Page 1


Marama, una niña rapanui. Poki rapanui Serie Niños y niñas de los pueblos indígenas de Chile e inmigrantes / 1 Departamento Técnico Junta Nacional de Jardines Infantiles Coordinación, investigación y texto Emma Maldonado Traducción y apoyo en la investigación: Irene Atan Edición Beatriz Burgos Diseño Valentina Iriarte Fotografía Jorge Rojas Ilustración Lilo Unidad de Comunicaciones JUNJI © Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI) Marchant Pereira 726, Providencia. Fono: 654 5000 Santiago de Chile www.junji.cl Registro de propiedad intelectual: Nº XXXXXX ISBN.: Nº XXXXXXX Primera edición: diciembre de 2009 Impreso en Chile por XXXXXXX, que sólo actuó como impresor. Ninguna parte de este texto, incluido el diseño de la portada, puede ser reproducida, transmitida o almacenada, sea por procedimientos químicos, electrónicos o mecánicos, incluida la fotocopia, sin permiso previo y por escrito de la Junta Nacional de Jardines Infantiles.


una ni単a rapanui Marama, Poki rapanui


4


5


Queridos niños y niñas / Nga poki hangarahi: Cada uno de ustedes, es decir, cada uno de los párvulos que asiste a los jardines de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI) es único y, por lo mismo, un aporte que todos —educadoras, técnicas, familias y los propios niños— debemos conocer y valorar. A través de la serie Niños y niñas de los pueblos indígenas de Chile e inmigrantes ustedes podrán lograrlo, ya que por medio de la lectura que realicen junto a las tías del jardín sabrán cómo son, de dónde vienen, qué hacen, a qué juegan y cuáles son los gustos de otros niños como ustedes, pero que provienen de nuestras culturas originarias y de distintos países del mundo. Este libro que ahora leerán junto a sus tías relata parte de la vida de Marama una niña rapanui que vive con sus papás en Hanga Roa, un lugar conocido como Rapa Nui o Isla de Pascua. Ánimo, adelante y conozcan su historia.

Ta’ato’a korua e oho ena ki te “hare nga poki” poki vahine e poki tane ta’ato’a korua me’e hope’a o te nuinui e noho nei. E ai ro a te a’amu o te nga poki pe korua, nga poki rapanui, nga poki o haho takoa o te tahi henua. Ka tai’o ena korua i te puka ananake ko a mamatia o hare nga poki he ite korua: pehe raua, o he raua, he aha te raua kori, he aha te me’e hanga o raua pehe nga poki, pe korua a. Te puka nei ka tai’o ena korua ananake ko a mamatia he a’amu i te noho hanga o Marama i muri to’ona matu’a tane e matu’a vahine poki noho i Rapa Nui. Amu’a ki hakarongo to’ona a’amu.

María Estela Ortiz Rojas Vicepresidenta Ejecutiva / Pu’oko Hakatere Junta Nacional de Jardines Infantiles / O te Hare Nga Poki Ta’ato’a o Tire JUNJI


Marama Rangi Hetu’u

Marama Rangi Hetu’u,

es una niña rapanui que vive en una isla en medio del Océano Pacífico, que se llama Rapa Nui Nui o Te Pito O Te Henua. Tiene tres años.

he poki rapanui e tahi, noho i runga o te motu te ingoa ko Rapa Nui (Te Pito O Te Henua). Noho i vaenga o te vaikava. I e toru to’ona matahiti.

–IORANA! –nos saluda Marama.

–IORANA! –he aroha a Marama mo tatou.

8


9


Marama y sus padres

Cecilia y Luis viven en una casita en los terrenos del abuelo Eliseo, padre de Luis, en Hanga Roa, el único pueblo que hay en Rapa Nui. La casita está rodeada de hibiscos, tipaníes, buganvilias y matas de plátanos.

