Issuu on Google+

EDICIÓN 500 DE COLECCIÓN E X P E R I E N C I A S

Q U E

I N S P I R A N

WWW.REVISTADINERS.COM.CO NOVIEMBRE DE 2011

Tarifa Postal Reducida No. 2011-278 4-72 La Red Postal de Colombia. Vence 31 de Dic. 2011.

Personajes,

Momentos y ...

Ediciones

Quinientas

HISTORIAS PROVOCADORAS

PARA

VIVIR COMO

SI FUERA EL ÚLTIMO DÍA


DISTRIBUYE:


02

SUMARIO Fundador: Ernesto Carlos Martelo Directora Pilar Calderón Consejo Editorial Fernando Martelo, María Elvira Samper Marta Orrantia, Hugo Sabogal, Felipe Londoño, Ana María Fríes, Gloria Saldarriaga. Editor Enrique Patiño enriquepatino@revistadiners.com.co Colaboradores Diana Tovar Juliana Uscátegui

Diseño y diagramación Ómar Rodríguez

Ejecutivas comerciales Bogotá, Cali, Eje Cafetero y Panamá: Zulma Muñoz Gerardino Teléfono: 593 0875. PBX: 593 0877 Ext. 94824. Celular: 313 283 9174 zmunoz@revistadiners.com.co Bogotá, D.C. Colombia

Fotografía David Rugeles

Medellín: Patricia Guarin López Teléfono: 2662638 Celular: 311 3092038 pguarin@revistadiners.com.co Medellín, Colombia

Dirección Creativa Mónica Barreneche

Director Administrativo y Financiero Fabio Grisales Marín

Jefe de Producción Octavio Perdomo Cabrera

Dirección de Suscripciones y Circulación: Maribell del Cristo Pereira Calle 85 No. 18-32 Piso 5 - Bogotá PBX: 593 0877 Fax: 593 0867

Fotografía portada Creatif Atelier

Corrección César Tulio Puerta Torres Archivo fotográfico Francisco Pulido

04

Directora Comercial María Claudia Fernández V. publicidad@revistadiners.com.co

Miami: Claudia Liliana Grandas Teléfono: 593 0876. PBX: 593 0877 Ext. 94825. Fax: 593 0869. Celular: 310 283 2141 clgrandas@revistadiners.com.co Bogotá, D.C. Colombia

Dirección de Arte Laura de Gamboa

500 experiencias Diners

Gerente General Gustavo Casadiego Cadena

Impresión: Carvajal Soluciones de Comunicación S.A.S.

Líneas Gratis 018000 910076 - 018000 111000 dcirculacion@revistadiners.com.co

Personajes de la vida nacional narran experiencias memorables e inspiradoras en la conmemoración de la Edición 500.

Revista Diners en Internet:

www.revistadiners.com.co

120 Experimentar o morir

Dirección: Calle 85 No. 18-32, Bogotá. PBX: 593 0877 Fax Comercial: 593 0869 Fax Editorial: 593 0866

POR: MAURICIO REINA

Quien abandona el afán de explorar cosas nuevas está preparando el terreno para su propia extinción. Prohibida la reproducción total o parcial sin autorización manifiesta de los editores. La opinión expresada en los artículos es responsabilidad exclusiva de sus autores y no refleja necesariamente el pensamiento de la revista. Opiniones sobre el contenido editorial: director@revistadiners.com.co o redaccion@revistadiners.com.co

Licencia del Ministerio de Comunicaciones No. 0125-64 ISSN 0121-0211 Tarifa Postal Reducida No. 2011-2784-72 La Red Postal de Colombia, vence 31 de Dic. 2011


500

ediciones

EXPERIENCIAS

ARTE | VIAJES | MÚSICA | CINE | GASTRONOMÍA | DEPORTES | CULTURA | LIBROS | TEATRO | ETC...

C

on el ejemplar que tiene en su mano, la Revista Diners llega a su número 500, un acontecimiento muy especial que merece celebrarse. Para hacerlo, en un principio pensamos en mirar hacia atrás. Quinientas ediciones a lo largo de casi medio siglo, nos han permitido ser testigos de los hechos más trascendentales en la historia y la cultura del país. Entre los innumerables protagonistas de esos años, muchos de los cuales pasaron por las páginas de la revista, podíamos reconstruir momentos significativos del arte, la cultura o la historia, que nos permitieran hacer un recorrido evocativo por estas casi cinco décadas de vida. Sin embargo, cuando estábamos empezando a preparar esta edición especial, sucedió un hecho que tuvo un particular impacto en el mundo y que nos incitó a mirar las cosas de una manera diferente: la muerte de Steve Jobs, ícono indiscutible del siglo XXI y un verdadero revolucionario de nuestros tiempos. En esos días se repitió por doquier su célebre discurso en el acto de graduación de Stanford University en 2005, en el cual tras un breve recuento de los hechos que lo marcaron desde su nacimiento, Jobs hace un emotivo llamado a vivir bajo una

óptica distinta, a buscar sin descanso lo que se quiere y amar profundamente lo que se hace. Oírlo contar su sin igual experiencia es una provocadora invitación a vivir la vida a manotadas y tener el valor de seguir el corazón y la intuición. Es realmente inspirador. Se nos ocurrió entonces, para celebrar nuestra Edición 500, proponerle a un número igual de personajes de los distintos ámbitos de la vida nacional –la cultura, la política, la empresa, el deporte, el periodismo– que nos contaran una experiencia memorable que también pudiera resultar inspiradora para los demás. Con distintas perspectivas, cada uno de nuestros invitados nos narró un momento, un lugar, un personaje, que marcó su vida y que creía podría resultar emulador para otros. El resultado es la publicación que hoy tienen en sus manos. Esperamos que encuentren en este torbellino de experiencias la riqueza suficiente para motivarse a vivir la vida con ese espíritu que marcó la de Jobs, y que resumió, al final de ese discurso en la frase “Stay hungry, stay foolish”. Una poderosa invitación a permanecer ansiosos y un poco locos, como fuente y escenario para la creatividad. Ese es también el espíritu que promueve la Revista Diners. Puede ser el secreto de la vida.


AMANECER EN EL TEMPLO En una zona boscosa de Japón, en la cima de una montaña a la que se llega por funicular, se encuentra el Santuario de Koyasan, compuesto por un centenar de templos budistas. Varios de los templos son ahora hoteles donde los huéspedes se alojan al estilo japonés, en tatamis (esteras en el piso) y con futones como camas. Amanecer allí, en medio de los cánticos de los monjes budistas y atendido por ellos, asistir a sus ceremonias y rodearse de ese halo de espiritualidad es realmente renovador, lo llena a uno de vitalidad y energía. Se trata de una experiencia única e inspiradora que vale la pena vivir.

1

Patricia Cárdenas, embajadora de Colombia en Japón.

EL MUSEO DE NAOSHIMA, EN JAPÓN

El museo de arte Chichu de Naoshima, en Japón, es algo que uno no olvida. Se trata de un lugar pequeño, bello, muy japonés, que hizo el coleccionista Soichiro Fukutake y que está ubicado en un sitio mágico y alberga una colección realmente espectacular. Une la naturaleza y la arquitectura y lleva a preguntarse sobre la vida, al mismo tiempo que ofrece el trabajo de artistas como James Turrell, Claude Monet y Walter De María. César Gaviria, expresidente.

3 LA CALLE DE LOS HIPPIES

2. BIG SUR He tenido la oportunidad de pasar varias temporadas de descanso en las desoladas montañas de Big Sur, en la costa norte de California. Es un área de cincuenta millas de altas montañas sobre el océano Pacífico. Para mí es el lugar más hermoso, mágico, espiritual e inspirador que he tenido la oportunidad de conocer. En el amanecer sobre las cimas de Big Sur, a veces las nubes cubren todo el océano que, en los días luminosos, es visible hasta un lejano horizonte. Desde allí se puede palpar la tranquilidad de vivir sobre las nubes. Durante enero y febrero hay días en que las ballenas llegan en su migración anual. No solamente una o dos; llegan en manadas y durante varios días. No es sino mirar hacia el mar y allí están. Treinta, cuarenta o más, retozando tranquilamente. Se acostumbra uno al sonido de sus respiros que, como géiseres, brotan del pacífico mar, con sus insólitos saltos siempre acompañados de su splash de toneladas. Mi gran sueño es vivir un día en el remoto paraíso de Big Sur. Ruven Afanador, fotógrafo colombiano radicado en N.Y.

4

En 1971, diez jóvenes amigos nos unimos en una novedosa, audaz y contemporánea aventura al desarrollar un hecho social, estético y urbano que se conoció como la Calle de los Hippies, en la parte baja del barrio La Perseverancia, en Bogotá. Llegamos a tener en arriendo 17 casas, primero abiertas al público en locales comerciales y luego unidas todas por dentro, donde se conectaron inclusive dos manzanas por un túnel, convertidas en un gran lugar de experiencia múltiple creativa, plástica, musical y literaria de avanzada, al fondo del cual había una gran discoteca llamada El Templo. Allí participamos durante casi dos años muchos jóvenes de todos los estratos y procedencias, pintando murales sicodélicos, componiendo e interpretando música rock, diseñando gráfica y objetos, fotografiando, dibujando, tejiendo, escribiendo insólitos textos, en fin, creando un fenómeno joven que hizo época. Benjamín Villegas, editor.

5

FREI, EL BANDERILLERO

Entre las experiencias más memorables que uno tiene siempre suele haber alguna metida de pata. La mía fue monumental. Estaba en Madrid, y cuando me fui a bajar del taxi que me llevaba al Hotel Wellington, donde estaba hospedada, no tenía cambio. Vi frente a la puerta del hotel a quien yo identifiqué como Bojilla, uno de los banderilleros de Palomo Linares y le pedí que me prestara plata, lo cual hizo muy amablemente. Al día siguiente, cuando me acerqué a pagarle el préstamo, Lucas Caballero, que estaba a mi lado, me dijo sorprendido. “¡Ese no es Bojilla, es el presidente de Chile Eduardo Frei!”. Mi vergüenza por la confusión me duró varios años. Cuando tuve oportunidad de encontrarme con Frei, mucho tiempo después, él aún se acordaba muerto de risa del incidente, con el cual aprendí algo que recomiendo a todos: saber reírse de uno mismo y de sus metidas de pata. Ivonne Nicholls, asesora RRPP, Sociedades Bolívar.


06

EXPERIENCIAS DINERS GERMINADO DE TRIGO Soy de gustos variados. Por eso me gozo por igual cosas distintas entre sí. Como el disco Dark Side of The Moon, de Pink Floyd, el plan de conocer las pirámides de Chichén Itzá, en la península de Yucatán, o simplemente hacer un viaje en carro por la costa colombiana. Algo adicional que sí recomiendo: un “shot” de germinado de trigo (wheatgrass) en la mañana, antes del desayuno.

6

EN HOLBOX, MÉXICO

Holbox es una isla desconocida en la península de Yucatán. Es un regalo de la vida conocerla. Cuenta con cuarenta kilómetros de playas vírgenes. Las calles del pueblito son de arena blanca y solo circulan carritos de golf y algunas motos. En vez de centros comerciales o grandes almacenes hay manadas de flamencos que buscan su alimento en la marea baja, cientos de pelícanos clavándose en el mar, delfines jugueteando, tiburones ballena en su constante camino de supervivencia, paseos de pesca para preparar el cebiche más fresco posible servido en las conchas gigantes de las playas inhabitadas. El hotel Casa Sandra, con habitaciones cómodas, y restaurantes como La parrilla de Juan y Edelyn en la plaza principal, complementan esta experiencia. Mercedes Salazar, diseñadora de joyas.

7. DIOS Y EL EGOÍSMO En este momento de mi vida mi experiencia más sublime está al lado de dos autores. El primero logra explicar la fe –esa presencia que en mí ha sido siempre inderrotable, porque soy una mujer de fe– a través de argumentos científicos. Se trata del bellísimo volumen ¿Cómo habla Dios? La evidencia científica de la fe, de Francis F. Collins, premio Príncipe de Asturias. Su mayor encanto es disolver la aparente contradicción entre la ciencia y la religión. El segundo libro que me tiene encantada y que es de enorme profundidad y novedad indudable es La virtud del egoísmo, de Ayn Rand, y es interesante leerlo porque reinterpreta con pericia intelectual gran parte de los conceptos que utilizamos y tergiversamos a diario, empezando por el del ego y el egoísmo, que en esta autora adquieren una connotación positiva, distante de las gastadas interpretaciones que les da el común de la gente. Aquí el ego se presenta como amor y cuidado por el yo, y nunca como ferocidad hacia los otros. Amparo Grisales, actriz.

Juanes, cantante.

8 CONOCER A QUIEN ESCRIBE

9

Durante los Juegos Centroamericanos de Medellín me sucedieron tantas cosas: el primer beso de lengua; el primer contacto con una cámara de video; y ocurrió un encuentro con uno de mis escritores predilectos de aquella y de todas las épocas. Se trata del mexicano Jorge Ibargüengoitia, fallecido en el accidente aéreo de Mejorada del Campo. Había leído sus satíricas novelas, sus escasos libros de cuentos y, quizás, alguna de sus obras de teatro. Consideraba que junto con Augusto Monterroso, era uno de mis narradores de cabecera. “Si hoy me preguntan quién es mi escritor preferido diré que Ibargüengoitia”, pensaba en aquel entonces. Cuando una mañana bajaba a desayunar a la cafetería del Hotel Nutibara, reconocí al autor de La ley de Herodes en un rincón de la terraza. Di un par de vueltas, traté de acercármele, vacilé, me acordé de García Márquez brincándole en la otra acera de Saint Germain de Prés a Hemingway gritándole “¡Maestro! ¡Maestro!”, volví a darle vuelta, no fui capaz, me pedí un aguardiente mañanero, di la vuelta a la manzana, volví, tomé impulso y me le acerqué. “Señor Ibargüengoitia, ¿Es usted el escritor mexicano Jorge Ibargüengoitia?”, le espeté. Y sin dejarlo contestar: “Soy un gran admir...”. Ahí paré. Cuando me di cuenta del ridículo que estaba por hacer, eché dos o tres pasos atrás y salí disparado del lugar. Ahora que se discute, por una de tantas veces, la autoría de Shakespeare de sus obras, confirmo una cosa referida al abortado ridículo con el mexicano: no vale la pena conocer a quien escribe, para eso están sus obras. Otra enseñanza de mi papá que de eso algo sabía. Darío Vargas, socio Dattis Comunicaciones.

10

DECIR QUE SÍ

El día en que dije “sí”, pude haber dicho que “no”, y todo hubiera sido diferente. Pero decidí decir que “sí”, y afrontar las consecuencias. Haber dicho que “no” hubiera implicado otras consecuencias, que elegí no afrontar. Por eso dije “sí”. Y estoy aquí por eso. Porque el sí abrió unas puertas y cerró otras, y porque decidí atravesarlas y aprovechar lo que me ofrecían. Y cada que digo “sí”, me cambia la vida. Aunque no sepa cómo inmediatamente. Eso lo voy descubriendo con el tiempo. Y eso me hace la vida interesante. José Miguel Sokoloff, publicista..


11. EL ARCO DE LOS SUEÑOS Toda la vida he estado obsesionado por el fútbol y algo que siempre me ha llamado la atención son los arcos. Mis papás eran dueños de una finca en Ginebra, Valle, un terreno ideal para tener el arco de mis sueños. Yo tenía 13 años y jodí y jodí hasta que me dijeron sí. Entonces les expliqué que el arco debía ser como el del estadio Pascual Guerrero, con un ángulo de 90 grados y la red profunda y floja para que el balón, al entrar, pudiera rebotar y producir ese sonido tan hermoso de un balón ingresando a la red. A las tres semanas instalaron el arco y quedó como lo había soñado. Ojalá hoy tuviera un lugar donde hacer lo mismo. Martín de Francisco, comentarista deportivo.

LOS AMIGOS MAYORES Me acostumbré a verlos siempre juntos, y aquella noche que canté en la inauguración del Carnival Center, en Miami, no fue diferente: me volvió a conmover la ternura con que Cachao López me trataba y me hablaba de la música colombiana. Cuando yo le aportaba algo a ese conocimiento del cual él se ufanaba, miraba hacia arriba y le decía a su inseparable amigo Andy García, actor cubano, “oye Andy, oye lo que dice Carlos”. Y yo volvía a repetir la historia. Aquella fue la última noche que vi a Cachao y esa noche volví a cenar con ellos y con el famoso productor de Michael Jackson, el maestro Quincy Jones, que con la mayor frescura, además de comerse su entrada se comió la mía. Le agradezco a Dios dejarme seducir siempre por amigos mayores que yo. Carlos Vives, cantante.

12 13

ÁNGEL EN LA CLANDESTINIDAD

Fue una conmoción en el momento que llegaron a mi tocadiscos cinco canciones sin remasterizar, creadas por un cantautor en ese momento en líos con un legendario mánager y productor inglés. No se podían divulgar y ni siquiera tocar, no fuera que el ritmo de cumbia moderna que anuncia a la angelical Ana María llamara la atención de los sabuesos. No tuve más remedio que sacar una copia y titularla con el nombre en código reversado, “BascaA”. La eché en el equipaje, y unos días más tarde en una medianoche parisina, nos reunimos cien en un penthouse con potente equipo de sonido. Cuando puse “Ana María ven / muévete a mi lado / porque bailas como un ángel / pero más negro que blanco”, la gente de todos los barrios se puso a bailar asombrada con las ángeles y los changós que salían liberados de la clandestinidad. “C’est quoi ce qu’ on entend de si merveilleux?”, me preguntaban. Fernando Martelo, consultor comunicación de la responsabilidad social.

14

LA INSPIRACIÓN DE LOUISE BOURGEOIS

Tuve un encuentro con una artista y su obra que me impactaron tanto que se convirtió en la inspiración de mi próxima colección. Mi primera aproximación con Louise Bourgeois fue con su icónico retrato en la exhibición Women, de Annie Leibovitz, en el cual las arrugas de su cara y de su mano levantada parecían contar historias. Luego, cuando me encontré en uno de mis viajes por Europa con una de sus arañas monumentales, que parecen sacadas de un cuento de ciencia ficción, me pareció increíble conectar la mujer de la foto y esa escultura. Años después, en Art Basel Miami, vi una obra gigante enmarcada en blanco, llena de dibujos y bordados en tela, sutil y seductora al mismo tiempo y con una perspectiva definitivamente femenina con la que me identifiqué por completo. Pero la gran revelación llegó cuando salió publicado un libro sobre su trabajo con textiles. Las páginas parecían insuficientes para contener su universo: la geometría, el colorido, los entrelazados, el patchwork, todo cargado de mucha simbología. Parecía una invitación a ser descifradas. Así fue como nació una colección que es un tributo a una de las mujeres más influyentes en la historia del arte. Podría decir que esta fue una experiencia creativamente estimulante. Silvia Tcherassi, diseñadora..

15. SEGUIR LA CARRETERA Recomiendo una novela que es una joya literaria: La carretera, del norteamericano Cormac McCarthy. Una historia desgarradora escrita con la sencillez que hace grandes a las obras literarias, y que nos confronta sobre nuestra condición humana en la situación más extrema, y es, además, uno de los textos más bellos sobre la paternidad y la imposibilidad de proteger a nuestros hijos como quisiéramos. Jorge Franco, escritor.


08

EXPERIENCIAS DINERS

18

MESA DE YEGUAS

16 MIS TREINTA MINUTOS DE SOLEDAD CON GABO Sucedió en Cartagena en el 2000. “Quiero hacerle un homenaje y me gustaría que me diera una cita para tomarle una foto”, le dije. Visiblemente incómodo me respondió: “Hoy estoy agotado porque viajé toda la noche para poder estar hoy aquí, y mañana regreso a México”. Lo único que atiné a decirle fue: “Sólo necesito que me regale treinta minutos de sus cien años de soledad”. Él me miró con cara de resignación y anunció: “Te espero a las cuatro en mi casa”. Llegué en punto como un inglés, con mi cámara, un rollo de película y cientos de mariposas amarillas revoloteándome en el estómago. No lo podía creer. Allí estaba, impecablemente vestido de blanco, frente a mi cámara, para mí solito, el personaje vivo que yo más admiraba. Un monstruo indefenso que obedecía mis órdenes y que para desquitarse de esa posición subordinada, protestaba ante mi instrucción de mirar hacia un lugar determinado; “Esta es la típica foto que les hacen a los malos escritores”, dijo. Treinta minutos flat. Las fotos se publicaron por primera vez en 2001 en esta misma revista y con ellas hice mi debut como fotógrafo. Carlos Duque, publicista, diseñador y fotógrafo.

17. LA COCINA QUE SUPERA LA IMAGINACIÓN

Disfruto mucho de nuestro país. No cambio un viaje al exterior por irme unos días a Mesa de Yeguas, donde tengo una casa de descanso. Allí recorro los jardines inmensos porque me encanta la naturaleza: hay pájaros, peces y tortugas; además, monto en bicicleta porque siempre lo he hecho y a pesar de que me lo prohibieron los médicos porque acabaron de ponerme un bypass, a los niños como yo se les debe dejar libres. Sobre todo ahora que acabo de hacer realidad un sueño como empresario y es la construcción de la sede de la firma. Hace más de cuarenta años comencé con un local de seis metros en los que junto a los otros comerciantes sacábamos tubos sobre la fachada para colgar las chompas y otras prendas. Hoy hago realidad un edificio de 22.000 metros cuadrados construidos con el mejor gusto, para dejarlo al país. Arturo Calle, empresario.

IRÁN MONUMENTAL Viajé con la expectativa de llegar a un destino mágico y me encontré en el centro de una de las plazas más bellas del mundo, la enorme Plaza Real de Isfahán, conocida como “La Mitad del Mundo”. Está cerrada en sus laterales por cuatro edificios monumentales unidos por galerías de arcos a dos niveles: al norte, el gran pórtico de la Alcaicería; al sur, la Mezquita Real; al este, la Mezquita del Jeque Lotfollah y al oeste, el pabellón Ali Qapu, un palacete ampliado y decorado por el Shah y sus sucesores. Irán, ¡una experiencia inolvidable! Felipe Londoño Aristizábal, gerente Viajes Hermes.

19

Sin lugar a dudas una de las mejores experiencias de mi vida tiene que ver con comida. Después de haber leído mucho sobre los famosos restaurantes con tres estrellas Michelin, llegué finalmente hace dos meses al restaurante Martin Berasategui, en San Sebastián (España). No se trata de la cocina molecular tan de moda. No, por el contrario, este chef mantiene las recetas al estilo tradicional con una imaginación que desborda, así suene ridículo, a la propia imaginación. Nunca pensé que un restaurante, un chef, y una comida como la que allí tuve, pudieran marcarlo a uno. Pero como dicen, todos los días se aprende algo nuevo. Felipe Zuleta Lleras, periodista.

20

UNA ESTRELLA FUGAZ

Observar en una noche oscura, alejados del perturbador resplandor de las luces de la ciudad, el paso de una estrella fugaz. Ver su breve luminiscencia, su corta parábola vital antes de diluirse en el universo infinito, para tener conciencia de lo efímero de nuestra existencia: somos, como lo dijo algún filósofo, apenas un simple paréntesis entre dos eternidades. Esa experiencia puede cambiarnos nuestro sentido de la vida, dejar a un lado tantas vanidades y apetitos superfluos, y apreciar, por el contrario, las cosas sencillas de la vida que albergan su verdadera esencia. Gustavo Bell, embajador, exvicepresidente.


21. EL CUERPO A CUERPO

22. NOSTALGIA DE MARTELO

Nada mejor que volver a las tertulias, conversar con los amigos en persona, no por iPhone ni Blackberry, aparatos para temas urgentes e insustanciales; para negocios y labores, no para el amor ni la amistad. Enviar un beso será siempre un deseo, una promesa. Abraza a tu gente. Tócala. Lo virtual apenas llega hasta lo “casi” real. No hay como el cuerpo a cuerpo. ¿Lo recuerdan? No lo vayan a olvidar. Enviar un beso, por ejemplo, será siempre un deseo, una promesa. Dar un beso, una experiencia fascinante. Todo un hecho.

Nadie fue tan genio y figura como “el Bebé” Martelo, Ernesto Carlos Martelo, el fundador de la revista Diners, quien logró que los pintores fueran carátulas de su revista, y que sus obras se convirtieran en cuadros en cada ejemplar. Ojalá vuelvan al formato de los cuadros. No soy objetivo en eso porque lo extraño.

Heriberto Fiorillo, escritor, director de la Fundación La Cueva, en Barranquilla.

Julio Sánchez Cristo,

director de La W.

23

CARTAS CON SOBRE

Me conmueven, si aún es posible enviarlas o recibirlas, las cartas manuscritas, metidas en sobres, estampilladas y enviadas por correo aéreo. A diferencia de los e-mails, las cartas eran cosas. Era emocionante recibir cosas parlantes que acababan de estar en un lugar que uno no conocía, o en un lugar que tenía en el recuerdo. En la letra manuscrita uno podía ver los dedos y el rostro de aquel que quería hablarle. La forma de las letras podía incluso hacer que uno desistiera de corresponder. Lo mejor era la demora de la carta, el desfase entre el momento en que ésta había sido escrita y el presente en el que se recibía. En una carta enviada por correo postal uno leía, en el futuro del otro, su pasado. Pero había otra cosa: de alguna manera, cada carta estaba hecha para ser leída después de la muerte de su autor. Carolina Sanín, escritora.

24

LA FELICIDAD DE DAR

Es bello y a la vez extraño encontrar la felicidad en los ojos de un extraño. Con convicción he trabajado en proyectos de desarrollo social. He visto rostros de esperanza y de dolor, he visitado lugares en los que las precarias condiciones de vida de la gente son inimaginables, he tocado la palabra pobreza y he acariciado la palabra oportunidad. Pero una experiencia reveladora fue la entrega de una vivienda a un carpintero discapacitado, que perdió sus piernas por una enfermedad cuando niño y por casualidad un tío le enseñó a trabajar la madera y lo hizo durante 56 años para mantenerse él y a su madre. José Olivo, como se llama el carpintero, destinado desde su nombre a su oficio, me esperaba en la puerta de su nueva casa el día de la entrega, acostado boca abajo en una camilla, en la que se moviliza con agilidad como si fuera un antiguo carro de balineras. Me miró con la nostalgia con que mira la vida, me sonrió con una noble expresión de gratitud, y levantó su torso, sus brazos y su cabeza para acogerme en un abrazo. Arrodillada me entregué y experimenté una gran felicidad. Un contacto afectivo que transmitía en su gesto un sentido de lo que es luchar, reflejado en su voz entrecortada, una convicción profunda de que cada uno tiene su propia historia y sus propias luchas, una mirada que atravesaba las fronteras de lo conocido para darme a entender el poder de la bondad y lo sublime de la humildad. Un acercamiento sereno y contundente de lo que puede llegar a ser el dolor humano y a la vez el desafío que cada uno tiene, desde su realidad, de entender y superar los misteriosos designios de la vida. Ángela Escallón Emiliani, directora Conexión Colombia.

25

UNA FIESTA DE BESOS

Remitámonos a la tierra del gran William Wallace, la tierra de la nostalgia y la libertad: Escocia, uno de mis países favoritos en el mundo. Llegué a la gran Edimburgo para pasar allá el 31 de diciembre; esa noche, con un frío insoportable, en medio de una ciudad mágica e histórica, nos dijeron que saliéramos a la calle Princess, donde se realizarían eventos teatrales y musicales de manera abierta y pública. Allá llegamos en medio de muchísima gente. Varios kilómetros de esa calle estaban, literalmente, tomados por medio millón de personas. Ahí nos entretuvimos toda la noche hasta que llegaron las esperadas 12. Fuegos artificiales, feliz año y nos abrazamos efusivamente. Cuando de repente una mujer desconocida que venía caminando me gritó: “Happy new year!”. Se me acercó y sorpresivamente me besó en la boca. “Debió de haber sido una equivocación”, pensé, pero no. Ahí mismo llegó otra, pronunció las mismas “palabras mágicas” y también me besó. Y así otra y otra. Era el paraíso. Miré alrededor y miles de personas se estaban besando. Yo empecé a caminar, vi a una mujer que me gustó le dije “Happy new year!” y también la besé. Nunca en mi vida había visto una fiesta de besos tan impresionante y multitudinaria como aquella en Edimburgo. Besos largos, besos cortos, besos con lengua, besos sin lengua. En conclusión, un menú muy completo. Incluso hice cuentas esa noche de haber besado y haber sido besado por más de cincuenta mujeres. Las pantallas gigantes de video en la calle anunciaban “bese a un policía”. Los agentes se paraban, las mujeres hacían fila y los iban besando en la boca una por una. Esa sorpresa duró hasta las cuatro de la mañana, desde la búsqueda desenfrenada del beso hasta su agotamiento. Quería compartir el secreto de esta pócima sensorial que viví en Escocia y que sin duda sorprende y alegra la vida. Juan Carlos Ortiz, presidente DDB

Latina USA Latinamérica España.


10

EXPERIENCIAS DINERS

26

28

ESPÍRITU ROJO

Ser hincha de Santa Fe da carácter. O por lo menos eso decían en el estadio desde la primera vez que fui a ver ese equipo rojo, de mangas y pantaloneta blancas, y cuyo principal atributo es hacer de sus victorias unas grandes epopeyas y de sus derrotas situaciones cotidianas. Mi historia con Santa Fe incluye el convencimiento de que siempre es el mejor equipo del mundo, así me miren muertos de la risa los algo esnobs hinchas de Barcelona, Real Madrid, Manchester United y, ahora (así son), Manchester City. Cada vez que juega Santa Fe estoy seguro de que va a ganar, y cada vez pasa cualquier cosa. Es la historia de siempre. ¿Que Santa Fe hace muchos años quedó campeón? Eso son sólo detalles. Rafael Pardo, ministro de Trabajo.

PANTALEÓN Y LAS VISITADORAS Hacer la música de la adaptación de Jorge Alí Triana de Pantaleón y las visitadoras fue doblemente significativo. Gracias a esto nos ganamos tres premios ACE en Nueva York y un reconocimiento especial a mejor música original para un musical. Así mismo tuve la oportunidad de conocer a Mario Vargas Llosa, el autor. Nunca pensé que fuera a cenar con un nobel de literatura. Pero, además, llegar al teatro Off Broadway con tanto reconocimiento era algo que no tenía en mis planes. Sucedió gracias a Jorge Alí, que confió en mí, y quien logró que esta obra fuera un hit en la Gran Manzana, la ciudad donde todos los sueños triunfan. Andrés Cabas, mùsico y cantante.

29

LA NOCHE DEL ASOMBRO

Cuando tenía 15 años, una operación repentina de apendicitis me obligó a guardar cama durante un mes. Para mantenerme entretenido, mi mamá empezó a llevarme libros. Uno de ellos se llamaba Miguel Strogoff, de Julio Verne. Aquella noche no pude conciliar el sueño hasta no saber cómo terminaban las aventuras de aquel correo del zar. Fue la noche del asombro. Desde aquel día, recorro librerías y bibliotecas tratando de reproducir aquella sensación mágica que nos genera un buen libro. Los lectores no hacemos más que tratar de reproducir la noche mágica del asombro. Juan Luis Mejía Arango, rector de la Universidad EAFIT.

UN PARQUE PARA PONER LOS PIES EN LA TIERRA Hay un lugar al que recurro en Teherán cada vez que la frustración o la desilusión se apodera de mí. En ese momento atravieso la ciudad hacia el centro hasta encontrar un parque lleno de árboles y rosales conocido como El café de los artistas y que cada tarde se llena de jóvenes, y no sólo con aspiraciones en el mundo del arte. Una vez allí siempre hay una historia que escuchar. Mientras se toman un café o descansan después de un entretenido partido de bádminton, cuentan cómo algunos han sido expulsados de la universidad por sus ideas políticas a pesar de ser grandes estudiantes, o cómo fue su experiencia en la cárcel, o cómo están frustrados por la calidad de la enseñanza cada vez más matizada por el prisma islámico, o cómo no es imposible encontrar trabajo o simplemente cómo sus familias los acorralan contra las tradiciones, especialmente a la hora de elegir con quien casarse. De inmediato recuerdo que los obstáculos que enfrento son mínimos y que, al fin y al cabo, han sido elegidos por mí. No es lo mismo en su caso, pero aun así intentan como pueden no perder las esperanzas. Catalina Gómez Ángel, periodista radicada en Irán.

27. UN DOCUMENTAL ESPLÉNDIDO Waste Land, un documental dirigido por Lucy Walker, me conmovió. Fue nominado al premio Óscar 2011 en la categoría de Mejor documental, además de ser ganador en otros festivales de cine en el mundo. Es una obra maravilllosa que gira en torno al trabajo de Vik Muniz, uno de los artistas brasileños más importantes, y su trabajo en el Jardín Gramacho, uno de los rellenos de basura más grandes del mundo, ubicado en Río de Janeiro. La obra se enfoca en la relación de este artista con un grupo de recicladores que se sienten orgullosos de su trabajo y de la labor que hacen, ayudando al medio ambiente. Conciencia ambiental que ni los más “cultos” tienen. Toca la realidad que muchos desconocemos. Ver un grupo de personas que viven en medio del peor de los infiernos de la basura demuestra que la esperanza surge y que definitivamente otro mundo y otra sociedad son posibles, y esa, la idea del arte de Muniz, el detonador de la esperanza social. Es inspirador, conmovedor, fascinante. ¡Toca todas las fibras! En este documental se comprueba que siempre habrá buenas y nuevas historias que contar. Claudia Bahamón, presentadora y conductora de La X.

30


31. POR EL ATLÁNTICO

32. RICHARD SERRA

Un recorrido por el departamento del Atlántico que incluya visitas a la Casa Museo del poeta Julio Flórez, en Usiacurí, y al santuario a la Virgen del Morro, lugar de peregrinación en el que se percibe una atmósfera que invita al recogimiento y a la reflexión, y desde el cual se puede apreciar una de las más espectaculares vistas del mar Caribe, concluyendo en Barranquilla con las delicias colombo-árabes del restaurante Zaitún.

La exposición de escultura reciente de Richard Serra en la Galería Gagosian en Chelsea, en Nueva York, es impresionante. Este extraordinario artista construyó obras monumentales en hierro, las cuales pueden ser recorridas por fuera y por dentro. Crean en uno, como espectador, la sensación de caminar entre buques anclados o naves que todavía están en un proceso de construcción. Estas esculturas miden cuatro metros de altura por dieciocho o veinte de largo. Recorrerlas es toda una experiencia.

Ernesto Macausland, director El Heraldo.

Santiago Cárdenas, artista.

33 CIEN AÑOS EN 48 HORAS Al otro día de llegar por primera vez a París, a finales de 1967, cayó en mis manos un ejemplar de Cien años de soledad. Leí el primer alucinante párrafo de la recién publicada novela de Gabriel García Márquez y quedé literalmente pegado. ¡Qué torre Eiffel, qué Campos Elíseos, qué Louvre ni qué nada! No salí a la calle en dos días. Mis amigos no lo podían creer: “¿Qué le pasa, hombre, deje esa vaina y salga a conocer?”, decían. Pero yo estaba sumergido en el mundo fantástico de Macondo y nada me movió de ahí hasta voltear la última página. Hoy siento que nunca he aprovechado tanto 48 horas en mi vida. Dejarse seducir sin remedio por un libro es una experiencia que todos debemos sentir. Enrique Santos Calderón, periodista.

34. MI BICI TE AMA En enero tuve la oportunidad de ver My Bicycle Loves You, un espectáculo de artes escénicas que me encanta, del grupo Legs On The Wall, dirigido por Patrick Nolan. Fue en el Sydney Theatre Company (Australia). Se trata de un homenaje a una película australiana de los años veinte. Tiene elementos interesantes como proyecciones de la película, acróbatas, bailarines y multimedia. Es una belleza en conjunto, una obra muy divertida pero a su vez muy fuerte en el análisis que hace de estos personajes que habitan un bloque de residencias. Acompañada de una orquesta de jazz magistral, en el intermedio la orquesta siguió tocando y nadie se levantó de sus sillas. Aplaudo esos espectáculos que remueven emociones y son capaces de ponerme la piel de gallina, de emocionarme hasta la risa y sacarme lágrimas. Éramos unas dos mil personas y el aplauso que presencié fue de diez minutos. Una obra de artistas integrales, capaces de actuar, cantar, bailar y ser versátiles. Ana Martha de Pizarro, directora del Festival Iberoamericano de Teatro.

35

EN MEDIO DE LA TORMENTA Era un junio, salimos en un amanecer lluvioso. Una neblina densa se levantaba del río y se pegaba en los árboles más altos. La luz fue abriéndose camino con dificultad, pero la niebla no dejó pasar el sol. El motor –un pequeño Evinrude de 15 caballos– se negaba a encender. Muchas veces le dieron cuerda a la bobina para lograr que arrancara, hasta que Chispas, un santandereano forzudo y mañoso, dio en el clavo y, poco a poco, llenando de humo la canoa, la máquina echó a andar. La lluvia no cesaba. Remontábamos el río Duda, que corre entre la Serranía de La Macarena y la cordillera Oriental. Selva pura en aquella época. A mediodía el sol rompió la cortina y las nubes se alzaron a preparar el chubasco de la tarde. El río comenzaba a crecer y a rebalsarse sobre las orillas. A las tres en punto una ráfaga de viento anunció la tempestad. El cielo se oscureció, los pájaros volaban a esconderse; un trueno retumbó y dejó cargada de electricidad la atmósfera. El aguacero se nos vino encima. El río se encrespaba por minutos, la tormenta arrancaba barrancos y árboles que en las aguas se convertían en peligros mortales. A medida que remontábamos aguas más turbulentas, el motor runruneaba con mayor dificultad. Nadie despegaba el oído de su ruido ni los ojos del marinero que en la proa, armado de una vara, esquivaba troncos, recostaderos y secadales. Las ráfagas de viento y agua azotaban el río con furia, casi con odio. La canoa tendía a inclinarse en su favor. Los truenos ocultaron la interrupción del motor y la canoa se detuvo primero, para luego dejarse arrastrar por las aguas y atravesarse en el río. Así, de lado, íbamos derecho a golpearnos contra una peña que acabábamos de pasar. El marinero atravesó de un brinco la canoa, empujó al maquinista y cuando estábamos a punto de estrellarnos, jaló con fuerza dos veces la cuerda del motor sin que volviera a encender y cuando la popa tocó la roca, el tercer golpe nos sacó de una muerte segura. Nadie aplaudió, todos respiramos y en silencio amanecimos en la canoa amarrada a un gigantesco cedro macho. Alfredo Molano,

investigador, escritor y periodista.


12

EXPERIENCIAS DINERS

38

EL ECO DE UNA CENTELLA

La noche era fresca y el firmamento iluminado, y la masa de bosque y de agua que es la selva estaba muy activa. El instante del que hablo sucede en el Chocó, en el golfo de Tribugá, en un punto de imposible hallazgo que se llama Pijibá y que queda cerca de Joví. Allí estaba esa noche oyendo bramar el Pacífico y quizás esperando el paso de una estrella fugaz cuando, de un cúmulo de nubes que estaba planeando una tormenta, saltó una chispa gigante hacia arriba. No hacia abajo como los relámpagos que buscan la tierra o que buscan el agua, sino hacia arriba, hacia el infinito. Era una centella que subió y subió cielo arriba hasta que se extinguió y empezó entonces un trueno que primero fue un golpe seco que estremeció aquel mundo y después siguió un eco largo y nítido que en la majestuosidad de aquel océano y en la algarabía de aquella selva y en el misterio de ese espacio, se fue consumiendo, se fue consumiendo, se fue consumiendo. Héctor Rincón, periodista.

36. EL JAZZ COMO DEBILIDAD Mi debilidad es el jazz y siempre estoy en la búsqueda de nuevas melodías. Elizabeth Grant (Lana del Rey), una cantante nacida en Namibia, de 24 años, hija de un magnate neoyorquino y criada en Nueva York, ha sido un hallazgo maravilloso. De prodigiosa voz ronca, recóndita, de otra época y cara hermosa, deleita a sus seguidores cibernéticos con una música de influencias variadas cercana a un jazz atmosférico, medio oscuro, por momentos pegajoso, con algún toque de hip-hop y elementos retro, de sonido ambiental y cinematográfico. Aún no ha lanzado el disco. Solo podemos ver su video Games y Blue Jeans en Internet. Leonor Espinosa, chef Restaurante Leo cocina y Cava.

39

PEQUEÑAS OBRAS DE ARTE

Hace un par de años me regalaron una muestra de estampillas. Fue amor a primera vista; el reencuentro con una pasión perdida. En un instante me transporté a los tiempos de joven cuando coleccionaba “sellos”, y volví a empezar. Las estampillas son pequeñas obras de arte, cada una con su propia personalidad. Traen un mensaje cifrado sobre el pasado que sirve para interpretar la historia política y cultural de una nación. Además, los coleccionistas son una secta secreta de gente extremadamente culta e interesante, que mueve millones de dólares en búsqueda de ese elusivo espécimen postal de los que no hay sino un puñado. La diferencia con otras joyas es que estas pueden estar en un baúl, pegadas a una carta de amor o en un sobre que envió el tío rico que vivía en Europa hace siglo y medio. Hasta que un filatelista juicioso las descubra. Somos buscadores de tesoros. Gabriel Silva, embajador de Colombia en Estados Unidos.

37. LOS CERROS DE MAVICURE Fue hace muchos años, no sé si hoy el paisaje se mantenga, ojalá. Pero nunca olvidaré ir navegando en un bote por el río Inírida, selva a lado y lado, y ver a lo lejos unas moles de piedra como caídas del cielo, alucinantes, nada que ver con su entorno. Es una experiencia extraña, mezcla de hermosura y confusión, esa de irse acercando e ir cayendo en la cuenta de su tamaño, su imponencia, 100, 150, 250 metros de altura, otro tanto de ancho, una al lado de la otra, bordeando el río. ¿Cómo llegaron a formarse (¿o a caer?), esos cerros de otro mundo justo ahí? Todavía hoy, décadas después, me lo sigo preguntando. Fidel Cano, director de El Espectador.

40

CANTÁNDOLE AL NOBEL

Hace tres años fui a Ciudad de México para cantar el 20 de julio en un evento de la Embajada. Nunca me imaginé que uno de mis grandes sueños estaba a punto de cumplirse de la manera más inesperada. Y así, como si nada, dije en el carro que si algo quería yo en la vida era conocer algún día a nuestro Gabriel García Márquez. Y también así, como si nada, la entonces agregada cultural me contestó: “¿Quiere conocer al maestro? Espéreme llamo”. La respuesta fue: “Perfecto, nos esperan de siete a diez esta noche”. Todavía es el día en que no puedo creer que estuvimos en su casa, comiendo, hablando y cantando. García Márquez es todavía mejor en persona que en sus libros. Y lo mejor de todo, salimos a la una de la mañana con el corazón contento y Cien años de soledad firmado y dedicado. Fonseca, cantante.


WWW.JEANPAULGAULTIER.COM


14

EXPERIENCIAS DINERS 41. RESPIRAR ARTE La colección Inhotim, en Brumadinho, en el estado de Minas Gerais (Brasil), es un espacio campestre donde se mezclan el diseño de paisaje de Roberto Burle Marx y un total de quinientas obras de arte contemporáneo de cien artistas de treinta diferentes nacionalidades, y en el que cada obra tiene su propio pabellón diseñado para albergar las obras. Es la mezcla perfecta entre paisaje, arquitectura y arte. Gloria Saldarriaga, experta en arte.

43

42. DE RÍO A MAR DEL PLATA EN EL GLORIA En 2010, con motivo de la regata del Bicentenario de la Independencia, doce veleros de distintos países le dieron la vuelta al continente desde Río de Janeiro hasta Veracruz durante siete meses. Viajé de Río a Mar del Plata con ellos y la experiencia de recorrer los mares, en ese contexto y en esas condiciones, es única en la vida. Diana Uribe, historiadora.

EL CONTACTO DIRECTO CON EL ARTE

Hoy y siempre me doy la oportunidad de vivir las experiencias culturales en vivo o in situ. Por más interesantes que sean las transmisiones de conciertos y óperas por cine o por televisión, nada se compara con el impacto emocional y el vínculo afectivo que puede producir el contacto directo con la obra de arte. De la misma forma, ver la ilustración de una obra en un libro de arte no puede reemplazar el conocerla directamente. Es ese contacto directo lo que marcará para siempre el espíritu del espectador. Por eso, asisto y busco que los demás también asistan a los teatros y salas de conciertos, a los museos y galerías, para vivir la experiencia sublime que cambiará su manera de ver la vida. Gloria Zea, directora MamBo y Ópera de Colombia.

44

APRENDIENDO DE WINSTON CHURCHILL

La eficiencia, el compromiso y la dedicación. Eso me enseñaron los libros de Winston Churchill, particularmente la historia de los pueblos de habla inglesa en la Segunda Guerra Mundial. Es impresionante que una persona de su actividad política hubiera podido escribir una obra tan voluminosa. Las personas a veces sienten que no tienen tiempo para mucho, pero Churchill demostró que él tenía tiempo no sólo para gobernar a Inglaterra y ganar la Segunda Guerra Mundial, sino también para vivir intensamente: era un bon vivant. La organización de su vida es algo absolutamente admirable. Lo otro que es una gran inspiración es cómo se puede conseguir el éxito en cualquier labor cuando uno le pone corazón. En el caso de Churchill, él puso su corazón en sacar a Inglaterra del abismo, y lo logró. Si uno aprende eso, puede lograr cualquier cosa. Carlos Angulo, exrector de la Universidad de los Andes.

45

EN BUSCA DEL NOBEL

Desde que me enteré de que Mario Vargas Llosa había ganado el Nobel, no pude renunciar a la idea de estar allí cuando le entregasen el premio. Había escrito un libro sobre su vida y había pasado varios años hurgando en su biblioteca de Lima, entre sus amigos de infancia, en su biografía. Por eso, sabía que verlo salir del Grand Hotel de Estocolmo la noche más emocionante de su vida no tenía precio. Volé hasta Estocolmo para escribir esa historia para Paris Review y otras dos revistas, cuyos editores, cansados de mi insistencia seguramente, aceptaron mi propuesta de llegar a una Suecia bajo cero, cerca de la Navidad. Cuando Vargas Llosa apareció vestido de perfecto frac en la recepción del hotel, una turba de unos cincuenta amigos que habían viajado del Perú y España para acompañarlo, lo emboscó. Tenían banderitas en las manos. Vitoreaban su nombre como si fuera un ídolo del fútbol, mientras llovían ráfagas de flashes. Él abrazaba, apretaba manos, sonreía como un niño al que le iban a poner una estrella en la frente. Minutos después, ya frente a la televisión, se puso de pie y caminó a recibir la medalla de manos del rey. Al final de la ceremonia, su nieto menor jugaba con ella. Al volver al hotel, pasada la medianoche, y cuando el cuento estaba por terminar, entró al lobby con la tranquilidad de quien regresa del supermercado. “¿Salió divertido, no?”, preguntó a los dos periodistas que lo esperábamos. Lo dijo con sinceridad demoledora. Como si no se diera cuenta de que esa noche había adquirido el aura mítica de sus propios personajes. Se detuvo dos minutos, cruzó un par de frases y se disculpó. El Nobel tenía sueño. Ser testigo de la canonización de un escritor no es un cuento. Sergio Vilela, director editorial Área Andina Grupo Planeta.


46. EL CRUCE DE LOS ANDES AUSTRALES

47. LA FIESTA DEL ARCO IRIS

Soy de cimas, riscos y cañadas, no de olas, tormentas, ni tifones. Confieso: el agua –fuente innegable de vida– no es para mí un elemento sugerente. Quizás me llegan a emocionar algunos ríos y quebradas, máxime si provienen del deshielo en la alta montaña. Los Andes australes, en particular, me atraen como un magneto, y admito que mi máxima experiencia recurrente es cruzar por tierra esta cordillera maciza, áspera, imponente, amenazante, coronada de nieves perpetuas e inexplorada. Me tienta meterme entre sus grietas, pero me frena la sospecha de quedar atrapado entre sus garras. Ante sus vértices y cumbres (fragmentos petrificados de un vientre incandescente), siempre vuelvo a ocupar mi pequeño lugar sobre la tierra.

