Page 1

NÚMERO #05. SILENCIO


SUMARIO

05

48

PÁGINA ABIERTA SILENCIOS.

06

CHARLAS EN LA CIMA DANI GARCÍA. LA ILUSIÓN COMO MOTOR.

64

PERSONAJES URBAN ZEMMER. LA LEYENDA.

22

PARALELO 70 ISLA DE BORNEO. NATURALEZA EN PELIGRO.

DESAFÍOS PIPI CARDELL. KARAKÓRUM EN SOLITARIO.

38

TECNO. CÁMARA DE ACCIÓN. TESTIGO DE TUS RECUERDOS.

MENTE HERRAMIENTAS PSICOLÓGICAS CONTRA EL ESTRÉS COMPETITIVO

4

KISSTHEMOUNTAIN

78

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


PÁGINA ABIERTA

SILENCIO

Obsesión, vértigo, sueños, huellas y silencio. Cinco palabras que a mí particularmente me resultan atractivas tanto escritas como leídas. Son los nombres que hemos elegido para los cinco números de la revista Kissthemountain que han sido publicados hasta hoy. El proceso para elegir el nombre de cada uno de los números podría parecer algo complicado y lleno de dudas, pero realmente es todo lo contrario. Sale de manera natural. Es como si cada uno de los cinco o seis artículos que lo componen te sugiriera un nombre común. Y en este número #05, no hemos tenido ninguna duda: silencio. Hay algunas personas a las que no les gusta el silencio. Otras incluso lo temen. Cuando le preguntamos a Pipi Cardell, protagonista de uno de los artículos que componen este número, si allí arriba, a más de cinco mil metros de altitud, en el Karakórum, sola y buscando la cumbre de un pico virgen, se siente miedo a la soledad e incomodidad hacia el silencio, su respuesta nos dio mucho que pensar: “la soledad y el silencio no son el problema, sino la solución”. Os sugerimos que cerréis los ojos y tratéis de poneros en su situación. Tres días alejados del campo base y una tormenta que, tras retenerte un día tras

otro en una pequeña tienda de campaña, cesa inesperadamente. Sales a un exterior blanco por la nieve recién caída y el sol comienza a despedirse del día. Y todo ello rodeado del más maravilloso de los silencios. La gente de Paralelo 70 vuelve de nuevo a estas páginas. Esta vez para contarnos lo vivido en la Isla de Borneo. Tras sacudirnos mientras nos describen la codicia humana que trata de arrasar con un entorno natural majestuoso, por fin llegan unas líneas que consiguen dibujar una sonrisa en nuestras caras. Ya en el Parque Nacional Gunung Mulu, una noche, Fede no puede dormir más y se despierta poco antes de las 05:00 am. “Cuando salí todavía era noche cerrada, los animales dormían y la soledad y el silencio eran absolutos. Mientras avanzaba por la carretera, empecé a distinguir la silueta del bosque recortada contra el cielo que ahora comenzaba a transformarse. Las aves se desperezaban e iniciaban un canto que iba ganando en intensidad y fuerza. El amanecer se mostraba ahora en su momento álgido. Todo el espectro cromático parecía desplegarse sólo para mí. Me sentí afortunado, lleno de ilusión y energía. La selva despertaba y el breve espectáculo terminó tan pronto como había comenzado. Fue un amanecer mágico que siempre recordaré”. Una vez más soledad y silencio. Y de nuevo disfrutados y vividos intensamente. Me gusta imaginar a Urban Zemmer la tarde de antes de disputar un kilómetro vertical. En muchas ocasiones solo, en otras con su perro, sale a reconocer el recorrido por donde tendrá lugar la batalla al día siguiente. Frente al esfuerzo casi agónico, los gritos de los entusiasmados tifosi, el sudor cayendo en el interior de sus ojos, y el ácido láctico dañando sus extremidades del día de la competición, existen la soledad y el silencio de la víspera. Está claro. Este número no podría haberse llamado de otra manera. Silencio. Me gusta.

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

5


FOTOGRAFÍA: FABIO MENINO


LA LEGGENDA

RECORD DEL MONDO DI KV

LA LEYENDA

URBAN ZEMMER

FISIOLOGÍA Y NUTRICIÓN


PERSONAJES

Por Fabio Menino Traducción Vincenzo Fognini

CUANDO ERA HABITUAL DECIR QUE LOS PRIMEROS SUBÍAN EN POCO MÁS DE MEDIA HORA QUANDO ERAVAMO SOLITI DIRE CHE I PRIMI SALIVANO IN POCO PIÙ DI MEZZ’ORA

Para los apasionados de la montaña, ya sean corredores, alpinistas o excursionistas, el desnivel positivo representa siempre algo estrechamente relacionado con su pasión. Precisamente en la montaña, la distancia lineal recorrida carece de un significado importante. Muy a menundo no se tiene en cuenta, ya que lo que realmente importa es la cantidad que se gana en altura.

Per tutti gli appassionati di montagna, corridori, alpinisti o escursionisti che siano, il dislivello positivo rappresenta da sempre qualcosa di strettamente collegato alla loro passione. Proprio in montagna, il più delle volte la distanza lineare non ha addirittura un significato importante, spesso non la si considera e non la si conosce proprio, quello che più conta è quanto realmente si salga in altezza.

De joven, una vez pregunté cuánto quedaba para llegar a la cima. La respuesta se me dio en metros de desnivel. Es ahora, en base a la experiencia adquirida con los años, cuando cien, mil o más metros, adquieren un significado preciso para mí, que depende de mi estado de ánimo, de mi forma física o del entusiasmo.

Da giovane, quando chiedevo quanto ci volesse ancora per arrivare in vetta, mi veniva data una risposta in termini di metri di dislivello mancanti. Ecco allora che, in base all’esperienza acquisita sul campo, quei 100, 1.000 o più metri di dislivello positivo assumevano un significato preciso in base al mio stato d’animo, d’allenamento o d’entusiasmo.

Y dado que por algún extraño motivo, solemos referenciar siempre en base a números redondos, donde por ejemplo, una montaña de 4.000 metros siempre tiene más importancia que una de 3.900, la cifra exacta de los 1.000 metros de desnivel positivo es clave, muy representativa y algo sobre lo que basar el razonamiento.

E visto che per qualche strano motivo i nostri riferimenti sono quasi sempre i numeri tondi, dove, per esempio, una montagna alta 4.000 metri sembra avere più importanza di una di 3.900 metri, i 1.000 metri di dislivello positivo rappresentano da sempre un punto fermo, un qualcosa su cui basare i ragionamenti.

Quien más y quien menos en montaña suele asociar a la distancia, el tiempo que tarda en recorrerla. En grandes líneas, cuando alguien me informaba del desnivel restante hasta la cima, solía asociar el mismo a un tiempo estimado para cubrirlo. En mi cabeza, siempre en base a la experiencia pasada, tenía mi propia referencia temporal para una ascensión. Por lo general, la referencia que usaba era la que tardaba en ascender 1.000 metros de desnivel positivo. Esta

Chi più o chi meno, inoltre, è anche solito accostare l’unità metrica al relativo tempo di percorrenza, ovvero, al tempo di ascesa verticale. A grandi linee, quando mi veniva riportato il dislivello mancante alla vetta, anch’io cercavo di associare quella distanza verticale al presunto tempo di percorrenza. Nella mia testa, infatti, sempre in base alle esperienze passate, avevo il mio personale parametro di tempo di ascesa. Solitamente, il mio riferimento era proprio il tempo che ero solito impiegare per percorrere 1.000

8

KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


FOTOGRAFÍA: FABIO MENINO

referencia siempre tenía en cuenta la dificultad técnica y otros factores que, por otra parte, me proporcionaban un ejercicio mental que, a menudo, me ayudaba a desviar la atención de la fatiga que en ese momento sufría.

metri di dislivello positivo. Lo stesso, poi, in base alle difficoltà tecniche, lo proporzionavo agli effettivi metri mancanti, un esercizio mentale che, oltretutto, mi aiutava spesso a distogliere l’attenzione dalla fatica del momento.

Hasta ayer por la mañana, en las extrañas ocasiones en las que me acordaba de tomar nota del tiempo empleado en una salida o carrera, mi pensamiento inevitablemente se dirigía a realizar una comparación con el tiempo empleado por los mejores especialistas en ascensiones verticales. Hasta ayer por la mañana, con cierto complejo, comparaba mi actuación con la escasa media hora que los mejores especialistas del mundo empleaban en salvar los 1.000 metros de desnivel positivo. Y ya por último, comparaba mi actuación con la hora que empleaban en cubrir 2.000 metros de desnivel positivo los mejores atletas.

Fino a ieri mattina, le rarissime volte in cui ho mi sono ricordato di prendere nota del tempo impiegato durante una gita o una corsa, il mio pensiero ricadeva poi inevitabilmente sul raffronto con gli specialisti delle corse in salita. Fino a ieri mattina, in modo sbrigativo, accostavo la mia performance a quella quasi mezz’ora che i migliori atleti al mondo impiegavano per salire 1.000 metri di dislivello positivo. Fino a ieri mattina, infine, accostavo anche la mia stessa performance ai quasi 2.000 metri di dislivello positivo in un ora quale velocità di ascesa verticale degli stessi atleti di prima.

Ayer por la mañana, sin embargo, algo cambió. En Suiza, tuvó lugar la 14ª edición del Kilómetro Vertical de Fully, una carrera especial en la que en tan solo 1,6 kilómetros lineales se salvan 1.000 metros exactos de desnivel positivo. Esto la convierte en una de

Da ieri mattina, invece, qualcosa è cambiato. In Svizzera, si è svolta la 14° edizione del Vertical Kilometer di Fully, una gara particolare che, con i suoi 1,6 km di sviluppo lineare per 1.000 metri di dislivello positivo esatti, rappresenta una delle prove

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

9


PERSONAJES

29:42

las pruebas más rápidas del panorama internacional. A esta característica, hay que unir el hecho de que tiene lugar a una cuota de altitud relativamente baja, y que todo su recorrido está acompañado por las antiguas traviesas de una vía. Todo esto la convierten en la prueba de este tipo más veloz del mundo. De hecho, en este recorrido se fijaron en el año 2012, los primeros records tanto masculino como femenino: 30’26’’ para el italiano Urban Zemmer y 36’48’’ para la francesa Christel Dewalle.

più ripide nel panorama internazionale. Questa caratteristica, forse unita al fatto che si svolge a una quota relativamente bassa e che il suo percorso è interamente accompagnato da una vecchia rotaia i cui traversini aiutano la spinta, la rende anche la prova più veloce al mondo. Ed è proprio lungo questo percorso che nel 2012 sono stati fissati i primati mondiali al maschile e al femminile; 30’26’’ per l’italiano Urban Zemmer e 36’48’’ per la francese Christel Dewalle.

Ayer por la mañana, el Kilómetro Vertical de Fully parecía estar destinado a escribir de nuevo una gran jornada para el cronómetro. En hombres, el italiano Nicola Golinelli paraba el crono en unos fantásticos 30’25’’, que suponían un nuevo récord del mundo. Marco Moletto también bajaba de 31’, estableciendo su marca personal. Además, por el lado de las féminas, Dewalle dejaba su propio récord en 34’44’’. En pocas palabras, una vez más, Fully proponía algo “inaccesible” para los más “humanos” apasionados de la montaña y del desnivel.

Leri mattina, quella di Fully, sembrava essere destinata a diventare un’altra grande giornata di importanti prestazioni cronometriche. Tra gli uomini, l’italiano Nicola Golinelli si avvicinava alla mezz’ora di percorrenza con un fantastico 30’25’’ che rappresentava il nuovo record del mondo, Marco Moletto scendeva sotto i 31’ stabilendo il suo primato personale e, addirittura, la stessa Dewalle stravolgeva il record femminile in 34’44’’. In poche parole, ancora una volta, Fully stava proponendo qualcosa d’inavvicinabile per qualsiasi normale appassionato di montagna e di dislivello.

Pero entonces, como en ediciones anteriores, la prueba se preparaba para recibir a Urban Zemmer, y la palabra “inaccesible” se convertía en algo relamente complejo. Su eje perfecto, hecho de cabeza, brazos y piernas, no sólo sacudió los viejos rieles de Fully, sino que incluso escribió una nueva página en la historia de esta especialidad del Skyrunning y del subir por la montaña. Su tiempo final de 29’42’’, de hecho, ha cambiado inmediatamente aquella forma de pensar de muchos aficionados a la montaña. Desde ayer por la mañana, la máxima de que los atletas más experimentados salvan 1.000 metros de desnivel en poco más de media hora, se ha quedado corta y obsoleta.

