Page 1


C

uando inicié mi carrera en la FIMEE, no tenía ni la más remota idea de que tendría la oportunidad de estudiar en otro país, en ese tiempo no sabía nada acerca del programa de movilidad internacional que tiene la Universidad de Guanajuato, sin embargo, a las pocas semanas me proporcionaron un folleto con toda la información del programa y fue entonces cuando comenzó mi inquietud por irme de intercambio a otro país.

Conforme pasaba el tiempo me fui apasionando más por este pequeño sueño, que aun veía muy lejano, sin embargo, mientras avanzaba en la universidad y en el idioma a paso apresurado, me interesaba cada vez más por Canadá, ya que cubría con todas mis expectativas de lo que quería lograr con este intercambio. Cuando empecé a llenar la solicitud de intercambio, recibí ayuda del personal de mi división y sobretodo de Liliana Llanas, que es la coordinadora de movilidad del campus


Cuando empecé a llenar la solicitud de intercambio, recibí ayuda del personal de mi división y sobretodo de Liliana Llanas, que es la coordinadora de movilidad del campus Irapuato-Salamanca, la persona más servicial y amable que he conocido. Ya en los últimos trámites asistí asistí a algunas pláticas informativas en Guanajuato, donde conocí a las personas que nos conectan con las demás universidades y a los otros estudiantes que también iban de intercambio.

El día se acercaba para partir, los nervios y el miedo me invadían, pero mi familia y amigos siempre estuvieron apoyándome. Al llegar a Vancouver, todo mi esfuerzo valió la pena, a pesar de ser un día lluvioso y no tener un lugar donde quedarnos me sentía completamente emocionado. Llegamos al campus un día antes de que iniciaran las clases, en el cual tuvimos una plática de bienvenida en la cual nos mostraron las instalaciones, y conocimos a estudiantes extranjeros que al igual que nosotros estaban de intercambio.

Son incontables las buenas experiencias y momentos increíbles que viví en mi intercambio, aprendí muchísimo, mi actitud es muy diferente, me contagiaron el amor hacia el medio ambiente, la pasión hacia mi carrera, el amor hacia mi país, ahora que esta experiencia terminó estoy muy agradecido con mi familia, amigos, y personas administrativas de la UG que me apoyaron incondicionalmente, todas y cada una de las personas en Canadá que hicieron mi estancia en este lugar, la mejor experiencia de mi vida.


D

esde que soy estudiante de la Universidad de Guanajuato, siempre había escuchado acerca del intercambio académico. Me parecía algo muy difícil de lograr, por todas las situaciones y requisitos que conlleva la movilidad estudiantil. Y ahora después de tanto tiempo, estoy aquí estudiando en el extranjero. En la Universidad de Granada en España.

Yo llegué a España el 10 de Noviembre por la mañana a Madrid. Es difícil explicar lo que se siente al estar solo en el extranjero. Para mí fue difícil desde el momento en el que estaba solo en el aeropuerto de México. Cuando ya me había despedido de mi familia y sabía que desde ese momento era yo solo, y que llegaría a un país donde no conocía a nadie, no conocía de sus costumbres, de la vida social, etc. Aunque creo que lo que me ayudo y me sigue ayudando es el idioma, ya que aquí hablan español.


Las primeras semanas fueron un poco difíciles, aunque ya tenía un sitio donde vivía y un poco de personas que iba conociendo, tenía algo que me intrigaba. La universidad. Estaba un poco nervioso, porque pensaba en los maestros, las materias, quienes serían mis compañeros de clase y mi nivel académico. En el nivel académico tenía un poco de miedo, ya que era mi primera experiencia internacional y no sabía si tenía el nivel adecuado; además pensaba en la universidad, si sería lo que yo esperaba de las materias, o iba a ser algo que no me gustara.

Estoy emocionado y feliz por esta experiencia que viví gracias al apoyo de mi familia y de la Universidad de Guanajuato, me gustó mucho España y aun cuando pude experimentar el clima difícil causado por la crisis económica, fue una experiencia completamente enriquecedora.


B

ergen es una ciudad pequeña pero muy hermosa y muy cultural, hay muchos museos y muchos eventos artísticos a los que se pueden asistir. Las asociaciones estudiantiles ofrecen muchas y diversas actividades para los estudiantes, desde gimnasios y grupos de entrenamiento hasta conciertos y noches de disco en instalaciones que son sólo para estudiantes, así que no hay manera que te quedes sin algo que hacer cuando has terminado tus tareas.

