Issuu on Google+

Katheryn Serna Sรกnchez Lajos Alejandro kovacs Giraldo


EL AMOR PERFECTO

H

abía una vez, una princesa que se llamaba Daniela, ella tenía 12 años de edad, vivía en un castillo gigante y precioso.

Ella conoció a un noble y amable campesino que se llamaba Juan, él tenía 14 años de los

establos

a

edad, les servía en

sus

padres

quienes

eran los reyes. Desde el instante en el

que

sintieron

extraño

ninguno

algo de

los

muy dos

jamás

se

vieron, que había

sentido en la vida, que era como si tuvieran muchas maripositas en el estomago eso que ellos no conocían, se llamaba amor verdadero del cual tenían un sentimiento que los hipnotizó en seguida. Paso el tiempo… Daniela ya tenía 15 años de edad, y Juan tenía 17 años de edad, cuando se volvieron a encontrar. Juan se dio cuenta que esa hermosa niña era Daniela y se devolvió hacia ella y


le dijo, que siempre había estado enamorado profundamente de ella,

pero que el sabia que

nunca

le pondría cuidado.

Ella se

dio cuenta que ella también

sentía

lo

mismo

por él, también sentía

lo

mismo

que

él

entonces, se lo dijo y él se agacho y dijo quieres ser mi novia por el resto de mi vida ella le contesto bueno pero nadie se puede dar cuenta hasta que le cuente a mis padres. Para que ellos nos den la bendición y la fiesta de compromiso, y Juan le dijo porque fiesta de compromiso y la bendición sabiendo que eran novios no esposos. Ella le respondió que él le había, dicho que para toda la vida y ella pensó que era para casarse y no solo novios porque, de todas formas tenían que esperar a que los padres se dieran cuentan, que su hija ya tiene su primer y último novio. Entonces

él

se

asusto

mucho

porque sin querer de pronto la lastimara y los reyes se enojaran


con él

y lo echaran del reino, pero

por

el amor tan grande que le

tenía

a Daniela se arriesgo a casarse con ella.

Ella

se entusiasmó mucho, y

fue

corriendo muy rápido hacia

sus

padres, y les conto, muy ansiosa y con la noticia contagio la felicidad a sus

padres. Cuando sus padres se dieron cuenta, de inmediato se pusieron a llamar a todos sus sirvientes, y sirvientas para organizar todo, para la fiesta de compromiso de su amadísima hijita. Llamaron

a

Juan

para

tomar le las medidas de toda la ropa, y su calzado, para que la fiesta de su hijita sea la más linda y la que hablen por mucho tiempo hasta más tiempo de las demás fiestas de las demás princesas.


Pasaron varias semanas, y ya todos los preparativos de la fiesta de su hijita estaban listos pero, solo faltaba una cosa y era la más importante. Los anillos de su boda, ninguno de los dos avía pensado hasta el momento, eso creían todos en el castillo? Pero Juan los sorprendió, él ya se avía dado cuenta, de que todos les ponían más cuidado al pastel, la lista de invitados, la decoración de la iglesia y del castillo….Pero nunca a lo más in portante que eran los anillos de bodas. Él conociendo a Daniela, como la conocía no iba a hacer tan fácil como todos pensaban, porque él si quería a Daniela pero ella era súper complicada. Como todas las demás

princesas de los castillos de los reinos

vecinos, que estaban invitadas a la ceremonia. A Juan lo avían llamado para medirse las flores, que se iba a poner sobre su chaleco, pero Juan demasiado

estaba cansado


para seguir midiendo cosas, que para él eran importantes, las cosas que eran verdaderamente importantes y necesarias para Juan era, el amor que se tenían uno por el otro. Pero todos estaban tan ocupados y preocupados por la fiesta y las invitaciones de personas importantes que no invitaron a la familia de Juan. LLEGO EL DÍA DE LA GRAN BODA… Llego el padre y Juan miraba para todos lados, pero no veía a su familia, el caso llego la fiesta, Juan seguía buscando a

su

familia

y

no

la

encontraba, no veía a su hermana emocionada de la boda, a nadie con quien compartir su felicidad y alegría que tenía en ese momento y el miedo y temor que tenía antes de la boda y durante de ella. Se termino la boda, la fiesta y el fue donde su suegros y su esposa a preguntar por su familia y le respondieron.

que

era

la

más


Usted tiene familia nosotros no sabíamos, pero él les respondió que sí, que hasta trabajaban para ellos, que por eso lo conocieron a él por su familia. Juan se puso furioso con todos, durmió en cama se parada de su esposa, porque ella fue unas de las culpables porque ella si conocía a su familia. Juan pensaba que Daniela, era la única que sabia y se iba acordar de su familia. Pero ya lo supo que el amor no lo es todo en la vida. PASO

EL

TIEMPO… Daniela

se

dio

cuenta

que Juan tenía derecho

razón,

de

y

ponerse

furioso, porque si a

ella le asen

eso, aria lo mismo. Fue donde Juan a pedir perdón y él acepto su perdón y vivieron felices para el resto de sus vidas.



El amor perfecto