Page 1

Este libro-disco nos propone soñar un gran concierto solidario.

Las canciones del disco y las presentaciones del libro nos trasladan a lugares que pueden pasarnos desapercibidos, para descubrirlos cercanos e implicarnos en la transformación de nuestra realidad.

CON LA MÚSICA A OTRA PARTE

Proponemos tomar la música para irnos a otra parte: a otros países, a otras personas, a otras realidades.

CON LA MÚSICA A OTRA PARTE VOLVER LA MIRADA

> colección Expresarte


CON LA MÚSICA

A OTRA PARTE VOLVER LA MIRADA

001_027_Introduccion.indd 1

14/09/11 14:12


ISBN 978-84-938324-1-4 © del texto: Juan Yzuel, José Luis Cortés, Pablo Santamaría, Amparo Navarro, Santos Urías, Beatriz Grifol, Nicolás Hernández, Miguel A. Marín, Nicolás Montero © de la ilustración: José Luis Cortés © de la presente edición: Ediciones Khaf, 2011 Grupo Editorial Luis Vives Xaudaró, 25 28034 Madrid-España tel 913 344 883-fax 913 344 893 www.edicioneskhaf.es dirección editorial

Juan Pedro Castellano edición

Antonio F. Segovia proyecto visual y dirección de arte

Departamento de imagen y diseño gelv diseño de cubierta e interiores spr-msh.com coordinación de producción y maquetación

I+D de soportes editoriales gelv impresión

Edelvives Talleres Gráficos Certificado ISO 9001 Impreso en Zaragoza, España depósito legal:

Z-2944-2011

Reservados todos los derechos. Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra.

001_027_Introduccion.indd 2

14/09/11 14:12


CON LA MÚSICA A ILUMINAR LAS SOMBRAS 28

028_043_Se_quejan.indd 28

14/09/11 14:10


CON LA MÚSICA

A ILUMINAR LAS SOMBRAS 01. SE QUEJAN (Pablo Santamaría) 02. PRINCESA DE CRISTAL (Amparo Navarro) 03. UN SOLO CORAZÓN (Santos Urías) 04. DEJA (Beatriz Grifol) Nos vamos. Con la música a otras partes. La música de este libro/disco nos va a trasladar, geográficamente, desde los míseros talleres del lejano Oriente a los países de África y de América Latina, que nos regalan a sus mejores hijos para que se los cuidemos con ternura. Pero también nos va a transportar al interior de nosotros mismos, a conocer lo malo y lo bueno que luchan dentro de cada uno. Y con esta música saludaremos a la comunidad grande de los que adoramos a Dios, y, en concreto, a la familia de los que fuimos bautizados en Cristo. De modo que, con tantas voces, deberían ser posibles —ya— unos cielos nuevos y una tierra nueva. Este disco nos propone hacer, e invitar a otros a hacer, un gran concierto (del latín «concertar»: poner de acuerdo, unir y poner en sintonía voces y cantos). Por eso, coged la música, que nos vamos a otra parte: a otros países, a otras personas, a otros dolores. Empezando por los más pequeños. Aquellos que, según nos dijo Él, son los más grandes en el Reino de los cielos. Las cuatro primeras canciones de este libro abordan otros tantos paisajes de infelicidad. Edades distintas, géneros distintos, lugares del mundo distintos, causas distintas… una misma negrura.

29

028_043_Se_quejan.indd 29

14/09/11 14:10


01

Explotación infantil Son nuestros hijos. Los miles de niñas y niños explotados a lo largo y ancho de la tierra. Nacieron, ellos también, para ser príncipes, hijos de rey; pero nosotros —también nosotros— les usurpamos su trono. Por eso es justo que nuestros niños de aquí aprendan, desde chiquitos, con la sangre de quién se está amasando su bienestar. Y que aprendan a gritar

028_043_Se_quejan.indd 30

por ellos, ya que a ellos, al límite de sus fuerzas, al límite de sus vidas, ni fuerzas les quedan ya para quejarse. En cada uno de nosotros (cómodos habitantes del primer mundo, que llamamos «crisis» a tener que reducir un poco lo superfluo) hay un potencial explotador. Y, ya desde nuestros años de aprendizaje, un aprendiz de patrón.

