Page 1


Nadie quería que llegara a convertirse, en realidad, pero todos estaban esperando que ocurriera. Pocas épocas en la historia han gozado de tanto desprestigio como ésta. La pérdida del valor, del esfuerzo, del deterioro de la educación, la corrupción de los políticos, los deportistas y los banqueras, la trivialización de la moral, el aumento de la injusticia laboral, la congelación salarial y la supe explotación de los más débiles, la destrucción del planeta, el camelo del arte, el regular apaleamiento de las focas.

La crisis financiera, pero que en rigor significa el derrumbe de un tiempo entero, el ocaso de una cultura, y acaso de un sistema que ha alcanzado el cenit de su depravación. El sonoro final de una era y el comienzo, previsiblemente de otra, etapa, quizás mejor, en las historia de la Humanidad.

Unas tras otra, la enumeración de las características de la máxima actualidad fueron correspondiéndos e con un periodo máxima decadencia. Las cosas no sólo no han seguido siendo lo buenas que melancólicamente eran sino que, en general no se ha sabido adónde iban a parar y, sobre todo, adónde iban a llevar esta decadencia


Si en algún instante se hubiera soñado en una coyuntura ideal mediante la cual la Historia pasara de ser fatalidad a convertirse en un proceso gobernado por los seres humanos, ninguna encrucijada se habría presentado tan propicia como ésta. La globalización, la televisión, el constante universo de internet nos han mostrado con sobrada evidencia los males y poderes malditos que perjudican este mundo en el que todos somos público y vecinos a la vez que militantes. Pero, simultáneamente, incluso el denostado consumismo nos ha preparado para la crítica del objeto, la crítica de las imágenes y la estrategia de las apariencias. ¿Superficies? ¿Transparencias? ¿Eufemismos? La demanda de transparencia en los consejos de administración,

en las administraciones públicas o en la publicación de maniobras nos ha aleccionado, en fin, sobre el sistema general de las confusiones en el capitalismo de ficción.

Cómo no anhelar, por tanto, que la manipulación, y sus bonos basura, salte en pedazos? ¿Cómo no celebrar la quiebra del sistema? ¿Cómo no atribuir, en fin, a la crisis una función depuradora? Frente al relativismo moral regresaría, pues, la disciplina de la Biblia, frente al dispendio llegaría el encanto de la austeridad.


Nadie olvidará el 9 de abril de 1948, día en que todo un país unido al dolor y a la indignación, día en que Bogotá se levantó haciéndose escuchar, día en que ardió el centro de la capital y los corazones de millones de personas, día en que la cólera de un pueblo enardecido hizo retumbar la principal ciudad Colombiana, día que cambió la historia política en nuestro país y abrió en el recuerdo de los Colombianos una herida que difícilmente cicatrizará, pero especialmente día en que asesinaron a un héroe, su nombre: Jorge Eliecer Gaitán, el mayor exponente el Partido Liberal Colombiano. Aquella tarde, a pocos pasos de la avenida Jiménez, no sólo murió un héroe, un gran hombre, un precursor de la reforma social en Colombia, murió el que seguramente sería uno de los mejores presidentes que tendría nuestro país, y con él, las ilusiones y esperanzas de la clase menos favorecida a lo largo de la hegemonía oligarca y elitista que aún sigue agobiando al suelo colombiano.

Llamado el Caudillo Gaitán, un hombre con espíritu de lucha y compromiso social, quien desde su juventud mostró inclinaciones hacia las ideas socialistas buscando una igualdad y una justicia democrática: graduado en derecho de la Universidad Nacional de Colombia se dedicó desde sus inicios en la política a denunciar explotaciones y violaciones sobre los derechos de los trabajadores, fundando así el partido Unión Nacional Izquierdista Revolucionaria y dándole a toda su labor un enfoque social basado en el mejoramiento de la calidad de vida, salud y educación del pueblo, igualmente su acción política se dirigió contra las oligarquías y por la Restauración moral de la República. Sin em-

bargo, al recordar este trágico hecho no sólo aludimos al magnicidio del Caudillo,


