Page 1

Pregón Semana Santa 2013 de Pedro Abad PREGÓN SEMANA SANTA PEDRO ABAD 2013 El pregón de la Semana Santa de Pedro Abad, se realizó el día 16 de Marzo de 2013 en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Fue promulgado y confeccionado por todos los Hermanos Mayores de las Hermandades y Cofradías de Pedro Abad: Hermandad y Cofradía de Nuestro Señor de los Reyes en su Entrada Triunfal a Jerusalén y María Santísima de la Oliva Isabel María Román Prieto Hermandad y Cofradía de Nazarenos de San Juan Evangelista y el Santísimo Cristo de la Misericordia Jesús S. Venzalá Castilla Hermandad y Cofradía de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad y Santa Mujer Verónica Melchor Bollero Cerda Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de la Paz y Esperanza, Cristo Yacente, Resurrección de Ntro. Señor Jesucristo y Ntra. Sra, de la Alegría David Sastre Rojas Hermandad y Cofradía de Santa María Magdalena y Cristo de Revidiego Rafael Molleja Moreno Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores Jorge Lozano Prieto Presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías Juan María Muñoz Díaz

Agrupación de Hermandades y Cofradías de Pedro Abad


Pregón Semana Santa 2013 de Pedro Abad Amigo y consiliario párroco, distinguidas autoridades civiles, queridos Hermanos Mayores de las Cofradías, Hermanos cofrades y fieles de Pedro Abad, ¡Bienvenidos seáis todos! Semana Santa es todo menos folklore, tradición rutinaria, leyenda o mito. La Semana Santa nos habla de la Pasión de un hombre real, de carne y hueso, Jesús de Nazaret y, al mismo tiempo, de un Dios-Hijo, anonadado, hecho por nosotros, tierra de nuestra tierra, sangre de nuestra sangre, dolor de nuestro dolor, muerte de nuestra muerte y, en el horizonte, resurrección personal y esperanza . Este año se recordará por muchos acontecimientos vividos dentro del seno eclesial, pero los cristianos lo recordaremos como el AÑO DE LA FE. Un año donde se nos invita a una autentica y renovada conversión al Señor, único Salvador del Mundo. Un mundo que necesita testigos de Fe y es por ello que esa Fe la tenemos que plasmar en cualquier momento cotidiano de nuestras vidas. El pregón de este año hemos querido que sea un momento compartido entre todas las Hermandades de Pedro Abad, para que se nos escuche y se contagie esa unidad que hay entre nuestros hermanos. Tenemos que ser un pilar fundamental en la historia de nuestras cofradías, enriqueciendo de júbilo y de fervor a los más necesitados de Fe. No hay un pregonero en especial, hoy el pregón lo dirá la voz de Pedro Abad, los que están día a día luchando por inculcar la Palabra de Jesús en una catedral muy singular. Ese lugar son las calles de nuestra localidad, donde en tiempos Cuaresmales se respira alegría, gozo y fraternidad. En Semana Santa, recordamos, revivimos y celebramos a Jesús el Nazareno en los últimos momentos de su historia terrena entre nosotros. Un acontecimiento histórico sucedido hace más de 2000 años. Hoy vamos a revivir ese acontecimiento por boca de los hermanos Mayores de las diferentes hermandades. Un trabajo realizado con mucho mimo y esmero donde cada uno ha puesto sus sentimientos más puros de su hermandad. Desde aquí les doy las gracias por hacer este gran pregón de la Semana Santa perabeña, algo diferente, algo poco cotidiano pero seguro que vais a emocionar a vuestros queridos hermanos. DOMINGO DE RAMOS Días de prisas, preparativos, de trabajo, de agobio, hasta que todo por fin esta listo. Listo para el gran día, día de luz, de color, de alegría, día con el que se inicia la gran semana, semana esperada por muchos. Llega el Domingo de Ramos. Así como Jesús mandó a sus dos discípulos a la aldea para hallar un borrico, preparamos los fieles este día, para simular su Entrada Triunfal en Jerusalén por las calles de este pueblo.

