Issuu on Google+

“EL TRATAMIENTO PERIODÍSTICO DE LOS TITULARES DE PORTADA DE DOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN ESCRITA – EL MERCURIO DE SANTIAGO Y LA TERCERA – EN EL CONFLICTO MAPUCHE ARAUCO MALLECO COMO ESTRATEGIA DE PODER (2008 – 2011)”

Karen Medina Eguiluz Periodista, Lic. En Comunicación Social Magíster en Políticas Nacionales

Tesis para optar al Grado de Magíster en Ciencias Sociales Valparaíso, marzo de 2013


INDICE INTRODUCCION I.- CAPITULO I………………………………………………………………………..10 PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA 1.1.- HIPOTESIS 1.1.- DEFINICION DEL PROBLEMA 1.2.- FUNDAMENTACIÓN 1.3.- OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN 1.3.1.- Objetivo General 1.3.2.- Objetivos específicos 1.4.- METODOLOGIA 1.4.1.- Tipo de Investigación 1.4.2.- Tipo de Estudio 1.4.3.- Tipo de Diseño 1.4.4.- Universo 1.4.5.- Ubicación espacio temporal

II.- CAPITULO II …………………………………………………………………….14 2.1.- LA PRENSA EN CHILE: EL TRATAMIENTO POLITICOS Y SOCIALES 2.2.- El periódico, actor político 2.3.- La Teoría de la Responsabilidad Social 2.4.- El conflicto en el periódico 2.5.- La mediación ante la realidad social 2.2.1.- Un análisis crítico al discurso mapuche de los mcm

A LOS TEMAS


III.- CAPITULO III………………………………………………………………………….36 3.- LA GENTE DE LA TIERRA: MAPU – CHE 3.1- El Mito del Origen 3.2.- Breves aspectos de la historia antigua mapuche 3.3.- La Cultura de la Tierra 3.3.1.- La organización ancestral 3.3.2.- El Contexto Mágico - Religioso 3.3.3.- La Economía de la Tierra 3.3.4.- Los Efectos de la Guerra 3.4.- LA HISTORIA DEL CONFLICTO DE TIERRAS 3.4.1.- El Inicio del Conflicto 3.4.2.- Período de Reducciones o Radicación: El Estado al Servicio de la Usurpación 3.4.3.- Proceso de División de Comunidades: Una Política Continuista 3.4.4.- Reforma Agraria: La Justicia se Hacía Presente 3.4.5.- El Latifundio Ante los Mapuches: Negativa a Entregar las Tierras 3.4.6.- La Contrarreforma: El Desastre de la Dictadura 3.4.7.- Concertación: La Esperanza y los Acuerdos Frustrados 3.5.- FORESTALES: LOS MAPUCHES ANTE UN NUEVO Y PODEROSO ADVERSARIOS 3.5.1.- Transnacionales y el Efecto de la Concentración de la Riqueza 3.5.2.- Usurpaciones de Tierras y Forestales 3.5.3.- Otras Consecuencias o Impactos de la Política Forestal 3.5.4.- Las forestales y su “talón de Aquiles” 3.6.- MAPUCHES: UNA NUEVA RESPUESTA AL DESCONTENTO 3.6.1.- Antecedentes Coordinadora Mapuche Arauco Malleco 3.6.2.- El pueblo mapuche vuelve a rebelarse: Nace la Coordinadora Arauco Malleco


3.6.3.- La criminalización del conflicto 3.6.3.1.- La CAM frente a la criminalización y sus derechos

IV.- DESARROLLO DE LA INVESTIGACIÓN…………………………………109 4.- Análisis del discurso periodístico de La Tercera y El Mercurio 4.1.- Análisis de la participación del conflicto en portada 4.2.- Análisis del cuerpo de titulares en portada 4.2.1.- Análisis del titular central en portada - Análisis de titulares en portada - Análisis del epígrafe - Análisis de la bajada - Análisis de conceptos connotativos - Análisis de la fotografía en portada

CONCLUSIONES BIBLIOGRAFIA MATERIAL ANEXO -

COPIA DE PORTADAS 2008 – 2011 LA TERCERA Y EL MERCURIO


Agradecimientos

A mi familia, especialmente mi padre, mi madre y mi sobrino Matías. A las amigas y amigos que me dieron ánimo para terminar esta, mi tercera tesis. Y especialmente al movimiento social que reivindica sus derechos sociales con el convencimiento recuperado en este nuevo siglo, el de los “indignados”. Y yo, confiada de que este escrito será un aporte en materia de denuncia frente al hostigamiento que vive el movimiento mapuche que mantiene viva la demanda de recuperación de sus tierras ancestrales… y su dignidad y memoria.

… Y el motivo de por qué no trabajo en los “grandes medios”.


INTRODUCCIÓN

El conocimiento de trasfondo de lo que hoy para el país pareciera ser el movimiento social es de sumo valor, cuando a simple vista se denota un ambiente en que imperan valores como el individualismo y la apatía por los “otros”. Después de muchas enseñanzas que la historia ha sembrado, pareciera que la sociedad aún no ha asumido tan impresionante y dolorosa lección. El movimiento social en Chile parece vivir por un despertar del quehacer en pos de las demandas que en los últimos años se han visto sumamente postradas. Los pueblos indígenas no escapan a ello. Su dura realidad los obliga a enfrentar tres crudas situaciones: La pérdida de territorios ancestrales, como efecto de las políticas que a lo largo de décadas se encargaron de despojarles; el consiguiente empobrecimiento social, fruto de esta realidad, que hoy las convierte en uno de los sectores sociales más despojados del llamado Post – Modernismo, evidenciando en las condiciones marginales de sobrevivencia diaria que estos pueblos enfrentan; y la negación, desde las propias leyes, y desde el mismo Estado, de su calidad de Naciones cuyos derechos, aún no consignados en tratados y convenciones internacionales, no han sido considerados por la voluntad política de quienes los destinos del país desde distintos poderes y lugares. El pueblo mapuche es parte de un movimiento condenado a aceptar estos designios resueltos por la propia sociedad. O intencionalmente, o por omisión. No obstante, el movimiento social enfrenta reflujos, que vistos desde la perspectiva científica, pueden pasar a convertirse en nuevos fenómenos de exigencias, organización y lucha. Ello comenzó a evidenciarse con fuerza en 1997, cuando se retoman las luchas indígenas por la recuperación de tierras usurpadas, en una explosión del descontento fundamentado, pero no estallado de muchas generaciones de esta cultura indígena, liderado por la Coordinadora Arauco - Malleco. Después de los intentos de diversas organizaciones mapuches de reivindicar las deudas que, señalan, la historia se encargó de usurpar, un movimiento reciente pareciera dar en el clavo en su táctica y estrategia. La riqueza pragmática de la Coordinadora Arauco – Malleco conquistó a aquellas comunidades cuya subjetividad


pudo ir más allá de sus condiciones objetivas, impulsándolas a protagonizar un proceso que la sociedad imaginaba. Desde entonces, han pasado 15 años y los resultados no han sido los esperados. A la fecha, han sido asesinados tres jóvenes mapuches en disturbios con carabineros: Alex Lemún Saavedra (2002), Matías Catrileo Quezada (2008) y Jaime Mendoza Collío (2009). Decenas de comuneros han conocido la cárcel, y varios han sido procesados por delitos “terroristas”, encontrándose hoy encarcelados. Dos huelgas de hambre han intentado – desde la movilización social - reducir las condenas de los dirigentes. A la fecha, varios de ellos se encuentran en calidad de prófugos. Sin embargo, en el tema central de las tierras, solo se han “recuperado” 2023 hectáreas – ninguna de las cuales pertenece a las directamente reclamadas, hoy en manos principalmente de los dueños de empresas forestales. El conflicto mapuche evidencia nuevamente como un conflicto social es tildado con conceptos que califican a un proceso como “peligroso” para la institucionalidad chilena y el orden que ésta se ha encargado, por diversos métodos, de establecer. Los medios de comunicación pertenecen a este conjunto de actores políticos responsables de informar - y muchas veces de incidir – en las soluciones respectivas. Por las características propias de El Mercurio y La Tercera, el problema mapuche ha adquirido una connotación esperada. Los mismos esquemas tradicionales con que otros conflictos sociales han sido señalados, cumplieron su papel en el caso del proceso encabezado por la Coordinadora Arauco - Malleco. Los objetivos de esta investigación son describir y analizar el tratamiento periodístico de los titulares de las crónicas del problema de Arauco - Malleco de los citados medios; y caracterizar la orientación y el perfil ideológico que los periódicos “El Mercurio” y “La Tercera” han otorgado a la problemática de tierras mapuches en la zona de Arauco y Malleco. Asimismo, identificar y describir las ideas - fuerza de los titulares de portada de los medios citados, con el propósito de analizar cómo se direccionan e instrumentalizan los textos periodísticos frente al conflicto mapuche; analizar las características de los titulares noticiosos con que – a partir de su interés persuasivo – los medios citados pretenden incidir en la sociedad civil frente a la problemática mapuche; caracterizar a los periódicos “El Mercurio” y “La Tercera” como parte constitutiva y herramienta estratégica y comunicacional de los intereses económicos y políticos de los grupos de poder pertenecientes a la derecha política del país; y


establecer un marco histórico que describa a la cultura mapuche y caracterice el conflicto mapuche desde la colonización hasta el día de hoy. El capítulo II corresponderá al marco teórico de este estudio. Se referirá a la Teoría

de la Responsabilidad

Social, orientación inseparable de los medios de

comunicación de derecha, aliados del modelo neoliberal, y por lo tanto promotores de éstos. Esto permitirá conocer las características fundamentales del tratamiento periodístico de este medio, en contraste con la objetividad e imparcialidad que señalan desarrollar en sus informaciones También se referirá al conflicto como tema informativo, y a la direccionalidad que a este los medios otorgan. En este caso, como un conflicto histórico se vuelve coyuntural

para el diario, y a la vez cómo la editorial de estos define a sus

protagonistas y acciones. Se explayará en función de la mediación de los medios ante la realidad social. Es decir, cómo la editorial relativiza a los actores de los hechos a través de una mediación ya resuelta para los conflictos. Y asimismo, presentar una investigación que - desde el Análisis Crítico del Discurso - busca contribuir a la resistencia y a la solidaridad. Con ello, representar la manera de cómo el discurso contribuye a la reproducción del poder, y sobre todo del abuso del poder, de la dominación. A partir del capítulo III el marco histórico permitirá comprender los motivos de la existencia de un conflicto con las características que presenta el movimiento mapuche, del que es fundamental conocer su contexto. El origen del problema indígena de tierras está directamente relacionado a reivindicaciones políticas, sociales y culturales en donde conceptos como autodeterminación, soberanía y nación son temas de primer orden. Conocer las características de los protagonistas de dicho movimiento será tarea del mismo capítulo. En él se relatan antecedentes de la historia de los hombres de la tierra, así como las tradiciones políticas y económicas, costumbres culturales y religiosidad de un pueblo que hoy lucha por la sobrevivencia de ellos. Contiene la reseña histórica de la pérdida de tierras de mapuches desde la llegada de los españoles a América hasta las acciones del Estado realizadas durante los últimos siglos. De este modo se explicarán los orígenes del conflicto, para luego profundizar en los distintos momentos de pérdidas, y en algún momento de recuperación y esperanza, de las tierras indígenas: Período de Reducciones o Radicación; Proceso


de División de Comunidades; Reforma Agraria; La Contrarreforma con la dictadura; y el período actual de los distintos gobiernos en que se contextualiza el conflicto mapuche de las provincias de Arauco y Malleco del sur del país. También contextualizará en el nuevo y poderoso adversario que las organizaciones mapuches enfrentan: las empresas forestales. Con un caudal de impresionantes ribetes de riqueza, se han hecho parte de un proceso económico y político que las ha favorecido, hasta el punto de haberles entregado tierras ancestrales de comunidades indígenas. Dichos hechos le permitieron expandir sus territorios en desmedro de los mapuches, quienes vieron con estupor como la dictadura les arrebataba los terrenos que durante muchas décadas desarrollaron sus vidas, para ser entregadas a las forestales. La masiva frustración por parte de los mapuches ante años de políticas de Estado no satisfactorias, generó el nacimiento de una nueva orgánica. La Coordinadora Mapuche Arauco – Malleco ha pretendido - desde el año 1997 - retomar la lucha por respuestas positivas a sus demandas, en términos políticos y culturales como también en relación a la recuperación de sus tierras. Para ello han construido una táctica y estrategia que, como desafío, buscan exigir soluciones definitivas a un Estado y recuperar miles de historias que hoy legalmente aparecen como de propiedad de empresarios forestales y turísticos. Finalmente, en coherencia con los objetivos de esta investigación, se desarrollará un análisis crítico del discurso, explicitando las características de los dos medios de prensa escrita considerados para esta investigación, cuyo rol persuasivo, unidireccional y mediador ante los conflictos es comprobable y comprensible, a partir de la definición política que la editorial de cada periódico ha reforzado para los conflictos sociales que han vuelto a estallar en los últimos años. La importancia de la portada es que actúa como vitrina con la que el medio entrega al público su información. Desde su postura editorial define los hechos a destacar y el orden de relevancia de éstos. Conocer la participación de la noticia sobre el conflicto mapuche en portada, colaborará en reforzar los objetivos de este análisis. La connotación será considerada a partir de la importancia que la semántica le otorga. Esta se entiende como el conjunto de valores subjetivos y, por tanto, secundarios que rodean una palabra. Ese grado de subjetividad es el que entregan los medios desde sus páginas a partir de las definiciones de la política editorial. Esta característica también condicionó el conflicto mapuche señalado en este estudio. Esto


permitirá conocer cuánto informa el medio respecto del conflicto mapuche, y en qué situaciones se convierte en noticia para la editorial de estos. El presente estudio llevará adjunto como material anexo las páginas portadas en que “El Mercurio” de Santiago y “La Tercera” de las ediciones impresas entre los años 2008 a 2011, donde se incorporó como información destacada a modo de titular y en que se evidencian las características subjetivas con que se condicionó la creación y presentación del conflicto mapuche para el público lector.


I.- CAPITULO I PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

1.1.- HIPOTESIS Todo problema social tiene relación con un problema económico/político. El cómo se promueva el conflicto tiene una relación inalienable con el cómo éste puede ser resuelto. Al respecto, el sentido que la prensa conservadora (derecha) – denota una evidente empatía con uno sólo de los actores “en pugna”, evidenciándose un imaginario conservador en su redacción. El mcm se convierte así en un portavoz de los empresarios y de los grupos de poder económico-políticos, en contraste con la cobertura que se otorga a la demanda histórica del pueblo indígena. En tal contexto, en referencia al movimiento mapuche de Arauco – Malleco y dado el tratamiento periodístico con que se desarrolla el problema, pareciera ser que los medios se encuentran interesados en promover más bien los aspectos confrontacionales, antes que cumplir con un rol social que contemple enfrentar las causas de fondo – históricas, económicas, políticas, sociales y culturales – que han dado origen a una nueva explosión de demanda y reivindicación de tierras, tomando una postura evidente y criminalizando en sus páginas al movimiento indígena.

1.1.- DEFINICION DEL PROBLEMA El pueblo mapuche se ha vuelto a poner de pie tras sus demandas postradas. En su dura realidad destacan la pérdida de reivindicaciones ancestrales, como efecto de políticas que a lo largo de décadas se encargaron

de despojarles; el consiguiente

empobrecimiento social fruto de esta realidad, que hoy los convierte en uno de los sectores sociales más despojados de la Post-modernidad chilena, evidenciado en las condiciones marginales de sobrevivencia diaria que estos pueblos enfrentan; y la negación – desde las propias leyes y el propio Estado – de su calidad de Nación, en un país que después de una tediosa espera solo hace un par de años reconoció el convenio

10


169 de la OIT, que aún no se refleja en la concreción de su derecho a la autodeterminación. El pueblo mapuche organizado ha acentuado su movilización a pesar de la adversidad, sin que las soluciones del Estado chileno necesariamente interpreten o se inclinen por soluciones definitivas a favor del desarrollo, autodeterminación y recuperación de tierras ancestrales. No obstante, los obstáculos siguen existiendo. Nuevamente un conflicto social es tildado con conceptos que califican a un proceso como “peligroso” para la institucionalidad chilena y el orden que ésta se ha encargado, por diversos métodos, de establecer. Los mcm pertenecen a este conjunto de actores políticos responsables de informar – y muchas veces incidir – en las soluciones respectivas, como también en la agudización, tergiversación o minimización de un conflicto social determinado. Lo anteri or, considerando que La Tercera y El Mercurio de Santiago son parte constitutiva y herramienta estratégica y comunicacional de los intereses económicos y políticos de los grupos de poder pertenecientes a la derecha política del país.

1.2.- FUNDAMENTACIÓN La orientación ideológica de un medio periodístico permite explicar el tratamiento del conflicto mapuche Arauco – Malleco, y las implicancias y proyecciones que ello conlleva para el pueblo que demanda, como para la visión que la sociedad en su conjunto desarrolla. Esto, a partir del poder de persuasión y potencial (des) educativo, y no del papel mediador que poseen los mcm, presentándonos su particular realidad estructurada desde su línea editorial. El problema de fondo que arrastra durante siglos el pueblo mapuche, la relevancia de sus demandas y sus luchas a lo largo de la historia pareciera no ser de relevancia en el conflicto. La información que así recibe el lector es la noticia “violenta”, por sobre la fundamentación política y sociocultural de la demanda étnica. Por ende, la estrategia comunicacional de la prensa escrita es un medio para instalar un poder persuasivo que contextualice - desde su óptica – un problema político y cultural como el que demanda el pueblo mapuche. Este estudio pretende conocer las 11


características fundamentales del tratamiento periodístico de El Mercurio de Santiago y La Tercera, que en sus páginas presentan un conflicto histórico como coyuntural, y cuyas editoriales definen claramente a sus protagonistas y acciones. Al respecto, el análisis del discurso periodístico es un campo de estudio nuevo e interdisciplinario surgido de otras disciplinas de las humanidades y las ciencias sociales 1. Denota un enfoque teórico y metodológico del lenguaje y uso del lenguaje. Y pretender ser la herramienta de investigación de este estudio.

1.3.- OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN 1.3.1.- Objetivo General a) Describir y analizar el tratamiento periodístico de los titulares de las crónicas del problema de Arauco-Malleco de los citados medios. b) Caracterizar la orientación y el perfil ideológico que los periódicos “El Mercurio” y “La Tercera” han otorgado a la problemática de tierras mapuches en la zona de Arauco y Malleco. 1.3.2.- Objetivos específicos a) Identificar y describir las ideas - fuerza de los titulares de portada de los medios citados, con el propósito de analizar cómo se direccionan e instrumentalizan los textos periodísticos frente al conflicto mapuche. b) Analizar las características de los titulares noticiosos con que – a partir de su interés persuasivo – los medios citados pretenden incidir en la sociedad civil frente a la problemática mapuche. c) Caracterizar a los periódicos “El Mercurio” y “La Tercera” como parte constitutiva y herramienta estratégica y comunicacional de los intereses económicos y políticos de los grupos de poder pertenecientes a la derecha política del país.

1

A su haber, la lingüística, estudios literarios, antropología, semiótica, semiología y comunicación oral

12


d) Establecer un marco histórico que describa a la cultura mapuche y caracterice el conflicto mapuche desde la colonización hasta el día de hoy.

1.4.- METODOLOGIA 1.4.1.- Tipo de Investigación Esta investigación se centrará en las características que se evidencian en el discurso del tratamiento periodístico del conflicto mapuche por parte de El Mercurio de Santiago y La Tercera. De este modo, del discurso periodístico en su titular portada. 1.4.2.- Tipo de Estudio Esta investigación realizará un Análisis del Discurso, conjugando así una dimensión descriptiva y explicativa desde el universo simbólico. 1.4.3.- Tipo de Diseño El diseño de esta investigación es no experimental, puesto que el fenómeno será observado tal cual ocurre en su realidad y no será intervenido, sino descrito, constatando lo que sucede en los mcm señalados en materia del conflicto mapuche 1.4.4.- Universo Las portadas de los diarios impresos de La Tercera y El Mercurio de Santiago entre los años 2008 y 2011, haciendo un seguimiento específico a los casos que se indican a continuación. 1.4.5.- Ubicación espacio temporal La investigación establecerá un estudio que abarca el período comprendido entre los años 2008 y 2011, en las provincias de Arauco y Malleco, de las regiones VIII y IX, donde se ha hecho evidente el conflicto de tierras y las demandas de la Coordinadora Arauco Malleco. Durante el 2008 y 2011 existieron además acontecimientos de gran magnitud del conflicto, como el asesinato de los jóvenes mapuches Matías Catrileo Quezada (3 de 13


enero de 2008) y Jaime Mendoza Collío (12 de agosto de 2009); y las huelga de hambre de las y los procesados – julio de 2010 y marzo de 2011. Durante la investigación destacan estos cuatro hechos noticiosos como parte del conflicto mapuche.

También en este período ocurre el procesamiento judicial y encarcelamiento de comuneros mapuches. Y asimismo, se produce el reconocimiento del Convenio 169 de la Organización Internacional

del

Trabajo,

OIT, que reconoce el

derecho a la

autodeterminación de los pueblos; como también el cambio de Gobierno y la llegada de la derecha – o Alianza - a la Presidencia de Chile, después de 20 años de Concertación.

CAPITULO II 2.1.- LA PRENSA EN CHILE: EL TRATAMIENTO A LOS TEMAS POLITICOS Y SOCIALES Caracterizar a los medios de comunicación tradicionales de nuestro país es una actividad que resulta compleja. Ante un fenómeno en que la información adquiere cada día más importancia, la especificación de los procesos propios de este ejercicio no puede estar ajena al ambiente socio – político en que los medios se desenvuelven. Son diversas las ocasiones en que la prensa chilena ha tomado como suya la frase en que propone al público “estar completamente informado” a partir de “saber la verdad de los hechos“ e informar con “objetividad”. Clarificar si esto se cumple es otra tarea de trascendente valor, cuando lo que busca es dilucidar el perfil de los mcm y el modo de tratar la información que divulga. No obstante, es un ejercicio necesario cuando se busca conocer en detalle el tratamiento que los mcm tradicionales realizan respecto del movimiento social en Chile. El concepto “tradicional” se refiera a que durante las últimas tres décadas en el país han consolidado su existencia aquellos medios a las grandes empresas que sustenta un modo de presentar la realidad desde un enfoque “conservador”. La idea “conservadora” se sustenta en la manera de presentar y dar cabida a los acontecimientos, así como también respecto a tratar a los distintos actores de ellos. La 14


prensa tradicional en el país tiene una historia en que se evidencia su compromiso con el “equilibrio” social, cuestionando aquellos hechos que distorsionan la estabilidad en que la sociedad se desenvuelve. Los diarios El Mercurio y La Tercera son dos reconocidos medios de tendencia conservadora. Desde esta perspectiva, sus líneas editoriales resuelven la selección y el tratamiento periodístico de lo que publica y caracteriza como noticia 2, lo que trasciende también a los temas sociales. Al respecto, cabe precisar que en Chile los grandes medios pertenecen hoy a los miembros más sobresalientes de la elite económica. Un minúsculo grupo de mega empresarios, de la súper elite del 0,1% de la sociedad chilena controla los medios de información en Chile. Su rol ha sido “idiotizar a la gente e intentar moldear sus mentes como electores, para conducirlos a votar en rebaño cada vez que hay elecciones” 3. Además de banalizar la realidad, tergiversan las noticias verdaderas e inventan otras 4, estigmatizan y compadecen la pobreza, haciendo de ella un show. Los analistas de estos medios “calumnian a los movimientos sociales, exaltan a las bolsas de comercio y a la súper clase financiera y levantan y apoyan a políticos y gobernantes a su servicio”5. Los únicos diarios de circulación nacional son propiedad de dos personas, Agustín Edwards (grupo El Mercurio) y Álvaro Saieh (Consorcio Periodístico de Chile S.A., Copesa). El Mercurio y sus 22 periódicos - 3 de circulación nacional que se imprimen en Santiago y otros 19 en 14 ciudades importantes - pertenecen a Edwards, con el apoyo del grupo Matte, que proporciona el papel. El Mercurio además posee 14 estaciones de radio en las principales ciudades del país y una agencia de noticias.6 El banquero Saieh – accionista de Corpbanca - es propietario de una cadena de supermercados - cadena Unimarc y Supermercados SMU 7, además de accionista de La Polar, del Hotel Hyatt, del banco Santander Colombia8, entre otros negocios, con Copesa 2

Las líneas editoriales y los editores conforman el estado mayor de cada medio informativo. Su función es tan determinante que una de las definiciones de noticia es “todo aquello que el editor decide que es”. Confrontar con Sohr, Raúl. “Historia y poder de la prensa”. Editorial Andrés Bello. Santiago 1998. Segunda parte. Página 109. 3 Carmona, Ernesto (2002), Los dueños de Chile, Ediciones La Huella, Santiago, Chile, pp. 9-12. 4 Cabe indicar el lugar que juega la “farándula” chilena y sus escándalos. 5 Carmona,Ernesto. Op. Cit. 6 Sunkel, Guillermo y Geoffroy, Esteban (2001), “Concentración económica de los medios de comunicación”, LOM Ediciones, Chile, pp. 35-50. 7 Deca, Bryc, Korlaet, Cofrima, cadena Vegamercado, Mayorista 10, cadena Alvi, Maxiahorro, Supermercados del Sur. 8 Con un 95 por ciento de las acciones.

15


controla La Tercera, La Cuarta, Qué Pasa, Paula, Pulso – medio impreso por suscriciones para la elite empresarial - La Hora9 - gratis para usuarios de metros buses -, El Diario de Concepción, el Grupo Dial10 y contribuye a sostener Ciper, Centro de Investigación Periodística. Saieh planea lanzar un canal de TV "con el perfil de radio Duna, opinante y muy influyente” desde la plataforma de su concesión UHF del canal 22, más el 20 por ciento que posee en VTR.11 El Mercurio acapara un 56,6 % de la inversión publicitaria, pese a que sólo cuenta con un 12% de venta en los quioscos. La Tercera, con un 25% de venta en los quioscos, obtiene un 16,3% de las inversiones publicitarias del rubro 12. Los lectores de El Mercurio son un 62,8% del estrato ABC1, que concentra la riqueza chilena. En tanto, un 11,3% de los lectores de La Tercera pertenecen a este estrato. Como grandes

e influyentes mcm son grandes empresas cuyos propietarios

comparten las opiniones del empresariado, quienes defienden el statu quo político en que han prosperado. Como característica, por tanto, son actores dentro del sistema social. Esto es, son aquellas unidades que más allá de su condición de actores sociales, ejecutan acciones condicionadas por la categoría del poder 13.

2.2.- El periódico, actor político Originalmente la prensa es la máquina que comprime lo colocado entre dos planchas que se aproximan, tocan y unen. El mecanismo de la prensa se incorporó al procedimiento para la impresión de textos a partir de su composición con caracteres móviles en una caja (la imprenta). El término prensa designa el conjunto de técnicas y procedimientos utilizados en la producción y distribución periódicas de textos, imágenes y sonidos.

9

Mönckeberg, María O. (2009),. “Los magnates de la prensa”. Editorial Debate, Chile, pp 25-50. (6 radio emisoras, Duna 89.7; Paula FM 106.9, Carolina 98.3, Beethoven 96.5, Zero 97.7 y Radio Disney 104.9) 11 Fuente El Mostrador, mayo 2012. 12 Sorh, Raúl. Op. Cit. Página 119. 13 El poder es la categoría central en la ciencia política. En los hechos, el poder es uno y es político. La conducción política recibe las influencias de factores culturales, económicos o sociales, pero la viga maestra es el poder político. Los grandes hitos que marcan el rumbo histórico de las sociedades son hechos políticos. Confrontar con Sohr, Raúl. Op. Cit. Página 117. 10

16


De este modo, se habla de prensa escrita, oral y audiovisual, donde derivan la TV abierta, por cable y satelital. La prensa escrita se refiere al conjunto de las publicaciones impresas que aparecen con un título y una periodicidad definidos y más o menos permanentes. En su acepción más general, el periódico o diario es un "sistema de difusión de masas basado en la impresión de múltiples copias de noticias, es decir, de relatos de acontecimientos". El periódico14 es un medio de comunicación. Y además, una organización que sintetiza, a través de un trabajo de redacción y edición, las informaciones de todo tipo que recibe de agencias de prensa, periodistas o cualquier otra fuente de información. En la actualidad, se llama periódico o diario a un medio de comunicación de masas complejo que organiza de manera característica los elementos dispares de un lenguaje escrito-visual específico, para ofrecer cotidianamente una multiplicidad de mensajes diversos estructurados en una serie de hojas impresas de papel ligero producidas en forma industrial. Y sin duda busca no solo informar. También influir. Toda aquella unidad significativa que busca incidir en el marco político, teniendo en cuenta que éste está constituido15 por unidades sociales que buscan el poder político y que gravitan en torno suyo, es un actor político. El medio se centra, por tanto, en lo político como un actor que desarrolla en sus páginas acontecimientos que considera destacar, bajo ciertas características. Dichos acontecimientos son las noticias definidas por la línea editorial del medio. La noticia, sea a través de la gratificación inmediata o diferida, es la llave que asegura la atención de los mcm. En este sentido, la producción y difusión del periódico como actor social y como institución, de los periodistas como grupo profesional. Se entenderá por noticia la expresión periodística de un hecho capaz de interesar hasta el punto de suscitar comentarios, o generar nuevos hechos. Noticia es la versión periodística de un hecho capaz de tener repercusiones. A través de su acción constante determinan el conocimiento que un individuo tiene de su entorno y su posición respecto

14

El término periódico se utiliza, desde mediados del siglo XVIII, para designar a toda publicación impresa en numerosos ejemplares y que aparece de manera regular y más o menos frecuente: diaria, semanal, quincenal, mensualmente. 15

Borrat, Héctor. “El periódico, actor político”. Barcelona, Editorial Gustavo Gili. 1989. Capítulo 1. Página 117.

17


de él. Cuando esta noticia adquiere mayor importancia e interés, es tratada en los relativos informativos de estructuras más libres, como las crónicas y reportajes. El conflicto aparece así como el elemento central del quehacer periodístico16. Para la construcción de su temario, la importancia que se atribuye al hecho noticiable se articula con su presente interés periodístico. Los valores que debe tener la noticia entonces son: ser reciente, ser súbita, presentar lo unívoco, presentar lo predecible, ser relevante, puede personificarse, referirse a la economía o la industria, informar sobre políticas gubernamentales, referirse a política gubernamental, tratar sobre política interna o externa, opinar sobre Estados centrales y elites del propio país, o emitir sobre un conflicto o desastre con “interés humano” que resulta negativo o dramático. Quienes aparecen en las noticias generalmente suelen ser los mismos actores. Cuando las páginas de una persona son ocupadas por desconocidos, es porque han protagonizado desórdenes, protestas, violaciones de leyes o costumbres, o han participado de fiestas no frecuentes. Mientras tanto, la mayoría de los desconocidos con una existencia “normal” no aparece en las noticias, salvo que el medio a que se refiera a éstos en estadísticas17. Se aprecian asimismo situaciones de exclusión, inclusión y jerarquización tanto de los temas, como de los actores de la información. La noticia presenta una jerarquía entre sus componentes. Esta noticia, no obstante, no es directamente lo que sucede, sino las palabras y el modo de interpretar lo que pasa. En definitiva, el poder de la noticia en el periódico se ajusta a un actor político que se interesa por la conservación del orden establecido18.

2.3.- La Teoría de la Responsabilidad Social Los mcm tradicionales en Chile son parte de unos pocos dueños que concentran en sus manos la tarea de difundir y tratar la información de manera pública. A partir de la autorregulación económica y de las libertades de competencia planteadas para la prensa, 16

Sohr, Raúl. Op. Cit. Página 192. Borrat, Héctor. Op. Cit. Página 119. 18 El análisis crítico cuestiona el actual rol de conductores políticos e ideológicos de los ciudadanos asumido por los grandes mcm, la poca veracidad de lo que informan, la manipulación probada de la información y, especialmente, la concentración de su propiedad en la sociedad actual, que los dota un importante poder e influencia de masas. 17

18


las empresas periodísticas se han convertido en verdaderos oligopolios – en detrimento de la llamada prensa alternativa – al mando de numerosos medios masivos. En un país con un modelo económico de corte neoliberal – donde el capital se concentra en los dueños privados de la producción – estas cualidades se fortalecen. Desde un punto de vista mercantil y con un Estado ajeno de la actividad informativa, la competencia de los mcm se da en el plano de la empresa privada. El neoliberalismo – modelo económico chileno – al periodismo le permite varias líneas para su desarrollo. La capacidad de crecer hacia más audiencia va de la mano con las alianzas con empresas transnacionales, que convierten a los medios en canales capaces de llegar a un número de personas más allá de las fronteras tradicionalmente imaginables. La información, como los medios que la transportan, siendo a la vez el reflejo y el catalizador de las fuerzas sociales y económicas, está grandemente determinada por los ideales, las relaciones entre los grupos y el desarrollo técnico de la sociedad. Cada teoría está conectada a una teoría política concreta o a un conjunto de condiciones económicas – sociológicas. Cada sistema político tiene una teoría de la prensa a la medida 19. Para su subsistencia, el modelo neoliberal desarrolla y fomenta la existencia de sus propios medios de comunicación. La entrega de mensajes persuasivos también es parte de su consolidación. Es decir, la actividad informativa dirigida por las grandes empresas complementa una situación dada.

Cuestionará aquellas situaciones que

pongan en perjuicio los planteamientos que sustenta, y que confronten el modelo ideológico que respaldan. En Chile, ante tales características en los mcm tradicionales prevalece un periodismo cuyos objetivos priman el interés de conseguir una avanzada capacidad de penetración desde los medios informativos, lo que ligado a un segundo objetivo, intenta hacerse parte del control social. Por ende, también media en los temas sociales que suelen caracterizarse – o son caracterizados por los medios – como conflictos.

19

Aguilera, Octavio. “Las ideologías en el Periodismo”. Madrid. Editorial Paraninfo. 2da. edición. 1991. Capítulo 1. Página 31.

19


El neoliberalismo, condiciona necesariamente para su validación y consecución una institucionalidad política que necesita consagrarse a través del sistema social y cultural. Por cierto, en esta consagración los mcm juegan un rol prioritario. De este modo, puede calificarse a los diarios “El Mercurio” de Santiago y “La Tercera” como dos medios perfilados a partir de la Teoría de la Responsabilidad Social. Por ende, comprometidos con sus definiciones teóricas y exigencias en términos de misión a cumplir en la sociedad por cada institución. La principal causa del origen de esta teoría fue el convencimiento de que el sistema de libre mercado no había conseguido sus promesas de libertad de prensa, ni reportado los beneficios sociales que de ella se esperaban 20. Se hacía hincapié en el hecho de que la evolución tecnológica y comercial había reducido las posibilidades de acceso de los individuos y grupo, mientras que, por el contrario, propiciaba el aumento de poder de una clase reducida. A la vez, la aparición de nuevos medios manifestaba la necesidad de control público y procedimientos para exigir responsabilidades que se sumaran a la de los mcm impresos. Surge así, en 1947, la Teoría de la Responsabilidad Social, que se atribuye a una iniciativa norteamericana de la Comisión sobre Libertad de Prensa, impulsada por Robert Hutchins, académico de la Universidad de Chicago. El académico español José Luis Martínez Albertos, explica que para los teóricos de dicha teoría la verdad es algo prácticamente inaprehensible para todos: el poder y el individuo21. La teoría se explica tras referirse al “desengaño histórico” que supuso el hecho de constatar que ni los individuos aislados, ni tampoco la prensa, habían estado a la altura de la confianza liberal en la tarea de llegar a descubrir la verdad. Subraya que el hombre contemporáneo tiene sobre sus espalda la triste y desalentadora experiencia de que no está capacitado - ni individual ni colectivamente – para discernir entre lo verdadero y lo falso, entre lo que es bueno para el interés colectivo y lo que es perjudicial. Por tanto, se perfila para los medios informativos la primera misión: ayudar al público a diferenciar entre lo “verdadero y lo falso” y colaborar en la digestión intelectual

20 21

Aguilera, Octavio. Op. Cit. Página 37. Aguilera, Octavio. Op. Cit. Página 38.

20


del lector mediante la exposición de un contexto coherente dentro del que las noticias tengan una significación adecuada. A partir de esto, la Teoría de la Responsabilidad Social mantiene como pilar fundamental de la filosofía liberal de la prensa al mercado de libres ideas. Según esta doctrina, no puede haber campo libre a cualquier opinión. Los empresarios deben así someterse a rigurosos principios de autocontrol. Los teóricos dicen que no puede existir libertad de expresión o de información en abstracto. La libertad siempre es “para algo” 22. La Comisión sobre Libertad de Prensa indicada expuso que una libertad de prensa entendida en el mundo clásico – con ausencia de coacción externa – es insuficiente para el hombre de la sociedad industrial. De esta manera, la libertad de prensa significa libertad “de” y “para”. Dicha libertad es para todas las coacciones y para conseguir los objetivos planteados por la sociedad y su sentido ético. De esto derivan tres consecuencias: los mcm tienen objetivos definidos, esto es, una misión social con una responsabilidad ante la sociedad; la libertad de información supone ciertos derechos para los receptores, no limitados solamente al derecho negativo de dejar de adquirir unos medios y pasarse a la competencia; y este planteamiento obliga al Estado a facilitar información a los medios, excepto en lo referente a asuntos relacionados con el secreto militar o la seguridad interior del país. La Teoría de la Responsabilidad Social intenta reconciliar tres principios algo divergentes: el de la libertad individual, el de la libertad de los mcm y el de los deberes de éstos con la sociedad. Según Denis Mc Quail, para resolver estas contradicciones, la propuesta se han inclinado hacia dos grandes soluciones. Una de ellas es la creación de instituciones públicas, pero independientes – privadas – encargadas de dirigir la radiodifusión, lo que ha ampliado el campo de acción y el peso político e influencia de la responsabilidad social. La segunda, consiste en una mayoritaria profesionalización con el objeto de conseguir niveles técnicos más gruesos, para asegurar la autorregulación de los medios 23.

22 23

Aguilera Octavio. Op. Cit. Página 38. Aguilera, Octavio. Op. Cit. Página 38.

21


El carácter de servicio e interés público se manifiesta en el principio general siguiente: La prensa no puede ir contra el bien común en los dominios de su competencia y debe, por lo mismo, contribuir a establecerlo. El derecho de la información exige, por lo tanto, que el conjunto de los ciudadanos tenga acceso a una prensa dotada de los medios y materiales correspondientes al nivel de la sociedad. Se trata de un “servicio de interés público” 24. Por ende, la propiedad y el control de los mcm deben concebirse como un servicio público y no como un privilegio. En este sentido, señala Mc Quail, los principios fundamentales de la Teoría de la Responsabilidad Social son: Los mcm deben aceptar y cumplir determinadas obligaciones con la sociedad; estas obligaciones deben cumplirse estableciendo un nivel profesional o alto de información, con veracidad, exactitud, objetividad y equilibrio; al aceptar estas obligaciones, los medios deben autorregularse dentro del marco legal y de las instituciones establecidas; los mcm deben evitar todo aquello que induzca al delito, la violencia o el desorden civil; los medios deben ser pluralistas y reflejar la diversidad de la sociedad, concediendo acceso a los diversos puntos de vista y al derecho a réplica; la sociedad y el público, según el principio primero, tienen derecho a esperar correctos niveles técnicos, y estaría justificada la intervención para asegurar el bien público. Evidentemente, hay una repercusión de esta teoría en el tratamiento de los mensajes periodísticos a partir de este enfoque. Generó, también, la aparición de nuevos modos y géneros periodísticos. Según la Comisión sobre Libertad de Prensa, la primera exigencia de prensa en la sociedad contemporánea consiste en que ésta brinde a los lectores un relato “verdadero, amplio e inteligente” de los acontecimientos del día en un contexto que les dé significado. Es decir, la prensa no sólo debe ser exacta, sino que además tiene que identificar los hechos como hechos y la opinión como opinión. Esto, por cuanto atañe a la objetividad y la veracidad del relato. Considera que hoy es necesario informar la “verdad acerca del hecho”. No basta el aluvión de información con más o menos objetividad. El lector de hoy, según estos teóricos, busca en los medios una perspectiva básica para la comprensión completa de los acontecimientos singulares que integran una situación dada 25.

24 25

Aguilera, Octavio. Op. Cit. Página 40. Aguilera, Octavio. Op. Cit. Página 40.

22


Finalmente, mencionan otras cuatro exigencias, que no inciden directamente en la redacción de los mensajes periodísticos, pero que pueden repercutir en el tratamiento de éstos. Se detallan como generalidades. Que la prensa convierta en un foro el intercambio de comentarios y críticas; que debe proyectar un cuadro representativo de los grupos integrantes de la sociedad; que presente un punto de vista adecuado respecto de los objetivos y valores de la sociedad; y que proporcione acceso completo a las noticias del día.

2.4.- El conflicto en el periódico Ya se señalaba que - como relator y comentarista de noticias - los mcm incluyen prioritariamente a los conflictos. Desde esta perspectiva, percibir al periódico como actor del sistema político es considerado como un actor social puesto en relaciones de conflicto con otros actores y especializado en la producción y comunicación masiva de relatos y comentarios acerca de los conflictos existentes entre los actores del sistema 26. El conflicto se presenta como la categoría para orientar la información. El periódico se refiere a un flujo renovado y continuo de conflictos noticiables, como productor de la actualidad periodística. Como está dirigido a una audiencia de masas, el periódico es narrador y comentarista de aquellos conflictos que ha decidido incluir y jerarquizar. Como organización profesional concentrada en la producción y en la comunicación periódica de una serie de temarios respecto a la actualidad política, social, cultural y económica, el periódico puede ser participante – como parte o como tercero – de conflictos internos con o entre los miembros de este colectivo, de conflictos con sus pares y con los otros componentes del susbsistema de los mcm y de conflictos con cualquier otro actor social. Para contextualizar la idea de “conflicto” que se ha planteado, ayuda utilizar algunas líneas de sociología del conflicto. Ralph Dahrendorf describe dos posiciones frecuentes sobre conflicto: La Teoría del Consenso y la Teoría Coactiva de la Integración Social. Dahrendorf señala que una teoría satisfactoria del conflicto sólo puede darse si tiene por base la Teoría Coactiva de la Integración Social. Esta ve en el conflicto una 26

Borrat, Héctor. Op. Cit. Página 14.

23


efectividad para los cambios y un actor fundamental para que esto ocurra. Toda vida social es cambio, y el conflicto se convierte en un reto para resolver y controlar los problemas sociales. Desde esta perspectiva, ser actor del sistema político representa básicamente para el periódico ser actor de conflictos. Pero este actor de conflictos también puede ser actor de consensos. El consenso entre dos o más actores encuentra su explicación precisamente en el conflicto al que se refiere. 27 Esto, porque el periódico no asume una posición unívoca. La congruencia interna de su discurso articula en las líneas que le convengan según sus intereses en cada caso. Cuando intenta conservar las relaciones de fuerza existentes utiliza los supuestos básicos de la Teoría del Consenso. Tendencialmente destaca el consenso cuando informa o comenta sobre aquellos colectivos más cercanos a sus intereses propios. Mientras tanto, enfatiza en el conflicto para referirse a sus antagonistas actuales potenciales. La conflictividad tiene el máximo rango en la escala de valores – definida por su línea editorial – según la cual el periódico selecciona las noticias, compone los temas y distribuye entre las voces de su discurso polifónico. Dahrendorf presenta al conflicto como cualquier relación de elementos que pueda caracterizarse por una oposición de tipo objetivo – conflicto latente – o de tipo subjetivo – conflicto manifiesto. Como actor político involucra en su contenido tanto conflictos latentes como manifiestos, tratándolos desde su perspectiva. Explica que el origen estructural de los conflictos sociales debe buscarse en las relaciones de dominio que hay dentro de ciertas unidades de la organización social, las que califica como asociaciones de dominio. Por dicha razón la estructura de las sociedades se convierte en un punto de partida de los conflictos sociales, en las que el dominio juega un papel trascendental. Este significa la oportunidad de hallar obediencia para un mandato de un contenido dado en personas susceptibles de recibir dicho mandato. Así las características del dominio suponen la existencia de una relación de supra y subordinación entre dos individuos o grupos; la expectativa de que la parte

27

Borrat, Héctor. Op. Cit. Página 16.

24


supraordinada controle la conducta de la parte subordinada por medio de órdenes, advertencias, indicaciones o prohibiciones; la existencia de una relación institucionalizada de individuos o grupos, que va unida a una posición social teóricamente independiente del carácter peculiar de la persona que ocupa; la sanción a la desobediencia a prescripciones dadas en razón del dominio; garantizando la efectividad del dominio mediante un sistema de derecho o de normas cuasi jurídicas. Dahrendorf explica que en toda asociación de dominio se distinguen dos grupos. Uno está compuesto por aquellos que sólo poseen los derechos básicos comunes que se otorga a la ciudadanía. El otro es el de unos pocos que poseen amplias facultades de dominio. El tratamiento desigual que el periódico otorga a cada noticia como conflicto y la atención dispareja con que las trata en sus temarios, es una referencia fundamental al momento de comprender a cada medio informativo. El análisis de estas variaciones otorga aspectos importantes acerca de su línea política y de las estrategias que sigue ante aquellos conflictos en los que se considera – directa o indirectamente – involucrado. En la variabilidad de los tratamientos de conflictos sociales se destacan la intensidad y la violencia. El periódico jerarquiza en los máximos rangos de su temario los conflictos violentos o que son presentados como violentos. La violencia pareciera asegurar al hecho noticiable un alto nivel de importancia política y de interés periodístico28. Otra definición importante ante el tema del conflicto es la caracterización tanto de conflictos coyunturales y conflictos estructurales que realiza Daniel Louis Seiler. Define a los conflictos de carácter coyuntural como aquél que encuentra su fuente en el acontecimiento y en lo singular. Estos engendran en el sistema político fenómenos de tensión que pueden resolverse por la toma de las decisiones políticas adecuadas o por la extinción natural de las causas. Por su parte, los conflictos estructurales son aquellos que encuentran su fuente en el seno de la sociedad. Se inscriben en la estructura social como un elemento constitutivo de ella o de contradicción. Como tales dejan poco margen al sistema social; o bien se

28

Borrat, Héctor. Op. Cit. Página 19.