Lo más complicado para adaptarse fue el clima. Bergen se caracteriza por ser una ciudad muy lluviosa, pero cuando esto se junta con temperaturas bajo cero, es realmente engorroso. Lo mejor en este caso es seguir el viejo dicho escandinavo “No hay mal clima, sólo mala ropa”, y conseguirse unas buenas botas, impermeables, suéteres de lana y una buena chaqueta.


Lo que más me gustó en esta experiencia, fue lo diferente que es el sistema educativo noruego. Es exigente pero flexible y considera importante al aspecto académico tanto como al aspecto personal. Lo más frustrante fue que a pesar de que todos los noruegos hablan inglés no estarás admitido a esta sociedad si no hablas noruego. Esto junto con el hecho de que los noruegos son poco sociables con los extranjeros conllevó a que no tuviera casi amigos noruegos y a que no pudiera realmente conocer su cultura.

Esta experiencia me dejó muchas cosas positivas así como muchas cosas para reflexionar. Me llenó de vivencias, me dio buenos amigos, un grupo musical y una nueva perspectiva sobre el potencial de una sociedad que se construye sobre los pilares de la igualdad.


M

i idea de realizar este intercambio comenzó desde que estaba estudiando la preparatoria, pero fue hasta mi tercer año en la Universidad que decidí hablar con mis padres sobre esto, desde el primer momento ellos me brindaron su completo apoyo. Después de realizar todos los trámites con el apoyo del personal de mi división y de la Universidad de Guanajuato, por fin llegó mi carta de aceptación.

Ya con boletos en mano y todos los documentos en orden, me di cuenta que todo estaba listo y ahora solo quedaba despedirme de mi familia y amigos, momentos que son muy contradictorios, por una parte sientes felicidad de poder realizar tu sueño, pero por otra tener que decir adiós a esas personas con las que solías estar día a día, cuesta un poco de trabajo.


Viví en los dormitorios de la universidad y debo decir que todo el tiempo me sentí muy cómodo. Las cafeterías cuentan con un servicio muy bueno, la comida es buena, aunque no puedo negar que llega un punto en donde la comida mexicana se extraña mucho y ya no quería comer. Durante el intercambio, conocí a personas de diferentes partes del mundo, a las cuales jamás me hubiera imaginado conocer. Soy una persona muy reservada pero estando ahí me di cuenta que tendría que hacer algunos cambios en mi mentalidad para poder vivir esta experiencia al máximo.

Si hoy tuviera que dar un consejo para aquellos que tengan el deseo de realizar un intercambio, sería que lucharan por su sueño, que tal vez en la búsqueda se encuentren con obstáculos, pero que al final, el ver los resultados obtenidos te hace sentir completamente orgulloso. Así que como dice el lema de este programa de movilidad, “La Universidad de Guanajuato es tu puerta al mundo”, decídete a abrirla y créeme, ¡No te arrepentirás!


L

a vida de estudiante en la universidad en la Rochelle es muy enriquecedora además de aprender de los cursos en otro idioma ya sea en ingles o en francés existen grupos dentro de la universidad para realizar diferentes actividades y puedes integrarte a uno de ellos cada uno de ellos trata diferentes temas.

La evaluación en la mayoría de las clases es con exposiciones y trabajos en equipo, en donde aprendí mucho de la forma de trabajar de los franceses; me gustó porque implicó un reto intelectual donde pones en práctica tus conocimientos, el idioma, al igual que la creatividad para expresar y aportar ideas.


En la universidad encontré a muchos estudiantes de todo el mundo que estaban de intercambio, día a día aprendí algo nuevo de cada uno de ellos sobre todo culturalmente, es extraordinario escuchar hablar 5 idiomas en una misma sala y encontrar la forma de comunicarte con ellos, muchos hablan un poco de francés pero la mayoría habla más inglés.

Sin duda alguna viajar de intercambio fue una de las experiencias más enriquecedoras que he vidido, tuve la oportunidad de conocer lugares grandiosos y personas maravillosas. Estoy muy agradecida con todas las personas que hicieron posible este viaje.


D

esde que me decidí en realizar mi intercambio diariamente me visualizaba dentro de algún país extranjero mas sin embargo los nervios no se hacían esperar, gracias al convenio entre nuestra universidad y la Universidad Mayor aunado a mi buen desempeño académico fui aceptado.

La Universidad Mayor a pesar de que es una institución prácticamente joven con no mas de 25 años de vida es una escuela con una seriedad y profesionalismo increíble, ya que inmediatamente después de que me registre para postular por un lugar en la Universidad Mayor, la universidad empezó a mandarnos presentaciones para ir conociendo acerca de la cultura, costumbres y lugares de aquel enigmático país.


