Page 1

INSTITUTO JOHN KENNEDY

El presente material forma parte de los contenidos digitales del Inst. John Kennedy. Se proh铆be su uso o distribuci贸n sin consentimiento de su autor o de la instituci贸n misma.


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

Índice: La neurociencia

………………………………………………. 3

El cerebro humano

…………………………………………….… 4

Funcionamiento básico del cerebro

…………………………………………….… 5

Las funciones primarias

………………………………………….…... 7

El mecanismo inhibitorio

…………………………………….………… 8

La curva atencional

…………………………………..….…….… 8

Función de supervivencia

……………………………….………….… 10

Recomendaciones para lograr mejores resultados

…………………………………………..… 11

El sueño

…………………………………….…….… 16

Fases del sueño

………………………………………….…. 17

Tips de ayuda

………………………………………….…. 20

Las memorias

………………………………………….…. 21

La neurona de Aniston

………………………………………….…. 23

La importancia del estímulo

………………………………………….…. 25

La neuropedagogía

………………………………………….…. 27

Recomendaciones finales

………………………………………….…. 27

10 muy buenas ideas

………………………………………….…. 28

Conclusión

………………………………………….…. 29

Material pedagógico digital del

INSTITUTO JOHN KENNEDY

Las Piedras 152 - Tel. 4226717 San Miguel de Tucumán – CP. 4000 - República Argentina 2


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

LA NEUROCIENCIA Las neurociencias son un conjunto de disciplinas científicas que estudian la estructura, la función, el desarrollo de la bioquímica, la farmacología y la patología del sistema nervioso y de cómo sus diferentes elementos interactúan, dando lugar a las bases biológicas de la conducta. ¿Qué tiene que ver esto con nuestra tarea de enseñar?. Simple, como docentes necesitamos comprender, al menos en un nivel básico pero aceptable, como funciona nuestro cerebro, ya que es la herramienta que más se utiliza en clase. Una vez conseguida esta meta, estaremos en condiciones de rediseñar nuestras estrategias metodológicas para ser capaces de lograr mejores resultados con nuestros alumnos. Leslie Hart, neurocientífica destacada a nivel mundial, autora de diversos libros e investigaciones en este campo, dijo alguna vez: “Enseñar sin saber cómo funciona el cerebro es como querer diseñar un guante sin nunca haber visto una mano.” Resulta interesante saber que la mayor parte de los descubrimientos acerca de cómo funciona nuestro cerebro acontecieron en los 10 o 15 últimos años. Es más interesante aún descubrir que esos avances derribaron muchos mitos que hasta ahora asumíamos como pilares de nuestra formación. Comencemos por uno, aquel que dice: “El saber no ocupa lugar”. Lamentablemente se ha comprobado que no es así, ¡EL SABER SÍ OCUPA LUGAR!. Si bien nuestro cerebro tiene en promedio 1012 millones de pequeñas células denominadas neuronas, investigaciones efectuadas hace menos de 10 años arrojaron como resultado que las cosas que aprendemos, es decir, nuestras memorias, se alojan entre ellas, a través de una glándula llamada hipotálamo (en el dibujo en color verde).

3


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

¿Cómo se descubrió esto?. Se descubrió a través de numerosos estudios realizados a diferentes pacientes, pero sobre todo a uno en particular, conocido en el ambiente de la medicina como “El paciente H.M.”. Paciente cuyo verdadero nombre es Henry Molaison y fue motivo de estudio gran parte de su vida, ya que al quitársele la mayor parte de su hipotálamo a los 27 años durante una cirugía, fue incapaz de formar nuevas memorias el resto de su vida. Si bien el hipotálamo cumple esa función, debemos ser conscientes que son diversas las vías de recepción de la información y cada una de ellas se encuentra perfectamente localizada en nuestro cerebro. Detengámonos aquí en un concepto, LA INFORMACIÓN. Información es todo estímulo que obtenemos de nuestro entorno, que ingresa por alguno de nuestros sentidos y es procesado por nuestro cerebro.

4


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

FUNCIONAMIENTO BÁSICO DEL CEREBRO En función a ello, observando la imagen analicemos: 1) Cuando damos clase, habitualmente hacemos uso de nuestra vía oral, nuestros alumnos escuchan e interpretan lo que decimos. Los chicos reciben nuestras palabras a modo de ondas sonoras por vía auditiva, estas viajan al cerebro medio (ver en imagen Área auditiva) y de allí son procesadas entre el Centro de la comprensión de las palabras habladas y el área pisco-auditiva. Luego de interpretado nuestro mensaje (existe todo un proceso allí), este será incorporado a través del hipocampo a nuestro sistema neuronal como memoria o algo que se ha memorizado (tras haber sido escuchado, fue interpretado y finalmente almacenado). Así es como funciona una clase teórica, ¡ojo!, ¡cuando los chicos están atentos!. 2) Segundo caso, ¿qué pasaría si a nuestra clase o a parte de ella, la trabajáramos en pizarra con nuestros alumnos?, ¡Si!, ¡escrita!. Allí intervendrían otros sectores del cerebro, el Área visual, que ¡ojo!, también entra en juego en el primer caso y ya vamos a hablar de ello. El Área visual está ubicada detrás de nuestra cabeza, más o menos arriba de la nuca, cerca de la base del cráneo. La información en este caso ingresa por los ojos, viaja al Área visual de nuestro cerebro y allí entra en juego el Área psico-visual, que junto al Centro de la comprensión de las palabras escritas, ¡Si!, ¡existe y trabajan casi en paralelo – buscar en la imagen-, se encarga de procesar lo que vemos. Entiéndase procesar por interpretar lo que vemos. 3) Veamos un tercer caso, Educación Física, ¿notaron que a menudo se aprende más fácilmente un ejercicio o un paso de baile que lo que nos enseñan en un aula?. Esto encuentra una explicación en nuestro cerebro y como funciona. Si observan la imagen de las funciones cerebrales, notarán en la parte superior que allí se localizan otras áreas como el Área motriz, el Área de la sensibilidadgeneral, el Área psico-sensitiva, el área psico-motriz y otras. La gran mayoría de ellas intervienen cuando el aprendizaje involucra el movimiento del cuerpo y en algunos casos, cuando utilizamos el lenguaje, otras áreas como el Centro del lenguaje.