Agrupación de Hermandades y Cofradías de Pedro Abad


Pregón Semana Santa 2013 de Pedro Abad Todo comienza con la bendición de las palmas, palmas que acompañarán en su recorrido al Señor de los Reyes, a su madre María Santísima de la Oliva y su fiel amigo San Juan. Se oye el revuelo de niños, niños hebreos que con sus palmas y campanillas adornan esta Estación de Penitencia, disfrutamos con sus risas y con sus juegos, ellos son los encargados de dar el toque de alegría, inocencia y nobleza al Domingo de Ramos. El pueblo entero se echa a la calle para ver procesionar al Hijo de Dios, así como San Mateo narra en el Santo Evangelio; “Y la multitud, que era muy numerosa, tendía sus mantos en el camino; y otros cortaban ramas de los árboles y las tendían en el camino. Y la multitud que iba delante de él y las que iban detrás aclamaban diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!” De la misma forma que narra el Evangelio, el pueblo de Pedro Abad adorna sus balcones con las colgaduras, paisanos de distintas edades con sus palmas acompañan al Señor, que procesiona solemne por las calles de su pueblo al ritmo y son de los instrumentos musicales que le acompañan. Paso adornado por flores de muchos colores que realzan al Señor de los Reyes y a su madre, porque “Éste es Jesús, el profeta, de Nazaret de Galilea”. Igual que sucedió aquel día, la Borriquita hace una parada en el Templo, en este caso en el Convento, pero esta vez para realizar una ofrenda a Santa Rafaela María, palma chiquita que ofrece un niño hebreo. Las Esclavas del Sagrado Corazón como siempre, nos reciben con unas puertas abiertas. Bonito acto. Es el momento de comenzar el camino de vuelta, la cuadrilla de costaleros aún con fuerza para portar con elegancia el trono del Señor, ellos sí que son valientes. Llegados a la nave del Santísimo Cristo de los Desamparados, entre los miembros de la Junta Directiva de mi Hermandad, miradas de complicidad, sonrisas y hasta alguna lagrimilla, todo suele salir bien gracias a muchas personas que hacen grande este Domingo. Pero aquí no acaba este día, como me decía mi abuelo; “Niña, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, hay que labrar la palma”. Ellos siempre lo hacían el mismo día ¡y no sólo una! Ahora continúan con la tradición mi madre y mi tía, como muchos más perabeños, y es que hay que adornar los balcones del pueblo, para que todo el año se recuerde el Domingo de Ramos, este día grande, este día en el que el Señor entró en Jerusalén vitoreado; “¡Bendito el Rey que viene en nombre del Señor! ¡Y el Mesías! ¡Paz en los cielos! ¡Hosanna!”. MARTES SANTO ¿Cuánto vale tu silencio?, ¿Te lo has preguntado en esta noche oscura?, ¿No sientes que algo se remueve en tu corazón? ¿Acaso no arde en tus entrañas la llama de la duda? Agrupación de Hermandades y Cofradías de Pedro Abad