Una vez confirmada mi aceptación me preocupe por buscar un lugar seguro a donde llegar en Santiago. Gracias a la Universidad Mayor encontré un bonito lugar con la familia Sánchez Rossi que a partir de mi llegada se convirtieron en mi familia directa, puesto que compartimos muchísimas experiencias juntos.

A pesar de que en Chile el español también es el idioma oficial, el acento y los modismos complicaban de momento la situación. Pero nada que no se pueda adaptar uno como estudiante. Recomiendo ampliamente que los estudiantes de la Universidad de Guanajuato aprovechen los convenios que la universidad tiene con otras instituciones para realizar este tipo de actividades ya que nunca conocerás todo el mundo pero la oportunidad que tenemos para conocer un poco de este planeta es maravillosa.


D

esde que era pequeña me ha encantado viajar y soñaba con irme de intercambio. Elegí la Universidad de Guanajuato por muchos motivos, pero debo de confesar que el de más peso fue el clima y la localización. Guanajuato es una ciudad hermosa en todos los aspectos, tiene mucha cultura e historia así como diversión y entretenimiento. Considero que es una ciudad perfecta para filosofar y pasear. Pase por muchos tramites y procesos para por fin llegar al primer día en la Universidad de Guanajuato, durante la bienvenida fue increíble ver a tantos chicos y chicas de diferentes estados de la república y de diferentes países, conocimos un poco de la cultura de cada uno. Aquí conocí a una chica de mi Universidad y decidimos dar una pequeña muestra gastronómica del típico chorizo toluqueño.


Durante la comida de bienvenida conocía a varias personas, entre ellas las personas con las que ahora vivo y comparto un departamento. Vivir con ellas ha sido una de las mejores experiencias de mi vida, somos del mismo país pero hablan muy diferente, en ocasiones debo pedirles que me expliquen lo que quieren decir o las palabras que utilizan. Respecto a mis estudios, no estoy tan contenta con los horarios, pero los profesores son muy buenos y todos los alumnos son muy aplicados.

Ir de intercambio me ha dejado huellas muy profundas, como el hacerme responsable de mí misma; he tenido que hacer las compras sola, perderme en las calles y en la escuela, alejarme de mis amigos y familia, cocinar, decidir en qué cosas es conveniente gastar y en cuáles no. Tanto los buenos como los malos momentos me han servido muchísimo, este intercambio significa una gran lección de vida. Después de esta experiencia Guanajuato estará impregnado en mí.


L

as ganas de poder salir del país siempre han estado y principalmente por dos razones: la vocación de servicio y la de cursar estudios de especialización en algún tema determinado, pero siempre estaba la condicionante del recurso económico. La educación en Chile si bien es de buena calidad aún tiene un costo elevado en comparación con otros países, sin embargo fui becada por el banco Santander y así comenzó mi historia.

En un principio postulé a la universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y a la Universidad de Guanajuato. Me decidí por la Universidad de Guanajuato por su posición en ranking de las mejores universidades y porque además mantiene aspectos útiles dada mi situación de primeriza saliendo de mis tierras, en este caso el aeropuerto quedaba cerca y además era un pueblo en el que no tenía mucho chance de perderme y sin dudas cuando “googleé” “Guanajuato de noche”, eso fue lo que me terminó de convencer.


México me ha recibo con los brazos abiertos, todos han sido muy amables y cordiales, me asombra lo respetuosos y serviciales que son. Los chicos anfitriones de la UGTO se han portado divinos, han sido muy “buena onda” con los de intercambio, nos ayudan en lo que no sabemos y nos incluyen en sus planes y nos dan guías turísticas, ¡¡son geniales!! El tema de la “cultura de la comida” ha sido un gran desafío para mí ya que, irónicamente en Chile casi no se come chile, por lo tanto me cuesta (aún) ponerle picante a todo; y comer con la mano, no es algo que comúnmente se vea en mi país.

Esta experiencia ha sido muy enriquecedora en muchos aspectos de mi vida, conocer nuevas personas, ha ampliado mis horizontes y al intercambiar experiencias culturales me insta a seguir adelante con mi carrera, sabiendo que puedo poner todos estos conocimientos al servicio de la comunidad, y al crear nuevas redes, tengo más espacios de intervención social donde puedo ayudar desde mi profesión, además este intercambio me permitió entender que no importa que tan difícil o que tan lejanos se vean los sueños, lo importante es no rendirse y seguir y seguir, que cuando obras bien, cuando eres buen alumno, cuando haces las cosas de corazón, todo eso se recompensa cuando menos uno se lo espera… cree, los sueños sí se cumplen.


