Page 1

NĂşmero 40 Marzo - abril 2015

CĂłmo enseĂąarle a ser ordenado

Tiempo de calidad con nuestros hijos

Neurodesarrollo de 10 a 18 meses Ejemplar gratuito prohibida su venta

www. gymboree.com.mx


Índice Editorial

Neurodesarrollo de 10 a 18 meses

4 6

Publicación Bimestral. Año 8 Número 40 marzo 2015 - abril 2015   Directora Editorial Pilar González Corona Director de Arte Ricardo Ham R.

Mamás con autoestima, hijos felices La importancia y el cuidado de los primeros dientes de mi bebé

Nutrimentos básicos para mi bebé

10

Diseño Gráfico e Ilustración: Andrea Vargas Figueras Fabián Gutiérrez Castillo Corrección de Estilo Beatriz Eréndira Sandoval Contreras

14 18

Colaboradores: Psic. Lourdes Rodríguez, Psic. Berenice E. Marroquín C, Dra. Mylka M. Araujo, L.N. Mónica Sayuri Ramos Imuro, Lic. Claudia Rivas, Lorenza Estandía González-Luna, Lic. en Educ. Preescolar Carmen Almazán, Mtra. Esther Medina, Bonafont. Fotografías: Gymboree Play & Music®, Archivo Digital, Andrea Vargas Figueras, Ricardo Ham, Pantherstock, Shutterstock Ventas Productos Gymboree, Melissa Serrano M., Edgar Herrera

La importancia del tiempo de calidad como padres con nuestros hijos

24

Lectura en familia con bebés

30

Cómo enseñarle a ser ordenado

34

¿Mi hijo aprende todo lo que necesita saber?

38

www.gymboree.com.mx Servicio de atención al público 01800 00 49626 gymboreecomparte@gymboree.com.mx Revista Gymboree Comparte

Por un México más 42 ligero ¡A bajar nuestra huella calórica y huella de carbono!

(D. R.) © Gymboree Comparte. Marca Registrada. Año 8 Nº 40, Fecha de publicación: marzo 2015 a abril 2015. Revista bimestral, editada y publicada por: Productos Gymboree S.A. de C.V. Prol. Manuel López Cotilla No. 1535, Col. Del Valle, Deleg. Benito Juárez, C.P. 03100, Tel. 55241324. Fecha de impresión: febrero de 2015. Impreso por: Grupo Gráfico Arenal, S.A. de C.V. José Ma. Agreda y Sánchez No. 223, Colonia Tránsito C.P. 06820, México D.F. Tiro: 70,000 ejemplares. Certificado de Reserva de Derechos Nº 04-2007-052813060800-102. Certificado de Licitud de Título Nº 12355. Certificado de Licitud de Contenido Nº 9918. Gymboree® Comparte es una publicación gratuita, distribuida en sus centros Gymboree®, consultorios pediátricos y ginecológicos. Prohibida la reproducción parcial o total del material editorial publicado en este número ©. Las opiniones vertidas en los artículos publicados son responsabilidad de quien los firma y no reflejan necesariamente la opinión de Gymboree® Comparte.

Cuida el planeta, dona esta revista a alguien que la necesite


Editorial Pilar González Corona Directora Editorial

Hace

25 años me topé con un proyecto totalmente innovador que ha sido el eje de mi vida. La verdad, me atreví a soñar, a escuchar mis aspiraciones y lograr una experiencia única donde el juego y el aprendizaje han sido el motor principal de Gymboree. Encontré enseñanzas y amistades, compañeros de trabajo ahora hermanados, con quienes he compartido una larga historia que obviamente significa mucho por su fuerte impacto en mi crecimiento diario. Miles de bebés pasaron por mis brazos durante muchísimos años de clases, venían por un corto tiempo pues crecen demasiado rápido, pero debo reconocer que fui muy afortunada por haber disfrutado lo mejor: su alegría. Con melancolía me refiero a esos recuerdos, por ello de vez en cuando me gusta aparecerme de nuevo por el centro para cargarme de esa particular energía que los niños contagian. Confucio decía: “Elige un trabajo que te guste, y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”. No puedo imaginar mi vida desde otra perspectiva; seguir mi propio camino con esa misma visión es lo que ha realizado una historia de éxito; una historia muy afortunada, alegre; tan alegre y breve como puede ser un niño en brazos. Conoce nuestra revista digital y nuestro Gymbo Store: www.gymboree.com.mx www.kindergym.com.mx. Como siempre te invitamos a que escribas tus comentarios y sugerencias a: gymboreecomparte@gymboree.com.mx Revista Gymboree Comparte @Revista Gymboree

4


neurodesarrollo de 10 a 18 meses

Por: Psic. Lourdes Rodríguez Mtra. en Desarrollo Humano Psicomotricista

Se sabe que el desarrollo del niño se caracteriza por la adquisición progresiva de funciones y que cada pequeño tendrá una evolución en todas las áreas (motora, de lenguaje, cognitiva, emocional, social) en paralelo con el proceso de maduración del sistema nervioso, de acuerdo con su estructura genética, los factores biológicos y ambientales, la alimentación y los estímulos que ha recibido.

El proceso de interconexión entre las neuronas crece rápidamente en los primeros meses, por lo que el cerebro aumenta de manera considerable durante ese tiempo; a los 6 meses ya pesa el doble, y a los 18, alcanza el 80% del peso definitivo. El desarrollo del ser humano en estas primeras etapas tiene un orden, los estudiosos lo han detallado desde distintos puntos de vista; agrupan conductas esperadas en determinada edad de acuerdo con el área. Todos concuerdan en que al cumplir con estos patrones básicos se pueden establecer pautas de “normalidad”. Así es como sabemos que entre los 10 y los 18 meses los niños logran: 6


desarrollo

7


desarrollo

Desarrollo Socioemocional -El niño se reconoce en el espejo hasta los 15 meses, antes solo le gusta verse. -Gran pico de angustia de separación y miedo a los desconocidos, porque descubre que está solo y necesita de sus padres para asegurarse. -Expresa afecto. -Le gusta dar y recibir. Actúa impulsivamente conforme se siente. -Combina juego solitario y le llaman la atención otros niños. Es aún posesivo.

Desarrollo Cognitivo

Desarrollo Motor

Desarrollo de Lenguaje

-Resuelve problemas por ensayo y error. -Explora. -Varía acciones sobre los objetos para ver los efectos que tienen, por ejemplo: *Disfruta de jalar la palanca del escusado, apagar la luz, etcétera. -Imita gestos nuevos. -En la segunda mitad del año de edad desarrolla la habilidad de memoria de trabajo.

-Gatea. -Se para solo. -Tiene marcha lateral. -Marcha de frente con ayuda. -Se agacha y se levanta. -Hace pinza con los dedos para sostener juguetes o libros. -Lanza pelotas hacia delante. -Apila cubos. -Le gusta empujar, jalar y vaciar.

-Sobreextensión del lenguaje (comprende más de lo que significa una cosa); de “calle”, por ejemplo. -Después del balbuceo comienza la aparición de palabras incompletas como aba, por agua. -Usa onomatopeyas. - Se frustra por querer decir algo que no es entendido.

Las áreas de desarrollo -cognitiva, social, emocional, motora y de lenguaje- dependen unas de las otras y se influencian entre sí. Por ejemplo: un bebé de 10 meses levanta los brazos para que su papá lo cargue. En esta simple acción se notan varias áreas: el deseo de ser cargado es un indicativo de su desarrollo social y emocional; se ve su desarrollo cognitivo al pensar en cómo comunicar su deseo; si dijera upa además, se observaría el desarrollo del lenguaje; y por supuesto se advierte su desarrollo motor al estirar ambos brazos en la dirección correcta para poder comunicarse. Es importante recordar que LA VELOCIDAD en que aparecen las conductas PUEDE VARIAR UN POCO, por lo que comparar a un niño o niña con otro de la misma edad podría generar preocupación en mamá y papá si observan que su pequeño no ha logrado algo que ven en otros. Sin embargo, sí hay que tener en cuenta que a determinada edad se debe haber cumplido una conducta, y en caso de que no se haya logrado es preciso pensar que podría ser un FACTOR DE RIESGO. Debemos tomar en cuenta el historial de cada pequeño, en especial si tuvo un nacimiento prematuro. ¿Cómo se calcula su edad de desarrollo?: Se procede a restar a su edad cronológica el número de semanas de gestación que le faltaron: 0 a 4 meses, corrección del 100% 4 a 8 meses, corrección del 75% 8 a 12 meses, corrección del 50% 12 a 18 meses, corrección del 25% Para todos es incuestionable que los primeros años de vida son fundamentales para la DETECCIÓN TEMPRANA de cualquier desviación en algún área del desarrollo, y que si nos mantenemos alertas a los SIGNOS DE ALARMA podremos brindar atención 8


desarrollo

oportuna a cualquier retraso o alteración y diagnosticar y ATENDER A TIEMPO, de manera que se pueda mejorar la capacidad futura de ese niño. A continuación se detallan los signos de alerta para niños de 10 a 18 meses: • • • •

• •

Se tarda en responder cuando le hablan. No demuestra afecto (no da besitos, palmaditas u otras muestras de afecto). No explora los juguetes en diferentes formas (no varía el juego). Tiene poco control de su cuerpo; cuando está sentado se observa que hay poca estabilidad del tronco y pierde verticalidad fácilmente, inclinándose hacia los lados, hacia atrás o hacia adelante. No integra las dos manos en actividades que lo requieren (meter algo en una botella, cortar con tijeras). Deja caer objetos extendiendo todos los dedos, no los coloca en forma precisa. No inicia juego. No intenta resolver un problema (por ejemplo: alcanzar un objeto).