Pregón Semana Santa 2013 de Pedro Abad ¿Tendrás hoy valor para penetrar en la soledad vacía de tu alma y enfrentarte a los abismos impenetrables de tu interior?. Te hablo del silencio, no lo confundas con la ausencia de sonidos. No te hablo del murmullo apagado de la palabra, ni de la privación del pensamiento. No, no te estoy hablando del vacío insustancial y premeditado que nace de la voluntad. Ni tampoco del eco obsesivo de quien busca respuestas y sólo halla la nada por contestación. No te hablo de ese silencio. En esta noche llena de rotundidad y desafío no habrá lugar para banales silencios. Yo te hablo de ese que nace de un mar de preguntas en la noche cruel de Getsemaní, cuando prenden las manos que curan y dan esperanza. Cuando el mundo cruel y roto de pecado vuelve a vestirse de Caifás y entre antorchas quiere oscurecer el único Camino, Verdad y Vida. Sí, ese silencio clamoroso y definitivo, el que inequívocamente se impone ante los que quieren acallar la huella de la presencia de Dios en nuestro tiempo. Te hablo de silencio, como el de San Juan, el que cada año se reviste de soledad e intimismo para en mitad de la noche proclamar a gritos que Dios es Amor. Y cuando la noche del Martes Santo rompa la luz del día y tiña los cielos con su aterciopelado manto negro. Cuando las tinieblas se extiendan sobre los viejos tejados, dejándose sólo rozar por el resplandor de la luna de primavera. Cuando el sobrecogimiento del ocaso dé paso a la certeza de la oscuridad, y los bronces en la espadaña lloren entonando su fúnebre salmo de dolor y luto…sólo entonces sabrás que ha llegado el momento. Tus ojos ausentes podrán vislumbrar entre negros capirotes y mística luz de penumbra, su cruz ajada y humilde. Su cuerpo destrozado y sus carnes macilentas. Sólo entonces sabrás que ha llegado el momento de entregar tu silencio y escuchar dentro de tu interior la voz rotunda que te susurra dulcemente… Ven a buscarme libremente, retorna como hijo pródigo y reza tu particular miserere. Acércate sin miedo y déjate llevar, que esta noche triste te llevaré seguro por los estrechos callejones del alma. Para que puedas sentir mi intimidad, para que tomes mi amor infinito, y la cercanía de mi espíritu generoso. Calla un instante y escucha tu respiración, acompasada con el rachear de tus pasos penitentes que peregrinos de esparto siguen los míos. Deja que este nocturno tránsito sea tu verdad, deja que mi voz inunde tu ser, como nube de incienso que se eleva, como plegaria de perdón y conversión, como alianza renovada en una mirada. Que tu cuerpo olvide el peso de la vida y el yugo asfixiante de la existencia. Que esta calavera de miedo y muerte, Agrupación de Hermandades y Cofradías de Pedro Abad


Pregón Semana Santa 2013 de Pedro Abad no sea más que un recuerdo vago del pecado que cometiste. Que esta noche no habrá espacio ni tiempo, sólo esta calle Carmen empinada que nos abraza que nos acoge en una plegaria de cal y reja. Mira y no temas la oscuridad de la noche, no sufras por esas nubes de tiniebla que ocultan la luna blanca de nisán. Siente el rumor de esta fría hora, y desciende conmigo este Rosario de escalones Que nos bajan a ocultos abismos e inciertas moradas. Ahora entre sus muros acechantes, entre su lóbrega fragancia y el tacto de cemento y molinaza, sólo ahora nos encontramos tú y yo. Mírate desnudo como yo lo estoy. Mírate en el espejo de mi buena muerte. Abraza con pasión las astillas de mi cruz. Mete tus dedos en mis llagas y aférrate sin miedo a mis clavos. Toma mis brazos entre los tuyos, Palpa mis espinas, y en esta noche de desolación y pérdida únete a mi muerte, y entrégame tu memoria. Dame tu silencio…que yo te daré ¡¡ MISERICORDIA!! MIÉRCOLES SANTO Miércoles Santo, el primer Día de Luto de la Iglesia, con esto; se llega al final de la Cuaresma, y entramos en el Corazón de la Semana Grande, el comienzo de la Pascua. En este día Judas se puso de acuerdo con los enemigos de Jesús para entregárselo por el precio de 30 monedas de plata. Es entonces cuando Judas busca a los jefes del pueblo judío y les dice: "¿Qué me dais si os lo entrego?". Ellos se alegraron y prometieron darle dinero. En este hecho, muchos ven un esfuerzo final del discípulo que empujará a Jesús a una manifestación poderosa de su mesianismo político, que liberará a su pueblo de la odiosa dominación romana. Es el día del Perdón, de la Misericordia, del Mayor Dolor. Momento de admiración, como los cristianos vivimos el Amor en un hombre que nos dio una verdadera lección. Jesús sabía plenamente lo que le iba a ocurrir y siguió sus pasos de Soledad, de Amargura, de Vitalidad, porque supo resistir las tentaciones de libertad, supo madurar sus pensamientos de lealtad al Padre y como siempre supo Amar a