14/09/11 14:10


SE QUEJAN Letra y música: Pablo Santamaría Herranz Patrón hoy no me pegue, que ya lo hizo mi padre por no darle dinero para emborracharse. Patrón con mis manitas, cosiendo voy balones que hacen millonarios a muchos jugadores. Y el patrón sigue su labor, que trabajen los niños pues sale barato, que si no es el mejor postor, otra fábrica se lleva el trato. No es que no tenga corazón, pero a nadie le importan estos miserables, viven en casas de latón y sus vidas no son envidiables.

Se quejan los de abajo y nunca los de arriba y explotan a los niños a base de mentiras. Se quejan los de abajo y nadie lo hace arriba que con solo palabras no se llenan barrigas. Se quejan, se quejan, se quejan los de abajo y cuanto más se quejan menos les hacen caso (bis). Patrón mi mamá dice que vaya a la escuela pero con media paga, la tierra nos condena. Y el patrón es un paria más que ofrece el género a muy bajo precio a cualquier multinacional en las redes del nuevo comercio. Cuando no tienes otra opción o trabajas o mueres poquito a poquito, aprendiste esta lección en las minas cuando eras chiquito.

Se quejan los de abajo y nunca los de arriba y explotan a los niños a base de mentiras. Se quejan los de abajo y nadie lo hace arriba que con solo palabras no se llenan barrigas. Se quejan, se quejan, se quejan los de abajo y cuanto más se quejan menos les hacen caso (bis). Y siempre hay niños con mucha pena y en sus dibujos la guerra truena.

028_043_Se_quejan.indd 31

14/09/11 14:10


Pista 1 | PLANTAMIENTO PLANTEAMIENTO

CON LA MÚSICA A OTRA PARTE

32

028_043_Se_quejan.indd 32

14/09/11 14:10


SE QUEJAN

PLANTEAMIENTO Los nadies, los que valen menos que la bala que los mata (E. Galeano) 158 millones de niños entre los 5 y 14 años sufren la explotación infantil1. Eso repre­ senta uno de cada seis niños de nuestro planeta. Pero se estima en casi el doble la cifra de niños que trabajan (211 millones en estimaciones de la Organización Interna­ cional del Trabajo —OIT—)2. Esta situación no es solo exclusiva de los países en desa­ rrollo; uno de cada cinco niños que traba­ jan lo hace en países industrializados3. Aunque la protección de los niños frente al trabajo y en el trabajo ha sido un obje­ tivo básico de la OIT desde su fundación, lo cierto es que hasta mediados de los años ochenta, los esfuerzos en contra del trabajo infantil no comenzaron a suscitar un apoyo internacional amplio. A pesar de los avances que se han dado, y del efecto positivo que campañas de ONG han te­ nido en las decisiones de grandes com­ pañías (Nike, Inditex4, Adidas, Walmart5) para que traten de realizar políticas que se opongan al uso de mano de obra infantil en la realización de sus productos, siguen existiendo muchos niños que realizan la­ bores muy peligrosas. Para valorar mejor algunas de las con­ tradicciones en las que vive el mundo del siglo xxi, expondremos a continua­ ción una serie de cuestiones clave para

comprender mejor este importante pro­ blema mundial. ¿A qué llamamos trabajo infantil? En muchos de los países menos desa­ rrollados los niños desempeñan un gran número de tareas que podemos clasifi­ car en dos grandes grupos.

a) Los que desempeñan trabajos que sin separar al menor de su nú­ cleo familiar, no interfieren en su bienestar social y cultural. Son tra­ bajos propios de las economías de subsistencia que el menor realiza junto a su familia (tareas agríco­las, domésticas, cuidado de ganado, etc.). Es un trabajo que se considera beneficioso para el de­ sarrollo de una educación integral, siempre que no haya explotación.

b) El trabajo claramente nocivo o abu­ sivo, que el menor realiza para ter­ ceros. A una jornada laboral excesi­ va, acompañada de una mínima o inexistente remuneración, hay que unirle el desempeño de la actividad laboral en un entorno peligroso para la integridad física del menor.

