Page 240

EL PSICOANALISTA

John Katzenbach

Rumplestiltskin y sus acólitos Merlín y Virgil, ya no podría detenerse. Se dijo que pasarían dos cosas: todos los años vividos como doctor Starks dedicado a la idea de que desenterrar la verdad de lo más profundo de cada ser era una tarea valiosa, se apoderarían de él, y Frederick Lazarus exigiría venganza. Ricky libró una batalla interior durante un rato, tal vez sólo unos segundos o tal vez horas ante la pantalla, con los dedos inmóviles sobre el teclado. Decidió que no se comportaría como un cobarde. Pero dudó si la cobardía sería esconderse o actuar. Una sensación fría lo recorrió al tener que elegir. « ¿Quién eras, Claire Tyson? ¿Y dónde están ahora tus hijos?» Pensó que había muchas clases de libertad. Rumplestiltskin le había matado para lograr una clase de libertad. Ahora él iba a encontrar la suya.

www.LeerLibrosOnline.net

238

El psicoanalista  

El sicoanalista

El psicoanalista  

El sicoanalista

Advertisement