Page 1

LIBRO ELECTRONICO: OBRAS DE MANEJO Y CONTROL DE EROSIÓN

PRESENTADO POR:

MANUEL GUILLERMO LOPEZ JIOVANY PEREZ VALENCIA KATHERINE CAVADIA: 45541002 ALEJANDRO CANO MARIANA RIVAS

TOTORA: SANDRA YAMILE PULIDO

GRUPO COLABORATIVO: 30160_17

UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA Y A DISTANCIA

2018


INTRODUCCIÓN

Este trabajo tiene como finalidad conocer más de cerca el estado de degradación que hoy presenta el suelo colombiano. La pérdida de suelo por erosiones hídricas, eólicas y movimientos en masa, es el mayor problema que más se evidencia en la agricultura, y el ecosistema terrestre, causa por la cual se presentan innumerables catástrofes naturales, que van desgastando al planeta tierra. Sus efectos son irreversibles, esto debido al uso inadecuado que el hombre le da a los recurso naturales, el uso inadecuado de los agroquímicos que no solo impactan a la salud humana sino a todo el ecosistema. Como resultado tenemos eso que se hace llamar cambio climático quien le ha dado un giro a la agricultura y al mundo en general. Debido a ello se han venido implementando algunos métodos de conservación con buenos resultados, que se cree y se considera que son las herramientas necesarias para minimizar y controlar los efectos de las pérdidas de suelos.


Guía de actividades y Rubrica de Evaluación - Tarea 5 - Crear Libro electrónico: Obras de manejo y control de erosión

OBRAS DE MANEJO Y CONTROL DE EROSION.

“Los problemas de erosión son fenómenos complejos para los cuales con frecuencia se plantean soluciones rápidas y equivocadas”

Los profesionales de control de erosión deben tener en cuenta que los problemas de erosión generalmente obedecen a fenómenos los cuales deben analizarse, y obtenerse parámetros para realizar el diseño. La presión para tomar decisiones prematuras debe resistirse con lógica y hacer entender a los involucrados que se requiere obtener información y realizar análisis previamente a los diseños. Un análisis sistemático puede ayudar a identificar tanto los problemas como las alternativas de solución.


ALTERNATIVAS DE MANEJO O ESTABILIZACIÓN Los problemas de erosión pueden generalmente manejarse de acuerdo a los siguientes enfoques Manejo general de las áreas o de la cuenca Especialmente manejo de usos del suelo. Para poder estabilizar las corrientes puede requerirse realizar un control o manejo efectivo de toda la cuenca, la cual controla los caudales de agua y de sedimentos que son a la larga los causantes de la inestabilidad. Los aspectos operacionales del manejo de la cuenca dependen de las características de la cuenca, su topografía, tipo de suelo, vegetación, geología, Sistema de lluvias, etc. El manejo de la cuenca puede incluir tratamientos vegetales, reforestación, construcción de barreras de bosques, planeación de prácticas de agricultura, mejoramiento de manejo de pastos y control de canales. El manejo de la cuenca puede permitir disminuir los picos de descarga reduciendo las velocidades y la fuerza atractiva de la corriente, así como el suministro de sedimentos. Por ejemplo, una cárcava de erosión puede controlarse reforestando las áreas arriba de la cabeza de la cárcava, disminuyendo en esta forma los caudales de los picos que pueden estar produciendo el carcavamiento. Control de las aguas Control de aguas mediante represas, canales, etc. La construcción de represas para el control de inundaciones y el manejo de las avenidas puede mejorar significativamente la estabilidad de los canales. Este sistema de manejo permite manejar integralmente las aguas e incluso utilizarlas para riego y otros objetivos.

Relocalización de los canales o de la obra en peligro. Por ejemplo, relocalización de una estructura amenazada. La relocalización de un puente puede evitar obras muy costosas de estabilización y al mismo tiempo resolver problemas de erosión. La relocalización del canal debe ser siempre una solución extrema teniendo en cuenta los efectos negativos que generalmente son muy difíciles de predecir y evaluar regulación del uso la regulación del uso de la corriente o de la cuenca es una herramienta muy útil, por ejemplo, el manejo adecuado de la navegación o la pesca. La regulación del tamaño y velocidad de los botes puede traer beneficios importantes sobre el río. La regulación de descargas industriales, vertimientos de lavado de tanques, etc., permite la regulación de los caudales y permite el control de la contaminación.


