Page 1

SAN JUAN

DE ÁVILA

SAN JUAN DE ÁVILA

Luis Resines

Doctrina cristiana que se canta

La audacia de la pasión CARLO MARIA MARTINI

El diseño chapucero LEANDRO SEQUEIROS

Meditaciones desde la calle

La propuesta catequética del nuevo doctor de la Iglesia

JAIRO DEL AGUA

El camino de la paz XABIER PIKAZA

¿Cómo hablar hoy de la resurrección? J. SERAFÍN BÉJAR

Jóvenes, religión e Iglesia JOSÉ LUIS MORAL

S. Juan de Ávila. Doctrina cristiana que se canta LUIS RESINES > colección Expresar teológico

Es un verdadero reto dar a conocer con precisión y exactitud la Doctrina Cristiana que escribió san Juan de Ávila. Y, sin embargo, vale la pena asumirlo porque en los años en que se difundió, adquirió una inmensa importancia, hoy poco conocida y valorada. Este estudio nos acerca a la propuesta catequética del santo andaluz, nos ofrece algunas claves de su pedagogía y nos ayuda a deslindar lo que le es propio y lo que proviene de posteriores revisiones de su obra. Además, el lector podrá encontrar una edición crítica de la obra original de san Juan de Ávila.

Luis Resines

San Juan de Ávila

Luis Resines

LUIS RESINES Luis Resines nació en Valladolid en 1943. Curso estudios eclesiásticos en Valladolid y Salamanca, obteniendo el doctorado en Teología en la Universidad Pontificia; completó dichos estudios con la especialización en Catequética en el Instituto Superior de Pastoral, de Madrid. Ordenado en 1967, ha ejercido diversos ministerios en su diócesis vallisoletana, entre otros, el de director del Secretariado Diocesano de Catequesis (1968-1973 y 1976-1983). Ha colaborado y publicado artículos relacionados con la catequesis en varias revistas: Actualidad Catequética, Estudio Agustiniano, Proyecto Catequista, y Teología y Catequesis. Entre sus obras destacan: Catecismos de Astete y Ripalda. Edición crítica, Madrid, 1987; La fe maltratada, Valladolid, 1988; Jerónimo de Ripalda. Doctrina christiana con una exposición breve, Salamanca, 1991; Catecismos americanos del siglo XVI, Salamanca, 1992; Las raíces cristianas de América, Santa Fe de Bogotá, 1993; El catecismo del sínodo de Cartagena, Murcia, 1994; Historia de la catequesis en Valladolid, Valladolid, 1995; La catequesis en España. Historia y textos, Madrid, 1997.


SAN JUAN DE Ă VILA Doctrina Cristiana que se canta

74524_San_Juan_de_Avila.indd 1

18/07/12 10:09


LUIS RESINES

San Juan de テ」ila Doctrina Cristiana que se canta

74524_San_Juan_de_Avila.indd 3

18/07/12 10:09


isbn 978-84-939683-4-2 © 2012-Ediciones Khaf Grupo Editorial Luis Vives Xaudaró, 25 28034 Madrid-España tel 913 344 883 - fax 913 344 893 www.edicioneskhaf.es

dirección editorial Juan Pedro Castellano edición Mabel Pérez Chaves proyecto visual y dirección de arte Departamento de imagen y diseño gelv diseño de cubierta Mariano Sarmiento coordinación de producción y maquetación Área I+D de soportes editoriales gelv impresión Edelvives Talleres Gráficos Certificado ISO 9001 Impreso en Zaragoza, España depósito legal: Z 1602-2012

Reservados todos los derechos. Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra.

74524_San_Juan_de_Avila.indd 4

18/07/12 10:09


INTRODUCCIÓN

Es un verdadero reto dar a conocer con precisión y exactitud la Doctrina Christiana que escribió san Juan de Ávila. Y, sin embargo, vale la pena asumirlo porque en los años en que se difundió, adquirió una inmensa importancia, hoy poco conocida y menos valorada, que ha quedado desdibujada, no sólo por el paso inmisericorde del tiempo, sino también, y sobre todo, por la dispersión que se produjo de una serie de fragmentos y actuaciones que fueron repartidas, como impulsadas por la fuerza centrífuga. Esos fragmentos, y esas actuaciones precisan que una fuerza centrípeta las convoque a la unidad primera, originante. De esta forma será posible volver a ver el panorama disperso que, precisamente por ello, ha perdido a nuestros ojos toda su relevancia y todo su alcance. En los últimos años, no han dejado de salir a la superficie textos que aportaban nuevos datos. En todas las ocasiones, no obstante, como si de una especie de maldición se tratara, dichos textos eluden el nombre de Juan de Ávila, por lo cual podría seguirse produciendo el desconocimiento de todo un panorama que resulta mucho más amplio de lo que cabría sospechar.

