Page 1

Colegio Fernández Madrid Nombre: Kevin Aucancela Curso: 9no “C” Fecha: 15/05/2019

¿Qué es Disciplina Positiva? Es una metodología que tiene sus orígenes en los años 20 en las ideas de Adler, Psiquiatra infantil, junto con Dreikurs. Pero es a partir de los años 80, con Jane Nelsen, se sistematizó, experimentó y se ha comprobado hasta el momento actual, el beneficio de esta manera de educar. Es un modelo educativo para entender el comportamiento de los niños y la forma de abordar su actitud para guiarles en su camino siempre de forma positiva, afectiva, pero firme a respetuosa tanto para el niño como para el adulto.

5 pilares de la Disciplina Positiva La disciplina positiva enseña a los adultos a utilizar amabilidad y firmeza al mismo tiempo. Las herramientas siempre giran en torno a estos 5 pilares básicos que una vez se interiorizan, las herramientas (casi) son innecesarias: 1. Respeto mutuo. Los adultos corroboran la firmeza al educar al respetarse a ellos mismos y las propias necesidades de cada situación que nos presenta la vida en familia. Y si todo ello lo hacemos con amabilidad y respetando las necesidades del niño estaremos cimentando el primero pilar de una buena educación. 2. Aprendiendo de los errores. Los errores son una oportunidad para educar. Para ello lo primero es identificar la creencia que esconde dicho comportamiento. Una disciplina efectiva es la que busca las razones que hacen actuar a los niños de cierta manera y trabajar sobre esas razones para cambiar la creencia en lugar de intentar cambiar solamente el comportamiento. 3. Sin castigos. Una disciplina que enseñe no es ni permisiva ni punitiva. La disciplina positiva anima a enfocarse en soluciones en lugar de castigos. El castigo es efectivo a corto plazo, pero tiene consecuencias negativas a largo plazo. Descubre alternativas al castigo. 4. Comunicación efectiva y habilidades para resolver problemas fomentando el sentido de comunidad y 'conectando' con el niño.


Colegio Fernández Madrid Nombre: Kevin Aucancela Curso: 9no “C” Fecha: 15/05/2019

Aprender a convivir con el medio ambiente Los niños y niñas deben aprender que cuidar el medio ambiente es cuidar la vida humana. Es importante, pues, que aprendan que el ser humano tiene la responsabilidad de utilizar los recursos con sabiduría, de vivir, no de destruir. Si destruimos el ambiente, estaremos perjudicándonos a nosotros mismos y a los demás, incluso a las generaciones futuras. Cuidar el mundo es cuidarnos. Los niños y niñas tienen que aprender que sus acciones tienen repercusiones y que, en la medida en que protejamos nuestro ambiente inmediato, podemos conservar nuestro país y nuestro planeta y garantizar un legado de supervivencia para las futuras generaciones. La escuela es un lugar idóneo para que niños y niñas desarrollen su conciencia sobre el medio ambiente. Tener conciencia ambiental implica que los niños y las niñas conozcan el ambiente, lo cuiden, lo protejan y conserven. Es importante recordar que para que ellos puedan asimilar estos conceptos y desarrollar esa conciencia se requiere que puedan vivirlos a través de experiencias significativas y cotidianas.

La disciplina punitiva

Es un estilo de educación basado en el castigo y en la imposición, que no tiene en cuenta las necesidades del niño y basa su efectividad en el miedo. El niño actúa por temor al castigo, pero no comprende lo que ha podido hacer mal, y no desarrolla un criterio propio. La disciplina punitiva puede tener 


Colegio Fernández Madrid Nombre: Kevin Aucancela Curso: 9no “C” Fecha: 15/05/2019 La ausencia de disciplina

Tratando de evitar el estilo anterior y el autoritarismo se puede caer en el error de seguir otra tendencia que se caracteriza por una excesiva permisividad, o ausencia de disciplina. En este caso el niño hace lo que quiere y los mayores se lo permiten; no respeta a los adultos que le tienen a su cargo, y tampoco aprende a respetar a otras personas. Las consecuencias negativas de la ausencia de disciplina también son muchas y muy peligrosas: baja autoestima, poca tolerancia a la frustración, dependencia emocional, falta de motivación y escasa capacidad de esfuerzo, ausencia de empatía, etcétera. 

La disciplina positiva

Es la alternativa más efectiva, entendida como un recurso para el desarrollo infantil sano, que procura la felicidad y el bienestar de los menores, y a través del cual los niños aprenden a ser autónomos y responsables. Se basa en el respeto mutuo – respeto al hijo y a los padres y otras personas cercanas (maestros, abuelos, hermanos mayores…)–, e implica al niño, sin imponer, pero aportando reglas y normas comunes. Es un tipo de disciplina que se aleja tanto del control extremo y la excesiva autoridad, como de la permisividad, y que se basa en la colaboración, el respeto y el afecto. Principios en los que basa la disciplina positiva La disciplina positiva se fundamenta en la comunicación, el amor, el entendimiento mutuo y la empatía. Requiere un clima familiar positivo y respetuoso, y a su vez favorece el disfrute de las relaciones familiares y refuerza los vínculos afectivos. Estos son los principios en los que se basa esta forma respetuosa de educar:


