Page 1

www.nuts2severozapad.cz www.europa.eu

Emitido por el CENTRO DE INFORMACIONES de la ciudad de Karlovy Vary www.karlovyvary.cz NO ESTÁ A LA VENTA

Vary misteriosa

o mejor dicho, lo que no encontrará Vd. en la guía


Introducción La ciudad balneario Karlovy Vary está llena de hermosas historias. Estas pueden ser dividas en dos grupos: • Hechos históricos. Cuentos y acontecimientos, que están bien documentados. Algunos de ellos son verdaderamente interesantes, otros lo son menos. • Leyendas, un montón de las difamaciones, de las mentiras y chismes, de las fabulaciones y conspiraciones. Esas son las historias que le proporcionan a la ciudad una atmósfera correcta. A sus manos le llega una guía que se nutre sobre todo de los cuentos que pasan de generación a generación, transmitidos por los ciudadanos de la ciudad de Karlovy Vary – o sea, por los “karlovarenses”. Es imposible que este pequeño librito lo abarcara todo de la historia tan interesante de la ciudad, lo que sí se enterará Vd. quién, cuándo, dónde, con quién, por qué, cómo y por cuánto. Si le interesa precisamente esto, le invitamos a dar un paseo por la bella ciudad de Karlovy Vary. Las paradas individuales están divididas en la orilla derecha e izquierda del riachuelo Teplá y a modo de una bonificación pequeña, incluimos dos subidas a las lomas que rodean la ciudad. Nota del traductor: (la palabra Teplá significa Caliente)

1


Sadová kolonáda Arcada Sadová

La arcada en referencia es una obra espléndida de los arquitectos Ferdinando Fellner y Hermann Helmer. Estos dos nombres aparecen en nuestra guía con mucha frecuencia. En su tiempo, su estudio arquitectónico gozaba de muy buena reputación, por lo tanto, la cantidad de encargos procedentes de Karlovy Vary en realidad resultaba lógica. No obstante, la Arcada Sadová tal, como podemos verla y pasear por ella hoy, constituye tan sólo una fracción de la original y magnífica obra de Fellner y Helmer. La misma formaba parte del llamado pabellón Blanenský. El pabellón llevaba nombre de la empresa metalúrgica en la ciudad de Blansko, en la cual se fabricaban piezas de fundición, de las cuales fue montada toda la obra. En el pabellón se encontraba una sala de conciertos y un restaurante. Este fue un lugar muy popular para encuentros de diferentes tipos. Los visitantes del balneario famosos y menos famosos deseaban de distracciones sociales – el salón hermoso y moderno incitaba directamente a tal diversión. Es que los huéspedes no vienen solamente a Karlovy Vary para curarse sino, vienen principalmente para lucirse y divertirse. ¿Y quién les acompañaba con su música? Por supuesto la Orquesta Balnearia de Karlovy Vary, en aquel tiempo dirigida por el hijo del fundador de la Orquesta, Augusto Labitzký. Se tocaba toda clase de música – la contradanza, polka, “kvapík” (galope) y vals. Incluso dos de muchas composiciones de Josef Labitzký “Vals de Karlovy Vary” y “Polka de balneario” sin exagerar, se convirtieron en un gran éxito de aquel tiempo. Se dice, que algunos huéspedes lograron desgastar tres pares de zapatos en una noche. En el año 1966 el pabellón fue desmantelado y quedó solamente la Arcada Sadová. En su área brota la fuente llamada Fuente de Serpiente (Hadí pramen) y cerca de la Arcada brota la fuente Sadová. Busque Vd. entonces un banquito, admire la vista a la Arcada Sadová y escuche. Tal vez oirá una bella música de los tiempos pasados. Y no olvide de chequear las suelas de sus zapatos. 2


Dirección: Dvořákovy sady Año de la construcción: 1884 Arquitectos: Ferdinando Fellner a Hermann Helmer Estilo arquitectónico: Neo-renacimiento