Poi, però, come nelle ultime edizioni, ha preso il via alla prova anche Urban Zemmer e l’inavvicinabile ha assunto una dimensione ancora più complessa. Le sue spinte fatte di testa, braccia e gambe, non solo hanno fatto tremare per l’ennesima volta le vecchie rotaie di Fully ma, addirittura, hanno scritto una nuova pagina nella storia di questa specialità dello skyrunning e del salire per le montagne. Il suo tempo finale di 29’42’’, di fatto, ha immediatamente cambiato il modo di pensare di molti appassionati di montagna, me compreso per primo. Da ieri mattina, infatti, dire che i primi atleti al mondo salgono in poco più di mezz’ora 1.000 metri di dislivello positivo, è qualcosa che è diventato di colpo riduttivo.

Pero es que a decir verdad, ni siquiera se puede decir que los mejores especialistas del mundo lo hacen en menos de media hora, porque realmente sólo hay un atleta que lo ha conseguido. Para ser precisos, habría que referirse a sólo un

A dirla tutta, non si potrà neanche dire che i primi atleti al mondo salgono in poco meno di mezz’ora perché, di fatto, solo un atleta c’è riuscito. Bisognerà avere l’accortezza di essere più precisi, di fare riferimento a un solo nome e a un solo cognome. Al

10 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


FOTOGRAFÍA: FABIO MENINO

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

11


12

KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


FOTOGRAFÍA: FABIO MENINO

FOTOGRAFÍA: FABIO MENINO

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

13


PERSONAJES

nombre y un apellido: Urban Zemmer, el único capaz de salvar un desnivel de 1.000 metros en menos de media hora, o si se prefiere, el único capaz de superar la velocidad de 2.000 metros de desnivel positivo a la hora.

termine di una gita, lodando o commiserando la propria performance, bisognerà pensare che Urban Zemmer sale 1.000 metri di dislivello positivo in meno di mezz’ora o, se si preferisce, con una velocità superiore ai 2.000 metri di dislivello positivo all’ora.

Y en este contexto, poco importa tratar de razonar el valor en términos absolutos de los 29’44’’ de Urban Zemmer alcanzados en una cuota que no supera los 1.500 metros, comparándolos con el registro de 32’43’’ de Kilian Jornet logrados en un vertical con llegada por encima de los 2.000 metros, o con el de Marco de Gasperi de 34’51’’, en un kilómetro vertical que llega a la cota 3.000. Siempre en este contexto, poco importan las consideraciones sobre la tipología del terreno o sobre la dificultad técnica.

E in questo contesto, poco importa cercare di ragionare se in termini assoluti hanno più valore i 29’44’’ di Zemmer in un Vertical che arriva solo a 1.500 metri di quota rispetto ai 32’43’’ fatti registrare da Kilian Jornet in un vertical con arrivo sopra i 2.000 metri o ai 34’51’’ fatti registrare da Marco De Gasperi in uno con arrivo a circa 3.000 metri. Sempre in questo contesto, poco importa inoltrarsi su considerazioni inerenti alla tipologia del terreno o alle difficoltà tecniche.

Poco importa. El nuevo punto de referencia temporal será el marcado por Urban Zemmer. Puede que alguien no experto en este tipo de deporte, se cuestione quién es Urban Zemmer. La respuesta, obviamente, puede ser muy variada en base a cuánto se le conozca o a los éxitos logrados en su carrera deportiva. Algunos dirán que es sólo un agricultor, un hombre de montaña tímido no inclinado a la autocomplacencia, o un atleta enormemente dotado no sólo fisica, sino también mentalmente.

Poco importa perché, a livello mentale, il nuovo riferimento sarà solo quello di Urban Zemmer. Può essere che qualcuno non particolarmente esperto di questioni sportive a quel punto domandi chi sia Urban Zemmer. Le risposte, ovviamente, potranno essere molteplici in base a quanto o meno lo si conosca, in base a quanto o meno si sia seguita la sua carriera. Qualcuno racconterà anche che è un contadino, un uomo di montagna schivo e non incline alle autocelebrazioni, che è un atleta non solo dotato fisicamente ma anche molto determinato mentalmente

Mi respuesta, ya está grabada en mi mente. Urban Zemmer es un hombre que, como rara vez ocurre en el deporte, ha tenido la suerte de dedicarse a la actividad perfecta para las cualidades físicas y mentales que le ha otorgado la naturaleza. La actividad perfecta que, de hecho, transforma a un atleta en un campeón, a un hombre en una leyenda.

La mia risposta, invece, è già scolpita nella mia mente; Urban Zemmer è un uomo che, come raramente capita nello sport, ha avuto la fortuna di dedicarsi all’attività perfetta per le qualità fisiche e mentali che madre natura gli ha donato. L’attività perfetta che, di fatto, trasforma l’atleta in un campione, l’uomo in una leggenda.

En este punto, y como apunte final, me gustaría agregar que el nuevo récord de kilómetro vertical ha sido establecido por Urban Zemmer a los 44 años de edad. Pero esto, bien mirado, es un detalle sin importancia ya que los campeones y las leyendas no tienen edad, así como sus logros y éxitos escapan de cualquier tipo de referencia temporal.

A quel punto, giusto come chiosa finale, aggiungerò anche che quel nuovo riferimento sul verticale, Urban Zemmer l’ha stabilito a 44 anni. Ma questo, a ben vedere, sarà un dettaglio perché i campioni e le leggende non hanno età, loro stessi e le loro imprese escono da qualsiasi riferimento di tipo temporale.

14

KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


REVISTA REVISTADE DETRAIL TRAILRUNNING RUNNINGYYMONTAÑA MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN KISSTHEMOUNTAIN 15 15

FOTOGRAFÍA: FABIO MENINO


PERSONAJES

LAS TRES CARAS DEL TALENTO LE TRE FACCE DEL TALENTO

Creo que nunca olvidaré aquella calurosa tarde de verano. No sólo supuso una agradable estancia en la montaña, sino que, y mucho más importante, una gran enseñanza.

Quel caldo pomeriggio estivo, penso che non lo scorderò mai. Non solo ha rappresentato un piacevole momento trascorso tra i monti ma, cosa ancora più importante, mi ha insegnato molto.

A lo lejos, observo a Astrid mientras se inclina sobre la cresta para buscar la silueta de Urban. No ha transcurrido aún ni media hora desde que salió de Santa Carterina Valfurva, y en pocos minutos debería asomar por la útima hondonada que conduce a la llegada.

In lontananza osservo Astrid mentre si sporge dalla cresta in cerca della sagoma di Urban. E’ ormai trascorsa quasi mezz’ora da quando è partito da Santa Caterina Valfurva e, quindi, tra qualche minuto dovrebbe sbucare dal ripido canalino finale che conduce all’arrivo.

Pero hoy no es el día de la carrera, sino la tarde de antes. Urban, siguiendo su costumbre, ha querido reconocer el recorrido. Astrid me dice que él es así, que ser profesional y meticuloso es su forma de vida.

Ma oggi non è il giorno della gara, è solo la vigilia. Urban, come suo consueto, ha voluto provare il percorso. Astrid dice che lui è fatto così, che l’essere professionale e meticoloso è una sua prerogativa di vita.

No distingo a ningún otro atleta a lo lejos en la ladera de esta montaña. Urban es el único. Mientras espero, trato de pensar en las palabras de Astrid en busca de las claves que me lleven a comprender el talento de su compañero.

Non vedo altri atleti lungo il pendio della montagna, Urban è l’unico che ha optato per questa scelta.Nell’attesa, ripenso alle parole di Astrid cercando di trovare una giusta chiave di lettura che mi consenta di avvicinarmi alla comprensione del talento del suo compagno.

A los 45 años cumplidos, y teniendo en cuenta su espectacular palmarés deportivo, Urban ya debería haber abandonado la competición de alto nivel. Y sin embargo, no sólo continúa corriendo, sino que cuando se trata de hacerlo en vertical, lo hace más rápido que cualquier otro atleta.

A 45 anni compiuti, a maggior ragione con lo strepitoso palmares sportivo che porta con se, in base alle consuetudini della vita normale, Urban avrebbe già dovuto smettere di cimentarsi nelle competizioni di alto livello. E invece, non solo continua a correre ma, quando si tratta di farlo in salita, lo fa ancora più velocemente di qualsiasi altro atleta.

Pienso que el talento, en la propia acepción del término, es una de las caracterísiticas intrínsecas a la definición de campeón. Para Urban Zemmer, sin embargo, esto no es suficiente. Es necesario entrar más en profundidad en el significado del término y analizar otras posibles facetas.

Penso che il talento, nella sua accezione del termine, sia una delle prerogative fondamentali per circoscrivere la definizione di campione. Per Urban Zemmer, però, questo non basta, è necessario entrare in profondità del significato del termine e contemplarne tutte le sfaccettature possibili.

Por lo general, el talento se identifica con tener un cuerpo atlético y unas destrezas físicas ex-

Solitamente, il talento è identificato nella predisposizione ad esternare un gesto atletico redditizio e nelle

16 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


traordinariamente distintas. Pero esto es sólo una de las caras del talento y, aún siendo importante, no es suficiente para explicar como un hombre de 45 años puede competir en igualdad de condiciones con otros mucho más jóvenes que él.

doti fisiche proprie dell’atleta. Ma questa è solo una delle tante facce del talento e, sebbene importante, da sola non è sufficiente a spiegare come un uomo di 45 anni possa competere con atleti di valore assoluto molto più giovani di lui.

En el caso de Urban, es necesario hablar también de talento como la capacidad de programarse, perseverar y encontrar la motivación precisa para cualquier situación.

Per Urban, direi che è necessario parlare anche di talento inteso come la capacità di programmarsi e preservarsi e di trovare la giusta motivazione in qualsiasi situazione.

Entre todos los atletas de alto nivel, Urban es el único que desde siempre, sólo ha competido en la modalidad de kilómetro vertical. De hecho, es el único especialista de esta disciplina. Nunca cayó en la tentación de buscar una inútil popularidad en pruebas más famosas como las skyraces. Y esto, lo considero un talento en sí, especialmente con el ritmo frenético de nuestra sociedad, que considera el hacer más y más como un status vivendi. Creer en algo y concentrar todas las fuerzas en ello, sin distracciones inútiles, me parece algo admirable y con auténtica visión de futuro.

Di tutti gli atleti di alto livello, Urban è l’unico che si è sempre e solo cimentato nel Vertical Kilometer. Di fatto, è l’unico specialista della disciplina. Specie in passato, non è mai caduto nella futile ricerca di popolarità cimentandosi in discipline più popolari come le SkyRace. E questo, io lo considero un talento perché, specie nella frenesia della nostra società dove la ricerca spasmodica del fare sempre di più può essere ormai considerato come uno status vivendi, credere in qualcosa e concentrare tutte le proprie forze su questo, senza distrazioni inutili, mi sembra qualcosa di addirittura lungimirante.

Para comprender el talento como motivación, sin embargo, me sobran las palabras y me basta con observar lo que está sucediendo esta calurosa tarde sobre las montañas de Santa Caterina Valfurva.

Per il talento legato alla motivazione, invece, servono poche parole e mi basta osservare quanto stia accadendo in questo caldo pomeriggio estivo sulle montagne di Santa Caterina Valfurva.

Es por eso por lo que siento que hoy he aprendido mucho de Urban, porque su faceta de atleta es algo que va más alla del aspecto deportivo y que debería ser tenido como referencia en la vida diaria, y especialmente por todas las personas normales como yo.

Ecco perché sento che oggi ho imparato molto da Urban, perché il suo essere di atleta è qualcosa che va oltre il solo aspetto sportivo e che merita di essere preso come riferimento nella vita di tutti i giorni, in particolare da tutte le persone normali come me.

Ya lo veo llegar con su querido perro. Se detiene para contemplar en silencio durante algunos minutos la montaña que le rodea. Nunca antes como en este momento, tengo la certeza de que mañana dará todo para conquistar su enésima victoria.

Finalmente lo vedo arrivare con il suo amato cane. Raggiunge la cima e si ferma per qualche minuto a contemplare in silenzio le montagne circostanti. Mai come in questo momento, cullo in me la certezza che domani darà tutto se stesso per conquistare la sua ennesima vittoria in carriera.