5


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

En base a lo que hemos visto, podemos llegar a encontrar una primera posible explicación a porque muchos chicos se aburren durante una clase, sucede en algunos casos, que su cerebro está tan expuesto a estímulos constantes de cada área, que al proponer nosotros una clase en la que intervienen menos funciones, más aún por prolongado tiempo, se les hace muy difícil dominar su propia cabecita. El cerebro, al estar acostumbrado a una mayor exigencia multifuncional, ¡pide tanto o más de aquello a lo que está acostumbrado!. Siempre tengamos en cuenta que la información que llega a la cabeza puede presentarse de diferentes formas, como un mensaje hablado (cuando explicamos algo en clase), como imágenes (cuando mostramos algo, por ej. un ejercicio de Matemática en la pizarra), un color (por ej. si enseñamos a distinguir los colores primarios), un olor (en clase de Química cuando enseñamos a distinguir los olores del azufre y otros componentes) y no siempre la información se encuentra expresada de manera tradicional. En algunas oportunidades un simple símbolo o sonido contiene más información de la que imaginamos. Por ejemplo, si vamos por la calle y detrás nuestro escuchamos frenar abruptamente un automóvil, el sonido recorre todo un camino que nuestro cerebro en menos de un segundo procesa y genera nuestra reacción instantánea. ¡Es información!, ¡un susto también es consecuencia de información procesada!. Cuando por ejemplo escribo el signo $ es información. Podemos no comprender a qué refiere específicamente, pero sin lugar a dudas el símbolo sugiere un valor monetario. Si asociamos eso con algún otro dato, por ejemplo, alguna deuda que nos esté mortificando o tal vez que hayamos jugado a la lotería, esa información hecha símbolo hallará inmediatamente significado. Observen como se asocia la información entre sí dentro de nuestro cerebro. Muy bien, vamos a hacer un pequeño trabajito, teniendo en cuenta lo que hasta ahora hemos visto, observando la imagen de funciones básicas de nuestro cerebro vamos llenar esta tabla indicando qué áreas involucramos más y qué áreas menos al trabajar nuestros contenidos en el aula con los chicos: ÁREAS QUE MÁS INTERVIENEN

ÁREAS QUE MENOS INTERVIENEN

6


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

LAS FUNCIONES PRIMARIAS DEL CEREBRO Existen tres funciones que disparan la reacción del cerebro humano. LA FUNCIÓN AFERENTE-SENSITIVA: Ella refiere a todo aquello que el cuerpo, que es una extensión de nuestro cerebro, recibe del ambiente que lo rodea. Recibe un estímulo (por ej. escuchar una canción, recibir un golpe o un insulto) y en función a ese estímulo, reacciona. Esta función la tenemos toda la vida, desde que nacemos. ¿Hace frio?, ¿hace calor?, ¿cómo nos sentimos?. Y digo “como nos sentimos” porque hay más detrás de la función aferente-sensitiva de lo que creemos en realidad, ya que no hace falta evidenciar una reacción eferente a cada estímulo, nuestro propio cuerpo a partir de nuestro cerebro genera esas reacciones aunque más no sea internas. ¿Siento calor?, me sentiré molesto aunque nadie lo sepa. ¿Me siento hostigado?, me sentiré irritable aunque quien esté al frente no lo sepa. Lo que recibo del ambiente que me rodea, genera mi reacción e incluso mi predisposición a recibir esa información. Veamos por ejemplo esta imagen, piense, ¿qué opina?.

7


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

Por supuesto, los motivos de una abstracción no solo pueden encontrar origen en una clase aburrida, pueden ser también otros problemas de orden psicológico (enojo, alguna situación familiar en casa, etc), médico (alguna dificultad funcional patológica, sea química o física, cansancio, sueño, mala alimentación, etc). Sea cual sea el motivo, la imagen nos muestra a una nena que se desconecta de la clase y lleva su mente a otro lado. ¿En qué pensará?, ¿qué funciones de su cabecita estarán trabajando en ese momento?, ¿por qué esas funciones deciden en ese momento trabajar otra cosa?. El mecanismo inhibitorio Tanto un cerebro sano y como uno no sano, todo el tiempo inhibe estímulos, sea porque algo le resulta aburrido, no le interesa o no quiere escuchar o ver algo. También, porque en ese momento quizá considera más importante otras cosas. Al momento de estar leyendo esto, estamos inhibiendo estímulos (información que llega a nuestro cerebro). ¿Cuáles?, por ejemplo, en qué posición están nuestros pies, si estamos cómodos o no, algún sonido lejano que alcanzamos a distinguir si prestamos más atención a nuestro entorno, etc. ¡Así trabaja el mecanismo inhibidor del cerebro!. No es necesario abstraerse de una clase para utilizarlo, ¡funciona todo el tiempo!. Le da prioridad a algo, dejando en segundo plano otras cosas que ojo!, también recibe y procesa!. También tiene que ver con las limitaciones lógicas de nuestro cerebro, no puede todo el tiempo estar conectado con todo lo que lo rodea, es por ello que realiza una selección natural todo el tiempo.