3


Mlýnská kolonáda Arcada Mlýnská

Es una arcada hermosa, espaciosa y con respecto a la ciudad de Karlovy Vary quizás demasiado moderna. Por lo menos así la veían los ciudadanos de esta ciudad en aquel tiempo, cuando la estaban construyendo. Hoy día, constituye una de las dominantes de la ciudad. No obstante, ni ella ni el arquitecto Zítek que la diseñó lo tuvieron fácil al principio. Delante de la Arcada Mlýnská había otra. Era de madera y se llamaba…Bueno, da lo mismo. Los habitantes de Karlovy Vary la llamaban sencillamente Dupárna (Pisotada). Si alguien piensa que era por el baile, se equivoca y ¡de qué manera! Le decían Dupárna debido a que tenía el piso de madera y cada paso se escuchaba a lo largo y ancho. Los burgueses que vivían cerca de Dupárna se quejaban de los ruidos persistentes de pisadas de los huéspedes del balneario. Vd. sabe que en Karlovy Vary los pacientes se curan sin descansar. Aquí se someten al tratamiento del sistema digestivo, así que por ejemplo no existe la siesta después del mediodía. Es lógico. Quién está a dieta, no almuerza, por lo tanto no tiene derecho a la siesta. Lo mismo pasa con el desayuno y con la cena ¿O de verdad Vd. cree que durante la noche nadie caminaba por la Dupárna? Sí que caminaba. Si no por necesidad, entonces por pura malicia. Por lo menos así pensaban los vecinos de la zona. La situación se agravó tanto, que los concejales tuvieron que convocar un concurso arquitectónico para una arcada nueva. Y de ser posible, de piedra, por lo tanto sin resonancia. El concurso lo ganó el arquitecto Zítek. Su proyecto fue verdaderamente muy bonito no obstante, con respecto al gusto de la alcaldía demasiado moderno y audaz. Y estando el diseño todavía en el papel, los concejales quitaron en el proyecto un piso. No importa aun así, la Arcada Mlýnská es hermosa. Se estuvo construyendo durante diez años y los habitantes de Karlovy Vary durante muchos años no acababan de acostumbrarse a ella. A pesar de que no emitía sonidos algunos, pero sí, afeaba sus alrededores. Le ponían muchos nombres, sobre todo nombres despectivos. Por ejemplo Pista de Bolos o Bancal de Zanahorias. Incluso los huéspedes del balneario le cogieron cariño mucho antes que los ciudadanos de la ciudad. 4


Dirección: Mlýnské nábřeží Año de la construcción: 1870–1881; 1892 Arquitecto: Josef Zítek Estilo: Neo-renacimiento

5


Lázeňský orchestr Orquesta de balneario

Sobre la Arcada Mlýnská ya hablamos. Pero bueno, detengámonos en ella una vez más. Si Vd. llega a Karlovy Vary durante la temporada de balneario y el tiempo está bueno, puede escuchar el concierto de las arcadas de la orquesta sinfónica local. Este es un lugar tradicional para la orquesta que cuenta con años de tradición. Es que sencillamente, la música forma parte de las arcadas. Le da un matiz romántico a la atmósfera de una ciudad balneario y muchos de los médicos del balneario afirman, que además del tratamiento con aguas minerales y de los paseos, la música de arcada es precisamente, uno de los pilares del tratamiento. La orquesta original de las arcadas fue constituida por el músico, compositor y director Josef Labitzký ya en el año 1835. Nuestra orquesta es entonces una de las orquestas más antiguas y de todas las orquestas es la de mayor importancia. ¿Por qué? Por ejemplo por el hecho de que el día 1ro de mayo de 1879 durante la inauguración de la temporada de balneario el compositor Antonín Dvorák personalmente introdujo su marcha solemne. Y como la orquesta de balneario demostró un desempeño perfecto, el día 20 de julio de 1894 – con el consentimiento del autor – en el Patio de Correos de la ciudad de Karlovy Vary se celebró el estreno europeo continental de la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvořák. Según la prensa contemporánea la Sinfonía del Nuevo Mundo tocada en la ciudad de Karlovy Vary tuvo un éxito fenomenal y a solicitud de los oyentes fue repetida el día 3 de agosto. Este es uno de los importantes éxitos históricos, de los cuales puede presumir la Orquesta Sinfónica de Karlovy Vary de hoy. En su archivo encontramos muchos documentos interesantes, incluyendo la partitura original de la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvořák con notas escritas a mano por Augusto Labitzký, el hijo del fundador de la orquesta, amigo de Dvořák quién era también un director muy sabio.

6


Fecha de fundación: Año 1835 como una orquesta de balneario (Fundador: Josef Labitzký) Año 1875 Orquesta Sinfónica Permanente (Fundador: Augusto Labitzký)

