Page 1


Recorriendo nuestro país

Mar del Plata clásico de clásicos Todos los caminos conducen a Mar del Plata. Al menos, así parece ser desde hace décadas. Se trata del punto de encuentro para cientos de miles de argentinos y extranjeros que llegan al centro turístico número uno del país. Llamada también "la Perla del Atlántico", entre sus innumerables atractivos está toda la movida nocturna, con decenas de espectáculos, actividades deportivas y una variada gama de lugares para entretenerse y pasarla bien entre amigos o bien en familia.

s el destino turístico más importante del país. Sus atractivos naturales se combinan con el encanto y la belleza de una ciudad jerarquizada por su hotelería y gastronomía y por su amplia propuesta de actividades recreativas y culturales entre las que se destaca la realización anual del Festival de Cine Internacional. En el 2005 fue sede de la IV Cumbre de las Américas,

E

6

Su litoral marítimo permite disfrutar de extensas y variadas playas: céntricas o alejadas y para todos los gustos. También se destaca por los espectáculos que se brindan en verano y por su oferta deportiva, donde sobresalen sus campos de golf. Mar del Plata es una de las pocas ciudades balnearias en el mundo que permiten disfrutar de una caminata nocturna por extensas playas iluminadas. Además, entre otras actividades, se pueden disfrutar de avistajes, safaris fotográficos, parapente, vuelos de bautismos, entre otras.

Este año Mar del Plata figuró entre los diez mejores destinos del mundo para veranear en febrero, de acuerdo con un informe realizado por el sitio Trip advisor, especializado en turismo internacional. El presidente del Ente Municipal de Turismo (EMTur), Pablo Fernández, señaló al respecto que "un medio especializado de otro país que coloque a Mar del Plata dentro del top ten de destinos turísticos a nivel mundial para ese mes significa


que tiene toda la potencialidad necesaria para recibir al turismo extranjero”.

Un poco de historia El primer hombre blanco que divisó las costas de Mar del Plata fue Hernando de Magallanes, quien las observó desde una goleta un cálido día de febrero de 1529. Luego llegó una expedición a caballo enviada por el Juan de Garay, y más tarde arribaron los jesuitas, quienes en 1756 fundaron la Reducción Nuestra Señora del Pilar en la zona de Laguna de los Padres. A fines del siglo XIX existía en la futura Mar del Plata un saladero de carne alrededor del cual se levantó un pequeño pueblo. Y fue en ese tiempo cuando aparecieron los primeros hoteles y residencias veraniegas que determinaron el perfil actual de la ciudad. En 1886 llegó a Mar del Plata el primer tren con turistas y el destino de aquella incipiente villa cambió para siempre. Y en el verano de 1888 se inauguró el esplendoroso Hotel Bristol, cuyas instalaciones incluían un casino, teatro, sala de conciertos y un restaurante de cocina francesa. De inmediato Mar del Plata se convirtió en el destino veraniego de las clases altas porteñas ligadas al modelo agroexportador. Y de aquella época todavía quedan en la ciudad alrededor de 300 casas, villas veraniegas, palacetes, chalets y edificios. La belle époque fue un periodo que va desde fines del siglo XIX hasta alrededor de 1920. Una de sus características locales fue que las clases acomodadas de la Argentina importaron desde Europa un estilo de vida marcado por el lujo y la ostentación. Y Mar del Plata fue un reflejo de aquellas costumbres, cuyos destellos aun están muy a la vista en la ciudad. Desde su inauguración, el Hotel Bristol fue el centro de la vida social veraniega a través de sus famosas fiestas cuyo esplendor duró hasta la década del veinte cuando surgieron las majestuosas residencias de verano cercanas a la playa. Y es entonces cuando Mar del Plata alcanza su primer gran esplendor y pasa a ser considerada la “Biarritz argentina”. La famosa Rambla que hoy recorremos frente a la playa Bristol fue construida en madera fines del siglo XIX. La primera fue arrasada por las aguas de un temporal en 1890, y la segunda fue consumida por las llamas en 1905. Casi una década después se construyó la muy aristocrática Rambla Bristol, que era el lugar de encuentro público por excelencia y escenario de la vida galante, en el marco de confiterías, comercios, cines y lujosos restaurantes. En sintonía con tanta alcurnia y aires parisinos, en 1941 de erigió detrás de ella el monumental Complejo Casino y Gran Hotel Provincial, recientemente reabierto. Frente a la rambla, la Bristol sigue

7


siendo -después de 123 años- la playa más popular de Mar del Plata, convocando a unas 10.000 personas por día. Minimizados en tamaño por los edificios modernos, sobreviven con hidalguía en Mar del Plata los más diversos estilos arquitectónicos de origen europeo, especialmente a todo lo largo de la zona costera. La Villa Alzaga Unzué sigue la línea Tudor inglesa; la Villa Normandie -donde funciona el Consulado de Italia- reproduce los lineamientos normandos; y la Villa Blaquier -de 1905- es fiel al pintoresquismo inglés. La que probablemente sea la casona más interesante de visitar en la ciudad es la Villa Ortiz Basualdo, levantada sobre la loma de la Av. Colón en 1909. Su estilo anglo-normando con cuatro plantas está inspirado en los castillos del Loire, y en su interior hay una colección de muebles y boiserie estilo artnoveau, que son el marco del maravilloso Museo de Arte Juan Carlos Castagnino. En Mar del Plata los dorados años veinte fueron perdiendo brillo para unos y ganándolo para otros. Cuando en 1934 se inaugura la Ruta Nacional 2, la clase media comienza a tener acceso a la ciudad. Y a partir de 1950 se inicia la etapa del turismo masivo con la aparición de los hoteles sindicales, que atrajeron un nuevo público a la ciudad. En un primer momento la estratificación social se reflejó en playas como la Bristol y la Grande, popular la primera y elitista la segunda. Pero con el tiempo las clases media en ascenso y la alta comenzaron a desplazarse hacia lugares más solitarios como Punta Mogotes primero y Miramar después. El avance de los nuevos sectores sociales era imparable y Mar del Plata dejó de ser un reducto de la aristocracia, que poco a poco fue mudando sus vacaciones hacia balnearios como Pinamar y más tarde Punta del Este, en su búsqueda por resguardar la exclusividad de sus espacios. Mar del Plata perdió entonces de manera definitiva sus pretensiones de villa europea para dar lugar a una ciudad moderna, vertiginosa y masiva que es hoy. Mar del Plata ha sabido mutar adaptándose a los gustos de cada época. Por eso continúa siendo el mayor destino turístico de la Argentina, con una diversidad que le permite ser el ”clásico de los clásicos del verano”, y al mismo tiempo estar al frente en la sofisticación y las nuevas tendencias. Al menos así lo ven unos ocho millones de turistas que se acercan cada año a la ciudad, buscando su cuota de felicidad en “la ciudad feliz”.

8


9


Autos

Kia Sportage 2011 El nuevo Kia Sportage 2011 es objeto de un dramático cambio de diseño. Se confirma la tendencia, no sólo de esta marca, sino del mercado en general, de ofrecer vehículos de estética todo terreno pero con todas sus aptitudes encaminadas hacia el asfalto. Cuando en 1996 apareció el primer Sportage, Kia ponía en circulación un automóvil dirigido al ocio, con importantes dotes para el uso en caminos. En la renovación del modelo en 2004 ya se notó un cierto cambio hacia el uso en carretera, pero conservando en gran medida las posibilidades en conducción fuera del asfalto.

ajo la dirección de Peter Schreyer, Kia comenzó hace un tiempo- a dar un giro radical en el diseño de sus productos. Un trabajo que continúa reforzándose con cada lanzamiento y que le permite a la empresa coreana continuar ganando proyección global e incluso local.

