Issuu on Google+

Visualismo en Costa Rica por metamind visual Para muchos el concepto de Visualismo les es nuevo, mientras que ya algunos lo hemos venido conociendo y viviendo desde hace un tiempo atrás. Dada esa brecha que existe y que no es exclusiva de nuestro país, nos hemos dado a la tarea de poner a disposición de los interesados (sin ánimos de creernos los gurús del asunto) estos párrafos surgidos de nuestra experiencia, investigación, y perspectiva de esto que nos apasiona pero que aún a nivel global nadie logra clasificar claramente ya que es una criatura que sigue en constante crecimiento. Para hablar de Visualismo podríamos profundizar en las etapas tempranas de la historia de la humanidad y las consecuentes invenciones que permitieron al hombre empezar a combinar luz, movimiento y sonido. Sin embargo nos limitaremos a citar las palabras textuales del visionario y pionero pintor abstracto Wassily Kandinsky1 para el año de 1914: “La composición para el nuevo teatro consistirá en estos tres elementos: (1) Movimiento musical, (2) Movimiento pictórico, (3) Movimiento físico, y estos tres, adecuadamente combinados, crearán el movimiento espiritual, el cual es el trabajo de la armonía interior ”2.   Nosotros nos limitaremos a contextualizarnos a partir del concepto VJ (interpretado en este caso como movimiento pictórico), que no es el mismo popularizado por MTV (cuando era un canal de videos) y tropicalizado a nuestro país en VM Latino, sino que nos basaremos en el VJ que alrededor del año 2000 se empieza a identificar como artista que mezcla video en vivo en sincronía con la música. Sin embargo, para los que quieran adentrarse en el trasfondo histórico, pueden empezar por el siguiente link:   http://audiovisualacademy.com/avin/en/history/light-culture/                                                                                                                   1  http://en.wikipedia.org/wiki/Wassily_Kandinsky 2  Wassily Kandinsky, M. T. Sadler (Translator). Concerning the Spiritual in Art. Dover Publ. (Paperback). 80 pp. ISBN 0-486-234118. or: Lightning Source Inc Publ. (Paperback). ISBN 1-4191-1377-1  


Particularmente, este concepto lo empezamos a conocer gracias al famoso proceso de globalización que nos repitieron hasta la saciedad en el colegio (para aquellos modelos que somos de finales de los 70ʼs y principios de los 80ʼs) y que por medio de la televisión por cable y la internet nos permite desarrollar la curiosidad al investigar lo que sucede en otras latitudes (principalmente en Europa) en tiempos en que google era conocido como un yahoo más. Esta etapa nos abre los ojos ante una corriente de artistas globales que se enfocan en manipular video e imágenes proyectadas por medios principalmente análogos como VHSs, DVDs, splitters, acompañados por la tecnología digital de punta de una computadora de escritorio (nótese CPU con tarjeta de video adecuada, monitor, teclado, mouse, cables y demás, que de verdad llegaban a ocupar todo un escritorio en el mejor de los casos). Aprovechando la recién y creciente escena electrónica de la época en nuestro país, se nos empieza a abrir espacio para experimentar y “quemar fiebre”. Es entonces cuando VJ metamind3 nace personalizado en Abraham quien busca exponer su arte dónde se dé la oportunidad. Luego, una amistad en común, la curiosidad y una laptop agregarían a Diego a metamind pero ya como proyecto. Sinceramente no podríamos nombrar a otros vjʼs que recordemos presentes durante esa etapa inicial, ya sea por la poca exposición que existía en ese momento o a que simplemente estábamos muy distraídos con ese regalo nuevo que nos había traído tanto “la globalización” como la vocación por adentrarnos en un medio de expresión tan peculiar. Posteriormente gracias a MySpace (el Facebook que fue pero que ya no es) y foros como CRBeats.com y Clubbingculture.com empezamos a identificar con mucho entusiasmo que en Costa Rica (sí, nuestro país) habían otras personas que estaban también entrando a escena como VJ Rach4 y VJ Vortex5; así como otro exponente que ya había hecho nombre con el proyecto electrónico Sónica y que ahora se abría campo en las oficinas de organizadores y empresas dedicadas al espectáculo de nuestro país: Marco Morales6 (aka Sonico). Buscando ampliar nuestras posibilidades y optar por diferentes espacios para experimentar, se nos abre la oportunidad de “poner visuales” (termino abreviado para explicarle a nuestros amigos lo que hacemos) en el Jazz Café de San Pedro                                                                                                                 3  www.metamindcr.com 4  www.myspace.com/rachschranzart 5  www.myspace.com/vj-vortex 6  www.videocast-studio.com