7


Tržní kolonáda Arcada de Mercado

Aquí se encontraban los primeros balnearios de Karlovy Vary, donde pasaba por tratamientos curativos ya el propio emperador Carlos IV. Según una leyenda antigua, en el lugar de la actual Arcada de Mercado fue esculpida en la roca una mesa de piedra, en la cual se sentaba el emperador para bañar su pierna herida en la batalla de Crécy. Otra leyenda dice que el trono es mucho más antiguo y que se encontraba aquí ya desde los tiempos de asentamiento de los paganos en el valle del riachuelo Teplá. (Nota del trad.: Teplá significa Caliente, así que el nombre completo sería Riachuelo caliente) En este lugar también se encontraba la alcaldía antigua. Tal parece, que en aquel entonces, los concejales pensaron que si aquí se sentaba el propio Carlos IV., entonces este lugar resulta ser bueno también para el honrado Consejo. La alcaldía antigua fue desmantelada en el año 1875 y fue convocado un concurso arquitectónico para la construcción de una arcada nueva. Se estuvo escogiendo durante mucho tiempo y con mucho esmero sin llegar a seleccionar a nadie. Así que tuvo lugar una apuesta a la seguridad. Fueron llamados los arquitectos de Viena Fellner y Helmer, debido a que lograron de realizar la Arcada Sadová tan bien. El contenido del encargo fue el siguiente – señores necesitamos una obra provisoria. ¿No se les ocurre algo? Y a los señores de verdad se les ocurrió algo, porque eran profesionales por sus cuatro costados. Así entonces, en el año 1883 fue construida una arcada de madera de estilo suizo. La propia obra costó tan sólo 10 000 monedas de oro, lo cual en comparación con los gastos invertidos en otras arcadas Karlovy Vary, representa un importe verdaderamente insignificante. La Arcada de Mercado cubre tres fuentes. La Fuente de Carlos IV, antes conocida bajo el nombre do “Comelón” (en checo “Žrout” – Nota del trad.). Este nombre proviene de la época de la inmersión loca de los pacientes a las aguas termales. Vea el capítulo sobre el doctor Becher (Léase Bejer – Nota del trad.). Luego la Fuente Inferior de Castillo y la Fuente de Mercado. Esta arcada provisional está de pie hasta el día de hoy y hay que reconocer que el tiempo no la afectó en nada. Esto es un gran error. La Arcada fue reconstruida completamente en los años 90 del siglo 20. Lo que sí, se mantuvieron los elementos constructivos de la Arcada. Así más o menos luce el provisorio de Karlovy Vary. 8


Dirección: Tržiště Año de la construcción: 1883 Arquitectos Ferdinando Fellner y Hermann Helmer Estilo arquitectónico: Estilo suizo Reconstrucción: 1991–1993 dentro del marco de la reconstrucción fue edificada la copia fiel de la Arcada del año 1883 9


Zámecká věž Torre del castillo

Es muy raro, de que a pesar que la ciudad fue fundada por el emperador y rey Carlos IV, no cuenta con ningún castillo. Es que aquí hubo un pequeño castillo fortificado del estilo gótico de los tiempo de Carlos IV, pero de éste quedó como un recuerdo solamente la torre – podemos estar satisfechos que tenemos aunque sea a ésta. El castillo fortificado se quemó durante un gran incendio que envolvió a la ciudad en el año 1604. La torre se mantuvo parcialmente y fue reconstruida para convertirla en una torre de vigilancia urbana. Otro gran incendio en el año 17951 también la afectó mucho, entonces se procedió a la reconstrucción y remodelación de la torre. Es que a los habitantes de Karlovy Vary se les ocurrió una brillante idea, expuesta más adelante. ¡“Podríamos darles bienvenida a los huéspedes nobles tocando fanfarrias desde la torre. Por supuesto por un honorario adecuad “! Así entonces, en el ático fue construido el hogar del guarda de la torre. Fue una medida muy práctica. El guarda podía estar sentado en la torre todo el día y tocar la corneta a todo lo que da y de este modo se ahorraría viajes innecesarios subiendo y bajando la escalera. Francamente, después de subir la escalera a la Torre del Castillo ni una persona en perfectas condiciones físicas sería capaz de tocar la corneta por mucho tiempo. La idea fue acogida rápidamente y en breve tiempo en el valle empezó a resonar el trompeteo para darles bienvenida a huéspedes distinguidos. Esto funcionaba de manera muy sencilla. La esposa del guarda de la torre recorría durante el día la ciudad y les ofrecía este servicio tan maravilloso a los visitantes que llegaban. Al cobrar el dinero, inmediatamente mandaba a los hijos que iban corriendo para darle la noticia al padre. De conformidad con el importe pagado, el guarda de la torre tocaba el clarín largo o corto, alto o bajo y de ser el importe de verdad alto, el guarda pregonaba también el nombre, apellido y eventualmente, el título del visitante que llegó haciéndolo con tanto afán, que por poco se le desgarran los pulmones. ¿Sabe Vd. por qué ya no tocan la corneta en la torre? Es que no todos los visitantes vienen a la ciudad con el objetivo de someterse a un tratamiento. Algunos de ellos sencillamente desean disfrutar de la vida en el balneario en la tranquilidad. ¡La mano al corazón! Si Vd. viene a una ciudad incognito sin dudas, este servicio no es para Vd.

10


Dirección: Zámecký Vrch 431 Año de la construcción: 1349, 1608, 1766, 1878 Estilo de construcción: Gótico

