Issuu on Google+

BIOBOS

1


ESCRITOR:

Katerin Paola Marín Orozco

FOTOGRAFÍA:

Katerin Paola Marín Orozco

DISEÑO GRÁFICO:

Katerin Paola Marín Orozco

DIAGRAMACIÓN:

Katerin Paola Marín Orozco

PRODUCCIÓN:

Katerin Paola Marín Orozco

REVISIÓN FINAL:

Katerin Paola Marín Orozco

EDICIÓN:

Katerin Paola Marín Orozco

VOLUMEN 1 NÚMERO 1 CIRCULACIÓN:

Anual

Abril de 2014

2


B

ienvenidos a la revista BIOBOS agradecemos a todos aquellos lectores que estén interesados en la revisión y consulta de la misma. En esta revista tendrán la oportunidad de encontrar temas relacionados con los tipos de bosque y la importancia que representa cada uno de ellos tanto para el ecosistema como

para la comunidad en general; la revisión de esta se hace importante ya que muestra al lector tanto la riqueza y diversidad de los bosques como su importancia ecológica, queriendo así concientizar al buen uso y aprovechamiento de los mismos.

KATERIN PAOLA MARIN OROZCO katemaoro@hotmail.com 3


BOSQUE SECO TROPICAL COLOMBIA .................................................................................................. 5 BOSQUE TROPICAL HÚMEDO PREMONTANO..................................................................................... 7 Antoni J. Porta........................................................................................................................... 7 BOSQUE NUBOSO................................................................................................................................ 9 Antoni J. Porta........................................................................................................................... 9

4


BOSQUE SECO TROPICAL COLOMBIA EFRAÍN OTERO ÁLVAREZ PRESIDENTE BANCO DE OCCIDENTE

E

l bosque seco tropical es uno de los ecosistemas más complejos e interesantes de la naturaleza de la zona tórrida. Las especies que lo habitan se han adaptado a las fluctuaciones extremas en la temperatura y a la escasa disponibilidad del agua, lo cual pone de manifiesto las soluciones sorprendentes que presenta la naturaleza para enfrentar las difíciles condiciones que ofrece el medio ambiente y nos enseña, que a pesar de las circunstancias, permanece la vida. En los dominios del bosque seco todo cambia: durante la época de verano, la vegetación pierde su follaje y en el paisaje se combinan los tonos ocres y grises bajo el cielo despejado; con las primeras lluvias se observa una abundante floración y los amarillos, magentas y rojos inundan de vida el ambiente; poco tiempo después, durante el invierno, el paisaje se transforma en una densa selva verde; el ciclo se repite y a medida que comienza la sequía, los árboles van perdiendo su follaje y nuevamente se marchitan.

La reinita, Seiurus sp., un ave insectívora de amplia distribución, frecuenta los bosques secos de América en épocas de abundancia de alimento. Fotógrafo: Fredy Gómez Suescún

BOSQUE SECO TROPICAL – COLOMBIA es una obra que permite apreciar la enorme diversidad paisajística y la complejidad de las relaciones de dependencia, enemistad y aprovechamiento mutuo que se dan entre las diversas formas de vida que allí se desarrollan, comprender los mecanismos de defensa que utiliza la naturaleza para perdurar, y conocer la variedad de recursos que encierra el bosque y que son de gran utilidad para el hombre, siempre y cuando se valga de ellos racionalmente y encuentre la

5


manera de conservarlos y recuperar lo que se ha perdido.

de

Colombia, (1993) Colombia, caminos del agua, (1994) Sabanas naturales de Colombia, (1995) Desiertos, zonas áridas y semiáridas de Colombia, (1996) Archipiélagos del Caribe colombiano, (1997) Volcanes de Colombia, (1998) Lagos y lagunas de Colombia, (1999) Sierras y serranías de Colombia, (2000) Colombia universo submarino, (2001) Páramos de Colombia, (2002) Golfos y bahías de Colombia, (2003) Río Grande de La Magdalena, Colombia, (2004) Altiplanos de Colombia y (2005) La Orinoquia de Colombia.

