Issuu on Google+

El comercio electrónico, también conocido como e-commerce (electronic commerce en inglés), consiste en la compra y venta de productos o de servicios a través de medios electrónicos, tales como Internet y otras redes informáticas. Originalmente el término se aplicaba a la realización de transacciones mediante medios electrónicos tales como el Intercambio electrónico de datos, sin embargo con el advenimiento de la Internet y la World Wide Web a mediados de los años 90 comenzó a referirse principalmente a la venta de bienes y servicios a través de Internet, usando como forma de pago medios electrónicos, tales como las tarjetas de crédito.


El comercio, es la actividad ancestral del ser humano, ha evolucionado de muchas maneras, pero su significado y su fin siempre es el mismo. El Comercio es "el proceso y los mecanismos utilizados, necesarios para colocar las mercancías, que son elaboradas en las unidades de producción, en los centros de consumo en donde se aprovisionan los consumidores, último eslabón de la cadena de comercialización. Es comunicación y trato". El comercio electrónico se entiende como cualquier forma de transacción comercial en la cual las partes involucradas interactúan de manera electrónica y no de la manera tradicional por medio de intercambios físicos o trato físico directo. Definido de una forma muy amplia e ideal, comercio electrónico o e-commerce es una moderna metodología que da respuesta a varias necesidades de empresas y consumidores, como reducir costes, mejorar la calidad de productos y servicios, acortar el tiempo de entrega o mejorar la comunicación con el cliente. Más típicamente se suele aplicar a la compra y venta de información, productos y servicios a través de redes de ordenadores. En los últimos tiempos el termino se presenta siempre como invariablemente ligado al desarrollo de Internet, se dice que la mensajería electrónica o e-mail fue el primer incentivo para que Internet se convirtiese en una herramienta habitual en la vida de mucha gente, y que el comercio electrónico podría ser ese segundo gran empujón que la red necesita para que su uso se convierta de verdad en algo general y cotidiano.

Una firma digital es una cadena de datos creada a partir de un mensaje o por parte de un mensaje de forma que sea imposible que quien envié el mensaje reniegue de él (repudio) y quien recibe el mensaje pueda asegurar que quien dice que lo ha enviado, es decir, el receptor de un mensaje digital pueda asegurar cual es el origen del mismo (auto identificación). Así mismo las firmas digitales pueden garantizar la integridad de datos.


La firma digital puede ayudar en la autenticación e integridad de los datos enviados entre dos personas que tengan desconfianza mutua. Las firmas digitales deben tener las mismas características de las firmas manuales.    

Es fácil y barata de producir Es fácil de reconocer, tanto por parte del propietario como de otros. Es imposible de rechazar por parte del propietario. Es infalsificable, al menos teóricamente.

Un sistema seguro de firma digital consistirá en dos partes: por un lado un método por firmar documentos de modo de que no sea posible la falsificación y por otro lado un método para verificar que la firma fue generado por quien es representada. Los protocolos están basados en sistemas de encriptación de calve pública (usando sistemas de encriptación asimétricos).

Utilización Las firmas digitales se puede emplear en cualquier momento que se envié un mensaje electrónico. Ejemplo de mensaje electrónico puede ser un correo electrónico, transacciones comerciales electrónicas, compra/venta de productos a través de la web, firmas de contratos electrónicos, etc. Las firmas digitales pueden ser usadas para verificar que determinada clave pública corresponde a cierta persona. La firma digital es un archivo que te proporciona la FNMT protegido por un clave de forma que los extraños aun teniendo tu firma digital no puedan usarla. Esta firma digital es una de las formas en las que el Estado y las instituciones pueden verificar tu identidad ya que la forma más común de la firma digital es la firma personal, aunque también hay firmas para empresas...etc. La firma digital la instalas en tu navegador habitual importándola como certificado de forma de que puedes realizar operaciones on-line con las instituciones: S.Social, Inem, Ayuntamiento...