11


Dům U tří mouřenínů Casa de los tres Moros

Esta casa que es verdaderamente legendaria, desgraciadamente ya no existe. No obstante, no todo ha desaparecido. Al edificio nuevo fueron trasladados los decorados de estuco procedentes de la casa original, incluso la puerta de entrada es legítima. La puerta en referencia lleva una inscripción interesante, de la cual hablaremos más adelante. ¿Por qué la Casa de los tres Moros es tan famosa? En el año 1759 envolvió la ciudad un incendio devastador. A cenizas quedaron reducidas 224 viviendas, incluyendo la Torre del Castillo y la alcaldía antigua. Según dicen, el incendio fue provocado accidentalmente por una costurera. Quizás se quedó dormida por estar trabajando hasta muy tarde y dejó la vela encendida, la cual causó luego el incendio. Bueno, eso es lo que respecta a la historia más famosa de la casa referida. Ahora algo positivo. En esta casa entre los años 1806 – 1820 se hospedó varias veces el célebre Johann Wolfgang Goethe. En total estuvo tratándose en Karlovy Vary 13 veces y pasó aquí 3 años de su vida. Muy famosa es su frase: “Yo podría vivir solamente en Roma, en Weimar y en Karlovy Vary”. En los tiempos durante los cuales visitaba a Karlovy Vary, él ya era una verdadera estrella y fue un secreto público que está compartiendo todo su tiempo libre con muchachas jovencitas, a las cuales llamaba con ternura “los ojitos”. Después de todo, “Un pequeño amor es lo único que puede hacer la estancia en el balneario más soportable, de otro modo nos moriríamos de aburrimiento”, solía decir. En el año 1811 también acompañaba al poeta a los balnearios Christiana Vulpius “La mitad más gordita de Goethe” como le decía alguna gente. Al ver, cuántas muchachitas jóvenes atraen la atención de su esposo, tomó una decisión muy sabia, que le dará al maestro a probar de su propia medicina. Según decía la gente, empezó a coquetear con un oficial ruso. El poeta quedó muy disgustado y a partir de este momento se comportaba en Karlovy Vary tan sólo adecuada y correctamente. ¿Y en cuanto a la inscripción en aquella famosa puerta de entrada a la Casa de los tres Moros? Anuncia a todo el mundo, que por aquí pasaba Goethe. 12


Dirección: Tržiště 377/25 Año de la construcción: 1760 Arquitectos: Ferdinando Fellner a Hermann Helmer Estilo arquitectónico: Rokoko Reconstrucción: Karl Heller, Friedrich Ohmann Años de la reconstrucción: 1909–1910 Estilo arquitectónico: Secesión vienesa 13


Kamzík Rebeco

El símbolo de la ciudad que es quizás el objeto más fotografiado. El salto de Ciervo – con un rebeco. ¿Por qué? Después de todo, todo el mundo lo sabe y en las canciones se canta que “el rey iba cazando al ciervo”… La culpa la tiene el barón Augusto Friedrich Ulrich von Lützow. Fue precisamente él, quién le encargó a su amigo Augusto Kiss la estatua del rebeco. Por supuesto que se trataba de una provocación, la cual tuvo éxito. No obstante, no hay un solo visitante de Karlovy Vary que no se haría la pregunta sea en voz alta o por dentro “¿Y por qué precisamente el rebeco?” Pensemos como el barón Lützow. Cuando Vd. se para junto a la roca de la cual según dicen, el ciervo dio el salto, queda más que claro que si el ciervo no tenía alas, no tuvo chance de llegar hasta la fuente termal. No llegaría allá ni haciendo el máximo esfuerzo e incluso, si estuviera tratando de salvar su vida. Algunos estudios dicen que llegó a la fuente termal arrastrándose y hay algunas que incluso afirman, que llegó hasta ella rodando. ¿Un ciervo arrastrándose o rodando? Estas afirmaciones no tienen sentido alguno. Es más, incluso en el caso, que la fuente termal brotara en un lugar diferente a donde brota hoy, no llegaría a ella desde este lugar tan alto de otra manera que por lo menos bien magullado o en el peor de los casos, hecho pedacitos. Si aceptáramos la idea que el rey Carlos IV perseguía un animal de caza mayor es decir el ciervo mencionado, que lo hirió y este se mojó en aguas termales y de puro milagro sanó. Y si Carlos estuviese persiguiendo el ciervo en otra dirección, completamente opuesta… Bueno, cantemos de plano, por qué precisamente esta roca y por qué el rebeco. La roca fue escogida por motivos puramente estéticos y el rebeco por la razón que teóricamente tenía más chance saltar hasta la fuente. Más aún, el rebeco es relativamente pequeño y por lo tanto cabe mejor en la cima de la roca que un ciervo bien crecido. Nosotros en Karlovy Vary somos desde siempre sobre todo prácticos. Por supuesto, el más práctico de todos fue el barón Lützow y la provocación con el rebeco es una de sus más divertidas.

14


Direcci贸n: Jelen铆 skok A帽o de la construcci贸n: 1851 Arquitecto: Augusto Kiss Copia: Jan Kotek (1986)

