Issuu on Google+


1


DIFUSIÓN ORURO- DIFFUSION ORURO Sergio Jiménez Guzmán

DIRECTOR GENERAL Y EDICIÓN AL ESPAÑOL GENERAL DIRECTOR & SPANISH EDITION Fabricio Mejía López

DISEÑO GRÁFICO - GRAPH DESIGN

EDICIÓN AL INGLÉS - ENGLISH EDITION Esther Balboa Bustamante TRADUCTORA AL INGLÉS - ENGLISH TRANSLATOR Patricia Guzmán Choque

ASEROR LEGAL - LEGAL ADVISER Dr. José Franz Medrano Leaño

PRENSA - JOURNALIST Stillus

ASESORA CONTABLE - ACCOUNTANT ADVISER Lic. Elizabeth Terceros Mérida

FOTOGRAFÍA - PHOTOGRAPY Stillus MÁRKETING Y PUBLICIDAD - MARKETING AND PUBLICITY Marcela Gúzman Choque DIFUSIÓN COCHABAMBA- DIFFUSION COCHABAMBA Stillus

CONTENIDO UNIVERSIDAD SALESIANA BOLIVIA - COCHABAMBA UNIVERSIDAD SIMON I. PATIÑO...........................................1 STAFF - CONTENIDO..............................................................2 eDITORIAL - Leyendo construimos conocimiento.....................3 CONSULTORIO PSICOLÓGICO Rivalidad y violencia en la práctica del “deporte”.....................5 TALENTO Y CONOCIMIENTOS Entrevista a Hugo Roger Torrelio L..........................................6 NOTA - Qué está sucediendo con nuestros estudiantes..........8 CURSOS PRE-UNIVERSITARIOS INAP.......................................9 INSTITUTO PROFESIONAL SAN IGNACIO I.P.S.I......................10 ACADEMIA DE AUTOMOVILISMO INDIANAPOLIS................11 PROMOCIONES: Colegio Saint Andrew’s.......................................................12 Colegio Particular San Miguel............................................13 Colegio Santa Ana................................................................14 Colegio Particular San Martín de Porres.............................16 Anglo American School.........................................................18 Colegio Particular Mixto España...........................................20 2

CONTACTOS - CONTACTS Telf. Of.: 4374284 Cel.: 72242200 E-mail: revistastillusbolivia@gmail.com revistastillusbolivia@hotmail.com Facebook: revistastillusbolivia

Unidad Educativa Washington School...............................22 Colegio Nacional Aniceto Arce............................................24 Colegio Católico San José.....................................................27 Colegio Particular Quillacollo................................................28 Unidad Educativa Jorge Oblitas............................................29 Centro Educativo Integral Cochabamba C.E.I.C.O....................32 Liceo de Señoritas América................................................33 Colegio de la Unión Bolivia - Japón........................................38 Colegio Particular Paulo VI.................................................39 Unidad Educativa Antonio María Claret.............................40 Colegio Salesianos Don Bosco............................................42 Unidad Educativa Donato Vásquez.......................................45 Liceo Nacional Quillacollo...................................................48 Colegio Pedro Poveda..........................................................52 Colegio Particular Boliviano - Croata....................................54 Colegio Nacional Simón Bolívar............................................56 Centro Educativo Richard Von Weizsäcker.............................61 Unidad Educativa América del Sur.....................................62 Colegio Evangélico Shalom.................................................64 Unidad Educativa Néstor Adriázola Menéndez...................65 ESCUELA MILITAR DE INGENIERIA EMI


Editorial Leyendo construimos conocimiento

¿Cuánto se lee en Bolivia? ¿Qué tipo de libros leen los bolivianos? ¿El precio de los libros es accesible a las mayorías del país?