Si alguna vez en la vida tiene la posibilidad de ir al Putumayo, trate de que coincida con la Fiesta del Arco Iris, que realiza la comunidad inga. Es una bellísima fiesta que celebra la reconciliación y el perdón, y el espacio en el que el pueblo inga ofrece un momento de danza, colores y ceremonias para pedir perdón a través de la música. Allí, uno se reencuentra consigo mismo.

Hugo Sabogal, escritor y periodista.

Kindi Llajtu, artista.

48

50

RUANDA COMO EJEMPLO Visité Ruanda cuando todavía había muertes por el absurdo genocidio de 1994. La experiencia me llevó a una comparación con Colombia, tan parecido en su geografía, en sus productos, donde había un genocidio a cuentagotas y entendí que debíamos aprender de la experiencia ruandesa para frenarlo. Recuerdo la voluntad de salir adelante de las personas afectadas por esta locura colectiva. No se me olvida el deseo de Philomene –una joven que quedó sola y tenía la esperanza de reencontrar a un hermano que huyó– de venirse a Colombia. Le dije que estaba mejor allá, en su entorno y con la protección de la ONU. Pero jamás he podido dejar de pensar en ella y en todos los jóvenes que salieron a despedirnos al aeropuerto de Kigali. A pesar de ser una experiencia tan dura, subí al avión llorando y grabando en mi mente cada mirada y cada centímetro de tierra que se alejaba a la velocidad de jumbo que me traía de regreso a Colombia. Ana Mercedes Gómez, directora periódico El Colombiano.

CANTADA EN NY O EN BOGOTÁ

49

CAMINO MÁGICO DEL INCA

El Camino del Inca en Perú es una cosa realmente mágica. Al hacer la caminata de cuatro días para llegar a Machu Picchu te das cuenta de que esa cultura milenaria tenía una comunicación muy fuerte con el universo y que se asentaron en lugares que son energéticamente importantes. En todo el recorrido te encuentras con templos y otros sitios que te hacen sentir espiritualmente muy conectado. Se asciende más de 4.200 metros por un paso entre las montañas, y de pronto, después de cuatro días de caminar ocho o diez horas diarias, entre la bruma aparece esa maravilla excepcional que es Machu Picchu. Todas las noches, inspirado por los sitios que has visitado y el respeto que sientes por otras culturas, conversas con tus hijos y compartes con ellos todo lo mágico y fantástico que hay en este mundo. Hernán Méndez, presidente de Procafecol Tiendas Juan Valdez.

51. BOGOTÁ ES MI RESPUESTA

Desde que uno entra al teatro, La más grande historia jamás cantada lo transporta en el tiempo a un lugar nacido en la imaginación: un Jerusalén misterioso y atemporal que nos permite recorrer una travesía de la mano de un personaje llamado Jesús. La Capadocia es ese mágico lugar real, no imaginado, donde a simple vista parece que hubieran habitado duendes y gnomos, pero que en realidad fue ocupado por humanos. Recomiendo verla, ya sea en Bogotá a partir del 25 de noviembre o, por qué no, en el Rose Theater en el Jazz Lincoln Center de Nueva York, en septiembre de 2012. O mejor aún, ¡en Bogotá y Nueva York! Y también visitar ese enigmático lugar llamado Capadocia, en Turquía.

Bogotá es mi respuesta. Yo he estado en Bogotá y he visto llover. A veces una llovizna interminable que moja las losas amarillas de la plaza o la torre blanca del campanario. Que cae oblicua sobre las ramas de los pinos y los llena de mercurio y de temblor. A veces un aguacero que deja moradas las pieles y roe los dedos de los pies y pudre las encías. Pero a veces en diciembre he visto en Bogotá una mañana con el cielo curvo y luminoso. Clarísimo. Y la luz besando las hebras del pasto y las hojas de los geranios y las azaleas. Y he visto la noche de Bogotá. El sereno que me enfría las narices. Y he oído las voces y los llantos de las mujeres quebrantadas que he ido a buscar en el fondo de esta ciudad y de sus hospitales. O de aquellos hombres que esperan mudos bajo los aleros mientras en Bogotá vuelve a llover a cántaros sobre las tejas carmelitas. Mientras la neblina cae despacio desde las copas de los eucaliptos y una luna de hojalata se detiene en el firmamento oscuro.

María Isabel Murillo, Misi, directora musical.

Gonzalo Mallarino, novelista y directivo del Gimnasio Moderno.


16

EXPERIENCIAS DINERS

52

54

SON MUCHAS LAS VIVENCIAS

No es fácil seleccionar. Me voy a tomar la libertad de resaltar el impacto “placentero” que tuve en varios momentos de mi vida desde distintas perspectivas. Muchos de ellos vienen de tiempo atrás, décadas atrás para ser más preciso, y se convirtieron en experiencias imborrables. Del lado de la literatura todavía tengo la marca de la lectura repetida de Rayuela. De alguna manera el mundo de Horacio Oliveira y la Maga era nuestro mundo. Cuando pienso en la música necesariamente viene el nombre de Serrat en toda su evolución. Un gran poeta, un gran músico y una fuente de inspiración. Son muchas las vivencias gratas de viajar pero tengo que referirme a la sensación de ver y tocar el mar como la mejor fuente de energía vital. Fabio Villegas, presidente de Avianca.

55. LA MAGIA DE TOBIN COMPRAR CON UNA SERVILLETA Estaba en Colombia haciendo una inversión en hidrocarburos, cuando un amigo me dijo que querían vender Avianca y nadie la quería comprar. Miré y el problema era complicadísimo; parecía que ya estaba muerta y que no había nada que hacer. Sin embargo, decidimos presentar una oferta y ver qué pasaba. Poco después me encontré con Gabriel Silva, entonces gerente de la Federación de Cafeteros, socios principales de la aerolínea, en el aeropuerto de Houston. En pleno aeropuerto nos pusimos a negociar y escribimos los términos en una servilleta. Así compramos a Avianca. Después comenzó toda la epopeya que el país conoce del capítulo once en Nueva York. Lo impresionante fue que acordamos la venta de una de las aerolíneas más antiguas del planeta, con una simple servilleta y un apretón de manos.

Tuve el privilegio de asistir al concierto de Amon Tobin. Está claro que es músico, pero su puesta en escena va más allá de un simple placer auditivo. Creo que no hay ningún artista en el mundo que esté haciendo algo similar. Este personaje de origen brasileño lo involucra a uno en un viaje progresivo de dos horas en el que se “ilustra”, literalmente, su música electrónica a través de la tecnología de 3D mapping. En el escenario solo hay espacio para una estructura enorme de cubos blancos, que se convierte en su castillo y su pantalla. Metido en uno de esos cubos, él hace su magia. De vez en cuando prende una pequeña luz para dejarse ver y el público no para de sorprenderse. Lo único que se escucha es ¡wooow! Se trata de un viaje progresivo porque comienza con proyecciones genéricas y poco a poco las gráficas cobran vida, animadas sobre esta instalación que parece un lego blanco gigante. Resulta inexplicable en palabras. Tobin tiene un pie en el futuro. Simon Brand, director de cine.

German Efromovich, Presidente de la Junta de Avianca

53. VINO EN EL DUERO Es justo decir que tengo el lujo de trabajar en lo que más me gusta en la vida: comer. Por mi trabajo he hecho varios viajes culinarios y es el momento de evocar el último que hice. El tema principal del viaje era el vino, en un recorrido por España, Francia y Portugal. Tuve la suerte de conocer a quienes lo hacen, entre ellos a Mariano García, en su bodega de Tudela de Duero (España). ¡Este monstruo del vino hizo el famosísimo Vega Sicilia por treinta años! Pasear sus viñedos, oír sus explicaciones y luego compartir un largo almuerzo disfrutando de sus vinos íconos, Mauro VS y Terreus, fue una experiencia inolvidable. Es más, conservo la ilusión de volver a probar algún día semejantes vinos. De esos quince días de marcha quedaron varios recuerdos y uno que otro kilo de más que tendré que bajar. Felipe Vásquez, propietario grupo Takami.

56

MÉXICO LINDO Y QUERIDO

Hacer lo que a uno le gusta y que produzca resultados es lo mejor que le puede pasar a los 64 años. Estar inmerso en una cultura tan rica como la mexicana es una experiencia que trato de aprovechar al máximo. Voy a cuanto puedo, leo continuamente historia de México y quiero devorarme todos y cada uno de sus estados. Conocer a fondo su cultura, entender su particular manera de hablar y hasta de abrazar –en tres tiempos– se ha convertido en un reto fascinante y una tarea apasionante cuyos frutos ya se están viendo en el país, con la llegada de nuevas inversiones de empresarios como Carlos Slim y Ricardo Salinas. José Gabriel Ortiz, embajador de Colombia en México.


18

EXPERIENCIAS DINERS

59

LA FUERZA DE LA VIDA

El 5 de mayo de 2003 recibí la noticia de la muerte de Guillermo, de Gilberto y los militares que los acompañaban a manos de las Farc, y empecé a debatirme entre el dolor por la pérdida del hermano y el amigo, y el reto de seguir construyendo la Antioquia con la cual soñábamos. La fuerza de la vida se impuso, realicé una campaña relámpago y con el apoyo de los antioqueños ejercimos un gobierno transparente enmarcado por la voluntad de servicio, que fue calificado como el mejor gobierno departamental en el período 2004-2007 en Colombia. Cinco años después, en Nueva York, luego de seis meses de culminar mi mandato, sufrí un infarto que me enfrentó cara a cara con la muerte. En aquellos momentos sentí la soledad del enfermo convertido en otro número más en un anónimo hospital en la capital del mundo, la angustia y el amor de mi Claudia y la lejana cercanía de mi familia y amigos. Cuando empecé a recuperar la fuerza de mi corazón entendí cuánto había ganado. Otra gran lección recibida de la adversidad, crisol que da forma a la fortaleza del ser humano. Prevaleció nuevamente la fuerza de la vida. Aníbal Gaviria Correa, alcalde electo de Medellín.

WOODSTOCK EN CHAPINERO

57

CONECTARSE CON LA COCINA

Hace dieciséis años un grupo de amigos inició unas sesiones de cocina en las que el profesor, Antonio Montaña, relataba la historia de los platos al mismo tiempo que enseñaba a prepararlos. El grupo evolucionó, aprendió a cocinar y hoy día continúa reuniéndose todos los jueves del año. En cada sesión, un miembro del grupo se encarga de seleccionar el menú, comprar los ingredientes y dirigir la elaboración. Invitamos visitantes al país, ministros, funcionarios de alto nivel y presidentes de compañías. Alrededor de la cocina se desarrolla un diálogo ameno, constructivo y ágil, sin dejar de lado momentos jocosos y sentimentales. El grupo se autodenomina Logia Gastronómica, tiene una página web que publica las recetas y las crónicas de cada sesión. Llegar del trabajo y cambiar el traje ejecutivo por blusa y delantal de chef implica inmediatamente una desconexión de los problemas y acontecimientos profesionales. Es una transformación anímica y espiritual.

Nunca podré olvidar las funciones de media noche de Woodstock en el teatro Americano o en el antiguo teatro de La Comedia, donde los hippies trasnochados de finales de los años setenta nos trasnochábamos para revivir en 35 milímetros la historia que nunca vivimos. Tres días de música, paz y amor resumidos en dos horas de bochorno. La gente cantando bajo techo “No rain, no rain”, espantando ese monumental aguacero que solo mojaba pantalla, fumando marihuana a la par que los de la película para que las dos nubes de humo se juntaran. Karl Troller, periodista.

60

Mario Hernández, empresario.

58. LA FINAL DEL ROLAND GARROS La experiencia más inolvidable ha sido mi participación en el Roland Garros 2011, mi más grande logro en mi carrera profesional, que me permitió avanzar significativamente en mi escalafón de dobles de la ATP. Durante este torneo todo salió perfecto. Estaba en una de las ciudades que más me gustan, el clima era ideal, se dio la oportunidad de ser la pareja de Eduardo Schwank, de quien soy amigo hace años, pero sobre todo, encontramos ese equilibrio, confianza y comodidad que nos ayudó a ganar hasta llegar a la final. Eso, en un torneo como el Roland Garros, es ver el resultado de años de dedicación, de crecimiento no solo en la cancha sino también personal, de perseverar y luchar por lo que tanto he trabajado. Por eso la satisfacción de haber entrado esa tarde a esa cancha, con el compañero que tenía y a quienes teníamos que enfrentar. Una experiencia que me fortalece para cada día seguir trabajando fuertemente, sacando a brote mis fortalezas y luchando para que emociones como estas vuelvan y se repitan, dejando muy en alto no solo el nombre de mi país sino también llenando de orgullo a las personas que año tras año me han venido apoyando. Juan Sebastián Cabal, tenista profesional.

61

PENSABA QUE ME IBAN A CAGAR LAS PALOMAS

En el barrio Santa Isabel de mi pueblo, que ayudé a construir hace casi 25 años cuando fui alcalde por primera vez, resolvieron bautizar un parque con mi nombre y, con mucho esfuerzo, hicieron una colecta para pagar un escultor aceptable que hiciera un busto mío. El día que descubrieron el busto dije en tono fuerte que ahí quedaba el busto para el único oficio conocido de las estatuas: que lo cagaran las palomas. Como que me oyeron porque, pese a que el barrio está en los extramuros de Tuluá y no es ruta para entrar o salir de ninguna parte, en una noche de Halloween se citaron los muchachos de las nuevas cochadas y en número mayúsculo, que más parecía una horda vikinga, llegaron hasta el parque y, como en las películas de ficción, enlazaron el busto, lo tumbaron y lo destruyeron a mazo y garrote. Ese día supe que la vanidad siempre tiene castigo y que me había equivocado autorizando que hicieran el busto estando yo vivo. Gustavo Álvarez Gardeazábal, escritor.


62. LA COPA LIBERTADORES Y SU HIJO Dos hechos marcaron mi vida. En 2001, el nacimiento de José Fernando, mi hijo, y en 2004, el triunfo en la final de la Copa Libertadores, cuando quedamos campeones de América con el Once Caldas. Ambos instantes me llenan de alegría. El primero, porque José Fernando ha sido el amor de toda mi vida y a quien yo he tratado de dedicar el mayor tiempo posible y estar con él a cada instante. Y la Copa Libertadores, porque era la plataforma de lanzamiento para darnos a conocer y para demostrarle a todo el continente el buen fútbol que hacíamos, cuando nadie creía en nosotros. El país entero celebró. Luis Fernando Montoya, técnico campeón Copa Libertadores.

63. MORDIENDO LA MANZANA Hacía frío, ya el invierno se había instalado en el norte del continente americano. Vivía hacía varios años en el estado de Maine, arriba de Boston, en límites con Canadá, en donde estudiaba arquitectura naval y tenía por casa un velero, en el que permanecía hasta que el frio me obligaba a buscar refugio. Durante el verano conocí un navegante danés que daba la vuelta al mundo en solitario en un velero muy famoso que no alcanzaba los nueve metros de largo. Me invitó a seguir con él su viaje hacia el sur. Yo había navegado la costa este de Estados Unidos, pero nunca había ido a Nueva York. Llegamos en medio de una tormenta, en pleno invierno. Acercarse en una embarcación a los rascacielos de esta ciudad, que se han visto tantas veces en postales pero nunca en vivo y en directo. Es como darle de entrada un gran mordisco a la manzana. Una experiencia memorable e irrepetible. Roberto Laignelet, arquitecto naval.

64. LAS POZAS, CERCA DE XILITLA, MÉXICO El jardín de escultura surrealista de Las Pozas, escondido entre las montañas de la jungla mexicana, construido hace más de cuatro décadas por el excéntrico artista inglés Edward James. En un terreno, que habitaba entre estadías en Europa y Estados Unidos, de 320.000 m2 metido entre las cascadas y pozos naturales, él creó su sueño de esculturas monumentales de concreto, que incluían estructuras como “Escalera al cielo”, “Casa en tres pisos que en realidad tendrá cuatro o cinco o seis” y “Palacio de bambú”. Veintiséis años después de su muerte el sitio ha ido quedando en ruinas. Desde el 2008 una fundación se encarga de su conservación, la naturaleza cada vez se mezcla más con la escultura, pero eso no le quita su encanto. Por el contrario, le suma a la sensación de haberse encontrado en la realidad con un mito, un sueño. María Paz Gaviria, historiadora del arte y coleccionista.

65

66

DESDE LA PAZ HASTA MACHU PICCHU

Corre el año de 1996. Viajo de Bogotá a La Paz (Bolivia) y de ahí al lago Titicaca, el más alto del mundo. De ese lugar me desplazo hasta llegar a Puno (Perú), en la frontera, y emprendo un recorrido de doce horas hasta Cuzco, una ciudad mágica donde se hace rafting, ciclomontañismo, se visitan bares, restaurantes y acude gente de todo el mundo. De ahí parte una caminata de cuatro días (mascando hoja de coca, para soportar la altura de 4.200 metros), ocho horas diarias, para cruzar las montañas más impresionantes de los Andes. El último día llego a la Puerta del Sol, donde los rayos pasan a través de una puerta e iluminan Machu Picchu. Siento una energía que me hace volar. Machu Picchu, crea o no en las energías, las transmite apenas se llega a este hermoso lugar. Lolo Sudarsky, gemólogo.

VIAJAR Y REFLEXIONAR

ME GUSTA LO DE AYER

Para quienes somos viajeros consumados, viajar es la mejor manera de aprender. Es nuestra manera de divertirnos. Difícilmente comprendemos una vacación de playa o repetimos lugar. La aventura está en el destino y en llegar, en la incomodidad, la sensación de lejanía y en cada una de las anécdotas con las que regresamos. Cada viaje abre nuevos horizontes, plantea nuevos retos y nunca nos negamos destino alguno. Celebramos la grandeza de la humanidad o nos avergonzamos de su vileza: su capacidad de colonizar selvas y picos nevados, de adaptarse a desiertos y a tundras, de hacer la guerra o la paz. Nos maravillamos con colores, sabores y olores, apreciamos lo bueno y lo malo de cada cultura, religión y sociedad. Los viajes nos abren los sentidos, nos hacen críticos, rediseñan nuestras vidas, nos enseñan a compartir con el amigo y el enemigo, nos permiten ver la cara y el sello de cada momento, nos hacen cambiar de parecer o sustentar mejor nuestros gustos y pasiones. Los viajes nos definen. Como hace poco, que visité el reactor de Chernóbil (Ucrania) y evidencié la devastación que aún se ve en el pueblo de Prípyat; un intenso momento para la reflexión.

Estoy en un momento de la vida en que lo que más me pudo maravillar me sigue maravillando pues pendo del milagro del minutero. Lo que me gusta hoy me pasó ayer, cuando miraba La rosa púrpura del Cairo, que me mostraba Vanesa, en tanto me leía El malogrado, la extraordinaria novela de Thomas Bernhardt, y escuchábamos el piano de Glenn Gould interpretar las Variantes Goldberg, de Bach, pues el tema del libro es la envidia de dos amigos por el virtuoso. Y al mismo tiempo escanciábamos unas gotas de ron Brugal que traje de Santo Domingo. Y si esa pregunta me la hacen mañana, contestaré lo que va a pasarme hoy, contemplando la misma rosa con otra luz, escuchando del libro unas páginas adelante y saboreando el resto de la botella. Pero ni Vanesa ni yo seremos los mismos.

Jack Goldstein, viajero, presidente de Lancaster House.

Jota Mario Arbeláez, poeta nadaísta.

67


20

EXPERIENCIAS DINERS 68. EL PODER DE LA IMAGEN

72. POR PLACER, Y POR PRIMERA VEZ

Era una mañana de otoño en Nueva York hace muchos años. Caminaba por Madison Avenue cuando, al frente, veo dirigiéndose hacia mí a unos niños muy alegres, bonitos y bien vestidos. Pensé: la mamá debe de ser una mujer muy atractiva. Levanté la mirada y ¡me llevé una gran sorpresa! Era una amiga mía que hacía muchos años no veía. Venía conversando con su mamá. Me alegré muchísimo de verlas, alcancé a pensar que mi amiga estaba muy bien y su mamá seguía siendo la mujer elegante, distinguida con estilo y clase que recordaba. Me invadía una alegría indescriptible a medida que se acercaban. A muy pocos pasos de distancia dejé que la alegría del reencuentro se manifestara. Me lancé a abrazarlas. Ellas, al ver mi entusiasmo, entraron en shock, dieron un paso hacia atrás, distanciándose, agarrando a sus hijos y preguntándose quién podría ser ese señor. Era Jackie Onassis y su hija Carolina Kennedy con sus hijos de regreso del parque. Las vi tan familiares, comunes y corrientes que las confundí y pensé que eran parte de mi vida, amigas del alma. A los pocos meses falleció Jackie, “mi amiga”. Caminé por la misma calle recordando ese episodio. Apenas comenzaba el verano en la Gran Manzana.

No hay como la primera vez. Nunca se olvida, y los recuerdos van mejorando la realidad con el paso de los años. Las segundas, las terceras, las que siguen, no pueden ser iguales. Mi primera carrera de fondo fue en París, en octubre de 1997: 16,4 kilómetros desde la torre Eiffel hasta la puerta del Palacio de Versalles. El recorrido, bajo un cielo azul irrepetible, tiene subidas duras que se alivian con el goce de mirar los árboles ocres, amarillos y rojos del otoño. La energía desenfrenada a la salida, antes de iniciar la carrera, alcanza para cubrir la distancia, y sobra para comprar una felicidad desbordada en la meta. Aprendí que sí podía, que correr no es una disciplina sino un placer. Que el esfuerzo paga y que un control al comienzo se puede convertir en una euforia al final. Después de esa carrera he participado en decenas más, con longitudes, recorridos y paisajes variados. Todas han sido un placer pero ninguna fue, ni podría ser, como la primera. Rodrigo Pardo, periodista.

José Ignacio “Mono” Casas, asesor de imagen.

69

¡LLEGÓ MARÍA!

El médico me entregó una bata, un gorro y unos guantes. Me dijo que había llegado la hora. A pesar de que nos habíamos preparado para ese momento, me temblaron las piernas. María estaba a punto de nacer. Tomé la mano de Marthica, le di un beso en la frente, nos encomendamos a Dios e inició el trabajo de parto. Fue muy rápido, pues María venía afanada por llegar a este mundo. El nacimiento es sublime; es el milagro de la vida. A los pocos minutos, el doctor me la entregó. Se me escurrieron las lágrimas de la felicidad. Miré fijamente a María. La niña estaba serena, tranquila, se veía feliz y aunque dicen que los recién nacidos no se ríen, mi testimonio de padre primíparo fue distinto: todavía creo que María me saludó y me sonrió. De lo que sí estoy seguro es de haber visto a Dios a través de sus ojos azules. Juan Lozano, senador.

RECORDANDO A LUCY TEJADA Ahora que la maestra Lucy Tejada ha fallecido, la recuerdo con insistencia. Vivió en Cali y su nombre fue cobrando más y más importancia con el paso de los años. Cuando estuve a cargo de la Secretaría de Cultura de Cali y de Proartes era un emblema en mi ciudad natal. Esta dibujante, muralista e investigadora fue una de las pocas mujeres que logró un lugar al lado de los pioneros del arte moderno en Colombia y se mantuvo activa e independiente por décadas insistiendo en cultivar, a través de su obra, el respeto por la naturaleza, que ella veía como la medida armónica del universo. Su obra conmueve.

70

Mariana Garcés, ministra de Cultura.

71. LA NOCHE DE HALLOWEEN Halloween es noche mágica, en la que el inconsciente de todos, y de cada uno, se devela. Llegan las gatas salvajes, las vírgenes, las enfermeras fatales a revivir enfermos terminales, las medusas con sus tentáculos voraces, las hadas, los gnomos, los reprimidos que ese día hacen su sesión psicoanalítica y de un solo tajo se vuelven diablos, los lunáticos, los faunos en su laberinto. Yo, por mi parte, cumplí con el vaticinio de mi esposo: “Qué voy a hacer con una esposa que quiere ser de veinte y una hija que quiere ser de cincuenta”. Pues fiel a ese pronóstico, me disfracé de chica sexy con una peluca mona de pelo largo y bailé como una mona sexy; mi hija se vistió de un joven con un bigote incipiente y sólo recibió la mano de saludo. Al otro día, ella tenía otra fiesta: prefirió vestirse de secretaria sexy y ya no le dieron la mano: le querían tomar el pie. Stella Ramírez de Jaramillo, Andrés Carne de Res.

73. EL GRAN PREMIO DE MÓNACO Una de las experiencias que se quedarán siempre en mi memoria fue la de haber ganado el Gran Premio de Mónaco en el año 2003. La emoción fue muy grande, viví un gran momento, sobre todo porque Williams, el equipo con el que corría en ese entonces, llevaba veinte años sin ganar una carrera. Otra de las cosas que lo hizo superespecial fue el haber recibido el premio de manos del príncipe Rainero, pues fue el último que entregó. Creo que jamás olvidaré ese momento y la emoción que sentí por haber alcanzado un logro tan grande profesionalmente y haber dejado en alto el nombre de Colombia. Juan Pablo Montoya, piloto de la Nascar.


22

EXPERIENCIAS DINERS 76. MYKONOS, DESTINO ROMÁNTICO Hace dos años fui a Grecia con mi novia. La primera parada fue Atenas, un lugar inmensamente cultural, lleno de secretos guardados. Conocer y entender esa cultura era uno de mis sueños. El viaje continuó hacia Mykonos, una isla encantadora, romántica, llena de vida y al mismo tiempo de tranquilidad, que era lo que buscaba en esos días. Fui en noviembre en pleno otoño y en plan de descanso y relajación. Aunque me gustaría volver en verano, ha sido uno de los viajes más increíbles que he hecho. Alejandro Falla, tenista.

74

RECETAS MODERNISTAS

Una experiencia que recomendaría es leer Modernist Cuisine, un nuevo libro de cocina escrito por Natan Myhrvold, exdirector de desarrollo de Microsoft (imagínese el calibre de genio), que se retiró de la compañía y se dedicó a escribir este libro de cocina de seis tomos y más de 2.000 páginas. Es la mejor obra de cocina que se ha escrito desde la guía culinaria de Escoffier y, aunque tiene un enfoque científico, está muy bien ilustrada, lo que ayuda a entender toda la parte técnica mucho mejor. Aunque dispongo de muy poco tiempo libre, me lo estoy devorando. La receta de la hamburguesa al vacío y la de las papas ultrasónicas son una revelación. Jorge Rausch, chef.

77

LA CIUDAD PARA CAMINAR

Saborear un buen café en Bogotá y caminar la ciudad. Decidí vivir en ella a raíz de una visita que hice hace siete años. Ahora la camino y disfruto su agradable clima, que hizo que fuera perfecta para mí y mi esposa, al igual que disfrutar de los parques con los niños. Aunque parezca extraño para algunos, no es tan común en otras ciudades del mundo que han sido canibalizadas por el concreto y el vidrio. Caminar es una buena costumbre que se hace placer, y más aún cuando se llega a un sitio que evoca el ambiente perfecto para degustar del mejor café del mundo, el colombiano. Además, los habitantes de Bogotá tenemos una oferta cultural y gastronómica de talla mundial que cada día compite por mejorar. Adrián Peláez, gerente de Silverex.

78. VER LA TARDE CAER Isla Fuerte, en Bolívar, encierra la magia del silencio que da paz. Aunque quizás tenga el mismo mar y el mismo cielo que cualquier otra playa aledaña, su carácter virgen logra asombrar. Con alojamiento en cabañas austeras pero cómodas, sin televisión ni aparatos que lo alejen del contacto con la naturaleza, el plan es bucear y realizar caminatas ecológicas para conocer sitios como el árbol que camina, la cueva de Morgan y el pueblo en el que habitan costeños felices que, sin afanes en la vida, disfrutan de su oficio pesquero y una fría cerveza mientras ven la tarde caer. Beatriz Helena Álvarez, presentadora.

75. LOS PERSONAJES EN BOLONIA En la universidad más antigua del mundo, la de Bolonia, tuve cercanía con algunos de los más destacados protagonistas de la vida política y académica. A finales de los años ochenta e inicio de los noventa, conocí a grandes juristas que hasta entonces solo conocía en gruesos tomos empastados: desde don Eduardo García de Enterria hasta Antonio Lapergola. Nunca olvidaré la conmovedora ceremonia de otorgamiento del honoris causa, en Bolonia, al gran líder Alexander Dubcek, quien pocos días después falleció en un accidente de tránsito. En esa oportunidad pude ver cara a cara al rey de España, figura esencial en la transición democrática española, a Mandela, Sor Teresa de Calcuta, Papandreus, Alfonsín al lado de Niklas Luhman, Norberto Bobbio, Noam Chomsky, Riccardo Muti, el director de orquesta o Lucio Dalla, cantautor, para citar tan solo algunos nombres que fueron llamados a esa gran fiesta de la civilización. Sandra Morelli, contralora general de la nación.

79

VER LO QUE ESTÁ DETRÁS

Siempre he sido una persona con muchos pasatiempos. He descubierto que en todos, desde la aviación y la astronomía hasta el ajedrez y la fotografía, las cosas más diversas se conectan para enseñarnos hábitos profundos. La fotografía, por ejemplo, me ha enseñado a ver. En el proceso de aprender fotografía es necesario desarrollar una sensibilidad mayor que el contexto, y apreciar cosas que antes “no veíamos”. La luz, la composición, los detalles, lo que está detrás de las cosas. Eso inevitablemente termina transformando cómo se ve todo. Ahora, en el trabajo y con la gente tengo una perspectiva diferente, y no solo veo lo macro, sino que lo micro también adquiere importancia. Jorge Silva, gerente general de Microsoft Colombia.


80. AZUL Y MÁS AZUL

81. LA CASA DE HUÉSPEDES

Pocas cosas lo conmocionan a uno estéticamente como para sacar una lágrima, no por la historia sino por su belleza particular. Y eso hizo la película Azul, de Krzysztof Kielowski, la primera vez que la descubrí. Y si tuviera que llevarme objetos al cielo, esa cinta de seguro estaría conmigo. No sólo porque quedé locamente enamorado de Juliette Binoche por su hermosura y su actuación, sino que me enfrenté por primera vez a un genio y un poema cinematográfico. Esta clase de películas se hacen cada cien años y Azul, para mí, es una de ellas.

Después de recorrer en Cartagena la Casa de Huéspedes Ilustres de Colombia con el reconocido historiador y crítico inglés Kenneth Frampton, éste se quedó mirándola bajo el fuerte sol del trópico. Mientras leía con Rogelio Salmona los sorprendentes comentarios de famosos visitantes sobre su proyecto, vi que Frampton seguía afuera observando la casa y salí a ver qué le pasaba. “It is like the Kimbell Museum, but even better (es como el Museo Kimbell, pero aún mejor)”, me dijo, refiriéndose a uno de los diez edificios más importantes del siglo XX, ubicado en Fort Worth, Texas. Conocer esta obra maestra en Cartagena, aun cuando sea en fotos, es una experiencia que vale la pena vivir.

Jairo Carrillo, director de cine.

Benjamín Barney, arquitecto.

IR A L’HOTEL Estuve en L’Hotel hace diez años por recomendación de un amigo. Es uno de los hoteles más famosos de París, y está ubicado en el Barrio Latino, en la calle de las Bellas Artes (Rue des Beaux-Arts). En el siglo 19 se alojó allí el escritor Óscar Wilde hasta el día de su muerte. Además, en cada habitación reposan obras de arte de famosos artistas europeos. Es bello y elegante, y se complementa en el mismo espacio con Le Restaurant, que cuenta con una estrella Michelin. Jean Claude Bessudo, presidente de Aviatur.

82

83

EL MARAVILLOSO PRESENTE

84

LA RIVIERA MAYA

Cancún (México) es uno de los destinos más completos del continente. Esta ciudad se ha convertido en la cuna de visitantes de diversas regiones debido a las opciones turísticas que representa: naturaleza, gastronomía, folclor e historia de la cultura maya. Pero más allá de eso, la Riviera Maya me impresionó por su moderno desarrollo turístico a lo largo del Caribe, extendido por más de 130 kilómetros, con varias estaciones obligadas, como Playa del Carmen, Puerto Morelos, Tulum y por supuesto Cancún. Ahí están algunas de las playas más hermosas del mundo, que combinadas con una impresionante estructura hotelera cinco estrellas garantizan días de playa inolvidables. Enigmáticos sitios arqueológicos, como Chichén Itzá, majestuosa construcción maya declarada como una de las siete maravillas del mundo; parques acuáticos y temáticos como Xcaret, el parque eco-arqueológico más famoso del mundo, son toda una experiencia de vida. Sin embargo, lo que más me impresionó fue la forma en que allí la naturaleza se adapta, mientras conserva su belleza y majestuosidad. Este mágico y paradisíaco escenario es el ideal a la hora de pensar en vacaciones en familia: hay planes de interés para todas las edades, géneros y gustos. La hospitalidad y la calidez de los pobladores hacen que uno se sienta como en casa y quiera regresar pronto. Roberto Junguito Pombo, presidente Copa Airlines Colombia.

Ya en la madurez de la vida me sucedieron dos hechos, ligados uno al otro, que me han cambiado en forma radical. El segundo día que hice yoga vi a una mujer hermosa, de mirada directa y profunda. Los días fueron pasando y descubrí que además esa mujer es clara, tierna y firme. Así, fui conociendo una forma de amor centrado e integral. Paralelamente el yoga me permitió acceder a otras formas de conocimiento que han modificado mis maneras de trabajar, vivir y relacionarme con el mundo y los otros. Ando en el camino de entender que yo no soy mi mente, que me ha gobernado tanto tiempo, ni las preocupaciones creadas por ella, y que uno es mucho más que la actividad que desempeña en la vida o el lugar que ocupa en la sociedad. Que el ego y los miedos nos llevan a vivir anclados en el pasado o en el futuro, y son impedimentos para vivir con valentía y humildad el maravilloso presente, que es aquí y ahora.

Un libro que logró conmoverme fue Por qué caminar si puedes volar, de Isha, una gurú australiana, reconocida mundialmente. Este libro hay que leerlo porque llega con la verdad al corazón y habla de que todo lo que hemos buscado siempre ha estado esperando por nosotros en lo profundo de nuestro ser.

Guillermo González Uribe, director revista Nùmero.

Andrea López, actriz.

85. LIBRO DIRECTO AL CORAZÓN


24

86

EXPERIENCIAS DINERS LA CIUDAD DE MÁRMOL Siria. A ojo cerrado. Crecí oyendo a mis abuelas y bisabuelas hablar de una ciudad fantástica llamada Maaloula. A su capital, Damasco, la ciudad más antigua del mundo, llegué porque de ahí eran mis ancestros y quería conocer mis orígenes. Así que primero visité sus mezquitas y me impresionó que fuera un país barato en el que todos se deleitan por atender a la gente, en donde sin conocerte ni hablar tu idioma te invitan a su casa. Visité el Zoco, el mercado, que fue una experiencia alucinante, porque me hizo caer en la cuenta de la relación profunda de nuestra cultura con lo árabe. Era como estar en el mercado de Lorica: los vendedores, el regateo, todo era igual, salvo el idioma. En el centro de Damasco están los restos del templo Júpiter, y a dos horas de allí se encuentra el pueblo de Palmira, donde abunda la palma del dátil. Me impresionó el templo de Baal, más antiguo que la mayoría de lo que conocemos de este lado del mundo. Monté en camello. Y al final, por fin llegué a Maaloula y conocí a mis parientes. El pueblo, beige, está hecho en mármol y abundan las cavernas. Mágico. Bellísimo. Un retorno a mis orígenes. Adriana Lucía, cantante.

ESCUCHAR THE MILLS

87

El álbum Guadalupe, del grupo colombiano The Mills, es una nueva propuesta con un enfoque universal. Cada una de las diez canciones del disco tiene una razón de ser, ya sea por su letra, por su carga sentimental o por sus historias con las cuales cualquier persona se puede identificar. Además, contó con la participación del productor Jay de La Cueva, quien le imprimió un sello único. Por esa razón, después de mucho buscar, nos quedamos con ellos para un proyecto: por su propuesta internacional, su proyección y su calidad. Ahora es nuestro símbolo en Latinoamérica. Y suenan muy bien. Carolina Franco, gerente Absolut Colombia.

89. LA BAHÍA MÁS LINDA Cuando era chiquito mi papá nos llevaba de paseo en carro. Después me casé con Inés María Zabaraín y soy samario por adopción. En Santa Marta paso momentos increíbles con mis hijos. No hay cosa más rica que la playa de Santa Marta y la brisa que llega de la Sierra, esa mezcla única en el mundo. Recomiendo todas sus playas, desde El Rodadero hasta la más solitaria. Las fiestas del Mar son una buena ocasión para ir y nosotros recibimos allí el año nuevo en familia. Por todos los momentos, lugares, y lo que ofrece, para mí es el lugar ideal. Jorge Alfredo Vargas, presentador.

91

88. EL LIBRO DE LOS AMORES DIFÍCILES Siempre me emociona leer El amor en los tiempos del cólera, de nuestro premio nobel Gabriel García Márquez, porque me transportó al lugar y a la época de la narración como ningún otro libro lo ha hecho. Cuando lo terminé de leer, lloré, pero no por el final, sino porque quería seguir viviendo en medio de este relato extraordinario. Alejandra Sandoval, actriz.

90. MI HIJA PERLA Cuando quedé embarazada de mi primera hija, era mi esposo el de la idea de tener hijos, algo que yo ni siquiera consideraba. Sin embargo, con el embarazo me fui animando. Cumplidas las cuarenta semanas, el bebé no daba señales de salir. En lugar de una inducción tradicional con pitocina, mi médico me dijo que era hora de probar la auriculomedicina. Yo nunca había oído la expresión ni sabía lo que era. Llegué con mi marido al consultorio del doctor Jorge Carvajal en Medellín, especialista en tratar enfermedades a través de agujas en las orejas, me puso dos en ambos oídos y dijo que con ello empezaría el trabajo de parto. No le creí y me sentí como una idiota. Ese día a las cinco de la tarde empezaron las contracciones. Pasé toda la noche con dolores de parto, en cuatro patas, mientras mi marido dormía plácidamente. A las tres de la tarde del día siguiente nació Perla. Habíamos llevado un overol rojo pues no sabíamos el sexo del bebé. Se la mostraron a mi marido, que vio un diablo vestido de rojo, con el pelo parado negro y mojado, los ojos azules y completamente alerta. Desde ese día fui enteramente feliz. Soñaba con mi hija y ella llenó mi vida. Ha sido el único momento de mi vida en que no tuve una preocupación y disfruté de total felicidad. Fanny Kerztman, exdirectora de la Dian, radicada en Estados Unidos.

LA SALA ELSA CARIDI

El colorido y la magia del Carnaval de Barranquilla me contagian cada año, al igual que la historia de cada disfraz, las máscaras, la música y las danzas, que me sumergen en un fantástico recorrido por la celebración cultural más alegre de Colombia. Pero hay un lugar, una casona en el Barrio Abajo, donde el espíritu e ímpetu del Caribe invade cada uno de los rincones. La Sala Elsa Caridi. Es en esta edificación, en esta joya arquitectónica, donde más palpita Barranquilla. Carla Celia Martínez, directora Fundación Carnaval de Barranquilla.


92. ENCUENTRO DE CUENTEROS EN BUENAVENTURA Siendo apenas una adolescente mi padre me llevó a un encuentro de cuenteros en Buenaventura. Fueron tres mágicos días con sus noches, que han quedado grabados en mi alma como un sello de ilusiones. Cómo olvidar aquellos octogenarios artesanos de la palabra que hacen parte de la tradición más antigua de la humanidad y que a través de la oralidad sembraron en mi conciencia la consigna de que todos tenemos algo importante que contarle al mundo. No sé si ese evento todavía se realiza, pero sí sé que escucharlos es una hermosa aventura. Quien no los haya escuchado, le recomiendo que vaya al Pacífico y los busque. No se arrepentirá.

93

94

Andrea Buenaventura Borrero, directora Fundación Delirio.

UNA AYUDA DIVINA DÍA POR LA PAZ EN NABLUS, PALESTINA

Una vez fui invitado como jurado a un Festival de Cine para niños y jóvenes en Sandess, Noruega. Tomé mi avión en Cartagena y llegué a Bogotá para hacer la conexión a Caracas y volar a Noruega. Al llegar al mostrador de una aerolínea, cerraron el vuelo por sobreventa. Tal era mi desesperación que me acordé del pasaje de la Biblia (Lucas 18:35-43) de un ciego que quería recuperar la vista y se puso a gritar “Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí”. Todo el mundo le dijo que no lo molestara pero él insistió hasta que Él lo escucho y le devolvió la vista. Veía mis posibilidades de viaje muy remotas pero hice lo mismo. Entonces me llamó la señorita del mostrador y me dijo: “¿Quiere irse? Tome este pasabordo. Si el capitán lo deja entrar, se va”. Fui repitiendo la frase hasta la entrada del avión. Le mostré el pasabordo al capitán y me dijo “Entra”. Me senté en la silla de la azafata. Yo le creí a mi fe en Jesús.

Nunca imaginé que iba a estar en Nablus (Palestina), una ciudad marcada por la violencia por diferencias religiosas. Viajé con otros 1.200 estudiantes del Centro de Kabbalah. Juntos fuimos a plantar una semilla de paz. En la plaza central me uní a un abrazo extenso con judíos, musulmanes, católicos, budistas y ateos de todos los rincones del mundo. Pensé que lo bonito de estudiar Kabbalah es que uno aprende a dejar las diferencias de lado, no por un minuto –como se suele decir–, sino día a día. Pedí porque toda esa energía fuera a Colombia, para que pronto superemos lo que nos divide y aprendamos a tratarnos con respeto y dignidad.

Gerardo Nieto, director de Fundación Festicinekids.

Carolina Pastrana, periodista radicada en Londres.

95. ADRENALINA AL MÁXIMO EN ORLANDO Una experiencia que recomiendo es ir a las montañas rusas en Orlando y Tampa para poder entender y aprender a controlar la adrenalina cuando corre por el cuerpo en los momentos de vacíos y presiones en diferentes direcciones. Las ideales, para mí, son Manta y Kraken, en Sea World (Orlando); Cheetah Hunt y Sheikra, en Busch Gardens (Tampa) e Incredible Hulk y Dueling Dragons, en Islands of Adventure (Orlando). Si con esta actividad no es suficiente para aprender a manejar las emociones adversas, entonces recomiendo correr una maratón o recorrer 300 kilómetros en bicicleta. Andrés Sanabria, presidente de Alive Coaching.

96. VOLVER AL SENTIMIENTO Volver a lo emocional. El ser humano no puede vivir escindido del origen primario de todas las cosas y de todo lo que sucede: sus sentimientos. La gente busca la literatura, las noticias y los medios para tratar de explicarse por qué vivimos. Buscamos causas y efectos. Todo el contenido social del individuo es básico, como el sistema binario. Por eso me interesa abstraer el sentimiento. Catalina Ortiz, artista.

97. EL MEJOR VINO Louis M. Martin del valle de Napa, cosecha 2007, cepa cabernet sauvignon. Mi cuñada vino a visitarnos desde Atlanta y en el avión compró este vino que es, sin exagerar, el mejor que he tomado en mi vida (sin ser ostensiblemente costoso, debió de costarle unos 70 dólares). Ya saben que el vino depende de muchos factores que van desde la compañía hasta la ocasión. Lo destapamos una noche y lo disfrutamos con mi esposo y un par de buenos amigos. Los cuatro coincidimos en que estaba genial… La mala noticia es que no se consigue en Colombia. Adriana Vega, directora Vega & Jaramillo.


26

EXPERIENCIAS DINERS

98

ADIÓS SEDENTARISMO

Colombia tiene un alto índice de enfermedades crónicas. Quisiera convencer a todos los colombianos de hacer mínimo de ocho a nueve horas de ejercicio semanal para evitar el sedentarismo, el azúcar alto y la hipertensión. Y decirles que no hay mejor lugar para tener una actividad física que cualquiera que tenga cerca: la casa, el patio o la calle. Que el sitio no sea excusa para no salir. Hay que tener actividad física. Colombia economizaría miles de millones en salud si sus habitantes hicieran ejercicio. Estoy convencido de que la paz de Colombia se logra a través de la actividad física. Con un solo balón, por ejemplo, movemos a veintidós personas. Jairo Clopatofsky, director de Coldeportes.

EL JARDÍN DE ESCULTURAS

Uno de mis lugares favoritos en el mundo es el Jardín de Esculturas del MOMA en Nueva York. Es un espacio mágico que se genera entre las diferentes instalaciones que van apropiándose del lugar con cada temporada del museo. Desde el Wish Tree de Yoko Ono hace unos meses, hasta los siempre presentes Mil y un deseos que reposan en forma de monedas en sus fuentes, todos sus detalles crean un aura plácida e inspiradora, en medio de un espacio pensado para romper las barreras de la observación del arte. Isabel Henao, diseñadora.

100. EL NUEVO NOBEL

101. LAS SORPRESAS DE LA CICLOVÍA

El Nobel Tomas Tranströmer es signo de que la poesía aún irradia su misterio en el mundo. Me estremece también Orientalismo, libro de Edward Said, con su agudeza al analizar la “creación” teórica de dos bloques, Oriente y Occidente, supuestos rivales eternos. Él niega que toda diferencia implique hostilidad. Ahonda en la historia y los imaginarios de los pueblos de los bloques. Nos ilumina con la realidad y complejidad del multiculturalismo. Aún mayor en Oriente, reducido frecuentemente al arabismo, al semitismo, al islamismo o al budismo, tan distintos en esencia y acción. Libre como pocos, Said nos invita a salir del manido “choque de las civilizaciones” e imaginar una humanidad de “civilizaciones y culturas que confluyen y se nutren unas a otras”, en vez de confrontarse con una beligerancia mortífera.

Bogotá, domingo 10 de diciembre de 2006. Me puse los patines frente al Planetario. Al costado de la Séptima, cada dos metros, había una rímax blanca. Todas lucían un velo negro en sus patas y un ladrillo blanco con el nombre, el lugar y la fecha de ejecución de alguna víctima de la tragedia colombiana. “Luego vendrán las mujeres vestidas de negro, portarán un paraguas negro y se sentarán sobre la silla”, escuché. Caminantes, ciclistas, indigentes y patinadores desfilábamos atónitos. Retorné por mi cámara. Durante los 62 minutos que dura el casete, desde la Plaza de Bolívar hasta el parque de la 93 grabé la representación del genocidio colombiano. Desde ese domingo recomiendo salir el Día de los Derechos Humanos a la carrera Séptima: a lo mejor los artistas anónimos nos saludan con un tremendo revolcón.

Renata Durán, poeta y diplomática.

102

UNA CINTA A MEDIANOCHE Medianoche en París, de Woody Allen, es una cinta inspiradora que roza la fantasía y envuelve. A mí me emocionó profundamente porque pasa de los años veinte al siglo XIX en París, y sus personajes fabulosos, desde Hemingway hasta Picasso, van contando la historia de un mundo que todos, o al menos yo, desearía vivir. Está magistralmente elaborada. Carlos Alberto González,

director Museo Art Déco de Bogotá.

99

Diego García Moreno, cineasta.

103

CONVERSACIONES CON VIOLETA

Una experiencia para recomendar es leer el libro Conversaciones con Violeta, de Florence Thomas. Un libro sencillo e iluminador que aclara el concepto de feminismo y esa atmósfera enrarecida que hay a su alrededor. Explica la real y enorme diferencia que subsiste entre los dos sexos y la necesidad inaplazable de seguir trabajando en el equilibrio de ambos. A mí me convenció. Gracias Florence. Ánimo chicas. Andrea Echeverri, cantante.


