Issuu on Google+

La consumación de la última profecía

1


23


La consumación de la última profecía

2


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

Apocalipsis: La consumación de la última profecía © Rev. Arnaldo L. Ramos Torres – MA. Th. Primera Edición © Copyright 2014

Impreso por: Editorial Cristo Viene Inc. P.O. Box 949 Camuy, P.R. 00627 Tel. (787) 898-5410

Foto de Portada Cortesía de: National Aeronautics & Space Administration (NASA)

Concepto de Portada y Arte Grafico por: Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

Prohibida la reproducción total o parcial del material publicado en este libro sin la debida autorización del autor. Textos bíblicos tomados de la Santa Biblia, Versión Reina Valera 1960, Sociedades Bíblicas Unidas. Todos los derechos reservados.

3


Dedicatoria Dedico este libro primeramente, a mi Señor Jesús, por haberme salvado, muriendo en mí lugar, en la cruz del calvario. De no ser así, no sé que habría sido de mí vida hoy. Te amo Jesús, mi Dios, mi Señor. Luego quiero dedicárselo a mis dos angelitos guardianes que Dios me ha regalado; Juan Jeremías (aka J.J.) y Johnniel Antonio (aka Grillito). Ellos dos han sido, son y serán para siempre, la luz de mis ojos y mi mayor orgullo, inspiración y bendición, que cualquier padre en esta tierra pueda tener. Nunca olviden que papá los amó, los ama y los amará por siempre. También quiero dedicárselo a mi querida y amada esposa, Rosa Alexandra, quien con su inmenso amor, mucha paciencia y gran determinación, me ayudo en la realización de este libro. Te amo mucho mi amor. 4


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

Índice DEDICATORIA ................................................................................ 4 PRÓLOGO DEL AUTOR ............................................................... 23 INTRODUCCIÓN ........................................................................... 25 IMPORTANCIA DEL LIBRO ..........................................................25 AUTOR Y FECHA........................................................................... 25 INTERPRETACION ....................................................................... 26 PRETERISTA .............................................................................................. 26 Histórica o Histórica-Continua .................................................................. 26 IDEALISTA ................................................................................................. 27 FUTURISTA O DE INTERPRETACION SENCILLA ........................................... 27

ACTITUDES .................................................................................... 28 1. PRÓLOGO................................................................................... 30 DEDICATORIA 1:1-3. .................................................................. 30 TITULO 1.1. ............................................................................................... 30

5


COMUNICACIÓN 1:1-2. ............................................................................. 30 Valor 1:3. .................................................................................................. 30

SALUTACION ................................................................................. 31 ESCRITOR 1:4. ........................................................................................... 31 LECTORES 1:4............................................................................................ 31 SALUDO 1:4-5ª. ........................................................................................ 31 DEDICACION 1:5ᵇ-6. .................................................................................. 31 NOTA FUNDAMENTAL 1:7. ....................................................................... 32 AUTENTICIDAD 1:8. .................................................................................. 32

2. LA VISIÓN DE CRISTO ........................................................... 33 SECCIÓN 1: “LAS COSAS QUE HAS VISTO” 1:9-20.............. 34 CIRCUNSTANCIAS DE LA VISIÓN 1:9-11. ............................. 34 Circunstancias Físicas 1:9. ......................................................................... 34 Circunstancias Espirituales 1:10-11. .......................................................... 34

CONTENIDO DE LA VISION 1:12-16. ..................................... 35 POSICION DEL SEÑOR 1:12-13. ................................................................. 35 CUADRO DEL SEÑOR 1:14-16. ................................................................... 35

6


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. CONSECUENCIAS DE LA VISION 1:17-20.............................. 36 UNA PALABRA DE ALIENTO 1:17-18. ......................................................... 36 UN MANDATO 1:19-20. ............................................................................ 36

3. LAS SIETE IGLESIAS .............................................................. 37 SECCIÓN II: “LAS COSAS QUE SON” 2:1 – 3:22. ................... 38 EL MENSAJE A ÉFESO 2:1-7. ..................................................... 38 DESTINO 2:1. ............................................................................................ 38 EL SEÑOR 2:1. ........................................................................................... 39 ALABANZA 2:2-3, 6. .................................................................................. 39 CONDENACION 2:4. .................................................................................. 39 EXHORTACION 2:5-6. ................................................................................ 39 PROMESA 2:7. .......................................................................................... 39

EL MENSAJE A ESMIRNA 2:8-11.............................................. 40 DESTINO 2:8. ............................................................................................ 40 EL SEÑOR 2:8. ........................................................................................... 40 ALABANZA 2:8. ......................................................................................... 40 ALIENTO 2:10. ........................................................................................... 41

7


PROMESA 2:11. ........................................................................................ 41

EL MENSAJE A PERGAMO 2:12-17. ........................................ 41 DESTINO 2:12. .......................................................................................... 41 EL SEテ前R 2:12. (Ver 1:16). ........................................................................ 42 ALABANZA 2:13. ....................................................................................... 42 CONDENACION 2:14-15. ........................................................................... 42 EXHORTACION 2:16. ................................................................................. 42 PROMESA 2:17. ........................................................................................ 42

EL MENSAJE A TIATIRA 2:18-29. ........................................... 43 DESTINO 2:18. .......................................................................................... 43 EL SEテ前R 2:18. ......................................................................................... 43 ALABANZA 2:19. ....................................................................................... 43 CONDENACION 2:20-23. ........................................................................... 43 EXHORTACION 2:24-25. ............................................................................ 44 PROMESA 2:26-28. ................................................................................... 44 EL MENSAJE A SARDIS 3:1-6...................................................................... 44 DESTINO 3:1. ............................................................................................ 44 EL SEテ前R 3:1. ........................................................................................... 44

8


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. ALABANZA 3:4. ......................................................................................... 45 CONDENACION 3:1-2. ............................................................................... 45 EXHORTACION 3:3. ................................................................................... 45 PROMESA 3:5-6. ....................................................................................... 45

EL MENSAJE A FILADELFIA 3:7-13. ....................................... 46 DESTINO 3:7. ............................................................................................ 46 EL SEÑOR 3:7. ........................................................................................... 46 ALABANZA 3:8. ......................................................................................... 46 PROMESA 3:9-11ª, 12-13. ......................................................................... 46 EXHORTACION 3:11ᵇ. ................................................................................ 48

EL MENSAJE A LAODICEA 3:14-21. ........................................ 48 DESTINO 3:14. .......................................................................................... 48 EL SEÑOR 3:14. ......................................................................................... 49 CONDENACION 3:15-17. ........................................................................... 49 EXHORTACION 3:18-19. ............................................................................ 49 PROMESA 3:20-21. ................................................................................... 49

4. EL TRONO EN LOS CIELOS . .................................................. 51

9


SECCIÓN III: “LAS COSAS QUE HAN DE SER DESPUÉS” 4:122; 21. ............................................................................................. 51 LA PERSONA EN EL TRONO 4:2-3ª......................................... 52 CUADRO RELACIONADO CON EL TRONO 4:3ᵇ,5-6ª. ......... 52 ALREDEDOR DEL TRONO 3ᵇ. ...................................................................... 52 FUERA DEL TRONO v.5ª. ........................................................................... 52 DELANTE DEL TRONO v.5ᵇ-6...................................................................... 53

PERSONAS ALREDEDOR DEL TRONO 4:4............................ 53 CARÁCTER ................................................................................................ 53 CORONACIÓN ........................................................................................... 54 ROPAS ...................................................................................................... 54

ALABANZA AL TRONO 4:6ᵇ-11. ............................................... 55 SERES VIVIENTES 6ᵇ-9. .............................................................................. 55 VEINTICUATRO ANCIANOS 10-11. ............................................................. 55

5. EL LIBRO DE LOS SIETE SELLOS ........................................ 57 DESCRIPCION DEL LIBRO 5:1 .................................................. 57 POSICION.................................................................................................. 57

10


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. CARACTERISTICAS ..................................................................................... 57 CONTENIDO .............................................................................................. 57

PROBLEMA CON EL LIBRO 5:2-5. ........................................... 58 PROBLEMA v.2. ........................................................................................ 58 REACCIONES vv. 3-4. ................................................................................. 58

RECEPTOR DEL LIBRO 5:6-14. ................................................ 59 REVELADO 6-7. ......................................................................................... 59 REVERENCIADO 8:14. ............................................................................... 60

6. LOS SEIS SELLOS ..................................................................... 62 PRIMER SELLO 6:1-2. ................................................................. 64 SEGUNDO SELLO 6:3-4............................................................... 64 TERCER SELLO 6:5-6. ................................................................. 64 CUARTO SELLO 6:7-8. ................................................................ 65 QUINTO SELLO 6:9-11. .............................................................. 66 SEXTO SELLO 6:12-17. ............................................................... 67 7. LOS REDIMIDOS DE LA GRAN TRIBULACION ............... 69 11


LOS 144,000 JUDIOS SELLADOS 7:1-8. ................................. 69 SUSPENSION DEL JUICIO 7:1-3. ................................................................. 69

LA SALVACION DE MUCHOS GENTILES 7:9-17. ................. 72 PERSONAS SALVADAS 7:9. ........................................................................ 72 ALABANZA POR LA SALVACION 7:10-12. ................................................... 73 PERIODO DE SALVACION 7:13-14.............................................................. 73 PROVICIONES DE LA SALVACIÓN 7:15-17. ................................................. 73

8. LAS CUATRO PRIMERAS TROMPETAS ............................ 75 APERTURA DEL SEPTIMO SELLO 8:1. .................................. 75 OCHO ANGELES 8:2-6. ................................................................ 76 ANGELES DE LA PRESENCIA vv.2, 6. .......................................................... 76 ANGEL-SACERDOTE vv. 3-5. ...................................................................... 76

LAS PRIMERAS CUATRO TROMPETAS 8:7-13 ................... 77 PRIMERA TROMPETA v.7. ......................................................................... 77 SEGUNDA TROMPETA vv. 8-9. .................................................................. 78 TERCERA TROMPETA vv.10-11. ................................................................. 78

12


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. CUARTA TROMPETA vv. 12-13. ................................................................. 78

9. AYES EN LA TIERRA .............................................................. 80 PRIMER AY – QUINTA TROMPETA 9:12. ............................. 80 DESTRUCCION POR LAS LANGOSTAS vv. 3-6. ............................................ 81 DESCRIPCION DE LAS LANGOSTAS vv.7-12. ............................................... 82

SEGUNDO AY – SEXTA TROMPETA 9:13-21. ...................... 83 MANDATO vv. 13-15. ................................................................................ 83 CUENTA v.16. ........................................................................................... 84 CARACTERISTICAS v.17. ............................................................................ 84 CONSECUENCIAS vv.18-21. ....................................................................... 85

10. EL ÁNGEL Y EL PEQUEÑO LIBRO ABIERTO ................. 86 CARÁCTER DEL ÁNGEL 10:1-2. ............................................... 86 GRITO DEL ÁNGEL 10:3-4......................................................... 87 CARÁCTER ................................................................................................ 87 CONSECUENCIAS ...................................................................................... 88

CONFIRMACION POR EL ÁNGEL 10:5-7. .............................. 88 13


ORDEN RESPECTO AL ÁNGEL 10:8-10. ................................ 89 PROCEDENCIA v.8. .................................................................................... 89 SUSTANCIA v.8. ........................................................................................ 89 OBEDIENCIA vv. 9-10. ............................................................................... 89 OBJETO vv.9-10. ....................................................................................... 89

COMISION DEL ÁNGEL 10:11. .................................................. 90 11. EL TEMPLO, LOS DOS TESTIGOS Y LA TROMPETA ... 91 EL TEMPLO 11:1-2. ..................................................................... 91 LOS DOS TESTIGOS 11:3-14. .................................................... 92 TIEMPO v. 3. ............................................................................................. 92 RASGOS vv. 4-6. ........................................................................................ 92 TERMINACIÓN vv. 7-10. ............................................................................ 93 TRASLACIÓN vv. 11-14. ............................................................................. 94

SEPTIMA TROMPETA 11:15-19.............................................. 94 ANUNCIO v.15. ......................................................................................... 94 ADORACIÓN v. 16-17. ............................................................................... 95

14


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. IRA v.18. ................................................................................................... 95 ARCA v.19. ................................................................................................ 95

NOTA ADICIONAL SOBRE LA IDENTIFICACIÓN DE LOS DOS TESTIGOS .............................................................................. 95 12. LA TERCERA GUERRA MUNDIAL .................................... 97 GUERRA EN LA TIERRA – FASE I – 12:1-6............................ 97 DOS PRODIGIOS vv. 1-4ª. .......................................................................... 97 LA GUERRA 4ᵇ-6. ....................................................................................... 98

GUERRA EN EL CIELO 12:7-12. ............................................... 99 CONTRINCANTES v.7. ............................................................................... 99 CONSECUENCIAS vv. 8-12. ........................................................................ 99

GUERRA EN LA TIERRA – FASE II – 12:13-17. ................. 101 ANTAGONISTAS v.13. ............................................................................. 101 AMPARO v.14. ........................................................................................ 101 ATAQUE vv. 15-17. ................................................................................. 101

13. LA BESTIA Y SU PROFETA ............................................. 102 LA BESTIA 13:1-10................................................................... 102 15


APARIENCIA vv. 1-2. ............................................................................... 102 LA BESTIA Y SU PROFETA ........................................................................ 103 ACLAMACION vv. 3-4. ............................................................................. 103 ACTIVIDAD vv. 5-7ª................................................................................. 104 AUTORIDAD vv. 7ᵇ-10. ............................................................................ 104

EL FALSO PROFETA 13:11-18. ............................................. 105 APARIENCIA v.11. ................................................................................... 105 OBJETO v.12. .......................................................................................... 105 ACTIVIDAD vv. 13-17. ............................................................................. 105

NOTA ADICIONAL SOBRE EL TITULO “ANTICRISTO” ... 107 14. DIVERSOS ANUNCIOS ...................................................... 108 LOS 144,000 14:1-5. ................................................................ 108 SITUACION v.1. ....................................................................................... 108 CANTICO vv. 2-3. .................................................................................... 108 SEPARACIÓN v.4. .................................................................................... 109 SALVACIÓN v.4ᶜ. ..................................................................................... 109 SANTIFICACION v.5. ................................................................................ 109

16


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. EL EVANGELIO ETERNO 14:6-8. .......................................... 110 ANUNCIO v.6. ......................................................................................... 110 LO QUE INCLUYE v.6. .............................................................................. 110 MENSAJE v.7........................................................................................... 110

CONDENA DE BABILONIA 14:8. ........................................... 110 CERTEZA ................................................................................................. 110 CAUSA .................................................................................................... 111

CONDENA DE LOS ADORADORES DE LA BESTIA 14:9-13. ........................................................................................................ 111 GENTE v.9. .............................................................................................. 111 CASTIGO vv. 10-11. ................................................................................. 111 PACIENCIA v.12-13. ................................................................................ 111

COSECHA DE LA TIERRA 14:14-20. .................................... 112 SEGADORES vv. 14-18. ............................................................................ 112 RAZON vv. 15-18..................................................................................... 112 RESULTADO vv. 19-20. ............................................................................ 112

15. PRELUDIO A LOS ÚLTIMOS JUICIOS ........................... 114

17


PLAGAS 15:1. ............................................................................. 114 PERSONAS 15:2-4. .................................................................... 114 IDENTIDAD v.2. ....................................................................................... 114 ACTIVIDAD vv. 3-4. ................................................................................. 114 PREPARACIÓN 15:5-8. ............................................................................ 115

16. LOS JUICIOS DE LAS SIETE COPAS .............................. 116 PRIMERA COPA 16:2. .............................................................. 116 SEGUNDA COPA 16:3. .............................................................. 117 TERCERA COPA 16:3-7. .......................................................... 117 CUARTA COPA 16:8-9. ............................................................ 117 QUINTA COPA 16:10-11. ........................................................ 117 SEXTA COPA 16:12-16. ........................................................... 118 SEPTIMA COPA 16:17-21. ...................................................... 118 17. LA BABILONIA RELIGIOSA ............................................ 120 DESCRIPCIÓN DE BABILONIA 17:1-7. ............................... 120 18


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. AGENTE v.1. ............................................................................................ 120 DETALLES vv. 1-6. ................................................................................... 121 PROMESA v.7. ........................................................................................ 122

ASUNTOS REFERENTES A BABILONIA 17:8-15. ............. 122 LA BESTIA v.8. ......................................................................................... 122 CABEZAS vv. 9-11.................................................................................... 122 CUERNOS vv. 12-14................................................................................. 123 AGUAS v.5. ............................................................................................. 124

DESTRUCCIÓN DE BABILONIA 17:16-18. ......................... 124 18. LA BABILONIA COMERCIAL .......................................... 125 ANUNCIO DEL JUICIO 18:1-3. ............................................... 125 PETICIÓN EN ATENCIÓN AL JUICIO 18:4-8. ..................... 126 DECLARACIÓN v.4. .................................................................................. 126 JUSTIFICACIÓN vv.5-8. ............................................................................ 126

ANGUSTIA A CAUSA DEL JUICIO 18:9-19.......................... 127 REYES vv. 9-10. ....................................................................................... 127 MERCADERES vv. 11-17ª. ........................................................................ 127

19


MERCADERES MARITIMOS vv.17ᵇ-19. ..................................................... 128

ACLAMACIÓN ACERCA DEL JUICIO 18:20-24. ................. 128 19. LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO ............................... 130 GOZO EN EL CIELO 19:1-10. .................................................. 130 CANTICOS DE LOS SANTOS vv.1-6. .......................................................... 130 BODAS DEL CORDERO vv.7-10. ............................................................... 131

JUICIO SOBRE LA TIERRA 19:11-21. .................................. 132 ADVENIMIENTO DE CRISTO vv. 11-16. .................................................... 132 EL CONFLICTO DE ARMAGEDÓN vv. 17-21. ............................................. 133

20. EL MILENIO Y EL GRAN TRONO BLANCO ................. 134 EL MILENIO 20:1-10. ............................................................... 134 SATANÁS vv. 1-3. .................................................................................... 134 SANTOS vv. 4-6. ...................................................................................... 134 PECADORES vv. 7-10. .............................................................................. 135

EL JUICIO DEL GRAN TRONO BLANCO 20:11-15............ 136 HORA ...................................................................................................... 136

20


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. JUEZ........................................................................................................ 136 SUJETOS ................................................................................................. 136 FUNDAMENTO ....................................................................................... 137 RESULTADO .......................................................................................... 1377

21. LA CONDICIÓN ETERNA ................................................. 138 DESCENSO DE LA CIUDAD 21:1-8. ...................................... 139 DESCRIPCIÓN DE LA CIUDAD 21:9-27. ............................. 140 GLORIA v.11. .......................................................................................... 140 CONSTRUCCION vv. 12-14. ..................................................................... 141 MEDIDAS vv. 15-17. ................................................................................ 141 MATERIALES vv. 18-21. ........................................................................... 141 RELACION CON DIOS vv. 22-23. .............................................................. 142 RELACION CON LAS NACIONES vv. 24-27. ............................................... 142

DELEITES DE LA CIUDAD 22:1-5 ......................................... 142 PLENITUD DE VIDA Y BENDICIÓN vv. 1-2. ............................................... 142 PLENITUD DEL PARAISO vv. 3-5. ............................................................. 142

22. EPILOGO .............................................................................. 144 21


PALABRAS DE ALIENTO VV. 6-17. ...................................... 144 “Estas palabras son fieles y verdaderas” v. 6. ......................................... 144 “vengo pronto” v.7. ................................................................................ 144 DIOS MERECE ADORACIÓN vv. 8-9. ........................................................ 144 EL LIBRO NO ES SELLADO vv. 10-11. ........................................................ 144 SE DARÁN RECOMPENSAS vv. 12-13. ...................................................... 145 BIENAVENTURADOS SON LOS REDIMIDOS vv. 14-15. ............................. 145 BONDADOSO ES NUESTRO SEÑOR vv. 16-17. ......................................... 145

PALABRAS DE ADVERTENCIA 22:18-19. .......................... 146 AÑADIDURAS AL LIBRO v.18. .................................................................. 146 SUSTRACCIONES DEL LIBRO v. 19............................................................ 146

BENDICIÓN DE CLAUSURA 22:20-21. ................................ 146 23. CONCLUSION ....................................................................... 147 MAPAS BÍBLICOS ...................................................................... 155 BIBLIOGRAFÍA………………………………………………….………155

22


PROLOGO DEL AUTOR Llevar a cabo un trabajo investigativo, sobre cualquier libro de la Biblia, es una tarea difícil. Mucho más lo es, si se hace acerca del Apocalipsis. La naturaleza misma de este libro, hace que la labor sea ardua y complicada. Para desentrañar el mensaje y el argumento de Apocalipsis, es importante profundizar en la exegesis de dicho libro, el género literario al que pertenece, su trasfondo histórico y utilizar una hermenéutica congruente. El libro del Apocalipsis ocupa un lugar especial en el canon de las Sagradas Escrituras. Con él, se concluye la revelación escrita que Dios le ha dado a su pueblo. Este libro aporta la respuesta final a la pregunta: ¿Quién es en realidad el soberano del universo? Es cierto que el Apocalipsis está repleto de lenguaje figurado y de símbolos propios de la literatura apocalíptica, sin embargo, no se debe interpretar como alegórico, espiritual o simbólico. El Apocalipsis comunica su mensaje con eficacia y congruencia, cuando se interpreta de manera neutral, y se toma en consideración las figuras literarias dentro de su ambiente histórico, cultural, teológico y literario. El Apocalipsis es un libro profético (1:1-3) y consumador (5:1-14). Concierne de forma primordial a la segunda venida de Cristo en gloria y a los acontecimientos que le preceden de manera inmediata, los que acompañan su venida y los que ocurren inmediatamente después. Este libro enseña que Jesucristo es el Soberano Rey de reyes y Señor de señores (19:16). Si bien es cierto que ha existido una larga controversia tocante a la paternidad literaria del Apocalipsis, partiendo de los tiempos de Dionisio de Alejandría (mediados del siglo III d.C.), también es cierto que la escuela conservadora reconoce al Apóstol Juan como el autor de dicho libro. El Apocalipsis ha estado sujeto a diferentes interpretaciones. Al ser un libro apocalíptico, su contenido se expresa mediante símbolos y una extensa variedad de figuras de 23


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía dicción. Hay quienes han optado por alegorizar muchos de los pasajes del Apocalipsis. Lo más sensato sin embargo, seria interpretarlo de manera neutral, por tomar en cuenta el ambiente literario del libro. Las figuras literarias no deben interpretarse de manera figurada, ni los símbolos deben obtenerse del empleo de una hermenéutica gramáticohistórico-cultural. El intérprete tiene la responsabilidad de desentrañar el mensaje del Apocalipsis contestando la siguiente pregunta: ¿Qué es lo que el autor original pretendió decir cuando escribió este libro? El Apocalipsis no es un libro para curiosear. Es un libro con el que culmina la revelación escrita de Dios. El Apocalipsis, pone de manifiesto, como Dios ha de consumar el plan soberano respecto a su creación y a sus criaturas. El libro es, por encima de todo, la revelación de Jesucristo. Es el descorrer el velo, para que el Mesías sea visto en toda su gloria y majestad (Lc. 23:45). Además, el Apocalipsis cubre casi toda la gama de las doctrinas cristianas: Teología propia, Cristología, Soteriología, Eclesiología, Angelología, Hermenéutica Bíblica, Bibliología, Antropología y la Escatología. El Apocalipsis, es sin duda, un libro de suma importancia para la Iglesia de Jesucristo y para el resto del mundo.

24


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

INTRODUCCIÓN

IMPORTANCIA DEL LIBRO Cada uno de los libros de la Biblia es importante, pero el último libro constituye la consumación y culminación de la revelación de Dios. El Apocalipsis es de importancia principal, porque es un libro que trata sobre “las cosas que deben suceder pronto” (Apoc. 1:1). No conoceríamos muchas de estas cosas si el libro de Apocalipsis no estuviera en la Biblia. Es el único libro profético mayor en el Nuevo Testamento. A Juan se le ordeno que no sellase el libro (Apoc. 22:10), y a todos aquellos que lo leen, se les ha prometido una bienaventuranza especial (Apoc. 1:3). Así pues, aparentemente se esperaba que el libro fuese inteligible y de ayuda para quienes lo leyesen. Es un apocalipsis (o literalmente una revelación), no con el fin de mistificar, sino de esclarecer.

AUTOR Y FECHA Según el libro mismo, el nombre del autor fue Juan (Apoc. 1:4,9; 22:8) y era profeta (Apoc. 22:9). Además era dirigente en las iglesias de Asia Menor (caps. 2-3), y fue uno de los primeros discípulos del Señor. Sus familiares eran pescadores y al parecer muy prósperos (Mt. 4:21). Junto con Santiago y Pedro, Juan mantuvo una relación única y singular con el Señor (Mc. 5:37; 13:3). Solamente se le menciona 3 veces en el libro de los hechos (3:1; 4:13; 8:14). La tradición dice que se estableció en Éfeso, donde más tarde fue arrestado y desterrado, en tiempos del Emperador

25


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía Domiciano, a Patmos (una isla pequeña en el Mar Egeo), a trabajar en las minas.1 Domiciano reino desde el 81-96 a.C. y como el testimonio de Ireneo de que Juan escribió el Apocalipsis, mientras estaba en Patmos viene confirmado por otros escritores primitivos, se cree que el libro es uno de los últimos escritos del Nuevo Testamento. Esta última fecha, viene también confirmada por el cuadro de complacencia y abandono de las iglesias en los caps. 2 y 3, lo que presupone que había entrado en escena una segunda generación que no sostenía las mismas convicciones que sus padres.

INTERPRETACION El libro es una revelación de cosas que deben suceder pronto. La compensación de cuando han de suceder los acontecimientos del libro, señala la diferencia entre las distintas escuelas de interpretación.

PRETERISTA “Preterista” viene de una palabra latina que quiere decir “pasado”. Así pues, los intérpretes preteristas, son aquellos que entienden el Apocalipsis, como habiéndose cumplido ya en la historia antigua de la iglesia. Se dice que los capítulos 5-11, registran la victoria de la iglesia sobre el judaísmo, los caps. 12-19, su victoria sobre la Roma pagana y 20-22, su gloria a causa de estas victorias. Las persecuciones descritas son las de Nerón y Domiciano y el libro entero fue completado para el tiempo de Constantino (312 d.C.).

Histórica o Histórica-Continua Este punto de vista de la interpretación, mantiene que en Apocalipsis, hay un panorama de la historia de la iglesia, desde los días de Juan, hasta el final de la era.

1

Ortiz, Luis M. Apocalipsis, Un libro abierto para hoy. Miami, Florida. Gospel Press. 2011. p. 10.

26


INTRODUCCIÓN

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. Afirma que el libro ha estado en proceso de cumplirse a lo largo de toda la era cristiana. Los que mantienen esta opinión, ven en los símbolos, la aparición del papado, la corrupción de la iglesia y las distintas guerras a lo largo de la historia de la iglesia. Muchos de los reformadores interpretaron el libro de esta manera, pero la interpretación de cada uno dentro de este enfoque constituye todo un esquema. No hay uniformidad en los detalles, en realidad, hay mucho dogmatismo y contradicción entre los que intentan interpretar el libro en esta forma.

IDEALISTA Este enfoque ve en el Apocalipsis, un desarrollo grafico de los grandes principios en conflicto constante. El libro no registra acontecimientos reales que hayan de acontecer; más bien, retrata simplemente el forcejeo a lo largo del tiempo entre el bien y el mal. Este punto de vista espiritualiza y alegoriza el texto.