A Marama e noho nei

ananake ko to’ona matu’a tane e matu’a vahine te raua ingoa ko Rui e ko Cecilia. A raua ata toru e noho ena i te raua hare i roto te henua o to’ona koro ko Eriseo. I muri o te hare e ai ro a te tiare pehe: hibiscos, tipanie, buganvilias peira a te maika. 10


11


–Aquí en la isla

–I nei i Rapa Nui takoa e

están mis abuelos Angélica y Luis. Ellos son mi nua y mi koro. Y mi otra abuela, que es la mamá de mi mamá, vive en Tahiti porque ella y mi mamá son tahitianas. Tahiti es una isla muy grande que queda en la Polinesia, lejos de Rapa Nui –dice Marama.

noho nei to’oku koro Rui a nua Angélica. E ai ro a takoa to’oku nua noho i Tahiti, he matu’a vahine o to’oku matu’a vahine. A Tahiti he motu ata nuinui ki Rapa Nui, roaroa ri’ari’a mo oho ki ira –he ki a Marama. –Te hare o nua Angélica ai Hanga Piko, he kona e tahi o Hanga Roa. I Hanga Piko e noho tahi ena te vaka mo e’a ki te ika hi. I ni kona e noho nei te honu vaikava, o te tangata hi ika te hangai –he ki a Marama.

–La casa de la nua Angélica está en Hanga Piko, que es un sector de Hanga Roa donde llegan los botes de los pescadores. En esta bahía viven tortugas marinas que se alimentan de lo que les dan los pescadores –dice Marama.

12


13


Te matu'a vahine o Marama ta'ana anga i roto o te hotere he chef te ha'aura'a he vi'e tunu i te me'e pehe haraoa nene. To'ona matu'a tane ko Rui ta'ana anga he anga hare. I te hora nei e anga e tahi hare.

La mamá de Marama

trabaja en un hotel como chef pastelera y su papá, Luis, trabaja en la construcción. En este momento su papá está construyendo una casa.

–I te anga rahi o to'oku matu'a vahine, ina he tano mo to'o ia au mai te hare nga poki. O ira to'oku nua Angelica he oho mai he to'o i a au mai ta hare nga poki, he oho maua ki to'ona hare, mo unu i te û, i te haraoa nene. E ai ro a te mahana he oho mai a nua Blanca he matu'a vahine o to'oku nua Angelica, he hapi mai i te tui korone, takoa he a'amu mai rauhuru i te a'amu. Kí a au ki a nua Blanca mo iri ki hare nga poki mo a'amu i ta'ana a'amu ki te nga poki. Mo to'oku nga nua nei a au he “princesita” i he rangi mai “pepé” –he ki a Marama.

–Como mi mamá sale muy tarde de su trabajo, mi nua Angélica me viene a buscar al Jardín y me lleva a su casa, donde tomamos onces. A veces viene la mamá de mi nua a estar con nosotras, es la abuela Blanca, ella me enseña a hacer collares y me cuenta cuentos. Yo le dije a la abuela Blanca que tiene que ir al Jardín a contar sus cuentos. Para mis abuelas, yo soy una princesita. Ellas me dicen pepe (muñeca) –dice Marama.

14


15


–Mi Jardín se llama Hare Nga Poki que significa “casa de los niños”

y hoy trabajaremos con el rongorongo, que es la escritura antigua de los rapanui. Son dibujos de animales, de personas y de cosas. Cada figura del rongorongo tiene un significado, dice la tía. A veces viene al Jardín un koro, que es un abuelito y nos enseña a hacer moai. Las tías nos pasan un pedazo de madera para lijar y le vamos dando forma de un moai. ¿Hay moai donde tú vives? –pregunta Marama.

–I Hare Nga Poki i matou he anga i te rongo-

rongo, he papa’i tuai o te rapanui. He ata o te manu, o te ika, o te tangata e o te tahi huru o te me’e. Te ata o te rongo-rongo e ai ro a to’ona ha’aura’a, he ki a mamatia. E ai ro a te mahana he tu’u mai etahi koro mo hapi mai mo anga i te moai. Kua mamatia he va’ai mai hai pareherehe miro mo anga o te matou moai. ¿E ai ro a te moai i tu’u kona noho? –he ‘ui a Marama. 16


