Page 1

el Boletin de la

Nº3 - JUNIO DE 2014 La Plata - Buenos Aires

Concejales ¿Representantes del Pueblo? El pasado 21 de Mayo, el Concejo deliberante de nuestra ciudad, aprobó en polémica sesión la rendición de cuentas del presupuesto 2013, que contempla los destinos de los fondos, universalidad de gastos y recursos ordinarios, extraordinarios y especiales de la municipalidad. En una palabra, que destino le da el municipio a los fondos aportados por el trabajo de todos los ciudadanos y ciudadanas.

Por Alejandro Presa Con 14 votos a favor y 9 rechazos se aprobó una rendición que gastó 312 millones más de lo que tenía presupuestado. Este dinero recaudado provino del desproporcionado aumento de la tasa SUM (servicios urbanos municipales), que en algunos casos llego al 200% decretado por Bruera y al cuál el mismo Concejo consintió.

daban lugar a que sea rechazado por toda la oposición. Todas las partidas para las áreas más sensibles, (en un año donde la ciudad sufrió la peor catástrofe de su historia) como salud, desarrollo social, obras hídricas, etc, no sólo se le destinaron escasos recursos sin que además se subejecutaron, cosa que ni siquiera motivó la investigación de los concejales.

La aprobación contó con los 7 votos de los concejales del bruerismo, tres del FPV (Santuot, Alaniz, y Cara), el Sciolismo (Renna), Sabrina Rodriguez, e inesperadamente con los concejales de Massa, el hasta hace una hora mano derecha de Bruera Javier Pacharotti, y Gerardo Jazmín quién llegó de la mano al concejo del ex funcionario del municipio Melzi e instalado ya como candidato a intendente por el Frente Renovador.

En salud que tenía un presupuesto de 84 millones de pesos solo se gastaron 59 millones, o sea un 25% menos. En desarrollo social sólo se gastaron 18 millones casi un 1,2%; Defensa civil que sólo tenía destinados 595 mil pesos gastó menos de la mitad (lo que explica por si solo, la falta de un plan de contingencia). De los 14 millones destinados a comedores, no se gastó un solo centavo. A su vez, la secretaria de cultura que tiene un programa de 1 millón y medio para la compra de alimentos para jardines, ejecutó la irrisoria suma de 12 mil pesos.

El balance presentado por el oficialismo en la sesión tenía serias inconsistencias que

A pesar de que la ciudad sufrió la peor inundación de sus historia, producto de la falta de obras hídricas, se destinó sólo el 0,7% del presupuesto a obras hidráulicas. Sin embrago el municipio gastó 4.912.959 pesos en papel, cartón e impresos cuando el monto destinado era de 19 mil pesos y 5.795.890 pesos en servicios técnicos y profesionales cuando el monto destinado era de 88 mil pesos. Los balances presentados son más que elocuentes del despilfarro y el mal manejo que Bruera y sus funcionarios hacen con nuestros fondos. Su rechazo hubiese significado un duro revés político para el Intendente, ya que se hubiese iniciado una investigación a través de un tribunal de cuentas provincial y en donde los funcionarios deberían justificar todo desvío que hubiesen hecho en la ejecución del mismo, cuestión que hubiese complicado civil y penalmente a más de uno, en especial al Intendente. Sin embargo aquellos que en épocas de campaña electoral, simulan estar en posiciones antagónicas a Bruera y dicen ser lo nuevo y renovador, nos muestran que no sólo no son distintos, sino que están subordinados por los mismos intereses y que lo público no es parte de su agenda.


Edificando desigualdad Quiénes se benefician y quiénes se perjudican con el Código de Ordenamiento Urbano. Por Lucas Napoliello “Presentaron una visión apocalíptica, dijeron que la ciudad se iba a quedar a oscuras y que iban a colapsar los servicios. Quisieron asustar un poco a la opinión pública, la oposición fue en términos políticos y no técnicos”. Esto decía en el año 2010 la exconcejal Valeria Améndolara, hoy diputada provincial por el FPV y una de las más férreas defensoras del COU (Código de Ordenamiento Urbano), confrontando con aquellos que con sólidos argumentos se oponían a esta normativa. El COU es impulsado por el bruerismo pero aprobado con casi el total apoyo de todo el arco político de nuestra ciudad, aún por aquéllos que hoy dicen estar en contra. Tres años más tarde la ciudad vivió la tragedia más grande de su historia.