FUTURISTA O DE INTERPRETACION SENCILLA El titulo “futurista” se deriva del hecho de que esta interpretación supone que desde el cuarto capítulo, el libro todavía tiene que cumplirse. Si se sigue un sistema de interpretación “sencilla”, “literal” o “normal”, se deduce que la mayor parte del libro todavía está en el futuro. No ha habido juicios en la historia que hayan igualado a los descritos en los caps. 6, 8, 9 y 16. Las resurrecciones y juicios descritos en el cap. 20, todavía no han ocurrido. No ha habido un regreso visible de Cristo, tal y como se describe en el cap. 19. El concepto de una interpretación literal, siempre hace surgir preguntas, ya que excluye cualquier cosa simbólica y obviamente el libro contiene símbolos. Quizás fuese mejor decir interpretación “sencilla” o “normal”, que “literal”, ya que los futuristas admiten la presencia de símbolos en el libro. La diferencia entre el literalista y el espiritualista es simplemente, que el primero ve los símbolos con un significado 27


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía sencillo. Todos reconocen la presencia de símbolos en la Biblia. Nótese por ejemplo, el Sal. 22. El versículo profetizaba el echar suertes sobre las vestiduras de Cristo y fue una declaración literal. Los vv. 12-13 representan a los fieros enemigos del Señor, como fuertes toros y rapaces leones. Estos símbolos con un significado muy sencillo. Apocalipsis 8:12 profetiza un juicio que afectara al sol, las estrellas, el día y la noche. Al parecer, las estrellas son literalmente los cuerpos astronómicos de los cielos. En el 9:1-2, Juan dice haber visto una estrella que cayó del cielo. Este es un símbolo sencillo que está interpretado en el texto con indicación de un ser creado (quizás un ángel). La palabra “estrella”, se usa actualmente de manera literal y simbólica, tal y como la usa Apoc. 8-9. Hablamos literalmente de las estrellas del cielo. También nos referimos a las estrellas en el deporte y las diversiones y al hacerlo usamos un símbolo con significado muy sencillo. Ciertamente, los símbolos suelen hacer el significado más claro. El futurista no niega la presencia de símbolos en el libro, ni pretende ser capaz de explicar cada detalle con certeza. Pero si insiste en que se siga el sistema de interpretación sencilla consistentemente a lo largo del libro.

ACTITUDES Hablando generalmente, hay dos actitudes extremas respecto al Apocalipsis. Unos dicen que el libro no puede ser comprendido y por lo tanto no debiera ser estudiado, enseñado y/o predicado. Señalan que las diferencias de interpretación causan división entre los cristianos y por lo tanto, el libro no debiera ser interpretado. Otros se creen tan seguros de cada detalle del libro, que fijan fechas y proponen interpretaciones de terrible fantasía. 28


INTRODUCCIÓN

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. Para ellos el Apocalipsis parece ser el único libro de la Biblia que merece la pena estudiar. La postura apropiada respecto a este libro, no se apoya en ninguno de los dos extremos. El libro es importante y de provecho como lo es toda la escritura (2ª. Tim. 3:16), pero no es el único libro en la Biblia. Acerquémonos a él, como un libro que se merece todo el estudio que podamos hacer, dirigido por el Espíritu, enfocando la facultad dada por Dios a sus palabras y encuadrándolo dentro de la verdad total de Dios, tal y como se nos da en la Biblia. Que nuestro acercamiento no sea nunca teórico y separado, sino personal e implicado. Aunque este libro profético trata en gran parte del futuro, el conocimiento del mismo debería afectar a nuestra vida presente. Santiago alentó a sus contemporáneos con el conocimiento del juicio futuro (Stgo. 5:8) y Pablo les aseguro que por fin Satanás sería derrotado (Rom. 16:20). Y Dios puede motivar a los creyentes hoy en día por medio de la comprensión de esas cosas que ha revelado en el Apocalipsis a través del Apóstol Juan.

29


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

1. PROLOGO 1:1-8 DEDICATORIA 1:1-3. TITULO 1.1. A la vez que es verdad que este libro revela a Jesucristo, el genitivo “de Jesucristo” significa que es una revelación de “cosas que deben suceder pronto”. Las palabras traducidas por “pronto” ( – en tachei) significan que cuando llegue la hora de la venganza, no habrá tardanza en su cumplimiento. (Véase Lc. 18:8 y otros casos en Hch. 12:7; 22:18; Rom. 16:20 y Apoc. 22:6-7). La hora del cumplimiento puede parecer lejana, pero cuando lleguen los acontecimientos, sucederán con rapidez.

COMUNICACIÓN 1:1-2. La cadena de comunicación era: Dios el Padre, a Cristo, a un ángel, a Juan, a los siervos de Dios. Juan, el instrumento humano, testifico de la Palabra de Dios (se consideraba a si mismo dentro del linaje profético, transmitiendo el mensaje de Dios a los hombres), y del testimonio de Cristo; es decir, de lo que Cristo comunica de sí mismo.

Valor 1:3. Se promete una bienaventuranza para quien lea y los que oigan y guarden las palabras del libro. Nótese el cambio del singular al plural – uno lee y unos cuantos oyen – indicando que el libro se leía en público. Esta lectura pública era una prueba de canonicidad, así que el hecho de que Juan indicara que debía ser leído, quiere decir, que lo 30


PROLOGO

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. consideraba canónico. Al libro completo se le llama profecía y la frase “el tiempo está cerca” se repite en el epilogo (22:10). “Cerca” ( – eggus) significa “junto a” o “a mano”, y estos acontecimientos están a mano, ya que para el Señor, mil años son como un día y un día son como mil años.

SALUTACIÓN ESCRITOR 1:4. Los modismos hebreos del libro, la autoridad del autor con relación a las iglesias, el empleo de términos claramente Joanicos, como “ – logos” y “Cordero de Dios”, con la colaboración de Ireneo, Orígenes, Tertuliano y Clemente, afirman que el Apóstol Juan fue el autor de este libro.

LECTORES 1:4. El hecho de que Juan se dirigiese específicamente a las siete iglesias locales de Asia Menor, evita que alguien diga que el libro es solo un producto del idealismo poético.

SALUDO 1:4-5ª. Este es un saludo de la Trinidad. El Padre existió eternamente y siempre existirá (la frase aparece también en 1:8; 4:8; 11:17; 16:15). Los “siete espíritus” probablemente representen las siete partes en que está dividido el ministerio del Espíritu, como esta retratado en Is. 11:2. A Cristo se le designa como: 1. el Testigo Fiel (resumiendo su vida en la tierra, cf. Jn. 7:7; 8:18; 1ª. Tim. 6:13) 2. el Primogénito de entre los muertos (su resurrección) 3. el Gobernante (no el príncipe) sobre los reyes de la tierra, lo cual se refiere a su futuro gobierno sobre la tierra.

DEDICACION 1:5ᵇ-6. El libro está dedicado a Cristo, que fue su autor y habla de él. Tres cosas se le atribuyen: 31


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía 1. Él nos ama (presente) 2. Él nos libero, (algunos textos dicen “lavo”, porque la diferencia en griego estriba en solo una letra), de nuestros pecados por su sangre. La sangre es evidencia de su muerte, que es la base de nuestra limpieza 3. Nos hizo un reino (no reyes) y sacerdotes para Dios. “Reino” considera a los creyentes de forma corporativa y anticipa nuestra asociación con Cristo en su reino (5:9-10), mientras que “sacerdotes” se aplica individualmente.

NOTA FUNDAMENTAL 1:7. El v. 7 es el texto, el tema o el principio fundamental del libro y se refiere a la segunda venida de Cristo. Es después de la tribulación (nótese Mt. 24:29-30); será publica y todos le verán y lamentaran su crucifixión, circunstancia parcialmente citada de Zac. 12:10. “Linajes” no se limita únicamente a Israel, sino que incluye a todos los pueblos de la tierra.

AUTENTICIDAD 1:8. Unos creen que el que habla en el v. 8 es Dios; otros creen que es Cristo. Probablemente es Dios que verifica el contenido de esta profecía. Alfa y Omega, son la primera y última letra del abecedario griego y aquí significan lo completo de Dios. Él es el Señor Dios que existe eternamente y lo puede todo. “Todopoderoso” se usa ocho veces en el Apocalipsis e incluye los conceptos de omnipotencia y de gobierno universal.

32


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

2. LA VISIÓN DE CRISTO 1:9-20 A pesar de que hay diversas maneras de dividir el libro de Apocalipsis, la mayoría de los comentaristas opinan que 1:19, es un esquema dado por Dios. En este versículo, el libro se divide en tres partes: 1. las cosas que Juan había visto hasta el versículo 19 2. el estado actual de la Iglesia (caps. 2-3) 3. las cosas que acontecerán cuando la Iglesia se totalice (caps. 4-22). Las palabras traducidas “después de estas” (meta tauta – ) se encuentran otra vez en 4:1, indicando que el cap. 4, da comienzo a esta última sección del libro. De todas formas, es posible combinar las primeras dos secciones, porque el versículo 19 puede traducirse por “Escribe las cosas que has visto, tanto las que son como…”. En otras palabras, Juan vio dos cosas: las cosas presentes y las cosas futuras. Las cosas presentes incluyen la visión de Cristo en 1:9-20 y las cartas a las iglesias en los capítulos 2 y 3. Naturalmente, es lógico ver 1:9 – 3:22, como una sección unificada, simplemente porque en la visión de 1:9-20, Cristo está moviéndose entre las iglesias mencionadas en los caps. 2 y 3. Pero es igualmente aceptable considerar la visión de 1:9-20, como la que Juan había visto y por tanto como una división del libro. Lo importante es notar que, de acuerdo con 1:19, el libro tiene que dividirse en 4:1, sin tener en cuenta si se combina la visión de 1:9-20 con los capítulos 2 y 3 o si se divide en una sección aparte.

33


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

Sección 1: “Las cosas que has visto” 1:9-20. Circunstancias de la visión 1:9-11. Circunstancias Físicas 1:9. Juan no se exalta a sí mismo por encima de sus compañeros creyentes, sino que se llama a si mismo hermano. Patmos es una isla en el Mar Egeo, de unos veinte y cuatro kilómetros en circunferencia al suroeste de Éfeso. La razón de su destierro fue “por causa de la palabra de Dios” (lo que Dios dice a los hombres) “y el testimonio de Jesucristo” (el mensaje del evangelio).

Circunstancias Espirituales 1:10-11. El estar Juan en el Espíritu, parece indicar un estado de éxtasis espiritual semejante a un trance. “Estaba” es literalmente, “llegue a ser”, indicando que no era corriente. La frase “el día del Señor” podría referirse al domingo, o al día del Señor, que quiere decir tribulación y el milenio, que son el tema de gran parte de la profecía. “Del Señor” es un adjetivo ( – kuriakós) que solamente aparece aquí y en 1ª Cor. 11:20, en el Nuevo Testamento. Fuera del Nuevo Testamento, quiere decir “imperial”. A menos que esto sea una alusión al domingo, no hay ningún sitio en el Nuevo Testamento donde se use esta expresión para ese día, ya que la designación usual es “primer día de la semana”. Podría entonces referirse a ese día imperial en el futuro, en el cual Cristo tomara las riendas del gobierno terrenal, que es lo que Juan vio en su visión. La voz que Juan oyó es la de Cristo, a quien se identifica como el Primero y el Último, en el v. 17. Todo lo que Juan vio (cf. 22.8), no solamente la carta en particular a cada iglesia en los caps. 2 y 3, tenía que ser comunicado a estas iglesias mencionadas en el v. 11.

34


LA VISIÓN DE CRISTO

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

CONTENIDO DE LA VISION 1:12-16. POSICION DEL SEÑOR 1:12-13. Al Señor se le describe como “semejante al Hijo del Hombre”. Esto quiere decir que era de semblanza humana. Estaba en medio de siete candeleros que, según el v. 20, son las siete iglesias del v. 11. Nótese que el Señor tiene una relación directa con cada iglesia. Sus vestiduras son las de un Sacerdote y Juez (cf. 13), que son las relaciones de autoridad que él mantiene con las iglesias locales.

CUADRO DEL SEÑOR 1:14-16. Este es un cuadro del Señor resucitado, glorificado y retratado bajo una serie de símiles, única forma en que se le podía describir ante criaturas finitas (nótense los casos en que aparecen “semejante” y “como”). Este cuadro posee siete características y puede ser que no se nos haya explicado los símiles, para transmitirá nuestras mentes más de una cosa deliberadamente. 1. Su cabeza, 1:14: Era blanca como lana o nieve. Esto puede representar la sabiduría adquirida con la edad y la pureza de santidad. 2. Sus ojos, 1:14: Eran penetrantes en su ardiente santidad. A sus ojos se hace transparente el verdadero carácter de cada iglesia. Puede que haya conexión con 1ª Cor. 3:13; es decir, que el fuego que probara las obras de los hombres en el tribunal de Cristo, será su mirada que de si consumirá las obras de madera, heno, hierro y hojarasca. 3. Sus pies, 1:15: Sus pies eran semejantes al tronco bruñido (traducción literal), lo que puede referirse a las pruebas que experimento en su vida terrenal, las cuales le convierten en un Sumo Sacerdote compadecido (Heb. 4:15) y en Juez experimentado. 4. Su voz, 1:15: A Juan le pareció como el sonido de muchas aguas. Su voz autoritaria sobresale por encima de todas las demás, como el ruido de una catarata poderosa. 5. Su mano derecha, 1:16: En su mano derecha, el lugar de honor, están las siete estrellas que se nos explica en el v. 20, 35


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía como los mensajeros de las iglesias en los caps. 2 y 3. La palabra “ángel” quiere decir mensajero y podría significar un ser sobrenatural, lo que implica que cada iglesia tiene un ángel guardián, o en un sentido no-técnico, la palabra podría usarse por un mensajero humano (véanse Sant. 2:25 y Lc. 9:52), el dirigente humano o pastor de la iglesia. 6. Su boca 1:16: La palabra de Dios, el fundamento de todo juicio, salía de su boca (Heb. 4:12; Apoc. 19:13-15). 7. Su rostro 1:16: La apariencia de Cristo, era tal, que abrumo a Juan y termino postrado en tierra.

CONSECUENCIAS DE LA VISION 1:17-20. UNA PALABRA DE ALIENTO 1:17-18. Tan terrible era la visión, que Juan se postro ante el Cristo glorificado. Esto dio lugar a una triple palabra de aliento para el viejo apóstol. Cristo se presento a sí mismo como el que existe por Si mismo, el Eterno, “el Primero y el Último”; el Conquistador de la muerte y el que controla (teniendo las llaves) del Hades (lugar que contiene la parte inmaterial del hombre después de la muerte) y la muerte (condición de la parte material del hombre).

UN MANDATO 1:19-20. Se le ordena al apóstol, que escriba las cosas que ha visto y las que vera. Según se ha dicho, esto contribuye a un bosquejo del libro y se sigue en el v. 20, por la propia explicación del Señor sobre las dos características de la visión.

36


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

3. LAS SIETE IGLESIAS 2:1-3:22 Las siete iglesias a las que se dirigen las cartas en los caps. 2-3, son significativas en diversas maneras. En primer lugar, cuando Juan escribió, eran iglesias reales que existían en las ciudades mencionadas. Aparentemente no eran las más importantes de aquellos días, ya que solamente dos – Éfeso y Laodicea – se habían mencionado anteriormente en la Biblia. Pero eran iglesias reales con los problemas y las fuerzas que se dice de ellas. Esto quiere decir, naturalmente, que tal y como había una iglesia en Éfeso en los días de Juan, también había una iglesia en Laodicea en el siglo primero. Estas iglesias eran representativas de todas las iglesias de aquellos tiempos y también de las generaciones siguientes. Igual que las cartas a los Corintios, aunque escritas a la iglesia de Corinto, conciernen a la Iglesia de todas partes y de todos los tiempos, también son para la Iglesia pasada, presente y futura estas cartas. Dos razones confirman el carácter representativo de estas siete iglesias. La primera es, simplemente, el hecho de que sean siete. De todas las iglesias que se podían haber elegido (como Jerusalén, Antioquia, Alejandría, Corinto, Roma, Colosas o Hierapolis) solo se han seleccionado estas siete. En segundo lugar, en la promesa que hay al final de cada carta para cada una de estas iglesias, hay una exhortación a oír lo que el Espíritu dice a “las iglesias”. A pesar de que cada carta va dirigida a una iglesia, la promesa es para todas las iglesias. La tercera cosa significativa de estas iglesias es más debatida. Algunos consideran a estas siete iglesias como representativas de los distintos periodos sucesivos de la historia de la iglesia. El escritor Evis L. Carballosa dijo una vez: 37


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía “Las circunstancias variables que representan estas siete iglesias, en orden de sucesión, se ajustan singularmente a la historia variada de la Iglesia Universal, desde el principio al final”.2 Esta idea no rechaza su carácter local y representativo; simplemente añade una significación profética. Cada carta va dirigida al ángel de cada iglesia en particular. La palabra “ángel”, como se ha descrito previamente, puede referirse a seres sobre-humanos o a seres humanos. En cualquier caso, sus lugares de responsabilidad los hace compartir la bendición y la culpabilidad de las congregaciones.

Sección II: “LAS COSAS QUE SON” 2:1 – 3:22. Estas cartas comprenden las “cosas que son”. Retratan las circunstancias que existieron y las que existen en las iglesias de entonces y ahora. Podemos hacer un bosquejo de cada carta dividido en seis puntos: Destino, El Señor, Alabanza, Condenación, Exhortación y Promesa.

EL MENSAJE A ÉFESO 2:1-7. DESTINO 2:1. Éfeso era la capital de Asia Menor, residencia de Juan, antes y después de su exilio a Patmos y lugar de una de las siete maravillas del mundo antiguo – el templo de Diana. La iglesia de aquella ciudad fue establecida por Pablo en su tercer viaje misionero (Hch. 19), y entre sus dirigentes espirituales se contaban Aquila, Priscila, Apolo, Timoteo y Juan. Éfeso (significando “deseable”) puede representar la edad apostólica.

2

Carballosa, Evis L. Apocalipsis. Grand Rapids, Michigan. Editorial Portavoz. 1997.

38


LAS SIETE IGLESIAS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

EL SEÑOR 2:1.

En cada carta, el Cristo resucitado, se presenta a sí mismo en una forma singular, seleccionada, en su mayor parte, de la representación del cap. 1, que sea especialmente importante para la condición de la iglesia a que se dirige. En este caso (en vista de la pérdida del primer amor), la relación vigilante del Señor con las iglesias locales y sus dirigentes, se enfatiza de dos maneras: 1. se le ve agarrando ( – krateo) las siete estrellas o ángeles (en contraste con 1:16, donde sencillamente las tiene), 2. y esta andando (en contraste a estar de pie en 1:13) en medio de las iglesias.

ALABANZA 2:2-3, 6. Se alaba a la iglesia por sus obras, paciencia (sufrimiento), discernimiento en probar, por rechazar falsos apóstoles y aborrecer a los nicolaitas. Algunos creen que el error de los nicolaitas consistía en exaltar al clero por encima de los laicos (basados en la etimología de la palabra en sí, que quiere decir “conquistador de los laicos”). Otros consideraban que es la herejía del antinomianismo o de la concesión, ya que está asociada en 2:1415, con la doctrina de Balaam, que intento inducir al pueblo de Dios a ceder.

CONDENACION 2:4. La iglesia había dejado (no perdido) su primer amor. Esta era una acción irresponsable, pues la palabra significa renunciar o abandonar. La vitalidad espiritual primera de la iglesia había sido reemplazada por una rutina ortodoxa.

EXHORTACION 2:5-6. La exhortación era a recordar, arrepentirse y a repetir las primeras obras de amor.

PROMESA 2:7. Un vencedor no es aquel que tiene un poder especial en la vida cristiana, ni aquel que ha aprendido algún secreto de victoria. 39


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía Juan definió al vencedor como creyente en Cristo (1ª Jn. 5:4-5). Así pues, cada cristiano es un vencedor, a pesar de que las diversas promesas de estas siete cartas vayan dirigidas a cada grupo local creyente en particular, y adecuadas a las circunstancias especiales en que se encuentra cada iglesia. A los creyentes se les promete aquí el árbol de la vida, es decir, la vida eterna que se perdió cuando Adán peco en el jardín (Génesis 2:9; 3:22; Apoc. 22:2, 14).

EL MENSAJE A ESMIRNA 2:8-11. DESTINO 2:8. Esmirna, a unos 55 kilómetros al norte de Éfeso, era y continúa siendo un importante puerto marítimo. Era una ciudad hermosa y allí se había erigido un templo en honor al Emperador Tiberio. Había allí muchos judíos apostatas que, con frecuencia, eran lideres en agitar persecuciones de los cristianos. La palabra en si quiere decir amargo, siendo traducida en otras partes del Nuevo Testamento por mirra (Mt. 2:11; Mc. 15:23; Jn. 19:39). Como iglesia representativa, retrata la era post-apostólica hasta el tiempo cuando Constantino profeso la fe cristiana.

EL SEÑOR 2:8. A una iglesia en persecución, muchos de cuyos miembros experimentarían martirio, el Señor se presenta a sí mismo apropiadamente como el que estuvo muerto y vivió, dándoles así seguridad de la esperanza de resurrección.

ALABANZA 2:8. A la iglesia se la alaba por su riqueza en medio de tales circunstancias de prueba. Por supuesto, esa es una riqueza espiritual, ya que eran pobres y perseguidos. Los instigadores de la persecución eran judíos apostatas que realmente, eran instrumentos de Satanás. En el martirio de Policarpo en Esmirna, en el año 168, estos judíos ansiosamente ayudaron, recogiendo en el sábado judío, madera y haces de leña para el fuego en que fue quemado. 40


LAS SIETE IGLESIAS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

ALIENTO 2:10.

En lugar de alguna palabra de condenación (como también en el caso de la iglesia de Filadelfia), hay una exhortación a no temer y una promesa de corona de vida por la fidelidad (cf. Stgo. 1:12). Satanás movería hombres para que se echasen a algunos de estos creyentes en la cárcel y a causa de la persecución de los “10 días” algunos morirían. Los diez días pueden referirse a un corto tiempo de intensa tribulación o pueden indicar las diez persecuciones principales bajo los emperadores romanos desde Nerón hasta Diocleciano.

PROMESA 2:11. La promesa para el creyente vencedor es que no tendrá parte en la segunda muerte que es el lago de fuego (20:14; 21:8). En otras palabras, el creyente tomara parte en la resurrección, no en la destrucción que aguarda al no creyente. La certeza de esta promesa esta enfatizada por el uso de una doble negación en el texto.

EL MENSAJE A PERGAMO 2:12-17. DESTINO 2:12. Las dos partes del nombre de Pérgamo (situado a unos 72 kilómetros al norte de Esmirna y a unos 120 kilómetros al norte de Éfeso), significan elevación y matrimonio. Durante muchos siglos fue un reino independiente, pero formo parte del Imperio Romano en 133 a.C. y en ella se encontraba el único templo provincial del culto imperial en Asia, erigido en honor a Augusto Cesar (quien reino cuando nació Jesús). También se jactaba de tener una de las mejores bibliotecas de la antigüedad y era el lugar donde por primera vez se uso el pergamino. La iglesia puede retratar el periodo que comienza con la legalización del cristianismo por Constantino en el 313 d.C. 41


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

EL SEÑOR 2:12. (Ver 1:16). La espada de dos filos es el símbolo de la palabra de Cristo, la seguridad del juicio, basado en la absoluta verdad.

ALABANZA 2:13. El Señor alaba a la iglesia por su constancia en el mismo centro del dominio de Satanás. Antipas (seria uno de sus miembros o bien alguien llevado a Pérgamo para juicio) ya había sufrido martirio. El trono de Satanás se refiere al culto pagano de Pérgamo, ya sea al emperador romano o bien a los dioses griegos en el templo o bien a Zeus en su altar de la Acrópolis (o bien a los tres).

CONDENACION 2:14-15. La condenación se aplicaba a la moral (doctrina de Balaam) y a la doctrina (de los nicolaitas). Balaam (Núm. 22:1 – 25:9), encontrándose incapaz de maldecir al pueblo de Dios, instruyo a Balak, rey de Moab, a corromperlos con inmoralidad e idolatría de modo que Dios finalmente los juzgo. Su doctrina es la enseñanza de ceder en la vida. La doctrina de los nicolaitas puede ser la misma enseñanza (ceder) o puede ser una injustificable exaltación del clero.

EXHORTACION 2:16. La llamada al arrepentimiento, va unida a una advertencia de juicio, basada en la Palabra de Dios.

PROMESA 2:17. El maná escondido es la suficiencia de Cristo en contraste con los atractivos del mundo que el ceder ofrece. El significado de la piedra blanca con el nuevo nombre escrito se deriva de una o ambas de dos costumbres de aquellos días. La primera fue la de los jueces que determinaban un veredicto colocando en una urna, una piedra blanca y una negra. Si salía la blanca, quería decir la absolución; así pues, la piedra blanca querría decir la seguridad que tienen los que están en Cristo Jesús de no ser condenados. 42


LAS SIETE IGLESIAS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. La otra costumbre era el llevar amuletos del cuello como encantamientos de buena suerte. Si este es a lo que se refiere, entonces la piedra es la forma en que el Señor recordaba a la gente que ellos le tenían a él y no necesitaban otra cosa.

EL MENSAJE A TIATIRA 2:18-29. DESTINO 2:18. Tiatira, a unos 55 kilómetros al sureste de Pérgamo, era notoria por sus numerosos gremios de comercio y por su lana e industria de tinturas. Era el hogar de Lidia (Hch. 16:14). El nombre significa sacrificio incansable y si estas iglesias retratan eras de la historia de la Iglesia, Tiatira – tanto por su nombre como por la actividad de Jezabel – retrata la Edad Media y el influjo de la Iglesia Romana.

EL SEÑOR 2:18. El Señor se presenta a sí mismo a esta iglesia como el Ser Divino (“Hijo de Dios”), el Ejecutor del Juicio (“ojos como llamas de fuego”).

ALABANZA 2:19. A la iglesia se le alaba por sus obras crecientes, ya que las postreras eran más que las primeras obras.

CONDENACION 2:20-23. Se reprende a la iglesia por permitir la falsa enseñanza de una profetisa que abiertamente defendía la apostasía. Su nombre verdadero podía o no haber sido Jezabel, pero en su modo de actuar, era una verdadera Jezabel (1ª Re. 16; 2ª Re. 9). Promovía la inmoralidad y la idolatría (v. 20) en un contexto doctrinal que se describe como las “profundidades (cosas profundas) de Satanás” (v. 24). Como no se había arrepentido a pesar de la paciencia de Dios, él prometió juzgarla, arrojándola a un completo abandono en su forma de vida (v. 22), tribulaciones para los 43


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía que con ella se asocian (v. 22), y muerte posterior para purificar la Iglesia (v. 23).

EXHORTACION 2:24-25. La exhortación para aquellos que no habían negociado con Jezabel era “ninguna otra carga”, sino abstenerse de inmoralidad e idolatría. La frase es un eco de Hechos 15:28-29.

PROMESA 2:26-28. A los fieles se les promete asociación con Cristo en su reino milenial (vv. 26-27, ver Sal. 2:9), y la “estrella de la mañana” (v. 28). Esta es una referencia a Cristo mismo (cf. 22:16), y probablemente un intento para que vuelvan a una esencial lealtad hacia él.

EL MENSAJE A SARDIS 3:1-6. DESTINO 3:1. Sardis, como a unos 58 kilómetros al sur de Tiatira, era la capital de Lidia. Se tenía a la ciudad por inexpugnable, pero Ciro, Rey de los medo-persas, la capturó, siguiendo un camino secreto por el acantilado. La palabra Sardis, posiblemente venga de una palabra hebrea que significa resto o remanente. Esta iglesia puede representar el periodo de la reforma.

EL SEÑOR 3:1. El Señor aparece como el que está lleno de sabiduría (siete espíritus), y el que lleva control total de la dirección de las iglesias (siete estrellas, cf. 1:20).

44


LAS SIETE IGLESIAS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

ALABANZA 3:4.

En un sentido es cierto decir que no hay alabanza para esta iglesia, pues solo se reconoce que hay unos cuantos fieles en Sardis. La iglesia había fallado, como tal.

CONDENACION 3:1-2. La iglesia es condenada por su profesión sin vida (v. 1ᵇ). El que sabe todas las cosas distinguió la verdadera condición de la iglesia, que estaba muerta, aunque exteriormente parecía viva. En segundo lugar, se condena a la iglesia por sus obras incompletas (v. 2, “perfectas” debería ser interpretado como “plenas” o “completas”).

EXHORTACION 3:3. Igual que a la iglesia de Éfeso, a esta se la exhorta a que recuerde lo que había recibido y oído en los primeros días de su experiencia cristiana (cf. He. 10:32; Gal. 5:7). También se exhorta a la gente a que vele y esté preparada para la venida del Señor (1ª Tes. 5:68).

PROMESA 3:5-6. Al verdadero elemento creyente de la iglesia se le promete vestiduras blancas, signo de pureza (cf. 19:8, 14). La gracia del Señor se despliega en la afirmación del versículo 4, diciendo que estos pocos, son dignos de andar con el Señor en pureza. La certeza de la promesa se reafirma al decir que estos no (doble negación energética) serán borrados del libro de la vida (cf. 20:12). También, a estos cuantos fieles se les reconocerá públicamente delante del Padre y sus ángeles.

45


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

EL MENSAJE A FILADELFIA 3:7-13. DESTINO 3:7. Filadelfia, como a unos 45 kilómetros al sureste de Sardis, significa amor fraternal. Se llamo a la ciudad del nombre del Rey Atalo III. Limitaba con Misia, Lidia y Frigia, y como estaba expuesta a fuertes terremotos, muchos de sus habitantes vivían fuera de los límites de la ciudad. Esta iglesia puede representar la era moderna misionera de la historia de la Iglesia.