17


–Aquí en el Jardín nos

–I nei i te hare nga poki he hapi matou i te ori

enseñan a bailar tamure y sau sau, que son bailes polinésicos y ensayamos para presentarnos en la Tapati. La Tapati es una fiesta donde toda la isla baila. Mi nua Angélica me hizo un vestido de mahute que es una tela sacada de la corteza de un árbol y una corona de plumas para ese día. Yo cuando sea grande voy a ser bailarina –dice Marama.

tamure i te ori sau sau, nga ori nei he ori maohi mo ori matou i te Tapati Rapa Nui. Te Tapati he ngongoro nuinui mo matou o ira turu tahi a matou he ori. E ai roa to’oku kahu mahute e peira a te hei huhuru i anga e nua Angélica. Ki nuinui a au ta’aku anga hanga he ori –he ki a Marama.

18


19


–Antes que yo naciera, mi mamá viajó

–Ina a au kai poreko a i oho mai

de Tahiti a Rapa Nui de vacaciones para estar en la fiesta Tapati. En esa fiesta conoció a mi papá y se enamoraron. Ella se quedó a vivir aquí en la isla, luego nací yo y formamos una familia –dice Marama.

ai mai Tahiti ki Rapa Nui to’oku matu’a vahine ki te Tapati. I ra ngongoro i piri ai ki a to’oku matu’a tane he manava mate ara rua. E mai ra hora i noho ro ai i nei. Peira a au i poreko ai –he ki a Marama.

20


21


–Cuando vamos a visitar a mi abuela de Tahiti,

–E oho nei matou

mo u’i i to’oku rua nua era o Tahiti, he eke matou i runga o te manu rere mo tu’u ki ira. I ra henua te arero vananga he tahiti e he harani, pe nei a te arero vananga he rapanui e he paniora. Ko ite a au mo tataku ki te ho’e hauru, e ha arero: arero rapanui, arero paniora, arero tahiti, arero harani –he ki a Marama.

tenemos que tomar un avión, también podríamos ir en barco, pero nos demoraríamos muchísimo. En Tahiti hablan en tahitiano y francés, como aquí en Rapa Nui hablamos rapanui y español. Yo sé contar hasta diez en los cuatro idiomas: Rapanui, español, tahitiano y francés –dice Marama.

22


23


–Todos los jueves, los

–Ta’ato’a Mahana

niños y niñas del Jardín vamos al gimnasio que está en la escuela. La tía nos lleva ordenaditos por la vereda para que no nos atropellen y nosotros nos vamos de la mano muy tranquilos conversando. La tía dice que vamos a hacer deporte, porque es bueno para la salud. Nos mantenemos sanos y delgados –dice Marama.

Maha he turu tahi matou ki te Hare Hapi ira te kona mo hakahiohio o te hakari. Ko a mamatia he ma’u i a matou a te tapa o te ara o rei ro e te pereoa. A matou he ma’uma’u te rima ai ka ha’ere ka turu, ku ia ko te vananga. Ko a mamatia he ki mai he hakahiohio te hakari me’e rivariva mo ta’e porio –he ki a Marama.

24


DEPORTE JARDIN BUZO CALLE

25


En el Jardín tenemos

I te hare nga poki

muchas actividades pero lo que más me gusta es bailar. La profesora de baile es la tía Florencia. Ella nos enseña a soltar las caderas para bailar bien. Ella dice que hay que hacer un ocho con las caderas. Mi mamá dice que yo llevo el baile en la sangre porque todas mis tías son buenas bailarinas –dice Marama.

me’e rahi te me’e hapi mai, te me’e ata hanga a’aku he ori, e ai ro a te matou mamatia ko Florencia te ingoa a’ana te hapi mai i te ori hanga. To’oku matu’a vahine he ki mai e ma’u ro á a au i te ori i roto i te toto, to’oku mamatia ta’ato’a hakake mo te ori –he ki a Marama

26


bailando

27


–Todos los domingos vamos a la

–Pauro te Mahana

Tapati he oho matou ki te pure e he himene. Ko ite tahi a au i te himene rapanui o te Hare Pure. A nua Blanca i hapi tahi mai. I ra mahana he uru a au i to’oku kahu hengahenga, kahu hope’a o te tau o’oku, peira a to’oku kiriva’e api e takoa e tahi tiare huki i te taringa –he ki a Marama.

iglesia y cantamos. Yo me sé todas las canciones que cantan en rapanui. Me las enseña mi abuela Blanca. Ese día me pongo mi vestido rosado que es el más bonito que tengo, mis zapatos nuevos y una flor detrás de la oreja –dice Marama.