Un código QR (quick response code, «código de respuesta rápida») es un módulo útil para almacenar información en una matriz de puntos o un código de barras bidimensional creado por la compañía japonesa Denso Wave, subsidiaria de Toyota, en 1994. Se caracteriza por los tres cuadrados que se encuentran en las esquinas y que permiten detectar la posición del código al lector. La sigla «QR» se deriva de la frase inglesa Quick Response (Respuesta Rápida en 1 español), pues los creadores (Joaco Retes y Euge Damm ) aspiran a que el código permita que su contenido se lea a alta velocidad. Los códigos QR son muy comunes en Japón y de hecho son el código bidimensional más popular en ese país.

Básicamente, los códigos QR (Quick Response Barcode) es una evolución del popular código de barras. Un estándar que permite representar en un gráfico bidimensional más de 4000 caracteres alfanuméricos.

¿Para qué se usan? Inicialmente, los códigos QR lo utilizaban los fabricantes de automóviles para la administración y el control de inventarios. Actualmente, son muchos los sectores que lo utilizan para compartir información de una manera visual: empresas IT, desarrolladores de software, agencias de publicidad, prensa, entre otros.

¿Cómo se leen? Para leer o interpretar un código QR es necesario un dispositivo con cámara de fotos y un lector compatible. Antes, estos requisitos eran un inconveniente importante. Sólo las empresas podían disponer de lectores diseñados exclusivamente para esto. Pero ahora, gracias a la nueva generación de teléfonos móviles, gran parte de la población cumple con los requisitos. De ahí que, en los últimos meses, su popularidad haya crecido exponencialmente.

¿Cómo se crean? Crear un código QR es muy sencillo. Únicamente necesitas un generador de códigos QR. Existen aplicaciones para Windows, Linux y Mac; pero lo más rápido y sencillo es utilizar


servicios en línea como los ofrecidos por Kaywa, MSkyNet o invx. Basta con seleccionar el tipo de información que vas a introducir (por ejemplo, URL), introducir el texto y pulsar generar. Así de simple.

¿Qué programa utilizo para leer códigos QR? Actualmente, en Internet puedes encontrar decenas de lectores capaces de leer e interpretar estos códigos. Todo depende del sistema operativo de tu teléfono móvil y poco más. Pero como el tiempo es oro, a continuación te recomendamos los lectores de códigos QR más relevantes para Android, iPhone, Symbian, BlackBerry y Windows Mobile.

Lector de códigos QR para Android: Barcode Scanner Barcode Scanner es un lector de códigos QR polivalente. Además de leer e interpretar este estándar, el programa es capaz de capturar otros formatos de códigos de barra y lanzar búsquedas de referencias en Internet.

Lector de códigos QR para iPhone: i-nigma Con ayuda de i-nigma y la cámara de tu iPhone serás capaz de averiguar todo lo que se esconde tras un código QR. Además, soporta otros códigos de barra como DataMatrix. Sus funciones adicionales lo convierten en el programa ideal para compartir códigos con otros usuarios.

Lector de códigos QR para Symbian: Barcode Reader Barcode Reader es una utilidad que te permitirá utilizar la cámara pre instalada en tu teléfono móvil para leer códigos QR, BIDI o DataMatrix. Desde las opciones de Barcode Reader es posible guardar los datos de los códigos QR en una librería, enviar códigos por SMS, correo o Bluetooth.

Lector de códigos QR para BlackBerry: Beetagg Si tienes una BlackBerry, tu lector de códigos QR se llama Beetagg, una utilidad


que te permitirá leer e interpretar códigos QR utilizando la cámara disponible por defecto en tu dispositivo. Es compatible con otros formatos como DataMatrix o Beetagg Code.

Lector de códigos QR para Windows Mobile: i-nigma Sí, i-nigma repite. Al igual que su versión para iPhone, i-nigma para Windows Mobile es una de las mejores soluciones que podrás encontrar para leer códigos QR con tu dispositivo. Es muy fácil de utilizar, soporta tanto códigos QR como DataMatrix y permite compartir códigos con otros usuarios.

¿Y ahora qué? Una vez instalado el lector en tu teléfono móvil es la hora de pasar a la acción. A continuación te listamos tres ejemplos de códigos QR para que practiques y descubras, por ti mismo, las infinitas posibilidades que esta nueva manera de representar información ofrece.

Leer un mensaje oculto

Representar una URL

Descargar un programa


deber