EL SEÑOR 3:7. La cabeza de la Iglesia se presenta a sí mismo como santo, verdadero y con autoridad. La última parte del v. 7, está tomada de Is. 22:22, donde al siervo de Dios, Eliacim, se le dio autoridad sobre la casa de David.

ALABANZA 3:8. A la iglesia se le alaba por 4 cosas: 1. usar las oportunidades que ofrece la puerta abierta (esto parece implicado en el v. 8ª) 2. poca fuerza (no se refiere a debilidad física y/o espiritual, sino al pequeño número de verdaderos santos en la iglesia) 3. guardar su palabra 4. dedicación y fidelidad.

PROMESA 3:9-11ª, 12-13. Se dan 5 promesas: 1. Los enemigos serian humillados: Sus enemigos serian humillados ante ellos (v. 9). De la misma forma que en Esmirna, a estos judíos antagonistas, no creyentes, se les da el nombre de “sinagogas de Satanás” (2.9). 46


LAS SIETE IGLESIAS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. 2. A la Iglesia se le promete liberación: A la iglesia también se le promete liberación de la hora de la prueba que vendrá sobre el mundo entero. La palabra “prueba” es equivalente de “tribulación” (cf. Lc. 8:13; Mt. 13:21 y Mc. 4:17). El versículo indica que esto no se refiere a las pruebas normales de los cristianos, sino a una hora especial de prueba que será universal. Incluso las persecuciones que los creyentes han sufrido y están sufriendo hoy en manos de determinadas naciones, no cumplen este versículo, ya que no son universales. La promesa del Señor es que la Iglesia será liberada de esa hora. Bien se sabe que la frase “guardada de”, solamente se usa dos veces en el Nuevo Testamento, aquí y en Jn. 17:15. En la última referencia, el Señor pedía que los creyentes fuesen guardados del mal, cuya oración es contestada liberándonos del poder de las tinieblas, transfiriéndonos al reino de su amado hijo (Col. 1:13). En este pasaje, a los creyentes se les promete ser librados de esa hora. El significado mas natural de la promesa incluye que se nos transporte al cielo desde la tierra, donde estarán aconteciendo las tribulaciones. Es posible concebir que la Iglesia sea protegida de los juicios del periodo de tribulación, aunque este en la tierra, pero sabemos que los santos de Dios en la tierra, durante ese periodo, no estarán exentos de los juicios o de la muerte (6:911; 7:9-14; 14:1-3; 15:1-3). Uno puede ser guardado de la tribulación, sin un rapto de pretribulación, pero ¿Cómo puede uno ser guardado de la hora, sin haber un rapto? Si la iglesia no sea raptada antes de que comience la hora, entonces la promesa no se cumplirá, porque muchos santos no estarán preservados, sino que sufrirán y morirán. 3. El Señor viene pronto: El Señor promete venir pronto (v. 11). 47


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía 4. Los creyentes serán enaltecidos: La promesa de que los creyentes serán columnas, puede aludir a la costumbre en Filadelfia de honrar a un magistrado o filántropo, colocando una gran columna en uno de los templos con su nombre inscrito en ella. Los creyentes serán enaltecidos así en el templo de Dios y así permanentemente (“nunca más saldrán de allí”). 5. Los santos tendrán nombre de Dios: Dios promete escribir su nombre en los santos, el nombre de su ciudad y su nuevo nombre. A lo que se pueda referir este nuevo nombre, no lo sabemos, pero al escribir un nombre, indica identificarse con, y ser poseído por, Dios mismo. Estas tienen que haber sido promesas muy preciosas para una iglesia que estaba plagada de enemigos por dentro y por fuera, y siempre serán promesas preciosas para la iglesia universal.

EXHORTACION 3:11ᵇ. La única exhortación es la de retener (se usa la misma palabra en 2:13-14,25). El motivo de esta exhortación es que nadie robase sus recompensas (cf. 2ª Jn. 8).

EL MENSAJE A LAODICEA 3:14-21. DESTINO 3:14. Estas siete iglesias yacen en el interior de un gran arco que comienza con Éfeso, girando hacia arriba y hacia el Este, a través de Esmirna y de Pérgamo y da la vuelta hacia abajo hasta Laodicea. Así pues, esta última ciudad esta como a unos 145 kilómetros al Este de Éfeso y a unos 72 kilómetros al sureste de Filadelfia. El nombre de la ciudad significa “juicio del pueblo” y la iglesia puede ser representativa del periodo moderno. 48


LASL. SIETE IGLESIAS Rev. Arnaldo Ramos Torres MA. Th.

EL SEÑOR 3:14.

El Señor resucitado se presenta a sí mismo a esta iglesia como el “Amén” (confirmando todo lo que dice), el testigo fiel y verdadero, en contraste con todos los falsos profetas, y como el principio de la creación de Dios (indicando su prioridad sobre la creación, cf. Col. 1:17). Él es la medida inalterable por la que todos tenemos que ser medidos.

CONDENACION 3:15-17. Aunque esta iglesia pueda haber aparecido exteriormente como fuerte y prospera, el Señor no encuentra nada en que alabarla. Su condenación es grave en dos cosas: 1. Gran indiferencia, (vv. 15-16): Cerca de Laodicea había aguas termales que solo podían beberse cuando estaban muy calientes. Cuando el agua estaba tibia daba nauseas, como lo que había ocurrido a esta iglesia. 2. Pobreza espiritual y engaño de sí, (v. 17). La frase “yo soy rico y me he enriquecido”, implica que la iglesia presumía de conseguir su riqueza con su propio esfuerzo. En realidad era pobre, aunque no reconocía su verdadero estado.

EXHORTACION 3:18-19. La exhortación es que la iglesia encuentre en Cristo, las verdaderas riquezas (“oro refinado en fuego”), real pureza (“vestiduras blancas”) y visión espiritual. La referencia a colirio alude al hecho de que Laodicea era un centro de fabricación de medicinas, una de las cuales era una tableta que se pulverizaba y se untaba en los ojos.

PROMESA 3:20-21. Parece increíble que Cristo estuviera fuera de la puerta de su propia iglesia, pero eso es exactamente lo que el v. 20 describe. 49


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía Y aun así extiende su oferta de gracia para cualquier individuo que quiera invitarle a entrar en su corazón. Cuando el Salvador entre, tomara cualquier cosa que el individuo le ofrezca (“cenare con el”) y dará a ese individuo todas las riquezas que él tiene para ofrecer (“y él conmigo”). Entonces a ese creyente se le promete verdadera exaltación en asociación con Cristo en su autoridad (v. 21).

50


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

4. EL TRONO EN LOS CIELOS 4:1-11 Sección III: “Las cosas que han de ser después” 4:1-22; 21. El capitulo 4 da comienzo a la tercera sección principal del libro, presentándola con las mismas palabras que fueron usadas en el esquema de 1:19 (“después de estas”,  – meta tauta). Toda esta porción está dividida en 3 secciones principales: 1. el periodo de tribulación (6:1 - 19:21) 2. el milenio (20:1-15) 3. y la condición eterna (21:1 – 22:21). Los caps. 4-5 constituyen un prologo de la sección completa. Fue necesario que a Juan se le permitiese echar un vistazo al trono en los cielos antes de contemplar los terribles juicios que se derramarían sobre la tierra. En otras palabras, se le dio una perspectiva celestial sobre acontecimientos terrenales, cuando atravesó la puerta que le había sido abierta en 4:1. La palabra “puerta”, solo se usa cuatro veces en todo el libro. En 3:8, hay una puerta de oportunidad de servicio para la iglesia de Filadelfia. En 3:20 (donde la palabra se usa dos veces), la apertura de la puerta del corazón trae salvación y comunión. Aquí la puerta abrió a Juan visiones celestiales sobre este panorama terrenal, requisito previo muy necesario para que pudiese entender los propósitos de Dios. Las palabras “sube acá”, indican el traslado personal de Juan de la tierra al cielo. No enseñan el rapto de la Iglesia, aunque en la manera pre-tribulación, da a entender la profecía, que el rapto tendría lugar en este punto del libro.

51


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía Con la idea post-tribulación, la Iglesia, naturalmente, permanece en la tierra durante el periodo de la tribulación y no es raptada hasta inmediatamente antes de la segunda venida en el cap. 19.

LA PERSONA EN EL TRONO 4:2-3ª Cuando Juan llego al cielo, inmediatamente estuvo en el Espíritu (cf. 1:10), estado de sensibilidad espiritual en Conexión con la recepción de las visiones. Primero vio el trono. El Apocalipsis es un libro del trono; la palabra se usa 45 veces en comparación con el resto del Nuevo Testamento, en el que solo se dan quince casos. El que está sentado (en los vv. 2-3, el participio presente del griego indica ocupación continua) en el trono se identifica en el v. 8 como Dios. Se le describe en términos de dos piedras preciosas. Se explica en 21:11 que el jaspe es claro como el cristal, esto es, el color de la luz. La cornalina o sardio, que recibe su nombre de Sardis donde fue encontrada, es roja como la sangre.

CUADRO RELACIONADO CON EL TRONO 4:3ᵇ,5-6ª. ALREDEDOR DEL TRONO 3ᵇ. Alrededor del trono había un arcoíris de color verde claro como la esmeralda. El color puede sugerir una mediación entre los brillantes colores del jaspe y la cornalina, pero el arcoíris en sí, era un vivo recuerdo de la fidelidad de Dios (Gen. 9:11-17). Al contrario de la visión que tenemos en la tierra de los arcoíris, de los que normalmente solo vemos una parte, este arcoíris celestial rodea completamente el trono de Dios enfatizando así la totalidad de su fidelidad.

FUERA DEL TRONO v.5ª. Del trono salían relámpagos, truenos y voces. Estos parecían ser presagios de juicios y se encuentran otra vez en 8:5; 11:19 y 16:18. 52


EL TRONO EN LOS CIELOS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

DELANTE DEL TRONO v.5ᵇ-6.

Delante del trono había lámparas de fuego. Se interpretan como los siete espíritus de Dios o la plenitud del Espíritu Santo (como en 1:4; 3:1 y 5:6). También delante del trono (se usa la misma proposición), había un mar de vidrio semejante al cristal. Lo que Juan vio es comprensible, su significado, aun así, puede no ser tan clara. Wilfredo Calderón piensa en su libro que: “…sugiere la inmensa distancia que, aun en el caso de uno que estuviese a la puerta del cielo, había entre él y el Trono de Dios”3 Evans lo contrasta con la fuente de bronce del tabernáculo que se usaba para la limpieza. Repara que en el cielo, el mar esta solidificado, indicando que los santos han conseguido un estado fijo de santidad (cf. 15:2).4

PERSONAS ALREDEDOR DEL TRONO 4:4. CARÁCTER Las personas alrededor del trono se describen como 24 ancianos. Algunos, como el Pastor Adrian Rogers, están convencidos de que estos son 24 seres celestiales de una orden angelical, que está asociada en alguna manera especial con el gobierno de Dios.5 La mayoría de los otros escritores pre-mileniales piensan que son 24 seres humanos redimidos alrededor del trono que, aunque individuos, representan a todos los redimidos. Esto no quiere decir que no había más de 24 alrededor del trono, sino que quiere decir que representan a todos los redimidos.

3 4 5

Calderón, Wilfredo. Apocalipsis, Un mensaje escatológico. Miami, Fl. Gospel Press. 2003.

Evans, Mike. La Movida Final, Más allá de Irak. Lake Mary, Fl. Casa Creación. 2007. Rogers, Adrian. Apocalipsis, El fin de los tiempos. Nashville, Tennessee. B&H Publishing. 2007.

53


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía En el Nuevo Testamento, los ancianos como los oficiales mayores en la iglesia, representan a la Iglesia en su totalidad (cf. Hechos 15:6; 20:28), y en el Antiguo Testamento, 24 ancianos fueron nombrados por el Rey David para representar a la totalidad del sacerdocio levítico (1ª Cro. 24). Cuando esos 24 ancianos se reunían en los recintos del templo de Jerusalén, la totalidad de la casa sacerdotal estaba representada. Así parece más fácil que los ancianos representen seres humanos redimidos y no ángeles. Algunos piensan que los 24 ancianos están divididos en dos grupos de doce cada uno, un grupo representando los redimidos del Antiguo Testamento y el otro los redimidos de la Iglesia del Nuevo Testamento. Otros no incluyen a los santos del Antiguo Testamento, sino que ven a los 24 ancianos como representando únicamente a la iglesia.6 Esto parece más probable, ya que los israelitas redimidos no serán resucitados hasta la segunda venida. En cualquiera de las interpretaciones, la Iglesia está incluida y así estará en el cielo antes de que comience la tribulación.

CORONACIÓN Los ancianos están sentados en tronos y son coronados con coronas de oro. La palabra que se usa para corona (– stéphanos), es la misma que se usa para las recompensas de los creyentes en 1ª Cor. 9:25; 1ª Tes. 2:19; 2ª Tim. 4:8; Sant. 1:12 y 1ª Ped. 5:4 y parece indicar que los 24 ancianos son seres humanos, no angelicales. De hecho, a los ángeles nunca se les prometen coronas.

ROPAS Estos santos están vestidos con vestiduras blancas. Este tipo de ropaje se atribuye a santos, no a ángeles, en el resto de Apocalipsis (3:5, 18).

6

Hagee, John. Jerusalem Countdown. Lake Mary, Fl. Front Line Publishing. 2006.

54


EL TRONO EN LOS CIELOS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

ALABANZA AL TRONO 4:6ᵇ-11.

SERES VIVIENTES 6ᵇ-9. En el v. 6, se nos presenta otro grupo en conexión con el trono, los cuatro “seres vivientes”. Estas palabras no indican de por sí, que sean animales, humanos, angelicales o divinos. Muchos creen que son querubines, ya que Ezequiel escribe sobre seres vivientes y los identifica con querubines (Ez. 10: 15,20). Otros piensan que estos seres vivientes son manifestaciones o atributos de Dios mismo que está en el trono. Se dice en el griego que están “en medio del trono”, algo que no se dice de ninguno ni de ninguna otra cosa en este capítulo. Pero también se dice que están alrededor del trono (como lo están el arcoíris y los ancianos). Puede ser oscuro lo que ellos sean, pero lo que ellos hacen está muy claro. La apariencia de cada uno es diferente. Sera difícil pasar por alto la semejanza entre los cuatro seres vivientes y las cuatro maneras en que Cristo está representado en los Evangelios. “Semejante a un león” representa su monarquía en la forma que lo enfatiza Mateo. “Semejante a un becerro”, es decir, animal de sacrificio (He. 9:12, 19), nos recuerda uno de los énfasis de Marcos. “Rostro como de hombre”, obviamente es análogo al énfasis que hace Lucas en la humanidad de Cristo, y “un águila volando” le enlaza con el cielo, como hace Juan. La alabanza que los seres vivientes tributan a Dios es incesante (“día y noche”). Atribuyen a Dios santidad (cf. Is. 6:3), autoridad total (“Todopoderoso” literalmente quiere decir “todo gobernante”), eternidad, gloria y honra (v.9). También dan gracias a Dios. La gloria y la honra tienen que ver con las perfecciones de Dios, mientras que las gracias se refieren a sus dones en la creación y la redención.

VEINTICUATRO ANCIANOS 10-11. Los ancianos que habían sido sentados en sus tronos (ver v.4), se levantan y se postran delante de Dios. La palabra “adorar” significa postrarse de delante de uno cuyo merito es 55


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía reconocido. Como un acto de mayor homenaje echan sus coronas delante de Dios y le alaban con las palabras del v.11. Se dirigen al que está en el trono como al Señor y “nuestro Dios” (en los mejores textos, aunque lo omítela versión común). Le atribuyen gloria, honra y poder. Le atribuyen no solamente la creación de todas las cosas, sino la motivación de crear todas las cosas por su propia voluntad (literalmente, “por tu voluntad existen y fueron creadas”). Su voluntad es la causa de la creación y él mismo es el agente de ella. Si los seres vivientes son querubines, entonces la escena es la de los redimidos (representados por los 24 ancianos), junto con los querubines (representando a todos los ángeles elegidos), magnificando el merito del Dios Creador. Si los seres vivientes representan los atributos de Dios, entonces se ve a los ancianos como respondiendo con alabanzas a la revelación de los atributos de Dios. En cualquier caso, la gloria de los ancianos cae ante la gloria de Dios, ya que todo lo que tenemos como pueblo redimido, es don de gracia, de acuerdo con el deseo de su propia voluntad. En el cielo reconoceremos esto y resulta trágico que no lo hagamos antes.

56


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

5. EL LIBRO DE LOS SIETE SELLOS 5:1-14 Los caps. 4-5 forman una unidad, ya que describen la escena en el cielo, la cual dio a Juan la perspectiva correcta de los juicios a seguir. En el cap. 4, el foco de atención está en el trono y en su ocupante y en el cap. 5, está en el libro y en su receptor.

DESCRIPCION DEL LIBRO 5:1 POSICION El libro estaba en la mano derecha de Dios en el trono, cuando Juan lo vio por primera vez (aunque más tarde fue trasladado de aquel lugar, v.7).

CARACTERISTICAS El libro seria más bien un rollo que un códice (como nuestros libros modernos) (compárese  – biblion, en v.1 con Lc. 4:17, 20; 2ª Tim. 4:13). Estaba sellado en forma segura con siete sellos, los cuales, si este era un rollo, hubieran estado dispuestos en una línea continua. A pesar de que entonces no se conocía el contenido del libro, estaba tan lleno, que la escritura sobresalía por la parte de atrás también.

CONTENIDO Realmente, no se nos dice en este capítulo que era lo que contenía el libro, pero cuando se rompen los sellos en el cap. 6, los juicios de Dios son derramados sobre la tierra. Cuando se abre el 57


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía séptimo sello, suenan las trompetas (8:1), y cuando suena la séptima trompeta, se dice que Cristo recibe los reinos de este mundo (11:15). Así pues, el libro parece contener la historia del hombre perdiendo su señorío sobre la creación y la recuperación de dicha autoridad por el hombre, Cristo Jesús. El libro podía haber sido titulado “Libro de la Redención”, ya que contiene la historia de la redención, hasta su consumación final, no solo en relación con el hombre, sino también con el mundo. Satanás había usurpado lo que Dios había dado originalmente al hombre en Adán y Cristo el Redentor, reclamo al hombre maldito y a la tierra maldita (He. 2:5-9) para sí.

PROBLEMA CON EL LIBRO 5:2-5. PROBLEMA v.2. Inmediatamente surgió un problema. Un ángel pregunto quién era digno de abrir el libro y desatar los siete sellos.

REACCIONES vv. 3-4. En primer lugar, hubo una búsqueda de la cual no resulto nadie capaz de abrir el libro. La triple caracterización del universo, es la misma de Fil. 2:10. El fracaso de no encontrar a ninguna persona capacitada, muestra la completa incapacidad moral del hombre. En segundo lugar, hubo pesar y llanto por parte de Juan, porque parecía que no había nadie digno que pudiese redimir la herencia. El llanto continúo (tiempo imperfecto en v.4) hasta que uno de los ancianos paro a Juan y le anuncio que Cristo abriría el libro. Él es el León de la Tribu de Judá (Gen. 49:8-10) y la Raíz de David (Mt. 22:42-43). Ambas descripciones enfatizan la majestad de Cristo como el más noble de los hijos (león) de la tribu real y como mayor que el Rey David, el cual cumpliría las promesas del pacto davídico. 58


EL LIBRO DE LOS SIETE SELLOS Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

RECEPTOR DEL LIBRO 5:6-14.

REVELADO 6-7. El León se nos revela ahora como un Cordero, pero ¡la cuádruple descripción, casi no encaja en la imagen usual de un cordero! Vamos a ver:  El Cordero: Está de pie en medio del trono. Que un cordero este de pie es una contradicción de ideas, pero representa bien la majestad y mansedumbre del Cordero de Dios. En el cielo se ve al Señor tanto sentado (en relación a lo ya acabado de su trabajo de redención), como de pie (en relación a lo no terminado de esta redención). Aquí está de pie, preparado a completar su trabajo y a tomar las riendas del poder y del gobierno que son legítimamente suyas.  El Cordero esta inmolado: El énfasis no está en la crucifixión, sino en la resurrección, ya que el Cordero inmolado está de pie, no yaciendo muerto. Esta descripción también parece indicar que las señales de su muerte, permanecen inalteradas a través de la eternidad, para recordar a su pueblo el costo de su redención.  El Cordero es fuerte: Los cuernos son en todos los sitios de la Biblia, un símbolo de fuerza (1ª Re. 22:11; Zac. 1:18). La muerte no le ha debilitado.  El Cordero busca con sabiduría: Sus siete ojos, representan la plenitud del Espíritu de Dios. Este es el que, no como un intruso, sino como el Heredero Legitimo, toma el libro de la mano de Dios en el trono. Es uno de los hechos más notables de toda la historia, porque asegura la recuperación de todo lo que se había perdido.

59


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

REVERENCIADO 8:14. En este punto, toda la creación prorrumpe en alabanzas al Cordero que puede abrir el libro y romper sus siete sellos. I.

60

Por los 24 ancianos, vv. 8:10, 14. a. Sus hechos: Los ancianos caen ante el trono y adoran (la misma palabra que en 4:10) al Cordero. b. Sus instrumentos: Tienen arpas o liras, que son tradicionales en la alabanza (Sal. 33:2; 98:5), y con las oraciones de los santos ofrecidas como incienso en copas o tazones. El género del participio “teniendo”, muestra que solo los ancianos usan las arpas y los tazones y no los seres vivientes. c. Su canción: Su canción aumenta la excelencia del Cordero por cuatro razones: i. Fue inmolado ii. Esa muerte (“con tu sangre”), trajo redención a gente de toda parentela, lengua, pueblo y nación. iii. Esa redención dio también lugar a una posición como reino y sacerdotes (ver 1:5-6; 20:6) ante Dios. iv. En el futuro (aunque algunos textos tienen el verbo en el presente) los redimidos reinaran en la tierra – referencia está en nuestra participación en el reinado milenial. En los vv. 9-10, también hay un problema de texto, referente a si los pronombres deberían ser “nosotros” o “ellos”. Si es “nosotros”, entonces obviamente los ancianos están cantando su


EL LIBRO DE LOS SIETE SELLOS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

II.

III.

IV.

propia redención (y la de los que representan); si es “ellos”, aun así podrían estar cantando su propia redención en tercera persona en lugar de en primera (así como en Ex. 15:13, 15-17). Los ángeles, vv. 11-12: Los ángeles (que aquí se distinguen claramente de los ancianos, indicando que los últimos no son ángeles) se unen en alabanzas al Cordero. En ningún sitio de la Biblia se dice directamente que los ángeles canten. Aquí claman “a gran voz”. Su número es una multitud innumerable. No se dirigen directamente al Cordero como lo hacían los ancianos, pero le dan una séptuple atribución de alabanza. Por todas las criaturas, v.13: Toda criatura se une para darle alabanzas al Cordero de Dios (Fil. 2:811). Por los seres vivientes, v.14: Los 4 seres vivientes responden a este himno de adoración con un (“ – Amen”), cerrando esta escena de homenaje universal al que es foco de todos los propósitos de Dios para el tiempo y la eternidad.

61


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

6. LOS SEIS SELLOS 6:1-17 De acuerdo con el plan general del libro, la tercera y última sección principal comienza con 4:1, pero los caps. 4-5 constituyen un prologo de la acción que comienza en el capítulo 6. Los caps. 6-19 refieren los acontecimientos del periodo de tribulación, culminando en la segunda venida de Cristo (19:11-16). No hay ningún problema en perfilar los acontecimientos de estos capítulos; la dificultad viene al determinar el orden de estos acontecimientos, en particular la relación que tienen entre sí las tres series de juicios. ¿Se siguen en sucesión los juicios de los sellos (cap. 6), de las trompetas (caps. 8-9), y de las copas (cap. 16)? ¿O acaso las trompetas y las copas recapitulan los juicios de los sellos con mayor intensidad? En otras palabras, ¿siguen los juicios de las trompetas y las copas a los sellos como juicios diferentes y distintos o retratan los mismos juicios? Para el entendimiento de este escritor, todos siguen un orden cronológico y no hay recapitulación. En este libro, el orden cronológico se basa en la premisa de que los juicios están en orden y los caps. 6:8-9 y 16, forman la espina dorsal cronológica de esta sección. Los otros capítulos de esta sección (aparte de 6:8-9 y 16), relatan acontecimientos de gran importancia para nuestra comprensión del periodo de tribulación, pero no necesariamente en orden cronológico. Algunos comentaristas los denominan paréntesis, palabra satisfactoria siempre que no entrañe falta de relación o carencia de importancia. Estos capítulos contienen material auxiliar que es vital para la totalidad del cuadro, pero que no está necesariamente en orden cronológico.

62


LOS SEIS SELLOS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. Para resumir: los caps. 6-19, que retratan el periodo de tribulación, contienen 3 series de juicios. Estos son: 1. los sellos (6) 2. las trompetas (8-9) 3. las copas (16) Estos siguen unos a otros en orden de sucesión. Los otros capítulos nos revelan información esencial acerca del periodo, pero no están colocados en orden cronológico. O bien cubre el periodo en su totalidad, o bien destacan un acontecimiento dentro del periodo, o examinan la primera o última mitad del periodo. Los capítulos de esta sección están dispuestos en forma de una conversación telefónica entre dos personas. Comienzan contando la historia de manera ordenada (cap.6), pero enseguida hay una interrupción para introducir algo de información (cap.7). Se vuelve al orden de los acontecimientos (caps. 8-9), y luego nueva información (caps.10-15). Hay un retorno al orden progresivo de los acontecimientos (cap.16), y finalmente, más detalles (caps.17-19). Algunas veces la información o relleno se adelanta a la historia y otras veces vuelve atrás para añadir o enfatizar los datos pertinentes. Puede ser de ayuda en este punto, recapitular el bosquejo de Apocalipsis usado aquí: (a) “Las cosas que has visto” (1:1-20) (b) “Las cosas que son” (2:1 – 3:22) (c) “Las cosas que han de ser después de estas” (4:1 – 22:21) (i) La tribulación (6:1 – 19:21) 1. Los juicios de los sellos (6:1-17) 2. Los juicios de las trompetas (8:1 – 9:21) 3. Los juicios de las copas (16:1-21) (ii) El Milenio (20:1-5) (iii) La Condición eterna (21:1 – 22:21)

63


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

PRIMER SELLO 6:1-2. El primer sello es abierto por el Cordero y se nos empieza a revelar el furor del Cordero, usualmente dócil. La apertura del primer sello revela a Juan un caballo blanco y un jinete. Algunos piensan que el jinete es Cristo, a causa de 19:11, pero la única similitud entre los dos pasajes es el caballo blanco. No siguen otros juicios en el cap. 19, como en el cap. 6; la corona que lleva este jinete en 6:2 ( – stéphanos) es diferente de la que hay en 19:12 ( – diadema); y la apariencia de Cristo en la tierra en este punto del libro es incongruente. El jinete es el Anticristo que sale a conquistar al mismo principio del periodo de tribulación. No obstante, el método de conquista no parece llevarse a cabo con abierta hostilidad, pues no se quita la paz de la tierra hasta el segundo sello. Podemos darle a este juicio el título de “guerra fría”, y esto corresponde perfectamente al cuadro de engaño descrito en 1ª Tes. 5:3.

SEGUNDO SELLO 6:3-4. Siempre es un procedimiento inteligente, al interpretar este libro, proceder de las declaraciones claras a las menos claras. No hay duda de que, en el juicio del segundo sello, se quita la paz de la tierra y los hombres inician la guerra abierta entre sí. Así lo declaran algunas frases del v.4, y lo confirma la frase “se le dio una gran espada”. También el color rojo del caballo sugiere derramamiento de sangre.

TERCER SELLO 6:5-6. El tercer juicio trae hambre a la tierra. El caballo negro pronostica muerte, y la balanza da a entender que se raciona cuidadosamente la comida.

64


LOSL.SEIS SELLOS Rev. Arnaldo Ramos Torres MA. Th. En circunstancias normales con 1 denario (el salario de un día en Palestina, en tiempos de Jesús, Mt. 20:2), se podían comprar 8 medidas de trigo o 24 de cebada. En estas condiciones de hambre, con el mismo salario, solo se podrán comprar 1 medida de trigo o bien 3 de cebada. En otras palabras, habrá ⅛ del suministrado normal de comida. La frase “no dañes el aceite ni el olivo”, es un aspecto irónico en esta situación terrible. Aparentemente los artículos alimenticios caros no escasearían, pero naturalmente la mayoría de la gente no tendrá medios para ellos. Esta situación solo servirá para atormentar a la población en su condición empobrecida.