junto a él se enterraron sueños, soluciones, cambios, esperanzas, testimonios y especialmente el máximo ideal del liberalismo colombiano, hasta ese entonces conocido como la oposición y el partido política basada en la social-democracia la muerte de su líder más querido reflejó el decaimiento de la búsqueda de un sociedad igualitaria libre hegemonías explotadoras y teniendo como prioridad a la clase trabajadora. Lo que fue para el partido liberal una época de lucha y expansión por el territorio nacional habría terminado y con ello, el inicio de una guerra cruda que baño al país de sangre azul y roja albergando una ola de asesinatos, desinformación y corrupción producido por la lucha bipartidista de la época y que finalizo con la creación del Frente nacional 10 años después. Ahora, 60 años después la voz de este líder sigue retumbando en los corazones de los colombianos, su espíritu sigue inspirando a miles de revolucionarios que luchan en pro de una nación justa, su entrega sigue siendo recordada por quienes pusieron en él las esperanzas de un país, mejor su vida y legado siguen siento protagonista de la historia patria que los abuelos cargan en su memoria y que transmiten con fervor en sus ojos. El caudillo Gaitán, el hombre sueño, el hombre esperanza, el hombre libertad, el hombre que partió en dos la historia de nuestro país y que no se quedará en libros de historia o periódicos, en la


Periódicos conmemorativos, su voz y legado siguen encendiendo la llama de muchos quienes no se conforman con ver cómo se sigue ejerciendo un hegemonía elitista en el país del orgullo bolivariano, su nombre retumbará en los corazones de quienes buscan algo mejor, de quienes jamás aceptarán el perdón y olvido pues aun tienen memoria y dignidad, de quienes saben que el suelo que pisamos es nuestro, no de unos pocos y de quienes aún sienten dolor por los atropellos a los demás compatriotas quienes gracias a la ausencia de verdaderos políticos con compromiso social siguen cegados por el conformismo y las falacias de la información prefabricando perdiendo así, día a día el protagonismo en la escena política pero que en el futuro con gente que viva, respire y sueño con fervor los ideal del caudillo y materialicen su mayor sueño: una patria en que el pueblo sea superior a sus dirigentes. ¡Hagamos inmortal su existencia y obra!.. “Antes que la vida miserable y perecedera están el dolor, la justicia y el ideal”; Jorge Eliecer Gaitán.


En muchas universidades públicas, y en la Nacional en particular, hay serios problemas de gobernabilidad. Jóvenes columnistas de diferentes periódicos o revistas; dicen que en la Universidad Nacioanl hay un secuestro masivo de la opinión: “¿Cómo es posible que un cuerpo estudiantil tan grande como el de la Universidad Nacional permita que unos pocos estudiantes retengan a un rector de 63 años por cinco horas en un sitio sin baño?” se preguntaba esta semana. En la Universidad del Valle un grupo de encapuchados anunció que no regaría realizar la feria del libro porque era un “evento burgués”, y en la Universidad de Antioquia se ha desplegado una intensa reflexión sobre la intolerancia en el campus dado que ha habido amenazas contra profesores y estudiantes a quienes acusan de guerrilleros o de paramilitares con panfletos diferentes. La policía y los organismos de inteligencia no tienen duda que las Universidades están infiltradas por las guerrillas y que es la principal fuente de intolerancia y violencia en su interior. Pero aunque este es un problema real, no explica la doble vida que viven las universidades. Por un lado, un notable desarrollo académico que las ha convertido en centros de pensamiento modernos, integrados al mundo, y con excelentes resultados (basta decir que hace siete años se publicaban menos de 200 artículos en revistas científicas y el año pasado y pasaban de 700); y por el otro lado, una anquilosada vida política. En el campo académico