25


suprime la contradicción modificando al sistema, o se atenúan los efectos de la contradicción o por la institucionalización del conflicto29. La atención que el periódico presta a los conflictos coyunturales proporciona uno de los mejores criterios para evaluar el rigor y la profundidad de su discurso público. Opera contra ello la necesidad de informar y comentar de inmediato hechos noticiables que han de ser rápidamente interpretados y la presunción de que la audiencia tiene mucho más interés por los relatos fuertemente personalizados que por el análisis estructural. Muchas veces los conflictos estructurales son explicados periodísticamente como si fueran meros conflictos coyunturales. Muy pocas veces el periódico se preocupa de aquellos conflictos estructurales que por su propia configuración no aseguran el “interés” periodístico, en tanto que no generan hechos noticiables espectaculares. Finalmente, otras líneas importantes a considerar en el perfilamiento de las decisiones de los medios a la hora de tratar la información, dice relación con la decisión de excluir, incluir y jerarquizar. Los conflictos narrados y comentados en el discurso polifónico de periódico son solamente una parte reducida del conjunto de conflictos que el periódico da a conocer. Sobre este conjunto, el periódico decide qué incluir y qué excluir, y entre los conflictos que incluye, cómo los jerarquiza 30. La permanencia de algunas inclusiones a lo largo de la secuencia de temarios, tanto más si conservan su rango, es una señal clara del valor que les otorga el periódico. En el tratamiento de un mismo tema en más de un temario, los cambios en las inclusiones y jerarquizaciones de las fuentes, de los actores de la información y de los autores de los textos proporcionan significativas señales de la estrategia específica por la que ha optado el periódico. Según Borrat, la generalidad, los conflictos que se incluyen sólo lo son al llegar su fase crítica y/o a su resolución. La inclusión de un conflicto en un periódico genera ya la presunción simple de que se trata de un conflicto. Que el conflicto incluido en la información dé lugar a bloques o a una serie de textos informativos y que pueda ser objeto de comentarios editoriales o de colaboradores, genera la presunción de que ese 29 30

Borrat, Héctor. Op. Cit. Página 24. Borrat, Héctor. Op. Cit. Página 31.

26


conflicto es jerarquizado como más importante para el país en que se edita el periódico, que cualquier otro conflicto que haya sido objeto de una información reducida, o no continuada, y que no haya dado lugar a comentario alguno 31. Borrat señala también32 que las acciones de excluir, incluir y jerarquizar son, al mismo tiempo, prácticas rutinarias y recursos estratégicos del periódico. Sin embargo, también puede ser generador de nuevos conflictos.

En el nivel inter, conflictos con

actores excluidos que pugnan por acceder a las páginas del periódico, con actores incluidos que se consideran perjudicados por el relato o el comentario que les concierne, o por el rango que el periódico les asigna. En el nivel intra, conflictos con redactores y colaboradores que el periódico ha excluido o a quienes les ha asignado un rango secundario en el tratamiento de un tema determinado. El periódico como actor de conflictos define visiones, posturas e incluso a los mismos protagonistas. La connotación que el medio da responde a la actividad mediatizadora que lo aleja de su “objetividad” plena, y de su autoseñalada función de “informar todos los hechos”, con una supuesta plena independencia. El periodismo interpreta la realidad social con el objeto de conseguir, de parte del público, que éste la entienda, pueda adaptarse a ella o intente modificarla. Se trata de una actividad profesional inherente a un método de interpretación sucesiva de la realidad que enfrentan las sociedades.

2.5.- La mediación ante la realidad social Más allá de intentar definirse como un medio de entrega de información, la actividad que en éste se ejerce permite concluir que el periodismo es un fenómeno de interpretación o, más exactamente, un método de interpretar la realidad social del entorno humano. Más que regirse por reglas objetivas, al parecer priman impresiones y convenciones particulares de su perfil.

31

Borrat, Héctor. Página 42. Gomis Lorenzo. “Teoría del periodismo: Cómo se forma el presente”. España. Editorial Paidós. 1era. Edición. 1991. Capítulo 3. Página 35. 32

27


La interpretación periodística es un ejercicio con dos aspectos: comprender y expresar. En este sentido, la realidad a la que se refiere la interpretación periodística es lo social – en la medida en que se producen los hechos – con sus respectivas condicionantes. La interpretación permite descifrar y comprender, a través del lenguaje, la realidad de las cosas que han sucedido en el mundo. Con ello, hacerse cargo de la significación y alcance que los hechos captados y escogidos para su difusión puedan - o deban - tener. Como método de interpretación, entre todo aquello que ocurre lo que considera “interesante”. Al interpretar traduce a lenguaje inteligible cada unidad de la acción que decidió aislar, la noticia. Además de comunicar, debe situar las informaciones para elaborarlas de manera comprensible, en los reportajes, crónicas o comentarios en general 33. La realidad interpretada debe llegar al público a través de una gama de filtros y formas convencionales – géneros periodísticos – que le permitan entender el mensaje. A esa gama corresponde una diversidad de tonos y usos del lenguaje, que lleva implícito el sentido de la persuasión. A su vez, el quehacer de persuadir puede delimitarse con precisión en el concepto de influencia. Talcot Parsons concibe la influencia como un medio simbólico generalizado de interacción social que circula entre las unidades sociales en el contexto de persuasión. La influencia se dirige a persuadir a los portavoces de intereses particulares a que acepten obligaciones. Opera sobre las intenciones de quien es objeto de persuasión, para provocar un efecto en las actitudes y opiniones de éste en su actuar. Para ello, el medio debe establecer o conseguir la confianza del público34. Así, la capacidad persuasiva de los medios no estará mayormente en aquellos textos en que se trate abiertamente de persuadir. Lo que básicamente influye en la sociedad es la imagen del presente que le ponen delante los medios. La persuasión fundamental es la de que “esto es lo que hay”, una mediación entre la visión del medio y la participación de los actores en éste.

33 34

Gomis, Lorenzo. Op. Cit. Página 35. Gomis, Lorenzo. Op. Cit. Página 152.

28


La mediación también es inherente a la función del medio. Intentando actuar como terceros, no obstante, la sensibilidad a las peculiaridades de su entorno. De esta manera, la mediación fundamental que ejercen los medios en una sociedad es que la realizan por medio de la captación, selección y difusión de los hechos 35. Sin embargo, los medios no efectúan esta selección por criterios de equidad o procedencia, o posible influencia social. El carácter del medio influirá en la selección y en el resultado del mensaje. En el ámbito político, el rol de mediadores de los medios es más completo cuant o menor sea la diferencia entre el volumen de los hechos provocados por el sistema político y el volumen de hechos provocados por el ambiente social, en relación con el sistema político. Dicho rol es más eficaz y completo cuanto mayor sea la proporción de hechos transmitidos capaces de provocar decisiones, o de transformar ideas o actitudes. Esto se complemente con un completo rol mediador cuanto mayor sea su capacidad o iniciativa en la difusión de los hechos, tengan procedencia del sistema político o social. Y aquí, mientras más pueda el medio “provocar” hechos y convertirlos en noticia, mayor es su capacidad de mediación social. Estos deben generar interés, repercutir en otros hechos, o constituir acciones que incitan al público a intervenir. Las noticias, por tanto, serán aquellas publicadas, comentadas y con repercusiones. Las noticias con más repercusión movilizan la iniciativa y la capacidad de respuesta de los actores sociales, que producen nuevos hechos y se apresuran a hacerlos llegar a conocimiento de los medios para ser presentados al público. La mediación generalizada de los medios estimula la acción social. Esta acción social, no obstante, está recíprocamente ligada al tratamiento periodístico del hecho. Esto es, mensaje otorgado y su direccionalidad y la intencionalidad e interpretación de un medio buscando persuadir. La persuasión tiene como fin dar en el blanco en las percepciones y definiciones de la opinión pública. Esta es aquella instancia que es “pública” porque está conformada por personas públicas que se refieren, comentan o debaten sobre “lo público”. Pero para que esta opinión sea pública, debe ser autónoma. Esta independencia tiene relación con la capacidad, como actor social, de observar objetivamente. No

35

Gomis Lorenzo. Op. Cit. Página 178.

29


obstante, la influencia del medio termina determinando una visión u opinión con sesgos y matices, de los cuales es el medio el responsable. Esto comúnmente ocurre el país, porque los distintos temas son tratados con distintos estándares. El conflicto mapuche protagonizado por las comunidades que demandan tierras no escapa a ello. En su tratamiento de la noticia, el conflicto ha sido el tema de mayor valor. Pareciera que se busca la característica de éste en cuanto a intensidad y grado de violencia. Aunque siendo una cuestión de orden trascendental, sin lugar a dudas ha sido puesto en la palestra como una situación coyuntural. El análisis crítico del discurso de los diarios “La Tercera” y “El Mercurio” de Santiago graficará lo recientemente señalado, a partir de un estudio de tipo cualitativo y cuantitativo del discurso periodístico. Los actores del conflicto, por su parte, tienen roles definidos por el medio a partir de una visión determinada. Los más poderosos han pasado a convertirse así en débiles, mientras que los estándares se transformaron en una beligerante masa que apuesta – según deja expresar el medio – a intervenir sorpresivamente en contra de un orden social, que al parecer en Chile se acostumbra a cuidar, por sobre cualquier demanda que provenga del movimiento social.

2.2.1.- Un análisis crítico al discurso mapuche de los mcm Como ya se ha indicado, el análisis del discurso periodístico es un campo de estudio nuevo e interdisciplinario surgido de otras disciplinas de las humanidades y las ciencias sociales. Denota un enfoque teórico y metodológico del lenguaje y uso del lenguaje. También se define por el objeto del análisis, específicamente los discursos, los textos, los mensajes, el habla, el diálogo o la conversación. A partir de los años 70, el concepto de “discurso” abre la posibilidad de un desarrollo conceptual que está en ruptura con la lingüística. Una teoría de los discursos sociales comienza a situar en un plano que no es el de la lengua. Este concepto permite una reformulación conceptual sobre la significación, donde reinaba la lingüística estructuralista36.

36

Este proyecto – nuevo concepto - recibe el nombre de Teoría de la Discursividad o de los Discursos Sociales.

30


Analizar discursos es una tendencia que ha logrado importante aceptación en las Ciencias Humanas y Sociales. Ello tiene mucho que ver con la valoración epistémica del lenguaje y la importancia teórica y metodológica que han adquirido los estudios del discurso37. En ese contexto, el Análisis del Discurso - se ha consolidado como una útil y recurrida herramienta de análisis. En lingüística se trata de un movimiento que dice relación con la necesidad de estudiar el lenguaje en uso, es decir, emisiones realmente emitidas por lo hablantes, donde no impera la exclusividad del sistema formal del lenguaje38, sino que su uso real: el habla. El fin principal del Análisis del Discurso es identificar las variaciones asociadas en las condiciones productivas del texto; observar las diferencias desde el punto de vista del funcionamiento discursivo; describir estas diferencias bajo la forma de operaciones discursivas; y a partir de esta descripción, reconstruir las reglas que pertenecen a una o varias gramáticas. No se puede analizar “en sí mismo” un discurso porque hay que ponerlo en relación con condiciones productivas determinadas y porque siempre hay que comparar discursos sujetos a condiciones productivas diferentes. El análisis de los discursos sólo puede trabajar sobre las distancias interdiscursivas, porque siempre es interdiscursivo. A ello se suma la valoración de lo que Verón y otros autores de la llamada segunda semiología denominan la materialidad de los signos, o sea, los efectos sobre la realidad social que tienen los discursos constituidos por signos de diferente naturaleza, no sólo de origen lingüístico. El análisis del discurso no es otra cosa que la descripción de las huellas de las condiciones productivas en los discursos, ya sean las de su generación o las que dan cuenta de sus “efectos”. Este análisis no se queda ni en el discurso en sí mismo ni se ocupa puramente del afuera. Los objetos que interesan al análisis de los discursos no están en los discursos ni fuera de ellos, sino

en alguna parte de la realidad social

objetiva. Se trata de sistemas de relaciones en que todo producto significante mantiene con sus condiciones de generación por una parte, y con sus efectos por la otra. Tanto las

37 38

En el marco de lo que se conoce como Giro Lingüístico. Superando el principio de inmanencia de la lingüística saussuriana, interesada en el sistema formal del lenguaje.

31


condiciones productivas como los objetos significantes que se analizan contienen sentido ya que entre las condiciones productivas de un discurso hay siempre otros discursos. Las relaciones de los discursos con sus condiciones de producción por una parte, y con sus condiciones de reconocimiento por la otra, deben poder representarse en forma sistemática. Debe considerarse las reglas de generación - gramáticas de producción – y las reglas de lectura – o gramáticas de lectura. Éstas describen operaciones de asignación de sentido en las materias significantes que se reconstruyen a partir de marcas o propiedades significantes con una relación no especificada con las condiciones productivas, que se hacen presentes en la materia significante. Al respecto, Verón no pretende afirmar nada acerca de homogeneidad en los funcionamientos sociales. “Si la semiosis es condición de funcionamiento de una sociedad en todos sus niveles, ello no quiere decir, sin embargo, que manifiesta las mismas modalidades en todos lados, ni que la sociedad en su conjunto tenga algún tipo de unidad significante.” Verón afirma así que es en la semiosis donde se construye la realidad de lo social. El mínimo acto en sociedad de un individuo supone la puesta en práctica de un encuadre cognitivo socializado. Tras cualquier producción de sentido hay una manifestación material. Esta materialidad del sentido define la condición esencial, el punto de partida necesario de todo estudio empírico de la producción de sentido. Siempre se parte de configuraciones de sentido, los que son fragmentos de la semiosis. Cualquiera que fuere el soporte material, lo que llamamos un discurso o un conjunto discursivo no es otra cosa que una configuración espacio- temporal de sentido. Por su parte, Teodor Van Dijk señala que su opción es investigar problemas sociales. Considera que es mucho más importante analizar problemas, como el racismo, la desigualdad, el gobierno y la autoridad, las ideologías; problemas que pueden parecer muy pragmáticos pero que son igualmente teóricos. Y en este marco, el objetivo principal del Análisis Crítico del Discurso es dejar de manifiesto cómo este contribuye a la reproducción de la desigualdad y la injusticia social, determinando quiénes tienen acceso a estructuras discursivas y de comunicación aceptables y legitimadas por la sociedad 39.

39

Este análisis no se refiere solamente al poder en general, sino especialmente a la noción de abuso de poder, buscando dilucidar las estrategias de uso, de legitimación y de construcción de la dominación que se enmarcarían en el abuso de

32


El sentido fundamental de este tipo de investigación desde el Análisis Crítico del Discurso es contribuir a la resistencia y a la solidaridad. Con ello, representar la manera de cómo el discurso contribuye a la reproducción del poder, y sobre todo del abuso del poder, de la dominación. El discurso y la comunicación se convierten entonces en los recursos principales de los grupos dominantes que controlan el discurso público40. A través de un estudio del discurso, se puede lograr comprender los recursos de manipulación y de dominación utilizados por las elites, pues éstas son las que tienen un control específico sobre el discurso público. Es un poder que permite controlar los actos de los demás, define quién puede hablar, sobre qué y cuándo.

Considera que el poder

de las elites es un “poder discursivo”, pues a través de la comunicación se produce lo que se denomina una “manufacturación del consenso”: se trata de un control discursivo de los actos lingüísticos por medio de la persuasión, la manera más moderna y última de ejercer el poder”41. Como se ha planteado, el campo del análisis crítico debe centrarse en la gente que tiene poder y el abuso que se hace de dicho poder. Van Dijk propone un análisis “desde arriba”, pues lo que interesa es analizar los discursos de la gente que tiene poder, puesto que son los grupos dominantes los que tienen acceso a la manipulación y al uso de estructuras discursivas de dominación, de desigualdad y de limitaciones de la libertad. El objetivo principal del análisis del discurso es producir descripciones explícitas y sistemáticas de unidades del uso del lenguaje al que hemos denominado discurso. Sus dos dimensiones principales son la textual y contextual. Las dimensiones textuales dan cuenta de las estructuras del discurso en diferentes niveles de descripción. Las dimensiones contextuales relacionan estas descripciones estructurales con diferentes propiedades del contexto, como los procesos cognitivos las representaciones o factores socioculturales.

poder. Por ello, Van Dijk prefiere hablar de desviaciones de reglas, de normas, de temas tales como los derechos humanos, que implican por cierto desviaciones y rupturas. Van Dijk, Teun, Ensayo “Discurso en la sociedad”. 2008. 40 Se puede decir que la dificultad para llegar a las fuentes —con poder económico o político— es un problema general al que se enfrentan los que hacen Análisis Crítico del Discurso. Van Dijk, T. Op. Cit. 41 Los actos son intenciones y controlando las intenciones se controlan a su vez los actos. Existe entonces un control mental a través del discurso. Es muy interesante llegar a la conclusión de que los actos de la gente, en general, son actos discursivos. Van Dijk, T. Op Cit.

33


Al respecto, el contexto del conflicto mapuche es fundamental en este estudio. El discurso de ambos medios escritos se ha dado en el marco de una situación política, social y cultural en manifestaciones de demandas de tierras a nivel local. Aquí importará observar el discurso construido a partir de la intencionalidad del medio y su infinita búsqueda de influir y persuadir. Ambos mcm parecen en portavoces de los empresarios y de los grupos de poder económico-políticos, en contraste con la cobertura que se otorga a la demanda histórica del pueblo indígena. En tal contexto, en referencia al movimiento mapuche de Arauco – Malleco y dado el tratamiento periodístico con que se desarrolla el problema, pareciera ser que estos periódicos

se

encuentran

confrontacionales,

interesados

en

promover

más

bien

los

aspectos

antes que cumplir con un rol social que contemple enfrentar las

causas de fondo – históricas, económicas, políticas, sociales y culturales – que han dado origen a una nueva explosión de demanda y reivindicación de tierras. El Análisis Crítico del Discurso trata sobre todo de la dimensión discursiva del abuso del poder, de la injusticia y la desigualdad que resultan de éste. Para ello Van Dijk señala que se deben tener pasos fundamentales. La presente investigación considerará la búsqueda de una crítica generalizada de actos repetidos inaceptables, no aislados; la búsqueda de una crítica estructural de instituciones y de grupos más que de personas y la focalización en actos y actitudes inaceptables que indiquen un abuso del poder y evidencien la dominación; y se situará en una perspectiva de disentimiento, de contrapoder; es una ideología de resistencia y al mismo tiempo de solidaridad. Un analista crítico del discurso, además de tener en cuenta el vínculo entre discurso y estructura social apunta a ser un "agente de cambio", solidario con las necesidades que promueven tal cambio. Considerando que todo problema social tiene relación con un problema económico – político, y que la promoción del conflicto tiene una relación inalienable con su solución, los objetivos de esta investigación son describir y analizar el tratamiento periodístico de los titulares de las crónicas del problema de Arauco-Malleco de los citados medios y caracterizar la orientación y el perfil ideológico que los periódicos “El Mercurio” y “La Tercera” han otorgado a la problemática de tierras mapuches en la zona de Arauco y Malleco. 34


Para ello, el análisis del discurso identificar y describirá las ideas - fuerza de los titulares de portada de los medios citados, con el propósito de analizar cómo se direccionan e instrumentalizan las corrientes de opinión frente al conflicto mapuche a partir del uso del análisis de discursivo de los titulares; dará cuenta del espacio que el medio otorga al tratamiento informativo de la noticia con respecto a su importancia social; además de analizar la proyección y la direccionalidad de los titulares noticiosos que – a partir de su interés persuasivo – los medios citados pretenden provocar en la sociedad civil frente a la problemática mapuche. La investigación crítica del discurso parte del concepto de análisis crítico, en este caso, del discurso periodístico de los titulares de “La Tercera” y “El Mercurio” de Santiago. Un análisis crítico como este tiene como objetivo fundamental evidenciar

problemas

sociales y políticos a través del análisis del discurso y es lo que la investigación tratará de evidenciar.

35


III.- CAPITULO III 3.- LA GENTE DE LA TIERRA: MAPU – CHE

3.1- El Mito del Origen Conocer la narración que describe la creación de los mapuches y su entorno, es una necesaria tarea cuando se intenta contextualizar la historia de este pueblo, y por ende los inicios de su conflicto, hasta estos días. Durante siglos, ha sido la narración oral la encargada de difundir un mito preservado a través de las distintas generaciones. Como es tradición de los abuelos, se narra a los más jóvenes aquellos sucesos que es importante recordar y preservar. A partir de esto es que innumerables generaciones han conocido el mito que señala el comienzo de los tiempos de los hombres de la tierra. Los abuelos se han encargado de preservarlo y de presentarlo ante sus nietos. La existencia de dos serpientes es crucial en el origen de este pueblo. Kai Kai Vilú era el reptil maligno, mientras que Tren Tren está por la existencia de los hombres. El enfrentamiento de ambas le permite a Kai Kai Vilú ocupar sus poderes, que le permitían producir lluvias, maremotos y diluvios. Una enorme marejada produjo que el mar se saliera, se desbordaran los ríos y se llenaran todos los campos. Muchos hombres se salvaron porque subieron a los cerros. Estos hacían cantaritos que usaban en la cabeza para protegerse de la fuerte lluvia. Fue una lluvia que duró sin ara más de tres meses. Murieron todos los animales, y las casas fueron llevadas por el agua. En esta lucha las serpientes se golpearon, provocando la geografía diversa que existe en el sur del territorio chileno. Los hombres arriba del cerro decidieron orarle al Señor para que dejara de llover. Hicieron un Nguillatún 42 para que se calmaran las aguas, lo que pronto se cumplió. Todos los mapuches subieron a un cerro que queda cerca del río Biobío y allí se esparcieron por la tierra y la poblaron. Los esfuerzos de Ten Tren permitieron la sobrevivencia de los hombres en la tierra. 41 Ceremonia religiosa en que se invoca al dios Nguechen.

36


El relato del diluvio es el mito original de un pueblo ya establecido en las regiones del sur, cuya vida como nación – al poblar la tierra – habría comenzado con esta catástrofe43. La historia del origen de los pueblos originarios que hasta hoy habitan las tierras de Chile, se inicia con una dura disputa de los elementos desatados. El mar, el agua y la montaña aprisionaron a los hombres entre las tenazas del Mal y el Bien 44, para disputarse las tierras. Los sobrevivientes fundaron el pueblo, y los muertos se transformaron en rocas y objetos de la naturaleza. Hombres y mujeres, religión, sociedad y cultura, surgieron a partir de este momento fundador, en que la naturaleza pasaría a convertirse en el eje central que trasciende el quehacer de todas las vidas que pertenecen a los pueblos originarios. La historia no podía dar paso a la improvisación, ni al recuerdo de algunos pocos. Había narradores especialistas 45 que no podían interpretar a su antojo, porque existía un código que reglamentaba su uso social. Contaban hechos que planteaban la defensa de la tierra. En la actualidad quedan muy pocos historiadores que recuerden con precisión la historia pasada, en especial la más antigua. La derrota de la nación mapuche en el siglo XIX rompió las tradiciones, haciendo desaparecer recuerdos, enviando el pasado al olvido. El relato de los antiguos viene de la historia chilena y española, con un sesgo occidental que hasta hoy ha hegemonizado un punto de vista respecto a las culturas originarias. Reconstruir el pasado antiguo indígena resulta dificultoso al acercare la frontera entre mito e historia. Lo que fue quedando incorporado fue la interpretación de una historia. En ella la realidad es recreada por los hombres de una cultura en sus luchas por sobrevivir. Quizás por ello el mito habla de dioses y religión, tierra y naturaleza, y la catástrofe que los hizo poblar tierras desde la frontera del Biobío hacía el sur.

42 Bengoa, José. “Historia del Pueblo Mapuche Siglos XIX y XX”. Introducción. Ediciones Sur. Santiago. Agosto 1985. Pág. 9. 44 El hombre en su relación cosmo – religiosa convive con espíritus del Mal y el Bien. 45 En mapudungun es huepife.

37


3.2.- Breves aspectos de la historia antigua mapuche Numerosas hipótesis han formulado su propuesta ante la incertidumbre del origen de los mapuches. Las más destacadas sitúan los primeros tiempos de esta cultura entre tierras chilenas y argentinas. Según Ricardo Latcham46 los mapuches constituirían un grupo extraño a los cazadores recolectores chilenos, y que serían provenientes de la vertiente oriental de la cordillera pampeana y guaraní. En migraciones sucesivas se habrían trasladado desde el centro de América, dominando a los primitivos habitantes de Chile, e imponiéndole sus costumbres, lengua y religión. El trabajo de otras investigaciones contribuyó años más tarde con nuevas pruebas que enriquecieron el postulado de Latcham. Señalaron que tanto los mapuches como las demás culturas nómades de Sud América procedían de la selva amazónica y el gran Chaco platense. Habrían llegado a la orilla del Pacífico austral desde centro América. La misma hipótesis sostuvo el historiador chileno Francisco Antonio Encina47 quien planteó que un pueblo guerrero se incrustó en la cultura chincha – diaguita a la altura de Cautín, dividiendo a la población hacía el norte y hacía el sur. Estos trajeron costumbres pampeanas, y nombres personales y geográficos que hacen suponer que los mapuches residieron antes en las pampas argentinas como cazadores nómades, y que desde ahí atravesaron la cordillera por los pasos bajos, desembocando en el valle del Elqui. La reciente hipótesis del origen de los mapuches generó desacuerdos. Al contrario de lo sostenido por Latcham, Tomás Guevara48 señaló que la procedencia de los originarios venía del lado de los Andes de aquellos territorios que hoy pertenecen a Chile, y que de ellos derivarían los araucanos argentinos. La tesis migratoria de Latcham siguió siendo cuestionada a tal punto que hoy se sostienen hipótesis alternativas. No existen pruebas para sostener el origen tupi guaraní.

45 Latcham, Ricardo. El Origen de los Araucanos”. Publicaciones del Museo de Etnología y Antropología de Chile. Santiago. Volúmen III. 1924. página 23 y ss.

47 La tesis de Latcham – Encina pasó al dominio público a través de los libros escolares de historia. 48 Guevara, Tomás.”Sobre el Origen de los Araucanos”. Revista Chilena de Historia y Geografía. Tomo LIX. 1928. Página 132.

38


Así hoy se sostiene que el territorio ocupado hoy por Chile habría estado habitado desde muy antiguo por grupos humanos que vivían de la recolección y la caza 49. Dichas culturas nómades tenían su base económica en la recolección de frutos como el piñón 50 y el algarrobo, y los moluscos; cazaban animales como guanacos y huemules; y también pescaban, principalmente en el mar. Se plantea que fueron éstos la base del asentamiento mapuche. Uno de dichos grupos recolectores se erigió sobre el resto, imponiendo su lenguaje y creencias. Existen evidencias que demuestran que alrededor de los años 500 a 600 A. C. ya existía una cultura que puede denominarse mapuche51, que heredó tradiciones de habitantes de la cuenca amazónica y del noreste argentino, y que se observaron también desde la VI Región hacía el sur de lo que hoy es territorio chileno. A la llegada de los españoles los mapuches los mapuches ocupaban un territorio extenso. En lo que hoy es el centro del país se encontraban grupos mapuches sometidos al incanato, cuya influencia los introdujo en un proceso de cambio cultural. Eran los picunches o gente del norte. El río Maule era el primer límite del territorio mapuche. Desde allí hacía el sur la población iba en aumento. La frontera exacta del territorio araucano era marcado por el río Itata, pero ya en la conquista debió correrse al río Biobío, que se transformó en la separación natural del territorio.

Al sur del río Toltén disminuía la población mapuche,

siendo el río Cruces, en Valdivia, el límite sur del territorio. Se considera la zona de Loncoche como la frontera austral de los mapuches. Se les llama huilliches, o gente del sur. El sur de Chile marcará, hasta estos días, la historia de los mapuches, y su relación inseparable con la tierra. Los lugares de concentración de la población mapuche estaban en relación directa con el tipo de recursos que existían en la naturaleza. Aún cuando tenían herramientas e instrumentos limitados, a la llegada de los españoles estaban en una etapa de desarrollo en que habían superado la simple recolección, pero mantenían esta actividad en su economía. Además de cazar y pescar, habían empezado a sembrar productos y criar 49 Bengoa, José. Op.Cit. Página 13. 50 El piñón o pehuén es el fruto de la araucaria. Crece en las montañas sobre 600 metros, y de él se fabrica la harina, base de la alimentación mapuche. 51 Evidencias culturales como la alfarería, tradiciones orales – elementos de antropología lingüística o restos líticos comienzan a partir de esos añosa homogeneizarse y a establecer una relación continua con los mapuches contemporáneos. De tradiciones de habitantes de la cuenca amazónica y noreste argentino se heredaron expresiones alfareras como tembetá – kitra, utilizado como recipiente de alucinógenos; el tembetá, prolongador del labio inferior; y la kitra, pipa mapuche con forma de estrella de mar.

39


ganado, ampliando sus actividades. La base de su economía sería la combinación de la caza, la recolección, y la siembra52. 3.3.- La Cultura de la Tierra 3.3.1.- La organización ancestral La familia era el centro de esta sociedad, y prácticamente la única institución social permanente hasta hoy en día. Se trataba de un amplio grupo en que convivían los descendientes del jefe de familia. No se establecía una estructura económicamente significativa. Antes de la conquista española los pueblos del centro y sur de Chile vivían bajo el matriarcado, característica de los pueblos agricultores primitivos. La llegada europea aceleró el cambio al patriarcado, pasando los hombres a convertirse en jefes de familia53. La población mapuche nunca constituyó pueblos u otras agrupaciones urbanas. Vivían dispersos en el mapu o territorio tribal de la familia. Pero para formar otra familia, los jóvenes debían buscar pareja en vecindades cercanas, porque el matrimonio consanguíneo estaba prohibido. Se admitía la poligamia, y el número de esposas dependía de la riqueza del hombre. Todas sus mujeres vivían bajo el techo de familia. Cuando el padre moría, el hijo mayor heredaba los bienes y las esposas del padre. Excepto su madre, la cual regresaba a su familia original. La única jefatura reconocida era la del padre. No existía otro tipo de unidad. Sólo en casos de guerra o de interés general, que unía a las familias en su tribu para elegir un jefe que era transitorio. Para estos efectos el territorio se dividía en tres zonas, o vutanmapu54, dentro de las cuales había agrupaciones políticas denominadas aillarehue – que correspondían a las tribus que se unían en casos de guerra 55. También se destacaban los sistemas de alianza para faenas económicas, como los viajes de pesca en el mar o las recolecciones de piñones. Habían alianzas permanentes que se sellaban por parentesco. La división del trabajo del mapuche no había llegado más allá de una de una organización establecida en la familia. No hubo 52 Bengoa, José. Op. Cit. Página 17

53 San Martín, Hernán. “Los Araucanos”. Publicaciones Nosotros los Chilenos”. Editorial Quimantú. 1971. Capítulo 3 Pág. 41.

54 En mapudungun es tierra grande. 54 Dichos agrupamientos surgieron como contingencia de las guerras contra los españoles.

40


procesos de diferenciación donde un grupo dominara a otro. Sin existir diferenciación social significativa, no se requería entonces de sistemas de gobierno que trascendiesen más allá de la familia56. Puede destacarse el sistema de regulación de conflictos, en el cual los sabios – adultos mayores por lo general – denominados ulmen57, hacían las paces entre los grupos e impartían justicia dando consejos. Eran toquis en tiempos de paz, pero no tenían más poder de lo otorgado por las partes en conflicto. El grado de complejidad a que había llegado la sociedad mapuche, los recursos abundantes con lo que contaba, el ordenamiento biológico natural que se daba en la familia, no requería de la existencia de gobernantes o reinados. No puede encontrarse un embrión de Estado que gobernara en nombre del pueblo.

3.3.2.- El Contexto Mágico - Religioso La cultura mapuche es parte de las sociedades que integran a su cosmovisión su contexto cultural y social. La cosmología refleja el medio ambiente físico e intelectual en que viven, incluyendo los intereses y creencias como grupo social en particular. De esta forma, los mapuches concibieron el cosmos como una serie de plataformas superpuestas en el espacio58. Estas definieron la ubicación de tres zonas cósmicas: cielo, tierra e infierno. Pueden apreciarse cuatro plataformas del bien – wenu mapu o meli ñom wenu – cuya lectura es el aposento ordenado y simétrico de los dioses, espíritus benéficos y antepasados. Ellas se oponen se oponen a las dos plataformas del mal – anka wenu y minche mapu zonas oscuras, extrañas y caóticas en que residen los espíritus maléficos – wekufe – y los hombre enanos o pigmeos – laftrache. La contradicción que deriva de la oposición de las dos zonas cósmicas en interminable conflicto se proyecta dinámicamente en la tierra, mundo natural en que este dualismo esencial se sintetiza. Para el hombre religioso mapuche, lo sobrenatural está

56 Bengoa, José. Op. Cit. Página 27. 57 En mapudungun es rico, noble. 58 Grebe, María. “Cosmovisión Mapuche” Cuadernos de la Realidad Nacional de la Pontificia Universidad Católica de Chile, CEREN. Santiago. Editorial Quimantú. 1972. Página 50.

41


indisolublemente ligado

a lo natural. Esto, porque la naturaleza expresa siempre algo

que la trasciende. En resumen, la visión cósmica mapuche es dualista y dialéctica: el wenu mapu contiene sólo al bien; el anka wenu y minche mapu representan sólo al mal; y en la tierra coexisten el bien y el mal en una síntesis que no implica fusión, sino yuxtaposición dinámica. La conjunción de las dos fuerzas opuestas es una condición necesaria para lograr el equilibrio cósmico dualista. Otra característica importante de la cosmovisión mapuche es la concepción horizontal del cosmos. El universo está orientado según los cuatro puntos cardinales. Los puntos cardinales se ligan a fenómenos naturales, climáticos o geográficos, o sus efectos positivos o negativos en la economía agraria y bienestar general de los mapuches.59 Así puede apreciarse la evidente relación entre la fe de la sociedad mapuche y la naturaleza, que a partir de la religión se hace indivisible. En cuanto a sus creencias, los mapuches elaboraron un cierto grado de complejidad, pero que no alcanzó a constituir una religión institucionalizada 60. Nuca hubo una casta sacerdotal, ni se construyeron templos. Los chamanes mapuches eran hechiceros individuales, con algunas tareas sacerdotales. De ellos desciende la machi – generalmente de sexo femenino – que conserva estas condiciones. Pasó a reemplazar las funciones que en otros pueblos tenían las castas sacerdotales. La machi era y sigue siendo importante en la vida de estas comunidades. Su principal misión es actuar como curandera, y en ese caso de muerte descubrir al culpable. Es un oficio que se aprende desde joven. No obstante, se trata de una actividad exclusiva para quienes en sus sueños eran invocados por los dioses a asumir la protección medicinal de este pueblo, enfrentando a los huecuru61 causantes de estragos. Las machis viejas preparaban a las jóvenes, quienes debían aprender todos los detalles de la ritualidad. Esto incluía el uso del rehue 62. Además éstas debían conocer perfectamente el aprendizaje de los cantos que se entonaban para mejorar al paciente, así como la preparación de brebajes e infusiones con yerbas medicinales. Manejaban la hipótesis, junto con fórmulas mágicas y amuletos, y danzas acompañadas de calabazas 59 Grebe, María. Op.Cit. Página 18. 60 San Martín, Hernán. Op. Cit. Página 50. 61 En mapudungun son los espíritus malignos. 62 Altar mapuche de diseño escalonado, construido de madera de canela coronada de una cabeza antropomorfa que simboliza el “Árbol del mundo” o “Árbol de la ascensión celeste”.

42


rellenas con guijarros que constituyen, hasta hoy, símbolos de defensa contra los espíritus malignos y producen en el enfermo la sensación de que se encuentra protegido. Los poderes de la machi son de orden mágico religioso y terapéutico sugestivo. Sus aptitudes debían permitirle usar la hipótesis y llegar al estado de éxtasis o trance. Sólo de esta manera puede dialogar con Ngenechen, experiencia religiosa máxima a alcanzar, en la que recibe el mensaje referente a la causa de la enfermedad o la muerte. La muerte implicaba uno de los rituales comunitarios de gran importancia. El cadáver era abierto para extraer sus vísceras, con el fin de ahuyentar

los espíritus

malignos. Se colocaba en un tronco grueso ahuecado para ser enterrado en una excavación superficial, que se tapaba con tierra formando un montículo sobre él. Había creencia de existencia de vida más allá de la muerte terrenal. Por esto junto al entierro se colocaban pertenencias del muerto, tales como armas, utensilios, o cántaros con comida. La cosmogonía mapuche interpreta el Universo como una cosa ya hecha y eterna, sin mayores interrogantes acerca del comienzo o fin del mundo. Ngenechen es el dueño y gobernador de los mapuches, pero no el creador del Universo. No es un ser omnipotente63. La deidad más importante en la cultura mapuche es el Pillán. Representa dos ideas distintas: Una que señala que sería el alma de sus antepasados ilustra que terminó por ubicarse en las alturas; otra que dice relación con un dios del fuego que proviene de las erupciones volcánicas, de los temblores del rayo y del trueno, ideas propias de una cultura telúrica. La llegada del cristianismo a Chile, y la introducción de los misioneros católicos a “evangelizar”, cambió en forma notable las ideas religiosas y cosmogónicas de los mapuches. En la actualidad se señala que el chamanismo están crisis, situación generalizada a todos los pueblos que lo practican. La evangelización significó la sumisión al reinado español en grandes aspectos. Uno de ellos se observó en las creencias. El pueblo mapuche fue obligado a considerar como oficial el catolicismo, por sobre su cosmovisión de orden mágico religioso, que desde el punto de vista occidental era visto como pagano. Que la cultura mapuche no tuviese una casta sacerdotal central única fue otra situación vista como obstáculo por los conquistadores. Estos concluyeron que este pueblo por ningún motivo podía desconocer la jerarquía de la iglesia católica. Menos 63 San Martín, Hernán. Op. Cit. Página 57.

43


desobedecer la religión de la corona española. La religión mapuche contrastó notoriamente con la creencia occidental. La Guerra de Arauco no sólo se convirtió en luchas de enfrentamiento físico, sino también en una batalla ideológica en que se apostó al sometimiento de las culturas originarias a los postulados católicos europeos. Hoy en día, una nueva fuente de conflicto en el seno de la creencia mapuche ha sido originada por la intromisión de la iglesia evangélica. En las propias comunidades puede observarse la existencia de templos para la oración, dirigidas muchas de éstas por pastores que han salido del mismo grupo de fieles que frecuentan el lugar 64. Al igual que la iglesia católica, la fe católica ha sido enfática en plantear que las creencias de culturas originarias de América no pueden compatibilizarse con sus postulados. En otros casos, la postura católica permeó las religiones ya sostenidas antes de la conquista, generando una mimetización entre las creencias tribales y la occidental 65. La resistencia mapuche al sometimiento fue en defensa de la mapu. La tierra ancestral de los indígenas era y sigue siendo lo más sagrado para este pueblo, en que religión, tradiciones y economía se consagran en torno a la tierra y la naturaleza. De otra manera no puede entenderse esta cultura. La tierra era comunal, perteneciendo a la tribu. No era propiedad privada de nadie en particular. Por esto las tribus se unirán, como podrá observarse más adelante, en cada episodio en que debieron contrarrestar los objetivos de los usurpadores. Primero españoles; luego, los propios chilenos. 3.3.3.- La Economía de la Tierra Antes de iniciarse la conquista que más tarde constituirían Chile, los mapuches se encontraban en un estado de desarrollo proto – agrario. Es decir, conocían la reproducción de algunas especies vegetales en pequeña escala, aunque no habían desarrollado la actividad agrícola propiamente tal. En los valles del norte y centro de Chile comenzaba a expandirse una agricultura a partir de la influencia de la dominación incaica. Era conocido un sistema de regadío complejo. Pero en el territorio sureño aún los mapuches desconocían estos métodos, 64 En la IX Región, Provincia de Malleco, comuna de Purén, en una loma de la Comunidad Pichiloncoyán desde hace una década predica el pastor Juan Paillalí, quien reside en dicha localidad. Paradójicamente sus fieles no participan de las actividades religiosas y de otras tradiciones que los mapuches vecinos no evangélicos aún sostienen. Información recopilada por la autora, mes de enero de 1999 y 2000. 65 Es el caso de la deidad de Ngenechen y Lamgñen, la contraparte femenina de éste y cuya traducción es “esposa”. Ambos son vistos como el Dios y la Virgen católicos.

44


aunque habían incorporado a su alimentación el maíz y la quinua, que provenían del sur. La base de esta era la papa y los porotos verdes. Las lluvias continuas del sur permitían el desarrollo de estos productos. Por su humedad las vegas tenían gran fertilidad. La papa demostraba los requerimientos simples para ser cosechada, a partir de una sencilla tecnología hortícola. Se hacía un hoyo con un palo excavador, se sembraba y se rellenaba de tierra. Las lluvias regaban la semilla de manera natural y se esperaba la cosecha. Se desconocen testimonios que prueben la existencia de productos agrícolas en gran escala, ni tampoco antecedentes sobre sistema de guarda bodegas. La población se concentraba en aquellas áreas que permitían un asentamiento abundante en recursos alimenticios, y provechosa para la recolección. No es casualidad que allí los conquistadores españoles hayan colocado sus fuertes y pretendido fundar sus ciudades. Su interés principal era encontrar minas o lavaderos de oro, y mano de obra para hacerlos producir66 . La alimentación de las poblaciones densas antes de la presencia de un sistema agrícola desarrollado en plenitud, era posible por la recolección la pesca y la caza. Estas actividades constituyeron en una primera etapa las actividades económicas básicas de los mapuches, como cultura preagraria. La abundancia de recursos del sur permitía un sistema hortícola – recolector. Había actividad ganadera67 muy extendida de hueques o chilihueques – ovejas y guanacos -, aunque todavía no se establecía un régimen ganadero propiamente tal. Se trataba de un sistema de crianza doméstica y de autoconsumo. En ese entonces todavía no era una actividad para el intercambio. Los chilihueques desaparecen con la propagación del vacuno y ovejuno que introducen los españoles, que dando reducidos a una función ritual. Este sistema de subsistencia es transformado por la ganadería vacuna, equina y ovejuna traída desde Europa. Más tarde significará el cambio principal de la economía mapuche, en sus costumbres y en general en todos los aspectos de su vida. La pesca era otra actividad de importancia en la economía mapuche. Además de mariscar, pescar y recoger algas marinas, poseían botes de hasta 30 remeros, con los que incursionaban en el mar y en las islas próximas. Utilizaban el cuero de los lobos

66 Bengoa, José. Op. Cit. Página 19. 67 Bengoa, José. Op. Cit. Página 20-21

45


marinos para fabricar pecheras para defensa en la guerra, sacos y mochilas para acarrear productos. En la caza se destacan los auquénidos, también se cazaba pangui 68. Se usaban trampas con lazos que atrapaban la pata del animal. De igual manera se utilizaban trampas para pájaros y aves para alimento. Se domesticaba al perro que adquiría valor en las faenas de caza. Este contexto económico se explica por una abundante naturaleza que permitió el desarrollo de un sistema recolector en gran escala. En esta relación hombre - naturaleza puede explicarse la Guerra de Arauco y el espíritu guerrero de los mapuches. Aún cuando se trataba de una sociedad que no conocía la agricultura plenamente, tampoco se encontraba en el estado evolutivo de las bandas de cazadores, caracterizadas por una precaria organización y ausencia de asentamiento. El cazador- recolector no obedece a horarios, tiempos y días de trabajo, ni a rutinas sistemáticas propias de las culturas agrarias. El mapuche era un guerreo con capacidad organizativa como para hacer frente a los invasores. Con estas contradicciones puede explicarse la fuerte resistencia con que esta cultura se enfrentó a los conquistadores. 3.3.4.- Los Efectos de la Guerra La guerra con España va a transformar muchos aspectos de la sociedad mapuche. En el siglo XIX se está ante una cultura que se asemeja muy poco a la que existía antes de la presencia de los españoles. Esto como consecuencia de largas décadas de guerra, en la que hubo también comercio e intercambios. Las modificaciones en la sociedad mapuche se observan en su economía, en su organización social y política, incluyendo además sus costumbres. De ser una sociedad agraria y premercantil, en el siglo XIX había logrado desarrollar una economía mercantil con sectores agrícolas ya constituídos.la segunda mitad del siglo XIX fue definitiva para ello 69. Al bajar de ritmo la guerra, creció el comercio entre el territorio mapuche y la sociedad española criolla el norte. La paz de estos años permitió el aumento de la población, y un amplio número de personas dedicadas a la tarea de la economía. 68 Se trata del puma. 69 Bengoa, José. Op. Cit. Página 45.