Elemento erosionaste

Forma

Mecanismo

Obras de estabilización

Gotas de lluvia

Semilaminar

Golpeo, desprendimiento y esparcimiento

Escorrentía

Semilaminar (Difusa)

Transporte de suelos desprendidos por la lluvia y arrastre de materiales sueltos. Desprendimiento y transporte a lo largo de canales intermitentes con avance hacia arriba. Desprendimiento, turbulencia en canales intermitentes con avance hacia arriba.

Cobertura vegetal de altura media y baja, revestimiento tratamiento químico, impermeabilización. Cobertura vegetal, canales, recubrimiento con suelos resistentes

En surcos

En cárcavas

Agua quieta o en movimiento

Disolución

Dispersión

Gravedad y presión de poros

Deslizamientos

Los componentes químicos solubles en agua son disueltos por el agua. Desmoronamiento o separación de las partículas al saturarse. Disminución de la resistencia al corte y falla por

Recubrimientos diversos, cobertura vegetal, barreras, canaletas

Recubrimientos diversos, trinchos, muros, barreras, canaletas, lavaderos, bioingeniería y biotecnología Impermeabilización

Impermeabilización, geo textiles, recubrimientos Muros, pantallas ancladas, subdrenes, abatimientos,


movimientos en masa Flujos de suelo o roca. Erosión en masa

Los materiales se comportan como un fluido viscoso y fluyen talud abajo

bermas, bioingeniería, biotecnología Estructuras de fondo, muros, recubrimientos, bioingeniería, biotecnología.

a. Prácticas culturales y agronómicas de conservación de suelos

Las prácticas culturales y agronómicas para conservar los suelos son:    

Establecer sistemas de producción acordes con las facilidades técnicas y económicas del agricultor. Proteger los suelos con menos cantidad de agroquímicos. Sembrar arvenses nobles a los suelos para mitigar daños. Hacer un mejor uso y adecuado de los suelos sin causar muchos daños.

b. Prácticas mecánicas de control de erosión hídrica Las prácticas mecánicas son:  

Implementar una red de drenajes en los suelos, con buenas condiciones y actas para los suelos. Subsolar los suelos para que tengan una mejor y fácil penetración las aguas.

c. Prácticas contra la erosión eólica

    

Labrar perpendicularmente a la dirección del viento dominante Incrementar/mantener la rugosidad de la superficie del suelo. Utilización de barreras cortavientos. Reducir la longitud del campo en la dirección del viento. Utilización de rotaciones de cultivos y cultivos cubierta.


d. Compactación, diagnóstico y control La compactación de suelos reduce la macroporosidad, aumenta de Resistencia a la penetración vertical, aumento de escurrimiento superficial, disminuye la infiltración y la aireación, reduce el desarrollo radicular, produce erosión, baja la eficiencia en la captación de recursos, agua y nutrientes. El diagnóstico es la base practica en relación a conocimientos generales sobre la condición física del suelo. Integrar variables y procesos de suelo y planta cuya evaluación es en el momento y lugar adecuado. El control se hace con un estudio de calidad del terreno, a través de este es posible determinar la compactación máxima del suelo en relación con su grado de humedad.

Municipio de Apartado. Apartadó se encuentra ubicado en la zona noroeste del Departamento de Antioquia en las coordenadas 7°52’ 40” de latitud norte y 76° 37’ 44” de longitud oeste, hace parte del denominado Urabá Antioqueño con los municipios de Arboletes, Turbo, Necoclí, San Juan de Urabá, San Pedro de Urabá, Chigorodó, Carepa, Mutatá, Vigía del Fuerte y Murindó; al mismo tiempo, forma parte del eje bananero con los municipios de Chigorodó, Turbo y Carepa. Apartadó conocido en el idioma Katío como el “Río de los Plátanos” fue erigido municipio en 1968; en esta época la industria bananera desarrollada desde 1962, se constituyó en el principal componente para la activación económica del municipio de Apartadó, convirtiéndose en polo de desarrollo industrial y comercial y centro de gravedad de la región de Urabá. Tiene lugar un crecimiento acelerado de la población, especialmente de carácter flotante, se convierte rápidamente en un centro receptor del flujo migratorio, confiriéndole una nueva característica, la de ser un municipio donde no existe arraigo ni sentido de pertenencia esto se evidencia en la falta de símbolos de tipo arquitectónico y cultural. Los límites municipales de Apartadó son: por el norte con el Municipio de Turbo, por el oriente con el Departamento de Córdoba, por el sur y occidente con el Municipio de Carepa. La altitud de la cabecera es de 25 msnm, el área total del municipio es de 600 Km2 de los cuales 5,65 km2 pertenecen al área urbana, la temperatura promedio es de 28°C y la distancia a Medellín de 344 Km. Apartadó cuenta con cuatro corregimientos, El Reposo, San José de Apartadó, Vijagual y Puerto Girón,