74524_San_Juan_de_Avila.indd 5

5

18/07/12 10:09


6

Sin embargo, se ha producido afortunadamente un significativo cambio, desde la carencia casi total de noticias hace un cuarto de siglo, a la abundancia actual. ¿Casualidad?, ¿tesón?, ¿investigación? De todo hay. Pero gracias a la suma de esfuerzos de una serie de investigadores, hoy conocemos de una manera muy superior lo que hace tan sólo un cuarto de siglo resultaba un texto desconocido en la práctica. No es posible saber si el futuro deparará más información que pueda incorporarse a la presente y que enriquezca lo que hoy es conocido y debe ser dado a conocer. Pero al menos sí que es seguro en el momento actual que resulta a todas luces insuficiente continuar repitiendo, sin más, lo que se conoció y editó en el pasado, como si no hubiera otras noticias que lo pudieran enriquecer. Es una obligación de lealtad hacia la persona y la obra de Juan de Ávila. Y es una exigencia de honradez investigadora no silenciar lo sabido, o, simplemente, dejarlo reposar en modestas publicaciones difíciles de lograr, o abandonarlo como tarea para futuras generaciones.

74524_San_Juan_de_Avila.indd 6

18/07/12 10:09


1. LA DOCTRINA DE JUAN DE ÁVILA

Es sabido que publicó una. Pero al tratarse de un escrito menor —¿desde cuando es «menor» transmitir la fe?— resultó irreconocible. Algo no funciona. Jesús envió a los suyos a anunciar el evangelio, a darlo a conocer a los hombres de todos los tiempos y lugares. No encomendó hacer teología o especulación (aunque sea imprescindible en ciertos momentos); no encargó la redacción de tratados espirituales (que pueden ser una lógica consecuencia); no comisionó para la redacción de normas y leyes (inevitables para que las cosas funcionen). Pero el encargo de anunciar el evangelio, de enseñar y predicar, está más cerca de lo esencial que lleva a cabo la catequesis que otras muchas tareas eclesiales. De hecho, Juan de Ávila así lo entendió, y no pocos de sus esfuerzos los gastó en la enseñanza indispensable, para aquellas personas que veía a su alrededor, carentes de toda formación humana y cristiana. Y unos cuantos de sus numerosos discípulos se entusiasmaron de él por el contagioso convencimiento que ponía en la transmisión de la fe a las gentes sencillas. ¿Era en verdad un escrito «menor»? ¿O más bien era un escrito sencillo para que la fe cristiana llegara realmente a los sencillos?

74524_San_Juan_de_Avila.indd 7

7

18/07/12 10:09


8

Ahora bien, no se trataba de un escrito extenso. Su brevedad, lo menguado de sus páginas, lo ponen a la cola de otros escritos, sin parar en consideraciones sobre la valía de lo que enseña. Y en este punto, no desmerece de ninguno de los que salieron de su pluma. Naturalmente, ha habido quien se ha escudado aprovechando la magnífica excusa de que «menor» equivale a «breve», para no dar importancia a algo que la tuvo —y mucha— en la actuación y en los criterios de Juan de Ávila: la catequesis. La Doctrina Christiana ha conocido una serie de ediciones contemporáneas, que son exponente de un cierto interés doble. Por un lado, el que supone la recuperación de un texto que se había dado por perdido; por otro, unos estudios e investigación para valorar y poner de relieve lo que dicha Doctrina enseñó en su época. Entre los que integran el primer grupo (los que recuperaban el texto) y los del segundo (los que lo valoraban) no siempre ha habido una verdadera frontera, porque en ocasiones ha sido posible fundir las dos intenciones en un mismo estudio, que daba a conocer, a la vez que sopesaba la enseñanza cristiana que transmitía. Por orden cronológico de aparición, se ha publicado, estudiado y difundido en las siguientes ocasiones: 1. La versión que publicó Álvaro Huerga en el curso de la Semana Avilista que tuvo lugar en 1969, y que vio la luz un poco antes de la publicación siguiente, que pretendía dar a conocer sus obras completas1. 1