28


VESTIDO BLANCO

29


–¿Tú sabes lo que son los aku aku? Son espíritus

–¿Ko ite a koe he aha te me’e he Akuaku?

que no se ven y dicen que flotan. Hay algunos que son traviesos y molestosos, tanto así que le tiraron el pelo a mi tía sin que ella se diera cuenta. Lo mejor, dice mi tía, es dormir con la luz prendida porque así no se atreven a molestar. No te asustes, mi nua Angélica dice que es mejor tener un aku aku de amigo –dice Marama.

He varua ta’e ora, ina he takea. E ai ro a e tahi varua kori i haro ro i te puoko o to’oku mamatia. Te me’e riva he hauru ko ia ko te mori hakapura, peira e ko oho mai e ko kori. Ina koe ko ri’ari’a, a nua Angélica he ki mai me’e riva mo ai o te akuaku hokorua –he ki a Marama.

30


ESPIRITUS

31


–Antes, cuando los abuelos

–I te hora

tuai era o to’oku tupuna, te rapanui e noho era i ro te hare pehe vaka huri a raro, e kuia ko to’ona opani itiiti. Te uru hanga pehe kuri, e te raua ngaru’a he ma’ea pararaha. I Tahai e ai ro á ra nga hare, peira a te hare moa anga hai ma’ea. A Tahai he kona nuinui e tahi o ra hora, ai ira e ai roa e tahi moai i huki i te mata. –he ki a Marama.

de mis abuelos eran chicos, los rapanui vivían en unas casas que eran como unos botes dados vuelta, tenían una puerta chiquitita por donde entraban gateando y de almohada usaban una piedra lisa. En Tahai hay restos de esas casas y un gallinero de piedra de esa época. Tahai es un centro donde hacían ceremonias y hay un moai con ojos de coral –dice Marama.

32


33


–Mi nua Angélica

–Te ki a nua Angélica te moai e hakare

dice que los moai los colocaban sobre un ahu que es un altar, y encima del moai le ponían un sombrero que se llama pukao. Ella dice que los moai se ven todos iguales, pero si uno los mira bien, son todos muy diferentes –dice Marama.

era i runga o te ahu, e i runga o te moai hakapu’a te ha’u to’ona ingoa he pukao. Te ki a nua te moai pe tu huru tahi a, mo u’i rivariva o’ou ta’e pe tu huru tahi a –he ki a Marama.

34


MOAIs

35


–En la isla hay mucho viento y a las plantas les

–A Rapa Nui he henua tokerau, o ira

cuesta crecer, por eso hacemos un hoyo donde colocamos la planta y la rodeamos de una muralla de piedra para que el viento la deje crecer. A eso lo llamamos manavai. Yo planté una matita de plátanos, y siempre la miro crecer –dice Marama.

matou e oka nei i te rauhuru me’e i roto i te manavai, mo ta’e toto’a e te tokerau. Ko oka á a au e tahi huri itiiti o te maika –he ki a Marama

36


37


–El otro día vinieron

–I tu mahana era i tu’u

–En Orongo se realizaban las ceremonias para elegir al líder de la isla por un año. Esta ceremonia era la del hombre pájaro –dice la abuela Blanca.

–I Orongo e anga era te a’ati mo u’i ko ai te kope mo re ku ia te tangata manu –he ki a nua Blanca.

unos amigos de mi papá del conti y los llevamos a conocer la isla. Primero subimos a Orongo donde están las casas que hicieron los antiguos rapanui y en sus piedras hay unos dibujos tallados de hombres pájaro –dice Marama.

mai ai mai a Tire te nga hoa to’oku matu’a tane, he oho matou he hakamata’ita’i ki raua. I ra’e matou iri ai ki Orongo. Ai Orongo te nga hare anga era e te rapanui tuai, e ai ro a te ma’ea i runga i tarai ai te tangata manu –he ki a Marama.

