Issuu on Google+

La verdad sobre el asbesto Septiembre 2013

Consumo mundial

Documento No 3


“Durante los primeros tres cuartos de siglo del siglo 20, el amianto se produjo y comercializó principalmente en países industrializados, siendo Canadá y la Unión Soviética los principales centros de producción. (…) La fuerte caída en el uso del amianto en los países industrializados produjo un cambio global en la industria (…). En los países industrializados, se encontraron sustitutos de asbesto para todos sus usos. (…) En los “países en desarrollo”, por el contrario, el asbesto todavía se muestra como un recurso natural irremplazable que es seguro de usar en las condiciones adecuadas.” 1 Si bien es posible afirmar que en general, el consumo de asbesto a nivel mundial ha disminuido gracias a la prohibición que gradualmente ha venido adoptándose en gran cantidad de países, también es cierto que en algunos Estados su consumo se ha mantenido igual y en casos particulares ha llegado a aumentar, especialmente en los países en vía de desarrollo. Lo anterior, se evidencia en la siguiente tabla: Consumo de asbesto aparente (toneladas)2

Alemania Argentina Brasil China Colombia Francia India Japón México Reino Unido Rusia

1975

1990

2000

378,143 16,678 103,778 15,000 15,000 136,587 61,826

15,084 1,060 163,238 185,748 21,437 6,357 118,964

189 1,188 181,689 410,190 12,189 -30 124,516

255,551

292,701

28,972

60,395 137,487

39,316 15,731

26,880

1,286,697

2,151,800

244 507,125

1

Agencia de Estadísticas de Educación Superior (HESA). (2005) Reporte Especial: Asbesto en el mundo. Newsletter No. 27. Recuperado de: http://www.google.com/ url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=4&ved=0CEkQFjAD&url=http%3A%2F%2Fwww.etui.org 2

Ibídem.

1


A partir de la anterior información se puede observar un decrecimiento en el consumo de asbesto en el mundo, lo cual, sin duda alguna, es consecuencia de importantes campañas lideradas por organizaciones internacionales y entidades no gubernamentales, además de la relevante gestión que han tenido los activistas de una causa que propende por la protección de la vida y de la salud de las personas expuestas al asbesto y, principalmente, por los impactos negativos que ya son visibles por parte de las más de 125.000 víctimas en todo el mundo a causa de enfermedades relacionadas con este material. En los años 2008 y 2009, los principales productores de asbesto eran Brasil, Canadá, China, Kazajistán, Rusia y Zimbabue. En la siguiente tabla se evidencia la proporción en la que cada país se posiciona como productor de asbesto en el mundo: Principales productores de Asbesto en 2008 y 20093 Producción de las minas (Toneladas) Brasil Canadá China Kazakhstan Rusia Zimbawe Otros países Total mundial (aproximado)

Reserva

2008 255.000

2009 250.000

Moderada

180.000

180.000

Grande

230.000

210.000

230.000 1.020.000

210.000 1.000.000

Grande Grande

50.000

25.000

Moderada

75.000

75.000

Moderada

2.090.000

2.000.000

Grande

Grande

Como se puede observar, Rusia es uno de los productores más grandes del mundo, pues para el año 2009 producía 1.000.000 toneladas, lo cual si bien lo convierte en el mayor productor,

3

U.S. Department of Interior, U.S. Geological Survey. (2011). Mineral commodity summaries 2011. Recuperado de: http://minerals.usgs.gov/minerals/pubs/mcs/2011/ mcs2011.pdf

2


también lo posiciona como un importante foco de futuras enfermedades por la exposición de la población al asbesto. La anterior información sobre el consumo mundial se evidencia gráficamente a continuación: Brasil

Canadá

China

Kazakhstan

Rusia

Otros países

Zimbawe

1.100.000

825.000

2008

75.000

25.000

210.000

210.000

180.000 250.000

75.000

50.000

230.000

230.000

80.000

255.000

275.000

0

1.000.000

1.020.000

550.000

2009

Aunque Canadá, uno de los principales productores de asbesto a nivel mundial y el principal defensor de su uso en condiciones de seguridad, cerró sus minas de forma definitiva en el año 2011, el panorama no es el mismo para los demás países listados anteriormente. La Federación Rusa tiene la reserva más grande de asbesto, contando con 11 depósitos de

3


esta fibra. “Hoy, de 850 mil toneladas de asbesto extraídas anualmente, 42% de éstas o 360 mil toneladas, se utilizan en el país para la producción de asbesto cemento y de productos industriales a base de asbesto, aislamiento térmico, y otros materiales; 58% o 490 mil toneladas se exportan.”4 En Brasil, si bien el uso de asbesto está prohibido en cinco estados (Sao Paulo, Rio de Janeiro, Rio Grande do Sul, Pernambuco y Mato Grosso), en la última década su producción se incrementó en un 55%. Así, para el año de 2011 el país producía 302,300 toneladas de asbesto, y consumía 183,322 toneladas (es decir, 40% del asbesto que producía).5 La Unión Europea (UE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) , en el marco de la Conferencia Europea sobre asbesto (2003) celebrada en Dresden, Alemania, manifestó su preocupación por la utilización continua y generalizada de asbesto en el mundo: “(…) millones de trabajadores y consumidores se han expuesto al polvo de asbesto. Cada año, se registran 20.000 casos de cáncer de pulmón y 10.000 mesoteliomas relacionados con el asbesto únicamente en el conjunto de la población de Europa occidental, Escandinavia, América del Norte y Australia, pero los países en desarrollo presentan riesgos de exposición mucho más elevados. En estos países, el asbesto es una bomba de relojería que parece dispuesta para provocar un incremento explosivo de las enfermedades y las muertes vinculadas al asbesto en los próximos 20 a 30 años.” (Subrayado fuera de original). En el marco de la mencionada Conferencia en Alemania, se hizo alusión a la disminución de la producción mundial de asbesto a causa de la prohibición de su uso en muchos países del mundo. Sin embargo, se da cuenta de la inminente necesidad de continuar con las campañas que propenden por la prohibición, toda vez que el consumo de este mineral sigue siendo bastante elevado. Dice el pronunciamiento de la OIT6: “Debido a las sólidas iniciativas emprendidas en los ámbitos nacional, europeo e internacional, numerosos países han prohibido las importaciones y el manejo de asbesto, y otros preparan medidas de prohibición. La producción mundial total ha descendido desde