8


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

LA CURVA ATENCIONAL

Todo aquel que haya trabajo en la docencia conoce este término, “curva atencional”, en nuestro caso refiere al comportamiento del cerebro de nuestros alumnos en clase. Estudios realizados en la Universidad Kennesaw State en Georgia, Estados Unidos, concluyeron que el tiempo máximo de atención que un alumno puede prestar en clase es de 10 minutos y que ese tiempo no es lineal, es decir, no están los 10 minutos constantemente prestando atención. En el medio se producen distracciones, como observar algún detalle del aula o de la vestimenta del docente, algo en la pizarra, algún pensamiento ajeno al tema que se cruza, etc. Constantemente el cerebro está negociando prestar atención y no hay que enojarse, es un proceso natural solo que nosotros somos adultos, hemos desarrollado en algún grado la capacidad de estar atentos y más tolerantes y los chicos no. Para ellos es más difícil comprender y controlar lo que les sucede. Es un proceso natural que tenemos todos. El cerebro todo el tiempo inhibe información, es caprichoso, ¡ES SELECTIVO!. Todo esto tiene que ver con la función aferente-sensitiva, debemos comprender que uno no es uno mismo y nada más, UNO ES UNO EN EL ENTORNO EN EL QUE SE ENCUENTRA y funcionará y reaccionará en ese contexto, en ese entorno. El cerebro funciona así.

9


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

FUNCIÓN DE SUPERVIVENCIA: Así como el cerebro recibe información del contexto en el que se encuentra y reacciona en respuesta a ello, existe una segunda función que es determinante en sus respuestas, la de la SUPERVIVENCIA. Lo que conocemos como “instinto de supervivencia”, que es una facultad que tiene toda persona normal, lúcida o medianamente lúcida, encuentra su raíz en esta función, que, utilizada con efectividad en clase nos puede llegar a ser muy útil!. No supone esto llegar a ahorcar a un alumno para demostrar como sus funciones cerebrales brindan una demostración del máximo de su potencial lucidez, pero sí reconociendo algunos mecanismos propios de la función, animarnos a utilizarlos para lograr mejores resultados en clase. Un ejemplo sencillo es, en un momento de la clase, cuando sentimos que la atención decae, cambiar el tono de voz, ¡si!, ¡un pequeño susto a todos levantando el tono!. Esto tiene un efecto colectivo muy positivo si se lo utiliza como recurso en el momento adecuado. Otra forma es “apuntar” a un alumno en particular, en caso que la distracción sea individual, de modo tal de lograr reinsertarlo en el tema –ver imagen-. En ambos casos, la función que determina la reinserción, es el propio mecanismo de supervivencia del cerebro. El alumno siente que el estímulo es una amenaza para sí y reacciona de la forma en que fue educado para hacerlo ante esa circunstancia (prestar atención, pedir disculpas, responder a una pregunta, etc). Las funciones aferente-sensitivas y de supervivencia están siempre en funcionamiento, inclusive en el momento de dormir. Esto explica porque los alumnos, cuando temen al profesor o a la maestra, están más atentos a su clase. Nada tiene que ver con esto con el gusto por la clase o el tema, sino por tener a flor de piel su función de supervivencia (el temor a recibir el reto del docente o pasar por el ridículo). Aclaro, el miedo no es la mejor estrategia para enseñar, en 1 año o menos, los alumnos olvidarán lo aprendido por representarles algo negativo, algo que el propio cerebro 10


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

querrá desterrar, lo que es útil es emplear el recurso de una manera sabia, invitando constantemente al alumno a integrarse a lo que se está desarrollando en clase. RECOMENDACIONES PARA LOGRAR MEJORES RESULTADOS Veremos a continuación algunas técnicas muy útiles relacionadas con ambas funciones del cerebro, se sorprenderá con algunas de ellas: 1) NUNCA ESTAR QUIETOS. Ha quedado demostrado científicamente, que cuando más quietos estamos al aprender, ¡MENOS APRENDEMOS!. ¿Por qué?, porque si volvemos a revisar la imagen de página 4, en la cual mostramos las funciones básicas del cerebro, encontramos que hay áreas que están haciendo otra cosa mientras escuchamos y vemos la clase. Que estas áreas (motriz, psico-motriz, psico-sensitiva, de sensibilidad general, centro del lenguaje, de la escritura, etc), estén haciendo otra cosa al momento de la clase, supone una distracción por un lado y un dejar de lado recursos que podrían potenciar la asimilación. Queremos expresar con esto, que aún a la clase más teórica podremos encontrarle una vuelta más que interesante permitiéndole a los alumnos poner en juego sus recursos motrices y lingüísticos al servicio del tema. ¿Cómo hacerlo?, un ejemplo, elija el tema más abstracto a desarrollar y prepare la clase utilizando mayor expresión corporal para describir algunos contenidos. En clase, establezca un juego como dinámica en el que el uso del cuerpo y las palabras, permita a los alumnos luego explicar el tema. Advertirá con el tiempo que hasta el tema más abstracto puede ser enseñado de manera efectiva si uno encuentra los recursos más adecuados para lograr ese objetivo. Tiene mucho que ver esto con algo duro pero real, aprendemos mucho más cuando somos niños, jugando, que cuando somos jóvenes y adultos en clase. De fondo se trata simplemente de comprometer en una clase la mayor parte de los recursos cerebrales. Cuando lo hacemos, por propio ejercicio funcional general, el cerebro aprende de manera más fácil. 11