La bonga o majagua es un árbol característico del bosque seco tropical y se destaca por la forma abultada de su tronco.

El libro que hoy entregamos ofrece, desde una perspectiva científica, una visión amplia y un panorama detallado de uno de los ecosistemas más ricos y espléndidos de nuestro país por la belleza que brinda, por la capacidad de adaptación a los cambios climáticos de las especies que lo habitan y por la oferta de recursos para el hombre. Lamentablemente, también es uno de los ecosistemas más frágiles y en mayor peligro de desaparecer, por lo que debemos comprometernos, no sólo a conservarlo, sino a recuperarlo, para que las generaciones futuras se puedan beneficiar del invaluable tesoro que es el bosque seco tropical. (BANCO DE OCCIDENTE, 2006)

Fotógrafo: Fredy Gómez Suescún

Esta obra se suma a la extensa colección de libros que el Banco de Occidente ha publicado sobre diversos aspectos de la naturaleza colombiana: (1984) La Sierra Nevada de Santa Marta, (1985) El Pacífico colombiano, (1986) Amazonia: naturaleza y cultura, (1987) Frontera superior de Colombia, (1988) Arrecifes del Caribe colombiano, (1989) Manglares de Colombia, (1990) Selva húmeda de Colombia, (1991) Bosques de niebla de Colombia, (1992) Malpelo, isla oceánica de

6


BOSQUE TROPICAL HÚMEDO PREMONTANO Antoni J. Porta

E

l ecosistema del bosque tropical húmedo premontano constituye, después del bosque tropical seco el tipo de bosque más alterado y reducido de Costa Rica. Estudios indican que este tipo de bosque está representado por tan sólo el 1,75% de su cobertura original y existe una tendencia hacia su fragmentación. La desaparición de este tipo de ecosistema se debe, principalmente a su ubicación sobre una faja altitudinal con condiciones climáticas propicias para la agricultura y el asentamiento de poblaciones humanas. En Costa Rica este bosque está restringido a dos cuencas en la parte central del país: en el densamente poblado valle central, desde San José hasta Turrúcares y en el valle de San Ramón, y una pequeña fracción se encuentra protegido en algunas pocas zonas protectoras. Existen unas áreas de transición cálida en las llanuras de San Carlos desde las llanuras de Santa Clara de Parismina hasta Puerto Viejo de Sarapiquí, cerca de Guápiles a través de Siquirres y al sur de Puerto Limón hasta la frontera con Panamá. Una banda angosta desde San Isidro hasta el río Cabagra en el

Valle del General; una banda en el área de Puerto Cortés-PalmarSierpe; Corcovado y al este y sur de la Península de Osa; al sur de Ciudad Nelly; y un área entre el río Turrubaritos y Quepos.

Se presenta un área de transición cálida-húmeda en San Vito de Coto Brus. La mayor parte de esta zona de vida se considera como una asociación climática, sin embargo se presentan también unas pocas áreas de asociación atmosférica. El sotobosque de este ecosistema suele ser muy denso. El estrato superior tiene una densidad baja de árboles, permitiendo un segundo estrato más denso, debido a una mayor disponibilidad de luz en este 7


estrato. Posee árboles de hasta 25m de altura, siempre verde, y deciduos en época seca, de copa característica en forma de sombrilla, amplia y aplanada, por lo general con hojas compuestas, los troncos. Los troncos son relativamente robustos y cortos, a menudo con una corteza agrietada o escamosa. El segundo estrato posee árboles entre 10 y 20 metros de altura, siempre verde, de copas pequeñas redondeadas o cónicas y la corteza es lisa o ligeramente áspera. El estrato arbustivo es denso, entre 2 y 3m de altura, con plantas leñosas de tallos simples o múltiples, algunas con espinas. Las epífitas son poco comunes pero abundan las enredaderas de tallo leñoso y rígido.