B

10

En este tren, aquí en la Argentina, la marca controlada por el grupo importador SK Bergé, continúa trabajando para levantar su perfil y participación: acciones que se traducen en el incremento del aval de sus productos a 5 años y reforzando su portfolio. (Claro está que -si bien la imagen ayuda-, no lo es todo. Además del nuevo diseño y atractivo de los productos, el combo se

combina con el desarrollo de nuevas tecnologías). Así fueron llegando el Soul; el Picanto; la nueva Sorento y el Cerato Forte y Cerato Koup. Con esto las proyecciones de Kia Argentina para las operaciones locales continúan en forma ascendente. En materia de nuevas apuestas, la marca se prepara para recibir a la tercera generación del


crossover urbano Sportage que no conserva ningún parecido con la anterior, ni desde el punto de vista estético ni tampoco en cuanto a características técnicas. En esta tercera visión del Sportage, las medidas ya hablan por sí solas del uso al que se destina el vehículo. La altura se ha reducido en seis centímetros, mientras que la longitud total crece nueve centímetros. Si tenemos en cuenta que la altura libre al suelo también ha disminuido en 2,5 centímetros, estamos ante un modelo que renuncia a sus anteriores bondades en la conducción por caminos para adaptarse a lo que el mercado y el cliente demanda en la actualidad. Otro dato interesante es la reducción del peso en 100 kilos, gracias a la utilización de materiales más ligeros sin sacrificar en resistencia. El nuevo Sportage no sólo destaca por un diseño único y que viene caracterizando a los últimos modelos Kia, sino que además por el excelente rodar que entrega durante su uso urbano, gracias a sus dimensiones, motorización y suspensión, además de un equipamiento en seguridad que destaca por sobre su competencia. Respecto a las versiones, habrá 6 motorizaciones nafteras (3 versiones 4X2 y 3 versiones All Wheel Drive) y 3 versiones diesel (1 versión 4X2 y 2 versiones All Wheel Drive), el motor 2.0 nafta desarrolla 164Cv de potencia, mientras que el diesel 2.0 alcanza los 181Cv de potencia. En cuanto a los diversos elementos de seguridad que incorpora, se destaca el Control de Estabilidad Electrónico (ESC), que ayuda a mantener el control del vehículo en maniobras repentinas; incorpora el Sistema de control de Tracción (TCS), que evita el deslizamiento de las ruedas al acelerar en condiciones de camino resbaloso; 6 airbags frontales y laterales; control de asistencia de partida en pendiente, que evita retroceder al partir en una pendiente y control de freno en bajada, que limita la velocidad durante el descenso; cámara de visión trasera que proyecta el retroceso en una pantalla LCD color integrada en el espejo retrovisor que además es fotocromático, y frenos con sistema ABS con EBD, de última generación. Este crossover, con capacidad para circular fuera del asfalto pero que no es un todoterreno 4x4, ni pretende serlo, se presenta en un paquete más delgado pero a la vez más musculoso que su predecesor y aterrizará en la Argentina en el transcurso del primer trimestre de este año.

11


Educación

Las tareas escolares Las tareas escolares en casa se consideran una herramienta educativa esencial, no solo para asentar y consolidar los aprendizajes adquiridos en el aula, sino también para desarrollar en los estudiantes actitudes académicas básicas como la organización, autodisciplina, autonomía y responsabilidad. El apoyo de los padres es fundamental para que los escolares adquieran estas destrezas, pero siempre que no se extralimiten en sus funciones, ya que una excesiva participación de los progenitores en los deberes de sus hijos puede reportar a los docentes una concepción errónea de los avances y progresos de sus alumnos.

na vez finalizada la jornada escolar, la actividad académica de los estudiantes se prolonga en el hogar con la realización de las tareas y trabajos que los docentes "encargan" a sus alumnos.

U

Para qué sirven los deberes Entre las condiciones básicas que determinan la calidad de la educa-

12

ción familiar, los especialistas destacan tres fundamentales: "El afecto incondicional, un cuidado atento, adecuado a las necesidades de seguridad y autonomía de cada edad, y una disciplina consistente que les ayude a respetar ciertos límites y a aprender a controlar su propia conducta". El apoyo en la realización de las tareas escolares es una de las vías con las que cuentan los padres para aplicar estas premisas, pero solo es efectivo si su implicación no

excede los límites adecuados a cada niño y edad. Para saber hasta dónde se puede llegar en la ayuda con los deberes en casa, es fundamental tener claro con anterioridad que los objetivos que se persiguen con el trabajo académico en el hogar no se limitan al repaso y práctica de los contenidos aprendidos en el aula y la preparación para la clase siguiente. Los especialistas en educación apuntan que las


tareas son además un instrumento esencial para desarrollar en los alumnos habilidades y aptitudes necesarias para su adecuado progreso escolar: • Ayudan a los estudiantes a crear y adquirir hábitos y métodos de estudio. • Sirven para que el alumno aprenda a organizar su trabajo y programar su tiempo con autonomía y disciplina. • Permiten desarrollar habilidades de búsqueda de información, investigación y selección de recursos para completar los conocimientos. • Fomentan en el alumnado el sentido de la responsabilidad hacia su aprendizaje.

¿Demasiada ayuda? ¿Pueden los estudiantes desarrollar estas destrezas si cuentan con la ayuda y apoyo constante de los padres en las tareas? Es evidente que una excesiva implicación, que en algunos casos pasa incluso por la realización por parte de los progenitores de los deberes de sus hijos, no resulta beneficiosa. No hay que olvidar que las tareas de casa son un instrumento esencial para que el profesor verifique los progresos del alumno y si ha asimilado con eficacia los contenidos impartidos en el aula. En este caso, si la participación de los padres implica pasos como la corrección y la resolución de los deberes, es muy

difícil que el docente pueda discernir entre lo que el alumno realmente sabe y consigue hacer por sí solo y lo que no domina aún.

Participación de los padres El exceso de ayuda puede falsear el verdadero rendimiento académico diario del estudiante, que, sin embargo, se verá reflejado después en los resultados de los exámenes, cuando los padres no están disponibles para atender sus dificultades. ¿De qué modo deben colaborar entonces los padres con los deberes? Los especialistas sugieren que el papel de los progenitores debe ser de monitorización de las tareas, es decir, deben ser responsables de proporcionar a sus hijos las condiciones adecuadas para que realicen las actividades escolares del modo más efectivo posible y prestarles apoyo para que ellos mismos sean capaces de dirigir su autoaprendizaje. Estos son algunos de los aspectos que apuntan como esenciales para que la ayuda familiar sea eficiente: Motivarlos: los padres deben prestar atención a los deberes que tienen que hacer cada día y alentar a los hijos para que los realicen, pero no obligarlos a hacerlos con castigos u otras sanciones, para que ellos puedan verificar por sí mismos las consecuencias que reporta el no cumplimiento. Proporcionarles el ambiente adecuado: un lugar de estudio ale-

jado de distracciones externas es fundamental para que las tareas se realicen con eficacia, los progenitores deben evitar que otros miembros de la familia interrumpan al estudiante y alejar los elementos que pueden interferir en el estudio. Ayudarles a programar su tiempo: con los más pequeños, los padres deben marcar los tiempos y horarios de estudio para que más adelante, a medida que avanzan en la escolaridad, el alumno sea capaz de organizar su agenda de deberes y tareas de forma independiente. Resolver las dudas: cuando el estudiante encuentra una dificultad para realizar las tareas, los padres pueden colaborar en su resolución con ayuda para descifrar las instrucciones u orientación sobre los recursos a los que puede acudir para solventarla. Mantener el contacto con los maestros: es esencial que los padres consulten con los docentes las dudas y dificultades que se les presentan a sus hijos durante las tareas escolares para que este profesional les oriente sobre el camino más adecuado para ayudarles o si es necesario que se le ofrezca al estudiante un apoyo extra en casa. Supervisar, pero no corregir: una vez finalizados los deberes, los progenitores pueden supervisar que el estudiante ha cumplido con todo el trabajo que se le había asignado, pero no deben corregirlo, ésta es una tarea del docente.

13


Alimentos

Frutas tropicales La globalización del mercado hace posible el acceso casi en cualquier momento y en cualquier lugar a los más variados alimentos y sugerentes formas de presentación. Este acercamiento a alimentos de otros países ha permitido introducirlos como ingredientes originales tanto en las recetas más populares como en los platos típicos de lejanas culturas gastronómicas. Las frutas tropicales o exóticas son uno de estos alimentos. De ellas se puede sacar provecho a sus atractivos colores, sabrosos gustos y originales formas y texturas, para cocinar recetas sugerentes. Aunque son aptas para elaborar postres, su gusto dulce confiere el contrapunto a los más variopintos platos, desde ensaladas y aperitivos hasta guarniciones o licuados.

niciarse en la cocina con alimentos nuevos es un reto que no muchas personas están dispuestas a asumir, bien por pereza o por temor a no saber resolver la combinación de nuevas texturas y

I

sabores. El comienzo puede plantearse con frutas típicas en el mercado nacional, como el ananá, el mango, el coco y la papaya.