28

EXPERIENCIAS DINERS

SEVILLA, UN SUEÑO INSPIRADOR Uno de mis sueños siempre fue viajar a Sevilla. Me encanta España y su cultura, especialmente la sevillana, el flamenco, los colores, la comida, las procesiones, el olor del incienso. Un amigo me recomendó ir en la Semana Santa. No soy religioso, pero me seducen las emociones que genera el arte religioso en particular. Pude ver cómo pasan las andas y a las señoras cantando en los balcones. Esa ciudad emana una pasión que eriza la piel y dan ganas de llorar con gozo infinito. Me enamoré de las mujeres vestidas de encaje, las peinetas, los hombres vestidos de manera impecable, los trajes de los toreros. Todo era tan pulcro y perfecto que no parecía real. Otra cosa que me atrajo fue el olor a incienso en cada esquina. Me traje una bolsa llena de inciensos que aún enciendo y me recuerdan a Sevilla. Los nombres que las esencias tienen son hermosos, como por ejemplo Sangre de Cristo o María Inmaculada. Tuve la suerte de llegar como invitado a la casa de Cédric, un francés de adopción española, conocido como el Rey de Sevilla. Nuestro anfitrión había alquilado un palacio pequeño que hizo la experiencia más increíble. Nos sentimos como locales. En su casa vimos un show privado de flamenco y los bailes, las castañuelas, las cantaoras y los músicos son un viaje en sí mismos. Las imágenes

104 religiosas con atuendos antiquísimos, llenos de encajes, pedrería, bordados y lujos, son espectaculares. Todo en Sevilla fue fuente de inspiración para mí. Tanto es así que para la segunda colección de Éxito hice un vestido inspirado en la Virgen de las 5 a. m., particularmente una fotografía que tengo de ella con velas y corona. Seguiré proyectando lo que vi en mis colecciones. Ojalá pudiera ir todos los años. Esteban Cortázar,

diseñador radicado en París.

106. EL OCASO DE FREUD Este año leí un libro muy polémico: Freud, el crepúsculo de un ídolo, del filósofo francés Michel Onfray, quien ya había revolcado bastante la escena de las letras con su libro Tratado de ateología. Con cuidadoso rigor examina las obras del padre del sicoanálisis, así como también su biografía, para sacar a la luz pública las contradicciones e inconsistencias de una supuesta ciencia –el sicoanálisis– que, según Onfray, se aproxima más a una fabulación fantasmagórica y a un producto literario por parte del “genial” médico vienés. Laura García, actriz.

107. EL FINAL DEL DESFILE

Dos libros. El primero pertenece a la española Julia Navarro, Dime quién soy. Es imposible de soltar hasta que no se terminan las casi mil páginas llenas de intriga, historia y amor. Un periodista recibe la oferta de una tía para investigar la misteriosa vida de su bisabuela de la que no sabe nada. El resultado, un rompecabezas que va desde la España republicana hasta la caída del muro de Berlín, la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría. La historia de Amelia Garayoa está llena de emociones, drama, política y traición y mucho amor… y desamor. El segundo es una dosis perfecta de realismo mágico africano: Hijos del ancho mundo, de Abraham Verghese (médico y escritor de origen indio y criado en Etiopía). ¡Es un imperdible! En un modesto hospital en Adis Abeba nacen dos gemelos, Shiva y Marion Stone, hijos de una monja y un médico británico que desaparece el día del parto. La madre muere y la vida de los niños transcurre en el pobre hospital, criados por una pareja maravillosa que cura enfermos en medio del dolor. Una historia apasionante que sigue a los protagonistas por India, África y América. Verghese es el Gabo del otro lado del mundo.

Cuando termina el desfile y regreso al backstage, el equipo se reúne y agradecemos que todo haya podido llevarse a cabo. Las personas suelen preguntarme qué siento en ese momento y la única respuesta que pasa por mi cabeza es que tengo pánico; porque es en ese instante, después de la adrenalina quemada durante el corre-corre del desfile, cuando aterrizo y me pregunto: ¿Qué pasará mañana? Eso se trata de algo que nunca se sabe y es por eso por lo que el final de un desfile constituye apenas el principio de algo nuevo.

105

LIBROS DE ESPAÑA Y ÁFRICA

María Elvira Arango, directora revista

DONJUAN.

Pepa Pombo, diseñadora.

108. DE MAR A MAR Recomiendo a ojo cerrado zarpar desde Punta Gallinas para navegar a lo largo de la costa del Caribe, subir por el Atrato y descender por el San Juan para salir de nuevo al mar y llegar al sur de Tumaco, hasta la desembocadura del río Mira, en la frontera con Ecuador. Un viaje así, que requiere un mes de resistencia, adaptabilidad a las condiciones adversas y paciencia, o bien le zafa a uno un tornillo, lo cual no está del todo mal, o le cambia para siempre esa visión de espaldas al mar que enseñan en las academias de este país. Rafael Baena, escritor.


30

EXPERIENCIAS DINERS

109

UNA FOTO DE QUIBDÓ

110. AFRONTAR LA VIDA DURA El viaje más largo de mi vida fue de casi siete años. Cuando tomé la decisión de vivir en Estados Unidos a raíz de la crisis de finales de los años noventa que vivió Colombia, y no era fácil conseguir trabajo en nuestro país. Me fui al norte de Miami, al condado de Broward, a trabajar en lo que fuera: en valet parking, de chofer, mesero, pintor de casas y jardinero, entre otras cosas. Al final terminé siendo experto en telemercadeo. No fue fácil pero es la experiencia más importante de mi vida. Eso recomiendo: vivir las duras además de las maduras. Así se aprende a evolucionar y a valorar lo que uno consigue, no importa cómo.

Son muchos los vestidos que he bordado, pintado, esculpido o fotografiado. Son muchos los desplazados con los que he trabajado, son bastantes los bautizos y ceremonias a los que he asistido. Pero la foto llamada Quibdó se queda en mi memoria porque le dio alas a mi obra. Quibdó viene del cacique Quibdó, dueño aborigen de tierras costeras pacíficas en el siglo XVII, que quiere decir, “el que sabe más”. También se dice que la palabra traduce “rumor de aguas”. Yo registré su belleza en un acto reparador, sin olvidar el dolor en el destierro.

Jorge Bernal,

Ana González, artista plástica.

111. UN CENTRO COMERCIAL INCLUYENTE Hay un nuevo lugar que se convertirá, en cuestión de meses, en el eje comercial y empresarial de Bogotá: la ampliación del centro comercial Gran Estación. Lo visité y puedo jurar que por su ubicación, cerca del aeropuerto, los mejores hoteles de la ciudad, entidades financieras, la embajada estadounidense y la renovada avenida Eldorado, será uno de los mejores malls de Suramérica. Lo que más me gustó, porque se trata de mi actividad, es que en sus espacios se le nota un compromiso muy activista frente a una realidad excluyente que impide que este mundo sea para todos y que sigue tildando la discapacidad como minusvalía e imposibilidad. Juan Pablo Salazar S., presidente Fundación Arcángeles.

gerente de Laboratorios Smart.

112. ESTO TAMBIÉN PASARÁ Desde hace algún tiempo practico un sencillo ejercicio antes de dormir. Consiste en imaginarme en un lugar que me gusta –se trata de un jardín, pero podría ser una iglesia o una calle– y situar en él cuatro o cinco imágenes de las tareas que quiero hacer al otro día. A lo largo de la jornada, vuelvo al jardín y las busco, y en parte es como si ya estuvieran hechas. Los romanos usaban un método parecido para retener en el recuerdo sus inventarios y sus leyendas. Lo llamaban “el arte de la memoria” y, según sus practicantes, era una panacea para los olvidadizos. A mí me sirve para remontar esos días que a veces parecen imposibles, con la confianza de que pasarán también. Juan Tafur, escritor.

UN MEDIO DE COMUNICACIÓN MARAVILLOSO

113

Se habla mucho de Twitter, Facebook, iPod, iPad (¿hay i-Ped o i-Pud?), Blackberry, YouTube, cine en 3-D y otros medios de información revolucionarios. Pero yo recomiendo la experiencia única y maravillosa de un medio de comunicación que funciona con un software baratísimo, llega en forma de signos codificados a la persona que lo recibe y este receptor descifra sin necesidad de máquinas ni artefactos. El mensaje captado suele provocar en el receptor reacciones extraordinarias mediante un simple cambio de chip: emoción, escalofrío, sonrisa, agrado, tristeza, carcajadas. El medio de comunicación se llama poesía, el código se llama alfabeto castellano, el software lleva el nombre de Francisco de Quevedo y Villegas, y el chip se denomina soneto. Ensáyenlo y verán. Daniel Samper Pizano,

escritor y periodista.

114

PATMOS: PLAYAS E HISTORIA La isla de Patmos, en Grecia, tiene playas maravillosas y además una historia de siglos. Allí, en esa isla del mar Egeo, se vivieron las guerras otomanas y es un destino importante de peregrinación cristiana por ser el lugar en el que se supone que fue desterrado San Juan. Lo más bello de este pueblo de 3.500 habitantes es su convento ortodoxo oriental, cuatro restaurantes en los que se come delicioso y un paisaje en el que abundan pequeñas casas blancas, que lo hacen maravilloso. Ana Sokoloff, consultora de arte.


115

REVIVIR LOS CLÁSICOS

Yo disfruto y recomiendo el placer de ver una nueva o vieja película del autor cinematográfico en sala oscura que nos brinde continuidad, afinidades estilísticas, reflexiones profundas, atmósferas definidas y una mirada particular e íntima que sale a relucir plano a plano, imagen por imagen. ¡Qué placer ver cualquier título de Hitchcock, Buñuel, Lang, Visconti, Wilder, Lynch, Cronenberg, Polanski, Wajda, Tarkovsky o Reygadas! Nunca perder de vista el encanto oriental del tan desconocido pero excitante cine asiático con personalidades que nadie puede ignorar. En fin, cada cual tiene su lista de maestros favoritos. Mauricio Laurens, crítico de cine.

116. COMER ES UN ARTE

117. RESTAURANTE EN CALI

En la Repostería Brown, en la calle 77 con carrera 12 de Bogotá, se combinan arte y gastronomía. Además del delicioso sabor de sus comidas, llama la atención que allí las botellas de agua, las cajas, los baños, las etiquetas y el espacio están diseñados por José Antonio Suárez Londoño, uno de los más grandes artistas del grabado y el dibujo en Colombia. Visitarla es una experiencia que enriquece los sentidos.

El restaurante Kiva, de Cali, cuya propietaria es la chef Catalina Vélez, no solo ofrece una comida de calidad, sino que tiene una historia detrás que lo hace más valioso. Toda su diversidad gastronómica proviene de cultivos sustitutos de antiguas plantaciones de droga, que se levantan ahora con agricultura de autosostenimiento y orgánica. Ese sabor y esa historia han tenido un gran reconocimiento en esa ciudad.

Catalina Casas, galerista..

LA LECHUGA, EL PLATO FUERTE

No, no hablo de esa hortaliza utilizada en las ensaladas y que por lo general aislamos en el plato. Me refiero a la custodia de la iglesia de San Ignacio de Bogotá, que se encuentra en la Casa de Moneda, en el barrio La Candelaria. Esta custodia fue elaborada entre 1700 y 1707, posee 1.485 esmeraldas que le dan un fastuoso color verde intenso, de donde nace su popular calificativo, “La Lechuga”; consta también de 28 diamantes, 168 amatistas, 62 perlas barrocas, 13 rubíes, un zafiro y pesa casi cinco kilos en oro. Esta reliquia, considerada una de las joyas religiosas más hermosas en América, es tan invaluable como desconocida por la mayoría de los colombianos. Vale la pena verla. César Borja, autor del libro El Imperio fálico.

Siemens.

EL VALLE DEL RIFT EN KENIA

Últimamente he vivido tantas cosas buenas que me parece difícil escoger. Sin embargo, elegiría el arte de Ana Mercedes Hoyos, el sabor del restaurante Matiz, la lectura de El ruido de las cosas al caer, de Juan Gabriel Vásquez, y la posibilidad de descansar en The Cheeca Lodge, en el cayo Islamorada, en el estado de Florida, Estados Unidos. Lorenza Panero Owen,

directora Corporación Matamoros.

120

119

Lukas Socarrás, coordinador Fundación

118. EN LA VARIEDAD ESTÁ EL PLACER

Un viaje a través del valle del Rift, una depresión que cruza buena parte de África de norte a sur. En Kenia, el valle –en el sur del país, frente al famoso Serengueti– cuenta con siete lagos increíbles de agua dulce y alcalina con miles de pelícanos y flamencos. Llegamos a un cómodo campamento de carpas frente a un tranquilo río con hipopótamos y cocodrilos. El primer día vimos antílopes, jirafas, elefantes, leones y un par de hermosos chitas que cortejaban una hembra, a unos cuantos metros de nuestras hijas de dos y cinco años. Aún anhelábamos un encuentro especial. Tras cuatro años y medio en Kenia, solo habíamos visto fugazmente un par de leopardos. En la madrugada del segundo día de pronto, de la alta hierba que aún conservaba gotas de rocío, salieron una preciosa hembra leopardo con su cachorro. Después de varios minutos de contemplación, apareció un segundo cachorro. Una vez reunidos, siguieron su camino y desaparecieron. Es, sin lugar a dudas, una experiencia especial con una bestia imponente, tímida y huidiza, hoy en vías de extinción. Carlos Alviar y Uxoa Landaburo, delegados de Unicef en Ghana.


32

EXPERIENCIAS DINERS

121. BOGOTÁ, CON SASSON

122. BUCEAR, ASÍ DE SIMPLE

Recorro la ciudad. Toda mi ciudad. Bogotá. No solo por mi trabajo, sino porque es una capital llena de contenido, que se proyecta al mundo y reúne industrias culturales de gran tamaño como el Festival Iberoamericano de Teatro, la producción de la realidad virtual, la Feria de arte y la Feria del Libro, además de restaurantes de alto nivel y sitios para divertirse y bailar. Y cuando me detengo a darme un gusto, a mí, particularmente, me encanta ir a Harry Sasson. Es un lugar que siempre me sorprende, lleno de sabores intensos, donde es fácil conversar, encontrar conocidos y comer delicioso.

Hace cuatro años aprendí a bucear. Es una de esas cosas que siempre quise aprender pero para la cual nunca encontraba el tiempo. Además, viviendo en una ciudad como Bogotá, me parecía casi imposible. Pero finalmente decidí tomar unas clases en piscinas climatizadas y luego viaje a Curazao para poderme certificar. Nunca olvidaré la primera vez que me sumergí y, entre el pánico y la exaltación, me encontré flotando en un mundo fantástico, lleno de color y vida, al cual siempre voy a querer regresar.

Consuelo Caldas, presidenta Cámara de Comercio de Bogotá.

Adriana Bernal, empresaria.

EN LAS AGUAS DEL GIGANTE Cinco días después de zarpar, despierto en un hermoso amanecer, una mañana con un clima perfecto. En ese instante vivo el momento más maravilloso del viaje, el lugar exacto donde se logra comprender la magnitud del río Amazonas: uno se siente en mar abierto porque no se observa tierra en ningún punto a la redonda. Las aguas, de un color café claro, se desplazan tranquilamente y esconden el impresionante caudal más grande del mundo. Sin embargo, no es el único momento maravilloso de este largo viaje desde Tabatinga (pueblo brasileño que colinda con Leticia) hasta Belén (una gran ciudad cerca de la desembocadura). Transcurren ocho días llenos de calma y tranquilidad en un río que lo ofrece todo. Sólo se necesitan 300 dólares y una hamaca para viajar sin habitaciones ni camarotes.

123

Manuel Calderón, artista.

124. LAS MEJORES TAZAS DE CAFÉ

125. APOYAR A QUIENES AYUDAN

Una de mis mejores experiencias ha sido tomar un café espectacular en Barista o Coava Coffee, dos tiendas en Portland, Oregón (Estados Unidos), en donde para mí se preparan las mejores tazas de esta bebida en el mundo, especialmente si se acompañan con un brownie o una torta de chocolate. En Colombia he tenido también muy buenos momentos al pedir un café en la repostería Astor, en donde el café se toma solo para disfrutar plenamente de su sabor.

Apoyé con dinero a la Patrulla Aérea Civil colombiana, y pronto constaté que los fondos donados a través de esta organización, tanto por particulares como por la empresa privada, son manejados con transparencia y logran cambiarles la vida a miles de personas en los lugares más recónditos de nuestro país. Mediante sus brigadas de salud suministran medicinas, atención médica y procedimientos quirúrgicos gratuitos. Gracias a ellos, muchos colombianos pueden acceder a una digna y sana oportunidad de vivir.

Lina Zea, galardonada como mejor barista de Colombia.

Alejandra Azcárate, actriz y comediante.

126

LA HABANA Y… VARADERO Tengo la costumbre de celebrar mi cumpleaños en diferentes partes del mundo. Para el número 36 fui invitado al concierto de Juanes en Cuba. Estuve con mi ahora esposa y dos parejas más. Nunca más pensé volver a sentir las esquinas de La Habana, su majestuosa arquitectura y la magia y el sabor de Varadero, hasta que hace poco tiempo, recorriendo la zona rosa de Bogotá me encontré con un restaurante llamado Varadero. Me causó curiosidad y entré. Todo mi ser se transportó a Cuba, a su arquitectura, aroma y música. Sentí lo que pensé que nunca iba a volver a sentir: volver a la isla y todo en Bogotá. Andrés González,

gerente general EVEDESA.


34

EXPERIENCIAS DINERS

LA TUMBA DE LOS MEDICI A mí me impactó conocer la tumba de los Medici, en Florencia (Italia), por dos razones: porque la hizo Miguel Ángel, el gran artista del Renacimiento, y porque en ella es posible sentir la fugacidad de la vida, lo grandioso de la piedra y la presencia de la muerte. La composición de las tumbas le rinde un homenaje al paso del tiempo y al destino de los seres humanos.

127

Ana María Escallón, crítica de arte.

128

130. ELLA EN MI CABEZA Ella en mi cabeza, una obra de teatro de Óscar Martínez, es una comedia dramática argentina que vi hace algunos años en Buenos Aires, y que conmovió cada una de mis fibras, convirtiéndose en mi obra preferida de todos los tiempos. Esta pieza refleja cómo nuestra mente domina una versión muy particular de la realidad, convenciéndonos en todo momento de lo que es “verdad”. Es una historia de amor contada desde la orilla del protagonista, desde su versión de los hechos, y en el que la orilla es… su cabeza. Manuela González, actriz.

131

Y salir de la casa disfrazado, todo de azul, con la misma conciencia de un niño camuflado. Y encontrarse con los otros “nenés” que ya pasaron los 40 y 50 años y que, como uno, arrastran el tema hace décadas. Y entrar al estadio. Y recordar que todos esos tipos y tipas que estamos ahí somos los actores de la última comunidad en la que todavía todos estamos revueltos. Y verlo al Nemesio todo lleno, todo pleno, todo azul. Y emocionarse como la primera vez. Y angustiarse como siempre. Y “putear” hasta la propia vergüenza. Y cantar como adolescente. Y explotar, desgañitarse, todo por cuenta de ese golazo, redondo y liberador. Y abrazarse en sincerísima entrega con todos los que se ofrecen. Y entonces, por un ratico –que no es más que esa tarde y esa noche–, uno comprende de qué se trata el cuento de la felicidad.

SAPZURRO Y CAPURGANÁ En el golfo de Urabá, en el lado que pertenece al Chocó, existen dos lugares hermosos enclavados entre la selva y el mar: uno se llama Capurganá, azul y rocoso, y un poco más al lado, pasando una pequeña loma y bordeando la costa en una lancha, se encuentra Sapzurro. Son dos puntos mágicos de la costa colombiana. Siempre que uno va se conecta con las personas que están de paseo por esas playas. Hay que visitarlos. Hay que disfrutarlos. Fernando Solórzano, actor.

129. ELOGIO A LA SOLEDAD No hay nada que disfrute tanto como estar solo en la playa con un buen libro. El estar acostumbrado a los días agitados, a estar rodeado de gente, hace que goce de esa experiencia. Las mejores playas para hacer eso son las de Barú y las de las Islas del Rosario, que no están habitadas y son encantadoras cuando no hay mucha gente. Cuando voy, no llevo celulares. Sólo un libro que me guste. Y chao. Juan Carlos Cerón, director RCN Radio Cartagena.

Mauricio Silva, periodista y escritor.

132. EL CINE CON TALENTO Ver las películas colombianas de los directores de última generación como Ciro Guerra, Juan Felipe Orozco, Andrés Baiz, Jaime Osorio, Roberto Flórez, entre otros, es una enorme experiencia. Creo que por primera vez en la historia de nuestro cine estos jóvenes realizadores están combinando acertadamente rigor técnico con talento cinematográfico y narrativo. Ellos son un paso adelante y una esperanza de que por fin se pueda superar la anacrónica demagogia pseudoartística y encaminarnos hacia una verdadera industria. Dago García, libretista y guionista.


133

CABO DE BUENA ESPERANZA

TOMAR RIESGOS Y CREER EN LOS OTROS

En 2004 comencé a intervenir espacios urbanos e invité a salirse del formato de la pasarela. Eso implicaba que la gente se trasladara a una bodega y que se acoplara al espacio arquitectónico, a las modelos no modelos que salían a desfilar, a entender que se contaba una historia temporal. Unimos el teatro con la moda. Pero además intervinimos telas, las deconstruimos, las quemamos, arrugamos, trabajamos con papeles, esparadrapos, plásticos, las pintamos. Nos fuimos a lo infantil, a jugar con el recurso. Nos la jugamos por la identidad propia. Ahora no trabajo sola. Consolido junto con mi hija equipos de creadores jóvenes y los apoyamos. Hay que apoyar el relevo generacional. Olga Piedrahíta, diseñadora.

El Cabo de Buena Esperanza es uno de esos nombres que aparecen en los mapas y que desde niño han alborotado mi imaginación (Buena Esperanza... Good Hope... Goeie Hoop...). En el invierno austral de 2006 lo pude conocer. Es un promontorio rocoso, cubierto por una vegetación arbustiva (el fynbos), donde choca la corriente fría del océano Atlántico con la cálida que llega desde el trópico a través del océano Índico. Los sonidos de las gaviotas, el viento polar y el mar lo interrumpe cada quince minutos algún microbús con turistas apurados que le dan la vuelta a la península y que toman tres fotos de afán porque tienen que llegar de día a Ciudad del Cabo. ¿Qué más decir? ¿Cómo explicar la extraña fuerza que brota de ese sitio? De pronto porque es uno de esos lugares en los que, por cuenta de los imaginarios que crean los mapamundis y los relatos de los exploradores del pasado, cuando uno mira el horizonte piensa que observa el borde donde se acaba el mundo. Eduardo Arias, periodista.

134

135. EL JULIO MARIO

136. EXPONER EN EL D.F.

137. LO QUE REALMENTE IMPORTA

Me encanta la programación del teatro Julio Mario Santo Domingo por varias razones: por su calidad; por su variedad; porque es un nuevo espacio para los bogotanos; porque su diseño arquitectónico me hace pensar en grande, y porque allí he disfrutado de obras de todo tipo, desde la que trajo John Malkovich hasta de presentaciones musicales que de otra forma sería imposible ver en el país. Soy asiduo visitante de ese espacio.

En 2005 fui invitada a una exposición retrospectiva de mi trabajo por el profesor Luis Martín Lozano, director del Museo de Arte Moderno de México D.F. La exposición que acompañó la mía fue Diego Rivera Cubista, una retrospectiva de mi artista más admirado en el panorama del arte actual. No solo me conmovió esta compañía, sino que también allí sentí el mayor reconocimiento que hasta ahora me ha otorgado un país, que para mí ha sido también mi país adoptivo.

La experiencia de pasar por una circunstancia médica de consecuencias potencialmente fatales fue, sin duda, una de las más difíciles y, al mismo tiempo, una de las de mayor aprendizaje. Porque me permitió poner en perspectiva lo que es realmente importante en la vida; y cómo no se justifica darles importancia a muchas cosas que suceden en cotidianidad, que no merecen la trascendencia que les damos y que nos ofuscan, frustran y amargan.

Ana Mercedes Hoyos,

Bernardo Vargas, socio Nogal Asesorías Financieras

Nicolás Montero,

actor y director de teatro.

artista plástica.

140

138. LA SIMPLICIDAD DE SER FELIZ

NEW WORLD SYMPHONY

La felicidad está siempre a mi lado. Solo he tenido que aprender a saber sacarla a bailar. Solo hay que saber invitarla a la mesa. La felicidad es una suave voz que me acompaña en una tarde de lluvia, una tibieza, un rayo de sol. El aroma que me trae un recuerdo, la vainilla, la canela, el vino, el azahar, el lirio. La frescura del lino, la sensualidad de la seda. El trino del colibrí en la madrugada, la caricia de mi niña y el rostro de mi amor dormido.

Internacionalmente hay que ponerle atención a la nueva sede del Teatro New World Symphony, en South Beach, Miami Beach, al frente del Teatro Lincoln. Se trata de uno de los teatros interactivos más interesantes del mundo porque selecciona a los mejores músicos posibles, aunque lo más llamativo es que tiene un parque frente al teatro, con una pantalla gigante, y la gente se acuesta a ver y escuchar allí música. La actividad les permite presentar películas o conciertos de todo tipo. Me senté dentro del teatro y también fuera, en el suelo, para ver lo que se proyecta. El sonido es impecable gracias a un sistema de parlantes serpentina. Ahí estuve, junto a más de 3.000 personas que vibraban en la calle con el concierto. Lo inauguraron apenas en febrero.

Nadín Ospina, artista.

139. CORRER DIEZ KILÓMETROS Uno no debería perderse cada año la carrera Nike 10K, que se lleva a cabo en Bogotá, con 10.000 participantes. Es una fiesta deportiva ideal para los que quieren empezar a practicar atletismo. Sin importar la edad o el estado físico, con un par de meses de entrenamiento es posible que cualquier persona pueda completar el recorrido. Yo comencé para celebrar que dejé de fumar. Juan Sebastián Aragón,

actor.

Alejandro Posada, director Orquesta

Filarmónica Medellín.


36

141

EXPERIENCIAS DINERS

EL CRUJIDO DEL GLACIAR Casi más impresionante que el Perito Moreno son los sonidos que emite el glaciar al desprenderse sus hielos sobre las aguas del lago Argentino. El borde exterior se rompe cada pocos minutos y el crujido, ese estruendo causado por el impacto del hielo al caer sobre el agua, se impone a los demás sonidos. Es un ruido tan fuerte que te atraviesa como un trueno y por unos segundos impera sobre la maravilla visual, casi de otro planeta. Estar frente a ese bloque de hielo inmenso, esa masa que avanza lentamente, dos metros al día, sin detenerse, es una experiencia casi sobrenatural. Cuatro kilómetros de ancho por sesenta metros de altura tan imponentes como sobrecogedores. Y aunque el viento era frío y denso, los témpanos brillaban con una luz azul que parecía invitarte a la eternidad. Juana Acosta, actriz radicada en Madrid.

144

LIBROS ESPIRITUALES

Hace unos días a un estudiante se le perdió la billetera, y unas horas después apareció sin los $150.000 que había adentro. Al día siguiente me encomendé a todos los dioses de la pedagogía y me encerré con los veintiocho jóvenes del curso. Les conté sobre errores que había cometido en mi juventud, y les puse varias alternativas: la primera se llamaba 8.327, que era la cantidad que todos tenían que poner, incluyendo el dueño de la billetera, para reponer el total. La otra era reconocer el error y echar para adelante. El día siguiente, cuando abrí la puerta de mi oficina, ahí estaban los tres billetes de cincuenta, y una carta anónima bellísima. Yo respondí y eso desató una conversación en la que la equivocación pasó a un segundo plano, y ahora estamos hablando de lo que ocurre dentro de su mente. La experiencia demuestra que a veces hay que desmontarse de los juicios morales y aparatos punitivos que la sociedad reclama. No siempre se puede, pero vale la pena intentarlo.

Siempre resulta difícil escoger un libro, pero hay dos que fueron significativos. Ambos de Matthieu Ricard: El monje y el filósofo y En defensa de la felicidad. En este momento de búsqueda hay que saber un poco de todo. Pero sobre todo, acercarse a la espiritualidad. Eso me permitieron ambos. Desde un punto de vista sencillo me enseñaron sobre el budismo y me cambiaron la vida. Algo más ligero, pero igual de trascendente, es ver a la cantante Lykke Li en vivo, ambientando el desfile de Donna Karan en la semana de la Moda de Nueva York, u oír Pescao envenenao y Somos Pacífico, de ChocQuibTown, que me hacen amar más a mi gente.

142

150.000 PESOS

Juan Carlos Bayona, rector del Gimnasio Moderno.

Johanna Ortiz, diseñadora de modas.

145. MEJORAR LAS COMUNICACIONES Para mí, la experiencia de trabajar en Colombia ha traído grandes aprendizajes, no solo en el ámbito de negocios, sino también en aspectos que han contribuido a mi desarrollo personal. A pesar de las diferencias, he buscado promover la sinergia cultural entre Colombia y China, y eso ha dado como resultado hábitos de trabajo basados en el compromiso, la cooperación y la búsqueda de la excelencia. Este trabajo conjunto ha permitido la construcción de estrategias que reflejan las fortalezas de negociación de ambas culturas, ha impulsado el crecimiento generando aportes significativos al desarrollo del sector de las telecomunicaciones y del país. Esto me ha permitido corroborar que, sin importar diferencias culturales o étnicas, es posible trabajar orientados a un mismo fin: enriquecer la vida a través de las comunicaciones. Lu Qi, presidente Huawei Technologies Colombia

146. UNA ITALIANA EN WASHINGTON

143. LA SENSACIÓN DEL VIENTO Resolví hace pocos años comprarme un velero, pero sin tener ni idea de navegar, y la primera vez que salí con amigos, al poco tiempo estábamos encallados. Fue bastante arriesgado, pero a pesar de eso se convirtió en una experiencia inolvidable por la emoción de comandarlo solo con la intuición. Aprendí a dejarme guiar únicamente por la sensación del viento y cómo entra a la vela. Escogí el trayecto más difícil de la laguna de Tominé: ir al extremo y devolverme, y al regreso nos encallamos. Dejé que el timón se enredara con unas algas y el velero me dejó de obedecer. Fue un placer enorme comandar un velero con el viento como mi única instrucción. Federico Rengifo,

secretario general de la Presidencia.

Hay que ir a visitarla. Está rodeada de italianos que no le hablan y que son menos –¿cómo decirlo?–, menos reales. Ella se llama Ginevra de Benci. Se casó a los 16 años con Luigi di Bernardo Nicolinni. Detrás de ella, en el retablo, se lee en latín “Virtutem Forma Decorat”: la belleza es el ornamento de la virtud. No hay duda de que es bella. Su padre era Amerigo di Giovanni Benci. Su matrimonio fue infeliz porque Nicolinni fracasaba en los negocios y por quebrantos de salud suyos. Fue amiga –al parecer platónica, quizá de allí lo virtuosa– del embajador de Venecia en Florencia. Los italianos que la rodean son, casi todos, obra de Botticelli. Ella es única, virtuosa y hermosa. Es el único cuadro de Leonardo da Vinci, quien era amigo del padre de Ginevra, que hay en América. Fue pintado en 1476 y adquirido por la National Gallery en 1967. Hay que ir a saludarla siempre que el viajero pase por Washington. Miguel Silva, director de FTI Consulting.


38

EXPERIENCIAS DINERS EL MIRADOR DE SÃO PEDRO DE ALCÁNTARA La vista más espectacular sobre la hermosa capital de Portugal. Un pequeño jardín en el que se obtiene una visión panorámica de toda Lisboa antigua, con el castillo de San Jorge en el fondo. Nos quedamos hipnotizados por la vista: los colores pastel de los barrios antiguos contrastan con el azul vivo del río Tajo, todo iluminado por la luz única de Lisboa. Al lado del mirador queda el ascensor de la Gloria, un funicular que opera desde el siglo XIX y que conecta la ciudad baja y el barrio alto. El mejor momento es el final de la tarde ya que después de la melancolía del mirador, algunos de los mejores restaurantes de la ciudad están allí al lado: se puede ir a escuchar un fado en el barrio y después cenar en el restaurante Pap´áçorda, en la calle de Atalaya, una institución de comida típica que permite probar algunos de los mil platos de bacalao que se preparan en Portugal, acompañado de un sublime vino y terminando con el mejor mousse de chocolate del planeta. Un final de día para deleitar todos los sentidos. Pedro Nogueira, gerente general Diageo Colombia.

148

UN PARQUE EN LIBIA

Uno de los lugares más bellos que he conocido ha sido el Parque Nacional del Tadrart Acacus, en Libia. Sí, ese país hoy en guerra. Las rocas con formas de caras de personas esculpidas por el viento durante miles de años, las cadenas interminables de dunas de arena dorada finísima que cambian permanentemente de tonalidad y de forma, y la sensación clara y tangible de estar en un territorio con “alma” lo convierten en uno de los sitios más impactantes en los que he estado. De hecho, me sentí como si me encontrara en un lugar fuera de la Tierra. Rossana Redondo, modelo radicada en Italia

147

149

LA FE EN LO COLOMBIANO

El libro Por los caminos de Colombia, de William Ospina, me dejó en claro lo que significa ser colombiano en estos días. Él hace una selección de varios poetas nacionales, unos más renombrados que otros, pero todos de una significación importante en nuestra literatura, y va explicando por qué fueron trascendentales para nuestras letras. Ahí reencontré la importancia de Juan de Castellanos y la magia musical de Aurelio Arturo, entre otros. Pero también me conmovió un relato sencillo que cuenta el conflicto armado desde el punto de vista de los niños: Los colores de la montaña. De la mano de unos maravillosos niños actores, me devolvió la fe en el cine nacional. Valentina Rendón, actriz.

150

LAS VAJILLAS DE CARMEN DE VIBORAL

Tantos planes me han emocionado que resulta difícil elegir uno solo. Uno de mis favoritos es ir al restaurante Casa Vieja a comer ajiaco y brevas con arequipe, un plan muy colombiano, pero con un sabor que perdura, ideal para cerrar un fin de semana. Otro, ligado a mi pasión por los caballos, consiste en ir a Rionegro (Antioquia) a tomarme un aguardiente y cabalgar. Pero hay uno del que me siento orgullosa: en Antioquia misma definitivamente hay que pasar por Carmen de Viboral. ¡Es el mejor sitio del país para comprar vajillas! Yo lo hice y creo que las de allí son imprescindibles para las mesas de cualquier casa. ¡Más colombiana que yo, imposible! Paula Jaramillo, productora.

151. PERIODISTA EN CNN

152. LA BIENAL DE VENECIA DE BOGOTÁ

Desde que recuerdo, CNN siempre fue el lugar donde quise trabajar. Mis primeros referentes de noticias están compartidos entre la radio, desde donde salían las voces de Juan Gossaín y Yamid Amat, y uno de los cuatro canales de televisión con los que nació la televisión por cable en Colombia: el de noticias. Desde allí venía la señal, en inglés, de esta cadena que parecía un MTV pero para adultos, en donde se desarrollaban los principales momentos del mundo frente a mi pantalla, y que siempre me ha sorprendido por la simplicidad y eternidad de su logo. Desde pequeño les dije a mis papás que quería trabajar allí. Sonreían. Me imagino que pensaban lo mismo que piensa un papá cuando su hijo le dice que quiere ser astronauta. Pero a mí me pasó. Un día lleno de suerte y bendiciones llegué a este canal. Y desde ese momento es como si hubiera estado en un cohete. Empecé supervisando la programación económica de CNN en Español, luego presenté, de ahí viajé por numerosos rincones del mundo, después llegaron las noticias duras: el terremoto en Haití, las elecciones en Estados Unidos, el supuesto golpe de Estado en Ecuador, los gobiernos de Chávez, y la crisis económica; y más recientemente, un salto a CNN International, el reto más grande de mi carrera.

En 1995, junto con un grupo de artistas de la Facultad de Artes Visuales de la Universidad Nacional de Colombia, fundé la Bienal de Venecia de Bogotá, un evento crítico que pretendía abrir nuevos espacios para las artes visuales. Lo logramos a partir de las intervenciones que realizan los artistas locales, nacionales e internacionales en las casas, negocios y calles del barrio Venecia, en el sur de Bogotá, y por supuesto, con la colaboración activa de su amable comunidad. Las obras o registros resultantes han sido expuestos después en el Salón Comunal de barrio o en sedes alternas cercanas a él. Gracias a este espacio nada común, artistas reconocidos y emergentes han pasado por ella. Antonio Caro, Carlos Salas, Nadín Ospina, Jaime Iregui, Ícaro Zorbar, Miler Lagos, Pablo Adarme, Andrés Matute, entre otros. Ahora, nuestra Venecia alberga el arte.

Luis Carlos Vélez, presentador CNN International.

Franklin Aguirre, artista plástico, gestor cultural.


153. CATALINAS SUR En La Boca, Buenos Aires, habitado en sus inicios por inmigrantes italianos que lo convirtieron en una barriada de marineros que conservaron sus dialectos, costumbres, gastronomía, música tradicional alegre como la tarantella y nostálgica como la canzonetta; allí, con este potencial mosto humano, rico y diverso, se consolidó hace más de dos décadas uno de los proyectos teatrales más fascinantes y auténticos del teatro latinoamericano: El Galpón de Catalinas Sur, experiencia singular del teatro comunitario. Es ante todo un teatro amador constituido por vecinos que se encontraron más que para tener la posibilidad de comunicarse e interactuar, para ser creadores, e instituir un lugar para sí, sus vecinos y todos los públicos. Ha logrado un sinnúmero de reconocimientos de la crítica especializada. Conseguir una entrada en Benito Pérez Galdós 93 no es nada fácil: es tan difícil como conseguir una entrada en el estadio de la Bombonera. Orlando Cajamarca, director Teatro Esquina Latina.

Para mí sigue siendo inolvidable el concierto del 15 de noviembre de 2006, en el estadio Metropolitano de Barranquilla, por varias razones: me presenté con mis grandes amigos, mi hermano Joe Arroyo, Shakira, Poncho Zuleta y Jorge Celedón, asistieron 60.000 personas y se recaudaron fondos para la Fundación Pies Descalzos, que organizó todo el concierto. Al final todos cantamos Te olvidé, Rebelión y En Barranquilla me quedo. Nunca había visto tanta alegría en el Metropolitano.

155

154. CANTO A LA AMISTAD

CHINA, EN LA ROSA

Caminando por la zona rosa de Bogotá llegué a Sr. Choo (carrera 13 No. 83-34) y ya que la cocina es uno de mis placeres culposos, fue genial encontrar una buena propuesta gastronómica al estilo oriental. Los platos que ofrece este sitio permiten hacer un recorrido culinario por las diferentes zonas de China. Además, da la opción de pedir medias porciones y probar de todo. He saboreado los arroces, el pato laqueado traído desde China, el cordero, el pescado y qué decir de los postres. El plato que logra que uno sienta armonía entre cuerpo y espíritu es el Sea bass al estilo Fijian, una lubina (chilena) a la parrilla que termina en el horno con reducción de hoisin y soya dulce. Los chefs que trabajaron seis meses en la carta son nativos de China (Said Shedehah y Hans Chiang). Para completar, la decoración del lugar es evocativa y hay una lámpara en forma de dragón chino espectacular y unas réplicas en miniatura de los guerreros de Terracota, que hacen que uno se sienta en el Asia.

Checo Acosta, cantante y compositor

Catalina Aristizábal, modelo y presentadora.

156. SECRETO DE UNA MADRUGADA EN MIDTOWN, MANHATTAN Si finalmente llegó el momento de pasar “un verano en Nueva York”, la cita es todos los viernes muy temprano en el Rockefeller Center, en Manhattan. A un costo total de US$0 usted podría ser parte del afortunado público de las series de conciertos gratuitos del Today Show. Con una lista envidiable de artistas, recientemente tuvimos la suerte de darle la mano al cuarteto británico Coldplay al bajarse del mismo escenario donde semanas atrás Lenny Kravitz y Maroon 5 nos deleitaron con sus éxitos. Llegar temprano, antes de las 7 a. m., y comenzar el día en 30 Rock es un “must do” para el viajero madrugador que siempre estará listo para darle el mejor mordisco a la Gran Manzana.

158

Denny Alfonso, periodista de NBC, radicada en N. Y.

LA TROJA, EL MEJOR SITIO SALSERO

No creo que haya en el mundo un sitio con mejor ambiente salsero que La Troja, en Barranquilla. Busco obsesivamente lugares para escuchar, bailar y vivir la salsa. En Nueva York, Puerto Rico, La Habana o Cali. Y todavía no he encontrado nada que supere a esta esquina salsera. Al brillo de los mil veces manoseados acetatos de antaño se dan cita en ese palco cruzado por sus cuatro vientos todo tipo de auténticos personajes, no solo para bailar, sino para compartir el frenesí que genera la salsa. Me llena de orgullo ver cómo, desde la trinchera de La Troja, se defienden con éxito nuestros salsómanos. Y ver cómo cada noche ganamos feligreses. La Troja se caracteriza por un género musical diferente del resto de los antros salseros, un poco más rebuscado. No se puede olvidar que la llegada del fenómeno musical a Colombia en los años cuarenta y cincuenta fue por el puerto de Barranquilla. De La Habana llegó un buque cargado de mambos y sones. Luego, en los sesenta, la salsa inundó los barrios populares. La Troja se ha convertido en parte de mi cotidianidad. Si por algo me toca ir a otro sitio, termino hablando de ella toda la noche y llevándomelos a todos. Tina Neumann, diseñadora, Barranquilla.

157. UN HOTEL ESPECIAL Me gusta el estilo y el buen diseño. Por eso me atrae poderosamente entrar al hotel JW Marriott de Bogotá. Para mí, es el mejor sitio de la ciudad por su diseño, arquitectura y servicio. Además, porque al entrar a sus espacios siento que interpreta perfectamente la estética colombiana con un concepto “trendy”, que es lo que he buscado a través de la moda en los últimos años. Aparte de todo, me seduce porque su atmósfera es sofisticada, tiene una exclusiva propuesta de coctelería molecular y música chill out. Arturo Tejada, director desarrollo del Círculo de

la Moda de Bogotá.


40

EXPERIENCIAS DINERS

El cine no da mucha plata, pero sí deja muchos sellos en el pasaporte. Gracias a mi trabajo he podido viajar a festivales de cine alrededor del mundo, una experiencia intensa que recomiendo a cualquier cinéfilo. El de Cannes se considera el festival de festivales, el de Guadalajara es una locura, pero el más alucinante es el de Rapa-Nui en la Isla de Pascua (Chile), una isla misteriosa y lejana que alberga un volcán sagrado y es cantera de uno de los mayores enigmas del mundo: los moais. Haber tenido la fortuna de estar en este lugar extraterrestre, compartiendo cine con los habitantes polinésicos y chilenos de la isla es algo que marca: te reciben con un collar de flores y se despiden con otro hecho de conchas y caracoles. Rapa-Nui no hace parte de una leyenda fantástica. Descubran el ombligo del mundo, viajen a través del tiempo con el cine de nuestro continente y vean aquellos poderosos monumentos de narices grandes, que parecen mirar hacia la lejanía del universo. Andi Baiz, director de cine.

15 9

EL OMBLIGO DEL MUNDO

COLOMBIA DE PELÍCULA

160 RESPIRAR POR UN TUBO Algo sencillo, de una belleza sin igual, es hacer esnórquel, esa práctica de la natación que se hace con apenas dos elementos: una máscara de buceo y un tubo para respirar, pero que permite pasar del mundo que conocemos a otro de silencios, peces coloridos y figuras insólitas bajo el mar. Lo que más me gusta es que puedo hacerlo con mi familia y no son necesarios los cursos de buceo. Lo he hecho muchas veces. Pero quizás el mejor de los mares posibles en el que me haya sumergido sea la reserva de biosfera Seaflower, de Providencia. Alfredo Guerra, director ejecutivo Toyota.

A lo largo de la historia se fueron cerrando las salas de cine que había en los barrios y los viejos teatros, y nacieron las salas múltiples. En estos cambios que transformaron las formas de ver el cine, muchas ciudades y poblaciones quedaron al margen de los nuevos circuitos comerciales, pero al mismo tiempo se fue creando un circuito alterno que llenó estos vacíos. Se elevó el nivel de formalización y profesionalización. Y ahora es una alternativa a las salas comerciales. Vale la pena ver Colombia de Película, que exhibe 48 películas de corto y largometraje, ficción y documental en veinte ciudades del país. Hay cine propio para ver. Adelfa Martínez, directora de Cinematografía del Mincultura.

161

162. SER SOMMELIER Desde mi juventud, siempre me sentí atraído por la manera como se elaboraban los vinos y licores. Esta pasión por los vinos me llevó a realizar el curso profesional de sommelier, que dura aproximadamente dos años y el cual estoy próximo a terminar. Tuve la oportunidad de hacer un viaje en marzo a la vendimia en varias bodegas en Chile y Argentina, donde pasé más de diez días conociendo todo el proceso vitivinícola de estas regiones. Fueron días extraordinarios, con buena gastronomía y probando de los mejores vinos de esas regiones. Tuve la fortuna igualmente de conocer a excelentes enólogos, agricultores y empresarios de bodegas famosas. Marco Pastrana gerente general Audi.

163. UN ABRAZO Hay algo que me llena de energía siempre: dar un fuerte abrazo con los ojos cerrados a todas aquellas personas que llevo en mi corazón y a aquellas con las que comparto diariamente. Un abrazo es un gesto mágico, solidario, que llena de buena energía nuestro espíritu y el del mundo. Dar más abrazos, todos los días, debe ser una tarea de la humanidad. Amelia Toro, diseñadora de modas.

164. EL PARAÍSO ENTRE LA SELVA Y EL MAR Sapzurro es un paraíso ubicado en el Chocó colombiano. Un pueblito en medio de la selva y frente al mar, en la punta del golfo de Urabá, justo en la frontera con Panamá, un lugar bellísimo, tranquilo, habitado por gente muy hospitalaria, con una playa divina, y donde también se pueden hacer caminatas por la selva. Si se tiene suerte se pueden ver micos aulladores, tucanes y mariposas de mil colores, se come pescado fresco y en las noches se ven miles de estrellas en el cielo. Harold Trompetero, director de cine.


42

EXPERIENCIAS DINERS

POR LOS PUEBLOS DE ANTIOQUIA

165

Una experiencia maravillosa es hacer un ciclopaseo por los pueblos coloniales de Antioquia como Jericó, Jardín o Santa Fe de Antioquia. Estos municipios son verdaderos jardines con balcones adornados por novios, geranios y azucenas; calles empedradas, portones coloniales, y sus hermosas iglesias, que nos devuelven a épocas antiguas y reviven nostalgias del pasado. Y vivirlo en bicicleta, ¡lo mejor! Porque uno siente el aire y el olor del campo y el de las comidas antioqueñas más típicas. Martín Emilio Rodríguez, Cochise, ciclista.

166 APRENDER DE LOS KOGUIS

167

El hombre está contaminando y destruyendo el ambiente y una experiencia que me hizo tomar conciencia sobre la imperativa necesidad de cuidar el planeta fue el tiempo que pasé con los koguis en la Sierra Nevada de Santa Marta. Según la mitología kogui, el centro de la humanidad se encuentra en la Sierra, donde ellos habitan, y por eso constituye para ellos un lugar sagrado, que hay que valorar y proteger. Tenemos mucho que aprender de ellos. Aida Furmanski, presidenta Fundación Menorah.

