erección y no eyacula; y para las mujeres que les crean una vagina, es una vagina que internamente no tiene nada, ni útero, ni ovarios, solo es una vagina externa, no tiene flora vaginal, por ende son muchas las infecciones que estas mujeres tienen que enfrentar, pierden mucha sensibilidad y sobre todo porque se dan cuenta que cuando les ponen la vagina se sentían la misma mujer que eran cuando tenían pene, resulta que tener una vagina no las hizo mujeres, sumando todo eso muchas personas transexuales decidieron no operarse y resolver su malestar de manera psíquica, un proceso de intervención psicosocial o psicológica y llegan al punto donde son capaces de mirarse desnudos al espejo y sentirse mujeres, verse como mujeres y reconocer que tienen un pene.

20

Los transformistas son personas u hombres gay o heterosexuales, que hacen transformaciones en su cuerpo, son completamente reversibles o sea que se pueden quitar con agua y jabón, con desmaquillador de la manera en que transforman su cuerpo todo lo que usan se lo pueden quitar, lo que no puede hacer una persona transgenerista, cuando tú te hormonizas eso no lo puedes cambiar, como cambias de ropa, tu cuerpo comienza a cambiar y es irreversible a costa de tu salud, un ejemplo, con hormonas te salen unos buenos senos y si dejas de hormonizarte los senos dejan de crecer pero no van a desaparecer. Si tu ya no quieres tener senos tienes que hacer una cirugía, te hacen un raspado y te quedan la marcas corporales ese es el costo. En cambio, una persona transformista con unas medias que se ponen y se quitan pueden cambiar sin hacer daño alguno a su cuerpo. Las personas transgeneristas son las que tienen claro que el género es psíquico , que uno es lo que tiene en la cabeza y si está en la cabeza no necesariamente en el cuerpo, una persona transgenerista puede o no intervenir su cuerpo pero tiene la conciencia, digámoslo así, que eso no lo va a ser sentir ni más hombre ni más mujer, que ya es hombre o mujer porque así lo sienten y pueden libremente intervenir su cuerpo.

“La población transgenerista, sin el ánimo de victimizar, creo que es la que más discriminación tiene que soportar de parte de la sociedad heterosexual y de parte de la misma población LGBTI. La población transgenerista cae con el estigma de la prostitución y la peluquería, no es malo ser peluquera, no es malo ser prostituta, lo que sí es malo es que sean las únicas opciones de la población. Una chica transgenerista no tiene otra opción que ser prostituta o peluquera, puede estar preparada en el estudio, con cierto nivel académico y básicamente viene siendo eso; haciendo parte de la población LGBTI por ejemplo no tienen acceso a la mayoría de los sitios de socialización (se llama así a los sitios para la población LGBTI, discoteca , bar, etc.), aunque tenga la T ahí, las trans o los trans no pueden entrar; también aunque que no se visualicen los hombres transgenerista, hay algunos que no les interesa mostrarse públicamente porque consideran que serían mucho más discriminados y vulnerados que las mujeres transgeneristas, creo que es cierto, en esta sociedad tan machista lo que a nosotros no nos perdona es que renunciemos al máximo dolor que es ser hombre, tener un pene, las mujeres renunciamos a esto, en cambio los transgeneristas naciendo con vagina quieren ser hombres y si pretenden encajar en esta sociedad tienen un cuerpo que les niega esa posibilidad, eso es una posición más ambigua, unas renunciamos, otras acceden a ese privilegio”. Dice Lillith Natasha Border Line (Activista y Transgenerista), persona por la cual fue posible este artículo para Revista Identidad.

TRANSFORMISTA Es un hombre gay o heterosexual que ocasionalmente para unos fines específicos transforma su apariencia masculina en una femenina. Es una asunto temporal y artístico para hacer un show, una mímica, sea cantando con su propia voz, una pieza teatral en una discoteca o en un evento en el que la persona sea invitada o contratada.