Piña o Ananá Un truco para saber que la piña está madura y dulce es comprobar el color de las brác-

14

teas (hojas). Si éste cambia del verde al anaranjado, será señal de que está madura, a pesar de que el color externo del fruto sea de color verdoso. El extremo del tallo mohoso o manchado y las hojas marchitas o la fruta golpea-


da no son signos de frescura. La piña es una fruta muy frágil y sensible a los cambios bruscos de temperatura, por lo que conviene guardarla en un lugar fresco y seco. En la heladera, a temperaturas inferiores a 7ºC, se deteriora. Con el ananá cortado en tacos se puede decorar una suculenta y sofisticada ensalada con langostinos, con pollo y piña o arroz y maíz. Un postre más ligero que los tradicionales es la piña rellena con frutas tropicales. Más refrescante es el granizado a la canela, que resultará gustoso tomado como postre o "cortante" durante la comida.

Mango La fruta flexible al tacto o que desprende aroma son dos indicadores de madurez. Si se compra verde, se puede acelerar su maduración y su sabor dulce al dejarlo a temperatura ambiente. Unas láminas finas de mango dan color, aroma y buen gusto a una sencilla ensalada de pechuga de pavo. Su carne dulce se aprovecha para elaborar licuados que se pueden servir durante la comida, como digestivo, entre dos platos consistentes. Esta deliciosa fruta cortada en cuadraditos sirve para dar el toque dulzón a una original vina-

greta, que se empleará de condimento para aderezar apetitosas recetas, como unas berenjenas, una ensalada con frutos del mar o un segundo plato de pescado o carne blanca al horno.

Coco Es fresco si, al agitarlo, se escucha "chapoteo" de agua en su interior. Al tener la cáscara dura, el coco se conserva en buen estado hasta dos meses, aunque una vez abierto se ha de consumir en pocos días y guardarse en un recipiente tapado con agua. El coco rayado y dulce es muy recurrido para elaborar postres, como unas deliciosas bolitas de coco, zanahoria y piñones o un flan de coco. La leche de coco es un derivado de la fruta muy empleada como ingrediente de múltiples recetas típicas de la gastronomía de países del sureste asiático.

Papaya La fruta está en el momento idóneo de maduración cuando la piel se torna amarillenta. Son frecuentes unas pequeñas manchas marrones sobre la piel, pero éstas no afectan a la calidad de su pulpa. El fruto maduro cede a la presión de los dedos y la parte del tallo desprende un suave

aroma dulzón. Es típico el uso de la papaya como ingrediente de ensaladas, en combinación con lechugas variadas, si bien se puede mezclar con los ingredientes que más gusten. Con otras frutas más dulces se obtienen deliciosos jugos y batidos, como el de papaya y naranja. En forma de licuado, se puede tomar como "cortante" de la comida o como postre ligero, que ayude a la digestión.

Sacar el máximo jugo Las frutas tropicales consumidas crudas reportan al organismo sus valiosas propiedades nutritivas; variedad de vitaminas (C, ácido fólico, A), sales minerales (potasio, magnesio), fibra y antioxidantes. Algunos de ellos, como la fibra y ciertas vitaminas, se concentran en mayor proporción debajo de la piel, por lo que no conviene excederse en el pelado. Cualquier fruta que se coma cruda debe lavarse a conciencia con agua para eliminar restos de pesticidas. El frío de la heladera detiene el proceso de maduración y hace que pierdan sabor, de ahí que convenga conservar las frutas tropicales a temperatura ambiente, en un lugar fresco y protegido de la luz del sol.

15


Deporte

El ejercicio aeróbico Las ventajas del ejercicio aeróbico son innumerables. Contribuye al fortalecimiento y tono muscular, refuerza los sistemas respiratorio y circulatorio, evita la osteoporosis, además de que quema la grasa, moldea el cuerpo, eleva la autoestima y genera hormonas que producen estados de ánimo de alegría y mayores niveles de creatividad y lucidez mental. Si lleva una vida pasiva y no practica ningún tipo de deporte, considere las ventajas del ejercicio aeróbico y comience poco a poco para que no se fastidie. Verá cómo, muy pronto, sentirá los beneficios de este deporte.

l ejercicio aeróbico, también llamado cardiovascular, consiste en mantener el bombeo a un ritmo constante y acelerado a través de la demanda de oxígeno que produce el movimiento. Los beneficios son múltiples, siempre y cuando, sea constante en su práctica. Con dedicar una hora a la semana puede mantenerse en buena forma, aunque con tres o cuatro optimizará su rendimiento. Este tipo de ejercicios se divide en dos categorías:

E

16

Ejercicios de bajo impacto Se mantiene siempre contacto con el suelo, pero no se impacta en él de forma violenta. Su finalidad es acondicionar y fortalecer los músculos y algunos ejemplos son bailar, caminar o nadar.

Ejercicios de alto impacto Son aquellos en los que, en algún momento del ejercicio, se pierde el contacto con el suelo y se impacta nuevamente en él de manera más fuerte. Algunos ejemplos son trotar, correr, saltar la cuerda o jugar tenis. Depende de su edad y sus condiciones escoger uno. Lo más prudente es que se haga un chequeo médico

para determinar qué tipo de ejercicio puede llevar a cabo según su condición física y el estado de sus huesos, músculos y articulaciones.

Empezando a ejercitarse Si quiere tomarse el ejercicio en serio, debe hacer citas formales con el. Se recomienda que establezca tres días de la semana donde destine 30 minutos de su tiempo al ejercicio. Es bueno hacerlo con espacio entre los días para que tenga recuperación. Por ejemplo: una rutina de martes, jueves y sábado es suficiente para mantenerse en buena forma.


A la hora de ejercitarse, comience con ejercicios de estiramiento, luego siga con la fase de calentamiento. Asegúrese de mantener siempre la postura adecuada. No se encorve y mantenga los brazos a la altura de la cintura en caso de que su ejercicio sea correr. La respiración debe mantenerse constante, con inhalación por la nariz en el momento más relajado y exhalación por la boca al hacer un esfuerzo. Es importante que se prepare correctamente con los accesorios necesarios.

En su propia casa La falta de tiempo para trasladarse a otros lugares y realizar el ejercicio no es excusa para no hacerlo. La posibilidad de ejercitarse en casa le permite más tiempo y concentración en el trabajo muscular, además de una mayor comodidad y flexibilidad. Esto le permite realizar otras actividades a la vez y optimizar el tiempo. Por ejemplo, mientras hace ejercicio en la bicicleta fija o en la caminadora, puede leer, ver la televisión e inclusive conversar.

La mala noticia es que hacerlo en casa supone un gasto en máquinas especiales, como alguna de las siguientes: Escaladora. Este aparato, además del aspecto cardiovascular y la quema de calorías, pone especial énfasis en las piernas y en los glúteos. De esta forma, adoptando distintas posiciones, puede tonificar esas áreas. Bicicleta fija. Trabaja sobre las piernas y, en ocasiones, sobre los brazos si es que el aparato tiene manubrio móvil. Asegúrese de que sea cómoda y adaptable a cada usuario y, de preferencia, que tenga diversas dinámicas de ejercicio que le ayuden a ejercitarse de mejor forma. Caminadora. Esta banda es útil porque le permite ir a distintas velocidades con el movimiento natural de caminar o correr. Remo. Se trata de deslizar todo el cuerpo utilizando los brazos y las piernas, a modo de estar impulsando una canoa. Su gran ventaja es que ejercita muchas zonas del cuerpo.

Grandes ventajas El sobrepeso es la raíz de muchos males y el ejercicio aeróbico es una de las mejores formas de combatirlo. La alta presión, la diabetes y algunos tipos de cáncer, son sólo ejemplos del cúmulo de enfermedades que se pueden prevenir. También mejora la salud de los huesos y articulaciones, lo que se traduce en un combate directo a la artritis y la osteoporosis. Al oxigenarse más el cuerpo, se beneficia más el corazón. Con este extra de aire, el corazón bombea sangre con más potencia y efectividad. El ejercicio propicia la liberación de sustancias químicas como la endorfina, que es una especie de calmante natural. Esto genera un mayor bienestar y logra evitar estrés, depresión, angustia y ansiedad. En general, produce un incremento en la autoestima. Aunque crea que perderá energías al hacer ejercicio, lo cierto es que el resto del día obtendrá los beneficios físicos de oxigenar el organismo y producir endorfinas.