46


El contacto con la sociedad colonial del norte influyó en las costumbres mapuches, y se incorporaron productos nuevos al comercio. El sistema basado en la recolección de frutos, en la caza y la pesca, y en plantaciones pequeñas de hortalizas, fue reemplazado por una economía fundamentada en el ganado vacuno, ovejuno y caballar. Los caballos se multiplicaron con facilidad. Los mapuches aprendieron a reproducirlos y cuidarlos transformándose en jinetes. Lo mismo sucedió con el ganado vacuno y ovejuno, que reemplazó a los chilihueques, base de la economía prehispánica. En el siglo XIX los auquénidos solo se encontraban en los sectores más cercanos a la cordillera. En el siglo XVII la búsqueda de pastos y animales para el comercio llevó a los mapuches a la cordillera, donde se mezclaron con los pehuenches que se incorporaron a la sociedad mapuche. Luego incursionaron hasta las pampas del lado argentino ocupándolas plenamente a fines del siglo XVIII. Desde allí trajeron más ganado para vender en la frontera con Chile central. La guerra hizo que muchas familias se retiraran de los territorios conflictivos hacia lugares del interior que ofrecían más seguridad. Eran tierras más planas y con menores recursos para recolectar y cazar, pero tenían pastos abundantes para el ganado. De este modo, la guerra y la ganadería fueron cambiando los lugares de mayor concentración de la población. Así se pobló la precordillera de los Andes, mientras los territorios anteriormente habitados como la zona de Arauco se fueron desplomando. La introducción de la actividad comercial fue sin duda la consecuencia más trascendental de la ganadería. Ya no se trataba de una ganadería autosubsistente, como era la crianza antigua de chilihueques. Desde el siglo XVIII se inició un comercio activo en las fronteras, lo que transformó a la sociedad indígena. El concepto “cullin”,

que hoy se traduce por dinero, es el término que

originalmente recibía el ganado. Era la moneda de intercambio con la sociedad huinca. Existía también el “conchavo”, proceso de intercambio de mercaderías, azúcar, vestuario, baratijas, yerba y alcohol por animales. Otro cambio social de importancia fue la introducción de la agricultura propiamente tal. En especial el cultivo de cereales, que implicó la preparación de los campos y la realización de faenas más complejas 70. Los mapuches incorporaron con rapidez productos españoles. Durante el primer siglo de ocupación incorporaron el trigo, apreciándose la harina tostada como alimento. 70 Bengoa, José. Op. Cit. Página 57.

47


Las chacras aumentaron de tamaño y comenzaron a usarse arados simples junto a los antiguos palos excavadores. El trabajo se hacía familiarmente y no se evidenciaban divisiones entre trabajadores y no trabajadores. Pero el crecimiento y desarrollo de la agricultura en el siglo XVIII, y en especial en el siglo XIX, condujo a una diferenciación social creciente del trabajo, en que los “mocetones” realizaban las labores del lonco en forma colectiva para ser retribuidos en comidas y especies. Este sistema se aproximó a una forma germinal de trabajo servil y semiasalariado. Cuando las tierras podían ser consideradas del dominio del cacique, se trataría de una forma primaria de renta terrateniente. Sin embargo, la propiedad territorial no se consolidó, y no se produjeron cambios sociales en profundidad. La alimentación también comenzó a cambiar. A la harina tostada se sumó el mote y el trigo, que a fines del siglo XIX se convertiría en la base de la alimentación y producción de harina. El trigo reemplazaría al piñón, cuya recolección comienza a disminuir con la tala de la araucaria71. La serie de transformaciones mencionadas de muestran los cambios que desde la llegada de los españoles comenzó a experimentar la sociedad mapuche. En primer lugar, se convirtió en una sociedad independiente en guerra y paces inestables con la sociedad española. Además, controlaba uno de los territorios más grandes que cualquier otro grupo étnico en América Latina había poseído. Se había expandido hacía las pampas, las ocupó y dominó desde la actual provincia de Buenos Aires hasta el Océano Pacífico. Por otra parte, se convirtieron en una sociedad ganadera, principal actividad económica mercantil. Sin ser una sociedad autosubsistente, poseía una fuerte orientación hacía el mercado. En cuarto lugar se debe señalar que la introducción en gran escala de la ganadería mercantil provocó ciertas presiones en la estructura social y política. Desde la segunda mitad del siglo XVIII la sociedad mapuche comenzaba a experimentar contradicciones en su antigua organización y la nueva economía. Ello trajo como consecuencia una nueva división social entre caciques – loncos – y guerreros – lanzas o conas. El cona72 surgió como caporal o cuidador del ganado, ya no es cazador y guerrero, sino un jinete vaquero de grandes piños de ganado convirtiéndose en lanza mocetón.

71 Araucaria araucana, declarada en 1976 Monumento Natural. 72 En mapudungun es soldado, guerrero.

48


Comenzó a producirse así una alta concentración de los ganados y conas y, con ello, control por los pastos. Algunos caciques adquirieron mayor influencia y mayor riqueza acumulada. Como consecuencia de ello se fortalecieron las alianzas entre los loncos, que dominaban amplias extensiones de territorio, generándose formas germinales de centralismo político. Se estaba ante una sociedad en proceso de cambio, que fue creciendo a partir de una actividad ganadera mercantil, y complejizando su antigua estructura interna.

3.4.- LA HISTORIA DEL CONFLICTO DE TIERRAS 3.4.1.- El Inicio del Conflicto La cuestión mapuche ha cruzado toda la historia de lo que hoy es territorio chileno a través de los siglos. Desde la llegada de los españoles hasta nuestros días, los gobiernos han instalado una serie de legislaciones que se caracterizaron en su mayoría por atentar contra los principales conceptos culturales de los pueblos originarios del territorio chileno. Desde la Guerra de Arauco hasta el pacto de 1991 que promovió el primer gobierno de la Concertación en Nueva Imperial, han transcurrido innumerables legislaciones que significaron la consecuencia actual del problema que mantiene el conflicto entre el Estado, mapuches, y desde hace unas décadas los privados. A pesar del paso de más de 500 años de procesos y diversos episodios, no han existido las soluciones definitivas para los indígenas de Chile. La consecuencia de la llegada de los españoles generó múltiples trastornos y posteriores secuelas para las etnias que habitaban lo que más tarde pasó a convertirse en territorio de la República de Chile. El pueblo mapuche protagonizó la vanguardia de otros grupos que en general se resistieron a aceptar los nuevos designios que llegaba a imponer la autoridad extranjera. La Guerra de Arauco, que explota con lo que se denominó la conquista española, fue tomada por los pueblos originarios como una lucha de resistencia tribal. Su objetivo era defender las zonas que se comprendía eran atacadas por los colonizadores. Estas culturas además promovían evitar el sometimiento de miles de hombres y mujeres que

49


con prontitud fueron destinados a la explotación minera y agrícola, principales actividades económicas de los conquistadores. Enfrentamientos entre los bandos, con miles de víctimas como resultado, alternados de ciertas etapas de parlamento, caracterizaron el nuevo escenario que comenzaba a plantearles la llegada de la denominada “civilización”. El conflicto, no obstante, sólo se desarrolló por cuestiones de tierras. Las autoridades españolas, amparadas en conceptos occidentales de civilizar y cristianizar a sus nuevas colonias, llevaron adelante la conquista, que se caracterizó por el exterminio de aquellas tribus que se negaron a desconocer su propia cultura, creencias e identidad. El impacto en la población de estas culturas puede cuantificarse. En 1540. Cuando la población blanca era de 154 personas, la de los indígenas alcanzaba al millón. Treinta años más tarde frente a siete mil blancos se encuentran 450 mil indígenas pacificados, y otros 150 mil revelados. Es decir, un total de 600 mil73. En treinta años el 40 por ciento de la población originaria desaparece producto de esta guerra. La conquista no fue un movimiento pacífico, sobre todo si se considera que en las postrimerías del siglo XIX, o sea, después de tres siglos de la llegada de los primeros españoles, la población mapuche no puede ser estimada en más allá de 150 mil personas74. Esta guerra de exterminio por parte de los conquistadores tenía como sentido sostener el paradigma de derrotar la herejía. Esto implicaba cristianizar a quienes desconocían la existencia de la religión católica, por tanto, civilizar a las tribus que, en su totalidad, a la llegada de los españoles tenían sus propias creencias y dioses, ajenos a la iglesia y al imperio colonizador. Los tres siglos del enfrentamiento dieron la victoria a los colonizadores en representación de la corona española. El resultado para éstos fue la obtención y posicionamiento de las tierras nuevas, y la ocupación de mano de obra gratis para las diversas tareas que la reproducción de su economía les exigía. Para el pueblo mapuche la magnitud de la guerra puede medirse en consecuencias culturales y económicas. La dominación por la vía de la fuerza se produce el mestizaje; la penetración y adquisición de la religión occidental en aquellas zonas que fueron sometidas: así como también las adquisiciones y transformaciones culturales.

73 Jeannot, Bernard. “El Problema Mapuche en Chile”. Cuadernos de la Realidad Nacional de la Pontificia Universidad Católica de Chile, CEREN. Santiago. Editorial Quimantú. 1972. Página 4. 74 Jeannot, Bernard. Op. Cit. Página 5.

50


Como consecuencia directa, además de las innumerables bajas principalmente para las etnias, significó el notable desplazamiento de estos pueblos hacía el sur. A partir de ese entonces, la historia de los mapuches deberá asentarse obligatoriamente en la frontera de Chillán hacía el sur, territorio donde por casi diez décadas – siglo XIX – este pueblo logró un establecimiento agrícola, ganadero y comercial que durante ese período le permitió recuperar – provisoriamente – la libertad que vino a ser destruida por los extranjeros conquistadores. Luego de esta resistencia durante más de trescientos años, el pueblo mapuche logró algunas garantías respecto a sus derechos fundamentales ante la corona hispana. En 1641 el pacto de Quillín reconoce la independencia del territorio mapuche desde el río Biobío hacía el sur. La autonomía de que gozaba el pueblo mapuche fue provisoria, y con el proceso de Independencia se hizo nuevamente incierta. El principio de tierras de Uti Possidetis Juris planteaba que las colonias ya emancipadas de España ejercían soberanía sólo sobre los territorios que poseían bajo la Corona Española. Pero pronto un decreto del gobierno de Bernardo O’Higgins incorporó los territorios mapuches a la soberanía de las nuevas autoridades. Durante la Colonia, respecto de la situación de las tierras los pueblos originarios estuvieron sujetos a ciertos impedimentos, entre ellos la venta de tierras comunales que habitaba. Décadas más tarde los liberales – considerando equivocado este régimen de protectorado y sus leyes, derogaron esta idea en casi toda América Latina y en particular en Chile. La consecuencia fue grave. Todos los pueblos indígenas de la zona central desaparecieron. No quedó pueblo indígenas hasta el río Biobío. Todas las tierras que les pertenecían fueron compradas o tan sólo apropiadas por los fundos y haciendas que los rodeaban. Los indígenas que no desaparecieron quedaron reducidos a habitar y trabajar pequeños retazos de tierra. La población indígena y, en especial la mapuche, se transformó en meramente campesina, se mezcló con la no indígena y pasó a conformar parte del campesinado de los poblados de Chile central y sur. 75 El Estado chileno logró ocupar estas tierras a partir de 1881, cuando una operación militar redujo el territorio mapuche de 31 millones de hectáreas a cerca de 500 mil. Fue lo que se denomina hasta hoy como “Pacificación de la Araucanía”-

75

La base económica económica estuvo marcada por actividades relacionadas con la tierra, destacándose la agricultura y ganadería.

51


3.4.2.- Período de Reducciones o Radicación: El Estado al Servicio de la Usurpación La incorporación del concepto de “República de Chile”, a partir de la Independencia del siglo XX, trajo consigo nuevas problemáticas para los pueblos originarios. Ampliar el territorio más allá de la frontera que la Guerra de Arauco había establecido era de sumo interés para los gobernantes de ese entonces. Durante la segunda mitad del siglo XIX, la política del Estado buscó apropiarse de las tierras indígenas. En este sentido, intentó extender su dominio sobre la Araucanía, que de territorio administrativamente no organizado pasó a ser parte de la misma estructura administrativa que el resto del país. La zona de La Frontera – La Araucanía – fue reemplazada por las provincias de Biobío, Arauco, Malleco, Cautín, Osorno y Llanquihue76. Entre 1853 y 1884, el Estado planificó la colonización del territorio hasta allí ocupado por mapuches. Así se sentaron las bases para lo que se denominaría Política de Pacificación, cuyo fin no era más que la adquisición de los territorios que se ubicaban más allá de la frontera – en ese entonces – del Biobío al sur. La ley de 1886 prohíbe a los particulares la compra de terrenos indígenas que no tiene títulos de dominio, quedando sólo el Estado exceptuando dicha prohibición. Se exigía a los indígenas la presentación de un título de dominio, pero tanto en la teoría como en la práctica éstos eran casi imposibles de conseguir, a raíz del aislamiento geográfico y cultural de los mapuches, como por la ambigüedad de sus leyes. 77 La ocupación de la Araucanía se realizó a través del aporte de capital privado, al financiar las tareas militares y sus excursiones. En ellas participaban los agrimensores, cuyo rol era organizar el territorio recién conquistado. En Santiago se había instalado la idea de que las tierras del sur estaban vacías. Lo cierto es que estaban subdivididas con los nombres de los caciques a que pertenecía cada propiedad. Esto podía evidenciarse en los planos de la época, en que se denota con apellidos mapuches a quienes poblaban en ese entonces. La idea de que ya existían propiedades establecidas en el sur disgustó a las autoridades. Por cierto, éstas comprendieron que la conquista de los nuevos territorios debía ser exitosa, por lo que la rigurosidad para conseguir estos objetivos caracterizó este

76

Jeannot Bernard. Op. Cit. Pág. 7. Ormeño, Hugo. “Nueva legislación sobre Indígenas en Chile”. Cuadernos de la Realidad Nacional de la Pontificia Universidad Católica de Chile, CEREN. Santiago. Editorial Quimantú. 1972. Página 20. 77

52


período. Surgió así la idea de reducir78, al llegar a la capital la noticia de que no había espacios vacíos en el sur, por lo que se asumía la reducción de las tierras no indígenas. La razón para los conquistadores era que el terreno que utilizaban los mapuches era muy extenso y, en muchos casos, ocupaban en forma plena el territorio. Los pueblos originarios fueron radicados entre 1884 y 1927 en las zonas que hoy ocupan, pasando a ser dueños de títulos de merced. Mientras, el Estado asumió el control de las restantes hectáreas. Esta disposición generó nuevos conflictos, tanto por delimitar las tierras de manera imprecisa, como por establecer nuevos grupos de personas sin lazos comunes. Como sólo un jefe de familia recibía el título de merced, los restantes no lo obtenían, provocando disputas entre sí. Los títulos de merced fueron creados por ley en el año 1866. Se convirtieron en una de las primeras acciones legislativas en el tema indígena y fueron motivo de numerosas arbitrariedades. Aún cuando éstos eran intransables, fueron vendidos de todos modos por algunos mapuches. De ahí la gravedad de que en ese entonces muchos de estos títulos estuviesen en manos de particulares. Según la ley no había forma de apropiarse de ellos. Pero si un Juzgado de Indios aprobaba la división de la comunidad o la caducidad jurídica del título, el particular sí podía gozar de la tenencia de tierras, situación que fue constantemente repetida. Sólo la fuerza y el recurso de las notarías y conservadores de bienes raíces lo hizo posible79. Con estos títulos se constituyó de manera formal la “reducción”. Junto con ser gratuita la característica de haber sido dada como merced por parte del Estado. Pero hasta que no se midieron concretamente las tierras de la Araucanía, no había sido percibido que las propiedades indígenas eran muy grandes y que en muchas áreas ocupaban en forma plena el territorio. Luego de que en Santiago se difundiera la noticia de que no había espacios vacíos en el sur, se dio orden de reducir las tierras de los indígenas. De esta manera el Estado determinó de arbitrariamente lo que era la sociedad mapuche. Determinó además quienes eran los caciques y les entregó tierras. Junto al cacique, ubicó dentro de la reserva o reducción a otras familias, con sus jefes y caciques y los transformó en dependientes del jefe nominado en el título de merced. Fue una verdadera intervención explosiva la que hizo el Estado chileno en la sociedad mapuche. Es por ello que ésta se rompió profundamente. Junto con quitarles las 78

La reducción de tierras es entendida como la delimitación y disminución forzosa de las tierras indígenas, por parte de particulares o del Estado. 79 Bengoa José. Op Cit. Página 176.

53


tierras, se les obligó a agruparse en forma arbitraria, presionándolos a convivir de una manera que no tenía relación alguna con su relación histórica. Así propugnó la división en el seno de las propias familias mapuches. Durante casi medio siglo fueron otorgados los títulos de merced. Desde 1884 a 1929, a pesar de todas las leyes existentes, los colonos tuvieron toda la libertad para “mejorar” los límites de sus propiedades, en detrimento de las hectáreas mapuches, que se veían disminuir con esta situación. 80 Una idea aproximada de radicación señala que entre estos años se otorgaron 3.078 títulos de merced, con 475.423 hectáreas en beneficio de 77.751 indígenas, representando aproximadamente 6,1 hectáreas por persona. En ese mismo período el Estado chileno otorgó 9 millones de hectáreas a colonos distribuidos entre las provincias de Biobío y Llanquihue, restada de la superficie ya entregada a los mapuches. Mientras se distribuían en promedio 6,1 hectáreas, se hacía entrega a cada colono de lotes de quinientas hectáreas. La propiedad indígena comenzaba a ser observada con la mirada ambiciosa de quienes delimitaban sus terrenos. El afán de acumulación de la gran propiedad de los particulares pronto protagonizaría nuevas intervenciones en contra de los mapuches. En 1895, una breve legislación renombró la Comisión Radicadora de Indígenas a cargo del proceso. Esta otorgaría los títulos definitivos sólo si se encontraban en “debida forma”. Esto implicaba que tuviesen los criterios y características que la nación, a partir de sus autoridades y del proceso que protagonizan, había trazado. Además de que este período permitió generar fácilmente más y nuevas tierras, los colonos veían en los miembros de la reducción una mano de obra barata que podía ser sometida. A estas intenciones las reducciones eran un obstáculo real. El proceso de radicación, reducción y entrega de títulos de merced se extendió por cerca de 45 años. Convierte a los indígenas por segunda vez en víctimas de crueles castigos físicos, muchos de ellos causantes de cientos de asesinados, pérdidas de objetos de valor, además de la nueva reasignación a perder sus terrenos. No obstante, las nuevas normativas que se crearon desde 1929 permitirían nuevamente la pérdida de tierras mapuches, junto con innumerables muertes de comuneros, que en este nuevo período de enfrentamiento – unos por la libertad y otros

80

Bengoa, José. Op Cit. Página 50.

54


para lograr el sometimiento – los pueblos originarios debieron protagonizar en notable desventaja. 3.4.3.- Proceso de División de Comunidades: Una Política Continuista Durante medio siglo – como ya se mencionó - fueron otorgados los títulos de merced. Las precarias leyes existentes permitieron a los colonos la amplia libertad como para beneficiarse a partir del arreglo de los deslindes de sus propiedades. Esto, en detrimento de la propiedad indígena que generaba un obstáculo para el fin acumulativo de quienes – en corto plazo – se convertían en grandes propietarios. No obstante, continuaban creándose nuevas legislaciones que no favorecían a los indígenas. La división de las comunidades como proceso se produce a partir del año 1929, según la ley Nº 4169 de agosto de 1927, que creó el Tribunal Especial de División de Comunidades. Pronto fue reemplazada por la Ley Nº 4111, sin modificaciones sustanciales. Los efectos de la legislación de este período fueron vigentes más de cuatro décadas. Su esencia generó esta nueva etapa para el problema de las tierras indígenas, legitimando la política de división de las comunidades, e implicó la asignación a cada comunero de un retazo determinado de terreno. La Ley Nº 4169 del año 1927 creó un Tribunal Especial en Temuco, donde participó un agrimensor 81 para la división de las comunidades indígenas por un Título de Merced. Con esta ley se inicia un proceso de restricción de la aplicación del régimen jurídico especial que hasta entonces regía. Debía aplicarse a las comunidades que contasen con dicho título, excluyendo a tierras y agricultores que no alcanzaron a obtener los derechos que otorgaba la Comisión Radicadora. En líneas generales este ordenamiento jurídico plantea que la división puede ser solicitada por cualquier comunero; que las hijuelas en que se dividiesen las comunidades podían ser libremente gravadas o enajenadas cuando el adjudicado con la tierra hubiese cumplido con la Ley de Instrucción Primaria Obligatoria; que los indígenas sin título de merced serían considerados como colonos nacionales; que debían ser radicados en terrenos fiscales; y que la ley era aplicable a todo el territorio sur, a partir de la provincia del Biobío.82

81 82

Agrimensor es la persona que mide tierras y levanta los planos correspondientes. Cuaderno CEREN. Op Cit. Página 20.

55


En enero de 1930, la Ley Nº 4802 aportó nuevos elementos a la configuración legislativa existente hasta la fecha. Fortaleció los Tribunales Especiales de Indios, que debían dividir las comunidades indígenas y relacionarse con temas similares. La división se realizaba “de oficio” 83 por el tribunal, sin petición o contra la oposición de los comuneros para demostrar que el legislador veía con buenos ojos la propiedad particular, porque permitiría el desarrollo y la prosperidad de los mapuches. Los terrenos de la comunidad sólo serían adjudicados a quienes se encontrasen domiciliados en ellas. También resolvió sobre la situación jurídica de los ocupantes de terrenos de la comunidad, y se dispuso que los títulos de Estado pasarían a estar por sobre los títulos de merced. Con esto, el Estado podía expropiar los terrenos que los particulares debían devolver a mapuches por sentencia judicial, para que pudieran permanecer en poder del particular vencido. Las instituciones judiciales aplicadas durante más de cuarenta años, sirvieron para consumar el despojo de muchas tierras indígenas. 84 La libertad para enajenar estos territorios era amplia. La Ley Nº 4802 lo permitía sin más limitación que una autorización formal de un juez de indios, requisito que se suprimió después de diez años a fin de que las tierras indígenas quedase incorporadas al régimen de propiedad común. Finalmente, suprimió la Comisión Radicadora de Indígenas, porque se dio a entender que el deslindamiento de las propiedades mapuches había concluido. Sin embargo, durante años existieron amplios terrenos que carecieron de cualquier título a favor de los indígenas. Del año 1931 datan el Decreto con Fuerza de Ley N 266 y el Decreto Supremo Nº 4111. Estos modificaron y resolvieron el texto final de la Ley Nº 4802. Ampliaron la competencia de los Juzgados de Indios, que normaban los asuntos de competencia que tenían que ver con la división de las comunidades, así como en la liquidación de créditos y en la radicación de indígenas. En febrero de 1940, la Ley Nº 6519 prorrogó por un año las restricciones y limitaciones de la capacidad de los indígenas que establecía el decreto Nº 4111. Desde febrero de 1942 no se dictó una ley de prórroga, lo que permitió un período en que los comuneros tuvieron menos amarres para gravar o enajenar sus tierras 85. Durante cinco 83

Comunicación escrita que media entre las dependencias del Estado o entre individuos de corporaciones particulares en la que se trata de asuntos relacionados con la materia. 84 Para un análisis más detallado, confrontar con Hugo Ormeño. Op. Cit. Página 20. 85 La ley permitió más ventajas para la venta de tierras a particulares no indígenas, aumentándose el número de terrenos perdidos.

56


años se traspasaron a manos de latifundistas, medianos y pequeños propietarios no mapuches, una extensa cantidad de terrenos que se estima en unas cien mil hectáreas. Hasta ese entonces la legislación promovida por los gobiernos denotaba un evidente interés en beneficiar los intereses de particulares. La disminuida extensión de tierras hablaba por sí sola. No obstante, en enero de 1947 se puede apreciar una modificación a favor de los pueblos indígenas, aunque sus efectos no fueron trascendentes. Su importancia fueron las dos disposiciones que intentaron destruir el proceso de usurpación cometido durante los cinco años anteriores. En ellos, los campesinos indígenas pudieron enajenar libremente sus tierras, lo que provocó un fuerte debilitamiento del sentido de propiedad comunitaria y trabajo compartido. 86 El artículo primero hizo vigentes las limitaciones y restricciones de la capacidad de los indígenas que establecía la vigencia de la Ley Nº 4802 de 1931. Se planteaba reformar las normas sobre indígenas. Sin embargo, la reforma vino a asentar sus bases sólo en el año 1961. El artículo dos intentó cubrir el período de enajenación – 1942 a 1947 – con un efecto retroactivo que exigía la autorización del Juez de Indios para la venta de tierras que en estos años se había efectuado. Pero no tuvo los efectos deseados porque la Corte Suprema

en

reiterados

fallos

acogió

los

recursos

de

inaplicabilidad

por

inconstitucionalidad, deducidos por los particulares demandados de nulidad y restitución de las hijuelas adquiridas sin autorización del Juez de Indios, entre febrero de 1943 y febrero de 1947. En definitiva, este texto quedó sin aplicación y las cuestionadas ventas fueron purificadas por vía indirecta. Por cierto que los cuatro años de usurpación y despojo no fueron sancionados. En 1953 un decreto con fuerza de ley creó la Dirección de Asuntos Indígenas que dependió del Ministerio de Tierras y Colonización, para hacer cumplir la ley sobre división de comunidades indígenas. La Dirección de Asuntos Indígenas organizó las comunidades existentes y las que más tarde se crearon, además de darles constitución legal y derechos patrimoniales.

86 La gran mayoría de las enajenaciones tuvieron como causas determinantes las urgentes necesidades de subsistencia, la presión de los no indígenas y, en muchos casos, la ignorancia, irresponsabilidad o desconocimiento de los procedimientos y atribuciones judiciales y notariales. Hasta hoy los pueblos indígenas cuestionan estas ventas que denominan como usurpaciones, y exigen la restitución de éstas. Confrontar con Ormeno, Hugo. Op. Cit. Página 22.

57


También supervisó las tareas agrícolas y pudo constituir cooperativas y asociaciones de carácter económico. El comienzo de la década de los setenta marcó el término del proceso de división de tierras de pueblos indígenas, dentro del marco que durante más de cuarenta años las iniciativas legislativas definieron para estos fines. La Ley Nº 14511 derogó las leyes anteriores y estableció el Juzgado de Indios, fijando normas respecto de división de comunidades, radicación de indígenas y créditos. Creó un sistema de defensa judicial de los indígenas, ampliando su competencia. Contempló normas para proteger la integridad de las tierras aún en manos de mapuches y prohibió su enajenación a personas no indígenas, además de exigir la autorización judicial en las enajenaciones a indígenas en contratos de arriendo y aparcería. 87 Respecto a la división de las comunidades, exigió que deberían ser solicitadas al menos por una tercera parte de los comuneros, y señaló que los lotes debían adjudicarse a los indígenas residentes o trabajadores de una reserva. Mantuvo la prioridad de los títulos particulares sobre el de merced, y conservó la facultad de expropiar en beneficio del particular, que debía restituir tierras indígenas a la comunidad; además del sistema de radicación en tierras de fiscales, respecto de los comuneros carentes de títulos de merced. La Ley Nº 14511 es en concreto el perfeccionamiento de todo el sistema judicial que se inició en 1927 con la Ley Nº 4169. No tiene un soporte estructural que beneficie al pueblo mapuche. Por el contrario, las leyes se encargaron de potenciar los métodos de despojo legal de las tierras. El período de división de las comunidades tiene falencias – que juegan en contra del movimiento indígena – que pueden constatarse al revisar su sentido y contenido. Exclusivamente se refiere al pueblo de la zona de la Araucanía, excluyendo a otras culturas del país. Esto puede evidenciarse en la misión de la Dirección de Asuntos Indígenas creada por decreto con fuerza de ley en 1953, cuyo objetivo sólo es cumplir con la ley sobre división de comunidades. Por otra parte, aunque la división de las comunidades transitó por diversas etapas, siguió siendo su sentido original. La Ley Nº 4169 permitió la división bastando que fuese solicitada por sólo uno de los comuneros. Más tarde, la Ley Nº 4802 impuso la división facultando a los jueces para decretarla por oficio. 87

Convenio de los que van a la parte en alguna granjería.

58


Luego esto fue mejorado en parte por el decreto 4111, que exige que la petición de división proveniese de al menos la tercera parte de los comuneros, idea que se mantuvo en la Ley Nº 14511.88 Aunque hubo variaciones, lo esencial es constatar que el legislador ve de manera positiva la división, viéndose que en ella la respuesta a la solución del problema indígena. En esta etapa se dejó de aplicar el sistema de radicación para dar paso al título de dominio sobre tierras fiscales disponibles. Se produce una diferencia importante, pues durante el período anterior se reconoció el derecho de propiedad a los indígenas sobre las tierras que se tenían, a pesar de la reducción ya vivida. Pero el nuevo procedimiento implicó la entrega de tierras que en términos jurídicos pertenecían al Estado y no a los mapuches. La transferencia de tierras indígenas a manos particulares se dio en una primera etapa, favoreciendo a latifundistas, comerciantes y empresarios. Éstos recibieron más de cien mil hectáreas, lo que implicó privar de tierras a un amplio sector de indígenas agricultores. Sólo la Ley Nº 15411 impidió la enajenación de terrenos a personas particulares. Las iniciativas legales, además de privar a los mapuches de sus terrenos, legalizó la ocupación protagonizada por particulares ajenos a las comunidades. El sistema legislativo interpretó y favoreció los intereses del grupo dominante. Esto puedo concluirse con las facilidades para la división de las comunidades, las autorizaciones para vender y transferir las tierras, la prioridad de los títulos de dominio de particulares por sobre los de merced, o las expropiaciones en beneficio de los ocupantes de terrenos que debían reintegrarse a los mapuches por resolución judicial. Como puede concluirse, este período se caracterizó por la voluntad del Estado de poner fin a la propiedad indígena comunitaria, procediendo a dividir los terrenos otorgados antes. Después de haber desposeído a la sociedad mapuche de la integridad de su territorio, impactando a más de nueve millones de hectáreas, imposibilitando el reagrupamiento social y la ayuda mutua, debilitando la unidad social mapuche dejando su cuerpo desmembrado, terminó por liquidar a partir de la ruptura del significado último de la palabra unidad.

88

Ormeño, Hugo. Op. Cit. Página 25.

59


Esta división hizo del mapuche un minifundista sin acceso al crédito, a la educación, o a los circuitos que le permitieran salir de su estado de dominación, dejándolo en condiciones marginales de pobreza. 89

3.4.4.- Reforma Agraria: La Justicia se Hacía Presente Hasta la primera mitad de la década de los sesenta, la evaluación que puede observarse de la política estatal en el ámbito étnico es poco alentadora. Al evidente despojamiento – no siempre por la vía legal – de las tierras ancestrales de los pueblos indígenas, se suma el reducido interés por proyectar la protección para la reservación de estas culturas. Así comienzan a evidenciarse cada vez más las sólidas posturas que propusieron ante el tema indígena. La cuestión indígena cambia en esta fecha con la Reforma Agraria. Dicho proceso comienza a concretarse en el gobierno de Eduardo Frei Montalva, con la ley N° 16640 del 28 de julio de 1967. Esta consagró la pertenencia de los mapuches a la clase campesina chilena, permitiendo su incorporación a los beneficios de esta reforma, y abrió la posibilidad de éstos de recuperar aquellas tierras señaladas como perdidas. Además, esta ley contempló la creación del Instituto de Desarrollo Agropecuario, INDAP, como una manera de impulsar a pequeños y medianos trabajadores del área agrícola, e incorporar a las comunidades a los beneficios de la reforma en curso. A la vez se estableció la creación de la Comisión de Reforma Agraria, CORA, dependiente del Ministerio de Agricultura, que tenía como tarea implementar las nuevas políticas agrarias. Sin embargo, la idea de consagrar a la sociedad mapuche como parte del campesinado, desconociendo sus características propias como cultura, fue un primer error planteado en ese entonces. Dicho sentido fue prontamente cuestionado porque se señaló que presuponía la desintegración del pueblo mapuche y su disgregación como etnia. Ello no aseguraría el arreglo del problema mapuche en Chile. En el año sesenta y ocho, en plena Reforma Agraria, agrupaciones mapuches de carácter local convergen a la localidad en Ercilla apoyadas por el INDAP. Se trató del Primer Congreso Nacional Mapuche, después de décadas de debates ausentes, que en 89

Jeannot, Bernard. Op. Cit. Página 9.

60


ese entonces se entendía porque las posibilidades de legislaciones beneficiosas impulsaron la discusión y generación de propuestas. El Congreso de Ercilla reunió a casi todas las organizaciones mapuches. Se tomó allí la decisión de obtener una nueva ley indígena que permitiera el desarrollo de las comunidades y que las incorpora a los beneficios de la Reforma Agraria. No obstante, el proyecto de ley se empantanó y no logró avanzar durante el gobierno de Frei. No había marco jurídico para el conflicto que más tarde sucedería. 90 Se entendió que el “problema” indígena era un problema nacional porque se refería a un gran número de personas dentro del territorio nacional, que no sólo afectaba a los campesinos mapuches del sur del país, sino que también a numerosos grupos ubicados en el Norte Grande, Norte Chico, en la zona de los Canales y en la Isla de Chiloé. A la vez se comprendía que tener respuesta era de importancia no sólo para los indígenas, sino que también para toda la sociedad chilena, tanto por motivaciones socioeconómicas como de convivencia. A esto se agregaba la necesidad de reconciliación. Después de tres siglos de resistencia los mapuches se encontraban agraviados y desconfiaban, por lo que la sociedad chilena debía pensar seriamente en reconciliarse con ellos, especialmente con los mapuches, única alternativa para encontrar una solución armónica y consecuente al problema. Se evidenció un claro antagonismo entre los sectores mapuches y el resto de la sociedad. Como en esta lucha durante décadas el indígena ha sido derrotado, podía entenderse un resentimiento. Para lograr una solución integral, en que participasen tanto los afectados como el Estado chileno, lo previo era eliminar la barrera que dificultaba ese entendimiento. Para ello era menester reconocer la validez a la plataforma de lucha que sostenían. Ante esto, la sociedad global debía reconocer los errores en que había incurrido en la historia pasada y enmendar sus rumbos. Junto a esta actitud se debía dejar de persistir en la justificación del despojo y la marginación en la que se encontraban las culturas originarias. 90

Bengoa, José. Op. Cit. Página 141.

61


Se entendía que existían diferencias culturales entre la población nacional y los pueblos indígenas. No podía seguir sosteniéndose que estas culturas eran iguales a todos los chilenos, y que por lo mismo no debían establecerse en su beneficio normas jurídicas ni tratamientos distintos. Al contrario de esto, las autoridades de la Unidad Popular sostenían que esta idea estereotipada había servido como cortina de humo para ocultar todo el proceso de despojo y marginación a que se había sometido durante muchos años a los pueblos indígenas. Lo honesto, señalaban era reconocer una realidad objetiva, que implicaba asumir las diferencias entre culturas. Sostuvieron también que estas culturas tenían derecho a la participación. Esto era lo que los indígenas podían y debían participar de una sociedad justa y democrática, aportando con su esfuerzo y capacidad. Es decir, si se encontraban marginados social y económicamente, debían buscarse los medios para conducirlos a una plena integración, sin negar sus particularidades como pueblos. Se concluía que “la tierra no era todo”. El “problema” indígena no debía referirse sólo a la tenencia de tierra, como hasta ese momento se había sostenido. Aún cuando la cuestión de la tierra era sustancial, existían otras profundas implicaciones culturales y sociales. La solución debía ser integral y a partir del hecho de que el problema era de una variada contextura. Sin embargo, se entendía que había limitaciones objetivas y materiales que debían ponderarse para enunciar los cambios de solución. La superficie de terreno que se había otorgado o reconocido a las comunidades mapuches en merced por el Estado, a partir de los datos del Archivo de la Dirección de Asuntos Indígenas, mostraba que ésta era de 536 mil hectáreas. Hasta 1971 dicha extensión comprendida sólo 400 mil hectáreas. Esto decía relación de una hectárea por indígena91. Dicha cantidad de tierra se encontraba, además, en su mayoría sobreexplotada o erosionada. A ello se sumaba la falta de técnicas o procedimientos modernos, falta de maquinarias, y de obras civiles de infraestructura.

91

Ormeño, Hugo. Op. Cit. Página 29

62


En base a la realidad no podía sostenerse la idea de que el Estado entregara a cada familia una unidad agrícola familiar92. Las familias de campesinos mapuches hasta ese momento no eran menos de 50 mil. Por lo tanto, se necesitaban al menos 2,5 millones de hectáreas, equivalente a toda la provincia de Cautín y a la mitad de la provincia de Malleco. La herramienta legislativa que representaba la ley N° 14511, de 1961, impedía las posibilidades de acción del gobierno porque ella volvía prácticamente a la ley de 1931, y no solamente sin ningún cambio real, sino además no tomando en consideración la degradación de la situación del indígena. 93 En este sentido, el crecimiento demográfico; la pérdida de terrenos por usurpaciones o por venta después de la división de las comunidades; el desgaste de los suelos; la incapacidad estructural de competencia de los pequeños explotadores a través de la dominación económica, del modo de producción y de comercialización y del otorgamiento del crédito; la falta de acceso a la salud y la educación; la negación de toda representación política que no sea individual, llevaron a los indígenas campesinos a plantear la iniciativa de un cambio de la legislación chilena. En el segundo Congreso Nacional Mapuche, en diciembre de 1970, se aprobó un proyecto de ley que sirvió de base al que elaboró el gobierno de Salvador Allende. Más tarde se convertiría en la ley N° 17729. Este proyecto, presentado al Congreso Nacional en mayo de 1971, postuló las siguientes líneas de acción: Generar una rápida incorporación de los grupos indígenas a las actividades económicas, políticas y sociales de la comunidad nacional, eliminando paulatinamente toda diferencia de tratamiento, legislación o discriminación, impulsar e incrementar a la productividad del trabajo y la plena ocupación de la mano de obra del pueblo indígena, por medio de programas de educación, asistencia técnica, crediticia, sanitaria, económica y otros; recuperación y aumento de los terrenos asignados en merced a fin de aumentar la proporción disponible por habitante indígena; sustitución del sistema de propiedad individual de pequeños lotes o hijuelas, por un sistema cooperativo que convierte a las comunidades en unidades perfectamente organizadas de producción; centralización y unificación de la labor del 92 93

Corresponde a un retazo de suelo de cincuenta hectáreas según señala la ley 16640. Jeannot, Bernard.Op. Cit. Página 13.

63


Estado frente al problema indígena en un organismo autónomo, dotado de facultades legales y recursos suficientes para promover y llevar a cabo el desarrollo integral de los grupos indígenas del país.94 La unificación y centralización de la labor del Estado significó la creación del Instituto de Desarrollo Indígena, relacionado con el Ministerio de Agricultura. Al pasar a formar parte del sector público agrario, se intentaba señalar que el problema indígena no sería tratado sólo en cuanto a la tenencia de tierra, sino que en términos socioeconómicos, vinculando a las culturas beneficiadas a la actividad agrícola, que se había convertido a partir del siglo XX en la base de su quehacer y sobrevivencia. Una precaria agricultura era la economía de subsistencia del mapuche. 95 El objetivo del Instituto Indígena – aspiración planteada por los campesinos indígenas de los Congresos Nacionales – buscó promover el desarrollo social, educacional y cultural de los pueblos originarios, considerando su idiosincrasia y respetando sus costumbres, procurando su integración a la comunidad nacional 96. El proyecto de ley de la Unidad Popular delimitó el ámbito de aplicación de sus disposiciones, conceptuando al “indígena” y a las “tierras indígenas” para todos los efectos legales. Se intentó demarcar los sujetos del ordenamiento jurídico evitando que el desarrollo de las instituciones y mecanismos contenidos en la propuesta legislativa se efectuaran repeticiones necesarias. Destaca en este período la recuperación de tierras indígenas, como la primera demanda de las culturas originarias. Para los mapuches la no recuperación de las tierras usurpadas impedía poner en marcha cualquier otra medida u objetivos de la ley. Se pretendía recuperar para los campesinos indígenas todas las tierras comprendidas en los títulos de merced o títulos gratuitos de dominio concedidos a indígenas a partir de la ley de 1866 y posteriores. La superficie total de las provincias de Biobío a Llanquihue es de 9 millones 476 mil diez hectáreas. Los terrenos entregados en merced a indígenas en esa

94

Jeannot, Bernard. Op. Cit. Página 14. Cantoni, Wilson. “Fundamentos para una política Cultural Mapuche”. Cuadernos de la Realidad Nacional de la Pontificia Universidad Católica de Chile, CEREN. Santiago. Editorial Quimantú 1972. Página 80. 96 Artículo 38 del proyecto de ley que fija el campo de acción del nuevo organismo. 95

64


zona sumaban 526 mil 280 hectáreas. No obstante, el 25 por ciento de las tierras asignadas se encontraban en poder de particulares no indígenas.

97

Para ello, el proyecto de ley contempló dos mecanismos para la recuperación de las tierras indígenas que hubieren salido del dominio o tenencia de los campesinos indígenas. El primer mecanismo era la restitución, procedimiento de tipo administrativo – judicial destinado a obtener la restitución de las tierras ocupadas por particulares o personas no indígenas. Para ello el procedimiento contempló la creación del Consejo del Instituto Indígena. Este estudiaría técnicamente las situaciones denunciadas y establecería la restitución total o parcial. Dicha resolución se notificaba al ocupante de manera directa y por publicación en el Diario Oficial. Luego de transcurrir treinta días desde esta notificación, el Instituto de Desarrollo Indígena procedía a tomar posesión material de los terrenos que ordenaba restituir. Se pedía auxilio a la fuerza pública si era necesario, con el objeto de hacer efectiva la entrega de ellos a los indígenas correspondientes. En el juicio a que diera lugar la reclamación del ocupante siempre primaría el título de merced o título de dominio a indígenas sobre cualquier otro exhibido por el ocupante no indígena. Por su parte, el propietario a quien afecta el acuerdo de restitución recibía una indemnización, a título de gracia, equivalente al avalúo fiscal del predio restituido. El mecanismo de restitución debía ser aplicado por el Instituto Indígena respecto de aquellos ocupantes no indígenas carentes de títulos de dominio sobre el predio, o que tuviesen títulos viciados, nulos o defectuosos, o cuando sobre un mismo predio existía superposición de títulos. El segundo mecanismo era la expropiación. Por causa de interés público o de interés social eran expropiables los terrenos ocupados por indígenas desde antes del primero de enero de 1965, y sobre los cuales existiesen título de dominio. Con esta medida era posible otorgar títulos de dominio para la seguridad de numerosas familias de indígenas que carecían de ellos, y que vivían en terrenos sobre los cuales otras personas tenían títulos de menor valor.

97

Ormeño, Hugo. Op. Cit. Página 33.

65


También se declaraban expropiables las acciones y derechos, de cualquier origen, que sobre tierras mapuches tuviesen personas no indígenas. Por esta vía se intentaba sanear el dominio de los predios sometidos a título de merced, excluyendo a las personas no indígenas. Eran expropiables, además, las tierras mapuches que por cualquier circunstancia no se encontrasen en posesión de dominio de indígenas, sin importar el título de dominio del ocupante en ese momento. La norma buscaba recuperar todas las tierras comprendidas en los títulos de merced, o títulos de dominio que por distintos motivos salieron del dominio legal de los campesinos indígenas, incorporándose a los latifundios u otras extensiones particulares. La norma resultaba aplicable en subsidio del procedimiento de restitución y operaba de manera exclusiva cuando el ocupante tuviese un título sano y saneado sobre las tierras indígenas objeto de la expropiación. Esto podía ocurrir con las tierras mapuches vendidas en períodos anteriores con las autorizaciones pertinentes de los intendentes, protectores de indígenas o juzgados de indios; con los predios expropiados por el Estado y entregados a particulares; o con los terrenos de indígenas perdidos a raíz de cualquier otra sentencia judicial. La expropiación estaba a cargo del Instituto Indígena, de acuerdo a la Ley de Reforma Agraria N° 16640, que asignaba las tierras según las distintas formas establecidas en dicha ley. Es decir, en forma de dominio individual, cooperativo, o parte individual y parte de cooperativa, según las circunstancias de cada expropiación.