A. HUERGA, El ministerio de la palabra en el Beato Juan de Ávila, en

74524_San_Juan_de_Avila.indd 8

18/07/12 10:09


2. La publicación de sus Obras completas, aparecidas en 1970, incluía como no podía ser de otra manera, la Doctrina que había sido dada a conocer unos pocos años antes2. 3. La publicación de Carlo Mª Nannei de un estudio, tesis doctoral, que no aportaba ninguna novedad particular en cuanto al texto, pues se limitaba a reproducir lo publicado en la aparición anterior3. 4. La aparición en 1977 del estudio de Luigi La Rosa que trata de valorar la influencia de la Doctrina de Juan de Ávila, particularmente en el sur de Italia. Dado que partía de la información que apareció en la edición de Madrid, 1970, en la que se mezclan y no se precisan detalles, La Rosa mezcló datos de Juan de Ávila, con otros de Diego de Ledesma4.

9

AAVV: Conferencias de la Semana Avilista en Madrid, Imp. Avilista, Madrid, 1969, 93-147; la Doctrina Christiana figura en las págs. 118-147. Es preciso advertir que en algunos aspectos esta versión supera a la de Francisco Martín, que aparecerá a continuación, mientras que en otros sucede a la inversa, en cuanto a la fidelidad al original entonces conocido. 2 L. SALA-F. MARTÍN, Obras completas del Santo Maestro Juan de Ávila. Edición crítica, BAC, Madrid, 1970, v. VI, 357-362 y 454-481. En las primeras páginas citadas aparece una breve introducción, y en las siguientes, el texto, que, como está indicado, no era del todo fiel al original conocido. 3 C. Mª. NANNEI, La «Doctrina cristiana» de San Juan de Ávila, Eunsa, Pamplona, 1977. Se limita a repetir el texto que había dado a conocer F. MARTÍN en la publicación de 1970. No está contrastado con la publicación anterior de Álvaro Huerga para detectar las diferencias existentes entre ambas ediciones. 4 L. LA ROSA, San Juan de Ávila. Doctrina cristiana que se canta: «Oidnos vos por Amor de Dios» (c. 1540). Catechismo spagnolo, trapiantato in Sicilia, en «Itinerarium» 4 (1996) nº 7. En la publicación se mezclan

74524_San_Juan_de_Avila.indd 9

18/07/12 10:09


10

5. La publicación de las Obras Completas en 2002, remozadas, surgidas como complemento de la celebración en torno a la figura de Juan de Ávila. Dicha publicación pretendía ser edición crítica, para mejorar lo aparecido hasta entonces, y en algunos escritos de Juan de Ávila lo fue; no así en la Doctrina, que, con un leve toque de maquillaje, apareció igual que en la edición de 19705. 6. También apareció en las Actas del Congreso que tuvo lugar en el año 2000, en torno a la figura de san Juan de Ávila6. Esta publicación, que data de 2002, presentaba el texto crítico, con arreglo a los datos entonces disponibles, que no eran los mismos que actualmente son conocidos. Estas publicaciones recientes son exponente, en cada caso, del nivel de conocimiento que había en torno a la obra de Juan de Ávila, y particularmente en torno a la Doctrina Christiana. Las cuatro primeras publicaciones reseñadas se hubieron de limitar, por fuerza, al conocimiento de una sola edición, la de Valencia de 1554, descubierta en la década de 1960, pues hasta entonces, se daban por ilocalizables todos los impresos. La aparición del primer ejemplar dio paso a una serie de estudios y confunden las respectivas Doctrinas de Juan de Ávila y de Diego de Ledesma. 5 L. SALA-F. MARTÍN, San Juan de Ávila. Obras completas, v. II, BAC, Madrid, 2001, 754-757 (introducción) y 811-833 (reproducción del texto). 6 L. RESINES, Revisión de la Doctrina Christiana de Juan de Ávila, en El Maestro Ávila. Actas del Congreso Internacional (Madrid, 27-30 noviembre 2000), Edice, Madrid, 2002, 227-317; la Doctrina en 283-314. Una malhadada gestión en la composición convirtió este trabajo en algo impresentable, que, sin embargo, no fue rectificado.