además con 48 veredas. Apartadó es el principal centro poblado de Urabá y alberga como población flotante la de mayores recursos, pues llegan hasta allí los trabajadores de las grandes empresas productoras, como las de apoyo a la producción, al mismo tiempo se constituye en el mayor centro de prestación de servicios institucionales y financieros de la zona centro de Urabá.

Uso del suelo: En el municipio de Apartado, se vienen implementando la práctica agrícola en el control de la erosión en las zonas de ríos, caños y quebradas. Las cual las fuerzas de las aguas y la cantidad de desechos que se arrojan en estos lugares ocasionan erosiones lo cual afecta significativamente las laderas y aludes los cuales se van desboronando y ocasionando una pérdida de suelos muy altos. Para controlar esta erosión se están implementando la reforestación de árboles los cuales sirvan de barreras de protección y amarres a los suelos para que así los suelos se puedan sostener y tener menos erosión. La intervención se hace semanalmente con la reforestación en las orillas de los ríos, caños y quebradas. El tiempo de establecimiento es de 6 meses. Los efectos son positivos debido a que los resultados son buenos, debido a que han reducido las erosiones en estas partes, así generando una mejor sostenibilidad de estas partes y zonas. Manejo y Control de Erosión La erosión del suelo es una forma severa de degradación física; se estima que cerca del 80% de la tierra agrícola en el mundo sufre erosión moderada a severa y el 10% erosión ligera a moderada (Lal y Stewart, 1995). El 40% del territorio colombiano presenta erosión de ligera a severa y la zona andina es la más afectada, con el 88% del área en estado de erosión hídrica (Olmos y Montenegro, 1987) A. Prácticas culturales y agronómicas de conservación de suelos La vegetación ofrece protección física al suelo frente al impacto de la lluvia y la escorrentía y reduce la velocidad del agua al aumentar la resistencia hidráulica del terreno, por lo tanto, disminuye la capacidad erosiva del agua. Si la velocidad se ha reducido lo suficiente, se sedimenta una parte de los materiales arrastrados y a partir de este momento se empieza a regenerar la vegetación natural (Hudson, 1982). El crecimiento de gramíneas reduce la escorrentía del 50 al 60% y las pérdidas de suelo por erosión del 60 al 80% (Morgan, 1986).


B. Prácticas mecánicas de control de erosión hídrica la bioingeniería, especialmente utilizando pastos, vetiver, bambú o guadua y árboles; las obras de manejo de aguas de escorrentía, cortacorrientes, canales revestidos en piedra y en concreto, torrenteras; barreras de vegetación, colocación de suelos orgánicos, revegetalización con tela de fibra de cabuya (fique); utilización de bambú con malla metálica; los “trinchos”; los taludes reforzados con geotextiles; los gaviones de piedra y con bolsas de arena; el bolsacreto y los exápodos de concreto armado. A los geosintéticos se les define como "textiles permeables utilizados en relación con el suelo, la fundación, roca, tierra o cualquier ingeniería geotécnica¨ (John, 1987). Los geosintéticos usados en el control de la erosión son hechos con materiales naturales o sintéticos, incluyendo coco, sisal, paja de cereales, nylon, hojas de palma, polipropileno, poliéster y polietileno (Rickson, 2006). Cubiertas orgánicas convencionales y no convencionales Protegen a las semillas y el suelo de las fuerzas erosionantes y acelerar la fijación de la vegetación Revestimiento orgánico suelto La paja y el heno son los materiales más utilizados como revestimiento orgánico. Fijadores (tackifiers) A medida que aumenta el ángulo de la pendiente las técnicas de disqueado se reemplazan por la utilización de sprays viscosos que se usan para fijar las fibras de residuo orgánico a sí mismas y al suelo Red para el control de revestimientos orgánicos (Mulch -control netting, MCN) La definición oficial del ECTC es: “fibra tejida plana, natural o de malla geosintética extrusada, utilizada como RECP temporario y degradable para anclar cubiertas orgánicas sueltas”. Telas de trama abierta (Open-weave textile, OWT) La definición oficial del ECTC es: “Un RECP temporario y degradable, compuesto por hilos naturales procesados o de polímeros, entrelazados con un aglutinante que se utiliza en el control de la erosión y facilita el arraigo de la vegetación”. Revestimientos para el control de la erosión (erosión -control blankets, ECB) La definición oficial de ECTC es la de “un RECP temporario y degradable, formado por fibras procesadas naturales o de poli- meros, ligadas mecánica, estructural o químicamente para formar un aglutinante continuo para el control de la erosión y la agilización del proceso de fijación de la vegetación