17


20


21


Tradiciones

Danzas argentinas “Erke, charango y bombo, carnavalito para bailar”, mujeres y hombres cantan y se mueven al ritmo argentino. Entre pañuelos y zapateos los danzantes disfrutan cada uno de sus movimientos. Las danzas tradicionales son siempre objeto de alegría entre bailarines y espectadores. Algunos bailes conllevan una suerte de conquista del hombre hacia la mujer con movimientos sensuales y románticos, como el Tango o la Zamba.

unque descienden directamente de la raza hispánica que nos trajo su civilización, aquí todo fue transformándose y las danzas españolas y europeas fueron sufriendo su lento proceso de adaptación, de "acriollamiento". Esta probado que ya en el siglo XVIII se bailaban en la América Hispana, danzas que no eran españolas ni indígenas. Así nacieron dentro de nuestro país o en los vecinos, muchas de nuestras danzas folklóricas, gestadas colectiva y anónimamente, sin autor o autores determinados.

A

22

El Carnavalito Pertenece al grupo de las grandes danzas colectivas, es jovial, se ejecuta alegremente a modo de juego inocente y familiar. Se bailó en América desde antes del descubrimiento; ha perdurado y hoy sigue practicándose en la región del NOA, especialmente en el centro y norte de Salta y Jujuy. Los bailarines suelen moverse en torno a los músicos o en hilera. Una mujer o un hombre con un pañuelo (a veces un banderín con cintas) en la mano se encarga de dirigir a los demás. Las figuras son sencillas: apenas la rueda, la doble rueda, la hilera de itinerario libre y algunas pocas más. Es común el trote, que consiste

en una larga fila que forman los bailarines de a dos, tomándose del brazo.

El Chamamé Es una modalidad musical y coreográfica con epicentro en la Provincia de Corrientes, muy extendida también a las de Chaco, Formosa, Misiones y norte de Entre Ríos. En su origen se integraron los rasgos culturales del guaraní y del español. Consiste en una danza en la que los cuerpos de las parejas se estrechan entre sí, plena de gracia y fino erotismo.


El Escondido

El Pericón

La Cueca

Se trata de una danza en pareja suelta e independiente de gran caudal expresivo, en la que sus integrantes simulan esconderse uno del otro. Se bailó desde el año 1820 hasta fines del siglo XIX. Fue practicada en las regiones de Cuyo, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Salta y probablemente en Buenos Aires.

Se trata de un baile típico muy elegante de la llanura pampeana. En el pasado, recibió el nombre de "baile de cuatro", en razón de ser ése el mínimo de parejas necesarias y porque la coreografía de la danza primitiva se componía de sólo cuatro figuras llamadas, por su orden: demanda o espejo, postrera o alegre, cadena y cielo. Uno de los agregados relativamente recientes es el "pabellón", donde los bailarines tomados del brazo forman un círculo y cada pareja al compás de la música, con las manos libres, extiende un pañuelo por encima de las cabezas, intercalándose los colores azul y blanco de la bandera argentina.

Hermana de la zamba, de su homónima chilena, de la marinera peruana y de otras danzas similares, hijas todas de la zamacueca del Alto Perú (o de ella derivadas), la cueca es una de los bailes que más arraigo tuvo en Argentina, en cuyas regiones cuyana y norteña aún conserva vigencia. Ingresó a nuestro país por dos vías: primeramente por la Provincia de Mendoza, desde donde se difundió al resto del país y derivó en la cueca argentina o cuequita (para distinguirla de la chilena). Posteriormente, la cueca marinera (como se la denominó en Perú) entró desde Bolivia y hoy se la conoce como cueca norteña. Cabe señalar que esta danza fue proclamada en 1979 baile nacional oficial de Chile.

El Gato Es una danza criolla alegre que puede ser ejecutada por una o dos parejas. Se bailó en nuestro país desde antes de 1820 y nos llegó posiblemente desde el Perú, extendiéndose en la campaña hasta la Provincia de Córdoba y luego hacia todo el país. Bailado por todas las clases sociales, representa un discreto juego amoroso donde el caballero simula cortejar a la dama y, persiguiéndola, trata de conquistarla; luce para ella las mejores figuras en sus zapateos, realizando a veces increíbles piruetas hasta obtener su correspondencia en la coronación final. Se convirtió, sin lugar a dudas, en el más popular de los bailes de la llanura, al igual que el malambo.

El Malambo El malambo nació en las soledades pampeanas, allá por el año 1600. Dentro de nuestros bailes, es una excepción el que carezca de letra. Las guitarras acompañan esta danza ejecutada únicamente por hombres. El bailarín se luce en el zapateo, la cepillada (roce de la planta del pie contra el piso), el repique (golpe con el taco y la espuela) o los floreos. Sus pies apenas tocan el suelo. Las evoluciones del bailarín, cruzando las piernas, zapateando enérgicamente o haciendo dibujos con boleadoras y lazos son sorprendentes. El malambo, dentro de los bailes tradicionales, equivale a la "payada de contrapunto” en el canto: un verdadero torneo de habilidad gauchesca. En dichas competencias no hay límite de competidores, de a uno van exponiendo sus "mudanzas" y gana quien mejor realiza la mayor variedad de figuras.

El Tango Es el célebre baile rioplatense difundido internacionalmente, de parejas enlazadas, forma musical binaria y compás de dos por cuatro. Surgió en los suburbios de la ciudad de Buenos Aires a fines del siglo XIX, en pleno proceso de transformación en una gran urbe. La convivencia de inmigrantes, negros y gauchos que llegaban al puerto luego de quedarse sin trabajo en el ejército o como consecuencia de la instauración de los grandes latifundios, hicieron del tango un producto cultural único en el mundo. En su origen las canciones eran solamente instrumentales, ejecutadas por tríos de guitarra, violín y flauta, a cuyos compases las parejas bailaban enlazadas. Más tarde incorporó el bandoneón – instrumento procedente de Alemania–, que le daría su sonido característico.

La Chacarera La chacarera es una danza alegre y pícara. Su origen no es preciso, pero se le adjudica como cuna de nacimiento la Provincia de Santiago del Estero, desde donde se difundió a lo largo del país. Es de ritmo vivo, alegre, apicarado por su galante juego pantomímico. Se baila en parejas sueltas y el zapateo es constante. Hay de ella una variante, llamada chacarera doble.

La Milonga La milonga "campera" es ligera, pero no tanto como la urbana, se interpreta con guitarra y no tiene coreografía. En cuanto al aspecto estrictamente musical, se la vincula directamente con la habanera y el tango, aunque tiene un ritmo mucho más rápido que éste y sus letras suelen ser picarescas. La milonga, entendida como lugar en el que se baila indistintamente tango y milonga, suele ser el salón de un club o cualquier otro local destinado a ese fin.

La Zamba Es la danza amatoria por excelencia. El hombre festeja a la mujer con ternura y ella acepta, aunque lo esquiva coquetamente. Luego de enamorarla, llega el triunfo del varón, quien la corona poniéndole el pañuelo, como abrazándola. Nos viene de la zamacueca (Lima–Perú) y de la cueca chilena. Al acriollarse incorporó el pañuelo que juega un rol importante, ya que a través de él los bailarines expresan estados de ánimo, sugerencias y deseos. Su baile en pareja suelta e independiente se popularizó en casi todo el país.

23


Alimentación y Salud

¿Tengo hambre o tengo apetito? No es lo mismo engullir que el placer que se siente al comer, como tampoco es igual comer de picoteo que realizar un reparto adecuado de las ingestas. Para prevenir y combatir la obesidad y el exceso de peso, los científicos advierten de la necesidad de aprender a diferenciar el hambre del apetito. Algunos alimentos, como el chocolate, estimulan zonas cerebrales relacionadas con la recompensa y el placer. Muchas personas los ingieren, por tanto, para sentir ese goce y no porque su organismo necesite los nutrientes que aportan.

l hambre y el apetito son cuestiones diferentes, a pesar de que en el lenguaje popular muchas veces se confundan. Tener hambre es una necesidad fisiológica vital, indispensable no sólo para saciar el

E

24

hambre, sino para nutrir nuestro cuerpo con micronutrientes (como algunas vitaminas), minerales y macronutrientes (como proteínas, grasas y carbohidratos) que están en cualquier alimento. En cambio, tener apetito significa el deseo de comer por placer, en el que intervienen facto-

res como los olores, los sabores, el aspecto y presentación de los alimentos o ciertas costumbres alimenticias que estimulan la mente para fomentar una necesidad, la de comer, que, en realidad, ya estaría satisfecha. Por tanto, el hambre es el instinto


que impulsa a nutrirse cuando el organismo lo necesita para su supervivencia y el apetito es la sensación de querer comer que viene determinada por la forma de presentación de los alimentos o el contexto social en el que se encuentre la persona. De este modo, una persona puede sentir apetitito a pesar de haber saciado su hambre (picar después de comer de forma copiosa). El apetito es una sensación que induce a comer algo que apetece guiada más por el deseo gratificante que no por un verdadero requerimiento biológico y con independencia de las características nutricionales y energéticas del alimento apetecido.

