Issuu on Google+

Título: SecondLife Rated: M Disclaimer/ Renuncia: Los personajes, ya los conocen le pertenecen a la genio S. Meyer, yo sólo me divierto con la loca historia que se le ocurrió a mi esposo y que les desarrollo en estos capítulos.

SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


Summary/Resumen: Dos detectives, un amor prohibido. Deseo, pasión y peligro, es lo que rodeara a los agentes Swan y Masen, cuando descubran que su amor es amenazado por la profesión que tanto aman. “Porque la vida siempre da segundas oportunidades”. Gracias a Ericastelo de BetasFanfiction por el trabajo genial de edición que hace con la historia. “La mayoría de los temores los generan nuestros sentimientos. John Maxwell.”

Capítulo 9. Sentimientos.

New York,diciembre 20 de 2010. .

.

.

Marie llegó a su departamento pensando en su actuar de los últimas días, sus miedos pospusieron toda conversación con Masen durante el resto del domingo y los días subsiguientes. Ella se encerró en sí misma y no lo dejó entrar. Cuando él la dejó en la puerta de su departamento en Kay West quiso besarla y ella lo evadió, haciendo que Edward interpretara sus respuestas afectivas anteriores como una forma de escape del peligro, cuando en realidad para ambos había sido otra cosa. Y ella dejo que el pensara que lo utilizó como un escape sexual de la tensión, cuándo realmente se entregó a él porque sintió que quería estar con alguien por primera vez, porque lo deseaba y no por ser parte de la misión. Y él era la persona que la hacía sentir segura aunque estuviera en un peligro inminente. Con lo que no contaba era con las cosas que sintió estando en sus brazos. Dios, sacando lo buen amante que era, ese

SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


hombre la hizo sentir segura, protegida, apreciada. Todo lo que ningún hombre ni siquiera su padre, le hizo sentir de niña y eso le asustaba. Marie maldecía el momento en que fueron asignados, pero ella sentía que le faltaba a Esther si por un pene tiraba por la borda todo lo que había logrado hasta ahora; luego de superar las dos más duras pruebas de su pasado: su padre y la muerte de su amiga junto con los sucesos posteriores a ésta. Marie se duchó, se puso un suéter que le cubría un poco más abajo de las nalgas y se empezó a peinar el cabello mojado tratando de que su mente se alejara del recuerdo del tacto de su ahora compañero de trabajo. ¡Oh sí! Porque Masen al regresar de las asignaciones fue elegido junto con ella para los cargos por los que concursaron en el Curso para la Unidad de Investigaciones Especiales. Debido a que su proyecto Reneesme, fue el mejor de todos los presentados y sería aplicado para las unidades de seguridad del programa de protección a testigos. En enero debía dejar todo su actual departamento e instalarse en Washington para iniciar sus nuevas labores con el nuevo jefe de la unidad que resultó ser, para bien o para mal, el mejor amigo de Edward que se ganó con la última asignación el puesto de jefatura que llevaba solicitando desde hacía un par de años atrás. Su inminente boda con Rosalie Hale, la policía, era inminente en unos meses y todos sus conocidos actuales estaban realmente en un proceso de cambio. ¿Cómo sería trabajar con Masen en Washington? De seguro sería todo un reto no desnudarlo en el auto o chupársela a primera hora del día. Sí, definitivamente sería todo un reto no tirárselo. Pero la mente de Marie seguía elucubrando las maneras en que podía mantenerse firme. SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


Eran las siete de la noche y ella ya estaba patéticamente lista para dormir. Una mujer de su edad joven, hermosa y elementalmente sola, producto de sus propias decisiones. Le encantaría no preguntarse que hubiera pasado, si ese funesto día ella hubiese aceptado hablar con él. ¿Qué le hubiese dicho él para justificar una relación injustificable por todos los protocolos de seguridad?, ¿Qué habría sido capaz ella de arriesgar por dar rienda a los sentimientos que ahora le consumían? Éstas y otras tantas incógnitas estarían sin respuesta, porque ella misma lo había decidido así

Los dos puestos fueron asignados a él y a ella, pero algunos otros sobresalientes fueron ubicados en distintas dependencias de agencias de seguridad estadounidense. La más sobresaliente fue la Whitlock asignado a Langley(1) sede de la CIA(2). De repente Marie se sobresaltó cuando su computador se encendió sólo ingresando a un servidor virtual. No era posible… el puto Masen había intervenido su ordenador. … Si Marie pensaba que, por estar de vacaciones de fin de año y debido a que ella había regresado a New York, estaba a salvo de cierta conversación. Marie estaba equivocada. Poco antes de que salieran de Kay West, luego de conocer que ambos fueron elegidos como los ganadores de los puestos para los cuales concursaron. Edward puso un dispositivo en la computadora de Marie para poder saber su ubicación exacta una vez ella regresara a su casa.

SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


Toda la información acerca de ella era clasificada por lo que no le quedó más remedio que hacer uso de sus antiguas habilidades de hacker para obtener su dirección mientras gozaban del asueto navideño. Su ventaja era que hacía mucho años había diseñado la red de seguridad y su sistema, en una época en que nunca pensó ser parte de una agencia gubernamental, en ese momento el gobierno era sólo un cliente pudiente. Edward sabía que ella podía querer negarse a que entre ellos hubiera algo, pero que la forma en que su cuerpo reaccionaba al de él, era evidente que era algo más que eso. Él ya había aceptado tal situación, pero ahora debía simplemente hacer que ella les diese la oportunidad a ambos de que la explorasen. El trabajo y sus responsabilidades no debían verse afectados, aunque estuviera prohibido siempre habría una salida. Esa era la máxima de su vida y ahora no iba a variarla. Le dio “abrir” al archivo desde su computador y mientras esperaba respuesta del ordenador de Marie, decidió disfrutar el paisaje que la ventanilla del avión le propinaba, en unos cuarenta minutos estaría en New York y la buscaría. La primera parte del plan estaba lista el ordenador de ella se iba a encender con un mensaje musical que le daría una dirección en el Central Park de New York donde una sorpresa le esperaba. En tierra, en el departamento de Marie, ésta miraba como la pantalla de su Mac Book se encendía y un controlador remoto la dirigía a un video musical navideño y la canción de navidad de Owl City empezó a sonar con un video donde se indicaba una dirección y una hora de encuentro. And we walk alone Two strangers with no one to miss us

SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


On our own Out in the cold Trudging onward Braving a harsh winter storm You and I met passing by And now our spirits feel warm I don't have anyone at home to talk to And you don't have anything to do So I'll spend my Christmas with you I'll spend my Christmas with you (*)

Marie quedó un poco aturdida por las hermosas imágenes del video y se maldijo así misma por su poca fuerza de voluntad ya que a penas finalizó el mismo, copió la dirección y comenzó a vestirse. Sin siquiera pensarlo, ya que si lo hacía analizaría como estaba entrenada a hacerlo, todas las variantes de su decisión y si lo hacía no acudiría... pero tampoco sabría que

había más allá y eso era peor y aún más

frustrante. Quería saber que quería él decirle ¿qué era tan importante para que hiciera todo esto? Irracional, ciertamente pero… ¿cuándo todo lo que tenía que ver con él era algo cercano a lo racional? Mientras tanto en el Central Park, Edward esperaba por ella junto con la limosina que contrató para esta ocasión. Estaba ubicado cerca del puente, la impresión era lo que contaba hoy, y éste sin duda era uno de los lugares más hermosos para llevar adelante

SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


una conversación sentimental tan crucial, como la que él había preparado.

Marie caminó en dirección al antiguo puente del Central Park, aunque estaba halagada por el esfuerzo de Edward, también tenía sentimientos encontrados. ¿Cómo mierda pudo infiltrarse en su ordenador? Si ella tenía un sistema de seguridad que decodificaba cualquier chip interceptor de información. Al llegar al puente olvidó todo cuando lo vio, toda su rabia y curiosidad se apagó, justo como un interruptor de electricidad. Él estaba hermoso, vestido de manera formal con un traje de saco y pantalón de un tono gris oscuro, imaginaba que el conjunto era de marca por la forma en que le entallaba. Aún sin corbata el toque majestuoso del traje le hacía ver elegante. Y maldito fuera ese hombre ella fue con un suéter y un pantalón de mezclilla, a su lado ella se veía ordinaria. Sus pasos se aletargaron, intentando dar marcha atrás a todo pero él ya la había visto y le sonrió con esa sonrisa que él sólo podría darle. Y como si su cuerpo fuera atraído por un imán, ella siguió caminando hacia su encuentro. Al llegar él se acercó a ella para tomarle la mano derecha, en la cual depositó un beso.

SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


―Gracias por venir.― dijo él. Ella le miró tratando de crear en su mente una respuesta coherente pero él no la dejó ya que se volvió a dirigir a ella. ―Tengo algo para ti antes que inicie nuestra velada.― le dijo mientras la tomaba de la mano y la dirigía hacia la limosina. Marie estaba aturdida por todo y le siguió sin protestar. El chofer de la limosina abrió la puerta trasera y la instó a entrar. Al hacerlo Edward se colocó en la puerta y agregó. ―Cámbiate y avísame cuando estés lista. ― dicho esto cerró la puerta dejándola sola en la parte de atrás de la limosina con una enorme caja de Dior, con un enorme lazo fuera de ella. Marie abrió la caja de diseñador y encontró un hermoso vestido negro de raso, unos zapatos a juego y ¡oh si! ropa interior de la mejor calidad y diminuta, junto con unos zapatos de tacón alto a juego. Marie se cambió y soltó su cabello para que cayese en cascada por sus hombros, sin ninguna atadura ya que estaba un poco rizado aún por la reciente lavada. Una vez estuvo lista, dejó la ropa que trajo en la caja y abrió la puerta para indicarle a Edward que ya podía pasar. ―Estás preciosa. ― dijo él apenas verla. ―Gracias, creo que te lo debo a ti. ―No me debes nada, no sabes cuánto agradezco que hayas venido. Ese recordatorio por parte de él, le recordó a ella que él había secuestrado su computadora personal. ―Hablando de eso Masen, ¿cómo hiciste para intervenir mi ordenador? ―preguntó. SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


Edward se rio en voz alta y su risa la hizo sentir confortada, daría lo que fuera por escucharla más seguido. ―Mi pequeña, el sistema que tienes de seguridad, fue diseñado por mí cuando apenas salía de secundaria. Creé una compañía la cuál vendió el diseño al Estado y con eso pagué mis estudios, todavía recibo regalías por los derechos de autoría. ― ¿Quieres decir qué...? ―Si, he hecho negocios con el gobierno, trabajo como agente porque me gusta no porque lo necesite como medio de subsistencia. ―Ya veo, significa eso que… ¿cualquiera puede entrar en ella o sólo tú? ― Sólo yo, y créeme jamás permitiría que otro entrara en ella.― Esa declaración tan posesiva la hizo creer que tenía más que ver con ella que con su computadora. Edward la miró intensamente tratando de transmitir sus anhelos a través de ellos. Ahora sólo faltaba que el plan saliera como él había dispuesto y ella accediese a su petición. Marie supo el efecto que había causado en Edward al verlo, desde el momento en que se cambió de ropa. Edward entró en la limosina junto a ella y volvió a mirarla unos segundos en silencio. ―Gracias por venir. ― dijo nuevamente. ―No lo agradezcas tanto realmente, siento que soy yo quien debe hacerlo. ―De ninguna manera, insisto en que debo hacerlo yo. Marie no le contradijo y para evitar ese nervosismo que sus ojos esmeraldas le producían, se entretuvo con el paisaje, mientras poco apoco se alejaban del Central Park. Siempre le habían fascinado los grandes hoteles y almacenes conglomerados a lo

SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


largo de los alrededores del parque, aunque nunca los frecuentara, esa fue una de las razones de establecerse en este estado a su regreso de Israel. La limosina se estacionó frente al Petit Grill Hotel y el chofer se bajó para abrirles la puerta, una vez ambos bajaron Edward la tomó por el codo y la dirigió a de uno de los restaurantes situados a la orilla de la piscina.