Juniata College fue fundada en 1876 y es una universidad que se encuentra en Huntingdon, Pensilvania en Estados Unidos. A pesar de que se ubica en medio de la nada, ahí podrás encontrar estudiantes de todos los estados de EUA y gente de todas partes del mundo; Huntingdon es pequeño (Ahí viven alrededor de 6, 000 personas) y la vida del pueblo gira en torno a la universidad. No es una gran ciudad pero si es un pueblito con el que al final vas a encariñarte y querrás regresar.

¿Dónde comer? En el campus puedes comer en Baker (Comida buffet que ofrece diariamente una barra de pizzas, ensaladas, sandwiches, cereales, comida local, postres, una área donde puedes preparar tu propia comida y otras cosas) o en Eagle’s Landing (También conocido como muddy) donde hay un starbucks, un tipo subway, comida china, ensaladas, “comida mexicana” y hamburguesas y hot dogs, ambos lugares tienen horarios específicos así que tienes que estar al tanto de ellos. Esta de más recordarte que los horarios de los americanos para comer son muy distintos a los de nosotros, breakfast, lunch y dinner, el lunch lo hacen entre 11 am y 1 pm, mientras que el dinner entre 5 pm y 7 pm, no te preocupes, no es nada a lo que no vayas a acostumbrarte.

Fuera del campus puedes ir a comprar algo para llevar en Sheetz (Un tipo oxxo), o en Standing Stone, un muy bonito café donde encontrarás baguettes, café, sopas y ensaladas, tienen un menú de temporada y cuentan con servicio de lavandería, además ahí organizan muchos eventos, así que si no tienes nada que hacer Standing Stone siempre es un buen lugar para pasar el rato. En la carretera hay subway, mcdonalds, pizza hut y wendys, pero esos lugares quedan más lejos y forzozamente tienes que ir en coche. Las comidas en cualquiera de los lugares ya mencionados van desde los 5 a los 10 dólares.


¿Dónde comprar?

Visita:

Hay algo que nunca nadie te menciona cuando eliges Juniata y esto es que no hay ningún servicio de transporte en la ciudad, no hay taxis, ni autobuses, si quieres ir a algún lugar solo caminando o si alguien te lleva en carro.

New York, Pittsburgh, Altoona, Filadelfia y Washington quedan muy cerca de Huntingdon, para llegar ahí puedes hacerlo en tren o viajar a State College y tomar un autobus desde ahí (Megabus).

Bien, hay tres lugares donde puedes conseguir víveres, en Weis que queda a dos cuadras del campus, en la dollar store o en Walmart que queda fuera de la ciudad. En Weis hay una tarjeta que te da descuentos, así que recomiendo que la consigas pues es gratis.

Considera que el tren es mucho más caro que el bus. Si vas a Filadelfia un buen lugar para quedarte es Apple Hostel, tiene una ubicación excelente y ofrece un gran servicio por una cantidad mínima


Clima:

La tempo invierno a mucho v comprar paragua comienza hasta ag

Ya que diariamen del tiemp

¿Qué hacer? Juniata cuenta con muchos clubs a los que puedes unirte (De lenguas, deportivos, recreativos, incluso hay uno de Star Wars donde cada semana salen a batirse con sus espadas); si te gusta hacer ejercicio deberías darte una vuelta por el gym o a la pista de carreras. En el centro de la ciudad, hay un cine, está muy chiquito pero los martes tienen descuentos para los estudiantes y a veces los viernes organizan funciones de media noche donde también hay descuentos. Si eres mayor de edad (21 años), no dejes de visitar Memories los días miércoles, ese día hay karaoke y está lleno de estudiantes.

También puedes visitar la Spanish House (En Juniata hay varias casas donde habitan estudiantes de intercambio y americanos con dominio en cierto idioma, actualmente hay una casa para los hispanohablantes, franceses y alemanes) donde siempre serás bien recibido y siempre hay algo que hacer. Además, cada semana Juniata organiza eventos así que te recomendamos que sigas a Juniata Presentes en FB y te enteres de todas las actividades.


orada más pesada es del paso de a primavera, pues verás nevar, llover, viento y poco sol. Te recomendamos allá botas impermeables, adquirir un as y salir siempre abrigado. Ya en abril a a hacer mucho calor y esto se mantiene gosto.

estés allá te recomendamos que nte antes de salir cheques el pronóstico po para evitar cualquier eventualidad.

Estos son solo algunos consejos de como ir a Juniata y no morir en el intento. Hay mil y un cosas que probablemente van a surgir ya que estés allá, pero saber como resolver los problemas es también parte de tu experiencia de intercambio; no tengas miedo, toda la gente en Juniata es extremadamente amable y si sale algún problema seguramente te ayudarán. Así que ¡Feliz viaje!


DCAREVISTA  

1ERA EDICIÓN

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you