38


ORONGO, casa y piedras cn dibujos

39


–Después nos fuimos a

Anakena que es mi playa favorita, donde me encanta bañarme. Yo estoy aprendiendo a nadar con la ayuda de una tabla de totora. Espero que venga la ola, me sujeto fuerte a la tabla con mis manos, muevo rápido las piernas como los peces y la ola me arrastra hacia la playa. La playa

Anakena era el sector donde vivían los reyes, yo tengo un poquito de sangre de ellos por eso mi nua dice que soy princesa –dice Marama.

40

–Según la leyenda, aquí llegó el rey Hotu Matua con su gente desde Hiva. Ellos fueron los primeros habitantes de Rapa Nui –dice la abuela Blanca.


ANAKENA

–Ki oti te mata’ita’i i Orongo i

oho ai matou ki Anakena, kona hanga rahi a’aku mo hopu. I a au e hapi a i te kau hai pora. He tiaki a au ki oho mai te vave, he a’aru puai a au i to’oku pora, he hakamakenu horou to’oku va’e pehe ika, e he haro a au e te vave ki runga i te one. Anakena he kona i ira e noho era te Ariki, e ai ro a 41

to’oku hakaara o te ariki, o ira tooku nua e ki mai nei “princesa” –he ki a Marama. –Te ki o te a’amu te Ariki ko Hotu Matu’a ananake to’ona nu’u i oho mai ai mai Hiva. A raua he nu’u ra’e i noho i Rapa Nui –he ki a nua Blanca.


–En la playa Anakena recogimos

unas conchitas pero no sirven para hacer collares porque están muy secas. Las conchitas que sirven son unas que están en las rocas al lado del mar, que después se cuecen. Al secarse se les hace un hoyito por donde se les pasa un hilo. Yo sé hacer collares porque mi nua me enseñó –dice Marama.

42

–I Anakena matou

i runu ai i te pipi, e ko tano mo anga i te korone, pipi pakapaka. Pipi mo tano ai runga i te ma’ea i te rua painga era, te anga hanga e tunu, e haka pakapaka mo hakapu, e mo haha’o e te hau. Ko ite a a au i te anga i te korone, a nua i hapi mai –he ki a Marama.


CONCHAS

43


–De Anakena nos fuimos al ahu Tongariki que

–Mai Anakena matou i oho ai ki Ahu

tiene 15 moai. En el camino hay matas de guayabas, que sacamos y comimos, son muy ricas. Mi nua Angélica hace mermelada de guayabas. Dicen que si tú no eres rapanui y comes guayabas, vuelves a la isla –dice Marama.

Tongariki. I te ara matou i runu ai i te tuava, he nene no. A nua Angélica e anga ro a i te monamona tuava. Te ki mo ai ta’e koe he rapanui ai koe ka kai i te tuava hoki mai koe ki Rapa Nui. E ho’e hauru ma pae moai o te Ahu Tongariki –he ki a Marama.

44


TONGARIKI GUayabas

45


–Después de haber estado en el ahu Tongariki

visitamos el volcán Rano Raraku, que es donde se esculpían los moai. Cuando estaban terminados los trasladaban a los distintos ahu de la isla. En el volcán Rano Raraku todavía está el moai más grande de la isla que mide cerca de 20 metros. Le dicen el gigante –dice la nua Angélica.

46

–Mai Ahu Tongariki i oho ai matou mo mata’ita’i

i Rano Raraku, he kona i ira e tarai era te moai. Ki oti te anga he ma’u mo hakare i runga i te nga ahu ta’ato’a. I Rano Raraku e noho no a te moai hope’a o te nuinui, e piti ahuru metera o to’ona roa –he ki a nua Angélica.


