Page 1

¿Qué es el comercio electrónico? El término comercio electrónico, o e-commerce, puede resultar familiar para muchos de nosotros. Sin embargo, seguramente no sepamos todo lo que hay detrás de esta actividad. En términos generales, el comercio electrónico es la compra-venta de productos o servicios a través de Internet y redes informáticas. Además, conlleva tareas como el marketing, contenidos e información en la red. Todo ello supone una revolución en la manera en la que las empresas se comunican y desarrollan su actividad comercial. La importancia de este método es la accesibilidad que los clientes de una empresa pueden tener a los productos o servicios que ofrece la empresa, desde cualquier lugar y en cualquier momento. Aparte de esto, ¿qué más ventajas puede proporcionar el e-commerce? 1. 2.

3. 4. 5.

Ampliar la base de datos y de clientes de la empresa, de forma que puedan expandir su negocio y sus ventas. Posibilita tener un horario comercial de 24 horas al día, todos los días del año gracias al entorno online. Ello puede suponer una ventaja para la empresa respecto a sus competidores ya que los clientes podrán encontrarles y acceder a ellos sin problemas, en cualquier momento. Permite mejorar la comunicación y el feedback con los clientes, atender sus peticiones y preguntas. De esta forma, también se podrá generar una mayor fidelización entre sus clientes. La empresa puede reducir enormemente sus costos, por ejemplo en producción, personal o administración. Es más cómodo para muchos clientes, les permite encontrar ofertas y precios más reducidos, además del ahorro en tiempo y desplazamiento. Hay que tener en cuenta el crecimiento que Internet y este tipo de intercambios están viviendo actualmente. Las personas cada vez confían más en esta forma de adquirir productos y servicios; además, se han creado fórmulas de compra que generan confianza entre los usuarios. Por ello, las empresas reacias a introducirse en el e-commerce pueden sufrir la posibilidad de quedarse atrás respecto a sus competidores. Si te interesa el mundo del comercio y las ventas , quieres ampliar tu experiencia e introducirte en comercio electrónico, echa un vistazo a nuestros cursos en marketing y ventas. Con el desarrollo de esta nueva era digital, el mundo ha cambiado: la manera en que aplicás a la Universidad y hacés exámenes, la relación con tus amigos, el entretenimiento y, claro está, la forma en que vemos y hacemos negocios. Hemos llevado la compra y venta de productos y servicios que históricamente hacíamos manual o físicamente al Internet, a esto se le llama, en palabras sencillas, comercio electrónico. Pero el famoso e-commerce no se queda ahí, hay mucho más que podés hacer con esta herramienta. En palabras más amplias, el e-commerce (en inglés) o comercio electrónico (en español) consiste en la distribución, venta, compra, mercadeo y suministro de información de productos o servicios a través de Internet.Básicamente, esta red permite que cualquier cliente potencial acceda a tus productos y servicios desde cualquier lugar, a cualquier hora del día. Por esta razón si dice que con su implementación, tus ventas crecen y, por lo tanto, tus ingresos también. Y aquí hay que hacer una aclaración. Me he encontrado con personas que piensan en el comercio electrónico como algo que “hay que hacer” porque tal vez resulte o porque esté de moda. No. Más allá de la mera transacción, debemos verlo como parte del plan estratégico de la empresa y estar convencidos de su funcionalidad, pues nos puede ayudar a inyecta mayor dinamismo a la presencia web del negocio, un manejo más eficiente de inventario, estar más cerca del cliente ofrecer precios más competitivos (pues tus costos son menores) y, como consecuencia, aumentar las ventas. ¿Más claro? Veamos un ejemplo clásico de cómo el e-commerce revolucionó una industria: Amazon. Estoy segura que si vos no has comprado algo en esta empresa, conocés a alguien que sí lo ha hecho y fijo sabés cómo funciona.