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

17


18 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


FOTOGRAFÍA: FABIO MENINO

FOTOGRAFÍA: FABIO MENINO

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

19


FOTOGRAFÍA: FABIO MENINO

20 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

21


PIPI CARDELL

KARAKÓRUM EN SOLITARIO S U O N G P O S PA N G N I L A G Ó


FOTOGRAFÍA: PIPI CARDELL


DESAFÍOS

Por Kuanoi

e preguntabas antes si no me causaba inquietud la soledad a cinco mil metros de altitud esperando a que pasaran las horas y te decía que no. Todo es tan relativo. ¿Sabes dónde me sentí sola de verdad? Cuando enfermé de vuelta del Karakórum en Islamabad, y ya sin las medicinas que les dejé a las gentes de la pequeña aldea de Arandu, me vi en una cama de un hospital rodeada de enfermos y de sanitarios totalmente extraños para mí. Me sentí sola en la civilización”. En una cafetería de la estación de esquí de Sierra Nevada, residencia habitual de Pipi Cardell, nos cuenta que arriba, en las montañas, sin más compañía que las de la noche, la lluvia, la nieve y el escaso material transportado hasta el campo intermedio improvisado para tratar de hacer cumbre con el despertar del día, no se siente para nada sola. De hecho, disfruta tanto de esos momentos,

24 KISSTHEMOUNTAIN

que se convierten en uno de los motores que le llevaron hace poco a intentar en solitario la cima de un pico virgen que superaba los 6.000 metros sobre el nivel del mar. “Me gusta hacer montaña sola. Me gusta lo que siento cuando estoy allí arriba sin compañía. Iba buscando esa soledad. La soledad y el silencio no son un problema, sino todo lo contrario, son la solución”. En julio de 2015, tras un largo tiempo preparando este viaje, y sin intermediarios, sólo con la ayuda de Zahid, un pakistaní de confianza al que conoció años atrás en otra expedición al Spantik (7.027 m), y de varios planos satelitales, Pipi llega a la aldea de Arandu tras un viaje en coche de más de 20 horas por una de las carreteras más altas y peligrosas del mundo. Ha estudiado con detalle estas imágenes, pero como ella misma nos remarca con brillo en los ojos, la realidad es muy diferente. Estos planos no recogen ni

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


FOTOGRAFÍA: PIPI CARDELL

la lejanía ni lo escarpado de las aristas que conducen a la cima de su objetivo. Pero, ¿cuál es realmente su objetivo? ¿Hacer una cumbre de un pico virgen en solitario? Eso es sólo una parte. Los verdaderos protagonistas de este viaje son la aventura, la exploración y sobre todo, y esto es algo que no he consultado con Pipi aunque creo no equivocarme mucho, los sentimientos. Porque a Pipi Cardell le gusta lo que siente en la montaña cuando está sola. Se gusta a sí

misma. Le gustan sus reacciones ante situaciones en las que otras personas perderían, o estarían a punto de hacerlo, el control. “La montaña te hace conocerte mucho y a mí me gusta lo que encuentro dentro de mí cuando estoy en una situación complicada. Me gusta cómo reacciono. No es que busque intencionadamente ese límite, pero sé que no me suele entrar pánico, y si me sorprende en un primer momento, me suelo tranquilizar rápido. No tengo miedo a per-

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

25


DESAFÍOS

26 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


FOTOGRAFÍA: PIPI CARDELL

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

27


der el control. Confío en los pocos medios que tengo allí arriba sola, confío en la intuición y confío en mi misma”. Tras dos días internándose en el valle donde establecería el campo base, no tiene mucho tiempo que perder y enseguida se propone ascender un primer pico de más de 5.000 metros con un doble objetivo: la aclimatación y el estudio del posible acceso al pico de 6.000 metros que ha venido a hacer. El calor es muy fuerte. Tanto que, unido a la

28 KISSTHEMOUNTAIN

gran longitud de la arista que conduce a la cima, obliga a Pipi a instalar un campo intermedio desde donde lanzar el ataque a la cima. Pero es sorprendida por una gran tormenta que le retiene dos días dentro de su pequeña e incómoda tienda a la espera de recibir buenas noticias climatológicas en su teléfono. Al no tener medios suficientes para contratar la previsión meteorológica, son una hermana, un amigo y una tía, las que envían mensajes de diferentes páginas web tal y como se acordó antes de abandonar Espa-

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


DESAFÍOS

FOTOGRAFÍA: PIPI CARDELL

ña. La información que llega es contradictoria y no le queda más remedio que recurrir a la intuición que se alimenta del desarrollo de los sentidos. Pipi debe abandonar este intento y descender de nuevo al campo base en busca de alimentos y de gas. Una vez allí, y a pesar de que un día más amanece con mal tiempo, recibe información esperanzadora en su teléfono, y de nuevo se lanza hacia arriba. Al llegar al campo intermedio, está a punto de

proseguir su ascenso esa misma tarde sin esperar a la mañana siguiente. Afortunadamente no lo hace y decide pasar una noche más de mal tiempo en la pequeña tienda. A las 3:45 a.m. sale al exterior. Es el día. Es su día. “Hoy aunque no llueve, el cielo está encapotado, un poco como mi cabeza. Las dudas van y vienen en forma de nubes o de pedazos de cielo azul. Comienzo a subir con la mirada puesta en el siguiente punto en el

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN 29


DESAFÍOS

que fijo mi rumbo entre bloques de piedras sueltas y nieve. La mente siempre se adelanta a mis pasos pensando en lo que habrá detrás. Intuyo un collado surcado por depresiones de hielo. Al menos las altas temperaturas son generosas conmigo dejando las grietas al descubierto. El collado baja como para coger fuerza y se eleva unos 200 metros de 35 grados de inclinación. Me tomo mi tiempo antes de subir. Intento sopesar cuál será la mejor opción para alcanzar la cima, un hongo somital precedido de una línea de

30 KISSTHEMOUNTAIN

fractura. Es como si una ola de espuma se hubiera congelado justo antes de romper. Guiándome por el tacto bajo la hoja de mis piolets y las puntas de mis crampones, voy buscando las mejores condiciones. La temperatura es excesivamente alta” Grandeza. Sentimientos. Temor. Respeto. Belleza. Emoción. 5.470 metros. CUMBRE. “Mi cabeza está en la bajada desde que he pisado la cumbre. Con sumo cuidado vuelvo

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


PLAY VIDEO

FOTOGRAFÍA: PIPI CARDELL

tras mis pasos hasta la zona de roca en la que por fin sonrío nerviosa entre lágrimas, capaz de exteriorizar lo que ha supuesto para mí alcanzar esa cima virgen en solitario” Ocho horas después de abandonar el campo intermedio, el GPS lleva de nuevo a Pipi hacia lo que fue su hogar la última noche. Está cansada y tiene sed. No ha bebido más de un litro de agua desde que de madrugada salió de la tienda para encontrarse con su destino. Aun así, decide seguir bajando hacia el Campo

Base. Son tres horas más y una decisión que casi paga muy cara. Al atravesar el glaciar, que le lleva de vuelta a la compañía de Zahid y Alí, el cocinero, sufre una grave deshidratación. Está mareada y muy débil, tanto que el peso de la mochila le tira al suelo y sufre heridas en la rodilla y en la mano. Zahid y Alí llegan a su rescate. Le han visto bajar y han salido a buscarle preocupados por su tardanza. “Me preocupo sólo cuando no soy dueña de mis reacciones corporales. Me da miedo

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

31


32 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


DESAFÍOS

FOTOGRAFÍA: PIPI CARDELL

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

33


FOTOGRAFÍA: PIPI CARDELL

marearme, perder el conocimiento… El mal tiempo o la soledad no me causan la misma inquietud”. La ascensión al pico de 5.000 metros prevista para un par de días, le ha llevado unas dos semanas. Tras descansar un solo día en el Campo Base, Pipi se lanza a la exploración del pico de 6.000 metros. Es consciente de lo remotas de sus posibilidades. Está lejos y tiene poco tiempo. En un día interminable en el que suma muchos metros de desnivel, y el

34 KISSTHEMOUNTAIN

hielo, las grietas y la nieve pesada le ponen en peligro en numerosas ocasiones, se da cuenta de que la ruta inspeccionada no va a valer para intentar aproximarse más al 6.000. Pero este día ha servido para algo. Desde una afilada arista, cree ver una posible ruta de acceso al final del glaciar. Al día siguiente, de nuevo desde el Campo Base se dirige hacia allí. Hace una primera noche al final del glaciar. Al día siguiente recoge la tienda y sube hasta el límite de la nieve donde instala un nuevo campo intermedio a unos 5.000 metros. Esa noche es

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


DESAFÍOS

me empeñado en ir al Karakórum a pesar de las insistencias para que no viniera sola”. “El paso de los días, las noches, las horas y cada minuto inmersa en un escenario casi irreal de grietas, seracs, montañas que se elevan y pierden en la inmensidad de un paisaje que parece no tener fin, me lleva a encontrar el porqué de querer estar aquí más que en cualquier otro lugar. La soledad tiene la capacidad de mostrarnos la verdadera plenitud de todo lo que nos rodea”.

mala. Viento, lluvia, nieve y frío, mucho frío. “Al despertar a la mañana siguiente, pillé bien la nieve y pude llegar al final de una arista preciosa. Vi que en el collado había dos torres de roca insalvable. Ya no me acercaría más a la preciosa montaña que me había llevado hasta allí. Pero no me sentí triste. Pude saludarla. Además me había costado tanto… Había vivido la aventura, había pasado varios días con la tienda para arriba y para abajo. Me sentía feliz de haber-

Pipi se trae miles de recuerdos de los días vividos en Pakistán. La laguna, el verdor y la belleza del valle donde instala el campo base en contraste con el paisaje de glaciar que se esperaba; su relación con los pastores de yaks que encontró en este valle con los que se picaba a tirar piedras en el agua, y con quienes compartía alimentos en los días de mal tiempo en los que no podía ascender; el vocabulario y las frases aprendidas en su idioma, el baltí; la explanada de hierba y flores a más de 4.000 metro que le sorprendió tras superar una dura rampa de piedra; las huellas del leopardo de las nieves; la noche mágica en la arista que conducía al pico de 6.000 metros que no le permitía dormir por temor a perderse algún detalle; los niños y niñas de la aldea de Arandu. ¿Saben a lo único que teme Pipi Cardell? A olvidar todo lo vivido en esos días de julio.

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

35


FOTOGRAFÍA: PIPI CARDELL

36 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


HERRAMIENTAS PSICOLÓGICAS

PA R A V E N C E R E L

ESTRÉS COMPETITIVO


Inma Garrido es psicóloga especializada en el alpinismo y la escalada y ejerce como tal en el Centro Andaluz de Entrenamiento de Escalada (CAEE) o en el programa de investigación multidisciplinar e internacional C-HIPPER, llevado a cabo por las universidades de Gloucesterhire, Derby y Cádiz. Pero sobre todo es montaña. Fue miembro del Equipo Nacional Femenino de Alpinismo entre 2012 y 2014. Lleva más de 20 años realizando actividad física en este entorno: carreras de resistencia, trail, esquí de travesía, alpinismo, escalada en prácticamente todas sus variantes (deportiva, clásica, hielo), etc. Ha ascendido montañas en Nepal de ocho mil metros como el Manaslu, y otras más técnicas de menor altura. Ha escalado rutas de hasta 5º grado en hielo en diferentes países como Noruega, Austria, Italia, Suiza o Francia. También vías de autoprotección de hasta 7a en Argentina, Chile, Alpes, Ecuador o Marruecos. ¿Las preferencias de esta deportista de alto rendimiento con reconocimiento de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) y del Consejo Superior de Deportes (CSD)? Aquellos retos que aúnan resistencia y gestión del miedo y del riesgo.

FOTOGRAFÍA: ARCHIVO KTHEM

45


MENTE

“Una vez que las habilidades físicas están desarrolladas, la diferencia entre ganar o perder es un 99% psicológica”. Mark Spitz. 7 medallas de oro en Natación. Juegos Olímpicos de Múnich de 1972.

