Page 1


ES LA POESÍA COMO EL JUEGO DE ROMPER LO SUJETO PARA PREDICAR

LO IMPOSIBLE.


TU DEDO INDICE: 1...Sum Lux et Veritas et Vita 2 Acta est Fabula 3Ex Nihilo Nihil Fit 4 Las Puertas Abiertas del Instinto 5 Disoluciòn de Todo Estado de Autoboicot 6 Guerrero! 7 Exteriorizar 8 Sincerisio Autoreplicantti 9 Cuántico 10 Voy a Agrandarme 11 Yo y Etcétera 12 El Recelo y los Polvos que Añejan 13 Parte del Desayuno 14 ¡Mirá Si No Ves! 15 Siempre Alerta (Con Lamborghini) 16 Del Deseo Sedado 17 Leve Perfil del Misterio 18 Cosa de no Creer 19 Lado B 20 Aceptadas Ya Varias Cosas 21 De los Flúos, del Sol 22 Fervor de la Tierra

Copyright 2010 Federico Kabàn Editado por Kasandra Lunar para Ediciones del NUEVO Paradigma. www.NicePicLiveSet.com


...Sum Lux et Veritas et Vita Vacía la tierra se permite viajar; se escapa asintiendo millones de palabras mudas. Se llamaría Chicha si tuviera más limonada. Calma. Quisiera expresar lo compacto. Los más duros concretismos de la Nada, simientes de maceta a veces sin planta.

O Acta est Fabula Me baño ya en otra perspectiva: abandoné los ropajes de antaño, viejos, gastados, iniciáticos. Huelo a humo, y a un perfume aún no puesto. Chateo mientras, me olvido, aunque sea hora de construir: desperdigarme en un montón de sinsentidos, desarrollarme, aplastar si es necesario desplegar las alas. Me baño ya en otra perspectiva, abandoné la pestilencia, escucho música electrónica porque sí, para recordar que no hay trascendencia. Olvidé en un momento si me había puesto shampoo; "ya me baño en otra perspectiva", dije, permitiéndome a la poesía, poniendome otra vez.


Ex Nihilo Nihil Fit Me descompone. Había asegurado tantos tornillos de certezas, caprichos de índole divina sosteniendo las cortinas que tapan lo difícil. Distancia mediante, el hombre que debo ser no sabe qué hacer. Es evidente, ya no hay poesía o logía que rescate. Queda una sensación leve, un optimismo amanerado para salvarme posibles mañanas sin dulce: ʻme preparo, mañana es mejorʼ. Creerlo todo violado, irreversible, creer tus ojos miran con asco, me deja sólo con mi mal olor, me descompone.

O Las Puertas Abiertas del Instinto En la Sangre hierve la Alquimia del Amor transformándolo todo, hacièndolo carne. Latir salvaje, Espacio... Misterio diàfano, Tiempo


Tiempo ùnico, Tiempo eterno, Tiempo omniabarcante, estàs aqui. Presente elemento, nos unificas en tu gloria de impermanente permanencia. Unificas, nos cocreas en el Todo, magnìfico sucederse sucediéndose; Sucediéndome. Memorias del Futuro, griten más alto para que vibre la Muerte, que nos iguale en cada respiro, fracciòn eterna de su copulante Oportunidad Celeste. Constante, perfecta, sonante, Infinita, blanca y alta, fràgil casi cuando con ojos ciegos, demonio de hielo, subterráneo poder de la Regeneraciòn, ¡ánclome a tu lado con firme alegrìa: solo a través de ti se aùnan las fuerzas asì no se circundan, se son a travès. Muertos en la viva dicha de lo minùsculo, bebemos de tì, intrepidez. Su desvelo amarillo nos transporta más allá de lo esperado: Premio divino de la Vida al vernos liberados.

O


Disoluciòn de Todo Estado de Autoboicot Ya no hacen falta confirmaciones ajenas el acto más simple esconde la chispa que enciende la serpenteante consciencia planetaria emergente. Sin emergencia. No desesperes. No claudiques. No desatiendas nada. Mantèn la alegrìa agradecido con la Tierra.

Mente hologràfica, respondiendo al corazòn.

O Guerrero! Entre mudas de piel, reptílico sobrevive el amor. Contoneándose entre el fulgor  de las estrellas y la esperanza de la Tierra. Multiplicando las luchas para merecer un postre ya servido dentro del cuerpo, despues


de un deseado nacer. Es ahora, ya no abogues por las espinas que te adjudica la ilusiòn, ya no està -nunca estuvo- en tì la gula. El banquete del sì mismo te emborracha,  sacìa tu sed de plenitud y despierta tus armas Guerrero!

O Exteriorizar Una fuerza atrapada en un laberinto de asuntos encontrados. El pleno autoboicot de las manos en la masa sosa, escena repetida. Exteriorizar para expiar, expirar las patrañas, excusar públicamente los mecanismos del hastío. Se desnuda la falla, se evidencia la noticia, chocolate, mermelada. Exteriorizar; mostrar las hojas marchitas, roídas. Así no se cruzan las piernas sobre el momento en el que todo parece estar arruinado.