CUARTO SELLO 6:7-8. El color del caballo es “amarillo”, o mejor, “verdeamarillo”. Se usa la misma palabra en 9:4 acerca de la vegetación verde. Únicamente éste entre los cuatro jinetes tiene nombre y su nombre es Muerte. La muerte reclama la parte física del hombre (la inmaterial nunca muere), y va acompañada por el Hades (Infierno), que reclama la parte inmaterial. Aquí hay evidencia de que la muerte no es el fin de todo, ya que el alma pecadora va al infierno y la persona no salva será arrojada al lago de fuego y azufre (20:14). El resultado de este juicio es que ¼ parte de la población de la tierra muere (cf. 9:18 donde otra ⅓ de la población es muerta). Los medios de exterminio son 4: (a) espada (guerra) (b) hambre (el hambre que con frecuencia sigue a una guerra) (c) muerte (quizás por medio de plagas de enfermedades que con frecuencia acompañan a una guerra) 65


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía (d) fieras de la tierra (que aparentemente desenfrenadas andarán errantes para matar a los hombres) De repente todos los programas del hombre para traer la paz, la abundancia y la longevidad por la medicina serán trastocados en el poco tiempo que tarda en cumplirse este juicio (cf. Mt. 24:4-7).

QUINTO SELLO 6:9-11. El quinto sello representa acción en el cielo, que presupone sucesos en la tierra. Se ha puesto atención antes en los acontecimientos que ocurrirán en la tierra. Ahora se desvía a un grupo de mártires en los cielos, y naturalmente están en los cielos por haber sido martirizados en la tierra. ¿Quién es esta gente? No son mártires de la Era de la Iglesia, ya que fueron raptados antes de que comenzase el holocausto de la tribulación. Tienen que ser aquellos que fueron martirizados durante los primeros meses de la tribulación, cuando se estaba vertiendo los juicios de los cuatro primeros sellos. La razón por la que había sido muertos es sencilla: “por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían” (v.9ᵇ). En otras palabras, son testigos fieles durante los primeros días de la tribulación cuando los hombres van a ser juzgados por Dios, pero no quieren volver a él. En su furor, los hombres perversos matan a los testigos de Dios. Enseguida que mueren, se les recibe en el cielo y a Juan se le presentan como estando bajo el altar (es decir, ya habían sido ofrecidos como sacrificio). Visten vestiduras blancas (cf. 7:9; 19:8), dando a entender su condición plenamente redimida y claman venganza para aquellos que los mataron. Se dirigen al Señor como Soberano (v.10), palabra que muestra reconocimiento de su absoluto control sobre todos los asuntos del mundo.

66


LOS SEIS SELLOS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. La respuesta del Señor (v.11) es que deben esperar un poco más de tiempo para la venganza, hasta que otros sean también martirizados. Con la respuesta de Dios, vemos un poco más claro el complicado problema del porque se permite que reine el mal. Dios solo lo permite para sus propios propósitos, que son los mejores desde el punto de vista de su plan, aunque son difíciles de entender desde nuestro punto de vista tan limitado. Para estos mártires era difícil entender porque Dios permitía que viviesen estos perversos asesinos, pero él les pide que confíen en que él está llevando las cosas de la mejor manera.

SEXTO SELLO 6:12-17. Al parecer sigue inmediatamente el sexto sello que da lugar a un estrago universal en la tierra. Seis catastróficos acontecimientos serán involucrados: 1) Habrá un gran terremoto. 2) El sol se oscurecerá tanto que se volverá negro como tela de silicio. Es muy importante notar la palabra “como”, al interpretar el libro. El sol no se volverá tela de silicio, sino que se volverá negro como la tela de silicio. 3) La luna se enrojecerá como sangre. 4) Habrá una lluvia de meteoros sobre la tierra que será seguida de una devastación. 5) Aparentemente el cielo se abrirá durante unos momentos para que los hombres de la tierra puedan echar un vistazo a la sobrecogedora escena de Dios en el trono. 6) Todo monte e isla serán movidos. No hay “como” en esta frase. El resultado de estos juicios será aterrorizar los corazones de los hombres que viven en la tierra. Es muy interesante notar que lo que les ocasiona miedo, no será tanto el disturbio físico en los cielos o en la tierra, como la visión de Dios en el trono. Los hombres suplicaran que se les esconda “del rostro de aquel que está 67


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero”. Llegaran a cualquier extremo para evitar a Dios, incluso buscaran la muerte en las rocas y montañas donde se esconden. Este juicio afecta a todo el mundo y a toda clase de gente (v.15). En este punto, todos los hombres sabrán con seguridad que la tribulación ha comenzado, porque lo reconocen como el “gran día de su ira” (v.17). Parece ser que no hay una vuelta general a Dios en arrepentimiento, con suplica de misericordia, sino una huida del rostro de Dios. Hay dos características de los días de la tribulación que marcan una distinción entre ese periodo y todos los otros periodos de inquietud y persecución que han venido o vendrán sobre la tierra. La primera es que los juicios de la tribulación han de ser universales. Todas las clases de gente por toda la tierra (el residuo fiel, los pecadores y todas las clases sociales) percibirán los juicios de ese periodo. También, cuando venga la tribulación, los hombres no solamente sabrán que el fin del mundo está cerca, sino que actuaran como dándose cuenta de ello. En todas las épocas, hay hombres que predicen el fin del mundo, pero en ninguna época han actuado los hombres como si lo creyeran. Cuando venga la tribulación, los hombres no se ocuparan de comprar y/o vender haciendas o de ahorrar y planear para el futuro; según dicen estos versículos, harán cuevas en las montañas y rocas y buscaran la muerte, no la prolongación de la vida. Esta es una escena aterradora, pero si el lenguaje tiene algún significado, los detalles están muy claros.

68


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

7. LOS REDIMIDOS DE LA GRAN TRIBULACIÓN

7:1-17 Se interrumpe en este punto del Apocalipsis la secuencia narrativa, pues el cap.6 acaba con una descripción del sexto sello y no se abre el séptimo sello hasta el principio del cap.8. A pesar de que el cap.7, en un sentido, es un paréntesis, también es un intermedio muy lógico en el relato. La severidad de los juicios en el sexto sello daría la impresión de que ni una sola persona podría ser salva, “porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién puede sostenerse en pie?” Pero aun en la ira de la tribulación, Dios se acuerda de la misericordia, así que la escena de misericordia de este capítulo interrumpe la escena del juicio.

LOS 144,000 JUDIOS SELLADOS 7:1-8. SUSPENSION DEL JUICIO 7:1-3. Instrumentos de suspensión, vv. 1-2: Al suspender los juicios durante un tiempo, Dios usa ángeles. Difícilmente una persona puede apreciar hasta donde se extiende el ministerio de los ángeles. No es que Dios requiera sus servicios, sino que escoge usarlos para llevar a cabo sus planes. Los ángeles se usan en Apocalipsis para ejecutar juicios (como en 8:2) y para aplazar juicios (como en 7:1-3). Aparte de las referencias a los ángeles de las iglesias que hay en Apoc. 2-3 (que pueden ser ángeles o mensajeros humanos), hay otros 67 casos en que se cita la palabra en este libro. Primero Juan vio cuatro ángeles que aparentemente controlan los vientos (cf. el ángel del fuego, 14:18, y el ángel de las aguas, 16:5). Su misión en este tiempo será prevenir que estalle la 69


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía furia de los elementos. Muy pronto tendrá lugar este estallido y afectara a los arboles que se mencionan en el v.1 como protegidos (cf. 8:7). Entonces Juan vio un quinto ángel que venía del oriente, es decir “de donde sale el sol”. También le fue dada una misión especial en relación a los 144,000. Instrucción referente a la suspensión, v.2-3: Parece que este quinto ángel es superior a los otros cuatro. Esto no es extraño, ya que otras Escrituras nos demuestran que hay categorías, tanto entre los ángeles buenos como los malos (Ef. 3:10; 6:12). Da instrucciones a los cuatro de suspender el juicio, pero también los asocia consigo en el acto de sellar (“hasta que hayamos sellado”, v.3ᵇ). Su llamada a gran voz puede enfatizar la urgencia del proyecto. Las instrucciones son claras: Suspender el juicio durante un tiempo. Designio de la suspensión, v.3: El propósito de la suspensión es que un grupo en particular puede ser sellado. A estos se les designa como “los siervos de nuestro Dios”. En los vv. 4-8, se describe en detalle quienes son. Son judíos de cada una de las doce tribus y realizan algún servicio particular para Dios. De alguna forma son sellados. Si viene implicada alguna señal o característica visible no se declara en el texto. Algunos sugieren algo visible como en Ez. 9:4 o como la gloria con la que resplandeció el rostro de Moisés, pero un sello no tiene que ser visible para ser real (Ef. 4:30). Principalmente es una garantía de propiedad y seguridad y estas dos ideas son evidentes en el sellar de estos 144,000. Son propiedad de Dios, lo que significa que son gente redimida y Dios les guarda con seguridad, lo que quiere decir que, tienen un físico frente a sus enemigos en la tierra mientras están cumpliendo su servicio para el Señor. A pesar de que algunos interpretan esta lista en una forma muy general como preservación durante las pruebas y otros como el sellar a la iglesia, si tenemos que entender el lenguaje en una forma normal, la lista es de 144,000 judíos. 70


LOS REDIMIDOS DE LA GRAN TRIBULACIÓN

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

La repetición “de la tribu de… fueron sellados”, es demasiado clara para que se pueda caber cualquier otra conclusión. Cualquiera que hoy en día declarase estar en este grupo, tendría que saber primero a que tribu pertenece. Hagee escribió: No hay vicio ni artificio de la sagrada hermenéutica que tanto nubla las Escrituras y trastorna la fe de los hombres, como este intento constante de leer Iglesia por Israel, y pueblos cristianos por tribus judías. Al leer yo la Biblia, cuando Dios dice “hijos de Israel”, no pienso que quiera dar a entender otra cosa sino gente de sangre judía, sean o no cristianos y cuando habla de las doce tribus de los hijos de Jacob y da los nombres de las tribus, para mi es imposible creer que está hablando de gentiles de ningún modo, sean o no creyentes.7

La identificación no es problema si se entiende el lenguaje claramente. Pero hay tres problemas en esta lista. El primero es que se incluye a Leví en las doce tribus. Normalmente a Leví, siendo tribu sacerdotal, se consideraba que no tenía heredad entre las doce tribus. Tal vez se incluye aquí porque las funciones sacerdotales cesaron con la venida de Cristo. El segundo problema es que se menciona a José en vez de a Efraín. Normalmente se menciona tanto a Manasés como a Efraín, ya que los dos recibieron igual porción de territorio junto con el resto de las tribus. Normalmente se cuenta un número doble en esta lista, pero bajo los nombres de José y Manasés y no de Efraín y Manasés. El tercer problema es que se omite a Dan en esta lista, cosa necesaria si había que incluir a Leví. La razón que se da de esta omisión normalmente es que Dan se le hallo culpable de idolatría en muchas ocasiones (Lev. 24:11; Jue. 18:1-2,30-31; 1ª Re. 12:28). Con frecuencia se da la misma razón para que Efraín sea omitido. Mas aun, se ha sugerido que el anticristo puede venir de esta tribu y esto explica que se le omita en la lista (cf. Gen. 49:17; Jer. 7

Hagee, John. Jerusalem Countdown. Lake Mary, Fl. Front Line Publishing. 2006.

71


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía 8:16). Cualquiera que sea la razón de que se omita a Dan de las tribus de donde vendrán los 144,000 elegidos, no acaba aquí el trato de Dios con esta tribu. Los danitas recibirán una porción de la tierra durante el reinado milenial. Verdaderamente, en Ez. 48:1, Dan encabeza la lista de las tribus cuando se divide la heredad entre ellos (cf. también v.32). Así que la exclusión de Apocalipsis no es permanente, ya que los dones y la llamada de Dios con respecto a su pueblo, incluyendo a Dan, son sin arrepentimiento.

LA SALVACION DE MUCHOS GENTILES 7:9-17. PERSONAS SALVADAS 7:9. Su número: El v.9, nos presenta una nueva visión con las palabras “después de esto”. Juan vio un grupo diferente en varias maneras de los 144,000. Describió al grupo literalmente como “una gran multitud”. Este es un número incontable y no un número determinado como los 144,000. Sus nacionalidades: Los 144,000 son todos israelitas. Este grupo se compone de muchas nacionalidades. Los judíos redimidos están incluidos al parecer, ya que se usa la palabra “tribus”. Su naturaleza: Se dice de ellos que llevan ropas blancas y llevan palmas en las manos. En otras palabras, están redimidos y gozosos. La palabra ropas, es estolas – estolas blancas más finas que el armiño blanco o visón – e indica una posesión mucho más importante, la salvación. Las palmas denotan gozo y victoria (cf. Jn. 12:13, que es la única mención del Nuevo Testamento y compare Neh. 8:17).

72


LOS REDIMIDOS DE LA GRAN TRIBULACIÓN

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

ALABANZA POR LA SALVACION 7:10-12.

La multitud redimida clama alabanzas a Dios y al Cordero por su salvación (v.10). Los ángeles, los cuatro seres vivientes y los ancianos responden adorando a Dios. Los ángeles, naturalmente, no experimentan la salvación personalmente, pero se regocijan en la salvación de los pecadores (cf. Lc. 15:8-10).

PERIODO DE SALVACION 7:13-14. Juan parecía estar confuso acerca de la identidad de este grupo (difícilmente imaginable, si el grupo fuera los santos de la iglesia), y Dios que conoce nuestros pensamientos, dio respuesta a su perplejidad por medio de uno de los ancianos. Se les identifica explícitamente con aquellos que salieron de “la gran tribulación”. “Se deduce de las siguientes consideraciones que son distintos de la iglesia: Aquellos fueron guardados de la gran tribulación (3:10); estos salieron de ella. Aquellos se sientan en tronos alrededor del trono; estos están de pie ante el trono. Aquellos llevan coronas, estos no. Aquellos cantan una nueva canción; estos claman con gran voz. Aquellos son reyes y sacerdotes y reinan con él; estos le sirven día y noche”. Muchos de estos, sin duda, serán salvados creyendo el mensaje que predican los 144,000 en los días de la tribulación.8

PROVICIONES DE LA SALVACIÓN 7:15-17. Servicio, v.15: Este grupo (junto con otros) servirá a Dios. “En su templo”, probablemente indique algún servicio especial en el templo milenial. Satisfacción, vv.15-16: Están satisfechos porque gozan de la presencia de Dios. Dice el v.15, “el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos”. Su dote es el amparo, pastoreo y protección de Dios. Están satisfechos porque gozan de las provisiones de Dios

8

Calderón, Wilfredo. Apocalipsis, Un Mensaje Escatológico. Miami, Fl. Gospel Press.

73


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía (v.16), que incluyen que no tendrá hambre, ni sed, ni estarán expuestos al sol en su fuerza. Suficiencia, v.17: La provisión final para la salvación de ellos mencionada en este capítulo es la suficiencia del ministerio de pastoreo del Cordero. Dice el versículo que “el Cordero que está en medio del trono los pastoreara, y los guiara a fuentes de aguas de vida”. La mención de vida eterna trae consigo la seguridad de que no habrá lágrimas. El Cordero en esta escena no es solamente la satisfacción y suficiencia de estos redimidos, sino que su presencia es seguridad. A su vez los redimidos le sirven sin interrupción. Estos dos grupos de Apoc. 7, los 144,000 y la multitud salvada que son mayormente gentiles, demuestran claramente que la tribulación será un periodo de mucha salvación. A pesar de que el cuerpo de los santos, conocido como Iglesia, será completado y raptado y, por tanto, la residencia del Espíritu Santo en el mundo será, en un sentido especial y retirada; Dios no cesara de salvar a los hombres que crean en su Hijo. La actividad de la gracia de Dios no cesara mientras el tiempo continúe.

74


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

8. LAS CUATRO PRIMERAS TROMPETAS 8:1-13 Ha concluido el intermedio que se registra en el cap. 7 y se reanuda el derramamiento de juicios sobre la tierra.

APERTURA DEL SEPTIMO SELLO 8:1. Con la apertura de este ultimo sello, el libro queda completamente abierto, y habría que esperar un holocausto. Pero en vez de eso, se registra un silencio. Cesan todos los coros de los ancianos, y las aclamaciones de los ángeles. La calma es tan intensa que se puede sentir. Es un silencio de presentimiento que precede a los juicios. Dura media hora (que puede ser interpretado tan literalmente como las otras referencias al tiempo que hay en el libro). El silencio en este momento, después de todas las anteriores expresiones de alabanza sería algo aterrador. Con la apertura de este sello, viene la serie de juicios de trompetas. Ya se ha hecho notar que algunos interpretes consideran que estas series de juicios son sucesivas, en cuyo caso las trompetas salen de y siguen a los sellos. Otros piensan que hay un sobre-posición y recapitulación. Este escritor piensa que la comprensión más sencilla de estos versículos favorece la idea de sucesión.

75


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

OCHO ANGELES 8:2-6. ANGELES DE LA PRESENCIA vv.2, 6. Su relación: Primero Juan vio siete ángeles. Son un grupo distinto, (se usa el articulo definido) y están ante o en la presencia de Dios. Con la presentación de estos ángeles, no se vuelven a mencionar los siete espíritus de Dios, que aun mas indica su relación especial con Dios y sus propósitos. (¿Uno de ellos podría ser Gabriel? cf. Lc. 1:13). Su responsabilidad: Tienen la responsabilidad de anunciar los juicios de trompeta. Esta responsabilidad la tienen porque se les dan trompetas (v.2). El sonido de trompetas siempre va seguido de algo de importancia especial. El primer caso fue cuando la ley fue dada (Ex. 19:16; 20:18; ver Jer. 4:5; 1ª Cor. 15:51-52; 1ª Tes. 4:16).

ANGEL-SACERDOTE vv. 3-5. Antes de que suenen las trompetas, hay un intermedio en el cual aparece un ángel. Su función como sacerdote es clara; su identificación es menos segura. Algunos piensan que es Cristo, nuestro Sumo Sacerdote.9 Otros consideran que es un ángel, y no parece haber ningún motivo por el cual un ángel no pueda desempeñar las funciones que aquí se describen.10 Añade incienso a las oraciones de los santos que suben a la presencia de Dios. Aunque las imágenes son las de la adoración del tabernáculo, ahora el significado es claro a la luz de la obra terminada de Cristo. El incienso es el dulce sabor de su vida y obra que da eficacia a las oraciones de los santos. ¿Quiénes son los santos cuyas oraciones se oyen aquí? Como mínimo, son los santos de los días de la tribulación que están viviendo en la tierra y que piden a Dios en oración un derramamiento de su ira sobre los impíos de la tierra. Pero también pueden incluir a los santos de todos los tiempos, cuyas 9

Ávila, Yiye. El Anticristo. Miami Fl. Unilit. 1994.

10

Calderón, Wilfredo. Teología Básica Para Todo Cristiano. Miami, Fl. Gospel Press. 2006.

76


LAS CUATRO PRIMERAS TROMPETAS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

peticiones de la venida del reino del Señor están a punto de ser contestadas. En cualquier caso, sus oraciones son oídas y los ángeles se ocupan en escuchar y contestar, pero basándose en el merito del Salvador. Tras la ascensión de las oraciones, bajan los juicios (v.5). El ángel llena su incensario con fuego del altar (no el altar de oro ante el trono, sino el altar de juicios de bronce), y lo arroja a la tierra. Sigue un juicio simbólico – voces, truenos, relámpagos y un terremoto – un sabor previo de los juicios de trompetas que vienen. La acción del ángel sacerdote da la señal para que los ángeles de presencia toquen trompetas.

LAS PRIMERAS CUATRO TROMPETAS 8:7-13 PRIMERA TROMPETA v.7. La primera trompeta traerá consigo granizo y fuego mezclado con sangre en la tierra. El resultado de esto será que se quemara la tercera parte de la tierra (algunos textos de confianza insertan esta frase en el v.7), la tercera parte de los árboles y toda la hierba. Los comentaristas que sostienen las interpretaciones futuristas de este libro, están divididos en cuanto a hasta que punto estos juicios deben interpretarse literalmente. Algunos piensan que las palabras arboles, hierba, mar y barcos, son símbolos. Por ejemplo; algunos teólogos, entienden que la tercera parte de la tierra significa la devastación de la confederación occidental de naciones, la tercera parte de los árboles se refiere a los dirigentes y los grandes hombres de la tierra, y la hierba representa las gentes en general. Naturalmente, en este libro se usan símbolos con frecuencia, pero así se declaran. Aquí no hay ninguna indicación de que estos sean símbolos, así que es preferible interpretarlos en una forma sencilla. No es necesario decir que esta cuestión no es la cuestión de interpretación literal frente a la figurativa, sino que es cuestión de hasta donde se emplean los símbolos dentro del marco de la interpretación literal o llana del libro. 77


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía La interpretación consistente en relación al lenguaje de estos versículos, parecería eliminar cualquier símbolo aquí. Como con frecuencia se ha señalado, sería muy inconsistente entender estos juicios simbólicamente e interpretar las plagas de Egipto en forma llana y actual. El juicio de la primera trompeta presenta un cuadro feo de devastación en la vegetación de la tierra.

SEGUNDA TROMPETA vv. 8-9. El instrumento del segundo juicio se describe con una figura “como una gran montaña ardiendo en fuego”. No hay que intentar hallar algo en la experiencia que case con esta descripción. Realmente, Juan no dice cual será el instrumento del juicio, pero revela claramente cuál será el resultado del juicio. La tercera parte del mar se tornara en sangre, causando la muerte de una tercera parte de los seres del mar y la destrucción de una tercera parte de los barcos del mundo. Las implicaciones de largo alcance sobre tales juicios conmueven la mente.

TERCERA TROMPETA vv.10-11. El juicio de la tercera trompeta afecta al suministro de agua dulce en la tierra. Se volverá amarga y a causa de esto morirán muchos. El instrumento del juicio será una gran estrella que se llama “Ajenjo”. “Muchas variedades de ajenjo crecen en Palestina… Todas las especies tienen un sabor fuerte y amargo, lo cual hace que la planta se use como símbolo de amargura, pesar y calamidad”.11

CUARTA TROMPETA vv. 12-13. El cuarto juicio afectara al sol, la luna y las estrellas y la uniformidad del ciclo día-noche. El sol, la luna y las estrellas serán heridos en una tercera parte, de forma que, aparentemente, el ciclo de 24 horas se reducirá a un ciclo de 16 horas. El Señor mismo predijo en 11

J.D. Douglas (Ed.). The New Bible Dictionary. Miami, Fl. 2009.

78


LAS CUATRO PRIMERAS TROMPETAS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

el discurso del Monte de los Olivos estas “señales en el sol, en la luna y en las estrellas” (Lc. 21:25). A lo mejor este acontecimiento de los días y las noches es a lo que se refiere Mt. 24:22. Al llegar a este punto, Juan vio un águila (y no un “ángel” como en nuestra versión) anunciando que vendrían calamidades. Estas se infligirán en “los que moran en la tierra”. Los métodos de castigo serán las tres últimas trompetas de los ángeles que todavía han de sonar. Los tres últimos juicios serán los peores, y por los tanto, se les designa con el nombre de “ayes”. “La advertencia es que las últimas tres trompetas traen consigo una nueva calidad y grado del disgusto divino y el desastre consiguiente. Veremos el primer “ay” en las langostas (9:1-11); el segundo, en los jinetes y ejércitos del Éufrates (9:13-21) y las plagas con las cuales los dos testigos (11:5-6) dañaban la tierra. El tercer “ay” lo vemos en la entrega de la tierra a la adoración de la Bestia del capítulo 13, que es mucho peor que los otros”.12

12

Calderón, Wilfredo. Panorama del Nuevo Testamento. Miami, Fl. Gospel Press. 2004.

79


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

9. AYES EN LA TIERRA 9:1-21 PRIMER AY – QUINTA TROMPETA 9:12. Como flechas de un arco, las langostas del juicio del primer ay, van descargadas sobre la tierra. El agente que las descarga, v.1: Cuando sonó la trompeta del quinto ángel, Juan vio una estrella. Se describe como habiendo caído (no “cayo”, como en nuestra versión) en la tierra. En otras palabras, Juan no vio a la estrella caer; ya estaba caída. ¿Quién o qué es esta estrella? Algunas veces la palabra “estrella”, se refiere a un cuerpo celestial (como en 8:12). Pero la palabra a veces se usa con referencia a alguna criatura inteligente, normalmente un ángel (cf. 1:20; Job 38:7). Los dos significados concuerdan perfectamente con la interpretación llana y normal. Literalmente, una estrella es una unidad astronómica; y también literalmente, aunque como figura de dicción, se usa la palabra para referirse a una persona y decimos: “una estrella de la música”. Aquí la estrella es una persona que desempeña ciertas funciones de responsabilidad. ¿Puede identificarse aun más la criatura? Obviamente es una criatura con gran autoridad, capaz de mantener cautivas y luego soltar a estas langostas. Aparentemente es la misma criatura a quien en el v.11 se da el nombre de “el ángel del abismo”, y eso le identifica con Satanás. Esto, por supuesto, se relaciona con el hecho de que cayó del cielo a la tierra (Isaías 14:12-15; Lc. 10:18). A pesar de que su gran autoridad se extiende a tener llaves del abismo, es confortador recordar que su poder le ha sido delegado por Dios y restringido por aquel que tiene las llaves de la 80


AYES EN LA TIERRA

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. Muerte y el Hades (1:18) y que, finalmente, aprisionara a Satanás en ese mismo abismo (20:3). De donde vienen, v.2: Vienen de este abismo. Literalmente la frase es “pozo del abismo”, tanto en el v.1 como en el v.2. La palabra “abismo” aparece en Apocalipsis siete veces (9:12,11: 11:7; 17:8; 20:1,3) y en el resto solo dos veces (Lc. 8:31; Rom. 10:7). El uso de la palabra “pozo” da la idea de un gran hoyo en el que se entra por un pozo que está guardado con llave y cerradura. Lc. 8:31, nos muestra que el abismo es la residencia de los demonios. Cuando el ángel-estrella, Satanás abre el pozo, asciende humo como el humo de un gran horno. En este capítulo, la palabra “como”, aparece más veces que en ningún otro capítulo de la Biblia, lo cual demuestra lo difícil que era para Juan describir la escena que contemplo en su visión. El humo era tan denso, que se oscurecieron el Sol y el aire.

DESTRUCCION POR LAS LANGOSTAS vv. 3-6. Del humo salieron langostas a la tierra. La descripción que sigue en los vv. 6-11, muestra que estas no serán langostas corrientes, y su origen del pozo del abismo comprueba esta conclusión. En esta descripción se ve que estas criaturas son muy reales, así que no podemos considerarlas como simples “representaciones simbólicas de juicio”. Son criaturas animales, como las langostas, aunque no son langostas corrientes, pues son de naturaleza demoniaca. Verdaderamente sería mejor describirlas como demonios que toman la forma de estas langostas. Con el v.11 vemos más claramente que es así. Su descripción, v.3: La destrucción que estos insectos demoniacos infligen se describe como la de escorpiones: “El dolor del picotazo de un escorpión, aunque no generalmente fatal, es probablemente, el más intenso que cualquier animal pueda producir a un cuerpo humano. El insecto en si es el más irascible y maligno de todos y su veneno es como el insecto en sí. De un chico picado en un pie, por un escorpión (se dijo que)… se revolvía por el suelo,

81


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía rechinando los dientes y echando espuma por la boca. Pasó mucho tiempo antes de que disminuyeran sus quejidos y aun después no podía apoyar el pie, pues estaba muy inflamado. Así es la naturaleza del tormento que infligen estas langostas del pozo. También es difícil defenderse contra ellas, si es que de alguna manera se las puede evitar, porque vuelan por donde quiera, cruzan los aires y moran en la oscuridad”.13

Limitación, vv.4-5: Aunque el tormento será horrible, Dios limitara en cierto modo la actividad de estos demonios. Se les limitara en cuanto a que pueden dañar y hasta donde pueden llegar y por cuánto tiempo pueden hacer lo que harán. No atacaran la vegetación de la tierra (como hacen las langostas corrientes); solo pueden atacar a ciertos hombres, es decir, a aquellos que no tienen el sello de Dios en la frente (los 144,000, ver 7:3). Los malvados perseguirán a los siervos de Dios, los 144,000; pero a cambio, serán atormentados con esta plaga que Dios permite. Las langostas-demonio, también serán limitadas en que no pueden matar a los hombres, sino solo torturarles. Más aun, la duración de esta plaga será de cinco meses (cf. v.10). Resultado, v.6: El resultado de este tormento será llevar a la gente al suicidio, pero no podrán morir. A pesar de que los hombres preferirán la muerte a la agonía de vivir, la muerte no será posible. Los cuerpos no se hundirán para ahogarse, los venenos y las pastillas no tendrán el efecto deseado, ni tampoco ahorcarse.