169

POLÍTICA LIMPIA

Me ha marcado hacer política de una manera honesta, transparente y comprometida porque eso la gente siempre lo percibe y agradece. Lo digo porque en esta campaña para la Alcaldía de Bogotá muchas personas llegaron a mí sin conocerme o simplemente por el hecho de ser hijo de Luis Carlos Galán, pero terminaron inscribiéndose en las coordenadas de mi programa y me manifestaron un cariño fuera de lo normal. Estar en campaña ha sido una de las grandes satisfacciones en toda mi vida, justamente por el contacto con la gente. Por lo tanto hay que hacer política limpia. Carlos Fernando Galán, excandidato a la Alcaldía de Bogotá.

168. EN EL NORTE DEL PAÍS Hay que escaparse por unos días al Cabo de la Vela, en La Guajira, un refugio ecológico que nos aleja del mundanal ruido. Sus playas transparentes, su inmenso cielo estrellado y sin comunicación electrónica, lo hacen un paraíso real. Estar allá garantiza una conexión con la naturaleza al ciento por ciento. Diana Quijano, actriz peruana radicada en Colombia.

BOSSA NOVA EN BAHÍA

LA BELLEZA DE MILÁN

Cuando se piensa en turismo italiano, la gente se imagina Roma, Venecia, Florencia, pero no Milán. No tiene los encantos de las otras ciudades, pero si obras arquitectónicas tan importantes como el teatro alla Scala, la Galleria Vittorio Emmanuelle, el Castello Sforzesco, la pinacoteca de Brera, Santa Maria delle Grazie –donde se conserva la Última Cena, de Leonardo Da Vinci– El Duomo, que luego de haber visitado muchas catedrales en Europa, considero que es una de las más hermosas que existen, y la Madonnina D›Oro que se encuentra en la punta de la Catedral, y que por respeto a esta virgen, que es el punto más alto de Milán, no puede haber ninguna otra construcción mayor que ella. Pero además es una ciudad que respira moda en las vías Montenapoleone, Sant›Andrea, Della Spiga y Corso Venezia. Una ciudad donde hacer compras es un placer. Andrea Castro, diseñadora radicada en Milán

170

Hace como dos meses estaba sentado alrededor de las seis de la tarde en un café del barrio Peluorinho de Salvador de Bahía, en Brasil. Allí, en una bella calle empedrada, disfrutaba de una cerveza, mientras un músico al fondo interpretaba bossa nova. Fue un momento mágico, en un ambiente muy cálido y tranquilo, mientras veía a la gente pasar. Salvador de Bahía es una ciudad bella, un lugar para disfrutar. Andrés Otálora, diseñador de moda.


171

SINGAPUR, UNA JOYA ESCONDIDA En Singapur encontré de todo: cultura, historia, gastronomía, tecnología, arquitectura y una de las mejores vidas nocturnas de Asia. Esta ciudad Estado de 700 km2, que fue colonia inglesa hasta 1963, queda ubicada donde termina la península de Malasia. Su variedad étnica me entregó una experiencia única: la cocina y las culturas china, india y árabe se mezclaron ante mi, así como una bellísima arquitectura tradicional mezclada con rascacielos modernos. Singapur es un ejemplo mundial en cuanto a conservación del medio ambiente. Me llamó la atención la afición de sus habitantes por las compras, así como su obsesión por el orden y la limpieza. Andrés Muñoz, director Shyeld Colombia.

172

EL TERROR DE EL PÁRAMO Vale la pena ver cine colombiano. Es una industria que está creciendo y necesita apoyo, pero además hay varias películas que lo ameritan como El páramo. Existe una campaña oscura y bien pagada en su contra, dirigida seguramente por los mismos que han querido censurarla, dizque porque “ridiculizan la valiosa labor que cumplen nuestros héroes de la patria”. El páramo es sencillamente una buena película de terror. Carlos Gaviria, director de cine y fotógrafo.

LA NOSTALGIA DE NUEVA ORLEÁNS

173. LA PASIÓN EN CARTAGENA Una experiencia inolvidable es escuchar La Pasión según San Marcos, de Bach, dirigida por el maestro argentino Orlando Golijov. Él expresa por medio de la obra la unidad de las culturas. Adem��s de ser interpretada en español está al alcance de todo el público latino. En el Festival Internacional de Música de Cartagena, que se realiza la primera semana de enero, estará esta pieza musical capaz de transmitir el sentimiento de unión de los pueblos. Así mismo, será posible ver de nuevo músicos de Canadá, Argentina y Rusia. Es una confluencia de culturas y de cambios históricos a través de la música. Julia Salvi, presidenta Festival Internacional de Música de Cartagena.

174. CORRIENDO CON LOS LOBOS Uno de los libros más contundentes e inesperados que he leído ha sido Mujeres que corren con los lobos, de la sicóloga estadounidense Clarissa Pinkola, y cuando algo genera un impacto tan positivo es digno de ser recomendado. Se trata de un libro extenso y profundo, con un mensaje que inevitablemente cambiará la vida de cualquier mujer que lo lea, e igual en el caso de los caballeros que deseen leer y cambiar su visión hacia nosotras. Franca Franchi, fotógrafa.

Nada como detenerse en cualquier esquina de Nueva Orleáns y sentir el ambiente bohemio, infestado de nostalgia y música. Un excelente plan es ir de un bar a otro, la vida nocturna es divertida y presenta una variedad de géneros musicales, desde el jazz y el zydeco hasta el folk rock alternativo. Nueva Orleáns tiene sonido a blues y sabe a música, por lo que no hay otro lugar como éste para sacar a pasear el espíritu.

175

Beto, caricaturista.

176. LO QUE NO SE ENCUENTRA POR AHÍ La atenta escucha, el lento caminar, “el elogio de la dificultad”, “estribar en el vacío”, “no pecar contra la indiferencia”, el “diálogo inconcluso”, la escritura en el agua, la respiración profunda, mirar nubes, las ballenas que retozan en la playa chocoana del Almejal, las tortugas que se aparean en septiembre en las aguas del Pacífico, la paciencia, el silencio, la pirámide oculta bajo el cerro Tusa que puntea el paisaje del suroeste antioqueño y se deja ver desde las ventanas de los aviones que vuelan entre Medellín y el Eje Cafetero. Esto no se presenta en ningún teatro, ningún circo lo trae, ninguna editorial te lo vende. Cristina Toro y Carlos Mario Aguirre, El Águila Descalza.


44

EXPERIENCIAS DINERS

177. DISEÑADORA VANGUARDISTA Vestirse bien es toda una experiencia y más si es con algo que a uno le gusta. Y a mí, particularmente, me gusta el trabajo y las propuestas de Sandra Cabrales, una de las precursoras de la vanguardia en el país, quien lleva más de veinte años de trabajo y de bellos diseños. Ella sabe lo que quiero y yo acudo a ella para que me guíe. Ella hizo mi vestido para la noche de la inauguración de ArtBo. Admiro profundamente su trabajo.

178. BUS EN INDONESIA Hace muchos años, en un viaje por Oriente, en mi recorrido por tierra desde la isla de Java hacia Bali, me encontré en un pueblo en la mitad de la nada. En mi afán por irme lo más pronto posible decidí tomar el primer bus que saliera de este pueblo, a pesar de las advertencias del administrador del hotel sobre el peligro de utilizar este medio de transporte en Indonesia. Pensé que al haber viajado por Colombia en bus estaría preparado para esta aventura. A los pocos minutos de iniciado el viaje descubrí que las advertencias no habían sido exageradas y que el riesgo de no llegar a la siguiente ciudad era altísimo. Afortunadamente llegué, completamente aterrado y decidí no complicarme más la vida y tomar un avión a mi destino final.

180

Andrea Walker, directora de ArtBo.

UNA AMISTAD ARTÍSTICA Conocer la obra de Jesús Soto y Ramírez Villamizar, dos artistas que no tenían al parecer nada en común, salvo su amistad y su respeto por las obras y la geometría. Ellos, fui testigo de ello, tenían conversaciones de horas y a pesar de que uno era mundano y el otro místico, tuvieron un profundo intercambio de ideas que fortaleció ambas obras. Hay que verlos a los dos. Y entender que a pesar de ser opuestos, se complementaron en su creación. César Segnosi, galerista.

Alberto Burckhardt, arquitecto.

En 1997 cursaba el programa de desarrollo de ejecutivos del Banco Mundial en Harvard; estudiábamos temas de desarrollo e inclusión social a través del caso de una ONG que desarrollaba aldeas donde se daba vivienda, alimentos y educación a niños huérfanos en África. A través de ellos se insertaban personas a la sociedad. Uno de los compañeros, funcionario del Banco Mundial, nos dijo de repente que él había salido de una de esas aldeas. Era el caso en carne y hueso. Ese momento me demostró lo que una persona puede lograr, y cómo los esfuerzos cambian la vida de un individuo e influyen positivamente en la sociedad. Carlos Jacks, presidente Cemex.

181

SALTAR AL VACÍO Saltar en paracaídas es lo mejor que ha llegado a mi vida. Es, literalmente, volar… sin aeronave, sin nada que te esté encapsulando. Uno está cayendo pero se puede desplazar y en el cielo sentirse más cercano a Dios. Hago parte del equipo de Sky Dive Colombia, Club Saint Michel. Uno de los vuelos que más recuerdo fue en un campeonato nacional, cuando salté de un Black Hawk en la base militar de Tolemaida. Volé entre las nubes, las atravesé, y cuando aterricé terminé como campeona de precisión femenina. Bianca Arango, conductora de La W Radio.

182

179. EN CARNE PROPIA

UNA CASONA EN EL CENTRO HISTÓRICO

Amo Cartagena y su centro histórico siempre será un lugar alucinante para recorrer. Allí reposa un hotel maravilloso y que ha dado mucho que hablar, el Marqués Hotel Boutique, una hermosa casona colonial, donde hospedarse es toda una experiencia inolvidable. Si el plan es ver teatro, la obra Poses para dormir, con Victoria Hernández y Angélica Blandón, es la más recomendada. Javier Jattin, actor.


46

EXPERIENCIAS DINERS

185 ¡MI REINO POR UN CABALLO! Una experiencia reciente de la que aún tengo vivo el sentimiento fue un viaje que hice a la ciudad de Avilés (España) a ver exclusivamente Ricardo III, la obra de Shakespeare, dirigida por Sam Mendes y protagonizada por Kevin Spacey, un excelente dúo que ya dio sus frutos en la película Belleza americana. La actuación del ganador del Óscar hizo que las tres horas y media que dura la puesta en escena la pasara maravillado. Spacey es el rey, literalmente. El vestuario era increíble porque mezclaba trajes modernos masculinos con otros femeninos de época. La puesta en escena fue sencilla y el aprovechamiento del sonido, nítido. Las tablas del Teatro Valdés alojaron la presentación y todo gracias a una coproducción teatral del Centro Niemeyer. Esta obra fue presentada sólo en Londres, Atenas, Avilés y Estambul. No me la podía perder. Avilés es reconocida como una ciudad teatral en el mundo. Dicen que las boletas se agotaron a las cuatro horas de salir en venta, así que conté con la suerte de poder presenciarla.

VOLVER A LAS AULAS

183 186

Convertirse en uno más, pasar al anonimato cuando nadie sabe quién es usted ni qué ha sido. Ser una señora que estudia y a la que algunos preguntan si va en representación de su hijo, y contestar con orgullo: “No, soy yo la que estudio”. Buscar los salones como primípara, llegar y que los estudiantes lo confundan con el profesor, aprender nuevos temas, estudiar porque se quiere, entrar a clase y no conocer a nadie, buscar compañeros cuando hay que hacer trabajos en grupos, ganar un espacio con ellos, tener su confianza, hacer amigos, dejar que le enseñen, enseñar cuando se puede hacerlo. Tratar de guiarlos en la música y en las artes, a veces en la política. Pasar el primer año con buenas notas, sufrir con el tiempo que no alcanza para lo que hay que hacer, trasnocharse y aceptar que, en grupo, la planificación depende de todos. Invitar a café pues sus presupuestos son escasos, y decir que quedan debiendo una invitación que con el tiempo se acepta. Expresar todo sin miedo, cuando hablan de la tercera edad comentar que se va a ser abuela y luego contar que nació Sofía. Saber llevar los años, vivir satisfecha de la vida, valorar lo vivido, vivir orgullosa de los hijos. Volver a las aulas a estudiar arquitectura. Ana Milena Muñoz de Gaviria, ex primera dama.

184. TANGO DULCE Y TRISTE Oír tango sigue siendo mi experiencia favorita. Me parece nostálgico, dulce y triste. Tengo una buena colección de discos, compro, me regalan, encargo. Entre ellos guardo con especial cariño Naranjo en flor, en la voz de Horacio Molina, la canción Resolana y los temas interpretados por el bandoneonista Rodolfo Mederos. Ellos me conmueven hasta las lágrimas. Carmenza “Capacho” González, actriz y empresaria.

Juan Pablo Shuk, actor radicado en Madrid.

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

El Carnaval de Barranquilla es una fiesta en la cual toda una ciudad baila sin cesar, y cada habitante derrocha alegría, sabor, energía y felicidad. Pero además es un patrimonio de la humanidad en el que el movimiento, los colores y los ritmos son muestra de un legado cultural que trasciende. Durante más de un mes de celebración, las seis regiones del país pierden sus límites; no solo es la región Caribe, es Colombia. En la experiencia inolvidable del Carnaval de Barranquilla ¡quien lo vive es quien lo goza! Andrea Jaramillo Char, reina Carnaval de Barranquilla.

187. SOMOS PACÍFICO Amo lo que da mi tierra. No hay mejor plan que hacer ecoturismo en el Parque Natural de la Ensenada de Utría, o ir a Bahía Solano y recorrer sus playas, en silencio, sus arenas negras cuando baja la marea. Mejor aún si uno se lleva la Antología de mujeres poetas afrocolombianas o el libro ¡Negras somos! y lee fragmentos de lo que escriben Mary Grueso Romero, Ana Milena Lucumí, María Teresa Ramírez o Elcina Valencia, entre muchas otras, y remata bailando chirimía en las Fiestas del Rosario, en Condoto. Goyo, vocalista ChocQuibTown.

EN LAS CATARATAS DE IGUAZÚ Me sentí pequeño ante la potencia de la naturaleza en las cataratas de Iguazú, ese sorprendente salto de agua que se produce en el punto limítrofe entre Argentina, Brasil y Paraguay. Estuve en el lado brasileño y en el argentino, sorprendido durante horas por la impresionante cantidad de agua que fluye por sus caídas, pero la parte que más me impresionó fue la argentina, porque le permite a uno moverse prácticamente desde la caída misma hasta sus múltiples vertientes. César Álvarez,

director Libélula Dorada.

188


LA DANZA DE 5.000 AÑOS

189

Bailar sana el alma, limpia, libera, lleva a otro espacio. Desde tiempos antiguos, las sacerdotisas en Egipto bailaban para iluminarse: la famosa danza de los siete velos era la de los siete chacras, en la que lo importante no era desnudar el cuerpo sino el alma. Las devadasys en la India bailaban desde hace 5.000 años para su dios, representando el séptimo cielo en la tierra; las chamanas de las tribus de América han danzado para la luna, las cosechas y la fertilidad. Yo danzo porque significa trascender la materia física y permitir que el espíritu se exprese, que la mente conquiste mi esperado silencio, donde no hay dualidad, y desde allí mi corazón fluya y recuerde las razones para vivir y celebrar. Mi vida es una danza. Amo bailar. Es el éxtasis. Antonina Canal, directora Academia Prem Shakti.

190. CREAR PARA LOS DEMÁS

191. SALIR AL COLÓN

El arte de la arquitectura, en mi vida, no solo ha representado mi desarrollo profesional y la satisfacción de la expresión de mis sentimientos y sensaciones, sino que me ha permitido la experiencia más significativa de mi vivencia: poder conectarme con el ser humano. Entender su pensamiento, sus intereses, sus expectativas y fundamentalmente sus sueños, ha sido el motor y la materia prima de mi trabajo y de mi constante crecimiento, tanto personal como profesional. Por eso, y dentro de esta gran experiencia, mis vivencias desde el altísimo estándar de un hotel-spa en Marrakech (Marruecos) hasta el reto encantador de la optimización de viviendas de interés social en Colombia, me permiten conjugar la arquitectura y el servicio, para diseñar y ofrecer elementos de vida al ser humano.

Nada tan sublime y hermoso como salir a la segunda venia en el Colón de Bogotá. El equipo técnico del teatro enciende una a una las lámparas que adornan los palcos y balcones. La luz se va disipando hasta revelar la imponente araña de cristal de Murano. Verla encendida desde el escenario, con el público ovacionando agradecido es algo que recompensa con creces los sacrificios y pesares que se viven al hacer teatro en Bogotá.

Ana María Arroyo Douat, arquitecta.

Andrés Parra, actor.

ENTERRAR EL PASADO

192

Una de las más gratas experiencias es crear y desde hace dos años ilustro una historia en video que refleja el deseo de un pintor por enterrar sus pinceles. Tomamos varias ideas y nuestro artista construyó diecisiete ataúdes para cada uno de sus instrumentos. Esos pinceles tienen los materiales que ha tocado a lo largo de su existencia. Una idea fantástica para la resurrección de un artista; recreamos un velorio, un entierro y el más allá en un infierno de nuestro personaje principal El gran cabrón, inspirado en el cuadro El aquelarre, de Francisco de Goya. Esta experiencia me enseñó a encontrar en la profundidad de la oscuridad la más pura de las luces. Por eso nada me conmueve más que una visita al Museo del Prado, en Madrid, para encontrar la inspiración, así como yo encontré la mía en Goya, para aprender a enterrar el pasado y construir mejor el presente. Ana María Camejo, fotógrafa y videasta radicada en París.

193 EL PLACER DE CONDUCIR Hace un par de meses tuve la oportunidad de revivir mi vieja pasión por el automovilismo: si bien hace quince años corrí en una copa monomarca en Tocancipá, ahora, cuando trajimos el M Power Tour a Colombia, tuve el inmenso placer de acelerar a fondo los autos más poderosos de BMW en las exigentes curvas de nuestro autódromo. Estar al volante de los BMW Serie 1 M Coupé, de los M3, de las X5M o X6M, y de la BMW S 1000 RR en un escenario diseñado para tal fin, es una experiencia que me hizo correr la adrenalina por las venas y sentir el verdadero placer de conducir. Andrés Fuse, gerente Autogermana.

194. DOS AÑOS CON EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO Cuando yo tenía diecinueve años, Jaime Jaramillo Escobar, el poeta nadaísta que entonces firmaba como X-504, me recomendó la lectura de En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust. “Parece como si Proust la hubiese creado para ti”, me dijo. Para muchos, entre ellos yo, leer a los 19 años una obra escrita en siete grandes tomos es como escalar una gran montaña. Pero yo hice el esfuerzo y tardé dos años en llegar a la cima. Hoy día no concibo la vida sin el placer estético y espiritual de sus palabras. Álvaro Barrios, artista.

195. EL MAGDALENA, SIN ALIENTO No hay nada más que un letrero, poco antes de una curva cerrada, al lado del camino. Pero ojalá el viajero que transite la carretera entre Guaduas y Honda pueda hacer el desvío. Se trata del mirador de la Piedra Capira, al que se llega después de un par de kilómetros de vía destapada y de caminar un empinado tramo que recuerda el camino real. La señalización es deficiente y las barandas están oxidadas, pero la vista del valle del Magdalena corta la respiración. El único ruido que se escucha –aparte de un suspiro de asombro– es el del viento. El mismo que choca contra los riscos de la cordillera y recuerda que por ese río grande que se ve ahí abajo entró y salió la historia de Colombia. Ricardo Ávila, director de Portafolio.


48

EXPERIENCIAS DINERS

196 POR QUIÉN DOBLAN LAS CAMPANAS

Quien quiera sentir y entender el desgarramiento que produjo en los españoles la Guerra Civil (1936-1939) tiene que leer esta novela de Ernest Hemingway, que fue corresponsal de guerra en ese conflicto. Se trata de una historia que parece escrita en la trinchera y que revela el drama que debieron padecer los escritores e intelectuales que empuñaron las armas para defender la República Española de la agresión perpetrada por esa máquina de guerra, engrasada por Alemania e Italia, que dirigió Francisco Franco. Diego Martínez Lloreda, director de Información El País.

197

200. BUCEANDO EN EL PARQUE NACIONAL GORGONA Una tarde cualquiera de junio, con un cielo cargado de nubes negras, y por la simple fiebre de no perdernos una inmersión más –que poco o nada pronosticaba–, nos embarcamos hacia el Horno, donde la gruta La Tiburonera no deja de sorprendernos con algún distraído y aletargado aletiblanco. Con el mar en calma y el agua muy fría, al descender a veinte metros de profundidad la poca luz desapareció y una lenta sombra nos cubrió, señalando el paso lento de un inmenso tiburón ballena –el pez más grande del mar–. Estupefactos y petrificados, no salíamos del asombro cuando pasó, como escoltando al primero, la agraciada, bella e igualmente gigante manta diablo, que dio un giro a nuestro alrededor y siguió su ronda, para así dejar en nuestra retina la inolvidable experiencia de haber visitado nuestra maravillosa y rica Colombia sumergida. Gonzalo Concha, director Apnea 2000.

SALIR DEL PAÍS

Acabo de mudarme a Estados Unidos, estoy en ensayos, hago lecturas, arreglo mi casa y consigo carro nuevo. A pesar de esto, nada quizás resulte más estimulante que viajar fuera, por lo que uno aprende. Ya sea de culturas, destinos, paisajes, arte o formas de vida. Nada supera esa experiencia de conocer gente nueva, probar sabores diferentes y ver otras expresiones artísticas. Si cada colombiano tuviera la oportunidad de salir del país por lo menos una vez en su vida, seríamos mejores ciudadanos en todo sentido, pero sobre todo personas más felices.

LOS JÓVENES QUE HACEN MÚSICA

198

Marcela Mar, actriz.

Como músico, compositor y docente, creo en las virtudes indiscutibles del Arte, enaltecedor y enriquecedor del espíritu, lejos de toda ordinariez y chabacanería. El Arte, amigos míos, y el Amor, son las dos únicas manifestaciones que salvan a este mundo injusto e infame y que nos diferencia de la bestia. Apoyo las demostraciones y eventos al unísono y en armonía con este planteamiento. Son valiosos y dignos de estímulo de todo orden las escuelas de música grandes y pequeñas, la orquesta Filarmónica de Cali y las expresiones afines, sean profesionales o de estudiantes y sobre todo, el hermoso programa que fundaron los alumnos de música de Bellas Artes bajo el singular nombre de “Beethoven 7:30”. Presenciar esos conciertos es una experiencia estimulante: jóvenes músicos, solos o en grupo, haciendo buena y bella música. Allí se reconcilia uno con tantas cosas. Apaguen el televisor y vayan a ver la Filarmónica de Cali y a “Beethoven 7:30”. Mario Gómez-Vignes, compositor y docente de Cali.

199. EL PAISAJE DE LOS ROSTROS Mi encuentro inolvidable fue con rostros, cuando empecé a pintar los de mis hijos. Descubrí en cada rostro un paisaje que refleja las personalidades del olvidado ser humano. Desde entonces, he sido incapaz de pintar algo distinto y me obsesiona analizar cuadros de retratistas. Puedo demorarme horas en explorar una mejilla, darle el color afectivo a un ojo, buscar la huella del cigarrillo en un diente, la textura sensual de un labio, la placidez de una piel, la ternura de una ceja, y, en todo caso, la impronta de los afectos y de las memorias. María Teresa Herrán, analista de medios, escritora.

201. PRIMERA EXTRAVAGANCIA CULINARIA Era costumbre de mi familia salir a comer a buenos restaurantes. Desde muy pequeño me aventuraba a pedir los platos más raros de la carta y era toda una fantasía ver el resultado final. Contaba cuatro años de edad y me encontraba en un restaurante de comida de mar. Recuerdo haber explorado con detenimiento cada uno de los platillos del menú y captó mi atención una sopa de tortuga. No era el plato más económico, pero al verme con tanta decisión mi madre no dudó en permitirme comerla. Llegó en una pequeña vasija de metal con tapa. Al destaparla vi una sopa de color marrón con trocitos de carne. Mi primer bocado fue la mayor expectativa y según cuentan, mi cara no fue la más placentera, no por el sabor de la sopa sino por lo picante que estaba. Todo esto, acompañado de una orden imperante: “Se la come, culicagado”, y la ausencia de besos de mi madre por haber comido tortuga. Quién iba a pensar que la vida haría de mí un cocinero. Federico Trujillo Uribe, chef.


50

EXPERIENCIAS DINERS

EL SUEÑO DE HOLLYWOOD

203. EN EL ÉFESO

Cuando hago el cubrimiento de los premios Óscar, en cada emisión siempre hay alguien que, en su discurso de agradecimiento, recomienda a los más jóvenes alimentar las ilusiones y los sueños, pues la estatuilla es la prueba de que se puede lograr lo que se anhela. Yo no me he ganado ningún Óscar, pero le doy toda la razón a los que pronuncian esas palabras inspiradoras. Mi obsesión con Hollywood comenzó desde muy pequeño, y a pesar de que a veces las circunstancias me han llevado por otros caminos, la vida y un trabajo juicioso me tienen hoy en un lugar maravilloso, que me ha permitido en un solo día hablar con Hugh Jackman, George Clooney y Javier Bardem. El niño de Bogotá que se atrevió a soñar lleva trece años en Nueva York y no lo cambia por nada, porque ese niño guardó una esperanza que hoy es realidad. Por eso, aunque esos discursos a veces suenen repetitivos, hay que soñar.

Un viaje al Éfeso, esa localidad del Asia Menor cuyas ruinas dan cuenta del pasado glorioso que vivió el mundo antiguo, y que ahora uno puede visitar en Turquía. Entrar allí me permitió vivir una extraña experiencia de reencontrar el pasado, y de vivir una reflexión enriquecedora gracias a la cual entendí que solo comprendiendo el pasado se puede vivir un mejor presente.

Alfonso Díaz, corresponsal NTN24 en Nueva York.

202

Beatriz Camacho, diseñadora.

204. LA MAGIA DE PARÍS

205. MAHLER EN BERLÍN

206. LAS AUTOBIOGRAFÍAS

Cuando estuve en Europa disfruté mucho de la historia de París. No solo por tratarse de una ciudad imponente y cultural, sino porque nunca imaginé que iba a encontrarme con un ambiente bohemio y al mismo tiempo una capital tan limpia y con un pasado tan valioso. Cuando la visité, estuve con mi hermana. Fue genial, sin duda, pero ya tengo claro una cosa: si volviera, me gustaría hacerlo con una pareja o casado, porque es la ciudad ideal romántica para un momento de dos.

¿Una experiencia inolvidable? Oír la Novena Sinfonía de Mahler, interpretada por la Filarmónica de Berlín, en Berlín, bajo la batuta del director italiano Claudio Abbado, entonces titular de la orquesta. Inolvidable por la obra, conmovedora, de gran fuerza, con resonancias de la sinfonía Patética de Chaikovsky, que en la última parte incorpora el modelo coral de Beethoven. E inolvidable también por el auditorio, obra del arquitecto Hans Scharoun, maravilloso por la acústica y la disposición de los espacios en forma de anfiteatro.

Jerau, cantante.

María Elvira Samper, periodista.

Disfruto enormemente leyendo autobiografías porque son un testimonio de personajes que me cuentan el viaje por la historia desde una mirada personal plena de emociones. De esas, hay cuatro libros que no puedo borrar de mi memoria: Mi último suspiro, de Luis Buñuel; La linterna mágica, de Ingmar Bergman; Confieso que he vivido, de Pablo Neruda, y Vivir para contarla, de Gabriel García Márquez. Cuando navegué en sus universos apareció ante mis ojos la historia emocional del mundo, y como si me hubiera sumergido en la máquina del tiempo me transporté en carne propia a esas épocas y a esas vidas que me hubiera encantado haber conocido. También navega en mi memoria sensible Vueltas al tiempo, del incesante y lúcido Arthur Miller, increíble hazaña del autor de La muerte de un agente viajero y Las brujas de Salem, y que es al mismo tiempo un recuento de sus dudas, mortificaciones y pesquisas estéticas y de la vida espiritual de Europa y los Estados Unidos durante varias fragorosas décadas del siglo pasado.

207

LA MAMA DE TODOS Conocí a Ellen Stewart en el año 1967 por intermedio de Édgar Negret en Nueva York. Era la época del hippismo. El teatro La MaMa, que había fundado, estaba en un sótano de la Segunda Avenida, en épocas en que estos espacios se volvieron cafés, boutiques y talleres de artistas en el East Village, como el Electric Circus, donde llegaron a presentarse Janis Joplin y Joe Cocker. Poco después, en 1968, Ellen apoyaría la fundación del Teatro Experimental La Mama de Bogotá. Durante cuarenta años fuimos amigos con esta mujer que siempre apoyó mi arte. Ella murió en enero de este año a sus 93 años. La vi hace un año –después de cinco de no verla– y tuve esa sensación de despedida. Mia Yu, que heredó el manejo del teatro, me invitó a abrir la agenda para celebrar los 50 años de vida de este ícono, con una exposición de una serie gráfica de los años sesenta basada en las obras de Tom O’Horgan, director de Jesucristo Super Star y Hair. Por este teatro en NY han pasado artistas como Consuelo Luzardo, Kepa Amuchástegui y Federico Restrepo. La MaMa como teatro experimental es una experiencia que recomiendo y el homenaje a su fundadora, mi gran amiga Ellen Stewart. Carlos Lersundy, artista.

Jorge Alí Triana, director de cine, teatro y televisión.


LA ISLA DE MI SAZÓN Mi experiencia con la gastronomía empezó casi por casualidad; a veces hacía comidas para mis amigos o en alguna producción en mi época como productora de campo en cine y TV. Solo tomé la cocina como profesión cuando decidí trasladarme a Providencia. Sabía que debía tener algún oficio. Con esa magia, calidez, arrebatador paisaje, la amabilidad y el embrujo de su gente, fue mi fuente de inspiración. En mi cabeza surgieron ideas para plasmar en los platos del restaurante Jambalaya la magia de Providencia. Aprendí de Gioconda, mi vecina, a mezclar especias dulces. Nada igual a su maravilloso pollo con canela, clavos, pimienta de Jamaica, refrito y leche de coco, guisado a fuego lento. También aprendí de Miss Mary los espaguetis con cangrejo y leche de coco. Ella es la dueña de un hotelito frente al mar, que tiene un restaurante delicioso. El pescado frito del restaurante El Divino Niño es maravilloso. A Providencia debo mis mejores momentos. Adriana Aristizábal, chef Jambalaya, en Cali.

209. IR A UN MUNDIAL

210. LA VÍA LÁCTEA

Siempre recordaré mi primer día en la universidad, cuando me presenté: “Soy Liliana Salazar, de Pereira, y quiero ser periodista de deportes”, dije; ese mismo día, mentalmente, me prometí: “Algún día iré a un Mundial de Fútbol”. Unos años después, en 2002, llegue a Seúl para el Mundial de Corea y Japón. Volé casi veinticuatro horas, no dormí, y solo cuando aterricé lo creí. No por lo que significaba estar al otro lado del mundo, sino porque viviría mi primer Mundial de Fútbol de mayores. Cuatro años después estuve en el de Alemania, en 2006. Y cuatro más adelante, en Sudáfrica 2010. Un Mundial es la gran fiesta: la del fútbol, la del país, la de los hinchas. A quienes les gusta el fútbol, solo les quiero decir: hay que ir a un Mundial. Ya se viene Brasil 2014 y, si Dios quiere, allá nos vemos.

La he visto dos veces. Una vez en el cielo infinito de La Guajira y otra vez en mi casa, hace poco. Es una franja blancuzca, no tan recta, que corta el cielo por la mitad. Se ve en las noches clarísimas y siempre es un espectáculo maravilloso. Es la Vía Láctea. Ahí está siempre, así la debieron ver los hombres antes de que la luz eléctrica iluminara el firmamento y la escondiera. Mirarla es una experiencia apabullante. Una certeza de la inmensidad del universo y de la insignificancia de nuestra existencia. Es, además de hermosa, una lección de vida. Marta Orrantia, periodista y escritora.

Liliana Salazar, presentadora de deportes.

212

213 CON PINK FLOYD EN POMPEYA

El Paso de Lagos, entre Chile y Argentina, un viaje en el que se cruza la cordillera de los Andes a través de un paso fronterizo desde Peulla (Chile) hasta Bariloche (Argentina). En este paseo ecológico se percibe la naturaleza cuasi primigenia; es indudable que uno siente la presencia de Dios reflejada en los parajes. Se trata de un sitio que hay que visitar aunque sea una vez en la vida. Es una aventura ecológica sobrecogedora.

Una experiencia increíble es ver el DVD Live at Pompeii de Pink Floyd, en el anfiteatro en ruinas de Pompeya (Italia). No es un concierto con público, sino que la banda escogió un lugar mítico y especial para dedicarse a lo que hace: el ambiente y los sonidos, sin preocuparse por el show audiovisual. En entrevistas con sus integrantes mientras grababan Dark Side Of The Moon, uno llega a saber lo que piensan y cómo es la vida en la intimidad de la banda. En el DVD se muestra que fueron pioneros en música con arreglos electrónicos cuando la gente solo estaba acostumbrada a la guitarra y el amplificador. Es un viaje extraordinario de principio a fin.

Juan Hernando Santamaría, cirujano plástico.

Andrés Felipe Bravo, mùsico de Superlitio.

DE LAGO EN LAGO

208 211. UN BOLERO CON MANZANERO Grabar con Armando Manzanero, uno de los íconos de la música mexicana y latinoamericana, fue increíble. Crecí oyendo al maestro y me quedé casi sin palabras cuando un compositor de su talla decidió grabar su voz en una canción de mi autoría. Por eso lo recomiendo y en especial un buen bolero como Para qué, porque es una canción muy romántica que habla de una situación común de amores imposibles e incompletos. Qué mejor piel que un bolero para contar una historia de amor. Y si viene del maestro, es una total experiencia. Lucas Arnau, cantante.


52

EXPERIENCIAS DINERS PARA EL INTELECTO Y EL ESPÍRITU

214

Es importante la búsqueda del desarrollo del ser por medio del intelecto, pero aún más importante la evolución por medio del despertar espiritual ahora que los intereses son cada vez más efímeros, banales y poco profundos. Para cultivar el intelecto, The Breast (La teta, o El pecho) de Philip Roth. Para el espíritu: Los cuatro acuerdos (sabiduría tolteca), de Miguel Ruiz. Una cinta para el intelecto: El árbol de la vida, de Terrence Malick. Otra para el espíritu: La infancia de Iván, de Andrei Tarkovsky. Una obra de teatro para el intelecto: La comedia maldita (con John Malkovich). Una pieza para el espíritu: cualquier obra infantil. Hay que hacerle el amor a la vida cotidiana, día a día, como si nos fuéramos a morir mañana, pero también tener orgasmos espirituales que nos den a entender que somos una parte muy importante de un todo. Andrés Sandoval, actor.

UN PARQUE PARA EL ARTE EN BRASIL

218

La gente debería conocer Inhotim, a 60 kilómetros de Belo Horizonte, en Brasil, un gran parque que nació de un terreno que dispuso uno de esos señores propietarios de grandes tierras para el arte contemporáneo, la gastronomía, la naturaleza, la jardinería y el paisajismo. Es un lugar de sensaciones y experiencias en el que la entrada a cada pabellón constituye un reto: hay un pabellón de Doris Salcedo con su carga de reflexión, pero otros son entretenidos, sonoros, involucran los sentidos y permiten que uno se tire sobre cojines o se moje los pies. Se trata de un paseo de día completo con una exquisita selección de artistas universales, un centro de gastronomía y pabellones que se recorren en carritos. Es casi entretenimiento. Pero consagrado al arte.

EL PLACER DE UN CHOCORAMO

215

Juliana Restrepo, directora MAMM de Medellín.

Tenía 13 años cuando el colegio nos llevó de paseo a la fábrica de productos Ramo. Al entrar, me invadieron miles de aromas conocidos. Estaba tan fascinada como los niños de Charlie y la fábrica de chocolates. Jamás olvidaré la magia de descubrir cómo se hacía ese amigo fiel de mis loncheras, el Chocoramo. Primero la mezcla de ingredientes para preparar, hornear y cortar la torta, y luego la cascada de chocolate que la cubría con precisión. Desde entonces y para siempre es mi antojo favorito. Margarita Bernal, crítica gastronómica.

216

EL KAIZEN

Recuerdo un viaje de trabajo a Japón que hice por tres meses y muy al comienzo de mi vida profesional. Adicional al hecho fascinante de conocer este país, el viaje me cambió para siempre la manera de enfrentar los retos de mi trabajo, pues aprendí la filosofía y metodología del Kaizen gracias a las cuales he podido mejorar el desempeño de los equipos que he tenido a mi cargo y alcanzar las metas en el plano personal. El Kaizen invita a buscar nuevas formas de hacer las cosas y en la empresa llevamos más de dieciséis años trabajándolo con nuestros operarios. Ese viaje fue inolvidable porque me dejó una lección de vida imborrable y multiplicable. Juan Carlos Buitrago, director comercial Renault-Sofasa

217. ESTAMBUL, CIUDAD DE MIEL Estambul: ciudad maravillosa, capital de imperios ubicada sobre el Bósforo, con más de 1.300 años de historia. Principal puerta de Asia y Europa, dos continentes que en ella no han logrado dirimir su predominio. Una de las ciudades más limpias del mundo y adornada de bellos sitios para conocer. En todas partes, la figura omnipresente de Ataturk, su visionario, el Padre de la Nueva República. Su gente, amable y generosa, incluyente, mística, crisol de etnias y culturas. Las noches, sublimes y misteriosas y sus espectáculos nocturnos de bailarinas y derviches. Su comida y por qué no decirlo, las compras: negociar, regatear y la satisfacción del cierre de un acuerdo. Ciudad de bellos nombres: “Estambul”, “Bizancio” o “Constantinopla”. De ella dijo Napoleón que de tener que escoger una capital en el mundo, ésta sería. En mi caso, el inolvidable espacio y tiempo para iniciar mi luna de miel. Francisco Conto Díaz del Castillo, ejecutivo bancario.

219. NABUSÍMAKE Para mí lo más anhelado resulta subir a Nabusímake, en la Sierra Nevada, voltearnos en el intento sin ejercer resistencia y descubrir la exuberancia de cada rincón en el camino emprendido a pie: sorprende encontrar un pueblo a 2.600 metros sobre el nivel del mar, habitado por arhuacos que viven bajo sus propias reglas, a solo unas horas de Pueblo Bello, en el Cesar. Todo el que va regresa y experimenta la energía de un sitio mágico, lleno de ríos, belleza y equilibrio. Para mí, ese lugar es inspiración y respeto al saber milenario de gente maravillosa que está en armonía con la naturaleza. Judy Hazbùn, diseñadora.


54

EXPERIENCIAS DINERS

220

ENTRE MINARETES Y MEZQUITAS TURCAS

El Museo Topkapi, en Estambul, construido en 1461 como residencia del sultán Mehmet, está en el centro de una ciudad llena de minaretes y mezquitas, con el Bósforo como marco natural de enorme belleza. Allí visité el museo, que guarda tesoros inimaginables, joyas, porcelanas imperiales, armas y reliquias sagradas del profeta Mahoma. Fue fascinante estar allí porque me recordó la cultura del Imperio otomano. Pero es tan enorme que resulta imposible de ver en tres días. Igual visité el Cyragan Palace Kempinski, antigua residencia del último de los sultanes otomanos, restaurado en todo su esplendor y actualmente un lujoso hotel, con vista al Bósforo. Bien vale la pena tomarse un té en su terraza para ver el atardecer. María Cristina Pignalosa, crítica de arte.

221. SE RECOMIENDA LA CALMA El delirio con respecto a un posible fin del mundo para el año 2012 ha llegado a unos niveles preocupantes. Vale la pena echar un vistazo por Internet a la cantidad de búnkeres que se han construido en las afueras de Moscú (más de cinco mil), a los refugios de la colonia Xul en México (multimillonarios italianos que llegarán en helicóptero con sus familias el próximo año para esperar el cataclismo global) o a las comunas apocalípticas que se están asentando en los alrededores de Bugarach, en Francia, para darse cuenta de que algo está pasando en el imaginario colectivo, algo grave que puede terminar en suicidios masivos a la manera de Guyana o de la secta norteamericana La Puerta del Cielo.

223. ALQUIMIA DEL CORAZÓN Este es un libro que habla del amor, pero sobre todo de recibirlo, que es algo que nunca nos enseñan: Alquimia del corazón, de Elizabeth Clare Prophet, es un bello texto con sensibles y profundas reflexiones que hablan de la parte más preciada de tu ser: el corazón. Marcela Carvajal, actriz.

224

Mario Mendoza, escritor.

222. CAMINAR POR NY Desde los cuatro años viajo a Nueva York. Allá crecí y aprendí a amar esa ciudad. Ahora como adulto voy constantemente. No hay mejor sitio en el mundo donde uno pueda encontrar un restaurante perfecto e inesperado. Caminar o montar en bicicleta, y recorrer Manhattan es un plan fabuloso. La ciudad realmente nunca duerme y siempre, con cada viaje, llego a un lugar nuevo para mí, que se convierte en mi favorito. José Gaviria, productor musical.

UN VIAJE… En el año 2007 viaje a NY con mi esposa Clara y mi hijo Esteban, quien para ese entonces tendría tres años. Llegamos primero a visitar familiares en St. Louis, Missouri. Decidimos ir a Nueva York ya no en avión sino en tren, una idea romántica no muy brillante dado lo particular de ese viaje de 28 horas. Un largo viaje por la “América profunda”, con vagones llenos de señores “igualiticos” al de la avena Quaker. Pasamos por pueblos solitarios donde Clara me dijo al oído: “Mira, en esa casita podría vivir un asesino en serie como en las películas”.

LA PRIMERA EXPERIENCIA DE CRÉDITO Feliz recibí por primera vez en mi vida una tarjeta de crédito en 1979: Diners Club Internacional. Joven e inexperto aún, sentí que portaba en mi billetera una inagotable fuente de dinero; acto seguido listé un sinnúmero de ilusiones soñadas, detalles y cachivaches que adquiriría inmediatamente gracias a mi Diners Club. Comencé mi recorrido de compras enseguida; salía de cada almacén sonriendo feliz, estrenaría corbata y zapatos de inmediato; y así lo hice a sabiendas de que tras la firma de cada voucher, obviamente firmado a doce cuotas, llegaría la cuenta. Y, por supuesto, llegó, había copado en tan solo un día la totalidad del crédito gentilmente aprobado. Julio Eduardo Rueda Riaño, presidente Buenvivir.

Marco Mojica, pintor caribeño, ganador premio Botero.

225


226. KING KONG, AL RESCATE La teoría King Kong es un libro imperdible para quienes nos resistimos a conformarnos con el mundo tal y como está. Sobre todo para las mujeres, para quienes el mundo está peor. Es un libro corto y contundente; un ensayo vital escrito desde las entrañas que nos ha rescatado a muchas de los lugares comunes y el agotamiento político. Escrito por la francesa Virginie Despentes, la misma autora de Fóllame (la novela, luego adaptada para cine), me llegó hace pocos años, cuando buscaba nuevas formas de hacer y pensar el feminismo: en sus páginas, efectivamente, encontré las pistas que necesitaba.

EL TIEMPO PASA Y NO ES MALO QUE PASE

No es fortuito que al mar que rodea esta pequeña y hermosa parte de la geografía colombiana se le llame “el de los siete colores”, porque la belleza de sus aguas resulta deslumbrante. De hecho, podrían ser no solo siete los colores. Y no falta el turista fascinado que se atreva a tratar de contarlos. La experiencia no es solo maravillosa sobre el agua, porque debajo de ella Providencia guarda una barrera coralina bellísima, una de las más hermosas y más grandes del mundo. Por eso, bucear dentro del Mar de los Siete Colores es casi una experiencia religiosa y lo más cercano, quizá, a estar flotando en el espacio. Cuando uno hace su primera inmersión la paleta de colores del agua se multiplica con la de la barrera de coral y la de los peces que están prestos a recibirnos. Incluso, hay un lugar que llaman “la Catedral”, una enorme mole coralina con la forma de una iglesia, frente a la cual es tradición de todos los buceadores arrodillarse para dar gracias a Neptuno o al maestro que haya pintado semejante maravilla de paisaje submarino.

El tiempo no pasa cuando escribo estas líneas, pero pasa, sí pasa, cuando ves cómo corre la vida a tu lado y la bebé de cinco días que me entregaron hace 26 años resuelve seguir su rumbo sin ti, que te has considerado indispensable y que, sin saberlo, has depositado ahí un cúmulo de afecto, satisfacciones y esperanzas. Cuando me contó que se casaba estaba cenando en una plaza en Locarno (Suiza) con dos productores de cine alemanes, el editor de la revista Screen International y mi amiga directora del Festival de Cine de Cartagena. Se oía una voz emocionada que desde El Tablazo (ese pico de los Andes que recordamos porque se caen las avionetas) quería compartirme que su novio le había entregado el anillo de compromiso en el mismo lugar donde se habían hecho novios dos años antes. Obviamente se me escurrieron las lágrimas, fue contagioso, y brindamos con todos los comensales. Pero aún no había captado bien qué significaba aquello. Solamente a las tres de la mañana, en la soledad del cuarto de hotel, el cuerpo empezó a desahogar la tormenta. Llorada incontrolable con gemidos (sí, con gemidos) y toda clase de preguntas: ¿Habré sido buena mamá? ¿Habrá escogido bien? Y una irremediable sensación de que te están cortando una pierna que es tuya pero que debes dejar ir. Dicho esto, estoy feliz: se casa el 17 de diciembre.

Jimmy Arias, periodista radicado en Canadá.

Claudia Triana de Vargas, directora Proimágenes.

Nancy Prada, líder feminista.

227. BUCEAR EN PROVIDENCIA

230

231. TORNEO DE GOLF CON SENTIMIENTOS

228

Hace tres años participé con mi papá en un torneo de golf de padres e hijos. La experiencia fue una de las mejores que he tenido en mi vida. ¡Éramos la pareja que en conjunto más años sumaba! Después de dos semanas de clasificaciones, estábamos jugando la final. No ganamos, pero caminar el campo con mi papá que tenía 71 años en ese momento, y ver y sentir nuestra felicidad de haber llegado ahí, fue una satisfacción única. Creo que las mejores experiencias de la vida se dan cuando pasamos cualquier momento cotidiano, en cualquier parte del mundo, con alguien que queremos. Fred Jacobsen, presidente Vivacolombia.

229. VISITAR ISOLA

232. ACERCARSE A LA CANNABIS

Isola es un restaurante bar italiano, ubicado en todo el centro de la zona T de Bogotá, que me atrapó desde la primera vez que lo visité. Un lugar perfecto, preámbulo para la fiesta, con buena comida italiana, en especial su pizza en horno de leña y, por supuesto, sus pastas. Su carta tiene una gran variedad de cocteles y le permite a uno pasar de comer e ir a un segundo piso especialmente diseñado para rumbear. La mejor pizza es la Corsica.

Nadie debería irse de este mundo sin haber matado el miedo. El miedo infantil a fumar marihuana. No por la experiencia, que todos saben puede apendejar, dar hambre o despertar el sueño. Más bien, porque aunque mucha gente la ha probado, mucha no, y esa renuncia a la experiencia ha contribuido, y no poco, a que vivamos en la torpe condena conocida como “La guerra contra las drogas”. Guerra insulsa, fracasada: lo dicen los expertos. Guerra que es la inercia de ese miedo sembrado ya hace un siglo y desde varios ángulos del conservadurismo norteamericano, cuando en los años veinte se demonizó la siembra de cáñamo industrial para sacar a Canadá de la competencia textil, o más temprano aún, cuando desde el sensacionalismo mediático que cubrió la revolución mexicana se les retrató a éstos como consumidores y asesinos descontrolados. Una inercia. Y una manera de detenerla: pruebe la marihuana el que no lo haya hecho.