3.4.4.1.- El latifundio ante los mapuches: Negativa a entregar las tierras Las nuevas legislaciones indígenas vinieron acompañadas de grandes conflictos. Las comunidades protagonizaron tomas de terrenos que habían pertenecido a sus antepasados, y que perdieron en los procesos de reducción o división décadas atrás. Esto, porque por primera vez el Estado se había puesto del lado de las culturas originarias, lo que los impulsaba con ánimo a participar en el nuevo proceso. En la década del sesenta se iniciaron las tomas de fundo. Los mapuches estaban decididos a concretar la Reforma Agraria, y las tomas de predios era la fórmula para 66


poner en antecedente que el terreno ocupado fue usurpado a sus antepasados. Por tanto, reclamaban justamente tierras ancestrales. Los fundos de Arauco tomados en ese tiempo fueron expropiados. En ellos se constituyeron asentamientos y se organizaron cooperativas. Se decía que estas ocupaciones eran un caso aislado. La verdad es que lo fueron hasta 1970, cuando las tomas de predios se multiplicaron de manera notoria. En la isla las primeras tomas de esos años, en el gobierno de Frei Montalva, figuraron el Fundo Chiguaigue Collipulli. Malleco; Fundo Huape en Contulmo, Arauco; Fundo Huitronlebu en la comuna de Los Sauces, Malleco; Fundo Pangue en Los Alamos, provincia de Arauco; Fundo Lloncao de Cañete, Paicaví Grande; Antiquina, Elicura, Pangueco y Huentelolén en las comunas de Cañete y Contulmo; Pulebu y Tranaquepe en lo que en la actualidad es la comuna de Tiña. En Lonquimay las comunidades ocuparon los fundos de Fresar y Lamouliate, empresas madereras que explotaban bosques reclamados por mapuches. En las tomas de fundo los mapuches encontraron un derrotero eficaz para resolver sus pleitos históricos a los que la justicia nunca les había dado solución. 98 A partir de 1970, las tomas se extienden a otras zonas, Las regiones VIII, IX y X son escenario de ocupaciones en búsqueda de recuperaciones de tierras. Las leyes se pondrían a favor de los pueblos originarios, planteándose restituir lo usurpado. En la provincia de Arauco el campesinado mapuche realizó en los primeros meses de 1971, una primera movilización masiva o toma de terrenos usurpados desde 1883.99 Esta fuerza continuó extendiéndose a nuevas comunidades que se hicieron parte de este movimiento. Las tomas, no obstante, estuvieron acompañadas de fuertes enfrentamientos estuvieron acompañadas de fuertes enfrentamientos entre comuneros y latifundistas. Muertos y heridos fueron el resultado de las tomas. Los particulares se defendían armados de lo que consideraban un robo e injusticia. Los mapuches, por su parte, reclamaban con sus títulos de dominio los terrenos que pertenecieron a sus antepasados. El patrimonio territorial de la cultura mapuche hasta antes de la Reforma Agraria era el orden de las 400 mil hectáreas. Con la aplicación de los mecanismos de restitución

98

Bengoa, José. Op. Cit. Página 147. En 1883 los mapuches derrotados en forma definitiva por el ejército chileno que, en representación del Estado, “pacificó” la zona de la Araucanía. 99

67


y expropiación, podía llegarse a cerca de las 600 mil100. La ley intentó conservar lo recuperado, con varias disposiciones para cautelar y resguardar la integridad de las tierras indígenas. Así se contempló que las tierras de la comunidad indígena no podían enajenarse. Sólo podían gravarse a favor de los organismos de crédito y desarrollo del Estado. Asimismo, las acciones, cuotas o derechos en las comunidades mapuches no podían enajenarse sino a favor de otros indígenas campesinos de la misma comunidad, de las cooperativas campesinas y de otras unidades de producción del área agrícola reformada. Los goces en las comunidades sólo podían darse en arrendamiento o aparcería a otro indígena campesino, así como las hijuelas o lotes, que tampoco era factible enajenar, salvo que fuera a favor de otros indígenas, cooperativas campesinas o cualquier unidad de producción del área agrícola ya reformada. También eran gravables sólo a favor de los organismos del Estado. Finalmente, se contemplaba que toda enajenación, gravámenes o arrendamientos estaban sujetos a control del Estado, previa autorización del Instituto Indígena. Quedaba explícita la idea de que cualquier acto o contrato realizado contraviniendo las prohibiciones señaladas adolecían de nulidad absoluta. La acción de nulidad era imprescriptible y esta podía solicitarse ante la ley. Sin embargo, el Golpe de Estado de 1973 desconoció todo lo avanzado. Negó la recuperación de tierras usurpadas, devolviéndolas a los latifundistas que habían sido objeto de expropiaciones para restituirlas a los mapuches. Renegó de la Ley de Reforma Agraria en su totalidad. Desconoció la Constitución chilena de aquel período, y pasó por sobre todos los poderes establecidos por la institucionalidad democrática. Los militares volvieron a enfrentarse a las culturas originarias. Decenas de miembros de la cultura mapuche – dirigentes simpatizantes del proceso que se vivía también hoy figuran dentro de la isla de víctimas de atropellos a los derechos humanos.

100

Ormeño, Hugo. Op. Cit. Página 37.

68


3.4.4.- La Contrarreforma: El Desastre de la Dictadura La imposición de un gobierno militar a partir del Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, significó para los pueblos indígenas la pérdida de los logros alcanzados en los últimos años. La implantación de un régimen de Contrarreforma implicó la eliminación de toda la legislación hasta ese momento vigente, contempladas en la cuestión indígena. En 1979 el gobierno de la Junta Militar tomó la ley 17729 de la Reforma Agraria, para retrotraerla a un espíritu asimilacionista. 101 Manifestaba que “todas las tierras tendrían títulos particulares, dejando de ser terrenos indígenas e indígenas sus habitantes”, según el Ministerio de Agricultura de ese período. Su intención era dividir las últimas comunidades mapuches, en especial aquellas que se mantenían indivisibles bajo el régimen comunitario, y convertirlas en hijuelas. Estas tampoco serían consideradas de propietarios indígenas, pues no se reconocía a los indígenas como tales. La intervención militar deja como resultado más de 2 mil 900 comunidades divididas, y un número por sobre las 500 mil hectáreas de tierra sometidas a la subasta del libre mercado y la relegación a márgenes de pobreza extrema de los comuneros, sobre todo aquellos que se quedaron sin títulos ni tierras. El gobierno dictó decretos para terminar con las excepciones legales hacia los mapuches e introducir el concepto de propiedad individual a sus tierras. 102 Los decretos de 1979 permitieron la división de 460 mil hectáreas de terrenos indígenas. La división no respetó espacios que siempre se consideraron comunes y fundamentales para la reproducción natural y cultural del pueblo mapuche, como áreas destinadas a bosques, pastizales y ceremonias religiosas. El aumento de la población, unido a la reducción de su territorio, contribuyó a “vaciar” 103 las comunidades de su gente y su cultura. La disponibilidad de terrenos por familia continuó disminuyendo drásticamente en las últimas décadas. Estudios de la Comisión de Reforma Agraria, CORA, en 1960 101

Las organizaciones sociales indígenas calificaron este espíritu como un sentido de corte racista. Salazar, Gabriel y Pinto, Julio. “Historia Contemporánea de Chile”. Santiago. Volumen II. Ediciones Lom. 1999. Página 165. 103 Los Jóvenes iniciaron un proceso masivo de emigración hacia las grandes ciudades en búsqueda de trabajo, abandonando a sus familias y sus tierras. 102

69


estimaron que una familia mapuche vivía con cincuenta hectáreas. En esa época el promedio era de solo 9,2. Entre 1979 y 1986 la superficie de cada hijuela por familia decreció a 5,3 hectáreas en promedio. En 1999, éste es de sólo tres hectáreas de tierra por grupo familiar. El artículo 10 del Decreto Ley 2568 estableció que el procedimiento de división de reserva se iniciará por solicitud del abogado defensor de indígenas, formulada el juez competente a requerimiento escrito de cualquiera de los ocupantes de ella. El defensor era el abogado jefe del Instituto de Desarrollo Agropecuario, funcionario cuya misión era dividir un número determinado de comunidades por mes. 104 Pero no era necesario requerir. En las oficinas de la Dirección de Asuntos Indígenas se estableció las comunidades de dividir, por mes y año. En esto no hubo posibilidad de participación. El decreto ley explicitó que solo un ocupante podía solicitar o requerir la división. Pero esto podía hacerlo precisamente algún propietario no indígena, particular con un pedazo de tierra en la propiedad comunitaria, lo que sucedió muchas veces. Los militares creyeron que la división de las comunidades disolvería a los mapuches como sociedad, quienes perderían fuerza integrándose a ella, con lo que se solucionarían los litigios. Existía la seguridad de que cada uno de los títulos de propiedad terminaría con las tomas de terreno. 105 La ley apeló al individualismo y la ruptura de las solidaridades. Al dividir las comunidades se entregaba la tierra a quien vivía en el campo, declarando “ausente” a todo aquel que no habitara físicamente en ese momento. A estos el Estado pagaría los “derechos de los ausentes”, de muy bajo valor. Muchos mapuches que vivían en la ciudad se percataron años después que la división les había quitado sus derechos sobre los terrenos de sus padres. Numerosas familias se rompieron, puesto que las habitantes de zonas urbanas no fueron avisados por sus parientes del campo, quienes aprovecharon la oportunidad para quedarse con toda la tierra. Los decretos pretendieron terminar con las excepciones legales hacía los mapuches e introducir el concepto de propiedad privada e individual a las tierras. Por ello 104 105

Bengoa, José. Op. Cit. Página 173. Salazar, Gabriel. Op. Cit. Página 174.

70


se evalúa que la presencia de la dictadura en el pueblo mapuche generó graves consecuencias. La legislación especial realizada por el gobierno de Salvador Allende reconoció explícitamente los derechos indígenas. La dictadura revirtió todo este esfuerzo, negando la existencia los pueblos originarios, iniciando un proceso calificado como profundamente etnocida, como expresaron las organizaciones mapuches adversas a la dictadura. Entre 1979 y 1983 se inició un proceso de reagrupamiento y movilización de la sociedad mapuche, como una cuestión de sobrevivencia que defendiera tierras, lengua, e historia. Se recogió la idea de un proyecto histórico que asegurase la continuidad de las mapuches como pueblo indígena. Este período fue caracterizado en un comienzo por los Centros Culturales,106 orgánicas sociales que representaron las inquietudes de los pueblos originarios en los primeros años de la dictadura. La defensa de la tierra y de la identidad

cultural e histórica, fueron

demandas básicas de quienes veían en la

dictadura una amenaza. En los años ochenta se generó una relación de intereses entre opositores al régimen de Augusto Pinochet y los mapuches. La defensa y reivindicación de los pueblos originarios se veía seriamente afectada por sus disposiciones. Esta relación más tarde adquirió carácter militante, que se apreció con la creación del Ad – Mapu, de carácter izquierdista y ligado al Partido Comunista, y el Nehuen – Mapu, tendencia demócrata cristiana.107 No obstante, esta relación distanció al movimiento indígena de su base social, al dividir las fuerzas antes organizadas a partir de una agrupación social. La dictadura del general Augusto Pinochet se caracterizó por la implementación de políticas de desarraigo y asimilación. Por un lado, los Decretos Leyes número 2568 y 2750 sobre la división de las comunidades a favor de la propiedad individual privada, significó un atentado al modo de vida mapuche, basada en la concepción ancestral de la posesión comunitaria de las tierras. Entre 1973 y 1979 devolvió a sus anteriores dueños alrededor de 4 mil predios que habían sido expropiados por la Reforma Agraria. Esta medida redistribuyó el 28 por ciento del total de terrenos expropiados en el país, favoreciendo el desarrollo de la gran

106 107

Bengoa, José. Op. Cit. Página 172. Salazar, Gabriel. Op. Cit. Página 165.

71


explotación dedicada a la actividad forestal. 108

Asimismo, la Contrarreforma Agraria

impulsada por el régimen militar significó la entrega de miles de hectáreas de tierras mapuches a empresarios latifundistas y grandes empresas forestales, quienes se vieron favorecidos por las subvenciones que el Decreto Ley 701 definió para el fomento de la actividad forestal y agrícola en las regiones VIII y IX. Los beneficios que a partir de la Reforma Agraria en el pueblo mapuche lograba conseguir – principalmente en cuanto al reconocimiento como cultura ligada a la tierra – fueron bruscamente removidos, pasando a regocijar a los dueños de forestales que se vieron favorecidos con la obtención de terrenos que hasta hoy son reclamados por las comunidades mapuches. Mientras los mapuches veían nuevamente reducir sus tierras – lo que trajo negativas consecuencias económicas y sociales – la empresa forestal protagonizó evidentes progresos. El Decreto con fuerza de Ley 701 creado por la dictadura benefició a los privados, quienes consumieron los subsidios económicos y estatales que existían para medianos y pequeños agricultores. 109 Los capitales extranjeros aprovecharon la privatización de las empresas estatales para adquirir y apropiarse de grandes sectores productivos, donde se ubica el área forestal. La dictadura también se caracterizó por la negación de las culturas originarias, y su derecho a la autodeterminación y al reconocimiento. Las iniciativas legales se plasmaron en una Constitución que no reconoció la existencia de otras naciones, por tanto no asumió el derecho a la autodeterminación y al reconocimiento. Las iniciativas legales se plasmaron en una Constitución que no reconoció la existencia de otras naciones, por tanto no asumió el derecho a la autodeterminación que anteriores tratados internacionales plantearon a favor de los pueblos originarios. 110

108

Defensores del Bosque Chileno. “La Tragedia del Bosque Chileno”. Ocho Libros Editores Ltda. Santiago. 1era. Edición. 1998. Página 157. 109 Fazio, Hugo. “La Transnacionalización de la Economía Chilena : El mapa de la Extrema Riqueza”. Segunda parte. Santiago. Ediciones LOM. 1999. Página 279. 110 La soberanía y autodeterminación de los pueblos se encuentra consignado en dos Pactos de Derechos Humanos aprobados en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, ONU, en el año 1966, referidos a Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y el pacto de Derechos Civiles y Políticos, suscritos ambos por la totalidad de los Estados del Unidas, ONU, en el año 1966, referidos a Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y el pacto de Derechos Civiles y Políticos, suscritos ambos por la totalidad de los Estados del mundo y cuya entrada en vigencia comenzó en el año 1976. Esto fue ratificado en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, firmado el 27 de junio de 1989 en Ginebra, Suiza.

72


Además, la política del régimen autoritario de romper con las organizaciones sociales y políticas, implicó el asesinato, ejecución y desaparecimiento de cerca de trescientos dirigentes que activamente participaron durante el proceso de Reforma Agraria. Estas denuncias constan en la sumatoria de acusaciones en contra de la dictadura militar por violaciones a los derechos humanos, que también afectaron a representantes de los pueblos originarios y que fueron denunciadas por las organizaciones mapuches que trabajaron junto al movimiento social y político que pretendía derrocar a la Junta Militar y reinstaurar la democracia en Chile. La Comisión Verdad y Reconciliación publicó un trabajo basado en el Informe Rettig, apoyado por el Servicio Universitario Mundial. En su análisis se describió la muerte y posterior desaparecimiento de 137 mapuches, en su mayoría dirigentes jóvenes. 111 Otros fueron encarcelados, u obligados al destierro. Los cientos de exiliados formaron el Comité Exterior Mapuche, con el que intentaron construir la memoria histórica como pueblo, además de solidarizar con la demanda política de democracia en el país. 112 Con la llegada del primer gobierno de la Concertación, los pueblos originarios se plantearon la recuperación de la identidad étnica, la que debía ser protegida bajo ley. El fin de la década de los ochenta se caracterizaría por la recuperación, al menos por un breve período, de la organización mapuche para instalar sus reivindicaciones, que contrarrestaran los efectos de 17 años de dictadura.

3.4.5.- Concertación: La Esperanza y los Acuerdos Frustrados Los nuevos bríos de 1989 levantaron las esperanzas de las organizaciones sociales y políticas, que un año antes apostaron a la negativa de aceptar ocho años más de régimen militar. Después del Plebiscito del 5 de octubre, las posibilidades de transformaciones hicieron recuperar la confianza de miles de personas. Las culturas originarias no escapaban a la necesidad de recuperar lo perdido con el régimen militar. Era necesario, entonces, iniciar la discusión respecto de lo esperado 111 112

Bengoa, José. Op. Cit. Página 154. Bengoa, José. Op. Cit. Página 157.

73


para el nuevo período. Después de dos décadas, se recuperaban elecciones libres y democráticas en Chile. En la Escuela Granja de los metodistas, en Nueva Imperial, se unieron dirigentes de las distintas etnias con el candidato a la Concertación a la Presidencia de la República, el demócrata cristiano Patricio Aylwin. En dicha reunión se leyó el petitorio entre Aylwin y los dirigentes destacaban los puntos que señalaban que el gobierno se comprometía a enviar al parlamento una Reforma a la Constitución de la República, que reconociese formal y solemnemente a los pueblos indígenas de Chile. El acuerdo implicaba también el envío de una nueva ley indígena, junto con la creación de una comisión con participación indígena para la preparación del proyecto. Por su parte, los indígenas se comprometieron a resolver sus problemas y canalizar sus demandas por la vía institucional, clausula que buscaba evitar las tomas de fundos. 113 En diciembre de 1989 Aylwin obtuvo el triunfo, y muy pronto citó a los dirigentes a construir la comisión que prepararía la ley. El debate en torno a sus contenidos se dio en el seno de las comunidades, y luego en las comunas, para finalizar con un Congreso Nacional en Temuco114. Se discutió, incluso, la pertinencia del concepto “indígena”. Algunas propuestas, quizás con una visión de intento de reparación propusieron las denominaciones “pueblos originarios” y “primeras naciones”. Precisamente por una cuestión histórica se conservó el término “indígena”, característico del movimiento indianista. De gran valor fue la demanda de respeto por la dignidad indígena. La Reforma Constitucional debía reconocer la existencia de los pueblos indígenas de Chile. Se trató de la primera reivindicación de carácter político. Que la sociedad aceptara su diversidad y el Estado reconociera la existencia de pueblos distintos en su interior. No obstante, las tierras eran la principal reivindicación práctica. Se debatía el modo de conseguir justicia frente al problema de las tierras usurpadas. Si los tribunales de justicia no eran un camino transitable, tampoco la Constitución y el marco acordado por la transición permitía la expropiación. Así se aceptó el Fondo de Tierras, con recursos del Estado para adquirir terrenos y entregárselos a las comunidades y familias indígenas.

113 114

Bengoa, José. Op. Cit. Página 184. Salazar, Gabriel. Op. Cit. Página 185.

74


La discusión de ley demoró más de un año y medio. En la Cámara de Diputados se formó una comisión en la que su Presidente era Francisco Huenchumilla. El resto de los miembros eran empresarios agrícolas o latifundistas del sur. En general había poco conocimiento de la sociedad indígena. Para los indígenas se daba la contradicción que la que los involucraba estuviera empantanada en una comisión en que ellos no tenían presencia. 115 Se logró llegar a un consenso en uno de los asuntos más importantes de la ley, sobre defensa de las tierras indígenas. En el parlamento se aceptó el objetivo principal de la ley. Los artículos once al trece disponían que las tierras no pueden ser vendidas a personas no indígenas 116. Si esa prohibición no se hubiese aprobado en 1993, podría haber existido en el sur una situación aún más delicada en el sur. El decreto ley de Pinochet establecía un plazo que se habría cumplido en los últimos años para permitir la venta de las tierras a personas no indígenas. Con la precisión de las empresas forestales, muchas tierras indígenas habrían pasado a manos de comerciantes de tierras. La mayor crítica a la Ley Indígena, realizada por el Instituto Libertad y Desarrollo y la derecha chilena, se refieren a esta prohibición a la venta de tierras. Ha habido y continuará habiendo intentos por derogarlo. En estos artículos sobre la protección de las tierras indígenas está lo central de la actual legislación 117. Sin embargo, la Reforma Constitucional no tuvo el mismo destino. Aylwin redactó y propuso el texto que reformaría el artículo primero de la constitución, en que se hacía el reconocimiento de que los pueblos indígenas formaban parte de la Nación chilena. Los parlamentarios suspendieron el trámite constitucional, y la posibilidad de reforma. Defensores de la constitución enfatizaron que esta era violada con la propuesta señalada. Los argumentos dijeron que el concepto “pueblo” en la Constitución era unívoco, y no podía entenderse que hubiese dos o más pueblos. Que en este territorio habitaba solo un pueblo, y por tanto una sola Nación u Estado que representaba a todos.

115

Bengoa, José. Op. Cit. Página 197. Bengoa, José. Op. Cit. Página 198. 117 Bengoa, José Op. Cit. Página 199. 116

75


Que en eso consistía la unidad de la nación chilena y ese era el meollo de la Constitución, lo que era inmodificable118. Similar destino tuvo el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes. Se trata del tratado internacional más importante que favorece los derechos de los indígenas. Aunque Chile lo aprobó, se requiere de la ratificación del Congreso para convertirse en ley. En la Comisión de Relaciones Exteriores del parlamento se estancó. Allí el Presidente de la comisión, Sergio Pizarro, decidió esperar la discusión acerca de la Reforma Constitucional y terminó archivando el tratado. Chile es uno de los pocos países latinoamericanos cuyos legisladores han rechazado la aprobación del convenio, que le da reconocimiento constitucional a los pueblos indígenas. El rechazo parlamentario a la Reforma Constitucional y a los Convenios Internacionales fue un duro revés en la política indígena del gobierno de Aylwin, que más tarde generó consecuencias. Al concluir el primer gobierno de la concertación, fue aprobada la ley indígena sin Reforma Constitucional. El proyecto contempló la creación de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, CONADI 119. Ésta se instaló en Temuco. Su papel es ejecutar la ley indígena. Por esos años la empresa eléctrica española ENDESA había ideado un proyecto de siete centrales hidroeléctricas en la cuenca superior del río Biobío. Se trataba de la construcción de la represa Ralco. Antes se edificó Pangue, cuestionada por los ecologistas, pero sin mayor oposición porque no inundaba

tierras indígenas. Ralco, en

cambio, no dejaría bajo las aguas a decenas de familias de las comunidades Quepuca Ralco y Ralco Lepoy. Esto generó un conflicto que se prolonga hasta hoy y que puso en jaque las políticas indígenas, y la validez de la CONADI y de la Ley Indígena. En el momento del debate de la Ley Indígena en el Parlamento, se sacó el articulado concerniente a los megaproyectos y sus impactos en las comunidades

118 119

Bengoa, José. Op. Cit. Página 200. Bengoa, José. Op. Cit. Página 200

76


indígenas. El proyecto original señalaba los procedimientos de consulta para la realización de proyectos tales como represas hidroeléctricas en territorios indígenas 120. Se establecían sistemas de compensaciones de acuerdo a lo señalado por la legislación internacional y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo. En el parlamento no hubo acuerdos ni voluntad de legislar sobre esta materia y el articulado en discusión no fue contemplado. Por tanto, la Ley Indígena quedó sin mecanismos de resolución de este tipo de conflictos. Al discutirse el proyecto, se estableció la prohibición absoluta de que los indígenas vendieran sus tierras a personas no indígenas. Con esto se impuso una concepción proteccionista sobre la materia. También se establecieron restricciones para la realización de las permutas. Además del expreso consentimiento de la esposa, el jefe de la familia debe conseguir el permiso de la CONADI a través de su Consejo. La CONADI tiene por ley la obligación de velar y proteger las tierras indígenas del país. Los abogados de ENDESA vieron en este mecanismo de las permutas la salida para hacer efectivos los traslados de población desde las comunidades de Ralco Lepoy y Quepuca Ralco. Las decisiones respecto a la construcción de la represa Ralco se realizaron sin considerar la relevancia del tema indígena. El Estudio de Impacto Ambiental estableció un plan de traslado y reasentamiento de las familias afectadas. Las tierras a inundar se permutarían por las nuevas tierras adquiridas por ENDESA para este fin, un fundo cercano al embalse denominado “Fundo El Barco” 121. Por la precariedad de este plan de traslado la CONADI manifestó su rechazo a través de su director de ese entonces, Mauricio Huenchulaf. Después de esto fue removido de su cargo. La CONADI agregó a su propuesta la compra del “Fundo de Guachi”. Es un predio ubicado en el valle, que se encuentra alejado del hábitat tradicional pehuenche. La cuestión más grave de este proceso ha sido nula participación de la comunidad en las decisiones tomadas. Al comienzo, los pehuenches no fueron informados ni por el 120 121

Bengoa, José. Op. Cit. Página 210. Bengoa, José. Op. Cit. Página 211.

77


Estado ni por ENDESA de lo que ocurriría. Los rumores y el trabajo persistente de una Organización No Gubernamental, el Grupo Acción por el Biobio fue la única información existente. Cuando las obras de la represa ya se habían iniciado, un grupo de profesionales de ENDESA solicitó casa por casa la firma de las permutas. Las personas se vieron presionadas por los hechos consumados a firmar. Otros simplemente se negaron, protagonizando un movimiento de resistencia a abandonar sus tierras. Las permutas debían ser aprobadas, para ser válidas, por la CONADI. De lo contrario no podía iniciarse la construcción de la represa. Esta corporación contempla un consejo con consejeros indígenas, que las comunidades eligen en elecciones abiertas. También lo constituyen representantes de ministerios, y tres consejeros a nombre del Presidente de la República. Fundamentando que el estudio de Impacto Ambiental preparado por ENDESA no contemplaba el tema indígena, los consejeros y el segundo director nacional de la CONADI votaron en contra del proyecto. A partir de esta postura se inicia un proceso de críticas y desgastes que culminará con una institución seriamente dañada. Al primer director, Mauricio Huenchulaf se lo removió por no dar paso a las permutas de tierras. El segundo director, nombrado en su reemplazo, Domingo Namuncura, corrió la misma suerte por mantener esta postura122. Los consejeros indígenas también fueron

removidos, y el Consejo siguió

sesionando sin la presencia de ellos. Los mismos dirigentes que habían firmado el Pacto de Nueva Imperial observaron cómo sin su presencia se aprobaron las permutas de las tierras de los pehuenches de Ralco. En agosto de 1998 se puso fin por parte del gobierno a un período de las relaciones entre el Estado y los pueblos indígenas, en particular el pueblo mapuche. En las comunidades se tomó consciencia de esta nueva etapa, en que las propias autoridades rompieron un vínculo institucional construido con esperanza en las posibles transformaciones. Los dirigentes más críticos evaluaron hasta ese momento el denominado proceso de transición a la democracia. Sintieron que no significó un cambio mayor en la orientación de las políticas del Estado hacia los mapuches.

122

Bengoa, José. Op. Cit. Página 214.

78


Aunque el gobierno de Aylwin dictó la nueva Ley Indígena, la normativa sólo pasó a convertirse en la continuidad del proceso de denominación del Estado chileno, pues no ha sido capaz hasta el momento de dar respuesta a las demandas históricas de la Nación mapuche, como lo son la devolución de las tierras usurpadas, el reconocimiento constitucional como los pueblos, o la ratificación de los convenios internacionales 123. Actualmente la situación de pobreza y marginación en que se encuentra el pueblo mapuche – y otros pueblos originarios del país – se ha visto agravada por el modelo económico neoliberal que la dictadura militar impuso en el país y que se ha continuado administrando durante los gobiernos de la Concertación 124. Ante esta situación, fue fomentada la instalación de las Empresas Forestales en territorio chileno, a partir de los grandes beneficios que el Decreto Ley 701 les entregó. Entre estos, el territorio mapuche ha sido definido estratégicamente como campo de acción para sus inversiones que han venido acompañadas de políticas destructivas del medio ambiente y usurpaciones de tierras.

3.5.- FORESTALES: LOS MAPUCHES ANTE UN NUEVO Y PODEROSO ADVERSARIO Ya se ha descrito el conflicto de tierras mapuches desde los efectos de la llegada de los españoles al “nuevo” continente, y la posterior implementación de legislaciones – con efectos negativos para el movimiento indígena – del Estado en representación de los nuevos gobiernos. No puede tampoco quedar al margen la explicación de la implementación, y posteriores secuelas, de la actividad forestal en tierras que aún hoy en día siguen siendo reclamadas por los pueblos originarios, en especial en las regiones IX y X de Chile. Esto, porque las forestales han pasado, junto al Estado en representación de los gobiernos, a formar parte del bando contrario a los pueblos originarios, por sus objetivos y quehacer.

123

Coordinadora Mapuche Arauco – Malleco. “Violaciones de los Derechos Humanos en Comunidades Mapuches”. Ediciones Marea Roja. Santiago. 1era. Edición 1999. Página 57. 124 En este sentido, el modelo neoliberal se ha caracterizado por una excesiva concentración de la riqueza en unos pocos, una desigual distribución de esta misma, y un estado cada vez más jibarizado que no contempla entre sus principales áreas de interés la justicia social y el reconocimiento de los pueblos originarios de Chile. Confrontar con Hugo Fazio. Op. Cit.

79


Las primeras plantaciones de árboles introducidos en Chile 125 provenían de almácigos producidos en el Parque de Lota, en la VIII región. Pinos cipreses, encinas y eucaliptos fueron las especies que poblaron los cerros de la zona del carbón donde se formaron masivamente a partir de 1894 los primeros bosques artificiales. Eran necesarios para la explotación del carbón, puesto que el revestimiento y consolidación de las labores y vías de minas requerían de grandes cantidades de madera, especialmente de eucaliptus. En los años veinte, éstas constituían las plantaciones artificiales. En 1965 las 200 mil hectáreas de pino insigne – Pinus radiata – y eucaliptus – Eucaliptus globulus – existentes eran consideradas un sustituto a la materia prima industrial de bosques nativos. Sin embargo, el proceso de revirtió en 1974, con una nueva política forestal que dio lugar a un proceso se sustitución del bosque nativo por plantaciones de árboles exóticos. En 1992 se estimaba que desaparecían anualmente 6195 hectáreas de bosques para ser sustituidos por otras plantaciones 126. La promulgación del Decreto con Fuerza de Ley N°701 durante la dictadura aceleró el proceso de plantación de bosques artificiales. Los cálculos se estiman en siembras de un 70 por ciento de pino insigne y un 30 por ciento de eucaliptos en territorios mapuches. A la vez, se incentivó la concentración de amplias extensiones de terreno en pocas manos. Estas plantaciones hoy bordean la extensión de 2 millones ochocientas hectáreas127. El sector privado utilizó este decreto para beneficiarse de los subsidios económicos estatales que existían a favor de medianos y pequeños agricultores. Esto, junto con sobreexplotar dos especies de crecimiento muy rápido, como es el caso del pino insigne y el eucaliptus, pero de madera de mucha menor calidad que la de los árboles que se están remplazando. Los grandes sectores productivos que existían fueron apropiados por los capitales extranjeros. En el caso del área forestal, se produjo en primer lugar un traspaso de empresas estatales al sector privado e internacional. Luego se realiza una transferencia de bosques y plantas industriales del sector privado al capital transnacional.

125

Los árboles introducidos son especies no endémicas de una zona o un país. Defensores del Bosque Chileno. Op. Cit. Página 288. 127 Defensores del Bosque Chileno. Op. Cit. Página 159. 126

80


La situación referida a la propiedad de la tierra, de los bosques y de las empresas, permitió la constitución de los grupos económicos que controlaban gran parte de la economía nacional. Aquí se sitúan los grupos económicos Angelini y Matte Larraín. Así por ejemplo, en Chile la industria celulosa quedó reducida únicamente a estas dos familias, que conforman parte de los grupos económicos más poderosos del país. Ambos adquirieron en los últimos años de la década de los noventa, las plantas y participaciones controladas por capitales extranjeros. Como consecuencia de ello finalizó en el país, al menos por un rato, la presencia de consorcios transnacionales como controladores y gestores de plantas de celulosa128. No obstante, la política a favor de este sector ha servido para convertirlas en el quinto sector más poderoso129 de la economía nacional, tanto por su cuantioso movimiento de capitales, como por su capacidad de inversión.

3.5.1.- Transnacionales y el Efecto de la Concentración de la Riqueza Para dimensionar el potencial de estos grupos, y su quehacer en torno a la madera y los bosques, pueden citarse algunas iniciativas económicas de sus empresas, con sus evaluaciones respectivas. Sobre la base de un patrimonio forestal propio, en 1999 en Complejo Forestal Arauco, Celarauco, y su planta argentina de celulosa Alto Paraná, explota productos forestales, entre los que se destaca la celulosa blanca y cruda. Junto a ello produce rollizos, que aunque en menores volúmenes representa el sesenta por ciento de la actividad exportadora desde Chile, excluyendo la celulosa. Además producen un treinta por ciento de madera manufacturada y un diez por ciento de esta misma elaborada. Puede agregarse que en el año 1997 inauguró una planta de tableros terciados. Al cierre del milenio el grupo Angelini se apropió de la participación accionaria que tenía en Copec, además de sus filiales del sector forestal. Con esto hegemonizó su

128 129

Fazio, Hugo. Op. Cit. Página 281. Base de Datos Centro Nacional de Estudios para el Desarrollo Alternativo, CENDA. Santiago. Julio de 2000.

81


quehacer ante la transnacional estadounidense International Paper, a través de la sociedad neozelandesa Carter Holt Havey 130. A su vez, el grupo Matte acrecentó la participación de Empresas CMPC en Celpac y en Forestal Santa Fé, para lo que destinó cerca de 675 millones de dólares. Al adquirir Celpac asumió la participación accionaria de la norteamericana Simpson Paper. Desde 1992 ambos bloques habían participado en partes iguales. Empresas CMPC adquirió en Santa Fe el ochenta por ciento del capital social a la transnacional Shell, de participación angloholandesa, y al consorcio financiero norteamericano Citicorp. Con ello pasó a controlar el cien por ciento de la fábrica de celulosa de fibra corta. Previo a esto, empresas CMPC era un socio minoritario, con un 20 por ciento del capital social. Lo que permite a Celco, de Angelini y Empresas CMPC, de Matte, competir en un mercado mundial cada vez más concentrado, aunque no figura entre las mayores empresas del sector a nivel mundial – donde figuran nombres como Internacional Paper o Stora, de origen sueco -, es una ventaja natural que le ofrece el país. En estas tierras, la maduración de los bosques de pino insigne demora unos 20 o 25 años, mientras que en Norteamérica o los países nórdicos se desarrollan entre 35 y 70 años. Ambos consorcios – de propiedad de Angelini y Matte – tienen en Chile masas de bosques de grandes proporciones Celco contaba con 497.775 hectáreas forestadas en su gran mayoría de pino insigne hasta antes de adquirir Licancel. Con ello concentraba cerca de un tercio de las plantaciones totales existentes en el país. Con Licancel añadió 35 mil hectáreas, con lo que se suma más de 530 mil hectáreas. En tanto, CMPC posee bosques de pino insigne y eucaliptus en Chile y Argentina, que significan más de 500 mil hectáreas. Con esta concentración de tierras son comprensibles los cambios registrados en la posesión de tierras en el país. En manos de consorcios económicos quedaron las grandes extensiones de terreno, que en un extenso

130

Fazio, Hugo. Op. Cit. Página 283.

82


período fueron propiedad de los latifundistas. Las cifras demuestran el potencial inigualable con que se enfrentan los mapuches. Mientras esta cultura sigue sumida en la marginación y la pobreza, estas empresas continúan en expansión, incluso en otros países, con un evidente poderío económico. La proyección de sus respectivas inversiones así lo demuestra. En la provincia de Misiones en Argentina el grupo Angelini posee 150 mil hectáreas de tierras, de las cuales unas 70 mil están plantadas de pino. En ese país ha invertido cerca de 800 millones de dólares en la planta celulosa de Alta Paraná, en tierras, plantaciones, un aserradero y una planta de paneles. En 1999, 30 mil toneladas de celulosa las produjo en Argentina, lo que significa un 20,7 por ciento del total 131. Por su parte, el grupo Matte cuenta con 70 mil hectáreas en el sur de Misiones y en Corrientes, las que en un cincuenta por ciento están sembradas con pino. Las empresas CMPC buscan seguir creciendo hasta disponer de un tamaño tal que le permita abastecer completamente una planta de celulosa. Entre los sectores forestal y del papel, en Argentina los Matte suman inversiones aproximadas a los 200 millones de dólares. La búsqueda por parte de estas empresas de tierras más allá de las fronteras del país tiene que ver con la disminución de superficie aún en condiciones de plantar. De acuerdo a datos de la Corporación Nacional de la Madera, CORMA, entregados en Junio de 1999, en Chile sólo se encuentran superficies pequeñas para plantar, con un promedio de 100 a 150 hectáreas, mientras en Argentina es posible hallar terrenos de más de dos mil hectáreas132. Otra razón dice relación con que los consorcios chilenos penetraron en territorio argentino en un período en que los precios de tierras eran más bajos en comparación con Chile, y cuando aún no se producía la llegada de grupos económicos de otros países para competir en la actividad forestal. También descendió en Chile el ritmo de forestación. Según cifras de la CORMA, en 1994 en el país sembraron 77.502 hectáreas. En 1998 se disminuyó a 35.600 hectáreas y en 1999 no se superó las 30 mil. En 1978 en territorio chileno había 675 mil

131

Base de Datos CENDA. Julio del 2000. Información verbal proporcionada por el presidente de la Corporación Nacional de la Madera, CORMA, José Ignacio Letamendi en junio de 1999 a la prensa. 132

83


hectáreas forestadas. Al finalizar el milenio son 1,8 millones de hectáreas 133. Por lo tanto, el ritmo de incrementación intenso durante estas últimas décadas se relaciona directamente con el Decreto Ley 701 que emanó de la dictadura militar, y que incentivó la plantación a través de subsidios fiscales y franquicias tributarias. Esto, en desmedro de la cultura mapuche, quien en este período vio una vez más como se transgredía su historia relacionada inseparablemente de la tierra. Por otra parte, las cifras anteriormente expuestas ratifican la concentración de las actividades económicas en base a los bosques y sus derivados. En Chile las exportaciones forestales están en manos de unos pocos. Cuatro empresas controladas por los grupos Angelini y Matte contemplan más del cincuenta por ciento de las ventas en total. Entre enero y octubre de 1999, Celco, Celpac, Aserraderos Arauco y Aserraderos Mininco protagonizaron el 50,2 por ciento de las ventas externas. Andinos ocupó el quinto lugar, con un 3,3 por ciento de las exportaciones globales 134. Otros sectores en Chile ligados al quehacer forestal son el grupo Shell, el grupo Mitsubishi y el grupo Amindus. La trasnacional de combustibles en la VIII región es dueña en la planta de Nacimiento de Papeles Sudamérica, hoy asociada a la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones, CWC. Shell controla además Forestal Bosques de Chile, Aserraderos Copihue, Forestal Colcura y Forestal Santa Fé en Biobío, lugar en que instaló una nueva planta celulosa en 1991. Las compañías norteamericanas Citycorp y Scott Paper participan junto a Shell en operaciones comerciales de la actividad forestal. El grupo Mitsubishi se caracteriza por ser una multinacional japonesa. En Chile en la VIII región controla la planta de Astillas Astex y la Empresa Forestal Tierra Chilena. A partir de 1988 exporta hacia Japón cantidades de madera en grandes proporciones convertida en astillas. El grupo Amindus pertenece a la familia suiza Schraidleiny, que en Chile inició sus operaciones al apoderarse de la Compañía de Acero del Pacífico, CAP, cuya planta productora se ubica en San Vicente, Talcahuano. Hoy el grupo Amindus opera en tierras mapuches a través de Forestal Millalemu y los aserraderos Terranova y Millalemu, con un 133 134

Información verbal CORMA. Base de Datos CENDA. Julio del 2000.

84


patrimonio de más de 100 mil hectáreas de pino insigne, y plantas industriales en Chillán y Cabrero. Junto al grupo japonés Marubeni explotan bosques nativos en tierras huilliches de Corral, en Valdivia, IX Región.

3.5.2.- Usurpaciones de Tierras y Forestales Las empresas forestales Arauco S.A y Mininco S.A utilizaron una serie de estrategias para expulsar a las comunidades mapuches de las tierras que en términos legales aparecen como partes de sus bienes. Amparados en las iniciativas legales y de fomento productivo que la dictadura resolvió a su favor, no perdieron el tiempo y dispusieron las medidas que en breve plazo les permitieran iniciar el trabajo de siembra y posterior cosecha de los árboles introducidos ya mencionados. Por supuesto, en desmedro de la forestación nativa existente135, y con el negativo impacto que una vez más debieron enfrentar las comunidades mapuches. Para sacar a los residentes de una reducción respectiva, las forestales comenzaron con lo que ellos denominaron “medidas ligeras” 136. Consistieron en anuncios verbales a las comunidades para incitarlos abandonar sus lugares de asentamiento, pues estaban ocupando ilegalmente tierras que no les pertenecían. Este tipo de anuncio se convirtió prontamente en amenazas, que venían acompañadas de que señalaban las consecuencias que se producirían de ser bien recibido el mensaje y proceder abandonar el lugar. Generalmente esta advertencia se acompañaba de algunas proposiciones que a simple vista podían ser llamativas. Por ejemplo, la empresa se ofrecía a cancelar los gastos de traslado y a comprar terrenos en las ciudades más próximas. La solución única que les quedaba a los mapuches era alejarse de sus tierras, a propósito de una reciente compra legal de éstas que ellos ocupaban ilegalmente sin saberlo. Luego venía una actitud más agresiva que se situaba al límite de la legalidad. La empresa procedía a plantar todo el terreno libre que rodeaba las casas de los mapuches, para después proceder a cercarlo con alambres de púas, medida que era presentada 135

Los árboles nativos son aquellos árboles endémicos, pertenecientes a un área geográfica determinada y viven en ella. Por lo tanto conforman un ecosistema natural de una zona. 136 Coordinadora Mapuche Arauco – Malleco. Op. Cit. Página 16.

85


como “protección de árboles”. Este hecho era complementado con la acción de guardias forestales, que cumplían la orden de impedir el ingreso de personas ajenas a los terrenos forestales. Si alguna persona era sorprendida dentro de la plantación, era detenida de manera temporal. Si hallaban animales eran robados o eliminados. Cuando la empresa no obtenía los resultados esperados, buscaba la intervención de la autoridad local o de los funcionarios del Estado. Por lo general la solución al problema consistía en la reubicación de la comunidad en algún sector periférico de pueblos próximos. Ajenos a sus tierras ancestrales, debieron mezclarse con las actividades productivas de la ciudad que cumplían con capas más bajas y explotadas de la sociedad chilena137. Sin embargo, los problemas que acarrea la presencia de las empresas forestales en territorios mapuches no sólo se refieren a la usurpación de predios. También tiene relación con el grave deterioro del medio ambiente, tanto por la contaminación, como por el desgarrador daño que el bosque nativo ha sufrido, y que se explica en este capítulo. Además, como ya fue señalado, la tala indiscriminada de bosque nativo trajo como consecuencias la extinción de especies arbóreas y plantas medicinales que eran utilizados por las machis138, así como la notoria erosión de los suelos de esta zona. La reforestación con especies exóticas – pino insigne y eucaliptus – provocaron el secado de las napas subterráneas, dejando a las comunidades sin agua para la subsistencia diaria139. En efecto de las empresas forestales en territorio nacional ha sido negativo para los pueblos originarios. Pronto las nuevas generaciones de mapuches se encargarán de iniciar un movimiento que demanda al Estado y a las forestales, exigiendo, la restitución de las tierras, y de todo el daño que décadas de proyectos que dejaron al libre albedrío a los indígenas de Chile, generaron.

137

Coordinadora Mapuche Arauco – Malleco. Op. Cit. Página 19. Sacerdotista – chamán del grupo mapuche, depositaria del saber religioso y medicinal de su cultura. 139 El agua se ha convertido en una factor físico de energía indispensable para la actividad mapuche, que se utiliza para la alimentación, el riesgo y el cuidado de los animales. Hoy por su ausencia es indispensable, pero además es uno de los elementos esenciales, primarios y mágicos del mapu y del quehacer de la machi. 138

86


3.5.3.- Otras Consecuencias o Impactos de la Política Forestal Durante los últimos años, el impacto ambiental en las plantaciones de árboles exóticos ha generado en el país, provocó también debate respecto de la conveniencia de una actividad económica donde existe una extraña mezcla entre recursos naturales, materias primas y mercado. Sin obviar, por supuesto, el ya mencionado impacto sociocultural sobre la cultura mapuche. Las opiniones son divergentes entre científicos y madereros. Los primeros señalan que las plantaciones exóticas no generarían daño ambiental. Los segundos sostienen que hoy existen pruebas suficientes como para demostrar que un mal tratamiento de suelo y especies acarrea consecuencias graves. Uno de ellas es la disminución del agua. El sur de Chile, históricamente una zona húmeda, hoy muestra signos evidentes de desertificación. Las plantaciones de pino y eucaliptus en paños extensos y continuos han producido un gran desecamiento de los curso de agua. Las vertientes más pequeñas desaparecen y disminuyen, por consiguiente, el caudal de esteros y el abastecimiento de agua para

poblaciones

rurales140. Esto se debe a que dichas plantaciones tienen una mayor tasa de evapotranspiración141 que las praderas naturales y los bosques nativos, diferencias que se hacen más evidentes durante el verano y en los años de bajas precipitaciones. Las reservas del agua del suelo se agotan hasta una mayor profundidad durante el verano en plantaciones, que en otros tipos de cobertura vegetal y muestran un deceso de la reserva de agua del suelo hasta 2,5 metros en plantaciones, comparado con un metro en praderas142. El suelo, por su parte, bajo las plantaciones de pino de eucaliptus tiene escasa capacidad de absorción de aguas lluvias; éstas se deslizan rápidamente por las laderas de los cerros, provocando anegamiento en los valles. No obstante, las madereras se han defendido. La Corporación Nacional de la Madera, CORMA, enfáticamente han señalado que es un mito plantear que el pino no puede deteriorar la calidad de ningún suelo.

140

Defensores del Bosque Chileno. Op. Cit. Página 157. Fenómeno de transpiración de las hojas en forma de líquido que pasa en la atmósfera transformado en gas. 142 Defensores del Bosque Chileno. Op. Cit. Página 156. 141

87


Primero, porque no existiría ningún árbol que destruya su propio hábitat. El cambio de Ph143 que éste podría tener en el suelo a un cultivo de trigo, no es especial. Como ejemplo menciona que en los bosques de roble – árbol nativo – el grado de acidez es semejante a la del pino144.

Sin embargo, el pino insigne es de origen

norteamericano, precisamente de California, mientras que el eucaliptus es de procedencia australiana. Mientras tanto las visiones críticas en el tema ambiental sostienen que la sustentabilidad 145 de los monocultivos forestales es cuestionable. Cubriendo grandes áreas y alterando con ello profundamente el paisaje, estas plantaciones representan una completa pérdida de la biodiversidad de la estructura y funciones de los bosques. El suelo y la calidad del agua se resienten, y la vida silvestre no puede adaptarse a las nuevas condiciones, especialmente cuando las plantaciones son manejadas con herbicidas y pesticidas. Además, las plantaciones desplazan a los campesinos de áreas forestales, forzándolos a trasladarse a los poblados y ciudades, lo que va en detrimento de su calidad de vida y cultura146. De esto fueron lógicamente víctimas los mapuches. Para los grupos ecológicos, los cementerios de araucarias en la IX región, son un testimonio de la ocupación de la región en la segunda mitad del siglo XX. Los bosques no han podido regenerarse y los suelos se perdieron, exponiendo la roca desnuda. El daño ecológico se suma al daño social causando a los pehuenches que habitan ese territorio desde antes de la llegada de los españoles y cuyo principal sustento es el fruto de la araucaria o el pehuén. Los piñones, semilla de gran poder nutritivo, les han permitido sobrevivir en aquellas regiones montañosas, con largos inviernos nevados, donde los recursos son extremadamente escasos. Por su explotación, la araucaria ha sido protegida por diferentes instrumentos legales y fue declarada monumento natural el 26 de abril de 1976. Mediante un decreto ley se prohibió su corta, salvo autorización expresa, calificada y fundamentada de la Corporación Nacional Forestal.