Lo idóneo es que un especialista en desarrollo (psicólogo, terapeuta físico, terapeuta ocupacional y de lenguaje, entre otros), o mejor aun alguien con especialidad en neurodesarrollo, le aplique al niño algún instrumento para EVALUAR SU DESARROLLO. Como no siempre esto es posible, existen pruebas de “tamizaje” que son valoraciones breves dirigidas a padres de familia con el fin de que ellos estén atentos al desarrollo de su hijo y, en caso de algún signo de alerta, contactar de inmediato al especialista para que haga una valoración más profunda. Es responsabilidad de todos (papás, educadores y profesionales de la salud) atender y si es necesario apoyar de manera especial a nuestros pequeños en edades tempranas.

9


TU RELACIÓN MÁS IMPORTANTE ES PRIMERO CONTIGO. ¿Cómo pensar siquiera que puedes tener el cuidado de alguien más si repruebas en el examen de cuidado propio?

10


Mamás con autoestima,

hijos felices Amarse a sí mismo no tiene nada que ver con narcisismo o vanidad, sino con salud mental, y esto nutre las relaciones con los demás.

educación

Por: Psic. Berenice E. Marroquín C. Atención Familiar Especializada

Mamá: con cuánto afán has enseñado a tus hijos a aprender las reglas que se siguen en la mesa, los hábitos deseables y las conductas que permiten la adaptación dentro de lo que es correcto de acuerdo con tu criterio o con lo esperado en la sociedad en que te mueves. Con cuánta dedicación has pasado momentos, horas y días corrigiendo las conductas y respuestas de tus hijos, modelándolas. Ahora pregúntate si con el mismo empeño has cuidado el desarrollo de su salud mental y emocional, dándoles espacio para responder dando su opinión y no conforme a lo que tú quieres; permitiéndoles expresar sus puntos de vista aun cuando no compartan el tuyo, o dejándoles mostrar sus sentimientos sin anularlos. Si bien es cierto que los hijos no vienen con un manual, también es cierto que debes cuidar el mensaje consciente y sobre todo inconsciente que constantemente les das. Con el mismo detalle que exiges, da. Mamá: tu autoestima impacta e influye en la autoestima de tus hijos y en su futuro. Antes de querer corregir el problema de autoestima, seguridad, autoconfianza en los niños, debes voltear a verte; cuando no trabajas desde la causa, el efecto siempre continúa. Antes de empezar, te invito a ver dónde estás parada.

“El primer amor comienza en casa y es el que se dirige a ti mismo.”

Tu persona y el estilo con el que te educaron influyen en la manera en la que enseñas lo que es el amor en general y, sobre todo, el amor propio o autoestima. 11


educación

Pregúntate: Para ti, ¿qué es el amor? Qué es lo que te significa amar. Todos tenemos familia, contextos, ideas y situaciones diferentes, pero en tus términos (no en los que enseña la sociedad sobre lo correcto o adecuado), qué significa “amor”. ¿Cómo aprendí a amarme? En esta idea de amor, ¿cómo te lo demuestras a ti misma? ¿Y a los demás? ¿A tu pareja y a tus hijos? En mi familia, ¿cómo se expresa el amor? Qué haces para que tus seres cercanos se sientan amados. Algunos pueden expresar amor preparando una rica cena, otros pueden hacerlo verbalmente o incluso con un regalo o una sorpresa. ¿En tu casa qué hacen? Mis hijos, ¿qué patrones están siguiendo? De lo que les has enseñado, qué están reproduciendo: ¿enojo, manejo del éxito, amor, gritos o condescendencia…?

Una buena autoestima: • Incrementa las emociones positivas además de optimizar tus habilidades y hacerte más eficiente. • Permite establecer vínculos más equilibrados con los demás. • Te da autonomía e independencia emocional. Pero recuerda que cuando hablamos de cuidar tus relaciones y nutrirlas, la primera persona a quien debes cuidar es a ti misma. ¿Cómo te hablas?, ¿qué te provees?, ¿cómo te cuidas?, ¿te cumples lo que te prometes?, ¿cómo te premias? Esto es muy importante porque no puedes dar lo que no tienes; así que cuando vas negando tus necesidades, intereses o pasiones por cubrir los ajenos, aunque sean de tus hijos, sientes vacío y esto te va generando frustración, que a su vez perjudica tu interacción con el medio ambiente y eventualmente te hará explotar. No podemos pedirles a los niños que hagan lo correcto o fomentar un juicio en ellos, si nosotros como adultos hacemos lo contrario. Debemos dejar ir a quienes somos para llegar a ser quienes queremos ser en esa versión perfecta que ambicionamos. Para lograrlo es importante lidiar con lo que sentimos y no adormecerlo, callarlo o anularlo, porque esta es una de las principales razones por las que podemos estancarnos. Considera la autoestima de tus hijos como una cuenta en el banco: de ahí sacas en la medida en que inviertes. ¿Qué ideas, enseñanzas, creencias o mensajes has reforzado? Estas ideas se alimentan de lo que tú primero crees y construyes para ti; pon atención a tu día. Cuando algo no te sale, ¿qué te dices, qué afirmaciones te haces? Cuándo algo te sale muy bien, ¿cómo te tratas? Cuando tienes éxito, ¿necesitas que te lo reconozcan para creértelo? Si escribieras una lista de cosas buenas de ti, ¿hasta qué número podrías llegar antes de quedarte sin ideas? Vivimos en una sociedad acostumbrada a hacer sentir culpables a las personas que se mandan mensajes positivos o que tienen sentido de valor propio; sin embargo, es importante reconocerte y saber cuánto vales. Debes entender que ser mamá no significa ser héroe; debes permitir que tus hijos se acerquen y conozcan tus estados de ánimo. Cuántas veces has visto o vivido la escena en la que está una mamá llorando y, si se acerca el hijo y le pregunta por qué llora, ella niega sus emociones y dice que se le metió polvo en los ojos.

12


educación

Empezamos desde aquí: es primordial que tus niños sepan que eres su mamá y que harás tu mejor esfuerzo, pero que con ello vienen errores y sobre todo sentimientos. Cuando los niños ven los sentimientos reflejados en los papás y cómo los manejan, tienen la posibilidad de saber qué hacer con sus propios sentimientos y de construir su autoestima.

¿Cómo mejorar la autoestima de tus hijos? Empieza en ti: • Haz una lista de cinco cosas que necesites en la relación contigo misma. • Haz una lista de cinco cosas que necesites en tu relación de pareja. • Haz una lista de cinco cosas que necesites en la relación con tus hijos. Una vez que tienes claro lo anterior, saca tu agenda y empieza a organizar tu tiempo para proveerte de esas cosas que necesitas y lograr el cambio que deseas.

Sería importante empezar a tratarte como si fueras tu mejor amiga: Self-care + self-love = self-knowledge} Self esteem Autocuidado + Amor propio = Autoconocimiento} Autoestima La vida es de cambios constantes, y eso implica crecimiento. Ahora que tienes que hacer, piensa dónde identificas debilidades en tu modelo de crianza y qué efecto van teniendo en tus hijos; recuerda que hacer trampa es engañarte a ti.

Piensa y analiza si tus patrones emocionales te encierran o te salvan: 1. Qué de tu estilo de crianza te esclaviza. 2. Qué modelo enseñas. 3. Bajo qué estructura trabaja tu familia. 4. Qué cambios reales han hecho.