Están de cara al siglo XXI, mientras un asamblea estudiantil es como regresar a los años 60. Así se describe un profesor de la Universidad de Antioquia lo que ocurre cuando un puñado de estudiantes cita a la asamblea general: “Pasan de salón en salón boicoteando las clases. Bloquen las cerraduras con alfileres o pegamentos, insultan y amenazan a los docentes y han llegado a lanzarles petardos a quienes se les han enfrentado con coraje civil, como ocurrió hace algunos meses en la facultad de ciencias económicas.” El debate en las grandes universidades, según muchos estudiantes, está capturado por grupos cerrados. “Una falsa democracia”, dice Wasserman, quien el día que fue encerrado por los estudiantes se negó ir al Teatro León de Greiff a discutir con ellos porque no considera la asamblea un especio realmente deliberativo. Los estudiantes tienen razón, sin embargo, cuando piden que se les ilustre sobre las finanzas de la universidad. Que el Rector de la Universidad Nacional no Pueda caminar por el Campus quiere Decir que hay un problema Grave de Gobernabilidad El profesor de filosofía Porfirio Ruiz, de la Universidad Nacional de Bogotá, dice que en estas asambleas “No hay respeto a la palabra porque lo que no gusta se acalla con rechiflas, así no se puede adelantar una discusión, se impone siempre la emotividad. Sus decisiones son conocidas: anormalidad académica y bloqueos”. El movimiento de estudiantes también ha tenido momentos de importante movilización pacifica, en los que han mostrado madurez y civilidad, n que se entienda que las universidades son lugares de jóvenes donde hay innovación, rebeldía y ruptura de tradiciones que tienen que ser vistos como parte de la libertad de opinión y expresión


propias de una democracia. El problema es que los grupos más radicales, siguen teniendo la sartén por el mango. "La universidad debe ser un lugar de experimentación de modelos democráticos, que estén en manos de las comunidades científicas y académicas", dice Ricardo García, ex rector de la Universidad Distrital, quien cree que el antídoto para el radicalismo y la violencia es más participación. Algo que parece estar experimentando la Universidad de Antioquia, tratando de crear unas normas de convivencia concertadas entre todos los estamentos de la universidad, liderados por la rectoría, después de que un joven fue asesinado en el corredor de una facultad a principios de este año, y la ola de atracos y robos dentro de las m i s m a s i n s t a l a c i o n e s . Sin embargo, cada vez hay más voces que plantean que en las universidades la autonomía se está confundiendo con extraterritorialidad. Rafael Awad, ex rector de la Universidad de Antioquia, cree que el problema es que "seguimos pensando en la universidad como un gueto encerrado en un campus, que se ha convertido en república independiente", dice y apuesta sin duda por el derribamiento de las mallas y los muros de las universidades y su integración a la ciudad. Porque al problema de la intolerancia política e ideológica, tanto de derecha como de izquierda, se ha sumado el que muchas universidades se han convertido en lugares donde el comercio de droga pulula. En las


universidades Nacional y de Antioquia, por ejemplo, la venta droga se ha vuelto inmanejable. "Nadie se atreve a 'darse la pela' para atajar la parcelación gradual del espacio universitario y la penetración de redes mafiosas a través de ellos", le dijo a SEMANA un profesor. Un estudio reciente que hizo la Universidad Nacional demostró que gran parte de estos negocios pertenece a personas externas que literalmente montaron un mercado persa de cines pirateado y minutos de celular, y que alquilan los puestos a estudiantes de bajos recursos. Algo similar ocurría en la Universidad Pedagógica. El rector, Óscar Armando Ibarra, dice que la situación era tan grave, que "hace siete años esta universidad era conocida como la olla de la 72". Sin acudir a fórmulas represivas, esta universidad está tratando de resolver el problema. Se inició un programa de empleo para los estudiantes de bajos recursos que tenían ventas en el campus, los venteros ambulantes externos fueron sacados de la universidad, y adicionalmente se creó un programa de pedagogía y apoyo terapeútico a los consumidores de droga. De hecho, el tráfico de estupefacientes ha bajado, pero los problemas aún no han sido solucionados del todo. El caso de la Universidad Nacional es más complejo. Pero es claro que si un rector no puede caminar por su universidad, hay un problema. Y grave. Muchos piensan que parte de la solución es derribar los muros. Que la ciudad universitaria se integre a la vida social y política, como pasa en todos los países del mundo, incluidos los latinoamericanos. El mismo Wasserman era un convencido de esto. "Yo estudié en una universidad abierta y sin muros: ésta", dice. Por eso estaba de acuerdo con la apertura de las puertas de la 26, para que la universidad no fuera un sitio cerrado. Pero ahora volverá a tender la cerca.