E

stas cuestionantes son importantes al momento de preguntarnos sobre “ser boliviano” respecto a su cultura, sus hábitos lectores y principalmente la idiosincrasia de nuestro país. Lo que sí es cierto, es que existe una crisis de la educación y la lectura, y la causa principal se debe fundamentalmente a que en nuestro país se lee poco o definitivamente, no se lee. El motivo de esta situación obedece a factores económicos, culturales y educativos. Lectura y sociedad Muchas personas, especialmente docentes y estudiantes aducen que los libros son caros y es difícil comprar obras originales y, por ello, se apela a la fotocopia. Por otro lado, muchos libros, al menos los últimos publicados, son difíciles de encontrar en librerías locales. Pero el factor principal en nuestro criterio, se debe al factor cultural: El libro no es un insumo necesario, es decir, no es algo de primera necesidad. Se puede ahorrar para comprar un celular, un mp4, un televisor, un microondas, pero no hay necesidad de ahorrar para comprar una enciclopedia o sencillamente comprar las últimas novedades literarias. El mejor regalo en los cumpleaños es una botella de whisky, un aparato electrónico o electrodoméstico, pero no un libro. Otro dato curioso se encuentra en las universidades, donde existen muchas promotoras culturales de belleza y todas cargan entre tres a cuatro revistas (por la cantidad de hojas y el armado, parecen libros), ofreciendo perfumes, joyas, lencería y otras cosas más. Los posibles compradores hojean una y otra vez los catálogos con tal cuidado y minuciosidad que parecieran estar leyendo una obra de suspenso. Otra disculpa adecuada para no leer, decíamos; es el precio

del libro. Antes de la aplicación del famoso Decreto 21060, el impuesto del libro era de 2%, pero después de la implementación de dicho decreto, los libros deben cancelar un impuesto del 10%, igual que otro producto. De esta manera, el libro se convierte en un artículo de lujo y si alguien quiere comprar un libro y no cuenta con el dinero suficiente, pues simplemente debe prescindir de el. A esto se suma que no existe una política estatal de incentivo al libro. Se aprueban leyes de todo tipo, pero todavía no tenemos una Ley del Libro que motive la lectura a través de la compra de material bibliográfico para las diversas bibliotecas, especialmente las municipales. Las campañas de lectura obedecen más a esfuerzos personales e institucionales, pero no cuentan con el apoyo de recursos estatales, sean estos de la Gobernación o del Municipio. Las universidades no son la excepción. No existe un presupuesto específico para publicación de material bibliográfico. Muchas publicaciones surgen del esfuerzo personal de los docentes y por el incentivo a la publicación de las universidades. Lectura y televisión Los medios de comunicación tienen tres propósitos: Informar, entretener y educar pero, el último aspecto casi no lo toman en cuenta. Y el medio de comunicación por excelencia que se ha impuesto el último tiempo es la televisión. Casi todo el mundo cuestiona la televisión, no solo por los programas que presenta, sino por los mensajes que emite. Es decir, todos critican la televisión y sin embargo, nadie prescinde de ella. El televisor es el electrodoméstico más necesario en el hogar. El resto puede esperar, pero el instrumento que presenta dibujos animados para los niños, telenovelas para la “reina del hogar” e información deportiva para la “cabeza de 3


la familia”, imposible. Pero cabe aclarar que la intención no es condenar a la televisión, porque en sí misma ésta no es mala. Lo que sí cuestionamos es el contenido que emite cada uno de los canales de televisión. Quizá por ello muchos canales contratan programas que puedan ser vistos y aceptados por la mayoría de la población, que prioricen el escándalo, el desfile de modelos, mejor si es de lencería, películas de acción sanguinarias y violentas, noticieros que priorizan los asaltos, asesinatos, violaciones y una serie de noticias esperpénticas y personajes relacionados con la política y sus actividades y no haciendo cobertura de las actividades culturales, educativas y artísticas. A ello se suma que las empresas auspiciadoras dan publicidad a los programas y canales que tienen programas de alto rating, no importa la calidad. Para ello es necesario formar un lector crítico, un lector que analice lo que está viendo y pueda elegir un programa adecuado, pero siempre y cuando exista esa alternativa en la programación televisiva. Lectura en la escuela y la universidad Muchos estudiantes, padres de familia e incluso algunos maestros, creen que la única materia donde debe leerse obras literarias es en lenguaje y literatura. También afirman que solo en estas asignaturas los estudiantes deben aprender a leer y escribir. Por ello es usual escuchar que si los estudiantes tienen que leer, deben hacerlo en la asignatura de literatura y no así en las otras disciplinas. Esto se replica en las universidades que tienen carreras tecnológicas y técnicas; allí el libro solo sirve para dar información y no preocupa el principal propósito que es el de disfrutar la lectura. Otro aspecto en las universidades es el famoso dossier. Los docentes para formar el compilado de una asignatura toman el capítulo 3 de un libro, el capítulo 5 de otro, el capítulo 9 de uno diferente, el capítulo 6 de otro, etc. Al final, el dossier está formado por más de cinco capítulos de diferentes libros, formando una especie de “Frankenstein“, el famoso monstruo formado con las partes de diversos cadáveres. Si bien son capítulos que tienen relación con la asignatura, de ninguna manera reflejan el propósito principal del autor de un libro. Sea cual fuere el texto, tiene un hilo conductor y éste solo se comprende si se tiene la lectura total del libro. Parcializar un libro, destrozarlo para formar uno diferente, es dejar de lado los otros capítulos y de esa manera tomar una parte mínima del pensamiento de un autor. Y no se puede tener una visión de un autor o la postura de éste si no se lee la totalidad del libro, el argumento que esgrime en cada uno de los capítulos. Lectura y lectores… ¿Dónde debe comenzar el hábito de la lectura y a qué edad? La primera impresión y el primer contacto con la realidad que tiene un niño se da en el hogar. Después viene la escuela. Si un hogar cuenta con muchos libros y el niño observa que sus padres leen, él, por lógica consecuencia pronto descubrirá la importancia de la lectura y hará lo mismo. A esto se suma que le cuenten historias extraordinarias, cuentos antes de dormir y vaya descubriendo poco a poco que el libro es un objeto útil y divertido.