para el grupo en ese entonces del talentoso Franceso Bracci7: Batuque Congo. Esa noche la indagación de Camilo Poltronieri8 nos lleva a trabajar con Parque en el Espacio9, que posteriormente por medio de Zurdo nos lleva a trabajar con Editus 36010 (el amigo, del amigo, del amigo…). Durante esta época tenemos el gusto de conocer a un nuevo -al menos para nosotros- VJ de mucho talento y calidad humana conocido como Dynamike 11 , al mismo tiempo que empezamos a escuchar y percatarnos del trabajo polifacético y transgresor de Piloy12. Posterior y más recientemente identificamos también las psicodélicas mezclas en Steinvorth de VJ Kamej 13 , así como el interés de Boreal 14 en potenciar su diseño mediante la mezcla VJ. Inclusive encontramos que el metal se ha hecho presente mediante los visuales de B2crea15 Toda la experimentación vivida en la escena electrónica sumado a la corriente creativa agregada por Parque en el Espacio y la profesionalización aprendida de Editus, nos abrió las puertas a participar en una mayor diversidad de eventos de diferente índole, tomando más en serio lo que nos gusta hacer e ir invirtiendo en equipo que gracias a las nuevas tecnologías es más accesible y agrega más valor y versatilidad al trabajo visual. Es aquí donde a nuestro criterio identificamos que la faceta del VJ evoluciona a Visualista y una vez más se abre ante nuestros ojos una gama nueva de posibilidades, ya que el Visualista no sólo expresa su arte y lo complementa al de los demás mediante la mezcla visual, sino que puede modificar el entorno, ambientar mediante técnicas más elaboradas y complejas, aportar también con sonidos, incursionar con programación incorporando interactividad al performance (ejemplificado de manera sobresaliente en nuestro país por Pulse Live Media16), en fin, ir un poco más lejos en la búsqueda de integrar el movimiento espiritual del que hablaba Kandinsky.                                                                                                                 7  www.facebook.com/profile.php?id=625886450&ref=ts 8  www.facebook.com/camilo.poltronieri 9  www.facebook.com/pages/Parque-en-el-Espacio/32120818583 10 www.facebook.com/pages/%C3%89ditus/59472728322 11 www.facebook.com/dynamikec?ref=ts 12 www.piloy.com/ 13 www.facebook.com/vjkamej 14  www.facebook.com/artboreal 15  www.facebook.com/pages/B2crea/215238281820138 16  www.pulse-live.com


En lo particular pensamos que aún es temprano para hablar de una escena visualista consolidada en Costa Rica, sin embargo creo que dejamos claro que han habido y hay exponentes que poco a poco vamos marcando un estilo y que nuestros aportes enriquecen una escena que podría llegar a ser una adición importante al creciente movimiento visual global. Creemos que un festival sería un punto de partida interesante en esa dirección. Siguiendo la misma línea, ya la profesionalización y el involucramiento en eventos masivos tanto artísticos como comerciales (no necesariamente excluyentes) es un aspecto que también tiene su cuota de aprendizaje en ambas direcciones (organización y artista) y que poco a poco se empieza a dar con mayor frecuencia ante la necesidad de brindarle al espectador (o participante) una experiencia más completa, aún más, tomando en cuenta el bombardeo visual (TV como #1) al que han sido expuestas nuestras generaciones hasta el día de hoy. Es claro que todo lo anterior está expuesto desde nuestra perspectiva ya que es la vivencia más cerca y clara que tenemos, por lo menos en lo que respecta al Visualismo en Costa Rica, y por supuesto que puede ser diferente desde la óptica y vivencias de alguien más. Sin embargo no es nuestra intención que se tome como la radiografía de la escena visual costarricense (para eso el país está nutrido de valiosos blogueros y periodistas), sino como una llamada de atención hacia algo que se viene dando desde hace un tiempo atrás y también para contribuir con los que desconocen del tema ofreciéndoles un criterio más claro cuando se acercan y preguntan en un evento: -Muchacho, le puede bajar un poquito el volumen a la música? Heredia, Costa Rica. 2011  

 



Visualismo en Costa Rica