Lincoln Palomeque, actor.

Juan Álvarez, escritor.


56

233

EXPERIENCIAS DINERS

EN EL PLANETA AZUL

Después de pasar por diferentes estadios he llegado a comprender que mi experiencia inolvidable es la vida misma. Sí, el milagro de la vida, ver cómo concluye, causándonos pena, cuando un ser querido deja de existir, pero es ahí cuando comprendemos que la fuente inagotable no se seca y que la vida continúa y se manifiesta cuando nos reproducimos, causándonos gran alegría. Puede que jamás llegue a comprender el misterio de la vida y el porqué de la muerte. Mientras tanto, sigo disfrutando de la experiencia de seguir vivo en éste, el planeta azul.

234

Doctor Rock, analista del rock.

TRES EN UNO En la Riviera Maya en un solo día conocí tres de las pirámides más majestuosas construidas por esta antiquísima cultura. Primero Tolum, ubicada contra el mar, en un acantilado donde el azul del Caribe mexicano contrasta con la inmensidad de la estructura de piedra. Después Cobá, una primitiva construcción en medio de la selva a cuyas ruinas se llega caminando y donde se puede escalar la pirámide y desde la cima percibía a 360 grados el silencioso sonido del viento y de la naturaleza. Y finalmente Chichén Itzá, la obra más imponente de arquitectura abstracta. Toda una experiencia que logra conectarlo a uno con la arquitectura mesoamericana en pleno siglo XXI. Le mueve a uno el piso ver el poderío del conocimiento arquitectónico y la perfección estética de una civilización tan antigua. El cierre de la jornada fue en Cancún, con una cena en la playa iluminada por antorchas, en una noche de luna llena que se reflejaba en el mar. Ana María Fríes, directora Revista Axxis.

236. FORJAR EL MEJOR LUGAR PARA TRABAJAR

237. TOCAR EL CIELO

Llevo treinta años de trabajo en Kimberly Clark. Desde hace diecinueve, cuando dejé la planta de Barbosa (Antioquia), pasé a liderar la presidencia de América Latina y desde allí, con vientos a favor y en contra, me dediqué a trabajar para forjar una gran compañía. Hoy, después de luchar y desafiar los obstáculos, experimento que tantos años de trabajo han dado frutos: he formado un gran equipo de trabajo y la operación de América Latina se ha convertido en un ejemplo para seguir en el mundo entero. Esa dedicación a la causa ha dado origen a algo igual de valioso: que exportamos talento, ideas y cultura a los más de 150 países donde opera la empresa. El tercer Centro de innovación global de la empresa está en Colombia y fue instalado en septiembre. Haber apostado por la gente ha dado otro resultado que me llena de orgullo: somos la empresa número uno para trabajar, según el Great Place to Work Institute.

El primer desfile de Leal Daccarett en Milán (Italia) fue inolvidable. Nos emocionó muchísimo volver a la ciudad donde habíamos estudiado para ser parte de su Semana de la Moda. Además, fue increíble llegar al recinto y ver nuestro nombre al lado de Armani, Prada y Marni, que la sala estuviera llena y recibir buena crítica. Ese es el cielo de los diseñadores.

Juan Ernesto de Bedout, presidente Kimberly Clark Latinoamérica.

235 LA BIBLIOTECA DE MI CASA De la biblioteca de mi casa salían voces, aventuras y personajes que hicieron que mi infancia fuera una enorme montaña rusa de emociones y vértigos. Fue así como empecé a deslumbrarme con los libros y las letras. Había títulos que me gustaba que mi padre pronunciara como si se tratara de un sortilegio o un sésamo que me abriera las puertas de mundos insospechados. Las nieves del Kilimanjaro, En noviembre llega el arzobispo, Tentativa del hombre infinito, Luz de agosto, La región más transparente, Canaima, Trópico de capricornio serían, entre otros, el correcto santo y seña que poblarían de luz la casa. La voz de mi padre era la poesía misma y fue así como muchas caminatas por la carrera 7, por Chapinero, La Soledad y el viejo barrio Sears se impregnaban de poemas universales. Caminábamos, a veces sin rumbo definido, y agarrado de su mano escuchaba poemas de Neruda, Silva, García Lorca o lo que era mejor, relatos y anécdotas sobre sus vidas. La vida de Neruda era mi favorita y durante esas caminatas visité y revisité innumerables veces la cordillera chilena, los exilios, los viajes por Asia y la militancia irrestricta del inmenso poeta de América. Federico Díaz-Granados, poeta.

238

LA LUZ DIFÍCIL, PARA LEER EN UNA ISLA La luz difícil, de Tomás González, es una prosa agarradora que lo sumerge a uno en una historia de dolor y de muerte. Yo personalmente leo muy agradecida cuando estoy conmovida, y este es el caso. Y si me voy más lejos, un destino para descansar y leer es la isla de Providencia, porque resulta el sitio ideal para desconectarse y recargar las pilas. Tiene todo: un bellísimo mar de siete colores, deliciosa comida raizal y variados paseos por mar y por tierra, en medio de una naturaleza exuberante y generosa. Consuelo Luzardo, actriz.

Francisco Leal y Karen Daccarett, diseñadores de moda.

239. ALEXANDROS Me impresionó mucho la coreografía de Ana Consuelo Gómez para su ballet Alexandros, que presentó en el Jorge Eliécer Gaitán hace unos meses. El sentido de ritmo y el ajuste de los movimientos a la música creaban imágenes impactantes con los cuerpos de sus bailarines, y logró evocar en mí al gran Alejandro en un cuadro formidable. David Manzur, artista.


58

EXPERIENCIAS DINERS

No existe otra película que me haya marcado más la vida que El resplandor, de Stanley Kubrick. Confieso que la he visto más de cien veces y que me sé de memoria muchos de sus diálogos. Aprendí con ella que el verdadero terror está dentro de la propia mente. Me enseñó que la realidad y la ficción no tienen fronteras y así es como ahora veo la vida. Además, me recuerda a mi padre y a su mundo particular. Y me inspira a escribir algún día un guion como ese. Andrés Salgado, libretista de televisión.

240

EL ETERNO RESPLANDOR

241. LA AUTOPISTA DE LOS REDWOODS Y LA AVENIDA DE LOS GIGANTES

242. LA DULCE VENGANZA

Pocas carreteras nos llevan en un recorrido por tanta grandeza. Partiendo desde el campamento en el Parque Estatal Richardson Grove en el norte de California (Estados Unidos) comienza un viaje rodeado por algunos de los árboles más altos del mundo. Al entrar en el bosque es inevitable sentir lo pequeños y jóvenes que somos, especialmente al tomar el desvío por la avenida de los Gigantes que nos conduce a Humboldt Redwoods, en donde senderos de muy fácil acceso para personas de todas las edades nos invitan a caminar por este bosque encantado. Resulta ineludible reflexionar sobre nuestro rol en la Tierra y maravillarse ante una especie de árbol que casi llega a su extinción por las manos del hombre. Sin duda, uno de los lugares de mayor poder que he compartido con mis hijas y esposa.

En septiembre de 1993, en Buenos Aires, durante una semana de congreso con diversos terapeutas argentinos, recibí críticas y burlas de los asistentes, junto a un “noble” ofrecimiento de acompañar mi dolor y sufrimiento luego de la que sería una esperada goleada de su selección contra la nuestra. Luego de asistir al clásico en las tribunas y gozar al máximo con el 5 a 0, todos los “samaritanos” desaparecieron de nuestro sitio de encuentro programado para la noche de “mi derrota”. Mis “amigos” dieron paso a un grupo de compatriotas, los cuales aún mantenemos vivo este recuerdo. Santiago Rojas, médico y escritor.

Luis Camargo, director ejecutivo OPEPA.

UNA RUTA QUE EMBRIAGA

243

Una de las experiencias más enriquecedoras de la vida es viajar. ¡No por nada estoy en ese negocio! La posibilidad de dejar atrás nuestra cotidianidad, lo conocido, y transportarnos a una nueva realidad; conocer otras maneras de vivir, degustar otros sabores y olores, escuchar lenguas y formas de vestir diferentes; recorrer calles y lugares nunca antes vistos. Esta fascinación me llevó a conocer uno de los lugares más sublimes y únicos: el paisaje Tequila en el estado de Jalisco, México. Para muchos, la bebida emblemática de la cultura del mariachi y el México revolucionario. Para mí, el recuerdo de ese valle cubierto de espigadas y puntiagudas plantas azul verdoso: el agave azul. Recorrer los sinuosos caminos de la Ruta del Tequila, conocer el proceso de preparación de esta bebida, visitar el pueblo de Tequila y descubrir este rincón del mundo hoy –patrimonio de la humanidad– es una experiencia que recomiendo vivir. Esperanza Téllez, gerente Aeroméxico Colombia.

244. LA ORILLA DEL MAR...

245. PARTO EN LA AVENIDA SUBA

Acércate a un lado del mar. Para llegar, toma un tren, bus, caballo o avión. Cuando llegues, ojalá sea un momento solo para ti. Quítate los zapatos y las medias si tienes, y toca la arena con tus pies. Camina, siente las diferentes profundidades de la tierra. Mira hacia el frente y deja que el sonido y el movimiento de las olas te muestren la inmensidad de la naturaleza. Siéntete como un granito de arena, parte del gran universo que te rodea. Siéntate a la orilla del mar y sueña con todo lo que quieres ser y hacer. Deja tu mente volar hacia mundos distantes y llegarás allá. ¡Todas las orillas del mar son inspiradoras!

Hace veinte años, en un Fiat 147 blanco, nació mi hija Valentina. La escena es inolvidable: íbamos por la avenida Suba para la Clínica Fray Bartolomé y sabíamos que no teníamos suficiente tiempo. Tuve que estacionar y decirle a mi esposa que yo me encargaba de recibir a la niña. El parto fue inmediato. A las 7:20 de la mañana cargué por primera a mi hija enfrente de la mirada de los curiosos que asomaban la cabeza por las ventanas de los buses.

Patricia McCausland, chef radicada en Panamá.

Marlon Becerra, odontólogo.


EL CELLER DE CAN ROCA

246

Una de las experiencias más impresionantes que he tenido en los últimos años ha sido una cena que disfrutamos con mi esposa en nuestra luna de miel en el Celler de Can Roca, restaurante de tres estrellas Michelin, de mi amigo y gran pastelero Jordi Roca, y de sus hermanos Joan, chef ejecutivo, y Josep, el sommelier. Está ubicado en Girona, España, y se encuentra en el Top tres del mundo. El menú de degustación consta de veintidós platos pequeños. Los que más me impresionaron fueron las olivas caramelizadas que vienen presentadas en un bonsái de aceitunas que es real. Las espinas de anchoas con tempura de arroz de Pals parecían un chicharrón, y son superdivertidas. El brioche de trufa de verano resulta una verdadera explosión de texturas y de sabor. El cochinillo ibérico en blanquet de Riesling con terrina de mango y trufa de verano es perfecto, supercrocante y de sabores balanceados y refinados. Por último, como siempre, lo mejor es el postre láctico que consta de dulce de leche, helado de leche de oveja y una nube (algodón de azúcar), el postre más divertido y mejor elaborado que he probado hasta ahora. El maridaje recomendado por Josep es muy bien logrado e hizo que la experiencia fuera mucho más completa. Un must para los amantes de la cocina. Simplemente espectacular. Mark Rausch, chef.

247. COMER A LA ORILLA DEL CAMINO

248. EN PRIMERA

La mejor experiencia gastronómica que uno puede tener es comer a la orilla de la carretera, preferiblemente donde paran los choferes de los camiones, que son los que saben dónde venden lo mejor. No hay nada comparable a la ternera de Luis en la Carretera Central del Norte o los huesos de marrano de la avenida Primero de Mayo en Bogotá, los caldos de papa de La Calera o de Ventaquemada, las morcillas de Joaquín en la vía de Fusagasugá a Arbeláez o la arepa de huevo de Pozos Colorados en Santa Marta. No los cambio por nada y se les recomiendo a todos.

Momentos inolvidables existen muchos, pero uno de los que recuerdo de manera especial fue el primer ascenso de cortesía que me hicieron en una aerolínea. Después de eso cambia la experiencia de viajar y, como no siempre se puede viajar en business, sin duda que ese ascenso se volvió una experiencia inolvidable.

Christian Toro, presidente Toro Fischer América.

Carlos Hurtado, director Galería Nueveochenta.

249

BERLÍN, COMO EL AVE FÉNIX Casi caigo en el lugar común de recomendar un museo. Como soy la directora de uno, no sé si es lo que se espera. Pero preferí resaltar una ciudad no como destino turístico sino como experiencia vital: Berlín. ¿Por qué visitarla resulta una experiencia vital? Porque es un lugar que da cuenta de la grandeza de lo humano. De la dimensión espiritual de nuestra especie. Porque podemos allí reconocer y fortalecer la capacidad que tenemos de sobreponernos a la destrucción. Porque nos muestra cómo las reflexiones y posturas constructivas derrotarán a las fuerzas oscuras. Porque como el Ave Fénix esa ciudad se ha levantado de las cenizas para enseñarnos que sí se puede. Después de la Segunda Guerra Mundial, después del muro, después del genocidio. Y están allí preparados para responder por lo que pasó, con responsabilidad y alegría. De paso, no se pierdan el Museo del Pergamon. María Paula Álvarez, directora Museo La Tertulia.


60

EXPERIENCIAS DINERS

UN APARATO PARA LEER Me gustan los aparatos que hacen cosas por mí –jugo, arroz, puré–. Mis preferidos son marca Oster, línea plateada y negra. Son aparatos muy dignos que, en general, consiguen hacerme feliz. En mi último cumpleaños me regalaron un aparato que no hace nada de eso y que, sin embargo, me ha hecho muy feliz. Más: me ha cambiado la vida. El kindle, libro electrónico: lo recomiendo porque hace que una actividad placentera, como leer, sea además insospechadamente más cómoda. Porque es tanto más barato que un libro de papel y le cabe la biblioteca entera. Porque no da rinitis. Porque es emocionante usar algo que modificará un hábito milenario como la lectura, sin cambiarla. Porque sirve para leer y para nada más –ni jueguitos ni vericuetos– y eso le da una dignidad poco común, incluso entre aparatos. Margarita García Robayo, escritora, directora fundación Tomás Eloy Martínez.

250 SIN AHORROS, PERO ¡NUEVO!

253

Cuando tenía 27 años, mi panorama profesional estaba despejado. Títulos universitarios, buen cargo con posibilidades de ascenso, buena remuneración, excelente jefe. Sin embargo decidí regalarme un año sabático en París. No faltaron las críticas a mi decisión. La verdad, no me arrepiento. Durante ese inolvidable 1999 leí todo lo que tenía pendiente, disfruté todo el encanto de la comida francesa, caminé todos los rincones de una ciudad fascinante, viví su vida nocturna. Regresé a Bogotá con mis ahorros agotados, pero con mi espíritu renovado. Mi consejo es pragmático: si las circunstancias lo permiten, un año sabático será siempre una buena decisión.

Guillermo González, vicepresidente asuntos corporativos Eco Oro.

251 CIÉNAGA DE AYAPEL, CÓRDOBA Los caños que alimentan la ciénaga, sus flores lilas donde se posan libélulas multicolores. Atardeceres de gamas desde naranjas hasta morados, árboles derretidos sobre la ciénaga, multitud de garzas que los cubren, diversidad de aves migratorias, patos cuchara o espátula rosada, cigüeñas, pisingos. Noches de tormentas eléctricas, olas huracanadas, amaneceres silenciosos, pangas, pescadores y atarrayas. A mediodía, el sol abrasador. Transporte entre poblaciones en canoas inmensas, hundidas hasta el borde, techadas de sombrillas. La población nómada en armonía con la subida y bajada del agua se traslada construyendo y abandonando sus viviendas temporales de manera sostenible. Un ejemplo y fuente de inspiración para una arquitectura armónica e inteligente, respetuosa con la naturaleza y útil para el ser humano.

254

McQUEEN EN EL MOMA

En agosto tuve la oportunidad de asistir al Museo Metropolitano de Nueva York y presenciar la exposición de Alexander McQueen, diseñador de la casa Dior, quien logró llevar sus diseños y la moda a un nivel digno de ser expuestos como obras de arte. Me impactó el carácter que les imprimió a sus diseños y su estilo agresivo para mujeres de personalidad fuerte, pero muy femeninas a la vez. Hasta ahora es la exposición más concurrida que ha tenido el museo en sus últimos años. La espera para entrar fue larga, pero valió la pena ver y dejarme impresionar por la versatilidad de este artista. María Bernarda Durango, dermatóloga.

255. LA VELOCIDAD EN EL CINE

Visitar La Guajira siempre será una experiencia memorable. Amo ese lugar por su colorido, su alegría, su exuberancia y su magia. Sus mochilas son mi mayor debilidad porque expresan perfectamente el alma de quienes nacieron bajo ese cielo esplendoroso. Cada vez que puedo me escapo a tan bello territorio y me sumerjo en su hechizo, donde siempre siento que renazco.

La película A Star Named Ayrton Senna, sobre la vida de este piloto de Fórmula 1, el más recordado en la categoría máxima del automovilismo dentro y fuera de la pista por su carisma y sus logros. En la cinta se recopilan los momentos más importantes de su vida, con testimonios de la familia, personas cercanas al piloto brasileño y sus rivales en la pista. Muchas imágenes son inéditas y muestran la intensidad vital del ídolo que se convertiría en leyenda del automovilismo. Las escalofriantes tomas de un compungido Senna durante las horas previas al Gran Premio de San Marino, el rostro oscuro y demacrado en la parrilla de salida reflejaban su intuición ante la cercanía del encuentro con la muerte en 1994. La película se centra en su duelo titánico con Alain Prost. “Correr, competir, lo llevo en la sangre, es parte de mi vida”. recuerda Senna ahí.

Estefanía Borges, actriz.

Óscar Tunjo, corredor Fórmula Renault.

Pascual Celis, arquitecto.

252. LA EXUBERANCIA DE LA GUAJIRA


62

256

EXPERIENCIAS DINERS

LA ÓRBITA DE LOS GIROS Está una plataforma redonda y el público que cabe se sienta en los escalones que la rodean. Hablan en murmullo. La puerta, que es un biombo que suena, se cierra. Llegan seis figuras altas cubiertas con una capa oscura y un alto sombrero tejido. Tocan con su frente el piso y en segundos se ponen de pie. Uno permanece erguido con la capa puesta y los otros la dejan caer y quedan ataviados de blanco con falda ancha. Con las manos cruzadas en los hombros, cada uno comienza a dar la vuelta sobre sí mismo, despacio, al ritmo de la armonía. Los giros aumentan y los brazos se abren, envolviendo el aire hasta el de la respiración del público que no sabe qué es lo que siente, lo que oye y lo que ve. Al final paran las vueltas y el vestido gira en torno. Como el cosmos que se mantiene por sus órbitas, así estos derviches, lejos, en la Anatolia, en la Capadocia, en Turquía, guardan la tradición de esta danza sagrada. Los pocos asistentes obedecen la petición: no aplauden ni fotografían… Ana María Cano, periodista y editora.

257. DE MADRID A MEDELLÍN

258. EL PLACER DEL JUEGO

Fui a Madrid y tuve la oportunidad de ver la exposición de Antonio López en el Museo Thyssen-Bornemisza, y me llegó al alma. Pero no quiero irme tan lejos. Porque en la misma ciudad donde vivo, Medellín, hay dos lugares fantásticos para visitar: el Museo de Antioquia y el Museo de Arte Moderno de Medellín. El primero, por la arquitectura y sus obras. El segundo, por su propuesta.

La ilusión del juego nos lleva a enfrentar las más adversas situaciones, como lo sucedido en la película La vida es bella, donde se muestra que el juego no sólo es para los niños y niñas, sino que también es una oportunidad para que los adultos podamos enfrentar de forma diferente la realidad. Apostarle al juego es mi opción, en cualquier lugar y momento. Justo en esas ocasiones cuando nos sentimos desprogramados, aburridos o incluso aturdidos. En el paseo, la casa y la oficina, para salir de la depresión e inspirarse, lo mejor es jugar, jugar y jugar.

Luis Fernando Peláez, artista.

Ruth Camelo, directora Corporación Día de la Niñez.

260. LO ESENCIAL ES INVISIBLE

Lo mío es sencillo. Una experiencia de todos los días relacionada con mi forma de ser, mi vida y mi forma de lucir mi cuerpo, más allá de las fotos o de la exposición pública. Más para mí: me gusta usar una prenda esencial y vital: los jeans. Son cómodos, versátiles, sencillos de llevar y salen con todo. Con ellos puedo verme informal o más formal, dependiendo de cómo los combine. Y lo mejor es que nunca pasan de moda.

El arte de amar, de Erich Fromm, es un libro que hace reflexionar acerca del sitio donde nos ubicamos para vivir las relaciones del amor. Relata de manera extraordinaria que el amor es un arte y que necesitamos vivirlo desde un espacio sano, tanto desde nosotros mismos como de la otra persona. Y vivir, sin olvidar la máxima de Antoine de Saint-Exupéry: “Lo esencial es invisible a los ojos”. Esta frase encierra la verdad de lo que a veces no entendemos los seres humanos: qué es aquello que queremos demostrar, parecer, lo que tenemos y por lo que tanto luchamos. Eso que consideramos tan importante y nos refuerza el ego, muchas veces no nos deja ver lo que realmente somos. O mejor, lo que realmente no somos.

Isabel Cristina Estrada, actriz.

Ricardo Leguízamo, actor.

LA FERIA DEL RELOJ Desde que tenemos uso de razón soñamos con conocer algún lugar especial. En mi caso, ese destino fue Basilea, en Suiza, y su Feria de Relojería Baselworld, el evento más importante del sector, en la que se reúnen 2.000 empresas mundiales y asisten no menos de 100.000 minoristas especializados y mayoristas de todos los continentes para descubrir las últimas creaciones de la relojería y la joyería. Tuvo lugar en el recinto ferial Messe Basel, entre marzo y abril. Basilea está en el punto donde confluyen Alemania, Francia y Suiza, a las orillas del Rin. Es una ciudad de alta calidad cultural y mercado tradicional. Y plena de relojes. Juanita Camacho Gutiérrez, gerente Technomarine.

261

259. LOS JEANS


EL CÓMPLICE PERFECTO

262

Nada de lo que he vivido en mis 33 años –en los que por cierto no ha quedado nada por vivir–, se compara con la mágica y fantástica sensación que produjo en mí el nacimiento de Lucía, mi primogénita. Ese 20 de agosto fue el mejor día de todos los que he tenido. Yo, que siempre he sido un espíritu transgresor y rebelde, advertí de inmediato cómo mi existencia quedaba signada y definida por la de ella y entendí, en un parpadeo, que mi destino no era mío, sino de la princesa que tenía ante mis ojos. El éxito, el reconocimiento y el dinero no significan nada comparados con la dicha que ha traído a mi vida mi adorada hija. Ya no me interesa ser el mejor abogado del mundo: ahora solo aspiro a ser un buen padre para ella, el faro que guíe su destino, el motor que impulse sus deseos, el abrigo que calme su frío, las alas de sus sueños, el amigo en quien podrá confiar, el cómplice perfecto. Abelardo de La Espriella, abogado.

263. COMO UNA NIÑA EN EL MERCADO DE SAN JOSÉ Cuando viajo a Barcelona me gusta recorrer la ciudad, encontrarme con su arquitectura, ir a El Bulli de Adrià en las afueras. Pero mi lugar favorito es el Mercado de San José que también se conoce como La Boquería, en la zona de Las Ramblas. Me siento como una niña en una tienda de juguetes, porque hay cantidades de jamones, jugos, quesos, granos, mariscos. Disfruto más de una experiencia gastronómica en un mercado que en un restaurante gourmet. Allí, mi lugar favorito es la Boquería de Quim, de los mejores sitios en delicias catalanas. Esta experiencia es algo rústica pero única. Hacen unas cigalas increíbles en una parrilla. En el mercado también se desayuna con batido de frutas y hay para escoger entre toda clase de pescados frescos recién llegados. Cafés de todos los lugares del planeta, especias, frutas exóticas. Uno puede enloquecer y estar todo el día probando cosas. Puedes comer grandes cantidades por veinte dólares. Viajar me transporta y me renueva para crear recetas. Mi última cena podría llegar a ser un menú de mercado. Íngrid Hoffman, chef Univisión.

265

POR UNA NOCHE, SER OTRO Vivir una misteriosa noche de carnaval en Venecia. Entrar, por obra y gracia de la magia veneciana, en el siglo XV. Jugar a ser otro, escondido bajo la identidad que te otorga el disfraz y la máscara que has elegido. Con las últimas pinceladas de la tarde, perderse en la niebla invernal que cubre a La Serenísima. Coronar la Piazza di San Marco, entre pisadas y campanadas, y tomar un cappuccino en el café Florián –aquel viejo lugar que conserva su esplendor–, mezclado entre casanovas y amantes, obispos y cortesanas, duques y doncellas que, como tú, sueñan ser lo que no son. Y cuando llegue la noche, asistir a una majestuosa fiesta, en un antiguo palacio en el Gran Canal. Llegar hasta sus puertas en góndola, envuelto en aroma a velas derretidas y con el sonido monocorde de unos remos que quiebran el agua. Subir las escaleras, sin olvidar en quien te has convertido. El escenario espera. Arpas, cuartetos se mezclan en un recibimiento de trajes y pieles empolvadas de oro; miradas seductoras que hablan tras silencios de pelucas y antifaces, perfumes que hipnotizan y sedas bordadas. Al llegar al gran salón, las copas se alzan en un brindis: el efímero brindis de un sueño. Al amanecer, en el rincón duerme el traje de aquel que por una noche fuiste y que no eres. Ángela Becerra, novelista colombiana radicada en Europa.

266. CON “SED DE VIVIR” Sed de vivir (1956), de Vincente Minnelli, recrea la vida de Vincent van Gogh como si en verdad fuera su obra. Quizás no sea una mirada realista a la vida del pintor holandés, quizás las versiones de Robert Altman y Akira Kurosawa tengan más presente el horror que vivía dentro del pintor, pero la versión de Minnelli (que dirigió obras maestras como The Bad and the Beautiful y Un americano en París) es una pintura viviente que podría tener la firma del artista, abajo a la derecha. La actuación de Kirk Douglas, capaz como pocos de contener la pasión, es memorable. Y el paso por la biografía de aquel hombre que sobrevivió a sí mismo todo lo que pudo, no es de despreciar. Pero es el cuidado de Minnelli, la recreación de ese universo que iba y venía del lienzo a la cabeza, lo que resulta escalofriante y memorable al mismo tiempo.

264. EL PADRE Y LAS VÍCTIMAS Hay dos momentos inolvidables de mi vida. El primero es muy triste y sucedió el 8 de agosto de 1997. Yo estaba en una fiesta en el canal de Corinto, en Grecia, cuando recibí una llamada en la que me informaban que mi padre Jorge Cristo había sido asesinado. El segundo me dio mucha alegría y sucedió en mayo de este año cuando la plenaria del Senado aprobó la Ley de Víctimas. En ese momento sentí una inmensa satisfacción y también recordé a mi padre. Juan Fernando Cristo, senador.

267

Ricardo Silva, escritor y crítico de cine.

UNA POBRE MUY RICA Hace cinco años estaba en las afueras de Magangué, esperando el ferry que me llevaría a la isla de Mompox. Era la hora del almuerzo y al modesto restaurante en el que me encontraba llegaron cuatro personas de escasos recursos. Preguntaron por el costo del plato del día y cuando la dueña les dio el precio le dijeron que sólo tenían la mitad de esa plata. Ella, sin dudarlo un instante, les respondió: “A ustedes les hace más falta esa plata que a mí estos pescados. Entonces los invito a almorzar”. Esta señora, en medio de su pobreza material, me dio una gran lección con su enorme riqueza de corazón. Ojalá todos los colombianos fuéramos tan solidarios como ella con los más de cinco millones de compatriotas que a duras penas sobreviven en la pobreza extrema. Mauricio Rodríguez, embajador en Gran Bretaña.


64

EXPERIENCIAS DINERS 272. EL CUENTO CHINO

268

“Si esto no funciona, lo único que sanará mi corazón será coger mis maletas e irme para China”, fue la promesa que me hice ante un compromiso con el amor; las palabras son sagradas y la vida me regaló una de las aventuras más grandes de mi vida: viajar a China, contratada por una empresa colombo libanesa, para hacer la búsqueda de proveedores y el seguimiento de producciones de sus prendas. Durante cuatro años visité fábricas en lugares inesperados donde la inmensidad de las instalaciones contrasta con la pobreza y el caos de sus alrededores, y el olor de las telas recién planchadas con el aceite de las máquinas de coser y el sudor de miles de trabajadores incansables; ahora, colores, texturas y los objetos de sus permanentes habitantes hacen parte de mi experiencia Made in China. María del Mar González, empresaria textil. Reside en Australia.

EL VALLE DEL COLCA, PERÚ Se sale de Arequipa temprano en la mañana, se rodea, ascendiendo, el volcán Misti y se llega a una planicie bordeada de rocas fantásticas. El conductor elige la ruta larga para alcanzar el valle del Colca. La ruta sigue un hilo de agua que se convierte en arroyo, luego en río y posteriormente en torrente. Se recorren desfiladeros inverosímiles y, después de seis horas, se llega a Chiviay, el pueblo que se encuentra en la cabecera del valle, que en realidad se trata de un cañón abierto, y que más adelante se transforma en un cañón estrecho, de mil metros de profundidad. Los Andes son cosa seria, y el lugar es sublime. Alberto Saldarriaga, arquitecto.

269

LA DULZURA DEL VALLE

Una experiencia inolvidable para mí fue la de haber nacido y crecido en Buga (Valle), con los sabores más deliciosos de Colombia. Y con sus dulces irresistibles, como el del bocadillo que se acompaña con un vaso de avena helada, pero sobre todo, el del manjar blanco en totumo que comía con mis hermanos todos los días. Además, semanalmente íbamos a caballo a la hacienda donde se preparaba la leche condensada La Lechera, y nos tomábamos vasados enteros. Nunca he perdido el gusto por los sabores de mi infancia. Entre ellos, la lulada y el champús vallunos. Myriam Camhi, pastelera.

270

COLOMBIA, EL DESTINO DEL LUJO

Hay que visitar América Latina. A menudo es percibida como un destino de bajos costos con infraestructuras de poca calidad, pero la región se está organizando para arrebatarle el mercado a Norteamérica, Europa y a la región Asia Pacífico en el segmento del turismo de lujo. Y dentro de la región, uno de los países con mayor potencial es Colombia, que está preparada para atraer viajeros de altos ingresos, que aunque son una pequeña minoría, gastan ocho veces más en promedio que los otros. Pablo Pries, director de South American Luxury Travel Association.

271

UNA AREPA EN NUEVA YORK

En Nueva York hay un camioncito lleno de arepas que se llama Palenque Homemade Colombianfood. El camioncito se mueve por varias partes de la ciudad pero usualmente yo lo encuentro en Williamsburg (el barrio donde vivo). Nena y Vivi son las maestras de este delicioso invento culinario. A veces, cuando estoy lejos de casa y anhelo una deliciosa y auténtica arepa colombiana, acudo a este lugar rodante. Palenque es el lugar perfecto para ir a comer... y para mí, ¡es el mejor sitio de arepas en Nueva York! Paola Baldión, actriz. Reside en Nueva York.

273. ESTANCIA SAN ANTONIO En Guasca, Cundinamarca, a solo cincuenta minutos de Bogotá, hay un lugar ideal en el que me gusta pasar los fines de semana o los puentes en contacto con la naturaleza, respirando aire puro y viendo un hermoso paisaje, y apreciando la flora y fauna del altiplano. En la Estancia San Antonio hay alojamiento, un spa, y actividades como cabalgatas, caminatas y pesca, además de un restaurante especializado en slow food, en el que ofrecen platos de la cocina internacional. Allí me refugio. La Estancia permite desconectarse del estrés, el ruido y el esmog de la ciudad. Diana Restrepo, gerente general de Archie’s.


66

EXPERIENCIAS DINERS 274. SALUDOS DESDE BERLÍN Llegué a Berlín, por casualidad, en agosto de 1999, mientras pasaba vacaciones en Nueva York. En la capital alemana noté que las personas eran auténticas y naturales, pero sin esfuerzo. Eran honestas y únicas. Sentí un gran abismo entre las dos ciudades. La diferencia inmensa de la represión de Nueva York: no fume, no tome, no escupa, no mire a nadie, no se roce, no sude. Y, en cambio, esa pequeña y plana Berlín, con su tráfico suave, sus edificios cargando las cicatrices de su historia triste sin pretender ocultarla o ser lo que no era. La facilidad de la bicicleta, del viento en la cara, de la austeridad. De lo simple. Siempre quiero volver a Berlín. Julieta Suárez, diseñadora.

277

EL SIMPLE Y PROFUNDO ACTO DE LEER

Para todos los seres humanos lo más importante es la lectura. No solamente el libro, la revista, el periódico, la mágica Internet; es la lectura desde la infancia y siempre. Especialmente desde la infancia. La obligación es promoverla. No tratar de derrotarla con encuestas mentirosas y comparaciones inútiles. Un libro puede ser leído por muchas personas, pero esa es la encuesta que no ha hecho nadie. Hay que hacerla. Maruja Vieira, poeta.

275. LA OBRA QUE RECREÓ MI JUEGO DE INFANCIA PREDILECTO Una obra que logró impactarme fue Macbeth, de Shakespeare, actuada al estilo Hitchcock por un grupo de teatro británico. Usaron de escenario un colegio antiguo de Boston, cuyos salones fueron elegante y terroríficamente transformados para semejar un palacio barroco encantado. La obra era muda y las escenas se repetían una y otra vez en diferentes cuartos. Todos usábamos máscaras y los actores caminaban entre los espectadores. Al inicio, un actor nos recomendó elegir un personaje a la vez hasta determinar su identidad. Esta búsqueda despertó en mí una necesidad insaciable de encontrar todas las piezas que completaban la historia y me sentí como una niña jugando a mi juego de infancia preferido: El bosque encantado. Con esta obra lograron recrear la sensación que me daba ese juego; la emoción de descubrir personajes y objetos que creaban uno a uno el argumento de una historia fantástica. Ana María González, Ph. D. patóloga e inmunóloga de VIH en Harvard.

278

EL CINE LO TIENE TODO El cine, para mí, es la reunión de todos las artes: en él se fusionan la literatura, la música, la fotografía, el vestuario y la gran comunicación con el público. Es un arte masivo que me conmueve porque lo resume y lo llena todo. Una de las películas que más me ha gustado últimamente es Medianoche en París, de Woody Allen, que recoge todas estas artes de la forma más prodigiosa. Maripaz Jaramillo, artista.

279. EL DESCUBRIMIENTO DE LA COCINA En el 2005 “descubrí” la gastronomía, y eso cambió mi vida. A pesar de que no soy cocinero, mi vida gira en torno a la cocina desde entonces. Y llegué a todo esto porque encontré, a través de los cocineros, que me apasiona este mundo. Alrededor de la comida se reúne la familia, se encuentran los amigos y allí se encienden buenos momentos repletos de animadas conversaciones. Hoy en día mis mejores amigos y las personas más cercanas son todos cocineros. Descubrí en ellos gente encantadora, extraordinaria y sorprendente. Esos momentos han quedado grabados en mi memoria como el testimonio de cuando todo cambió. Aurelio Forero, director TAO Estudio.

CONFESIONES DE UNA MÁSCARA Recomiendo el libro Esta noche la libertad, de Dominique Lapierre y Larry Collins. Para escribirlo, sus autores demoraron cuatro años y recorrieron más de 250.000 kilómetros, en los que vivieron una experiencia que permite hoy, a quien lee su historia, conocer a plenitud la caída del Imperio británico en la India y a Mahatma Gandhi de forma casi personal. “Siempre nos reconocerán por nuestros resultados, por como firmemos nuestras obras, por la huella que dejemos, pero especialmente por el amor con que las realicemos”, dicen ellos. Creo que este par de autores puso todo su amor en un libro que logró conmoverme hasta la médula.

Hay que leer Confesiones de una máscara, de Yukio Mishima, una obra autobiográfica sobre un joven que descubre su homosexualidad en la época de la guerra y se esconde tras una máscara para tratar de encajar en la sociedad japonesa en la que vive. Mishima la escribió a los veinticuatro años. Conocido por su suicidio a los 45 años, no hay que olvidar su obra.

Jorge Cantini, cirujano plástico.

Flor Romero, escritora.

276. ESTA NOCHE LA LIBERTAD

280


281

EL VICIO DE LOS LIBROS

“Déjeme aunque sea algún vicio”, decía mi marido, Hans Ungar. Pero su pasión por los libros era más que un vicio o un pasatiempo. Era una vida. La colección se hizo uno por uno; muchos libros se consiguieron en subastas o en viajes. Cuando viajábamos, Hans se la pasaba de librería en librería. Ahora tengo en la casa una biblioteca de 23.000 libros, organizados por temas. Mi marido sabía dónde estaba cada uno, y le apasionaba la posibilidad de responder cualquier pregunta bajando un libro de su biblioteca. Hans decía que hay que leer de todos los temas, pues uno no puede formarse una idea ni argumentar si no está bien informado. La verdad es que el que no lee pierde mucho de la vida. No se instruye del mundo, del pasado, y de lo que es la vida verdadera. Por esta pasión llegamos a la Librería Central en el año 49. Mi marido murió y yo sigo mientras pueda porque me gusta mucho. Después, no sé qué va a pasar con todos los libros.

282. EL NEGOCIO DEL ESPECTÁCULO No me puedo perder la serie Entourage, que emite HBO. Estoy enganchado a ella porque me fascina ver la forma en que esta grandiosa producción cuenta lo que hay tras bastidores en Hollywood. ¡Vaya qué serie! En ella, uno aprende en detalle sobre cómo se tejen los negocios en el mundo del espectáculo. Andrés López, comediante.

Lili Bleier de Ungar, librera de Librería Central.

283. SINFONÍA CON LAS ESTRELLAS EN HOLLYWOOD BOWL Resulta inevitable que se asocie el nombre de Hollywood con el cine. Pero en este lugar, que es por igual fábrica de sueños y paño de lágrimas, se puede encontrar un espacio que une también la música con las verdaderas estrellas como pocas en el mundo: el Hollywood Bowl. Además de su increíble ubicación al aire libre entre las colinas de Los Ángeles, este anfiteatro es un sitio ideal para compartir en pareja o con amigos un buen vino y aperitivos mientras se aprecia la majestuosidad del cielo en una noche despejada de primavera o verano. Y disfrutar, por supuesto, la atmósfera fantástica cada vez que se presentan grandes cantantes o grupos de talla mundial, ya sea Buena Vista Social Club, U2, Herbie Hancock, filarmónicas o nuestro Juanes. Mario Amaya, periodista radicado en Los Ángeles

285 María José Martínez, actriz y conductora en Caracol Radio.

Mi vida la ha constituido la lucha por detener la violencia contra la mujer, los niños y las niñas. Por eso quiero pedirle a la gente que no sea indiferente frente a estos fenómenos, que los rechace, que asista a los plantones como una forma de demostrar su oposición a este tipo de abusos. En Colombia las mujeres se convirtieron en botín de guerra. Para citar un solo dato, en el Valle del Cauca, entre 2002 y 2009, 3.000 niños y 17.000 niñas fueron violados. Todos tenemos que ser agentes de cambio y ser la voz que denuncia y rechaza esto. La recomendación es no a la indiferencia. María Teresa Arizabaleta, líder feminista de Cali.

KOALAS Y TORTUGA MILENARIA

LEER A MURAKAMI

Me fascina leer a Haruki Murakami, un autor japonés que ha estado nominado al Nobel de Literatura en los últimos dos años. Su manera de escribir raya entre lo genial y lo profundo, como la mayoría de los japoneses, pero sus historias son absolutamente surrealistas, coloridas, y sin embargo capaces de ponerlo a uno a cuestionarse sobre la esencia del ser humano. Un gran libro suyo es La crónica del pájaro que da cuerda al mundo.

284. UN NO A LA INDIFERENCIA

286

A Magnetic Island, en North Queensland (Australia), se llega en ferry, saliendo de Townsville, un lugar donde aparentemente no pasa nada, pero que es –nada menos– el sitio donde nació el periodista Julian Assange, y justo donde comienza la mayor barrera de coral del mundo. El tiquete desde ahí cuesta sólo treinta dólares australianos y recomiendan tomar bastante agua. Llevé un mapa y planeé la ruta que debía hacer a pie, para poder llegar a las playas y bahías más lejanas a través de los senderos y bosques de eucalipto. Queríamos ver koalas en su hábitat natural. Allí estaban, en la parte de arriba de los árboles, quietos, en silencio, casi invisibles. Llegamos a Florence Bay, una playa de arena dorada, hicimos esnórquel y nadamos con una tortuga verde milenaria gigante. Un lugar para estar en contacto con la naturaleza. María Posse, cineasta radicada en Australia.


68

EXPERIENCIAS DINERS

EL TEMPLO DE LA SERPIENTE BICÉFALA No importa que haya sido hace treinta y un años. Me acuerdo como si lo hubiese vivido ayer. Después de veintidós horas en un bus destartalado, llegué a San Benito, un pueblo de nadie con un billar y una pensión donde por un dólar pude pasar lo que quedaba de la noche, en compañía de dos cucarachas y una rata. Sin pegar el ojo, madrugué por mi recompensa: el parque arqueológico de Tikal, en las selvas del Petén en Guatemala. Arribé cuando todavía la mañana estaba fresca. Caminé por los senderos con la respiración apretada por la humedad, bajo la sombra de gigantescos árboles milenarios de raíces gruesas y retorcidas, hasta que se abrió una explanada. Allí estaba, majestuoso, sobrio, el templo de la serpiente bicéfala, 64 metros de altura, mil trescientos años de existencia, un portento de elegancia con sus paredes de piedra viva y húmeda, y su escalinata empinada. Desde la cima, levanté la vista y me dejé llevar por el inmenso y verde mar en el que cada copa de un árbol era una ola. Sobre la superficie flotaban, como naves prehistóricas, los remates de media docena de pirámides más, sumergidas en la selva. No soy un hombre creyente, pero ese mediodía, en lo más alto del más alto templo de Tikal, sentí la presencia de un ser superior. No me ha vuelto a ocurrir. No he vuelto a ir.

287

Mauricio Vargas Linares, periodista y escritor.

288. UNA RECOMENDACIÓN VISUAL

234

Mi recomendación parte de una particular y reveladora experiencia visual reciente. Experiencia que tuve gracias a la recomendación animada de otra persona llamada María. Se trata de la película El regreso, del director ruso Andrei Zvyagintsev y estrenada en 2003. Como sucede con tantas historias que uno encuentra casualmente mientras busca y se mueve en las antesalas o los limbos previos a escribir un libro, El regreso me deja, como espectador y lector, dos certezas: una, más o menos obvia y compartida con muchas otras películas, que ya no será fácil olvidar sus imágenes; la otra, y aquí tal vez esté lo interesante de una posible recomendación a quien quiera sumergirse en sus aguas, tan enigmáticas como los mares por donde se mueven los personajes, la certeza de que el descubrimiento del amor (el amor filial en este caso) tiene también la hermosa y a la vez terrible fuerza de un viaje hacia lo desconocido, con resultados de una dureza que bordea lo inmisericorde y que, como las otras formas del amor, guarda misterios que ninguno de nosotros podrá revelar, pues son como los secretos que se llevan los muertos y sus sombras inalcanzables, como un cuerpo que desciende a lo profundo del mar. Ver y saber que alguien puede lograr eso en menos de dos horas de imágenes es una experiencia recomendable para cualquiera, supongo. Julio Paredes, escritor.

EL FELIZ MASOQUISMO DE LOS PIRINEOS

290

Para quienes tenemos la fortuna de ser padres no hay duda alguna que la experiencia más maravillosa es justamente la de serlo. Nada remplaza esa condición. Pero igualmente se es muy afortunado si uno logra hacer en la vida lo que a uno le plazca. En mi caso, ejercer la arquitectura y practicar a diario el ciclismo. En el verano pasado, treinta amigos y afiebrados a la “bici” nos aventuramos a recorrer los Pirineos y fue una experiencia inolvidable. Vivir en carne propia las sensaciones que en épocas doradas experimentaron el gran Lucho Herrera, Fabio Parra o Santiago Botero, escalando picos como el Tourmalet, Luz-Ardiden, Larrau y demás retos en la gran Pirenaica es algo que jamás se podrá olvidar. Fueron jornadas de seis a ocho horas con cinco o seis premios de montaña por día, en medio de los paisajes más maravillosos y con toda clase de climas. Entre el goce y el sufrimiento sentimos ese grado de masoquismo que nos rehusamos a abandonar. Héctor Uribe, arquitecto.

291. RECORDAR ES VIVIR 289. CEREMONIA VANGUARDISTA EN NYC La moda vanguardista puede ser una de esos ámbitos intangibles que requieren cierta inmersión de los sentidos para ser apreciados. Un lugar que ha forjado su autoridad para los Fashion early adapters en Nueva York es Opening Ceremony. Es una tienda con actitud de galería underground que se encuentra en permanente búsqueda de lo más interesante de la moda a nivel global y atrae a una clientela que tiene credibilidad en el ambiente de la moda. Es muy común estarse midiendo zapatos y hablando acerca de relojes –en medio de un guayabo– con personajes como Alexa Chung (modelo británica con líneas de moda a su nombre) o músicos locales. En fin, si el propósito es informarse o adquirir una pieza que genera discusión, este es el lugar. Opening Ceremony está ubicado en una calle cerca de Canal Street sobre 35 Howard Street. María Horn, directora de Arte radicada en Minneapolis.

La mejor experiencia es recordar a Ernesto Carlos Martelo, fundador de Diners Club y del Concurso Nacional de Belleza. Como experiencia de viaje al exterior, la más inolvidable ha sido visitar, hace muchos años, la bella isla de Santorini, en Grecia, y recorrerla en burro, que es una de las cosas típicas que se hacen en este hermoso paraje. Raimundo Angulo, presidente Reinado Nacional de Belleza.


70

292

EXPERIENCIAS DINERS LOS ORÍGENES DEL JAZZ Me gustaría recordar mis sitios favoritos para escuchar buen jazz. Para empezar, una noche en el antiguo bar favorito de Al Capone –en los años veinte–, el Green Mill, en Chicago, donde se puede escuchar jazz rodeado de historia y del sentimiento de esta nostálgica ciudad. El Green Mill está ubicado en 4802 de North Broadway Avenue. El segundo sitio que se debe visitar, si se es amante del jazz, es Snug Harbour, en Nueva Orleáns, donde puede uno deleitarse con estrellas como Ellis Marsalis. Está sobre el número 626 de la calle Frenchmen, en el Barrio Francés. Tiene más de treinta años, está montado sobre un antiguo almacén de 1800 y además hay restaurante con fama propia en el que se encuentra un buen salmón y unas excelentes ostras. Camilo Duque, CEO Vatic Consulting Group.

293

RAFTING EN COSTA RICA

Hace unos cinco años tuve una de las experiencias más emocionantes de mi vida. Fue el rafting. En un río de montaña de Costa Rica emprendí esa aventura, que a mi edad no es muy común. La disfruté, sobre todo por el contacto con el agua, la emoción de los rápidos, la belleza del paisaje y el sol que nos acompañó en esa jornada. Todos esos factores hicieron que la tenga grabada en mi memoria y la considere única en mi vida. Rodrigo Velasco, presidente de la Andi Valle del Cauca.

PLAN DE PLAYA COMPLETO

294

Un plan increíble para mí es irme de paseo familiar. Eso empieza con un tour en lancha recorriendo el bello pueblo de pescadores de Taganga, un almuerzo con pesca’o, arroz con coco y patacón, para terminar en el Parque Tayrona, más específicamente en Playa Salguero, donde se puede caminar tranquilamente en compañía de la familia, disfrutar de los paisajes y de la tranquilidad propios del mar Caribe. Carlos “el Pibe” Valderrama, futbolista.