4

Traducción Informal. Asociación de Crisotilo. Industria Rusa de Crisotilo. Recuperado de: http://chrysotile.ru/en/site/index/Chto_takoe_chrysotile/chrysotile_promyshlennost

5

Kazan-Allen, Laurie. International Ban Asbestos. (2012). Brasil: Productor, Consumidor y Exportador de Asbesto. Recuperado de: http://www.ibasecretariat.org/lka-brazilasbestos-producer-user-exporter.php 6

Pronunciamiento Unión Europea (UE) y Organización Internacional de Trabajadores (OIT) (2003). Recuperado de: http://www.ilo.org/global/publications/magazines-andjournals/world-of-work-magazine/articles/WCMS_081424/lang--es/index.htm


la década de 1970 en más de un 50%. A pesar de ello, siguen obteniéndose dos millones de toneladas cada año, y es precisamente en los países en desarrollo donde se registra un alza del consumo.” Cabe señalar que los países industrializados registran las tasas más bajas de consumo de asbesto, mientras que los países en vía de desarrollo muestran una utilización mayor del mencionado material. No obstante lo anterior, la Asociación Internacional de Seguridad Social (2006) expidió un documento denominado: “El amianto: hacia una prohibición mundial”, en el cual da cuenta de la grave situación mundial por la exposición al asbesto de gran cantidad de personas. También señala que si bien el consumo de asbesto disminuyó en las décadas de los 80 y de los 90, en los últimos años se ha incrementado. Exponen este planteamiento bajo las siguientes consideraciones: “Ante un mejor conocimiento de los riesgos para la salud, sobre todo en los países industrializados, pudimos constatar una disminución del consumo mundial de amianto durante los años 80 y 90. Sin embargo, desde hace algunos años, este consumo está aumentando nuevamente. Esto puede ser atribuido, en particular, al hecho de que países con altas tasas de crecimiento desarrollan su economía mediante un fortalecimiento de su industria de explotación o de transformación del amianto y buscan incluso nuevos mercados.” Según información proporcionada por este documento de 2006, la producción mundial llegó a su nivel máximo en 1975 con más de 5 millones de toneladas. En contraste, para el momento de expedición del mencionado documento (es decir, 2006), la cantidad ascendió a unos 2 millones de toneladas por año, compuestas aproximadamente en un 90% por crisotilo. Lo anterior genera gran preocupación, pues las cantidades de asbesto producido aún siguen siendo muy altas, y ello implica que aún en la actualidad hay muchas personas expuestas a este mineral. Causa especial atención que la gran mayoría de la variedad producida sea el

5


asbesto crisotilo, lo que puede tener su explicación en que muchos actores han aducido que esta variedad no genera los daños en la salud como si lo hacen las otras, planteamiento que ha sido más que desvirtuado en diferentes escenarios, en la medida que todos los tipos de asbesto han sido catalogados como carcinogénicos. Es de destacar un estudio del Instituto de Salud Ocupacional Finlandés titulado: “El Asbesto en el Mundo: Producción, Uso e Incidencia de las Enfermedades Relacionadas con el Asbesto” 7, en el cual se da cuenta de la alta producción de asbesto en especial en Asia. Dice el documento: “Más del 70% de la producción mundial se emplea en Europa Oriental y Asia (…) El consumo per cápita más alto se produce en Rusia, Kazajstán, Bielorrusia, Kirguizistán y Tailandia (más de 2,0 kg/per cápita/anual) mientras que menos de 0,1 kg/per cápita / año se usa aún en Europa Occidental o América del Norte. El cemento de asbesto constituye el 85% de todas las aplicaciones comerciales. En muchos países se fabrican cañerías y planchas que contienen asbesto como materiales de construcción de bajo costo.” El mencionado estudio señaló que en el año de 1974 se emplearon cerca de 350.000 toneladas de asbesto en Japón (3,1 kg/per cápita/año), lo cual se reflejó de manera directa en la cifra registrada para el año 2000 de casos de mesotelioma, que ascendieron a 5,7 muertes por millón de personas (de todas las edades). 8 La anterior información permite concluir que si bien el consumo y producción de asbesto en el mundo ha disminuido, las producciones actuales de este mineral siguen siendo preocupantes, toda vez que su relación con enfermedades pulmonares ha sido suficientemente advertida y detectada por estudios científicos y organizaciones internacionales. El autor del presente documento es De la Calle, Londoño & Posada Abogados, DL&P Abogados.

7

Instituto de Salud Ocupacional Finlandés (2008) El Asbesto en el Mundo: Producción, Uso e Incidencia de las Enfermedades Relacionadas con el Asbesto. Recuperado de: http://www.cienciaytrabajo.cl/pdfs/27/pagina%207.pdf 8

Instituto de Salud Ocupacional Finlandés (2008) El Asbesto en el Mundo: Producción, Uso e Incidencia de las Enfermedades Relacionadas con el Asbesto. Recuperado de: http://www.cienciaytrabajo.cl/pdfs/27/pagina%207.pdf

6



Consumo mundial