Por: Psic. Berenice E. Marroquín C. Atención Familiar Especializada www.facebook.com/AtenciónFamiliarEspecializada Twitter: @atefamesp atefamesp@gmail.com www.atencionfamiliarespecializada.blogspot.mx

13


La importancia y el cuidado de los

primeros dientes

de mi bebé

Por: Dra. Mylka M. Araujo Dr. Nûby

La dentición es la etapa de formación, salida y crecimiento de los dientes. Este desarrollo inicia mucho antes de que lo podamos percibir, inicia durante el embarazo. La dentición temporal, conocida también como dentición de leche, da inicio alrededor de los seis meses de vida y se completa alrededor de los dos años. Dentro de esta etapa se pueden manifestar dos variaciones: la primera variación se denomina dentición temporal temprana o precoz y su característica es que aparecen los primeros dientes desde el tercer mes de vida; y la segunda variación es la dentición temporal tardía, en la cual aparece el primer diente hasta cumplido el año de edad.

¿Por qué es importante cuidar los dientes de mi bebé? Los dientes cumplen tres funciones, las cuales juegan un papel importantísimo en el desarrollo correcto de tu bebé. Estas funciones son masticación, fonética y estética.

Masticación: Es el proceso

mediante el cual se tritura la comida, con los dientes en colaboración con la lengua, preparando así el alimento para la digestión y la correcta asimilación de nutrientes que ayudarán al adecuado desarrollo de tu bebé.

14

Fonética: Los dientes tienen una participación muy importante en la correcta pronunciación de las palabras, ya que en conjunto con la lengua, son los encargados de producir y emitir sonidos.

Estética (y expresión facial):

Está íntimamente ligada a la apariencia, es un medio importante para expresar emociones y estados de ánimo. Si no se cuidan adecuadamente los dientes, se desarrollarán problemas relacionados con la salud bucal y la armonía estética de la boca, lo que puede provocar inseguridad y alteraciones de la autoestima durante la etapa adolescente y adulta.


salud

¿Qué síntomas voy a notar en mi bebé cuando le salgan sus primeros dientes? Los síntomas o molestias que se pueden presentar en tu bebé incluyen: salivación excesiva, notar que se frota las encías o los oídos, ganas de morder o succionar sus dedos o cualquier objeto duro, actividad irregular en su alimentación, mal humor, encías inflamadas y sensibles, sarpullido en la cara (por el exceso de saliva), episodios de llanto, patrones irregulares de sueño y algunas veces aparecen pequeñas manchas blancas en el lugar donde va a salir el diente. En algunos casos más delicados puede haber laceración o sangrado leve.

¿Cuándo comenzarán a salir los dientes de mi bebé? Cuando tu hijo cumpla alrededor de seis meses de edad, podrás notar el enrojecimiento de sus sensibles encías, lo cual te indicará que sus primeros dientes están por salir. Generalmente los primeros dientes en aparecer son los dos dientes frontales inferiores, también conocidos como los incisivos centrales inferiores. De cuatro a ocho semanas después, aparecen los dientes incisivos centrales y laterales superiores. Aproximadamente un mes después, aparecerán los incisivos laterales inferiores, los dientes que salen a continuación son los primeros molares y finalmente los colmillos. La mayoría de los niños tiene sus 20 piezas dentales de leche al cumplir su tercer año de edad, 10 en el maxilar superior y 10 en el maxilar inferior.

¿Es normal que mi bebé tenga dientes antes de cumplir los seis meses? En algunos casos poco frecuentes, los niños nacen con dientes o producen un diente durante las primeras semanas de vida; no es razón de alarmarte, pero es recomendable estar al pendiente de que no provoquen interferencia para su adecuada alimentación. Si se sienten sueltos es recomendable visitar a tu pediatra, ya que se corre el riesgo de que el bebé pueda tragarlos, pero generalmente no es una causa de preocupación.

La dentición puede ser incómoda, si notas alguna alteración fuera de las mencionadas, consulta al pediatra de tu bebé. Se ha especulado acerca de que las encías hinchadas e irritadas provocan fiebre o diarrea, pero se ha demostrado que el proceso de dentición no es el causante; cuando se presentan estos síntomas durante este proceso se considera coincidencia. En caso de presentar estos síntomas, en primera instancia se debe controlar el aumento de temperatura con medios físicos y administración de un antipirético, por ejemplo paracetamol. En caso de difícil control consulta al pediatra de tu bebé, para que detecte el origen de la aparición de estos síntomas.

15


salud

5 consejos claves para mantener contento a tu bebé durante la salida de sus primeros dientes: 1. Toma un pañuelo suave y limpia la carita de tu bebé para quitarle el exceso de saliva y evitar que se irrite su delicada piel. 2. Limpia las encías y dientes de tu bebé con pasta dental SIN FLUORURO, para evitar que tu bebé desarrolle fluorosis. Aplícalo con un cepillo dental de cerdas suaves especial para bebé, algunas pastas lo incluyen. 3. Procura tener mordederas a la mano para aliviar un poco la sensibilidad de las encías de tu bebé, asegúrate de que éstas sean lo suficientemente grandes y resistentes para que no se fragmenten y así no corra el riesgo de ahogarse. Asegúrate también de que el material con el que están hechas sea libre de BPA. Es muy importante mantener las mordederas desinfectadas, sobre todo si te encuentras fuera de casa; utiliza toallas especiales para desinfectar mordederas. Existen en el mercado productos que las mantienen desinfectadas hasta por cuatro horas. 4. Nunca administres o apliques aspirina sobre los dientes de tu bebé, ya que puede ocasionar Síndrome de Reye; tampoco frotes sus encías con alcohol. Si administras algún medicamento a tu bebé, recuerda que la dosis siempre debe estar ajustada por un médico, ya que en caso de ser mayor la dosis puede provocar intoxicación. 5. Si tu bebé parece irritable, utiliza un gel adormecedor que ayude a mejorar la inflamación, aplícalo directamente sobre la mordedera. Es importante que el gel adormecedor que utilices sea hecho con productos totalmente naturales no tóxicos. Higiene y Cuidados El cuidado y la limpieza de los dientes de tu bebé son muy importantes para la salud dental a largo plazo. Aunque los dientes de leche se caerán, las caries dentales pueden afectar sus encías antes de que los dientes permanentes estén listos para salir. El cuidado diario dental del bebé debe comenzar antes de la salida de su primer diente; después de cada alimento, lava las encías del bebé con una pasta dental SIN FLUORURO. Cuando salgan los dientes, cepíllalos con un cepillo de cerdas suaves especial para bebés. Utiliza productos de limpieza especiales para bebé y consiéntelo; no es necesario que enjuagues, solo elimina la baba excedente. Al cumplir tres años ya podrá escupir la pasta, 16

así que puedes utilizar solo una pequeña cantidad de pasta dental con fluoruro (del tamaño de un chícharo) para reducir el riesgo de que el niño la trague. También evita que la tome directamente del tubo, una sobredosis puede provocar fluorosis. Cuando todos los dientes de tu bebé hayan salido, límpialos al menos dos veces al día, especialmente después de las comidas. Es importante que enseñes a tu bebé a tomar la rutina de lavarse los dientes, y cuando te laves los dientes invítalo para que te imite. No dejes que tu bebé se quede dormido con un biberón; la leche o el jugo pueden permanecer en su boca y provocarle caries y placa dental.

Cuando salga el primer diente de tu bebé, será una experiencia muy emocionante para ti y para él, así que celébrenlo; tómale fotos y anota la fecha de aparición, conserva los recuerdos y cuando tu pequeño crezca podrá revivir ese momento, que tal vez cuando ocurrió no entendía tanta emotividad y celebración de sus padres. El proceso de dentición puede resultar molesto para tu bebé, y preocupante para ti, pero si sigues estos consejos te darás cuenta de que puedes hacer mucho más sencillo este importante suceso. Dra. Mylka M. Araujo Doctora. Nûby www.facebook.com/NubyMex


salud

17


18


nutrición

Por: L.N. Mónica Sayuri Ramos Imuro Nutrición y Metabolismo NIDO

nutrimentos basicos para mi bebé

Todas aquellas personas que conviven con un bebé a diario saben que crece y cambia de un día a otro. Solo en los primeros 12 meses de vida, la mayoría de los niños aprende a sentarse por sí mismo, gatea, se para, se comunica y hasta triplica su peso. En ningún otro momento de la vida existe un desarrollo tan determinante como en esta etapa. ¿Cómo lo logran?: a través de la energía obtenida de los alimentos que consumen. Una buena nutrición es importante para que todo esto suceda de manera óptima. Los niños (y los adultos) requieren vitaminas, minerales, suficiente proteína y calorías para desarrollarse y crecer de manera adecuada. Lo mejor que podrá hacer una mamá durante los primeros meses de vida de su hijo es darle leche materna, ya que esta le asegura una calidad de nutrimentos y componentes inmunitarios que lo cuidan de enfermedades del medio ambiente, además de que en términos psicológicos crea un vínculo muy fuerte entre ambos. Después, de acuerdo con el desarrollo físico y motriz del pequeño, se introducirán poco a poco otros alimentos para cubrir sus nuevos requerimientos que le permitan tener un desarrollo idóneo. ¿Cómo saber si lo estás haciendo bien? ¿Cómo saber qué nutrimentos necesita tu bebé?, ¿en dónde se encuentran y para qué sirven específicamente?