Colegio Fernández Madrid Nombre: Kevin Aucancela Curso: 9no “C” Fecha: 15/05/2019

Disciplina Positiva En internet y en librerías existen decenas de libros que tratan acerca de la “mejor disciplina a sus hijos”. Sin embargo, la disciplina efectiva se reduce realmente a unos pocos principios y estrategias que son los siguientes: 1. Establezca reglas y límites claros y aténgase a ellos. Si puede, escríbalos y fíjelos sobre la pared. 2. Exponga a su hijo advertencias y señales cuando comienza a comportarse mal. Es la mejor manera de enseñarle el autocontrol. 3. Defina el comportamiento positivo reforzando la buena conducta con elogios y afecto e ignorando la conducta que sólo apunta a llamar la atención. 4. Eduque a su hijo conforme a sus expectativas. En general, los padres no emplean el tiempo suficiente para hablar con sus hijos acerca de los valores y las normas, y por qué estos son importantes. 5. Prevenga los problemas antes de que se produzcan. Según la psicología de la conducta, la mayoría de los problemas se producen como resultado de un estímulo o una señal específica. La comprensión y eliminación de dichas señales lo ayudarán a evitar situaciones que dan lugar a una mala conducta. 6. Cuando se viola una norma o un límite claramente establecido, en forma intencional o de otro modo, aplique de inmediato un castigo adecuado. Sea coherente y haga exactamente lo que dijo que haría. 7. Cuando un castigo es necesario, asegúrese de que guarde relación con la infracción a la regla o la mala conducta (que el castigo se ajuste al delito). 8. Siéntase cómodo con un conjunto de técnicas disciplinarias. Las que se recomiendan con mayor frecuencia incluyen:   

Las reprimendas Quitar un privilegio Evitar la sobre corrección y sobreprotección

En sí estas 8 estrategias de disciplina fueron investigadas y publicadas por Shapiro basándose en decenas de textos acerca de la disciplina infantil.


Colegio Fernández Madrid Nombre: Kevin Aucancela Curso: 9no “C” Fecha: 15/05/2019 Por último, Shapiro explica que uno de los desafíos de todo educador y padres es educar a un niño con una inteligencia emocional elevada, es mejor que sea excesivamente estricto y no excesivamente indulgente ya que este tipo de niños tienden a ser muy astutos.

En realidad, muchos padres no se encuentran cómodos en la permisividad absoluta, del mismo modo que no se sentirán a gusto con los gritos, las amenazas y la descalificación propia de un modelo autoritario. Pero es la respuesta que “les sale”. Hay otras respuestas posibles, que exigen, en el fondo, mucha más reflexión y planificación que la reacción que solemos tener fruto del agotamiento, la falta de paciencia o la inercia. Estas respuestas se pueden englobar en lo que se llama disciplina positiva. En resumen, se trata de una apuesta para educar desde la firmeza, la coherencia, el respeto y la amabilidad. En la web de Disciplina Positiva España se indica que esta filosofía “ayuda a los adultos entender la conducta inadecuada de los niños, promueve actitudes positivas hacia ellos y les enseña a tener buena conducta, responsabilidad y destrezas interpersonales. ¡Participar activamente en la búsqueda de soluciones es un viaje hacia el respeto mutuo y la colaboración!”. Los puntos clave de la disciplina positiva, según la citada web, son respetar la dignidad del niño y el padre, trazar metas a largo alcance, centrarse en soluciones en lugar de castigos, escuchar al niño para saber qué quiere o necesita e invitar a la cooperación y a la búsqueda de soluciones. María Jesús Álava, psicóloga y autora de El no ayuda a crecer, también apunta hacia la necesidad de combinar el respeto, la firmeza y el cariño cuando enumera las pautas que considera necesarias para los padres: “Coherencia (los niños necesitan creerse lo que oyen), paciencia, capacidad de observación y de escucha (si sabemos observar y escuchar sabremos cómo actuar en cada momento), autocontrol y flexibilidad (para saber lo que es importante y lo que es negociable)”.


Colegio Fernández Madrid Nombre: Kevin Aucancela Curso: 9no “C” Fecha: 15/05/2019


Colegio Fernández Madrid Nombre: Kevin Aucancela Curso: 9no “C” Fecha: 15/05/2019

Respuesta automática frente a respuesta planificada Seguro que no pocas madres y padres hemos protagonizado en alguna ocasión ambas escenas y hemos transitado, por tanto, del autoritarismo a la permisividad. Si examinamos la situación y nuestro manejo de la misma cuidadosamente, es probable que sintamos que no hemos actuado correctamente. En realidad, podríamos llegar a confesarnos, nos hemos dejado llevar, hemos dejado encendido el ‘piloto automático’ y no hemos reflexionado muy bien cómo gestionar este conflicto. Con certeza, no queríamos decir a nuestros hijos que estamos hartos de ellos, no queríamos herir sus sentimientos, no queríamos lanzar una amenaza que luego no hemos cumplido, no queríamos transgredir nuestros propios límites. Quizá habríamos preferido fijar un límite claro, explicado y tal vez negociado con los niños, es posible que quisiéramos haber comunicado por qué hacíamos una excepción, a lo mejor querríamos haberles contado que no estábamos de humor …

Profile for kevin aucancela

La disciplina positiva  

La disciplina positiva  

Advertisement