Sincerisio Autoreplicantti Una mañana cualquiera, agolpada en los vertices de las emociones adictas, hace huelga mi visiòn. Nutrida por la recolecciòn de vidas y vidas,  a travès del todo, bajo sus carteles reconoce la traiciòn no iba detràs, fulgurante,  el latido de un nuevo nacer? no iba asociado,  intrinseco del aire,  constante, el nuevo amanecer? un helicoptero de mi consciencia rastrea desde el cielo  los bandidos que nos acechan el intendente reclama  un mapa donde rastrear a los agentes de gafas oscuras, ilusionistas,  falsos maestros

Se mantiene constante sonante el rìtmo que todo hilvana las musas de la ciudad bailan descocadas, lunares se despreocupan de circunstancias, 


esquivan anillos, bailan hula hula con los limites, se mantienen lejos de la frontera hemos organizado,  para alegrìa del pueblo,  una reuniòn en la plaza mayor el socialismo es fiel   y ya prepara sus tambores: Al son de las masas el hombre superior aùna sus fuerzas.

O Cuántico ¿Y la chispa que falta? Cómo es ésto, de mostrar la boca empezando con una pregunta que deja el ritmo como un eco que sabe que hay más cosas arriba que abajo. Saco entonces la lengua, así: juguemos al espejo un poco, saquemos la lengua así, con la punta para arriba y soplemos fuerte y escupámonos la barbilla un poquito, al menos; limpiémonos con baba este cerco tan blanco que nos hicieron emplazar,


saltemos. Burlemos tiempo y espacio, pongámonos barro en los zapatos y corramos unas cuadras; batamos frenéticos los síes, eructemos sutiles los nóes y acabemos sobre los nosés, donde está la chispa que falta, ahí demostrando que no hay empezar en las preguntas; proponiendo: seamos ecos que saben de las cosas plenas ni de arriba ni de abajo ni de ningún lado de allá, de acá en la lengua de punta arriba

como bailarina frente al espejo inmenso manoteada a la posibilidad. Ahí, casi sordos de armonía, derribemos con violencia la cerca ancestral.

O Voy a Agrandarme Cuando quiero ir un paso atrás fallo, termino resignando lo que pudo haber sido por lo que todavía puede ser. Espero tras la puerta y no importa; en un momento se abre y no importa si aparece una sonrisa o no, sí importa


la luz de la escalera que se empina a diario. Mientras me agrando comparto Y sonrío con la sonrisa del espejo talvez desconociéndome tanto Como yo a el. Me acerco Tal pluma pintada con cal, Blanca plena de inocencia y leve Como sin memorias parlanchinas: Suenan pillos los piojos en el cuero, Paulatina acelera la emoción latente, No hay nada ya contra de la cosa patente.

O Yo y Etcétera Presto exacerbada atención al holograma, escucho desesperado y encuentro calmas señales a la fuerza Que un pájaro cante sí me hace sentir menos solo. Hay partículas en el vínculo; me pican máquinas de/para /con máquinas pero yo digo y me siento entre el agua y yo pasan cosas: una transparencia sideral, un tictac más armónico, procesos


de pasos de honestos de plácidos de auténticos colores. Se dice del blanco que del color es su ausencia. Y yo presto, escucho, siento y digo que sí se puede poner en duda su pureza: bien. No necesito ser claro, no me pretendo una realidad donde todo pasa -sin importar qué- como habiéndose acordado entre cómplices: yo, el tema, el sistema, un teorema; yo, el baile, el aire, una institución; yo, etcétera, etcétera, etcétera. Hay ciertas constantes -etcéteras- invariables: yo sonrío -y etcéterame hago cargo de ellas.

O El Recelo y los Polvos que Añejan Polvos, granos negros del café nocturno; polvos, fractales que se apuran en las nieves;


polvos del color del tamaño de la culpa, polvos del hollín del viento jactancioso que parece libre en el sólo acto de ser; Polvo reunido con paciencia en los rincones vaciados, polvo leve, lívido como anhelo, libre como es libre el polvo, frustrado a fuerza del viento caprichoso. Polvo ya abandonando la tierra, la negra tierra, durísima en su habilidad de predecir calabozos, de trazar bálsamos, impertinencias del que ya no tiene materia que lo abrace, del que vuelve silencioso y limpia el polvo de la soledad, el polvo de las sillas que esperan, el polvo de las sábanas desconocidas, el polvo del asco, el del olvido, el del apuro, el polvo de la garganta sedienta, garganta del que bebe más del mundo que de sí, que es en sí mismo un mundo y que hace falta para la coincidencia coincidir con el espacio: tener conciencia, color, plasticidad; ser multiforme, variopinto, autobombo; conocer los días, las cosas, las rosas, sentir los besos, las cosquillas, las alas nacer; coincidir en viento y espacio para moverse más rápido que el polvo, el polvo de lo ajeno, el polvo de los duelos, el de la ventaja, el de los velos,


el polvo del recelo.