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

2) NUNCA ESTAR CÓMODOS. ¡Otro mito a derribar!, aquel que dice que para aprender mejor necesitamos estar cómodos en el pupitre. No es tan así, al contrario y para explicarlo mejor vamos a recordar aquello que NUNCA SE RECOMIENDA, estudiar en la cama. ¿Por qué NO SE RECOMIENDA estudiar en la cama?. La respuesta más sencilla es: “porque nos dormimos o nos adormilamos”. ¡Y si!, es así, el cerebro encuentra en la placidez y en cierta posición, las condiciones ideales para, a través del centro de equilibrio (al lado del oído), determinar que se cumplen los requisitos necesarios para entrar en modo descanso y apaga poco a poco sus funciones, comenzando por las que menos utilicemos en ese momento (por ej. motoras), hasta llegar al apagón total de las que nos mantienen despiertos. La función visual es una de las últimas en apagarse. Es por esta misma razón que NO SE RECOMIENDA estar recostado en el pupitre, ni hacia atrás ni hacia adelante, tampoco sobre los costado -imagen-. La mejor posición es de 90º al estar sentados, con una leve inclinación adelante o hacia atrás pero sin dejar caer todo el peso hacia ningún lado, intentando hacer activo uso del cuerpo durante la clase. Esto ayuda al cerebro a permanecer lúcido y funcional a través de estímulos propios de naturaleza postural. 12


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

¿ESTUDIAR CAMINANDO ES MÁS EFECTIVO?. Relacionado al consejo de NUNCA ESTAR CÓMODOS, compartiremos algo que se ha convertido en todo un tema de debate, MUCHA GENTE HA LOGRADO MEJORES RESULTADOS ESTUDIANDO MIENTRAS CAMINA. Eso es totalmente cierto y habiendo aprendido en estos apuntes que el cerebro tiene funciones motrices y psico-motrices, es que en buena parte se explica este… ¿FENÓMENO?. En realidad no es ningún fenómeno, nuestro cerebro integra las funciones motrices y psico-motrices al tema que estamos estudiando, a medida que leemos e interpretamos, respaldando funcionalmente el mecanismo de asimilación. ¡Está más activo!. Encuentra este acto otros elementos que lo sostienen, uno de ellos es médico, el ejercicio de caminar permite normalizar el flujo sanguíneo, por ende el cerebro recibe sangre de forma regular y esto estimula un mejor rendimiento de las diferentes funciones cerebrales. ¡Si!, ¡estudiar caminando es un buen ejercicio!, podemos intentar hacerlo en clase o por los pasillos del colegio alguna que otra vez. A muchos chicos les sería de gran ayuda. 3) BIEN ALIMENTADOS Y BIEN DORMIDOS. Nada de lo que estamos hablando tiene sentido, si química o medicamente el cerebro no funciona correctamente. El cerebro necesita energía para poder funcionar, si por una inadecuada alimentación, en ocasiones dietas mal entendidas o mala alimentación, el cerebro no recibe del cuerpo la energía que necesita, no solo estará expuesta la persona a un desmayo, sino también a un bajo rendimiento en clase. En algunas oportunidades ese bajo rendimiento se manifiesta en alumnos que se duermen en clase, en otras en los que hacen su mejor esfuerzo pero no comprenden. Sucede que sus funciones cerebrales están bajas en actividad. 13


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

Mala alimentación o mala noche son causas recurrentes, de no existir otras que sean médicas o psicológicas. Lamentablemente en estos tiempos ambas causas son muy comunes y por lo general no son tratadas, tanto desde los colegios como en el seno de la familia misma. ¿Qué rendimiento académico puede tener un chico o una chica que apenas duerme en la noche o se duerme en clase?. ¿Qué rendimiento académico puede alcanzar un chico con una mala alimentación?. Cuando hablamos de alimentación, no nos referimos a si come o no come, nos referimos más bien a QUÉ COME. Sabido es que los alimentos con presencia de almidón – uno de ellos es la banana-, contribuyen en gran medida a mejorar el rendimiento de las funciones del cerebro. Estos carbohidratos se encuentran en diferentes alimentos, de hecho hoy en día se estudia muy fuertemente el denominado “almidón resistente”, que no solo cuenta con muchas propiedades en beneficio de la salud en general, sino también incrementa la capacidad cerebral de retener información. He aquí un listado de los alimentos que contienen almidón: Pan (blanco, integral de centeno, trigo, centeno, bagels, muffins ingleses y bollos), arroz (blanco o integral), patatas (blancas o dulces), la pasta, la cebada o el cuscús, las legumbres (frijoles, arvejas o lentejas), el maíz, pretzels, palomitas de maíz y otros alimentos con almidón como los cereales suelen ser bajos en grasa. Es lo que le añade, como la manteca en las papas o salsas cremosas en la pasta, lo que hace la diferencia. Comidas que contienen almidón: Muchos alimentos ricos en almidón se combinan para hacer comidas ricas en almidones. Los espaguetis, sopa de fideos y pollo, pizza y los macarrones son las comidas más pesadas que están llenas de almidón. Los desayunos con alto contenido de almidón son los panecillos de harina de avena con puré de manzana, las barras de desayuno de granola, muchos cereales listos para comer, pan, galletas de trigo 14