19


nutrición

Energía Para que te des una idea, los adultos requerimos alrededor de 35 a 40 calorías por cada kilogramo de peso que tengamos (si estamos en un peso adecuado); los bebés, en cambio, requieren alrededor de 100 calorías por cada kilogramo de su peso. La diferencia es muy grande, y toda esta energía se utilizará para que crezca y se desarrolle. Al principio, todas las calorías las podrá recibir de la leche y es por esto que los bebés se alimentan cada dos o tres horas. Poco a poco se irá espaciando más el tiempo y después se introducirán nuevos alimentos suficientes para completar su requerimiento energético.

Macronutrimentos La leche materna y también las fórmulas contienen macronutrimentos: hidratos de carbono, proteínas y lípidos en una proporción ideal para el bebé, lo que le permite crecer sin generarle problemas de salud. Al introducir nuevos alimentos hay que asegurarnos de que reciban un porcentaje apropiado para evitar problemas de peso en su infancia o inclusive en su vida adulta.

Micronutrimentos Son todas aquellas sustancias que se requieren en pequeñas cantidades para mantener el organismo saludable; son las vitaminas y los minerales. A continuación mencionamos los más importantes para tu bebé.

20

Hierro:

La función principal del hierro es la formación de hemoglobina, una fracción de los glóbulos rojos encargados de transportar el oxígeno a todas las células del cuerpo. También ayuda al desarrollo cerebral y tiene impacto en esta edad para el desarrollo de habilidades motrices y la memoria. Algunas fuentes de hierro son carne, pollo, espinacas y brócoli. Cuando los niños sean mayores de un año podrán obtenerlo también de pescado y huevo (en especial debes esperar si hay antecedentes familiares de alergias).

Cinc:

Igual que el hierro, el cinc participa en el desarrollo neurológico, pero tiene otra función muy importante: ayuda a producir glóbulos blancos, las células encargadas del sistema inmunitario y que evitan enfermedades. Otra de sus funciones y muy importante es la reparación celular. La mayoría de los cereales para bebés están fortificados con cinc, y este también se encuentra en carnes y pollo. Generalmente las fuentes de hierro también lo son de cinc.

Fósforo, Calcio y Vitamina D:

Estos tres van de la mano, pues están relacionados con la formación y crecimiento de los huesos. La absorción del calcio depende de la cantidad de Vitamina D y del fósforo. Se encuentran juntos principalmente en la leche y otros productos lácteos, pero se debe completar la cantidad de Vitamina D y lo recomendable para ello es que tu bebé tome el sol por unos cuantos minutos diariamente. Más adelante, cuando pueda comer otros alimentos, fuentes muy accesibles son los cereales y el yogur. Después del año, puedes darle a tu hijo huevo y pescado.

Omegas: Son ácidos grasos poliinsaturados. Algunos de ellos no pueden ser producidos por el cuerpo, y por eso deben consumirse en la dieta. Son importantes para los bebés pues ayudan al desarrollo neurológico durante los primeros dos años de vida. Se encuentran en altas cantidades en la leche materna. Se encuentran en aceites vegetales crudos, pescados y algas que se pueden consumir libremente después del año de edad. Vitamina A: Es la vitamina famosa por actuar en la vista. Cuando nacen los bebés, su visión no está totalmente desarrollada, pueden ver cosas de cerca pero no distinguen con definición los objetos. Mejorar la visión no es la única función de la Vitamina A, también es importante para el desarrollo celular en pulmones, vías urinarias y aparato gastrointestinal, y para mantener un sistema inmune saludable. Se encuentra en forma de retinol en: hígado, huevo y productos fortificados. Como carotenos está en: zanahorias, camote naranja, mango, espinaca, pimiento y papaya.


nutrición

Complejo B: Se trata de un grupo de vitaminas que trabajan en conjunto a distintos niveles. Algunas de ellas intervienen en la conversión de glucosa en energía; otras actúan sobre el sistema nervioso o hasta en la producción hormonal. La deficiencia de ellas podría conducir a estrés, ansiedad o depresión. Son muy necesarias en los bebés pues su sistema digestivo no está totalmente formado. El Complejo B ayuda a la descomposición de los nutrimentos. Se ha visto que contribuye mucho en la concentración y el aprendizaje (y debes recordar que los primeros años de vida son en los que más se aprende). Las fuentes principales de este conjunto de vitaminas son las carnes. En el caso de la vitamina B12, es importante que tu bebé tenga una flora intestinal sana, ya que esta se encargará de producirla un poco. Para cuidar su flora intestinal, es recomendable que coma verduras. Vitamina C: Es una de las vitaminas más famosas porque ayuda a proteger al cuerpo de las infecciones de vías respiratorias, y casi todas las personas saben que se encuentra en las frutas cítricas como: naranja, toronja, kiwi, guayaba, limón. Sin embargo, esa no es su única función. También es indispensable para mantener articulaciones y huesos saludables, contribuye a reparar heridas, mejora la piel con problemas, propicia la absorción de hierro y puede ayudar a los bebés con estreñimiento.

21


nutrición

Vitamina E: No solo es un antioxidante; para los bebés, su función más importante es la formación de glóbulos rojos que ayudarán a transportar el oxígeno adecuadamente a cada una de sus células. También tiene influencia sobre el sistema inmunitario, protege contra virus y bacterias. La Vitamina E está en aceites vegetales, semillas y hortalizas de hoja verde, así como en cereales y alimentos fortificados. Vitamina K: Tiene la función de ayudar a las células de la sangre a coagular cuando hay una herida. Los bebés tienen dificultad para producirla, pues se sintetiza a partir de la flora bacteriana intestinal que es muy baja en los primeros días de vida. En muchas ocasiones, en los hospitales se les suministra una dosis de Vitamina K a los recién nacidos, para evitar problemas hemorrágicos (aunque son poco frecuentes). De cualquier forma, es preferible que para llegar a sus requerimientos el bebé tome leche materna, que es una fuente rica en Vitamina K. Posteriormente, él mismo producirá su propia flora intestinal que le ayudará a aumentar sus niveles y aparte podrá consumirla en hortalizas de hoja verde, pescado, hígado, carne de res y huevo. Para concluir, les dejo una guía para que reconozcan a grandes rasgos el contenido de nutrimentos que tiene cada grupo de alimentos. Es importante incluirlos todos de manera equilibrada para lograr una dieta saludable y sin deficiencias para el bebé.

La verdura: contiene pocas calorías, pero tiene alta cantidad de fibra que ayudará a evitar problemas de estreñimiento; es rica en vitaminas y minerales. Ejemplos idóneos para tu bebé son: zanahorias, chayotes, betabel, ejotes, calabaza y espinacas. Las verduras se introducen primero, de los 4 a los 6 meses. La fruta:

contiene más calorías en forma de azúcar; también contiene fibra, aunque en mayor cantidad en la cáscara y esta es mejor evitarla los primeros meses. Al igual que las verduras, abunda en vitaminas y minerales. Las primeras frutas que debes darle a tu bebé son: manzana,

22

pera, plátano y ciruela. Evita los frutos rojos y el kiwi, pues podrían ocasionarle alergias; déjalos hasta el final. Introduce las frutas después de las verduras, alrededor de los 5 meses de vida.