15


Založení města

Fundación de la ciudad La leyenda narra que un otoño en la segunda mitad del siglo catorce el emperador y el rey Carlos IV salió a la caza al valle del riachuelo Teplá, Allá se encontró un ciervo y… En este momento la leyenda empieza a perderse un poco en la neblina de tiempos lejanos. Según una de las leyendas, el ciervo fue herido mortalmente. No obstante, al mojar su cuerpo esbelto en agua termal, se curó milagrosamente. La otra versión afirma que el ciervo fue perseguido hasta la cima de la roca, de la cual ya no pudo escaparse, porque lo rodearon los batidores y cazadores. Según dicen, se salvó al saltar. Al caer al agua termal, se escaldó un poco. ¿Resulta mórbido? Sí, pero así es, como lo cuenta la leyenda. ¿Entonces cómo fue de verdad? El emperador y el rey Carlos IV con la mayor probabilidad pasaba aquel otoño en el castillo fortificado Loket. Él fue un estadista prudente y un hombre ya entrado en años al menos, según el criterio en aquella época. Es que ya pasaba de los 30. Entre sus actividades preferidas seguramente no figuraba estar galopando por los bosques, cazando animales de caza mayor. Lo que es posible que se trataba de una cuestión social, un paseo para refrescar la cabeza cazando, para pasar agradablemente una tarde. Y que el paseo fue bien largo. Por el bosque de Loket hasta Karlovy Vary son unas buenas diez millas y eso sin contar el vadeo del río Ohře. En el valle del riachuelo Teplá la gente vivía desde siempre. El pueblo era algo raro, al igual que los alrededores de fuentes calientes, un poco impresionantes. Es difícil creer que un ciervo se mandara a correr en un ataque de pánico directamente a estos parajes tan inhóspitos. En fin, la única certeza que queda es que el emperador y el rey Carlos IV de pronto llego a parar junto a la fuente de aguas termales. Y como él ha sido una persona sabia de verdad, al probar el agua por primera vez, se dio cuenta del poder curativo de aquellas aguas…

18


Fundador: Carlos IV Fundaci贸n: Siglo 14 En 1370 el poblado fue declarado ciudad En 1707 la ciudad obtuvo decreto de Ciudad Libre

19


Císařské lázně Balneario imperial

Sin duda alguna, una de las obras más bellas de la ciudad balneario Karlovy Vary es la llamada por los habitantes de Karlovy Vary Balneario I. Es un hermoso edificio de balneario con interiores más bellos aún. Dos eswculturas a la entrada al balneario se llaman Prasíla (en español Fuerza primitiva – Nota del trad.) y Léčivá síla (Fuerza curativa – Nota del trad.). Ambas simbolizan tanto termalismo, como el principio masculino y femenino. En la fachada se encuentran colocadas también unas placas conmemorativas, en las cuales aparecen nombres de las personas que poseen grandes méritos en la esfera de balneario den la ciudad de Karlovy Vary. En el interior hay dos pinturas dimensionales de pared, que reflejan a los visitantes de Karlovy Vary más célebres. El primer cuadro refleja las personalidades desde los tiempos de renacimiento hasta el año 1791. En el otro aparecen los visitantes desde el año 1791 hasta la primera guerra mundial. Mientras en el primer cuadro entre otros, está sentado el gran poeta J. W. Goethe cansado a causa del tratamiento, en el segundo domina el emperador Francisco José I. En el Balneario Imperial se brindaban todos los procedimientos balnearios de Karlovy Vary. Se conservaron 90 bañeras con guardarropías y descansaderos y el llamado Balneario Imperial, equipado con el mayor lujo, entre otras cosas, también con una bañera de oro. En el año 1904 visitó Karlovy Vary el emperador Francisco José I. Todos esperaban que el Balneario Imperial estuviera a la altura de su nombre y que la cabeza del imperio Austro-Húngaro descansara en la bañera de oro. Porque ¿qué es el Balneario Imperial sin el emperador sumergido en el baño de lodo de turba? El emperador miró el Balneario, asintió significativamente con la cabeza, quizás elogió los interiores, pero no se metió en la bañera. Lástima. En cambio, después del año 1948 se bañó en ella todo el mundo – políticos importantes, estrellas de cine y también los ganadores de la famosa Carrera de la Paz. El corazón del Balneario Imperial era la Sala de Zander, dotada de 55 equipos de ejercicio mecánicos. Sí un gimnasio de los fines del siglo 19. La ciudad de Karlovy Vary siempre estaba un paso adelante y con la mayor probabilidad fue una de las primeras ciudades, donde era posible fortalecerse.

20


Dirección: Mariánskolázeňská 306/2 Años de la construcción: 1893–1895 Arquitectos: Ferdinando Fellner a Hermann Helmer Estilo arquitectónico: Neo-renacimiento