DESCRIPCION DE LAS LANGOSTAS vv. 7-12. Ahora Juan, intenta describir estas langostas poco corrientes, y en estos versículos abunda la palabra de comparación: “como”. Semejanza, vv.7-10: Hay ocho partes en la descripción que empieza en la cabeza y va retrocediendo hacia atrás hasta la cola. En conjunto son semejantes a caballos preparados para la guerra (cf. Jl. 2:4). Sobre la cabeza tenían como coronas de oro. Sus caras eran como las caras de los hombres; sus cabellos como los cabellos de una mujer; sus dientes 13

Calderón, Wilfredo. Apocalipsis, Un Mensaje Escatológico. Miami, Fl. Gospel Press. 2003.

82


AYES EN LA TIERRA

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. como los de un león. Tenían corazas como de hierro y el sonido de sus alas era como el de carros de caballos yendo a la batalla. Finalmente, se menciona otra vez su picotazo como el del escorpión junto con el hecho de que, solo se permitirá que esto dure cinco meses. Aunque pueda resultar difícil pensar en semejantes criaturas, ello no es motivo para que se comprendan como simples símbolos. El poder de los demonios es muy grande, y estas raras langostas son demoniacas. Cualquiera que sea el tamaño y la apariencia de estas criaturas, hay una cosa que sobresale en esta descripción: son feroces. No es extraño que se llame esto el primer “ay”. Aunque este juicio es literalmente el infierno en la tierra, el poder supremo de Dios se intercala en todo el pasaje. Dios permite que ocurra este juicio pero pone límites al poder destructivo de estas langostas; pone punto final cuando se ha cumplido su propósito. Él tiene pleno dominio de la situación. Dirigente, v.11: Estas criaturas son dirigidas en su trabajo por un rey, Satanás. Se da su nombre tanto en griego como en hebreo y en los dos idiomas significa “destructor”. En este juicio, él, a través de sus demonios, intentara destruir los cuerpos de los hombres; también destruye las almas de aquellos que rehúsan recibir al Salvador.

SEGUNDO AY – SEXTA TROMPETA 9:13-21. MANDATO vv. 13-15. Cuando el ángel toco, una voz del altar de oro le dio la orden respecto a este segundo ay. Solamente se menciona aquí el altar de oro y en 8:3, y probablemente la voz del v.13 pertenece al mismo ángel-sacerdote presentado en 8:3. Ordena al ángel de la trompeta que suelte a cuatro ángeles que estaban atados y continúan estándolo (el tiempo es el perfecto) en el Rio Éufrates. Aquí hay cuatro ángeles buenos al mando de un ángel-sacerdote que desatan a cuatro ángeles malos que hasta entonces habían estado amarrados en el Rio Éufrates. 83


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía Estos ángeles del mal estaban preparados para la hora (el articulo definido esta en el texto en el v.15) y para el propósito ( – hina) de matar a ⅓ de la humanidad. De nuevo se ve la mano soberana de Dios elaborando todos estos acontecimientos para su propia gloria y en su propio tiempo. Estos demonios que habían sido guardados para esta hora, no podían haberse soltado a sí mismos, o haber sido liberados por Satanás hasta que Dios dio la orden. En el juicio del cuarto sello (6:4), una ¼ parte de la tierra fue muerta y ahora una ⅓ parte. Esto quiere decir que estos dos juicios solos (sin contar la muerte causada por otras guerras, etc.) han reducido la población de la tierra a la mitad.

CUENTA v. 16. Un inmenso ejército de a caballo aparece en este punto, siendo su número total de 200, 000,000. Este ejército pudiera estar compuesto de seres humanos e igualmente pudiera ser un ejército de demonios. Hay otros ejemplos en las Escrituras de ejércitos sobrenaturales (2ª Reyes 2:11; 6:13-17; Apoc. 19:14). Las armas de este ejército son fuego, humo y azufre (v.17), que son las armas del infierno y hasta pueden indicar que el ejército está formado por habitantes del infierno, o sea, demonios.

CARACTERISTICAS v.17. Los caballos tenían cabezas como de leones y colas como de serpientes (v.19). Los jinetes tenían corazas de fuego, Jacinto (una piedra azul) y azufre. De las bocas de los caballos salía fuego, humo y azufre, armas de destrucción.

84


AYES EN LA TIERRA

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

CONSECUENCIAS vv.18-21.

La primera consecuencia de la actividad de este ejército del infierno es que un ⅓ de la población es destruido. La segunda consecuencia concierne a los que no murieron. Sería de esperar que en medio de todo este sufrimiento, los hombres acudieran a Dios y clamaran pidiendo misericordia. En cambio, leemos que no se arrepintieron. En los vv. 20-21, hay una descripción de la vida y religión de los hombres no redimidos en la tierra durante estos días de tribulación. Su religión será la adoración de los demonios (cf. Tim. 4:1) y de los ídolos. Su vida estará llena de asesinatos, hechicerías, fornicaciones y robos. De la palabra traducida hechicería se deriva el sentido de “farmacia”. Las hechicerías, entonces, tienen que incluir el mal uso de las drogas. Nótese que tres de estas cuatro prácticas son violaciones directas de los Diez Mandamientos (asesinato, fornicación y hurto). El vicio reinara en lugar de la virtud, como ocurre siempre cuando la religión del hombre determina su ética. La gente de aquellos días tendrán religión con muchas de sus representaciones visibles, pero ellos no harán nada para cambiar sus vidas.

85


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

10. EL ÁNGEL Y EL PEQUEÑO LIBRO ABIERTO

10:1-11 CARÁCTER DEL ÁNGEL 10:1-2. La visión que Juan tuvo en este momento, es la más larga del libro. Note que la palabra “vi”, no reaparece hasta el 13:1. Esta sección también forma el intermedio más largo entre los juicios. Entre el sexto y el séptimo sello vienen los 144,000 sellados y la salvación de la gran multitud. Aquí, entre la sexta y séptima trompetas, hay una serie de revelaciones antes de que suene la última trompeta. La apariencia de este ángel debe haberle parecido espectacular a Juan, pues el ángel tenía una serie de características poco corrientes. 1. Su origen era celestial (v.1). 2. Era glorioso en apariencia (v.1) – envuelto en una nube (conectado a menudo con alguien del cielo, Dan. 7:13; 1ª Tes. 4:17); un arcoíris sobre la cabeza (como corona); rostro como el sol en su brillo y pies como columnas en su solidez. 3. El ángel tenía en su mano un pequeño libro abierto (v.2). La forma de la palabra “abierto”, en el v.2 es perfecto pasivo, indicando que el libro ya había sido abierto antes de que apareciera en este momento. Esto indicaría que no era el mismo libro que se vio sellado en el 86


EL ÁNGEL Y EL PEQUEÑO LIBRO ABIERTO

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

cap. 5. El contenido es revelado más adelante en este capítulo. 4. El ángel descanso con un pie en el mar y el otro en la tierra (v.2). Esto parece presentar una imagen de conquista y relacionar al ángel y su ministerio con el propósito de Dios de tomar posesión del mundo entero (tierra y mar), que se realizará en el periodo de la tribulación. ¿Qué nos dicen estas características acerca de la identidad del ángel? Algunos le identifican con el Señor Jesús. El descenso en una nube (cf. Sal. 104.3), el rostro como el sol (cf. 1:16), los pies como columnas de fuego (cf. 1:15), y el poner sus pies en acto de toma de posesión (1ª Cor. 10:26), indican que el ángel es Cristo. Otros, sin embargo, señalan que un ángel puede tener todas estas características también. Se le llama ángel “poderoso” (la misma palabra que en 5:2). Características similares se aplican a un hombre (claramente angelical) en Dan. 10:5 y siguientes. Además, el nombre de Arcángel Miguel significa “el que es como Dios”, lo cual haría que estas características no fuesen inesperadas. También puede haber cierto problema en un descenso de Cristo en este punto del libro (v.1). No habría problema si este fuera un ángel. Si este es un ángel, es muy posible que sea el mismo que apareció en 8:3, y la palabra “otro” simplemente le diferenciaría de los siete ángeles de trompeta como lo hace en 8:3. En cualquiera de las identificaciones, se trata de un ser poderoso, con gran poder y autoridad, tanto suyos, como en el caso de Cristo, como delegados, como ángel poderoso para usarlo en cumplir el programa de Dios.

GRITO DEL ÁNGEL 10:3-4. CARÁCTER El grito fue con una voz fuerte, como el rugir de un león. La metáfora enfatiza la fuerza de la voz del ángel. 87


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

CONSECUENCIAS A esto le siguieron dos cosas: 1. siete truenos profirieron sus voces, 2. a Juan no se le dejo revelar lo que los truenos dijeron. Los truenos normalmente preceden a las tormentas que se acercan (como en 8:5); estos aparentemente estaban conectados con los juicios implicados en adquirir Dios dominio sobre la tierra. Pero no se nos revelan los detalles específicos. Una voz del cielo y le prohíbe a Juan hacerlo.

CONFIRMACION POR EL ÁNGEL 10:5-7. El ángel ahora confirma con juramento el propósito de Dios de tomar su legítima heredad. Primero toma la posesión de juramento (v.5) levantando su mano al cielo. La base de su juramento es Dios, quien se describe aquí como el Eterno y el Creador todopoderoso (v.6). El hecho de que el ángel no jura por sí mismo, puede indicar que no es Cristo. La afirmación que se hace en el juramento es que el misterio de Dios será consumado pronto. “El tiempo no será más”, presenta cierto problema de interpretación. Muchas traducciones contienen una nota marginal indicando que la palabra “tiempo”, debería ser traducida como “retraso”. Esto es, aparentemente permisible,14 aunque es una traducción interpretativa basada en el contenido del v.7. La idea es que ya no debiera haber ningún intervalo más de tiempo, es decir, un retraso, porque (v.7) el misterio de Dios será consumado en cuanto el último ángel toque. Esta expresión, “el misterio de Dios”, en esta conexión parece indicar todos los consejos y actos de Dios dadas a conocer por él a los profetas del Antiguo Testamento y a través de ellos, respecto de sus procedimientos gubernativos con los hombres en la tierra, poniendo siempre la mira en el 14

Rosenberg, Joel. Epicentro. Miami, Fl. Tyndale Publishing. 2007.

88


EL ÁNGEL Y EL PEQUEÑO LIBRO ABIERTO

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

establecimiento del reino, no habrá misterio, sino, al contrario, manifestación.15

ORDEN RESPECTO AL ÁNGEL 10:8-10. PROCEDENCIA v.8. La voz hablo a Juan y es la misma voz que en el v.4, le prohibió escribir el contenido de los truenos.

SUSTANCIA v. 8. La voz ordeno a Juan que tomara el libro abierto de la mano del ángel.

OBEDIENCIA vv. 9-10. Cuando Juan le pidió el libro al ángel, este le dijo que lo comiera y predijo que sería amargo en su estomago, pero dulce de sabor. Juan obedeció y vio que era así (v.10).

OBJETO vv. 9-10. ¿Qué objeto tenia esto? El libro abierto, aparentemente, contenía revelaciones de parte de Dios. Incluía algunas de las cosas que Juan iba a escribir al revelárnoslas a nosotros. Que tuviera o no todo el resto del libro de Apocalipsis es de poca trascendencia; por lo menos contenía algo de ello. El objeto de este intermedio, durante el cual se le ordenó a Juan que asimilase estas profecías antes de escribirlas, es simplemente que es necesario para el profeta de Dios dejar que la palabra de Dios le afecte a él primeramente, antes de ministrársela a otros. Esta acción es también un retrato muy grafico del principio de que, si bien la revelación puede ser agradable al gusto, la contemplación o digestión de la verdad puede traer abatimiento. Este principio debiera ser eficaz en especial en nuestro estudio de la profecía. Demasiado a menudo, cuando se penetra en el entendimiento 15

Ibid.

89


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía de cosas que han de venir, nunca se pasa de la fase del gusto. Pero cuando uno digiere toda la verdad del juicio a venir, solamente puede traernos abatimiento de corazón, como hijos de Dios. Aunque Juan estaba sin duda deleitado con el hecho de una nueva revelación del Señor, no obstante, estaba angustiado por la naturaleza de tal revelación. Si bien se regocijaba en parte por la revelación del triunfo y la gloria venidera, estaba entristecido y afligido, porque precediendo a esa gloria, tenían que ocurrir los juicios y los martirios más terribles de toda la historia. Así como ocurrió con Juan, también puede pasar con nosotros.

COMISION DEL ÁNGEL 10:11. Finalmente, a Juan se le da una comisión. “Me dijo” es literalmente “me dicen”, un plural de expresión indefinida. Que esta comisión viniera del ángel o de la voz de alguna procedencia no nombrada, no es obvio ni importante. La comisión es que el profeta tiene que ( – dei, es necesario) profetizar otra vez. Lleno del sabor dulce y la amargura del pequeño libro, se le impuso la necesidad de profetizar y tiene que profetizar ante muchos. La palabra “ante” es “ – epi”, y tiene diversos significados. Como dijo Joel Rosenberg: El vidente no es enviado a profetizar en su presencia ni a favor, ni en contra suya, sino simplemente en vista de sus diversos casos. En las profecías de la segunda mitad del Apocalipsis, no están comprometidos ni un solo Imperio ni un Emperador; no es simplemente Roma o Nerón o Domiciano, sino una multitud de razas, reinos y cabezas coronadas.16

16

Rosenberg, Joel C. Epicentro. Grand Rapids, Michigan: Tyndale House Publishers. 2007.

90


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

11. EL TEMPLO, LOS DOS TESTIGOS Y LA TROMPETA

11:1-19 EL TEMPLO 11:1-2. En la acción de estos versículos, Juan ya no es simplemente un testigo. Se le dan instrucciones para medir el santuario y para ello se le pone una caña en las manos. Esta caña era aparentemente una especie de junco que crecía en el valle del Jordán, hasta una altura de 15 a 20 pies. Era recta como una vara, aunque no se declara su longitud (la de Ezequiel era de 6 codos; como unos 9 pies, Ez. 40:5). A Juan se le dijo que midiera el templo ( - naos, el templo interior o el lugar santo y el lugar santísimo), el altar (probablemente el altar del incienso que estaba en el lugar santo) y los adoradores. Estos adoradores serán los fieles judíos creyentes de los días de la tribulación. El templo es el que será construido en Jerusalén (ver v.8), durante la tribulación y en el cual los antiguos ritos judíos serán instituidos de nuevo. Es aparentemente el mismo templo en el cual se sentara el hombre de pecado, exigiendo ser adorado y echando abajo la adoración judía (2ª Tes. 2:4). El medir en sí, parece ser un acto de conocimiento y de reclamo. En el hecho de Juan, Dios esta asegurando que tomara nota de aquellos que le adoren fielmente en los días de la tribulación. El patio de los gentiles no se mide, sino que se le dice a Juan que lo “eche fuera” (“déjalo aparte”). El lenguaje indica absoluto desprecio y la razón que se da es que los gentiles hollaran la ciudad de Jerusalén durante 42 meses.

91


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía Esto ocurrirá durante la última parte de la tribulación cuando el hombre de pecado derribe la adoración judía y establezca la suya propia. Así, pues, la adoración que tiene lugar en el templo, descrita en 11:1-2ª, ocurre durante la primera parte de la tribulación, mientras que el hollamiento de la ciudad por los gentiles (11:2ᵇ), acontece durante los últimos 42 meses. En estos versículos se exponen dos principios espirituales importantes. Primero, Dios es conocedor de todo lo que está pasando, y segundo, Dios fija los límites de la persecución.

LOS DOS TESTIGOS 11:3-14. TIEMPO v. 3. El tiempo límite del ministerio de los dos testigos se declara explícitamente en 1,260 días. Hay cierto desacuerdo respecto a si esto se refiere a la primera o a la última mitad de la tribulación, pues el texto no especifica cuál. A mí me parece que es la primera a la que se refiere, ya que lo que concluye su testimonio es la entrada en escena de la bestia con poder (v.7). A pesar de estar presente y activo durante la primera parte de la tribulación, principalmente como figura política, no se presenta a sí mismo en su verdadero carácter ni exige ser adorado hasta la mitad de la tribulación. Así pues, parece que causará la muerte de los dos testigos que han estado sirviendo durante la primera parte de la tribulación. Si esto es así, entonces, naturalmente, ellos estarán testificando junto con los 144,000 durante este tiempo.

RASGOS vv. 4-6. Su carácter, v.4: Se describe a estos hombres, como dos olivos y dos candeleros. La figura de los dos olivos viene de Zac. 4:3, 14 y significa que son seres consagrados. La figura de los candeleros también puede ser del mismo pasaje (donde solamente hay un candelero), pero evidentemente se refiere al carácter de los dos testigos como portadores de la luz de la verdad de Dios. 92


EL TEMPLO, LOS DOS TESTIGOS Y LA TROMPETA

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

Su conducta, vv. 5-6: La conducta de su ministerio es espectacular, por decir poco. Tendrán poder para: 1) 2) 3) 4)

Matar a sus enemigos con fuego. Hacer que no llueva. Volver las aguas en sangre. Traer plagas sobre la tierra.

Elías Moisés

 “Los dos primeros traen a la memoria a Elías y los dos últimos a Moisés.”

TERMINACIÓN vv. 7-10. Tiempo, v.7: Su ministerio terminará solamente cuando “hayan acabado su testimonio”. Serán invencibles hasta que su obra sea hecha, y solamente entonces, Dios permitirá que sean muertos. Medios, v.7: Los medios de su muerte será el aparecimiento de “la bestia que sube del abismo”. Esta es la primera de 36 referencias a la bestia en el libro. El martirio de los dos testigos será aparentemente su primera gran actuación y sin duda le hará ganarse el apoyo de mucha gente. Exhibición, vv.8-9: Sus cuerpos serán exhibidos públicamente en las calles de Jerusalén, que es identificada como la ciudad donde el Señor fue crucificado y se caracteriza aquí como Sodoma. A sus cuerpos se les negará entierro a pesar de que la ley permitirá el entierro el mismo día, incluso para los peores criminales (Dt. 21:22-23). Esta acción refleja la condición endurecida de la gente. Resultado, v.10: Por si la exposición de los cuerpos deteriorantes no fuera suficiente, la gente en la tierra hará festividad con motivo de esta ocasión y se mandaran regalos unos a otros. Esta es la única mención de regocijo en la tierra a lo largo de toda la tribulación, y lo es por la muerte de los dos testigos. La gente está tan contenta de que sus atormentadores estén muertos, que lo convierten en feliz día de fiesta. Si ellos hubieran creído su testimonio y recibido su mensaje, el efecto de su muerte hubiera sido recibido de forma muy diferente. 93


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

TRASLACIÓN vv. 11-14. Dios interviene. Los dos testigos serán levantados al cabo de tres días y medio y serán trasladados al cielo en la (no “una”) nube (gloria de shekináh – ‫)חאנכֿעחס‬. Su restauración a la vida y su milagrosa traslación al cielo, infundirá temor en los que lo vean. A lo mejor por un momento, se dan cuenta de que hay un poder mayor que el de la bestia. No es difícil imaginar la escena. Una multitud estará en pie a su alrededor, o bien pasando al lado de sus cuerpos que yacen en la calle. Indudablemente habrá radio y televisión. De repente se levantaran, y una voz (no la del locutor) será oída desde el cielo y los dos testigos desaparecerán de la vista en la nube de gloria. Antes de que los periódicos puedan dar la noticia y los comentaristas escribir sus interpretaciones, tendrán que informar sobre otro gran acontecimiento, un terremoto centrado en Jerusalén, que destruye una ⅓ parte de la ciudad y mata a unos 7,000 hombres. “Los demás” no indica necesariamente un grupo salvado espiritualmente, sino simplemente el resto de los que viven en Jerusalén que no fueron muertos en el terremoto. Los demás se aterrorizan y dan gloria a Dios. Algunos pueden convertirse en causa de esta experiencia, pero otros simplemente reconocerán el poder divino sin arrepentimiento personal. Este es el fin del segundo ay y trae consigo el sonido de la séptima y última trompeta.

SEPTIMA TROMPETA 11:15-19. ANUNCIO v.15. La porción de paréntesis entre la sexta y séptima trompetas ha concluido ahora (10:1-11, 14). Con el sonido de la séptima trompeta, viene un anuncio. Muchos textos leen “el reino” en lugar del plural. En cualquier caso, el significado es que Cristo toma el dominio del mundo. Tendrán lugar algunos acontecimientos antes de que todo se lleve a cabo, pero el fin esta cerca y se puede hacer el anuncio. Este será el cumplimiento de muchas profecías del Antiguo Testamento (Sal. 2:2; Dan. 2:44; Is. 9:6-7). 94


EL TEMPLO, LOS DOS TESTIGOS Y LA TROMPETA

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

ADORACIÓN v. 16-17.

Los veinticuatro ancianos en los tronos caen ante Dios y le adoran por tomar lo que es legítimamente suyo.

IRA v.18. Este versículo parece ser una continuación de las palabras de los ancianos. Cuando se cumpla que Cristo tome las riendas del gobierno, las naciones se enfurecerán, los muertos impíos serán castigados y los justos serán premiados. La ira de las naciones llega a su fin en 19:19. En otras palabras, cuando Cristo venga a reinar, se hará justicia completa y todas las cosas serán puestas en su sitio.

ARCA v.19. Que haya un templo de Dios en los cielos no es sorprendente, ya que el tabernáculo fue construido según modelo de las cosas que hay en el cielo (He. 9:23). Pero la adoración a Dios en la tierra, en el templo de la tribulación ha sido profanada por la Bestia. En el templo celestial se ve en este momento el arca brillando a través de lo que parecen relámpagos, voces, truenos, terremotos y granizos. El arca era el lugar de la presencia de Dios y el recordatorio de su fidelidad. Aquí, justo antes del derramamiento del juicio final, se nos recuerda la fidelidad de Dios con su propio pueblo.

Nota adicional sobre la identificación de los dos testigos A lo largo de los años, muchos han intentado identificar a los dos testigos. Lo que sí es cierto es que: 1) Son personas, pues todas las otras veces que se usa la palabra “testigo” en el Nuevo Testamento, se usa para personas. No son movimientos ni poderes, sino personas individuales. 2) También es cierto que no se les da nombre en el texto, y yo pienso que la cuestión se debe dejar como está. 95


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía Son dos testigos excepcionales levantados por Dios, durante la tribulación y preservados por él, hasta que se haya cumplido su ministerio. No obstante, ha habido muchos intentos de identificación. Elías: Se nota semejanza entre su ministerio (Stgo. 5:17; 2ª Re. 1:1012), la manera en que fue tomado al cielo (2ª Re. 2:11), y el hecho de que Elías tiene que venir antes del día del Señor (Mal. 4:5; Mt. 17:1011). Moisés: Se nota semejanza entre su ministerio y el de los testigos (el agua tornada en sangre, Ex. 7:20), y su presencia en el Monte de la Transfiguración con Elías, le cualifica como un testigo importante. Enoc: Como Enoc y Elías fueron las dos únicas personas que fueron trasladadas sin morir, se sostiene que ellos serán los dos testigos, ya que todos los hombres tienen que morir (He. 9:27). Pero ¿Qué pasara con todos los santos que serán trasladados en el rapto? También, el día en que Enoc profetizó, fue un mal día como la tribulación.

96


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

12. LA TERCERA GUERRA MUNDIAL 12:1-17 El cap. 12 es una descripción de guerra – primero en la tierra (vv. 1-6), después en el cielo (vv. 7-12), y finalmente otra vez en la tierra (vv. 13-17). No revela cosas futuras, sino que también se nos descorre el velo para ver el campo de Satanás y sus ángeles.

GUERRA EN LA TIERRA – FASE I – 12:1-6. DOS PRODIGIOS vv. 1-4ª. Se nos presentan primero dos “señales”. “Señal” ( – semeion) se usa siete veces en el libro (12:1,3; 13:13-14; 15:1; 16:14; 19:29) para indicar un objeto con significado especial. La primera señal es una mujer (vv. 1-2). Esta es la segunda de cuatro mujeres mencionadas en el libro (Jezabel, 2:20; la Gran Ramera, 17:4; la Esposa, 19:7). La descripción de esta mujer hace recordar Gen. 37:9-10. La impresión obvia que da la descripción es de gran esplendor. La mujer coronada y ataviada en gran gloria. El empleo de sol, luna y estrellas no es para identificarla, sino para describirla. Quien pueda ser, debe determinarse por otra consideración, a saber, su relación con el niño. Ya que se ve claramente que el niño es Cristo (de la descripción de su reinado en el v.5, comparada con Sal. 2:9; Apoc. 2:27, 19:15), la mujer tiene que ser la que trajo a Cristo – Israel. Que es Israel y no únicamente María, se corrobora por el hecho de que esta mujer es perseguida durante la última mitad de la tribulación (v.13 y siguientes). Además se describe a la mujer como con dolores de parto 97


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía en el nacimiento de Cristo. Este cuadro es una paradoja – una mujer reina, sufriendo. La segunda señal es un dragón (vv.3-4ª). La identificación de esta señal se hace en el v.9. El dragón es Satanás, pero su descripción en estos versículos es espantosa. El uso de un dragón para retratar a Satanás, indica su intensa crueldad. El adjetivo “escarlata”, indica su carácter homicida, sanguinario. Las siete cabezas y los diez cuernos le relacionan con la bestia (13:1) y las diademas en sus cabezas, muestran su poder regio. Se dice que con su cola arrastraba una ⅓ parte de las estrellas del cielo y los arrojó (tiempo aoristo, indicando un acontecimiento definitivo) sobre la tierra. El problema es, ¿Qué son las estrellas? Podrían ser los cuerpos luminosos que se ven en los cielos, en cuyo caso este acontecimiento podría ser una especie de juicio que provoca la caída de meteoros sobre la tierra. Pero algunas veces las estrellas se refieren a seres angelicales (como 9:1; Job 38:7 y Apoc. 1:20). Si eso es a lo que se refiere aquí, entonces el acontecimiento que se describe es la sublevación de Satanás llevando consigo en rebelión a una ⅓ parte de los ángeles (ver Jud. 6; 2ª Ped. 2:4).

LA GUERRA 4ᵇ-6. En realidad en el v.4 hay dos frases. El v.4ᵇ vuelve a los tiempos del nacimiento de Cristo y a los esfuerzos de Satanás para destruirle (Mt. 2:13). El nacimiento de Cristo está representado en el v.5; se le identifica como el Regidor final de las naciones; luego se menciona su ascensión, dejando aparte su vida entera y su pasión. La razón de esta omisión es simplemente que el “quid”17 del pasaje es la guerra de Satanás contra Cristo. Satanás fracasó en su intento de destruirlo en su nacimiento, y el hecho de que ascendió prueba que no le pudo destruir durante su vida, ni siquiera en su muerte. La ascensión es la prueba del fracaso de Satanás. ¿Qué relación tiene el v.6 con la historia?

17

* Significa el punto culminante o la parte central de un cuento y/o historia.

98


LA TERCERA GUERRA MUNDIAL

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. Ya que Satanás fracasó en su intento de matar a Cristo, fija su atención en la mujer, Israel, para derramar su venganza sobre ella. Los detalles de la persecución durante tres años y medio están registrados en los vv. 13-17.

GUERRA EN EL CIELO 12:7-12. CONTRINCANTES v.7. La escena se desplaza al cielo y a una guerra entre Miguel y sus ángeles y Satanás y los suyos. Miguel significa “el que es como Dios”, Y es el único ángel en las Escrituras al que se le llama específicamente arcángel (Jud. 9; cf. Dan. 10:13, 21; 12:1). En Jud. 9 se registra un conflicto entre los dos dirigentes. Miguel y Satanás. Aquí la guerra es entre ellos y sus ejércitos.

CONSECUENCIAS vv. 8-12. En relación a la tierra, vv. 8-9, 12ᵇ: El resultado de la batalla es la derrota de Satanás y sus huestes. Se les echa del cielo y se les arroja a la tierra. En el v.9, Satanás tiene cinco títulos. 1. 2. 3. 4. 5.

Dragón: Indica su fiera naturaleza. Serpiente: Indica su índole artificiosa. Diablo: Significa acusador y/o calumniador Satanás: Significa adversario También se le llama El que engaña al mundo entero.