Hambre, satisfacción y saciedad Cuando tenemos apetito se ingieren más calorías de las necesarias, ya que la ingesta no responde a una necesidad de nutrientes por parte de nuestro organismo. Como es sabido, a más calorías de las que el organismo va a gastar, más acumulación de grasa. Es fundamental reconocer sensaciones como la satisfacción y la saciedad. Si el hambre es la sensación fisiológica que induce a comer, la satisfacción es el estado de plenitud que invita a dejar de comer, y la saciedad es el período durante el cual la sensación de satisfacción se mantiene hasta que aparece de nuevo el hambre.

¿Cómo gestionar el apetito? El control del apetito es fundamental para prevenir el exceso de peso y la obesidad. Y, para ello, es básico acostumbrarse a las señales que envía el organismo, antes, durante y después del acto de comer. Tanto la satisfacción que induce a dejar de comer y la saciedad que inhibe la sensación de hambre entre las ingestas son respuestas mediadas por diferentes factores. Se

pueden gestionar para conseguir una satisfacción y una saciedad más efectivas desde el punto de vista de optimizar y ajustar las ingestas. No es lo mismo engullir que el placer de comer. No es lo mismo el picoteo que un adecuado reparto de las ingestas con un patrón de consumo que permita ajustar las señales de hambre y saciedad y comer para vivir y disfrutar en lugar de vivir para comer.

La adicción a la comida No obstante, en ocasiones, no es tan sencillo distinguir el hambre del apetito. El hipotálamo es la parte del cerebro que se encarga de analizar la información que envía el organismo cuando se ingieren alimentos. Su misión es avisar cuándo se ha comido suficiente. Pero hay factores, como el placer que producen ciertos alimentos, que pueden engañar a esta glándula para hacer creer que todavía se necesita ingerir más. Por norma general, los alimentos que consiguen despistar al hipotálamo son los carbohidratos (como el chocolate) o las grasas. Este tipo de alimentos consiguen estimular zonas cerebrales relacionadas con la recompensa y la adicción. Activan los mismos mecanismos que sustancias adictivas como el tabaco. Por eso, muchas personas echan mano de estos alimentos cuando necesitan levantar su estado de ánimo. Es el hambre hedonista, relacionada sólo con el placer. Éste es uno de los motivos por lo que se debería controlar de forma activa el apetito ya que, además de sus efectos sobre la masa y salud corporal, los excesos típicos de sociedades desarrolladas acabarían provocando una adicción, al igual que sucede con las drogas o los juegos de azar.

Trastorno por atracón Uno de los trastornos en los que se manifiesta de forma más evidente el descontrol excesivo en la ingesta de alimentos es el trastorno por atracón. El atracón es un síntoma y tiene un valor emocional. De forma inconsciente, el paciente calma el dolor o la tensión emocional con la sobreingesta. El atracón consiste en comer de forma ansiosa una cantidad de comida excesiva. Y se suele acompañar de sensaciones de culpa y malestar. Si bien al inicio es ocasional o ante situaciones de tensión emocional importantes, poco a poco las personas se dan los atracones con más frecuencia o ante situaciones cotidianas de estrés. Incluso ante situaciones de alegría, para celebrarlas. Estas personas sienten poco a poco que su vida está controlada por la comida. El tratamiento para superar el trastorno está dirigido a romper los círculos viciosos que se generan: la persona debe intentar no calmar la ansiedad a través de la comida, porque esto le provoca, a su vez, culpa y más ansiedad. Para ello, se aprenden técnicas de control de la ansiedad, se realiza terapia grupal y, en algunos casos, se prescribe medicación. Es importante trabajar aspectos psicológicos como cultivar la autoestima, aprender a retrasar la satisfacción de los impulsos, detectar los factores que desencadenan el atracón y modificarlos y optimizar las habilidades personales mediante el trabajo desde la psicología positiva y el crecimiento personal. Si se entiende que el atracón es una forma de tapar una necesidad, si se aprende a desarrollar esta necesidad no se requerirá esta ingesta excesiva.

25


Bebidas

Vino Patero Se trata de un tipo de vino muy famoso y buscado en los valles calchaquíes, conocido popularmente por ser generalmente "dulzón" y generoso en alcohol, turbio y poco estacionado; y se lo puede comprar suelto. Pero muchas veces no se sabe realmente bien qué es. Básicamente, como lo dice su denominación popular "patero", son vinos obtenidos de la fermentación de uvas pisadas sobre el lagar con las "patas" o pies (descalzo o con botas).

n la antigüedad el vino se realizaba pisando las uvas sobre cuero, generalmente de buey, para luego recolectar el mosto en recipientes también fabricados con cuero. Luego éste era introducido en grandes tinajas guardadas en precarias bodegas donde sólo restaba esperar el tiempo necesario para que el jugo de uva fermentara transformándose en vino.

E

26

Más allá de esta particularidad, últimamente (por suerte) las pequeñas bodegas familiares han empezado a desarrollar mejor la elaboración del vino patero, elevando su calidad a través de técnicas artesanales tradicionales, que le dan una identidad propia a estos vinos, que se diferencian por ser más naturales y generosos, por la posibilidad de realizar la cosecha tardía -tan de moda últimamente-de las pequeñas y cuidadas viñas. En general, los vinos pateros, son

de color rosados y claretes de la centenaria y particular variedad Criolla ya considerada nativa de Sudamérica. También los hay blancos de la famosa variedad Torrontés e incluso se están elaborando excelentes Tintos, con variedades finas como Malbec y Cabernet, añejándolos en barricas de roble, inclusive, con el detalle de realizar la minuciosa tarea de despalillar el racimo manualmente, para fermentar el mosto solo con el grano u hollejo.


A su vez, se empezó a decantarlos mejor, para su buena clarificación, y a estacionarlos más, sumándose las mejores condiciones de fraccionamiento y presentación, de manera que se puedan conservar como cualquier vino fino. Todo lo anteriormente mencionado generó un resurgimiento del vino patero artesanal en todo el país, acompañado por el Instituto Nacional Vitivinicultura (INV), creando en 2002, una nueva categoría Vino Casero apoyando a los pequeños bodegueros, con el asesoramiento y análisis de los vinos para su libre circulación y respaldo a través de la entrega de fajas de seguridad o estampillas para adherir, sobre el corcho. De esta manera, los elaboradores se ven motivados a inscribirse y a dar a conocer sus vinos en su propia casa, en mercados artesanales o en algunas vinotecas, a los visitantes que, ahora más que nunca, aprecian y aprovechan la posibilidad de probar y llevarse un famoso Patero al lugar del mundo que quiera y paladear el más tradicional vino de producción y distribución limitada, a un precio accesible y no disponibles en las vinotecas de las grandes ciudades. En el I.N.V. tienen registrados 38 elaboradores de vino casero en los valles calchaquíes. Es muy recomendable visitar las bodeguitas, especialmente en época de vendimia (abril) y entender de una manera muy simple como se hacen estos vinos, hechos con toda la paciencia y el

amor de la familia artesana, que nos brindan con un “Salud! Pacha Mama”, siempre con un chorrito antes para la madre tierra, que nos protege y alegra el espíritu.

El uso de nuevas tecnologías revolucionó la elaboración Desde un tiempo a la fecha los pequeños productores de vino patero del Valle Calchaquí emprendieron un lento pero seguro camino hacia la modernización de sus producciones y al uso de tecnologías de primer nivel en la elaboración de sus variados productos. Poco a poco, los otrora lagares (cuencos de cuero vacuno que servían para pisar las uvas) o las prensas mecánicas y, como no, las construcciones de cemento, o madera dura erigidas para tal fin, comenzaron a dar paso a maquinarias específicas para la obtención de los jugos de uva, la separación del grano (uva) del escobajo a través de medios mecánicos ha logrado que la calidad primaria del vino sea inmensamente superior a técnicas antiguas donde se prensaba la totalidad del racimo. Así también, las tinajas o vasijas de material cocido o toneles de madera de la zona (algarrobo, generalmente) fueron trocando hacia toneles de madera importada y tachos de fermentación de acero inoxidable, que incorporan controles de temperatura, enfriadores y un sofisticado “software” para todas las mediciones de acidez o grado alcohólico que el producto se merece.