Solemos pensar en Amazon como un excelente lugar para encontrar de todo (desde ropa y zapatos, hasta productos electrónicos, libros, equipos y más), pero más allá de la compra-venta, han sabido usar todo lo que el comercio electrónico te puede dar: • Lleva unas estadísticas impresionantes de todo el que entra y busca algo, sino ¿por qué creés que después te salen anuncios para comprar lo que querés? • Te da un mensaje de bienvenida personalizado, sabe tu nombre, correo y dirección. • Basándose en tus búsquedas y compras anteriores, te ofrece productos que sabe te van a gustar o vas a necesitar. ¿Compraste una computadora? Seguramente necesitarás una mochila para cargarla y Amazon mágicamente te ofrece una donde quepa. Todo esto hace que tu experiencia como consumidor sea única y te convirtás en un cliente fiel: es fácil, rápido, seguro y confiable. Así, Amazon –o cualquier empresa que implemente el comercio electrónico correctamente- logra desarrollar programas de fidelización dirigida e imprime el dinamismo que el negocio físico no podría lograr sin hacer una mayor inversión en publicidad. ¿Y si yo no soy Amazon? Evidentemente, para alcanzar lo que Amazon ha hecho, se necesita tiempo, creatividad, esfuerzo y recursos. Sin embargo, lo maravilloso del e-commerce es que cuesta menos que la manera tradicional de hacer negocios. Si estás pensando que eso es para otros países, culturas y economías, no es así. En Nicaragua, ya existen varias empresas que han basado el éxito de su negocio en el comercio electrónico. En posts posteriores, veremos algunos ejemplos. De esta manera, no importa el tipo de negocio pensado, vos también le podés sacar partido. Algunos tipos de e-commerce son: • Negocio a negocio: Imaginate, por ejemplo, que sos una empresa que importa productos veterinarios y los vende a distribuidores, supermercados y veterinarias. Sin lugar a dudas, el comercio electrónico te facilitaría el trabajo. • Negocio a consumidor: Es la forma más tradicional. Vos tenés una empresa que vende zapatos para mujeres y éstas entran a tu web y compran en línea. En cualquier empresa, industria o giro de negocio, el comercio electrónico te permite reducir el capital necesario para incorporarte al mercado, pues no es lo mismo invertir en un negocio en línea que lo concerniente a un negocio tradicional, donde todo debe ser físico y manual. Además, si ya tenés tu empresa, podrías crear un nuevo canal de ventas como complemento al físico. Con este nuevo canal vas a poder extender el horario de venta las 24 horas del día, los siete días de la semana, 365 días al año, creando una ventaja competitiva y mejorando la comunicación con los clientes y efectividad de campañas publicitarias.


 

Ventaja: no pararse en largas filas para realizar una compra Para los clientes, esta es una de las conveniencias más populares del comercio electrónico. Desventaja: falta de toque personal Echo de menos el toque personal y la relación que se desarrolla con una tienda minorista. En comparación, el comercio electrónico es mucho más estéril. Ventaja y desventaja: es más fácil comparar precios Hay varios motores de búsqueda de compras y sitios web de comparación de compras que ayudan a los consumidores a encontrar los mejores precios. Mientras que los compradores aman esto, los vendedores lo encuentran demasiado restrictivo, ya que muchos de ellos consiguen ser filtrados fuera del conjunto de la consideración del consumidor. Ventaja: acceso a tiendas ubicadas lejos del comprador Especialmente para las personas que no están situadas en los principales centros urbanos, esto puede ser una gran ventaja. Del mismo modo, el comercio electrónico abre nuevos mercados para las empresas de comercio electrónico. Desventaja: incapacidad de probar el producto antes de la compra Hay muchos productos que los consumidores quieren tocar, sentir, escuchar, saborear y oler antes de comprar. Ecommerce quita ese lujo. Ventaja: no es necesario un almacén físico Dado que no hay necesidad de una tienda física, las empresas de comercio electrónico ahorrar en uno de los gastos generales más grandes que los minoristas tienen que soportar. Desventaja: necesidad de un dispositivo de acceso a Internet Ecommerce sólo se puede realizar con la ayuda de un dispositivo de acceso a Internet, como un ordenador o un teléfono inteligente. Ventaja: muchas opciones Dado que no hay tamaño de estante o limitaciones de tamaño de tienda, las empresas de comercio electrónico son capaces de enumerar muchos elementos diferentes.