Los

cereales: están compuestos principalmente por carbohidratos; los que son integrales tienen fibra y algo de proteína. Tienen altos niveles de vitaminas y minerales (sobre todo los integrales). Algunos que puedes ofrecerle a tu bebé son: arroz, avena, amaranto, pasta, camote amarillo, pan de caja y galletas. Inicia con los blancos, pues un exceso de fibra podría caerle pesado a tu bebé. Se pueden introducir al mismo tiempo que las frutas.


nutrición

Las carnes: no tienen carbohidratos, pero sí una alta cantidad de proteínas y algo de grasa (aun las carnes magras como pechuga de pollo, filete de res y lomo de cerdo, o pescado y huevo). Estos últimos dos se aconsejan hasta después de haber cumplido un año, especialmente en aquellos niños con antecedentes familiares de alergias. Las leguminosas: tienen altos niveles de carbohidratos y proteínas; también son ricas en fibra, por lo que al introducirlas en la dieta de tu bebé debes cocerlas en agua suficiente, molerlas y colarlas. El exceso de fibra podría ocasionar flatulencias. Algunas que puedes ofrecer a tu bebé son: habas verdes, chícharo, frijol, lenteja y garbanzo. Las carnes y las leguminosas pueden añadirse a la dieta a partir de los 6 o 7 meses. Los lácteos: tienen pocos carbohidratos, a excepción de la leche; buena cantidad de proteína, excepto la crema, y altas cantidades de grasa. No es que sea mala; todo incluido de forma moderada en la dieta de tu bebé es necesario para su desarrollo y salud. Algunos lácteos son queso, yogur, crema y leche. Respecto a estos últimos, la NOM 043 “Servicios Básicos de Salud. Promoción y Educación para la Salud en Materia Alimentaria. Criterios para Brindar Orientación” recomienda introducirlos de los 8 a los 12 meses de edad.

Recuerda que si tu bebé tiene antecedentes de alergia es mejor que le des huevo, pescado, chocolate y frutos rojos hasta después de que cumpla un año de edad. No olvides que una alimentación correcta se traduce en una vida saludable. Mónica Sayuri Ramos Imuro Comer Libre comer.librenyp@gmail.com San Francisco No. 1626, int. 302, Col. Del Valle, Benito Juárez, C.P. 03100, México, D.F. Tels.: 55341364 y 55247157

23


24


reporte especial

La importancia del tiempo de calidad como padres

con nuestros hijos Constantemente en nuestra labor de ser padres, escuchamos sobre el tiempo de calidad con nuestros hijos y lo comparamos con la cantidad de tiempo que podemos brindarles.

Por: Claudia Rivas Lic. en Pedagogía

Hoy, debido al ritmo de vida que muchos tenemos como papás y mamás que trabajamos, la ausencia de la figura paterna en casa, mamás solteras, abuelos a cargo de los nietos, la tecnología y el estrés de las ciudades, entre otros factores, se ve afectado ese “tiempo de calidad “ y no solo la cantidad de tiempo que compartimos con los seres más importantes para nosotros: LOS HIJOS, por quienes nos esforzamos día con día, pero que tristemente descuidamos SER Y ESTAR CON ELLOS.

25


reporte especial

El período más importante de la vida no es la edad universitaria sino la primera edad, que abarca entre el nacimiento y los seis años. En este lapso se forma la inteligencia del ser humano, es la base para el futuro, y en ella se forman los cimientos neurológicos, psicológicos, sociales y espirituales. En esta edad el niño necesita de una guía inteligente, presente y de calidad: qué mejor que nosotros como padres SER Y ESTAR presentes para ellos. Estudios psicológicos recientes han confirmado las teorías de la gran pionera en educación, María Montessori. Después de analizar varios estudios, el Dr. Benjamin S. Bloom, de la Universidad de Chicago, escribió en Estabilidad y Cambio de las Características Humanas: “Desde el momento de la concepción hasta la edad de los 4 años, el individuo desarrolla un 50% de su inteligencia madura; de los 4 a los 8 años el niño desarrolla otro 30%. Esto nos da una idea del crecimiento acelerado de la inteligencia en los primeros años de vida y de la posible gran influencia del medio ambiente en este

26

desarrollo”. El Dr. Bloom está de acuerdo con la teoría de la Dra. Montessori, que afirma: “El medio ambiente tendrá un impacto máximo durante el período de mayor crecimiento”. Menciono un ejemplo muy extremo: una dieta de hambre no afectará la estatura de un chico de 18 años, pero sí podría dañar severamente el crecimiento de un bebé de 1 año de edad, ya que el 80% del desarrollo mental de un niño ocurre antes de que cumpla los 8 años; por eso la importancia de tener condiciones favorables durante estos años es innegable. Y aquí entran los padres de familia en lo que se refiere a presencia de calidad en las diferentes etapas y áreas de formación de los hijos. Empecemos por la opinión que los niños tienen de sí mismos, que se llama autoestima o autovaloración (cómo nos vemos, cómo nos sentimos o cómo nos valoramos). Uno de los principales factores que diferencian al ser humano de los demás animales es la CONCIENCIA DE SÍ MISMO.


reporte especial

¿Cómo podremos ayudar a nuestros hijos con esta herramienta de vida, la autoestima, si no estamos presentes como principales formadores? Ayudamos en la formación de la propia autoestima o en apoyo a la de nuestros hijos, primero reconociéndonos como una creación de amor, única e irrepetible, y solo por eso tenemos cada uno un valor, dándonos cuenta de todas las cosas buenas con las que contamos y también aquellas que podríamos mejorar. Algunas afirmaciones que podemos hacernos y hacerles a ellos son: “yo me acepto”, “yo me valoro”, “yo me amo”, “yo me comprendo”.

27


reporte especial

Estar atentos como padres para NO ser quienes ejerzamos maltratos o usemos palabras inadecuadas u ofensivas con los hijos; ni familiares, ni amigos, ni hermanos, ni profesores, ya que esto va contra la integridad y respeto que cada uno merecemos. Debemos estar presentes (en mente y cuerpo) para conocer las cualidades, habilidades, áreas de oportunidad; darnos tiempo para escucharlos, no quedarnos con lo que como padres queremos interpretar (esto último en referencia a la etapa preescolarizada). Si estamos cerca de ellos porque hemos ido generando ese vínculo de comunicación a través del juego o de la escucha cuando platican -por ejemplo, de cómo les fue en el kínder o en casa de un amigo, o en la visita a los primos o a casa de los abuelos-, ellos podrán estar cercanos a nosotros y ver en las figuras de papá o mamá sus seres de confianza, seguridad y protección. Trabajar el área emocional es fundamental, es parte de su desarrollo integral y es muy importante saber manejar las emociones de modo que no las reprimamos, para dejarlas fluir sanamente y procesarlas, ya que esto nos ayudará a interactuar con otras personas con el fin de establecer relaciones equilibradas.

28


reporte especial

Y si al principio de este artículo exponíamos que el estrés es un factor que afecta en la forma como podemos estar con nuestros hijos, los invito a ustedes, padres de familia, a reflexionar respecto a cómo estamos cuando decimos que estamos con nuestros hijos: ¿realmente doy lo mejor de mí en ese momento? ¿Estoy atento a lo que mi hijo me quiere decir o platicar; lo escucho? ¿Estoy atento y disfrutando ese tiempo con él o ella, o estoy pensando en lo que no pude resolver en el trabajo o con algún pendiente en mente?

El trabajo que hagamos como padres al brindar a nuestros hijos tiempo de calidad tendrá grandes frutos en la relación con ellos en los años venideros, respetando y conociendo las etapas propias del ser humano por las que vayan atravesando. Algunas actividades sugeridas para acrecentar el tiempo de calidad con los hijos son: Desde recién nacido hasta alrededor de los 2 años: • Promover la lactancia materna para un diálogo con mamá. Atender a sus necesidades básicas. • Estimular al bebé con ejercicios propios a los meses que tenga. • Platicar con el pequeño a la hora del baño, al vestirlo, cuando está en diferentes lugares y situaciones (esto fomenta el lenguaje y es parte de la comunicación). • Acudir a programas de estimulación temprana (Gymboree) y compartir con él frecuentemente tiempo de calidad. • Estar presentes en todos los descubrimientos que vaya teniendo y reconocérselos, conocer la etapa de desarrollo en la que esté, para tener una mejor comprensión de él. De los 2 años a los 6 años: • Saber escucharlo (entablar diálogos con el niño). • Jugar con él (interesarse en sus juegos), narrarle cuentos, historias y vivencias personales, hablarle con la verdad (evitar las fantasías, y a la hora de ausentarse de casa los papás o cuando lleven al niño al kínder, comunicárselo con naturalidad). • Evitar la televisión, el ipad, la tablet y la computadora que, aunque son parte de nuestra vida cotidiana, a esta edad su uso prolongado puede provocar en los pequeños sentimientos de abandono, además de obstaculizar que el tiempo que pasen realmente sea con papá o mamá (en lugar de eso podemos ir platicando con ellos en el coche, distraerlos con juegos didácticos para la sillita del auto, llevarles cuentos apropiados a su edad, entre otras actividades). • Acompañarlo y apoyarlo con sus primeras tareas escolares. Y para terminar, estimados padres de familia, dos frases: EL INGREDIENTE FUNDAMENTAL PARA EDUCAR A UN NIÑO EMOCIONALMENTE INTELIGENTE, ES SU TIEMPO. EL COMPROMISO QUE TENEMOS ANTE LA VIDA ES CON NUESTROS HIJOS, POR LO TANTO: DEBEMOS TRATAR DE SER MEJORES PADRES DE FAMILIA DÁNDOLES CALIDAD DE TIEMPO, NO CANTIDAD DE TIEMPO.