RECORRER DEL VERDE AL NEGRO Y TOMAR CONCIENCIA

295

A finales del siglo pasado decidimos hacer una expedición por el río Bogotá, navegándolo. En octubre de 1997 salimos del páramo de Guacheneque, a 3.400 msnm (laguna del valle, nacimiento del río Bogotá) un total de cincuenta personas, treinta por agua en botes de remos y veinte por tierra que organizaban nuestra llegada a cada municipio. Durante quince días navegamos el río como si se tratara de caminar encima de un cadáver putrefacto denso, hasta llegar a Girardot y encontrarnos de frente al río de la Magdalena, majestuoso, amarillo y ancho recibiendo las negras aguas envenenadas del río Bogotá. Decía Paul Verlaine que del rojo al verde todo el amarillo muere. Así en el río Bogotá: del blanco al negro todo río se envenena y duerme. Fernando Vásquez Lalinde, director Fundación Al Verde Vivo.

Decidí hacer la entrega del premio Corazón Verde al mejor policía del año, y un concierto de la Filarmónica, en un lugar que no consideraría uno en primera instancia a la hora de hacer un evento de estos. En Zipaquirá. Más exactamente, en las Salinas. El homenaje simbólico a los mejores policías del país en un lugar que es a la vez templo y reliquia se volvió una ceremonia solemne gracias al entorno. Porque allí, en ese espacio bajo tierra, abierto por mineros, era posible sentir que se reunía lo religioso, lo ambiental y lo cultural. El concierto de la Filarmónica fue doblemente majestuoso por la acústica y la imponencia del lugar. De verdad estremecía. Cristina Botero, directora ejecutiva Fundación Corazón Verde.

297. EL BICENTENARIO EN CARTAGENA La conmemoración del Bicentenario de la Independencia de Cartagena el 11 de noviembre. Fue algo más que epopeya y héroes: un acto de identidad colectiva que reunió todas las expresiones culturales y artísticas, partiendo de una revisión crítica de la Historia de la ciudad y el Caribe. Esta celebración ha sido excepcional, con un sello distinto al patriótico 20 de julio, fue un ejercicio de memoria colectiva, sin “claros clarines”, ni “espadas que anuncian con vivo reflejo”. Fue la mirada a una historia que se volvió a escribir contra la historia oficial, que se olvidó durante dos siglos de dos grandes hombres: el mulato Pedro Romero y el zambo José Prudencio Padilla. Ningún libro, ni película, ni evento, ni obra de arte, me ha parecido tan absolutamente memorable. Óscar Collazos, escritor y periodista.

296

SALINAS DE ZIPAQUIRÁ


298

TAPICERÍA DE LA RUTA DE LA SEDA Mi fascinación por los textiles étnicos me llevó a emprender un fascinante viaje a las lejanas tierras de Uzbekistán. Las ciudades Bukhara y Samarkanda eran el corazón de la Ruta de la Seda que por tres siglos conectó las culturas y el comercio de Europa, Turquía y China. Fue en estas tierras donde el veneciano Marco Polo quedó extasiado con las riquezas que vio. Dentro de éstas estaban las tapicerías bordadas a mano que conocemos como Suzanis. Suzani viene del vocablo persa “aguja” y eran tapicerías que bordaban a mano la novia y su madre para aportar el día de su boda. Hoy en día es una espectacular pieza decorativa con mucha demanda, usada como complemento para colgar en la pared, de pie de cama, botar en un sofá o simplemente como mantel. Laura Puyana, decoradora de interiores.

299. “ARMAS, GÉRMENES Y ACERO” Una experiencia que vale la pena: leer Guns, Germs, and Steel, de Jared Diamond. Por la claridad sin tecnicismos con la que describe los avances de las civilizaciones antiguas, logrados a través de la creatividad, el desarrollo de las ideas y la generación de sustento, apoyadas en el respeto por las costumbres y el arraigo a las tradiciones, que curiosamente no son rasgos representativos de las llamadas sociedades poderosas.

302. SER ALCAHUETA Es mi estilo de vida. En realidad se trata de un país propio, creado por mi hija Sara y por mí, que se llama “Corazoncitis”, que une lazos y nos sumerge en un mundo de fantasía en donde la creatividad es infinita. Lo mejor es que allí siempre hay risas y carcajadas de buen humor. Se trata de otra dimensión en la que se adquieren superpoderes porque aprendo de los chiquitos las reglas “fantabulosas” de volar con la mente, de ponerle color a un corazón que sólo en esta práctica se puede descubrir. El tiempo pasa y jugar con nuestros hijos es detener el tiempo. Por eso aconsejo crear un lugar fantástico en el que las horas no existan, sino solo el cariño y el ser felizmente alcahuetas. Pilar Schmitt, presentadora, periodista.

303. UN DÍA NORMAL EN LA FINCA Al regresar de sus vacaciones, el administrador de la finca lechera preguntó cómo me había ido. “Nada especial, las cosas normales que pasan en una finca”, fue mi respuesta. Eso significaba una levantada a las 4 a. m. con mi hijo para ir al ordeño y encontrarlo sin funcionar, el cambio de la llanta de un tractor, el nacimiento de una ternera holstein patas arriba, y mi hija señalando “Pa’, la halaste muy duro, le dejaste las manchas negras adentro”, reparada del jarillón, arreglo de la bomba de agua y mi esposa diciendo que la helada había acabado con la huerta. Cualquiera hubiera contestado “problemas”, pero en el campo esto resulta normal. La satisfacción de vivir esta realidad es uno de los incentivos para luchar por este sector y por la gente que dependemos del mismo. Rafael Mejía López, presidente Sociedad de Agricultores de Colombia.

Alberto Furmanski, presidente de Minipak.

300. UN DÍA EN LA GRAN MANZANA Un día en Nueva York. Sobre todo si hay que quedarse un tiempo en el aeropuerto antes de partir a Europa, por ejemplo, que fue nuestro caso en el verano pasado. Llega uno a las seis de la mañana y puede hacer un mundo de cosas fantásticas. Primero tomamos el metro y desayunamos delicioso en Madison Avenue, luego hicimos una parada en el museo Metropolitan, del que salimos hacia las 11:30 de la mañana para caminar por el Central Park y visitar el zoológico con mi hija Cecilia, de seis años, donde se pueden ver pingüinos, leones marinos, osos, etc. De ahí tomamos un bus que nos dejó cerca de la Grand Central Station, donde se almuerza también delicioso, sobre todo en el Oyster Bar. Todavía me acuerdo del sabor. Ahí tomamos un tren hasta Wall Street, y en la bahía nos montamos en el ferry que conduce hasta Staten Island, donde uno puede divisar toda la vida de la ciudad y el atardecer más divino. Desde allí nos devolvimos en tren hasta el aeropuerto para irnos en el vuelo de las ocho de la noche a Europa. Sin duda, un día inolvidable. María Luisa Ortiz, diseñadora de modas.

¿ACASO TIENE ALMA?

301

Un mundo financieramente en crisis por cuenta de grandes entidades debería preguntarse: ¿tiene alma el dinero? El libro de Lynne Twist, una exitosa fundraiser de grandes ligas para la fundación Hunger, escribió El alma del dinero (The soul of money) en 2003, pero hoy, dadas nuestras globales circunstancias, tiene más vigencia que nunca. Recoge allí sus experiencias alrededor del mundo, de Bangladesh a Etiopía, desde la Madre Teresa de Calcuta hasta un prominente banquero japonés, lo que resulta en un libro que encuentra diferentes ópticas acerca de nuestra relación con el llamado vil metal. Un libro profundamente humano, cultural, entretenido y experiencial, que me cambió y cambiará en otros la forma como concebimos los términos de pobreza y riqueza.

Alfonso Gutiérrez, productor musical radicado en Miami.

304. LA PRIMERA VEZ QUE COMIMOS SUSHI Existen pequeñas cosas que definirán nuestros gustos gastronómicos para el resto de nuestras vidas. Experiencias que abren nuestro paladar. Esta es la que se puede sentir al comer sushi por primera vez. Tendría 24 años, estaba en Los Ángeles (Estados Unidos), y fui a un pequeño sushi bar, en el barrio japonés de la ciudad. La variedad era limitada. No como hoy, que mis hijos desde temprana edad ya han probado el sushi y prefieren un buen sashimi o nigiri a una hamburguesa. Pero en realidad fue en Colombia, en el restaurante Teriyaki, donde al fin logramos comer sushi a la verdadera usanza, como lo mandan los cánones, cogiendo el bocado con los palitos. El orgullo nos invadía. Mirábamos todo con desconfianza, preguntábamos para saber qué nos comíamos. Este momento no lo olvidamos. Y Teriyaki siempre será ese gran primer sitio donde esa variedad de sabores, wasabi, jengibre, soya y pescados frescos, explotaron en nuestra boca. Felipe Carbó, empresario gastronómico.


72

305

EXPERIENCIAS DINERS WOODY ALLEN Y SU CLARINETE EN EL CARLYLE

Todos los lunes, hasta el 19 de diciembre de 2011, Woody Allen entrará al Hotel Carlyle a las 8.45 p. m., en el Upper East Side, en Manhattan, Nueva York. Los meseros son detestables, de esos que sirven otra ronda de cerveza sin preguntar, y Woody Allen aparece en escena tan ido, tan ajeno a la gente que le grita y le aplaude, que parece tocar su clarinete bajo el efecto de la hipnosis. Sin embargo, cada uno de los US$125 que cuesta el cover valen la pena para ver a uno de los grandes directores de cine de la historia tocar ragtime con su clarinete durante dos horas. Y olvídelo: es imposible tomarse fotos con él o pedirle un autógrafo, porque así como aparece, desaparece, de repente, como una alucinación. Simón Posada, escritor y periodista.

306

CAPADOCIA EN GLOBO Eran las cinco de la mañana. Dormimos poco, pero no importaba. La ansiedad era enorme. Salimos en un micro que recorrió caminos destapados durante una media hora. Llegamos a un pequeño valle donde nos subimos a un globo que durante una hora recorrió las formaciones geológicas, los valles y los paisajes maravillosos de la Capadocia en Turquía, repletos de historia milenaria. En el globo íbamos unas 20 personas, trasnochadas y sin afeitar, pero felices de observar lo impensable, la belleza natural que ofrece este paisaje único en el mundo. Sólo se oía el ruido del fuego que el operario utilizaba para maniobrar el globo. En el cielo conté más de cincuenta, de todos los colores. Quería captar cada momento, cada impresión en mi retina, quería que el espectáculo no terminara.

307

Juan Carlos Ucrós, VP de asuntos corporativos de Oxy.

BAILAR SALSA UN DOMINGO EN LA TARDE Cali es una ciudad con una vida nocturna privilegiada. Si quiere sentir el arrabal verdadero y vivir la salsa del barrio, vaya a un lugar llamado Salsa, pida una botella de aguardiente por cuarenta mil pesos y si no sabe bailar, sencillamente observe por qué solamente en Cali 2.000 personas se reúnen un domingo de 5 de la tarde a 11 de la noche a bailar salsa. Queda en la avenida Roosevelt No. 24-69, en el antiguo Village Game. Tuti Mejía, DJ y empresaria.

308. UN LUGAR: ROMA En Roma se come delicioso en todas partes, y hay delicias incluso si uno las compra en la calle o busca sentarse en un restaurante. Si a eso se le añade que es una ciudad fascinante llena de vida y de historia, en la que se vive intensamente el contraste entre las ruinas y el mundo moderno, es imposible no sentir que se trata de un lugar muy especial con una vibra increíble. Un lugar para ir y nunca olvidar. Francesca Miranda, diseñadora de modas.

309. ASISTIR A COMPETENCIAS

310. EL MILAGRO DE CANDEAL

311. UN SPA PARA EL ALMA

Cada vez que tengo la posibilidad acompaño a nuestros deportistas a los Juegos Olímpicos, así como a las competencias que enfrentan durante los juegos preparatorios del ciclo olímpico, en diversos escenarios del mundo. Es emocionante y estremecedor ir a una competencia en donde nuestros deportistas dejan todo en la cancha, compiten con los mejores del mundo, demuestran el talento, la destreza y el tesón que tenemos los colombianos. Estuve en los Panamericanos de Guadalajara y con mucho orgullo disfruté los logros conseguidos por María Luisa Calle y Marlon Pérez, entre otros ganadores de la medalla de oro.

El documental El milagro de Candeal, del director español Fernando Trueba, narra la vida en Candeal, un barrio de Salvador de Bahía, en Brasil. La historia está protagonizada por Bebo Valdés, padre de Chucho Valdés, y por Carlinhos Brown. El documental tiene dos frentes: el primero, el encuentro de las raíces africanas de Bebo. El otro es el proceso cultural musical que realizó y que sigue realizando Carlinhos Brown en Candeal, y que salvó a niños de la calle y logró conseguir alcantarillado y alumbrado público para muchos. Ese proceso bonito e importante para su comunidad se desarrolla a través de la música y en medio del encuentro de la música brasileña y cubana. Es un trabajo que me encantó, y que sigo viendo mucho.

Mi inclinación por lo espiritual ha marcado mis últimos años. Por eso me sorprendió encontrar que en Bogotá existiera un spa para el alma llamado Shambhala, que está ubicado en un sitio de exuberante naturaleza, dentro de la ciudad, y eso lo hace valiosísimo de por sí. Además, es un lugar en el que se exaltan todos los sentidos y que me ofreció la posibilidad de vivir un reencuentro conmigo misma gracias a diferentes experiencias a través del agua, el fuego, la tierra y el aire. No solo me sucedió a mí sino que he visto que les pasa a otras personas que han asistido y han recurrido a los cuatro elementos.

Yonatan Bursztyn, fundador y presidente de Nalsani, fabricante de Totto.

Hugo Candelario González, compositor.

Xiomara Xibille, actriz.


74

315

EXPERIENCIAS DINERS 312. AQUELLAS VISITAS SIN ANUNCIO En el gris indeciso del atardecer, la brisa y la marea del Caribe están tibias. Sin zapatos y los pantalones a la rodilla se camina con el oleaje en los pies. La humedad del whisky en los labios anuncia buena compañía. Bramido de mar y graznido extraviado. Llegan sin esfuerzo los amores ausentes. Mirada resignada. Roce de mano. Fugaz desnudez que salta de la cama. Leves tatuajes del instante sin promesas. Ahora vuelven como constancia de esa felicidad inacabable. Roberto Burgos Cantor, escritor.

313

Hugh Findletar

LA CASA DE FORNASETTI He admirado el trabajo del diseñador Piero Fornasetti desde que soy un niño. Cuando estaba en Milán, durante el Salone del Mobile me invitaron a una fiesta en la casa donde vivió y murió. No lo dudé un segundo. Para la ocasión, toda la casa, desde la cocina hasta las habitaciones, estaba abierta (¡algo rarísimo!). El lugar es un verdadero museo: todos los muebles, pisos, objetos y vajillas así como los azulejos, papeles de colgadura y hasta inodoros, son originales de Fornasetti. El jardín resulta realmente impresionante: frutas y verduras naturales conviven con frutos “Fornasetti” en árboles iluminados con lamparillas diminutas. En una de las bibliotecas de la casa estaba pinchando su hijo y heredero, un extravagante y encantador personaje que usa todavía discos de vinilo y que hizo bailar a toda una fauna de políticos, diseñadores, artistas y criaturas de la moda que deambulaban por la casa con flautas interminables de Champagne Rosé. Alex Mor, galerista Galería Mor-Charpentier (París).

316

EXPERIENCIA CANGURO

UNA OBRA SUBLIME

Uno debería viajar a y vivir en Australia la experiencia completa. Llevo diez años en este país que tiene mucho en cuanto a naturaleza, parques naturales y playas; que está lleno de oportunidades, de gente que se interesa en la cultura colombiana, y que abre el corazón y la mente. Para mí, como músico, ha sido una oportunidad: toco música colombiana con rock australiano. Hice con la banda Watussi un tour completo con Santana por todo el país llamado Guitar Heaven. De lo que más me impactó fue Uluru, en el centro de Australia, un santuario aborigen con una de las piedras más grandes del mundo y un lugar espiritual en medio del desierto, además de las montañas azules, a una hora de Sídney, y el Festival de Música Womadelaide. Y el surf, claro, el deporte que siete de cada diez australianos practican.

Hace dos años viajé a la India con mi esposa y visitamos el Taj Mahal, ese imponente palacio que todavía recuerdo con enorme impresión. Es una construcción arquitectónica sublime, muy hermosa. Además guarda una bella historia de amor, pues el palacio fue la ofrenda de un príncipe a su esposa fallecida, un aspecto que hace del Taj Mahal una obra sin precedentes. Estar allí resulta difícil de describir. Yo me quedé sin habla. El viaje me impresionó profundamente.

314

Óscar Jiménez, músico y productor radicado en Sídney.

VOLVER A LA CIUDAD Y LOS PERROS

El libro de Mario Vargas Llosa, La ciudad y los perros, porque es un libro vivo, como si sus letras cambiaran cada vez que lo leo. Por eso me parece una de las novelas más hermosas de la historia y la leo una vez cada año o cada dos años. Es un libro casi alquímico, porque tiene una manera de transformar las realidades más crudas en algo bello, de la forma más sencilla y puntual. Para mí es una lección de vida, porque puedes volver bello cualquier horror. Lo leí la primera vez a los 13 años, con su historia de quinceañeros en el colegio militar. En ese momento era dos años menor que los protagonistas. Ahora tengo 35 años, veinte más que ellos y los veo como unos niños. Tengo varias ediciones, una autografiada por Vargas Llosa; otras en italiano y en inglés, y como canto en diferentes idiomas, fue interesante y educador leer esas traducciones de mi lengua. Valeriano Lanchas, cantante lírico.

Róbinson Díaz, actor.

318. CHOCÓ Y AUSTRALIA CON LOS CANGUROS Chocó. Allí nací, de allí viene mi música, de allí proviene mi alegría y nacen las letras de las canciones del grupo. Nada mejor que visitar las playas de la costa pacífica, en especial las de ese pueblo tranquilo de Nuquí para hacer, entre otras actividades, algo de surf. Fuera de mi tierra, durante los viajes que hemos hecho con la banda, tuve la oportunidad de estar frente a una manada de canguros en Australia. La paz que sentí al ver a esos animales en su estado natural se me grabó en la memoria. Tostao, líder ChocQuibTown.

317

PARA ENTENDER A MÉXICO La película Miss Bala es una cinta independiente que representó a México en Cannes y ahora lo hará en los premios Óscar. Narra lo que está sucediendo con el narcotráfico en el país azteca. Algo parecido a lo que vivimos en Colombia durante los años noventa. Está muy bien narrada y actuada. Logré entender mejor el conflicto que vive México, el lugar donde estoy residiendo hace un año. Naty Botero, cantante radicada en México.


319

EN MI MENTE AÚN ESTÁ LA ESCENA

Leipziger Strasse 40, piso 17, agosto de 1982; TV en blanco y negro, con cambio de canales guiado por GPS visual. Era nuestro tercer día: tres alemanes orientales, dos gringas y yo. Salíamos a la terraza y muy cerca estaba el muro, tan cerca que casi podíamos ver las caras de las personas que cruzaban en Check Point Charlie, el más conocido de los pasos fronterizos del muro de Berlín. Casi enfrente, al otro lado de Postdam Platz, la ópera de Von Karajan, director de la Orquesta Filarmónica de Berlín por 35 años. Se empezaba a prender la estrella de la Mercedes en el Kufürsterdam, la calle más famosa de Berlín Occidental. La diversión para nuestros amigos prisioneros de la guerra fría, jóvenes con un futuro incierto: ver el mundo del otro lado del muro por televisión. Fue hace tiempo, pero las conversaciones con estos prisioneros retumban todavía. Carlos Enrique Cavelier, coordinador de sueños, Alquería.

320. CUANDO ME ENAMORÉ DEL ARTE La mejor amiga de mi mamá es Lía Ganitsky, una maravillosa coleccionista de arte. De niño solía acompañar a mi mamá a la casa de su amiga; para mí, uno de los lugares más fantásticos del mundo. Me impresionaban las obras de Julio le Parc, Bernardo Salcedo, las esculturas de Feliza Bursztyn que chillaban, los cuadros de Op Art… Ir donde Lía era uno de mis planes favoritos porque ella me hablaba de los artistas y las obras. Me marcó mucho esa experiencia. Así nació mi pasión por el arte y el coleccionismo. Alejandro Castaño, arquitecto y coleccionista.

PREPARAR SALMÓN CON LOS ESQUIMALES Para pescar en el río Golsovia (Estados Unidos), por el que a diario en verano suben miles de salmones gigantes, hay que volar en cinco aviones por más de veinte horas, cruzar el círculo polar ártico y navegar otras cuatro por el mar de Bering. Allí, los Austin, esquimales Yupic, reciben pescadores durante las pocas semanas del año en que no se oculta el sol. Una experiencia extrema por los paisajes, fauna, costumbres únicas, comida y pesca, siempre armado hasta los dientes por los osos y los lobos. Comiendo se va del cielo al infierno, entre litros de whisky y vodka con que los esquimales amortiguan sus vidas de frío y soledad; allí se come el mejor King Crab del mundo, pescado al frente de la casa, salmón de todas las formas y, por supuesto, la pesca como el sueño realizado de cualquier pescador deportivo. Todos los días agradezco a Dios haber escogido trabajar en lo que más me gusta: cocinero y guía de pesca. Fuera de eso, me pagan. Álvaro Molina, cocinero y guía de pesca radicado en Medellín.

321 322

LOS NOCTURNOS DE CHOPIN

Algo que me produce verdadera ensoñación es la música de Chopin. Los Nocturnos y los conciertos para piano 1 y 2. La suya es una música que me envuelve, me transforma y me eleva. Produce en mí una combinación de sentimientos de tristeza y alegría, de dulzura y ternura. Definitivamente, su belleza me conmueve, a veces hasta las lágrimas. Esa es la fuerza de Chopin. Beatriz Gómez, periodista.

323. CAPILLA LA MILAGROSA Hay un lugar especial en el mundo para mí, pero también para quienes son y no son devotos de la Virgen: la pequeña capilla de La Milagrosa, ubicada en el número 140 de la rue du Bac, en París. Allí la energía es intensa y a mí me llevó a visitarla. En ese sitio fue donde la Virgen se apareció en 1830 a Santa Catalina Labouré y le pidió que acuñara la medalla que hoy tantos portamos con confianza. Es un lugar para recibir muchas bendiciones. Catalina Ramírez Vallejo, secretaria Cultura, Recreación y Deporte de Bogotá.

324

CHOCOLATES EN BRUJAS

Estar en París y animarse a coger un tren rumbo a Bélgica y llegar a Brujas es un paseo que recomendaría a ojo cerrado. Las calles empedradas de esta linda ciudad medieval, sus canales y, sobre todo, las tiendas de chocolate con ese olor insoportablemente delicioso e inevitable, hacen de cada rincón un lugar encantador. Cada esquina es una provocación con cientos de chocolates que adornan las vitrinas de sus famosas chocolaterías, que seducen los sentidos y no dejan escapar a ningún visitante de la experiencia de probar y sentir el sabor irresistible de uno de los dulces más exquisitos del mundo. Caminar con una bolsa de chocolates recién preparados por sus calles, adornadas con casas únicas, cuidadosamente decoradas como museos, es una experiencia para repetir cuantas veces pueda dejarse ganar por una dulce tentación. Ricardo Henao, presentador.


76

EXPERIENCIAS DINERS

MÚSICA LEGAL EN LA RED

325

Siempre me ha preocupado que la gente descargue las canciones y los artistas no reciban nada a cambio por su duro trabajo. Me gustan las posibilidades de Internet, pero hay que ser justos con tanto esfuerzo de los creadores. Por eso decidí unirme de lleno a un proyecto y a la novedad tecnológica de Prodiscos y Entertainment Store, para que mi música apareciera en sus páginas de Internet. Yo siempre había lanzado álbumes y discos físicos, y el mundo de la red no lo había explorado. Ahora entré ahí, y puse en venta mis canciones, de forma legal, en un amplio catálogo junto con otros artistas. Es un mundo nuevo. Un riesgo. Pero también, un paso adelante en el negocio, que de seguro nos beneficiará a todos los que hacemos música. Es el momento del cambio. Andrés Cepeda, compositor y cantante.

327 LA TRANQUILIDAD DEL YOGA El yoga me ayuda a soltar mis miedos porque me armoniza conmigo misma y con el planeta, y porque cada día me acerca más a mi “centro”. Toda la vida hice danza, que tiene muchas cosas del yoga, pero hace cuatro años comencé en forma y en serio a hacer solo esta técnica oriental. Yo venía buscando algo que me diera fortaleza en todo sentido. Y el yoga se convirtió con los días no solo es una experiencia física sino también espiritual, totalmente integral de cuerpo y alma. Ha sido realmente maravilloso. Llegó para completar una búsqueda interna y me dio mucha armonía. En las empresas deberían hacer una pausa en el día para respirar y entrar un poquito en el ser y luego volver a la rutina. Creo que todo sería mejor: no habría tanta agresividad ni tanta infelicidad. Constanza Duque, actriz.

328. PUNTO APARTE DESPUÉS DEL COMA Mi recomendación es sencillamente cuidar el cuerpo y el alma. Llevo dos años y medio desde que sufrí un coma y tuve que estar postrada por invalidez. Sólo con mi fuerza de voluntad he podido salir adelante. Digo esto porque hoy de nuevo puedo caminar y trabajo en mi empresa de relaciones públicas, con la conciencia de que antes que cualquier otro compromiso laboral o social, lo primero y lo imprescindible consiste en cuidar de mi propio ser. En esta sociedad cada vez más llena de compromisos hay que sacar tiempo para descansar y tomarse un respiro, un ratico a solas para nutrirse espiritualmente. Cuando lo hago, siento la plenitud de mi ser y gano en ecuanimidad, constancia y fuerza mental.

OBSERVACIÓN DE AVES

326

Hay que tener pasatiempos relacionados con la naturaleza. En ese sentido, uno de los más interesantes para mí es la observación de aves, porque se trata de una actividad que combina tanto el ejercicio físico como la experiencia espiritual que significa tener contacto con la naturaleza y con los animales. Además permite apreciar nuestra diversidad, pues Colombia posee la mayor variedad de aves del mundo, lo que sumado a nuestra diversidad geográfica la convierten en una experiencia enriquecedora y que se puede hacer en pareja o en familia, y claro, es muy barata. Eso sí, recomiendo nunca meterse en un pantano para ir a buscar un pájaro y siempre llevar un celular. Francisco Piedrahíta, rector Universidad Icesi, Cali.

Vicky Weinstein, relacionista pùblica.

329. NO QUIERO MÁS ODIOS Lo he vivido en carne propia. Colombia está enferma de abolengo: cada cual se cree de mejor familia que el otro, y hay que despreciar demasiado a la especie humana como para que alguien se crea superior a los demás. Lo hizo Hitler, y mató a seis millones de un tajo. Y lo hace aquel que camufla su inseguridad y autodesprecio excluyendo al diferente, sea negro, blanco, judío, pobre, gay, indígena, portador de VIH, enfermo de cáncer, punketo, feo, gordo. Yo busco cesar todo tipo de discriminación. No se trata de que nos amemos los unos a los otros. Es una cuestión de respeto, no solo por los demás sino, en general, por nuestra especie, que no merece ser tratada con tanto odio y violencia. Alonso Sánchez Baute, escritor.

330

UNA NOCHE TIBETANA Visitar el interior de China es fascinante y más ahora que el progreso y la prosperidad en ese país amenazan con borrar muchos vestigios del pasado. En la aldea de Shangbala (Yunnan) algunas familias les ofrecen posada a los turistas y hace un año tuvimos la oportunidad de pasar una noche con una familia de origen tibetano. Su casa era acogedora, con los establos en la planta baja y la fachada colorida y tallada en madera, como es tradicional. Antes de dormir, todos nos reunimos alrededor del fuego a comer vegetales y a tomar té de mantequilla de yak. A la mañana siguiente, bajo una fina nevada, fuimos con los hombres de la familia a visitar su rebaño de yaks en la alta montaña. Sentimos que habíamos viajado no sólo en el espacio, sino también en el tiempo. Adriana La Rotta, periodista radicada en Asia hace seis años.


78

EXPERIENCIAS DINERS 331. ARIANE MNOUCHKINE DIRIGIENDO MOLIÈRE La experiencia más bonita ha sido ver a Ariane Mnouchkine –la aclamada directora de teatro– dirigír la película Molière a finales de los años setenta, en Francia. Con más de sesenta años, el pelo blanco alborotado y botas pantaneras, caminaba incansablemente por el set, dirigiendo más de 200 extras, además de sus actores del Théâtre du Soleil. Esa mañana había llovido, y los niños que hacían de extras jugaban felices en el barrial, generando un realismo encantador. Dirigía una escena muy complicada, una feria pueblerina con figurantes en zancos, saltimbanquis y campesinos, donde Molière, de ocho años, descubre su vocación. Una grúa recién inventada, “la Louma”, planeaba sobre nuestras cabezas, mientras Ariane, impasible, sonreía feliz, sin soltar un minuto la mano regordeta de su nieto de cuatro años. Camila Loboguerrero, cineasta.

332

ANIMALES DE LUJO

Una exposición que se lleva a cabo en París, en la famosa casa Deyrolle, es altamente recomendada, porque reúne veinticuatro obras de animales de fantasía realizadas por el artista inglés Billie Achilleos, quien crea algo nuevo para Louis Vuitton a partir de los Small Leathergoods de la marca. Y algo nuevo significa animales ensamblados con las piezas más emblemáticas de la marca de lujo. Margarita Calle, comité Círculo de la Moda.

334. EL DISCRETO ENCANTO DEL SERVICIO Por muchos años perdí el interés por Colombia, pero en el año 2000 un viaje que hice por distintas carreteras me cambió la perspectiva porque entendí la esencia del país. Luego abrí el restaurante Luna Lounge, en el que necesitaba ingredientes de calidad que no se conseguían con facilidad. Fue así como comencé a trabajar con comunidades de afrocolombianos e indígenas de Cauca y Nariño. Me contacté con la Fundación Vallenpaz y luego nació Kiva, mi segundo restaurante. Tener ese contacto con la gente me ha enseñado mucho. Comprendí que cada vez que se da amor se recibe mucho más. Todos los días me reafirmo en el servicio. Éste se ha convertido en el viaje más fantástico de mi vida.

335

Un curso de manejo seguro. En serio. La gente lo disfrutará mucho y aprenderá a dominar a su cerebro en situaciones en que el carro pueda perder control. Puede aprender a frenar en trompo, a manejar con precisión en la lluvia o en la nieve. Si, por ejemplo, en una curva el carro pierde adherencia, las personas acostumbran a frenar, pero esto es lo contrario a lo que debe hacerse, pues el peso se va todo contra la parte delantera y hay más riesgos. Es bueno entrenar el cerebro para hacer lo opuesto que la reacción dictamina. Recomiendo esto como experiencia pues además de disfrutar se aprende la técnica y se construye un mundo más seguro. Steven Goldstein, piloto Ferrari F1.

En 1985 la selección Argentina llegó a Bogotá para jugar un partido contra Colombia. Los entrenamientos eran en el Carmen Club y por algún contacto de mi papá yo pude entrar y estar con la selección casi tres horas. Pero lo más emocionante fue la reacción de Maradona: me alzaba, jugaba conmigo, estuvo todo el tiempo a mi lado. Yo tenía ocho años y creo que ha sido una de las experiencias más maravillosas de mi vida. Antonio Casale, comentarista deportivo.

COMER VIUDO DE CAPAZ EN EL MAGDALENA

Comer viudo de capaz a la orilla del río Magdalena constituye una experiencia que debe ser vivida al menos una vez. Yo la he vivido más de una vez en este río, que fue la arteria fluvial del continente, y es una joya natural de Colombia. Allí me he sentado, en su orilla, a degustar un plato de sancocho o un viudo, y a sentir ese placer transformador. Me lo tomo con calma y luego elijo pasear por Honda, recorrer sus calles y disfrutar de la arquitectura colonial. Eso sí, tengo cuidado con el calor, que en este lugar también es una experiencia única. Beatriz López, curadora y directora galería La Central.

Catalina Vélez, chef.

MANEJE SEGURO

333. EL ELEGIDO DE MARADONA

336


80

EXPERIENCIAS DINERS

337

338. MODA EN TOKIO Solo los apasionados por ella sabrán que viajar a Tokio y entrar en la tienda de Comme de Garçons es de las experiencias más especiales que he tenido. Ver ese espacio desde afuera como un “acuario” de puntos azules me detuvo el corazón, aunque luego corrí a la puerta que se abrió y me llevó a un área completamente blanca y geométrica en perfecto orden, con racks que cuelgan las imperfecciones de la belleza que Rei Kawakubo diseña. Fue como entrar en el cerebro de su creadora. Allí observé de cerca y toqué la verdadera deconstrucción de una prenda, vi cómo el hombro real está dislocado en una camisa, cómo los bultos son volúmenes hermosos y cómo las capas sobre capas envolventes son líneas desviadas. Había pocas personas en la tienda, pero cada una era un personaje Comme des Garçons. No había nadie allí que no llevara ya una pieza de la marca. Salí con una camisa de rayas. Mi segunda prenda la conseguí en Milán, pero esa es otra experiencia, y cada vez que las uso recuerdo la emoción de entender las creaciones de Kawakubo.

LOS CERROS DE MAVICURE

Una travesía que efectué por el río Guainía aguas arriba, con objeto de conocer los cerros de Mavicure, me impactó. Luego de dos horas de recorrido en una voladora con motor fuera de borda, en medio de raudales flanqueados por la tupida vegetación de la Orinoquia y de tanto en tanto, pequeños caseríos de las comunidades puinave que habitan la región, llegamos al pie de los dos monumentales cerros de piedra negra que rompen bruscamente el paisaje llano y se proyectan hacia un cielo especialmente azul. El lugar obliga a la contemplación en silencio ante la majestad del paisaje, que en ese justo punto está subrayado por la confluencia del Inírida con otro río, cuya unión forma un remanso en donde se refleja la silueta oscura y gigantesca de los cerros. Allí, en la mudez de la admiración, se comienza a escuchar un murmullo de voces o de risas, que inmediatamente hacen pensar en la presencia de más personas en el sitio. Pero no se trata de voces humanas; es la voz del agua que, al decir de los nativos, revive.

Catherine Villota, asesora de moda.

339

María Lucía Castrillón, directora de Propais.

TRES AÑOS EN LA SELVA A los 27 años conseguí trabajo como gerente general de un hotel en el campamento Canaima, en donde está el salto del Ángel, de 979 metros, en medio del macizo guyanés. Fue sublime conocer el trópico, la exuberante vegetación, los colores de las guacamayas, el intenso sonido de la selva. Viví tres años allí y fue tan poderosa la experiencia que en medio de la selva concebí a mi hija. Braulio Muriel, chef.

340

NORA FISCH, UNA GALERÍA AUDAZ

La galería argentina de Nora Fisch, que tiene su sede en Buenos Aires, me llamó mucho la atención porque trabaja con artistas muy contemporáneos que rompen los esquemas. Es gente muy buena, y se nota que su trabajo es específico, único, reflexivo, crítico, que toma el riesgo de venir una vez cada año al país, y que de resto muestra una obra consistente, con artistas emergentes y una completa audacia conceptual. Santiago Rueda, ensayista y curador.

He tenido la oportunidad de visitar muchos lugares en el mundo, desde los más calientes, como Las Vegas, pasando por románticos como Venecia o inspiradores como Florencia, hasta sublimes, como la Patagonia argentina, donde definitivamente Dios se inspiró un poco más. Pero un lugar al que fui de vacaciones con mis dos hijas en el verano pasado fue Playa del Carmen, en México, y me llenó porque es realmente alucinante, pero al mismo tiempo tranquilo, mágico, lleno de color, encanto, fusión de aromas, sensaciones y canciones. Sí, todo esto en un solo lugar, al cual volvería mil veces. Debido a mi trabajo y a que soy madre soltera, cada verano escapo a un destino diferente y alejado, donde me pueda desconectar y disfrutar de mis hijas, descansar, admirar la belleza y simplemente vivir. Y qué mejor que este pequeño rincón de México. Carmen Belissa, gerente y diseñadora Beverly Hills Swimwear.

365 DÍAS PARA EL TRIUNFO

343. CREER EN LA CULTURA

El año pasado yo era el líder de los premios de montaña del Tour de L’Avenir, pero en la quinta etapa, cuando bajaba por una montaña, me caí durísimo. El cuerpo y la cara quedaron muy golpeados y no pude seguir en la competencia. Sin embargo, en mi mente siempre estuvo presente el deseo de ganar. Aunque uno nunca está del todo confiado, este año regresé decidido a lograrlo. No todo fue fácil: me pinché cuatro veces y me tocó cambiar de bicicleta en tres ocasiones, en esos momentos una voz me decía que no insistiera y otra me recordaba que sí podía. Le hice caso a la segunda voz y gané el título de campeón general del tour. Fue una alegría inmensa: cumplí un sueño que tenía desde los 13 años.

La mía es una experiencia de diez años de promover la cultura en Colombia, una labor bastante complicada, a veces asfixiante, pero no imposible. Este año, con Libros y Letras, decidí sacar adelante un singular concurso, el de cuento sobre “el ajiaco” para rescatar esa costumbre gastronómica netamente bogotana. Celebré diez años de haber arrancado con la revista en su segunda época y ocho años del Premio Nacional de Literatura. Promoví con mi equipo un concurso de cuento para conocer la historia de los barrios de Bogotá y antes de terminar el año convocamos a otro concurso, a nivel nacional, para estimular a los cuentistas para que nos relataran la historia de sus pueblos. Descubrí a Petros Markaris, un maravilloso novelista griego, que me dio pie para cristalizar en el 2012 el I Congreso Nacional de Novela Negra, tan descuidada en nuestro medio. Creo en la cultura. Apuesto por ella.

342

341. PLAYA DEL CARMEN

Esteban Chávez, ciclista campeón Tour de L’Avenir.

Jorge Consuegra, director Libros y Letras, catedrático.


82

EXPERIENCIAS DINERS

344 EL PAÍS DEL FUEGO Y EL HIELO Vivo y amo Islandia, la tierra de fuego y hielo, un país de una belleza exótica por su particular topografía, de volcanes, glaciares, lagunas geotermales, lagunas glaciares, géiseres, fallas geológicas y cascadas. Sus paisajes son hermosos sin importar la estación del año en la cual se está visitando. Durante el verano sucede el famoso sol de medianoche, que permite recorrer su geografía las veinticuatro horas del día (Islandia es el único país donde se juega al golf a medianoche); en el invierno es todo lo contrario: durante el solsticio solo hay luz solar durante dos horas al día aproximadamente. Pero hay algo bueno: se pueden apreciar las maravillosas auroras boreales y practicar esquí y snowboarding. Algo que no puede faltar en una visita a Islandia es ir a la Laguna Azul, famosa por sus propiedades medicinales y porque transmite una profunda calma. Shirlie Galeano, administradora radicada en Islandia.

345

JUGO DE COROZO CON MATRIMONIO

Una experiencia de la que no me canso, por más funcional y sencilla que parezca, es que al estar en Barranquilla, en poco tiempo y dentro de la ciudad misma, pueda uno sentarse debajo de una acacia florecida a tomarse un jugo de corozo con un “matrimonio” (dos tajadas de comidas sólidas perfectamente complementarias) de enyucado con queso blando costeño. Las llamadas “fruteras” son arquitecturas tropicales en las cuales se incorporan fuertemente el refugio bajo la sombra vegetal y una construcción republicana o modernista, y la innovación culinaria local. El lugar perfecto para un gourmand sería la de al lado de la iglesia La Inmaculada, a la vuelta del Hotel del Prado. Carlos María Romero, bailarín y artista.

346

CONOCER Y VIVIR EL AMOR

La mejor experiencia de mi vida ha sido conocer el amor. Y lo he logrado gracias a mi esposo Luis Fernando Bohórquez, con quien ya llevo trece años, y ha sido muy especial y lo seguirá siendo porque todos los días me sorprende. Además, tengo a mis tres pequeños, que me acompañan en cada creación; ellos también hacen arte con los materiales de mi trabajo y hasta son mis modelos y en quienes pruebo las piezas. Todos cohabitan en mi casa taller, un espacio cargado de arte y creación, donde todos somos felices. Diana Gamboa, artista creadora de vestidos en origami.

347

OÍR EL LLAMADO DE LOS MAMAS

Hay experiencias que nos transforman. Una de ellas ha sido mi vivencia con los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta y sus autoridades espirituales, los "Mamas". Mama Valencio, el Mama Mayor, hijo del Sol y descendiente del linaje de los jaguares me dio a conocer, antes de morir, la importancia de los sitios sagrados que mantienen la vitalidad de esa montaña y demarcan el territorio ancestral. Lugar de origen de los antepasados y de toda forma de vida, hacen posible el equilibrio del universo. En ellos los Mamas realizan sus trabajos, depositan ofrendas y se garantiza la evolución de la vida. Son lugares naturales de inspiración y meditación, donde el contacto entre hombre y naturaleza se vive y se hace realidad. Hoy, con muchos de ellos amenazados y con los trastornos del clima y de la naturaleza, el llamado de los Mamas para su protección invita a una profunda reflexión sobre nuestro modelo de desarrollo, llamado que, por fortuna, empieza a ser escuchado. Juan Mayr, embajador en Alemania.

348. ENSAYO SOBRE LA CEGUERA El libro Ensayo sobre la ceguera, de José Saramago, es una verdadera incursión a la naturaleza humana, un buceo por nuestras debilidades, pasiones y ambiciones, pero también un elocuente tratado sobre la esperanza porque en esta historia, cuando todo parece perdido en las tinieblas, se hace nuevamente la luz. Pero la paradoja es que cada luz genera una sombra y cuando todos vuelven a ver, le llega la ceguera a quien tuvo la fortuna y la desgracia de ver la condición humana expuesta en su dimensión más descarnada. Saramago es uno de mis autores preferidos, un hombre que conservó la lucidez y la indignación hasta el último de sus días. Y cualquier palabra se queda corta frente a su inmenso talento literario. Y, por supuesto, al margen de cualquier título, lo que recomiendo es la lectura, porque cuando lees viajas; porque cuando lees, sueñas; porque cuando lees, eres. Clara Elvira Ospina, directora de Noticias RCN.

349. RIOJI IKEDA, EL MATEMÁTICO La obra del japonés Rioji Ikeda impresiona por la perfección y la manera en que combina frecuencia, matemáticas, imágenes y música, y porque no es posible sustraerse a ella. Datamatics, en la Universidad Nacional, es una obra sofisticada y además resulta una fortuna para Colombia tenerla acá, porque solo se ha visto en París y en Tokio. Allí decidimos hacer la fiesta de nuestra revista de arte. Porque en ese espacio del Museo de Arte de la Universidad todo pareciera hecho para acoger la obra. Y de verdad impacta. Nelly Peñaranda, directora revista Arteria.


350. CUANDO CONOCÍ AL GRAN KELVIN Me encontraba en Ciudad Bolívar liderando una campaña de ayuda a los damnificados del invierno, cuando apareció entre la multitud este hombre pequeño en tamaño, de pasos lentos, cara arrugadita y voz entrecortada, pero con una sonrisa majestuosa, que irradiaba felicidad. Tenía 9 añitos de edad, pero realmente eran 90: cada año de vida para Kelvin corresponden a diez nuestros, debido a una enfermedad que ni durante mi carrera ni en mi vida profesional había visto de frente: envejecimiento prematuro. Y aunque su vida apenas comienza, realmente está llegando a su fin. Kelvin me enseñó que a pesar de las dificultades es posible vivir con una gran sonrisa en los labios y disfrutar cada segundo con tal intensidad, que parezca el último. Alexandra Neira Zùñiga, médica estética.

351. VOLVER A ORIENTE A ojos cerrados, pero con el paladar alerta, visito cuando puedo el restaurante Asia by China Club, ubicado en el tercer piso del Centro Comercial El Retiro, en Bogotá, donde a través de los exóticos sabores de los platos que ofrece en su carta volví a los mercados flotantes de Bangkok (Tailandia) y a la plaza de mercado ubicada a los costados de las calles de Hanoi (Vietnam). Es una aventura gastronómica para disfrutar del Pekín Duck; autóctonos platos callejeros como los Takoyaki o bolitas de pulpo oriundas de la región de Kansái, en Japón. Andrés Roldán Yepes, empresario sector agropecuario.

352

353

TAKE YOUR TIME Cuando viví en New York, una ciudad exuberante en experiencias de todo tipo, tuve el placer de experimentar la obra del artista Olafur Eliasson en el Moma. No soy fan de las obras que toca romperse la cabeza para entenderlas. Estuve toda la tarde en el museo y en ciertos espacios la luz cambiaba frecuentemente, en algunos con más radicalidad que en otros, así como iba cambiando mi estado de ánimo. Recorrí todo el museo buscando la famosa exposición del artista invitado y no la encontré. Fue hasta el final, cuando iba de salida, que me di cuenta de que toda la iluminación del museo era la obra de Eliasson. Cuando reaccioné estaba viendo en blanco y negro y no lo podía creer. Al manipular la luz y el aire, este artista logra por pura física efectos ópticos increíbles. Eso sí, sentí gran alivio al saber que los cambios de ánimo que había experimentado eran inducidos por la obra. Mónica Barreneche, fotógrafa y directora creativa.

354

POR EL RÍO ATRATO

Inolvidable la travesía que realizamos en 2007 doce actores por varios pueblos del río Atrato para presentar la obra Kilele, basada en la masacre de Bojayá, en la que murieron 119 personas dentro de una iglesia en la que se protegían de los enfrentamientos entre las Farc y los paramilitares. Viajamos en una lancha de la arquidiócesis de Quibdó con dos líderes comunitarios de la organización de afrodescendientes. Nos presentábamos en centros comunitarios y la gente llegaba en chalupa a vernos. La reacción fue impresionante. Al comienzo mucho hermetismo y luego agradecimiento por no permitir que se olvidara un hecho tan atroz. Una de las funciones más inolvidables fue la que hicimos en la misma iglesia donde ocurrió la masacre. El lugar tenía una carga energética poderosa, y la experiencia fue fuerte y hermosa a la vez. Allí, en medio de ruinas y con la compañía de algunos sobrevivientes, todo cobró sentido. Fernando Montes, director del Teatro Varasanta.

355. TRAS LOS PASOS DE AMÉLIE Mi primera vez en París tuvo un componente más especial que ver la torre Eiffel. Mi esposo, al conocer mi fascinación por Amélie (la película), me llevó al barrio Montmartre; almorcé en el Café Tabac des Deux, donde Amélie trabajaba, después caminamos por la Rue Lepic hasta el mercado de barrio Marche de la Butte, donde hacía sus compras, y subimos a la plaza Saint Pierre, donde la protagonista dejó pistas para que su amor finalmente la encuentre. Conocer los sitios emblemáticos de la cinta habla de la vida parisina en Montmartre. Todos los lugares eran reales, había magia; me sentía en el filme. Consuelo Guzmán, asesora de compras.

EL PARK WAY DE LA SOLEDAD

356. LA CANCIÓN DE LA LIBERTAD

Siempre me he quejado de la pobre vida nocturna de nuestra hostil pero deseada Bogotá. Los índices de alcohol de nuestra juventud son muy altos. Y no es porque no haya otras opciones distintas sino que no poseemos mecanismos efectivos para difundirlas. Hace tres años el barrio La Soledad era literalmente eso. Recuerdo un aviso clasificado en una pequeña tienda del Park Way que rezaba: “Alquilo habitación en… La Soledad (me está matando)”. Ahora la cosa ha cambiado y la única opción no es el alcohol del que, valga la pena aclarar, no tengo nada en su contra, por favor. Es que alcohol y literatura, alcohol y buena comida, alcohol y teatro, sobre todo teatro; y alcohol y caminar de noche por el Park Way, eso sí es buena vida nocturna. Vivir el comienzo de un centro cultural que no sea un lugar cerrado sino la calle, es algo que uno no se puede perder.