143

El Ph es el índice que permite fijar el valor de la concentración de los iones de hidrógeno contenidos en el líquido considerado. 144 Información verbal entregada a revista “El Capital” por el director de la CORMA, Fernando Raga, en mayo de 1998. 145 En materia económica, se refiere a los planes de desarrollo capaces de asegurar riqueza en concordancia con los intereses sociales y en armonía con el ecosistema, planteando un correcto uso de los recursos naturales. 146 Defensores del Bosque Chileno Op. Cit. Página 160.

88


Dicho decreto estipulaba que esta especie constituía uno de los acervos naturales más valiosos del patrimonio nacional, tanto en lo científico, como en lo histórico y cultural. Simbolizaba, además, las tradiciones del pueblo mapuche y de la nacionalidad chilena en general.

Este árbol nativo ha sido objeto en las últimas décadas de una intensa

explotación intensa, la que de continuar podría significar la extinción de los últimos montes de Araucaria araucana. Por ello se planteó que era un deber ineludible del Estado proteger las especies nativas que se encuentran en peligro de extinción. Sin embargo, las presiones de los particulares han sido más fuertes, por lo que este mecanismo legal fue reemplazado por el decreto de protección N° 141 de 1987. Este permite la explotación en algunas circunstancias y planes de manejo147. Por otra parte, el fomento a esta área productiva que desarrolló la dictadura tiene notorias expresiones. Con la antigua versión del decreto 701, creado en 974, se plantaron más de 2 millones de hectáreas a través de subsidios que el Estado entregó principalmente a consorcios forestales. Éstos aprovecharon de sembrar sobre la base de la sustitución del bosque nativo con especies exóticas de rápido crecimiento. Los miles de pequeños propietarios y el bosque nativo no fueron los más favorecidos. Aunque el decreto ley 701 estaba destinado a subsidiar la forestación definida como la acción de poblar con especies arbóreas o arbustivas terrenos que carecieran de ellas o que, estando cubiertos de vegetación, está no era susceptible de explotación económica ni de mejoramiento mediante manejo. Dichos subsidios fueron usados de manera indiscriminada para bonificar la destrucción y sustitución de importantes superficies de bosques y renovables nativos – mal llamados matorrales – por empresas forestales. Dichas empresas estuvieron por sobre la conservación del bosque nativo y sus especies148. Reemplazar el bosque nativo por plantaciones exóticas no sólo constituye un error ambiental, sino que también significa un prejuicio económico para el desarrollo del país.

147 148

Defensores del Bosque Chileno. Op. Cit. Página 164. Defensores del Bosque Chileno. Op. Cit. Página 170.

89


Las maderas nativas tienen precios que duplican los del pino y eucaliptus en el mercado internacional y su diversidad de productos ofrece mayores alternativas económicas149. Una investigación del Centro de Estudios para América Latina y el Caribe, CEPAL150 en 1996 afirma que la actividad forestal, lejos de generar más empleo, ha sido la causa directa de la expulsión de campesinos y asalariados del campo. Los censos de población probaron que las comunas con mayor superficie cubierta por plantaciones, son las que han expulsado una mayor proporción de campesinos, mientras que en el extremo opuesto, las comunas agrícolas del valle central, dedicadas a los cultivos tradicionales, no expulsaron población agrícola151. Otro tema que ha surgido cuestionando a estas empresas, tiene relación con la contaminación. Al respecto, se observa que ha afectado los suelos, ríos, mares y el aire. Cada planta de producción de celulosa utiliza una serie de productos químicos riesgosos en el proceso de transformación de la madera, entre los que destacan Sulfato de Soda, Cloro, Soda Cáustica, Clorato y Petróleo. Los casos de daños al medio ambiente más graves producidos – hasta el momento – por las empresas forestales son la contaminación de playas próximas a Concepción, río Biobío y Golfo de Arauco. Por descarga de residuos químicos líquidos y eliminación de desechos de las plantas de celulosa. Existen también denuncias de enfermedades congénitas por intoxicación en las comunidades, a raíz de las fumigaciones con productos químicos sobre las plantaciones152. Un resumen del impacto ambiental de las forestales en el sur de Chile señala un desplazamiento del bosque nativo; acorralamiento de comunidades rurales por los monocultivos; destrucción de caminos rurales y polución por el tránsito de la maquinaria pesada, especialmente en tiempos de cosecha; pérdida de flora y fauna (también plantas medicinales y alimenticias) ante el desplazamiento del bosque nativo; pérdida de los recursos hídricos, superficiales y subterráneos que ha sido una de las constantes

149

Defensores del Bosque Chileno. Op. Cit. Página 182. Organismo dependiente de la Organización de Naciones Unidas, ONU. 151 Defensores del Bosque Chileno. Op. Cit. Página 178. 152 Coordinadora Mapuche Arauco – Malleco. Op. Cit. Página 17. 150

90


denuncias entre la IX y X regiones 153; pérdida y contaminación de ecosistemas; uso indiscriminado de plaguicidas; suelos

agrícolas y ganadores reemplazados para la

introducción de forestales industriales, lo que conlleva a la pérdida de soberanía y seguridad alimentaria; transgresión de lugares sagrados; el aumento de emigración (disminuye fuente laboral) y pobreza en lugares de alta concentración forestal, son parte de sus consecuencias. Sin embargo, el modelo económico ha priviliegiado la expansión de la destructiva industria de celulosa que se viene expandiendo, propiedad de estos mismos grupos económicos como las de Angelini: Nueva Aldea, Celco, Licancel, Constitución, Arauco, Valdivia; o bien, la del Grupo Matte: Laja, Santa Fe, Pacífico-Mininco, que son un ejemplo de estas consecuencias cuyos impactos hace rato han quedado a la vista. La Corporación de la Madera, CORMA 154 ha reconocido que sus inversiones dependen de tasas de forestación. Ya en el 2005 Jorge Seroni de ExpoCorma señalaba a la prensa que “el fuerte aumento en el valor de la tierra en los últimos 20 años hacía muy poco rentable para las empresas forestales la compra de predios para comenzar proyectos de forestación como los que se iniciaron hace más de dos décadas” 155. Lo mismo sucedía con la proyección en las plantas de celulosa, las que según Seroni se construyen cada 150 mil hectáreas de “bosques”. El representante del sector señaló en ese entonces que “ahora corresponde al Estado generar las estrategias y los instrumentos para que los actuales propietarios de esas tierras pueden entrar al negocio forestal, con un horizonte de 15 a 25 años”. Agregó que existen unos cuatro millones de hectáreas en la séptima, el norte de la octava y la novena región de terrenos aptos para ser forestados”. Como política de Estado en la actualidad se pretenden doblar las más de tres mil de hectáreas que hay actualmente, de aquí al año 2025.

153

Los monocultivos exóticos actúan como verdaderas bombas de agua. Ente articulador del sector mega forestal chileno. 155 Fuente “La Tercera”, noviembre de 2005. 154

91


3.5.4.- Las forestales y su “talón de Aquiles” Hoy en día la plaga de Sirex noctilio156 o avispa taladradora se ha extendido desde la Región del Maule hasta la Región de Los Lagos y ha puesto en jaque a las empresas forestales chilena. El escenario devastador para el sector coincide con los recientes focos de incendios forestales. Los diversos esfuerzos por controlarla han sido infructuosos. El mercado internacional ha estado alerta y ante los riesgos de comprar madera infectada, progresivamente se van cerrando, principalmente en aquellas empresas y países que exigen el cumplimiento de normas y tratados internacionales en materia de derechos humanos y medio ambiente. Si se considera además los conflictos entre las empresas y comunidades indígenas en Chile, los impactos socio ambientales que han generado, y encima la plaga, ha provocado que las empresas no califiquen para la obtención de sellos ambientales con estándares internacionales como Forest Stewardship Council (FSC).

Ello las ha

complicado aún más en el mercado internacional, puesto que las empresas chilenas solo tienen un sello entregado por el propio Estado chileno, que se conoce como Certfort Chile. Desde el año 2000 Certfort Chile reinaba a favor de las principales empresas chilenas forestales para evadir sus obligaciones en materia ambiental y en derechos humanos,

limpiar su imagen y obtener negocios internacionales lucrosos. Pero los

mercados exteriores se van volviendo más exigentes incorporando nuevos indicadores en sus estándares. Las empresas requieren diversos sellos para avalar su

comercio y

producción y no califican como “sustentables”. En la actualidad en Chile existen más de tres millones de hectáreas de plantaciones exóticas controladas principalmente por los grupos económicos Matte

-

CMPC, Mininco, Crecex, Monteaguila, con más de 750 mil hectáreas - y Angelini -Arauco, con más de un millón de hectáreas - cuyos patrimonios han sido obtenidos en su mayoría gracias a los beneficios y privilegios desde el Estado de Chile, con proteccionismos especiales para sus intereses de manera política y legislativa, en desmedro de los derechos de una gran mayoría de personas y los pueblos que coexisten en este país y su medio ambiente.

156

Dicho insecto provoca la muerte de los pinos que ataca, debido a que las hembras colocan sus huevos dentro del tronco de los pinos, junto con una sustancia tóxica producida por ellas, que mata los árboles

92


Los actuales focos incendiarios en diversas localidades del centro sur chileno y de manera generalizada, también ponen a la palestra a las empresas forestales, además de la expansión de la plaga de Sirex noctilio o Avispa taladradora. En caso de no existir colusión157, debería poner en alerta a las empresas aseguradoras por siniestro de incendios en favor de las empresas forestales y que deberían indagar así como toda instancia pública decente. Además de la campaña mediática en los incendios para encubrir verdades, podría irse limitando la ofensiva estatal con las empresas de expansión e introducción de especies exóticas forestales. Por un lado, por el mayor conocimiento de que las especies exóticas como el pino y el eucalipto secan las tierras, succionan las napas subterráneas generando una sequía de desierto que no es propia al clima del sur de Chile. Sumado a las altas temperaturas y la resequedad de sus estructuras – en especial de los pinos - las hacen un peligro constante para focos de incendio. Y hoy con la amenaza de la plaga hace inviable toda iniciativa productiva. Seguir expandiendo la industria forestal en el presente significa no solo dejar sin agua a las poblaciones, sino también a los valles con los evidentes peligros de incendio. Sobre todo cuando es sabido que en las zonas cordilleranas se busca intervenir las aguas, ya sea por geotermas e hidroeléctricas 158 o mineras159, que fluyen hacia los territorios de abajo y desembocan en el mar. La disminución progresiva del agua que puede ser letal para las mayorías. 157

Fuente El Ciudadano, publicado por Pedro Andrade, abril de 2012. Actividad económica en que hoy invierten los Matte. Grupo Matte, familia Matte (Eliodoro, Bernardo y Patricia), en el año 2010 tenían una fortuna de US$ 8.100 millones de dólares y hoy, con una fortuna que supera los US$ 10.400 millones de dólares, sus principales actividades económicas se basan en la expansión de la industria forestal y de la industria de celulosa (papeleras). Algunas de sus empresas son: Empresas CMPC (55,4% de la propiedad): Empresa forestal integrada, con producción de madera, celulosa, papel y otros productos industriales y de consumo masivo. Empresas CMPC tiene una capitalización bursátil superior a los US$ 7.200 millones de dólares. Junto con la celulosa–papelería una de sus principales empresas es Forestal Mininco. En energía está Colbún (49% de la propiedad), que es una de las mayores empresas de generación eléctrica de Chile, con una capacidad instalada de 2.521 MW y una capitalización bursátil de aproximadamente US$ 2.600 millones de dólares. En la Banca Comercial (Banco Bice): Banco comercial corporativo y de personas con activos por aproximadamente US$ 2.700 millones de dólares, que además cuenta con actividades de leasing, factoring, hipotecarias y comercio exterior. También en seguros de vida, securitización, inmobiliario, inversiones. 159 Actividad económica en que hoy invierten los Angelini. Angelini, cuyo origen de acumulación de riquezas la forja Anacleto Angelini, ya fallecido, quien en 1990 entró al ranking de los más ricos del mundo de la revista Forbes. En el ranking Forbes del año 2006 fue clasificado en el lugar 181 en el mundo y 10° en el ámbito latinoamericano; en el año 2007 fue clasificado en el lugar 119 mundial, siendo así el mayor millonario de Chile y de Sudamérica en su momento. Formó una fortuna que se calcula mínimamente en seis mil millones de dólares en la actualidad. No obstante, no hay claridad exacta de su fortuna ni entre quiénes es manejada, la que estaría distribuida entre su viuda y su sobrino Roberto Angelini. Hoy, el grupo Angelini es uno de los mayores productores mundiales de harina de pescado, controlando además el rubro de combustibles y forestal. Su mayor activo, Empresas Copec, es hoy una empresa diversificada con una importante participación en el negocio forestal a través de su filial Celulosa Arauco, siendo la mayor empresa chilena medida por capitalización bursátil. 158

93


No obstante, las leyes chilenas siguen favoreciendo a este sector productivo. Considerando que el patrimonio forestal de las grandes compañías está prácticamente agotado en las regiones VII y X para adquirir grandes paños, la expansión va apuntada a incorporar a sectores campesinos y mapuche – de modo que se transformen en forestadores - para lo que se hizo recientemente una prórroga del Decreto Ley 701 – que data de 1974 160 - que va en ese sentido como política de Estado, bajo la complicidad y sometimiento de los sectores políticos gobernantes. El Decreto Ley considera ciertas modificaciones que potencian la entrega de incentivos a esta actividad, contemplando un incentivo del 90 por ciento para los pequeños propietarios, en las primeras 15 hectáreas, un 75 por ciento para los medianos propietarios y un 50 por ciento para los grandes propietarios, según comunicó Conaf. La prórroga ha sido celebrada por diversos sectores políticos ligados a los grandes grupos de poder económico y se ha considerado como un importante beneficio y oportunidad. Como puede apreciarse, los mapuches no sólo han sido objeto de la problemática de la tierra. El Estado y los colonizadores no sólo fueron responsables del despojamiento de su lugar de origen y de vida. También se ha intentado hacer desaparecer una cultura social y culturalmente está asociada con la naturaleza en un parentesco inseparable. No obstante, hasta hoy continúa avanzando. En un proceso democrático, aún subsisten con recrudecidas fuerzas los intentos destructivos de parte de los más poderosos. Quizás son nuevas las herramientas, y otros los responsables. Pero la evaluación sigue siendo la misma. Ante esa evaluación, los hijos y los nietos de los mapuches que hace pocas o varias décadas fueron objeto de políticas conservadoras y destructivas, en estos recientes años se han propuesto recuperar lo perdido. Agrupados en la Coordinadora Mapuche Arauco – Malleco, y en lo que parece ser una decidida lucha que demanda al Estado y las empresas forestales, estos jóvenes del sur de Chile reiniciaron en 1997 una batalla que durante años ha estado, a simple vista, dormida. Y en la que aún siguen en pie, 160

Cabe destacar que el Decreto 701 se instaló en 1974, a comienzos de la dictadura militar, para otorgar beneficios con arcas fiscales a los principales grupos económicos del país – como los Matte y Angelini - para imponer bajo subsidios un oligopolio en la industria forestal.

94


recibiendo de parte del Estado allanamientos, persecución, procesados, encarcelados y muertos, mientras el problema de las tierras sigue sin solución.

3.6.- Mapuches: Una nueva respuesta al descontento El conocimiento histórico de la cultura indígena hace evidente su relación con el espacio natural. Para la gente de la tierra, esta característica la hace muy distinta de la sociedad occidental, que en sus planes y políticas relacionadas con la naturaleza la ha considerado como un objeto de dominación y no como parte indispensable de un cosmos donde hombre y espacio natural conviven armónicamente. Lo cierto es que los pueblos originarios se han visto enfrentados – desde la llegada de los españoles – a una cultura occidental que los definió como un verdadero obstáculo para sus planes. Su organización social, económica y religiosa impedía los objetivos de los colonizadores. Por tanto, había que someter y dominar a los “indios”. El concepto “indio” para denominar las culturas originarias de América, en

la

conquista aludió al sector colonizado. En la actualidad puede afirmarse que esa relación de subordinación aún se mantiene, si se trata de materias políticas o legislativas. Los indígenas chilenos, como los del resto de América, constituyen un grupo políticamente importante, socialmente discriminado y económicamente pauperizado 161. Culturalmente, los miembros de una etnia se perciben distintos y así son percibidos por los demás. Tienen conciencia de pertenecer a una comunidad cuya cultura nutre una suerte de honor que está por encima de consideraciones de clase, puesto que de éste participa cualquier integrante del grupo étnico, al margen de su posición social.162 Durante la historia, el Estado chileno se ha amparado en la idea de unidad nacional, privilegiando la vinculación del poder político con una sola nación o etnia. De esta manera, en el país se ha negado la existencia de diversas comunidades culturales en el mismo territorio, o se ha promovido su asimilación al grupo culturalmente hegemónico. Las culturas indígenas, no obstante, no han desaparecido. En el Censo poblacional de 1992, un millón de personas señaló sentirse cercano de alguno de estos

161

Salazar. Op. Cit. Página 139. Bengoa, José. “Los Derechos de los Pueblos Indígenas. El Debate Acerca de la Declaración Internacional”. Centro de Estudios y Documentación Mapuche Liwen. Temuco. 1997. Página 214. 162

95


pueblos. A pesar de la serie de atropellos que a lo largo de la historia han debido sufrir – con miles de víctimas y pérdidas culturales – los pueblos indígenas no han desaparecido. De acuerdo a los datos aportados por el último Censo poblacional (2002), del total nacional un 4,6 por ciento reconoció pertenecer a una etnia, o sea, 692.192 personas son indígenas en Chile. La preguntaba apuntaba a identificar la pertenencia a alguna de las ocho etnias reconocidas en la Ley Indígena: mapuche, aymara, rapa nui, alacalufe, atacameño, quechua, yamana y colla. El estudio indicaba además que es en la Región de la Araucanía donde se concentra la mayor cantidad de indígenas con 204.125 personas, cifra que representa el 29,6 % de la población indígena total del país y el 23,5 % de la población total regional. El total nacional de mapuches en ese entonces era de 604 mil 349 personas, lo que significa el 87,3 % de la población total indígena nacional. Otro rasgo que también define a las culturas indígenas es su emplazamiento histórico de la estructura socioeconómica del país y su esquema de relación de poder. En Chile han sido relegados al punto de hoy ser componente fundamental de la población más pobre y de condiciones marginales extremas. Las políticas de Estado en este último tiempo han sido más bien de corte asistencialista y generalmente sin su participación, yendo en contra de sus demandas o necesidades. No basta con aceptar su existencia, o manejar las cifras de su población. Ello obliga a repensar la Nación y el Estado, reconociendo la realidad de que en Chile viven diversos pueblos. 163 El Estado chileno es ambiguo a la hora de reconocer la existencia de etnias, pero no así pueblos indígenas. Hablar de pueblo equivaldría a reconocer la existencia de varias naciones al interior de un mismo territorio, lo que atentaría contra la tradición clásica de una sola Nación y un solo Estado. Como contrapartida, las organizaciones indígenas y los defensores de los derechos de éstas, plantean que las etnias si constituyen pueblos, por historia, identidad étnica, religiosa, lingüística y territorial. Si todos los pueblos tienen una igualdad básica de derechos, los indígenas pueden aspirar, legítimamente, a la autodeterminación. Las organizaciones que representan a las culturas originales en Chile plantean al unísono que – a lo largo de la historia – han sido pueblos explotados por otros pueblos

163

Lipschutz, Alejandro. “El Indioamericanismo y el Problema Racial en las Américas”. Editorial Andrés Bello. Santiago. Capítulo 1. 1967. Página 21.

96


más poderosos. En este sometimiento no han sido reconocidos como Nación. Por ello, concuerdan en señalar que la sociedad chilena ha sido notablemente intolerante desde el punto de vista cultural y racial. 164 En general las organizaciones mapuches han visto al Estado como un instrumento de los grandes grupos dominantes a través del que se ha despojado a los indígenas de sus derechos básicos y fundamentales, tanto en el área espiritual, como en lo material – del acceso a la tierra y el agua. Durante siglos esta actitud ha sido responsable de la desaparición total o parcial de las culturas originarias. 165 Y agregan que las visiones de las democracias liberales no han traído beneficio alguno a los pueblos originarios. Por el contrario, han generado nuevas formas de sometimiento cuyo objetivo ha sido incorporar a las etnias dentro del modelo dominante, en su dinámica de colonialismo interno. Desde esa perspectiva, la evaluación que las organizaciones mapuches más activas en la reciente década hacen del papel de los últimos gobiernos, es notoriamente crítica. Quienes esperaban que la recuperación de lo perdido a raíz de la orientación racista con que actuó la dictadura, en especial durante la década de 1970 a partir de sus iniciativas legales, evalúan que los gobiernos de la Concertación tampoco tuvieron la voluntad de dar respuesta a estas demandas. Y el gobierno que encabeza Sebastián Piñera tampoco promete avances a favor de las demandas indígenas. A ojos vista una de las principales razones del conflicto forestal y comunidades mapuche se basa en la tenencia de la tierra. Una parte importante de los territorios que se reivindica está en poder de las empresas, ya sea por reclamaciones ancestrales o de denuncias de usurpación contemporánea. Asimismo, la expansión forestal en el territorio ancestral mapuche ha sido una afrenta a la cultura y cosmovisión mapuche. La arremetida de la industria se ha convertido en un símbolo de neo colonialismo y contaminación social. Por otra parte, decenas de personas mapuche han sido o están siendo perseguidos judicialmente por tribunales civiles y fiscalías militares por su participación en movilizaciones en zonas urbanas y rurales en el marco de conflictos con empresas forestales. Son numerosas las órdenes de detención, detenidos y procesados entre las

164

A propósito del Convenio 169 de la OIT, que establece los derechos de reconocimiento de los pueblos indígenas, ratificado por el Estado chileno. Aún sin implementación. 165 Bengoa, José. “Historia del pueblo mapuche. S. XIX y XX”. Ediciones SUR. Santiago. 1987. Pag. 143.

97


VIII y X regiones. Desde 1997 y en el marco del conflicto de tierras, numerosos ministros especiales y fiscalías militares se han encargado de investigar “hechos de violencia” 166. Decenas de dirigentes y comuneros mapuche se encuentran sometidos a proceso, en varios casos juzgados por la ley 12.927 de Seguridad Interior del Estado y la ley 18.314 o Antiterrorista, creadas desde la dictadura militar y que fueron aplicadas de manera activa y vigente en los últimos gobiernos, como forma de control social a las protestas sociales mapuche. Numerosas personas de origen mapuche han debido enfrentar además el sistema procesal penal, en vigencia desde el año 2000. 3.6.1.- Antecedentes Coordinadora Mapuche Arauco Malleco En diciembre de 1997, un hecho inesperado sacudió las conciencias chilenas y vino a recordar que los pueblos indígenas aún existen y tienen demandas, reafirmando que no son parte de una historia pasada. El día 3 de diciembre de ese año, los mcm titulaban como una “emboscada” la quema de tres camiones cargados de madera de propiedad de la Forestal Arauco. El lugar de los sucesos, Lumaco - de ser una comuna pobre y desconocida - pasó por un tiempo a convertirse en una zona muy concurrida por jueces, policías y la prensa. Todos esperaban ser testigos oculares de las próximas “insurrecciones” y “sublevaciones” de lo que en un momento determinaron como un fenómeno que anunciaba “una nueva Chiapas”. Inmediatamente producido el suceso, resultaron detenidos doce dirigentes mapuches, quienes fueron vinculados como presuntos autores de la quema de los camiones. Estos pertenecían a las comunidades mapuches de la Provincia de Malleco, Pichiloncoyán y Pililmapu. Ambas comunidades en los meses previos habían iniciado el proceso de ingreso y ocupación de los predios que aún reclaman suyos. Tres mil hectáreas del Fundo Pidenco – que las familias reivindicaron con títulos de merced – luego pasaron a pertenecer a la Empresa Forestal Bosques Arauco S.A. El año 1997 se caracterizó por el inicio de tomas de fundos protagonizadas por una nueva organización. Dichas tierras en la actualidad siguen siendo en gran parte 166

La Corte Interamericana de DDHH inició un juicio contra el Estado de Chile por aplicar en forma selectiva y discriminatoria la Ley Antiterrorista contra integrantes del pueblo mapuche, por el “delito” de recuperar tierras y recursos naturales que le fueron arrebatados. Desde el retorno de la democracia, al menos 220 mapuches han sido condenados o procesados por la Ley Antiterrorista. La CIDH ha enfatizado que la Ley Antiterrorista es aplicada selectiva y discriminatoriamente en perjuicio de integrantes del pueblo mapuche

98


propiedad de las empresas forestales, y son reclamadas por los indígenas como tierras ancestrales usurpadas. La evidente disposición de diversas comunidades se relaciona directamente con un nuevo proceso que entonces nacía. A mediados de los años noventa, un grupo de mapuches se plantea una orgánica alternativa que sea capaz de conducir a un movimiento que no está dispuesto a volver a creer en los métodos y en las personas ya conocidas. La Coordinadora Mapuche Arauco - Malleco, CAM, fue conformada por un liderazgo joven 167 gestado en Concepción. La mayoría, muchachos que intentaban en ese entonces continuar sus estudios en la provincia de Arauco. Con aportes conseguidos organizaron una residencia de estudiantes, donde convivieron y maduraron su condición de mapuches. A ello se sumó el aporte de los hombres más ancianos. Aún éstos siguen relatando sus historias a las nuevas generaciones, produciéndose la transmisión de cultura a través de un medio oral. Por supuesto que el legendario conflicto con el Estado marcó estos relatos. El valor del mensaje de la comunidad en torno a su legado y la herencia perdida ha sido el principal elemento de ordenamiento para sembrar la base de una nueva propuesta. Había por cierto un adversario. Quizás más de uno. Por una parte, la crítica a la actitud del Estado con una cultura a la que permanentemente arrebató - a partir de sus facultades – las tierras y el derecho al reconocimiento como pueblo. Luego se sumarían los particulares, que amparados en la legislación se hicieron propietarios de l as tierras ancestrales mapuches, sin que éstos tuvieran mucho que hacer. En primer lugar, las forestales, además de algunas empresas particulares, como en el caso de los dueños de centros turísticos. Los bosques de Arauco y Malleco acumulan los antecedentes de la historia de las tierras mapuches. La mayor parte de sus fundos fueron expropiados durante la Reforma Agraria. En algunos casos se constituyeron asentamientos campesinos y, posteriormente, Centros de Reforma Agraria. Los comuneros recibieron los fundos y apoyo de la Corporación de Reforma Agraria para forestarlos. Esto ocurrió en las regiones VIII y IX. 167

Su vinculación durante la década de los ochenta estuvo directamente relacionada con las actividades en que se encontraban inmersos en conjunto con diversas organizaciones políticas y sociales, que demandaban el término de la dictadura y la instalación de un gobierno democrático. En este período varios mapuches optaron por la participación en agrupaciones de izquierda, como el Partido Comunista, el Mapu, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria y el Frente Patriótico Manuel Rodríguez.

99


Con el golpe militar los predios comenzaron a venderse en remates. Esto porque en 1973 los terrenos aún no habían sido inscritos a nombre de los campesinos indígenas, figurando hasta el momento a nombre del Estado. 168 Se trataba del traspaso del fisco a los privados. Para paliar la fuerte cesantía que se produjo esos años, los empresarios forestales ofrecieron realizar un plan masivo de forestación. El régimen militar aprobó la propuesta y dictó el decreto 707 que bonificaba la plantación hasta un cien por ciento. Pronto se establecieron diversos sistemas de bonificación y pago de mano de obra, como el Programa de Empleo Mínimo, PEM, que fue utilizado masivamente por las forestales. Las empresas recibieron de manos del Estado la tierra, las plantas y los trabajadores. Por una mínima inversión, las forestales obtuvieron los bosques que les han arrojado grandes riquezas económicas. En tanto, se ha producido un desajuste cada día más contradictorio entre la vida local mapuche y la actividad forestal. 169 Mientras dos oligopolios – Forestal Mininco y Forestal Arauco – se han enriquecido enormemente, las comunidades han debido vivir duros efectos. Las comunidades aledañas a esas gigantescas plantaciones no obtienen beneficios. Por el contrario, reciben múltiples perjuicios económicos y medio ambientales. Ya se ha precisado en páginas anteriores en los efectos ambientales de los bosques exóticos y su tratamiento. Además del impacto ambiental, esta actividad económica y su ganancia no es compartida por todos. La cantidad de trabajadores que estas empresas emplean es reducida. Sólo unos pocos expertos en este tipo de plantaciones

y

algunos

guardias

montados

que

se

encargan

de

observar

permanentemente que nadie se introduzca en estos terrenos. Tampoco dan trabajo a la hora de cosechar. La siembra está mecanizada al punto de que al momento de talar, las máquinas de la empresa se encargan de cortar todo el bosque. Es más. En Chile, siete comunas de la Región del Biobío se encuentran entre las 20 ciudades con los peores índices de desarrollo humano 170. El campo ha perdido más de 1,5 millones de personas desde 1970, es decir, el 40 por ciento de su población, la que se ha trasladado a las ciudades. La población mapuche que aún logra vivir en el campo es sólo un 50 por ciento de la que había en 1970 En Chile, siete comunas de la Región 168

Bengoa, José. Op. Cit. Página 229. No obstante, el tratamiento periodístico que se observará en el presente estudio o alude a las consecuencias de las empresas forestales en el impacto social y ambiental mencionado, ni a su responsabilidad en la pérdida de tierras mapuches reclamadas en la actualidad. 170 Fuente Mideplan, Informe PNUD, 2003. 169

100


del Biobío se encuentran entre las 20 ciudades con los peores índices de desarrollo humano. El campo ha perdido más de 1,5 millones de personas desde 1970, dado que el 40 por ciento se han trasladado a ciudades. La población mapuche que aún logra vivir en el campo es sólo un 50 por ciento de la que había en 1970.171 En nuestro país, las comunas con más presencia forestal son las más pobres del país, ubicándose en los últimos lugares del Índice de Desarrollo Humano172 (ONU, 2010). Finalmente, cabe señalar que las tres regiones del sur centradas en la actividad forestal, son las más pobres de Chile.173 En el origen del conflicto indígena de 1997 en adelante se consignan estos elementos como causas evidentes. La pobreza, el grave impacto ambiental, la desigualdad y la represión han marcado sus vidas en las últimas décadas. Los jóvenes mapuches del sur se han preparado en este tiempo para llevar a cabo planes de desarrollo en sus comunidades. No obstante, se encuentran ante muchas dificultades de parte de las empresas, del modo de desarrollo económico imperante y del Estado. Plantean la creación de espacios de autogestión que les permitan desarrollar sus experiencias. Explicitan el derecho a la autonomía para poder decidir y actuar con medidas adecuadas como para salir del subdesarrollo en que se encuentran sumergidas las comunidades que conforman 174. Con términos nuevos retoman antiguas demandas. Los nuevos líderes hablan de autonomía y autogestión capaz de permitir la autodeterminación de los pueblos indígenas. El objetivo de la Coordinadora Arauco Malleco va dirigido en ese sentido. Con Forestal Mininco y Forestal Arauco se sostiene los principales conflictos. Las comunidades mapuches de las provincias de Arauco y Malleco reclaman bajo títulos de merced la propiedad original y ancestral de ellas. 175 Así han nacido nuevas generaciones de mapuche dispuestos a buscar soluciones de fondo a sus demandas ancestrales.

171

Fuente Instituto Nacional de Estadísticas INE, 2010. Fuente ONU, 2010. 173 Fuente CASEN 2012. 174 Coordinadora Mapuche Arauco- Malleco. “Violaciones de los Derechos Humanos en Comunidades Mapuches”. Ediciones Marea Roja. Santiago. 1era. Edición. 1999. Página 57. 175 Coordinadora Mapuche Arauco-Malleco. Op. Cit. Página 14. 172

101


3.6.2.- El pueblo mapuche vuelve a rebelarse: Nace la Coordinadora Arauco Malleco La Coordinadora Arauco-Malleco (CAM) es una organización que reivindica la autonomía de la etnia mapuche frente al Estado chileno. Es reconocida por su postura contra las forestales madereras que operan en el antiguo territorio mapuche, pero también por sus enfrentamientos con la policía uniformada chilena. Se plantean las "recuperaciones de tierras" de los fundos que reclaman como territorios mapuches ancestrales. La CAM fue fundada en febrero de 1998, en Tranaquepe, y ha protagonizado una serie de acciones de fuerza en la zona de Tirúa, Contulmo, Cañete y Temucuicui, desde 1996, en el marco de su estrategia de Control Territorial y la Autonomía. En 1996, algunas comunidades mapuches formaron la Coordinadora Territorial Lafkenche. En 1998 marca el inicio del conflicto en Traiguén, y un encuentro de comunidades y un nguillatun, o rogativa mapuche. En éste, participaron las comunidades en conflicto de Arauco y Lumaco, la Coordinadora Mapuche de Santiago y Meli Wixan Mapu. Además se sumaron dirigentes pertenecientes a comunidades de Collipulli. Durante esta jornada, se plantea la idea de realizar una nueva junta en Tranaquepe, sólo con las comunidades mapuches en conflicto. Es en este espacio donde surge la idea de articularse bajo el nombre y los principios de lo que denominarían "Coordinadora Mapuche de Comunidades en Conflicto Arauco Malleco". La CAM efectuó diversas reuniones de trabajo junto con otras organizaciones sociales, como un encuentro con el sindicato de trabajadores forestales en 1999. Sus actividades tuvieron una significativa cobertura periodística. Asimismo, mantuvieron los encuentros con distintas comunidades en conflicto, siendo el contacto directo con comunidades una de sus principales actividades. En estos últimos años, numerosos comuneros que han reivindicado su accionar en el marco de los objetivos de la CAM, han sido acusados por el Estado chileno de operaciones "terroristas" y algunos de sus miembros encarcelados por éste y otro tipo de actividades, incluyendo asociación supuestamente ilícita. En su declaración de principios, la CAM se plantea “la reconstrucción del Pueblo Nación Mapuche, a través de la conquista de espacios territoriales autónomos, en donde se ejerza poder mapuche, política y económicamente y en donde se revitalicen todos los aspectos de nuestra cultura”.

102


De ahí la estrategia del Control Territorial. Durante los años de actividad de la CAM, las comunidades mapuche de las VIII y IX Regiones de Chile han recuperado más de 17 mil hectáreas de tierras ocupadas por empresas forestales. Las recuperaciones han sido impulsadas principalmente por la Coordinadora, mientras que otras han sido realizadas en forma espontánea por las comunidades en conflicto. El control territorial y la autonomía son las bases de la estrategia organizativa de la Coordinadora, en pos de lo que llaman “proceso de liberación nacional mapuche”. Hasta el 2008, la CAM se había adjudicado 115 acciones en predios forestales, además de 49 operaciones incendiarias a vehículos y algunos enfrentamientos con carabineros, terratenientes y personal judicial, además de 39 intentos de tomas de terreno, la mayoría sin éxito frente a un enorme despliegue policial para “defender” la propiedad privada. 3.6.3.- La criminalización del conflicto Transcurridos más de 20 años del restablecimiento de la democracia, las huellas de la dictadura siguen presentes y los pueblos originarios continúan viviendo una realidad de miseria y discriminación, con relación al resto de la población chilena, y un Estado con evidentes deudas. Por décadas sufrieron la usurpación de sus derechos ancestrales a los recursos de la naturaleza y despojo de sus tierras. Hoy les arrebatan el usufructo de los cursos de aguas y del disfrute de los recursos del mar y son simplemente barridos de su hábitat para dar paso a megaproyectos de empresas transnacionales. Asimismo, se les destruye el bosque nativo y con ello la fauna y flora de la que vivían, para consolidar el desarrollo de las poderosas empresas forestales que ya poseen dos mil quinientos millones de hectáreas de bosque de crecimiento rápido

- pino y

eucalipto - con un ochenta por ciento de Pino radiata. En el período 1985-1994 la tasa anual de deforestación fue de 36 mil 700 hectáreas 176. Y casi un 40 por ciento de esa superficie fue destruida para ocupar su lugar con plantaciones. La CONADI estuvo a cargo de una lenta gestión de compra de tierras que obligó a muchas familias a emigrar a otras zonas y dividir sus comunidades. Y han continuado situaciones de gran magnitud del conflicto, como el procesamiento judicial contra comuneros, la huelga de hambre de las y los procesados y el asesinato de jóvenes mapuches que demandaban solución al eterno problema de las

176

Fuente: CONAF.

103


tierras177. En plena Posmodernidad, los mapuches enfrentan una compleja condición de marginalidad en su sobrevivencia diaria. Pero a la vez, la negación – desde las propias leyes – de su calidad de nación. Si bien recientemente han sido consignados con el reconocimiento en nuestro país del Convenio 169 de la OIT – en materia de autonomía de los pueblos – todavía su implementación no ha sido considerada por la voluntad política de quienes dirigen los destinos del país desde distintos poderes y lugares. Según el informe de 2004 de la ONG Human Right Watch, en Chile se ha caído en Indebido Proceso por aplicación de

juicios antiterroristas con tribunales militares a

mapuches incluidos menores de edad - acusados de terrorismo - quienes se enfrentan a juicios desiguales por delitos que no constituyen un peligro directo para la vida, la libertad ni la integridad física de las personas. De acuerdo a esta ONG, la aplicación de procedimientos excepcionales establecidos en la ley antiterrorista para confrontar casos de violencia extrema es totalmente injustificada, porque de haber “delitos” de los que se acusa a los mapuches, estos han ocurrido mayoritariamente contra la propiedad. Es evidente entonces que la respuesta del Estado ha sido la criminalización del conflicto. A comienzos de este año, el Tribunal Oral en Lo Penal de Cañete determinó condenas de 20 y 25 años de cárcel para cuatro comuneros por los delitos de robo con intimidación, lesiones a funcionarios de la PDI y homicidio frustrado contra un fiscal del Ministerio Público. Los restantes 13 comuneros fueron absueltos y uno de ellos decidió suicidarse durante el proceso judicial. Desde la muerte del joven mapuche Alex Lemún Vergara, asesinado en el año 2002 por un oficial de carabineros en un predio que la comunidad reclamaba de la empresa forestal Mininco, se inició el plan de Operación Paciencia, coludidamente por sectores públicos y privados quienes arremetieron con diversas estrategias para desmovilizar. Luego se sumaron al listado de víctimas los jóvenes mapuches Matías Catrileo Quezada - asesinado el 3 de enero del 2008 - y Jaime Mendoza Collío – asesinado 12 de agosto del 2009 – ambos por balas disparadas por funcionarios de fuerzas especiales de carabineros. Como efecto de la respuesta organizada de los mapuche, zonas rurales mapuche en Ercilla, Traiguén, Lumaco, Chol Chol, Imperial, Collipulli, Purén, Tirúa, Lebú y Cañete,

177

Las víctimas identificadas en el marco del conflicto fueron Alex Lemún Saavedra, Matias Catrileo Quezada, Juan Collihuin Catril y Jaime Mendoza Collío, mientras otros comuneros murieron en extrañas circunstancias.

104


han debido enfrentar numerosos allanamientos y operativos policiales con graves secuelas a la vida social, cultural y sicológica de las familias, hechos que se repiten hasta el día de hoy. Una de las más recientes ha sido el levantamiento mediático del gobierno chileno en el marco de los incendios forestales, quienes emitieron declaraciones públicas desde el Presidente de la República de Chile, Sebastián Piñera, de su entonces Ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, y de las autoridades regionales designadas, afirmando tener antecedentes de que los incendios forestales que afectan a diferentes territorios mapuche del sur de Chile, tendrían una causal de origen “terrorista”.

Paralelamente han

responsabilizado a organizaciones mapuche, además de anunciar la aplicación de la Ley Antiterrorista sólo en la Región de la Araucanía, cuando los mayores focos incendiarios han sido en la Región del Biobío, sin considerar los de Torres del Paine. Actualmente hay cerca de 300 comunidades mapuches que se encuentran en conflicto de tierras con particulares y el Estado. Amplias zonas de la Araucanía están militarizadas. Durante el pasado mes de agosto de 2011 fuerzas policiales realizaron allanamientos a varias comunidades del municipio de Ercilla, los que han terminado con varios detenidos.

3.6.3.1.- La CAM frente a la criminalización y sus derechos La criminalización del accionar del movimiento mapuche es cuestionada por la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) puesto que “no han quedado probados los delitos que se les imputan, en un proceso que ha contado con testigos sin rostro y un claro montaje” señala Natividad Llanquileo, Vocera de los Presos Políticos de la CAM . “Ni siquiera si en el caso negado de que se probara la comisión de estos delitos, las penas de diez y más años que se plantearon guardan proporción con la materia de que se les acusa”. El proceso judicial es el caso conocido como la “emboscada al fiscal Mario Elgueta”, ocurrida en el 2008. En el 2011 los presos mapuches iniciaron una tercera huelga de hambre para pedir la nulidad del juicio condenatorio de Cañete que los condenaba en primera instancia a 20 y 25 años; no al Doble Procesamiento tanto en la Justicia Militar como Civil; un nuevo juicio, sin la aplicación de la Ley 18.314 (antiterrorista) y de testigos secretos, y un 105


debido proceso en un tribunal competente, imparcial e independiente. En el mes de julio la Corte Suprema ratificó una rebaja de condenas de 5 y 8 años a los cuatro comuneros que siguen encarcelados, José Huenuche, Ramón Llanquileo, Héctor Llaitul y Jonathan Huillical. Para Natividad Llanquileo – vocera de los Presos Políticos de la Coordinadora Arauco Malleco - ”queda probada la desigualdad con que la justicia del Estado chileno actúa cuando los reos son mapuche, con condenas extremas y con una clara raíz política”, con lo que justifica su calidad de Presos Políticos, en un proceso que “entendemos como una pelea de los mapuches por ideales, por derechos políticos y territoriales, por lo que significa un proceso de reconstrucción del pueblo mapuche en un proceso de control territorial y de resistir a las empresas forestales y otras empresas y la autodefensa ante la arremetida y militarización de nuestros territorios 178”. Es casi indiscutible que la violencia represiva desplegada por el Estado chileno tiene una directa relación con la estigmatización del pueblo mapuche. En numerosas ocasiones ha sido caracterizado como violento y sin capacidad de diálogo, demasiado obsesionado por recuperar su patrimonio. Los mapuches han reaccionado de manera violenta en diversas oportunidades a la instalación de empresas forestales o proyectos hidroeléctricos en su territorio, lo que ha sido provocado también porque no han sido consultados previamente respecto a estos proyectos, excluyéndolos de cualquier debate bajo el pretexto de que estas comunidades son por esencia contrarias al “progreso económico”. Por cierto, un progreso que afecta los ecosistemas naturales dejando una “huella ecológica” de gran impacto ambiental difícilmente de superar. Las comunidades mapuches tienen conciencia de que importantes proyectos realizados en ecosistemas naturales poseen externalidades ambientales negativas, las que terminarán por afectar de forma directa la propia supervivencia y sustentabilidad de esas comunidades. El llamado progreso con su uso creciente y dramático de recursos naturales, tiende a expandir la frontera, aumentando la proporción de zonas intervenidas, para satisfacer así una creciente demanda por bienes y servicios 179.

178

Llanquileo, Natividad. Vocera de los Presos Políticos de la CAM. Información Verbal (entrevista). Santiago. Agosto de 2011. 179 Rovira, Gonzalo. Artículo, “Patrimonio natural y políticas públicas”,

106


A ello se suma una concepción más generalizada del Estado, que se encuentra asociada a la criminalización de la protesta social180. Las manifestaciones de las organizaciones y las comunidades muchas veces son tratadas como un tema policial y de seguridad interior, justificando de este modo el uso excesivo de la fuerza represiva y la aplicación de la ley antiterrorista a acciones de propaganda que buscan más bien llamar la atención de esas mismas instituciones, sin generar mayores trastornos. El Estado chileno debe terminar con el uso de la fuerza para pasar a construir espacios reales de participación en las negociaciones para responder a las diversas demandas de este pueblo, desde la restitución de tierras ancestrales hasta aspectos de acercamiento intercultural, que incorpore la noción de diferencia a partir de la educación básica. “El mayor desafío que tiene Chile es transversal. Necesita construir confianza, necesita que los indígenas recuperen la confianza perdida a causa de años de historia…”. 181 La estrategia del último gobierno de la Concertación mantuvo su contradicción. Las acciones represivas durante la administración de Bachelet solamente escondieron la raíz del conflicto, que si bien posee un componente tangible de demanda por la tierra, supone además construir una política indígena global que pasa por temas transversales como la autonomía, la nacionalidad y la identidad. Desde la asunción del gobierno de Piñera la situación del pueblo Mapuche ha empeorado, visto que su base de apoyo son precisamente los mismos empresarios agrícolas y forestales que durante décadas han participado en las acciones de represión y despojo de esta comunidad originaria. Con la evidente oposición de un gobierno que ha señalado que “aplicará todo el rigor de la ley” y un escenario donde la movilización social vuelve a recrearse, existe un riesgo evidente de que la atención a las demandas de los mapuches siga siendo criminalizada y el diálogo se mantenga aún más ausente, fuera de cualquier canon de país que aspira a construir una convivencia democrática mínima. “Para seguir existiendo como mapuches necesitamos las tierras (mapu – che) que hoy no tenemos” 182. Los mapuche “necesitamos de los árboles, de los pájaros y de toda la 180

A partir de las movilizaciones sociales de 2011, el Gobierno de Chile ha radicalizado las medidas represivas y ha hecho pública su evidente interés de aplicar la Ley de Seguridad Interior del Estado. 181 Anaya, James. ONU. Relator Especial de Naciones Unidas sobre los Derechos y Libertades Fundamentales de los Pueblos Originarios, James Anaya. (2010). 182 Llanquileo, Natividad. Op. Cit. Información verbal.