21


Městské divadlo Teatro Municipal

Por tercera vez se tratará de Fellner y Helmer. Pero antes hay que reconocer que en la cultura teatral de Karlovy Vary hubo muchos acontecimientos interesantes mucho antes que estos dos arquitectos elaboraran el proyecto del bello edificio del teatro local. Las primeras menciones de las obras de teatro en Karlovy Vary se remontan al inicio del siglo 18. En aquel tiempo se trataba de una producción callejera. Los artistas obtuvieron un teatro permanente tan sólo en el año 1717. ¡Se trataba de una choza de tablas, mortero y juncos! El primer teatro de mampostería en Karlovy Vary fue construido en el año 1787, llamado Schauspielhaus (traducido del alemán significa Teatro – Nota del trad.), oficialmente llamado el teatro de Becher. La obra costó 7000 monedas de oro, de ellos el doctor Becher le prestó a la ciudad 4000 sin intereses. Por eso no es ninguna sorpresa que el teatro lleva su nombre. El edificio sirvió a su objetivo hasta el año 1884. Después fue tomada la decisión de construir un edificio nuevo, moderno y sobre todo, seguro. ¿Por qué seguro? Porque a finales del siglo 19 quedaron reducidos a cenizas muchos teatros en toda Europa, incluyendo nuestro Teatro Nacional. Y eso que dicen que hoy los centros de arte tienen la vida difícil… Fue convocado un concurso, en el cual tomaron participación Fellner y Helmer y lo ganaron. No solamente porque su proyecto era de verdad muy bonito y que ellos ya eran conocidos en Karlovy Vary. Es que reaccionaron con mucha rapidez a la extraña situación en torno a los teatros ardientes y el énfasis en la seguridad se convirtió en la parte de su estrategia corporativa. La construcción duró solamente dos años. La decoración de los interiores, incluyendo la pintura de la cortina quedó a cargo del pintor Gustavo Klimt. En lo que se refiere al teatro, aún hay otra cosa no menos interesante. Y es, que los palcos destinados a los espectadores importantes es decir a los representantes de la vida política y cultural, están situados de tal manera, que desde éstos se ve muy mal el escenario. Es que no era importante ver, sin ser visto. Así fue entonces en los tiempos, en los cuales los señores Fellner y Helmer elaboraban sus bellos edificios. 22


Dirección: Nová Louka 22 Años de la construcción: 1884–1886 Arquitectos: Ferdinando Fellner a Hermann Helmer Estilo arquitectónico: Inspirado por el barroco y rococó

23


Vřídlo

Fuente termal Es la Fuente Termal mayor, la más famosa y hermosa en Karlovy Vary. El símbolo más significativo y el atributo más importante de la ciudad. Actualmente, la Fuente Termal está regulada. La sonda es controlada periódicamente y se le da mantenimiento. Por supuesto antes que esto se convirtió en una costumbre, pasaban muchas cosas increíbles. En los registros históricos podemos leer, que la Fuente Termal desapareció varias veces. Para los habitantes de Karlovy Vary esto fue un choque y no fue un choque pequeño. Es que sin la Fuente Termal la ciudad no la veían tan bella y exclusiva. Según dicen los registros históricos, en aquel momento la ciudad quedó prácticamente paralizada. Reinaron el pánico y el caos. La gente de poca fe empezó a abandonar la ciudad. Después de pronto apareció la Fuente Termal. En muchos casos en otros lugares por completo que en aquellos, en los cuales manaba originalmente. Los habitantes de Karlovy Vary mejor no le prestaban mucha atención al asunto y construyeron rápidamente un sotechado nuevo para este obsequio increíble. Todos se sintieron aliviados, la gente de poca fe regresó humildemente y la ciudad siguió funcionando normalmente. Desde el punto de vista de hoy, esto parece divertido no obstante, a los habitantes en aquel tiempo seguramente no les pareció tan divertido. Si Vd. se toma el trabajo y va a investigar a fondo, averiguará que la fuente desaparecía en intervalos bastante exactos. Resulta raro y un poco incomprensible que durante mucho tiempo nadie se dio cuenta de este fenómeno. La Fuente Termal no solamente es hermosa y curativa, sino sabe hacer que los objetos sencillamente se petrificaran. Si Vd. introduce en la Fuente Termal por un tiempo determinado cualquier objeto, este queda revestido con en el llamado “Vřídlovec” (Sinter Aragonita – Nota del trad.). Sencillamente, el objeto queda petrificado. Así que a los visitantes les gusta sumergir en la Fuente Termal las flores, los primeros zapaticos y muchos otros objetos más o menos interesantes.

24


Dirección: Vřídelní kolonáda Año de la construcción: 1967–1975 Arquitecto: Jaroslav Otruba Estilo arquitectónico: Funcionalismo