Estos avances tecnológicos obtenidos por los pequeños productores del Valle Calchaquí se lograron gracias a programas de asistencia de entidades como la Subsecretaría de Agricultura Familiar y la colaboración de países del primer mundo que aportan a modo de donación (en algunos casos) los modernos equipos y, en otros, los créditos a tasa subsidiada. Muchos de estos pequeños productores de vino artesanal, que tienen como cota máxima de producción los 4.000 litros anuales, han hecho de su producto un nicho de sabores, aromas e identidad que los hacen irreproducibles, aún en el mismo valle. Ese es su mayor tesoro: ser apreciado a diario por turistas de toda la Argentina y del mundo entero. Varios de ellos aseguran que “del antiguo vino patero ya poco queda. El nuevo es muchísimo más trabajado, pero conserva aún así la raíz genuina de un vino hecho familiarmente, con los tiempos propios de lo artesanal, conservando las fórmulas antiguas y los cortes que cada familia del valle hizo propios durante más de un siglo”. “Por supuesto, el mismo amor que los antepasados pusieron antaño en su elaboración, está presente en cada una de nuestras botellas, incluso en el que vendemos a granel, porque éste es el vino que le dio identidad y fama mundial al Valle Calchaquí”, expresan orgullosos.

27


Psicología

Disfrutar el tiempo libre ¿Qué hace un viejo en un concierto de rap o de música electrónica? ¿Y una camisa raída en un estirado concierto de ópera? ¿Y un ciego esquiando mejor que nosotros? ¿O un cincuentañero disfrutando en el monte con los jóvenes del club de montañismo de su pueblo? ¿Y un adolescente que, en lugar de salir todos los viernes y sábados a bailar y beber, prefiere irse con su telescopio a observar pájaros en el campo?

encillamente, buscan ser felices, hacen lo que han descubierto que les gusta, por mucho que pueda chocar a quienes piensan que "lo normal" es lo único posible. La mayoría de los adultos, aun inconscientemente, vivimos una vida planificada, con una rutina en

S

28

que las horas transcurren sujetas a un programa que se nos ha colado sin avisar pero que determina cada paso que damos. Nueve de cada diez decisiones que tomamos un día laborable las ejecutamos casi como autómatas. Y es que las circunstancias pueden tanto..., apenas queda margen para improvisar o para ceder ante los impulsos de hacer algo distinto. Cuesta lo suyo alterar el ritmo cotidiano durante la

semana laboral, pero cuando llega el fin de semana o las vacaciones, todo cambia. Sin embargo, necesitamos un poco de decisión y de confianza en nosotros mismos para gestionar ese tiempo de ocio de manera que nos resulte satisfactorio y reparador. No es fácil: cada uno es muy suyo, y lo que hace feliz a este disgusta o aburre a aquél; hay quienes prefieren "progra-


mas" densos y activos, y quienes lo dejan casi todo a la improvisación. Dedicar un esfuerzo a aumentar las satisfacciones que nos depara el tiempo libre es, sin duda, muy fértil. Porque ocio no debe significar forzosamente "no hacer nada". El ocio es la otra cara de la moneda del trabajo. El querer frente al deber. El tiempo para hacer lo que a mí me gusta y "me llena". Es mi tiempo, tras muchos días de esfuerzo laboral o académico, y debe entenderse independiente de las rutinas y convenciones que rigen nuestra vida cotidiana. Por tanto, partamos de que el ocio es algo importante y, en cierta medida, el baremo de nuestra felicidad. Destinar un tiempo a pensar en lo que me hace disfrutar significa que nos valoramos a nosotros mismos y nos crremos merecedores de esa alegría que dota de equilibrio a nuestra vida.

El ocio es cosa seria No se trata de caer en la concesión sistemática al más mínimo y fútil capricho. Hablamos de pensar, en cada ocasión, lo que nos apetece hacer ahora, y el próximo fin de semana, y durante las vacaciones. Hay, afortunadamente, gustos muy diversos. Lo conveniente es dar con las cosas que me hacen decir "qué día más maravilloso he pasado" o "qué momento más inolvidable", o "quién me iba a decir a mí que esto me iba a gustar tanto". Apenas hay fronteras, más allá de las leyes, las normas cívicas fundamentales y una cierta ética personal. Pongamos en marcha nuestra imaginación, volvamos un poco a la infancia, y mezclemos estas sensaciones con esas cosas que siempre hemos soñado hacer. O esas otras que alguna vez nos han tentado.

Pero, reconozcámoslo, no es tarea sencilla. También el tiempo de ocio tiene sus servidumbres, sus ataduras, sus horarios, sus enemigos e incluso sus convenciones sociales. La pereza, por ejemplo, puede convertirse en freno de la diversión. Por comodidad, dejamos de hacer muchas cosas que nos gustan. Porque casi siempre entrañan algún cambio o riesgo, y una dedicación. Lo más sencillo es cubrir el sábado o el domingo leyendo el periódico, hablando con la familia, paseando un poco y viendo la TV. No hay emociones, no hay creatividad, no hay ejercicio físico, ... antes o después, llegará el aburrimiento.

No todo cuesta dinero La sociedad consumista en que vivimos nos programa el ocio y podría parecer que las posibilidades lúdicas comienzan y acaban en las propuestas comerciales. Nada más lejos de la verdad. Hay muchos placeres que no requieren gasto ni contratar nada. Sólo es cuestión de descubrirlos. Están esperándonos. El ocio, como cualquier otro tiempo o periodo de mi vida, lo puedo programar para garantizarme que responda a lo que quiero obtener de él. Ahora bien, esto no significa determinar siempre qué, cómo y cuándo hacer tal cosa, a no ser que la actividad lo requiera. No podemos trasladar el estrés laboral al tiempo de ocio. Debemos convencernos de que el tiempo de ocio no es el que se requiere para descansar después de una jornada de trabajo. Bien al contrario, es el tiempo que me merezco, que yo delimito, con hora y día, para hacer lo que realmente deseo. Un tiempo que tiene la misma categoría que el dedicado al trabajo.

PARA DISFRUTAR EL TIEMPO DE OCIO Las preguntas clave. ¿La paso bien los fines de semana? ¿En vacaciones hago lo que más me gusta? ¿Qué puedo hacer para que mi tiempo de ocio me resulte más satisfactorio? Las ideas. El ocio no es el tiempo de descanso, sino el más nuestro, el de disfrutar de la vida, ese del que yo puedo disponer y que más habla de mí mismo. Lo dedico a mi satisfacción personal, porque he de intentar ser feliz. El ocio, y lo que hacemos con él, es tan importante y necesario como el trabajo. Divertirse requiere dedicación. El ocio tiene un atractivo componente de despreocupación, pero ello no obsta para que programemos con hora y día, con mimo e ilusión y sin miedo al fracaso, lo que vamos a hacer con él. El gran enemigo: la pereza. Un poco de apatía puede estar bien, incluso reconforta. Pero en demasía, frena iniciativas que pueden agradarnos mucho. Hay que controlarla. Y, si es caso, superarla con decisión y buen ánimo. Otros frenos. Modas, convenciones, rituales (grupo de amigos, vida familiar, cena de los sábados, fútbol del domingo) los tabúes y los prejuicios (el qué dirán), impiden frecuentemente el goce. Hemos de mirar hacia dentro, investigarnos. No es fácil saber qué es lo que nos gusta hacer. Tenemos mucho poso, demasiadas costumbres. Reflexionemos abiertamente sobre ello. Cuando lo averigüemos, no dudemos. Si respetamos las leyes y mantenemos una cierta ética, no debe haber barreras. Libres, pero no temerarios. Seamos realistas. Procuremos que nuestros planes vayan acordes a nuestra edad y sean coherentes con el momento físico y psicológico en que vivimos. Soledad, dosificada. El ocio también se comparte. Y, bien planteado permite entablar nuevas amistades o reafirmar las existentes que más nos "llenan".

29


Negocios

Gratis, el mejor precio La palabra “gratis” tiene el poder de llamar la atención como ninguna otra cosa, aunque también levanta sospechas. ¿Qué tan gratis es todo lo que se ofrece a ese precio?

a gente está ganando mucho dinero sin cobrar nada. No cobrando nada por todo, sino por lo suficiente como para crear una economía tan grande como la de un gran país alrededor de un precio: cero pesos. ¿Pero cómo pasó esto? ¿Y a dónde se dirige? La nueva forma de lo “gratis” es impulsado por una nueva y

L

30

extraordinaria habilidad para reducir los costos de bienes y servicios a un valor muy cercano al cero. Se basa en la economía de bits, y no de cosas. En la economía de átomos, compra y venta de cosas físicas, éstas tienden a ser más caras con el tiempo, es inflacionaria y cualquier cosa gratis debe pagarse con otra. Pero la economía de los bits, el mundo en línea, las cosas se abaratan más y la economía es defla-

cionaria. Y aunque sea difícil de creer, una cosa gratis en realidad puede ser gratis: la mayoría de las veces sin siquiera involucrar un solo centavo.