Muchos creen que abrir las puertas incrementa los riesgos de seguridad. Curiosamente, Bogotá tiene un ejemplo que demuestra lo contrario. La Universidad Javeriana tiene un campus abierto, integrado al paisaje urbano, en el centro de Bogotá. Posiblemente una integración mayor a la ciudad lo que haga es civilizar, en el buen sentido de la palabra, la vida públic a d e l a u n i v e r s i d a d .

Por eso ahora que se abre el debate sobre las finanzas, todo los temas de la gobernabilidad universitaria se deberían poner sobre la mesa.


Todas las personas que nos rodean, todos los que tiene poder o manejan la sociedad y los que dicen que mantienen “el bienestar en la sociedad”, que hablan de seguridad social, que no lo pueden dar ni a nosotros mismos, como jóvenes, no solo a nosotros si no también a muchos de los que conformamos, la sociedad colombiana. Todos tenemos pensamientos diferentes, tal véz, nosotros ya no vemos, la solución y por eso nos designamos, o por eso misma razón viajamos a otros lugares en el cual pensamos que creemos que son los ideales que nuestra Colombia por eso existen o se han diseñado las culturas ciudadanas, como diferentes pensamientos que quieren encontrar o se identifican como tal, por medio de la música o el arte como tal .

"La característica revolucionaria del conocimiento es que también el débil y el pobre pueden adquirirlo. El conocimiento es la más democrática fuente de poder" es una utopía o una obligación pedir el servicio de salud gratuito y obligatorio como lo es en este momento el servicio militar, es una utopía pensar que los recursos naturales, son vendidos al mercado mundial, siendo nosotros los dueños de estas tierras y de los recursos naturales, y peor aún el precio a como los venden internacionalmente,


es muy barato al precio en el cual nos cobran por cada parte de nuestro territorio. siendo uno de los elementos o recursos para el beneficio de la vida; es una utopía imaginar ver pasar a cada uno de los Presidentes de Colombia, y ver como venden cada uno de nuestras tierras para sacar beneficio individual y no común, es una utopía pedir más educación y menos armamento y menos lucha contra las guerras, es utopía pensar diferente en un país que no hacen caso a las opiniones diferenciales, que nos están acostumbrando a la muerte y a la ignorancia, el poder, o el mismo Gobierno; nos hace cada vez gente más ignorantes. ¿Para qué le sirve al Gobierno que la sociedad Colombiana sea ignorante? Porque son calladas o a veces asesinadas las personas que critican el poder o la forma de gobernar de un Presidente, de que tienen miedo, la sociedad es para todo la democracia es el bienestar común de toda una sociedad, no de solo unos pocos. Como queremos una sociedad llena de paz, si nos enseñan a ver como cada uno de nuestros seres queridos son matados en la frente de nosotros, es una utopía pedir bajar la tasa de desempleos que pasan los años y cada véz va en aumento, no porque no hay trabajos, si no porque el Gobierno no da oportunidades, es una utopía o es algo tan irreal que el Presidente Santos está realizando leyes para que el servicio público y la educación sean privatizadas, como muchas de las empresas o entidades, que solo hacen que el Gobierno se libre de este problema que ellos ya no tienen control. Como piden una sociedad destructiva que daña con cada uno de los sueños y pensamientos de un joven que vive en medio de la guerra, que vive mediante, injusticias sociales, mediante el desempleo o frente al desplazamiento que solo buscan como mantener a su familia buscan salidas, y buscan tomar su propia ley. Se nos ha convertido en una costumbre escuchar criticas de Colombia, de muchas personas extranjeras, pero nunca han vivido lo que nosotros sufrimos o gozamos.


