Issuu on Google+

LA DIMENSIÓN ESPIRITUAL EN LA MEDIACIÓN DE CONFLICTOS José Vicente Vergara H.


Conflicto y tradición bíblica Para el mundo bíblico: 1. Según González – Carvajal, L. En el antiguo testamento se relacionan los conflictos con el orden injusto, el cual produce, a su vez, la violencia. 2. Así, además de reconocer los pecados personales de cada persona en particular, el AT considerará la existencia de una violencia estructural, resultado del pecado estructural.

3. Por esta razón, Dios ofrece una alianza de paz – Shalom- en que, reinará la justicia y la equidad, habrá abundancia y armonía entre los hombres, los animales y esta paz no tendrá fin (Isaías 32, 1ss). 4. Shalom = Salam = estar acabado, completo , perfecto. Eirene (griego) = unidad y acuerdo = (en latín) Pax y (castellano) Paz = pacto = acuerdo para no luchar. 5. Para el AT, la paz se entiende como el resultado de la lucha (confrontación). También es cierto que surge como: “Esperanza mesiánica”


Jesús: Príncipe de la paz. (Isaías 9, 6)

1. Mesías anunciado y prometido. Él nos ha anunciado la Buena Nueva del reino Dios. 2. Anuncia una paz, “no como la que nos ofrece el mundo” (Jn. 14, 27) 3. Él nos promete una conciliación distinta a la manera como se realizaban los acuerdo o pactos que buscaban la superación del conflicto. 4. Apoyados en las frases del evangelio: “no he venido a traer paz a la tierra, sino espada”(Mt 10, 34), algunos interpretan esta afirmación como la imposibilidad de la resolución de los conflictos. 5. Se hace necesario, entonces, evidenciar la evolución de la conciencia moral a partir de la experiencia Cristiana.


El Pacifismo y la conciliación: nacidos con Jesús 1. En el cristianismo primitivos muchos se niegan a ser soldados, vivían en un ambiente de paz. 2. Los conflictos, la violencia y la guerra, se entienden como realidad humana patente. La guerra se considera antievangélica. 3. Hacía el si. XI Se habla de guerra justa, como posibilidad de defenderse y es actuar en contra de los injustos. Así, para Santo Tomás de Aquino, siendo la confrontación inevitable sin embargo se ofrece 4 condiciones antes de recurrir a la violencia y la guerra: ◦ ◦ ◦ ◦

Si, existe una injusticia evidente. Si, fracasó todas las soluciones pacificas. Si, se perpetúan las hostilidades Pero ante todo: las calamidades por la lucha armada no será tan grande como la injusticia cometida.


Llamados a superar los conflictos y guerras Ante el planteamiento de la guerra justa, encontramos hoy las limitaciones éticas de estas guerras defensivas: Para González-Carvajal, han servido para legitimar todas las guerras, discrimina a las naciones débiles y desaparecen toda proporción entre los daños de una guerra. Partiendo del principio de proporcionalidad: 1. “Los medios empleados en una guerra no deben ser tales que ocasionen daños desproporcionados con relación al objeto de litigio, ya para los beligerantes, ya para terceros”. 2. El concilio de Lyon (1274): “Toda acción bélica que tienda indiscriminadamente a la destrucción de ciudades enteras o extensas regiones junto con sus habitantes, es un crimen contra Dios y la humanidad”. 3. Ninguna autoridad superior se halla facultada para ordenar un acto inmoral como la violencia; no existe derecho alguno, obligación alguna, permiso alguno de cumplir un acto en sí inmoral, aun cuando sea ordenado, aun cuando el negarse a cumplirlo lleve consigo los mayores quebrantos personales”. 4. “La carrera de armamentos es la plaga mas grande de la humanidad y perjudica a los pobres de manera intolerable” 5. Los pacifistas de hoy no solo han imitado externamente a los profetas de ayer, sino que ellos, hablan en nombre de Dios.


Retorno a una espiritualidad mediadora para la conciliación y paz El papa Pio IX: 1. “Se nos pide a nosotros que ocupando el lugar de Jesucristo en esta tierra, hemos recibido de Dios la misión de abarcar en una igual ternura de nuestro amor paterno a todos los pueblos”. 2. “Es preciso que toda guerra desaparezca y sea erradicada de la faz de la tierra”. 3. “Que Jesucristo haga cesar las guerras en toda la extensión del mundo”. 4. Pide que cada parte en la guerra identifique su causa nacional con la de Dios. Quien quiere que todos los hombre se salven y vivan. El papa Benedicto XV: 1. Recuerda que “La guerra como método para resolver los conflictos es incompatible con las enseñanzas y ejemplos de Jesucristo”. 2. “La humanidad esta obligada a resolver las diferencias y los conflictos por medios pacíficos”


Una ética y espiritualidad renovadora Los documentos eclesiales y ONU, nos invitan a: 1. Tener presente en nuestra conciencia que, mientras exista en los hombres un espíritu violento y haya motivos para un conflicto siempre habrá riesgo de volver a la violencia, a la guerra. 2. Toca, por tanto, renovar a la humanidad desde dentro pues mientras que una nación este compuesta de ciudadanos cuya principal motivación sea tener y codiciar, no podrán evitarse las guerras. 3. Es necesario que uno de los ejes transversales de nuestro sistema educativo sea la educación para la paz, para conciliar nuestras diferencias y para el perdón. 4. “El hombre nuevo con el corazón desarmado y la tierras nueva en la que reinara la justicia – son conceptos escatológicos que nunca alcanzaremos plenamente en este mundo, aunque debamos acercarnos lo mas posible a ellos” (González-Carvajal, L.)


“Pacem In Terris” papa Juan XXIII

◦ http://w2.vatican.va/content/john-xxiii/es/encyclicals/documents/hf_j-xxiii_enc_11041963_pacem.html


Mediación conflicto espiritualidad