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

integral, y panqueques. Los postres cargados de almidón son budines de pan y barras de fruta congeladas. Estas son sólo algunas recetas con alto contenido de almidón, ¡pero también son altas en nutrientes!. Bien dormidos, ¿qué significa estar bien dormidos?. Si, lo que piensan, haber descansado el tiempo que corresponde y no solo a cantidad de horas se refiere, sino también a CALIDAD de horas de descanso. Aquí vamos a detenernos un poco para comprender porque el cerebro necesita no solo cantidad, sino también calidad de horas de descanso. Podemos tener el trabajo más sedentario del mundo, apenas mover dedos todo el tiempo, pero al cabo de unas horas estar tan cansados como cualquier otra persona que realiza un esfuerzo físico extenuante. ¿Por qué sucede esto?, bien, como ya dijimos anteriormente el cerebro es una parte del cuerpo y como cualquier otra consume energía todo el tiempo. Ese consumo es mayor en algunas actividades, como por ejemplo aquellas que involucran un pleno uso de algunas funciones cerebrales. Pensar, calcular, razonar y memorizar, son tareas que consumen mucha energía. A mayor complejidad de los problemas a resolver, mayor cantidad energética es consumida por nuestro cerebro, que, al quedar sin energía, envía una señal corporal de cansancio, extenuación o en peores casos desvanecimiento. Esa energía se recupera únicamente con adecuados descanso y alimentación. Ese descanso permite que nuestro cerebro sea realimentado con la energía que el cuerpo almacena y al “apagar” sus funciones motoras durante el sueño, administra nuevamente enviando una parte de ella al cerebro. Por ello, cuando nuestro cerebro dice “Basta!”, poco útil es forzarlo a continuar, su rendimiento estará muy por debajo del potencial habitual, ya que estará alimentándose con lo poco de energía que resta en el sistema y sin posibilidad de obtener una recarga adecuada como lo hace el sueño.

15


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

Dicho de otra manera, sin energía, “nuestra máquina se apaga” y el sueño es necesario para lograr su realimentación energética. EL SUEÑO ¿Sueño es dormir simplemente?. No, sueño es DESCANSAR. Para que logremos comprender de una mejor manera todo esto, imagine que tiene su celular o móvil sin batería en este momento. Necesitar recargar batería porque en 1 o 2 horas tendrá que irse y llevarlo, sin posibilidad de volver a recargar hasta el otro día. Su móvil o celular, ¿cargará menos o más si está encendido mientras recarga?. ¿Cargará menos o más en 1 hora si Usted chateando por whatsapp?. Obviamente cargará menos. Y cargará menos porque continuará haciendo consumo energético mientras intenta recargar.

Pues bien, con el sueño sucede lo mismo, si una persona no alcanza una fase REM (sueño profundo) durante una cantidad determinada y regular de horas, su recarga energética será menor (solo parcial) y por ende ese será su rendimiento posterior. Con una recarga energética parcial el rendimiento posterior será solo eso, parcial, difícilmente al 100% de su propia capacidad cerebral y no tardará en volver a un nivel crítico (de apagado, sueño, cansancio e incluso desmayo). 16


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

Se mostrará de a ratos desatento, distante, ajeno, apático, irritable y eso ocurre porque su cuerpo, en este caso su cerebro, le está pidiendo “realizar la recarga que corresponde”. Un cerebro con poca o sin energía es como una máquina sin baterías o electricidad, puede fallar e indefectiblemente terminará en esto:

FASES DEL SUEÑO Si bien estos apuntes no persiguen el objetivo de convertirnos en especialistas en otras áreas que no nos son propias de nuestra labor, es importante comprender científicamente algunas de ellas en su funcionamiento aunque más no sea a nivel básico o elemental. En este caso hablamos de las fases del sueño, necesitamos conocer como funcionan para comprender porque es tan importante descansar. Las personas atravesamos normalmente por 4 etapas antes de ingresar en el sueño profundo o REM (Rapid Eye Movement -Movimiento del Ojo Rápido-). Cada etapa en sí, constituye casi una preparación para ingresar en la siguiente y es un mecanismo natural habitualmente secuencial. Esas etapas se dividen en 2 fases, la primera conocida como NREM, de ondas cerebrales lentas que duran de 70 a 90 minutos promedio y la segunda es REM (la de descanso profundo).

17


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

FASE NREM (sueño lento) se caracteriza por contener las siguientes etapas: ETAPA 1 (ADORMECIMIENTO): Dura unos 10 minutos más o menos, aquella a la que denominamos “cabecear” es nada menos que el umbral a la misma, la que observamos en la imagen de la página anterior. La persona aún no cayó en el sueño profundo, conserva relativa comunicación con el entorno en fase de vigilia. ETAPA 2 (SUEÑO LIGERO): Se caracteriza por el lento apagado (mecanismo de inhibición) de varias funciones del cerebro, especialmente las motoras y tiene como particularidad atravesar por momentos de calma y con súbita actividad de a ratos, evidenciadas en ocasiones por movimientos repentinos del cuerpo (algo que conocemos como “soñar que caemos”). ETAPA 3 (FASE DE TRANSICIÓN HACIA EL SUEÑO PROFUNDO): Dura apenas de 2 a 3 minutos y nos prepara para el descanso profundo. ETAPA 4 (SUEÑO DELTA): Dura unos 20 minutos en los que es muy difícil que logremos despertarnos. Determinará la calidad del descanso que llegará luego de ese tiempo con la fase REM. FASE REM: Por paradójico que pueda parecer, no solo es la etapa en la que descansamos ya que se inhiben todas nuestras funciones motoras, es al mismo tiempo aquella en la que soñamos y para ello ocurre una gran actividad cerebral que se evidencia al notar el movimiento de nuestros globos oculares debajo de nuestros párpados en una fase REM. Es necesario que el cuerpo alcance fase REM contínua de determinada cantidad de horas para restablecer el funcionamiento cerebral óptimo. Esa cantidad de horas varía según las edades, así lo indican más de 300 estudios realizados por 18 médicos de renombre para la National Sleep Foundation, una importante fundación médica sin fines de lucro y de prestigio internacional. Recién nacidos (0-3 meses): 14-17 horas cada día. Bebés (4-11 meses): 12-15 horas cada día. Niños (1-2 años): 11-14 horas cada día. Preescolares (3-5 años): 10-13 horas cada día. Niños en edad escolar (6-13 años): 9-11 horas cada día. Adolescentes (14-17 años): 8-10 horas cada día. Adultos jóvenes (18-25 años): 7-9 horas cada día. Adultos (26-64 años): 7-9 horas cada día. Ancianos (65+): 7-8 horas cada día.