Ilustraciones por: Jorge Hernández

TRANSEXUAL

Entonces cuando hablamos de personas transgeneristas, luego de dejar claro cuáles son los atributos tránsito, transformación y trasgresión, estamos hablando de travestis, transexuales y de transgeneristas, pero si vas a un supermercado y te encuentras algo que se llama frutas y verduras has de cuenta que en vez de frutas dice transgeneristas y encuentras cuatro gavetas por decirlo de alguna manera, cuatro lokers, entre esos vas a encontrar travestis, en el otro transexuales, en el otro transgeneristas y en el otro transformistas. Transformista se menciona porque así lo indican los activistas y las activistas en movimiento LGBTI a nivel nacional que los incluye como parte de las experiencias trans. Los transformistas no son trans, aunque el activismo y los académicos y académicas a nivel nacional incluyen los transformistas dentro de la población transgenerista. Entonces existe transgenerista como término paraguas y existe como una manera particular de asumir la condición transgenerista; una persona travesti siempre es travesti, a partir del momento que reconoce su identidad de travesti siempre va hacer travesti. Generalmente no se presenta como mujer ni como hombre si no como “¿usted quién es? “yo soy una travesti”, es decir una persona que empieza a realizar la transformación en su cuerpo ya no de manera artesanal, como son los transformistas si no interviniendo su cuerpo directamente con hormonas, con inyecciones de aceite de cocina de carro o avión, con implantes de silicón, con implantes mamarios PYP siempre va a tener una apariencia femenina, pero una persona travesti sabe que tiene pene y eso no le genera ningún malestar, es una mujer con pene, no tiene ningún problema con que se le note que tiene uno porque a pesar de ello se siente una persona femenina.

21


Mamá... soy

y a G

T

al vez pasamos por momentos incómodos, de pronto sin ganas de recordarlos. En muchos casos se necesita más que valentía, cuando tomamos la decisión de decir: Papá, Mamá, soy gay. Es ahí, en ese instante donde se congela el tiempo y esperas una respuesta, en unos casos se declara un grito de independencia, en otros perdura, en otros está esa respuesta que muchos desean escuchar. Momentos embarazosos que ahora pasan a ser divertidos en MAMÁ, SOY GAY, una comedia dirigida por Sofia Elliot, Actriz que se hizo reconocer en el medio artístico en la novela” Vidas Robadas” y ahora es guionista, produce y dirige esta nueva propuesta que ha traspasado las fronteras de Argentina y se ve en muchos otros países. Sofia una mujer amable y carismática, con buen sentido del humor, respondió a la entrevista que realizó Revista Identidad LGBTI.

Id: ¿De quién fue la idea de la serie? Id: Sofía; háblanos del equipo de trabajo de Mamá, soy Gay. Sofía: El equipo de trabajo se fue conformando con un grupo de gente profesional y no profesional, quizá en otras áreas, es un equipo muy lindo de trabajo, la verdad que la parte de producción sin un buen equipo es complicada porque hay que convivir.

Sofía: La idea fue de Mariela Alfaro que es la productora y la que tuvo la idea, me lo trasmitió a mí y me pareció una idea genial, todo fue a partir de la historia de una amiga mía, cuando le contó a su mamá que era lesbiana (se regó la verdad), a mí me parecía insólito y no podía entender como había pasado eso y bueno que mejor forma de contar eso en ficción. Mariela encontró una página de financiación colectiva que se llama “Idéame”; presentamos el spot, con actores conocidos aquí en Argentina y bueno lo que se ve en el spot es la idea de lo que queríamos hacer.

Id: ¿Por qué se decidió el género comedia?

Fotografías de: Mamá, soy Gay

22

Sofía: Porque la comedia es un buen género para llegar con un mensaje, creo que en otro género como es el melodrama o la tragedia, ya vivimos bastante del tema del “homosexualismo” como algo trágico, me parece que llegó el momento de contar esto de una manera que podamos reírnos de nosotros mismos como sociedad, con nuestros miedos con el tabú que todavía existen en muchas mentes, no solo de Latinoamérica, si no en otras partes del mundo.

Id: ¿Qué pretenden con esta nueva serie?

Id: ¿Qué crees o piensas que puede aportar esta serie al público que la ve? Sofía: Que el hecho de ser lesbiana ó gay se vea ya como algo natural, que se vea en muchos más países que en Argentina. Tener una llegada mucho más amplia en estos y bueno, también que la gente quiera participar activamente contándonos sus historias y nosotros teniendo la posibilidad económica de seguir financiando producciones.