47


Rannuraraki volcan

48


49


–Cuando regresamos a la casa con los amigos

–Ki hoki mai matou ki te hare ananake ko tu nga

comimos curanto. Mi papá el día anterior, había cavado un hoyo en la tierra donde hizo fuego, encima colocó piedras, luego en unas hojas de plátano envolvió unos pedazos de pollo, los camotes y el poe que es un rico queque hecho con harina, zapallo y plátanos que cocinó mi nua. Esto se tapó con piedras que luego se cubrieron con tierra. Todo se coció mientras nosotros estábamos de paseo. Cuando llegamos, lo destapamos y comimos, todo estaba riquísimo –dice Marama.

repahoa era, he kai matou i te umu ta’o. Ra umu ko anga era a e to’oku matu’a tane, te me’e ra’e he keri i te pu i roto i te o’one. Haka hu te ahí, haka eke te maea haka vera. Ki oti he papa te kai: i runga ote rito he moa, maika, te kumara e he po’e anga hai haraoa mata, mautini e he maika. Po’e anga e to’oku nua. Ta’ato’a me’e nei he puru hai ma’ea vera i te hope’a hai o’one. Ki hoki mai ki te hare i mataki ai ra umu mo kai, te nene –he ki a Marama.

50


CURANTO DE LA ISLA

51


–Para la fiesta de la Tapati, nos pintamos

–Mo te ngongoro o te Tapati, he paru

con pintura la cara y el cuerpo. Este año se presentará una tía como candidata a reina y la ayudaremos a conseguir puntos y votos bailando tamure –dice Marama.

matou aringa e te matou hakari. Te matahiti ena he o’o to’oku mamatia mo a’ati mo ariki o ra Tapati Rapa Nui, e a matou he ha’u’u hai ori tamure mo re o’ona –he ki a Marama.

52


PINTURA DE CARA

53


–A menudo hacemos fiesta en el Jardín, donde nos

–I te hare nga poki e uru ro a matou i te matou kahu rapanui. A au he uru to’oku kahu mahute, he huki to’oku hei huhuru e peira a to’oku korone pipi. Ko a mamatia he tau no mo huki te tiare i te taringa, e te nga poki tane he uru i te raua kahu kakaka –he ki a Marama.

vestimos con trajes rapanui. Yo me coloco la corona de plumas, mi traje de mahute y collares de conchitas. Las tías se colocan flores detrás de la oreja y se ven bien bonitas, y los niños se colocan unas faldas de fibras de hojas de plátanos –dice Marama.

54


JARDIN VESTIDOS

55


Glosario Ahu: Altar Nua: Abuela Hanga: Bahía, caleta. Aku aku: Espíritu protector o vengador. Koro: Abuelo Hare Gna Poki: Casa de los niños. Kai Kai: Juego con hilos. Moai: Estatua de piedra Pepe: Muñeca Motu: Islote Tamure: Baile polinésico Conti: Chile continental Marama: Inteligencia

56

Petroglifos: Grabado sobre roca propio de los pueblos prehistóricos. Mahute: Arbusto del que se extrae una fibra parecida al papiro que sirve para escribir en ella. Rangi: Cielo Hetu’u: Estrella Rongorongo: Escritura rapanui. Manavai: Recinto de piedras para la conservación de las plantas. Maika: Plátano Tapati: Fiesta anual Te pito te Henua: El ombligo del mundo


Para jugar

Kai Kai

El Kai Kai es un juego de hilos, en el que se entrelazan las cuerdas con los dedos y se forman figuras al tiempo que se recita y canta.

Te Kaikai he kori tuai e tahi, ni me’e he haha’o te hau ki ro te mangamanga rima e ai ka himene, ai ka kori, ai ka pata’uta’u.