"La característica revolucionaria del conocimiento es que también el débil y el pobre pueden adquirirlo. El conocimiento es la más democrática fuente de poder"

Nos embrutecen, formando sociedades materialista, personas consumistas, solo para que, para que callemos, y pensemos en cosas insignificantes, y que no denunciemos o no pensemos en lo que pasa en la actualidad de nuestro país, esta cruda realidad, que algunas veces, solo soñamos de que podría suceder pero es un simple sueño irreal, todos van a hacia una sociedad injusta, y crear una población, que no tienen ni seguridad democrática ni confiar en nosotros mismos, y formando a jóvenes sin cultura y sin pensar por si mismos.


GOBIERNOTras un álgido debate, el Senado aprobó en último debate el proyecto que le da facultades al Presidente de la República para reformar el Estado. El Polo, que se apartó de la aprobación, anunció demanda de la ley ante la Corte Constitucional. Después de un mes de fallidos intentos, el Congreso por fin le concedió al presidente Juan Manuel Santos las facultades para reformar el Estado. El mandatario tendrá seis meses para revivir tres ministerios -justicia, trabajo y ambiente- y para reestructurar o suprimir las entidades centrales que estime conveniente. Según lo expuesto por el gobierno, las entidades que serán objeto de reestructuración serán el DAS, la Dirección Nacional de Estupefacientes, el Inpec, la superintendencia de Notariado y Registro, todas estas, adscritas a l M i n i s t e r i o d e l I n t e r i o r .


Ingeominas, Invías, Instituto Nacional de Concesiones (Inco) son otras de las entidades sobre las que el gobierno ha manifestado interés en reformarlas. El gobierno, en el último debate, incluyó un parágrafo con el propósito de blindar a aquellos funcionarios que puedan verse afectados de la reingeniería del Estado. “Esta ley garantiza la protección integral de los derechos laborales de las personas vinculadas a las distintas entidades del Estado que sean reestructuradas, liquidadas, escindidas, fusionadas o suprimidas. Si fuese estrictamente necesaria la supresión de cargos, los afectados serán reubicados o reincorporados de conformidad con las leyes vigentes”, dice la c l á u s u l a . Más allá de los alcances de la reforma al Estado, para los que habrá seis meses de discusión, el proyecto aprobado por mayoría -los partidos de la coalición se comprometieron con el Presidente para hacerlo-, el debate trascendió en medio de las fuertes observaciones del Polo Democrático.


El intenso debate La oposición advirtió la inconstitucionalidad del proyecto al calificar como excesivas las facultades. El senador Alexander López se trenzó en una confrontación con miembros de la coalición. Denunció que la reforma al Estado está tapando escándalos de corrupción del gobierno de Álvaro Uribe. “Detrás de la liquidación del DAS quieren crear un escenario de impunidad y quieren tumbar el escándalo que compromete al presidente Uribe”. López también le advirtió al ministro del Interior que hay actuales irregularidades en Estupefacientes que quieren ocultarse. “Con la reestructuración del DNE se ciernen situaciones oscuras y peligrosas como la deuda que tienen los Nule con el país, y que ministro, quiero advertirle, que miembros de su grupo político hoy están pagando la deuda que los Nule tienen por más de mil millones de pesos con la DNE”. El senador Roy Barreras, La U, dijo que detrás del interés de López Maya de negarse al proyecto de facultades es proteger a los sindicatos porque “ese es su fortín electoral, está cuidando sus votos”. López Maya replicó y sacó un memorial de escándalos durante el gobierno del presidente Álvaro Uribe.


Finalmente no habrá “concepto previo” del Congreso a los decretos que expida el Ejecutivo para reformar al Estado. Una sentencia de la Corte Constitucional establece que cuando el Congreso concede facultades extraordinarias no es aplicable. La solución aprobada es una comisión de seguimiento, sin embargo, los decretos no requieren el concepto previo del Congreso antes de su expedición.