Agrupación de Hermandades y Cofradías de Pedro Abad


Pregón Semana Santa 2013 de Pedro Abad todos sin tener ninguna distinción; por este motivo todos cabemos en la viña del Señor. Para nosotros, aquí empieza nuestra pequeña representación de lo ocurrido a Jesús en aquellos días, donde su madre, MARIA, llorando y rota de dolor, predice lo que a su hijo le ocurrirá. Madre solo hay una, por eso el sufrimiento es mayor; son momentos de desconcierto, no se sabe que le ocurrirá al Hijo que vino a salvar a la humanidad. Son las doce de la noche, salé nuestra hermandad, un año esperando el poder pasear por las calles de nuestra localidad. Son las doce de la noche sale Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, portada por mujeres y hombres costaleros que la quieren levantar, paso a paso, poquito a poco, es un leve caminar, igual que nuestra madre sufre tan despacio que hace que sus lloros sean con más humildad. Sumida en el dolor, mas no abatida junto a la Cruz la Madre aguanta fuerte recordando las horas transcurridas que llevaron al Hijo hasta la muerte. Era el momento de la despedida: sabía que le esperaba esta suerte para ganar el alma redimida de quien de su pecado se arrepiente. Si ahora mis ofensas, Madre mía, son como espadas en tu corazón, se cumple de Simeón la Profecía. Hemos roto el Silencio y este año tenemos voz, nos acompañaran los redobles de la Centuria Romana para quitarle a la virgen su amargor, dejando atrás el silencio de la noche y suplicando consuelo, mirando a su hijo muerto clavado en el madero. JUEVES SANTO Noche de Prendimiento, noche de fervor, hoy es el día clave, en la vida de Nuestro Señor. La historia es muy real, como el Hijo de Dios tuvo que soportar las calumnias, la vergüenza, la maldad de unos pobres incrédulos que no vieron en Jesús su Salvación porque no podían imaginar que un hombre bueno de los pecados terrenales les iba a salvar. La noche del Jueves Santo el Prendimiento ocurrió y de esta forma sucedió: Hallándose Jesús con los tres Apóstoles en el camino, entre Getsemaní y el jardín de los Olivos, Judas y su gente aparecieron a veinte pasos de allí. A la entrada del camino, hubo una disputa entre ellos, porque Judas quería que los soldados se

Agrupación de Hermandades y Cofradías de Pedro Abad


Pregón Semana Santa 2013 de Pedro Abad separasen de él para acercarse a Jesús como amigo, a fin de no aparecer en inteligencia con ellos; pero ellos, parándolo, le dijeron: "No, camarada; no te acercarás hasta que tengamos al Galileo". Jesús se acercó a la tropa, y dijo en voz alta: "¿A quién buscáis?". Los jefes de los soldados respondieron: "A Jesús Nazareno". -

"Yo soy", replicó Jesús.