La economía gratuita El auge de la “economía gratuita” está siendo impulsado por las tecnologías que provienen de la era digital. Así como la Ley de Moore


dicta que una unidad de poder de procesamiento de una computadora disminuye su precio a la mitad cada dos años, el precio del ancho de banda y del almacenamiento cae aún más rápido. Lo que hace la Internet es combinar los tres, lo que colapsa más la caída de los precios, como si fuera una especie de “triple play” tecnológico: los procesadores, el ancho de banda y el almacenamiento. Como resultado, la tasa neta de deflación en el mundo virtual es casi de un 50 por ciento. Esto quiere decir que, cualquiera que sea el precio que YouTube pague por almacenar un video el día de hoy, se reducirá a la mitad en un año. Las líneas de tendencia que determinan el costo de hacer negocios en línea apuntan a la misma dirección: a cero. Tarde o temprano, cada compañía tendrá que buscar cómo utilizar lo gratuito para competir con lo gratuito, de una manera u otra.

Cuatro categorías de las subvenciones cruzadas En el amplio mundo de las subvenciones cruzadas, los modelos de “lo gratuito” tienden a caer en cuatro categorías principales:

Subvenciones cruzadas directas • ¿Qué es gratis?: Cualquier producto que atraiga a pagar por otro. • ¿Para quién es gratis?: Para cualquiera dispuesto a pagar, eventualmente, de una u otra forma. En cualquier paquete de productos y servicios, desde la banca a la telefonía celular, el precio de cada componente individual se determina por la psicología, no por el costo. Los minutos de celular podrán ser muy cercanos a cero porque es lo que llama la atención a los

clientes, pero la tarifa del buzón de voz es muy elevada. Uno compensa al otro. De la misma manera, una tarjeta de crédito puede ser gratis porque ésta obtiene sus ganancias de los productos que compre. Por su parte, la tienda le cobra a usted.

Sistema de tres partes • ¿Qué es gratis?: Contenidos, servicios, programas de computación y más. • ¿Para quién es gratis?: Para todos. La economía gratuita más común es la de tres partes. En este caso, un tercero paga para participar en un mercado creado por un intercambio libre entre las dos primeras partes. En el modelo tradicional de los medios, un editor ofrece un producto de forma gratuita o casi gratuita para los consumidores, mientras que los anunciantes pagan la transmisión. La radio es “gratuita”, así como la televisión; y las revistas y periódicos no ganan nada de los suscriptores o compradores, sino de la publicidad que venden. Internet representa la extensión de este modelo de negocios a los medios de comunicación de todo tipo. Existe también el sistema “de dos partes”, donde ambos se apoyan en sinergia: los anunciantes pagan para llegar a los consumidores, quienes apoyan comprando productos. Al final, los consumidores pagan por medio de los precios de los productos anunciados.

Freemium • ¿Qué es gratis?: Todo lo que se pueda relacionar con una versión de prueba pagada. • ¿Para quién es gratis?: Para usuarios básicos.

capitalista de riesgo Fred Wilson, es uno de los modelos más comunes de negocios web. Puede tomar distintas formas: diferentes niveles de contenido según el precio a pagar, o una versión “pro” de algún producto con más funciones que la versión gratuita. Los sitios en línea citan la regla del “5 por ciento”. Cinco por ciento de los usuarios totales compran la versión “pro” de un programa y pagan por todos los que usan la versión gratuita. La razón por la que esto funciona es que el costo de servir a los usuarios gratuitos es sumamente bajo.

Mercados sin un solo peso Existe una cuarta categoría, en donde no existe dinero de por medio: los “mercados no monetarios”, en donde trabajan todas las personas que dan sin recibir algo a cambio. Esta economía puede tomar tres distintas formas: • Regalos: desde millones de artículos de segunda mano hasta 12 millones de artículos en Wikipedia, el dinero no es el único motivador. El altruismo siempre ha existido, pero la Internet ofrece una plataforma donde las acciones de los individuos pueden tener un impacto global. • Intercambio de labores: Obtiene acceso gratuito a algo si ayuda a resolver algo. Lo que en realidad hace es usar su cerebro y su instinto humano. Los sitios de Yahoo y Google donde los usuarios plantean y resuelven preguntas de otros usuarios, es un claro ejemplo. • Piratería: El costo real de la distribución de música ha caído tan bajo que sólo se puede competir con ella siendo gratuito; tanto así que las leyes y los derechos de autor han fallado.

El término, acuñado por el

31


Nuevas tecnologías

Facebook nuevo reinado en internet La expansión de la popular red social es tal que en su interior se desarrolla la mayor parte de la actividad de Internet

acebook, que comenzó su actividad como una red dentro de la Red, ha acabado por comerse su propia matriz y englobar la mayor parte de las actividades que se llevan a cabo en ella. Las tornas han girado y ahora el espacio donde los usuarios buscan información, ven vídeos, chatean con sus amigos o leen blogs se llama Facebook y no Internet. Tal es el fenómeno que la revista tecnológica Wire publicó hace cuatro meses un polémico artículo titulado "LaWeb ha muerto. Larga vida a Internet". En él se argumentaba que los usuarios cada vez acuden

F

32

menos a los buscadores como Google y Yahoo! para recabar informaciones, a Youtube para ver vídeos y a los servicios de correo electrónico. Todo ello se realiza en sitios como Twitter y, sobre todo, Facebook. Las redes sociales integran tantos servicios y ventanas que se han convertido en la casa permanente de los usuarios en el ciberespacio. Durante los primeros años de la Red, la actividad normal de un internauta consistía en usar su navegador para pasar de una página a otra escribiendo la dirección URL en el campo correspondiente de la barra de direcciones. Después, aparecieron los buscadores, y en especial con Google, se

sustituyó la barra de direcciones por la casilla de búsquedas. Entonces se centralizó el punto de partida de la navegación en la propia página de Google.

Toda la web sin salir de la red Sin embargo, las redes sociales han cambiado de nuevo los hábitos y lo han hecho de un modo sutil y progresivo, casi sin que el usuario se dé cuenta. Han aumentado el número de contactos y han incrementado también los contenidos compartidos con el resto de la comunidad. Cuando los internautas participantes en una red alcanzan un número considerable, la cantidad de información compartida es tal que ya no


hace falta acudir a los buscadores ni a las páginas de raíz de los contenidos con el fin de tener lo que se podría llamar "una experiencia digital satisfactoria". Todo se encuentra ahí dentro y ya no es necesario salir fuera ni acudir a Google para encontrar lo que se busca. Este fenómeno de interiorización de los contenidos se ha plasmado sobre todo en Facebook. Tal es su dimensión que su creador, Mark Zuckerberg, ha sido nombrado Hombre del Año 2010 por la revista Time. Cientos de millones de personas tienen página en Facebook, donde sus contactos les muestran vídeos, les invitan a ver sus fotografías, a leer las reflexiones que hacen en su blog o a comunicarse con ellos por mensajería instantánea. Y ahora, desde hace poco más de un mes, también por correo electrónico. ¿Para qué salir de Facebook si todo lo necesario está dentro de él? La reflexión que muchos internautas se hacen es para qué acudir a Google para realizar una búsqueda si la información que hay en Faceboook se encuentra avalada y recomendada por los propios contactos, mientras que en los resultados del buscador abunda la infobasura. Sin darse cuenta los usuarios han cambiado su hábito de "salir" a buscar los contenidos por otro basado en "recibirlos" en su página personal de Facebook.

Absorber Internet Pero este cambio de hábitos no ha sido casual, si no que ha venido planeado por los desarrolladores de la red social. Por utilizar un símil, el equipo de Zuckerberg diseñó y construyó la casa, pero los muebles y la decoración la pusieron sus moradores. De este modo, ha crecido una red a la medida de sus habitantes. Ahora que Facebook es la mayor red social, los planes de sus creadores pasan por abserber el resto de la red, de modo que en la práctica Internet comience y acabe entre sus paredes. Con este objetivo se lanzó el pasado año el sistema Open Graph, un buscador de sitios web basado en las opiniones de los usuarios. El lector que haya navegado hace poco se habrá fijado en que muchas páginas tienen un botón azul con la lectura "Me gusta". Si se hace clic en él, incorpora el contenido juzgado a la página personal del internauta en Facebook (en caso de que la tenga), de modo que lo pueden ver sus contactos. Es así como lo introduce en la red, lo fagocita, ya que estos pueden verlo sin salir de ella.