29


lectura en familia con bebés

Por: Lorenza Estandía GonzálezLuna Gerente Editorial de Literatura Infantil y Juvenil Norma Ediciones S.A. de C.V.

Entendemos por lectura el proceso fundamental por el cual una persona entra en contacto con la cultura a través de obras escritas, impresas y ahora también en medios electrónicos, que la humanidad ha producido a lo largo de la historia. Al leer conocemos el mundo, nos apropiamos de él, resolvemos los interrogantes que la vida nos plantea, descubrimos lo conocido y lo desconocido, nos divertimos y aprendemos. La lectura es una fuente inagotable de aprendizaje sobre todas las áreas del conocimiento y es evocadora de emociones. Por todo lo anterior, es muy importante iniciar a los hijos en los procesos de lectura desde las primeras etapas de su vida. Traspasemos el umbral del miedo para acercarlos al maravilloso mundo del libro, la lectura y la literatura. Los padres de familia preguntan con frecuencia a qué edad es oportuno introducir a sus hijos a la lectura, y la respuesta es: desde el momento del nacimiento. Expertos en el tema

y promotores de lectura suelen considerar que los seis meses de edad son idóneos para ello. Los bebés ya han adquirido cierta maduración motora para tenerlos cómodamente en los brazos o semisentados sobre las piernas de un adulto; están más despiertos, observan el entorno, se muestran más concentrados ante ciertos estímulos y tienen respuestas emocionales ante objetos y en determinadas circunstancias.

¡La mejor motivación: un libro!

30


lectura

Generalmente hay asombro cuando se habla que debe ser desde el nacimiento, por considerarlo prematuro. De inmediato hay argumentos en contra: “¿Cómo voy a introducir a mi hijo a la lectura si aún no habla?”, “No va a entender la historia pues no conoce las letras”, o “Hay que esperar a que aprenda a leer”. Venzamos esas barreras. Como padres, no se pierdan la dicha de iniciar a sus pequeños en esta aventura. No hay que perder de vista que los bebés ven, observan, tocan, sienten y huelen. Son sus formas incipientes para entender la vida y en todos esos procesos hay “lectura”.

Lorenza Estandía González-Luna Gerente Editorial de Literatura Infantil y Juvenil NORMA EDICIONES S.A. DE C.V.

31


lectura

Haz la prueba y verás las respuestas maravillosas de tu bebé. Frente a un libro, reacciona de inmediato. Se siente atraído por el objeto como tal. Lo explora, lo toma, abriéndolo, abrazándolo, volteándolo de cabeza, acercándoselo a la boca; incluso puede llegar a morderlo para apropiarse de él. Observa y disfruta sus reacciones frente a las imágenes, colores, formatos y temas de los libros. Junto con el adulto, aprenderá a reconocer unos signos, letras y palabras que papá o mamá le narrarán en voz alta, en una cadena de sonidos, con una cadencia y musicalidad, con los cuales aprenderá a nombrar al mundo.

Abre el espacio de lectura, dedícale un tiempo y prepara el momento con la selección de un libro. Hay una vasta oferta de libros aptos para bebés, para todos los gustos e intereses. Ambos entrarán al ámbito de la ficción de cada historia. Volarán su imaginación y su fantasía. Disfrutarán de la magia de la literatura y con las emociones de asombro, sorpresa, alegría, curiosidad y gusto que las historias y todo buen libro sin duda les generarán.

Lecturas recomendadas

¡Ayyy!

Autora e ilustradora: Kook JiSeung ¿A qué niño le gusta ir al doctor? A ninguno. Tampoco a Simón, quien por eso trata de esconderse cuando su mamá lo levanta para ir al médico. Como le tiene miedo a los pinchazos, se inventa diferentes personalidades para simular que no está ahí. Durante un largo rato su imaginación lo lleva a sentir que es un león, un cerdo, una tortuga y otros animales y, así, mientras habla con su mamá, sus temores desaparecen y ni siquiera siente dolor. ¡Simón es un valiente! ISBN: 978-607722-141-8 Páginas: 32 Formato: 21 x 24 cm 32

Mi día de suerte

Autora e ilustradora: Keiko Kasza Cuando un cerdito toca a la puerta del señor Zorro por equivocación, el zorro no puede dar crédito a su buena suerte. ¡No todos los días aparece la comida en la propia puerta! Pero, ¿no tendrá razón el cerdito en que debería bañarlo y alimentarlo antes de comérselo? Preparar su comida resultará así un gran trabajo, pero, después de todo, es su día de suerte. ¿O acaso esta vez su comida ha resultado ser mucho más inteligente de lo que parece? Se trata de una historia que muestra de forma divertida que

no siempre es el pez grande el que se come al pequeño, si el pequeño sabe usar su astucia. ISBN: 958-04-9472-X Páginas: 32 Formato: 21 x 24 cm

Lorenza Estandía González-Luna Gerente Editorial de Literatura Infantil y Juvenil NORMA EDICIONES S.A. DE C.V.


a v i贸on e c u c n e s

gymbo & diversi贸n lectura, cultura


Cómo enseñarle a ser ordenado

Por: Carmen Almazán y Lourdes Rodríguez Gymboree Condesa y Del Valle

34


preescolar

El orden en la vida de los niños no comienza a una edad determinada, sino con la mentalidad de los padres que quieren que su hijo se vaya desarrollando pleno, que se sienta seguro de sí mismo y que, como consecuencia de su autonomía, vaya enfrentando los retos según la edad que tenga. Es importante saber que un grado razonable de orden es esencial para que ocurra el aprendizaje. Pero los papás difieren considerablemente en sus definiciones de orden. Muchos de ellos consideran que orden significa que la habitación debe estar totalmente clasificada, que cada juguete, ropa, objeto, debe ubicarse en canastas o por color o por función. Otros padres creen que orden es que no haya objetos tirados en el piso y que sea fácil encontrar las cosas, pero sin necesidad de una clasificación estricta. Los padres son las personas más importantes en la vida de un niño, y su aprobación les importa más que cualquier otra cosa en el mundo. Cuando “leen” las respuestas emocionales de sus padres ante su comportamiento, los niños absorben información sobre las conductas que aquellos aprueban.

El cumplimiento de las expectativas de los padres es un primer paso hacia la formación de los patrones de comportamiento y hábitos de sus hijos, los cuales se basan en la interiorización. Los niños siguen el ejemplo y van tomado los patrones como propios.

35


preescolar

Para modelar la conducta y las acciones, cualquier pequeño paso en la dirección correcta se refuerza hasta que se establece el patrón de conducta deseado.

¿Qué cantidad de orden es bueno y qué tanto llega a ser frustrante? A este respecto no existe ninguna fórmula mágica, no hay una solución única para todos los niños; algunos funcionan mejor con más estructura, más dirección de mamá o papá; otros prosperan y desarrollan autocontrol en un ambiente participativo donde ellos opinan, sugieren.