Por Inma Garrido

40 KISSTHEMOUNTAIN

uestra atención es selectiva: amplifica o filtra la información que le llega del mundo exterior conforme a nuestros propios propósitos y deseos, creando hipótesis del mundo que, junto a las memorias que retenemos en nuestro interior, guían y manipulan la información sensorial para crear nuestra realidad particular. El proceso atencional afecta significativamente al rendimiento alterando aspectos como el estado de alerta, la recepción y asimilación de la información, el análisis de datos, la toma de decisiones, la actuación en el tiempo que se necesite o la precisión en nuestra actuación. Es por ello, que se hace necesario el desarrollo de habilidades psicológicas que ayuden al deportista a autorregular los estados psicológicos, desarrollar y/o mejorar competencias que pueden influir positiva o negativamente en su rendimiento.

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


El deporte de competición exige que los deportistas rindan al máximo de sus posibilidades cuando compiten, y éstas pueden ampliarse mediante el entrenamiento deportivo. Generalmente, cuando pensamos en entrenamiento, se nos vienen a la cabeza algunos conceptos como número de series, repeticiones, intensidad, volumen, fuerza máxima, supercompensación, resistencia, velocidad, etc. Otro aspecto que tratamos de cuidar los deportistas dentro del entrenamiento es la alimentación, mediante la elección de una dieta o estrategia nutricional que permita sacar el máximo rendimiento a nuestro cuerpo, planificando correctamente los menús previos a la carrera, o cubriendo cuidadosamente las necesidades energéticas que se generan a lo largo del recorrido. Otro componente que se integra dentro de las planificaciones es el descanso, que aumenta el rendimiento,

previene lesiones o evita el sobre entrenamiento. En general, en el alto rendimiento, estos complejos planes de entrenamiento desarrollan habilidades emparentadas con la extraordinaria destreza física de los atletas, planteando un sistema de entrenamiento basado únicamente en nuestro cuerpo. Sin embargo, ¿qué sucede con nuestra mente?, ¿quién se plantea una tabla de planificación donde se entrenen aspectos cognitivos como la motivación, la atención, el control mental o la autoconfianza, entre otros? Entre los deportistas de alto nivel, las diferencias físicas son muy pequeñas, de modo que lo que permite distinguir entre un puesto u otro dentro del podio, son determinadas habilidades mentales que en muy pocos casos se han entrenado y que normalmente se dejan a la suerte de un desarrollo natural. En mi trabajo como psicóloga deportiva, es curioso ver cómo algunos deportistas con una amplia experiencia, obtienen resultados en pruebas de esfuerzo muy superiores a los que logran habitualmente en su ejecución deportiva. Esto hace pensar que hay un componente que no es físico y que aún está por desarrollar. En el caso de las carreras de montaña, los corredores que participan en estas competiciones no sólo tienen que ser rápidos, sino que también deben demostrar una enorme capacidad de resistencia. En España, según la FEDME, la distancia mínima para que un circuito sea considerado competición oficial es de 21 kilómetros, con un desnivel mínimo acumulado en subida de 1.000 metros. El recorrido de las competiciones será siempre por pistas y caminos no asfaltados, senderos, barrancos, etc., no pudiendo ser superior al 50% la pista transitable para vehículos. Para la International Trail Running Association (ITRA), el recorrido mínimo es de 42 km y con un máximo de camino pavimentado o asfaltado del 20% del recorrido. Atendiendo a esta definición, queda patente la necesidad de una planificación física, técnica y táctica del entrenamiento para las carreras por la montaña. No obstante, a esta

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

41


exigente disciplina habría que añadirle las demandas mentales asociadas no sólo a la competición, sino al terreno, a la climatología y a las largas distancias. Es de suponer que la exposición al estrés y la gestión del riesgo de un corredor de montaña durante una carrera de 40 kilómetros o más, será mucho mayor que la gestión que tendría que realizar un corredor de maratones urbanas, ya que al mayor tiempo sometido a presión, hay que sumar la dificultad del terreno. Es decir, al tratarse de un deporte de resistencia por montaña, no sólo entran en juego los factores psicológicos previos a la competición comunes a todas las disciplinas deportivas, como por ejemplo, la ansiedad precompetitiva. En este caso, el deportista está expuesto durante más tiempo a aquellos estresores que aparecen y se desarrollan durante la competición. De esta forma, los corredores han de pasar por muchas situaciones que pueden resultar amenazadoras. Entre estas encontramos: el ritmo elevado de la carrera, los dolores corporales (en piernas, brazos, estómago, etc.), la fatiga, las sensaciones de ahogo, las críticas del entrenador o de los compañeros, la presión de las redes sociales y de los patrocinadores, el miedo al fracaso, etc. La percepción de estas situaciones como amenazantes produce efectos negativos sobre el rendimiento si no se dispone de los recursos para afrontarlas adecuadamente. Conocer cómo funciona la mente, identificar los factores estresantes y saber cómo es nuestra percepción de esas amenazas, nos ayudará a equilibrar las reacciones que se producen en nuestro cuerpo. ¿Cómo funciona el cerebro del corredor de montaña? Es muy complicado resumir el funcionamiento de nuestro cerebro y de todos aquellos procesos mentales que intervienen en los deportistas, ya que se trata de un órgano extremadamente complejo del que si bien es cierto que se ha avanzado bastante en los últimos 10 años en el ámbito de la investiga-

42 KISSTHEMOUNTAIN

ción, aún hoy día se desconoce su completo funcionamiento. Aunque una gran parte de nuestros procesos mentales se producen de manera inconsciente, los humanos poseemos la capacidad de metacognición, es decir, la aptitud para supervisar y controlar nuestra propia mente y nuestra conducta. Este aspecto es fundamental en el ámbito competitivo del deporte donde cada movimiento o comportamiento puede ser decisivo. De esta forma, cuanto mejor sea nuestra capacidad de metacognición, más eficaz será el control de nuestras reacciones ante situaciones estresantes. Durante la carrera y el entrenamiento, nuestro cerebro escanea de forma inconsciente los estímulos derivados del ejercicio, del terreno, así como de todos aquellos factores que puedan influir en nuestra ejecución. En base a esa información, establece cuáles son los límites del organismo en ese momento. Con el entrenamiento, el cuerpo va desarrollando adaptaciones fisiológicas que incrementan ese límite. Con ello el cerebro tiene que recalcular esos límites, debido a que tiene nuevos parámetros y por tanto las expectativas de resultados se modifican. El cerebro calcula que un corredor puede hacer más distancia, y a más velocidad. Este pensamiento (inconsciente) deriva en un pensamiento consciente, y que se manifiesta en la creencia de que se puede correr a más velocidad y mejorar una marca. Sin embargo, nuestro cerebro también actúa como un simulador. Puede simular o disimular cosas. Por ejemplo, si sufres una caída durante la carrera pero ésta es muy importante y estás en una buena posición, no sientes dolor. El dolor se interrumpe. El cerebro lo provoca. Una de las claves de estos procesos es nuestra atención. Como todos sabemos, a través de nuestros ojos llega la información visual a nuestro cerebro. Pero mirar no significa ver. Sólo percibimos conscientemente aquello a lo que le prestamos atención. Así, nuestro foco de atención está continuamente moviéndose hacia aquellos estímulos o situaciones que consideramos de relevancia. Dependiendo de donde centremos nues-

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


MENTE

FOTOGRAFÍA: PHOTOSKULL

tro foco de atención, se desarrollarán unas u otras reacciones químicas, emocionales, cognitivas y conductuales. En el ejemplo anterior, nuestro foco de atención no se ha centrado en el daño sufrido durante la caída, sino en finalizar la carrera con el mejor resultado posible, por lo que posiblemente el corredor no sentía el dolor de las heridas. En este sentido es frecuente ver fotos de corredores, como Maite Maiora Elizondo, con las piernas destrozadas al finalizar la carrera. Cuando entrenamos repetimos decenas de veces las mismas rutinas. Esto posibilita la automatización de la mayoría de los movimientos, de forma que nuestro cerebro inhibe la total supervisión de los mismos y su

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

> KISSTHEMOUNTAIN

43


MENTE

>

control, lo que le permite ocuparse de otros aspectos como los pensamientos. Es por ello que es fácil que antes de una carrera nuestra atención se centre en pensamientos negativos acerca de aspectos que puedan preocuparnos. Estos pensamientos negativos surgen porque percibimos que la consecución de nuestro objetivo está en peligro. La reacción emocional ante una situación de peligro es el miedo. El sistema con el que contamos los humanos para protegernos del miedo es la ansiedad. La ansiedad cognitiva (en el caso del deporte, ansiedad precompetitiva) es un mecanismo defensivo que se basa en gran medida en anticipar el peligro. Sus síntomas se clasifican en 3 grupos: SÍNTOMAS COGNITIVOS. Alteraciones en nuestra manera de pensar acerca de la realidad. Hablamos de pensamientos tales como “no voy a poder terminar la carrera”, “me van a fallar los tobillos”, “el frío me va a afectar demasiado”, etc. SÍNTOMAS CONDUCTUALES. Modificaciones en nuestra manera de comportarnos. Manías, rituales, tics... Es conocido el caso de Rafa Nadal, quien antes de cada saque realiza un gran repertorio de ellos: toque del calzoncillo, toque en el hombro izquierdo, hombro derecho, oreja izquierda, nariz, oreja derecha y nuevamente oreja izquierda, nariz y oreja derecha. Es su respuesta ante la ansiedad para mantener la concentración. SÍNTOMAS FISIOLÓGICOS. Funcionamiento anormal de nuestro organismo, como por ejemplo, calambres, diarreas, vómitos, dolor de estómago, mareos, etc. De estos tres grupos, los síntomas que percibimos con más claridad son los fisiológicos, pues en algunos casos suelen ser incapacitantes (dificultan mucho el seguir con nuestra

44 KISSTHEMOUNTAIN

vida normal) y muy frecuentemente dolorosos. Sin embargo, algunos síntomas cognitivos suelen ser difíciles de identificar y tienen que ver con las alteraciones en la manera de razonar la realidad, que en ocasiones puede ser ineficiente. Conocer algunos errores de razonamiento que podemos tener antes y durante una carrera para poder identificarlos, ponerles nombre y, de esa manera, que nos sea más fácil detectar cuándo estamos incurriendo en ellos y poder actuar para solucionarlos, puede ser realmente útil: EL PENSAMIENTO DICOTÓMICO Tiene que ver con una manera de razonar la realidad en la que todo está bien o todo está mal. Es un pensamiento en blanco y negro que no admite escala de grises. Este pensamiento es sencillamente erróneo. En la vida, rara vez las cosas son o blancas o negras. El pensamiento dicotómico es aquel que nos lleva a pensar que tras una mala salida en la carrera, toda la prueba irá mal, no podremos clasificarnos o perderemos. Pensar que una carrera sólo se puede ganar o perder, hará que la ansiedad antes de la competición sea mayor que si pensamos en una tercera opción: participar o ganar experiencia. GENERALIZACIÓN EXCESIVA Tiene que ver con el hecho de trasladar una situación concreta a la totalidad. El corredor utiliza sus experiencias pasadas para creer que ocurrirá lo mismo. Por ejemplo, si al correr una determinada distancia, o en una carrera similar, la experiencia ha sido de abandono o de haber terminado la carrera “arrastrándose”, se corre el riesgo de asociar esta experiencia negativa y pensar que sucederá lo mismo. Aunque en el ejemplo parece fácil identificar el error en el pensamiento, si no cambiamos ese razonamiento no acabaremos la carrera porque buscaremos otros indicios que apoyen nuestra hipótesis de que no podremos terminar. Una posible estrategia es definir y establecer bien nuestro objetivo. Porque si no lo establecemos conscientemente, nuestro

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


cerebro podrá fijarlo en base a una experiencia anterior de fracaso. Para que esta técnica sea realmente efectiva, es necesario saber plantear los objetivos e incluirlos dentro de un instrumento donde vayamos anotando lo logros conseguidos. Para hacerse una idea de este procedimiento, me gusta el siguiente fragmento del libro Tobías y el Ángel de Susanna Tamaro: “¿Qué es el proyecto? Es algo que has de imaginar. Y después de haberlo imaginado, lo debes fabricar. Es algo parecido a un puente. Tú puedes ir de un lado a otro, pero no lo puedes hacer si antes no lo construyes. Al otro lado del puente se haya lo que buscabas. Sin proyecto, el destino se te escapa de las manos…”

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

> KISSTHEMOUNTAIN

45


EXPECTATIVAS

Aunque este término ha sido muy utilizado en el ámbito educativo, es transferible a cualquier esfera. Nuestras propias expectativas nos llevan a actuar de forma que consigamos el resultado que esperamos. Recuerdo la primera competición de una de mis deportistas. Quedó en el puesto 11 de 13. Cuando hablé con ella después de la prueba me confesó que ya sabía que esa era la posición en la que iba a quedarse. En el caso de las carreras por montaña, a veces nos atribuimos limitaciones que no son reales, a través de mensajes del tipo “es demasiado dura”, “no sé si podré”, “me voy a lesionar”, etc. Estos mensajes tienen un poder más grande del que pensamos, provocando que nos parezca demasiado dura, no podamos o nos lesionemos. Si estos mensajes se transforman en autoverbalizaciones positivas, y además nos rodeamos de personas cuyas expectativas y previsiones sobre nuestro rendimiento son que alcanzaremos el éxito en nuestro objetivo, será más fácil que lo consigamos. A veces sólo es necesario creer en las personas y darles la oportunidad de demostrarlo. Este efecto es reforzado, por ejemplo, por los patrocinadores que apuestan por aquellos corredores que tienen más éxito. SECUESTRO EMOCIONAL

En este sentido, destacar el Efecto Pigmalión o Profecía Autocumplida. Una profecía autocumplida es una expectativa que incita a las personas a actuar de tal forma que hacen que la misma se vuelva cierta. El poeta Ovidio escribió en su obra Las Metamorfosis, el mito de Pigmalión y Galatea: “Pigmalión, rey de la isla de Chipre, esculpió una estatua de mujer en marfil tan perfecta que de tanto admirarla acabó enamorándose de ella. La diosa Afrodita transformó a la estatua en una mujer real, Galatea, con la que Pigmalión se casó”. Este mito sirvió de título al libro Pygmalion in the classroom que el psicólogo Rosenthal escribió para demostrar la influencia de lo que pensamos de los alumnos en su desarrollo intelectual y rendimiento escolar.