Manto de refuerzo de la vegetación (Turf Reinforcement Mat, TRM) Un RECP permanente, compuesto por fibras sintéticas no degradables, filamentos, redes o mallas metálicas, procesadas en una matriz tridimensional permanente.

PRÁCTICAS CONTRA LA EROSIÓN EÓLICA En cuanto al primer grupo de medidas, cualquier sistema que reduzca la velocidad del viento en la superficie reduce la erosión eólica. Labrar perpendicularmente a la dirección del viento dominante, Incrementar/mantener la rugosidad de la superficie del suelo Utilización de barreras cortavientos, Reducir la longitud del campo en la dirección del viento, Utilización de rotaciones de cultivos y cultivos cubierta. Laboreo cuando la superficie del suelo está seca, entre otras. Incrementar el contenido de materia orgánica del suelo. Adopción de sistemas de laboreo de conservación y Utilización de estabilizadores o acondicionadores sintéticos del suelo. COMPACTACIÓN, DIAGNÓSTICO Y CONTROL El suelo compactado no proporciona espacio adecuado para el almacenamiento o movimiento del aire y el agua del suelo. Más importante aún es que los grandes poros continuos del suelo se pierden o se reducen en sus dimensiones conduciendo a un movimiento lento del agua y a una aireación reducida. El crecimiento de las raíces y de la fauna del suelo también se reduce. Las principales causas de la degradación de la estructura del suelo son las fuerzas de las ruedas de la maquinaria y los implementos agrícolas, especialmente cuando el suelo está húmedo o saturado, momento en que suelo es más propenso a la deformación. Hay informes sobre la degradación de la estructura del suelo en empresas agrícolas de subsistencia tanto en Malawi (Douglas et al., 1999) como en Bangladesh (Brammer, 2000). • El pisoteo de caballos y bueyes produce presiones sobre la tierra de hasta 150 kPa y 250 kPa, respectivamente (Soane y Van Ouwerkerk, 1994). Estas presiones son al menos iguales o mayores que las causadas por un tractor de ruedas. Efectos de la degradación de la estructura del suelo La compactación del suelo, debido al colapso o disminución de los espacios de poros, es la causa más común de restricción física para el crecimiento y desarrollo de las raíces. Una vez que los poros han sido compactados hasta 0,2 - 0,3 mm de diámetro, es difícil que las raíces de los cultivos puedan penetrar libremente en el suelo. (D. McGarry)


Mejoramiento de suelos con enraizamiento limitado La causa más frecuente es la compactación del suelo debida a la ausencia de poros lo suficientemente grandes para ser fácilmente penetrados por las raíces o que puedan ser ensanchados por el crecimiento de las mismas. La ausencia de oxígeno debido a las fluctuaciones del nivel de agua también puede limitar el desarrollo de las raíces. (FAO) Métodos biológicos para superar las capas limitantes del crecimiento de las raíces El método principal de restauración de la porosidad de las capas limitantes del crecimiento de las raíces es utilizar las raíces de la vegetación natural o de cultivos de cobertura plantados para actuar como su Las especies promisorias de cultivos de cobertura que han dado muestras de ser potenciales subsoladores biológicos son el pasto Bahía (Paspalum notatum), Festuca elatior, el pasto Guinea (Panicum maximum), la alfalfa (Medicago sativa), el gandul (Cajanus cajan) y el cupé (Vigna unguiculata). El rábano forrajero (Raphanus sativus) y los arbustos fijadores de nitrógeno Tephrosia vogelii, Sesbania sesban y Gliricidia sepium han sido también identificados como potencialmente útiles. Algunas malezas con raíces principales fuertes, como Amaranthus spp. (A. Calegari) bsoladores biológicos que penetren en los horizontes densos. Un sistema de labranza cero depende de la siembra directa, en este caso una sembradora fertilizadora de tres hileras. Las semillas y el fertilizante caen en un surquillo abierto sobre la cobertura del suelo. T. Friedrich. (T. Friedrich) Tráfico controlado La finalidad del control del tráfico es mantener las ruedas de todos los equipos siempre en la misma huella, año tras año, y mantener estas zonas de tráfico separadas de las zonas de cultivo, manejando cada zona separadamente (D. McGarry) Neumáticos flotantes Los neumáticos flotantes son un importante recurso para enfrentar la degradación de la tierra y ayudar a los agricultores a lograr la Agricultura de Conservación. La función principal de los neumáticos flotantes es reducir la compactación del suelo inducida por el tráfico. Sin embargo, mejoran el rendimiento del cultivo y los márgenes de ganancia de la finca. Soluciones mecánicas a la restricción física de las raíces Tradicionalmente, los métodos mecánicos son usados para romper las capas limitantes del crecimiento de las raíces, naturalmente densas o compactadas, con el fin de crear poros más grandes a través de los cuales puedan penetrar las raíces. Esto es hecho, generalmente, levantando ligeramente el implemento y rompiendo la capa densa o compactada. (T. Friedrich) Labranza estratégica La labranza estratégica es un tipo de labranza mínima que en ciertos cultivos puede ser útil para llegar a establecer un sistema de