Apenas había pronunciado estas palabras, cuando cayeron en el suelo. Judas, que estaba todavía al lado de ellos, se sorprendió, y queriendo acercarse a Jesús, el Señor le tendió la mano, y le dijo: "Amigo mío, ¿qué has venido a hacer aquí?". Y Judas balbuceando, habló de un negocio que le habían encargado. Mientras tanto, los soldados se levantaron y se acercaron al Señor, esperando la señal del traidor: el beso que debía dar a Jesús. Pedro y los otros discípulos rodearon a Judas y le llamaron ladrón y traidor. Quiso persuadirlos con mentiras, pero no pudo, porque los soldados lo defendían contra los Apóstoles, y por eso mismo atestiguaban contra él. Jesús dijo por segunda vez: "¿A quién buscáis?". Ellos respondieron: "A Jesús Nazareno". "Yo soy, ya os lo he dicho; soy yo a quien buscáis; dejad a éstos". A estas palabras los soldados cayeron una segunda vez. Jesús dijo a los soldados: "Levantaos". Se levantaron, en efecto, llenos de terror; pero como los apóstoles estrechaban a Judas, los soldados le libraron de sus manos y le mandaron con amenazas que les diera la señal convenida, pues tenían orden de tomar a aquél a quien besara. Entonces Judas vino a Jesús, y le dio un beso con estas palabras: "Maestro, yo os saludo". Jesús le dijo: "Judas, ¿tu vendes al Hijo del Hombre con un beso?". Entonces los soldados rodearon a Jesús, y los alguaciles, que se habían acercado, le echaron mano.

Agrupación de Hermandades y Cofradías de Pedro Abad


Pregón Semana Santa 2013 de Pedro Abad A Jesús prenden de noche cuando sale a la oración, y a San Pedro le encargaba que velara con temor que venía gente armada Todo lo ocurrido hace unos dos mil años, de nuevo ocurre en Pedro Abad, la Semana Grande. Vamos a rezar, cada uno a su forma, cada uno con una devoción, siempre mirando al Maestro como ejemplo de admiración. Se abren las puertas y el Nazareno se presenta a su pueblo con paso lento pero firme, baja la cuesta del Cristo y empieza a subir la calle que lleva su nombre sabiendo cual es su destino. Ya en el paseo con las luces apagadas espera que Judas aparezca con la Centuria Romana. Sus apóstoles siempre al lado de su maestro lo defienden hasta el final. Sus hijos sabiendo que ha sido prendido por amor, guiados por un sentimiento difícil de explicar, lo llevaran por las calles de su pueblo, cargaran con su sufrimiento, sabrán llevar el peso de su cruz, caerán cuando Él caiga y se levantaran cuando Él se levante. Tengamos confianza en Nuestro Salvador, mañana llevará la Cruz, tormento de pecador, la Noche será larga, la injusticia se cumplirá, la llegada al Gólgota pronto ocurrirá. VIERNES SANTO Aún no ha amanecido, pero poco a poco va quedando atrás la fatídica noche donde la traición se hizo azahar, incienso y corneta. Y así, este Viernes Santo nos muestra a un hombre que porta una cruz, que la mima, que la abraza, que la quiere… La solemnidad barroca del paso que lo porta nos hace sentir cercano el poder de la burla, donde la corona se clava en espinas y una clámide púrpura menosprecia su realeza. Poco a poco. Con pasito lento y corto racheo, Nuestro Padre Jesús sale nuevamente a nuestro pueblo que se quiere transformar en la Jerusalén de antaño. Tras Él, como no podía ser de otra forma el discípulo amado, San Juan. Hermanos, muchos de nosotros habremos pasado la noche ante el Monumento para pedir la fortaleza y la determinación que esa misma noche le faltó a Pedro, para como San Juan, tener la valentía de permanecer al pié de la cruz. Y así, durante la conocida procesión del Sermón del Paso, acompañaremos desde lejos a Cristo en su camino al Calvario dándonos golpes en el pecho al igual que aquellas mujeres de Jerusalén. Si esto hacemos con el leño verde, ¿Qué no haremos con el seco? Y entre ellas María Magdalena, la que preparó el cuerpo de Jesús para la sepultura enjugándolo en perfume de nardo puro. En este día santo todos seremos la Santa Mujer Verónica, que al contemplar el rostro desencajado de Padre Jesús se le parta el corazón y quiera aliviarlo limpiando su rostro. La que no puede contemplar como cae de nuevo un muchacho nacido en Belén al que tras el paso de los siglos nos seguimos santiguando. Y así, cuando la corneta romana nos anuncia una nueva caída, cada tono que emite, se va clavando en el corazón de su madre, que corre entre la gente para poder consolarlo, y Agrupación de Hermandades y Cofradías de Pedro Abad