4

Esa es una buena manera de despertar la necesidad por la lectura si el niño no sabe todavía leer, y si sabe leer, descubrirá inmediatamente que puede conocer nuevas historias por sí mismo y buscará más libros. Es bueno resaltar que no toda lectura es educativa. Lo importante en la primera infancia, es compartir con los niños historias más de tipo oral y llenas de ilustraciones; pero, poco a poco, la ilustración irá desapareciendo y solo quedará el texto. De esta manera, la lectura será un fin y no solo un medio. Cuando algunos profesores intentan enseñar moral a los niños y jóvenes e intentan buscar el “mensaje” de cualquier poema, cuento o novela, están induciendo hacia una lectura poco crítica y muy apegada a la moralidad. La historia, lo interesante de la historia, justifica la lectura de un buen libro. Si alguien confunde el cuento, la novela o el poema con una fábula está cambiando el propósito principal de la lectura. La está convirtiendo en un medio, cuyo propósito ya no es el entretenimiento, sino, la enseñanza de un tema moral o ético. En las universidades existen diversas agrupaciones de tipo cultural, religioso, sindical, político, de género, etc. Es decir, existen fraternidades de baile, centros de estudiantes, grupos de oración, equipos de fútbol, baloncesto, fulbito, etc. Lo curioso es que no existe un club de libro. Los estudiantes y docentes se reúnen con diversos propósitos, pero no para compartir la lectura de un libro. Otro aspecto que ha dejado de lado la educación tradicional es la lectura de comprensión. Existen muchas instituciones que enseñan a leer rápido (una destreza técnica), pero no a comprender lo leído y mucho menos a gustar de la lectura. De nada sirve leer rápido si al poco tiempo se olvida lo leído y mucho más si no se escoge un libro interesante para empezar el hábito de la lectura. Quizá la causa principal de que a muchas personas no les gusta leer es que no encontraron el libro adecuado. Finalmente, el lector y la lectura todavía no tienen un espacio específico en nuestra sociedad. Es menester crear las condiciones adecuadas para que haya más lectores, más publicaciones, más organizaciones que apoyen la lectura y ésta se convierta no en un eslogan de una campaña electoral, sino más bien, en un hecho concreto y rutinario en todas las instituciones vinculadas a la educación en primer término y luego a toda la sociedad. Consejo El día que las personas descubran lo divertido y, a la vez, útil de la lectura, ese día habrán cambiado sus vidas. Se darán cuenta de lo valioso que es un libro y éste habrá encontrado el destino que merece: Un buen lector que valore su contenido. Lic. René Rivera Miranda Docente - Universidad Mayor de San Simón


Consultorio psicológico Rivalidad y violencia en la práctica del "deporte"

