Issuu on Google+

Viajes alternativos y destinos inexplorados Existen destinos inexplorados, los lugares horriblemente degradados pueden ser buenos para ir de viaje. Al menos ésta es la conclusión a la que llegó un periodista Neoyorkino (Blackwell), mientras se encontraba recorriendo La India. Cansado de visitar templos donde había más turistas que dioses hindúes. Recorriendo la ciudad de Kurma tuvo su gran momento de inspiración. Llego acompañado por ese típico olor que hay en los sitios donde no hay cloacas ni plantas de tratamiento y a su vez viven millones de personas. Entonces se propuso inventar un nuevo concepto: el turismo de contaminación. Así recorrió el mundo de tras de la basura industrial y humana, la visible y la invisible. De sus viajes el periodista publica un libro donde relata sobre ocho agujeros negros de la tierra, comenzando por el dejado por la usina nuclear de Chernóbil, que estallo en 1986 en Ucrania. Sigue luego con una visita por las arenas bituminosas de Alberta, Canadá, las refinerías del golfo de México en Texas, la Isla de plástico en el océano pacificado , Guiyu, una ciudad en China que es el paraíso del reciclaje electrónico, el Amazonas devastado por plantaciones de soja y por supuesto los ríos más contaminados de la India. Sin dudas otra forma de hacer turismo: El sitio de las arenas bituminosas en el norte de Canadá, hay cañones increíbles que son artificiales, increíbles pirámides de sulfuro que son más grandes que las pirámides de Egipto. En algún sentido se puede decir que este lugar es un monumento a la realización de la humanidad, pero también tiene su lado oscuro. Si se observa la gran muralla china o las pirámides de Egipto, estos también tienen un lado oscuro. Un poco de historia: Para los que se inclinan por los itinerarios que ofrecen los viajes a China, una visita prácticamente obligada es la de “La muralla China” fue una instalación


militar, que costo muchas vidas construir, pero a la distancia la vemos como una maravilla arquitectónica.

Algunos lugares a los cuales no le atribuimos un lado oscuro, lo tienen. Incluso la isla de basura en el pacifico es un gran monumento de la humanidad, aunque tenga un lado negativo. Chernóbil: hay una zona de exclusión debido a la radioactividad, no hay más civilización allí. Los seres humanos se mantienen fuera, porque no se les permite ingresar o porque tienen miedo a la radiación. El resultado es que la flora y la fauna se volvieron a mudar al lugar de una forma que no lo podían hacer cuando se habitaba por humanos. Chernóbil es un lugar muy hermoso, aunque tenga ese costado espantoso. Texas, en la costa del golfo de México, es un pueblo oloroso, hay grandes cantidades de heteras de refinerías. Cerca del pueblo, en la costa, hay humedales muy interesantes con grandes cantidades de aves. Son muchos los que al viajar buscan lugares inexplorados.


Estas zonas degradadas nos dicen la forma en que el mundo existe. Ya no hay lugares en la tierra sin tocar por los efectos humanos, ya sea por cambio climĂĄtico o por todas las formas que usamos para transformar el planeta. Aceptar que el mundo ya no es perfecto, se estĂĄ transformando, atravesando cambios, no todos positivos debido a la humanidad. ÂżTe animas?


Viajes alternativos y destinos inexplorados