A este segundo tipo de trabajo lo deno­ minaremos explotación infantil, aunque

Fuente: UNICEF. http://www.unicef.org/protection/index_childlabour.html OIT en castellano e ILO en inglés. Fuente: ILRF: http://www.laborrights.org/child-and-forced-labor 3 Unión Sindical de Madrid-Region de CCOO, Aproximación al trabajo de menores en la Comunidad de Madrid. Madrid, 1999, p. 9. 4 Poderoso grupo textil propietario entre otras de Zara, Bershka, Stradivarius, y Pull&Bear. 5 Famosa cadena de supermercados norteamericana. 1

2

33

028_043_Se_quejan.indd 33

14/09/11 14:10


CON LA MÚSICA A OTRA PARTE

algunas voces críticas estiman que el trabajo infantil de ciertos tipos de eco­ nomías de subsistencia también debe ser considerado con ese nombre, cuan­ do implica una pérdida de los derechos de la infancia.

Pista 1 | PLANTAMIENTO PARA EMPEZAR EL DIÁLOGO

¿A partir de qué edad se puede trabajar? La OIT la cifraba en 15 años (excluyendo la aplicación de estas normas a los traba­ jos para empresas familiares, o subiendo la edad en trabajos considerados de ries­ go o peligrosos hasta los 18 años). En el nuevo Convenio de la OIT se ha pasado a considerar como niño a todo menor de 18 años, y en su artículo 3 ha inclui­ do una serie de trabajos que trata de eli­ minar o prohibir en menores. Los con­ venios fundamentales de la OIT sobre trabajo infantil son el n. 138 sobre edad mínima de admisión al empleo (1973) y el n. 182 sobre peores formas de trabajo infantil (1999) y sus respectivas recomen­ daciones. También es importante el texto de la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo y su seguimiento (1999). ¿Cuáles son las consecuencias del trabajo infantil? Claramente hay unas consecuencias directas sobre la salud de los niños, en

una edad en la que el desarrollo físico y psíquico está en plena evolución. Se­ gún UNICEF6, la mayoría de los niños que realizan un trabajo pesado duran­ te varios años presentan una deten­ ción en el crecimiento, deformaciones óseas, mutilaciones por accidentes de trabajo, etc. También estos niños, privados de la ca­­­ pacidad de ir a la escuela, sufren un déficit cultural y social. La mayoría se transforma en analfabetos al no poder integrarse en la sociedad del conoci­ miento. Hay otras consecuencias que, al no ser tan directas, pasan muchas veces des­ apercibidas. Son las consecuencias para los países donde se permite que el tra­ bajo infantil prolifere (junto a la mano de obra muy barata). Se produce una trans­ ferencia de rentas hacia el mundo de­ sarrollado que consume los productos que los países subdesarrollados fabrican y venden a un precio mucho menor del que los consumidores del norte pagan. Por lo tanto, la riqueza creada por las economías locales que sustentan el tra­ bajo infantil no revierte en ellas, sino que acaba en las manos de las multinaciona­ les extranjeras. A la larga esto provoca que los países subdesarrollados lo sigan siendo.

UNICEF, Cuatro mitos sobre el trabajo infantil, 1998.