En la medida de lo posible, involucra a tus hijos en elfomento al orden en surecámara y en casa; será más fácil que lo realicen si se sienten parte del plan. Los más pequeños se entusiasman mucho participando. No todas las reglas deben establecerse en conjunto, ni tampoco podemos pedirles su opinión para todo lo que vaya a decidirse. Los padres deben tener claras algunas reglas, algunos ejemplos, que podrían ser: antes de salir a un paseo debe estar la habitación ordenada, la ropa sucia se tiene que colocar en el cesto seleccionado, los platos sucios se ponen en la tarja, etcétera. Y hay normas que no se pueden modificar, en cambio hay otras que pueden negociarse con los hijos. Existe también una clase de orden que, de manera casi imperceptible, se va introduciendo en la vida familiar; se trata de las rutinas que varían de familia a familia y que les permiten funcionar en una dinámica determinada. Pero, ¿quién decide estas rutinas?. En la mayoría de las ocasiones son las cabezas de familia quienes van marcando las pautas de orden para las actividades que durante el día se realizan, y lo ideal es que sean revisadas y acordadas en pareja; sin embargo, casi siempre se van dando de manera espontánea y cotidiana. No es hasta que llega un nuevo miembro al grupo familiar, que se dan cuenta que sus rutinas se van modificando y es en ese momento cuando se

36


preescolar

nota la importancia de cumplirlas lo más cercanamente posible para continuar sintiendo la seguridad que nos brindan. Es una realidad que todos nos sentimos mucho más seguros cuando tenemos la certeza que nos da el orden de las cosas. Pero no solo se trata de encontrarnos en un sitio donde los objetos están acomodados bajo cierto criterio -esto también es muy importante, claro-, sino también del orden que establecemos para las actividades matutinas, de mediodía y por la noche, que es la base que nos da estructura. De ahí la importancia de guiar a nuestros hijos desde pequeños con hábitos establecidos de actividades como la hora de los alimentos y el lugar donde se toman; el aseo personal y dónde depositar la ropa sucia; la hora de jugar y de recoger; y claro, la hora de descansar. Cuando estos simples aspectos se respetan de manera cotidiana establecemos para los niños un hábito que estructura su día, dándoles la seguridad de saber paulatinamente qué es lo que se debe hacer en los distintos momentos del día, y que todo tiene un sitio y un tiempo de realización. Nunca es tarde para iniciar con estos buenos hábitos, pero debemos recordar que, cuanto más pequeños sean nuestros hijos, más fácil les resultará adquirirlos y las dinámicas internas de cada

familia funcionarán mejor para todos sus miembros. Si bien es cierto que el ejemplo es el factor principal, también es de utilidad una breve explicación de por qué se hacen las cosas; un ejemplo claro sería mencionar: “los alimentos se deben consumir sentados a la mesa y en el momento señalado, pues es la hora en que todos debemos comer”. El reconocimiento verbal de lo que los niños van logrando permitirá reforzar y promover la repetición de la conducta. Parecen cosas muy simples, sin embargo, es una tarea

de todos los días ir formando estos hábitos de orden, que en realidad requiere constancia y determinación. Lo más importante será promover en ellos: seguridad, responsabilidad, confianza en sí mismos, autodirección, orgullo y respeto entre los miembros de la familia. Carmen Almazán Lic. en Educ. Preescolar Directora de Gymboree Condesa Psic. Lourdes Rodríguez Gymboree Condesa y Del Valle

37


¿Mi hijo aprende todo lo que necesita saber?

Por: Esther Medina Maestra

38

Cuando compartimos con alguien sobre el desarrollo de los niños y escuchamos sus experiencias en las escuelas, sin lugar a dudas nos preguntamos si es suficiente lo que saben nuestros hijos. Afirmaciones tales como “sabe contar hasta el 10”, “dice los nombres de los animales en inglés” o “sabe leer desde muy pequeño,” ponen a muchas madres en estado de alerta buscando en sus propios hijos conductas parecidas a lo que han escuchado.


preescolar

Para que un niño aprenda, lo primero es que sea feliz. En efecto, saber es importante, pero la intuición, el amor, la presencia son armas infalibles para reconocer si nuestro hijo aprende todo lo que necesita saber. Para que un niño aprenda, lo primero es que sea feliz, por ello nos preocupamos por el ambiente que generamos y por estar a la vanguardia de cómo aprenden los niños. Durante su etapa preescolar, los niños deben saber que aprender significa crear, construir, decidir a partir de todos nuestros sentidos, valor incalculable que algunos colegios brindan en sus aulas, donde las actividades se vuelven retos para promover el desarrollo de los niños. Los procesos que siguen y acompañan a cada niño son únicos, por ello en casa debemos orientar las tareas o actividades que desarrollan los niños. Sin embargo, esta conducta irá disminuyendo conforme el niño sea capaz de ir realizando la tarea por sí mismo, para que después sea él quien proponga las “reglas del juego”.

El aprendizaje está condicionado una buena parte por la emoción y los sentimientos que le genera, todo esto se ve reflejado en la interacción con los demás. Muy cerca de los tres años, es evidente cómo un pequeño aprende cuando juega en forma satisfactoria y placentera; durante este período adquiere especial importancia el dominio de la expresión a través del dibujo, que lo observamos cuando realiza un gran número de ensayos. Además, los niños se empeñan por mostrar sus destrezas motrices cada vez 39


preescolar

que tienen en sus manos un lápiz o una pluma, cuando tienen el reconocimiento de otros, las habilidades suman un significado afectivo-emocional. Teniendo en cuenta estas habilidades potenciales de los niños, debemos estimular la expresión oral con diversos juegos de lenguaje –rimas, cantos, adivinanzaspara luego introducir la lectura como medio de comunicación. La iniciación de la lectura desde edades tempranas es posible cuando se introducen frases que expresan directamente los niños. Generalmente surgen del mismo juego, es decir, del contexto natural, que le provoca un sentimiento de bienestar y seguridad. De esta forma, al pedir que lea su nombre escrito en tiras de cartulina, en sus cuadernos o libros de trabajo, promovemos una lectura expresiva que fortalece su memoria auditiva y visual de la frase escrita en forma gradual, respetando “la marcha natural” en el proceso de aprendizaje de las habilidades comunicativas de cada 40

niño. Todo ello se ve fortalecido cuando en casa los niños tienen como modelos “lectores” que les lean cuentos, historias...; es decir, sus interacciones más tempranas en la familia con el medio impreso son muchas las veces las que determinan su cercanía y facilidad para actividades relacionadas con la lecto-escritura. Desde los tres años los niños deben adquirir esa necesidad de “leer para aprender”, de tal


preescolar

manera que el significado de esta habilidad llega a ser irresistible para ellos. La regulación de todas estas actitudes se da mediante la mirada y cercanía entre los niños y adultos, gran parte de los marcadores de aprobación de una conducta en edades tempranas son de naturaleza oral-gestual: ¡Bravo! ¡Muy bien!. Un beso o un abrazo determinan que un aprendizaje se torne significativo. También la imitación de un “lector” juega un papel importante ya que funciona como un catalizador de aprendizajes que todavía no están totalmente integrados; cuando un niño logra imitar una conducta con éxito, se espera que esta conducta aumente su comprensión cognoscitiva, tanto en relación con el aprendizaje como en el plano interpersonal. La imitación es un acto social (Ishikawa, 1991) y en casa estas repeticiones crean puentes en el diálogo de papás e hijos; si los niños observan conductas lectoras, seguramente en el aula promoverán esa misma actitud.

la forma de lo que sucedió para transformarlo en una narración en donde ellos son los principales protagonistas; el contar estas hazañas tempranas van conformando su “self” o identidad. Si logras que en casa se valoren los logros y éxitos de tus hijos, estarás contribuyendo a la construcción de la autoestima, la autonomía y herramientas sociales que determinan su aprendizaje, y entonces no habrá duda de lo que un niño necesita aprender. Esther Medina

Todas estas tareas, cuando se presentan en una atmósfera de juego en el salón de clases, toman un significado y sentido para los niños. Por un lado los mantienen siempre interesados y por otro activos para descubrir nuevos retos. El comentar con los niños su aprendizaje a través del juego le da un valor muy importante, ya que la traducción de la acción en lenguaje cambia 41


Por un México más ligero ¡A bajar nuestra huella calórica y huella de carbono! Con base en la situación actual del país, debemos optar por desarrollar soluciones íntegras a dos de los principales problemas que aquejan a la sociedad mexicana. ¿Cómo podemos contribuir? En la disminución de la huella calórica y la huella de carbono. Así, debemos fomentar el cuidado de la salud y del medio ambiente a través de simples acciones que converjan en la transformación hacia un mundo mejor. A continuación te daremos algunos tips para fomentar una hidratación saludable en tu familia, lo que ayudará a bajar la huella calórica. Al mismo tiempo, será preciso sensibilizar sobre la importancia de reciclar, no solo botellas de PET sino todos los desechos que se producen en los hogares, para bajar la huella de carbono. De este modo, desde el sector empresarial sumamos esfuerzos para involucrar a las familias hacia acciones sustentables con nuestra salud y con el ecosistema, para encaminarnos hacia un México más ligero.

42


nuestro mundo

Es importante considerar que los envases y botellas de productos que consumes pueden ser reutilizados. Y si te preguntas cómo separar los residuos y envases para que posteriormente se reciclen, nosotros te lo decimos.

¿Cómo podemos bajar nuestra huella calórica?

Recomendaciones para promover una hidratación saludable en tu familia:

Una recomendación para ello y para no sumar calorías a nuestro cuerpo es tener una hidratación saludable cuya principal bebida que consumamos sea el agua simple.