18


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

TIPS DE AYUDA Tras haber comprendido todo esto, compartimos algunas tips dignas de ser aplicadas para trabajar en clase con nuestros alumnos: -

Cambie el tono y el nivel de su voz. Una de la cual hemos hablado anteriormente, a veces es bueno elevar la voz sin que sea ofensivo o bajarla de manera que la gente haga un esfuerzo por escucharnos. Permitirá a la clase “reiniciar” el proceso de atención. El cerebro contiene funciones que a través de mecanismos auditivos, nos posibilitan aprender involucrándolos directamente (Área auditiva, Área psicoauditiva y el Centro de la comprensión de las palabras habladas).

-

Utilice ayudas visuales. Lo habrá notado en estos apuntes, difícilmente encuentre una página que no contenga alguna imagen. Esto no obedece a una idea estética únicamente, en ocasiones una imagen dice más que mil palabras y también nos puede ser útil como vector de contenidos, es decir, en ella sintetizar a agrupar contenidos. A veces también es muy importante que el profesor no sea el que inicie los comentarios, permita a los estudiantes emitir sus opiniones sobre la imagen y luego oriente la clase hacia lo que desea enseñar. Sabemos que el cerebro contiene funciones que nos permiten trabajar desde el reconocimiento o identificación de imágenes (Área visual y Área psicovisual), brindar la oportunidad de usarlas será muy beneficioso.

-

Escriba una cita interesante en el pizarrón. Muchas veces escribir una cita interesante tiene un efecto de impresionar. Si vamos a enseñar poesía por ejemplo, podemos escribir un verso interesante y verificar qué reacción tuvo en los alumnos. Intervendría allí el Centro de la comprensión de las palabras escritas, función que posee nuestro cerebro. Recuerde que a mayor compromiso cerebral puesto al servicio de lo que aprendemos, mejores resultados lograremos con el tema tratado.

-

Escriba una pregunta retadora en el pizarrón, de esa manera los estudiantes tendrán que contestarla en hojas de papel o discutirla en grupos. De esta manera se logra que los alumnos se enfoquen inmediatamente en el material del curso siempre y cuando la pregunta Y el aprendizaje de todo el período. Nuevamente el Centro de la comprensión de las palabras escritas.

19


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA] -

Prof. Mariano Correa

De ejemplos relevantes relacionados con la vida diaria de sus alumnos, trate de usar ejemplos y escenarios de la vida real. Involucra en este caso diversos centros y funciones, intentando accionar otros mecanismos como las emociones y sentimientos como la empatía, para hacer trabajar nuestro cerebro.

-

Utilice el humor con cuidado. Nada le permitirá ganar la atención mejor que un buen chiste, pero este chiste debe estar relacionado al contenido del material y no debe ofender a sus estudiantes. Una de las mejores técnicas para evitar controversias es burlarse de uno mismo, del clima, de la ironía de un concepto o cualquier otra cosa excepto de sus estudiantes.

-

Establezca una rutina, una tarea y límites de tiempo. Si los estantes van a trabajar en grupos por ejemplo, ellos deben saber cuánto tiempo deben de trabajar en grupo y con qué compañero les toca trabajar.

-

Planifique con mucho cuidado e informe a sus estudiantes sobre lo que van a ver durante este periodo. De esta manera los estudiantes se enfocarán en los objetivos y el plan de lección siempre y cuando ellos lo sepan por adelantado. Uno de los mejores consejos que hemos escuchado es escribir los puntos principales que vamos a ver en el pizarrón y luego cubrirlos a medida que transcurre el tiempo del período.

-

Los seres humanos rápidamente nos habituamos al status quo. Cuando algo en nuestro ambiente cambia inmediatamente prestamos atención. Una buena regla es cambiar el orden del curso o del periodo cada 15 minutos o menos si es posible.

-

Cuente historias. Por algún motivo en nuestra mente las historias tienen un espacio privilegiado, nuestras mentes las tratan de una manera muy distinta a la información tradicional. Comprendemos mejor las cosas por medio de una historia y las recordamos con más facilidad. Procure introducir anécdotas o historias de la vida real en la mayoría de sus períodos de clase. Recuerde que las buenas historias tienen una situación, un conflicto y un desenlace.

TRABAJO PRÁCTICO Planifique una clase de un tema a elección, a través de la cual lleve al grupo a utilizar la mayor cantidad de recursos y funciones cerebrales posible. Así, de esta manera, construya lo que Ud. considere ¡UNA CLASE IDEAL!.

20


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

LAS MEMORIAS Las memorias no son otra cosa que recuerdos, de esa manera es que son almacenados. Esos recuerdos ingresan a través de los sentidos, son recibidos por las áreas y centros correspondientes en el cerebro, dependiendo de qué tipo de información se trata y almacenados a través del hipotálamo (en el centro de nuestro cráneo) en el interior del sistema neuronal.