107


armonía de la tierra�. Mientras, las comunidades han sido militarizadas, cuatro comuneros cumplen sus condenas y las grandes soluciones siguen postergadas.

108


IV.- DESARROLLO DE LA INVESTIGACIÓN Análisis crítico del discurso periodístico de La Tercera y El Mercurio

El análisis que a continuación se presentará se refiere al estudio de los titulares de las secciones de crónica de “El Mercurio” de Santiago y “La Tercera”. Al respecto, porque el énfasis del tratamiento periodístico del tema señalado se desarrolla principalmente en este cuerpo informativo, con las características de dicho género periodístico. El período de estudio comprenderá los años 2008, 2009, 2010 y 2011, de las ediciones impresas de ambos periódicos. Como ya se ha señalado, considerando que todo problema social tiene relación con un problema económico – político, y que la promoción del conflicto tiene una relación inalienable con su solución, los objetivos de esta investigación son describir y analizar el tratamiento periodístico de los titulares de las crónicas del problema de Arauco - Malleco en ambos periódicos. Asimismo, caracterizar la orientación y el perfil ideológico que los periódicos “El Mercurio” y “La Tercera” han otorgado a la problemática de tierras mapuches en la zona de Arauco y Malleco. Para ello, el análisis crítico del discurso intentará identificar y describir las ideas fuerza de los titulares de portada de los medios citados, con el propósito de analizar cómo se direccionan e instrumentalizan los textos y contextos frente al conflicto mapuche a partir del uso del análisis discursivo de los titulares; del espacio que el medio otorga al tratamiento informativo de la noticia con respecto a su importancia social;

junto con

analizar el contenido de los titulares de estos mcm noticiosos, con los que informan desde su perspectiva sobre la problemática mapuche a la sociedad civil. Un titular

periodístico es un complejo semiótico que integra la serie visual

lingüística, o bien textos; la serie visual no lingüística, es decir fotografías; y una serie paralingüística, o elementos tipográficos de la composición. De manera especial este estudio profundizará en la serie visual lingüística de los titulares.

109


La gramática señala que el signo lingüístico puede estudiarse bajo dos aspectos: como significante y como significado183. Como significante, abarca todo lo que se refiere a su aspecto exterior, como el conjunto de raíces, fonemas y morfemas que lo componen, la categoría gramatical – sustantivo, verbo, adjetivo u otros – y su función en la oración – sujeto, predicado, complemento. Como significado, el signo lingüístico es considerado como una auténtica señal ideológica, como representación de conceptos y como sustancia semántica. La semántica destaca en este estudio a propósito de la trascendencia de su rol, aquel de ocuparse del sentido o contenido de las palabras. El valor semántico de las palabras – en este caso de los titulares – se entiende a partir de que estas precisan sus significados cuando aparecen en una frase concreta. La palabra se entiende participando en un contexto. Esto es, el conjunto de elementos lingüísticos que la rodean, anteceden o siguen, y que con su presencia condicionan la significación de dicha palabra, y a la vez colaboran a orientar el sentido de la frase y oración. Es decir, si una palabra aparece en una frase, ese es su contexto. Por tanto, el contexto es indispensable para el establecimiento de relaciones significativas entre los diversos momentos de la comunicación – en este caso – escrita, pues desde el punto de vista léxico puede considerarse a las palabras como elementos aislados o como elementos integrantes de un contexto. Para este estudio, se tratará del titular. Al respecto, el periódico “La Tercera” fue fundado el 7 de julio de 1950 y pertenece al Consorcio Periodístico S.A., COPESA. Es una publicación de carácter diario y con distribución nacional en base a la venta de sus ejemplares. También presenta una versión internet (www.tercera.cl) de visita gratuita. En la actualidad el contenido de su cuerpo informativo permanente está compuesto por las secciones de País (crónica nacional), Mundo (crónica y notas internacionales), participación de lectores),

Opinión (cuerpo editorial y espacio para

Información General, Economía y Negocios, Deportes,

Tendencias, Cultura y Espectáculos, y Pasatiempos. En la sección de Crónica se destacan los temas políticos y sus respectivos conflictos, además de gobierno, parlamento y tribunales, principalmente, además de

183

Fuentes de la Corte, Juan Luis. “Gramática moderna de la lengua española”. Edime. España. 1985. Séptima Parte. Página 282.

110


temas sociales. Es en este espacio donde prioritariamente el problema mapuche fue desarrollado por el medio, información que fue destacada en titulares. Por su parte, el periódico “El Mercurio” de Santiago fue fundado en la capital el 1 de junio de 1940. Pertenece a la Empresa Periodística Edwards. El Mercurio es un periódico chileno de tendencia conservadora fundado por Agustín Edwards Mac-Clure con varias ediciones a lo largo del país. Su edición más importante es la de Santiago, donde se publicó por primera vez el 1 de junio de 1900 y es distribuido nacionalmente con circulación diaria. Forma parte del GDA (Grupo de Diarios de América) junto con otros periódicos importantes en Latinoamérica como La Nación (Argentina), El Comercio (Ecuador), O Globo (Brasil), El Tiempo (Colombia), El Universal (México), El Comercio (Perú), El País (Uruguay) y El Nacional (Venezuela). Los lectores registrados pueden visitar su sitio internet www.emol.com . Es una publicación de carácter diario y con distribución nacional en base a la venta de sus ejemplares. En la actualidad su contenido informativo permanente está compuesto por los cuerpos A, con Opinión, Internacional, Cultura y Vida Social; B, con Economía y Negocios; C, con Nacional, que incluye Política y en general, conflictos, gobierno, parlamento, tribunales y otros; y D, con Automóviles, Económicos y Deportes; y E con Artes y Letras. Es en el cuerpo C donde prioritariamente el problema mapuche fue desarrollado por el medio, información que fue anunciada en los titulares de portada (Ver anexo: plantillas de portadas de La Tercera y El Mercurio y páginas escaneadas).

Análisis de la participación del conflicto en portada En el caso de La Tercera, el número de veces que apareció la noticia en el año fue la siguiente: -

23 veces en 2008, de las cuales en 10 oportunidades fue titular central

-

22 veces en 2009, de las cuales en 9 oportunidades fue titular central

-

30 veces en 2010, de las cuales en 9 oportunidades fue titular central

-

2 veces en 2011, de los cuales en una oportunidad fue titular central

111


En el caso de El Mercurio de Santiago, el número de veces que apareció la noticia en el año fue la siguiente: -

24 veces en 2008, de las cuales en 5 oportunidades fue titular central

-

15 veces en 2009, de los cuales en 2 oportunidades fue titular central

-

8 veces en 2010, de los cuales en 4 oportunidades fue titular central

-

Entre enero y junio de 2011, el conflicto mapuche no fue parte de la portada de El Mercurio. Cabe indicar que con respecto al resto del año 2011, no se encontraron los archivos de las ediciones julio a diciembre ni en versión impresa ni digital (microfilm).

Tanto en el caso de La Tercera y El Mercurio, el tema eventualmente es portada, llamando la atención que esto sucede cuando el conflicto es enfatizado por ambos medios a partir de acontecimientos “graves”. El conflicto mapuche es estructural y latente; el problema de las tierras es una deuda pendiente que se arrastra desde fines del siglo XIX. Considerando la participación del conflicto mapuche en portada, cabe señalar que ha sido parte del cuerpo de titulares cuando el título de la noticia presenta principalmente noticias de carácter violento o delictual.

4.2.- Análisis del cuerpo de titulares en portada

-

Análisis del titular central en portada El titular de una noticia cumple un rol trascendental en la explicación de la

información que va a ser relatada. Su función es ser la introducción y presentación del hecho noticioso. A través del titular, el lector se informa del contenido en general de la información que se narra, como también puede apreciarse la orientación que a los sucesos se entrega. El titular es el primer relato que brevemente narra, explica y contextualiza los acontecimientos informativos. Es el título de la noticia, cuyo fin es captar la atención de los lectores. De ahí la importancia de su presentación en portada. De las políticas comunicacionales del medio dependen su generación de un titular y su difusión. 112


La relevancia de un titular tiene directa relación con el lugar que ocupa en la página portada. El primer lugar de importancia en una portada en un periódico la tiene el titular central. En La Tercera, éste se observa en el lugar superior izquierdo, bajo dos o tres recuadros con viñetas que presentan información del contenido interno de cada edición, generalmente de las secciones Deportes, Tendencias y Entretención. Y en el resto de la página – en ambos costados y espacio inferior - se ubican titulares más pequeños. En el caso de El Mercurio, el titular central se ubica en la parte superior centro. Arriba de éste, dos o tres recuadros con viñetas que anuncian el contenido interno de cada edición, como es el caso de Deportes, Entretención o Arte y Espectáculos. Con respecto a los restantes titulares, cabe indicar que se sitúan

en ambos costados y

espacio inferior. Por otra parte, la relevancia y la ubicación además se relacionan con el modo de lectura de portada que el medio ha definido a partir de su formato, con el que busca el interés del público que sigue ese orden de seguimiento a los titulares presentados por el diario. Por ello es importante destacar a los titulares centrales, quienes presentan la noticia más importante de cada edición. En la portada, el titular central tiene el tamaño de letras más grandes, ocupa el mayor número de espacio y suele ir acompañado de una bajada que profundiza la noticia. El tamaño de la letra en el titular de la portada también evidencia su importancia para el medio y tiene que ver con decisiones editoriales que establecen la jerarquía de cada información. De las 77 oportunidades en que el conflicto mapuche es parte del cuerpo de titulares durante los años 2008, 2009, 2010 y 2011 de La Tercera, fue titular portada en 29 ediciones, manifestando lo siguiente:

La Tercera 1.- Edición del 07 – 01 – 2008

TC: Policía investiga nexo entre activistas mapuches y lautaristas 113


B: Investigaciones rastrea el presunto entrenamiento paramilitar que habría recibido el grupo encapuchado que incendió dos camiones en la Ruta 5 Sur, en protesta por la muerte del estudiante Matías Catrileo. El atentado se produjo en las cercanías de Temucuicui, comunidad donde se ocultó el ex lautaritas prófugo por el crimen del cabo Moyano, Carlos Gutiérrez.

2.- Edición del 08 – 01 – 2008

TC: Nexo de atentado en Santiago con conflicto mapuche desata alarma B: Mario Marchese, gerente de la eléctrica SN Power, recibió dos tiros en su jeep al salir de su edificio en Las Condes. El atacante dejó panfletos alusivos a la Coordinadora Arauco Malleco antes de huir. La empresa tiene paralizadas tres obras en la X Región a raíz de la pugna.

3.- Edición del 12 – 01 – 2008

TC: Conflicto mapuche: 76% cree que se deben aplicar medidas drásticas con activistas B: Según un sondeo del Centro de Encuestas de La Tercera, los consultados señalan que no están de acuerdo cómo el gobierno ha manejado la situación. Pese a que los encuestados estiman que los actos de violencia han aumentado (65%), la población considera razonable sus demandas.

4.- Edición del 28 – 01 – 2008

TC: Conflicto mapuche se extiende al Alto Biobío con quema de maquinaria B: Nuevo ataque, que dejó millonarias pérdidas, se lo adjudicó una comunidad pehuenche y puso fin a casi 4 años de tranquilidad en la zona.

5.- Edición del 29 – 01 – 2008

TC: Gobierno acepta demandas de activista mapuche para poner fin a huelga de hambre B: Los términos de acuerdos fueron detallados por el presidente de la Conferencia Episcopal Alejandro Goic, mediador entre Patricia Troncoso y La Moneda. La mujer – condenada por Ley Antiterrorista y quien tras 110 días depuso su huelga – podrá acceder 114


desde marzo a la libertad los fines de semana, mientras el resto de los días estará en un recinto penal apto para trabajar.

6.- Edición del 31 – 01 – 2008

TC: Udi impugnará ante Contraloría pacto entre La Moneda y huelguista E: Troncoso: “Vencimos la arrogancia de un gobierno” B: La oposición afirma que no se cumplieron los requisitos establecidos en el reglamento de Gendarmería para otorgar los beneficios carcelarios concedidos por La Moneda

7.- Edición del 25 – 08 – 2008

TC: Policía identifica a mirista que organizó escuela de guerrillas en zona mapuche E: Vocero de gobierno: “Volveremos a ir y los vamos a pescar” B: Se trata de Juan Moreno Vargas, con orden de detención desde mayo en la indagatoria que se sigue en contra de la célula mirista Ejército Guerrillero de los Pobres Patria Libre (EGP –PL). En la fiscalía dicen que está en Colombia, donde tiene nexos con el grupo guerrillero de ese país Ejército de Liberación Nacional (ELN). Ayer hubo 2 carabineros heridos en Temucuicui.

8.- Edición del 07 – 09 – 2008

TC: Correos electrónicos de ex líder de las Farc mencionan nexos con grupos mapuches B: Un informe reservado, que está en manos del Ministerio Público, señala que en el computador del abatido líder de las Farc, Raúl Reyes, se halló un email de un chileno que pidió entrenamiento para indígenas del sur.

9.- Edición del 08 – 09 – 2008

TC: Gobierno confirma que se indagan nexos de las Farc con grupos mapuches

115


B: El vocero, Francisco Vidal, manifestó que en el Ejecutivo hay preocupación por el tema, al tiempo que expresó su molestia por la divulgación de los antecedentes obtenidos a partir de correos electrónicos entre el abatido líder de las Farc, Raúl Reyes, y chilenos. El senador RN Alberto Espina, quien entregó la documentación al Ministerio Público y a la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), señaló que se trata de “información grave”.

10.- Edición del 09 – 09 -2008

TC: La Moneda decide mantener a funcionario aludido en correo de ex jefe de las Farc B: Hugo Guzmán, quien trabaja en la Secretaría de Comunicaciones del gobierno, es mencionado en dos mensajes que envió a Raúl Reyes el encargado de una célula de apoyo a la guerrilla colombiana que funciona en México. El subsecretario del Interior, Felipe Harboe, dice que hay que mantener la presunción de inocencia de las personas mencionadas en los emails de Reyes. Contactos: El Ministerio del Interior admitió ayer que existen contactos políticos entre grupos mapuches y miembros de las Farc, pero que hasta el momento no hay información de cooperación “ni vínculos operativos”.

11.- Edición del 29 – 07 – 2009

TC: Gobierno envía fuerzas especiales a zona mapuche tras seguidilla de ataques B: La decisión del Ejecutivo se produjo luego del atentado, en la madrugada de ayer, a un bus con pasajeros que realizaba el trayecto Santiago – Puerto Montt, el cual fue apedreado por unos 15 encapuchados. Mientras el hecho fue reinvidicado por la Coordinadora Arauco Malleco, desde Santiago se dispuso un contingente de 80 efectivos policiales de Fuerzas Especiales para que se trasladen a Temucuicui. En la zona han sido atacados camiones y hubo cortes de caminos.

12.- Edición del 13 – 08 – 2009

TC: Muerte de activista mapuche en tiroteo con carabineros desata disturbios B: Comunero falleció tras recibir un disparo percutado por un funcionario del Gope, quien durante el desalojo de una toma en Angol, IX Región, repelió con su arma una emboscada en la que recibió 80 impactos de perdigones en el cuerpo. Tras la muerte, 116


miembros de la comunidad intentaron evitar que el cuerpo fuera retirado del lugar. En los incidentes registrados anoche en el sector, ocho personas resultaron heridas.

13.- Edición del 14 – 08 – 2009

TC: Autopsia revela que mapuche muerto en desalojo recibió bala en la espalda B: Según el SML, Jaime Mendoza Collío recibió un proyectil del “hemitorax izquierdo posterior”, en el desalojo de un fundo en la IX Región. El informe pone en tela de juicio la versión de Carabineros, que señala que el funcionario del Gope Patricio Jara Muñoz había actuado en legítima defensa. Ayer, fuentes de gobierno dijeron que la institución reiteró su postura. El fiscal interrogó al policía, que está detenido e incomunicado.

14.- Edición del 16 – 08 – 2009

TC: Fotos inéditas revelan modo de operar de grupo violentista mapuche B: Durante una semana, un fotógrafo de La Tercera estuvo en la comunidad de Temucuicui, una de las zonas más inexpugnables para Carabineros. En esos días, el grupo invadió un predio que ha incendiado en otras ocasiones, derribó árboles de una forestal y se enfrentó con la policía, entre otras acciones ilegales. Ayer, encapuchados atacaron al fiscal jefe de Angol, quien se dirigía a investigar el incendio de un colegio de Chequenco, ubicado a pocos kilómetros de donde era velado el comunero Jaime Mendoza.

15.- Edición del 17 – 08 – 2009

TC: Fiscal militar procesa a carabinero por muerte de comunero mapuche B: Mientras en la tarde de ayer 3000 personas de las comunidades de La Araucanía, Valdivia y la Región de Los Lagos despedían a Jaime Mendoza Collío - muerto el miércoles durante la toma de un fundo en Collipulli – el fiscal militar que indaga el caso decidió someter a proceso al carabinero autor del disparo. El cabo primero Patricio Jara Muñoz fue procesado por “violencia innecesaria con resultado de muerte”. Quedó en prisión preventiva en la comisaría de Angol.

117


16.- Edición del 21 – 10 – 2009

TC: Mapuches huyen con activista herido en camiones en Angol

tiroteo tras emboscar

B: A las 3.30 de ayer, encapuchados se enfrentaron a tiros con efectivos de Fuerzas Especiales que custodiaban la maquinaria de una empresa, luego de quemar dos vehículos de carga. Voceros de las comunidades en conflicto habían dicho que tras el ataque un activista murió, pero se negaron a identificarlo y a entregar sus restos.

17.- Edición del 23 – 10 – 2009

TC: Millonaria inversión en cámaras para vigilar carretera en zona mapuche B: A través de un decreto especial, el gobierno dispuso de US $ 3,5 millones para instalar aparatos de monitoreo en diversos tramos en la Ruta 5 Sur, en la Región de La Araucanía, donde se han producido violentos ataques a camiones. La medida, que el Ejecutivo estableció “apelando a razones de interés público”, deberá estar implementada antes del verano. Las cámaras estarán conectadas las 24 horas con Carabineros. 18.- Edición del 26 – 11 - 2009

TC: Colombia investiga a chileno por nexo entre las Farc y mapuches B: En febrero de 2008, Manuel Olate (42) abandonó el campamento del líder guerrillero Raúl Reyes, 3 días antes de ser bombardeado. La Fiscalía de la Unidad Nacional contra el Terrorismo que sospecha que Olate era “Roque”, el contacto chileno del grupo armado y quien escribió en 2006 un correo a Reyes pidiéndole entrenar a un grupo mapuche. El ilícito que se indaga es “concierto para delinquir”, similar a la asociación ilícita y que contempla penas de hasta 18 años.

19.- Edición del 06 – 09 – 2010

TC: Gobierno estudia excluir de ley antiterrorista a ataques a la propiedad para frenar huelga B: La iniciativa es evaluada por el Ejecutivo en momentos en que se cumplen 57 días de huelga de 32 comuneros mapuches. / El delito de incendio implica una pena que va desde 61 días a 10 años de cárcel y, si es tipicado bajo la ley antiterrorista, la sanción puede llegar hasta 30 años.

118


20.- Edición del 10 – 09 – 2010

TC: Mapuches: Iglesia pide gestos al gobierno y tramitan con urgencia ley antiterrorista B: La Conferencia Episcopal advirtió que se requieren señales en el corto plazo para solucionar el conflicto y llamó a los mapuches a deponer la huelga de hambre. / El Ejecutivo envió ayer la reforma legislativa y el Senado inicia hoy el debate. En La Moneda también evalúan mejorar las condiciones carcelarias de los comuneros detenidos.

21.- Edición del 11 – 09 – 2010

TC: Piñera incluirá conflicto mapuche en su 1er. discurso ante la ONU B: Presidente aludirá a situación de los “pueblos originarios” el 23 de septiembre. La Iglesia, en tanto, pidió al gobierno mayor voluntad de diálogo. / Cambio a ley antiterrorista se entrampó ayer en el Congreso. Mientras, el Minsal dice que 4 ó 5 comuneros están “en condición muy límite”.

22.- Edición del 13 – 09 – 2010

TC: Encuesta: 86% piensa que huelga mapuche afecta la imagen internacional de Chile B: Sondeo realizado por el Centro de Estudios de La Tercera señala que el 68% cree que huelguistas buscan no ser procesados por la ley atiterrorista. / Comisión de Constitución del Senado aprobó la reforma a la narrativa, pero los comuneros dijeron que ellos no basta para deponer huelga.

23.- Edición del 14 – 09 – 2010

TC: Gobierno alista alimentación forzada de mapuches en huelga B: Decisión de diez comuneros de Angol de pasar ayer a un régimen “seco” tiene en alerta a las autoridades para aplicar hospitalización en casos graves. / Los ministros Hinzpeter y Larroulet concretan hoy la primera reunión de diálogo con la Iglesia y el Ejecutivo evalúa cambios a la ley antiterrorista.

119


24.- Edición del 23 – 09 – 2010

TC: Iglesia deja en suspenso su participación en mesa de diálogo por tema mapuche B: El arzobispo Ricardo Ezzati – quien oficia de mediador con los huelguistas – señaló que “no he sido invitado y, en caso de serlo, habrá que discernirlo”. / La Moneda desestimó llamado de la Iglesia para que el Ejecutivo opte por “medidas administrativas” tras fracaso de las negociaciones en el Congreso.

25.- Edición del 25 – 09 – 2010

TC: Líder mapuche traba a última hora acuerdo para deponer huelga de hambre B: La Moneda ofreció retirar su patrocinio a las querellas por terrorismo a los 34 comuneros acusados. Propuesta fue bien acogida por varios huelguistas, pero finalmente no prosperó. El líder de la Coordinadora Arauco Malleco, Héctor Llaitul, abortó el preacuerdo lanzado entre representantes del Gobierno, la Iglesia y abogados huelguistas.

26.- Edición del 27 – 09 – 2010

TC: Mapuches en huelga rechazan última oferta del gobierno y se postergan las negociaciones B: Comuneros – que no logran consenso sobre la huelga – pidieron suspender cita en que darían respuesta a oferta del Ejecutivo de retirar las querellas. / “Hay que esperar que los comuneros hable entre sí y decidan”, dijo el obispo Ezzati, quien habló ayer con los huelguistas y no a través de sus voceros.

27.- Edición del 30 – 09 – 2010

TC: Gobierno y Concertación logran acuerdo en el Senado para aprobar ley antiterrorista B: El Ejecutivo dio un giro a su postura y se abrió a incorporar artículos que beneficiarían a los reos mapuches, como rebajas de penas. / La Iglesia retomó ayer su rol protagónico en las negociaciones tras haberse marginado durante dos días de la mesa de diálogo. 28.- Edición del 04 – 06 – 2011 120


TC: Activistas mapuches mantienen huelga, pese a rebaja de condenas B: Los magistrados no anularon el juicio, pero modificaron la sentencia al eliminar cargo por intento de homicidio a fiscal. Los comuneros rechazaron la medida y anunciaron que acudirán a Tribunal Constitucional y a tribunales internacionales.

Por su parte, de las 48 oportunidades en que el conflicto mapuche es parte del cuerpo de titulares durante los años 2008, 2009, 2010 y 2011, en El Mercurio fue titular portada en 11 ediciones, manifestando lo siguiente:

El Mercurio: 1.- Edición del 04 – 01 – 2008

TC: Encapuchados incendian bosques tras muerte de mapuche en ataque a predio E: Destruyen plantaciones de Mininco en la Araucanía B: La violenta reacción vino luego que Matías Catrileo (22) falleciera baleado por carabineros durante un atentado a fundo de Jorge Luchsinger. Anoche había 30 focos de fuego causados intencionalmente, los que han arrasado 60 hectáreas en tres fundos. / Sobre el mortal incidente, la policía dijo que usaron armas de servicio para repeler ataque con tiros de escopeta y boleadoras.

2.- Edición del 30 – 01 – 2008

TC: Polémica por los beneficios carcelarios del Gobierno para la activista mapuche E: Transgresión a siete artículos del reglamento penitenciario B: Ejecutivo justifica “flexibilizar” el cumplimiento de normas para privilegiar vida de la “Chepa”. / Parlamentarios de la Alianza creen que la acción es una muestra de debilidad y una mala señal. / Gendarmería complicada porque la evaluación técnica que valida el beneficio nunca se realizó. / Sector privado afirma que beneficios otorgados a la activista son un mal precedente. / La “Chepa” exige un documento oficial para deponer huelga de hambre de 111 días. 121


3.- Edición del 03 – 02 – 2008

TC: Activistas realizan fuerte lobby en Europa para el “autogobierno” mapuche E: Conflicto indígena traspasa la frontera B: Movimientos nacionalistas europeos promovieron la creación del partido Wallmapuwen. / El drama de los Urban, sitiados en la Araucanía, con protección policial y en medio de amenazas. / Presidente del nuevo referente se pregunta: “¿Por qué en Chile no podría existir un País Mapuche”. / Monseñor Ezzati no ve mayor problema en que se haya entregado beneficio a la “Chepa”. 4.- Edición del 10 – 02 – 2008

TC: Giro del Gobierno en tema mapuche: No aceptará observadores extranjeros E: Reacción ante críticas de la oposición de “intervencionismo” B: “No hemos invitado ni vamos a invitar a ningún observador internacional”, dijo el vocero de Gobierno, en contraste con la apertura manifestada por Edmundo Pérez Yoma. / El nuevo comisionado Rodrigo Egaña no descarta la posibilidad, aunque dice que “malo sería que el informe estuviera hecho antes de venir a hacer la visita”. / Fundación francesa de la ex primera dama Danielle Mitterrand elabora propuesta de trabajo para enviársela a la Presidenta Bachelet.

5.- Edición del 24 – 08 – 2008

TC: Atentan contra ex activista mapuche por abandonar la vía violenta B: Tres encapuchados emboscaron y balearon bus con obreros indígenas que viajaban a faenas forestales. - Dueño del bus participó en la toma del fundo Alaska y estuvo detenido. Acusa venganza de sus pares, que lo tildan de “traidor” por iniciar una nueva vida.

6.- Edición del 07 – 10 – 2009

TC: Reclamos del agro por labor de jueces de garantía en la IX Región llegan a la Corte Suprema B: Aseguran que algunos “no entienden bien” el problema y con sus fallos lo mantienen. Dicen estar desprotegidos porque hay dos clases de chilenos: los mapuches y el resto. 122


Conadi pagará alto precio por fundo de Jorge Luchsinger, donde murió Matías Catrileo.

7.- Edición del 29 – 10 – 2009

TC: Fiscalía investiga crimen de joven mapuche como ajusticiamiento por indígenas que lo acusaron de ser testigo protegido B: En un principio, las autoridades dijeron que era una riña entre comunidades vecinas. La Víctima no era quien cooperó para detener a 5 de 8 encapuchados que atacaron peaje, vehículos y patrulla policial en Victoria. Se agravó joven herido que se vino a Santiago. Sufrió un paro cardíaco y está en la UCI. / Carabineros envió equipo de psicólogos a la IX Región para evaluar el nivel de estrés de su personal en La Araucanía. 8.- Edición del 24 – 09 – 2010

TC: Gobierno acusa intransigencia de mapuches y huelga de hambre llega a su día 75 B: Ministro del Interior confirmó propuesta para recalificar los delitos por los cuales se invocó la Ley Antiterrorista, pero, aseguró, los comuneros “no han querido transar”. Fiscal nacional dijo a “El Mercurio” que la vía para que es Gobierno retire sus querellas es modificar la normativa.

9.- Edición del 25 – 09 – 2010

TC: Voceros de mapuches en huelga sostienen primer contacto con Larroulet en casa de monseñor Ezzati B: El Ejecutivo habría ofrecido retirar sus querellas por Ley Antiterrorista en cuatro causas por atentados que involucran a los ayunantes. Horas antes, el arzobispo de Concepción había criticado a La Moneda por enfrentar el tema por la vía legislativa: “A lo mejor vamos a tener un muerto”. En la ONU, Piñera planteó “paradoja” entre esfuerzos para salvar a los mineros y huelga de comuneros.

123


10.- Edición del 26 – 09 – 2010

TC: Diferencias entre huelguistas de La Araucanía y del Biobío complican solución al conflicto B: Quienes son los mapuches que realizan la huelga de hambre. Cómo se ha utilizado la Ley Antiterrorista en sus 25 años de existencia.

11.- Edición del 28 – 09 – 2010

TC: Gobierno acusa a huelguistas de pretender estar por sobre la ley B: “Si nosotros nos sentamos en una mesa de diálogo, infringimos la ley (…) Este es un tema que excede al ámbito criminal”, advirtió anoche el fiscal nacional, Sabas Chahuán. Luego de cinco días de reuniones, mapuches exigen ahora que se involucren en las tratativas de los tres poderes del Estado. Ministro Hinzpeter declaró que comuneros en huelga de hambre “llegaron al límite” en sus demandas. Larroulet reveló un “portazo” al preacuerdo que se había alcanzado. Monseñor Ezzati puso en duda su continuidad como facilitador de diálogo: “Mi etapa en ese sentido concluyó”. Al respecto, entre los años 2008 y 2001 el titular central de La Tercera enfatizó en acciones donde destacan altos grados de violencia

tales como que existe un nexo

mapuche con un grupo armado (07 – 01 – 2008), y un nexo con un atentado a un fiscal (08 – 01 – 2008); que un 76% cree que ante el conflicto se debe ser drástico (12 – 01 – 2008); que se extiende el conflicto con quema de maquinarias (28 – 01 – 2008); que el Gobierno cede ante activista en huelga de hambre (28 – 01 – 2008); que la Udi impugnará acuerdos entre La Moneda y huelguistas (31 – 01 – 2008); que la policía identifica a mirista que organizó escuela de guerrillas en zona mapuche (25 - 08 – 2008); que existen correos electrónicos de las Farc que mencionan nexos con mapuches y que se indagan (07 – 09 – 2008); que el Gobierno indaga dichos nexos (08 – 09 – 2008); que el Gobierno envía fuerzas especiales a zona mapuche tras múltiples ataques (29 – 07 – 2009); que murió un activista en tiroteo con carabineros, lo que desató disturbios (13 – 08 – 2009); que autopsia dice que mapuche muerto en desalojo recibió bala en la espalda (14 – 08 – 200); que existen fotos inéditas que revelan el modo de operar del grupo violentista (16 – 08 – 2009); que Fiscal militar procesa a carabinero por muerte de comunero mapuche (17 124


– 08 – 2009); que mapuches huyen con activista herido en tiroteo tras emboscar camiones en Angol (21 – 10 – 2009); que se invertirán millones para vigilar carretera en zona mapuche (23 – 10 – 2009); que Colombia investiga a chileno por nexo entre las Farc y mapuches (26 – 11 – 2009). Asimismo, que el gobierno estudia excluir de ley antiterrorista a ataques a la propiedad para frenar huelga de hambre (06 – 09 - 2010); que la Iglesia pide gestos al Gobierno para tramitar con urgencia la ley antiterrorista (10 – 09 – 2010); que una encuesta dice que un 86% piensa que la huelga mapuche afecta la imagen internacional de Chile (13 – 09 – 2010); que Gobierno alista alimentación forzada de mapuches en huelga de hambre (14 – 09 - 2010); que la Iglesia deja en suspenso su participación en mesa de diálogo por tema mapuche; que líder mapuche traba a última hora acuerdo para deponer huelga de hambre (25 – 09 – 2010); que mapuches en huelga rechazan última oferta del Gobierno y se postergan negociaciones (27 – 09 – 2010); que el Gobierno y la Concertación logran acuerdo en Senado para aprobar ley antiterrorista (30 – 09 – 2010); y que activistas mapuches mantienen huelga de hambre, a pesar de rebaja de condenas (04 – 06 – 2011). Es importante precisar que durante este período, los acontecimientos más relevantes del conflicto mapuche fueron la muerte de los comuneros Matías Catrileo Quezada y Jaime Mendoza Collío; se habían iniciado los juicios contra dirigentes mapuches de la CAM y se comenzaba a dictar sentencias; y los propios mapuches encarcelados respondían a las condenas con (2) huelgas de hambre. Y en este contexto, en el plano de las acciones el titular central vinculó a los mapuches con acciones violentas tales como organizar guerrillas u organizar ataques; de operar en grupos violentistas; de emboscar camiones, de tener vínculos con las Farc; y de trabar o rechazar los acuerdos para deponer huelga de hambre. Por otra parte, no se observa un seguimiento periodístico específico en el caso de las muertes de Catrileo Quezada y Mendoza Collío. Por su parte, entre los años 2008 y 2011 en materia noticiosa relacionada con el conflicto mapuche, El Mercurio destacó el tema en 11 oportunidades en su titular central. Acciones con grandes grados de violencia ocuparon este espacio, destacando que “encapuchados incendian bosques tras muerte de mapuche en ataque a predio” (04 -01 – 125


2008); que hay “polémica por los beneficios carcelarios del Gobierno para la activista mapuche” (30 - 01 – 2008); que “activistas realizan fuerte lobby en Europa para el ‘autogobierno’ ” mapuche” (03 – 02 – 2008); que hay un “giro del Gobierno en el tema mapuche, no aceptando observadores extranjeros” (10 – 02 – 2008); que “atentan contra ex activista mapuche por abandonar la vía violenta” (24 – 08 – 2008); que “los reclamos del agro por labor de jueces de garantía en la IX Región llegan a la Corte Suprema” (07 10 – 2009); que “fiscalía investiga crimen de joven mapuche como ajusticiamiento por indígenas que lo acusaron de ser testigo protegido”(29 – 10 – 2009); “que Gobierno acusa intransigencia de mapuches y huelga de hambre llega a su día 75”; que “voceros mapuches en huelga sostienen primer contacto con Larroulet en casa de monseñor Ezzati” (24 – 09 – 2010); que “diferencias entre huelguistas de La Araucanía y el Biobío complican solución al conflicto” (25 – 09 – 2010) y que “Gobierno acusa a huelguistas de pretender estar por sobre la ley” (28 – 09 – 2010).

En el plano de las acciones, el titular central de El Mercurio fue enfático a la hora de vincular directamente a los mapuches con “incendiar” bosques, “bloquear” Ruta 5 Sur y “atacar” helicópteros. Los mapuches en huelga de hambre piden “beneficios carcelarios” a pesar de sus vinculaciones con acciones; activistas se ven divididos y demuestran intransigencia; y un ex activista es agredido por otros activos que lo acusan de “infiltrado”. Así como en el caso de La Tercera, durante este período cabe recordar la muerte de los dos comuneros asesinados por balas de carabineros. Tampoco se observa un seguimiento periodístico específico a dichos acontecimientos por parte de El Mercurio. Llama la atención titular del 13 – 08 – 2009, que enfatiza en “disturbios por la muerte de un comunero” (Jaime Mendoza Collío) y no directamente en la gravedad que implicaría su asesinato. Por otra parte, ninguna noticia se refirió al avance de la situación en materia de soluciones de tierras o a los antecedentes del conflicto. El conflicto siempre se mostró agravándose y sin soluciones de fondo. Considerando la importancia del título de una noticia en un periódico, llama la atención que en portada tuvieron mayor relevancia las informaciones relacionadas con la violencia de las acciones de los mapuches, las que directamente se refirieron a 126


protagonizar “quemas de camiones o fundos”, “amenazas de nuevas acciones”, a “ocupar fundos” o “atacar a la policía”. Ninguna anunció una noticia donde se informaran los antecedentes históricos del conflicto, o donde se denunciara la falta de soluciones al respecto. -

Análisis de titulares en portada Como ya se ha indicado, el titular de una noticia cumple un rol fundamental en la

explicación de la información que va a ser relatada. Su rol es ser la introducción y presentación del hecho noticioso. Leyendo el titular, el lector se informa del contenido en general de la información que se narra, como también puede apreciarse la orientación que a los sucesos se entrega. En la portada de un periódico, el cuerpo de titulares está compuesto por un titular central y restantes titulares. Su existencia en la primera página evidencia el interés periodístico del medio por destacar la noticia, invitando al lector a continuar su lectura en la página anunciada. En el caso de La Tercera, de las 77 oportunidades en que el conflicto mapuche es parte del cuerpo de titulares de portada, 29 veces es titular central y las restantes 49 ocasiones participa de la portada. Destacan en las ideas fuerzas de estos titulares de portada, que “activistas mapuches se coordinan para nuevos actos de violencia” (06 – 01 – 2008); que “queman auto de cónsul chilena en Atenas en apoyo a mapuches (24 – 01 – 2008); que “activista mapuche rechaza propuesta del gobierno para que deponga huelga” (27 – 01 – 2008); que “oposición critica al gobierno por acceder a demanda mapuche” (30 – 01 – 2008); que “activista a favor de mapuches retoma ayuno y acusa al gobierno” ( 03 – 03 – 2008); que un “testigo detalla actividades subversivas en zona de conflicto mapuche” (21 – 08- 2008); que “indagan a activista sospechoso de ataque incendiario a fundo de Luchsinger” (22 – 08 – 2008); que “diez prófugos se esconden en comunidad mapuche” (26 – 08 – 2008); que a raíz del conflicto mapuche “policía inicia arrestos y prepara operativos” (28 – 08 – 2008); que un “grupo armado en zona mapuche reaparece con acciones coordinadas” (26 – 09 – 2008); que “Fiscalía reveló plan de Lautaro para agudizar conflicto mapuche” (02 – 10 – 2008); que “PDI desmanteló a grupo radical mapuche” (27 – 06 – 2009); que “cae en 127


Osorno principal líder de grupo radical mapuche” (16 – 07 – 2009); que “gobierno investiga vínculo de las Farc con grupo mapuche” (08 – 08 – 2009); que un “peritaje descarta que mapuche haya disparado en operativo” (18 – 08 – 2009); que “56 predios de las regiones VIII y IX han enfrentado ataques (22 – 08 – 2009); que a raíz del conflicto mapuche “hay más apoyo a policía de Temuco que de Santiago (23 – 08 – 2009); que “demandan al Fisco por falta de seguridad en zona mapuche” (01 – 09 – 2009); que “en 24 horas queman 3 camiones en La Araucanía” (07 – 09 – 2009); que “cabo que disparó a mapuche dice que lo querían matar” (15 – 09 – 2009); que “carabineros relata tiroteo con grupo radical mapuche tras quema de camiones (22 – 10 – 2009); que “aparece con vida en Santiago mapuche dado por muerto por comuneros en La Araucanía” (27 – 10 – 2009); que “Carabineros alista nuevas medidas en zona mapuche ante llegada de turistas” (02 – 11 – 2009); que “Fiscal revela extorsión y pago de peaje a grupos radicales mapuches en La Araucanía” (28 – 11 – 2009); que “fiscales viajan a Colombia a investigar nexo Farc – mapuches” (10 – 01 – 2010); que hay ”un dossier colombiano de nexo Farc-mapuches (11 – 08 – 2010); que “Piñera pide ayuda a Iglesia por huelga de hambre mapuche” (04 – 09 – 2010); que “la Moneda agiliza gestiones con la Iglesia por mapuches tras revés con Alianza” (08 – 09 – 2010); que “Iglesia Católica oficializa hoy rol negociador entre gobierno y mapuches” (09 – 09 – 2010); que “Congreso avanza en reforma y que Manalich asume rol clave” (12 – 09 – 2010); que “autoridad no aplicará ley antiterrorista en ataque a IX Región” (17 – 09 – 2010); que “Presidente anuncia mesa de diálogo para abordar ‘deuda’ con mapuches” (18 – 09 – 2010); que “mapuches en huelga anuncian que no participarán en mesa de diálogo” (21 – 09 – 2010); que “Piñera promueve candidatura a Consejo de DDHH de ONU en medio de conflicto mapuche” (22 – 09 – 2010); que “Piñera reconoce en ONU deuda con pueblos originarios” (24 – 09 – 2010); se anuncia “lo que piensa Sebastián Piñera sobre el conflicto mapuche (26 – 09 – 2010); que en el marco de la huelga de hambre “mapuches hacen nuevas exigencias y Ezzati gestiones” (como mediador, 27 – 09 - 2010); que “gobierno desecha vía legislativa en caso de huelga mapuche” (29 – 09 – 2010); que “gobierno y mapuches apuestan a inminente fin de huelga” (01 – 10 – 2010); que “gobierno retira querellas y mapuches deponen huelga de hambre tras 82 días” (02 – 10 – 2010); que “fracasa negociación con mapuches en Angol” (03 – 10 – 2010); que “La Moneda acude a zona mapuche para cerrar conflicto” (08 – 10 – 2010); que “últimos diez comuneros deponen huelga tras 89 días” (09 – 10 – 2010); que

128


“documentos secretos critican manejo de tema mapuche” (14 – 12 – 2010); y que “comuneros deponen huelga de hambre (10 – 06 – 2010). Como se puede apreciar, cabe destacar que estos titulares denotan una vinculación directa de los mapuches con acciones violentas y delictuales, las que van en aumento. Los mapuches son los responsables directos de la quema de camiones y predios y de coordinarse para nuevos actos de violencia. Asimismo, de que hay un grupo armado organizado, que se preparan acciones subversivas y que en algunas comunidades se esconden prófugos de la justicia. Se relaciona a los mapuches con los grupos guerrilleros Lautaro y Farc (Colombia) y se sospecha de la vinculación de activistas en otros atentados. La región vive una sensación de inseguridad, se necesita más de la acción policial – incluyendo cámaras de seguridad – porque claramente se multiplican los actos violentos contra vehículos y predios. Una huelga de hambre – radical e intransigente - busca rebajas de condenas de mapuches procesados. Con respecto a El Mercurio, de las 47 oportunidades en que el conflicto mapuche es parte del cuerpo de titulares de portada, en 11 ocasiones es titular central y las restantes 36 veces está presente en la portada. Las ideas fuerzas que destacan estos titulares señalan que “CAM sería responsable del ataque a otro camión en Temuco” ( 02 – 01 – 2008); que “mapuches bloquean Ruta 5 Sur y atacan a helicópteros que combatían incendios” (05 – 01 – 2008); un “convulsionado funeral de activista mapuche” (06 – 01 – 2008); que hay “vigilancia especial para evitar ataques e incendios de los activistas en la zona de La Araucanía” (07 – 01 – 2008); que “cae en La Serena tercer sospechoso de atentado en La Araucanía” (14 – 01 – 2008); que mapuches atacaron a balazos tenencia de Tirúa, y hieren a detectiva en otra violenta acción” (26 – 01 – 2008); que “justicia militar indaga ataque armado a tenencia de Tirúa” (27 – 01 – 2008); que “conflicto mapuche se acentúa con desalojo de catedral penquista y nuevo ataque incendiario” (28 – 01 – 2008); que “gobierno acepta decisiones de activista y ella depone huelga de hambre de 110 días” (29 – 01 – 2008); que hay “polémica por los beneficios carcelarios del Gobierno para activista mapuche” (30 – 01 – 2008); que la “activista dejó huelga de hambre sin lograr documento firmado del Gobierno (31 – 01 – 2008); que “gobierno se abre a modificar normas penitenciarias para 129


amparar el acuerdo que da beneficios a activista mapuche (01 – 02 – 2008); que “activistas realizan fuerte lobby en Europa para el “autogobierno” mapuche (03 – 02 – 2008); que hay un “giro del Gobierno en tema mapuche, no aceptando observadores extranjeros” (10 – 02 – 2008); que “consejeros de la Conadi piden crear ministerio indígena (12 – 02 – 2008); que “activista mapuche reclama al Gobierno con nueva huelga de hambre” (03 – 03 – 2008); que la “Conadi ha comprado 2823 hàs. para grupo mapuche radicalizado (08 – 07 – 2008); que “conflicto mapuche aleja la inversión de La Araucanía” (13 – 09 – 2008); que “mapuches se disputan fundo y hay cinco heridos” (15 – 09 – 2008); que “gobierno invocará Ley Antiterrorista en caso de activista mapuche detenido (13 – 02 – 2009); que se generó “polémica por libertad a mapuches que ocuparon fundo de Urban a 19 horas” (18 – 03 – 2009); que “fiscal pide anular fallo que absolvió a dos mapuches en caso Urban” (08 – 06 – 2009); que “fiscales dicen que advirtieron formalmente de gravedad de conflicto mapuche” (02 – 08 – 2009); que “mapuches y empresarios buscan asociarse para hacer producir las tierras agrícolas” (23 – 08 – 2009); que “cuatro carabineros quedan heridos en desalojo de fundo” (28 – 08 – 2009); que “más de la mitad de las tierras entregadas en 2009 han beneficiado a comunidades mapuches violentas” (30 – 08 – 2009); que “carabinero es herido a bala en desalojo en fundo en La Araucanía” (14 – 09 – 2009); que “dos policías son heridos en violenta reacción de mapuches ante fosos de agricultores para frenar tomas” (01 – 10 – 2009); que se realizó “inédita cumbre de Gobierno, policías y fiscales por violencia en Araucanía” (22 – 10 – 2009);

que

“carabineros detiene a mapuches sospechosos de ataque a Tur Bus (26 – 10 – 2009); que “joven herido en incidente en La Araucanía apareció anoche en hospital de Santiago” (27 – 10 – 2009); que “fiscales de la zona de tensión mapuche hoy están usando chalecos antibala” (28 – 10 – 2009); que “mapuches ocupan fundo cerca del lago Lanalhue” (24 – 02 – 2010); que “grupos mapuches reanudan ataques en fundos y rutas” (25 – 05- 2010); y que “voceros mapuches piden más plazo al Gobierno para superar diferencias internas” (26 – 09 – 2010). El Mercurio relaciona a los mapuches de manera directa con hechos violentos y delictuales y así lo manifiesta el uso del verbo. Destacan acciones como “atacar” (a balazos, helicóptero), “quemar” (camiones, predios), “emboscar”, “reanudar ataques”, “ocupar” (fundo) y “amenazar” (con más violencia). Se atribuye relación directa de CAM a ataque a otro camión, y una responsabilidad directa de mapuches en bloqueo de Ruta 5 Sur y ataque a incendios. Los mapuches atacan una tenencia en Tirúa y hieren a un 130


detective. Encapuchados usan M-16 y molotov y emboscan y queman camiones. CAM amenaza con acciones de resistencia si no se libera a los presos mapuches. Mapuches sospechosos han sido detenidos. Activistas demandan “autogobierno”. Asimismo, se enfatiza en el clima violento que se ha generado en la zona de la Araucanía. En diversas oportunidades carabineros han sido heridos en desalojos de fundos. Mapuches desertores (del movimiento) han sido amenazados y entre ellos se disputan fundos. Los fiscales han advertido del grado de crudeza y deben usar protección especial (chalecos antibalas), quienes advirtieron del grado de crudeza en la zona. Se deberá aplicar justicia militar y una cumbre gobierno – fiscales – policía busca detener la violencia. El funeral de un activista fue convulsionado y se observaron encapuchados. El agro y los inversionistas reclaman. Durante el 2009, 2823 hectáreas fueron otorgadas a los grupos mapuches más violentos. Gobierno busca solución a huelga de hambre, tratando de flexibilizar con ley antiterrorista. Mapuches en huelga de hambre se muestran intransigentes.