Agricultura de Conservación. Hasta el momento, su aplicación se limita a la producción de caña de azúcar y de cultivos de raíces. (D. McGarry) Soluciones químicas para el crecimiento limitado de las raíces El crecimiento de las raíces a veces es limitado por condiciones químicas del suelo desfavorables como son las deficiencias nutricionales severas, la toxicidad de manganeso y aluminio y la salinidad. El nutriente que más comúnmente limita el desarrollo de las raíces es el fósforo y la aplicación de fertilizantes fosfatados para suplir su deficiencia en los suelos, frecuentemente estimula un enraizamiento más profundo que permite al cultivo acceder a más humedad del suelo y por lo tanto incrementar la productividad. La aplicación de cal sin o con yeso reducirá las concentraciones de aluminio y/o manganeso hasta niveles no tóxicos y, por lo tanto, se estimulará un enraizamiento más profundo. (A. Calegari)

CONSERVACIÓN DE SUELOS EN ZONA DE URABA En San José de Apartado, Urabá, Colombia, se estableció un ensayo con el objeto de cuantificar la pérdida del suelo causada por la escorrentía superficial bajo tres tipos de cobertura del suelo. Se seleccionaron dos rangos de pendiente: 40-60% y 60-80%; en cada uno se establecieron tres parcelas de escurrimiento de 1.65x8.5m. Una parcela permaneció libre de vegetación o con suelo desnudo; en otra se cultivó maíz como monocultivo en la forma tradicional regional; y en la tercera se sembró Gliricidia sepium (matarratón) como barreras vivas a través de la pendiente cultivando maíz entre ellas. Generalidades de la zona El ensayo se estableció en la margen izquierda de la vía que conduce del municipio de Apartadó al caserío de San José de Apartadó, Urabá, Antioquía, Colombia; a 07° 09o N de latitud y 76o 40’W de longitud, y a 50 msnm aproximadamente. En general, la zona se caracteriza por relieves colinados de alturas entre 60 y 200 metros adyacentes a los flancos de la Serranía de Avive. Según la clasificación de Holdridge, citado por Espinal (7), pertenece a la zona de vida bosque muy húmedo Tropical (bmh-T). Los registros de la estación meteorológica más cercana, en el municipio de Chigorodó, indican una temperatura promedia anual de 4000 mm, distribuidos en dos períodos: uno húmedo de nueve meses, con una precipitación promedio mensual de 358 mm, que sobresatura el suelo, y un corto período seco de tres meses, enero, febrero y marzo, durante los cuales el suelo presenta un ligero déficit de agua (14). Los suelos del área se desarrollan a partir de materiales sedimentarios, areniscas con intercalaciones de acillolitas, generalmente superficiales, bien drenados, con varios grados de erosión: severa, ligera y moderada. El perfil modal está integrado por un horizonte A color negro, textura franco arcillosa, y estructura granular. Un