25


Doctor David Becher Llamado también Hipócrates de Karlovy Vary nación en el año 1725 en la “Casa de dos Cadenas”. La casa en referencia se encontraba en la actual calle de Fuente Termal, frente al parque, debajo de la iglesia de María Magdalena. Después de concluir los estudios en Praga estuvo trabajando un tiempo como médico en Viena. Por supuesto los recuerdos relacionados con la infancia vivida cerca de la Fuente Termal le impulsaban para regresar a la casa, a Karlovy Vary. Le interesaba la balneología y sospechaba que los tratamientos contemporáneos en Karlovy Vary no están del todo bien. De hecho, ¿cuáles fueron los tratamientos en aquel entonces? Desde los tiempos cuando Carlos IV (y aún muchos años después) curaba sus extremidades enfermas en Karlovy Vary, el tratamiento fue más bien un sufrimiento. Es que los médicos del balneario en aquel entonces recomendaban permanecer durante largas horas en cubas llenas de agua curativa. Incluso durante tanto tiempo, que la piel empezaba a rajarse. Pensaban que de este modo todas las enfermedades abandonan el cuerpo. Cabe decir, que este tratamiento fue aplicado durante mucho tiempo. Cuentan que hasta el momento que a alguien se le ocurrió que además de este sufrimiento no sería malo también tomar el agua curativa. Por supuesto no se vayan a imaginar que el agua termal se tomaba a sorbos de los tradicionales vasitos elegantes con boquilla a los cuales se les dio en Karlovy Vary un lindo nombre checo “shnáblík”. Se tomaba de cubos y en enromes cantidades. Dicen que algunos pacientes preferían fingir una milagrosa curación tan sólo para poder escaparse de aquel infierno. Era cuestión de tiempo antes de que sucediera un cambio radical en los métodos de tratamientos. El primer iluminado quién se dio cuenta que algo anda mal fue precisamente el doctor David Becher. Este sabio médico de Karlovy Vary cambió por completo el método del tratamiento en Karlovy Vary. Sus métodos innovadores se aplican prácticamente hasta el día de hoy. El terminó con la tortura de los pacientes eliminando muchas horas de baños en aguas de Karlovy Vary y limitó la cantidad de agua a tomar. Su famosa frase “Beber y caminar” tuvo una influencia principal en el aspecto y en el proceso de la estancia de balneario en Karlovy Vary. 26


Fecha de nacimiento: 19. 2. 1725, (falleció en el año 1792) Determinó que: todas las fuentes tienen la misma composición, y que se diferencian tan sólo por la temperatura y por el contenido de CO2 Implantó: Que las aguas termales se beben en las mismas fuentes, en los consultorios de los médicos, en las arcadas y también introdujo alimentación dietética Prohibió: Vaporización de aves y lavado de ropa en la Fuente Termal 27


Dům Petr

Casa de Pedro Es uno de los edificios entramados de madera más antiguos del estilo barroco en la ciudad de Karlovy Vary. La casa se encontraba directamente detrás de puerta de la ciudad, de la cual el camino iba conduciendo a la ciudad de Cheb (léase Jeb – Nota del trad.). Sí, en este lugar a principios del siglo 18 terminaba la ciudad de Karlovy Vary. Originalmente, la casa se llamaba “Casa del Buey de Oro”. En el edificio se encuentra colocada una placa conmemorativa con el perfil del zar Pedro el Grande sin embargo, el edificio no lleva su nombre en su honor. Hace referencia al acontecimiento que tuvo lugar frente al edificio de Pedro. Allí estaba situada la Casa del Pavo y durante su construcción en el año 1711 el zar Pedro el Grande ayudaba a los albañiles. Es que él era una persona que todo lo tuvo que probar en su propia piel así que, de este modo, quedaron más recuerdos de él. En Karlovy Vary, por ejemplo, talló patas de una mesa triangular para jugar a las cartas, ganó una competencia de tiro de carabineros de Karlovy Vary y salió cabalgando con un caballo sin ensillar a la cima de la roca del Salto del Ciervo. Por supuesto, en este caso se trataba de una apuesta. Entonces, ¿de quién lleva el nombre la casa? De Johan Petter, quién fue inquilino del edificio en los años 20 del siglo 20. Originalmente, el restaurante situado en el edificio se llamaba “de la ciudad de Atenas” sin embargo, después de las adaptaciones que Johann Petter realizó en el año 1923, le cambió el nombre a Petter. En la segunda mitad del siglo 20 en el edificio fue instalado un Cine Café, muy popular principalmente entre la generación joven. Es que mirar la película y a la vez ir comiendo algo…digamos cualquier cosa, fue moderno mucho antes de la existencia de los multicines de la época de hoy. En el año 2000 fue realizada la adaptación completa del edificio, manteniéndose todas las partes de valor. Así, que al mirar la Casa de Pedro podemos hacernos una idea de cómo era la ciudad de Karlovy Vary de barroco.

28


Dirección: Vřídelní 86/15 Año de la construcción: 1706–1709 Estilo arquitectónico: Barroco Reconstrucción: Heinrich Johann Vieth Año de la reconstrucción: 1923