Ani Choying Dolma es una monja budista que canta desde el alma para hacer parte del cambio de la realidad de su pueblo y ante todo, de las monjas budistas en Nepal; una mujer ejemplo para las diferentes comunidades del mundo por su superación y trabajo incondicional por los demás. Y es Ani la que relata la historia de su difícil infancia y la inspiración que la llevó a escribir el libro La canción de la libertad, que la convierte en ejemplo de templanza y desarrollo humano sin límites. Es un texto de párrafos sencillos y profundos, con contenidos que transforman realidades dolorosas en sueños posibles para cientos de mujeres, ancianos y niños de su ciudad natal.

Manolo Orjuela, director de teatro.

Mónica Fuquen, musicóloga.


84

EXPERIENCIAS DINERS UN DÍA DE LOS MUERTOS EN MÉXICO Pasar el Día de Muertos en el lago de Patzcuaro (México) resulta inolvidable. La tradición consiste en llenar de miles de flores, velas y altares flotantes el lago para hacer un homenaje a los muertos queridos de una familia. La experiencia es muy emotiva, pues se celebra la vida y la muerte al mismo tiempo de una forma poética. Presenciar el lago lleno de barcas y sus ofrendas a plena noche, festejando esta tradición, es realmente emocionante. Katy Hernández, historiadora de arte y directora galería La Central.

357

358 QUIEN LO VIVE, LO GOZA Voy a hablar sobre el Carnaval de Barranquilla, entorno en el que crecí con el aroma de los guandules cociéndose en la madrugada a fuego de leña, fuerza motor de la fiesta currambera. En la mañana solitaria aparecen los primeros sonidos de millos y tambores. Estos sonidos llaman a los niños, quizás los únicos sobrevivientes a la noche anterior, porque en Barranquilla en carnavales no se duerme y siempre hay una buena razón para seguir la fiesta. Disfraces ocurrentes llenos del especial mamagallismo costeño que pondrían a reír hasta al más amargado; la música y la alegría invaden la mente de los transeúntes. El ritmo no tiene piedad, no respeta raza ni nada. En esta hermosa fiesta se encuentran los ancestros, la tradición y los elementos populares y foráneos. Hay de todo y para todos. Por eso nadie se los debe perder. Pernett, mùsico.

359. EL PRINCIPIO DEL FIN En Túnez de 2008, el dictador Ben Alí llevaba veintiún años en el poder. Al llegar a la capital de ese país, descubrí una ciudad moderna y occidental. Pululaba la publicidad comercial y un estilo de vida netamente europeo. Buscando una experiencia turística auténtica tomé un tren, 370 kilómetros hacia el sur, para conocer la tierra de los beduinos y los tuareg. A medida que contaba el recorrido, la historia retrocedía a través de la ventanilla hasta llegar a Tozeur, la puerta norte del Sahara. En esta población yacía todo como en la década de 1960: gentes, arquitectura, automóviles. En medio del retraso, la publicidad era ubicua como en la capital, pero solo anunciaba al dictador ostentoso a todo color. La distancia geográfica en la provincia anacrónica se colapsaba con propaganda de un líder ausente que, tres años más tarde, caería, dándoles inicio a las revoluciones sedientas de democracia en los países islámicos. León Trujillo Gómez, gerente comercial marca País Colombia.

360. CAMINAR POR LONDRES Viví en Londres, mientras hacía mi maestría, y mi recorrido ideal era tomarme un día para visitar en la mañana Borough Market (recomendado comer queso Montenebro frito con miel en Tapas Brindisa, sin importar que sea un lugar español), luego caminar por el South Bank hasta el Tate Modern, donde Doris Salcedo dejó su marca; tomar el Tube hasta Slone Square y visitar la Saatchi Gallery, luego llegar a Notting Hill y caminar por Portobello Road y finalizar con una pinta de cerveza un pub muy local, The Westbourne. Como experiencia extrema hice SkyJumpen en Auckland, Nueva Zelanda en 2004, cuando aún pocos colombianos lo habían hecho, según sus registros y es algo para repetir, claro, si se prefiere algo menos atrevido que el bungee. Édgar Andrés Chavarro, gerente financiero Grupo Edifikar.

361. DATAMATICS, IMPECABLE

362. EL MOLE POBLANO

363. MEMORIZAR UN POEMA

Datamatics, la obra que se está presentando en el Museo de Arte de la Universidad Nacional es impresionante. Realmente. Y el montaje, impecable. Fui el día del estreno y me pareció algo sublime, una experiencia que no había visto en ningún otro escenario, y que logra impresionar al que la visita. Es una obra que no hay que entender, sino dejarse envolver por las imágenes. Impecable. De principio a fin.

Un plato de la gastronomía mexicana llamado pollo en mole poblano. Si uno quisiera describirlo con simpleza diría que es pollo en salsa de chocolate, pero esa definición no le haría justicia. Es un plato con ecos ancestrales en el que se combinan con maestría el cacao mexicano y más de una veintena de chiles, todo sumado a una rica variedad de especias y frutos secos. La pasta que se obtiene al mezclar los ingredientes –se dice que pueden llegar a ser más de cien– se disuelve en el caldo de pollo y se vierte sobre la misma ave previamente cocida. Una explosión de sabores en el paladar. Una experiencia inolvidable para los sentidos.

Una tarde de enero de hace cinco años salí del centro histórico de Segovia y caminé en dirección a una pequeña capilla situada a la sombra imponente del Alcázar. Quería visitar la tumba del santo de los poetas de la lengua castellana, pero la puerta estaba cerrada y sólo volverían a abrirla dos horas más tarde. Era mi último día en España. Consideré la idea de marcharme, posponer para un retorno improbable esa visita, pero en una pared del antejardín llamó mi atención una placa de mármol. Allí estaba tallado uno de los poemas de amor más hermosos que se han escrito. Dediqué las dos horas de espera a memorizar los veinticuatro versos de Llama de amor viva, de Juan de la Cruz. Desde entonces voy llevando por el mundo la sobrenatural belleza del poema. He pasado el resto de mi vida agradecido por ese contratiempo.

María José Arjona, artista performática.

Lauren Mendinueta, poetisa barranquillera.

Gustavo Arango, escritor.


86

EXPERIENCIAS DINERS 368. EN BUDAPEST Justo en el verano de 2007 tenía una carrera anual cerca de un lugar que se llama Citadella, en Budapest (Hungría). Allí pude observar uno de los paisajes más lindos que he visto: el lugar en que el Danubio divide a Buda de Pest, y es posible ver lo increíble e imponente de la arquitectura antigua de la capital húngara. Allí mismo se encuentra un restaurante con sabores italianos donde pedí una pasta al pomodoro con queso parmesano o una pizza con salamino piccante dentro de los muchos platos asombrosos que se encuentran. La verdad, pasé un rato muy agradable.

AL FIN Y… AL CABO Ciudad del Cabo en Sudáfrica es una ciudad con excelentes opciones gastronómicas, preciosos lugares para conocer como el Table Mountain, los pingüinos en Simon’s Town, las playas de Camps Bay, los pueblos aledaños con tiendas curiosas que venden desde libros y artesanías africanas hasta antigüedades y prendas vintage, entre otros. Recorrer la espectacular Ruta del Vino, a tan solo veinte minutos, donde se pueden visitar los viñedos de Stellenbosch, Paarl y Franschhoek y deleitarse con los mejores vinos y quesos del continente africano es toda una experiencia. Ciudad del Cabo es una urbe cosmopolita, poseedora de una mezcla interesante entre lo europeo y lo africano. Un lugar increíble. Diana Hoyos, diseñadora colombiana residente en Sudáfrica.

364

365. DE REPENTE EN MOSCÚ Un viaje a Londres que terminó en Moscú. Inolvidable y anecdótico fue planear este año celebrar mi cumpleaños con mi novio en Londres, realizando un recorrido por todo el Reino Unido. Pero inesperadamente terminar separados; yo en Madrid, él en Londres (durante tres días, incluido el mismo día de mi cumpleaños). Pero encontrándonos de nuevo y vivir un improvisado viaje por Moscú y San Petersburgo. Un recorrido lleno de aventuras, anécdotas y momentos maravillosos dentro de una cultura opuesta; sin duda uno de los viajes más improvisados y con certeza el más memorable. Silvia Parra, presentadora CM SI .

Ómar Julián Leal, piloto GP2 con el equipo Rapax.

369. DONDE EL AIRE HUELE A TRANQUILIDAD Al noroeste de la isla de Mallorca está la ciudad de Sóller, con calles de piedra, casas rodeadas de flores, tiendas llenas de frutas y postres, traspasada por un hermoso valle rodeado de olivares y huertos de naranjos. Es obligación parar en los olivos y huertos de naranjos, sentarse a comer un pan de ajo con unas olivas recién recogidas del árbol, acompañados con un perfumado aceite de oliva y un exquisito vino recién hechos, y para terminar, un postre de naranjas servidos por sus propios dueños ¡Qué olores y sabores! Su vista da al Mediterráneo y su místico puerto natural lo hacen uno de los lugares más bellos. Allí, el aire huele a tranquilidad y el mar se besa con la montaña. Si además tomo el antiguo y romántico tren que atraviesa el puerto de montaña Coll de Sóller, quedo con ganas de no salir de allí nunca. Me sucedió a mí. Laura Lambuley, pianista.

366. ALMUERZO EN APICIUS Un almuerzo que me organizaron mis mejores amigas antes de casarme en enero de 2011, en París, en el restaurante Apicius, del afamado chef Juan Pierre Vigato. El restaurante se encuentra dentro de un palacete parisino y tiene un ambiente chic, contemporáneo y una atmósfera muy agradable. El lugar es increíble; el diseño interior tiene una variedad de arte y artículos decorativos como chandeliers y floreros especiales que hacen el restaurante de tendencia muy, pero muy “cozy”. Los platos de las mesas son de colores diferentes, lo cual le da mucha vida al escenario pero siempre formal y elegante. Es un restaurante único en términos de diseño y de gastronomía. Comimos ostras, langosta y foie gras de pato, el mejor que me he comido, frito con una salsa agridulce realizada con vino tinto, vinagre, azúcar y jerez y pimienta. Como plato fuerte me deleité con una ternera jugosa y crocante, acompañada de un puré con jugo de trufas negras. Una experiencia multisensorial. Rossana Rueda, Marketing Manager de Cartier.

367

MALPELO LO VALE TODO

La experiencia inolvidable fue bucear en la isla de Malpelo, en medio del Pacífico, a casi quinientos kilómetros de tierra firme, en esa gran roca de 360 metros en medio del mar, que tiene un paisaje sumergido igual de impresionante. Allí, en medio de los tiburones, cientos de peces y unos abismos espectaculares, entendí la importancia de la naturaleza. A partir de entonces el tema ambiental cobró más fuerza en mi trabajo. Al centro comercial para el cual trabajo le fue otorgado el premio a la mejor experiencia en desempeño ambiental en el país. Abogar por el medio ambiente es una manera de devolverle a la naturaleza ese espectáculo que me regaló.

Patricia Urrea, gerente general Salitre Plaza.

370. COMER EN ABASTO Me gusta ir a Abasto, un restaurante especial en Bogotá, ubicado en Usaquén, que retoma la comida diaria, de mercado, sencilla y casera. Y me gusta porque es como el trabajo que hago en mi espacio artístico: algo hecho con cariño pero metiéndosela toda, realizado con toda la intención de gustar y la máxima calidad. Eso logra que al final la experiencia se quede en la memoria. Alejandra Borrero, actriz y directora Casa Ensamble.


375. Y SÍ, LA VIDA ES BELLA “La vida es diez por ciento lo que nos sucede y noventa por ciento cómo reaccionamos”. Es una frase de David Roads que he tratado de convertir en filosofía de vida. No hay película que encarne más este pensamiento ni que me haya impactado más por esta misma razón que La vida es bella. En esta cinta, los nazis ponen a un papá y a su hijo pequeño en un campo de concentración. Apenas los encierran, el padre le hace creer a su hijito que están en un concurso, jugando y pasándola felices. Es tan convincente que el niño nunca se da cuenta de que estaba en el lugar más peligroso, miserable y miedoso, a punto de ser ejecutado; lo único que el papá hacía era mostrarle todo lo maravilloso que había a su alrededor. Aunque el papá, efectivamente fue asesinado, al final nunca permitió que su hijo sintiera el terror de lo que lo rodeaba. Él reaccionó de una manera tan inteligente y tan amorosa que su hijito solo se dio cuenta de que la vida es bella.

371

LOS LAZOS DE LA TIERRA Las abuelas tenemos el derecho y, por qué no, el deber de dar consejos. Nací en Popayán y cuando mis hijos eran pequeños me vine a vivir a Bogotá, ciudad por la que siento un especial afecto. En ella se formaron mis hijos, están creciendo mis nietos y construí una trayectoria profesional de la que me enorgullezco. Pero nunca perdí los vínculos con mi tierra. Siempre he estado conectada a Popayán. Gozo con sus noticias positivas y me afectan sus problemas. En mis visitas no dejo de caminar por sus calles, comer empanadas de pipián y conversar con tantos seres queridos. Siempre siento que llego a casa. No importa a donde el destino nos lleve a vivir: siempre se deben preservar los lazos con la tierra en que nacimos. La satisfacción que se siente es muy grande.

Alexandra Pumarejo, presentadora y escritora.

Maruja Iragorri, presidente JLT Valencia Iragorri.

372

UNA FINCA EN TOLIMA

Existe un lugar en el que me siento representado: la finca de mi padre, en el Tolima. Cuando entro a este lugar que la familia ha ido formando, siento que allí no solo descanso, sino que me adentro en un paraje hermoso, con paisajes que llenan el alma, y que además cuenta con toda la magia del campo y me devuelve a la esencia de los animales y la vegetación. Es un lugar para ser yo mismo y tener mis momentos de relajación. Allá también huyo y me refugio cuando necesito mayor concentración. Juan Pablo Posada, actor.

373. EL VIAJE DEL OSO Cuando menos pensé, las tres horas y media de cuesta de Iguaque habían pasado. Hace dos meses subía con mi gran amor y otro poderoso hermano a llevar cenizas de mi maestro de maestros a la laguna sagrada. Pedí permiso para lanzarlas y compartí con mi montañita y el barquero un poco del polvo en que se convirtió el Gran Oso. El cielo de Iguaque azul, como nunca lo había visto, pues ya sumo cuatro subidas. Cada vez tan distinta, tan exigente, tan generosa. No pasaron veinte segundos de la caída de las cenizas en el agua cuando el cielo se cerró y empezó una tormenta que nos dejó a los tres compañeros mudos por quince minutos. Era un granizo apocalíptico que nos hacía sentir que habíamos jugado con algo intocable. Tras esos minutos de silencio, bajo un plástico que medio nos cubría, el mismo granizo parecía el consuelo de esa pérdida inconmensurable, y el sol se abrió paso entre el hielo para regalarnos un arcoíris que en realidad era rectangular. Como una caja de iris, recta, que nos puso los arcos en la cara. Buen viaje para el Oso. Rubén Mendoza, director de cine.

374

EL FIN DEL MUNDO

El Chaltén es un pueblito de diez cuadras en el sudeste de la Patagonia argentina, donde hace un viento terrible que a uno lo tumba cada vez que sale del hotel. Dormíamos ahí y todos los días salíamos a hacer un recorrido distinto por los glaciares. En medio del paisaje más agreste del mundo, surgen estas rocas, gigantes maravillosos que uno piensa que solo existían en las fotos de National Geographic. Es un sitio totalmente aislado en el que se siente un contacto total con la naturaleza. Pero surge una pregunta imposible de pasar por alto: ¿será que van a desaparecer? Es como estar en el fin del mundo. Catalina Crane, Alta Consejera Presidencial.

376. VIENA MODERNA Al oír nombrar a Viena la relacionamos con música. Una relación acertada, ya que al estar allí se la respira y escucha por doquier. Su tradición musical vio a Mozart y Bruckner, entre muchos otros que pasaron allí temporadas importantes en sus procesos creativos. También hay numerosas salas de conciertos como La Ópera, el Musik Verein y el Konzert Haus. Esas son algunas de las razones por las cuales Viena es aún uno de los centros musicales de Europa de mayor importancia. Pero hay un evento que me fascinó: Wien Modern (Viena moderna), el festival de música clásica contemporánea más importante del país. Durante un mes, una vez al año, las orquestas, ensambles y solistas más importantes del mundo presentan un repertorio novedoso dedicado a la música de vanguardia, que incluye encargos y estrenos de obras de jóvenes compositores y talentos. Ricardo Tovar Mateus, músico y compositor radicado en Viena (Austria).


88

EXPERIENCIAS DINERS 377. TRAS LA HUELLA DEL ALMIRANTE Me llaman las ruinas del viejo muelle de Puerto Colombia (Atlántico), donde la nostalgia de una niñez feliz me ratificó que los seres humanos en ocasiones nos volvemos indolentes y desaprovechamos las cosas hermosas que nos ofrece la vida. En este monumento, destruido más por la poca preocupación de nuestra dirigencia nacional y local que por las brisas marinas, cumplí con la última voluntad de mi padre Alfonso de la Rosa Escobar de que sus cenizas reposaran en el mar Caribe. Hernando de la Rosa Anaya, escritor.

378

380

UN LUGAR PARA EL AMOR Cuando Margarita y yo estábamos recién casados, nos fuimos a Suiza diecinueve días. Estuvimos en Ginebra, Lausanne y Basel. Tomamos trenes, tranvías, un barco, y también caminamos como gitanos. En Ginebra estuvimos en la Fête de la music, comimos fondue, fresas salvajes, caracoles y un montón de ociosidades, también cocinamos, estuvimos en un bar donde había una fiesta de rock en español con grupo de covers en vivo y bailamos hasta muy tarde con Los Prisioneros, Caifanes y Soda Stereo. Estuvimos en un bonito apartamento que nos prestaron, que tenía vista a un parque y donde hicimos muchas veces el amor. En Lausanne fuimos a un parque que tenía una torre de madera y de repente pasó un tipo en pantaloneta con una antorcha, era el tipo que llevaba la llama olímpica. Ese día tomamos un vino rosado en un muelle, nos reímos y nos dimos besos en un embarcadero. Nos hospedamos en una casona donde vivió August Strindberg y ahora es un bed & breakfast de una señora muy vieja y amable. Tenía colchones blanditos y baño compartido. Allí también hicimos muchas veces el amor. En Basel fuimos a Art Basel 2004 e hicimos el amor muchas veces. Antonio García, novelista, autor de Recursos humanos.

VER LAS… ESTRELLAS Amanecí con tortícolis ni la más macha. Mi esposa me ofreció una pepa para el dolor, pero por haber sido criado por una naturista mi reticencia venció y la rechacé. “Allá tú”, dijo ella y se encogió de hombros. En Bogotá, cuando mi mamá tiene cualquier malestar muscular manda llamar a don Alberto, un sobandero que vive en una ladrillera abandonada. Él llega con un tarro de pomada Alfa (que es para caballos) y según ella le hace ver estrellas. Un compañero mesero me dijo que fuera a Chinatown para que me hicieran Tui-Na. Me metí a un sótano en la calle Mott. En él había siete camillas en un cuarto oscuro; olía a jazmín y pecueca. “¿Cuánto tiempo?”, me preguntó una china con brazos de marinero. “Eeeh”, dije yo. “Quince minutos”. Me dijo que me quitara los zapatos y me acostara. Me puso una toalla encima y sin saber la razón de mi visita comenzó a triturarme. Esa fue la primera vez que vi las estrellas.

379

Alain de Beaufort, escritor radicado en Nueva York..

THE SOUND OF MUSIC

La película The Sound of Music, de Robert Wise, es un clásico que me ha acompañado desde mi infancia. Disfruto sus composiciones, que son brillantes. Igualmente gozo con la obra de teatro Chicago. Hay que verla por su sensualidad, su música y la coreografía inigualable de Bob Fosse. Envuelve de principio a fin. Juan Pablo Espinosa, actor.

A los cuatro años competí por primera vez en una prueba de bicicross. Era pequeñita y me pusieron al lado de niños de más categoría y de mayor edad. A partir de ese momento supe que tenía que comportarme como un hombre en la pista para poder superarlos. Y a partir de ese momento, mi familia, que es de deportistas, entendió que yo me metería de lleno en el deporte y me regaló mi primera bicicleta, muy femenina, rosada. Así, femenina afuera y masculina en pista, arranqué. Y ese momento determinó lo que ahora soy. Mariana Pajón, bicicrossista, deportista del año.

382. VOLVER A MAYOLO Si me lo preguntan, solo tengo mente para la obra de Carlos Mayolo llamada Pharmakon, porque reúne toda su genialidad como director de cine, dramaturgo y guionista, y porque este hombre fue mi colega, parte del llamado Grupo de Cali (que integramos Andrés Caicedo, Luis Ospina, Ramiro Arbeláez y yo) y creó esta obra de teatro sobre los excesos, fantasmas y adicciones que lo perseguían. Él mismo le pidió a Alejandra Borrero que la produjera y actuara. Y verla a ella, desdoblada, convertida en el delirante drogadicto de la obra, es volver a él. Y a esos fantasmas que a todos nos persiguen. Sandro Romero Rey, director de teatro y escritor.

TRANSMITIR EL LEGADO DE LOS PADRES

383

381. A LOS CUATRO AÑOS

Mis padres habían resuelto que una buena forma de celebrar mis 18 años era la de llevarme a conocer la costa oeste de Estados Unidos. Yo era un joven rebelde y frívolo que venía de vivir un año por fuera de la familia. Sin embargo, me estremeció la suave melodía de las olas que arremetían contra la costa californiana y luego el imponente espectáculo natural del Parque Nacional Yosemite. Pensé, lo recuerdo bien, que así debía de ser el Paraíso. Recorrimos sus bosques, sus lagos y sus montañas invadidos por la tenue brisa del verano y, en silencio, íntimamente, me di cuenta de lo afortunado que era al contar con el ejemplo de tenacidad, dignidad y amor por la naturaleza que me transmitían mis padres a cada tramo del camino. Era imposible predecir entonces que la muerte iba a sorprender a mi padre pocos meses después. Quedé desolado e inerme antes de llegar a la resignación y, posteriormente, a la aceptación. Lo que no sabía, y sólo descubrí cuando llevé a mi familia al mismo destino en junio pasado, más de 35 años después, es que me faltaba transitar por la etapa final y definitiva del duelo: la de la reconciliación. Al ver a mis tres hijos recorrer con una sonrisa fundida en el rostro los mismos sitios que recorrí yo cuando tenía una edad similar, entendí que mi padre jamás abandonó los corazones de todos los que tuvimos la fortuna de conocerlo. Que transmitir el legado de mis padres a mis hijos, y tratar de darles las alas más grandes posibles para que vuelen lo más alto que quieran tiene que ser la misión más importante de nuestra corta estadía en el mundo. En definitiva, entendí que cada día nos ofrece una nueva e irrepetible oportunidad para ganarnos el derecho de habitar los corazones de todos los que nos rodean. Particularmente el de nuestros hijos. Gustavo Mutis, presidente Centro

de Liderazgo y Gestión.


90

500 EXPERIENCIAS DINERS

EN LA CASA DE GANDHI

384. EL COTOPAXI EN ECUADOR La experiencia del retiro que habitualmente se promueve en el estilo de vida lasallista para retroalimentar el trabajo en la misión, lo experimenté de la forma más significativa en 2006, al tener la oportunidad de encontrarme con el volcán nevado del Cotopaxi, en Ecuador, y al cruzar la línea de la nieve a una altura de 5.200 metros sobre el nivel del mar. El reto de dirigirse hacia la cima y de experimentar la grandeza del lugar me parece una forma de apropiarnos del patrimonio natural y conectarnos con lo trascendente. Mi invitación es a conocer nuestros parques naturales y la maravilla de la vida que alberga nuestro planeta. Hermano José Espitia, director Museo de La Salle.

385. POR LAS MONTAÑAS Subí en 2007 al Annapurna, uno de las montañas más altas del mundo, junto con el alpinista Iván Vallejo, un equipo de televisión española y un australiano. Aunque coroné otros seis ochomiles, éste fue el más significativo porque sus zonas de alto riesgo la hicieron la más difícil de todas: de cada tres que suben uno muere. Fue tan peligrosa que me atreví a hacer cosas que no hago normalmente, pero logré equipar casi 2.000 metros de pared casi vertical. De las veintiséis personas en el campamento base, solo llegamos tres a la cumbre. Pusimos cuerdas, cargamos, abrimos huella y coronamos con poca hidratación. Fue una escalada hermosa porque me exigió toda mi estrategia y mi fuerza. Gracias a esa pasión por la montaña he seguido abriendo rutas, ahora en Colombia, porque encontré que acá también hay montañas por descubrir. En El Cocuy abrí la más difícil de Colombia y una de las más importantes a nivel latinoamericano. Ya están llegando los europeos a escalarla por su grado de dificultad y técnica. Es una pared. La montaña, mientras más exigente, más me hace sentir vivo y libre de espíritu y corazón. Fernando González Rubio, escalador de siete “ochomiles”.

386. JAZZ SIN LUZ En el Festival de Jazz del 94 o del 96 se presentó el pianista cubano Gonzalo Rubalcaba. La expectativa del público era inmensa, las boletas se habían agotado y todos esperaban ver a uno de los grandes del latin jazz. El día de la presentación, un bus se estrelló contra un poste de la calle 64 y dejó sin luz todo Chapinero. La angustia fue inmensa, pero Rubalcaba siempre mantuvo su buen ánimo. El concierto, que debía empezar a las ocho, comenzó a las 10:20 p. m. El público jamás abandonó la sala y sin duda, ese momento, se convirtió en uno de los más memorables de la historia del Festival. Ricardo Camacho, director artístico Teatro Libre.

387

Desde niño siempre tuve curiosidad por la vida del Mahatma Gandhi. Con el tiempo aprendí a entenderlo y me convertí en seguidor de la filosofía de la no violencia, con tanta pasión que prácticamente todos mis resultados artísticos recientes han estado marcados por estas reflexiones. Finalmente hoy, justo hace unas horas, después de cruzar el planeta entero, fui recibido por Tara Gandhi, su nieta, en la que fuera su casa en los años cuarenta. Visité la habitación donde Gandhi escribió las páginas más importantes de la no violencia para la humanidad, caminé lentamente por la ruta que Gandhi recorriera por última vez la mañana de 1948, cuando fue asesinado, y en un acto profundamente emotivo y como señal de que sus semillas crecieron y dieron frutos, canté mi canción en la que hablo por las víctimas en Colombia, y doné mi guitarra que ahora quedará como símbolo de Colombia en este templo de la humanidad. César López, mùsico y compositor.

388. REVELACIÓN AFGANA Se llamaba Nashee. Tenía seis semanas y pesaba kilo y medio. Lideraba el coro ensordecedor de bramidos de las decenas de niños que llegaban a ese polvoriento y olvidado hospital universitario Khyber en Peshawar, en la frontera paquistaní con Afganistán. Las mujeres no tenían aliento para la queja y ni las baldosas coloridas que adornaban las paredes tenían color. Los afganos que vi fueron los afortunados que en su huida alcanzaron a llegar a un techo. Muchos más se quedaron en el camino, en campamentos improvisados de plásticos relucientes. Era noviembre de 2001. Estados Unidos, con el beneplácito de la mayoría, se vengaba con bombardeos del ataque que sufrió. La frase que me tradujeron del pasthún de ese hombre de ojos pardos, mirada rencorosa y barba pelirroja fue demoledora: “...y ¡ustedes dicen que fue un ataque contra la civilización! ¿Es la civilización entonces la que responde de esta manera?”. Hernando Álvarez, editor general BBC Mundo.

389. LOS PEQUEÑOS TEATROS DEL ABASTO Buenos Aires es históricamente una ciudad-teatro. Desde el circo criollo en las últimas décadas del siglo XIX hasta nuestros días en la calle Corrientes, en donde, a la manera de un Broadway del sur, se apilan grandes carteles luminosos de propuestas comerciales con un despliegue y una pretensión de dudoso gusto. No tan lejos de ahí, pero en las antípodas estéticas y narrativas, se encuentran los barrios de Almagro, Villa Crespo y la zona del Abasto, en donde pululan pequeños teatros que muchas veces no pasan de ser un garaje o un sótano de una antigua casa de principios de siglo. Ahí, en una atmósfera íntima y reducida, entre vínculos conmovedoramente humanos, movimientos corporales mínimos y miradas y diálogos auténticos, brota la gran tradición actoral de esta ciudad. Cada tanto tienes la suerte de ser atravesado por la emoción de ver a un actor en escena entregado a un impulso vital que te conecta con tus propios claroscuros emocionales. Y esos momentos son mágicos. Vladimir Durán, director de cine radicado en Buenos Aires.

390

UNA MANO AL FUTURO, CUANDO AÚN ES PRESENTE

La fila llegaba un poco más allá de los mariachis de Garibaldi. El frío, si bien tenía la intensidad de esa Bogotá que sabe a gloria de noche, pegaba un poquito más duro que de costumbre en los cachetes. Es posible que sea un problema de exceso de superficie facial. Poco a poco iban entrando los interesados, a veces unos solo buscan fiesta, muchos de verdad tratan de encontrar una mirada que les diga algo. Llegaron las nueve, había que cerrar, estaba demasiado lleno. La prueba del micrófono salió bien, siempre todo sale bien en las pruebas técnicas, y en el acto uno se enfrenta a una suerte de rara lotería donde Murphy se convierte en director de la acción. Pero no, salió bien. Decir que es un director es aún demasiado, decir que eso es cine, quizá también, pero en sus imágenes y en la historia había un poquitín de magia, de esa que viene en frasquitos de colores. La acción terminó y el cortometraje mostró el negro profundo. Aparecieron las letricas blancas ilegibles que traen los nombres de papás, mamás, tíos, primas y amigos que trasnocharon por un sueño ajeno. Lo miré de lejos mientras un largo aplauso de decenas de desconocidos le llenaba los oídos y ahí me di cuenta de que también le llenaron los ojos de agua. Definitivamente no de tristeza: definitivamente de emoción. Y sentí que no hay nada como entregarse completo para que los que vienen pongan sobre el telón sus primeras imágenes. Jaime Manrique, director de Laboratorios Black Velvet.


92

EXPERIENCIAS DINERS

391

EL LEGADO DE JOBS

392. MI CASTILLO

Steven Paul Jobs. No precisamente por su fallecimiento, sino por lo que hizo en vida, la pasión que le aplicó a cada uno de sus inventos que sirvieron para simplificarnos la vida y por la filosofía de compromiso social que aplicó hasta a su vida misma. La diferencia entre Jobs y otros filántropos modernos es que él sí que representaba su verdadera definición: su ayuda era realmente desinteresada y poco o nada le interesaba aparecer en los medios ni que le agradecieran públicamente por ninguno de los millones de dólares en donaciones anónimas que hizo en vida. El legado que le dejó al mundo fue nada más y nada menos que una nueva manera de trabajar, pensar y vivir. Una herencia que me marcó a mí también.

En 2003 me pidieron que fuera a vivir a Aberdeen (Escocia) con la compañía en que trabajaba. Llegué a un hotel de doscientos años, restaurado hace cien. No hacía sino llover, y todo era frío y gris: los edificios, las personas, mi vida. Pero empecé a salir los fines de semana a recorrer Escocia, y terminé conociendo un país rico, no solamente en su topografía, sino también en su historia, en sus destilerías de whisky y en su gente amable. Explorando un pueblito empecé a ver avisos para el Dunnottar Castle. Los seguí hasta llegar a la costa, donde lo vi a lo lejos, sobre un acantilado de gran profundidad. Estaba nevando un poco y a pesar de estar cobijadas en neblina, las ruinas ejercían una atracción muy poderosa. Decidí ir hasta allá. Cuando llegué, la sensación era de mucha energía. Cientos de pájaros revoloteaban por todo el castillo destruido. Se oían las olas estrellándose contra las rocas. Me quedé ahí un tiempo, simplemente observando. Estar ahí me dio absoluta tranquilidad, y sentí que la historia me rescataba de mi soledad.

Isabella Santodomingo, actriz y escritora.

Henry Medina, miembro de la junta directiva de Ecopetrol.

393. CON LAS BALLENAS EN MOZAMBIQUE

397. ENTRE LOS TEPUYES DE VENEZUELA

Para quienes les gustan la aventura y la vida salvaje, les recomiendo ir a Mozambique, un país ubicado en el suroriente del continente africano. Alquilé un carro en Maputo, la capital, y desde allí manejé hasta el norte bordeando las playas y durmiendo en pequeños pueblos como Xai Xai y Bilene, entre otros, hasta llegar a Tofo, catalogado como uno de los mejores lugares en África para hacer snorkeling y buceo. El mejor plan en este pequeño pueblo fue hacer el safari en el mar, que no es otra cosa que subirse en un bote a mar abierto para buscar ballenas. Cuando las encuentras, saltas y nadas con ellas. ¡Absolutamente espectacular! De este país destaco también su gastronomía: por un precio muy bajo pueden conseguirse excelentes platillos con frutos del mar, preparados exquisitamente con el toque portugués. Unai Ormaetxea, viajero vasco. Vivió en Colombia.

394. VER EL GUERNICA En uno de mis viajes a Madrid hace algunos años descubrí el cuadro Guernica, de Picasso, en el museo Reina Sofía. Me dejó estupefacta por la inmensidad del cuadro en todo sentido, su significado y todo lo que pasó alrededor de esta obra. Había tanta fuerza en ese cuadro, tanta vibración y energía que estuve dos horas observándolo casi en estado de meditación. Traté de imaginar al artista realizando su trabajo, haciendo sus bocetos, cuestionándose de qué manera decir lo que pensaba. Vi la obra desde todos los ángulos y lo mejor era que estaba sola en ese momento. Fue una experiencia maravillosa y me dio una tremenda fuerza y unas ganas de venir a mi estudio a dibujar y pintar más que nunca. Rosario Heins Finkenstaedt, artista.

395

EN CIUDAD PERDIDA

Hace poco hice la caminata a Ciudad Perdida. Fueron tres días subiendo y dos bajando en medio de una vegetación exuberante, llena de flores y pájaros, con cascadas y pozos de todos los estilos para bañarse siempre que uno quisiera. Una caminata muy bien organizada por campesinos e indígenas, que curiosamente es hecha casi en su totalidad por extranjeros (tal vez a los colombianos nos cuesta trabajo creer que se pueda pasar una semana caminando en la Sierra Nevada sin correr grandes riesgos). Una caminata que es bueno hacer rápidamente, antes de que los desarrollistas la llenen de hoteles de cinco estrellas y de teleféricos. Luis Alberto "Peto" Restrepo, director de cine y televisión.

396. LA PERFECCIÓN TRAS EL CIRCO Hace algún tiempo, en la ciudad de Las Vegas (Estados Unidos), tuve la oportunidad de asistir a algunos de los varios Circos del Sol que hay en esa ciudad. Después de verlos me convencí de que la perfección sí existe y de que tenemos que trabajar muy duro para lograrla. Por eso pienso en la pasión. Es el camino. Pasión por el arte, por la música, por el espectáculo. Ese sentimiento profundo que nos motiva sin límite a enfrentar los retos de nuestro oficio todos los días. En el entretenimiento, es un ingrediente fundamental. ¿O se imaginan ustedes la música y los espectáculos sin pasión, sin pasión por la perfección? Jorge Gonzalo Villalón Préndez, productor eventos y espectáculos., chef.

Durante mi estadía en Venezuela tuve la oportunidad de ir a Canaima. Es el sitio más espectacular en el que he estado en toda mi vida. Los tepuyes (o mesetas) magnánimos bordean cualquier travesía en río que uno emprenda. Navegar dos días en curiara para llegar al salto del Ángel, caminar entre las cuevas de Kavak, dormir en el campamento Wakú y tener como ruido de fondo el sonido de los saltos de agua de la laguna de Canaima es una experiencia de vida. Estar en un sitio así pone en perspectiva nuestra condición como simples seres mortales. Juan Pablo Raba, actor.


94

EXPERIENCIAS DINERS

EL PROCESO DE BATUTA Llevo 25 años en Colombia y hace tres trabajo con la Fundación Batuta. En los viajes maravillosos que he realizado por el país he visto cómo se forman los líderes del futuro a través de la música y esa experiencia me llena de esperanza. Jóvenes comprometidos y disciplinados que son la cosecha de más de veinte años de experiencia de este programa que lleva la enseñanza profesional de la música a todos los lugares de Colombia, pasando por Buenaventura, Vichada o Meta: 50.000 niños orientados hacia la música con pasión; unidos por ese sentimiento, sin importar su procedencia, solo su juventud y sus ganas de construir algo juntos. Trabajo con los profesores para que ellos esparzan el conocimiento y la técnica. Algunos de estos maestros en su juventud pertenecieron al programa. Es increíble que exista esta idea y que cada vez haya más escuelas de música. Una experiencia de la cual me siento orgulloso de ayudar a construir.

398

403. BILLY JOEL, ÍNTIMO Un concierto resulta relativamente prosaico, aun si uno tiene la fortuna de ver a su artista favorito. Pero este concierto no tenía nada de normal. Para empezar, era en un auditorio relativamente pequeño y no en un estadio. Y ahí estaba Billy Joel, solo, con un micrófono y un piano. En el auditorio había unos diez micrófonos más, y la gente que quisiera podía hacerle preguntas. Durante tres horas, el compositor contestó una entrevista de un público exigente y devoto, y mezcló sus respuestas con canciones, y nos hizo reír, y nos arrancó un par de lágrimas. Mientras estaba sentada en la segunda fila, recuerdo haber pensado que me hallaba asistiendo a mucho más que un concierto. Tal vez estaba frente a una pequeña biografía. Lucas Restrepo, director de Corpoica.

404. LOS CABALLOS SON PARTE DE MI VIDA

399

Matthew Hazelwood, director Orquesta Filarmónica Juvenil de Colombia.

CUESTIÓN DE DESCENDENCIA El 14 de marzo de 2006, cuando tuve por primera vez a mi hijo Santiago en mis brazos, viví la experiencia más inolvidable de mi vida. Una enfermera me lo entregó y empecé a temblar de la emoción, el miedo y la responsabilidad. Al comienzo no sabía qué hacer: lo vi tan parecido a mí que inmediatamente se vino a mi mente todo el asunto de la descendencia. Sencillamente fue maravilloso. Guillermo Rivera, representante a la Cámara.

400. LA IMPROVISACIÓN Una de mis obsesiones en el teatro es la improvisación, porque en el escenario es cuando realmente uno se da cuenta de lo que es capaz, porque ahí se reta como actor, porque no hay forma de evadir al público que espera una reacción de tu parte. El club del tropel, la obra de improvisación que tiene montado el teatro Arlequín, posee ese encanto: es humor, pero cada noche resulta diferente. Veinte actores se van rotando cada noche, mezclan la acrobacia con el repentismo, y se retan en un ambiente en el que el público participa y hasta bebe cerveza en vivo para apoyar e hinchar por los que le gustan. Esa energía me mueve. Juancho Ortega, director de teatro.

402

401. ALASKA EN HELICÓPTERO Aunque todo parecía un crucero sin novedades, aparte de disfrutar los parajes que ofrece la topografía del norte de América, Alaska se convirtió en uno de los viajes más recordados por el impacto de las imágenes que tuve la oportunidad de ver en compañía de mi hija. Los glaciales y su imponencia natural me conmovieron profundamente, así como descubrir el juego de contrastes entre el blanco de los fiordos, el azul del cielo y el vaivén del mar. Alaska es una experiencia sin igual, pero más aún me resultó completarla desde el aire: subirme a un helicóptero y tener de cerca un espectáculo natural me provocó sensaciones que repetiría una y otra vez. Hay que conservar lo que ecologistas piden a gritos. La belleza de los polos y su exuberancia natural es una experiencia imborrable.

Montar en un caballo de salto de 1,70 metros de alzada, a mis escasos cuatro años de edad, junto con mi papá. Ese momento único marcó mi vida, puesto que aunque era pequeño y estaba protegido, me sentía grande y poderoso. En pocas palabras: el dueño del mundo. A partir de entonces y hasta hoy, cada momento que vivo con mis caballos es especial, pues a través de mi relación con ellos he aprendido a ser paciente, a brindar confianza, a liberar energía de una forma apropiada y a sentirme libre mediante una comunicación directa con mi caballo y la naturaleza. Al galopar siento paz, bienestar y fortaleza junto con un ser dócil y poderoso, con el cual se establece una relación de toda la vida que puede llegar a durar hasta veinticinco años. Esta experiencia, además de compartirla con mi abuelo y mi papá, también la disfruto junto con mi esposa, con quien compartimos el mismo gusto, y lo hemos transmitido a nuestras hijas. Mi hija mayor montó su primer caballo, casualmente, a los mismos cuatro años de edad y en lo que respecta a la chiquita, inició su proceso con tan sólo dos años y medio. Esta actividad también significa un espacio sagrado junto a mis hijas. Guillermo Barreto, director La Riviera.

Guiomar Jaramillo, presidente GJ Comunicaciones.

DESCUBRIR LA CORDILLERA Llegas a La Pintada (Antioquia), dejas tu carro y subes por un camino tortuoso. La subida será lenta, pero el paisaje es tan glorioso que no te importará mucho. A lado y lado verás fincas, árboles de un verde intenso, pájaros de maravilla que surcan los cielos, jinetes que una vez más confirman lo distinto que se ve el mundo desde un caballo. Vas en busca de La Oculta, el lago de montaña donde el poeta Amílkar U perdió la vida. Todo esto que ves pertenecía al comienzo del siglo XX a Jericó; ahora son pueblos cuyo nombre recuerda otras tierras: Támesis, Palermo. Miras hacia abajo y ves la confluencia del Cauca con el Cartama: dos ríos que mezclan sus aguas y súbitamente cambian de colores. La montaña se empina, el calor aprieta. No importa; sabes que muy pronto las aguas de La Oculta te devolverán la frescura de un tiempo primigenio. En todo caso, no será tu única recompensa. Al salir del lago, te ofrecerán un ron seco y abrasador. Estarás en el filo de la montaña, en la modesta casa de un amigo, y ante ti se extenderá la amplitud marítima de la cordillera. Te juro que esa imagen durará en tu corazón todo el tiempo que tú vivas. Mario Jursich, director revista El Malpensante.


EL CASINO DE LA REALEZA Esto suena a leyenda: en Oostende (Bélgica) funcionó durante las primeras cuatro décadas del siglo pasado el casino más lujoso de Europa; famoso por sus lámparas de cristal belga, el lujo de sus mesas y por la calidad de la comida, que provenía de un pequeño hotel vecino. Dicho casino se llama hoy Kurssal Oostende. A él asistía la realeza belga, la inglesa y otras monarquías de la época cuyos miembros disfrutaban de aquel placer tan plebeyo como es jugar al azar. Al lado del casino y separado por un pequeño lago artificial funcionaba el más conspicuo hotel de Bélgica y uno de los más originales del mundo cuyo nombre era La Reserve. Su fama y particularidad –además de la reputada sazón de su cocina– consistía en que sus habitaciones no estaban numeradas del 1 al 26, sino que en cada una de ellas se encontraba el original de una pintura de fama mundial. Parece ser que era posible hospedarse en un Rembrandt, en un Rubens, en un Vermeer, en un Miró, en un Dalí y así sucesivamente. Entre sus asiduos clientes de sangre roja estaban la escritora Marguerite Yourcenar y don Pablo Picasso. Quien esto escribe jamás entró sino que lo vio de lejos a finales de los años sesenta del siglo pasado, como casi todas las cosas lujosas que pasan por los ojos de los plebeyos.

405

Julián Estrada, crítico gastronómico.

406

UN EPISODIO EN LA NIEBLA

408. UN INSTANTE. UNO CUALQUIERA

No siempre se puede comunicar una experiencia particular que resulte endosable, desde un sabor hasta un atardecer. No obstante me gustaría recomendar un viaje al valle de Cocora. Cuando la niebla desaprende el paisaje y borra hasta el caballo que montamos, es como si visitáramos un paisaje clandestino. En medio de esa niebla percibí que un árbol cambiaba de sitio. Al disiparse vi que el árbol caminante no era otra cosa que la cornamenta de un venado. Tuve la sensación de recibir un regalo producido por la bruma. Por eventos naturales como este vale la pena visitar esta zona del Quindío.

Cerrar los ojos y oler. Aspirar con fuerza cómo si se tratara del cuello de una mujer. Puede que no huela mucho al principio. Oír entonces. Aguzar el oído atentamente, sentir cómo todos los sonidos que te rodean dan vueltas entre los vericuetos de sus canales. Puede que ya huela un poco más. No importa el olor. No importa si es dulce o amargo, si son flores o esmog. Concentrándose, casi se puede sentir en la lengua el olor. Hay que tocar algo ahora. La tierra o el pavimento bajo los pies. Un poste o un árbol. Se siente sucio. Es molesto al principio. Después se empieza sencillamente a tener conciencia de la mano. De lo sensible que es, de cómo es capaz de sentir hasta el más diminuto grano de polvo. La corteza del árbol ya no es del árbol sino de la mano. El piso sucio no existe ahora, sólo existe la mano. Abrir los ojos ahora. Estas listo para ver. Es deslumbrante. Felicitaciones. Estás viviendo. Jaime Osorio Márquez, director de cine.

Juan Manuel Roca, poeta.

407. EN EL SUR HAY UN OASIS TROPICAL CON PALMERAS DE YATAY Y AGUA DE RÍO El Parque Nacional el Palmar, en la provincia de Entre Ríos, Argentina, es un lugar hermoso que transporta instantáneamente al paraíso. Recuerda al Parque Tayrona en Colombia. Si ha estado ahí, sabe de lo que le hablo: otra manifestación grandiosa de la naturaleza; la madre Tierra en todo su esplendor, verde, rústica, mágica, imponente, simple y majestuosa. Se trata de uno de los palmares naturales más australes del planeta, ubicado a 365 kilómetros de Buenos Aires, unas tres horas y media en auto. Cuarenta pesos argentinos (menos de 10 dólares) son su entrada al paraíso. Lleve agua fresca para hidratarse, algo de fruta y semillas para hacerle honor al ambiente ecológico, sólo por si le da hambre pero créame, no encontrará mejor alimento, al menos para sus ojos, que este paisaje. Hallará ahí un ámbito propicio para la contemplación y la reflexión, con amaneceres y atardeceres increíbles. Sus sentidos se extasiarán con los sonidos y aromas de la naturaleza. Vaya en primavera para que haya suficiente calor como para querer meterse al agua helada del río Uruguay. No olvide que aunque a veces lo parezca, no es el Caribe, sino más abajo, al sur. Jimena Aguilera, productora radicada en Buenos Aires.

409

CENTAUROS EN MI CAMA

Estaba especialmente brumosa esa madrugada cuando se empezaron a reunir, en la plaza principal, alrededor de, ¿qué se yo?, 60, 80, 100, o más centauros. Era tan densa la niebla, y tan fuerte la emoción de estar finalmente participando en esta conglomeración ecuestre, que contar se hacía particularmente difícil. Estando ya casi listo, con el atuendo apropiado, y el caballo ideal, sentí un suave golpe en la espalda, y al darme vuelta, Anita me susurra: “Oye Juan, otra vez estás hablando dormido”. Ya despierto, me quedo callado, y pienso, algún dia iremos a Sevilla. Juan Carlos Rojas, Rojas Iragorri Arquitectos

UN MUSEO ELECTRÓNICO EN EL MOMA Las palabras Museo y Fiesta se funden de manera inigualable cada verano en Nueva York. Desde julio hasta septiembre, en Queens, cada sábado, el Museo de Arte Moderno (MoMA), en su seccional de arte contemporáneo llamada PS1, atrae a miles de personas a una de las mejores rumbas electrónicas de la ciudad. El “warm up” o calentamiento –traducido al español– empieza temprano. Así que lleve la mejor actitud y prepárese para gozar la visita al museo más divertida de la temporada. Desde las tres de la tarde hasta las nueve de la noche no hay dinosaurio que gane, o cuadro de Picasso que le compita. Además de tomar mucha cerveza, mover la cabeza y el cuerpo sin parar, se encontrará con instalaciones arquitectónicas impresionantes, gente de todos los estilos y, sin más descripciones, con una probadita de lo que es esta ciudad. Laura Hernández, corresponsal internacional en Nueva York.