L

Característica del deporte a característica de la práctica de un deporte implica una actitud psicológica de oposición, de confrontación con un adversario, un objeto (pesos, aparatos, etc.) o un elemento (agua, tiempo, distancia, etc.) y, por consiguiente, un deseo de afirmarse probando su propia eficacia, su propio poder. A esto se denomina performancia (del francés “performance” que significa “cumplir”). Educadores, psicólogos y médicos deportivos, están de acuerdo en que la performancia supone la utilización máxima de las posibilidades orgánicas, la obtención del resultado límite. Las exigencias actuales del deporte son tales que en todos los países del mundo se acepta, por razones de prestigio y rentabilidad, especializar a ciertos individuos hasta el punto de hacer de ellos verdaderas máquinas de correr, de golpear o de patear un balón, sin preocuparse demasiado de las consecuencias que ello puede originar en su comportamiento futuro y en la expansión de sus posibilidades (lo que no quiere decir que el deporte es malo, sino depende del objetivo con que uno lo practique). Así, el deporte se convierte en un trabajo de profesionales, mediante el cual los individuos obtienen su medio de vida. La educación física Contrariamente, la educación física evita alcanzar este límite por temor a las molestas consecuencias que puede acarrear sobre un organismo insuficientemente preparado. La educación física tiene como fin el desarrollo progresivo, armonioso y completo del individuo, la dificultad propuesta queda en un límite ligeramente inferior en las posibilidades del joven, ya que aquí los resultados y la “performancia” son secundarios en relación al efecto ejercido sobre el individuo, a diferencia de lo que ocurre en el deporte donde es este efecto el que se considera secundario. En los sistemas educativos de todo el mundo se ha incorporado la “Educación Física” como expresión de los deportes colectivos e individuales, que tienen como fin fortalecer en los jóvenes la cooperación y la disciplina. De esta manera, el joven aprende a ver y juzgar las condiciones de juego, las disposiciones de sus compañeros de equipo, las debilidades de los adversarios. Se trata sin ninguna duda de mecanismos intelectuales, y la experiencia confirma que los individuos torpes o de mentalidad lenta nunca son jugadores brillantes, pero juegan. Algunos tímidos, aceptados y animados por los otros miembros del

equipo, pueden encontrar el espíritu de decisión que les falta. Por último, los hipervitales, turbulentos, los que necesitan desgastarse, encontrarán en los deportes el terreno ideal para liberar su excesiva energía. Diferencia entre deporte y juego La distinción radica en la codificación concreta que caracteriza al deporte. La “invención” del deporte se debe al pastor Thomas Arnold y a sus colegiales en Inglaterra. Para lograrlo modificó los antiguos juegos populares y les aplicó reglas estrictas. De esta forma nacieron el rugby, el fútbol, el cricket, el tenis, etc. Se puede decir que el deporte ha añadido al espíritu del juego una preocupación rigurosa y racionalista. Esta actitud está alejada totalmente del espíritu del juego, de su gratuidad y de la satisfacción de haber participado. El placer de jugar desaparece ante la preocupación por la eficacia (hacer goles, canastas, puntos, etc.), característicos de nuestra sociedad capitalista y mercantilista. Influencia de la política sobre el juego Si miramos desde otra perspectiva, el “juego deportivo” ha sido utilizado como política de gobierno desde hace mucho tiempo. Así por ejemplo; para el gobierno norteamericano “la práctica del deporte es una escuela de civismo y moralidad”, para los franceses los Juegos Olímpicos son “un medio de conocimiento y estima entre los pueblos”, para cubanos y chinos los juegos deportivos fueron y son una manera de posicionar en el mundo sus sistemas de gobierno y sus ideas políticas. ¿Qué sucede cuando los juegos deportivos se orientan hacia la exaltación y la propaganda de la política de un gobierno? 5


Ya no se considera el valor estético y educativo del deporte. El profesor y sus alumnos se convierten en instrumentos de la propaganda, los jóvenes centran su atención en la competencia mal utilizada que lleva a la violencia, el insulto y la denigración de sus semejantes. El deporte se convierte en un espectáculo, que beneficia únicamente a quienes los organizan. El desgaste de profesores de educación física y de alumnos participantes se ve lamentablemente opacada por una estéril y vana agitación de una política educativa que solamente busca exaltar valores políticos, las diferencias sociales y la “lucha de clases”. Desde este estado de cosas, no nos extraña el enfrentamiento entre barras colegiales, el odio que se desarrolla entre estudiantes de colegios fiscales y colegios particulares; entre los “mejores fiscales” y los “mejores particulares”, etc.; para derivar en el duelo, casi criminal, entre las denominadas “barras bravas” en los partidos de fútbol profesional. En conclusión La rivalidad y violencia que surge en la práctica de los deportes, como expresiones desfavorables de orden psicológico y social, da por resultado que solamente un adolescente entre 10 practique el deporte. Pero también es necesario señalar que este 10 por ciento son jóvenes que lo hacen por sus propios medios, sin ayuda del Estado y de la sociedad, los mejor