Sofía: Quizá lo que se pretende es desdramatizar la “homosexualidad”, básicamente, que todo sea más natural, que no sea tan trágico. En la historia me parece que ya aburre el hecho de que alguien diga “¡ay! que trágico mi hijo, hija es gay”.

Id: ¿Qué le dirías a la población colombiana? Sofía: A la población colombiana le diría que van a ver unos cortometrajes con mucho sentido del humor, del ridículo, de lo grotesco, la comedia y que se animen, es cuestión de poner play, mirar y que sus mentes, sus vidas juzguen positivamente lo que intentamos hacer. Esperamos obviamente todas las historias de los colombianos bienvenidos sean; ojalá nos digan: “vengan para Colombia” y vamos a Colombia a filmar.

Id: ¿Qué esperan de la población lgbti? Sofía: Trasmitir el mensaje y apoyo sea político e institucional, que nos den una mano para llegar; necesitamos difusión y mentes positivas en función de que esto siga progresando, obviamente necesitamos encontrar la rueda de financiación para que esto se siga haciendo.

Id: ¿Qué es identidad para usted? Sofía: Para mí la identidad es quién soy, cómo vibras con tu familia, tus seres queridos, y bueno el mundo externo, cómo te dejas ver o te ven, es una construcción recíproca, es el espejo, es el otro voy y vengo con lo que veo, con lo que me dan, con lo que doy.

Id: ¿Cómo han tomado las personas heterosexuales la serie, la propuesta? Sofía: Fantástico, la verdad es que muy bien, son los que más lo difunden, me parece.

Elliot estaría encantada de poder vender un formato televisivo y se imagina como a un Sony Latinoamérica, un Fox y tratar de encontrar una empresa que lo quiera producir para la televisión latinoamericana. Las historia producidas de Mamá, soy Gay son historias reales que personas escriben y envían a quieroaportar@mamasoygay.tv no hay excepciones de edad o género si quieres contar tu historia. No principalmente tienen que ser historia de hijos a padres, también hay historias de padres a hijos, amigos, parejas... aunque aún no llegan a esa instancia, Sofía tiene la idea de seguir produciendo más capítulos ó contribuir para que esta propuesta siga viva. Visita su página web www.mamasoygay.tv

23


Id:¿En qué se basó para crear Orgullo Z?

los

zombies atacan

desde

espaÑa Un apocalipsis zombie en el barrio de Chueca tras las fiestas del Orgullo Gay! No es nada del otro mundo ¿quién no ha visto zombies en la TV comiendo cerebros y se pasan de carnívoros? Hasta podemos deducir el final, pero en la novela Orgullo Z cambia un poco la historia. Toñi Ponzoña (una travesti materialista y egocéntrica), Belén (una joven lesbiana que acaba de mudarse a casa de su novia) y Miguel (un cachas mulato, seropositivo y gay) son tres de los habitantes de Chueca, que se verán inmersos en la más imprevisible de las situaciones: ¡un apocalipsis zombie en el barrio, justo después de las fiestas del Orgullo Gay.

Juan F: Pues yo nunca he sido muy fan del rollo zombie, la verdad, pero tengo un amigo, Antonio, que sí lo es y me habló de un blog que luego fue publicado en forma de novela, me dijo que los zombies estaban invadiendo la literatura, que se llevaba mucho el tema… Entonces se me ocurrió que no estaría de más una historia de zombies que se desarrollara en Chueca, que es un micromundo cerrado… así que me puse a escribirlo y hasta hoy.

Juan F: La empecé a escribir en mayo de 2010 y la terminé en mayo de 2011, o sea un año justo. Con bastantes parones de por medio.

Id: ¿Por qué los lectores deberían leer su libro? Juan F: Porque es muy entretenido, muy dinámico, no paran de pasar cosas emocionantes y algunas hasta terroríficas, pero también tiene humor y se van a reír mucho, sobre todo con Toñi, la travesti, una de las protagonistas y, además, van a poder reflexionar acerca de varias cosas como los guetos, la solidaridad, el poder...

Id: ¿Creará nuevas historias? Juan F: Sí, siempre estoy imaginando nuevas historias: he terminado una obra de teatro que se titula “Indigna2” y que en clave comedia negra se habla de la situación de los mercados financieros y de la crisis de una pareja y estoy escribiendo otra, una comedia más vodevilesca, con un inicio muy prometedor: un desenfreno.