1.- Reduce costos. Abrir una tienda virtual es lógicamente más económico, pues permite a las empresas crecer con menos recursos al evitar el pago de renta del local, servicios, sueldos, etcétera. También es más económico porque al anunciar sus productos online, están haciendo publicidad por Internet, el cual es un medio de promoción más barato que la publicidad la cual se utiliza en medios de comunicación tradicionales. 2.- Genera lealtad con los clientes. No existen muchas empresas que ofrezcan una buena experiencia de compra electrónica, incluso todavía hay miles que no tienen presencia en línea. Esta es una oportunidad para lograr que tus clientes disfruten esa experiencia, a través de ofrecerles un amplio catálogo de productos, buenos precios y facilidad en el uso de las plataformas, así como las diversas opciones de pago principalmente. 3.- Atención y Garantía de Satisfacción Total. Los sitios de e-commerce conocen la importancia de la atención al cliente y saben que en la mayoría de los casos hasta no ver o tocar un producto es como se toma la decisión final de compra, por ello cuenta con un chat para asesorarte durante la elección del producto, así como una Garantía de Satisfacción Total, en la que los clientes tienen 30 días después de que les llegue el producto para devolverlo y pedir el reembolso de su dinero si los artículos no cumplieron con sus expectativas. Si un cliente está satisfecho con su experiencia de compra del algún producto seguramente regresará al sitio y hará su recomendación a través del “word of mouth”. 4.- Mayor alcance de público. Al comprar y vender por Internet, los productos están al alcance de todos desde cualquier lugar y a cualquier hora los 365 días de año. Además, en Internet hay más de 350 millones de usuarios activos, es decir cuenta con un público mucho mayor que los que podrían transitar por una tienda física. Sin lugar a dudas, las posibilidades de crecimiento y el alcance de internet son espectaculares. 5.- Seguridad para el vendedor y el comprador. Una de las principales causas por las que los internautas aún no se atreven a comprar en línea, es por el desconocimiento y/o desconfianza en el uso de los sistemas de pago online; sin embargo, vendiendo a través de plataformas electrónicas tienes la seguridad de que cuenta con el sello de confianza otorgado por Amipci. Con esto proteges los datos de tus usuarios y evitas que los de su tarjeta sean utilizados con fines maliciosos. Si los usuarios tienen la seguridad de realizar compras online con su tarjeta de crédito, las ventas por ende aumentan, pues los clientes podrán disfrutar de grandes beneficios como rebajas y/o facilidades de pago. 6.- Facilidad de entrega de productos. Algunos usuarios consideran que un riesgo de las compras por Internet, es que la mercancía no llegue bien o a tiempo, pero cada vez existen más empresas de logística que ofrecen servicios de entrega rápidos, eficaces y seguros, con precios accesibles. También puedes utilizar una plataforma que cuente con rastreo de pedido, para que tus clientes comprueben el estado del envío de su producto, y tengan la confianza de que su compra llegara en tiempo y forma. 7.-Mayor participación en la cartera de los clientes. Otro de los beneficios que reciben las empresas al vender por Internet, es que generan mayor participación en la cartera de los clientes, pues el 50% de los usuarios investiga los productos en Internet antes de buscarlos en la tienda física, por lo que es importante para cualquier compañía crear vínculos e interacción con el consumidor a través de internet, pues es una parte relevante en su proceso de compra.


keyla  
keyla  
Advertisement