dotados, los mejor fortalecidos psicológicamente… los jóvenes que, desde una visión social y educativa, menos necesitan del deporte para desarrollarse como personas de bien. ¡Esta es la paradoja! Desgraciadamente, las dificultades de todo orden por las que atraviesa la enseñanza primaria, secundaria, técnica y superior, no dejan entrever para el mañana, que la práctica del deporte debe llevar al éxito intelectual, al desarrollo físico y al equilibrio psicológico de los jóvenes. Ni pensar que en las empresas, los jóvenes trabajadores practiquen actividades físicas que aumenten la eficacia y el rendimiento… Entonces ¿cómo no extrañarse de que el deporte se convierta en un espectáculo, que a algunos les sirve como fuente de ingresos, a otros como fuente de votos y a muchos como iniciación en la violencia? Que tu vida esté en armonía. Atte. Dra. Esther Balboa Bustamante - PSICÓLOGA

Talento y conocimientos Entrevista a Hugo Roger Torrelio L.

Hugo llega a la entrevista apurado como siempre. “Tuve que dejar algunas obligaciones del trabajo, pero podemos comenzar tomando un café” dice. Es como si para él se detuviera el tiempo. Hasta hace algunos años, nadie hubiera dado un centavo por sus inventos, desde niño construye a escala: aviones, autitos y motos con materiales de desecho. En la actualidad construyó una motocicleta adaptando en algunos sistemas sus propias creaciones o inventos. Que en un futuro no muy lejano podrían ser materia de tesis. ¿Qué te motivó a construir la motocicleta adaptando tus inventos? Una de las razones, es que de adolescente no tuve la oportunidad de que mis padres me compren la motocicleta que yo soñaba, como una Harley Davidson, Indian o BMV, por el costo elevado que representaba. La otra fue la inquietud de 6


construir algo más simple y práctico, fácil de reparar, ya que en la actualidad ninguna empresa ofrece como producto. ¿Te ha llevado mucho tiempo construir la motocicleta? Sí, aproximadamente unos 18 meses, con mucho esfuerzo y dedicación, ya que tuve que sacrificar mí tiempo libre, debido a que en el día trabajo y estudio. Lo que quisiera resaltar es que se tardó ese tiempo principalmente por las limitaciones económicas. Tuve que solventar el gasto con el ingreso propio y de mi familia, especialmente para cubrir el trabajo de torneros, soldadores y el material respectivo. ¿Cuentas con información técnica - científica? Desde niño hasta la adolescencia la construcción de modelos a escala de autos y motocicletas la realicé de forma empírica solo con información de alguna bibliografía. Ya en mi etapa de formación profesional; estudié mecánica automotriz obteniendo el grado de Técnico Superior, sin embargo incrementé mis conocimientos realizando investigación de toda la tecnología automovilística. Todo este bagaje de conocimientos y práctica me permitieron aplicar leyes físicas y mecánicas. Se hicieron pruebas de resistencia de materiales especialmente de la estructura. ¿Explica de forma sencilla cuáles son los inventos que adaptaste a la motocicleta, sus características técnicas y el costo? La estructura (Chasis) se diseñó según el tamaño y peso del motor, además del sistema de transmisión. Se utilizaron materiales de alta resistencia y durabilidad. El embrague trabaja con un sistema de varillas y un chicotillo, se adaptó un hidrobag (Cerbo) para disminuir la resistencia y potenciar la fuerza que ejerce la mano al apretar el embrague. El sistema de cambio de velocidades consiste en un conjunto de varillas y resortes que trabajan con un pedal de pie, tiene la ventaja de que en cualquier velocidad se puede cambiar a velocidad neutra con facilidad, además de que tiene marcha en retro (como los autos). Entre otras características técnicas, se pueden mencionar el tamaño, la motocicleta tiene una longitud de tres metros, un peso de 430 kilogramos, el motor es de un automóvil Volkswagen modelo Brasilia con una cilindrada de 1.600 cc., lleva llantas de Ford Maveric con aros No 16. Aproximadamente el costo de producción alcanza contemplando los costos fijos y variables un monto de 10.000 dólares americanos.