Próxima parada, el teléfono A Zuckerberg y su equipo les basta con echar una mirada atrás para ver lo efímera que es la glo-

ria en la era de las nuevas tecnologías. Ya nadie se acuerda de que Microsoft fue un día rey absoluto de la informática o de que hace diez años los teléfonos Nokia eran el colmo de la sofisticación. Hoy es Facebook el nuevo rey, pero si no se muestra atenta a los cambios, en poco tiempo esta red podría verse relegada a un segundo plano. Por esta razón, la plataforma prepara su siguiente asalto, en esta ocasión al teléfono móvil. Cada vez más personas utilizan los llamados "smartphones", teléfonos que acceden también a Internet, y los usan cada vez más para navegar y menos para hablar. Por lo tanto, la Red ya diseña su estrategia para convertirse en un futuro en el escritorio del teléfono, de modo que tanto cuando navegue, vea vídeos, lea blogs, envíe correos e incluso cuando llame a sus contactos, el usuario lo haga desde la versión para móvil de Facebook. Para ello ha dado entrada en su seno a las aplicaciones para llamar por Internet -como Skype, aunque no es la única-, y a un sistema llamado "Facebook Places" que funciona en conjunción con el GPS del móvil y permite recomendar lugares, restaurantes y negocios y ubicarlos en un mapa.

33


Para leer y reflexionar

¿Sabía que hay 5 clases de burbujas? rias de Bes habla de 5 grados de burbujas. La más grave (categoría 5) es la que en los últimos años han vivido EE.UU. y España, con epicentro en el sector inmobiliario y las hipotecas subprime. En este tipo de burbujas siempre hay una enorme especulación financiada con endeudamiento bancario. A su vez, el objeto de la especulación es un bien real, generalmente de primera necesidad como la vivienda, y es un bien al que muchos tienen acceso, de modo que al momento del pinchazo, las consecuencias son mayúsculas. En particular la crisis de las hipotecas subprime no fue otra cosa que adelantar consumo de años futuros con la garantía de las viviendas sobrevaloradas. Lo que ocurría era que, con la tremenda baja de tasas que impulsó la Reserva Federal en los años posteriores a la burbuja de Internet y al atentado del 11 de Septiembre para evitar la recesión (pasó de 6,5 a 1% anual entre el 2001 y el 2003), los bancos se lanzaron a crecer en volumen de negocios y a asumir mayores riesgos con el objeto de mantener un nivel estable de rentabilidad. Concretamente se le ofrecía a un cliente americano típico “ninja” (“no income, no jobs, no assets”, es decir sin trabajo ni activos) un préstamo por cien mil dólares por ejemplo, para comprarse una casa de ochenta mil. Era evidente que no podía pagarlo, pero el banco entendía que como las propiedades siempre subían, estaba cubierto. El primer año la tasa estaba reducida (“tasa preferente”), de modo que el cliente podía afrontar la cuota, y con el dinero sobrante incluso cambiaba el auto y se iba de vacaciones. A los 12 meses, cuando la cuota subía y el ninja ya no la podía pagar, como la casa había aumentado de valor, el banco incrementaba la línea en quizás veinte mil o treinta mil dólares más, de manera que el cliente seguía pagando al día con la plata del banco. Obviamente los árboles no crecen hasta el cielo, y al final pasó lo que pasó. El stock de préstamos subprime en EEUU se incrementó de 35 mil millones de dólares en 1994, a 160 mil en 1999 y a 600 mil en el 2006. De esos, casi la mitad se dio sin ningún desembolso de los deudores al momento de comprar su propiedad. Cuando sobrevino la crisis, los bancos no

T

34

pudieron prestar más y consecuentemente, como es clásico en este tipo de burbujas, hubo un gran estrangulamiento del crédito, quiebras bancarias como la de Lehman Brothers, se derrumbó la construcción (sector vital para el empleo) y se entró en una recesión con una fuerte contracción económica y creciente desempleo. La cotización bursátil de las empresas se desplomó en todas partes. En España, por ejemplo, la caída fue de casi el 60% en promedio. El otro tipo de burbuja que describe Trias de Bes, la de categoría 4, es la que ocurrió en Japón entre los años '80 y principios de los '90. Cabe recordar que en la década del '50, la renta per cápita de un japonés era del 20% de la de un norteamericano y en la burbuja prácticamente la igualó en base a un modelo de prácticas empresariales muy alabado en todas partes gracias a las técnicas “just in time”, Calidad Total, Paternalismo Capitalista, procesos de decisión por consenso, empleo de por vida, etc. En ese período el yen se revalorizó respecto del dólar y el dinero de las corporaciones japonesas fue canalizado al mercado inmobiliario, básicamente de oficinas y comercial, que entró en una increíble burbuja. En su pico, el valor total de las propiedades niponas equivalía al 20% de la riqueza mundial y el de las propiedades de Tokio igualaba a todos los inmuebles de EE.UU. Pero cuando el mercado se desplomó, la caída de la bolsa fue del 60% en 2 años y las propiedades bajaron más aun. Eso ocurrió hace 17 años y aún hoy no se llega a los mismos valores. Las burbujas de grado 2 y 3 (las de Internet y la del '29) están también motorizadas básicamente por financiamiento bancario, exceso de liquidez o expansión monetaria. Sobran ejemplos de sobrevaloración de las compañías puntocom, como el caso de Linux, que cuando salió a la bolsa facturaba u$s17 millones, perdía 14 y en su primer día de cotización alcanzó una capitalización de u$s9 mil millones. El otro caso más cercano a nosotros es el de www.patagon.com comprada por Santander en una cifra escandalosa. En el caso de la burbuja del 29, cuando explotó en 3 años la bolsa cayó un 90% y generó una crisis económica sin precedentes, con impacto a nivel global. Pero hay un tipo de burbuja, la más simple, de grado 1, que no se financia con crédito bancario sino con ahorros. Históricamente

el caso más famoso es el de los tulipanes de Holanda. El tulipán se introdujo en Europa proveniente del Imperio Otomano, en 1550 y rápidamente se convirtió en un símbolo de status irresistible para los ricos de la época. En octubre de 1636 un bulbo de tulipán valía 20 florines, en febrero del año siguiente 200 y cuando la burbuja estalló, en mayo, volvió a 20. Lo interesante de señalar es que el mecanismo de compra consistía en pagar una seña de 10 florines al pactar la operación, y el resto al año, cuando el bulbo crecía. De inmediato se creaba un mercado secundario especulativo de compra venta de estos derechos (que certificaban los notarios de la época) a valores crecientes. Así fue como se armó la burbuja y la gente tomó compromisos mucho más allá de sus posibilidades, en la expectativa de revender sus bulbos con ganancia mucho antes de tener que pagar el saldo de precio. Las burbujas siempre se crean en lugares prósperos, en épocas de crecimiento, donde el ahorro es abundante. Puede haber financiamiento bancario o no. Hay y hubo burbujas de ambos tipos, aunque es evidente que cuando los bancos intervienen, los efectos se potencian hacia arriba y también hacia abajo, generando en ese caso consecuencias altamente negativas sobre la economía en su conjunto, como por ejemplo la quiebra de bancos y la pérdida del ahorro de la población. En nuestro medio dado que no hubo financiamiento bancario, el sector inmobiliario local no ha sufrido una burbuja. Pero ya vimos como históricamente se detectan varios casos de burbujas financiadas solo con ahorros, como por ejemplo precisamente una de las más célebres, la de los tulipanes. Los valores de los inmuebles han subido mucho desde la salida de la Convertibilidad hasta ahora. La tierra urbana de mejor calidad multiplicó su valor por cuatro o por cinco y en ciertos barrios solo se entiende lo que se construyó y lo que se vendió si se piensa en inversores, no en usuarios finales. Hoy se vende menos; se siguen iniciando obras de vivienda y oficinas, pero el mercado no digiere fácilmente los precios actuales. La discusión sobre si lo que está sucediendo es una burbuja o no, es estéril. No agrega valor, es puramente teórica. Pero es claro que, como dice Antonio Machado, “solo un necio confunde valor con precio”. Y a mi criterio, en nuestro mercado hay muchos necios.


Fame Magazine 45  
Fame Magazine 45  

Revista de FAME FAST FOOD, el Patio de Comidas de Belgrano

Advertisement