El gobierno anterior, dentro del programa renovación a la administración publica reestructuro al estado liquidando a muchas empresas (SS empresas sociales del estado) (seguro social, el incoar el Imat, etc), Liquidó 3 ministerios y despidió una cantidad de empleados generando contribuyendo a una alta tasa de desempleos. El actual gobierno, con el fin de darme cumplimiento a lo que se denominó Unión Nacional quiere hacer un reparto burocrático, para repartir el “pastel” entre los nuevos componentes de la coalición, a proyectado reformar otra véz, el Estado, y volver a crear los 3 ministerios eliminados en la administración anterior, que le crean una nueva carga burocrática al Estado que se agrava con el proyecto de ley de victimas, que según cálculos pueden acceder a los 40.0000.0000.0000 que se tendrán que pagar por todos los Colombianos a través de una nueva reforma tributaria, que se presentara al Congreso. El mismo proyecto de reforma del estado prevé la reestructuración del DAS, la dirección Nacional de Estupefacientes, que están en el ojo del huracán de la opinión pública, por los múltiples escándalos, de las chuzadas y el reparto de viene incautados a los grupos mafiosos que han ido a ser manejados por allegados a miembros del partido conservador que formó parte de la coalición del Gobierno de Uribe. Las reformas por un lado, la primera implica costosos sociales y económicos para el país, como en el caso de la administración de Uribe se debió indemnizar a todos los funcionarios despedidos. Y en esta nueva administración se debe a portar para el sostenimiento de las nuevas cargas burocráticas lo que implicaría en últimas que el pagano de todas estas reformas es el pueblo quién a través de impuestos contribuye para solucionar las políticas que emprende el gobierno en un momento determinado.


Diarios de la Guerra de Afganistán: 25 de julio de 2010

En relación con la Guerra de Afganistán iniciada en 2001, el 25 de julio de 2010 los periódicos The Guardian,[15] [16] The New York Times[17] [18] y Der Spiegel[19] hicieron públicos un conjunto de unos 92.000 documentos sobre la Guerra de Afganistán entre los años 2004 y 2009. Estos les llegaron a través de WikiLeaks sin compensación económica a la página. [20] Entre los documentos se incluyen sucesos no revelados hasta el momento: víctimas civiles provocadas por soldados de Estados Unidos y por soldados de los países aliados, fuego amigo, conexiones entre la inteligencia pakistaní y los talibanes insurgentes.[21] [22] [23] [24] Otros documentos, en torno a 15.000, no fueron liberados a falta de comprobar que no supongan un peligro para gente inocente, mientras que otros no serán filtrados por el mismo motivo. [25] [26] Estados Unidos acusó a WikiLeaks de poner en peligro la vida de civiles a los que se tomó declaración para elaborar los informes militares. El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha manifestado que la Casa Blanca estaba informada una semana antes de la publicación con el objeto de "minimizar la aparición de los nombres de algunos informantes". Según Assange, el Gobierno de EE. UU. se negó a colaborar y no dio respuesta alguna, además, ha indicado que no se han publicado otros 15.000 documentos para proteger la identidad de algunas personas que aparecen en ellos.[27] [28] Estos contactos previos a la publicación han sido negados por el El Pentágono. [29]


Vídeo de asesinato de periodistas (12 de julio de 2007 Baghdad airstrike)

El día 5 de abril de 2010 WikiLeaks publicó un vídeo del 12 de julio de 2007[12] [13] en el que se ve como soldados estadounidenses asesinan al reportero de Reuters Namir Noor-Eldeen, a su ayudante y a nueve personas más, algunas de ellas cuando iban a llevarse a los muertos y heridos. Se ve claramente que ninguno de ellos hizo el amago de atacar al helicóptero Apache desde el que se les dispara: ni siquiera lo miran. Aunque la agencia Reuters solicitó en numerosas ocasiones el material, les fue negado hasta que WikiLeaks lo consiguió inédito y puso en jaque al aparato militar de EE. UU., manchándose la imagen de este ejército en el mundo.[14]