Kerstin Von Re ttig

57


Para saber más

Los rapanui Los rapanui tienen origen polinésico. Es la sociedad más aislada del mundo, lo que ayudo a sus habitantes a desarrollar y preservar su cultura y a su pueblo intacto por cientos de años. Antes que los europeos descubrieran la existencia de Rapa Nui en 1722, después que Jacobo Roggeween arribara fortuitamente el día de Pascua de Resurrección, la cultura rapanui había conocido momentos de esplendor sorprendentes atestiguados por los numerosos altares o ahu (300) y la gran cantidad de moai (cerca de 1.000), también su escritura rongo rongo, única en la polinesia. Los rapanui viven rodeados por cerca de 20.000 sitios arqueológicos, lo que la convierte a la isla en el mayor museo al aire libre de la Polinesia, tanto así que ha sido declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por Unesco (1995). Para sus visitantes, uno de sus rasgos característicos es ser sociables, curiosos e ingenuos, sin malicia, inquietos, agiles de mente e interesados en todas las novedades, buenos para el canto, el baile y generosos por naturaleza. 58


La comunidad rapanui se compone de un número de familias emparentadas, poseyendo terrenos que los dividen entre hijos, hermanos y parientes. La familia la componen los padres, hermanos, tíos, abuelos nietos y ese es el modelo de sus relaciones sociales. La tierra, para ellos tiene un profundo lazo emocional, ya que los vio nacer y está directamente relacionada con la constitución de su identidad y cuando explican su existencia lo hacen a través de su vínculo con la tierra que la denominan kainga, que significa útero. La vigencia de la cultura rapanui se evidencia por su continuidad y frecuencia con que realizan sus fiestas, velorios, el uso de su lengua, y diversos ritos. Los saberes trasmitidos por los abuelos (koro) y abuelas (nua) les entrega herramientas para adaptarse a su medio y de esa forma aprovechar sus recursos naturales y culturales. Estas estrategias de adaptación les han permitido reproducirse social y económicamente por cerca de mil años en su territorio, *En RAPA NUI. Patrimonio cultural y natural. Emma Maldonado, Julio Hotus y Francisco Valiente. Fundación OCAC, CONADI, Gobernación Provincial Isla de Pascua y Municipalidad de Isla de Pascua,2004.

59


Mo Ata Ite O Korua

Los rapanui

Te hakaara o te rapanui, he hakaara Maohi. Te henua nei e noho nei hokotahi no i te vaenga o te ao, te roa nei he tano no mo to’ona hua’ai, to’ona tangata mo hapa’o to’ona hauha’a i roto i te rahi o te matahiti. I te hora tuai era, te ono o te henua nei me’e hope’a o te nuinui he moai tarai e ho’e tautini peira á e toru hanere ahu, takoa ta’ana rongorongo, he oti á te kona ai o te me’e nei i te henua maohi. I te hora tu’u mai o te papa’a i takea ai te henua nei ko Rapa Nui i te matahiti 1722 to’ona ingoa ko Jacobo Roggeween, i te Mahana Pakate, te henua nei ko ai era á to’ona ono henua. Ni ono i e takea ro á e tatou pauro te mahana. Te rapanui e noho nei i vaenga o to’ona ono pahe museo, oira i ki ai e te Unesco he ono o te ao ta’ato’a (1995).

60


Mo te nu’u tu’u mai, mai haho, pehe papa’a, te me’e takea ra’e o te nu’u o te kainga: nu’u mangaro, koa, ta’e mana’u ino, puoko hahata mo angiangi mo te me’e api, peira á nu’u koa mo ori, mo himene e nu’u riva. Te rapanui e noho nei ko ta’ana hua’ai i runga i te henua. Te henua nei he tuha’a ki te nga poki, ki te taina, e ki te tahi hua’ai. He noho hanga o te hua’ai rapanui: he matu’a tane, he matu’a vahine, he taina, he papatio, he mamatia, ko a koro, ko a nua, he makupuna. Te me’e nei he henua, me’e hope’a o te nuinui mo te hau nei, i runga a raua i poreko ai, oira e nape ai “kainga”. Te noho hanga o te hau nei e takea no á e u’i nei tatou, pehé e hapa’o nei to’ona arero, to’ona ngongoro, peira á te tahi huru o te me’e: pehe himene, pehe ori. Te me’e riva o te me’e nei he ta’e rehu. I tu’a a nua, a koro, e hapi mai ena takoa ki te rikiriki. Hai nga rave’a nei, te kainga nei ina e ko ngaro.