En el v.12 la voz del cielo anuncia calamidad para los habitantes de la tierra, porque el diablo ha sido arrojado del cielo y sostendrá toda su batalla en la tierra. Hay dos razones para este ay en el v.12: 1. A causa del encierro de Satanás en la tierra como única esfera de operación. 2. Porque sabe que no tiene mucho más tiempo antes de su derrota final y cautiverio absoluto. En relación al cielo, vv. 10-12ª: En esta derrota de Satanás (que probablemente ocurre en el punto medio de la tribulación), una voz en 99


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía el cielo rompe en alabanzas. Anuncia la salvación y el reino, ya que se ha hecho otra gran conquista en la marcha hacia la inevitable victoria de Cristo. Algo se nos revela acerca de la obra de Satanás a lo largo de los años de la historia y la forma en que se ha conseguido la victoria sobre él (vv. 10-11). Se le da el título de “el acusador de nuestros hermanos”. El Evangelista Yiye Ávila solía decir, “Satanás es el acusador de nuestros hermanos; dejémosle el trabajo sucio a él hermano”. Su actividad continua día y noche y es ante Dios (así haciéndolo claro que éste ha sido y es su trabajo hasta la mitad de la tribulación, cuando será arrojado del cielo). Pero hay una manera de ganar la victoria sobre Satanás y ésta se nos revela en el v.11. “Ellos” se refiere a los hermanos del v.10. Hay tres elementos en la formula de la victoria en el v.11 y son: a) El fundamento es la sangre del Cordero. La sangre es evidencia de muerte; así pues, la muerte de Cristo es el fundamento de toda victoria sobre Satanás. b) La actividad que vence a Satanás es el testimonio. Aunque conduzca a la muerte (como suele suceder), el testimonio será efectivo en derrotar a Satanás. c) La actitud que se requiere en la victoria es el completo sacrificio personal, aún hasta el punto de aceptar la muerte. Todas las persecuciones, torturas y martirios de los santos de todos los tiempos son explicables ahora. La aparente derrota es una victoria final contra el enemigo de nuestras almas, Satanás.

100


LA TERCERA GUERRA MUNDIAL

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

GUERRA EN LA TIERRA – FASE II – 12:13-17. ANTAGONISTAS v.13. Como se anticipo en el v.6, el ataque de Satanás, después de haber sido arrojado del cielo, se centra en la mujer, Israel.

AMPARO v.14. Las alas del águila indican el vuelo rápido que será necesario para que Israel escape de los ataques del dragón por medio de sus agentes (cf. Mt. 24:16 para el vuelo y Ex. 19:4; Deut. 32:11-12 para las alas de águila). Aparentemente esta gente fugitiva encontrara asilo en alguna parte del desierto que les dará cierta protección natural durante un tiempo, tiempos y la mitad de un tiempo, o bien 3½ años (la última parte de la tribulación). Algunos han pensado que este refugio puede ser la ciudad de Petra, en el sur de Palestina, ahora abandonada.

ATAQUE vv. 15-17. Satanás (que puede hacer que ocurran milagros también) lanzara su ataque con una inundación, al parecer para ahogar y sacar a la gente de su refugio desértico. Dios en respuesta, hará de alguna manera que la tierra se abra (¿un terremoto?), para que se consuma el agua de la inundación y así se salve la gente perseguida. Cuando fracasa en su intento de conquistar o destruir a aquellos que escaparon al desierto, Satanás volverá su ataque hacia “el resto de su descendencia”. La palabra “resto” es ( – loipoi), que en el resto de Apocalipsis se aplica a grupos de individuos en un sentido general y no necesariamente a un remanente espiritual. Ciertamente las palabras por los fieles de Israel son diferentes en Rom. 9:27 y 11:5. Estos son el resto que no huyeron.Todos aquellos que Satanás atacara son el remanente en el sentido de estar al lado de Dios; de otra manera no estaría interesado en atacarles. Algunos vuelan al asilo desértico; el resto no, y es sobre ellos que Satanás descarga su ataque en el v.17. 101


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

13. LA BESTIA Y SU PROFETA

13:1-18 LA BESTIA 13:1-10. APARIENCIA vv. 1-2. Esta bestia ya nos ha sido presentada (11:7), pero ahora se nos da una completa descripción de su persona y trabajo. En la visión, subió del mar, lo que muchos entienden como un símbolo de masas de gente (17:15). Quizás su origen del mar simplemente sea para distinguirle en la visión de la segunda bestia que sube de la tierra. La bestia tiene siete cabezas, diez cuernos, coronas en los cuernos y nombres de blasfemia en las cabezas. La bestia es un reino, ya que los diez cuernos son identificados en 17:12 como diez reyes, aunque están unidos en una bestia. En otras palabras, representa a una confederación de diez. Las siete cabezas también se nos explican en 17:9, como los siete montes de la ciudad donde se centra su poder (Roma). También representan siete gobernantes romanos de los cuales él es el último. Así pues, la bestia no solamente es un reino, sino también un gobernante individual. Sabemos que es un hombre, porque en 2ª Tes. 2, se sienta en el templo de Dios como un individuo, no como un reino. Es por esto que sus cabezas están cubiertas con nombres (el plural es correcto) de blasfemias. Los emperadores romanos en el pasado, blasfemaban designándose a sí mismos como que eran un dios; y este hombre hará lo mismo (2ª Tes. 2:4).

102


LA BESTIA Y SU PROFETA

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

LA BESTIA Y SU PROFETA

En apariencia, la bestia era como un leopardo, sus pies como los de un oso y su boca como la de un león. En la visión de Daniel 7, la primera bestia que vio el profeta, era como un león, la segunda como un oso y la tercera como un leopardo. La bestia de Juan combina esos rasgos; toda la fuerza, brutalidad y rapidez que tuvieron los imperios babilónico, medo-persa y griego estarán presentes en esta forma final de gobierno mundial en la confederación occidental de naciones (o como algunas veces se le llama, el Imperio Romano restablecido). Por muy grande que vaya a ser este hombre y su imperio, actualmente no es más que un agente o instrumento de otra persona (por el momento). Es el Dragón o Satanás quien da a la bestia su poder, su trono y autoridad. Es vendido a Satanás y Satanás le usa al máximo.

ACLAMACION vv. 3-4. Causa, vv. 3: Una de las cabezas de la bestia estaba “herida de muerte”, literalmente, “como matada de muerte”. Es exactamente la misma palabra que se usa en 5:6 acerca del Cordero, donde se traduce “como inmolado”. Si Cristo murió en verdad, entonces parece que también este gobernante morirá en verdad. Pero su herida será sanada, lo que únicamente puede significar restauración a la vida. En 11:7, se le ve saliendo del abismo y eso coincide con su restauración a la vida aquí. Aparentemente muere, desciende al abismo y vuelve a la vida. Comprensiblemente el mundo se maravilla ante él. Carácter, v.4: El mundo adorara a la bestia. La palabra “toda” del v.3, se limita por el v.8. Aquellos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida, no la adoraran, pero los demás sí. Adoración significa reconocimiento de merito, y el merito que la gente reconoce en la bestia es doble: I.

su singularidad (¿Quién como la bestia?) 103


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía II.

su poderío (¿Quién podrá luchar contra ella?).

ACTIVIDAD vv. 5-7ª. Su actividad incluye blasfemia y guerra. Nótese que la primera es una actividad religiosa y la segunda política. No solamente es un gobernante político, sino que intenta ejercer dominio religioso también. Su boca habla grandes cosas y blasfemias contra Dios (Dn. 7:25). Blasfemara el nombre de Dios, el sitio donde mora Dios (su tabernáculo) y los que moran en el cielo (los santos que ya estarán ahí). Aun mas, se le permitirá a la bestia (v.7), hacer guerra a los santos y vencerlos (cf. 12:17). “Vencerlos” indica que los matara. No obstante, toda su actividad está directamente bajo el control de Dios. Dios es quien le permite hacer guerra, y todo su poder está limitado a 42 meses (v.5). Aquí tenemos un ejemplo de la interacción de fuerzas que preparan los acontecimientos; Dios controla todo, pero Satanás controla a la bestia que a su vez actúa por si sola blasfemando. Los hombres que componen su ejército, le servirán voluntariamente para hacer mártires del pueblo de Dios, los cuales, aunque entreguen su vida, están sin embargo, bajo el poder y protección de Dios.

AUTORIDAD vv. 7ᵇ-10. Extensión, vv. 7ᵇ-8: La autoridad de la bestia se extiende a todas las gentes, menos a aquellos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida. La frase “libro de la vida”, aparece siete veces en Apocalipsis (3:5; 13:8; 17:8; 20:12, 15; 21:27; 22:19) y solamente una vez en el resto del Nuevo Testamento (Fil. 4:3). Fin, vv. 9-10: El fraseo del v.9, indica una seria llamada de atención. Se va a anunciar un principio importante en el v.10, el principio de retribución. Después de todo lo que se ha dicho sobre el poder de la bestia, el v.10 es una palabra de gran consuelo. El apresador será apresado y el asesino será muerto. 104


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. LA BESTIA Y SU PROFETA Cuando Dios haya llevado a cabo todos sus propósitos por medio de la bestia, la tomará cautiva y la encerrara en el lago de fuego y azufre. En el conocimiento de esto está la paciencia y la fe de los santos que pasan por estas persecuciones.

EL FALSO PROFETA 13:11-18. APARIENCIA v.11. Esta segunda bestia, sube de la tierra y es, por lo tanto, distinta de la primera que salió del mar en la visión. Su apariencia también es diferente – menos pretenciosa. Tiene dos cuernos (en lugar de diez) como un cordero. Los cuernos sugieren fuerza, aunque menos fuerza que la primera bestia, y el cordero puede aludir a una apariencia de mansedumbre o inocencia y puede también mostrar su carácter como una imitación del Cordero de Dios; Cristo. No obstante, esta bestia no es una persona débil, porque habla como un dragón.

OBJETO v.12. El objeto de esta segunda persona es promover la adoración de la primera bestia. En ningún momento de su carrera, se promueve a sí mismo, sino que sus intereses siempre se relacionan con la primera bestia. El v.12 declara que su poder es grande como el de la primera bestia, pero lo usa en beneficio de la primera bestia.

ACTIVIDAD vv. 13-17. Para que pueda llevar a cabo su propósito, esta segunda bestia tendrá poder para hacer ciertas cosas. Fuego en la tierra: Hará descender fuego a la tierra para duplicar el poder de los dos testigos y mostrar así al mundo que tiene tanto poder como ellos tenían (v.13). Otros milagros: Hará otros milagros o señales (vv. 13-14). 105


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía Imagen de la primera bestia: Ordenará a los moradores de la tierra que hagan una imagen de la primera bestia (v.14), y por lo que sigue vemos que lo hacen deseosos y de prisa, puesto que su próximo paso es dar vida a esa imagen que ellos hacen. Dice que le infunde “aliento”. La palabra es ( – pneuma; espíritu). Esto podría indicar un milagro sobrenatural (ejecutado por el poder de Satanás) que da vida a la imagen. La palabra puede ser traducida como (viento; ruah ‫ )האﬧ‬indicando algún tipo de juego de manos que la segunda bestia haga y que de apariencia de vida real a esta imagen. El discurso y los movimientos de la imagen podrían ser fabricados con facilidad. Identificación con la bestia: Forzara a los hombres a identificarse con la bestia por medio de una marca que tienen que recibir en la frente o en la mano. La palabra “marca” significa una impresión hecha con un sello, como un hierro para marcar esclavos o animales. Los hombres se convertirán en esclavos de la bestia, y tendrán la marca de identificación de su esclavitud. Sin ella no podrán comprar ni vender. ¿Cómo será esa marca? El v.17 indica que será o bien el nombre de la bestia o su número. En el v.18 se nos explica que el número es 666. Este es el número de la primera bestia, el cual será una de las opciones para la marca. En ese día venidero, también será una forma en que el remanente de los creyentes pueda identificar a la bestia. Se han hecho tantas identificaciones respecto al número 666 con personajes históricos, que se han convertido en coincidencias sin confianza. Cuando este hombre entre en la escena de los asuntos del mundo, no habrá confusión respecto de quien sea y de alguna manera que no se sabe ahora, el número 666, jugara una parte importante en la identificación. De todas maneras, la marca es de la primera bestia, porque es el personaje principal de este capítulo y aquel cuya adoración promueve la segunda bestia. Por esta razón en otros lugares, 106


LA BESTIA Y SU PROFETA

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. la segunda bestia recibe el nombre de falso profeta; es un profeta de la primera bestia (16:13; 19:20; 20:10).

Nota adicional sobre el titulo “Anticristo” El término “anticristo” es bíblico. (1ª Jn. 2:18, 22; 4:3; 2ª Jn. 7). Se usa refiriéndose a falsos maestros en los tiempos de Juan (y como ejemplo puede usarse refiriéndose a falsos maestros de cualquier tiempo) y para referirse al anticristo que vendrá. En otras palabras, el término se emplea bien en el presente y en el futuro, en el singular y en el plural. ¿Cuál de estas bestias será el anticristo? El significado de la palabra no determinará la respuesta, ya que las dos bestias son anticristos en el sentido de estar en contra de Jesucristo. Algunos piensan que la segunda bestia es el anticristo, porque tiene que ver principalmente con asuntos religiosos, mientras que la primera bestia tiene relación principalmente con actividades políticas. No obstante, la primera bestia es un dirigente religioso, porque es él quien será adorado. Algunas veces se cita a Dn. 11:37, para mostrar que el anticristo será judío y la referencia va unida al hecho de que la segunda bestia sale de la tierra (simbolizando a Israel). No obstante, se puede traducir a Dn. 11:37 por “dioses” o por “dios”. Yo pienso que el titulo “anticristo” tiene que otorgarse al personaje más importante, y ese, naturalmente, es la primera bestia. 1ª Jn. 2:18, indica que viene un gran anticristo. El Señor predijo que habría muchos falsos profetas y muchos que dirían ser Cristo durante los días de la tribulación (Mt. 24:11,23). El titulo “anticristo” pues, debiera ser aplicado a la persona sobresaliente de todos estos falsos personajes, y es la primera bestia. También para mí la primera bestia (se le llame anticristo o no) es el hombre de pecado (2ª Tes. 2:3), el pequeño cuerno (Dn. 7:8), el príncipe que ha de venir (Dn. 9:26), el rey que hará su voluntad (Dn. 11:36), y la bestia (Apoc. 11:7; 14:9,11; 15:2; 16:2,10,13; 17:3-17; 19:19-20; 20:4,10). 107


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

14. DIVERSOS ANUNCIOS 14:1-20 LOS 144,000 14:1-5. SITUACION v.1. La visión comienza con Juan viendo al Cordero y a los 144,000 en el Monte de Sion. Algunos entienden como una anticipación del estado milenial, haciendo que Sion signifique la Jerusalén terrenal, como lo hace a veces (2ª Sa. 5:7; Is. 2:3). Pero ya que Sion se usa para referirse a la Jerusalén celestial (He. 12:22) y ya que estos 144,000 están delante del trono (v.3), parece más natural entender a Sion como la ciudad celestial. No obstante, el punto importante es que los 144,000 están ahora con el Cordero. Cuando el grupo fue presentado por primera vez, estaban en la tierra (7:1-3), pero ahora están en el cielo. Su trabajo de testificar debe estar acabado ahora, ya que nadie los podrá matar hasta que terminen su obra. Parece claro que son el mismo grupo del cap.7, ya que: 1. El número distintivo es exactamente el mismo. 2. El sello del nombre de Dios (literalmente en v.1, “tenían su nombre y el de su Padre”) en su frente es el mismo.

CANTICO vv. 2-3. Enseguida Juan oyó un gran sonido – como la voz de muchas aguas (indicando el volumen) y el sonido de trueno (indicando su potencia). Era como voz de arpistas tocando sus arpas y cantando una nueva canción. El v.2 aparentemente habla del mismo grupo que el v.3, es decir, de los 144,000. 108


DIVERSOS ANUNCIOS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. Nótese también que los 144,000 son distintos de los ancianos y los seres vivientes. Eso prueba que los 144,000 no pueden ser el mismo grupo que el que está representado por los ancianos.

SEPARACIÓN v.4. Se dicen dos cosas respecto a su separación para Dios. Primero, son vírgenes. Aunque esto puede entenderse como que esta gente nunca se caso, también puede significar que estaban completamente apartados para el Dios a quien servían. La palabra “virgen” se usa en esta manera respecto a los creyentes casados en Corinto, en 2ª Cor. 11:2. Incluye a los hombres en aquel pasaje, en Mt.25:1 y aquí. Segundo, seguían a Cristo “por dondequiera que va”, incluyendo la obediencia hasta la muerte.

SALVACIÓN v.4ᶜ. Son un pueblo redimido y se dice que ellos son las “primicias” o los primeros frutos. Por la forma en que se emplea esta palabra en el Antiguo Testamento, significa que son una ofrenda, como muestra para Dios, lo que indica que seguirá una cosecha mayor. A los primeros convertidos de un país, se les da el nombre de primicias, con relación al gran número que hay que ganar para Dios (Rom. 16:5; 1ª Cor. 16:15). Cristo es la primicia de la cosecha de resurrección (1ª Cor. 15:20,23). ¿De qué grupo son estos 144,000, las primicias? Aparentemente indican la cosecha de muchos otros israelitas (recuérdese que son judíos, no gentiles), que acudirían al Señor al final de la tribulación y durante el milenio (Is. 2:3; Zac. 8:22).

SANTIFICACION v.5. En algunos textos, la última frase “delante del trono de Dios” se omite. Sin embargo, el versículo describe la santificación final de esta gente.

109


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

EL EVANGELIO ETERNO 14:6-8. ANUNCIO v.6. Aparece un ángel con el anuncio del (literalmente “un”) evangelio eterno. (Véanse Gal. 1:8, aunque Dios no usa ángeles hoy para proclamar el evangelio).

LO QUE INCLUYE v.6. El mensaje de este evangelio es para todo el mundo. Es la última llamada de gracia de Dios para un mundo que persiste en rechazarle y le desafía abiertamente.

MENSAJE v.7. Su mensaje es triple: temer, glorificar y adorar a Dios. El aspecto en particular de la revelación de Dios de sí mismo en este momento es como Creador. Si un hombre presta atención a este mensaje, tendrá que negarse a recibir la marca de la bestia, lo que mostrara del modo más claro posible, un cambio de corazón. En esos días, la gente no arriesgara su vida, cayendo en las manos de la bestia, por una simple profesión externa de salvación.

CONDENA DE BABILONIA 14:8. Este capítulo viene a ser una especie de resumen del resto del libro. Ahora otro ángel, anuncia la caída de Babilonia, que se describe en detalle en los caps. 17-18.

CERTEZA La repetición de “ha caído” enfatiza la certeza de la absoluta destrucción de Babilonia. Esto es un anticipo, ya que la caída de Babilonia está conectada con el derramamiento de la séptima copa (16:19).

110


DIVERSOS ANUNCIOS

CAUSA

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

Existen dos motivos por los cuales se juzga a Babilonia; por su propia fornicación y porque ha corrompido a todas las naciones con sus pecados.

CONDENA DE LOS ADORADORES DE LA BESTIA 14:9-13.

GENTE v.9. El tercer ángel anuncia juicio sobre todos aquellos que adoran a la bestia y su imagen y reciben su marca. Nótese que la marca se puede poner en la frente donde todos la puedan ver o en la mano, donde se puede esconder temporalmente.

CASTIGO vv. 10-11. Se describe el castigo en términos tan terribles como en otras citas en la Biblia. Su intensidad es pura, pues se dice, “él beberá del vino de la ira de Dios que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira”. Sus agentes serán fuego y azufre. Constituirá un espectáculo ante los santos ángeles y el Cordero a quien rechazó esta gente. Su alcance es eterno (v.11) y su carácter continuo (“no tienen reposo ni de día ni de noche”, v.11).

PACIENCIA v.12-13. A pesar de la intensidad de los esfuerzos de la bestia para tener a todo el mundo bajo su control, habrá algunos que no se rendirán, sino que guardaran los mandamientos de Dios. En medio de toda esta persecución por la bestia, tendrán ayuda para soportar, recordando que al final, la bestia y todos sus seguidores tendrán que sufrir el castigo eterno descrito en los vv. 10-11. Este versículo es similar a 13:10ᵇ. Aun se hace otro anuncio en el v.13 concerniente a aquellos a quienes la bestia martirizara. Se les llama “bienaventurados”. “De aquí en adelante” indica que esto se refiere a aquellos en particular que sufrirán bajo la bestia. Sus obras en defensa de la verdad seguirán con ellos al cielo.

111


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

COSECHA DE LA TIERRA 14:14-20. SEGADORES vv. 14-18. Los segadores de la cosecha son el Señor (vv.14-16), y los ángeles (v.17). Se describe al Señor con una corona de oro ( – stéphanos; corona de vencedor, no una diadema, indicando su venida como Conquistador) y una hoz aguda (para llevar a cabo su labor de juicio). Un ángel (v.15) procedente del templo, da la orden de parte de Dios, para comenzar con la cosecha y otro ángel (v.17), también de la presencia de Dios, aparece con una hoz aguda para ayudar a segar (Mt. 13:39).

RAZON vv. 15-18. En esta sección se usan dos figuras, la siega (vv. 14-16) y la viña (vv. 17-19). Se dice que la mies está madura (v.15) y también se dice que las uvas de la viña están maduras (v.18). Aun así, las dos palabras son diferentes. La mies madura es literalmente una cosecha seca o marchita (cf. Mt. 21:19-20; Mc. 3:1,3; Jn. 15:6; Apoc. 16:12). En otras palabras, los habitantes de la tierra están marchitos, sin vida y completamente preparados para juicio. También se dice que las uvas de la viña están maduras. Esta es la viña de la tierra y contrasta con Cristo, la vid verdadera (Sal. 80:8; Jn. 15:1). El cuadro aquí es que la falsa religión del hombre está plenamente madura y lista para la siega. Así pues, la cosecha esta lista, porque el hombre, en sus propios esfuerzos, aparte de la vida de Dios, ha desarrollado un sistema religioso apostata.

RESULTADO vv. 19-20. Si los vv. 14-16, retratan la siega de Mt. 13:36 y siguientes, entonces, naturalmente, algunos entraran en la bendición del reino mientras que otros irán a juicio. Pero la cosecha de las uvas da como resultado juicio en el lagar de la ira de Dios.

112


DIVERSOS ANUNCIOS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. En el v.20, este juicio no se especifica como el infierno, sino como algo que ocurre en la tierra (“fue pisado fuera de la ciudad” – Jerusalén). Aparentemente, es una referencia a la guerra de Armagedón (cf. 19:17-19) cuando la sangre de la matanza correrá por 1,600 estadios o 280 kilómetros, hasta las bridas de los caballos. El Valle de Meguido, donde se luchará la guerra, en el norte de Palestina, se desagua al Jordán, cuyo sistema da suficientes millas para que se cumpla esta predicción literalmente.

113


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

15. PRELUDIO A LOS ÚLTIMOS JUICIOS

15:1-8 PLAGAS 15:1. Lo mismo que con los juicios de trompeta, se emplean ángeles en la ejecución de las siete últimas plagas. Estas son las últimas, y cuando la séptima descienda, una voz clama, “hecho está” (16:17). “Se consumaba” debiera traducirse como “llegado a su fin”. El derramamiento de estas plagas se describe en el cap.16.

PERSONAS 15:2-4. IDENTIDAD v.2. Juan vio como un mar de vidrio mezclado con fuego. Tal mar aparece en la visión de 4:6, pero aquí está mezclado con fuego, quizás refiriéndose a la fiera persecución que esta gente sufrió bajo la bestia. Se identifica al grupo, como aquellos que habían obtenido la victoria sobre la bestia, aunque les costase la vida. Sin duda, la bestia pensara que gana la victoria matando a esos enemigos, pero Dios dice que ellos son los que tienen la victoria (cf. 12:11). Tienen arpas como los 24 ancianos (5:8) y los 144,000 (14:3).

ACTIVIDAD vv. 3-4. Cantan el cantico de Moisés y el Cordero, dando alabanzas a Dios por sus maravillosas obras (cf. Ex. 15 y Dt. 32). La palabra “cantico” se repite delante del Cordero, así que cantan dos canticos – el cantico de Moisés y el cantico del Cordero (¿Podría ser 114


PRELUDIO A LOS ÚLTIMOS JUICIOS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

esto el Sal. 22?). La esencia de los dos canticos es la maravillosa obra de Dios y se le atribuyen varias cosas: 1. Es Todopoderoso (cf. 1:8). 2. Es justo y verdadero. Este atributo tiene una importancia especial, en relación con estos juicios. 3. Es el Rey de las naciones (no “santos” como en nuestra versión). esta majestad está a punto de ser ejercida porque el establecimiento del reino en la tierra es inminente. 4. Es santo y por esta razón los hombres deberían temerle y glorificarle (cf. 14:7). 5. Las naciones le adoraran, refiriéndose otra vez al tiempo en que se establezca el reino. Este es Aquel cuya ira está a punto de derramarse en estas siete plagas últimas.

PREPARACIÓN 15:5-8. Una visión se abre, en el que se autoriza el derramamiento de estas plagas. Es la visión del templo en el cielo, particularmente del “tabernáculo del testimonio”, es decir, el lugar santo. Se abre para dejar ver a siete ángeles que salen. Esto enfatiza el hecho de que los juicios de Dios no son vengativos, sino justificativos, procediendo del santuario mismo. Uno de los cuatro seres vivientes se acerca a los ángeles con las siete copas de oro de estos últimos juicios. Estas contienen la ira de Dios, y hasta que no se derramen, nadie puede entrar en el templo, a causa del humo (probablemente un símbolo del juicio conectado con estas plagas como en Ex. 19:18; Is. 6:4). Ciertamente el humo añade al cuadro total, el terror de estos juicios inminentes.

115


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

16. LOS JUICIOS DE LAS SIETE COPAS 16:1-21 De manera distinta a las anteriores series de juicios de trompetas y sellos, que se interrumpirán entre el sexto y séptimo juicio, las siete plagas de las copas se derraman sin interrupción y aparentemente bastante de prisa. Todos los ángeles reciben la orden de ir al mismo tiempo (v.1), lo que podría indicar que estos juicios suceden rápidamente (vv. 13-16, no obstante, parecen ser un paréntesis pasajero).

PRIMERA COPA 16:2. La primera plaga se derrama sobre la tierra y su efecto es una dolorosa úlcera que se describe como maligna y activamente mala, es decir, maligna en su sentido técnico.18 La extensión de esta aflicción se limita a los seguidores de la bestia, quedando exento del residuo creyente (Ex. 9:8-12). Aparentemente la bestia no puede sanarlos, pues en el v.11, después que se ha derramado la quinta copa, se ve que aun están maldiciendo a Dios por las úlceras. Nótese que la bestia tiene el poder y que su imagen ha sido erigida cuando aparece el juicio de la primera copa. Así pues, parece que estas series de juicios tienen lugar, cuando está concluyendo el periodo de tribulación.

18

Rosenberg, Joel C. Epicentro. Grand Rapids, Michigan. Tyndale House Publishers. 2007.

116


LOS JUICIOS DE LAS SIETE COPAS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

SEGUNDA COPA 16:3.

La segunda copa se derrama sobre el mar, con el resultado de que todas las aguas se convierten en sangre y muere todo ser viviente del mar. Precisamente se dice que el mar “se convirtió en sangre como de muerto”. La figura es de un muerto que se revuelca en su propia sangre. Los mares se llenaran de sangre. Bajo la segunda trompeta, murió una ⅓ parte de las criaturas del mar (8:9); ahora la destrucción es completa. El hedor y la enfermedad que se propagará por las orillas de los mares de la tierra no se pueden imaginar.

TERCERA COPA 16:3-7. La tercera plaga sigue el patrón de la tercera trompeta y afecta a los manantiales de agua corriente, de forma que se convierten en sangre. Las víctimas de este juicio experimentaran la inexorable ley de retribución. Ellos derramaron la sangre de los santos y de los profetas y ahora es justo que beban sangre. “Lo merecen” se refiere a las víctimas de este juicio (v.6). Merecen lo que reciben. Otro ángel desde el altar repite el estribillo de lo apropiado de los juicios de Dios. La única razón por la cual es difícil para la gente concebir que Dios se conduzca de esta manera, es porque durante miles de años ha sido paciente y bondadoso, sin ejecutar el juicio que el mundo merecía.

CUARTA COPA 16:8-9. El cuarto juicio afecta el sol en tal manera que “le fue dado quemar” a los hombres. En lugar de acudir a Dios y suplicar misericordia, los hombres blasfemaran su nombre y no se arrepentirán.