Registros de la Guerra de Irak: 22 de octubre de 2010

El 22 de octubre de 2010 WikiLeaks hace público Irak War Logs (Documentos de la Guerra de Irak), 391.831 documentos filtrados desde El Pentágono (sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos) sobre la Guerra de Irak y su ocupación entre el 1 de enero de 2004 y el 31 de diciembre de 2009 en los que se revelan, entre otros asuntos, el uso sistemático de torturas, la cifra de 109.032 muertos en Irak -de los que 66.081 fueron civiles, el 63%; 23.984 'enemigos etiquetados como insurgentes'; 15.196 del "país anfitrión" (las fuerzas del gobierno iraquí) y 3.771 fueron muertos "amigos" (fuerzas de la coalición)-. Cada día, de media, murieron 31 civiles, durante un período de seis años. En los Diarios de la Guerra de Afganistán, publicado anteriormente por WikiLeaks, que abarca el mismo período, murieron unas 20.000 personas. Además del número de muertos y otros crímenes, [30] la filtración confirma la ayuda de Irán a las milicias iraquíes. Como en la filtración de los Diarios de la Guerra de Afganistán el seguimiento de la filtración se hace a través de la página de WikiLeaks y de las ediciones digitales de The Guardian[31] y The


,[32] Le Monde,[33] Der Spiegel,[34] , El País, Al Jazeera[35] y el Bureau of Investigative Journalism.[36] [37] [38] [39] The Guardian informó que el 21 de octubre había recibido todos los documentos.[40] El 22 de octubre 2010 Al Jazeera, adelantándose media hora al horario establecido, lanzó la filtración denominada Registros de la Guerra de Irak. Poco después de que el material de origen estuviera disponible en los medios indicados se colgó en la página web de WikiLeaks con funciones de búsquedas dada la cantidad de material filtrado. La BBC citando al Pentágono consideró los Registros de la Guerra de Irak "la mayor filtración de documentos clasificados de su historia." [41] Según Julian Assange, los documentos de la Guerra de Irak publicados reflejan la verdad de la Guerra de Irak:[42] las autoridades estadounidenses dejaron sin investigar cientos de informes que denunciaban abusos, torturas, violaciones e incluso asesinatos perpetrados sistemáticamente por la policía y el ejército iraquí, aliados de las fuerzas internacionales que invadieron el país. Oficiales británicos y estadounidenses insistían hasta ahora en que no había registro oficial de las víctimas. Los informes, apoyados por evidencias médicas, describen la situación de prisioneros con los ojos vendados, maniatados, recibiendo golpes, latigazos y soportando descargas eléctricas. Todo ello en conocimiento del Pentágono, de las autoridades militares y políticas de Estados Unidos y también de otras fuerzas internacionales que han participado en la Guerra de Irak (básicamente Gran Bretaña junto con EE. UU.). Aunque no consta que los soldados estadounidenses perpetraran abusos, sí que utilizaron la amenaza de abusos por parte de las fuerzas iraquíes para obtener información de los detenidos.[43] [44] New York Times


Una empresa privada, accedió a los archivos del pentágono, que es la agencia de seguridad más grande del Mundo y divulgo el intercambio de comunicaciones que hacía la embajadas en cada uno de los países con el que Estados Unidos tiene relaciones indicando en primera instancia los niveles de injerencia, que tiene el Gobierno de los Estados Unidos con todos los países que tienen relación. En segundo lugar, el espionaje que las mismas embajadas hacen en los países con el cual dicen tener relaciones a pesar de haberse terminado el tiempo de la Guerra Fría, que era donde se hacían mayormente estas prácticas y de las cuales Estados Unidos no se quiere apartar a pesar de que la transformación de las relaciones internacionales en los últimos años. Esto demuestra que ningún sistema por más sostificado que sea es inviolable, dejando en tela de juicio los sistemas de seguridad, el caso es igual a los procesos de interpsacciones telefónicas que se han hecho en Colombia, y que en la actuliadad tienen a personas en la cárcel y en tela de juicio a muchos dirigentes de la administración del ex-presidente Alvaro Uribe Velez.


Web 2.o Por katherine Farias  

Tecnologia como consecuncias buenas y malas en la sociedad actual.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you