Page 1

Iglesia Nueva Apostólica Creer – Saber – Entender


La doctrina de las últimas cosas (parte 1)

Dentro de la teología se llama “doctrina de las ultimas cosas” a la doctrina sobre la muerte, el más allá, la resurrección y el juicio. Su término técnico es “escatología”. Lo que sigue no ahondara en el tema de más allá, sino que trata sobre la fe en el futuro.

La doble venida de Jesucristo La principal esperanza en el futuro que poseen los cristianos nuevos apostólicos es la certeza del retorno de Cristo. De esta esperanza no solo da testimonio el Nuevo Testamento, sino también las Confesiones de la Iglesia antigua y además, el noveno artículo de la confesión de fe nuevaapostolica. Muchos cristianos tienen la convicción de que el retorno de Cristo está vinculado con el juicio final. La Iglesia Nueva Apostólica enseña, además, que vendrá primero con esta comunidad nupcial. Luego Jesucristo vendrá con esta comunidad para establecer el reino de paz. Esta Segunda Venida es llamada la “venida del Señor con poder y gran gloria”. La doctrina de la doble venida de Cristo no solo se encuentra en la Iglesia Nueva Apostólica y en la Iglesia Católica Apostólica, sino también en toras iglesias cristianas surgidas en el siglo XIX. 1 Tesalonicenses 4:15-17 y Apocalipsis 19:11-16 constituyen importantes fundamentos bíblicos para la doctrina de la doble venida de Cristo. La 1º epístola a los tesalonicenses habla de la venida de cristo relacionada con la resurrección de los muertos y el arrebatamiento de los vivos. El Apocalipsis de Juan explica este acontecimiento y además habla en múltiples imágenes de cariadas interpretaciones de una venida de Cristo con los suyos para establecer su reino.

El retorno de Cristo y el Arrebatamiento de la comunidad Una prueba importante del retorno de Cristo para arrebatar o buscar a su comunidad es 1 Tesalonicenses 4:15-17. Este pasaje menciona los siguientes acontecimientos: en el retorno de Jesucristo, los muertos en Cristo resucitaran incorruptibles y los vivos que se dejaron preparar para su venida vivirán la transfiguración sin padecer la muerte física. Los muertos y los vivientes recibirán entonces un cuerpo semejante al cuerpo de resurrección glorificado 1


de Cristo. Aquellos que hayan recibido un cuerpo glorificado, serán arrebatados todos juntos hacia Jesucristo para ser llevados a la eterna comunión con el trino de Dios. Para esta comunión el Apocalipsis emplea la imagen de la novia o la esposa.

Las bodas del Cordero La comunión de la novia con Jesucristo después del arrebatamiento es llamada en el Apocalipsis las “bodas del cordero”. La imagen de la fiesta de bodas escatológica alude a la comunión perpetua de la comunidad nupcial con su Señor y la participación en su gloria (comparar con Ap. 19:6-9) ¿Por qué en este contexto se habla de Jesús como el Cordero? La imagen del cordero que es llevado al matadero ya es utilizada en Isaías 53:7 para el siervo de Dios angustiado. En el Nuevo Testamento, Jesús es llamado el Cordero por ¨Juan el Bautista (Jn. 1:29). Esto alude a que Jesús ofrece el sacrificio por los pecados de la humanidad. Apocalipsis 5:12 expresa que el Cordero que fue inmolado, que el que obtuvo la victoria. Esto significa que el Hijo de Dios humillado y crucificado es al mismo tiempo triunfante y vencedor. El Cristo crucificado es el que vendrá nuevamente, el Novio que buscara a su novia. Mientras se festejen las bodas del Cordero, los hombres sobre la tierra tendrán que padecer el dominio de Satanás, la gran tribulación.

La gran tribulación Después del retorno de Cristo comenzara un tiempo en el que los hombres y la creación toda estarán expuestos al poder de Satanás. La comunidad nupcial quedara preservada de estas circunstancias. Hacer referencia a estos acontecimientos Apocalipsis 3:10, entre otros; allí habla de la “hora de la prueba”. Ya en Daniel 12:1 se menciona ese periodo de la historia de la salvación aludiendo a un “tiempo de angustia”. El gran despliegue de poder de Satanás en la gran tribulación supera ampliamente las pruebas y la gravedad de las aflicciones por las que debe pasar la Iglesia antes del retorno del Señor. No Obstante, También durante la gran tribulación se podrá experimentar protección y acompañamiento divino. Dios no deja solos a aquellos que creen e Él y que lo buscan. En Apocalipsis 12:6 se encuentra la imagen de la mujer vestida del sol, que en el “desierto”,

2


es decir, en una condición de aflicción y privación, sigue experimentando acompañamiento divino y atención espiritual. También en ese tiempo habrá cristianos que serán matados por causa de su testimonio de Cristo. Estos se convertirán en “testigos de sangre”, es decir en mártires (Ap 13:10 y 15; comparar con Ap 14:12-13). Estos mártires no quedaran en la muerte, sino que en la venida de Cristo con poder y gran gloria serán provistos de un cuerpo de resurrección formando parte del sacerdocio real

La Era del Mensaje de Paz

La doctrina de las últimas cosas (parte 2) Después de las bodas en el cielo, Jesucristo retornara a la tierra con las primicias. Este acontecimiento es llamado en Mateo 24: 29-30 una venida “con poder y gloria”. A esta aparición de Cristo, en la cual queda en claro que Él es el “rey de todos los reyes”, hace referencia Apocalipsis 19: 11-16. Las imágenes allí usadas. Tan Cargadas del simbolismo veterotestamentario, no se pueden interpretar suficientemente, El Texto y esto es típico del Apocalipsis de Juan, Incluso se cierra a todo estudio doctrinario.