QUINTA COPA 16:10-11. La quinta plaga cae sobre el trono de la bestia y trae tinieblas a la sede de su gobierno. Sin duda esto atrasa su intento de forzar a los hombres a adorarle o a ser muertos. La bestia no tendrá 117


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía tiempo suficiente para imponer su edicto universalmente. El resultado de esta plaga es que los hombres se muerden las lenguas y blasfeman contra Dios por sus dolores y úlceras (que recibieron en los juicios anteriores y que todavía tienen).

SEXTA COPA 16:12-16. El sexto juicio secara el Rio Éufrates (que previamente se había vuelto en sangre). Esto se hace para facilitar el paso de los ejércitos de los reyes de Oriente (cf. Dn. 11:44), en su rápida marcha hacia la batalla final del Armagedón. Esto constituye la sequia del rio que forma la frontera oriental de Palestina (Gen. 15:18). La mención de los reyes de Oriente, introduce un tratamiento detallado del Armagedón (vv. 13-16). Juan vio salir tres espíritus inmundos como de ranas de las bocas de la trinidad del mal – el dragón (Satanás), la bestia (13:1-10) y el falso profeta (13:11-18). Se los identifica como demonios (v.14) y su tarea consiste en reunir a los reyes de la tierra para la batalla de Armagedón. La palabra significa “Colina de Meguido” y está situada en el borde sur de la llanura de Esdraelon, donde la guerra (serie de batallas) tendrá lugar. Dios está dirigiendo esto (v.16); los demonios lo llevan a cabo (v.19); Satanás, la bestia y el falso profeta están involucrados en ello (v.13); aun así los reyes de la tierra se unirán sin ningún sentido de coacción (Dn. 11:44). ¡Qué complicados son los caminos de Dios! En medio de la escena de Armagedón, viene una advertencia y una petición de pureza y vigilancia (v.15). A pesar de la desfachatez de rechazar persistentemente y descaradamente a Dios, este ofrece su gracia.

SEPTIMA COPA 16:17-21. El último juicio trae amplia destrucción y desolación. Con él viene el grito de “Hecho está”. Señales físicas y trastornos lo 118


LOS JUICIOS DE LAS SIETE COPAS

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

acompañaran. El terremoto divide a “la gran ciudad”, Jerusalén, y produce la caída de otras ciudades. Se juzga a Babilonia (los detalles están en los caps. 1718), desaparecen islas (como por ejemplo Puerto Rico e Islas Vírgenes) y montañas, cae un gran granizo, con piedras que pesan como 125 libras. Sin embargo, a pesar de la gravedad y universalidad de estos últimos juicios, algunos hombres sobrevivirán y – por muy imposible que parezca, seguirán blasfemando a Dios, en lugar de acudir a él pidiendo misericordia. Todo lo que el hombre ha construido se desmoronara ante sus ojos. El mundo entero se hundirá alrededor de él y aun así seguirá pensando que es el dueño de su propio destino, sin ninguna necesidad de Dios. El final de esta serie de juicios, nos trae a la segunda venida de Cristo. Esto se describe en el cap.19, pero primero se le da a Juan una visión de los detalles concernientes a Babilonia, que ha sido mencionada varias veces antes.

119


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

17. LA BABILONIA RELIGIOSA 17:1-8 La destrucción de Babilonia, a la que ya se ha referido en el libro (14:8; 16:19), se describe en detalle en los caps. 17-18. El énfasis del cap. 17, recae sobre el aspecto religioso y político de Babilonia y en el 18 sobre el aspecto comercial. Babilonia es una ciudad y un sistema. Tuvo sus comienzos con la construcción de la Torre de Babel (Gen. 10:10) y floreció bajo Nabucodonosor. Si la ciudad va a ser nuevamente reconstruida sobre el Éufrates, es asunto a debatir (cf. Is. 13:19-20; 21:9; Jer. 50-51). No obstante, el nombre se emplea para más de una ciudad en estos capítulos; también se usa para referirse a un sistema. Se parece mucho a la manera en que los americanos hablan de Wall Street o de Madison Avenue, en Nueva York. Son calles reales, pero también representan las empresas financieras o de publicidad. Babilonia se usa de modo similar en estos capítulos, como sistema religioso y político en el cap.17, y como imperio comercial en el cap.18.

DESCRIPCIÓN DE BABILONIA 17:1-7. AGENTE v.1. Uno de los ángeles de las copas fue quien revelo estos detalles a Juan. Las palabras “Ven acá” aparecen otra vez en 21:9.

120


LA BABILONIA RELIGIOSA

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

DETALLES vv. 1-6.

Ramera, vv. 1-2: Se menciona cuatro veces esta característica del falso sistema religioso de los días de la tribulación en este capítulo (vv. 1, 5,15-16; ver 19:2). Esta iglesia no es fiel al Señor y, por lo tanto, es una ramera. Cuando los creyentes sean llevados al cielo, antes de que empiece la tribulación, la religión no desaparecerá de la tierra. La verdad es que florecerá bajo esta Babilonia infiel, durante la primera parte de la tribulación, hasta que sea destruida por la bestia. Naturalmente, los santos de la tribulación estarán fuera de esta religión. La prostitución de este sistema se extenderá a “muchas aguas”, lo que significa muchas gentes (v.15) e incluirá alianzas con reyes de la tierra. En otras palabras, el poder de esta iglesia será acrecentado mediante alianzas políticas. Poder Político, v.3: Lo siguiente que vio Juan fue una mujer sentada encima de la bestia. Se ve claramente que la bestia es el hombre de pecado de 13:1-10, comparando la descripción del v.3 con 13:1. El rasgo sorprendente de esta escena es que la ramera está sentada encima de la bestia, lo que indica que tendrá poder sobre el hombre de pecado. Este acontecimiento tiene que ocurrir durante la primera parte de la tribulación, antes de que el hombre de pecado abata la religión y exija que todo el mundo le adore. Gloria, v.4: La ramera está adornada con esplendor, dando a entender su gloria y sus riquezas. Falsificación, v.5ª: A su nombre se le llama un misterio. (Nótese que la palabra “misterio” no es adjetivo – “Babilonia Misterioso” – sino un nombre en aposición con Babilonia – “Misterio Babilonia”). Los cristianos se darán cuenta por el uso de esta palabra “misterio” de que esta Babilonia no es la ciudad junto al Éufrates, sino, una forma secreta de usar la palabra (explicada en 17:9,18). Como a la iglesia verdadera también se le llama misterio (cf. Ef. 121


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía 5:32), esta iglesia apostata es una falsificación (Iglesia Católica Apostólica y Romana). Federación, v.5ᵇ: La ramera también es la madre de las rameras. En otras palabras, muchos grupos se unirán a la ramera en una especie de iglesia federada. Con la identificación en 17:9 y con la interrelación de Babilonia y de las prácticas de la Iglesia Católica, es difícil evitar la conclusión de que la Iglesia Católica es la ramera. Pero este no es el cuadro completo, puesto que la iglesia apostata no es simplemente la Iglesia Católica, sino que incluirá a otros grupos en una relación familiar con su madre. El lazo que los unirá será su prostitución. Perseguidora, v.6: La iglesia será una perseguidora de los creyentes en Jesús, durante este tiempo, y tendrá éxito.

PROMESA v.7. Parece que a Juan le ha resultado enigmática la visión en su totalidad. El ángel le pregunta: “¿Por qué te asombras?” Así que el ángel promete a Juan una explicación de las cosas que ha visto.

ASUNTOS REFERENTES A BABILONIA 17:8-15. LA BESTIA v.8. Primero se identifica a la bestia. Es la misma de quien se habla en 11:7, que sale del abismo. Aquí se dice que “esta para subir”, indicando que los acontecimientos de los vv. 1-7 preceden a su subida al poder, en medio del periodo de la tribulación.

CABEZAS vv. 9-11. Primero se identifican las siete cabezas de la bestia como los siete montes sobre los cuales se sienta la ramera.

122


LA BABILONIA RELIGIOSA

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

“No se puede abrigar ninguna duda respecto del significado de estas palabras. Las siete colinas de Roma, fueron asunto común de los poetas latinos”.19

En otras palabras, el centro del poder de la bestia es Roma. La dificultad para identificar a los reyes (v.10) es mayor. Aparentemente tienen algo que ver con Roma, y algunos los han interpretado como una lista selectiva de emperadores romanos (ya que hasta los tiempos de Juan, habían reinado más de cinco). Otros sugieren que se refiere a sucesivas formas de gobierno en el Imperio Romano. Se pueden hacer objeciones a ambos puntos de vista, y el asunto queda sin solventar con seguridad. En cualquier caso, se dice terminantemente que la bestia que ha de venir es la octava (v.11), y que su poder queda limitado y su condena es segura.

CUERNOS vv. 12-14. Los cuernos de la bestia son diez reyes (Dn. 7:23-24). Estas son las diez naciones que se dejan reinar durante una hora. La expresión debería entenderse como significando un propósito o una actividad (Lc. 22:53). Para encajar con el propósito de la bestia, se les permite gobernar como entidades independientes. Pero esta independencia es solamente superficial, ya que darán su poder a la bestia (v.13) y juntos harán guerra contra el Cordero. Daniel revela que tres de esas naciones evidentemente se rebelaran para que la bestia tenga que apoderarse de ellas por la fuerza (7:24). Naturalmente no pueden derrotar al Cordero, así que son vencidos. Los títulos que se le dan a Cristo, Rey de reyes y Señor de señores”, son especialmente significativos en vista del señorío que asumirá la bestia sobre estos reyes.

19

Ortiz, Luis M. Apocalipsis, Un libro abierto para hoy. Miami, Fl. Gospel Press. 2001.

123


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

AGUAS v.5. Las aguas donde la ramera se sienta (v.1), se nos explican ahora como los pueblos del mundo. La bestia apostata será ecuménica.

DESTRUCCIÓN DE BABILONIA 17:16-18. La Babilonia religiosa, que buscaba alianzas políticas y poder, al final será destruida por una alianza política. Serán estas diez naciones las que “la dejaran desolada”. Las palabras “desolada”, “desnuda”, “devoraran” y “quemaran”, muestran la totalidad de su aniquilación. En el v.17, se encuentra otro ejemplo del entrelazamiento de los propósitos de Dios con los deseos de los hombres. Los reyes voluntariamente unirán sus fuerzas para destruir a la ramera, pero realmente al hacerlo están llevando a cabo los propósitos de Dios. Es Dios quien los inclina a aliarse con la bestia hasta que, literalmente, “se cumplan las palabras de Dios”. Finalmente, se identifica además a la mujer con la ciudad mencionada anteriormente (v.9), es decir, Roma. Esto lo hace imposible de disociar de Roma, la cristiandad apostata de los días de la tribulación. Roma será el centro religioso y político de los días de la tribulación. Para resumir este capítulo: la religión florecerá la primera parte de la tribulación en el falso sistema llamado Babilonia, La Ramera. El sistema se centra en Roma e incluye a otros grupos prostituidos y ejerce una gran influencia política. Durante la primera mitad de la tribulación, reinara sin ser desafiada, pero en la mitad de la tribulación, la bestia (el hombre de pecado), la vera como un desafío a su poder y programa. Así que con su liga de diez naciones, destruirá a la ramera y se establecerá él mismo para ser adorado.

124


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

18. LA BABILONIA COMERCIAL

18:1-24 Babilonia significa una ciudad (sin duda Roma y posiblemente, Babilonia junto al Éufrates) y un sistema. El aspecto religioso de ese sistema se describió en el capitulo anterior; este capítulo presenta otras facetas de Babilonia, principalmente el comercio (vv. 3, 7, 9,11-13,19). Además hay otra diferencia entre estos dos capítulos. El capitulo 17 era la bestia y sus aliados quienes destruyeron a la ramera Babilonia. Aquí es Dios quien destruye este aspecto de babilonia (v.8).

ANUNCIO DEL JUICIO 18:1-3. El agente del anuncio es otro ángel que tiene gran poder (v.1). No es necesario atribuir esto a Cristo, ya que los ángeles ciertamente tienen gran poder. En su clamor por la caída de Babilonia, repite enfáticamente “Ha caído”. También revela algunos datos acerca de Babilonia que muestran cuan depravado es el sistema y cuan justo es Dios al destruirlo. Se enfatiza en tres fases que Babilonia es demoniaca (v.2). Es habitación de demonios, guarida (prisión) de todo espíritu inmundo (ver Ef. 2:2; 1ª Jn. 4:6, donde a los demonios se les llama espíritus) y albergue (“prisión”, la misma palabra) de toda ave inmunda y aborrecible. Probablemente esta última frase se refiere a los pájaros de la parábola de la semilla de mostaza (Mt. 13:31-32), indicando las fuerzas demoniacas que trabajan en el sistema apostata. Babilonia es infiel. Esta acusación de fornicación o infidelidad por parte del Señor, se repite en este capítulo, igual que en el cap.17; Babilonia embriagada. 125


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía Todas las naciones beben del vino de su fornicación, y especialmente los mercaderes han sucumbido a sus deleites (literalmente lujo u ocio indiferente) y se han satisfecho con sus ganancias mal adquiridas. El sistema paga con facilidad a sus devotos y están satisfechos. No es extraño que lloren sobre su destrucción.

PETICIÓN EN ATENCIÓN AL JUICIO 18:4-8. DECLARACIÓN v.4. La llamada es a salir de babilonia para librarse de sus juicios y no ser participes de sus pecados. En su interpretación más sencilla, esta llamada estará dirigida a aquellos creyentes que vivan en los días de la tribulación y como todos los creyentes de cualquier época, estarán tentados a ceder. Se aplica como llamada a los creyentes de todos los tiempos, para que no transen con el sistema mundial de Satanás en cualquiera de sus aspectos religiosos y/o comerciales. (Véanse Gen. 19:12-14; Núm. 16:23-26; Is. 48:20; 2ª Cor. 6:14-17; 1ª Jn. 2:15-17).

JUSTIFICACIÓN vv.5-8. La llamada a la separación viene justificada por tres leyes fundamentales: Recuerdo, v.5: La primera confederación de Babel, intento construir una torre hasta el cielo (Gen. 11:4); la última hace llegar sus pecados al cielo y Dios se acuerda. Aunque Dios actúe en una forma tan paciente, que los hombres puedan pensar que no se da cuenta de lo que está pasando, Dios se acuerda y precisamente por esto el juicio de Babilonia es inevitable y justo. Retribución, v.6: En el caso de Babilonia, el juicio retributivo se hace doblemente severo a causa de la atrocidad de sus pecados. Represalia, vv.7-8: En lugar de la gloria y lujo de que se ha vestido a sí misma, Dios se desquita dándole tormento y llanto. 126


LA BABILONIA COMERCIAL

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. En lugar de la postura que ella ha asumido como reina con muchos amantes (no viuda), Dios le da plagas, muerte, llanto y hambre. Sus amantes son los reyes de la tierra (17:2; 18:3), pero en realidad es una viuda por haberse separado de Dios. No hay razón para no entender que su destrucción final vendrá en un solo día (v.8). Ocurrió antes con otra Babilonia (Dn. 5:1,3-5,30), y a veces ocurre con individuos (Lc.12:19-20). El incendio también debe entenderse llanamente, y evidentemente se refiere a que será quemada la ciudad o ciudades que constituyen el centro de Babilonia en sus aspectos (que aparentemente incluirá a Roma). Una vez los cristianos fueron quemados porque se les acuso falsamente de haber incendiado a Roma. Dios quemara a esta ciudad en su juicio de ese día.

ANGUSTIA A CAUSA DEL JUICIO 18:9-19. REYES vv. 9-10. El primer lamento viene de los reyes de la tierra. Lloran y lamentan cuando ven el humo del incendio. Nótese que se alejan, intentando evitar que caiga condenación sobre ellos, pero en realidad solamente la están posponiendo. Otra vez se enfatiza lo repentino y apresurado del juicio con la frase “una hora”.

MERCADERES vv. 11-17ª. Los mercaderes de la tierra lloran y lamentan porque ven la fuente de su “ocio negligente” ante sus ojos. El motivo de su lamentación se declara con mucha sencillez en el v.11ᵇ. No es que les importe Babilonia, sino que les importan sus negocios. Su mercancía es variada e incluye: a) adornos costosos (oro, plata, piedras preciosas, perlas; 12ª); b) vestiduras costosas (lino fino, purpura, escarlata, seda; 12ᵇ); 127


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía c) mobiliario costoso (madera olorosa – una especie de ciprés, objetos de marfil, madera preciosa, cobre, hierro y mármol; 12ᶜ); d) perfumes costosos (canela, especias aromáticas, aceites, incienso; 13ª); e) alimentos (vino, aceite, harina fina, trigo; 13ᵇ); transportes (caballos, carros; 13ᶜ); f) incluso seres humanos (esclavos, almas de los hombres; 13ᵈ). Deberían tenerse en cuenta dos características respecto a esta lista: primero, muchos de los artículos son de lujo, y segundo, estos mercaderes estarán traficando tanto con gente como con cosas. La profundidad de su pecado está cubierta con el disfraz de su vida lujosa. Pero en una hora determinada, de un día determinado, todo esto terminará, y en medio de la destrucción, los mercaderes se pararan lejos, llorando y lamentándose. Se pararan lejos por temor de su tormento (v.15), y su lamento se centra en que en tan poco tiempo se consuman tantas riquezas (vv. 17-18). Esto será una quiebra de bolsa a escala mundial, y frente a ellos, los pensamientos de los no salvos solamente se preocuparan de cómo han sido afectados sus propios intereses. Esto es egoísmo y avaricia pura.

MERCADERES MARITIMOS vv. 17ᵇ-19. Todos los que tienen conexión con el comercio en los mares, también se lamentaran por la destrucción de Babilonia. Se incluye a los capitanes (dueños), marineros y a todos los que trabajan en los barcos. Lloran por la misma razón – de repente su negocio se destruye.

ACLAMACIÓN ACERCA DEL JUICIO 18:20-24. La forma en que el mundo reacciona, al ver la destrucción de Babilonia con todos sus negocios e intereses, ya ha sido expuesta con mucha claridad. 128


LA BABILONIA COMERCIAL

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. El mundo llora, ya que las cosas materiales son lo único que les importa. Cuando estas se destruyen, todo está perdido. La actitud que los creyentes deberían adoptar respecto a babilonia, también ya se ha establecido en el v.4. Deberían salir de ese sistema y no participar de sus pecados. Ahora en los vv. 20-24, se registra la reacción en el cielo respecto a la destrucción de Babilonia. Los reyes, mercaderes y marineros lamentan la desaparición de Babilonia; el cielo y sus amigos se alegran. Dice el versículo, “Dios os ha hecho justicia en ella”, es decir, Dios ha juzgado vuestro caso contra ella. Babilonia había matado a los santos; ahora Dios mata a Babilonia. Aquí está la respuesta final a la suplica de los mártires en 6:9-11. Entonces, como para reasegurar a los ciudadanos del cielo que la destrucción es final, un ángel toma una piedra de molino y la echa al mar para simbolizar la completa y segura destrucción de Babilonia (v.21). Este acto trae consigo una endecha respecto a la naturaleza del juicio sobre Babilonia. No se volverán a encontrar jamás ni música, ni trabajadores, ni maquinaria, ni luz, ni felicidad (“voz de esposo y de esposa”) en Babilonia. El motivo es doble: Babilonia engaño a las naciones y Babilonia mató a los santos (vv. 2324). Joel Rosenberg, en su libro Epicentro; opino sobre este tema de forma muy interesante: “Triste, sombría y silenciosa, Babilonia resalta como un monumento a la mayor venganza de Dios. La maldad se había sentado en un trono, en medio de eso, llevando ostensiblemente el nombre de Cristo; pero al fin, cuando hubo llenado de iniquidad su copa hasta arriba, Dios se levanta en ira, se inflama su indignación, y Babilonia cae para no resurgir jamás. Su destrucción es irremediable. El capítulo acaba reiterando el carácter sangriento del sistema”.

129


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

19. LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

19:1-21 GOZO EN EL CIELO 19:1-10. CANTICOS DE LOS SANTOS vv.1-6. Secuencia del tiempo: “Después de esto” se refiere evidentemente a las visiones de los capítulos inmediatamente anteriores. En 18:20 se da la llamada al regocijo; aquí vemos la respuesta a esa llamada. Grupo Implicado: Los cuatro aleluyas vienen de “una gran voz de gran multitud” (v.1). Esto puede muy bien ser la “gran multitud” de 7:9-12. No incluye a los 24 ancianos ni a los cuatro seres vivientes en la forma que el v.4 la diferencia especialmente. Nada hay en el texto que prohíba la inclusión de ángeles en el grupo. Contenido: La palabra “ – aleluya” aparece únicamente en este capítulo del Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento lo transforma en “Alabad al Señor” y aparece 24 veces en los Salmos. Así pues, el contenido de su alabanza es un cantico al Señor. Primero la multitud alaba la justicia de sus juicios, ilustrada especialmente en el juicio de la ramera Babilonia (v.2). La base de su juicio fue su fornicación y asegura su eterno castigo con la frase “el humo de ella sube por los siglos de los siglos” (v.3). Segundo, la multitud alaba al Señor por el hecho de que reina (v.6). Mientras tanto los 24 ancianos y los cuatro seres vivientes se han unido en un aleluya (v.4), y una voz del cielo ha pedido que se siga 130


LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. alabando (v.5). No se nos dice de quien es la voz del trueno, pero posiblemente pertenezca a un ángel.

BODAS DEL CORDERO vv.7-10. Anuncio de las bodas, v.7ª: Las bodas se anuncian como las del Cordero. Normalmente las bodas se anuncian en nombre de la novia, pero no ocurre así en este caso. Son sus bodas y él, no la novia, será el centro de atención. Atavío de la esposa, vv. 7ᵇ-10: En las dos frases “se ha preparado” y “se le ha concedido”, se mantiene el suave equilibrio entre la soberanía de Dios y la responsabilidad del hombre. El atavío de la esposa es de lino fino y se nos explica que es “las acciones justas de los santos”. En otras palabras, el vestido de novia de la esposa se hará de las acciones justas hechas en vida. La esposa es la esposa, gracias a la justicia de Cristo y se viste para la boda con motivo de sus acciones. Las acciones justas surgen de un carácter justo, que es por la gracia de Dios. Acompañamiento de las bodas, v.9: A las bodas le sigue una cena, y se pronuncia una bienaventuranza especial para aquellos que son llamados a la cena. Estos son los amigos del Esposo, y enseguida recordamos que en Jn. 3:29, a Juan el Bautista, se le llama amigo del Esposo. Estos invitados no son la esposa ni tampoco son gente salva, así que tienen que ser gente redimida que no sean miembros de la Iglesia, el cuerpo de Cristo. La certeza de esta bienaventuranza, viene subrayada por la frase “estas son palabras verdaderas de Dios”. Temor de Juan, v.10: Juan parece haber sido intimidado por esta revelación de las bodas del Cordero y cae a los pies del mensajero. Pero el mensajero le contiene de hacerlo diciéndole que no es una deidad, sino un consiervo suyo; así pues, no debe ser adorado ni reverenciado. Mientras que los cristianos comprenden el papel que desempeñan los ángeles, llevando a cabo los propósitos de Dios, y consecuentemente los respetan, este versículo muestra claramente lo impropio que es arrodillarse a los pies de un ángel. 131


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía La adoracion pertenece a Dios. “El testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía” significa simplemente que el estudio de la profecía debería testificar de Jesús.

JUICIO SOBRE LA TIERRA 19:11-21. ADVENIMIENTO DE CRISTO vv. 11-16. Su propósito, v.11: Otra vez se abre el cielo (6:14), pero esta vez para permitir que el Cordero descienda a la tierra en su segunda venida. Está encima de un caballo blanco y su nombre es Fiel y Verdadero. Esto es apropiado especialmente para la acción que está a punto de emprender – juzgar y hacer guerra. Su propósito en venir es suprimir toda rebelión con guerra y con juicio. Su apariencia, vv. 12-13: Sus ojos eran como llamas de fuego (1:14), denotando la cualidad penetrante de su juicio. Sobre su cabeza había muchas diademas, indicando su majestad y soberanía. El nombre que ningún hombre conocía es simplemente eso; no se nos revela. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre, cuadro impresionante, ya que todavía no había entrado en batalla. Es una muestra segura de la venganza justa que pronto se ejecutará en esa batalla. También lleva el nombre de “El Verbo de Dios”. Este es un titulo que solo usa Juan (Jn. 1:1,14; 1ª Jn. 1:1; 5:7). Su ejército, v.14: Su ejército se compone aparentemente de santos, ya que las vestiduras son las mismas que en el v.8. Su autoridad, vv. 15-16: Su autoridad se ve en la espada aguda (1:16; 2:12,16), en que toma el gobierno de las naciones, en la figura de pisar el lagar (14:20), y en el nombre de “Rey de reyes y Señor de señores”. La palabra “regirá” (v.15), es literalmente, “pastoreará”. Este pastor usará una vara de hierro sobre las naciones.

132


LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

EL CONFLICTO DE ARMAGEDÓN vv. 17-21.

Carnicería, vv. 17-18: Tan grande será la matanza de Armagedón, que un ángel dice a las aves del cielo, que se reúnan para que coman la carne de los que caen en batalla. Entre las victimas habrá reyes, capitanes, hombres poderosos, caballos, jinetes, esclavos, etc. La frase al final del v.17 dice literalmente “la gran cena de Dios”. ¡Qué fin afrentoso para estos muchos nobles y otros! Conflicto, v.19: La bestia y sus seguidores y otros dirigentes y sus seguidores, se reunirán para hacer guerra contra el Cordero. El mundo resiste a Dios hasta el mismo final. Cautivos, v.20: Los dos dirigentes, la bestia y el falso profeta – los dos personajes del cap. 13 – son aprisionados vivos y echados al lago de fuego y azufre. Mil años más tarde todavía están ahí (20:10) y estarán ahí eternamente. Conquista, v.21: El remanente (es decir, el resto), será muerto por el Señor. Sin sus dirigentes, el resto de la gente es conquistado rápidamente. Su victoria será absoluta.

133


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

20. EL MILENIO Y EL GRAN TRONO BLANCO 20:1-15 El capítulo 20, es como la calma después de la tormenta. En el bosquejo general del libro, este capítulo es la segunda parte de la tercera sección principal del libro. La tercera sección comprende las cosas que acontecerán en el futuro (caps. 4-22). La primera parte de esta sección describía el periodo de la tribulación (caps. 4-19), esta segunda parte es el milenio (cap.20) y la tercera parte tratara sobre la condición eterna (caps. 21-22).

EL MILENIO 20:1-10. SATANÁS vv. 1-3. Durante la época del milenio, Satanás será atado y estará fuera de acción hasta el final mismo. El agente que prende a Satanás es un ángel. Esta autoridad ha sido dada al ángel, porque tiene la llave del abismo y una cadena (cf. 2ª Ped. 2:4 y Jud. 6; donde las cadenas se emplean para aprisionar a los espíritus). El aprisionamiento durara mil años, y debemos entenderlo literalmente como las otras figuras del libro. El motivo de que sea prendido es “para que no engañase más a las naciones” (v.3). No obstante, al final del periodo se le soltara “por un poco de tiempo”.

SANTOS vv. 4-6. Aparentemente Juan vio tres grupos de santos en el v.4. Primero vio a los que se sentaron en tronos y tomaban parte como jueces, que debe ser una referencia a la Iglesia (cf. 1ª Cor. 6:2; 2ª Tim. 134


EL MILENIO Y EL GRAN TRONO BLANCO

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

2:12). Luego vio un grupo especial de mártires – los que habían sido decapitados. La palabra quiere decir literalmente muertos por un hacha, forma de ejecutar común en la Roma antigua. Finalmente, vio a aquellos que se habían negado a adorar a la bestia y a recibir su marca. Estos (refiriéndose a este último grupo) viven y reinan con Cristo durante este periodo milenial. Los otros ya habrán sido resucitados en el rapto, pero este último grupo resucitará en la segunda venida de Cristo. El resto de los muertos, es decir, los muertos no salvados, de acuerdo con el v.5, no resucitan en este tiempo. Resucitaran después de los mil años. Así pues, no hay una sola resurrección general. La primera resurrección incluye a todos aquellos que creen, ya que los llama bienaventurados (v.6). La segunda muerte no tiene poder sobre ellos (v.14), como lo tiene sobre los no salvos. El Señor indicó esta misma distinción de dos resurrecciones en Jn.5:29, pero no especifico la diferencia de tiempo entre las dos.

