Issuu on Google+

EL CURIOSO CASO DEL FERDINATOR 2.0


Era un frío sábado de Enero, cuando Carlota como cada mañana se disponía a hacer sus tostadas. Mientras desayunaba se dio cuenta de que la noche anterior se había dejado el ordenador encendido y comenzó a revisar su correo. Entre los emails se encontró con uno de don_focas@hotmail.com, ella no sabía quien era y estaba indecisa entre abrirlo o eliminarlo. Llamó a su amiga Ferdinanda para preguntarle si ella lo conocía. Le dijo que había oído algo sobre el y que ya le preguntaría a alguno de sus amigos de clase. Carlota prefirió no abrir el correo hasta saber que le decían a Ferdinanda sobre ese tal ''Don Focas'', pese a intentarlo no pudo resistirse y lo abrió. Al abrirlo, pudo ver un link que desconocía y decidió entrar a ver que era. Cuando se cargó la página salió una ventana que ponía ''Su ordenador ha sido infectado por Don Focas, si quiere arreglarlo deje una bolsa con 500€ en el estanque de los patos''. Se trataba de un virus por el cual la página cada vez que se intentaba cerrar volvía a aparecer y no podías hacer nada con el ordenador. Por desgracia el antivirus de Carlota había caducado hace un mes y ahora no podía actualizarlo y solucionar el problema. De repente sonó el teléfono, se trataba de la esperada llamada de Ferdinanda. Lo primero que le dijo gritando fue: -¡NO ABRAS EL EMAIL, ESE TAL FOCAS ES UN HACKER MUY PELIGROSO! A lo que Carlota respondió con tono desanimado: -Tarde...ya lo he abierto y es un virus. ¿Que crees que puedo hacer? -Ahora mismo voy para allá, tengo un amigo que me puede ayudar a solucionarlo. -Te espero ansiosa, muchas gracias. A Carlota no se le ocurría otra cosa mejor que hacer que seguir intentando cerrar la página...pero no había manera de conseguirlo. Pasada una media hora aproximadamente, Ferdinanda timbró en casa de Carlota. Venía acompañada por Jose Carlos, campeón de ajedrez de la ciudad y alumno ejemplar de la facultad de informática. Ferdinanda los presentó rápidamente y Jose Carlos dijo que prefería que le llamara JC.


Subieron inmediatamente a la habitación de Carlota donde se encontraba el ordenador. JC y Ferdinanda se pusieron manos a la obra y comenzaron a introducir una serie de comandos con los que Carlota se quedó muy sorprendida ya que no tenía la más remota idea de lo que estaban haciendo. Ferdinanda intentó explicarle algo a lo que Carlota le dijo que no se molestara, ya que no iba a comprenderlo. Mientras JC seguía intentando solucionarlo, hasta que de pronto gritó: -¡AL FIN! He encontrado la solución al virus instalando un antivirus a través de un pendrive y después eliminando las cookies he conseguido que la página no vuelva a aparecer por si sola. A lo que Carlota respondió: -Gracias por vuestra ayuda, sin ti no lo hubiera conseguido nunca. ¿Puedo ofreceros algo a cambio? -No, muchas gracias, pero gracias a esto he aprendido a solucionar este tipo de virus y me sirve de gran ayuda para mi próximo examen. -Bueno, vale, como quieras...Y una última pregunta, ¿hay alguna forma de vengarse del Focas? A lo que Ferdinanda dijo: -Yo podría enviarle spam a su correo...pero siendo un hacker tan bueno sabría como librarse de él fácilmente. -¿Y tú JC, sabes algo que podamos hacer? -Bueno, pues yo sé como infectarle el ordenador con un virus que conozco. ¿Que te parece? -Oh, sería perfecto. -Se llama el Ferdinator 2.0, consiste en que el ordenador deja de responder y solo aparecen imágenes de gatitos. Solo necesito conseguir la dirección IP del Focas a través de su correo. Si me dejáis unos minutos, lo puedo hacer desde este ordenador. Mientras tanto, Ferdinanda y Carlota fueron a tomar el té y 15 minutos después, recibieron la llamada de JC. Subieron a la habitación y les dijo que ya se lo había enviado.


Carlota se despidió de ellos y no paraba de decir todo lo agradecida que estaba. Unos minutos despúes, sonó el timbre de la casa de Carlota, era JC. Carlota preguntó que le había pasado, a lo que él le respondió: -Yo soy el Focas.


Historia virus