Una neurona es una célula, como comentábamos al comienzo y cada persona posee en promedio 1012 millones de neuronas que funcionan con energía, respondiendo con señales eléctricas y químicas toda vez que son requeridas. Allí, dentro de esas neuronas, se almacenan nuestros recuerdos y como la imagen lo muestra, cada neurona está vinculada a su vez a otras, conformando una inmensa red neuronal que nos permite asociar lo que recordamos de un tema o concepto en particular, con lo que recordamos o sabemos de otro tema. Es así como se construye el conocimiento, es así como se definen nuestras acciones, nuestra forma de ser, de pensar, de caminar, hablar. Vamos a compartir un ejemplo del Dr. Hernán Aldana Marcos de la Universidad de Belgrano, para comprender mejor esto: Son las 4 de la mañana, caminando por una calle céntrica encuentro una vidriera rota, un enorme plasma está a mi disposición, ¿qué hago?, ¿lo levanto?, ¡total nadie me ve!, algo me dice interiormente: “eso está mal”, casi al mismo tiempo otra voz en mi interior me dice: “dale, llevátelo, no sabés lo lindo que va a quedar en tu living”, ¿qué hago?. 21


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

Se produce allí una interesante interacción entre conceptos almacenados en nuestro sistema neuronal, conceptos que se contraponen y una lucha interna que nadie está viendo pero que existe y define nuestras acciones. ¡Eso somos!, son estos los mecanismos que interactúan y constituyen a las personas no solo en sus saberes, ¡también en su proceder en la vida!. Todos ellos están guardados allí, en el sistema neuronal, un sistema neuronal cuyo aspecto, abierto, es similar esto:

Es como un universo pequeño pero a la vez enorme, dentro del propio cosmos.

Ambas imágenes nos permiten dimensionar la complejidad en lo diminuto de todo esto, además de ayudarnos a comprender la maravilla que es el hombre como creación de Dios en la naturaleza.

22


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

Continuemos, decíamos que allí, en el sistema neuronal se almacena todo, lo hace en células creadas para esos fines y esas células no funcionan aisladas, conectan entre sí. Hay que decirlo, esas células no son todas iguales, muchas de ellas cumplen otra función, pero vamos a detenernos en aquellas cuya finalidad es almacenar información, almacenar nuestros recuerdos, las cosas que aprendemos. La neurona de Aniston Hace unos años, un grupo de científicos de la Universidad de Leicester (Inglaterra), dirigidos por el argentino Rodrigo Quian Quiroga –foto-, descubrieron al tratar a pacientes con Epilepsia, que ciertas neuronas almacenan conceptos. Utilizando fotografías y a través de electrodos, determinaron que una misma neurona respondía a similares estímulos una y otra vez, cuando la imagen que el paciente observaba correspondía a la misma persona. Pero más interesante aún fue que descubrir que la imagen podía cambiar, pero, al tratarse de la misma persona, la misma neurona volvía a responder de la misma manera independientemente del color, fondo y el aspecto de esa misma persona. También, que podía tratarse no solo de su imagen, podía ser su nombre escrito, su nombre pronunciado en audio, un video o cualquier estímulo que conduzca a ella. La persona con cuya imagen trabajaron, fue la actriz Jenifer Aniston y de allí el nombre de este descubrimiento que fue revolucionario para la ciencia.

23


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

¿Revolucionario por qué?. Porque en principio permitió mostrar como almacenamos lo que aprendemos (mucho de lo que vemos y vivimos en la vida, no solo en una clase, se convierte en conocimiento). Permitió además saber como es el mecanismo, el almacenamiento no es inherente a una o más imágenes que el cerebro identifica, sino a todo aquello que corresponde a esa persona, como es su nombre escrito, su nombre expresado en audio, etc. Es por ello que la ciencia hoy puede asegurar que esas neuronas almacenan CONCEPTOS. El concepto en este primer ejemplo es “Jenifer Aniston” y allí, en esa célula, encontraremos anclada información referente a Jenifer Aniston. De esta manera la ciencia demuestra lo que decíamos al principio, EL SABER SÍ OCUPA LUGAR Y MUCHO, porque se descubrió también que no es la única neurona involucrada al incorporar el concepto Aniston. Al ser una red, intervienen otras neuronas que alimentan dicho concepto, así también otras que almacenan parte de información útil relacionada (actores y actrices, Hollywood, Serie Friends, películas en las que haya actuado, etc). Ahora observe esta imagen:

Corresponde a los estudios realizados por Quian Quiroga y su equipo, debajo se determina la actividad cerebral del paciente. ¿Almacenará dicha neurona el concepto “Jenifer Aniston” de manera definitiva?. 24


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

La respuesta es “NO”, la almacena durante tiempo indeterminado, mientras otros factores determinen que es importante retener ese concepto allí, con el tiempo, esa misma neurona puede mudar a otro concepto, otra persona, lugar o tema. ¿Cómo descubrieron esto?, algunos de los mismos pacientes que habían destinado esa neurona al concepto Aniston, mudaron a Lisa Kudrow (compañera de elenco de Aniston durante una serie), tras ver imágenes de ambas.

¿A dónde fue a parar Jenifer?, seguramente a otra neurona, ya que el cerebro SI respondía al recibir estímulos con la imagen de Jenifer, pero de allí en más el comportamiento de la misma neurona comenzó a reaccionar con Kudrow. ¿Qué descubrieron con esto?, que el almacenamiento de la información en nuestro sistema neuronal es dinámico (cambiante). La importancia del estímulo Toda neurona tiene partes perfectamente definidas. De ellas vamos a destacar algunas que nos permitirán llegar a dimensionar el valor de la estimulación. Hace muchos años, en tiempos en que la ciencia necesitaba abrir el cerebro para descubrir cosas, se descubrió que los niños que en sus hogares recibían mucho estímulo de sus padres (juegos, aprendizaje, etc), al morir evidenciaban una mayor concentración de ramificaciones en sus dentritas (son unas ramitas que se desprenden de las neuronas). Muchas más que los niños que por ahí en vida no habían corrido la misma suerte.