PECADORES vv. 7-10. Como se predijo en el v.3, se soltará a Satanás al final de este reinado milenial de Cristo sobre la tierra. Encontrará mucha gente que le seguirán en su decepción, siendo su número como la arena del mar. Gog y Magog en el v.8 nos hacen pensar en Ez. 38-39, pero obviamente ésta no es la misma batalla, porque el momento en que ocurrirá es diferente (Ez. 38:16), y el juicio es otro (Ez. 38:19-22). Las huestes de Satanás sitiaran el campamento de Dios en Jerusalén y morirán pronto, porque Dios mandara fuego del cielo que los consumirá. Entonces se arrojará al diablo al lago de fuego y azufre donde la bestia y el falso profeta ya habrán estado durante mil años. ¿De dónde saldrá este gran número de seguidores de Satanás? Cuando comience el milenio, la gente entrará en él con cuerpo terrenal, pero al parecer todos ellos serán salvos en un principio. Muy pronto (quizás en los primeros minutos), nacerán niños 135


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía y en mil años, habrán nacido muchos niños, para crecer y vivir vidas más largas de los usual. Todos estarán obligados a obedecer a Cristo eternamente, pero como en todas las épocas, él no los forzará a creer de corazón. Como consecuencia, habrá muchos que nunca habrán acudido a Cristo como su Salvador, aunque le hayan obedecido como cabeza del gobierno. Estos aprovecharan la oportunidad para expresar la rebelión de sus corazones cuando Satanás se levante como dirigente en esta última revuelta. El milenio demostrará, entre otras cosas, que un medio ambiente terrenal perfecto, e incluso un conocimiento universal del Señor, no cambiará los corazones de los hombres. Esto debe hacerse personalmente y multitudes nunca habrán experimentado durante ese largo periodo milenial.

EL JUICIO DEL GRAN TRONO BLANCO 20:11-15. HORA Este juicio sigue hasta el final del milenio.

JUEZ El juez es Aquel de cuyo rostro huyen la tierra y el cielo. Según Jn. 5:22, el Padre dejo todo el juicio en manos del Hijo; por tanto, el Juez debe ser Cristo. Las palabras “ante Dios” en el v.12, debe leerse “ante el trono” y así no constituyen contradicción.

SUJETOS Los que están de pie en este juicio son los muertos, pequeños y grandes. Se describe a los cristianos como los “muertos en Cristo” (1ª Tes. 4:16). Estos son los muertos no salvos de todas las épocas. Esto incluye a los que murieron en el mar y aquellos cuyos cuerpos 136


EL MILENIO Y EL GRAN TRONO BLANCO

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

fueron reclamados por la muerte y cuyas almas fueron demandadas por el Hades (v.13). En esta ocasión todos están de pie ante Cristo.

FUNDAMENTO Se dice expresamente que este juicio se basa en las obras de esta gente (vv.12-13). Aparentemente éstas aparecen en los libros mencionados en el v.12, y el libro de la vida se abre únicamente para mostrar que ninguno de sus nombres está escrito en él. Los hombres que rechazaron al Salvador tienen que pasar por este juicio (y sus nombres están excluidos del libro de la vida), pero las obras que han hecho en la vida prueban que merecen el castigo eterno. Es casi un acto final de la gracia de Cristo, el mostrar a los hombres que, basándose en sus propios antecedentes, merecen el lago de fuego y azufre.

RESULTADO El resultado de este juicio es que todos los que están en él, son arrojados al lago de fuego y azufre. Esta es la segunda muerte de la que habla la palabra de Dios – separación eterna de Dios. Incluso la muerte (la que demanda el cuerpo) y el hades (la que demanda el alma), son arrojados al lago de fuego y azufre, ya que su trabajo está cumplido. La muerte por la que pasan los hombres en la tierra, es y será únicamente temporal. Todos tomarán parte en la resurrección final. La prisión del alma en la muerte, o sea, el Hades, también es temporal; ya que la separación final del ser humano impío; la segunda muerte, será el lago de fuego y azufre.

137


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

21. LA CONDICIÓN ETERNA

21:1-22:5 Como repaso, diremos que la división general del libro parte de 1:19. La tercera sección, “las cosas que han de ser después de estas”, comprende los caps. 4-22. Esa sección se divide en orden cronológico en tres partes: la tribulación (caps. 4-19), el milenio (cap. 20) y la condición eterna (21:1 – 22:5). A lo largo de estos dos últimos capítulos del Apocalipsis, el debate gira en torno a una ciudad, la nueva Jerusalén. Parece obvio que ésta es la descripción de la eternidad, dado el contenido de las frases en 21:1 y la estrecha asociación entre los vv. 1 y 2. Casi todos los comentaristas están de acuerdo en esto, aunque algunos piensan que 21:9-21, retrocede a una nueva descripción del estado del milenio. Teniendo en cuenta el bosquejo cronológico del libro y de esta sección, esto puede parecer incongruente. Quizás la mejor manera de entender toda esta sección sea considerar a la nueva Jerusalén como la morada de los redimidos de todas las edades. Las condiciones dentro de la Nueva Jerusalén, son condiciones de eternidad. Como es natural, los redimidos habitaran la ciudad tanto durante el milenio como durante la eternidad. Las condiciones dentro de la ciudad son siempre eternas, incluso cuando la ciudad se relaciona con el milenio. Esto no se diferencia del presente, porque los seres amados en el cielo están gozando las condiciones eternas como lo hace Dios, aunque éstas incidan en el tiempo (como por ejemplo, en el Monte de la Transfiguración o la visión completa que se da a Juan en la revelación).

138


LA CONDICIÓN ETERNA

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

DESCENSO DE LA CIUDAD 21:1-8. Hay tres frases en el v.1, que dan pie a pensar que se está describiendo la eternidad: 1. Este es un nuevo cielo y una nueva tierra. La palabra “nueva” significa nueva en cuanto a cualidad. Sugiere la idea de una vida nueva surgiendo de la decadencia y ruina del mundo viejo. Tanto el cielo como la tierra están incluidos en esta nueva creación. 2. El cielo viejo y la tierra vieja pasaron ya. 3. Ya no había mar. Signifique una cosa u otra, esta frase parece indicar el fin del viejo orden (Ex. 20:11; Ez. 48:28). Entendido literalmente, indica un cambio completo de las condiciones climáticas. Entonces fue cuando Juan vio la nueva Jerusalén. El que escribe a los hebreos, habla de esta Jerusalén celestial como la morada de los santos (Heb. 12:22-24). Juan la identifica como la esposa. La ciudad desciende del cielo para relacionarse con la tierra en alguna manera, pero esto no significa que la vida en esta ciudad sea terrenal. De hecho, los vv. 3-8, dan una explicación detallada de lo nuevo que es la ciudad. La primera característica de la nueva condición es: Dios con los hombres, v.3: A lo largo de la eternidad, Dios en persona morará con los hombres. Las viejas experiencias serán excluidas, vv.4-5: Dios enjugará toda lágrima. La muerte se disipará y con ella el llanto, el clamor y el dolor. Estas negativas se resumen en la declaración positiva del v.5: “He aquí, yo hago nuevas todas las cosas”. Entonces Dios, que se sienta en el trono, da instrucciones a Juan de que escriba, porque las palabras son verdaderas. Probablemente Juan estaba tan anonadado por lo que 139


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía estaba viendo y aprendiendo, que se olvido momentáneamente de escribir (ver 14:13; 19:19). Se experimentaran nuevas cosas, vv. 6-7: En primer lugar, una satisfacción absoluta (“la fuente del agua de la vida”); en segundo lugar, una heredad completa (v.7ª); y en tercer lugar, pleno compañerismo (v.7ᵇ). Se excluyen ciertas personas, v.8: Las personas caracterizadas por cualquiera de los ocho rasgos que aparecen en la lista aquí, estarán en el lago de fuego y azufre, y por tanto excluidos del cielo. Nótese que el texto no dice que cualquiera que haya cometido alguno de estos pecados en alguna ocasión estará excluido, sino que se refiere a las personas cuyas vidas se caracterizan por uno de estos comportamientos en una forma continua. Por ejemplo, hay una diferencia entre haber dicho alguna vez una mentira y tomar la mentira como habito.

DESCRIPCIÓN DE LA CIUDAD 21:9-27. Uno de los ángeles que derramó los juicios de las copas invita ahora a Juan a ver la ciudad con más detalle. Otra vez se identifica a la ciudad como la esposa de Cristo (v.9). Este es el lugar que Cristo ha ido a preparar para su pueblo (Jn. 14:2). Esta sección describe la relación de la ciudad con el estado milenial. En otras palabras, parece haber dos descensos de la ciudad (21:1-8), el que tiene relación con la eternidad, y (21:9 – 22:5), el que está relacionado con el milenio.

GLORIA v.11. La gloria de la ciudad es la gloria de Dios. Su luz es el resplandor del carácter completo de Dios, luz como una gema preciosa, clara como el cristal, reflejando la plenitud de las facetas de la persona de Dios.

140


LA CONDICIÓN ETERNA Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

CONSTRUCCION vv. 12-14.

La ciudad tenía un muro grande y alto, lo que sugiere la seguridad en que se encuentra la esposa. En el muro hay doce puertas, con un ángel en cada una de ellas y los nombres de las doce tribus de Israel inscritos en ellas. Hay tres puertas en cada uno de los cuadro lados. El muro tiene 12 cimientos, y sobre ellos están los nombres de los doce apóstoles. Nótese que incluso en la eternidad, hay una distinción entre Israel y la Iglesia, aunque los dos están incluidos en el pueblo redimido de Dios.

MEDIDAS vv. 15-17. El ángel que hablaba con Juan, tenía una caña de oro (de 3 metros de largo), para medir la ciudad, las puertas y el muro. No se dice nada acerca de las puertas, pero la ciudad mide 12,000 estadios o 2,400 kilómetros, y tiene forma de cubo o cuadrado. Esta distancia viene a ser como la que hay desde la costa del Pacifico de los EE.UU. hasta el Rio Mississippi. La forma cubica o de cuadrado de la ciudad nos recuerda la cuádruple dimensión del amor de Dios que nos da en Ef. 3:18. El muro tiene una altura de 144 codos o 69 metros, y las medidas del ángel son las mismas de los hombres. No hay porque imaginarse figuras diferentes.

MATERIALES vv. 18-21. El muro era de jaspe (corrientemente cuarzo verde) y la ciudad de oro puro – ambos tan claros como el vidrio. Los cimientos estaban adornados (palabra de la cual se deriva la “cosmética”) con piedras preciosas. Los colores son como sigue: jaspe, verde; zafiro, azul; berilo, verde; ónice, pardo y blanco; cornalina, rojo; crisolito, amarillo; berilo, verde; topacio, amarillo; crisoprasa, verde manzana; Jacinto, azul; amatista, violeta. Las puertas eran perlas y la calle (no calles) de oro puro, transparente. Nuestra mente terrena, al intentar hacerse una idea de lo que es el cielo, saca de esta descripción la idea de que es un lugar de extrema belleza.

141


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

RELACION CON DIOS vv. 22-23. La ciudad no necesita templo o lugar de adoracion, ni acceso a Dios, simplemente porque Dios y el Cordero están presentes y ellos mismos constituyen el templo. La ciudad no necesita sol, ni luna, ya que la gloria de Dios y el Cordero alumbrarán la ciudad. Esto no quiere decir que no habrá sol, ni luna, sino que no se necesitarán para dar luz en la ciudad.

RELACION CON LAS NACIONES vv. 24-27. Naciones y reyes de la tierra traerán gloria y honor a la ciudad. Muchos piensan que la mención de las naciones aquí muestra que el tiempo al que se refiere es el milenio, y estamos viendo la relación de la Nueva Jerusalén, suspendida en el aire, por encima de la tierra, durante el milenio, con la gente de la tierra. De todas maneras, la entrada a la ciudad queda limitada a quienes están redimidos (v.27).

DELEITES DE LA CIUDAD 22:1-5. PLENITUD DE VIDA Y BENDICIÓN vv. 1-2. El lugar donde nace el rio, es el trono de Dios y el Cordero, al igual que la ciudad, son tan claros como el Cristal. El rio es el agua de vida, y su presencia en la ciudad significa simplemente que todos los que habitan en ella experimentaran la plenitud de vida. El árbol de la vida (cf. Gen. 2:9; Apoc. 2:7); también asegura la plenitud de vida en esa ciudad. El árbol dará fruto constantemente (un fruto diferente cada mes), indicando la bendición continua que traerá consigo. Sus hojas son para la sanidad de las naciones, lo que también indica, alguna clase de bendición.

PLENITUD DEL PARAISO vv. 3-5. El paraíso excluye la maldición (v.3) y toda oscuridad (v.5). El paraíso incluye el privilegio de servir a Dios y al Cordero (v.3), de ver su rostro y de tener su nombre en nuestras frentes – una 142


LA CONDICIÓN ETERNA Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. prueba de completa consagración al servicio de Dios. La palabra que quiere decir servicio es (“ – latreuo”), un servicio sacerdotal. El paraíso no es solamente la ausencia del mal, sino el privilegio de servir a Dios en su presencia para siempre. También significa reinar con él por los siglos de los siglos. Esta es una completa exaltación y regocijo absoluto.

143


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

22. EPILOGO 22:6-21 El epilogo del libro comprende la mayor parte del cap. 22 (vv. 6-21). Se compone de palabras de aliento y de prevención.

PALABRAS DE ALIENTO vv. 6-17. “Estas palabras son fieles y verdaderas” v. 6. Ha habido afirmaciones solemnes sobre la veracidad de las profecías en otros lugares del libro (15:3; 16:7; 19:2). El resto del v.6 es como el 1:1.

“vengo pronto” v.7. Este recuerdo de la inminencia de la venida del Señor, viene acompañado de una promesa de bendición para aquellos que guardan las palabras del libro. Esto también es como la apertura (1:3).

DIOS MERECE ADORACIÓN vv. 8-9. Otra vez Juan maravillado, se inclina a los pies del ángel revelador para adorarle (como en 19:10). Otra vez se le reprende y se le recuerda que solo Dios tiene que ser adorado. El ángel toma su lugar, como sus consiervos y profetas, como criatura de Dios y por tanto inmerecedora de ser adorada.

EL LIBRO NO ES SELLADO vv. 10-11. El libro no tiene que ser sellado, ya que el tiempo está cerca y la gente necesitará entender lo que Dios está haciendo (cf. Dn. 12:4). Cuando el tiempo se cumpla, es decir, cuando venga Cristo, entonces se fijarán los destinos. Este es el significado del v.11. Los 144


EPILOGO

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th. injustos e inmundos permanecerán así siempre, como lo harán los justos y los santos.

SE DARÁN RECOMPENSAS vv. 12-13. En el v.12, se repite por segunda vez la frase “He aquí yo vengo pronto”. Pero esta vez se añade la seguridad de que se darán recompensas. La salvación es enteramente por gracia, pero las recompensas se basan en las obras (1ª Cor. 3:11-15). Esto lo certifica el Alfa y Omega (cf. 1:8,17; 2:8).

BIENAVENTURADOS SON LOS REDIMIDOS vv. 14-15. “Bienaventurados”, se usa 7 veces en el libro, siendo esta la última (cf. 1:3; 14:13; 16:15; 19:9; 20:6; 22:7). Es más apropiada la frase “los que lavan sus ropas” que “los que hacen sus mandamientos”. Bienaventurados los redimidos que tendrán el derecho al árbol de la vida (vida eterna) y entrada a los gozos de la Nueva Jerusalén. Los que no han lavado sus ropas con la sangre del Cordero, se dice que están “fuera”.

BONDADOSO ES NUESTRO SEÑOR vv. 16-17. Es bondadoso porque mandó a su ángel para revelar estas cosas a Juan y a las iglesias. Cuanto ha aumentado nuestra comprensión, y que diferentes nuestra perspectiva, simplemente porque el Señor quiso revelarnos estas cosas acerca del futuro. Es bondadoso porque es la raíz de David y por lo tanto la base del cumplimiento de todas las promesas otorgadas a Israel. Es bondadoso porque es la estrella resplandeciente de la mañana, asegurándonos que despuntará un nuevo día. Es bondadoso porque todavía ofrece gracia para cualquier persona que venga a beber del agua de la vida gratuitamente (V.17). El Espíritu y la Esposa se unen llamando a los que no son salvos.

145


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

PALABRAS DE ADVERTENCIA 22:18-19. AÑADIDURAS AL LIBRO v.18. Si alguien añade a las palabras de esta profecía, Dios le añadirá las muchas y diversas plagas escritas en ella (cf. Dt. 4:2; Prov. 30:6).

SUSTRACCIONES DEL LIBRO v. 19. La sustracción, o quitar cosas, acarrean la exclusión del Libro de la Vida, de la Ciudad Santa y de las promesas y bienaventuranzas de esta profecía. Esto únicamente puede significar el lago de fuego y azufre, ya que todos aquellos que no están inscritos en el Libro de la Vida, son arrojados a ese lugar. Estas son serias advertencias para los que se entrometen de alguna forma en las profecías de este libro de Apocalipsis.

BENDICIÓN DE CLAUSURA 22:20-21. Por tercera vez en este capítulo (vv. 7,12), el Señor dice que vendrá pronto. La respuesta de Juan es, “Ven Señor Jesús”. Juan concluye con la bendición acostumbrada, “la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén”.

146


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

23. CONCLUSIÓN

La vigencia del libro de Apocalipsis, no debe cuestionarse. A pesar de haber sido escrito hace más de 1,900 años, este libro contiene un mensaje sumamente importante para el hombre moderno de hoy. Hay quienes creen que las profecías del Apocalipsis se cumplieron durante los primeros siglos del cristianismo. Otros piensan que el libro presenta simbólicamente la gran lucha cósmica entre el bien y el mal. También hay los que piensan que el Apocalipsis presenta una panorámica amplia de la historia de la Iglesia, desde su nacimiento hasta la Segunda Venida de Cristo. La verdad central revelada en este libro es la de la Segunda Venida de Cristo a la tierra. El mensaje del Apocalipsis tiene que ver con los acontecimientos que preceden inmediatamente, los que son simultáneos con y los que siguen a la venida gloriosa del Señor Jesucristo a la tierra. El Apocalipsis es un libro profético (1:2; 10:11; 22:1819). Más concretamente aún, el contenido del Apocalipsis es primordialmente escatológico. Trata de los acontecimientos que precederán a la Segunda Venida de Cristo, así como los que tendrán lugar simultáneamente con ella. También revela las cosas que han de suceder después de la venida de Cristo: La resurrección de los santos de la tribulación; el Milenio; la derrota final de Satanás y sus seguidores; el juicio final; la creación de nuevos cielos y nueva tierra; y la majestuosa descripción del estado eterno. Pero hay otras muchas enseñanzas en el Apocalipsis. Este libro es una fuente preciosa de las principales doctrinas bíblicas. Contiene enseñanzas importantes respecto a la “Teología Propia”; es decir, la doctrina de Dios aparte de sus obras. La doctrina de la Trinidad es claramente enseñada en el Apocalipsis (1:4-8).

147


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía Los atributos de Dios, particularmente su santidad (4:8; 6:10; 15:4); su justicia (16:5,7; 19:2), y su omnipotencia (1:8; 4:8; 11:17; 15:3; 16:7,14; 19:6; 15; 21:22). Jesucristo es el Alfa y el Omega (1:8; 21:6; 22:13). Él es el Santo (3:7), el Rey de reyes y Señor de señores (19:6). Comparte el trono celestial con el Padre (3:21; 22:3). Aunque no decisivamente clara, la referencia a «los siete espíritus» que aparece en 1:4; 4:5 y 5:6, podría referirse al Espíritu Santo, quien actúa en la presencia de Dios y tendrá un activo ministerio durante los años de la tribulación. El Apocalipsis tiene mucho que decir respecto a la doctrina de la salvación. La salvación es un acto de la gracia de Dios efectuada mediante la muerte y la resurrección de Cristo (1:5). Cristo es presentado como el Cordero que fue inmolado, pero que ha resucitado (5:6) y quien tiene todo poder para ejecutar los juicios divinos (5:7-14). La figura del cordero se usa en el Apocalipsis en 27 ocasiones. Es una figura tomada del Antiguo Testamento y se utiliza para hablar del sacrificio sustituto de Cristo en la cruz del Calvario (7:14; 12:11). El inocente cordero fue sacrificado por el pecado del mundo. Ese cordero es Jesucristo, quien resucito de los muertos y viene otra vez con poder y gloria. Hay además, una promesa de bendición para «el vencedor», se refiere a todos aquellos que han confiado en el Mesías como su Salvador personal (véase 2:7, 11, 17,26; 3:5, 12,21). En Apocalipsis 21:7-8, el vencedor es contrastado con los inicuos (los cobardes, incrédulos, abominables, homicidas, fornicadores, idolatras, hechiceros, etc.). Es más sensato entender que la designación de «vencedor», se aplica no a algunos, sino a todos los creyentes. También se le hace ciertas promesas al que venciere hasta el final, tales como: 1) “Le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios” (2:7). 2) “No sufrirá daño de la segunda muerte” (2:11). 148


CONCLUSIÓN

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

3) “Le daré a comer del mana escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce, sino aquel que lo recibe” (2:17). 4) “Le daré autoridad sobre las naciones, y los regirá con vara de hierro” (2:26ᵇ-27ª). 5) “Será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles” (3:5). 6) “Lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él , el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la Nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo” (3:12). 7) Le daré que se siente conmigo en mi trono” (3:21). 8) El que venciere, heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo” (21:7).

Finalmente, debe recordarse, que el Apocalipsis fue escrito en un tiempo de serios problemas político-social y moral. El Imperio Romano era corrupto, dictatorial, injusto con los cristianos e indiferente al mensaje del Evangelio. La injusticia social y la discriminación eran evidentes cuando el Apocalipsis llego a manos de sus lectores originales. El predicador y el cristiano de hoy pueden identificarse con el mensaje del Apocalipsis, porque también hoy existe la opresión, la injusticia social y la discriminación contra los cristianos. También hoy hay opresores tan crueles o incluso peores que los que existieron cuando el Apocalipsis fue escrito. El creyente puede encontrar un dulce consuelo en el estudio de este libro al percatarse que Dios le hará justicia. Hay un futuro glorioso para el pueblo de Dios. De modo que el hombre de fe debe esperar con paciencia el día de la manifestación de esa justicia. 149


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía Pero mientras aguarda ese día, debe dar activo testimonio en el mundo del mensaje de Apocalipsis: Cristo viene y solo aquellos que hayan puesto su fe en él paras salvación, podrán disfrutar de las eternas bendiciones que él tiene preparadas. Los incrédulos e injustos de ninguna manera disfrutarán de dichas bendiciones. Pero como dice la palabra del Señor Jesús en Apocalipsis 1:3: “Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca”. ¡Amén!

150


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

151


APOCALIPSIS: La consumaci贸n de la 煤ltima profec铆a

Valle de Meguido - Armaged贸n

152


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

153


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

Las Siete Iglesias Proféticas

154


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

Bibliografía Abrego de Lacy, J. M. Los Libros Proféticos. Vol. 4. 10 vols. Estella, Navarra: Verbo Divino, 2005. Abrego de Lacy, J.M. Los Libros Proféticos. Vol. 4. 10 vols. Estella, Navarra: verbo Divino, 2005. Alexander, David, y Pat Alexander. El Nuevo Manual Bíblico Ilustrado. Miami, Florida: Unilit, 2002. Avila, José J. "Yiye". El Anticristo. Miami, Florida: Unilit, 1994. —. Señales de su venida. Miami, Florida: Unilit, 1993. Calderon, Wilfredo. Apocalipsis: Un Mensaje Escatológico. Miami, Florida: Gospel Press, 2003. —. Panorama del Nuevo Testamento. Miami, Florida: Senda de Vida, 2004. Carballosa, Evis L. Apocalipsis: La consumacion del plan eterno de Dios. Grand Rapids, Michigan: Editorial Portavoz, 1997. Dake, Finis J. El Rapto de la Iglesia. Buenos Aires, Argentina: Editorial Peniel, 2001. Evans, Mike. La Movida Final: Mas Allá de Irak. Lake Mary, Florida: Casa Creación, 2007. Froese, Arno. Como La Democracia Elegira Al Anticristo. Edited by: Silvia López. Translated by Alejandro Las. West Columbia, S. C.: Olive Press, 1998.

155


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía Gonzalez Lamadrid, A. y J. Campos Santiago. Historia, Narrativa, Apocaliptica. Vol. 3B. 10 vols. Estella, Navarra: Verbo Divino, 2003. Hagee, John. Jerusalem Countdown: A warning to the world. Lake Mary, Florida: Front Line Publishers, 2006. Hitchcock, Mark. Profecía Biblica. Miami, Florida: Unilit, 2002. Méndez, Ana. Los cielos seran conmovidos. Lake Mary, Florida: Casa Creación, 1999. Ortiz, Luis M. Apocalipsis: Un libro abierto para hoy. Miami, Florida: Gospel Press, 2001. Packer, J. I., Merrill C. Tenney, and William White Jr. Enciclopedia Ilustrada de Realidades de la Biblia. Miami, Florida: Caribe, 1995. Pentecost, J. D. Eventos del Porvenir. Miami, Florida: Vida, 1989. Rogers, Adrian. Apocalipsis: El fin de los tiempos. Nashville, Tennessee: B & H Publishing, 2007. Rosenberg, Joel C. Epicentro. Grand Rapids, Michigan: Tyndale House Publishers, 2007. Ryrie, Charles C. Revelation. Chicago, Illinois: Editorial Portavoz, 1974. Sanz Franco, F. Diccionario Griego Clasico-Español. Barcelona, España: Editorial Peron, 1995. Walvoord, Johnn F. Armagedon, Petroleo y Terror. Grand Rapids, Michigan: Tyndale House, 2007. Wilkerson, David. La Visión. Miami, Florida: Vida, 1975. 156


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

El Rapto de la Iglesia Por: Rev. Arnaldo L. Ramos – MA. Th. Mucho se ha debatido en los últimos años en cuanto a si este evento tan esperado acontecerá antes del periodo conocido como la gran tribulación (Pre-tribulación), en medio de la gran tribulación (Medo/Mid-tribulación), o al final de la tribulación (Post-tribulación). Por medio de este corto y detallado estudio hemos entendido que la iglesia ha pasado, pasa y pasará por la tribulación, eso es lo que la Biblia nos enseña. Muchos viven pensando que tendrán una segunda oportunidad después que Cristo venga pero lo cierto es que la única oportunidad que existe es la que tenemos ahora. "Hoy es el día de salvación, si oyeres hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones."

157


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

Las 18 Horas Finales de Jesucristo Por: Rev. Arnaldo L. Ramos – MA. Th. Una investigación teológica, que le presentará los hechos médico-forenses sobre la Pasión y Muerte de Jesús de Nazaret. "Las 18 Horas Finales de Jesucristo", le mostrará paso por paso, el sufrimiento de Jesús, durante sus últimas 18 horas de vida, luego de su arresto en el Huerto de Getsemaní, a la luz de la Patología Forense. Un doctor, del Instituto de Ciencias Forenses, explica todos los aspectos médicos en cuanto a la crucifixión de Jesús. Este libro lo llevará en un viaje fascinante, al momento de la crucifixión, a través de los ojos de un Patólogo Forense. 158


Rev. Arnaldo L. Ramos Torres MA. Th.

159


APOCALIPSIS: La consumación de la última profecía

La consumación de la última profecía El Apocalipsis es la conclusión de la revelación escrita por Dios para el hombre. Dicho libro es de vital importancia, para poder comprender mejor las escenas finales de la historia (tal y como la conocemos) y el inicio de la soberanía absoluta en el reinado de Jesús como Rey de reyes y Señor de señores. Y aunque no se puede dimensionar la importancia de este libro para todos los creyentes de todas las épocas; su mensaje aún sigue siendo enigmático para la gran mayoría, aún en pleno siglo 21. La variedad de interpretaciones y controversias, al igual que la abundante simbología de su contenido, ha desmotivado a muchos cristianos, que sinceramente, anhelan profundizar en el mensaje apocalíptico. Esta confusión es legítima, puesto que si explicar la historia como conjunto de hechos ya acontecidos es difícil, mucho más lo es el dar significado a hechos que están aún por venir. Ahora el autor; pone a disposición del lector, su tesis magisterial y lo centra en el documento griego original; presentando así, una investigación seria, pero fácil de comprender; basado en las palabras, frases y temas del Libro de Apocalipsis.

Rev. Arnaldo L. Ramos Torres - (Maestría en Artes en Estudios Bíblicos) - Cursó sus estudios teológicos en el Seminario del Centro de Estudios de los Dominicos del Caribe (CEDOC) de la Universidad Central de Bayamón, Puerto Rico. Estudió los idiomas antiguos: hebreo, arameo, griego y latín es el Director del Ministerio El Señor Tocando Las Naciones Inc. 160


Apocalipsis la consumación de la última profecia (2)