O Parte del Desayuno Parte del desayuno una mosca mogólica. Se desprende del pegote y vuela hasta una oreja donde habitar es suficiente. Sobando laboriosa el último almibar que le queda entre los orificios pretende empalagarse con vacios que se mastican y no se tragan en realidad tiene las alas tan amplias que sólo se la sospecha parte reincidente del desayuno.

O ¡Mirá Si No Ves! Mirá, si no ves, mirate cegado abrumado en el humo De recuerdos prendidos fuego, Del fulgor con que brillan los eslabones


De tu cadena presente. Mirá si no ves, y te callaste los ojos con espejos de colores, bramidos De mocos y carrasperas De corazones vividos esperando una cosa más para justificar un día. Mirá, si no ves, mirate para alcanzarte la boca siempre lejana.

O Siempre Alerta (Con Lamborghini) Las tareas fueron asignadas para sustentar erecciones erguidas sobre la aparente realidad. Mientras, prófuga de simplezas y comodidades, esta poesía tan formal, tan de discurso tomado en serio, contrastado al azar que elegimos nos guíe. Versos no escanciados se escarmientan. Adjetivos, pronombres asesinos se prestan pristinos a la escaramuza: parece no haber viento en el discurso para el simple, nimio y esencial poema cotidiano. Esta solemnidad no es ignorada; un poemario salvavidas, una respetuosa mácula sobre los pies descalzos, aúreos, sangrantes.


Se reclama, bataclana, una vejación la cosa misma, solícita, solicita un poco de barro, un sarcasmo ácido, críptico y popular que rescate a la poesía de los tiempos y de los espacios boludeados.

O Del Deseo Sedado Tardes de caucho reina indiferencia. Mordazas en los ríos del deseo sedado. La importancia se relaja en el ataúd de lo aceptado, la carencia se amortaja en el cojín de lo presente, la ambición amiga lo conseguible con lo concebido silenciando una marcha parapetada en la lejanía general. No suenen las voces reclamando un reclamo: ayer los oídos se cerraron al son de unas trompetas de un muy digno amanecer. No es esta una tarde gomosa que forra el olfato de altos narcisos. Hablemos más tarde mejor protejer paraisos.

O


Leve Perfil del Misterio Sonreir plácido los silencios, Olvidar el asentarse, No potenciar la pregunta, Ramificar las sensaciones, Entender la multiforma, Inspirar las disonancias para embellecer las apariencias, Replantear las matrices.

O Cosa de no Creer Después de descubierta la cadencia de un período, las armas hoy disponibles para atacar un desconcierto, se develan en desvelos rítmos un tanto mayores. Uno se queda en silencio cosa de no creer evitar aunque no sea posible transgredir grandes verdades del otro lado del mediodía. Bajo la luz tenue del entrevero todo se muestra insoslayable pegoteado en la resina de los momentos ya usados. Uno se queda sentado, cosa de no crecer, en la simple fe de gigantes invisibles o de imperecederas burbujas: los propios monoambientes,


los ahora espejados.

O Lado B Mucho Platón confunde el corazón: recuerda la esencia del amor que reparte coronas de alegría. Elijo exagerar. Los espejos todos muestran lo mismo: agrandado, terco, rencoroso; cauto, reservado, humilde; caprichoso, egoista, enviciado; desapegado, abierto, sensible; solitario, mudo, confundido; sabio, bello y amable; pequeño y enorme, natural de su existencia. Elijo exagerar, también se de todo aquello que podría ser mejor. No importa; no se sentir por enumeración.

O


Aceptadas Ya Varias Cosas Debajo de la puerta sigue estando el mismo aire. Diría tranquilo "yo ya no miento" si no supiera que sí dos por tres peco de omisión: reciclo palabras, pretendo silenciarme de todo el ruido que acostumbro generar. Me imagino un océano, ahí arriba me imagino escuchando mensajes que piden oxigeno y agua, fuego sólo a veces. No se si seguir imaginando o dedicarme a sonreir: motivos no me faltan.

O De los Flúos, del Sol Detrás había una sombra, había tiempo sombra atrás: percepciones del ya haber observado realidades leves aparentes verdades superfluas obviedades del tiempo que escucha: suenan el viento y la gotera,


me deposito en pedacitos, recatalogo prioridades, suturo la mancha una vez más para después observar, percibir leve y tan profunda la intransferible sensación de por ejemplo agitarme ante tu cuerpo y existirme más en tus formas y reflejarme completo y vacío y enfrente a un otro que sí entiende.

O Fervor de la Tierra Y la certeza inefable, ahí en el medio del discurso de un árbol que se sabe creciendo y se apereza en el miedo. Y episodios sin nombres, que cómplices acompañan abandonos ajenos y propios desafios; nombres fuera del destino. Y colinas acolchadas y bombos evadidos y tiempos escanciados con latidos y sentidos:

Al pie de una estrella que fulgura aún a la sombra


de un lamento sin reflejo, se despierta con trinos el trono del fervor.

=N


ES-Fede Kaban  

Autor: Fede Kaban

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you