6

34

028_043_Se_quejan.indd 34

14/09/11 14:10


SE QUEJAN

PARA EMPEZAR EL DIÁLOGO

— ¿Alguna vez te has preguntado cómo se fabrican los balones de fútbol? ¿Cómo te sentirías ahora mismo si te enteraras que tu balón de fútbol lo ha cosido un niño de tu misma edad? — ¿Cuánto cobran los jugadores de fút­ bol en primera división? ¿Por qué co­ bran tanto? ¿De dónde sale todo ese dinero? ¿Y sabes cuánto cobra un niño que cose balones en la India7 ? ¿Te pare­ ce justo lo que tú pagas por el balón y lo que cobra el niño? — En la canción se dice sobre los niños que trabajan: «sus vidas no son envi­ diables». ¿De qué tenemos envidia en nuestra vida? ¿A quién admiramos y a quién envidiamos? Describe los sen­ timientos que te provoca el niño de la canción, y su patrón. — Norte y sur, arriba y abajo, son tópi­ cos comunes para resaltar las diferen­ cias entre ricos y pobres o explotadores y explotados. En la canción se quejan siempre los que son explotados, los que son pobres. ¿De qué te quejas tú? Si te comparas con los niños que nacen en

países donde la explotación infantil es un hecho que se da con frecuencia, ¿te quejarías de lo mismo? — La canción se centra en algunas de las consecuencias que tiene el trabajo infantil. ¿Sabrías nombrarlas? — El niño que protagoniza la canción, ¿es consciente de que ir a la escuela es un lujo y que no tiene otro reme­ dio que trabajar? Reflexionar sobre el «lujo» de tener educación gratis des­ de los tres años de edad. — El patrón acaba confesando que también fue explotado de pequeño. ¿Crees que la pobreza genera un círcu­ lo vicioso de explotación y violencia? Y, si existe entonces un círculo que se repite inexorablemente, ¿a quién crees que beneficia? — ¿Qué son las redes del nuevo comer­ cio? — El patrón es otro «paria más», es decir que es un títere al servicio de otras ins­ tancias ¿Quiénes te imaginas que son los amos de «las redes del nuevo comercio»?

30 céntimos de euro por balón. Fuente : http://www.ropalimpia.org/noticia.php?idc=19&idn=15&idi=es

7

35

028_043_Se_quejan.indd 35

14/09/11 14:10


CON LA MÚSICA A OTRA PARTE

SUGERENCIAS DIDÁCTICAS En primera persona Proponemos una serie de casos de estudio para presentar y debatir en grupo.

Pista 1 | SUGERENCIAS DIDÁCTICAS

> La historia de Iqbal Masih es la historia de un niño de Pakistán que fue «vendido»8 cuando contaba con 6 años de edad a un fabricante de alfombras. Dada la mala salud y el estado enclenque del niño, cambió de patrón varias veces y cargó en sus espaldas la deuda de la familia por los gastos que se derivaban del casamiento del hermano mayor. Durante más de seis años fue un esclavo de los patrones con jornadas de hasta 15 horas diarias. Pero esto terminó cuando el Parlamento de Pakistán aprobó unas leyes que hacían ilegales estos contratos de servidumbre. Después de escuchar un charla del Frente de Liberación del Trabajo (una organi­ zación sindical local que intentaba informar a todos los niños de sus derechos), Iqbal Masih fue apadrinado por el representante de esa asociación, que le liberó de su deuda, y se convirtió en un activista en pro de los derechos de los niños trabajadores con solo diez años de edad. Fue asesinado dos años mas tarde cuan­ do volvía de la iglesia por sicarios al servicio de las mafias de las alfombras que controlaban el sector textil en la zona. En el año 2009 el congreso de los Estados Unidos creó el premio anual Iqbal Masih por la erradicación del trabajo infantil. > En la década de los noventa, muchos de los balones de fútbol que se fabricaban en Pakistán eran cosidos por niños (como reconoció en 1996 el director de Reebok). En una noticia que publicó el diario El País9 se admitió que un 25% de los trabajadores que cosen balones eran menores de 13 años. Niños que por cada balón que fabricaban en un día de trabajo cobraban 45 céntimos de euro (75 pesetas de entonces), cuando ese balón se vendía por más de 48 euros (8 000 pesetas). La presión social por parte de consumidores de los países desa­ rrollados incitó a que la compañía Reebok propusiera a Nike aliarse para deste­ rrar el trabajo infantil en sus factorías, especialmente en las de Pakistán. En el informe mas reciente del ILRF10 (Internacional Labor Rights Forum) sobre los cosedores de balones en Pakistán, India, China y Tailandia, se constata que pese a los esfuerzos en su erradicación, el trabajo infantil sigue existiendo. La práctica comercial llamada pasihgee permite que cedas a tu hijo a un patrón a cambio de una cantidad que se devolvía a través del trabajo. Pero el préstamo no se acababa de devolver nunca porque las familias volvían a solicitar préstamos y el salario era bajo para mantener al niño trabajando la mayor parte del tiempo. 9 «Reebok propone a Nike una alianza para desterrar el trabajo infantil»: El País (28-09-1996). 10 El informe original está disponible (en inglés) en la página del ILRF: http://www.laborrights.org/stop-child-forced-labor/foulball-campaign/resources/12331 Traducción al castellano: http://www.ropalimpia.org/documentos/publicaciones/Soccer-report-exec-summary-Spanish--revis.pdf 8