25


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

No tiene esto que ver con la condición social de los niños, sino con el entorno y como éste favoreció el desarrollo neuronal de ellos. Para que comprendamos de qué estamos hablando, veamos esta imagen:

Esta es una neurona dibujada, consta de un núcleo (en color rojo), dentritas (son esas ramitas azules en el dibujo, a las que hacía referencia que crecen y se ramifican aún más conforme son estimuladas) y un axón (esa larga cola amarilla). Hablábamos en el caso de los niños, que aquellos que reciben en vida mayores estímulos tienen mayores ramificaciones en sus dentritas y los que no muchas menos. ¿Qué significa eso?, que las neuronas, a medida que son alimentadas de conocimientos, se desarrollan de esa manera. La información que incorporamos genera esas alteraciones físicas en ella. Recordemos que el axón, esa cola larga de la neurona, conecta a su vez con otras neuronas que alimentan los conceptos que almacenamos en cada neurona, potenciando su desarrollo biológico. De esta forma queda demostrado de manera científica que una adecuada estimulación, en cada etapa de la vida, permite desarrollar de manera biológica la capacidad intelectual de cada persona. Cuando hablamos de intelecto, hacemos referencia a la capacidad que tiene el ser humano de comprender, analizar y entender el mundo que le rodea. No hay que olvidar que una adecuada alimentación es fundamental en ese desarrollo, ya que el cerebro para alcanzar su mejor rendimiento depende de factores químicos. 26


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

LA NEUROPEDAGOGÍA Muy bien, hemos llegado casi al final de este apunte y no podemos marcharnos sin brindar nada menos que una definición digna de NEUROPEDAGOGÍA. Como hemos comprobado, los descubrimientos realizados en los 10 últimos años, hoy nos posicionan en otro lugar en relación a lo que sabíamos y entendíamos de educación antes de ellos. Ante esa circunstancia, inevitable es tener que replantear nuestras estrategias en clase, nuestros métodos al enseñar e incluso nuestra forma de concebir los conceptos ENSEÑAR y APRENDER. No reconocer que estos descubrimientos científicos afectan en algún grado nuestra profesión no constituye un acto de ignorancia, constituye un acto de negligencia profesional. Entonces ¿qué es la neuropedagogía?, podemos decir que la neuropedagogía es una disciplina que aborda la pedagogía desde el conocimiento del funcionamiento del cerebro, es decir, desde el estudio de las neurociencias. RECOMENDACIONES FINALES Los docentes debemos preocuparnos por enriquecer los ambientes de aprendizaje, buscando con esto generar en los niños y en las niñas interés y motivación por aprender, donde el contenido como traspaso de información no tiene tanta importancia como el actuar y el pensar del aprendiz. Una recomendación que nunca está de más es la de considerar que el cerebro del adolescente está aún etapa de desarrollo y fisiológicamente tiene más en común con el cerebro niño que con el cerebro adulto, razón por la cual debemos tener en cuenta que actividades para nosotros ideales a ellos les resultan distantes o ajenas. A la vez, es relevante señalar la gran capacidad del cerebro (joven o adulto) para modificarse y adaptarse a las diferentes situaciones que se presentan en la vida, como también el aprender gracias a un grupo de neuronas llamadas neuronas espejo (las veremos luego, en otros apuntes), que desempeñarían un importante rol en las capacidades cognitivas ligadas al aprendizaje social, tales como la empatía y la imitación. 27


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

10 MUY BUENAS IDEAS 1. Abordar didácticas que permitan la resolución de problemas y no la memorización sin sentido. 2. Los alumnos y las alumnas necesitan emocionarse aprendiendo, encantándose con lo que el o la docente les entregue como desafío. 3. Repetir tantas veces como cada niño o niña lo necesite, porque, por ejemplo, no se puede aprender a tocar el violín si no se practica, lo mismo, en repetidas oportunidades. 4. Realizar diariamente ejercicio físico placentero. 5. Ingerir agua para oxigenar el cerebro y moverse a la hora de estudiar. 6. Comer frutas en la colación. 7. Cantar, bailar y jugar con alegría y entusiasmo. 8. Respetar los ritmos y los estilos de aprendizaje de los niños y de las niñas. 9. Incorporar las artes en la didáctica de forma integrada: sonido, color, movimiento y palabra. 10. Escuchar y estar con los niños y las niñas. Si ponemos en práctica estos aspectos, estaremos trabajando con fundamentos entregados por las neurociencias.

28


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

Prof. Mariano Correa

CONCLUSIÓN

La neuropedagogía no llega a este mundo a rebatir ni contradecir nuestras técnicas y metodologías, viene a ayudarnos a optimizar nuestro trabajo docente desde la base de la certeza del conocimiento científico.

29


[INTRODUCCIÓN A LA NEUROPEDAGOGÍA]

30

Prof. Mariano Correa

Profile for Kennedy Material Pedagógico

Introducción a la Neuropedagogía  

Apuntes introductorios a la Neuropedagogía para docentes de todos los niveles.

Introducción a la Neuropedagogía  

Apuntes introductorios a la Neuropedagogía para docentes de todos los niveles.

Advertisement