Id: ¿Qué quiso hacer o dar entender con el libro? Juan F: No mucho, lo primero que quería era que la gente se lo pasara bien leyéndolo y eso creo que está conseguido. A partir de ahí también se pueden extraer otras conclusiones y sacar otros provechos de su lectura pero eso hay que dejar que sea el lector quien lo averigüe.

El escritor de esta novela vive en Chueca, el barrio gay más importante de España, situado en Madrid, barrio que influyó en dos de las cosas que ha hecho en su vida (la película “Chuecatown” y la novela “Orgullo Z”) ambas se desarrollan en el mismo lugar. Como hasta ahora ha creado curiosidad la historia de Orgullo Z, nos tomamos la tarea de realizarle una corta entrevista a Juan F:

Juan F: Me identifico con todos y con ninguno, porque todos tienen partes de mí, siempre que se escribe se recurre al material que más cerca está que es uno mismo, pero a pesar de que guardan similitudes conmigo o con amigos cercanos los personajes son completas invenciones.

Id: ¿En qué tiempo empezó a crear la historia?

¿Quién imaginó que una lesbiana, una travesti y un gay se enfrentarán a un apocalipsis zombie? Ésto sólo se le ocurrió al guionista y director de cine Juan Flahn con la novela Orgullo Z que rompe tópicos, planteando temas para la reflexión pero sobre todo pone al lector en una enorme tensión gracias a su estilo dinámico cargado de acción y situaciones límite.

Id: ¿Se identifica con alguno de sus personajes?

Juan Flahn, bilbaíno (Bilbaína ciudad española) de nombre real Juan Pascual Velasco, estudió Bellas Artes, realizó cortometrajes, videoartes, performances. Fue actor de doblaje, locutor de radio y hasta tuvo su propiogrupo musical, “El Dúo Estático”, antes de instalarse en Madrid donde fue miembro fundador de las fastuosas fiestas En Plan Travesti, pero se ha ganado la vida de guionista de televisión en series de todo pelaje (“La Casa de los Líos”, “Ana y los 7”, “Mujeres”). También ha escrito guiones para cine (“Insomnio”), su primer cortometraje en cine -“Hábitos”- fue nominado el Goya, ha dirigido la comedia “Chuecatown” y ha escrito las novelas de “Gabriel a Jueves” y “Orgullo Z”.

Id: ¿Qué es identidad para usted? Juan F: La identidad es el yo, la esencia, lo único propio que nadie puede arrebatarte y por lo que merece la pena luchar siempre. SI deseas obtener este libro puedes comprarlo en su tienda online

24

http://latiendadejuanflahn.bigcartel.com

Juan Flahn


Search

Conciencia, mi incidencia

En algún momento has tenido batallas con tu conciencia, cuando no estás de acuerdo en algo que haces o dejaste de hacer, pero al final encuentras una solución o solo reflexionas sobres tus acciones. De eso se trata conciencia, mi incidencia, escribir esas cosas que te ponen a batallar con tu conciencia. mmm…click mmm…no hay nada bueno, Me gusta, Me gusta, Me gusta, Me gusta, lo comparto….

dos horas después

-¿hola cómo estás? - 10 minutos después –¿bien y tú?... en menos de un segundo - ¿súper bien y vos? Minutos después, ahahahah se desconectó

¿y ahora qué hago? Me gusta, Me gusta, Me gusta, Me gusta, lo comparto….

¿Cuántas veces harás más esto con tu vida? Te estás perdiendo momentos maravillosos ¿Quieeeen, yo?, Noooo, tu amigo en común.

Solo te la pasas dándole Me gusta a momentos inolvidables de tus amigos y si te gusta tanto vívelos y no digas:

“no tengo nada que hacer”

30

Y

NOSO

GA

Gay

1

Soy un hombre que piensa y sueña... No te limites a ver más allá de una etiqueta.

NO MÁS


Identidad revista

SORPRES S A

PAUTE EN REVISTA IDENTIDAD Pregunte por nuestro servicios Consulte nuestras tarifas Cel. 312 230 37 48 revistaidentidad.mc@gmail.com

EnvĂ­anos tus comentarios, inquietudes o sugerencias revistaidentidad.cm@gmail.com

MedellĂ­n-Colombia


Revista Id 1 Formato para descarga  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you