36

028_043_Se_quejan.indd 36

14/09/11 14:10


SE QUEJAN

> Cveti es una niña de 12 años. Ha sido registrada en el banco de datos de la Comisión local para combatir la delincuencia juvenil. Vive con su familia —sus padres, cuatro hermanas de entre cuatro y diez años de edad y un hermano de 13 años— en un pequeño pueblo cerca de Sofía. Cada mañana viaja con su ma­ dre y sus hermanas a Sofía para «trabajar» para la familia. Cveti y sus hermanas nunca han ido a la escuela. Ha sido reclutada para «trabajar» de carterista desde una edad muy temprana. Dice que el dinero que gana es para preparar el casa­ miento que su padre ha planeado para ella para el año próximo. Análisis de artículos periodísticos Proponemos leer estas noticias en clase, en voz alta y buscar en el diccionario el vocabulario desconocido y explicar las expresiones que no se entiendan. Luego, tratar de sacar las ideas principales del texto, y, finalmente, dar nuestro punto de vista sobre el artículo analizado. Otro ejercicio muy práctico es la reelaboración de textos, en la que los chavales cuentan la noticia con sus palabras. Sugerimos los siguientes artículos: > http://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/16/solidaridad/1302909453.html > http://www.elpais.com/articulo/cataluna/Ninos/huelga/ elpepiespcat/20100804elpcat_8/Tes > http://www.ropalimpia.org/noticia.php?idc=19&idn=87&idi=es En imágenes En la página web de la OIT, en la sección de artículos y reportajes, se puede en­ contrar una galería11 de fotos, con texto, sobre el trabajo infantil en el mundo. Las fotos son altamente expresivas y se proyectan en pantalla como tira de imágenes (slideshow) en el navegador. Las imágenes transmiten sentimientos, que hay que expresar de alguna manera. Proponemos que los destinatarios expresen lo que han sentido verbalmente. Luego se les puede pedir que lo hagan a través de la palabra escrita, un cuento, una poesía, una canción, o un dibujo para los más pequeños.

11

El enlace directo es: http://www.ilo.org/dyn/media/slideshow.curtainUp?p_lang=es&p_slideshow_id=43

37

028_043_Se_quejan.indd 37

14/09/11 14:10


CON LA MÚSICA A OTRA PARTE

DE OTRA FORMA

El juego de los millones de euros Para tomar conciencia de los sentimientos que provoca la explotación infantil y las dinámicas que la motivan proponemos realizar la siguiente dinámica. > En este juego cada participante hace tres bolitas iguales de papel de periódico usado. Cada bolita representa 1 millón de euros. Cuando todos los participantes han terminado sus bolitas de papel, se introducen en un cesto o bolsa. > El educador les explica que el objetivo del juego es ganar lo más posible. Es muy importante poner énfasis en esta frase. Los participantes necesitan tener al final del juego tres bolitas de papel para que no les pase nada. Si tienen menos de tres, en la siguiente ronda tendrán una penalización. Si consiguen más de cinco, en la siguiente ronda, auque pierdan, no les pasará nada ya que podrán tirar de los ahorros.