29


Barón Lützow La casa de uno de los personajes más ilustres de la historia de Karlovy Vary es la villa de Lützow. Lleva nombre del barón Augusto Friedrich Ulrich von Lützow. El barón Lützow era hijo de los señores de Mecklemburgo. Su juventud fue hilarante, alegre y peligrosa. Trató de hacer una carrera en el ejército. Sin éxito. Quizyás amaba demasiado la vida. Trató de ser pintor. Tampoco logró algún éxito. La vida bohemia se le daba bien, lo que le faltaba, era el talento. Trató de ser comerciante. Esto mejor lo dejamos sin comentario…al final se decidió que será rentista y en esta esfera sí, le fue muy bien. Después de la muerte de sus padres pensó, donde establecerse, pero aquí intervino quizás el destino o su vida desenfrenada. Se encontró en el papel de un paciente en el valle del riachuelo Teplá y la ciudad de Karlovy Vary le encantó. Se convirtió en un verdadero patriota. Le interesaba todo, la historia, la actualidad y el futuro de la ciudad. Dicen que le pagó la boda a una muchacha pobre y dado que en general se portaba como un patrón de los enamorados, incluso hoy, las parejas de enamorados van a su tumba en el cementerio de Drahovice. La idea más impresionante de Lützow fue el rebeco. El barón pagó la escultura, la cual un día apareció en la roca encima de la ciudad. La hizo el escultor Kiss. No duró mucho tiempo y el ciervo se convirtió en el favorito de toda la ciudad, incluyendo los huéspedes del balneario. Incluso también les gustó a los concejales, entonces ellos tomaron la decisión que le van a dar una muestra de agradecimiento al barón. Le regalaron una estatua de Carlos IV… mejor dicho una estatuilla. En las arcas municipales no había dinero suficiente, así que la estatua midió solamente un metro veinte centímetros. Los concejales la situaron en un poste alto, porque mirándola desde abajo, la estatua no parecía tan pequeña. El problema fue que el barón lo percibió como una ofensa. Le encargó al escultor Kiss otra estatua de animal, esta vez una gata. A esta la colocó luego en un poste en su terreno y la situó con la parte trasera hacia la alcaldía. Así entonces, en la inminente cercanía de la villa Lützow hasta el día de hoy se encuentran Carlitos y la gata – uno junto al otro. Si Vd. busca en esto algún símbolo, puede seguir buscando... 30


Dirección: Stezka Jeana de Carro 542 Año de la construcción: 1853–1854 Estilo arquitectónico: Empírico

31


Sabe Vd. que… • La actividad de aguas termales de Karlovy Vary es acompañada por la creación de sedimentos de aguas termales. La muestra de la magnitud de tal actividad es una capa de hasta 16mm de Sinter Aragonita, la cual se encuentra debajo de la Arcada de Fuente Termal, debajo de la iglesia de María Magdalena y de las casas entre el Teatro y la Arcada Mlýnská. A partir del siglo 18 se aprovecha para la fabricación de diferentes suvenires. • El Aragonita en Karlovy Vary crea el llamado “,Hrachovec” (Léase Hrajovets – Nota del trad.) que en realidad son unos granitos o bolitas de Aragonita, unidos de diferentes formas. El altar en la cripta de la iglesia de Sta. María Magdalena tiene incrustaciones de “Hrachovec”. • El proceso de “petrificación” se aprovecha para fabricar la rosas de piedra de Karlovy Vary. Con el proceso de “petrificación” se podrá Vd. familiarizar durante la excursión por la ruta. • El vasito de balneario que constituye un utensilio inseparable de cada uno de los huéspedes se remonta al siglo 16, cuando con el agua se llenaban unos vasos sencillos con sus portavasos, para impedir que los clientes se quemaran o mojaran. En el siglo 17 se empezaron a fabricar los vasitos de un material nuevo – de loza vidriada. Luego del cristal de leche que servía como imitación de la porcelana que en aquel entonces era muy cara y solamente más adelante, al inicio del siglo 19 las fábricas de porcelana empezaron a fabricar los vasitos de porcelana con boquillas, los cuales se fabrican hasta el día de hoy.

32


Sabe Vd. que… • A sugerencia del doctor Becher, desde el año 1764 se están fabricando y vendiendo las llamadas sales termales agregándolas al agua, las cuales sustituyen el baño termal en la bañera. Las sales termales de Karlovy Vary actuales con su mismo efecto resultan adecuadas para influir en el funcionamiento de la mucosa gástrica, del intestino delgado, del hígado, de la vesícula biliar y en el funcionamiento del páncreas. También se pueden utilizar en el caso de trastornos estomacales, úlceras de estómago y duodeno, estreñimiento así como en el caso de disquinesia de vías biliares, enfermedades pancreáticas, de diabetes, enfermedades hepáticas, en el caso de la obesidad y de trastornos del metabolismo de lípidos y también se pueden utilizar como prevención de la gota y de cálculos urinarios de oxalato. • Las aguas termales se utilizan también para fabricar las galletas de balneario. • El café tradicional de Karlovy Vary también se prepara con aguas termales. • Si durante el paseo por la parte de balneario de Karlovy Vary se da uno cuenta que no lleva puesto el reloj, ese no es el motivo para desesperarse. Si no está el cielo nublado, cerca de la Arcada Termal Vd. puede aprovechar y mirar el curioso e interesante reloj analemático. El reloj de sol constituyen una obra de arte de bronce y piedra. El hombre es él mismo el indicador en el cuadrante.

33


www.nuts2severozapad.cz www.europa.eu

Emitido por el CENTRO DE INFORMACIONES de la ciudad de Karlovy Vary www.karlovyvary.cz NO ESTÁ A LA VENTA

Vary misteriosa

o mejor dicho, lo que no encontrará Vd. en la guía

Profile for Karlovy Vary

Kv pruvodce brozura es  

Kv pruvodce brozura es  

Advertisement