Page 1

NESCAFÉ ( TITULARES PUBLICITARIOS )

Las imágenes y titulares publicitarios, son construidas a partir de la interacción, y la mediación simbólica del lenguaje. Esto guía el siguiente análisis de la publicidad de Nescafé, que nos invita a “despertar”. La campaña publicitaria de Nescafé, invade casi todos los medios de comunicación; con un mensaje publicitario digno de ser investigado.Un ejemplo de la relevancia del contexto en los productos comunicativos, es el artículo de En-sueño Publicitario, de diciembre del 2004, sobre la canción “Ojalá que te mueras”, que salió al mercado, cuando los tristes y desgarradores hechos de las Muertas de Juárez causaban desencanto, impotencia y desesperación. Después de ver y escuchar el comercial una y otra vez; es posible analizar en secuencia de storyboard, las escenas presentadas, el mensaje dirigido al perceptor, en el contexto mismo del anuncio y de quienes lo vemos en la vida cotidiana, al menos en este periodo de tiempo, como la realidad.

Desde un análisis de discurso lingüístico, cognitivo y epistemológico, es posible dar cuenta de forma objetiva de las implicaciones de las unidades semánticas en sus diversas estructuras proposicionales, así como la intencionalidad y estereotipos que forman parte de la visión de mundo de los que somos parte del proceso de enunciación y no sólo del enunciado. Porque, el lenguaje ordena la realidad, le da existencia al asignar una etiqueta lingüística y gráfica, a un hecho, objeto, acción, persona y es, a partir de las representaciones simbólicas que construimos imágenes del mundo, establecemos aquello que es bueno, malo, el éxito o fracaso. Para analizar el discurso, lo dividimos en ideas y no proposiciones, identificando con negrilla conceptos y en cursiva relaciones lógicas que conectan los conceptos conforme una función lógica que estructura la proposición. Participan en el comercial, tres actores: el equipo de producción, las personas que actúan en el mismo y los perceptores que ven y escuchan el comercial.


Despertar a la vida es (identificación) mucho más que (comparativo) abrir los ojos, Escena: Es un artista que, como en un deja vu, induce a la vida cotidiana a que suceda lo que pinta, una pareja besándose en el Lago de Chapultepec de la Ciudad de México. Mensaje/Perceptor: Es el pintor, quien se encarga de darnos la explicación de lo que es, despertar a la vida. Muchos de nosotros no tenemos esa habilidad de plasmar en pintura y lienzo, una parte de la realidad; así que su capacidad de pintar excluye a los que no pintamos y no podremos decir: qué es despertar a la vida. Realidad: Al identificar lo que es la vida, supone el perceptor desconoce que es la vida, o bien, tiene una idea que sólo la reduce a una acción física de, abrir los ojos; descalifica al perceptor y le da una lección. Cuántos mexicanos, despiertan en escenarios de desencanto, por las experiencias cotidianas y hacen un esfuerzo por salir adelante, al menos por ese día, al menos por ese día comer una vez, tener un trabajo, no ser asaltado en el camión, no ser amenazado para cambiar el cultivo de su tierra para sembrar “droga”. Ellos seguramente, nos podrán decir qué es: Despertar a la vida.

 Se trata de (identificación) ver al mundo con (adición) gran optimismo Escena: Quien da el mensaje es un hombre a una mujer, que está utilizando el servicio de transporte de su taxi, en una situación problemática del tráfico; donde al enunciar la palabra “optimismo”, el tráfico se desatora, se oye el rechinar de las llantas de los coches que están delante de él y avanza muy rápido, y mostrando la escena a un taxista que esquiva – casi de película - la parte trasera de un coche que está en otro carril, una situación por demás pragmática, individualista y de sobrevivencia en “la selva del asfalto”, si todavía en este siglo puede utilizarse el término. Mensaje/Perceptor: El optimismo es casi mágico. Infiere que el perceptor, carece


del sentimiento de optimismo, como referente que guíe las acciones para tener un mejor escenario, donde el optimismo por si sólo no es suficiente, porque debe de ser “gran optimismo”. Infiere entonces que las personas no ven el mundo con optimismo; aunque, para ver al mundo, hay que abrir los ojos. Realidad: El optimismo es resultado de un proceso diferente a la generación de una esperanza, que, en los escenarios más desgarradores como el campo de concentración de Auschwitz o un pequeño cuarto, de donde no se sabe si se saldrá con vida. Pocos mexicanos pueden pagar el servicio de taxi y cada vez más, vemos familias completas en bicicleta, ni siquiera en motocicleta. A pesar de la pobreza y miseria que viven más y más de nuestros connacionales, día con día, en los más sencillos escenarios, se observa y disfruta todavía, una sonrisa y cordial convivencia.

Nescafé  

trea titulos publicitarios

Nescafé  

trea titulos publicitarios

Advertisement