Page 1

Casandra Yuste Rodríguez. Maestro ed. Primaria 2º A Tendencias educativas.

TRANSFORMACIONES DEL S. XIX A partir de la llegada de la revolución industrial se produjeron grandes cambios por la evolución de los transportes: por ejemplo, la invención de la locomotora aumentó la capacidad de carga d los transportes. También se inventaron el barco de vapor y los ferrocarriles. Estas transformaciones en los transportes hicieron posibles las transformaciones de la maquinaria de las fábricas, con las que las fábricas aumentaron la productividad. Además de la maquinaria, la posibilidad de transportar productos hizo que aumentara el mercado, ya que movían con facilidad las materias primas hasta las fábricas, muchas de las cuales anteriormente a estos transportes eran imposibles de conseguir, y a su vez, transportaban y repartían los productos manufacturados hacia distintos lugares de la Tierra. Todo esto hizo que los comercios crecieran, la productividad de las fábricas se disparara, y con ella, los beneficios. Por otra parte, gracias a los nuevos medios de transporte, y a la bajada de precio que se produjo en cuanto a desplazamientos y movilidad, la población tenía la posibilidad de desplazarse hacia los lugares donde había trabajo; comercios, industrias y sector servicios. Esto dio lugar a los cambios de la distribución de la población mundial. Durante el s. XIX gran parte de la población abandonó los lugares rurales para ir a las ciudades en busca de trabajo. Las industrias y fábricas daban puestos de trabajo a un gran número de personas, de ahí que hasta la actualidad, en las ciudades europeas se concentre un mayor número de población respecto a los paisajes más rurales. El desarrollo industrial también causó muchos movimientos migratorios, no sólo interiores, sino también exteriores. La población europea emigraba a América, a países como EEUU, Argentina, Brasil y Canadá. La grandísima cantidad de migraciones de la población de los medios rurales hacia las ciudades, hizo que en las ciudades se careciera de muchas necesidades básicas, como algunas relacionadas con la vivienda, o como la falta de escuelas, debido al gran aumento de población acontecido. A esto se le sumaba las constantes epidemias que existían, como el cólera. La revolución industrial también trajo consigo una gran cantidad de productos nuevos (manufacturados), que, por su bajo coste, estaban al alcance de todos. Estos eran muy variados, y sobre todo se trataban de alimentos novedosos y nuevos objetos y utensilios domésticos, como cuberterías o lámparas, e incluso prendas de vestir. Los nuevos productos influyeron en el modo de vida de las personas. A finales del s.XIX apareció la producción en serie, la cual optimizó el trabajo de las industrias y aumentó la productividad, lo que a su vez, hizo que bajara el


precio de los productos, y, esto a su vez, hizo que crecieran progresivamente las ventas. Además de la revolución industrial, en la segunda mitad del s.XIX se produjeron muchos avances en la tecnología y se crearon un sinfín de inventos, tan importantes como el automóvil, el primer aeroplano, o el teléfono. Todas estas transformaciones del s.XIX produjeron muchos avances sociales y económicos, causantes de grandes cambios en la comunicación y en la forma de vida de la población. ¿Cómo era la escuela del s.XIX? Al cambiar tanto la forma de vida, cambió también la educación, y con ella la escuela. La industrialización hace que ahora la escuela eduque a los niños para ser futuros obreros, y no campesinos o artesanos, como se hacía anteriormente, cuando les educaban para aprender un oficio concreto. Ahora se trataba de capacitar a las masas obreras para su puesto de trabajo. Ello se conseguía educando mediante escuelas técnicas, científicas y profesionales, o mediante las propias fábricas. Las fábricas establecían las necesidades y orientaciones de la educación. Surge así la pedagogía moderna, la cual conlleva muchos cambios pedagógicos en las escuelas, ocasionados por los nuevos pensamientos e ideales que tienen lugar en este siglo. Cambian muchos aspectos de la escuela, como el carácter, las orientaciones educativas, la organización de los centros educativos, las categorías, se forman nuevas facultades, se separan o diferencian las ciencias de las artes, etc. Algunas características de la educación del siglo XIX son: la instrucción a grupos populares, la escuela es para todos; formación de escuelas normalistas que dan lugar al desarrollo de la investigación didáctica; difusión de libros de texto; introducción e importancia de las escuelas infantiles; diferenciación entre distintos niveles educativos; y la especialización de la universidad, con la formación de facultades y la fundación de escuelas de ingeniería. Los modelos de enseñanza de las escuelas elementales eran la enseñanza mutua y el modelo de Pestalozzi, caracterizado porque el niño tenía que estar en plena armonía con la naturaleza.

transformaciones  

del siglo XIX

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you