horizonte B color pardo grisáceo, muy oscuro, textura franco-arcillo-arenosa, estructura granular fina y moderada (14). Químicamente son suelos de reacción ligeramente ácida, muy bajos en contenido de materia orgánica (14). 6 En el sitio del ensayo se tomaron muestras del suelo a 30 cm de profundidad. El análisis de caracterización elaborado por el laboratorio de la Universidad Nacional - Seccional Medellín, arrojo los siguientes resultados: Textura: Franco arcilloarenosa pH 5.96.4 Materia Org. 2.2 - 3.2% Fósforo 4-12 ppm Calcio 18-23 me/100g de suelo Magnesio 3.8-6.2 me/100g de suelo Potasio 0.5-2.5 me/100g de suelo C.I.C. 2229 me/100g de suelo Barreras vivas y su manejo En el área de influencia del estudio, se determinaron dos tipos de terreno característicos para las fincas de los campesinos de la región de San José de Apartadó; uno comprende pendientes entre el 40% y el 60% y el 80% (26). En ambos tipos de pendiente se establecieron barreras vivas de matarratón (Gliricidia sepium) a través de la pendiente, a una distancia de 2.5 m en el rango de pendiente 60-80% y a 3.5 m en la correspondiente a al rango 4060%. Dentro de las barreras vivas, el distanciamiento de los árboles de matarratón fue de 0.5 m. Parcelas de escurrimiento Las parcelas de escurrimiento constituyen la metodología más confiable para determinar la pérdida del suelo por efecto de la erosión hídrica. Una parcela de escurrimiento consiste de un terreno rectangular, de superficie conocida, limitada por paredes que evitan la entrada de agua del exterior. La longitud de la parcela está en el sentido de la pendiente. La parte de la lluvia que no infiltra, es decir la escorrentía, corre sobre la superficie de la parcela y se reúne en la parte baja que tiene forma de embudo, y por un tubo, se recoge en un recipiente. Por medio de muestras y mediciones del agua y del sedimento en el recipiente, se calcula la cantidad de suelo perdida y el agua escurrida (2,8). 7 En cada uno de los tipos de pendiente se establecieron tres parcelas de escurrimiento que representan cada una un tratamiento.


Parcelas testigo (suelo desnudo) Las parcelas con suelo desnudo registraron en 12 oportunidades una pérdida de suelo mayor de 7 ton/ha; la cantidad total de suelo arrastrado en estos días alcanzó 201 ton/ha en la parcela testigo con 75% de pendiente y 241 ton/ha en la parcela testigo con 45% de pendiente. Efecto de las barreras vivas En las parcelas de cultivo agrícola con manejo tradicional, sin barreras vivas, la cantidad de suelo perdido durante el año de 1985 fue de 37.6 y de 23.5 ton/ha respectivamente para las pendientes del 45% y 75%, mientras que, para las parcelas con barreras vivas, estos valores fueron de 18.5 ton/ha/año para la pendiente del 45% y 13.0 ton/ha/año para la del 75%. La presencia de barreras vivas reduce la cantidad de suelo perdido en un 49% en la parcela con 45% de pendiente y en un 56% en la pendiente del 75%. La cantidad de suelo perdido es ostensiblemente mayor en las parcelas con suelo desnudo, con respecto a las parcelas de cultivo agrícola con manejo tradicional y cultivo agrícola con barreras vivas de G. sepium. Esta última práctica reduce la cantidad de suelo perdido en un 49% 56% de acuerdo a una pendiente de 45% y 75% respectivamente, lo que demuestra su efecto benéfico en suelos pendientes susceptibles a la erosión hídrica.


Manejo y Control de Erosión Prácticas culturales y agronómicas de conservación de suelos El conjunto de prácticas de conservación de suelo denominadas agronómicas, comprende en general a aquellas prácticas que disminuyen efectivamente la escorrentía y la erosión y son de fácil aplicación y de bajos costos. Al igual que con las prácticas culturales, en el diseño de estas prácticas se deben considerar los factores ecológicos, y socio-económicos, adaptando los principios de la práctica a las condiciones particulares de las tierras y de los productores involucrados en el sistema de producción. Siembra Directa: Siembra directa consiste en una forma de establecer cultivos que permite una mínima perturbación del sistema del suelo. esto se realiza con máquinas especializadas que hacen las operaciones de preparación del terreno, fertilización y siembra en una sola pasada del equipo. Densidad de Siembra: Una adecuada densidad de siembra del cultivo de interés permitirá mayor cobertura del suelo. Fertilización: En el control de la erosión, una adecuada fertilización se traduce en buen crecimiento del cultivo, lo que implica una mayor cobertura superficial, mayores rendimientos, mayores residuos de cosecha y mayor protección contra la erosión. Fertilización orgánica: Los abonos orgánicos mejoran la fertilidad química y física del suelo aumenta la retención de agua del suelo; mejora la agregación y estabilidad estructural, haciéndolo menos separable y trasportable y con menor riesgo de escurrimiento Sistema de siembra conservacionista Siembra en contorno Siembra triangular Sistema de labranza conservacionista Labranza en contorno: Es aquella que se realiza en sentido perpendicular a la pendiente, siguiendo las curvas de nivel.