-

Análisis del epígrafe El epígrafe es una pequeña explicación que se coloca sobre el título de la noticia.

Durante el período en estudio cabe indicar que en La Tercera el epígrafe se observa en escasas oportunidades, siendo la bajada quien acompaña más bien al título. El epígrafe en La Tercera se refiere a incendios y desmanes en La Araucanía, a que encapuchados atacan helicópteros, y a lo que piensa La Chepa sobre la huelga de hambre, y el vocero de Gobierno sobre una escuela de guerrillas. Por su parte, en el caso de El Mercurio, cabe destacar cómo el epígrafe vincula el título con destrucción de plantaciones de Mininco en La Araucanía, con el recrudecimiento de protestas (por la muerte de activista), con situar en el conflicto, con identificar a la protagonista de una huelga y a otros representantes mapuches; con disparar perdigones; con los detalles de la huelga de hambre; con que el conflicto mapuche traspasa la frontera; con las reacciones del Gobierno y la oposición; con la negociación de tierras.

131


-

Análisis de la bajada La bajada en un titular cumple la función de desarrollar lo presentado en el título.

Puede entregar más datos, fundamentaciones o consecuencias de la noticia señalada, lo que luego es profundizado en el cuerpo de esta. Amplía el contenido sugerido por el epígrafe y el titular, adelantando algunos pormenores. En el caso de La Tercera, destacan aquellas bajadas que entregaron detalles de la muerte de Matías Catrileo en “confuso incidente”; el acuerdo de dirigentes indígenas de nuevas “acciones violentas”; el presunto entrenamiento militar de un grupo encapuchado que incendió camiones; un atentado a un gerente en Las Condes que recibió disparos fue adjudicado por la CAM; un anónimo en Atenas para adjudicarse un atentado en apoyo a mapuches; nuevos ataques a maquinarias que se adjudicaron comunidades pehuenches; la opinión de la Udi en contra de las demandas de los mapuches en huelga por “delitos terroristas”; el mirista del grupo guerrillero EGP-PL y sus nexos con grupos subversivos colombianos; un informe reservado de un computador de las Farc, que evidencia solicitud de entrenamiento para indígenas; que la ANI tendría información grave de los nexos con las Farc; la captura de Héctor Llaitul Carillanca, el envío de fuerzas especiales a Temucuicui por corte de caminos y quemas de camiones; de la muerte de un activista por un disparo de carabineros mientras los desalojaban de una toma de un fundo; del informe de la autopsia del mapuche asesinado que pone en tela de juicio la versión de carabineros; del procesamiento a carabinero por muerte de comunero; otro sondeo sobre la percepción de la policía en Temuco; un enfrentamiento con carabineros que custodiaban maquinarias, donde un activista habría resultado herido; de la inversión de US $ 4 millones para cámaras de vigilancia en la zona; implementación de medidas de seguridad para turistas que arribarán a la zona; otro chileno investigado por sus nexos con las Farc y los mapuches; de la investigación a la supuesta venta de madera robada y el cobro de peajes especiales; el estudio del Gobierno de no aplicar la ley antiterrorista ante delito de incendio, para frenar huelga; que el Gobierno agilizó contactos con las iglesias para buscar solución ante huelga por revés con derecha; de su cuestionamiento a comuneros en huelga y endurecimiento de postura; del envío de la reforma legislativa para frenar huelga; y del rol de la Iglesia para ayudar en la mediación. La información que se lee en las bajadas – considerando previamente el título de cada noticia – entrega más antecedentes de la información noticiosa. La vinculación del 132


mapuche con actividades violentas y subversivas es un hecho para La Tercera, y su responsabilidad directa en acciones de carácter delictual. Los hechos son graves. Los mapuches recibirían entrenamiento extranjero. Sus vínculos así lo evidencian. Hay un grupo radical que amenaza con acciones subversivas. Hay preocupación en la zona y los diversos sectores se pronuncian (políticos, económicos). Existe un aumento de vigilancia. Una huelga de hambre intenta una rebaja de condenas. Los mapuches son “radicales e inflexibles”. La Iglesia intenta mediar. Mientras tanto, en el caso de El Mercurio, la bajada se refiere a los 30 focos de fuego causados en protesta por muerte de Catrileo por parte de la CAM, que bloquea ruta e incendia bosques; que “la Chepa” estaría encontrando una alternativa a sus diez años de condena por ley antiterrorista; por su parte, la derecha considera que flexibilizar a favor de “la Chepa” es un signo de debilidad y sector privado afirma que es una mala señal; que se promueve la creación del partido Wallmapuwen; del drama de los Urban y los Luchsinger, en medio de amenazas; que camioneros amenazan con paro si continúan los incendios;

del contraste de posturas del Gobierno ante la participación de

observadores extranjeros en el conflicto; a que tres encapuchados emboscaron y balearon a obreros indígenas forestales, castigando al dueño del bus, un mapuche que se automarginó del movimiento; que el Gobierno invocará ley antiterrorista a activista que incentivaba atentados incendiarios; que mapuches anuncian que seguirán ocupando predios; que hubo ocho informes del Ministerio Público que pedían al Gobierno y policías más recursos y personal; que al Gobierno le salen más costosas comprar tierras para los mapuches “violentos” que para los pacíficos”; que el agro cree que mapuches están protegidos; que por el caso de una máquina incendiada se invocó Ley Antiterrorista; que hay preocupación por armas de guerra incautadas; que unos 50 indígenas encapuchados – incluyendo niños . ocuparon predio; que el Ministerio del Interior dice que “comuneros no han querido transar” frente a la huelga de hambre; que Gobierno duda de mesa de diálogo, mientras fiscal nacional cree que no es solo un tema criminal, mientras monseñor Ezzati dice que ha terminado su etapa de mediación. Al respecto, llama la atención la bajada de El Mercurio, por la

entrega de

numerosos antecedentes. La vinculación del mapuche con actividades violentas y subversivas es un hecho para El Mercurio, y su responsabilidad directa en acciones de carácter delictual. Se trataría de un grupo organizado que se prepara con ayuda 133


extranjera. Encapuchados y subversivos, incluso portan armas. También ha habido espacio para informar sobre la preocupación de los fiscales sobre el grado de violencia, y la inquietud de familias y empresarios de la zona por los “atentados”. Se desarrolla una huelga de hambre con posturas radicales y poco flexibles. Los mapuches piden no aplicación de ley antiterrorista, aunque las evidencias los implicarían directamente con hechos delictuales.

-

Análisis de conceptos connotativos En reiteradas oportunidades los titulares de La Tercera y El Mercurio presentaron

en su texto los conceptos “encapuchados”, “activista”, “huelguista” y “violentistas”. También se observaron las palabras

“sospechosos”, “intransigentes”, “prófugos”,

“radicales” y “comunero”. Salvo la palabra “comunero” – de sentido más imparcial – los restantes conceptos – en función de sustantivos o adjetivos sustantivados - tienen una connotación negativa. Puede constatarse entonces que el medio toma una postura clara ante el conflicto. La ubicación de estos conceptos de clara connotación negativa en los titulares de portada es decisión de la política editorial. Se enfatiza en portada al conflicto con un titular que enmarca a partir de estos conceptos al problema indígena, a diferencia del tratamiento que se otorga a otros actores que – aún siendo la contraparte –son considerados de manera pasiva. A su haber, las forestales. Ambos medios, por tanto, evidencian su postura crítica hacia los protagonistas y hacia sus acciones.

-

Análisis de la fotografía en portada La fotografía periodística también es mensaje. Si bien la fotografía en un texto

puede ser opcional, debe reforzar lo que señala en la información de la redacción. La fotografía no posee código y es una representación de lo real y – aunque no lo es - “pero puede ser la analogía perfecta de una realidad”. Y es eso lo que ante el sentido común define la fotografía. 134


Las características esenciales para clasificar una fotografía como género periodístico son la “actualidad”, es decir, la imagen debe reflejar un hecho reciente y relevante y debe ilustrarlo suficientemente; la “objetividad”, o que la situación representada en la fotografía sea una imagen fiable y cuidadosa, representativa de los eventos indicados ; tener “narrativa”, o que la imagen se combine con otros elementos informativos que la hagan comprensible, y que tenga estética fotográfica, esto es, luz, encuadre, relación, fondo y forma, perspectiva, etc. Roland Barthes señala que la imagen fotográfica es un mensaje sin código. No obstante, la representación de la realidad a partir del significado que se le da a los signos (texto periodístico), puede modificar el sentido de una foto y la interpretación que el público hace. Al respecto, la estructura de la fotografía no es aislada. Se comunica con el texto periodístico, ya sea a través del título, el pie de foto o el resto del artículo. La totalidad de la información se soporta sobre dos estructuras heterogéneas: el texto y la imagen o fotografía periodística. La fotografía no posee código y es una representación de lo real y – aunque no lo es - “pero puede ser la analogía perfecta de una realidad”. Y es eso lo que ante el sentido común define la fotografía. Y aquí la connotación de la fotografía – en el contexto del texto periodístico – se da en el ámbito de la selección de la fotografía en la página portada.

La Tercera: De las 77 oportunidades en que el conflicto mapuche es parte del cuerpo de titulares durante los años 2008, 2009, 2010 y 2011, la portada incluyó fotografías en cuatro ediciones, con las siguientes características:

1.- 06 – 01 – 2008, T: Activistas mapuches se coordinan para nuevos actos de violencia. Fotografía: La fotografía muestra al ataúd de Catrileo rodeado de encapuchados con banderas negras, quienes lo acompañan en su funeral camino al cementerio. 2.- 31 – 01 – 2008, T: Udi impugnará ante Contraloría pacto entre La Moneda y huelguista. Fotografía: Dos fotografías muestran el rostro de Patricia Troncoso antes y después de los 112 días de huelga de hambre. 135


3.- 16 – 08 – 2009, T: Fotos inéditas revelan modo de operar de grupo violentista mapuche. Fotografía: Se observa cinco encapuchados en un bosque, uno portando una sierra. Algunos árboles yacen en el suelo ya cortados. 4.- 22 – 10 – 2009, T: Carabineros relatan tiroteo con grupo radical mapuche tras quema de camiones. Fotografía: En la fotografía se observa un inmueble incendiándose, completamente en llamas. Las fotografías descritas enfatizan en encapuchados en un funeral con banderas negras; en la “activista” en huelga de hambre antes y después del ayuno prolongado; en los encapuchados dentro de un predio cortando árboles; y en un inmueble que se incendia (aunque el titular se refería a “camiones” incendiados). El Mercurio: De las 47 oportunidades en que el conflicto mapuche es parte del cuerpo de titulares durante los años 2008, 2009, 2010 y 2011, la portada incluyó fotografías en once ediciones, con las siguientes características: 1.- 06 – 01 – 2008, T: Convulsionado funeral de activista mapuche. Fotografía en primer plano muestra a mapuches y encapuchados escoltando el féretro donde yace el cuerpo de Matías Catrileo, camino a su entierro. 2.- 07 – 01 – 2008, T: Vigilancia especial para evitar ataques e incendios de los activistas en la zona de Araucanía. Fotografía: Un bombero en un incendio forestal. Atrás se observan llamas. Pie de foto: Bomberos sofocaban ayer incendios intencionales en Ercilla. 3.- 31 – 01 – 2008: T: Activista dejó huelga de hambre sin lograr documento firmado del Gobierno. Dos recuadros comparativos presentan fotografías de Patricia Troncoso antes y después de la huelga de hambre. 4.- 02 – 02 – 2008, T: Encapuchados usan M – 16 y molotov al emboscar y quemar camiones en ruta de la Araucanía, T: Pie de foto: Camioneros de Malleco y Cautín amenazan con paro nacional de protesta por estos atentados. 136


En la fotografía se observa el estado en que quedó un camión ya incendiado. 5.- 03 – 03 – 2008, T: Activista mapuche reclama al Gobierno con nueva huelga de hambre Patricia Troncoso en una fotografía ya utilizada que muestra su estado al término de la huelga. 6.- 13 – 02 – 2009, T: Gobierno invocará Ley Antiterrorista en caso de activista mapuche detenido. En la fotografía, por un lado el activista mapuche fundador de la CAM, Miguel Ángel Tapia Huenulaf siendo detenido; y por otro lado la evidencia de Armas y explosivos que se le incautaron. 7.- 28 – 08 – 2009, T: Cuatro carabineros quedan heridos en desalojo de fundo En la fotografía, Ministro Viera-Gallo intentando salir tras abrupto final de cita. 8.- 07 – 10 – 2009, T: Reclamos del agro por labor de jueces de garantía en la IX Región llegan a la Corte Suprema. En la fotografía, miembros de la comunidad Temucuicui en aparentes ataques de “violencia”. 9.- 29 – 10 – 2009, T: Fiscalía investiga crimen de joven mapuche como ajusticiamiento por indígenas que lo acusaron de ser testigo protegido En la fotografía se observa tráfico de autos y camiones vigilados por fuerzas policiales y/o carabineros. 10.- 24 – 09 – 2010, T: Gobierno acusa intransigencia de mapuches y huelga de hambre llega a su día 75. En la imagen, un grupo de mapuches, empresarios y líderes gubernamentales en una mesa de diálogo. 11.- 25 – 09 – 2010, T: Voceros de mapuches en huelga sostienen primer contacto con Larroulet en casa de monseñor Ezzati En la imagen, un grupo de mapuches saliendo de la casa del Monseñor Ricardo Ezzati.

En las fotografías presentadas por El Mercurio, puede apreciarse a efectivos de la Pdi transportan el cuerpo del fallecido comunero Matías Catrileo; a mapuches y encapuchados con banderas escoltando el féretro de Matías Catrileo en su funeral; a un 137


bombero en un incendio forestal, mientras atrás se observan llamas; dos recuadros comparativos muestran a Patricia Troncoso antes y después de la huelga; el estado de un camión ya incendiado; una fotografía ya utilizada que muestra su estado al término de la huelga; dos recuadros muestran por un lado al activista mapuche fundador de la CAM: Miguel Ángel Tapia Huenulaf siendo detenido; y por otro lado la evidencia de armas y explosivos que se le incautaron; al Ministro Viera-Gallo intentando salir tras abrupto final de cita (llamando a mapuches a deponer “violencia” y tomas de fundos), mientras alumnos de internado indígena lo emplazan; a miembros de la comunidad Temucuicui en aparentes ataques de violencia; un tráfico de autos y camiones vigilados por fuerzas policiales y/o carabineros;

a un grupo de mapuches,

empresarios y líderes

gubernamentales en una mesa de diálogo; y a un grupo de mapuches saliendo de la casa del Monseñor Ricardo Ezzati. Casi la totalidad de las fotografías de ambos periódicos enfatizan en imágenes de acciones violentas (incendios de vehículos o predios); a personas encapuchadas cortando árboles en un predio, y a otros encapuchados con banderas negras que acompañan a Matías Catrileo ya fallecido en su funeral. Asimismo, muestran a un dirigente de la CAM cuando es detenido y con evidencias claras de su accionar subversivo (armas y explosivos incautados).

El ánimo en la zona de la Araucanía es complejo, debiendo fuerzas especiales vigilar autos y camiones. Además se aprecia el estado de salud de la huelguista tras su ayuno, a un Ministro emplazado, y una mesa de diálogo donde participa la Iglesia, el Gobierno y los mapuches, en el marco de la huelga de hambre. Lo representado por las

fotografías

periodísticas

seleccionadas son las

imágenes de lo que ha sido presentado claramente como un conflicto cuya violencia es clara y se agudiza, con los mapuches como protagonistas de acciones subversivas y delictuales, según lo que presenta el medio. Las restantes fotografías pertenecen a las noticias de la huelga de hambre, que no estuvo exenta de polémicas y de un (sugerido) clima de tensión e intransigencia por parte de sus protagonistas. 138


139


CONCLUSIONES El objetivo principal de esta investigación es describir y analizar el tratamiento periodístico de los titulares de las crónicas del problema de Arauco - Malleco de los citados medios. Asimismo, caracterizar la orientación y el perfil ideológico que los periódicos “El Mercurio” y “La Tercera” han otorgado a la problemática de tierras mapuches en la zona de Arauco y Malleco. El análisis crítico del discurso ha intentado identificar y describir las ideas - fuerza de los titulares de portada de los medios citados, con el propósito de analizar cómo se direccionan e instrumentalizan los textos y contextos frente al conflicto mapuche a partir del uso del análisis discursivo de los titulares; del espacio que el medio otorga al tratamiento informativo de la noticia con respecto a su importancia social;

junto con

analizar el contenido de los titulares de estos mcm noticiosos, con los que informan desde su perspectiva sobre la problemática mapuche a la sociedad civil. Como ya se ha expresado, la gramática señala que el signo lingüístico puede estudiarse bajo dos aspectos: como significante y como significado . Como significante, abarca todo lo que se refiere a su aspecto exterior, como el conjunto de raíces, fonemas y morfemas que lo componen, la categoría gramatical – sustantivo, verbo, adjetivo u otros – y su función en la oración – sujeto, predicado, complemento. Como significado, el signo lingüístico es considerado como una auténtica señal ideológica, como representación de conceptos y como sustancia semántica. La semántica destaca en este estudio a propósito de la trascendencia de su rol, aquel de ocuparse del sentido o contenido de las palabras. El valor semántico de las palabras – en este caso de los titulares – se entiende a partir de que estas precisan sus significados cuando aparecen en una frase concreta. La palabra se entiende participando en un contexto. Esto es, el conjunto de elementos lingüísticos que la rodean, anteceden o siguen, y que con su presencia condicionan la significación de dicha palabra, y a la vez colaboran a orientar el sentido de la frase y oración. Es decir, si una palabra aparece en una frase, ese es su contexto. Por tanto, el contexto es indispensable para el establecimiento de relaciones significativas entre los diversos momentos de la comunicación – en este caso – escrita, pues desde el punto de vista léxico puede considerarse a las palabras como elementos aislados o como elementos integrantes de un contexto. 140


A partir del reciente análisis, se constatan las claras definiciones políticas que las líneas editoriales de El Mercurio y La Tercera desarrollan respecto al conflicto de Arauco y Malleco. A través del tratamiento periodístico ya evidente desde los titulares, se ha resuelto la presentación de un conflicto como un proceso de hechos sucesivos y sumativos de violencia y acciones delictuales, los que son generados por los protagonistas del conflicto: los mapuches. Asimismo, la información presentada es poco frecuente y reiterativa, en un espacio reducido que eventualmente expone el tema ante el público lector. Los medios desarrollan de manera escasa la noticia, y desde una constante y única visión de la realidad. Tanto en el caso de La Tercera y El Mercurio, el tema eventualmente es portada, llamando la atención que esto sucede cuando el conflicto es enfatizado por ambos medios a partir de acontecimientos “graves”. El conflicto mapuche es estructural y latente; el problema de las tierras es una deuda pendiente que se arrastra desde fines del siglo XIX. Considerando la participación del conflicto mapuche en portada, cabe señalar que ha sido parte del cuerpo de titulares cuando el título de la noticia presenta principalmente noticias de carácter violento o delictual. Es importante precisar que durante este período, los acontecimientos más relevantes del conflicto mapuche fueron la muerte de los comuneros Matías Catrileo Quezada y Jaime Mendoza Collío; se habían iniciado los juicios contra dirigentes mapuches de la CAM y se comenzaba a dictar sentencias; y los propios mapuches encarcelados respondían a las condenas con (2) huelgas de hambre. Y en este contexto, en el plano de las acciones el titular central de La Tercera vinculó a los mapuches con acciones violentas tales como organizar guerrillas u organizar ataques; de operar en grupos violentistas; de emboscar camiones, de tener vínculos con las Farc; y de trabar o rechazar los acuerdos para deponer huelga de hambre. Por otra parte, no se observa un seguimiento periodístico específico en el caso de las muertes de Catrileo Quezada y Mendoza Collío. El titular central de El Mercurio fue enfático a la hora de vincular directamente a los mapuches con “incendiar” bosques, “bloquear” Ruta 5 Sur y “atacar” helicópteros. Los mapuches en huelga de hambre piden “beneficios carcelarios” a pesar de sus 141


vinculaciones con acciones; activistas se ven divididos y demuestran intransigencia; y un ex activista es agredido por otros activos que lo acusan de “infiltrado”. Así como en el caso de La Tercera, durante este período cabe recordar la muerte de los dos comuneros asesinados por balas de carabineros. Tampoco se observa un seguimiento periodístico específico a dichos acontecimientos por parte de El Mercurio. Llama la atención titular del 13 – 08 – 2009, que enfatiza en “disturbios por la muerte de un comunero” (Jaime Mendoza Collío) y no directamente en la gravedad que implicaría su asesinato. Por otra parte, ninguna noticia se refirió al avance de la situación en materia de soluciones de tierras o a los antecedentes del conflicto. El conflicto siempre se mostró agravándose y sin soluciones de fondo. Considerando la importancia del título de una noticia en un periódico, llama la atención que en portada tuvieron mayor relevancia las informaciones relacionadas con la violencia de las acciones de los mapuches, las que directamente se refirieron a protagonizar “quemas de camiones o fundos”, “amenazas de nuevas acciones”, a “ocupar fundos” o “atacar a la policía”. Ninguna anunció una noticia donde se informaran los antecedentes históricos del conflicto, o donde se denunciara la falta de soluciones al respecto. Con respecto a los restantes titulares de portada, cabe señalar que estos titulares denotan una vinculación directa de los mapuches con acciones violentas y delictuales, las que van en aumento. Son los responsables directos de la quema de camiones y predios y de coordinarse para nuevos actos de violencia. Asimismo, de que hay un grupo armado organizado, que se preparan acciones subversivas y que en algunas comunidades se esconden prófugos de la justicia. Se relaciona a los mapuches con los grupos guerrilleros Lautaro y Farc (Colombia) y se sospecha de la vinculación de activistas en otros atentados. La región vive una sensación de inseguridad, se necesita más de la acción policial – incluyendo cámaras de seguridad – porque claramente se multiplican los actos violentos contra vehículos y predios. Una huelga de hambre – radical e intransigente - busca rebajas de condenas de mapuches procesados. 142


Asimismo, El Mercurio relaciona a los mapuches de manera directa con hechos violentos y delictuales y así lo manifiesta el uso del verbo. Destacan acciones como “atacar” “quemar”, “emboscar”, “reanudar ataques”, “ocupar” y “amenazar”. El Mercurio enfatiza en el clima violento que se ha generado en la zona de la Araucanía. En diversas oportunidades carabineros han sido heridos en desalojos de fundos. Mapuches desertores (del movimiento) han sido amenazados y entre ellos se disputan fundos. Los fiscales han advertido del grado de crudeza y deben usar protección especial (chalecos antibalas), quienes advirtieron del grado de crudeza en la zona. Se deberá aplicar justicia militar y una cumbre gobierno – fiscales – policía busca detener la violencia. El funeral de un activista fue convulsionado y se observaron encapuchados. Con respecto al epígrafe, durante el período en estudio cabe indicar que en La Tercera se observa en escasas oportunidades, siendo la bajada quien acompaña más bien al título. El epígrafe en La Tercera se refiere a incendios y desmanes en La Araucanía, a que encapuchados atacan helicópteros, y a lo que piensa La Chepa sobre la huelga de hambre, y el vocero de Gobierno sobre una escuela de guerrillas. En cuanto a El Mercurio, cabe destacar cómo el epígrafe vincula el título con destrucción de plantaciones de Mininco en La Araucanía, con el recrudecimiento de protestas (por la muerte de activista), con situar en el conflicto, con identificar a la protagonista de una huelga y a otros representantes mapuches; con disparar perdigones; con los detalles de la huelga de hambre; con que el conflicto mapuche traspasa la frontera; con las reacciones del Gobierno y la oposición; con la negociación de tierras. En materia de investigación de la bajada, la información que en ella en La Tercera – considerando previamente el título de cada noticia – permite concluir que entrega más antecedentes de la información noticiosa. La vinculación del mapuche con actividades violentas y subversivas es un hecho para La Tercera, y su responsabilidad directa en acciones de carácter delictual. Los hechos son graves. Los mapuches recibirían entrenamiento extranjero. Sus vínculos así lo evidencian. Hay un grupo radical que amenaza con acciones subversivas. Hay preocupación en la zona y los diversos sectores se pronuncian (políticos, económicos). Existe un aumento de vigilancia. Una huelga de hambre intenta una rebaja de condenas. Los mapuches son “radicales e inflexibles”. La Iglesia intenta mediar. 143


Mientras tanto, llama la atención la bajada de El Mercurio, por la entrega de numerosos antecedentes. La vinculación del mapuche con actividades violentas y subversivas es un hecho para este periódico, y su responsabilidad directa en acciones de carácter delictual. Se presenta a un grupo organizado que se prepara con ayuda extranjera: son encapuchados y subversivos que incluso portan armas. También ha habido espacio para informar sobre la preocupación de los fiscales sobre el grado de violencia, y la inquietud de familias y empresarios de la zona por los “atentados”. Se desarrolla una huelga de hambre con posturas radicales y poco flexibles. Los mapuches piden no aplicación de ley antiterrorista, aunque las evidencias los implicarían directamente con hechos delictuales. Con respecto a los conceptos connotativos, en reiteradas oportunidades los titulares de La Tercera y El Mercurio presentaron en su texto los conceptos “encapuchados”, “activista”, “huelguista” y “violentistas”. También se observaron las palabras

“sospechosos”, “intransigentes”, “prófugos”, “radicales” y “comunero”. A

excepción de la palabra “comunero” – más imparcial – los restantes conceptos – en función de sustantivos o adjetivos sustantivados - tienen una connotación negativa. Puede constatarse entonces que el medio toma una postura clara ante el conflicto. La ubicación de estos conceptos de clara connotación negativa en los titulares de portada es decisión de la política editorial. Se enfatiza en portada al conflicto con un titular que enmarca a partir de estos conceptos al problema indígena, a diferencia del tratamiento que se otorga a otros actores que – aún siendo la contraparte –son considerados de manera pasiva. A su haber, las forestales. Ambos medios, por tanto, evidencian su postura crítica hacia los protagonistas y hacia sus acciones. Respecto al análisis de la imagen visual, lo representado por las

fotografías

periodísticas seleccionadas en portada de La Tercera y El Mercurio son las imágenes de lo que ha sido presentado claramente como un conflicto cuya violencia es clara y se agudiza, con los mapuches como protagonistas de acciones subversivas y delictuales, según lo que presenta el medio. Las restantes fotografías pertenecen a las noticias de la huelga de hambre, que no estuvo exenta de polémicas y de un (sugerido) clima de tensión e intransigencia por parte de sus protagonistas. 144


Consecuente con su visión estratégica, ambos medios reconocen una postura clara en una situación que, tratándose de un conflicto de tipo estructural, es caracterizado como un conflicto coyuntural. Las definiciones políticas de ambos diarios denuncian, rechazan y descalifican los acontecimientos de la situación. Del lado de la opinión empresarial, estos periódicos exponen subjetivamente la idea de que la situación está poniendo en riesgo la estabilidad económica, política y social, principalmente de la zona. De esta manera, se espera conseguir en el público lector – que comienza su proceso informativo a partir de los titulares de portada – una actitud crítica a las acciones de los demandantes de tierras a empresas forestales. El medio construye un lenguaje periodístico desde su punto de vista político. El análisis de discurso permite clarificar las orientaciones principales de un mensaje informativo que provino desde las páginas de estos diarios, “informando” lo sucedido durante el transcurso de los hechos que considera destacar. Se constatan señales claras del tratamiento periodístico dado el problema indígena. En primer lugar, la escasa incorporación y profundización del tema. Desarrollar el conflicto mapuche no es relevante para ambos medios. La eventualidad con que se destacan estos hechos en portada, va de la mano con la generación de hechos en que se puede enfatizar la violencia como cuestión principal. Esto, porque el titular es la gancho, la manera en que el medio presenta la noticia. Y es la línea editorial la que define qué hecho destacar y cómo redactarlo. El análisis permitió constatar la construcción de un lenguaje subjetivo, que desde los titulares dirige la comprensión de la información que el público lee. A partir de la connotación negativa con que se caracterizaron los sucesos, pudo observarse la acción principal, el sujeto principal, y las consecuencias de sus actos. El verbo constantemente planteó una acción cuya característica central fue la violencia, a partir de tomas, enfrentamientos, ataques, u otras acciones protagonizadas por el sujeto, los mapuches. El sujeto mapuche fue contextualizado a partir de una lista de conceptos incorporados a la frase que enfatizaron la dirección que orientó el titular, y de la adjetivización con que fueron apuntados. Con ellas también se sugirió la relación de los 145


mapuches con alguna postura política adversa a los intereses del medio. A la vez, se constataron las consecuencias de estos hechos, como el daño generado y el temor provocado. En general, las ideas-fuerzas fueron la de un proceso violento y radical; agresivo, cuyo impacto recayó en las empresas forestales victimizadas por los medios, quienes sufrieron la quema de maquinarias y las tomas de fundos; y luego, en la sociedad, que comenzaba a correr riesgo por esta misma violencia. Llamó la atención, además, la falta de presentación de los actores restantes del conflicto. Como tal se define por la existencia de polos que provocan la tensión pertinente. Nuevamente es el caso de las empresas forestales, que no son clarificadas como parte activa de esta disputa. La prensa conservadora Lo anteriormente expuesto evidencia el tratamiento periodístico permanente de los mcm del oligopolio y sus líneas editoriales. La Tercera y El Mercurio son dos medios de prensa escrita que desarrollan un periodismo que se denomina informativo, cuyo rol es velar por la objetividad de la información de lo que se expone, asegurando el equilibrio de las posturas, y la veracidad más óptima de los antecedentes relatados, con exactitud y precisión. No obstante, se evidencia que estos periódicos interpretan la realidad por la direccionalidad y énfasis que otorgan a la noticia. Así les parece pertinente que no basta con informar, sino que hay que hacerlo con “la verdad de los hechos”. El periódico, como actor de conflictos, definió claras visiones y posturas y a sus propios protagonistas, que calificó casi como “únicos”. La connotación negativa que a éstos otorgaron los medios responde a una actitud mediatizadora que lo alejó de su “objetividad plena”, y de la función de informar “la veracidad de todos los hechos”. Los mcm interpretan la realidad, con el objetivo de conseguir que el público la entienda, se adapte a ella, o busque modificarla. El ejercicio de entender y expresar la realidad social, se propone en un mensaje periodístico que luego debe ser descifrado y comprendido, en este caso, del lenguaje escrito en los diarios citados.

146


Pero en esta interpretación de la realidad priman las impresiones y convenciones particulares del perfil de los medios. La realidad interpretada por un medio debe llegar al público a través de una gama de filtros y formas convencionales – géneros periodísticos – que le permiten entender el mensaje. El medio persiguió estos fines desde su perspectiva. A esa gama correspondieron las expresiones, tonos y usos del lenguaje, llevando implícito el sentido de la persuasión del lector en relación a su postura con el conflicto. La línea editorial del medio estuvo al tanto de que el problema mapuche estaba inscrito dentro de la índole política. No obstante, a partir de su interés de persuadir, el medio relativizó el tema, difundiendo la noticia como un hecho dramático y violento, sin detenerse en sus causas y consecuencias, ni en la profundización de las reivindicaciones indígenas. Dicha persuasión fue realizada desde una postura conservadora, que distorsionó el conflicto mapuche. Como tales, ambos medios interpretaron con similares posturas en sus líneas editoriales la realidad del conflicto mapuche. Esto, con el fin de provocar determinados efectos en las actitudes del público, como el rechazo, el cuestionamiento, o el escepticismo de los lectores ante los sucesos mencionados. Es un conflicto subjetivo, manifiesto y estructural al que le compete la participación del Estado y el Gobierno para una solución definitiva a la serie de demandas expuestas por los mapuches, por cierto no mencionadas en los medios. Sin embargo, fue tratado como un conflicto coyuntural, donde lo que es prioridad difundir por estos periódicos son las acciones diarias en un proceso de constante violencia. Así se excluyó el tema de fondo, por sobre la jerarquización de las situaciones conflictivas haciendo del movimiento mapuche un actor negativo, como ya se ha señalado. Y aún cuando se trató de un conflicto con causas políticas, culturales y sociales, cuyas demandas van en esa dirección, ambos mcm se han encargado de difundirlo bajo una perspectiva limitadas, con corta visión. Es evidente que a un medio de derecha no le interesa la resolución de los conflictos. La mediación es función del medio, actuando como tercero. En el ámbito político, como en este caso, el rol de mediadores es más completo cuanto menos sea la diferencia entre el volumen de los hechos provocados por el sistema político y el volumen de los hechos por el ambiente social, en relación con el sistema político. Dicho rol es más eficaz 147


y completo cuanto mayor sea la proporción de hechos transmitidos capaces de provoc ar decisiones, o transformar actitudes o ideas. Esto se fortalece con un rol mediador completo, cuanto más iniciativa exista en la difusión de los hechos, tengan procedencia del sistema político o social. La mediación generalizada por los medios estimula la acción social. No obstante, fue el caso del tratamiento periodístico del conflicto mapuche de Arauco y Malleco por los diarios La Tercera y El Mercurio. Sus informaciones no fueron dirigidas en este sentido. Con actores activos, los mapuches, y actores pasivos, las forestales. Para estos periódicos, por tanto, no es de interés la resolución social de este conflicto. La Responsabilidad Social Como sostenedores en su política editorial de la Teoría de la Responsabilidad Social, ambos medios han sido coherentes con este estilo de periodismo que busca penetrar en las conciencias persiguiendo la permanencia y consolidación del control social propia de los medios neoliberales. De esta forma, no pierden el norte de colaborar a consagrar una institucionalidad política en donde el sistema político necesita validarse también como sistema social y cultural. Por ello se explica la parcialidad hacia ambos polos del conflicto. La forestal fue planteada como flexible y colaboradora, pasiva y víctima de la violencia mapuche. Bajo esta teoría la línea editorial del medio sostiene la defensa de aquellos actores que pueden ver afectada su estabilidad. Las empresas forestales pertenecen a grupos de poder dominantes. Y estos colaboran con el control social por el que velan estos grupos de poder. Siguiendo la línea editorial que los orienta, La Tercera y El Mercurio escogieron el contexto con que orientaron al lector en su comprensión de los hechos del movimiento indígena, dándole la significación que les pareció adecuada. A partir de sus rigurosos principios de autocontrol, las líneas editoriales de los medios citados se sirvieron de sus medios para conseguir en el público lector un cuestionamiento de los hechos, a partir de “observar” en las páginas de estos una determinada realidad social.

148


Con respecto a sus principios - en materia de información del conflicto mapuche tanto La Tercera como El Mercurio presentan contradicciones. Si su obligación de informar debe cumplirse con veracidad, objetividad, exactitud y equilibrio, en este caso ello no se evidencia. El tratamiento periodístico expuesto así lo indica. Al contrario de estos postulados, ambos diarios dirigieron la noticia con claros sesgos de subjetividad intencionada. El equilibrio de todas las partes estuvo ausente, y la información del todo no fue clara y exacta, con indicios evidentes de parcialidad. Por otro lado, la TRS plantea el deber de cumplir con el pluralismo, reflejando la diversidad de la sociedad, concediendo acceso a diversos puntos de vista. Como se apreció en el análisis, las organizaciones del conflicto mapuche y sus aliados no tuvieron cabida para la expresión de sus planteamientos, fundamentales para comprender las motivaciones de su accionar. Pero mientras estos medios no cumplieron con estos principios, fortalecieron otros. La TRS manifiesta que los mcm deben evitar todo lo que induzca al delito, violencia o desorden civil. Por su naturaleza el movimiento mapuche concita una sana solidaridad, partiendo de la premisa de que se trata de un conflicto cultural, a partir de deudas históricas que afectan a indígenas sumidos en la pobreza y la postergación. Como tal, logra sensibilizar a los lectores más conscientes. Para estos diarios, no obstante, no hay sensibilidad ante el tema. Por sobre ello, entendiéndose desde un punto de vista político, hay un interés de conciliar a las empresas forestales con el público lector, como las afectadas por quienes promueven el desorden. Por ende, también los medios responden a otro principio teórico que les señala que deben cumplir con ciertas obligaciones con la sociedad, lo que justifica para asegurar el bien público. Esto implica el comportamiento de ambos periódicos ante el conflicto mapuche, a partir de su tratamiento. Inherente a ello está la definición política de su línea editorial a partir de sus dueños, COPESA S.A. y Edwards, reconocidas empresas del mundo de las comunicaciones, aliadas de la derecha política.

149


A partir de asumir la visión de este sector político velan por sus intereses de poder. Ambos diarios comparten definiciones editoriales estratégicas, como el orden a la institucionalidad vigente, y la prioridad del sector empresarial en el desarrollo de sus áreas. Por tanto se explica el tratamiento flexible y a favor con las forestales, poniendo al centro sus acciones; saliendo en su defensa; dándoles espacio a sus reacciones y opiniones; y demostrando el compromiso de éstas con la sociedad, enfatizando sus logros. A esto se suma la gravedad de la información existente y no entregada por los medios, de complejas acciones desde las mismas forestales. Menos se profundiza en el contexto histórico que implicó la pertenencia actual de tierras ancestrales de indígenas en manos de las empresas. Por lo mismo, el medio descalificó y desperfiló la demanda principal causante del movimiento indígena, no expuesta en sus páginas: una salida política, a partir de la reparación histórica de las deudas que el Estado tiene con los mapuches, reconociendo su derecho a la autodeterminación y soberanía como pueblo, y la devolución de las tierras a su nombre que en dictadura pasaron a ser parte de la inmensa propiedad de las empresas forestales. Esta demanda, como consecuencia de un conflicto estructural, fue desatendida por los periódicos en estudio. Instalar reivindicaciones con una magnitud progresista como esta, implica, desconocer los principios que sustentan su política comunicacional. La actitud de los citados diarios es explicable a partir de su ligazón con la concentración de los medios, en que sus dueños solidarizan con otros empresarios como “afectados”. Como tal, el mcm no tomará postura a favor de alguna “noticia – demanda” social que atente contra los intereses que defienden. Esto, desde un punto de vista político, sosteniendo un control social en defensa de la institucionalidad vigente y, de la mano con ello, el rechazo a alguna exigencia que pueda “atentar” contra la mano empresarial y, por ende, sus riquezas. Según esta teoría, el rol de los medios es el mantenimiento del status quo. Ello implica un cambio o transformación política y económica que a la derecha no le parece. Por lo mismo, La Tercera y El Mercurio asumen la misma postura, regidos por una 150


postura editorial con claras influencias políticas, por sobre los principios éticos que el periodismo señala. El conflicto mapuche de Arauco – Malleco es solo el inicio de un nuevo período para el pueblo mapuche. Las nuevas generaciones se han dispuesto la organización como forma de enfrentar en conjunto la ausencia de políticas de fondo para con los suyos tras años de espera. El conflicto protagonizado por la Coordinadora Arauco – Malleco generó diversas corrientes de opinión. Los sectores progresistas e izquierdistas solidarizaron con una lucha que les pareció tremendamente justificada. Así fue vista como parte de un movimiento social que ha apostado a recomponerse y que hace suyas también las demandas del movimiento indígena. La derecha, por su parte, condenó los intentos “subversivos” de quienes no creen en el clima de estabilidad necesario para conseguir nuevas inversiones económicas solo posibles en ambiente de calma. Y es que siguen ganando solo unos pocos, en un país donde la desigualdad social es escandalosa. La derecha ocupó sus recursos – sus medios – para denunciar ante el público lector de las posibles consecuencias que subjetivamente los titulares entregaron. Esto, por los posibles efectos propios del conflicto, que cuestiona varias definiciones políticas del actual modelo. Comprobar este tratamiento periodístico en los casos de El Mercurio y La Tercera es de suma importancia. Primero, porque se trata de dos medios pertenecientes a importantes empresas periodísticas del país, que controlan una cantidad de medios considerable, capaz de llegar a miles de personas con su información y mensajes. Cuando la intencionalidad sale a relucir, cayéndose el discurso de la objetividad, la estrategia de poder por parte de estos medios ante los temas sociales es clara. O al menos puede preverse. Para la línea editorial de estos periódicos, el movimiento social es una pieza que no puede apostar a plantear demandas estructurales ni considerar mecanismos de presión. Como se ha manifestado, cualquier intento de propuesta de transformación es un llamado de atención para estos mcm, a defender el orden con su rol de controladores sociales responsables de cooperar con el sostenimiento y validación del status quo. En 151


ello, la alianza que tiene la prensa de derecha con las empresas vinculadas a los grandes grupos de poder es una de las principales razones para entender la direccionalidad de su tratamiento periodístico en materia de problemática indígena. Ante esto, el movimiento social, aspirante de grandes transformaciones políticas y sociales, deberá desde ya asumir que la política de prensa de derecha hacia sus propuestas y quehacer será similar, cuando intente articularse y levantar sus demandas. Así lo han conocido también los estudiantes y trabajadores chilenos, en la lucha por educación gratuita y de calidad, o por estabilidad laboral y salarios dignos. Más bien nos enteramos del actuar de carabineros en una manifestación que suele terminar con centenares de detenidos y numerosos heridos. Ello, porque mientras más tenso y politizado sea el conflicto, mayor será la connotación negativa en el contenido de las noticias que sobre estos hechos. Mayor será también la lucha desigual generada desde el seno del medio hacia las organizaciones sociales. La hipótesis de este estudio señalaba que “todo problema social tiene relación con un problema económico/político. El cómo se promueva el conflicto tiene una relación inalienable con el cómo éste puede ser resuelto. Al respecto, el sentido que la prensa conservadora (derecha) – denota una evidente empatía con uno sólo de los actores “en pugna”, evidenciándose un imaginario conservador en su redacción. El mcm se convierte así en un portavoz de los empresarios y de los grupos de poder económico-políticos, en contraste con la cobertura que se otorga a la demanda histórica del pueblo indígena”. Puede concluirse que ésta efectivamente se cumple. Es claro entonces que los medios se encuentran interesados en promover más bien los aspectos confrontacionales, antes que cumplir con un rol social que contemple enfrentar las causas de fondo – históricas, económicas, políticas, sociales y culturales – que han dado origen a esta nueva explosión de demanda y reivindicación de tierras. De este modo, toman una postura evidente que - en sus páginas - criminaliza al movimiento indígena. Frente a lo indicado, puede afirmarse que los periódicos “El Mercurio” y “La Tercera” son parte constitutiva y herramienta estratégica y comunicacional de los intereses económicos y políticos de los grupos de poder pertenecientes a la derecha 152


política del país. Y no debe sorprender que éstos sigan tomando postura contra el movimiento social. Ese es parte de la esencia de su “rol informativo”.