Pista 1 | DE OTRA FORMA

> Luego todos los participantes se sitúan sentados haciendo un círculo alrededor del educador. A una señal, se lanzarán todas las bolitas de papel al centro del círculo, y los participantes tienen que intentar capturar todas las bolitas de papel posibles. > Una vez que se han recogido todas las bolitas (las que no se hayan recogido se pierden y van a parar de nuevo a la bolsa), se procede al recuento individual. Si el grupo es grande se puede trabajar en parejas en vez de individualmente (doblando las cantidades del juego). Los participantes que hayan conseguido menos de tres, sufrirán la pobreza, y deberán trabajar para pagar su deuda en la siguiente ronda a los participantes que sí hayan conseguido más de tres bolas de papel. Los que más bolas de papel hayan capturado escogerán antes a sus tra­ bajadores, los cuales tienen que devolverles el mismo número de bolas de papel que no hayan conseguido para sobrevivir (1 o 2 bolas). Pero además sufren la pérdida de alguna parte de su cuerpo, lo cual dificulta la recogida de bolas en la siguiente ronda. (No pueden usar la mano derecha, o se quedan ciegos, o pierden un ojo, o tienen que tener la mano izquierda apoyada en la oreja porque han sufrido una deformación, etc.). Los chavales que no capturan ninguna bola de papel mueren debido a las duras condiciones de su trabajo y ayudan en la tarea de lanzar las bolas en las rondas y vigilar que se cumplan las penalizacio­ nes. En tres rondas, se habrá creado un pequeño sistema económico reflejo de la desigualdad en el mundo. 38

028_043_Se_quejan.indd 38

14/09/11 14:10


SE QUEJAN

> Tras la tercera ronda hay que parar el juego para reflexionar sobre qué hemos entendido respecto a ganar lo más posible, cuando lo más posible que podía­ mos ganar sin perjudicar al resto eran tres bolitas de papel. Por otra parte se les pregunta a los niños explotados y a los explotadores cómo se han sentido durante el juego y si ven alguna conexión con la canción. Podemos acentuar el dramatismo del juego haciendo que de forma tácita, en la última ronda lan­ cemos las bolas de papel intencionadamente hacia los lugares donde hay más alumnos explotadores, de forma que aumente la brecha entre ricos y pobres. Esto siempre provoca quejas entre los perjudicados, que se resuelven cuando tratamos de crear un paralelismo entre lo que vivimos en el juego y lo que ve­ mos que ocurre en el mundo. Mapas para orientarse. Limpieza de etiquetas > Las estadísticas más recientes consultadas sobre la incidencia del trabajo infantil por regiones arrojan los siguientes datos: Por regiones del mundo, distribución del porcentaje de niños entre 5-17 años que trabajan y porcentaje de los que realizan trabajos peligrosos, 2008

NIÑOS QUE TRABAJAN

NIÑOS QUE REALIZAN TRABAJOS PELIGROSOS

Asia y el Pacífico

57,3%

41,8%

Latinoamérica y el Caribe

 6,5%

 8,3%

África Sub-sahariana

27,4%

33,5%

Oriente Medio y Norte de África

 5,8%

10,4%

Norteamérica, Europa y Canadá

3% 

6%

REGIONES DEL MUNDO

Fuente: Informe 2010 OIT, e Informe UNICEF 2010.