¿Crees que los inventos descritos líneas arriba, sean de utilidad para la industria automovilística o motociclística? Pienso que la utilidad se resumiría en la sencillez y el costo, lamentablemente en nuestro país este tipo de industria es incipiente por decir casi inexistente. Seguramente si alguna empresa o fábrica del exterior se interesaría, podría muy bien aprovechar estas mejoras en la tecnología. ¿Cómo probarías la funcionalidad de tus innovaciones? La motocicleta está circulando por carreteras, avenidas y calles de la ciudad sin ningún problema, por otra parte estoy en proceso de patentar estos inventos y con ello obtener toda la documentación en orden. ¿Mencionabas que tienes otros inventos en desarrollo? Por cuestiones de tiempo y dinero tengo en proyecto, la construcción de un helicóptero prototipo, luego un motor cuyo combustible está a base de hidrógeno y oxígeno y finalmente un sistema de distribución de gases para un motor de combustión. ¿Algo más que quisieras decir? Me dirijo a los jóvenes de nuestro país en el sentido de que las limitaciones económicas y educativas a veces no constituyen un obstáculo para la generación de ideas innovadoras. Y que el Estado y las empresas privadas deberían poner más atención y brindar mayor apoyo a este tipo de iniciativas a nivel nacional, porque seguro que hay gente que está innovando, no solo en la mecánica, sino también en las diversas áreas científicas. Por último mi agradecimiento a la revista “Stillus” en la persona de su director Fabricio Mejía, por darme la oportunidad de hacer conocer este trabajo. Entrevistador: Dr. Msc. Ramiro López S. Consultor Independiente

7


Qué está sucediendo con nuestros estudiantes...

C

ada día tenemos reportes en los colegios secundarios sobre el mal comportamiento de los estudiantes, los padres se quejan de la falta de autoridad en el control de sus hijos y todos culpamos a la influencia negativa de los medios de comunicación y a la falta de interpretación adecuada de las leyes que se promulgan a favor de los adolescentes, que son excesivamente proteccionistas y sancionadores de los profesores y padres de familia. Entonces, perdonamos y dejamos pasar los actos malos porque es preferible “hacerse de la vista gorda” como diría un aforismo popular para no tener problemas. Hace tiempo alguien pidió que se saque la Biblia de las escuelas y todos aceptamos ser profanos. A alguno se le ocurrió que no debíamos reprender a los niños y adolescentes porque estaríamos dañando su autoestima y su personalidad, entonces dejamos de corregir. Luego se dijo a directores y profesores que no debían disciplinar a los estudiantes porque la Defensoría los demandaría por “agresión psicológica y/o humillación”. Aclaremos que la diferencia es abismal entre corregir y humillar. Entonces es preferible no decir nada.

8

Aceptamos todo lo que la convulsionada sociedad de consumo nos impone y ponemos nombres conmovedores a las calamidades como a la explotación corporal femenina: Es “arte” o “Apreciación del cuerpo de la mujer”. Observamos cuerpos desnudos de niños y niñas en internet como “derecho a la libre expresión”, escuchamos música que incita a drogarse, al asesinato, al suicidio, a las violaciones y decimos “Si no aguantas el calor, sal de la cocina”. Como consecuencia, nos preguntamos por qué los estudiantes no tienen conciencia, no distinguen entre el bien y el mal, pueden traicionar, golpear violar o matar, existen tantos embarazos no deseados, abortos, niñas burladas, SIDA, drogas, enfermedades venéreas, bullyng… ¿No será que cosechamos lo que estamos sembrando? ¿No será que nos estamos alejando totalmente de Dios, prohibiendo su ingreso a las escuelas? Pensemos seriamente en esto. Lic. Dunia Teresa López S.


9


10


11


12


13


14


15


16


17


18


19


20


21


22


23


24


25


26


27


28


29


30


31


32


33


34


35


36


37


38


39


40


41


42


43


44


45


46


47


48


49


50


51


52


53


54


55


56


57


58


59


60


61


62


63


64


65


66


67


68



Revista de Promociones 2013