Coberturas Sobre el Suelo: Las coberturas sobre el suelo, de origen vegetal o artificial, preservan, mantienen, mejoran o restauran las propiedades del suelo, evitando su degradación y controlando la erosión. Coberturas de leguminosas: Rara vez son utilizadas para la producción de alimento, sus objetivos principales son proteger el suelo contra la lluvia y el escurrimiento y aumentar la fertilidad química del suelo. Coberturas (mulch) sobre el terreno cuando se conduce un cultivo. Mulch colocado sobre la superficie: Abarca desde residuos de plantas, como agujas de pino y cáscaras de arroz, hasta materiales artificiales como papel tratado, aserrín, plástico. Una limitación que tiene esta práctica en el control de la erosión es que se coloca luego del trasplante del cultivo y el suelo permanece sin protección durante la fase inicial y el residuo sobrepuesto puede ser fácilmente trasportado por el agua en los suelos de ladera o inclinados. Mulch local: Se refiere a los residuos provenientes de la vegetación producida en el propio terreno, los residuos son dejados sobre la superficie para proteger el suelo y conservar humedad Mulch vivo: Comprende las coberturas vivas, intercaladas entre las hileras del cultivo principal, cuando está en el campo Abonos Verdes: Son plantas incorporadas al suelo como materia fresca para mejorar las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo. Los abonos verdes son una excelente manera de prevenir el deterioro causado por la remoción de la cobertura vegetal, aportan N y S, retienen micronutrientes, aumentan la capacidad de intercambio catiónico, disminuyen la fijación de P, aumentan la retención de agua y de la agregación del suelo. Barreras Vivas o Vegetativas: Son hileras estrechas (0,5 a 1,0 m) de plantas perennes o de vida larga y crecimiento denso, sembradas perpendicularmente a la dirección del viento, en tierras planas cuando se desea disminuir su velocidad, en tierras pendientes cuando el fin es controlar la escorrentía superficial y propiciar la sedimentación. Barreras vivas en contorno a nivel: Su objetivo es disminuir el escurrimiento y promover la penetración de agua en el suelo, para el control de la erosión y retención de suelo arriba de la barrera.


Barreras vivas en contorno con pendiente: Se construyen con una ligera pendiente hacia un drenaje protegido, no mayor de 1%, persiguen disminuir el volumen y velocidad de la escorrentía, para el control de la erosión hídrica en zonas con alta erosividad de la lluvia y suelos poco permeables. Rollos de Vegetación: Se hacen con restos de vegetación que es enrollada y colocada en hilera, mediante estacas, en sentido transversal a la pendiente siguiendo las curvas de nivel. Esta práctica disminuye el arrastre de sedimentos, incrementa la infiltración, acorta la longitud de la pendiente y promociona el terraceo del terreno Franjas amortiguadoras: son franjas de pasto de al menos 4 a 5 m de ancho, dispuestas transversalmente a la pendiente con la finalidad de retardar la velocidad y el volumen de escorrentía del agua y retener sedimentos. Rotación de Cultivos: Es la sucesión recurrente más o menos regular de distintos cultivos en un mismo terreno para mejorar la fertilidad física, química y biológica del suelo; controlar la incidencia de plagas, malezas y enfermedades, rompiendo el ciclo de las mismas; controlar la erosión y degradación del suelo. Sistemas Agroforestales y Agrosilvopastoriles: Consisten en la explotación diversificada agrícola, ganadera y forestal de la tierra, constituyen quizás la mejor alternativa de explotación integral en sistemas de cuencas altas y de pequeños agricultores, pues permite una óptima utilización de los subproductos de los diferentes rubros y brindan grandes posibilidades para el control de la erosión.

