Page 1

Maria camila abril lerma 12 de noviembre de 2013

Cuentos y historias

Pรกgina 1


Maria camila abril lerma 12 de noviembre de 2013

Cuentos y historias

Pรกgina 2


Maria camila abril lerma 12 de noviembre de 2013

Cuentos y historias

Pรกgina 3


Maria camila abril lerma 12 de noviembre de 2013

El osito Puly Este cuento pertenece a la rama baja de la literatura infantil definible como “poco conocida”. En la historia tenemos una familia muy pobre (al grado de tener que ahorrar dinero arduamente para comprar un osito de paño) Ese día Fulvio estaba solo, y si analizamos bien. Veremos que era usual que el chico estuviera solo, al ser tan pobres era obvio que los dos padres trabajaban. Tampoco se nombran amigos del colegio, tengamos en cuenta que era muy pobre, y muy estudioso (les suena la palabra “nerd” o “traga”?) realmente uno dudaría que tenía amigos… sobre todo después de leer a sus padres decir: “no nos gusta que imagines cosas y luego te creas que son reales” No era la primera vez que el chico, en su soledad, conjuraba un amigo imaginario para no estar tan solo. Esta vez fue su osito especial. Sus padres desconociendo que significaba el Osito Puly para el chico, lo obligaron a destruir a su amiguito. Pero leamos algo de los amigos imaginarios; (…) Los amigos imaginarios pueden Cuentos y historias

ser de distinta naturaleza, como personas u objetos, peluches, monos o personajes inventados. Y es con ellos con quienes el niño tiene un espacio para conversar, jugar y pelear. (…)Los amigos imaginarios también surgen como respuesta a las idealizaciones e ideas positivas. Junto a estos personajes tienen espacio para satisfacer sus anhelos y deseos, en general, en esas instancias pueden satisfacer algunas necesidades que no tienen en su entorno habitual. (…)Principalmente este fenómeno se da en niños que son hijos únicos (…) Por lo tanto, sus amigos imaginarios surgen para satisfacer algunas necesidades que no se les brinda en su medio. Hay autores que también plantean que surgen debido a que el niño presenta carencias afectivas.

Página 4


Maria camila abril lerma 12 de noviembre de 2013

Una casa siniestra Esto le ocurrió a mi amigo Aldo, durante su permanencia en una casa que hace muy poco tiempo habían adquirido junto con su familia. Era una casa hermosa y muy grande, pero a pesar de todo eso, parecía hasta cierto punto un poco tenebrosa. En cierta ocasión Aldo y su hermano mayor, Edgar, se quedaron solos en la casa, ya que sus padres y demás hermanos habían hecho un viaje fuera del país. Aldo se encontraba en el cuarto de estudio, él acostumbraba estudiar de noche; eran más ó menos como las 10:30 p.m., cuando Aldo empezó a sentir malestar en su vejiga y pues, claro, tenía que vaciarla, así que se dirigió al baño. Y al abrir la puerta, cuál fue su sorpresa que encontró a su hermano Edgar ocupando el baño. Al verlo Aldo se disculpó y volvió a cerrar la puerta, y se dirigió al otro baño que se encontraba en la 2ª. planta de la casa, así que subió y como para llegar al baño tenía que pasar por el cuarto de Edgar, al pasar por allí encontró a Edgar viendo televisión muy tranquilo. Al verlo Aldo sintió que sus piernas no le respondían y empezó a sudar helado, como pudo entró al cuarto y le preguntó a su hermano, que si había bajado al baño de la sala. Edgar le dijo que no, que no se había movido de su cuarto. Aldo comenzó a llorar como un niño, y temblaba como gelatina.

a relatar lo que había sucedido. Al oírlo Edgar no sabía qué decir, también estaba asustado, así que decidieron no salir del cuarto, le pusieron el cerrojo, y se durmieron con la luz encendida. Al día siguiente, al bajar al cuarto de estudio, Aldo encontró sus libros tirados. En otra ocasión a la mamá de Aldo le pasó algo parecido, se encontraba sola en la casa, y escuchó que en las habitaciones de arriba caminaban y a veces las puertas se cerraban solas. Ella se asustó mucho y decidió ir a visitar a su vecina, y esperar a que regresara su familia. Al final Aldo junto a su familia decidieron cambiarse de casa. Muchas personas habitaron en esa casa, pero no duraban mucho, y se retiraban también. Hoy en día esa casa se mantiene sola, muchos son los rumores, se dice que en ella vivió una señora que mantenía pacto con el diablo, otros dicen que una persona murió allí y no encontraron su cuerpo. En fin creo que nunca se sabrá la verdad.

Edgar le preguntó: ¿Qué te pasa? y Aldo no podía pronunciar palabra. Cuando al fin Aldo se tranquilizó empezó

Cuentos y historias

Página 5

963  

taller dr tecnologia

Advertisement