La vista era asombrosa y ella quedó extasiada, todo

era

mágico, el ambiente

romántico junto a la piscina y el reservado de ellos sin personas a su alrededor hacía aún más dulce el ambiente. Edward la trajo de vuelta de sus pensamientos cuando le instó a ordenar lo que quisiese. Pero era tal estado de afectación que aquel despliegue hacia ella había causado en Marie que le quitó cualquier apetito que tuviese, excepto el querer desnudarlo y follárselo toda la noche. Ella trató de reprimir esos pensamientos antes de que dominaran el ambiente y decidió que ya era el momento de dejar de eludir esa conversación entre ellos. ― ¿Por qué me buscaste? y háblame más de tus negocios. ― dijo ella mirándolo con desafío. ― ¿Qué deseas que responda primero? – dijo.

SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


―No respondas con otra pregunta Masen. ― dijo ella con énfasis e indicios de ira en su voz. Su pequeño despliegue de furia, le causaba tanta gracia. Le encantaba verla enojada y con sus mejillas arreboladas, pero era mejor simplemente hablar con ella debido a que el propósito de todo era ella, tenerla a ella y no perder la oportunidad de explorar eso que él sabía muy bien, que ambos sentían y que todavía no se atrevía ni él mismo a darle un nombre. ―Sé lo que quieres decir Marie, pero creo que voy a contestar Lo de los negocios no es una pregunta como tal, yo te sugiero q la frase quede así: a lo segundo primero antes que a lo primero. Ella suspiró y le mantuvo la mirada mientras el camarero se acercó a ellos a servirles el vino. Una vez las copas estuvieron llenas y el camarero se retiró luego de dejar el vino en una hielera para ser servido a requerimiento. ―Mi compañía creó el sistema de seguridad de la red estatal de comunicación, por ello como dije antes pude acceder a tu ordenador portátil. Sólo tuve que re-direccionar la programación de la misma y conectarlo a un dispositivo de mi diseño. Llegué a hacer negocios con el Estado porque simplemente tuve la oportunidad. El sistema del que te hablo ya no es del todo mío. El Tío Sam (3) tiene el derecho de usarlo, sólo se me pagará por diez años más, momento en el cuál la marca pasa a ser de los Estados Unidos. Creo que no quisieron comprarla de una vez porque así tienen a mi empresa de alguna manera vinculada a que el mismo no falle, de otra manera si fallase el problema hubiese sido de ellos y no de nosotros. ― Terminó diciendo encogiéndose de hombros como si semejante información fuera de poca importancia. ― ¿Por qué estás aquí Edward? SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


― Simple, tú. Marie lo miró a los ojos y vio tanta sinceridad en ellos que no pudo hacer nada más que sonrojarse y desviar la mirada para que no viera como sus ojos amenazaban con dejar escapar una lágrima. Él había sido tan directo, había hecho todo por ella y ella nada por él, sólo escapar. ―Lo siento. ―dijo. ―No lo hagas, necesitabas tiempo Marie y lo acepto, el problema Marie es que tiempo es lo que no tenemos y de eso quería hablarte. ― Él tomo un sorbo de vino y continúo. ― Sé que lo que paso está vedado entre agentes… pero Marie tengo un camino recorrido y nunca me he sentido más unido a alguien que contigo. Llámalo como quieras pero necesito explorarlo y quiero hacerlo contigo. Siempre habrá un “y si”, si no me permito esto y me gustaría me permitieras poder conocerte más y ver si esto que tenemos tiene un futuro. ―Masen, me sorprende que digas eso, sabes que aunque sienta lo mismo no podemos. ―dijo ella zanjando el asunto. ―Me sorprende que deseches todo sin pensarlo. ― dijo él. ―No lo hago sólo… soy objetiva. ―Marie se que has investigado sobre mi, se que sabes la mayor parte de mi vida pública y con ello debes saber que no doy por vencido tan fácilmente. ― dicho esto tomó su mano y Marie se sintió desfallecer con el leve toque de las yemas de sus dedos sobre el dorso de su mano. Su breve interludio fue interrumpido por el camarero que esta vez traía su cena.

SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


Edward se percató que romper las barreras de ella no sería tarea fácil pero todavía no había usado todo su arsenal, ella estaría en sus brazos antes de que acabara la velada o dejaría de llamarse Edward Masen. Marie supo que se estaba rompiendo, que no podría superar lo que el la hacía sentir si no exploraba esto y si no iniciaba una manera de sobrellevarlo sería imposible trabajar con él. ― ¿Qué propones? ―Ahora, pues disfrutar mi cena y ¿tú? ¡Oh si!, el cínico estaba de vuelta ese era más fácil de manejar para ella. Marie se decidió a cenar mientras elegía cuidadosamente por donde empezar

―Masen, ¿qué propones? ―Sentimientos, propongo que sintamos. ― suspiró.―Si dejamos de lado lo que hemos experimentado, no creo poder trabajar contigo. No puedo dejar de lado lo que siento Marie. Estás en mi piel y me importa un cuerno el gobierno. No me malinterpretes, hago lo que hago porque me gusta, pero trabajar contigo ha sido toda una experiencia, pero estar contigo lo fue aún más si tuviera que elegir lo haría por ti. ―Masen sácame de aquí ahora… quiero que me demuestres de que diablos hablas ahora. Edward no necesito más, sabía que ella no sabía como abrirse pero el acceder a irse con él significaba sólo una cosa, quería soltarse y maldita sea si él no le ayudaba con ello. Los sentimientos aflorarían pronto. ― Tengo una suite en este hotel ¿me acompañas? ― Por supuesto.

SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


Edward solicitó cargaran la cena a su cuenta y guió a Marie hacia los elevadores, rodeados de gente mientras cruzaban el lobby del hotel, mantuvieron sus cuerpos rozándose mientras caminaban, como dos imanes atrayéndose. En la habitación Edward le dio espacio mientras él servía una bebida del mini bar de la suite. Él le extendió un vaso con licor que ella tomó, mientras él se sentaba a su lado en el borde de la cama. Era el momento de ella y él se lo daría. ―Siento lo mismo. ― dijo. ― maldije el momento en que nos asignaron, sin embargo me gusta trabajar contigo ¿puede haber algo más loco? ―Edward sonrió y siguió escuchándola. ―Quiero que me hagas el amor como lo hiciste en Kay West y quiero pasar estos días contigo, ver si podemos explorar lo que sentimos. Edward asintió tomando el vaso de sus manos y levantándose de la cama para poner los vasos en el bar. Luego se giró y caminó de nuevo hacia ella. Su presencia en la habitación era imponente y ella tragó saliva para hidratar su garganta seca. Al llegar a ella le tomó las manos halándola un poco para ayudarle a ponerse de pie. Una vez frente a frente el se acerco a su oído y dijo bajito. ―Será un placer hacerte el amor chica hermosa y un honor pasar la navidad contigo. Ella se estremeció cuándo él habló con su voz seductora y la tomó por la cintura para acercarla aún más. Al rozarse sus labios, el magnetismo entre ellos los envolvió y todo lo demás pareció desaparecer.

SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


Lo que sentían afloró, no tenía nombre pero era fuerte, esa noche se desató un huracán de sentimientos que sus cuerpos expresaron y que sus mentes tuvieron que aceptar. Simplemente era… a otro nivel, entre la pasión y el deber. Se ocuparían de los cabos sueltos… después.

―――― (*)Y caminamos solos Dos desconocidos, sin nadie que los eche de menos Por nuestra propia cuenta En el frío Caminando hacia adelante Desafiando una dura tormenta de invierno Tú y yo nos encontramos Y ahora nuestro espíritu se siente caliente No tengo a nadie en casa con quien hablar Y tú no tienes a nadie a quien ver. Así que voy a pasar mi Navidad contigo Voy a pasar mi Navidad contigo

――――

SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


1.

Sede de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), y la sede de la Administración Federal de Carreteras. 'Langley' es a menudo utilizado como una metonimia de la CIA.

2.

Agencia de Inteligencia Central (CIA, Central Intelligence Agency) es, junto con la Agencia de Seguridad Nacional, la agencia gubernamental de los Estados Unidos encargada de la recopilación, análisis y uso de "inteligencia", mediante el espionaje en el exterior, ya sean gobiernos, corporaciones o individuos que pueda afectar la seguridad nacional del país. La agencia lleva a cabo operaciones encubiertas y acciones paramilitares, y ejerce influencia política exterior a través de su línea operativa, la División de Actividades Especiales. Su sede central está ubicada en Langley, Virginia.

3.

Nombre con que se le conoce comúnmente al gobierno de los Estados Unidos en especial al fisco.

SecondLife Capítulo 9.Sentimientos.


Second Life Capítulo 9