Las emociones son procesos del sistema límbico que funcionan como el camino natural para recuperar el equilibrio perdido a causa de los estímulos externos e internos. El miedo, la frustración, la inseguridad, la decepción, la felicidad, la alegría, etc. son emociones que cualquier corredor ha experimentado durante y después de una carrera. Un modo de revertir las emociones negativas proveniente de las aportaciones de la psicofisiología es el feedback facial o cara positiva (SONRÍE). Considerando la multidimensionalidad de las emociones, se postula que existe una relación entre nuestro estado de ánimo y nuestras expresiones corporales en los dos sentidos: nuestras emociones influyen en nuestras expresiones corporales y a su

ABSTRACCIÓN SELECTIVA Centrar nuestra atención en los aspectos negativos obviando el resto de información. En ocasiones algunos corredores se retiran de competiciones por no tener “buenas sensaciones”. Como hemos mencionado, el cerebro escanea al organismo mientras se realiza el ejercicio. El proceso empieza con las sensaciones físicas de fatiga y que derivan en la percepción de las mismas. Es decir, el corredor sabe que se siente fatigado y entonces, al evaluar el estado de las piernas o el cansancio general, establece un cálculo en función de la distancia que falta por recorrer, y entonces decide que es mejor retirarse. Reproducir mentalmente momentos o carreras donde hemos tenido “buenas sensaciones” se utiliza como estrategia para mantenernos centrados y poder continuar. Esta habilidad se puede adquirir mediante el entrenamiento por sensaciones. Para los corredores que entrenan de esta forma, un entrenamiento que les proporcione una percepción positiva (“buenas sensaciones”) es una fuente para creer que se podrá realizar una marca determinada. En este tipo de corredores, la confianza en sí mismos es clave.

46 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


MENTE

vez éstas influyen en nuestras emociones. Por tanto, si realizamos un entrenamiento corporal con el que aprendamos a regular nuestro cuerpo de modo que éste tenga una expresión positiva, ello contribuirá a que nos sintamos bien. La explicación de este fenómeno radica en que los diferentes gestos del rostro tienen propiedades intrínsecas que los hacen más o menos placenteros, quizás porque alteran la forma en que la sangre fluye al cerebro y en consecuencia su bioquímica. Esta teoría propone que los músculos de la cara se contraen y relajan, actuando como válvulas de numerosos vasos sanguíneos que terminan influyendo en la sangre y en la temperatura de determinadas zonas del cerebro del ser humano. Otra explicación para este fenómeno es conductista. Así como Pavlov logró condicionar a los perros para que asociaran el sonido de una campana con la expectativa de recibir comida, los humanos rápidamente asocian el sonreír con sentirse felices. Y una vez que la relación se ha establecido, sonreír es, por sí mismo, suficiente para producir sentimientos agradables. Tener una cara positiva consiste en esbozar una sonrisa suave y mantener el resto de músculos de la cara relajados. Para mantener los músculos faciales relajados podemos limitarnos a observar a aquellos que están tensos, con lo que tenderán a relajarse gradualmente. Si conseguimos modificar esa expresión relajando la musculatura o la expresión de nuestra cara, posiblemente se producirá un cambio en la emoción que predomine en ese momento, bien por una alteración en la bioquímica de nuestro cerebro, bien por la asociación entre sentimientos placenteros y actividad zigomática (sonrisa). La meditación es otra herramienta útil para trabajar las emociones. Se sabe que durante la meditación disminuye la actividad de la amígdala, una región involucrada en el proceso del miedo. Con la meditación se enfoca toda la atención sobre un aspecto corporal particular como puede ser la respiración, excluyendo cualquier otro pensamiento de la mente.

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

47


48 KISSTHEMOUNTAIN FOTOGRAFÍA: ORIOL BATISTA

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


DANI GARCÍA

COMO MOTOR

LA ILUSIÓN REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN 49


CHARLAS EN LA CIMA

En su casa junto al mar en El Rincón de la Victoria, muy cerca de Málaga, nos recibe este excelente corredor de montaña que en el 2015 fue al campeonato del mundo de ultra trail en Annecy con la selección española. Tiene las cosas muy claras, tanto que al terminar la charla uno siente que ha aprendido muchos conceptos de este deporte. La ilusión parece ser su mejor arma. Uno pensaría que más que por sensaciones o pulsaciones, Dani compite por ilusión.

Por J.M.A. Prat

D: ¿Quieres tomar algo? K: Sí, por favor, un vaso de agua. D: Tengo también Coca Cola o zumo. K: Agua. Agua va bien. ¿Y María [Bravo. Su pareja y también excelente corredora de montaña y triatleta], no está? D: No. Ha ido a Salamanca a una competición de duatlón. Un duatlón el sábado y un triatlón el domingo. La copa del Rey y el campeonato de España contrarreloj. K: ¿Os tenéis que turnar para competir? D: Sí, con los críos cuesta. Ahora me quedo todo el fin de semana con ellos y casi no puedo entrenar. K: ¿Tenéis familia y ayuda? D: Sí, pero como trabajamos turnos de 24 horas, no queremos abusar. Cada dos por tres no puedes dejar los dos niños tan pequeños. K: ¿Trabajas en Málaga? D: Sí, de bombero. María también es bombero. Ella del Consorcio y yo de Málaga capital. K: Está bien. Málaga está ahí al lado. D: Sí, en 20 minutos estoy allí trabajando. K: Yo pensaba que vivíais por la

50 KISSTHEMOUNTAIN

zona de Alhaurín, por donde se celebra el Maratón Alpino de Jarapalos. D: No, por ahí vive mi entrenador, Antonio García. K: El marido de Beatriz [Jiménez. Otra excelente corredora andaluza], ¿no? ¿Llevas mucho con él? D: Desde siempre, prácticamente. He probado algún otro, pero es un tío que sabe mucho, le gusta un montón y aparte se lo curra como nadie. A veces sabe más que yo mismo de la próxima carrera que voy a hacer. K: Eso está guay, que confíes plenamente en tu entrenador... D: Y encima compite. He estado con algún otro (en otro deporte) y lo ven desde fuera. Hay veces que te ponen entrenamientos que no son tangibles, o no conocen los problemas que puedes tener de coco cuando compites o entrenas. Para mí es un tío... K: Yo coincidí con él en el podio de veteranos de Jarapalos hace dos años. Juan Imbernón, él y yo. ¿La lesión está ya olvidada? D: Sí, he estado cuatro meses parado. Ha sido lo más duro que he tenido.

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

K: ¿Qué fue? D: Haciendo el UTMB [Ultra Trail du Mont Blanc]. Me retiré en el kilómetro 130, donde también lo hizo Tòfol [Castanyer]. Iba cuarto. Salí con la emoción del avituallamiento pensando que yendo en esa posición tenía que seguir. Además iba fresco y bien. Pero corrí 200 metros con la cara apretada de dolor en la rodilla. Era una expansión de la cintilla y una expansión del poplíteo. Las uniones enganchan en un sitio del hueso y estaban como desprendidas. Tardaron en diagnosticarme casi cuatro meses. No podía hacer nada. Iba a la piscina y ni eso. Cualquier actividad. Me iba a andar a sacar a los perros y... K: Lo más jodido es que tarden en diagnosticarte. Eso hablé hace poco con Maite Maiora. Se hizo una rotura por estrés en el fémur. D: Sí, le vi en el Reventón Trail y me estuvo contando. K: Una vez que te diagnostican al menos ya sabes... D: Sí, es “x” tiempo y ya te relajas un poco. No es que no pudiera competir, que también, pero es que llegó un momento que no podía hacer nada. Sacaba a los perros


CHARLAS EN LA CIMA

y volvía llorando y pensando que me iba a quedar cojo por culpa del Mont Blanc. Te pones catastrofista. K: Te vi hace poco en una carrera, en Sierra Blanca, la primera de la copa andaluza. Saliste súper tranquilo. D: Sí, salí con la realidad de que había estado cuatro meses parado. K: Eso no lo hace todo el mundo. D: También hice una carrera aquí, la Capitana que es de mi pueblo y quedé el setenta y tantos. Son como un test. Después de estar tanto tiempo parado, se entrena con miedo y uno se para en cuanto siente algo. En competición es distinto, te olvidas. Le echas más ganas. Aunque físicamente no estaba. Tenía seis kilos de más. No había hecho ni una hora y media de carrera por montaña. K: Lo que te decía es que no todo el mundo lo hace. Tú no tienes que demostrar nada a nadie, pero muchos no volverían a competir hasta estar totalmente en forma. D: Sí, bueno, yo pienso que son películas que se monta la gente. Esto al final es un hobbie. No vivimos de esto. K: Yo lo veo admirable. Que no te importe llegar el 70 en la Capitana cuando el año pasado fuiste segundo en Transvulcania, que tuvo que ser la hostia. ¿Qué sentías en los dos último kilómetros? He leído por ahí que incluso pedías referencias para ver por dónde andaba Luis Alberto Hernando [El primero en meta]. D: Bueno, no pensaba en cogerlo. Veía que me había sacado mucho y que quedaba poco. Aparte no había aflojado en ningún momento. Cogerlo no, pero yo soy muy ambicioso y a lo mejor estaba viendo que iba a llegar segundo. Me encontraba bien y era muy difícil que me lo quitaran. Iba pidiendo referencias para ver si le estaba

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

51


CHARLAS EN LA CIMA

ZEGAMA AIZKORRI MARATOIA 2015. FOTOGRAFÍA: ORIOL BATISTA


CHARLAS EN LA CIMA

recortando, pero no pensando en cogerle. K: El final de Transvulcania es duro por ese cauce de un río seco. Tú no verías a la gente tirada a los lados porque sólo llevabas a Luis Alberto delante, pero yo que cuando la hice llegué el 100 o por ahí... Aquello era muy dramático. D: Al pasar por ahí pensé que, entre el calor y los gestos que tenías que hacer al encontrarte piedras altas, mucha gente se iba a quedar ahí tirada seguro. K: Tú ibas a tratar de entrar entre los diez primeros, ¿no? D: Sí, son pruebas donde hay un pelotón gordo de gente buena. Es muy fácil quedar el quince o por pequeñas circunstancias te puedes ver el quinto. Ya entrar entre los tres primeros es otro rollo. Tiene que o a ti salirte muy bien o que mucha gente reviente. Porque había ahí tres o cuatro personas que andaban más que yo. K: Bueno, eso hay que demostrarlo, porque el tiempo que te sale no es ni mucho menos malo. D: Si lo comparas con los años anteriores es bueno, y eso que antes no había cauce del río sino asfalto, y eso es muy diferente. Pero bueno, nada más salir del cañón ese, con todo el mundo animando y con el puesto que no me esperaba… K: El tercero [Blake Hose] creo que llegó a tres o cuatro minutos nada más. ¿Lo veías? D: No, el final es una recta, un giro y luego otra recta. En la primera

SUBIDA AL VELETA.

recta miré para atrás y ahí ya me lo creí. “Esto no se me escapa. A falta de un mil, no hay quien me quite esto”. K. El cuarto fue Dakota Jones y el quinto Zach Miller. D: Sí, llegaron al sprint. Zach Miller estaba muerto cuando le pasé. Le pregunté si era de la carrera. Iba bajando y casi andando. Le pregunté: “¿tú eres de la carrera?”. “Sí, sí, sí”. Cuando lo pasé miré hacia atrás a ver si le veía el dorsal.

aflojes. El primero fue adelantar a gente conocida como Merillas y otros referentes para mí. Luego cuando adelanté al tercero justo antes de llegar al Roque de los Muchachos. Ese fue otro subidón. Y el último ya... K: Dani, en 2013 haces tercer puesto en la CCC [Courmayeur, Champex, Chamonix], en 2014 segundo en el campeonato de España de ultra trail en Penyagolosa, en 2015 segundo puesto en Tr a n sv u l c a nia, además de ir con la selección. Esos entre otros resultados también increíbles. ¿No te da un poco de miedo pensar que ahora en 2016 la gente tendrá las expectativas muy altas con respecto a ti? O incluso para ti mismo, ¿no? Decirte: “¿volveré a ...?” D: Eso es lo mismo de antes. Te vas haciendo una película. A mí es verdad que me pasa un poco...