39

028_043_Se_quejan.indd 39

14/09/11 14:10


CON LA MÚSICA A OTRA PARTE

> Para intentar representar estos resultados vamos a pintar en un trozo grande de papel continuo un mapamundi. En este asignaremos un color al borde de cada una de las regiones que aparecen en la tabla, Asia y Pacífico, Latinoamérica y Caribe, África Sub-sahariana, Norteamérica y Canadá, Europa, África del norte y Oriente Medio. Para cada región pondremos papeles de colores que reflejen los porcentajes de la tabla. Podemos usar un color para reflejar el porcentaje de niños que trabajan en el mundo y otro para representar el porcentaje de los que realizan trabajos considerados peligrosos. > A continuación recortaremos unos carteles con el símbolo de radiactividad, o de peligro, en cuyo centro se pone un símbolo alegórico de la explotación in­ fantil. Esos carteles se recortan en cinco tamaños que se corresponden con el porcentaje de niños que trabajan. De esta manera tendremos una representa­ ción visual de la incidencia del trabajo infantil según la zona.

Pista 1 | DE OTRA FORMA

> Ahora se propone que los participantes miren las etiquetas de la ropa que llevan, y se fijen dónde se ha fabricado. Cada uno dibuja su etiqueta con la in­ formación del país donde se ha fabricado la prenda y la pega en el mapamundi con la ayuda del profesor. Una vez que tenemos nuestro mapamundi comple­ tado intentamos comparar los lugares donde se fabrica nuestra ropa con los lugares donde detectamos mas presencia del trabajo infantil. ¿Sacamos alguna conclusión? > Después, si se dispone de pizarra digital y conexión a Internet (también se puede ver en la sala de ordenadores, pero hay que poner la página en cada puesto), podemos ir a la página de Gapminder12, donde se muestran estadísticas inte­ ractivas. Proponemos seleccionamos en el marco izquierdo la estadística de alfabetización13 (dentro de educación), en lo que correspondería al eje vertical y en el marco inferior (el eje horizontal) elegimos la renta per capita14, con estos datos el programa genera un gráfico estadístico donde podemos ver cómo está relacionada la tasa de analfabetismo con la pobreza, y a su vez, podemos se­ leccionar los países que hemos visto en nuestro mapamundi, para relacionarlo con la explotación infantil y generar un debate sobre sus consecuencias y sus causas.

http://www.gapminder.org/ Literacy rate 14 Income per person. 12 13

40

028_043_Se_quejan.indd 40

14/09/11 14:10


SE QUEJAN

Uno de cada seis > Para sensibilizar sobre la problemática propuesta puede realizarse la siguiente dinámica. > Por cada seis participantes a uno se le pone un pañuelo de color negro. Durante este día, esa persona va a simbolizar la proporción de niños que sufren la explo­ tación infantil. Puede haber un acto final en el día donde se junte a todos los que participan en la actividad para que juntos rompan simbólicamente los pañuelos, o los cuelguen de un perchero contra la explotación infantil.

41

028_043_Se_quejan.indd 41

14/09/11 14:10


CON LA MÚSICA A OTRA PARTE

PARA PROFUNDIZAR

BIBLIOGRAFÍA > Fabregat, G.- Virrueta, K., El trabajo y la explotación infantil, Valencia, 2002. >  Godard, P., Contra el trabajo infantil, Barcelona, 2003. >  Sierra y Fabra, J., La música del viento (varias editoriales y ediciones). >  Unión Sindical de Madrid Región de CCOO, Aproximación al trabajo de menores en la Comunidad de Madrid, Madrid, 1999. CINE >  Los herederos. E. Polgovsky (dir.), México, 2008 (90 min.) Esta película retrata la realidad de los niños del campo mexicano, que comienzan a trabajar muy pequeños, reflejo de la existencia que han llevado siempre sus ancestros, y que permanecen atrapados generación tras generación en un ciclo perpetuo de pobreza.

