Issuu on Google+

O.G.A MAG

FESTEJO OGA|1


UN MOMENTO EN MIL COLORES

Fotografía y textos Por LESLIE ARAYA*

La celebración es tan propia de las personas que surgen desde los hechos más simples que nos puedan suceder, abriendo caminos y formas para expresarse muy propias del grupo humano que las integre, es sin duda uno de los hechos que enriquecen la cultura, la tradición y la memoria colectiva, forma parte de nuestro pensamiento y de la forma en que nos desenvolvemos dentro de este instante festivo, siempre ajustándonos a sus ritos y dinámicas, ritmos y colores, umbrales e ilusiones que nos acercan a las esencias festivas.


OGA|3


OGA|4


Donde cada uno participa y observa desde un prisma particular, rescatando momentos, pausa, ritmos y colores que marcan nuestros sentidos, dejándose embriagar por los personajes que visitan las cotidianas calles, desplazando lo ordinario y acercando las historias que los hacen surgir desde los relatos guardados en la memoria. Majestuosos e imponentes se presentan ante nosotros, al ritmo de las bandas que no cesan de tocar infinitas melodías, sucediéndose los músicos entre comparsas y comparsas, dando fuerza y valía en cada paso a los danzantes, que absortos traspasan los umbrales del tiempo, volviendo al pasado y danzando en el presente, dejando las puertas abiertas para que ingresemos a la mística esencia carnavalesca, despojándonos de los que nos ata a la realidad cotidiana, invitándonos a vivir el carnaval. ¿Quedamos fuera o formar parte de él? Son muchas las formas y perspectivas en las que se puede participar, danzantes, músicos y público participante, pero esta invitación es propia de los asistentes, quienes te llaman a participar por medio de juegos, agua, misturas (papeles picados y serpentinas), espuma y alcohol, te hacen parte del tramado, desde las graderías apostadas a ambos costados de

OGA|5


OGA|6


OGA|7


OGA|8


las calles lugar donde pasan los infinitos grupos de danzantes y sus comparsas, es este el campo de juego, lanzando bombas de agua desde ambos lados y deteniĂŠndose sĂłlo mientras desfilan los grupos y al mismo tiempo recargĂĄndose para el continuar jugando tras su paso, buscando un nuevo orden, trastocando hasta la autoridad policial, cargando estos en sus ropas tubos de espuma para imponer su autoridad. OGA|9


OGA|10


Ya al llegar cada grupo a los pies del templo, frente a la virgen del Socavón, comienza a despedirse el carnaval, ya desaparecen estos personajes majestuosos e imponentes, ya no resuenas las bandas de bronce en las calles, ya se ha ido el carnaval, se guardan las historias y los relatos móviles que deambulaban por las calles, dando origen a las celebraciones de despedida, el martes de Challa, ya el orden comienza a reestablecerse, todo vuelve lentamente a la calma. Nos observamos entonces, esperando volver a vivir un nuevo tiempo de carnaval, con más colores y destellos, dejándonos impresionar por la exquisita ilusión del tiempo festivo, esperando formar parte de un nuevo telar festivo, a vivir de nuevo un momento en mil clores.

Fiesta de la Virgen del Socavón, Carnaval de Oruro, Bolivia. Leslie Araya Miranda

OGA|11


El sendero de Juan Don Juan, botánico ilustrado, hombre sencillo y resuelto de espíritu, hace varios años puso su maleta de cuero azul sobre la cama, en ella coloco dos camisas, un pantalón, un chaleco, un par de calcetines, un espejo de bolsillo, una navaja afeitadora, dos tarros de mermelada de mora, un juego de acuarela, una bufanda y su Leica M2. Salio de su casa, salio de su barrio, salio de la ciudad, salio de su rutinaria vida desprendiéndose de la abstracta brutalidad que por cotidianidad había asumido como vida los últimos veinte años de su existencia.

OGA|12


La cordillera de los Andes seria quien lo recibiría con los brazos abiertos, quien lo cuidaría, quien le relataría sus mas íntimos secretos, con quien por primera vez en todo su andar, en este mundo, compartiría un dialogo, recibiendo los secretos de la montaña, contemplando la quietud de la inmensidad, la simpleza de lo perfecto, la convivencia de las vidas que trazando sus senderos decoran las tierras de los andes, como una gran comunidad, en perfecta armonía.

Textos y Fotografía por Ian Campbell

OGA|13


OGA|14


OGA|15


OGA|16


OGA|17


OGA|18


OGA|19


OGA|20


OGA|21


OGA|22


OGA|23


OGA|24


OGA|25


OGA|26


OGA|27


OGA|28


OGA|29


OGA|30


OGA|31


MAKETA OGA