Los efectos ambientales El Código es una ordenanza que determina las normativas para la construcción y usos del suelo, por lo cuál los efectos de dicha regulación no sólo afectan a parcelas individuales sino que tienen implicancias sociales de largo alcance para toda la ciudad. Entre otras medidas, el COU permite aumentar los permisos de las superficies construibles sin previsiones en cuanto a calidad de vida, infraestructura, superficies absorbentes, movilidad, etc.

Sin embargo, el negocio inmobiliario con sus consecuencias no debe ser atribuible al gobierno de Bruera exclusivamente, ya que el anterior código dictado por Alak amplió los permisos para construir viviendas en alturas en un 622 % según un informe Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires. Esta flexibilidad en las normas constructivas generó todo un tejido especulativo donde las casas y los lotes se valoran, admemás que por sus cualidades, por la cantidad de viviendas en altura que se puedan construir, generando una desenfrenada actividad constructiva que provocó una desastrosa densidad en el centro de la ciudad. Según datos del Colegio de Arquitectos, desde el 2010 se han construido más de un millón de metros cuadrados (esencialmente en torres de altura), con una reducción catastrófica de las superficies absorbentes, sin obras hidráulicas correspondientes y la pérdida del espacio verde público, de espacios para los peatones, de paisaje, de asoleamiento y de forestación.

Yo alquilo, tu alquilas, nosotros alquilamos, ellos ponen los precios Otro de los logros del COU, fue acrecentar enormemente el negocio inmobiliario local. Algunos números sirven para reflejar la situación: el valor del metro cuadrado de un departamento de un dormitorio en nuestra ciudad es de 1300 dolares, por encima de la media de todo el país que es de 1100 dolares; la incidencia del terreno en el precio final de la vivienda era del 10% en el año 2003, hasta mediados de 2012 era del 40% (Página12 01/06/12) lo que hace prácticamente imposible a cualquier trabajador no sólo tener acceso a una vivienda propia, sino también a tener la posibilidad de acceder a un terreno para que con un esfuerzo de años pueda construirse su casita. Además, según el Censo 2010, de los más de cuatro millones de hogares de la Provincia, 700 mil son alquilados, y si se comparan con


el censo 2001, en 10 años el porcentaje de propietarios de inmuebles bajó del 79% al 75%, a pesar de que se construyeron alrededor de 870 mil viviendas nuevas, mientras que el número de hogares en alquiler pasó de ser el 9,5% en 2001 al 14,5% en el 2010. Estos fríos números demuestran la gran concentración de inmuebles en pocas manos, mientras miles y miles de personas, en La Plata o en cualquier rincón de la provincia, tienen que alquilar, sin ningún tipo de regulación estatal, un lugar para dormir. Ante esta situación, la Municipalidad de La Plata presentó el mes pasado una oficina de atención al inquilino, con el propósito de asesorar a quienes alquilan o mediar ante algún conflicto con propietarios particulares o inmobiliarias. Lejos de ser una solución al arbitrario mundo de la vivienda, donde el

precio del alquiler se rige según lo que cada dueño quiera cobrar, la “solución” promovida por el bruerismo parece una burla… ¿Cómo se puede confiar en un ente municipal cuando es el mismo gobierno local el que impulsa el negocio inmobiliario? Cómo si con una oficina estatal no alcanzara, la mismísima “creadora” del COU, la diputada Valeria Amendolara, impulsó recientemente un Proyecto de Ley para la provincia de Buenos Aires para crear un espacio con las mismas características que el inaugurado en La Plata. LA GRAN CONCENTRACIÓN DE INMUEBLES EN POCAS MANOS, GENERA QUE MILES DE PERSONAS TEGAN QUE ALQUILAR, SIN NINGÚN TIPO DE REGULACIÓN ESTATAL, UN LUGAR PARA DORMIR.