La Venida del Señor con poder y gloria Una figura central de Apocalipsis 19:11 es el jinete que monta el caballo blanco. Este jinete alude a Jesucristo. Los elementos de la imagen que lo describen, transmiten la impresión de alteza divina. El nombre del Jinete tiene carácter programático puesto que se llama “fiel y verdadero”. Tratándose de atributos divinos. Jesucristo es fiel a sus promesas, y ahora se cumplirán también aquellas que hacen mención al futuro. Además se incluye aquí el motivo por el cual Jesucristo es la verdad. Como Él es la verdad, al ser fuel a su palabra también aquellas que hacen mención al futuro. Además se incluye aquí el motivo por el cual Jesucristo es la verdad. Como el es la verdad, al ser fuel a su palabra también es un juez justo. A este hecho hace referencia el enunciado de que “sus ojos eran como llama de fuego”, esto significa que ve todo, nada le queda oculto. Se aclara de inmediato que el jinete también es Juez cuando dice: “con justicia juzga y pelea”. 3


Las diademas sobre su cabeza simbolizan la plenitud de poder y verdadero liderazgo. Cuando dice: “estaba vestido de una ropa teñida de sangre”, esto hace pensar en que Jesús ofreció su sacrificio para liberar del distanciamiento de Dios y del pecado. La Actividad el jinete se describe en misteriosas imágenes: con la espada que sale de su boca hiere a las naciones. El verbo, es decir la persona Jesús y su palabra, tiene la función de juzgar. Muestra como está constituida la posición del hombre frente a Dios. Una imagen similar se encuentra en Hebreos 4:12-3: “porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”. Más adelante dice del jinete que rige con vara de hierro. Esto alude a que El ayuda a que rija la justicia a pesar de toda la resistencia que se le oponga. El juicio ligado a la aparición del jinete se vuelve a expresar por medio de que pisa el lagar del vino del furor y de la ira de Dios. La ira de Dios se evidencia en que Dios no tolera la injusticia ni la hostilidad. Junto al jinete del caballo blanco aparece un gran ejército. También se mencionan características del mismo: sigue al Señor y esta vestido de lino finísimo. Blanco y limpio. La imagen del ejército es según nuestra interpretación la comunidad terminada que aparecerá después de las bodas del cordero para establecer el reino de paz. Sin embargo, solo un jinete, Jesucristo, es el que se ve que actúa. Él es el señor, del sale todo, los demás lo acompañas. El ejército pertenece a Jesucristo, está en comunión con él y tiene parte en su gobierno real.

4


El milenario reino de Paz Apocalipsis 19:17 habla de que los poderes antidivinos – la “bestia”, el “falso profeta” y rodos los que se unen a ellos – serán lanzados dentro del “lago del Fuego” (versículo 20). Satanás será atado (comparar con Ap 20:2-3). De esta manera, finalizara por el momento el dominio del maligno. Del reino que dura mil años también habla Apocalipsis 20:4-6. El tiempo que menciona debe entenderse simbólicamente. Como en Salmos 90:4 y Pedro 3:8, se señala un lapso que trasciende el tiempo de vida del hombre y va más allá de como este experimenta el tiempo. En el texto bíblico no hay menciones concretas sobre el reino de paz. No obstante queda claro que este reino será establecido sobre la tierra y que el maligno ya no tendrá potestad en él. Jesucristo ahora reinara ilimitadamente. Con el establecimiento del reino de paz, Jesucristo dará lugar a la posibilidad de que el evangelio pueda ser predicado ilimitadamente a todos, a los que viven y a los muertos. De qué manera esta salvación de Cristo será acercada a la humanidad, sobre esto nada dicen los textos que hacen referencia a este acontecimiento. Sin embargo, Satanás no podrá seducir a cometer pecado, pero se puede suponer que los hombres seguirán estando sujetos a la inclinación al pecado y se diferenciaran en esto de los sacerdotes de Dios y de Cristo, los cuales al final poseerán un cuerpo de resurrección. En nuestra tradición doctrinaria se hicieron intentos para aclarar las condiciones que habrá en el reino de paz valiéndose de imágenes del Antiguo Testamento. Se vio por ejemplo como una imagen del reino de paz, el texto de Isaías 2:2-5: “y juzgara entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzara espada nación contra nación, ni se adiestraran más para la guerra”. Sin embargo, debe objetarse que el reino de paz no significa el final y la consumación del plan de salvación, sino que solamente es una estación en el camino de la nueva creación. Por lo tanto, las condiciones que habrá en ese periodo tampoco serán perfectas en todos los sentiros. No es posible describir más de cerca la vida y el trato de los inmortales y los mortales en el reino de paz. Si se lo intentara, se llegarían especulaciones no bíblicas. Lo esencial es únicamente la fe de que en esta época será ofrecida la salvación en esta tierra y en el mas allá. El reino de paz finalizara cuando satanás sea soltado y tenga oportunidad de engañar a los hombres por última vez. A decisión definitiva por Cristo será

5


tomada en tĂŠrminos del embate de los poderes antidivinos. Pero el mal solo ejercerĂĄ sus efectos por un tiempo limitado

6

Iglesia Nueva Apostolica CREER-SABER-ENTENDER  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you