61


Para hacer con las tías

Mo anga ananake ko a mamatia

Ingredientes

Ingredientes

12 plátanos maduros 1 taza de azúcar 1 taza de harina sin polvos de hornear 250 gramos de margarina

12 maika hiva para 1 av’a tihota 1 av’a haraoa mata 1 av’ao te mora

Preparación

Anga hanga:

Con un tenedor se muelen todos los plátanos. Luego se incorpora la taza de azúcar, la de harina y finalmente la margarina líquida, mezclando muy bien todos los ingredientes. En una fuente de vidrio previamente enmantequillada se coloca la mezcla y se pone al horno que ya esta muy caliente, durante media hora. Luego seguir horneando a fuego moderado durante una hora, dejar que se enfríe y comer.

Me’e rae he tu ta’a toa te maika, he hoa te tihota ki roto te maika tu era, he hoa te haraoa mata, peira’a te morì. Haka piri tahi. He hahao ki roto te rona e tahi hora e te afa, ki o’otu te poe haka mate te ahí, haka takeo te poe. Ina ko kai vera.

Poe de plátanos

Poe maika hiva

62


63


Leyenda

El hombre - dueño del pájaro

– Todas las tribus enviaban un hombre (cada tribu uno) al islote Motu Nui para que esperara el primer huevo que ponía el pájaro manutara (ave marina migratoria). En agosto iban nadando a este islote a esperarlo. Si uno de la tribu Tupahotu encontraba el huevo del manutara el mando pertenecería entonces a la tribu de los Tupahotu por un año. Al encontrar el huevo, el enviado gritaba de inmediato hacia Orongo, en dirección al jefe de la tribu al que pertenecía y que iba a ser la persona que iba a ser ‘dueño del pájaro’: “¡Córtate el pelo!” Entonces, éste se cortaba el pelo, las cejas y la barba

El hombre (que había encontrado el huevo) venía nadando velozmente desde el islote con el huevo en una calabaza para entregárselo al hombre que sería el Hoa Manu. Este recibía el huevo y lo mostraba puesto sobre sus manos abiertas, saltando y se lamentaba a gritos y lloraba por su padre y hermanos y hermanas muertas y sus antepasados. Sus lamentos eran por todos sus parientes que no alcanzaron a ver la fiesta del pájaro, por eso era su llanto. El mando por ese año quedaba en poder de la tribu de los Tupahotu.

64


Relato y extracto de Juan Tepano en Leyendas de Isla de Pascua, Sebasti谩n Englert, 1980. En: Rapa Nui, Patrimonio cultural y natural, Emma Maldonado Gac, Julio Hotus Salinas y Francisco Valiente Garc茅s, Fundaci贸n OCAC, CONADI, Gobernaci贸n Provincial Isla de Pascua y 65 Municipalidad de Isla de Pascua, 2004.


Leyenda

El hombre-dueño del pájaro Tangata manu Ananake te mata ana-hakaunga etahi tangata-etahi katahi mata-mo oho ki Motu Nui, mo tiaki ki te mamari raè neneì e te manutara. I a hora iti ana-oho ki te motu, antiaki. Ki rava`a te mamari e te mata o Tupahotu, he topa te ao ki a Tupahotu. Ki rava`a te mamari e tou tangata tiaki era, he-rangi-mai a Orongo, ki te tangata i Orongo oona te manu “Kavaru te puoko”. He-varu te puoko, te ihi, te vekeveke, te vere kauva’e.

66


He-vere-mai te tangata o te motu koia ko te mamari iroto i te kaha, he ma’u-mai, he- avai ki te tangata hoa manu. He-toò-mai te tangata hoa manu, he-hakaepa;he hoko, he-hakaku’, he tangi mo toona matu’a tamaroa, matu’a tamahahine, i-mate, mo te matu’a ke i-mate, mo ir kahakaku’era ki toona nga matu’a, kai tikea tou manu era; oirá e-tangi era. He hopa te ao ki te mata o Tupahotu.

67


De la cuna al mundo

Marama, una ni単a rapanui Poki rapanui


Marama una niña Rapa Nui  

Libro de la colección Niños y Niñas de pueblos indígenas e inmigrantes

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you