Issuu on Google+

La Dama llamada Amor

Cuando miro la fortaleza del amor, La observo, La inspecciono, La superviso…

Y tiemblo, Tiemblo como diablo, Tiempo de temor, También, tiemblo de alegría.

¿Que siento, Cuando el viento procede De la brisa de tu aliento, De tu espíritu frágil?

Adiós soledad, Adiós tristeza.

Hola dolor, Hola ardor, Hola pasión. Hola señorita, Hola, Vida. Cuando veo una empresa semejante, Doy mi esperanza, Doy mi fe, Doy… Mi amor.


Y cuando el mirar de la fantasía se cruda con mi mirar, Digo… ¡Estoy aquí! ¡Te deseo, Te anhelo, Anhelo tu mano, apretada con la mía!

Tú muestras tu gozo, Y yo muestro mi velo.

Mi corazón está abierto, Mi alma es libre.


La Dama llamada Amor