Page 1

Kakumen presenta:

Una historia simple de Navidad.

Escrito por RĂśC Ilustrado por Cris GarcĂ­a


Una historia simple de Navidad Escrito por Roberto Carlos (RĂśC) Ilustrado por Cris GarcĂ­a Editorial Kakumen

Derechos reservados Kakumen 2013 Este libro puede ser compartido libremente mientras que no se altere su orden ni contenido.


Otra vez Navidad. A Sr. K no le gustaba la Navidad.


No es que le disgustara particularmente algo. De hecho, todas las luces y decoraciones estaban muy bonitas, simplemente era una ĂŠpoca del aĂąo que no disfrutaba nada.


Sr. K sentĂ­a un hueco en el centro de su ser, y este hueco empezaba a doler particularmente en estas fechas.


Esta vez Sr. K decidi贸 tomar cartas en el asunto. No iba a tolerar m谩s el tener este vac铆o inc贸modo.


El primer camino que tom贸 para llenar el hueco fue comprarse un hermoso reloj con 5,000 funciones que siempre hab铆a querido.


En 5 minutos el reloj ya lo había aburrido y el agujero seguía ahí.


Se comprรณ la TV mรกs grande, el videojuego mรกs intenso y tampoco funcionaron.


Se compr贸 un Ferrari. El hoyo permaneci贸.


Probó hacer meditación, porque leyó que le haría bien. Meditó y meditó pero solamente se quedó dormido. El agujero seguía ahí.


Se llen贸 de cerveza, vino, cognac, sake, mezcal y cuanta bebida ex贸tica se encontr贸.


Esto lo hizo sentir mareado y con ganas de vomitar, pero el agujero seguĂ­a ahĂ­.


Sr. K se sentía cada vez más frustrado. Y el hoyo seguía creciendo.


Probó trabajando 25 horas al día. Ahora se sentía cansado y con un agujero.


Prob贸 manejar a toda velocidad. Gritando. Sin camisa. No hubo mejora.


Intentó hacer cientos de ejercicios, carreras, pesas. El agujero seguía ahí.


Vendi贸 su Ferrari. No hubo suerte con el agujero.


Tom贸 caldo de pollo. El caldo se tir贸 por el agujero.


Regal贸 todo su dinero. Ahora estaba sin dinero, con deudas y con un agujero en el pecho.


Cierto d铆a, su nivel de desesperaci贸n fue tanto que tom贸 un cuchillo y se cort贸 el agujero.


Pero el agujero solamente se hizo mรกs grande y doloroso.


Sr. K no pudo m谩s y se sent贸. Por primera vez se dej贸 invadir por el dolor de este hueco en su pecho, en lugar de luchar contra 茅l.


Sentado, con los ojos cerrados, se preguntó una y otra vez:

¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?


Algo hizo click adentro de Sr. K. Esa era la pregunta: ÂżPor quĂŠ?


¿Por qué hago todo lo que hago? ¿Por qué trabajo? ¿Por qué me esfuerzo? Se dio cuenta que una razón importante era su familia. Sí, hacía todo ello por su familia.


Vio que su familia siempre había estado ahí, a su lado, queriendo llegar a él, pero Sr. K en su egoísmo y frustración no los había dejado entrar. Abrazó y se dejó nutrir por la gente que le quería.


Sorprendido, vio que el agujero en el centro de su ser se habĂ­a reducido muchĂ­simo.


Solamente quedaba un peque単o hoyo, en el mero centro.


Con más esperanzas, se preguntó: ¿Qué es este hoyo? ¿Qué es lo que falta?


Cerr贸 los ojos y mir贸 al cielo. Ya entend铆a qu茅 era lo que faltaba para estar completo. Dar gracias.


Le faltaba agradecer a aquel que algunos le llaman Dios, otros Alรก, otros el Gran Ser, el Universo, la Inteligencia Suprema y cientos de nombres mรกs.


Dar gracias simplemente por estar vivo. Por tener una familia. Por vivir en un paĂ­s en paz. Por tener un trabajo. Por tener amigos. Por poder caminar. Por tener salud. Dar gracias por todas las cosas pequeĂąitas. Por las sonrisas. Por un helado. Por los pequeĂąos cambios en la rutina. Por poder llenar sus pulmones con el aire fresco de la noche.


Y, as铆 de simple, el hoyo en el coraz贸n del Sr. K desapareci贸.


Cerr贸 los ojos de nuevo y suspir贸 con una sonrisa.


Comprendi贸 que la Navidad es un tiempo de reflexi贸n, para reencontrarse con lo que realmente importa, para cerrar los agujeros que se hacen en el coraz贸n.


Gracias por leer esta pequeña historia. Si encuentras a alguien con un agujero en el corazón, compártele este libro, quizás le sea de utilidad. Feliz Navidad. RöC


Este libro fue escrito por Roberto Carlos (RöC), inspirado en historias, metáforas y sentimientos recogidos durante muchos años. Las magníficas ilustraciones fueron hechas por Cristina García Gracias a ti por ser parte de nuestra historia.

Una historia simple de Navidad  

Es un cuento dulce y oscuro de Navidad. Gran historia para reflexionar sobre las cosas verdaderamente importantes.

Advertisement