presenta un periodo efectivo seco de 3,5 a 5 meses. En esta zona se presentan extensas áreas de suelos volcánicos, fértiles donde el bosque original mayormente ha desaparecido. Ejemplo el valle central. (Porta, 2011)

El ámbito de precipitación para esta zona de vida varía entre 1200 y 2200 mm, como promedio anual, se 8


BOSQUE NUBOSO Antoni J. Porta

L

os bosques nubosos o bosques higrófilos generalmente presentan una abundante cobertura de musgos y vegetación, por lo que también se conocen como bosques musgosos. Es un bosque húmedo sin inundaciones, los cuales se desarrollan con preferencia alrededor de montañas, donde la humedad introducida por nubes en formación es retenida con mayor efectividad.

bosques nubosos. Este se caracteriza por un rocío persistente o nubes a nivel de la vegetación, lo que resulta en una reducción de la luz solar directa y por consiguiente de la evapotranspiración. Los árboles en estas regiones presentan generalmente raíces más superficiales, más cortas y más pesadas que otros bosques a menor altitud en regiones similares, y el ambiente húmedo promueve el desarrollo de abundantes epífitas y vasculares. A su vez, esto facilita que el suelo se cubra de musgo, helechos y flores como las orquídeas. Los suelos son ricos, pero pantanosos con una preponderancia de turba y humus. Dentro de los bosques nubosos, la mayor parte de las precipitaciones se dan en forma de niebla, la que se condensa en las hojas de los árboles y luego gotea al suelo. Estos ecosistemas representan un papel extremadamente importante en la hidrología de ciertas regiones de Costa Rica: capturan, almacenan y

Típicamente hay una banda de latitud relativamente pequeña en donde el ambiente atmosférico es más apto para el desarrollo de los 9


filtran el agua que va a parar a las comunidades y a los ríos.

Muerte, Talamanca y Chirripó, Poás, Barva, Turrialba y las partes altas de los volcanes de la Cordillera de Guanacaste y Tilarán, tales como Rincón de la Vieja, Miravalles, Tenorio, Orosi, etc. Sin ir más lejos, el bosque nuboso de Costa Rica es el hogar de más de 755 especies de árboles. Según los biólogos, hay más de 358 clases de helechos, algunos de los cuales crecen hasta tamaños increíbles, que incluso pueden ser confundidos con otros árboles. Hay alrededor de 40 o 50 especies de árboles frutales, por lo que es un lugar en el que pueden vivir perfectamente gran cantidad de aves y mamíferos. Se han contabilizado un total de 425 especies de ave, 68 de murciélagos, 6 de felinos, zorros, osos perezosos, armadillos y numerosos anfibios y reptiles. Algunos de los animales, sobre todo aves, no viven permanentemente en el bosque, sino que vienen buscando forraje para sus nidos, y vuelven a marcharse. Sin embargo, eso sí, muchas de las especies de este ecosistema son especies raras que no se encuentran en ninguna parte del mundo. (Porta, 2011)

De clima frío, neblina, árboles enanos y muchas plantas epífitas que cuelgan de la corteza y las ramas, los bosques nubosos se localizan sobre el nivel de los 1600 metros de altitud. Dada la altura los árboles ya no crecen tanto como en las zonas de bajura, donde crecen los bosques tropicales lluviosos y los bosques tropicales secos entre otros. El bosque nuboso en Costa Rica es sinónimo de biodiversidad, observación de aves, caminatas y senderismo, ríos y riachuelos con aguas frías y gélidas, frescura y aire puro de montaña. Algunas de las zonas más representativas del bosque nuboso son: Monteverde, San Gerardo de Dota, El Cerro de la

10


Agradezco a todos los lectores que hayan visitado y leído esta revista y espero que hubiera hecho un aporte importante a cada uno de ustedes desde el punto de vista ambiental y ecológico. Además se extiende una invitación para que consulten la próxima revista volumen 2 que relacionara el comportamiento y dinámica de los suelos para un buen desarrollo de la vegetación.

11


12


Revista biobos