La prensa conservadora seguirá intentando el fracaso de las aspiraciones. Continuará obviando su rol mediador para conseguir resoluciones sociales. A sus propósitos ajenos al ejercicio periodístico, se suma la pertenencia de herramientas poderosas: medios de comunicación que lejos de cumplir su rol informativo, se incorporaron de lleno en el quehacer político nacional, como agentes para la consolidación del modelo. Esta investigación ha considerado de magnitud analizar problemáticas sociales, como

el conflicto mapuche, donde se observan rasgos de racismo y una evidente

desigualdad. A partir de un Análisis Crítico del Discurso dejar de manifiesto cómo este contribuye a la reproducción de la desigualdad y la injusticia social, determinando quiénes tienen acceso a estructuras discursivas y de comunicación aceptables y legitimadas por la sociedad.. En materia de conflicto mapuche es preciso contribuir a la resistencia y a la solidaridad. Con ello, representar la manera de cómo el discurso contribuye a la reproducción del poder, y denunciar el abuso del poder. Ello, porque el discurso y la comunicación se convierten entonces en los recursos principales de los grupos dominantes que controlan el discurso público. Es preciso entonces comprender los recursos de manipulación y de dominación utilizados por las elites con su “poder discursivo”, y colaborar con la denuncia del control discursivo y los actos lingüísticos por medio de la persuasión, la manera más moderna y última de ejercer el poder, como expresa Van Dijk. Son los grupos dominantes los que tienen acceso a la manipulación y al uso de estructuras discursivas de dominación, de desigualdad y de limitaciones de la libertad. Y somos los profesionales críticos los responsables de dejarlos en evidencia y generar medios de comunicación independientes, del lado de la resistencia y las luchas sociales.-

153


BIBLIOGRAFIA - AGUILERA, OCTAVIO. “Las ideologías en el Periodismo”. Madrid. Editorial Paraninfo. 2da edición, 1991. - ALONSO, AMADO “Gramática Castellana”. Buenos Aires, 15° edición, 1995. - BENGOA, JOSE. “Historia de un conflicto”, Santiago. Editorial Planeta 1era. Edición, 1999. - BENGOA, JOSE. “Los derechos de los pueblos indígenas. El debate acerca de la declaración internacional”. Centro de Estudios y Documentación Liwen. Temuco, 1997. - BORRAT, HECTOR. “El periódico, actor político”. Barcelona. Editorial Gustavo Gili. 1989. - CANTONI, WILSON. “Fundamentos para una política mapuche”. Cuadernos de la realidad nacional de la PUC, CEREN. Santiago, Editorial Quimantú. 1972. - CARMONA, ERNESTO. “Los dueños de Chile”. Ediciones La Huella, Santiago, Chile, Páginas 9-12. 2002 - Cuadernos del Centro de Estudios para el Desarrollo Alternativo, CENDA, Santiago, julio de 2000. - Coordinadora Mapuche Arauco – Malleco. “Violaciones de los DDHH en comunidades mapuches”. Santiago. Ediciones Marea Roja. 1° edición. 1999. - DEFENSORES DEL BOSQUE CHILENO. “La tragedia del bosque chileno”. Santiago. Ocho Libros Editores Ltda. 1° edición 1998. - FAZIO, HUGO. “La transnacionalización de la economía chilena: El mapa de la extrema riqueza”. Santiago. Ediciones LOM. 1ª. edición 1999. - FUENTES DE LA CORTE, JUAN LUIS. “Gramática de la lengua española”. España. Edime. 1995. - GREBE, MARIA. “Cosmovisión mapuche”. Cuadernos de la realidad nacional de la PUC, CEREN. Santiago. Editorial Quimantú, 1972. - GOMIS, LORENZO. “Teoría del periodismo: Cómo se forma el presente”. España, Editorial Paidós. 1era. Edición 1991. - BERNARD, JEANNOT. “El problema mapuche en Chile”. Cuadernos de la Realidad Nacional de la PUC, CEREN. Santiago. Editorial Quimantú. 1972. - LATCHAM, RICARDO. “El origen de los araucanos”. Publicaciones del museo de etnología y antropología de Chile. Santiago. Volumen II. 1924. 154


- LIPSCHUTZ, RICARDO. “El indioamericanismo y el problema racial en las Américas”. Santiago. Editorial Andrés Bello. 1967. - MÔNCKEBERG, MARÍA O. “Los magnates de la prensa”. Editorial Debate, Chile. Páginas 25-50. 2009. - ORMEÑO, HUGO. “Nueva legislación sobre indígenas en Chile”. Cuadernos de la Realidad Nacional de la PUC, CEREN. Santiago. Editorial Quimantú. 1972. - SALAZAR, GABRIEL y PINTO, JULIO. “Historia contemporánea de Chile”. Santiago. Ediciones LOM. Volumen II 1999. - SAN MARTIN, HERNAN. “Los araucanos”. Publicaciones “Nosotros los chilenos”. Santiago. Editorial Quimantú. 1971. - SOHR, RAUL. “Historia y poder de la prensa”. Editorial Andrés Bello. Santiago. 1998. - SUNKEL, GUILLERMO y GEOFFROY, ESTEBAN. “Concentración económica de los medios de comunicación”, LOM Ediciones. PáginaS 35 – 50. 2001.

FUENTES DOCUMENTALES -

Diario La Tercera, COPESA S.A. Versión microfilm ediciones años 2008, 2009, 2010 y 2011 ( Biblioteca Nacional) Diario El Mercurio de Santiago. Versión microfilm ediciones años 2008, 2009, 2010 y 2011. (Biblioteca Nacional). En el caso del año 2011, se encontraron los archivos de los meses de enero a junio, no así del resto del año (tampoco en versión impresa).

FUENTES VERBALES -

Entrevista a Alihuén Antileo, dirigente de la Coordinadora Mapuche Arauco – Malleco (archivo de entrevista. Santiago, 26 de noviembre de 2000). Entrevista a Natividad Llanquileo, ex vocera de los presos políticos mapuches. Santiago, 23 de agosto de 2011.

155


MATERIAL ANEXO

156


Portadas y titulares El Mercurio 2008 - 2011 Fecha 02 – 01 – 2008 04 – 01 – 2008

05 – 01 – 2008

Titular Coordinadora Arauco Malleco sería responsable del ataque a otro camión en Temuco Encapuchados incendian bosques tras muerte de mapuche en ataque a predio E: Destruyen plantaciones de Mininco en la Araucanía B: La violenta reacción vino luego que Matías Catrileo (22) falleciera baleado por carabineros durante un atentado a fundo de Jorge Luchsinger. Anoche había 30 focos de fuego causados intencionalmente, los que han arrasado 60 hectáreas en tres fundos. / Sobre el mortal incidente, la policía dijo que usaron armas de servicio para repeler ataque con tiros de escopeta y boleadoras. Titular de foto: Tras 10 horas de negociaciones entregan cadáver. Pie de foto: Investigaciones pudo retirar los restos del estudiante de Agronomía Matías Catrileo tras la mediación de la Iglesia Católica, la Cruz Roja y la Defensoría Pública. Las negociaciones para la entrega del cadáver se extendieron diez tensas horas. Los mapuches lo dejaron cerca del fundo que habían atacado en la mañana, en Vilcún, a 17 kms. de Temuco. Mapuches bloquean Ruta 5 Sur y atacan helicópteros que combatían incendios E: Recrudecen protestas por la muerte de joven activista. B: La muerte de Matías Catrileo (22), baleado en un ataque incendiario a un fundo de Vilcún el jueves, desató ayer más actos violentistas de la Coordinadora Arauco Malleco. Junto con bloquear la Ruta 5 Sur, siguieron incendiando predios forestales. Aumentaron de 60 a 120 las hectáreas arrasadas en la Araucanía y el Biobío. En Tirúa, encapuchados atacaron a pedradas a los tripulantes de dos helicópteros y de una avioneta de Mininco, que combatían el fuego. Uno de los pilotos quedó herido.

Titular central No

Fotografía o imagen No

Si

Efectivos de la Pdi transportan el cuerpo del fallecido comunero Matías Catrileo, en lo que parecer ser un predio.

No

No


06 – 01 – 2008

Convulsionado funeral de activista mapuche No Pie de foto: Encapuchados escoltaron ayer en Temuco ataúd con los restos de Matías Catrileo, el joven activista que murió baleado por carabineros mientras atacaba un fundo. Unas dos mil personas marcharon junto al féretro a través de calles cortadas por barricadas. En tanto, encapuchados armados quemaron dos camiones en la Ruta 5 Sur.

07 – 01 – 2008

Vigilancia especial para evitar ataques e incendios de los activistas en la zona de Araucanía Pie de foto: Bomberos sofocaban ayer incendios intencionales en Ercilla. Cae en La Serena tercer sospechoso de atentado en La Araucanía. Mapuches atacaron a balazos tenencia de Tirúa, y hieren a detective en otra violenta acción Justicia militar indaga ataque armado a tenencia de Tirúa E: Conflicto mapuche B: Turba de 80 comuneros disparó unas treinta veces y rodeó cuartel policial Conflicto mapuche se acentúa con desalojo de catedral penquista y nuevo ataque incendiario Gobierno acepta peticiones de activista y ella depone huelga de hambre de 110 días E: Patricia Troncoso, condenada a 10 años por ley antiterrorista B: La “Chepa” podría salir los fines de semana y cumplir la pena en un centro de educación en Angol. / Similares beneficios tendrán otros condenados por los que ella abogó. / Obispo Goic, que sirvió de mediador, pidió más generosidad para evitar nuevas acciones de violencia. / Bachelet nombra alto comisionado para tema indígena. Polémica por los beneficios carcelarios del Gobierno para la activista mapuche E: Transgresión a siete artículos del reglamento penitenciario

14 – 01 – 2008 26 – 01 – 2008 27 – 01 – 2008

28 – 01 – 2008 29 – 01 – 2008

30 – 01 – 2008

No

Fotografía en primer plano muestra a mapuches y encapuchados escoltando el féretro donde yace el cuerpo de Matías Catrileo, camino a su entierro. Un bombero en un incendio forestal. Atrás se observan llamas.

No

No

No

No

No

No

No

No

No

No

Si

No


31 – 01 – 2008

01 – 02 – 2008 02 – 02 – 2008

03 – 02 – 2008

B: Ejecutivo justifica “flexibilizar” el cumplimiento de normas para privilegiar vida de la “Chepa”. / Parlamentarios de la Alianza creen que la acción es una muestra de debilidad y una mala señal. / Gendarmería complicada porque la evaluación técnica que valida el beneficio nunca se realizó. / Sector privado afirma que beneficios otorgados a la activista son un mal precedente. / La “Chepa” exige un documento oficial para deponer huelga de hambre de 111 días. Activista dejó huelga de hambre sin lograr documento firmado del Gobierno E: Concluye rebeldía y La Moneda da por cerrado el caso Foto: La “Chepa” bajó 25 kilos en 112 días Pie de foto: Patricia Troncoso pesaba 85 kilos (foto izquierda) cuando inició su huelga de hambre para obtener beneficios carcelarios. A la derecha, ayer, al deponer su decisión. La activista pro mapuche, condenada a 10 años de cárcel por incendio terrorista, consiguió traslado a un centro penitenciario semiabierto y salidas los fines de semana. Gobierno se abre a modificar normas penitenciarias para amparar el acuerdo que da beneficios a activista mapuche Encapuchados usan M – 16 y molotov al emboscar y quemar camiones en ruta de la Araucanía Pie de foto: Camioneros de Malleco y Cautín amenazan con paro nacional de protesta por estos atentados. Activistas realizan fuerte lobby en Europa para el “autogobierno” mapuche E: Conflicto indígena traspasa la frontera B: Movimientos nacionalistas europeos promovieron la creación del partido Wallmapuwen. / El drama de los Urban, sitiados en la Araucanía, con protección policial y en medio de amenazas. / Presidente del nuevo referente se pregunta: “¿Por qué en Chile no podría existir un País Mapuche”. / Monseñor Ezzati no ve mayor problema en que se haya entregado beneficio a la

No

Dos recuadros comparativos presentan fotografías de Patricia Troncoso antes y después de la huelga de hambre.

No

No

No

En la foto se observa el estado en que quedó un camión ya incendiado.

Si

No


05 – 02 – 2008 07 – 02 – 2008 08 – 02 – 2008

10 – 02 – 2008

12 – 02 – 2008

03 – 03 – 2008

“Chepa”. Partido mapuche y Consejo de Todas las Tierras dicen que ellos no reciben aportes del Estado español CAM amenaza con “acciones de resistencia” si no liberan a todos los presos mapuches Conflicto mapuche: Gobierno se abre a la participación de veedores extranjeros E: Autocrítica en La Moneda B: Camioneros amenazan con paro por el ataque e incendio de seis vehículos en lo que va del año. Párrafo de dos líneas interioriza en la noticia Giro del Gobierno en tema mapuche: No aceptará observadores extranjeros E: Reacción ante críticas de la oposición de “intervencionismo” B: “No hemos invitado ni vamos a invitar a ningún observador internacional”, dijo el vocero de Gobierno, en contraste con la apertura manifestada por Edmundo Pérez Yoma. / El nuevo comisionado Rodrigo Egaña no descarta la posibilidad, aunque dice que “malo sería que el informe estuviera hecho antes de venir a hacer la visita”. / Fundación francesa de la ex primera dama Danielle Mitterrand elabora propuesta de trabajo para enviársela a la Presidenta Bachelet. Consejeros de la Conadi piden crear ministerio indígena E: Representantes mapuches B: Para atender las demandas de los pueblos originarios, según plantearon al comisionado Rodrigo Egaña Párrafo de dos líneas interioriza en la noticia, invitando a lectura interior. Activista mapuche reclama al Gobierno con nueva huelga de hambre

No

No

No

No

No

No

Si

No

No

No

No

Patricia Troncoso en una fotografía ya utilizada que muestra su estado al término de la huelga.


08 – 07 – 2008

No

13 – 09 – 2008

Conadi ha comprado 2823 hás para grupo mapuche radicalizado. No E: Ahora negocia otras 200 hás de predios que han sufrido más de 30 ataques en últimos ocho años. Atentan contra ex activista mapuche por abandonar la vía violenta Si B: Tres encapuchados emboscaron y balearon bus con obreros indígenas que viajaban a faenas forestales. - Dueño del bus participó en la toma del fundo Alaska y estuvo detenido. Acusa venganza de sus pares, que lo tildan de “traidor” por iniciar una nueva vida. Conflicto mapuche aleja la inversión de la Araucanía No

15 – 09 – 2008

Mapuches se disputan fundo: cinco heridos.

No

13 – 02- 2009

Gobierno invocará Ley Antiterrorista en caso de activista No mapuche detenido. B: En un giro en la política seguida hasta ahora, el ministro Edmundo Pérez Yoma dijo ayer que se acudirá a esa norma. Miguel Ángel Tapia Huenulaf es investigado como instigador de atentados incendiarios en el sur y ayer fue trasladado a Lautaro. E: Ataques armados e incendios

18 – 03 – 2009

Polémica por la libertad a mapuches que ocuparon fundo de Urban 19 horas B: Tras desalojo de Carabineros manifestaron que realizarán nuevas ocupaciones. Gobierno dijo que no negociará tierras bajo presión. E: Conflicto en la Araucanía.

08 – 06 – 2009

Fiscal pide anular fallo que absolvió a dos mapuches en caso No Urban. Fiscales advirtieron formalmente de la gravedad del conflicto No mapuche B: Ocho informes reservados del Ministerio Público pedían al Gobierno y policías más recursos y personal.

24 – 08 – 2008

02 – 08 – 2009

No

No

No

No

Por un lado el activista mapuche fundador de la CAM: Miguel Ángel Tapia Huenulaf siendo detenido; y por otro lado la evidencia de Armas y explosivos que se le incautaron. No

No No


23 – 08 – 2009 28 – 08 – 2009

30 – 08 – 2009

14 – 09 – 2009

01 – 10 – 2009

La Moneda defiende su plan de entrega de tierras, mientras Libertad y Desarrollo dice que hay menos Estado de Derecho en la Araucanía E: Documentos enviados entre 2005 y junio de este año Mapuches y empresarios buscan asociarse para hacer producir No las tierras agrícolas Cuatro carabineros quedan heridos en desalojo de fundo No B: Oficial recibió un perdigón en el ojo durante operativo en fundo de René Urban, tomado por 64ª vez. Ministro Viera-Gallo llamó a los violentistas a “deponer armas”. En la tarde fue increpado por estudiantes. E: Mapuches disparan perdigones al resistir orden judicial. Más de la mitad de las tierras e No ntregadas este año beneficiaron a comunidades mapuches violentas E: La investigación de este instituto da cuenta de que el Gobierno para un 60% más por estos terrenos que por los de las comunidades pacíficas. E: Estudio de Libertad y Desarrollo Carabinero es herido a bala en desalojo de fundo en la Araucanía No B: Encapuchados le dispararon con una pistola calibre 22 al resistir el procedimiento policial. Los violentistas, la noche del sábado, también habían atacado a las fuerzas policiales. Sujetos huyeron hacia una comunidad mapuche vecina al predio “Tres Luces”. Dos policías heridos en violenta reacción de mapuches ante No fosos de agricultores para frenar tomas. B: Indígenas dispararon a carabineros entre ellos al subprefecto de Malleco, en Ercilla. Allí, en predio de René Urban, se excava una profunda zanja perimetral. Hay 5 o 6 fundos con estas defensas, dijo Gaston Camiondo, dirigente del agro. “Es una forma de autoprotección”, sostuvo.

No En la fotografía, Ministro Viera-Gallo intentando salir tras abrupto final de cita. Alumnos de internado indígena lo emplazan. No

No

No


“¿Buscan evitar nuevos ataques, es una señal mediática o un acto de provocación?”, criticó la intendenta de la IX Región, Nora Barrientos. E: Conflicto en la Araucanía. 07 – 10 – 2009

22 – 10 – 2009

26 – 10 – 2009

27 – 10 – 2009

28 – 10 – 2009 29 – 10 – 2009

Reclamos del agro por labor de jueces de garantía en la IX Región llegan a la Corte Suprema B: Aseguran que algunos “no entienden bien” el problema y con sus fallos lo mantienen. Dicen estar desprotegidos porque hay dos clases de chilenos: los mapuches y el resto. Conadi pagará alto precio por fundo de Jorge Luchsinger, donde murió Matías Catrileo. Inédita cumbre de Gobierno, policías y fiscales por violencia en la Araucanía B: Pérez Yoma, Viera-Gallo, Rosende y autoridades policiales y regionales evaluaron escenarios y estrategias para enfrentar el conflicto. Carabineros detiene a mapuches sospechosos de ataque a TurBus B: El pasado 28 de julio, la máquina fue interceptada en la Ruta 5 Sur. La CAM se adjudicó el hecho y se invocó Ley Antiterrorista. Joven mapuche herido en incidente en la Araucanía apareció anoche en hospital de Santiago. B: Mientras, el gobierno reconoce preocupación por las armas de guerra incautadas el fin de semana en comunidad mapuche “Juan Huenchumil”, de Padre Las Casas, IX Región.

Si

Miembros de la comunidad Temucuicui en aparentes ataques de “violencia”.

No

No

No

No

No

No

Fiscales de la zona de tensión mapuche hoy están usando No chalecos antibala. Fiscalía investiga crimen de joven mapuche como ajusticiamiento Si por indígenas que lo acusaron de ser testigo protegido B: En un principio, las autoridades dijeron que era una riña entre comunidades vecinas.

No En la fotografía se observa tráfico de autos y camiones vigilados por fuerzas policiales


24 – 02 – 2010 25 – 05 – 2010

24 – 09 – 2010

25 – 09 – 2010

26 – 09 – 2010

La Víctima no era quien cooperó para detener a 5 de 8 encapuchados que atacaron peaje, vehículos y patrulla policial en Victoria. Se agravó joven herido que se vino a Santiago. Sufrió un paro cardíaco y está en la UCI. Carabineros envió equipo de psicólogos a la IX Región para evaluar el nivel de estrés de su personal en La Araucanía. Mapuches ocupan fundo cerca del lago Lanalhue B: Unos 50 indígenas, algunos encapuchados, entraron al predio saltando cercas. Hay niños en la toma, dijo la policía. Grupos mapuches reanudan ataques en fundos y rutas B: De madrugada, sujetos destruyeron cercos e instalaron barricadas en Ruta 5 y vías interiores, en forma simultánea. “Vamos a hacer que acá la ley funcione y seremos fuertes en eso”, advirtió el intendente. Gobierno acusa intransigencia de mapuches y huelga de hambre llega a su día 75 B: Ministro del Interior confirmó propuesta para recalificar los delitos por los cuales se invocó la Ley Antiterrorista, pero, aseguró, los comuneros “no han querido transar”. Fiscal nacional dijo a “El Mercurio” que la vía para que es Gobierno retire sus querellas es modificar la normativa. Voceros de mapuches en huelga sostienen primer contacto con Larroulet en casa de monseñor Ezzati B: El Ejecutivo habría ofrecido retirar sus querellas por Ley Antiterrorista en cuatro causas por atentados que involucran a los ayunantes. Horas antes, el arzobispo de Concepción había criticado a La Moneda por enfrentar el tema por la vía legislativa: “A lo mejor vamos a tener un muerto”. En la ONU, Piñera planteó “paradoja” entre esfuerzos para salvar a los mineros y huelga de comuneros. Diferencias entre huelguistas de La Araucanía y del Biobío complican solución al conflicto

y/o carabineros.

No

No

No

No

Si

En la imagen, un grupo de mapuches, empresarios y líderes gubernamentales en una mesa de diálogo.

Si

En la imagen, un grupo de mapuches saliendo de la casa del Monseñor Ricardo Ezzati.

Si

No


27 – 09 – 2010

28 – 09 – 2010

29 – 09 – 2010

B: Quienes son los mapuches que realizan la huelga de hambre. Cómo se ha utilizado la Ley Antiterrorista en sus 25 años de existencia. Voceros mapuches piden más plazo al Gobierno para superar No diferencias internas. B: Ayer no llegaron a la reunión con monseñor Ezzati y subsecretario Alvarado. Gobierno acusa a huelguistas de pretender estar por sobre la ley Si B: “Si nosotros nos sentamos en una mesa de diálogo, infringimos la ley (…) Este es un tema que excede al ámbito criminal”, advirtió anoche el fiscal nacional, Sabas Chahuán. Luego de cinco días de reuniones, mapuches exigen ahora que se involucren en las tratativas de los tres poderes del Estado. Ministro Hinzpeter declaró que comuneros en huelga de hambre “llegaron al límite” en sus demandas. Larroulet reveló un “portazo” al preacuerdo que se había alcanzado. Monseñor Ezzati puso en duda su continuidad como facilitador de diálogo: “Mi etapa en ese sentido concluyó”. La Moneda busca acotar reforma a Ley Antiterrorista tras fin del No diálogo con mapuches

No

No

No

(*) No se encontró archivo digital ni impreso de EL MERCURIO en archivos consultados, en el período que corresponde a los meses de junio a diciembre de 2011.


Portadas y titulares La Tercera 2008 - 2011 Fecha 04 – 01 – 2008

05 – 01 – 2008

06 – 01 – 2008

07 – 01 – 2008

08 – 01 – 2008

Titular Activista mapuche muere baleado tras participar de quema de fundo E: Incendios y desmanes en jornada nocturna B: En medio de un confuso incidente con carabineros tras el ataque protagonizado por la Coordinadora Arauco Malleco, Matías Catrileo Quezada (22) falleció por impacto de bala. Fiscal militar ordena detención de carabinero que disparó a activista mapuche E: Encapuchados atacan a tiros dos helicópteros de forestal en jornada de manifestaciones que termina con incidentes y detenidos B: El cabo Walter Ramírez Espinoza (29) está recluido en un cuartel policial y es indagado por el disparo que cobró la vida de Matías Catrileo Quezada. Activistas mapuches se coordinan para nuevos actos de violencia B: En un clima dominado por la tensión que generaron el funeral en Temuco del estudiante Matías Catrileo (en la foto) y ataques incendiarios a dos camiones, dirigentes indígenas acordaron consultas mutuas para emprender acciones violentas.

Titular central No

Fotografía o imagen No

No

No

No

La fotografía muestra el ataúd de Catrileo rodeado por encapuchados con banderas negras, quienes lo acompañan en su funeral camino al cementerio. No

Policía investiga nexo entre activistas mapuches y lautaristas Si B: Investigaciones rastrea el presunto entrenamiento paramilitar que habría recibido el grupo encapuchado que incendió dos camiones en la Ruta 5 Sur, en protesta por la muerte del estudiante Matías Catrileo. El atentado se produjo en las cercanías de Temucuicui, comunidad donde se ocultó el ex lautaritas prófugo por el crimen del cabo Moyano, Carlos Gutiérrez. Nexo de atentado en Santiago con conflicto mapuche desata Si

No


12 – 01- 2008

24 – 01 – 2008

27 – 01 – 2008

28 – 01 – 2008

29 – 01 – 2008

alarma B: Mario Marchese, gerente de la eléctrica SN Power, recibió dos tiros en su jeep al salir de su edificio en Las Condes. El atacante dejó panfletos alusivos a la Coordinadora Arauco Malleco antes de huir. La empresa tiene paralizadas tres obras en la X Región a raíz de la pugna. Conflicto mapuche: 76% cree que se deben aplicar medidas Si drásticas con activistas B: Según un sondeo del Centro de Encuestas de La Tercera, los consultados señalan que no están de acuerdo cómo el gobierno ha manejado la situación. Pese a que los encuestados estiman que los actos de violencia han aumentado (65%), la población considera razonable sus demandas. Queman auto de cónsul chilena en Atenas en apoyo a mapuches No B: En un llamado anónimo a un diario griego, el autodenominado grupo “Solidaridad Combatiente” se adjudicó el atentado del domingo contra el vehículo de Ana María Díaz. “Fue algo muy violento (…) varias vidas se pusieron en peligro”, dijo la embajadora chilena, Sofía Prats. Activista pro mapuche rechaza propuesta del gobierno para que No deponga huelga B: El ofrecimiento del Ejecutivo fue hecho llegar por el obispo Alejandro Goic a Patricia Troncoso Conflicto mapuche se extiende al Alto Biobío con quema de Si maquinaria B: Nuevo ataque, que dejó millonarias pérdidas, se lo adjudicó una comunidad pehuenche y puso fin a casi 4 años de tranquilidad en la zona Gobierno acepta demandas de activista mapuche para poner fin a Si huelga de hambre B: Los términos de acuerdos fueron detallados por el presidente de la Conferencia Episcopal Alejandro Goic, mediador entre Patricia Troncoso y La Moneda. La mujer – condenada por Ley

No

No

No

No

No


Antiterrorista y quien tras 110 días depuso su huelga – podrá acceder desde marzo a la libertad los fines de semana, mientras el resto de los días estará en un recinto penal apto para trabajar. 30 – 01 – 2008

Oposición critica al gobierno por acceder a demanda mapuche No B: “Acá falló el gobierno y se impuso la posición de una persona que está condenada por delitos terroristas”, dijo el senador UDI Jovino Novoa. El ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, sostuvo que la entrega de los beneficios a Patricia Troncoso fue “un signo de buena voluntad”. Udi impugnará ante Contraloría pacto entre La Moneda y Si huelguista B: La oposición afirma que no se cumplieron los requisitos establecidos en el reglamento de Gendarmería para otorgar los beneficios carcelarios concedidos por La Moneda E: Troncoso: “Vencimos la arrogancia de un gobierno” Activista a favor de mapuches retoma ayuno y acusa al gobierno No

No

21 – 08 – 2008

Testigo detalla actividades subversivas en zona de conflicto No mapuche

No

22 – 08 – 2008

Indagan a activista sospechoso de ataque incendiario a fundo de No Luchsinger Policía identifica a mirista que organizó escuela de guerrillas en Si zona mapuche B: Se trata de Juan Moreno Vargas, con orden de detención desde mayo en la indagatoria que se sigue en contra de la célula mirista Ejército Guerrillero de los Pobres Patria Libre (EGP –PL). En la fiscalía dicen que está en Colombia, donde tiene nexos con el grupo guerrillero de ese país Ejército de Liberación Nacional (ELN). Ayer hubo 2 carabineros heridos en Temucuicui E: Vocero de gobierno: “Volveremos a ir y los vamos a pescar” Diez prófugos se esconden en comunidad mapuche No

No

31 – 01 – 2008

03 – 03 – 2008

25 – 08 – 2008

26 – 08 – 2008

Dos fotografías muestran el rostro de Patricia Troncoso antes y después de los 112 días de huelga de hambre. No

No

No


28 – 08 – 2008 07 – 09 – 2008

08 – 09 – 2008

09 – 09 – 2008

26 – 09 – 2008 02 – 10 – 2008

Conflicto en La Araucanía: policía inicia arrestos y prepara operativos Correos electrónicos de ex líder de las Farc mencionan nexos con grupos mapuches B: Un informe reservado, que está en manos del Ministerio Público, señala que en el computador del abatido líder de las Farc, Raúl Reyes, se halló un email de un chileno que pidió entrenamiento para indígenas del sur Gobierno confirma que se indagan nexos de las Farc con grupos mapuches B: El vocero, Francisco Vidal, manifestó que en el Ejecutivo hay preocupación por el tema, al tiempo que expresó su molestia por la divulgación de los antecedentes obtenidos a partir de correos electrónicos entre el abatido líder de las Farc, Raúl Reyes, y chilenos. El senador RN Alberto Espina, quien entregó la documentación al Ministerio Público y a la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), señaló que se trata de “información grave” La Moneda decide mantener a funcionario aludido en correo de ex jefe de las Farc B: Hugo Guzmán, quien trabaja en la Secretaría de Comunicaciones del gobierno, es mencionado en dos mensajes que envió a Raúl Reyes el encargado de una célula de apoyo a la guerrilla colombiana que funciona en México. El subsecretario del Interior, Felipe Harboe, dice que hay que mantener la presunción de inocencia de las personas mencionadas en los emails de Reyes. Contactos: El Ministerio del Interior admitió ayer que existen contactos políticos entre grupos mapuches y miembros de las Farc, pero que hasta el momento no hay información de cooperación “ni vínculos operativos”. Grupo armado en zona mapuche reaparece con acciones coordinadas Fiscalía revela plan del Lautaro para agudizar conflicto mapuche

No

No

Si

No

Si

No

Si

No

No

No

No

No


27 – 06 – 2009

Sucesor de Herrera en la PDI desmanteló a grupo radical mapuche

No

16 – 07 – 2009

Cae en Osorno principal líder de grupo radical mapuche B: Efectivos de la PDI capturaron ayer a Héctor Llaitul Carillanca, quien fue jefe militar de la Coordinadora Arauco Malleco. Prófugo desde hace 3 meses, era buscado por su presunta autoría del ataque por su presunta autoría del ataque armado contra el fiscal Mario Elgueta. Gobierno envía fuerzas especiales a zona mapuche tras seguidilla de ataques B: La decisión del Ejecutivo se produjo luego del atentado, en la madrugada de ayer, a un bus con pasajeros que realizaba el trayecto Santiago – Puerto Montt, el cual fue apedreado por unos 15 encapuchados. Mientras el hecho fue reinvidicado por la Coordinadora Arauco Malleco, desde Santiago se dispuso un contingente de 80 efectivos policiales de Fuerzas Especiales para que se trasladen a Temucuicui. En la zona han sido atacados camiones y hubo cortes de caminos. Gobierno investiga vínculo de las Farc con grupo mapuche radical Muerte de activista mapuche en tiroteo con carabineros desata disturbios B: Comunero falleció tras recibir un disparo percutado por un funcionario del Gope, quien durante el desalojo de una toma en Angol, IX Región, repelió con su arma una emboscada en la que recibió 80 impactos de perdigones en el cuerpo. Tras la muerte, miembros de la comunidad intentaron evitar que el cuerpo fuera retirado del lugar. En los incidentes registrados anoche en el sector, ocho personas resultaron heridas. Autopsia revela que mapuche muerto en desalojo recibió bala en la espalda

No

La fotografía en un recuadro muestra al nuevo director de la PDI hablando con la prensa No

Si

No

No

No

Si

No

Si

No

29 – 07 – 2009

08 – 08 – 2009 13 – 08 – 2009

14 – 08 – 2009


16 – 08 – 2009

17 – 08 – 2009

18 – 08 – 2009

22 – 08 – 2009

B: Según el SML, Jaime Mendoza Collío recibió un proyectil del “hemitorax izquierdo posterior”, en el desalojo de un fundo en la IX Región. El informe pone en tela de juicio la versión de Carabineros, que señala que el funcionario del Gope Patricio Jara Muñoz había actuado en legítima defensa. Ayer, fuentes de gobierno dijeron que la institución reiteró su postura. El fiscal interrogó al policía, que está detenido e incomunicado. Fotos inéditas revelan modo de operar de grupo violentista mapuche B: Durante una semana, un fotógrafo de La Tercera estuvo en la comunidad de Temucuicui, una de las zonas más inexpugnables para Carabineros. En esos días, el grupo invadió un predio que ha incendiado en otras ocasiones, derribó árboles de una forestal y se enfrentó con la policía, entre otras acciones ilegales. Ayer, encapuchados atacaron al fiscal jefe de Angol, quien se dirigía a investigar el incendio de un colegio de Chequenco, ubicado a pocos kilómetros de donde era velado el comunero Jaime Mendoza. Fiscal militar procesa a carabinero por muerte de comunero mapuche B: Mientras en la tarde de ayer 3000 personas de las comunidades de La Araucanía, Valdivia y la Región de Los Lagos despedían a Jaime Mendoza Collío - muerto el miércoles durante la toma de un fundo en Collipulli – el fiscal militar que indaga el caso decidió someter a proceso al carabinero autor del disparo. El cabo primero Patricio Jara Muñoz fue procesado por “violencia innecesaria con resultado de muerte”. Quedó en prisión preventiva en la comisaría de Angol. Peritaje descarta que mapuche haya disparado en operativo B: Mientras el gobierno pidió celeridad de la justicia militar, Carabineros denunció a comuneros por la utilización de menores en protestas. 56 predios de la VIII y IX Región han enfrentado ataques este año

Si

Se observa cinco encapuchados en un bosque, uno portando una sierra. Algunos árboles yacen en el suelo ya cortados.

Si

No

No

No

No

No


23 – 08 – 2009

No

No

01 – 09 – 2009

Conflicto mapuche: más apoyo a policía de Temuco que en Santiago B: Sondeo del Centro de Encuestas La Tercera muestra las diferentes percepciones de ambas ciudades. 50% de los temuquenses evalúa bien o muy bien la gestión de Carabineros. 31% de los santiaguinos la considera buena o muy buena Demandan al Fisco por falta de seguridad en zona mapuche

No

No

07 – 09 – 2009

Queman 3er. camión en 24 horas en La Araucanía

No

No

15 – 09 – 2009

Entrevista a cabo que disparó a mapuche: Me querían matar

No

No

12 – 10 – 2009

Encapuchados asaltan peaje y queman camión en La Araucanía No B: Ataques ocurrieron en la Ruta 5 Sur, a la altura de Victoria Mapuches huyen con activista herido en tiroteo tras emboscar Si camiones en Angol B: A las 3.30 de ayer, encapuchados se enfrentaron a tiros con efectivos de Fuerzas Especiales que custodiaban la maquinaria de una empresa, luego de quemar dos vehículos de carga. Voceros de las comunidades en conflicto habían dicho que tras el ataque un activista murió, pero se negaron a identificarlo y a entregar sus restos. Carabineros relatan tiroteo con grupo radical mapuche tras No quema de camiones B: Los uniformados repelieron el ataque de unos siete encapuchados la madrugada del martes en Angol

No

21 – 10 - 2009

22 – 10 – 2009

23 – 10 – 2009

Millonaria inversión en cámaras para vigilar carretera en zona Si mapuche B: A través de un decreto especial, el gobierno dispuso de US $ 3,5 millones para instalar aparatos de monitoreo en diversos tramos en la Ruta 5 Sur, en la Región de La Araucanía, donde se han producido violentos ataques a camiones. La medida, que el Ejecutivo estableció “apelando a razones de interés público”,

No

En la fotografía se observa un inmueble incendiándose, completamente en llamas. No


27 – 10 – 2009

02 – 11 – 2009

26 – 11 – 2009

28 – 11 – 2009

NO SE ENCONTRO

deberá estar implementada antes del verano. Las cámaras estarán conectadas las 24 horas con Carabineros. Aparece con vida en Santiago mapuche dado por muerto por comuneros en la Araucanía B: L.Q.P. (17), el adolescente herido el 20 de octubre en un tiroteo con carabineros, está en el Traumatológico. Carabineros alista nuevas medidas en zona mapuche ante llegada de turistas B: A mediados de este mes, la policía uniformada comenzará a implementar un plan orientado a aumentar la seguridad de los visitantes a la zona durante el verano. Se trata de medidas que incluyen el incremento de la dotación de Fuerzas Especiales, traslado de más uniformados a los sectores conflictivos, una campaña de prevención – que incluye trípticos para las casi 60 mil personas que arribarán – y un aumento en los controles de identidad. Colombia investiga a chileno por nexo entre las Farc y mapuches B: En febrero de 2008, Manuel Olate (42) abandonó el campamento del líder guerrillero Raúl Reyes, 3 días antes de ser bombardeado. La Fiscalía de la Unidad Nacional contra el Terrorismo que sospecha que Olate era “Roque”, el contacto chileno del grupo armado y quien escribió en 2006 un correo a Reyes pidiéndole entrenar a un grupo mapuche. El ilícito que se indaga es “concierto para delinquir”, similar a la asociación ilícita y que contempla penas de hasta 18 años. Fiscal revela extorsión y pago de peaje a grupos radicales mapuches en la Araucanía B: Francisco Ljubetic se encuentra investigando la existencia de un mercado paralelo de madera robada y el cobro de peajes a camiones en algunas zonas para poder sacar los productos. Además, sostiene que es preocupante que personas ligadas a estos grupos radicales, como la pareja del líder de la CAM, Héctor Llaitul, tengan empleos estatales.

No

No

No

No

Si

No

No

No


ARCHIVO DE EJEMPLAR DIAS 3, 4 y 9 de OCTUBRE 11 – 01 – 2010

10 – 08 – 2010 01 – 09 – 2010 04 – 09 – 2010 06 – 09 – 2010

08 – 09 – 2010

09 – 09 – 2010

Autorizan viajes de fiscales a Colombia por nexo Farc – mapuches B: El jefe del Ministerio Público, Sabas Chahuán, visó el viaje de dos fiscales para recabar antecedentes sobre los presuntos vínculos de la guerrilla colombiana con la Coordinadora Arauco – Malleco. Colombia ha enviado varios oficios de la fiscalía chilena, entregando datos de presuntos nexos. Revelan dossier colombiano de los nexos Farc con los mapuches Gobierno busca cambiar ley para poner fin a la huelga mapuche Piñera pide ayuda a Iglesia por huelga de hambre mapuche

No

No

No No No

No No No

Gobierno estudia excluir de ley antiterrorista a ataques a la Si propiedad para frenar huelga B: La iniciativa es evaluada por el Ejecutivo en momentos en que se cumplen 57 días de huelga de 32 comuneros mapuches. / El delito de incendio implica una pena que va desde 61 días a 10 años de cárcel y, si es tipicado bajo la ley antiterrorista, la sanción puede llegar hasta 30 años. La Moneda agiliza gestiones con la Iglesia por mapuches tras No revés con Alianza B: Luego de una serie de gestiones lideradas por ministros Rodrigo Hinzpeter y Cristián Larroulet, La Moneda no convenció a la UDI y sectores RN de hacer una reforma radical a la ley antiterrorista y sólo atenuará condenas a delitos contra la propiedad privada. El gobierno agilizó los contactos de las iglesias. Larroulet recibió a representantes evangélicos y Pilera gestiona una cita hoy con monseñor Alejandro Goic. Iglesia Católica oficializa hoy rol negociador entre gobierno y No mapuches B: La Moneda endureció postura y cuestionó a comuneros en

No

No

No


10 – 09 – 2010

11 – 09 - 2010

12 – 09 – 2010 13 – 09 – 2010

14 – 09 – 2010

17 – 09 – 2010

huelga Mapuches: Iglesia pide gestos al gobierno y tramitan con Si urgencia ley antiterrorista B: La Conferencia Episcopal advirtió que se requieren señales en el corto plazo para solucionar el conflicto y llamó a los mapuches a deponer la huelga de hambre. / El Ejecutivo envió ayer la reforma legislativa y el Senado inicia hoy el debate. En La Moneda también evalúan mejorar las condiciones carcelarias de los comuneros detenidos. Piñera incluirá conflicto mapuche en su 1er. Discurso ante la ONU B: Presidente aludirá a situación de los “pueblos originarios” el 23 de septiembre. La Iglesia, en tanto, pidió al gobierno mayor voluntad de diálogo. / Cambio a ley antiterrorista se entrampó ayer en el Congreso. Mientras, el Minsal dice que 4 ó 5 comuneros están “en condición muy límite”. Mapuches: Congreso avanza en reforma y Manalich asume rol clave B: Comuneros amenazan con radicalizar huelga Encuesta: 86% piensa que huelga mapuche afecta la imagen internacional de Chile B: Sondeo realizado por el Centro de Estudios de La Tercera señala que el 68% cree que huelguistas buscan no ser procesados por la ley atiterrorista. / Comisión de Constitución del Senado aprobó la reforma a la narrativa, pero los comuneros dijeron que ellos no basta para deponer huelga. Gobierno alista alimentación forzada de mapuches en huelga B: Decisión de diez comuneros de Angol de pasar ayer a un régimen “seco” tiene en alerta a las autoridades para aplicar hospitalización en casos graves. / Los ministros Hinzpeter y Larroulet concretan hoy la primera reunión de diálogo con la Iglesia y el Ejecutivo evalúa cambios a la ley antiterrorista. Autoridad no aplicará ley antiterrorista en ataque a IX Región

No

Si

No

No

No

Si

No

Si

No

No

No


18 – 09 - 2010 21 – 09 – 2010 22 – 09 – 2010

23 – 09 – 2010

24 – 09 – 2010

25 – 09 – 2010

Presidente anuncia mesa de diálogo para abordar “deuda” con mapuches Mapuches en huelga anuncian que no participarán en mesa de diálogo B: Primera cita será esta semana. Gobierno no incluyó a partidos. Piñera promueve candidatura a Consejo de DDHH de ONU en medio de conflicto mapuche B: En su primer discurso ante la Asamblea ONU (NY), el Presidente pedirá mañana el apoyo internacional para que Chile sea reelecto como miembro del Consejo de DDHH del organismo. Su intervención coincide con una creciente inquietud en el exterior por la huelga de 34 mapuches, que ha motivado una estrategia de respuesta de la Cancillería. Chile necesita más de 90 votos para obtener el escaño. Iglesia deja en suspenso su participación en mesa de diálogo por tema mapuche B: El arzobispo Ricardo Ezzati – quien oficia de mediador con los huelguistas – señaló que “no he sido invitado y, en caso de serlo, habrá que discernirlo”. / La Moneda desestimó llamado de la Iglesia para que el Ejecutivo opte por “medidas administrativas” tras fracaso de las negociaciones en el Congreso. Piñera reconoce en la ONU deuda con pueblos originarios B: El Presidente dedicó varios párrafos de su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU a la situación de las etnias en Chile, señalando que “reconocemos que por siglos no hemos dado a nuestros pueblos originarios las verdaderas oportunidades que ellos merecen y necesitan”. También defendió la mesa de diálogo, que se constituye hoy en Temuco y que ha sido criticada por no incluir las demandas de los huelguistas. Piñera se refirió a la situación de los 34 comuneros haciendo una comparación con el esfuerzo que se ha hecho para rescatar a los 33 mineros. Líder mapuche traba a última hora acuerdo para deponer huelga de hambre B: La Moneda ofreció retirar su patrocinio a las querellas por

No

No

No

No

No

No

Si

No

No

No

Si

No


26 – 09 – 2010 27 – 09 – 2010

28 – 09 – 2010

29 – 09 – 2010

30 – 09 – 2010

terrorismo a los 34 comuneros acusados. Propuesta fue bien acogida por varios huelguistas, pero finalmente no prosperó. / El líder de la Coordinador Arauco Malleco, Héctor Llaitul abortó el preacuerdo alcanzado entre representantes del gobierno, la Iglesia y abogados de los huelguistas. Lo que piensa Sebastián Piñera sobre el conflicto mapuche No Mapuches en huelga rechazan última oferta del gobierno y se postergan las negociaciones B: Comuneros – que no logran consenso sobre la huelga – pidieron suspender cita en que darían respuesta a oferta del Ejecutivo de retirar las querellas. / “Hay que esperar que los comuneros hable entre sí y decidan”, dijo el obispo Ezzati, quien habló ayer con los huelguistas y no a través de sus voceros. Mapuches hacen nuevas exigencias y Ezzati deja gestiones B: El arzobispo de Concepción, Ricardo Ezzati, dio por concluidas sus labores, luego de que los comuneros en huelga desecharan la última oferta del gobierno de retirar las querellas por la ley antiterrorista y pidieran que se les garantice que el Ministerio Público no los juzgar por esta normativa. Entre los huelguistas hay división entre los de la VIII y IX Región. “No me corresponde a mi constituirme como facilitador de diálogo con otros poderes, eso sería una arrogancia de parte mía (…). Mi etapa en este sentido concluyó” dijo Ezzati. Gobierno desecha vía legislativa en caso de huelga mapuche B: A 80 días del inicio del ayuno, La Moneda dio por fracasadas las tratativas. / La Concertación y la Corte Suprema consideran inviables últimas demandas. Gobierno y Concertación logran acuerdo en el Senado para aprobar ley antiterrorista B: El Ejecutivo dio un giro a su postura y se abrió a incorporar artículos que beneficiarían a los reos mapuches, como rebajas de penas. / La Iglesia retomó ayer su rol protagónico en las negociaciones tras haberse marginado durante dos días de la

No

Si

No

No

No

No

No

Si

No


01 – 10 – 2010 02 – 10 – 2010

03 – 10 – 2010

08 – 10 – 2010

09 – 10 – 2010 14 – 12 – 2010

04 – 06 - 2011

10 – 06 - 2011

mesa de diálogo. Gobierno y mapuches apuestan a inminente fin de huelga Gobierno retira querellas y mapuches deponen huelga de hambre tras 82 días B: Luego de que La Moneda se comprometiera a recalificar las querellas por ley antiterrorista, 23 comuneros aceptaron el ofrecimiento. / Ministerio del Interior, Rodrigo Hinzpeter, dijo que el Ejecutivo seguirá negociando con los 11 mapuches que mantienen la huelga. Fracasa negociación con mapuches en Angol B: Tras el levantamiento del ayuno el viernes de parte de 24 comuneros, 10 huelguistas más radicales rechazaron la propuesta del ministro Larroulet. La Moneda acude a zona mapuche para cerrar conflicto B: Ejecutivo busca dar señal de distensión con el viaje del Presidente Sebastián Piñera y ministros Rodrigo Hinzpeter y Cristián Larroulet a la zona. / “Privilegiando el diálogo, vamos a encontrar la solución”, dijo el jefe de gabinete. Últimos diez comuneros deponen huelga tras 89 días

No No

No No

No

No

No

No

No

No

Documentos secretos de EEUU critican manejo de tema No mapuche B: Cinco cables divulgados por Wikileaks sostienen que para EEUU el problema ha sido mal manejado y magnificado. / También se afirma que en 2009 el ministro Pérez Yoma pidió ayuda de inteligencia a Washington por el conflicto. Activistas mapuches mantienen huelga, pese a rebaja de Si condenas B: Los magistrados no anularon el juicio, pero modificaron la sentencia al eliminar cargo por intento de homicidio a fiscal. Los comuneros rechazaron la medida y anunciaron que acudirán a Tribunal Constitucional y a tribunales internacionales. Comuneros mapuches deponen huelga de hambre. No

No

No


Tesis Maestría en Ciencias Sociales