“Me gusta que el ultra sea algo especial, prepararlo con ilusión. Yo busco mis picos de forma por ilusión. Entreno todo el año y estoy fuerte, pero es la ilusión la que hace que me cuide con la alimentación, o ni me pase ni me quede corto de entreno. ”

54 KISSTHEMOUNTAIN

K: Eso es un subidón. Ya eras segundo y tenías más margen para hacer podio. D: Yo tuve en la carrera como varios subidones. Si son al final te ayudan mucho, y hacen que no

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

FOTOGRAFÍA: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ


CHARLAS EN LA CIMA

“Ahora quiero quedar mejor en no sé qué carrera...” Yo cuando llevo unos días agobiado porque no me da tiempo a entrenar como quisiera por el trabajo, los niños..., me agobio, pero me digo: “quieto. ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Dónde están los millones de euros [Risas]? Esto me lo tomo muy en serio, pero llega un momento en el que te preguntas cuáles son las prioridades. Yo lo que quiero es pasármelo bien y por supuesto hacer buenos resultados, pero con sentido común. Si me preguntas qué me gustaría hacer este año. Pues podio en el mundial. K: ¿Cuál vas a hacer el de la IAAF en Portugal o el de Skyrunning en Aigüestortes? D: Los dos. K: ¿Tienes plaza en la selección? D: El seleccionador vio la carrera del Reventón, y aparte el año pasado hice un par de carreras con ellos. Cuentan conmigo. K: Pensaba que se entraba por puestos en el Reventón. D: Yo me puse malo y me adelantó Pablo Villa. El seleccionador estaba viendo la carrera y yo fui segundo casi todo el rato. Tenía que parar para evacuar y me adelantaban. Los volvía a coger... Empecé a vomitar... Fui así mucho rato sobre todo con Yeray [Durán]. A falta de dos kilómetros, ya en asfalto, me pilló Pablo Villa. Me adelantó y no pude hacer nada. Estaba hecho un trapo… ¡Pero se lo merece, ojo! Hay que estar ahí. Ese día creo que me encontraba mejor que él, pero me puse malo. Los ultras son así. Un ultra es no ponerte malo, no tropezar con una piedra, no pasarte en el ritmo. Son veinte cosas. K: Es verdad, son muchos factores. Quizás eso sea lo más bonito del ultra. D: Una película muy larga [Risas].

56 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


CHARLAS EN LA CIMA

Son muchos detalles que pueden hacer que alguien que a priori no va a ganar... K: Leí el otro día una crónica que redactaste de tu paso por la CCC. Me llamaron muchas cosas la atención, pero especialmente cuando cuentas que al coger al que iba tercero, te quedas un rato detrás hasta que decides pegarle un cambio con casi todas tus fuerzas, aun a riesgo de tirar la carrera, para hacerle pensar que no tenía prácticamente nada qué hacer. D: Sí, adelantar a una persona flojito, significa que al poco te vuelve a adelantar él, luego tú... Es una guerra. En una carrera como esa, es muy raro que alguien se rinda después de tantos kilómetros. Yo pienso que tienes que dar un palo y que él crea que ese es uno de los que le vas a dar, cuando no es así, sino que das ese palo y si te equivocas y te sigue, te gana. Es como jugar un poco al póker. Yo tiré como al ritmo de faltar dos kilómetros cuando faltaba un montón todavía. En dos kilómetros me daba tiempo a quitarme para que no me viese. Sabía que luego había un bosquecito donde él otro iba a perder referencias sobre mí. Sí hubiese sido al revés, si él me hubiera atacado sin mucha fuerza, yo no me habría rendido y renunciado a un podio de la CCC. Hay

que atacar fuerte. Eso en bicicleta se hace mucho. K: Dani, cambiando un poco de tema, me da la sensación de que sabes sacarle el máximo partido a tus condiciones físicas a través del entrenamiento. Me explico: hay otros corredores que pueden estar relativamente en forma y listos para la competición en cualquier momento. Quizás a costa de no estar al 100% en momentos claves de la temporada. Tú, en cambio, parece que eliges dos o tres momentos para alcanzar la plenitud y que el resto

jor más cortas, como por ejemplo el Maratón Alpino de Jarapalos. Las convierto en objetivos prioritarios, algo que no hizo por ejemplo Zaid [Ait Malek] que dos semanas antes estaba corriendo a la par con Kilian [Jornet] en Ultra Pirineu. Él llega a Jarapalos y no llega a mi récord. K: Tú corres muchos menos ultra. Dos o tres por temporada. D: Sí. Eso es más por gusto mío, incluso algo psicológico. Me gusta que el ultra sea algo especial, prepararlo con ilusión. Yo busco mis picos de forma por ilusión. Entreno todo el año y estoy fuerte, pero es la ilusión la que hace que me cuide con la alimentación, o ni me pase ni me quede corto de entreno. K: ¿Tiene mucha importancia la alimentación en tu estado de forma? D: Mucho. Cuando me cuido, ando mucho más. Pierdo kilos y lo noto mucho. Yo como sano como una persona normal y pierdo hasta 6 kilos. K: Ahora se te ve fino. D: Bueno, ahora he cogido un par de kilos desde el campeonato de Andalucía [celebrado en el Trail Cara los Tajos donde fue campeón]. Depende mucho del estrés que tenga. Si puedo entrenar y dormir bien, suelo correr mejor. Esta noche por ejemplo no he dormido porque la cría ha estado mala y por la mañana no he podido entrenar porque María se iba de viaje.

“Sí, adelantar a una persona flojito, significa que al poco te vuelve a adelantar él, luego tú... Es una guerra. En una carrera como esa, es muy raro que alguien se rinda después de tantos kilómetros. Yo pienso que tienes que dar un palo y que él crea que ese es uno de los que le vas a dar, cuando no es así, sino que das ese palo y si te equivocas y te sigue, te gana. Es como jugar un poco al póker. del tiempo, bajas tu rendimiento. Pienso por ejemplo en el mundial de Annecy. Te llamaron poco tiempo antes de la carrera para sustituir a Miguel Heras y tú mismo reconocías que no llegaste como te hubiese gustado D: Yo tengo picos de forma más concretos. El resto del año no tengo el tiempo o la ilusión o las ganas. Quizás incluso busco la forma para carreras no tan importantes mediáticamente pero que para mí son importantes. Carreras a lo me-

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

57


CHARLAS EN LA CIMA

Total, muy estresado, preparando cosas... Me como tres palmeras de chocolate... Pero no palmeritas, palmeras grandes [Risas]. Soy muy goloso. Pierdo y cojo kilos con facilidad. K: ¿Qué te ilusiona a corto plazo? D: Transvulcania y Zegama. El pico de forma lo tengo. Lo cogí para el Reventón. Del Reventón a Cara los Tajos no he parado. Ahora esta semana estoy descansando. Está siendo light. La semana que viene será fuerte a partir del domingo. De todas formas, veremos a ver Transvulcania porque tengo tocada la rodilla. Me noto tensiones. A ver si llego, porque allí me tratan muy bien. Si no, pues será Zegama. K: ¿Dónde te ves más fuerte?, ¿en distancias más de ultra o en carreras más cortas? D: Todo el mundo me dice en Ultra, pero yo digo que no. Cuando he estado fuerte... K: ¿Te ves al mismo nivel para Zegama que Pere Rullán, Alfredo Gil o Aritz Egea? Gente que todavía no ha dado el salto al ultra. Prefieren moverse en esas distancias. D: En otras carreras he estado en ese nivel. Yo me he encontrado así aunque es verdad que nunca he tenido un resultado, salvo Jarapalos o alguna concreta de la copa de España. Pero nunca he tenido un resultado bueno en un campeonato de España. El año pasado por ejemplo iba muy bien, por delante de Merillas por decirte un nombre, y al llegar arriba, me puse malo, me dio un pajarón. Y

aunque luego me recuperé, en un campeonato de España si pierdes dos minutos... K: Si vas a Zegama, ¿intentarás bajar de cuatro horas? D: Sí, es la intención, pero vamos a ver con el barro. Ya sabes, en Andalucía no hay. Pero me hace ilusión hacerlo bien ahí precisamente por eso y por la animación de la gente. Me hace ilusión hacerlo bien en una carrera de estas. Tengo ganas de demostrar que puedo rendir al máximo en este tipo de carreras. Yo no soy de la opinión de que si entrenas para ultra no estás rápido. Dos semanas antes de hacer el Mont Blanc, fui a un 3.000 de asfalto e hice podio con gente buena. K: Dani, cuéntame una semana de carga previa a una carrera importante. Por ejemplo, vete a una semana de carga antes del Reventón. D: Un día, por la mañana, tres horas de bici, ya sea puertos o llano; por la tarde, series cortas, por ejem-

“Mis sensaciones se ven modificadas por el numerito que vea en el reloj. El pulso no es una medida fija. Lo único fijo es la velocidad a la que vas. El pulso no es una medida fiable del todo. Si te pongo cinco grados de temperatura y te deshidrato un poco, sube un montón.”

58 KISSTHEMOUNTAIN

plo series de 200 en llano, 20 o 30, en terreno blandito si puede ser. Otro día, series normales de 1.000, 2.000 o 3.000. La última vez fueron 8 x 3.000, a 3’20’’ más o menos, si estoy bien. Otro día... K: Descanso. D: No, descanso no hay. Bueno, es como si la semana la dividiera en 14 bloques de entreno (dos

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


CHARLAS EN LA CIMA

por día), y hay días que sólo entreno una vez, por lo que el otro es el descanso. K: Ok. Entonces, ¿después de los 8 x 3000? D: Montaña con series de andar rápido con desnivel. K: ¿Entrenas el andar, no? D: Sí. Yo no andaba bien. Veía como en ritmos de maratón, la gente echaba a andar y se me iba. El entrenador empezó a meterme series de andar rápido o tiradas largas en las que andaba con peso. Diferentes estímulos para andar mejor. D: Otro día, algún entreno de bajada. Series de 1.000 en pista bajando o series más cortas en senderos técnicos, de 30 segundos. Y luego el resto, suelen ser fartlek por montaña para acumular kilómetros. K: ¿Hasta llegar a cuántos? ¿Diez entrenamientos a la semana? D: Sí, más o menos. Puedo doblar tres o cuatro días como máximo. Algunos de estos doblajes son descanso activo. Un paseo en bici o por la montaña. Pero todos los días hay algo de calidad. K: ¿Y tiradas largas? D: Sí, pero no semanales. Antonio, mi entrenador, me dice que haga dos o tres antes de una carrera larga. Por ejemplo para el Reventón hice cinco horas. Primero series de 3.000 y luego unas cuantas horas al monte. Pero él dice que es más por el componente psicológico, para demostrarme a mí mismo mentalmente que puedo estar esas horas. Lo realmente importante es acumular. Hacer lunes, martes, miércoles..., mañana-tarde, mañana-tarde... Cuando corres el miércoles, ya es como si llevases un ultra. K: Dani, cuéntame un poco tus marcas en asfalto. En 10.000 por ejemplo. D: No tengo. Sólo te puedo decir en media maratón. El año pasado

hice 1h10’, pero al día siguiente de hacer el campeonato de Andalucía de carreras de montaña por nieve. Así que quizás podría haber hecho mejor marca. Fui a acompañar a mi mujer, pero ya una vez allí, apreté y fue bien la cosa. Pero nunca la he preparado específicamente. K: ¿Compites con pulsómetro? D: Depende de la época del año. Mi entrenador me marca etapas de entrenamiento con o sin pulsómetro. Cuando llega una competición que tengo muchas ganas de hacer, no me gusta porque me condiciona. Mis sensaciones se ven modificadas por el numerito que vea en el reloj. El pulso no es una medida fija. Lo único fijo es la velocidad a la que vas. El pulso no es una medida fiable del todo. Si te pongo cinco grados de temperatura y te deshidrato un poco, sube un montón. Quizás valga a veces, sobre todo para arriba, pero para abajo puede que estés perdiendo tiempo. O a veces puede que seas capaz de apretar y dejar al grupo con el que vas, o soltar a uno que te va chupando rueda, pasándote un poco del pulso que te has marcado como máximo. Y si lo sueltas, quizás se venga abajo y le ganes. El reloj te condiciona y te dice: “te vas a pasar y vas a reventar. No aflojes” K: En el UTMB ibas con pulsómetro. D: No. K: ¿Tuviste la sensación de estar pasándote en algún momento? D: Sí, pero veía que era rentable. Hubo un momento en el que me descolgué del grupo y luego me pilló Miguel Heras. Dio un arreón y pillamos otra vez el grupo. Yo sabía que me había pasado, pero había valido la pena. Y uno se puede recuperar. K: ¿En el grupo de cabeza con Luis Alberto, Tòfol, Heras cómo se iba?