74524_San_Juan_de_Avila.indd 10

18/07/12 10:09


y publicaciones que tenían como elemento común servirse de la única edición localizada. La noticia está consignada en la edición de las Obras Completas del santo andaluz, llevada a cabo en 1970, de la siguiente manera: «Daba por perdido L. Sala en 1952 el original castellano de la obra avilina, cuando tres años más tarde el investigador D. Eugenio Asensio le señalaba —por carta de 10 de diciembre de 1955— la existencia de un ejemplar en Milán que rezaba en su portada: IHS | Doctrina christia | na que se canta. Oydnos vos por a- | mor de Dios. Hay añadido de nue | vo el Rosario de nra. Señora: y | una instruccion muy necessa- | ria ansí para los niños co | mo para los mayores. | Impresa con licencia. Y luego en el colofón (f. 24v): Imprimiose en Valencia junto | al molino de la Rouella. A- | cabosse a xxiiij de Julio. | Año M. D. liiij»7.

11

Ahora bien, el texto es materialmente anónimo, y la asignación a Juan de Ávila era más por conjeturas y coincidencias con algunas de sus afirmaciones en otros escritos, que por certeza absoluta. De ahí que se trabajara sobre un texto anónimo, en la suposición de que había sido escrito por Juan de Ávila en todo su contenido, desde el principio al final.

L. SALA-F. MARTÍN, Obras completas del Santo Maestro Juan de Ávila. Edición crítica, BAC, Madrid, 1970, v. I, 361. La información puede localizarse en la edición actual, San Juan de Ávila. Obras completas, v. II, BAC, Madrid, 2001, 754-757. 7

74524_San_Juan_de_Avila.indd 11

18/07/12 10:09


SAN JUAN

DE ÁVILA

SAN JUAN DE ÁVILA

Luis Resines

Doctrina cristiana que se canta

La audacia de la pasión CARLO MARIA MARTINI

El diseño chapucero LEANDRO SEQUEIROS

Meditaciones desde la calle

La propuesta catequética del nuevo doctor de la Iglesia

JAIRO DEL AGUA

El camino de la paz XABIER PIKAZA

¿Cómo hablar hoy de la resurrección? J. SERAFÍN BÉJAR

Jóvenes, religión e Iglesia JOSÉ LUIS MORAL

S. Juan de Ávila. Doctrina cristiana que se canta LUIS RESINES > colección Expresar teológico

Es un verdadero reto dar a conocer con precisión y exactitud la Doctrina Cristiana que escribió san Juan de Ávila. Y, sin embargo, vale la pena asumirlo porque en los años en que se difundió, adquirió una inmensa importancia, hoy poco conocida y valorada. Este estudio nos acerca a la propuesta catequética del santo andaluz, nos ofrece algunas claves de su pedagogía y nos ayuda a deslindar lo que le es propio y lo que proviene de posteriores revisiones de su obra. Además, el lector podrá encontrar una edición crítica de la obra original de san Juan de Ávila.

Luis Resines

San Juan de Ávila

Luis Resines

LUIS RESINES Luis Resines nació en Valladolid en 1943. Curso estudios eclesiásticos en Valladolid y Salamanca, obteniendo el doctorado en Teología en la Universidad Pontificia; completó dichos estudios con la especialización en Catequética en el Instituto Superior de Pastoral, de Madrid. Ordenado en 1967, ha ejercido diversos ministerios en su diócesis vallisoletana, entre otros, el de director del Secretariado Diocesano de Catequesis (1968-1973 y 1976-1983). Ha colaborado y publicado artículos relacionados con la catequesis en varias revistas: Actualidad Catequética, Estudio Agustiniano, Proyecto Catequista, y Teología y Catequesis. Entre sus obras destacan: Catecismos de Astete y Ripalda. Edición crítica, Madrid, 1987; La fe maltratada, Valladolid, 1988; Jerónimo de Ripalda. Doctrina christiana con una exposición breve, Salamanca, 1991; Catecismos americanos del siglo XVI, Salamanca, 1992; Las raíces cristianas de América, Santa Fe de Bogotá, 1993; El catecismo del sínodo de Cartagena, Murcia, 1994; Historia de la catequesis en Valladolid, Valladolid, 1995; La catequesis en España. Historia y textos, Madrid, 1997.

74525 San Juan de Avila  

74525 San Juan de Avila, doctrina social que se canta. Luis Resines

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you