Pregón Semana Santa 2013 de Pedro Abad cuando por fin se encuentra con Él en nuestra improvisada calle Amargura, haremos un sencillo pero sentido encuentro. A la tercera caída, los naranjos del Paseo guían el camino de vuelta a la Ermita del Cristo. Pero antes, San Juan corre en busca de la Madre para llevar su corazón marchito por la pena ante el Hijo. Y al encontrarla le indicará compungido el camino con un delicado gesto de manos. Nuestro Paseo será ahora ese Calvario donde el Hijo de Dios nos entrega año tras año al amor de María. ¡Mujer, ahí tienes a tus hijos! ¡Pedro Abad, ahí tenéis a vuestra Madre! Ya son las tres. Las tres en punto de la tarde, y un hombre acaba de morir en la cruz. Es entonces cuando los braceros del Santo Entierro transportan el cuerpo de Cristo hasta su sepultura. Será cuando en los Santos Oficios hemos adorado el árbol de la cruz, cuando el portalón del Cristo se vuelva a abrir para mostrarnos esa misma cruz. Serán las personas de cera y penitencia de asfalto las que abrirán camino hacia Jesús Crucificado que en atronador silencio muestra el camino de la Gloria. Puesto en alto a los ojos del mundo. Una cruz. Dos listones de madera para clavar a un hombre. Dos maderos cruzados que alcanzan el cielo y abrazan a la tierra. Un cuerpo muerto. Sin túnica porque nos la hemos echado a suertes. Con la figura maltrecha porque le golpeamos y lo coronamos de espinas. Al instante veremos aparecer a Cristo amortajado portado a hombros. ¡No hay estampa para tanto dolor! Y por último María, nuestra Señora de los Dolores. La corredentora. La que aporta la ternura a la noche del velo rasgado, cuando el dolor se lanza a cada golpe de bambalina, cuando el aire lleva el susurro de una madre que por un hijo llora. Ante ese dolor, ante ese sufrimiento: la admiración. ¿Cómo no estremecerse ante la Señora, mientras que tus costaleros, en cada golpe de martillo, se entregarán en un solo corazón para que Pedro Abad te vea? De este modo, a pasito lento mientras cruje la madera, el sentir de toda una hermandad tiene sus ojos puestos en ella. ¡Cuantos rezos, cuantas promesas, cuanto acompañamiento en su dolor! Y andando de frente siempre, el diálogo del roce del palio con el varal se hace oración. Oración que llega hasta la casa de Santa Rafaela María donde la Hermandad de los Dolores año tras año quiere llegar a visitar a su Santa. Con suaves mecidas iremos regresando a la Ermita mientras los últimos sones de la banda anhelan la resurrección. ¿Todo acaba o todo empieza? DOM INGO DE RESURRECCIÓN

Agrupación de Hermandades y Cofradías de Pedro Abad


Pregón Semana Santa 2013 de Pedro Abad El culmen de la Semana de Pasión es el día de Gloria, la Resurrección de Cristo. El júbilo se constata desde el alba, con la Vigilia Pascual, en la que el Bautismo y la Eucaristía, forman los dos pilares fundamentales y prosigue con notas tan distintivas como la Misa Pontifical o los Aleluyas que se recitan en diferentes momentos de la liturgia. Si Cristo no resucitó, vana es nuestra fe, pero los cristianos tenemos firme esperanza de participar en el Reino prometido, gozando de la vida eterna. Durante todo el proceso anterior estuvo junto a Jesús María de Magdala, de la que había expulsado siete demonios, su nombre María que significa preferida por Dios y Magdalena, por ser de esta ciudad de Galilea,… de ahí la Magdalena. Al tercer día de muerto y sepultado, Jesús en la mañana del domingo, que era el primer día de la semana y siguiente a la celebración de la Pascua judía, Magdalena, la discípula del Señor, atemorizada a causa de los judíos, pues estaban rabiosos de ira, no había hecho con Jesús lo que solían hacer las mujeres con sus muertos queridos. Al llegar al lugar observó que la piedra estaba quitada y llorando donde antes estuvo Jesús, vio a dos ángeles. Ellos le dicen: - Mujer, mujer ¿por que lloras? Ella le responde: - Porque se han llevado a mi Señor y no sé donde lo han puesto. María Magdalena, vio a Jesús que estaba allí, pero no sabía que era Él. Jesús le dice: -¿Mujer por que lloras? ¿A quien buscas? Ella pensando que era el encargado de la finca le dijo: -