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN 59


TRANSVULCANIA 2015.

HARÍA EXTREME. LANZAROTE.


FOTOGRAFÍA: SELU VEGA


CHARLAS EN LA CIMA

D: Íbamos para hacer 16 horas. Imagínate. K: ¿Y se habla entre vosotros? D: No, ¡qué va! Puede que algún comentario, pero se van dando palos. Casi como una carrera corta. Alguno intenta irse, si se ve que alguno se descuelga, se aprieta para dejarlo. Se va estresado. K: ¿Hasta qué kilómetro fuisteis juntos ese grupo? D: Fue variando. Thevenard [a la postre ganador] no venía en los primeros kilómetros que son más de correr. A partir de que empezó más la montaña, apareció él. Luego empezaron a quedarse algunos. Los que siempre estaban eran Tòfol, Luis Alberto, Thevernard, Heras, Canaday. Yo me descolgué en el kilómetro 40 porque empecé a hacer cuentas y vi que íbamos para hacer 16 horas. “Yo no sé ellos, pero yo no soy capaz de hacer récord en el Mont Blanc”. Se iba a ver quién se quedaba. Y nadie se quería quedar solo toda la noche. Aflojé, me adelantaron dos o tres chavales y luego volví a apretar y los pillé. Yo tenía el miedo a quedarme toda la noche solo. K: ¿Luego coges al grupo de cabeza? D: Bueno, luego van cayendo todos. Menos Luis Alberto, quizás. Es muy fuerte. K: Pero lo paso muy mal. D: Sí, pero ya le he visto así varias veces. Parece que va a reventar, pero se repone. K: Cambio de tema Dani. ¿Qué crees que tus rivales perciben como tu punto fuerte? Piensa en Iván Ortiz o en Zaid. ¿Dirán en una bajada, “como no apriete Dani me pilla”, o más bien en una subida? ¿Me explico? D: A ver, Zaid para abajo es mejor. Es impulsivo por lo que es más predecible. Zaid si en una bajada

62 KISSTHEMOUNTAIN

tira a cogerme, me va a coger. O si vamos juntos e intenta dejarme... K: ¿Te deja? D: Si no quiero no, pero me pasa factura. Alguna vez he ido con él y se ha tirado. Me he dicho que si seguía con él no terminaba la carrera. Técnicamente soy capaz de ir con él, pero “me va a partir las piernas, me está haciendo mucho daño”. Él para abajo, tiene un punto más, sobre todo cuanto más técnica sea. En una bajada más de correr, por una pista, es más difícil que me deje. Zaid baja excepcionalmente bien. Es capaz de bajar con Kilian. K: ¿Tú bajas mejor que subes? D: En sitios de correr, sí. Creo que lo que mejor se me da es llanear y bajar. Me gustan los sitios técnicos pero se me dan mejor sitios de toboganes..., rápidos. K: ¿Y en subidas? D: Andar es lo que peor llevo. K: ¿Intentas puntear todo lo que puedas? D: No, lo voy alternando. Si punteo mucho se me sube el pulso hasta que reviento, pero si ando mucho se me bloquean las piernas de ir tenso. No sé andar rápido sin hacer fuerza. Tengo que ir alternando. K: Dani, te dejo ya. Tengo que irme a Granada para ver la proyección de una escaladora, Pipi Cardell, que estuvo este verano en Pakistán, en el Karakorum, haciendo un pico virgen en solitario. En el número de mayo vamos con un artículo de esta aventura. D: Ah, sí. Conozco la historia. Pues nada Juanmi, estamos en contacto. K: Gracias Dani.

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


ISLA DE

BORNEO

NATURALEZA EN PELIGRO

64 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


PARALELO 70

FOTOGRAFÍA: © paralelo 70 | ALWAYS EXPLORING.

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN 65


PARALELO 70

FOTOGRAFÍA: © paralelo 70 | ALWAYS EXPLORING.

Por Fede Arcos Zafra

Durante la ascensión del río Rajang vemos las barcazas que, como gigantescos féretros, transportan los inmensos troncos arrancados a la selva. Sin embargo, no es hasta que tomamos la pista que lleva a Bintulu, cuando comprendemos la magnitud real de la deforestación que está arrasando la isla. Al final del día y casi sin hablar, nos sentimos tristes. Nos parece que nada va a cambiar el carácter humano. Sarawak. Isla de Borneo. Malaysia 2013

66 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


U

n mes antes de aterrizar en la isla habían muerto más de 100 personas en el mismo río en el que nos encontrábamos. Los rápidos eran muy peligrosos y la barcaza una trampa mortal. La única posibilidad de sobrevivir, si naufragábamos, era ir con la carga, en cubierta. Los propios malasios rezaban a sus dioses cuando llegamos a ese tramo. Al tercer día alcanzamos Belaga, la población más septentrional comunicada por la vía fluvial. Cuando atracamos en el pequeño embarcadero no sabíamos si podríamos salir de allí atravesando la selva. Habíamos pasado los días anteriores preguntando en puertos y cuarteles de policía, pero las informaciones eran muy confusas y, sin embargo, dependíamos de ello para poder llegar a Miri con tiempo suficiente para volar a Gunung Mulu. Al final, nos la jugamos. Esta vía era el único medio de comunicación para el reparto de

bienes de primera necesidad que niños desnudos recogían a orillas del río y transportaban en sus cabezas hacia los pequeños asentamientos situados en la selva. Era una tarde de verano, el calor era sofocante y la humedad rondaba el 100%. Encontramos un alojamiento modesto, pequeño, sucio, lleno de arañas, y con un baño que te permitía realizar todas las labores de aseo desde la misma baldosa. Desde la ventana sólo se veía la selva.

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN 67


FOTOGRAFÍA: © paralelo 70 | ALWAYS EXPLORING.

Después de varios paseos conseguimos encontrar un vehículo todoterreno que, al día siguiente, nos llevaría, cruzando la jungla, hasta Bintulu. Con los deberes hechos salimos a dar un paseo y, como no se nos pasaba por la cabeza la idea de adentrarnos en ese mar de oscuros árboles, nos dirigimos hacia el río. El sol estaba cayendo. El Rajang se volvió de un rojo intenso y nos quedamos embobados mirando la otra orilla mientras empezaba a envolvernos la noche. El silencio, los árboles, las tranquilas aguas del río meciendo una barca solitaria, la neblina que comenzaba a levantarse… Estuvimos allí hasta que todo se volvió negro. Teníamos una sensación de paz y tranquilidad que no habíamos sentido en mucho tiempo. Ya de vuelta, unas pequeñas luces titilantes llamaron nuestra atención. Un montón de diminutos puntos de luz vacilante inundaban la selva. Eran cientos de luciérnagas volando a nuestro alrededor. Me

68 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

vino a la cabeza el nacimiento de un pequeño río en Jaén. Fue la primera y última vez que había visto a estos pequeños insectos hasta ahora. Mirándolas perdimos la noción del tiempo. La noche era mágica. A la mañana siguiente, después de intentar, sin éxito, beberme un líquido negro de consistencia viscosa al que llamaban café, saltamos al vehículo y nos adentramos en la selva. Cuando alcanzamos la cornisa pudimos ver el espectáculo que ofrecía la natu-


PARALELO 70

raleza virgen: decenas de miles de árboles, la niebla ascendiendo del suelo, el dosel del bosque lluvioso. Hora y media después, como cortado con un cutter, todo esto desapareció y, aunque ya lo sabíamos, no dábamos crédito. La sensación era espeluznante. Millones de palmeras tapizaban el paisaje sobre una tierra tan roja como la sangre. Se nos humedecieron los ojos y no pudimos volver a hablar hasta alcanzar la costa. Aparte de la tala ilegal y el furti-

vismo, el gobierno malayo vende multimillonarias concesiones madereras a empresas europeas, americanas, australianas y japonesas, para la plantación de palma. Generan beneficios que, evidentemente, no llegan a la población, sino que van destinados al rápido desarrollo de mediocres infraestructuras de comunicación que segregan el territorio y contribuyen a la destrucción del bioma, en pro de un rápido abastecimiento a los mercados de materia prima. El aceite de palma procesado se utiliza, principalmente, en cosméticos, alimentación, lubricantes y combustibles. Desde su rápida popularización en Europa, China e India, se ha pasado de una producción mundial de 48 millones de toneladas en 2008, a 62 millones el año pasado. Según los cálculos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), en 2020, la producción será de 96 millones, y en 2050, rondará los 145 millones de toneladas. Los principales países productores son Indonesia, con 33 millones, y Malaysia, con 19,5, concentrada, principalmente, en la isla de Borneo, con millones de hectáreas de selva destinadas a este tipo de plantación y un ritmo exponencial de crecimiento. La isla está fuera de control. Es un estúpido ciclo de deforestación: fugaz crecimiento económico, pérdida de hábitat y desertización a corto plazo, pues, al igual que la selva, la palma depende de unos requisitos de humedad y temperatura muy específicas, condiciones que se van a perder, a este ritmo, en pocos años. La jungla tropical genera una humedad de la que dependen

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN 69


PARALELO 70

tanto las especies vegetales como su diversidad animal. Sin embargo, para que la producción de aceite a corto plazo funcione a éstos niveles, se ha limpiado totalmente el terreno. Las consecuencias son la desestabilización del suelo y el envenenamiento de la tierra pues, para incrementar la producción, se está tratando con productos químicos, ya que no recibe aportes de nutrientes naturales. Borneo ha comenzado un proceso de desertización que no tiene marcha atrás. Europa, donde ya no queda un centímetro cuadrado virgen, ha decidido que su principal preocupación es el medio ambiente y no sólo se lo cree, sino que enarbola banderas y campañas en pro de la conservación. Nuestra hipocresía no tiene límites. Pero la cuestión es que el planeta funciona a escala global y nuestros actos allí tienen consecuencias aquí. No se trata de que vayamos a extinguir otra especie de monos, como los orangutanes, endémicos de la isla, sino que destruiremos el hábitat completo. Se está desequilibrando la relación con el medio por pura codicia, pero aunque seamos responsables directos, la falta de interés y/o información nos hace pensar que no es asunto nuestro.