Mientras que Bruera y Amendolara siguen jugando a defender los derechos de la gente, miles de platenses y ciudadanos de toda la provincia terminan accediendo, en el mejor de los casos, a un alquiler injusto, usurero, sin control alguno y sin defensa de nadie. La derogación del COU, una ley de alquileres que realmente pretenda controlar el negocio inmobiliario, o cualquier otra solución a los problemas estructurales de la provincia, sólo van a ser posible con representantes que respondan a los intereses de la gente, y que sean acompañados por la gente. Para eso es imprescindible generar cada vez mayores canales de participación y decisión popular como las Asambleas, de donde salgan nuestros futuros dirigentes y construir definitivamente el sujeto político que transforme nuestra sociedad.

UP Los Hornos

Las Asambleas barriales, en pie de lucha Después de toda conmoción social, como las inundaciones en nuestra ciudad, el pueblo se levanta y se organiza

Asamblea Los Hornos 57 y 153

Por Mariela Stavale En los últimos años y sobre todo tras la crisis de diciembre del 2001, las asambleas populares se han ido expandiendo como una nueva expresión de organización popular. Éstas se levantan como un espacio de organización y debate abierto en las que puede participar toda la comunidad, rompiendo de esta forma la lógica que utilizan los partidos políticos tradicionales donde uno manda y el resto obedece. Expresan, a su vez, la aparición de nuevos protagonistas que rompen con el discurso de los años 90´ que intentó construir una ciudadanía muda, sin participación política y sin posibilidad de hacer valer sus derechos. En ésta dirección, las experiencias asam-


blearias traen consigo la creación de espacios de solidaridad y confianza a partir de los cuales re-construyen lazos sociales socavados por las lógicas individualistas del sistema social del que formamos parte. En La Plata, tras la trágica inundación del 2 de Abril del 2013, han surgido nuevas expresiones asamblearias en distintas barrios. La Unión del Pueblo trabaja con muchas de ellas, dado que entiende la importancia y necesidad de fortalecer éste tipo de organización popular. Para poner un ejemplo de constancia y organización colectiva –un ejemplo de los muchos que proliferan en el espacio popular- la Asamblea de 70 y 140 del barrio de Los Hornos se mantiene en lucha e interpela a las autoridades municipales y provinciales que todavía hoy miran para otro lado cuando deben responder a la demanda popular.

San Carlos 50 y 145 “El barrio de 70” –y los vecinos que lo habitan- es ignorado (como tantos otros) por las autoridades gubernamentales. Sin embargo, a través de la auto-organización y lucha colectiva, ellos han dicho presente. Durante el 2013, lucharon unidos junto a otras asambleas barriales para ser incorporados en el programa provincial de bajada de materiales para barrios afectados por las inundaciones, programa del cual irónicamente habían sido exclui-

Facebook: Unión del Pueblo LP JUNIO DE 2014 - La Plata - Buenos Aires

Casa Guevarista: calle 5 e/61 y 62

dos. El triunfo de la lucha colectiva tuvo por resultado que hoy en día, 220 familias esperen ser beneficiadas por ese programa. Desde la Unión del Pueblo, acompañamos éstas experiencias, trabajando codo a codo con ellas, aspirando a alentar su crecimiento y desarrollo y hacemos nuestra la consigna guevarista que hoy levanta la experiencia de Los Hornos: “la única lucha que se pierde, es la que se abandona”.

Somos la Unión del Pueblo: vecinos de La Plata, trabajadores y estudiantes que nos unimos para crear una nueva alternativa política en la ciudad. La Unión del Pueblo nace para edificar una manera distinta de hacer política, participativa, honesta, impulsada por valores éticos y sustentada económicamente por los aportes y el trabajo de sus militantes, no por empresas o aparatos del Estado. Estamos convencidos de que debemos y podemos transformar la política, para que gobierne el pueblo y no los empresarios.

El Boletin de la UP - Junio  

Numero 3 - Junio 2014

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you