Pista 1 | PARA PROFUNDIZAR

>  Los niños del Barrio Rojo/Born into Brothels. R. Kauffman- Z. Briski, (dir.), EE UU, 2004 (85 min.) Los directores hacen una crónica del tiempo que pasaron en Calcuta y de las relaciones que establecieron con los hijos de las prostitutas del Barrio Rojo. Briski, fotógrafa profesional, los introduce en el mundo de la fotografía, que po­ siblemente se convierta en su única salida de este mundo sórdido y miserable. > Proponemos el visionado del testimonio «Petites bonnes. Una historia de trabajo infantil» (http://www.youtube.com/watch?v=Wm9N7fE0auE). En ella se cuenta la vida de una niña de un pueblo de Marruecos que es cedida a una familia de la ciu­ dad para encargarse de trabajos domésticos a cambio de una supuesta educación que nunca recibe. En cambio lo que soporta es trabajar sin descanso y malos tratos por parte de su empleadora. Una asociación llamada Ard al Atfal (Tierra de niños) la rescata de su penosa situación y denuncia la situación de las Petites bonnes, las niñas sirvientas. Esta historia es muy interesante por su cercanía y actualidad. CANCIONES >  Nena Daconte, Son niños (Del álbum: Una mosca en el cristal -2010-). >  Camo (con Amaia Montero), Aquí Estoy15 (Del álbum: Cuentos Guardados -2010-) (Video Clip-2010) En: http://www.youtube.com/watch?v=FxRgxOxr25c&feature=player_embedded Esta canción promovida por el sello Movistar pretende denunciar la esclavitud infantil según cuenta el propio compositor. Pero podemos criticar la superficialidad de la letra y del contenido de las imágenes del video, orientados hacia una canción de amor de pareja y al mercado de la música pop descafeinada. 15

42

028_043_Se_quejan.indd 42

14/09/11 14:10


SE QUEJAN

>  Ska-P, Hijos bastardos de la globalización (Del álbum: Lágrimas y Gozos -2008-). >  RadioHead, All I need (Del álbum: In Rainbows -2007-). > Judith Reyes, Corrido de los niños trabajadores (Del álbum: Mexico Days of Struggle -1974-). INTERNET > http://www.elpais.com/articulo/sociedad/PAKISTAN/NIKE/REEBOK_IN­ TERNACIONAL/Reebok/propone/Nike/alianza/desterrar/trabajo/infantil/ elpepisoc/19960928elpepisoc_7/Tes Uno de los lugares habituales donde bastantes niños han trabajado es la con­ fección de balones para las grandes firmas deportivas. Muchos organismos han denunciado esta situación. > http://www.solidaridad.net/iqbal/historia.php Iqbal Masih, como hemos señalado, es uno de los símbolos fundamentales en la lucha contra la explotación infantil. En esta página encontrarás más información sobre su vida. > http://www.ilo.org/global/publications/ilo-bookstore/order-online/books/ WCMS_155428/lang—en/index.htm Han surgido numerosos intentos para acabar con el trabajo infantil. Te ofrece­ mos uno de los más conocidos (en inglés). > http://educacionysolidaridad.blogspot.com/2011/04/material-didactico-sobrela-esclavitud.html Interesante página que recopila materiales, canciones y videos sobre la esclavi­ tud infantil y sobre la historia de Iqbal Masih.

43

028_043_Se_quejan.indd 43

14/09/11 14:10


Este libro-disco nos propone soñar un gran concierto solidario.

Las canciones del disco y las presentaciones del libro nos trasladan a lugares que pueden pasarnos desapercibidos, para descubrirlos cercanos e implicarnos en la transformación de nuestra realidad.

CON LA MÚSICA A OTRA PARTE

Proponemos tomar la música para irnos a otra parte: a otros países, a otras personas, a otras realidades.

CON LA MÚSICA A OTRA PARTE VOLVER LA MIRADA

> colección Expresarte

74523 Hubo una vez un Concilio  

74512 - Con la música a otra parte - Varios autores & Ediciones Khaf

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you