1. Ten siempre disponible agua simple en tu hogar.

La calidad y la cantidad de lo que tomamos determina qué tan saludable es nuestra hidratación. ¿Sabías que en México el 21% de las calorías consumidas al día proviene de bebidas azucaradas? ¿Sabías que México es el principal consumidor de refrescos a nivel mundial? Todo esto puede tener un impacto negativo en la salud de nuestros niños. El agua simple es el único líquido que necesitamos para hidratarnos, además de que proporciona otros diversos beneficios a nuestra salud. En un inicio, preferir el agua simple a cualquier otra bebida puede parecer complicado; sin embargo, es posible a través de la construcción de un hábito. Por lo tanto, te proponemos involucrar a tus hijos en este proceso; desde los seis meses puedes darles pequeños tragos de agua simple y progresivamente ellos interiorizarán este hábito saludable.

2. Cuando haya reuniones familiares, trata de promover el consumo de agua simple. ¿Cómo lo harás? Colocándola en la mesa o en lugares accesibles, y evitando comprar o poner al alcance bebidas como refrescos y líquidos azucarados. 3. Poner el ejemplo y tomar agua simple tú también. Los pequeños tienden a repetir lo que ven en sus padres y, si logran copiar un hábito saludable como lo es hidratarse con agua simple, ¡qué mejor!

43


nuestro mundo

El 90% de lo que se recicla en nuestro país es segregado por los pepenadores, y tan solo el 10% de los reciclables se deriva de la separación de los residuos en casas y oficinas.

¿Qué es y cómo podemos bajar nuestra huella de carbono? Es importante considerar que como individuos generamos una huella de carbono, que es el impacto que nuestras actividades cotidianas tienen sobre el planeta. Por lo tanto, una manera de disminuir nuestra huella de carbono es colaborando en la cadena de reciclaje del material de desecho de lo que consumimos. Quizás la manera más popular de separar los residuos es en las categorías de orgánico e inorgánico; sin embargo, lo más útil es clasificar la basura en materiales secos y mojados. Los restos de comida, pañales, tierra, servilletas y pañuelos desechables usados son residuos mojados. Por otro lado, cartón, vidrio, metales, focos y papel, se consideran residuos secos. La importancia de hacer esta separación es que a las personas que llevan a cabo el proceso de tratamiento de residuos les facilita recuperar limpiamente todo aquello que es reciclable. Por consiguiente, lo reciclable es todo aquel material que por sus propiedades puede ser transformado para tener un segundo uso; por ejemplo: desechos de comida y hojarasca, papel, cartón, periódico, latas, contenedores y empaques de plástico, envases de vidrio y metales ferrosos. Dentro de los materiales no reciclables están los focos, envases con sustancias tóxicas, pañales y pilas. Con la separación entre mojados y secos se evita que, por ejemplo, materiales orgánicos usados para composta se mezclen con botellas reciclables cuyo valor disminuye al estar sucias. Ya sea que decidas separar tus desechos en secos y mojados, o ser más específico optando por clasificarlos en reciclables y no reciclables, tu colaboración no solo beneficiará a los recolectores sino que también impactará en la construcción de un mundo más amigable con el medio ambiente. Asimismo, no olvides involucrar a tus hijos en estas actividades para sensibilizarlos y formarlos como embajadores de un futuro sustentable.

44

En México existen proyectos comprometidos con el medio ambiente y el desarrollo de la sociedad, uno de ellos es “Pepenadores”, en la ciudad de Mexicali, que incluye a más de 400 pepenadores en la cadena de reciclaje, valorizando su trabajo y dignificando sus condiciones laborales mediante la construcción de una plancha de segregación. El PET recolectado en Mexicali se utiliza para futuros envases, lo que contribuye a disminuir la huella de carbono en el país.

Te invitamos a atreverte a fomentar en tu familia estos dos nuevos hábitos, que se traducirán en una mejor calidad de vida para ustedes.

www.porunmexicomasligero.com.mx “Este artículo se desarrolló gracias al apoyo de Bonafont “


cuéntanos tu historia

En Gymboree® siempre nos hemos preocupado por mostrarte diferentes formas de jugar y aprender junto con tu bebé. Gracias a nuestros participantes por compartir sus experiencias de aprendizajes memorables. Envía tu historia, nombre completo, dirección y teléfono a: gymboreecomparte@gymboree.com.mx

Antes

de la llegada de Valentina, mi esposo y yo tuvimos la desgracia de perder a una bebé de 5 meses de gestación; esta experiencia nos dejó muy marcados y devastados. Al poco tiempo, me detectaron quistes en los ovarios y nuestras esperanzas de volver a embarazarme cada vez estaban más lejos. Después de 8 meses presenté náuseas y un sentido del olfato muy desarrollado; lo primero que hice fue una prueba casera de embarazo y salió positiva. Decidí darle la gran noticia a mi esposo y nos inundó de nuevo la alegría; nos sentimos muy agradecidos con Dios por la nueva oportunidad, aunque a la vez tuvimos un poco de miedo a repetir la dolorosa experiencia. Me gusta recordar el primer ultrasonido donde la vi moviendo sus manitas… Mi primer y segundo trimestre de embarazo pasaron con los bochornos normales, pero al inicio del tercer trimestre comenzaron los problemas, inicié con un poco de contracciones por lo que acudí al ginecólogo, quien

me indicó estar atenta y en reposo porque mi bebé sería prematura. Un domingo 24 de noviembre desperté con dolor de cólico y sangrado; de inmediato fuimos al hospital donde me internaron y lograron detener el parto con inyecciones de maduración pulmonar. Fue hasta el 29 de noviembre que empecé con trabajo de parto, a las 5:35 a.m. Escuché el llanto de mi bebé nacida en la semana 33; midió 45 cm y pesó 2 kilos. Su llanto era débil y al pasar los días no quería comer. Mi esposo y yo nos angustiamos mucho y llegamos a pensar que no lograría quedarse con nosotros. Ingresé al Programa Canguro que consiste en cargar a tu bebé en todo momento, tener contacto piel a piel con él, y fue entonces cuando mi hija logró avances. Por esta lucha decidimos ponerle Valentina, pues se aferró a la vida. Orgullosa, puedo decir que Valentina tiene 6 meses, que asiste a Gymboree y que, gracias a ello y al amor que le tenemos, es una niña sana y a la cual vemos crecer día con día.

Por: Elizabeth Quezada

45


s partirno m o c y r cipa en por parti s bebés u s n o c Gracias s s historia tan linda . REE n: GYMBO mbos so y G s e tr los dores de a n a g s Lo ez D. Hernánd ia v il S . 1. Muñoz M h a r o in L. 2. D Morales 3. Silvia

te se Compar e e r o b ym quipo G

pondrá

en

del e alguien o t n o r o Muy p o contig contact

¡Muchísimas felicidades a los ganado res de las 5 increíbles canastas que GRISI obsequia para sus bebés! 1. 2. 3. 4. 5.

Valeria C. Cabriales Susana González V. Simón P. Herrera Carlos Ascencio Jesús Martínez

Muy pronto alguien del equipo Gymboree Comparte se pondrá en contacto contigo

46


s ntástica a f 3 s la una de a n a os NÛBY g t y c u a d ip o r ic p ¡¡¡Part tas con le p e r s a pañaler bebé!!! u t a r a p qué ra pas y pa ta e s by? ta n uá uctos Nû d ro p 1. ¿En c s son lo de edades canales 3 y? s lo n s so ctos Nûb le u á d u ro C p ¿ s les 2. ión de lo iones imprimib c u ib tr is c d s 4 op ciona la w.nuby.com.mx 3. Men rtal ww en el po

mpleto mbre co ter o o n n o c stas / twit s respue ontacto Envía tu teléfonos de c / x ciudad e.com.m k a: o ymbore o g @ e t faceb r a eecomp gymbor

/

Conviértete en el ganador de un preciado paquete de libros de Editor ial ALFAGUARA INFANTIL y JUVENIL enviánd onos tus respuestas. 1. ¿Sobre qué fundamento s está basada la línea de libros Alfaguara Inf antil y Juvenil? 2. Menciona 3 de los autor es más representativos de los libros Alfaguara Infantil. 3. Además de libros impre sos, ¿qué otra opción se ofrece en el porta l http://www. librosalfaguarainfantil.com/ mx ? Envía tus respuestas con nom bre completo / ciudad/ teléfonos de contac to / twitter o facebook a: gymboreecomparte@gym boree.com.mx 47


48


49


50

Gymboree Comparte 40  

- 25 Aniversario Gymboree México. - ¿Cómo enseñarle a ser ordenado?. - Neurodesarrollo de 10 a 18 meses. - Tiempo de calidad con nuestros h...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you