Prácticas mecánicas de control de Erosión Hídrica Surcado al contorno: Consiste en realizar el trazo de los surcos y el laboreo del cultivo en forma perpendicular a la pendiente natural del terreno Terrazas de formación sucesiva: Consiste en la construcción de bordos de tierra, entre los cuales se espera se forme una terraza, por el movimiento del suelo que se presenta en cada evento lluvioso donde ocurre escurrimiento y desprendimiento del suelo superficial. Tinas ciegas o zanjas trincheras: Esta práctica consiste en abrir zanjas y bordos en forma discontinua sobre curvas a nivel tal discontinuidad forma un dique divisor entre zanja y zanja


Dren interceptor: Es un canal colector de aguas para su encauzamiento a velocidades no erosivas hacia zonas acondicionadas para su desalojo, o bien, para su conducción a bordos de almacenamiento.

Prácticas contra la erosion eólica 

Labrar perpendicularmente a la dirección del viento dominante

Incrementar/mantener la rugosidad de la superficie del suelo

Evitar el laboreo cuando la superficie del suelo está seca

Barreras vivas perpendiculares al viento: Tienen como objetivo disminuir la velocidad del viento para controlar la erosión eólica, conservar la humedad del suelo y evitar daños físicos a los cultivos, como acame y pérdida de flores, granos o frutos.

Franjas contraviento o cortavientos: son franjas de un ancho uniforme, trazadas en forma recta, perpendiculares a la dirección del viento, alternando cultivos de porte bajo con cultivos de porte alto. Los segundos tienden a elevar la corriente de aire y así evitar la acción abrasiva sobre el suelo. Esta práctica se recomienda para el control de la erosión eólica y el aumento de la eficiencia hídrica del suelo (almacenamiento, infiltración, percolación) en suelos agrícolas Barreras Rompeviento: es la alienación perpendicular al viento de una o más hileras de arbustos y árboles de mediana a gran altura, de tal manera de constituir una barrera suficientemente alta y densa que se oponga a la fuerza del viento y al paso de los sedimentos, transportados por éste.

Compactación, diagnóstico y control La compactación del suelo se refiere a un aumento de su densidad y/o resistencia a la penetración, reducción del espacio poroso como resultado de la aplicación de fuerzas o cargas al mismo.


Diagnóstico: inhibición de la emergencia de las plántulas, disminución de la infiltración del agua, encharcamientos, escurrimientos y erosión, reducción en la capacidad de conservación de humedad poco crecimiento radicular Control: Incorporar materia orgánica al suelo siembra de cultivos de cobertura, uso de descompactadores, control del tránsito agrícola, reducir el número de pasadas, utilizar menor presión en los neumáticos, rotaciones de cultivos, el subsuelo que tiene como finalidad romper las capas compactas de suelo para reducir el escurrimiento de agua, incrementar la infiltración de agua, promover aireación, estimular el crecimiento de raíces y el rebrote de plantas ya establecidas, así como promover el establecimiento de nuevas plántulas

Barreras vegetativas


Desagües protegidos con vegetación

 Franjas de amortiguamiento o fajas de vegetación


 Franjas de amortiguamiento o fajas de vegetación


Referencias bibliográficas

Andrade, O. (Sin fecha). Universidad Agricola. Recuperado el 3 de Mayo de 2018, de La conservación de suelos: prácticas agronómicas (parte I): http://universidadagricola.com/la-conservacion-de-suelos-practicasagronomicas-parte-i/ Jimenez Zuñiga, R. (sin fecha). PRÁCTICAS AGRONÓMICAS DE CONSERVACIÓN DE SUELOS. Recuperado el 4 de Mayo de 2018, de www.mag.go.cr/informacion/imagenes-nama-cafe-taller/practicasagronomicas.pdf Loredo Osti, C., Beltran Lopez, S., Sarreon Tristan, L., & Dominguez, M. (7 de Abril de 2015). PRACTICAS MECANICAS PARA EL CONTROL DE LA EROSION HIDRICA. Recuperado el 4 de Mayo de 2018, de https://www.researchgate.net/publication/265220117_PRACTICAS_MECAN ICAS_PARA_EL_CONTROL_DE_LA_EROSION_HIDRICA CONTROL DE LA EROSIÓN EÓLICA EN SUELOS AGRÍCOLAS. BARRERAS VIVAS DE Gliricidia sepium (Jacq.) Steud (matarraton) Y SU EFECTO SOBRE LA PERDIDA DE SUELO EN TERRENOS DE COLINAS BAJAS, URABA-COLOMBIA CONVENIO CONIF- HOLANDA CORPOURABA http://documentacion.ideam.gov.co/openbiblio/bvirtual/005027/uraba.pdf.

Libro electronico grupal  
Libro electronico grupal  
Advertisement