Señor, si te lo has llevado dime donde lo han puesto, yo me lo llevaré

En ese momento Jesús llama a María. Ella lo reconoce y sorprendida le llama Maestro, se lanza a besarle los pies. No se lo creía, se admiraba de lo que estaba viendo, no sabía si era un dulce sueño o una pura realidad. El Maestro había vuelto a la vida. Jesús le encarga una gran misión, y le dice: -

Vete María en Paz, a donde están los hermanos. Háblale de lo que has visto, que no estén angustiados ni preocupados. Yo subo con mi Padre y con el vuestro, con mi Dios y con vuestro Dios. No temáis, la Escritura se ha cumplido y los designios del Padre han ganado a las maldades terrenales.

Agrupación de Hermandades y Cofradías de Pedro Abad


Pregón Semana Santa 2013 de Pedro Abad Corriendo fue a ver los discípulos diciéndole: - ¡He visto al Maestro! ¡Ha resucitado! Mª Magdalena, apóstol de los apóstoles, fue una de las primeras que anunció la grandeza de la Salvación. Ella es el ejemplo firme de una mujer necesitada, de una mujer luchadora, una mujer que estuvo implicada en todo el proceso de Jesús. La Resurrección ha llegado y con ella los cristianos tenemos la misión de ir por el mundo anunciando la Buena Palabra que Jesús nos dejó. Él es el ejemplo a seguir que todos tenemos que cumplir. La resurrección de Cristo para nosotros significa que Dios Padre aprueba el camino de Jesús, su opción por el servicio, la justicia y la paz, que Dios siempre escucha el clamor del pobre, del crucificado en esta vida. Con su resurrección, Jesús nos libera del pecado y de la muerte y nos abre el camino hacia el reino de la vida. Es el triunfo del bien sobre el mal, de la vida sobre la muerte, de la justicia sobre la injusticia, de la víctima sobre el verdugo. La resurrección conlleva caminos de vida verdadera y plena para todos, caminos de vida eterna, caminos abiertos por la fe que conducen a la plenitud de vida que Cristo nos ha traído: con esta vida divina se desarrolla también en plenitud la existencia humana, en su dimensión personal, familiar, social y cultural Reconocemos como lugares de encuentro con el resucitado: la Eucaristía, la Palabra, los sacramentos, la comunidad y de manera preferencial el pobre. Un signo eficaz de su presencia resucitada es la comunión y el amor fraterno y solidario que nos da por medio de su Espíritu. Aunque el fruto por excelencia de la muerte y Resurrección de Jesús y de la presencia impetuosa del Espíritu es la Iglesia Hermanos de Pedro Abad, que veamos en la Resurrección de Jesús un signo de riqueza espiritual, un momento de Amor incondicional, que dentro de unos días las puertas de la nave del Cristo se abrirán de par en par, para ver gozosos a nuestros Titulares y poder realizar con humildad la estación de penitencia tan ansiada y querida por la Hermandad. Muchas gracias a todos y que tengáis una ejemplar estación de penitencia.

Agrupación de Hermandades y Cofradías de Pedro Abad


PREGÓN SEMANA SANTA 2013 PEDRO ABAD  

Pregón de la Semana Santa de Pedro Abad 2013 realizado por los Hermanos Mayores de las Hermandades y Cofradias

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you