En Bintulu nos apostamos en un alojamiento que superó todos los niveles de molestia conocidos hasta el momento. A media noche, a los gritos atonales de los oradores de las dos mezquitas que teníamos enfrente, se les unía el del karaoke de la planta inferior. Recorrimos la costa hasta Miri. Una costa sin sentido, ni volcada al mar, ni a la selva. Allí las ciudades han surgido de la nada para colonizar un territorio sin un plan urbanístico, sin un centro, sin espacio público, sólo edificios y vacíos. Desde sus playas, se pueden ver las inmensas columnas de fuego de las refinerías petrolíferas situadas en el mar. Es una visión extraña, pues aunque ellos no se bañan, las playas son idílicas, y tener enfrente las llamas de las refinerías es, cuando menos, raro. Tomamos una avioneta hacia el Parque Nacional Gunung Mulu. FOTOGRAFÍA: © paralelo 70 | ALW Desde el aire se veía perfectamente la barbarie. Una extensión interminable de palmeras hasta donde se pierde la vista. Mulu no es solamente un Parque Nacional más. Además de estar incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad y formar parte de la lista de la Reserva de la Biosfera, atesora varias maravillas naturales incomparables. Se sitúa en una zona de bosque lluvioso primigenio, incluye una red de cuevas que conectan centenares de kilómetros bajo tierra y una biodiversidad impresionante. El parque está regentado por tres australianos, con los que congeniamos rápidamente. Tras un rato de charla y sabiendo que éramos fotógrafos, nos propusieron visitar en solitario Deer Cave a la mañana siguiente. Esa misma tarde nos acercamos a la boca de la cueva. Allí se estima que viven tres millones de murciélagos que, con incierta periodicidad, salen al ocaso a comer. Llevaban tres días dentro, debido al mal tiempo y, aunque el cielo apuntaba lluvia, estaban hambrientos. Teníamos muchas posibilidades de verlos.

70 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


WAYS EXPLORING.

Como jirones de ropa sucia sacados de un antiguo baúl, salen de la cueva. Dos millones de murciélagos hambrientos se dispersan por la selva en busca de sustento vital. Un espectáculo que puede contemplarse en muy pocos lugares del planeta. Parque Nacional Mulu. Sarawak. Isla de Borneo. Malaysia 2013

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

71


72 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


PARALELO 70

FOTOGRAFÍA: © paralelo 70 | ALWAYS EXPLORING.

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

73


A cierta altura, sobre la boca de la cueva, un par de halcones se lanzaban sobre ellos, mientras éstos los envolvían tratando de confundirlos. No podíamos parar de mirar, de contemplar el ciclo de la vida. A la mañana siguiente entramos en la cueva. La cúpula central era tan alta que no podíamos verla en la oscuridad, ni siquiera alumbrándola con la luz de los frontales. Bajo sus más de cien metros de altura, se elevaban montañas de guano que parecían torres, y miles de murciéla-

74

KISSTHEMOUNTAIN

gos volaban perezosamente recortados contra el extremo visitable de la cueva. Allí se había derrumbado la cúpula, y la luz, filtrada por gigantescos árboles, inundaba la vista. Dedicamos los días siguientes a explorar la selva y varias cuevas. La biodiversidad nos parecía infinita, estábamos en el bosque lluvioso primigenio, emocionados, tratando de grabarlo todo en la memoria. Una mañana desperté poco antes de las 5:00 am. Ya no podía dormir más y empecé a preparar las cosas tratando de hacer el mínimo ruido posible. Todo el alojamiento estaba sumido en un profundo sueño. Cuando salí todavía era noche cerrada, los animales dormían, y la soledad y el silencio eran absolutos. Mientras avanzaba por la carretera que se dirige a la entrada del parque, empecé a distinguir la silueta del bosque recortada contra el cielo que ahora comenzaba a transformarse. Las aves se desperezaban e iniciaban un canto que iba ganando en intensidad y frecuencia. El amanecer se mostraba ahora en su

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


PARALELO 70

FOTOGRAFÍA: © paralelo 70 | ALWAYS EXPLORING.

momento álgido. Todo el espectro cromático parecía desplegarse sólo para mí. Me sentí afortunado, lleno de ilusión y energía. La selva despertaba y el breve espectáculo terminó tan pronto como había comenzado. Fue un amanecer mágico que siempre recordaré. Cuando regresé estaba tan activado como el motor de un avión a reacción. La selva nos esperaba de nuevo. Cuando subimos a la avioneta de vuelta habíamos visto otro lugar virgen, hermoso, un lugar feliz donde animales, plantas y hombres convivían en armonía.

Pocos minutos después de despegar, aparecían de nuevo las palmeras. Entendimos Borneo como una isla llena de pequeños núcleos aislados en los que el planeta continuaba siendo puro. De nuevo en Miri tomamos un vehículo todoterreno en el que nos embutimos junto a una familia bastante numerosa de camino a Brunei. Durante 6 horas de viaje no paramos de escuchar, a todo lo que daba el transistor del vehículo, una cinta de villancicos malayos. Llegamos a Bandar Seri Begawan bastante cabreados y medio sordos.

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

75


PARALELO 70

FOTOGRAFÍA: © paralelo 70 | ALWAYS EXPLORING.

Brunei es un decorado que no parece real. No es real. Las normas que rigen la vida son tan estrictas que siempre estás infringiendo alguna ley. Ni siquiera está permitido comer chicle. Sin embargo, la biodiversidad inunda todo el perímetro del diminuto país. A ellos no les ha hecho falta deforestar el bosque porque todavía tienen petróleo. Tomamos el curso del río en dirección al Mar de la China Meridional, adentrándonos en los manglares de ambas orillas. Muy de cerca podíamos ver serpientes de agua, una especie de dragones gigantes similares a los de Komodo, familias de monos narigudos endémicos de la isla, una riqueza natural que ha pervivido desde el origen de los tiempos y que nos transportaba a una edad en la que

76 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

no existía huella humana alguna en el planeta. Completamos un viaje de 40.000 kilómetros en los arrecifes de coral de las islas indonesias y en otros puntos del sudeste asiático explorando maravillas naturales. Cuando regresamos de nuevo a Europa, tardamos mucho tiempo en asimilar cuánto habíamos visto. Aquí vemos todas esas cosas a través de fantásticos documentales que nos muestran paraísos le-


janos. Sin embargo, no nos movemos y, al no visitarlos, no forman parte de nuestro ser, de nuestro sistema de valores. Se trata de una riqueza que nosotros estamos destruyendo en pro de los beneficios de un nuevo aceite “sostenible”. Deforestamos su selva, producimos a bajo coste el aceite, a cambio de salvajes jornadas de trabajo, y lo consumimos sin control. No es el gobierno malayo el que está destruyendo su hábitat, somos nosotros, con nuestra sed insaciable de recursos. Y después de haberlo visto todo, sé que si se hiciese una consulta popular entre los ciudadanos europeos, no se volvería a plantar una palmera más. Deberíamos buscar los cauces para hacer entender a nuestros gobiernos que nuestro planeta no está en venta.

De nuevo otro aeropuerto, otro embarcadero, otra estación. Y todos ellos bullen de actividad con decenas de miles de personas desplazándose junto a sus bártulos por necesidad. Madres con sus pequeños hijos, despedidas, reencuentros, reparto de mercancías básicas… Los únicos espectadores somos nosotros, que recorremos 40.000 kilómetros internándonos cada vez más en lo desconocido. Viajando por las islas del Mar de Java. 2013

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

77


CÁMARA DE ACCIÓN

TESTIGO DE TUS RECUERDOS Por Kuanoi

CÁMARA TOMTOM BANDIT

78 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


TECNO

Solos tú y la montaña. Nadie más. Una cumbre que se muestra durante los escasos segundos que las nubes lo permiten. Un barranco por el que se arroja una cabra montesa recordándote su agilidad frente a nuestras limitaciones. Un rayo de luz que se filtra a lo lejos mientras una fina capa de lluvia te arranca una sonrisa. Un descenso vertiginoso en el que tus zapatillas parecen traccionar como nunca antes lo han hecho. Son momentos que la naturaleza te regala y que quedan grabados para siempre en ese compartimento de la mente a donde van a parar los recuerdos. Afortunadamente, porque la mayoría de las veces los hechos dignos de ser rescatados ocurren cuando no hay ni un solo testigo del ejercicio físico que se está realizando. ¿O sí? Es cada vez más frecuente encontrar deportistas que utilizan las llamadas “cámaras de acción”. Estos dispositivos permiten la toma de fotografías en alta calidad y la grabación de imágenes de una manera subjetiva y sin interrumpir la práctica deportiva. Permiten revivir con posterioridad esos momentos que hacen que no te importe levantarte de la cama durante el fin de semana incluso antes de cuando lo haces a diario. Y sin necesidad de estar pendiente de ello. De nuevo solos tú y la montaña, pero esta vez con un testigo silencioso que actuará como otro compartimiento paralelo al de tu memoria. No todas estas cámaras de acción son iguales. Las funcionalidades son muy diferentes según el modelo que utilices. También lo es la calidad. En estas líneas queremos hablar de un modelo que se diferencia del resto en puntos que entendemos muy importantes. Algunos de ellos sí los tienen otras cámaras de acción existentes en el mercado, pero quizás lo que la haga una de las más completas, si no la más, sea la suma de todas estas características. En esto, la TOMTOM Bandit Action Cam es única.

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

>

KISSTHEMOUNTAIN 79


TECNO

PLAY VIDEO

80 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


>

La edición del vídeo es muy sencilla. Para ello se ha creado una app, tanto para iOS como Android de muy fácil uso y que permite editar horas de grabación con la finalidad de obtener un resultado espectacular. El sistema de edición está incorporado en la propia cámara y basta con agitar el teléfono con el que está emparejada, para acceder a él. Además, no es precisa la descarga previa de todo el material, por lo que son muchos los problemas de memoria que se evitan. La cámara de acción viene integrada con unos sensores que permiten recoger datos muy interesantes para el posterior visionado: velocidad, altura, frecuencia cardíaca, aceleración, fuerza de la gravedad… Toda esta información supone

control sobre el entrenamiento o la competición. Y esto es de gran importancia para el que concede un especial valor a la práctica de su deporte. Esta cámara permite la grabación a 1080 (60fps), 1080 (30fps), 720 (120fps), además de 2.7k (30fps) y 4k (15fps) en el modo cine. También es capaz de realizar grabaciones a cámara lenta, time-lapses en 4K (30fps) y 1080 (30fps), y fotografías a 16 megapíxeles. En esto quizás no se diferencie mucho de las mejores cámaras del mercado. En lo que sí lo hace, es en la resistencia al agua hasta 40 metros de profundidad, sin necesidad de fundas de inmersión pesadas. La TOMTOM Bandit Action Cam funciona igual dentro y fuera del agua.

VER MÁS INFO

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN

> 81


TECNO

>

APP PARA DISPOSITIVOS MÓVILES TOMTOM BANDIT

CONEXIÓN AL PC SIN NECESIDAD DE CABLE

82 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


¡EDITA Y COMPARTE TU ACCIÓN EN POCOS MINUTOS! (NO EN HORAS)

4K

ULTRAHD

LA CÁMARA DE ACCIÓN REINVENTADA La primera cámara de acción Ultra HD 4k con servidor multimedia y sensores de acción integrados.


publicidad@kissthemountain.com

84 KISSTHEMOUNTAIN

REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA


REVISTA DE TRAIL RUNNING Y MONTAÑA

KISSTHEMOUNTAIN 85


FOTOGRAFÍA DE PORTADA: Pipi Cardell. Fotógrafía: Pipi Cardell.

Número #05. Silencio. Mayo 2016 EDITA kissthemountain C/ Albaricoque, 18 18198 Huétor Vega – Granada info@kissthemountain.com REDACCIÓN Juanmi Ávila juanmi@kissthemountain.com ARTE Kiko Cardona kiko@kissthemountain.com MAQUETACIÓN Y DISEÑO Kissthemountain TRADUCCIÓN Vincenzo Fognini PUBLICIDAD publicidad@kissthemountain.com (+34) 670013576 COLABORADORES Inma Garrido Fabio Menino Paralelo 70 FOTOGRAFÍA Fabio Menino Pipi Cardell Fede Arcos Zafra Selu Vega Oriol Batista Photo Skull José Miguel Muñoz Luis Ordóñez

Prohibida la reproducción, edición o transmisión total o parcial por cualquier medio y en cualquier soporte sin la autorización escrita de kissthemountain. Kissthemountain no comparte necesariamente las opiniones de sus colaboradores.


“LOS HOMBRES SE HACEN. LAS MONTAÑAS ESTÁN HECHAS YA”.

FOTOGRAFÍA: ARCHIVO KTHEM

ALESSANDRO GOGNA

publicidad@kissthemountain.com


FOTOGRAFÍA: LUIS ORDÓÑEZ Una publicación de:

www.kissthemountain.com

Kissthemountain #05 Silencio  

Revista digital de montaña.