410


96

EXPERIENCIAS DINERS

TOREAR AL RÉGIMEN El 4 de agosto de 1955 el general Rojas Pinilla ordena cerrar El Tiempo pues su director, Roberto García-Peña, se niega a rectificar un editorial. Su cierre me produce un profundo malestar. Trabajo en el diario. Esa noche, en casa de mis padres, Lenc y Maruja Calderón, gestamos una manifestación de protesta, de mujeres. La cita es en San Francisco e iglesias contiguas. Nos lanzamos a la calle. Isabel Rozo extiende una bandera de cinco metros. Detrás de ella nos lanzamos. Isabel Reyes para el tráfico. Entonamos el himno y cantando vamos hacia la Plaza de Bolívar. La fuerza pública custodia la Calle Real. Desde la acera, papá nos acompaña. Estoy al tiro de dar a luz, mi hija Carolina nace el mes siguiente. Susana Echavarría de Olózaga me dice: “Mija, usted tiene mucho de Bolívar pero mucho de bruta”. En la plaza, llena de mujeres, Isabel Restrepo, madre de Camilo Torres, se sube a la estatua del Libertador y pronuncia un discurso contra el régimen. En el trayecto de regreso nos lanzan agua con tanques. Isabel Reyes se sube a uno y desmonta al soldado; la hermana de Santiago Martínez Delgado arranca gorras a los soldados. “¿Qué haces?”, le pregunto y responde: “Indio sin gorra, indio perdido”. En esos actos hubo heroicidad, y tuvo impacto político: era la primera manifestación contra el régimen y era de mujeres. Tuve mucho que ver. Incité a la protesta y hubo respaldo de mis padres, de mujeres liberales, hermanas y primas. Nos llamaban Policarpas. Me solazo, pues avergoncé a personajes que nos recomendaban no torear al régimen.

411

Clara Nieto Ponce de León, analista política.

414. LA ABUCHEADA MÁS FUERTE Adoro el fútbol. Para mí no hay mejor plan que ir a ver jugar a la Selección Colombia, en las buenas y en las malas. Me acuerdo cuando regresó la selección al país después del 5-0 contra Argentina y los recibimos como héroes. Salieron en una caravana directamente del aeropuerto al estadio El Campín, mientras todo el país veía. Allá mi papá –entonces presidente– se paró a dar un discurso, y jamás he visto una abucheada tan fuerte. Cuando felicitó a la Selección y les dijo que eran unos duros, unos verracos, se produjo un aplauso tremendo. Después dijo que había llamado al presidente Menem a desearle mucha suerte a Argentina en el repechaje contra Australia. La gente se puso furiosa. Todo el estadio chifló y chifló sin parar. Al final del día, ser hincha de Colombia no es fácil. Sin embargo, creo que aprender a afrontar las derrotas hace que uno aprecie mucho más las victorias. Simón Gaviria, presidente de la Cámara.

DICHA AL VUELO

415. CANTAR Y SER JURADO EN VIÑA DEL MAR Participar en el Festival de Viña del Mar (Chile) y representar a Colombia fue gratificante. La primera vez me presenté como participante y quedé elegida fuera de concurso, y luego me han llamado en dos ocasiones para ser jurado del mismo. Asisto siempre con el mayor orgullo, porque como artista colombiana constituye un honor. El Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar es un evento musical organizado anualmente, desde 1960, y está considerado en el mundo como uno de los más importantes y en el continente americano se trata del más relevante. Ir es siempre emocionante. Yolanda Rayo, cantante y actriz.

416

En 1976, Ecuatoriana de Aviación realizó un concurso con varios diseñadores de modas de Latinoamérica. El ganador diseñaría todos los uniformes de las azafatas y los pilotos de la empresa y además ganaría una buena plata. Mi dicha fue inmensa cuando me nombraron ganadora porque sabía que con el dinero del premio llevaría a mis hijos por primera vez a Disney. Adriana tenía 12 años, Margarita 11 y Martín 10, además, Gerardo y yo también estábamos conociendo. Recuerdo mucho la mirada de asombro de los niños con todas las atracciones. Fue maravilloso. Merceditas Baquero de Francisco, diseñadora de modas.

412. EL PRIVILEGIO EN UNA ISLA La isla de Providencia, sin duda, es el sitio que recomendaría. Un lugar tranquilo, sin mucho turismo, que permite un encuentro maravilloso con playas en las que se conjuga la belleza del bosque, la montaña y el mar. Visitar este lugar de Colombia es todo un privilegio, con gente amigable y una cultura caribeña auténtica. Óscar Córdoba, futbolista.

413. EL DIÁLOGO CON LOS LIBROS Si en este momento de mi vida me tocara hablar de algo que a mí me haya conmovido, perturbado y elevado, propondría el diálogo que los libros propician. Ellos me han permitido entenderme con un ensayista del siglo XVIII y también con un poeta medieval. Emocionarme con versos que yo habría querido escribir. Me han consolado, y han hecho más cortos mis odiados viajes en avión y mis noches más negras. A ellos los puedo dejar a un lado cuando no me gustan, sin ningún rencor. Y puedo discutir sus tesis en silencio, sin acaloramientos. Siempre han tenido algo que ofrecerle a mi desazón y a mi tristeza. No me proporcionan culpas, ni traicionan. Y siempre están ahí, esperándome, dispuestos, con una indiferencia que se parece más a la generosidad que a otra cosa. Piedad Bonnett, poeta y novelista.

417. EL BRILLO DE LA CIUDAD LUZ Si algo ha marcado en mi vida es la Ciudad Luz: la sensualidad y elegancia de París. No sólo por ser la ciudad de la moda, un asunto que me apasiona profundamente, sino por ser esa capital que parece haberse congelado en el tiempo, en el tiempo del romance, la buena mesa y la belleza. Uno no debería morir sin conocerla. Pero también en el tema de la moda hay una pequeña tienda, nueva, en Bogotá, que se llama Seven.Seven, que me gusta porque se trata de una industria colombiana en la que se manejan altos estándares de diseño y confección a unos precios maravillosos. Si no puede ir a París, ese es un abreboca. Santiago Giraldo Mendoza, director y presentador Flash Fashion NTN24.


98

EXPERIENCIAS DINERS

La foto es de cuando vivía en Barcelona y trabajaba en la casa. Aunque casa es mucho nombre para los 25 metros donde estaba el cuarto, la sala, el comedor, el baño y la oficina mía y de mi pareja de entonces. Recuerdo que me sentaba a leer uno de los libros que debía evaluar para la editorial Roca y entonces veía una mancha en el suelo. Tenía que levantarme a trapear enseguida. De vuelta en la silla, un par de párrafos más abajo, mi atención se centraba en unos zapatos junto al sofá que debían ir en el clóset. Claro. Había que pararse a recogerlos y ponerlos en su lugar. Esto sin mencionar cuántas veces me paraba a abrir la nevera, a prepararme un café (llegaba a tomarme 8 o 10), a asomarme a la ventana, a mirar si la ropa se secó (detrás de mí está colgando). Ahora he vuelto a trabajar en la casa y mientras escribo estas palabras pienso que no he pagado el recibo de la luz, necesito organizar la biblioteca, mandar un vestido a la lavandería y tomarme otro café. No sé cómo puede ser, la verdad, pero lo cierto es que al final, en medio de tanta actividad urgente, las cosas acaban por hacerse. Melba Escobar, escritora y periodista.

418

TRABAJAR EN LA CASA

421. SENTIR LA ACTUACIÓN

419. EL PRINCIPIO DEL CAMBIO Estamos presenciando el principio del cambio. Algo que no puedo dejar de ver es TED.com, “ideas que valen la pena ser difundidas”, un espacio que ha sido definido como el nuevo Harvard por The New York Times. Un espacio que además me toca porque es el ejemplo de cómo el presente caos social, ecológico y financiero, sumado a la influencia de Internet, están exigiéndoles a las nuevas sociedades que se reinventen. Ahí es posible ver que aún existe la esperanza de una sociedad más justa, donde Colaborar y Compartir sean la base; donde la manera de conectarnos con el planeta cambie y se abran nuevos caminos para la supervivencia de nuestra especie, al mismo tiempo que se redefinen los paradigmas de riqueza y abundancia para darle la oportunidad a un mundo más sostenible. Una sociedad construida en colectivo. Mauricio Salazar, director de YoungMarketing.

La experiencia más hermosa de mi vida me la produce indiscutiblemente la actuación. Ser actriz y pararse en un escenario es la sensación más auténtica y maravillosa que haya podido sentir, porque allí, en medio de todos y en la soledad de mi papel, recibo lo que me da el público, y experimento la sensación corporal de ser yo a medida que veo y siento la respuesta de cada persona. Todos los seres humanos deberían contar con un entrenamiento actoral, pues esto les permite reconocer sus habilidades, debilidades, potenciar sus fortalezas y ser una persona más feliz… como yo lo soy. Patricia Polanco, actriz.

LANZANDO EN LAS GRANDES LIGAS Cuando entré por primera vez al Citizens Bank Park de Filadelfia, me sentí muy orgulloso. No me la creía, jugar contra los Phillies con los Bravos de Atlanta. Pensaba en si de verdad estaba ahí. Sentí mucha emoción porque sabía que había muchos colombianos siguiéndome por televisión y quería demostrarle a la gente que con trabajo y mucho esfuerzo se pueden lograr los sueños, incluso los que se tienen desde muy pequeños. Julio Teherán, beisbolista de las Grandes Ligas.

420

422. EL TEATRO ES MI VIDA En las tablas está la mayor experiencia de mi vida: el escenario es el lugar en el que soy yo y también puedo ser otros tantos. El artista ama su casa y yo amo la actuación y el tablado frente al público: es mi fuerza, mi alegría, mi entorno. Mi vida entera. Mauricio Figueroa, actor.

423. FUTBOLÍN CON UN GRANDE Amo a Mozart y a Martin Gore porque representan al compositor que siempre he querido ser. Así que abrir el concierto de Depeche Mode debería ser mi anécdota favorita, pero no. Lo mejor fue lo que pasó después. Martin Gore me mandó a llamar porque quería conocer a los chicos que abrieron su concierto. Salí corriendo emocionado al camerino y allí estaba, solo, parado al lado de un futbolín. En medio de la emoción solo pude musitar: ¿Por qué hay un futbolín en tu camerino? “Just to relax”, respondió. “So lets get a picaito”, propuse yo. “¿Picaito?”, respondió con su acento inglés. Y así fue como esa noche termine jugando futbolín con mi compositor vivo favorito. Daniel Silva Ferrer, mùsico.


100

EXPERIENCIAS DINERS VER ROMA, DESPUÉS MORIR Hace poco fui a Roma. Estuve alojada en un convento en el corazón del centro histórico, a dos cuadras del Foro de Trajano, un lugar para mi sorpresa y agrado, regentado por religiosas colombianas. Situado en una encantadora callejuela, resultó ser el mejor lugar para tomarle el pulso a esa ciudad enigmática, caótica, de belleza esplendorosa, donde no se puede dejar de sentir el paso de los siglos y la huella del hombre sobre la Tierra. Además de las sorpresas que asombran al turista, me llamó la atención el amor a la vida de sus habitantes: ruidosos, socarrones, desordenados. En Roma se ve bien a las claras que sus gentes trabajan para vivir, no viven para trabajar. Todavía no se han entregado a las ayudas tecnológicas ni dependen de las mismas. En el convento la hoja de Excel de la monja es un cuaderno cuadriculado, con rayas que ella misma traza con regla. La gente se encuentra en la calle, los amigos se abrazan, se invitan a tomar una copa de vino, fumar es un placer, no un pecado. El gusto por la vida se manifiesta en la buena mesa; el dulce es dulce, el café no viene descafeinado, las frutas se comen con crema batida y las calorías no se cuentan. Una ciudad habitada por gentes irreverentes, donde lo sagrado y lo profano se dan cita.

424

María. Cristina Restrepo, escritora..

425. EL PRIMERO EN EL EXTERIOR El momento definitivo fue cuando René Alejandro Pontoni, centro delantero del equipo argentino San Lorenzo de Almagro, me ofreció un contrato, durante el Suramericano de 1947. Mi ilusión era ir a Argentina porque era la meca del fútbol. En un pasillo me pregunta si me gustaría jugar allí, defendiendo la camiseta de San Lorenzo. Una semana después hice los papeles y me trasladé a Buenos Aires. Cuando llegué me reintegraron lo de los tiquetes. Y quedé inscrito como el primer colombiano que jugó en el exterior como arquero. Allá también me puso un periodista el remoquete del “Caimán”, en la primera entrevista para un periódico, a raíz de la canción. Tituló: “Desde Barranquilla envían al Caimán”. Efraín “Caimán” Sánchez, leyenda del fùtbol.

426. LAS MEMORIAS DE TENNESSEE Para todos los actores, un libro imperdible es Memorias, de Tennessee Williams. Por la sinceridad del autor al describirse humanamente y porque permite que nosotros, los actores, podamos entender mejor la condición humana de los personajes de las obras teatrales. Y también tengo que recomendar una bella película: Desde mi cielo, porque nos permite soñar y pensar en que cuando nuestros seres queridos mueren, se quedan un tiempo más entre nosotros para ayudarnos a superar su pérdida. Aida Morales, actriz.

DE CICLA POR LAS MONTAÑAS

430

Pocos deportes combinan tantas posibilidades como el ciclomontañismo. Solo depende de lo que uno quiera (y pueda) hacer. Entre semana, el “entreno” consiste en dos o tres subidas al alto de Patios; en fin de semana el goce es total en paseos que combinan el ejercicio, la belleza del paisaje y la buena compañía. No se está exento de un porrazo, o de un susto en caídas libres, superficies arenosas o mojadas. Como todo deporte “extremo”, requiere un equipo en excelente estado (tanto la bici como el que la conduce) e implica una hermosa combinación de capacidades físicas y mentales, de concentración y físico. Se ha convertido, en mi caso, en la mejor excusa para madrugar más, conocer hermosos lugares y meterle mejor música al iPod. Julián Santos Rubino, gerente Asuntos de Gobierno Drummond.

427 UNA CIUDAD, UN RÍO... Nunca había querido ir a India por temor al sufrimiento que podría generarme ver tanta miseria. Pero motivada por el yoga, decidí ir a un ashram en Rishikesh y me encontré con una realidad totalmente distinta. Ha sido una de las experiencias más valiosas de mi vida. Situada a orillas del Ganges, Rishikesh es no solo una ciudad sagrada y también absolutamente mágica. Una de las cosas que más disfruté durante el viaje fue sumergirme a diario en el Ganges, que a esa altura se encuentra completamente limpio. Siempre había sido algo escéptica acerca del poder de sus aguas, pero tengo que admitir que definitivamente tiene... ¡algo! Si le gusta el yoga o desea simplemente entrar en contacto con lo básico, Rishikesh es un sitio para anotar en la lista. Sandra Carvajal, yoga máster, radicada en Hong Kong.

428. A MIL EN NUEVA YORK Desfile para la diseñadora Olga Piedrahíta. Agosto 14. 2002. Colombiamoda. Practicando la pasarela horas antes, me dice Olga: “Imagínate que estás en Nueva York caminando a mil por la Quinta Avenida, hay tráfico y vas tarde a la oficina”. Caminé tan rápido como pude. Tan pronto terminó el ensayo encendí la tele en busca de películas de NY. Me pareció rico ir algún día; y aquí estoy, viviendo a mil en la Gran Manzana. Ese mismo día mucho más cambió. Al finalizar decidí cortarme el pelo para el desfile de John Miranda, el cual fue un éxito total, me nominó como modelo revelación y me llevó a participar en la pasarela Identidad Colombia en Italia (mi primer viaje fuera del país). Visité París, donde me recibió Wilson Moreno, quien me mostró escritos en los que el personaje era una modelo. Su novela Lágrimas de un vientre maldito saldrá al mercado y seré la imagen en portada. Ahora camino a mil en Nueva York. Rosa Córdoba, modelo.

429. LA CICLORRUTA Hacer uso de la ciclorruta de Bogotá constituye una experiencia exquisita. Es inmensa, fantástica para salirse del trancón y disfrutar de la ciudad desde otro punto de vista. No se necesita ser deportista, ni tener gran condición física pues sus vías son planas. En vez de sufrir la ciudad, la puedo disfrutar y ayudo a bajar la contaminación. Adriana Arango, actriz y guionista.


102

EXPERIENCIAS DINERS

ARMAR UN ROMPECABEZAS En este mundo digital en donde hasta los sudokus, crucigramas y juego de ahorcados se hacen en touch screen, armar rompecabezas en la mesa del comedor ha adquirido un valor muy especial. Cuando uno arma rompecabezas el proceso comienza desde que la caja llega a las manos. Es fundamental no ver la muestra, armarlo sin la ayuda de la tapa. El reto consiste en descubrir desde cero los colores predominantes, el tema, la presencia de figuras. ¿Esas fichas azules corresponden al mar o al cielo? No importa que toque comer parado como en los cocteles durante varios días. Lo importante son las largas sesiones de armado, ya sea acompañadas de una buena conversación o de una exquisita soledad. De ahí, esa nostalgia que se siente cuando se coloca la última ficha. Claudia de Francisco, directora Newlink

434. CAFÉ Y EMPANADAS DE PIPIÁN Conozco casi todos los lugares bellos de Colombia, igualmente los de afuera. Mi primera recomendación: valorar lo nuestro. Debemos tomar conciencia que somos un país privilegiado. Yo llevo muchos años recorriendo las zonas cafeteras. Cada vez mi trabajo se hace más grato, sobre todo cuando me detengo a contemplar la belleza de los cafetales y su entorno, alrededor del cual cafeteros colombianos han construido la cultura del café, un modelo de paz y progreso. Tanto, que la Unesco proclamó hace pocos meses el Paisaje cafetero, y todo lo que lo integra y representa, como patrimonio cultural de la humanidad. Sin duda, hay que visitarlo. Pero si me preguntan de qué estaría antojado, sin vacilar respondo: de un buen plato de crocantes empanadas de pipián, rociadas con ají de maní, el mejor símbolo de la cocina de mi tierra, Popayán; nunca olvidaría, eso sí, que pocas cosas hay tan gratas como terminar una buena comida con el mejor café del mundo, el café de Colombia.

431

432. DEL UNIVERSO AL PLANETA

433. LA MAGIA DE MACHU PICCHU

¿Por qué existe el universo? ¿Tienen fin el tiempo y el espacio? ¿De qué está hecha la realidad? Estas preguntas tallaron mi interés mientras me formaba como físico. Suponía que cuando terminara mis estudios en astrofísica me dedicaría a ello. Pero conocí a un hombre que cambiaría mis experiencias: Jorge Reynolds Pombo, quien me invitó a formar parte de su equipo de colaboradores que investigaba el funcionamiento del corazón de las ballenas. Recuerdo el primer crucero submarino, encontrarme en el Pacífico, inmerso en uno de los submarinos de la Armada, ir al Tayrona, y subir a un buque de superficie. Y ver saltar frente a mí, y casi de manera vertical, una de las tantas ballenas jorobadas que nos visitan. Fue una experiencia que replanteó mis preguntas originales y me hizo reflexionar sobre las formas de vida en mi planeta.

Hay lugares llenos de magia y que dejan una huella imborrable. Como Machu Picchu. Fui por primera vez hace dieciséis años y nunca imaginé lo que encontraría, y menos las sensaciones que me generaría. Es magia y espiritualidad. Desde que se inicia el ascenso se experimentan sensaciones. La primera, la inmensidad del universo. El estar rodeado de enormes montañas lo lleva a uno a entender lo pequeño que es frente a la naturaleza. La segunda fue la sensación de finitud. Estando ahí, en un lugar que permanecía intacto después de cientos de años, era imposible no pensar en lo finito que es uno frente a la eternidad. La tercera es la magia del lugar. Pero quizás la más maravillosa de las sensaciones es la de amanecer allí. En ese momento se llega a la plenitud.

Fabio Ballén, físico e investigador.

Rosario Córdoba, presidenta Consejo Nacional Competitividad.

436

Luis Genaro Muñoz Ortega, gerente general de Federación Nacional de Cafeteros.

435. ESPÍRITU INDOMABLE He sido deportista extrema junto con mi pareja Jorge Diego Llano durante muchos años. Hemos visto los paisajes más inverosímiles, hemos escalado las montañas nevadas de los Andes, hemos caminado por la Amazonia de Brasil, cruzado lagos en Nueva Zelanda, Estados Unidos o España y desiertos en México, hemos remado por horas y montado en bicicleta hasta que el cansancio de brazos y piernas desaparece después de superar el umbral del dolor. Y ahora, junto con el equipo de jóvenes ciclistas de Colombia es Pasión, he ascendido a las cumbres de Europa. En todos los casos, en la soledad del esfuerzo físico, en las rutas más difíciles, entre cañones, a nado o a caballo, siempre hay un momento en el que uno se detiene y mira el paisaje. Lo que he visto me alimenta. Alimenta el espíritu. Por eso, quizás, doy siempre el máximo: para seguir alimentándolo. Luisa Ríos, gerente Colombia es Pasión.

HUAHINE NUI Y HUAHINE ITI Aunque el viaje conduzca por lo general al explorador a Bora Bora, conocida por sus idílicas y paradisíacas imágenes de postal, siempre se debe explorar el entorno. Si lo hace, le puede suceder como a mí, que incluí en el itinerario a las islas de Huahine Nui y Huahine Iti, también en la Polinesia Francesa. No en vano descubrí que llevan muy en alto su lema: “El jardín del Edén”. Siempre, uno se debe preparar para navegarlas de islote en islote entre el lago que rodea las dos islas, recorrerlas en auto o simplemente caminarlas sin precipitarse hasta resultar en la siguiente puesta de sol en una playa inédita. Gustavo Carvajal, catalizador de ideas radicado en Nueva York.


437. EN LA CASA DE LOS HOMBRES Pasé una noche en la “Casa de los hombres”, tan lejos en el espacio y en el tiempo que la vida cotidiana perdía todo sentido de realidad y de importancia, en medio de la quietud y los perfiles de las montañas dibujadas de palmeras contra el cielo. Después de una larga meditación colectiva, uno de los mamos nos invitó a oír las canciones de los animales tocadas con los sonidos de un caracol y acompañadas de un tambor. Escuchamos varios de los animales de la Sierra Nevada de Santa Marta y luego se hizo un gran silencio. La alta noche se cubrió con una enorme tranquilidad, que nos produjo una profunda alegría interior y agradecimiento por compartir un instante verdaderamente mágico. Conmovido por la vivencia dije al intérprete que quería hacerle una pregunta a uno de los mamos que me había impresionado por su mirada firme y su austera majestad. Éste accedió y le pedí que me explicara la diferencia esencial entre ellos, los hermanos mayores, y nosotros, los hermanitos menores. El mamo pensó y habló. El traductor me dijo más o menos lo siguiente: “Mamo dice que la diferencia está en que los hermanitos menores, traviesos e infantiles, viven para el cambio y la velocidad, mientras que los hermanos mayores, responsables y tranquilos, viven para la armonía y el equilibrio”. Es decir, para lo que en el pensamiento occidental sería el ideal, hasta ahora inasible, de la sostenibilidad. Ernesto Guhl, ambientalista, exviceministro del Medio Ambiente.

FLORES PARA EL MUNDO Estuve al tanto de demostrar activamente la importancia social y económica de la floricultura nacional, y fui uno de los principales actores colombianos presentes a lo largo de todo el proceso de aprobación del TLC con Estados Unidos. Pero la vez que en enero de 2008 la secretaria de Estado de los Estados Unidos de la administración de George W. Bush, Condoleezza Rice, realizó una visita a Colombia y participó en un almuerzo en un cultivo de flores en Antioquia junto con otras cien personalidades, viví la emoción y la experiencia inolvidable de promover el primer renglón de exportaciones agrícolas no tradicionales de Colombia ante una de las más influyentes personalidades en el mundo. Augusto Solano Mejía, presidente Asocolflores.

439. EN EL TIEMPO

440. TRAVESÍA POR EL PACÍFICO

Las cosas simpáticas que me han pasado han sucedido en El Tiempo. Me vinculé por un suceso atípico: llamaron cinco veces a mi casa a nombre de Hernando Santos, entonces director. En las cinco ocasiones le di instrucción a mi empleada que dijera “No me jodas, no me fastidies”, en tono burlón. No quise pasar. Le tocó enviar a su conductor con una nota en papel membretado en la que me decía que le atendiera la llamada. No me pasaba por la imaginación que El Tiempo quisiera vincularme como columnista. Al recibir la nota, lo tomé en serio. Llevo 25 años escribiendo genialidades y frivolidades que pasan en mi peluquería.

En enero decidí empacar una maleta, coger mi carro e irme a Buenaventura para embarcarme en un viaje de cuatro días por el Pacífico colombiano. Me puse a mirar todo con otros ojos, a observar el vuelo de las gaviotas y los alcatraces, a sentir la libertad de andar con un cuchillo y un limón en busca de ostras, a ver los micos, los loros y las guacamayas. Estuve en Juanchaco, Ladrilleros, La Barra, comí pescado frito, encocado, arroz atollado, disfruté los atardeceres, sentí una paz inmensa.

Poncho Rentería, columnista.

Carlos Yanguas, chef e investigador.

441

CON LOS MEJORES

438

Allí estaba yo sentada en Le Cirque, escuchando al gran chef francés Daniel Boulud y a Sirio Maccioni contar las historias de cuando trabajaban juntos. Contaban que “la mesa favorita de Warhol era aquella”, “¿te acuerdas cuando Madonna entró a la cocina porque quería besar al chef?”. “¿Y qué tal cuando la princesa Grace Kelly empezó a bailar encima de la mesa?”. Yo, anonadada los escuchaba. Había llegado a NY con la misión de posicionar los chocolates Amedai por medio de los mejores chefs del país. El objetivo se convirtió en una obsesión. Un viernes mi distribuidor me anunció que iría al restaurante Daniel (considerado el mejor). Presentamos los productos y llegó Daniel Boulud, nos ofreció sentarnos y probar platos hechos con las trufas blancas que les proveíamos. Yo no lo podía creer. Gaeleen Quinn, directora Wine and Food F.

442. SIMPLEMENTE SAAVEDRA Somos muchos los que relacionamos la vida con música y canciones. Yo, que desde muy chiquita empecé a formar la banda sonora de mi existencia, a los 29 años encontré mi himno. Se llama De eso se trata, una potente canción de la compositora vallecaucana María Isabel Saavedra, “la autora mujer más grabada de Colombia”, según ha reseñado el Miami Herald. Ha escrito para Armando Manzanero, Óscar de León, Helenita Vargas y La India, entre muchos otros. Sin embargo, el día que interpretó esa canción en la fría cabina de cristal de La W, sentí que la había escrito para mí. Despojada de cualquier pudor, sincera, asumiendo sus errores, Saavedra describía en cada frase lo que yo sentía y nunca había podido expresar. Recuerdo que me sentí desnuda. Quise decirle: “¿Quién es usted para contarle al mundo lo que yo siento?”. Entonces caí en la cuenta de que ella estaba hablando de sus propias experiencias, de su realidad. Recomiendo a Saavedra –quien además está lanzando nuevo disco, Pianíssima– no sólo por su voz y por sus letras, sino porque en cada una de sus canciones expone su alma de mujer. Isabel Salazar, periodista.


443. EN EL GLORIA POR LOS MONJES Después de mucho navegar (al menos para un bogotano total como yo) durante un día en el Buque Escuela ARC Gloria, que zarpó de Barranquilla a Curazao, amaneció el Caribe quieto, azul, con una bruma misteriosa y espesa que tenuemente dejaba ver a los cadetes haciendo sus ejercicios tempraneros, unas cuantas gaviotas en el cielo, el perro del barco, y muy cerca unos islotes rocosos solitarios a estribor. Le pregunté al comandante, el capitán Laverde, dónde estábamos, y mirando al sur me dijo: “Miguel, esos son Los Monjes. Estamos pasando por Venezuela”. Seguimos viendo por un rato ese espectáculo natural que seguramente todos recordamos en los libros de historia y hemos anhelado conocer. Eso es parte de la navegación: ver sin desembarcar. Por ahí pasamos orgullosos a una velocidad mágica despidiendo esas rocas que asemejan las capuchas de los monjes en el más hermoso tesoro de los mares: el Gloria. Miguel de Narváez, director de Sonido Comercial.

444. SER PAPÁ DE NUEVO Mi hija de 17 años me dijo que estaba loco. Mi hijo, de 23, fue más parco. Pero el choque en ambos era tan evidente como mis nervios. Son lo que más quiero en el mundo y no era fácil enfrentarlos. No voy a exagerar diciendo que habría preferido que me dieran ellos la noticia a mí, pero casi. El hecho es que nos cambió la vida a todos. Ellos lo han asumido con tanta ternura y amor que hacen que los quiera aún más cada día. Y a mí, volverlo a vivir me llenó de agradecimiento, de oxígeno, de vida, de alegría, de esperanza, de ilusión, de ganas. Tanto, que hoy lo recomiendo: todos deberíamos volver a ser papás a los 50. Francisco Samper Llinás, presidente Lowe SSP3 Colombia.

LA TARDE QUE MIRAS ES LA ÚLTIMA

445

Sentir la soberana presencia del califa Abu al-Ahmar caminando por los jardines, divisar Granada al oeste y los picos de la Sierra Nevada al este. El murmullo del agua al fondo y el silbido del viento entre los árboles. Imaginar a Boabdil abandonándola tras capitular frente a los Reyes Católicos, 250 años después. Atrás, su ciudad, entregada bajo los rayos del sol. La trama fabulosa de sus ornamentaciones y su reflejo en los espejos de agua. Resulta memorable la paz profunda en que te sumerges al visitar la Alhambra, como si penetraras, sin perturbarla, la superficie del lago inmóvil de sus siglos de su historia. Más cerca, me resulta memorable levantarme en una cama tibia, en compañía del hombre que me invitó a desayunar hasta siempre. El abrazo de la mañana de mis hijos y el beso de buenas noches. El aroma del café al desayuno, el encuentro con los amigos. La Alhambra sobrecoge con su inmensidad y te susurra la proximidad de sus días. Reconcilia con esas memorables pequeñas cosas cotidianas. Nunca sabes si la tarde que miras es la última. Ana María Sierra, coordinadora Toma Café.

446. FUNDAR UNA EMISORA Fundar una emisora ha sido una gran satisfacción personal. Llevo veinte años detrás de bambalinas en la Superestación 88.9, que revolucionó la radio juvenil en nuestro país y desde la cual se gestaron los primeros espectáculos y conciertos de importantes estrellas internacionales del rock, pop y rock en español. Ser partícipe de la consolidación de la industria del entretenimiento como generadora de empleo y divisas para la ciudad, unido a la música, que es mi pasión y sensibiliza el corazón, me marcó. Vale la pena apostarle a la cultura. En la superestación.fm hoy hay catorce canales de todos los géneros musicales. Por todo lo que genera un elemento como éste, uno siente ánimos de seguir siendo gestor y trabajar por el arte y la cultura. Fernando Pava Camelo, gestor de la Superestación.

447. PAISAJE DE CAPILLAS BLANCAS Tuve la oportunidad de estar este verano en Santorini y en Mikonos, pero de las dos la que más me atrajo fue Santorini. Es excepcional. Cada rincón de la isla tiene un encanto diferente. Sus paisajes, los atardeceres, la gastronomía y el color blanco de su arquitectura la hacen única. Pero sobre todo, me llamó la atención la cantidad de capillitas o iglesias pequeñitas por todas partes y el hecho de que cada familia posee una o construye alguna como agradecimiento por la prosperidad que hayan vivido y según el poder económico que tienen. Entrar a cada espacio y encontrar la devoción allí es inolvidable. Malka Devenish, virreina mundial de belleza.


448. ASISTIR A UNA BODA SAUDÍ Fui invitada a una boda saudí. Como maestra de danza árabe y diseñadora, esto me abrió la mente, las caderas y los ojos. Fui recibida por mujeres con el traje de las musulmanas en Arabia Saudí: abaya e hijab negro. Requisaban para que no entraran cámaras y entregaban bolsas para guardar la abaya. Al pasar, admiré el lujo, brillo y color; lámparas enormes, flores exóticas (un lujo) y vestidos. No reconocí a mis conocidas; entre mujeres, incluso las abuelitas usaban escotes y capa sobre capa de maquillaje. Vi diferente a la mujer musulmana: bajo su abaya e hijab existe una mujer con alto sentido de la moda, gran preocupación por su apariencia y lo mejor es que lo hacen por ellas y para ellas, no para competir ni conquistar. La novia tenía un traje blanco lleno de cristales con una cola inmensa. Hizo el recorrido hacia la tarima acompañada del canto de un grupo beduino. Era la única descubierta y dejaba ver dibujos de henna en brazos y cuello. El baile continuó con pura energía femenina y yo me sentí afortunada de estar ahí. Liliana Villarreal, bailarina.

449. DURO CON EL ENDURO Mi papá practicaba trial. Así que en cuanto pude comprar mi primera moto empecé a practicar. De eso hace diez años. Ahora me dedico al z, un deporte competitivo o recreativo. Lo disfruto con mi hermano y mi primo, que también lo practican. Mi ruta favorita es la de Girardot a Ibagué, en la que se atraviesa el río Magdalena, pero cuando no hay mucho tiempo voy de Sesquilé a Cucunubá o tomo rutas como la de Tocancipá a Villa de Leyva, que tiene trochas excelentes. Allí me desestreso: la mente solo tiene tiempo para estar pendiente de la ruta, así que la concentración está enfocada en esto. Es una práctica segura que hacemos en grupos de mínimo diez personas. Juan Pablo Serrano, presidente BRM.

450. LA MEJOR CAMPAÑA Acabo de terminar la mejor experiencia de mi vida; una campaña electoral para llegar a la Alcaldía de Bogotá en la que, junto con mi maravilloso equipo, caminé 800 kilómetros, contacté directamente a más de dos millones de ciudadanos, visité tres veces los 2.880 barrios de la ciudad, contesté 400.000 correos electrónicos y di a conocer 50 propuestas. Todo, para interpretar el deseo de cambio de quienes le apuestan a una nueva ciudad. Fueron 450 días de trabajo arduo, hecho con mucho amor y devoción. Gracias a los miles de bogotanos que me acompañaron en este proyecto. Seguiré caminando y proponiendo por Bogotá. David Luna, excandidato Alcaldía de Bogotá.

451

A 250 KILÓMETROS

Fue inolvidable conocer a fondo el mundo AMG en Alemania en una visita que hice a ese país. AMG es la división que convierte en superdeportivos a los autos Mercedes-Benz, y que empezó siendo un pequeño negocio independiente de personalización de automóviles en los años sesenta y hoy por hoy construye los más prestigiosos bólidos de la marca alemana bajo una premisa esencial: “no se puede mejorar un Mercedes-Benz, pero sí hacerlo diferente”. Sentir los impresionantes 457 caballos de fuerza de un C 63 en una pista de competencia hasta llevarlo a su límite de 250 kph, es una vivencia que se queda grabada para siempre. La filosofía “One Man, One Engine”, en donde un solo ingeniero ensambla cada pieza del motor hasta su finalización, también me hizo entender la pasión puesta en estos vehículos. Héctor Corredor, vicepresidente comercial Daimler Colombia.


106

EXPERIENCIAS DINERS

452

ALEJANDRO MAGNO, EN EL LOUVRE

La nueva exposición en el Museo del Louvre sobre la antigua Macedonia en tiempos de Alejandro Magno. Gracias a los recientes descubrimientos arqueológicos, palpamos casi con las manos los objetos, armas e instrumentos tocados por ese héroe y los súbditos que conquistaron el mundo conocido desde el norte de África hasta Afganistán, pasando por Egipto, Libia, Siria, Iraq, el Éufrates y el Tigris, Irán, Pakistán y Afganistán, zonas que siguen en plena guerra devastadora en 2011, con más de un millón de muertos en la primera década del siglo XXI. Al salir, tuve la sensación de haber estado cerca del mito y entender que 2.500 años no son nada. El hombre sigue en una guerra cada vez más violenta, con los portaviones de la temible OTAN a nombre de Occidente y las inmolaciones de sus enemigos islámicos en sus carros bomba. Unos y otros igual de fanáticos, carniceros, saqueadores y sangrientos como en los tiempos del Alejandro que vivió entre 356 y 323 antes de nuestra era. Eduardo García Aguilar, escritor y novelista.

453

FELICIDAD AL PARQUE

454. UN VIAJE AL VICHADA

Al llegar a vivir a Nueva York pasé el primero, y el más feliz, de muchos días alegres en el Central Park. Fue un almuerzo de sándwich y vino barato, con una pareja de amigos, a la sombra de un árbol, compartida con cientos de “parqueños” expertos en disfrutar uno de los placeres más simples que quedan: el día de parque. Siempre disfruté las buenas energías en un parque: las propias, porque cuando se entra en el ánimo “parqueño” la vida se simplifica; y las de los demás, porque los congéneres son más humanos tumbados en el césped. A los parques se va a sentir la vida. Martha Helena Gómez, directora Asoc. Amigos Parque 93.

Puerto Carreño, capital del Vichada, es un paraíso oculto. Sus paisajes e inconfundibles atardeceres sobre el Orinoco hacen de esta región un rincón que ningún colombiano puede perderse. En mi viaje a la reserva natural donde se efectúan las siembras de la Fundación Admira la Vida disfruté de la comida típica de la zona, aprecié su biodiversidad y me movilicé por sus inmensas vías sabaneras que evocan los mejores momentos del Rally Dakar en sus travesías por zonas desérticas de Senegal y la misma Francia. A cinco horas de Puerto Carreño pude ver la verdadera vaquería de los llanos colombianos y escuché los cantos de los valientes llaneros que con sus voces conducían a más de cien cabezas de ganado. Quienes nos aventuramos a conocer el Vichada cambiamos el mundanal tráfico de las capitales por los paisajes con babillas o cocodrilos, las rutas ganaderas y los hermosos parajes que ofrecen los ríos Meta y Orinoco, que hacen frontera con Venezuela. Gustavo Yacamán, piloto de automovilismo.

455. CASI MUERO EN CUBA

456. EL FESTIVAL CERVANTINO México invitó a cerca de noventa personas de varios países del mundo a ver la escena de los creadores de teatro, danza y música mexicana en el marco del Festival Cervantino 2011. ¿Que para qué sirven estas cosas? ¿Que para qué hacer artes escénicas? A veces no encuentro la respuesta exacta, pero sí tengo la certeza de que sirve y mucho. Sirve para poder encontrar formas de abrir conciencias sobre situaciones sociales complejas, para exponer problemas difíciles de hablar, para mostrar poéticamente lo que con palabras directas sonaría muy vulgar o para encontrar caminos de diálogos cuando las discrepancias no parecen abrir los senderos del entendimiento. Esta herramienta nos ayuda a que seamos escuchados. Las ideas sólidas hablan por sí solas cuando se expresan por medio de la música, la danza o el teatro.

Montar en kayak frente a la playa de Santa Lucía (Camagüey, oriente de Cuba) es un plan tranquilo, pero si tienes que luchar para no morir ahogado, eso convierte dicha experiencia en la más inolvidable. Salí en kayak frente a esa playa de casi veinte kilómetros. En la mitad, el oleaje –inusual en esa piscina natural– hizo que el plástico moldeado diera vuelta y me tuviera tragando agua durante varios segundos. ¿Minutos? Salí a flote y, después de una ardua lucha, regresé la embarcación a su posición y subí a ella. Pero me di cuenta de que no tenía remo. Con la confianza de ser Ahab en busca de la ballena blanca, me lancé de nuevo. El impulso alejó el kayak y me acercó al remo. Tome la pala, pero confirmé lo que había pensado: “La educación que recibimos es un fracaso”. Nadie me había enseñado a nadar con un remo en medio del mar. Intenté remar con él, sin kayak, claro está, pero fue inútil. Decidí lanzarlo en forma de jabalina acuática, nadar hasta él, tomarlo, y volverlo a lanzar en dirección al kayak, que se hacía más lejano. Cansado, la playa se transformó en una línea distante. Decidí abandonar remo y kayak y nadar para salvar mi vida. Lo hice al estilo libre, pasé al rana, hice brazas de pecho, pero al ver que no rendía, me di vuelta. Sentí la muerte cercana. El pánico se apoderó de mí. Al cabo de unos segundos, ¿minutos?, la pregunta estaba clara: ¿dignidad o morir? Obvio, sacrifiqué lo primero. Como una yubarta en el Pacífico, salté lo que más pude y grité: “¡Auxilio!”. Dejé salir un “¡Me ahogó!”. Nadie vino. Cuando estaba resignado a mi s(m)uerte, apareció una bicicleta acuática. Una mujer me tomó de los hombros. La playa de Santa Lucía guarda momentos extremos que pueden significar ser salvado de las aguas y vivir para recomendarlo. P. D.: no se maltrataron ni remo ni kayak.

Wilson García, director de artes escénicas.

457. CON HARRIET EN LA PLAYA Quien diga que la playa es fiesta nunca ha pasado una semana en una casita sobre la playa en Cape Cod, Massachusetts, con la escritora Harriet Sohmers Zwerling. Una semana con Harriet bebiendo Prosecco mientras ella toma Stolichnaya. Una semana oyéndola hablar sobre sus viajes por Europa con Susan Sontag, sobre cómo le quitó la virginidad. Una semana de atardeceres y tormentas amenazantes que terminan siendo lluvia de clavos. Quien asegure que la playa es hacer autostop, nunca se ha montado con Harriet al volante, tres vodkas encima. No la ha oído hablar del puño que le dio a Sontag en la cara. Quien no haya ido con Harriet a la playa nunca ha ido a la playa. Virginia Mayer, escritora.

Wílmar Cabrera Pinzón, periodista y escritor.


462. LA VIRTUD DE LA PRÁCTICA

A comienzos del nuevo milenio, en el Museo de Historia Natural de Nueva York, visitaba junto con mi hijo el interior de la cápsula del tiempo antes de su cierre definitivo, con destino a ser abierta en el año 3000. Y me dice mi hijo Tahuanty, de ocho años, mirando una de las tantas muestras que contenía la cápsula –una tajadota marmórea marrón de un árbol de unos cuatro metros de diámetro y de 2.000 años de edad y cuya minúscula semilla estaba al pie– que en clase de ciencias naturales casi llora cuando comprendió que así como nacemos todos algún día no solo vamos a envejecer como nuestros padres y abuelos, sino que también vamos a morir.

Lo que más separa los grandes talentos de los pequeños, en mi opinión, es el trabajo creativo. Es decir, la cantidad de años ejerciendo el oficio de la escritura. La destreza para redondear una idea, describir un paisaje, comunicar un sentimiento o relatar una acción sólo se logra con una cantidad desmesurada de horas de trabajo. Cuando empecé a escribir en serio entendí que yo carecía de la técnica necesaria para expresar lo que deseaba, y por eso me pasaba horas haciendo ejercicios de escritura. Tomaba una botella, por ejemplo, y trataba de describirla con la mayor precisión posible. O procuraba recrear un diálogo que había escuchado en un café. O me sentaba frente a un atardecer para intentar pintarlo con palabras. Creo que esa conciencia de mis propias limitaciones, y de la necesidad de practicar la escritura para soltar la mano y, más que nada, para aprender el nombre de las cosas, fue lo que más me ayudó a elaborar mis primeros textos. El único problema, muy pronto descubrí, es que este oficio nunca se termina de aprender. Basta asomarse a un nuevo mundo o a una nueva temática, una que el escritor aún no ha explorado, para vislumbrar todo un vocabulario que se desconoce y unos requisitos formales que escapan a su maestría, y para sentir que debe volver al principio, como quien tiene que aprender a caminar de nuevo luego de sufrir un aparatoso accidente. Eso tiene de malo el oficio del escritor, pero también lo tiene de bueno, porque así el trabajo nunca se agota y siempre existe un reto por delante. Y sólo de fijarnos retos es que podemos avanzar, jalonados hacia el horizonte, para tratar de dar un paso, y con suerte dos.

458

LA FINITUD DE LA VIDA

Carlos Jacanamijoy, pintor.

459. ENCUENTRO CERCANO DEL PRIMER TIPO Vivía en la casa de mis padres, quienes soportaban con resignación el último de los muchos recesos forzados y no forzados de mi dilatada vida estudiantil. Ya había pasado por media docena de colegios. Tenía 19 años, no había logrado graduarme y no tenía idea de qué quería ser y hacer en la vida. Había seguido más o menos al pie de la letra ese manual no escrito que dicta a los muchachos qué meter, untar, hacer, aspirar, leer, escuchar y probar para ser felices. A otros les funcionaba, pero no a mí. Decidí entonces dedicarle tiempo a la Biblia. Con sus hojitas sedosas me hacía cigarritos que solían quemar bien en las noches de soledad, en las que escarbaba en la nada de mi corazón. Nunca le paré muchas bolas a lo espiritual. Por eso cuando aquel tipo que conocí me dijo que invitara a Jesús a mi vida, reí para mis adentros. Pero la risa se me volvió agua cuando, doblegado por la evidencia, reconocí que mi vida hasta ese momento no tenía mucho sentido. Sí. Le dije que lo necesitaba, que entrara en mi vida, y de mi cosecha le pedí que si andaba por ahí se manifestara, cambio. Sin buscarlo, me topé de narices con el mismísimo Dios. Mheo, caricaturista.

460. REZAR LA NOVENA EN COLOMBIA Es el día de Navidad. Son las 9:45 a. m. Abrimos los regalos. En total, son 380 paquetes. Cada regalo que se descarta se muestra a todos y cada uno lo comenta. Quien recibe el regalo se alza y se va a besar o a estrechar la mano a cada uno de los otros. Esta reunión constituye el final de la última novena, que inicia el 24 en la tarde; las ocho tardes precedentes se ha cambiado cada vez de casa, alimentos y texto de la novena, y nos hemos encontrado desde las 9:30 p. m. hasta las 6:30 a. m. de la mañana siguiente. Finalizada la novena, todos se duchaban y se iban a trabajar hasta tarde, otra ducha, otro cambio de hábitos y nueva novena, en una nueva casa acogedora, plena de amor. Nueve noches consecutivas, una hazaña que involucra a todos y nos une con afecto. Nada comparable en Europa. Nada similar. Bruno D’Amore, matemático, escritor y ensayista

461. LA INTRIGA DEL LAPISLÁZULI Mi recomendado es la más reciente obra de Gonzalo Mallarino Flórez, La intriga del lapislázuli. Creo que es una novela magistral en la que se recrea con gran rigor y belleza toda la complejidad del Renacimiento italiano. Precisamente a partir de las intrigas vinculadas con el mundo del color y la pintura, el mundo del arte, en el que la Iglesia –la Iglesia y sus venenos– ejercía un mecenazgo a un mismo tiempo místico y siniestro. Las buenas novelas históricas suelen serlo doblemente, porque nos enseñan y nos entretienen; están escritas con precisión, pero también con belleza. Ésta de Gonzalo es una de las mejores novelas históricas que yo haya leído, y cada día le encuentro más valor. Ahora que su editorial ya ni siquiera existe. Juan Esteban Constaín, escritor e historiador.

Juan Carlos Botero, escritor.

COMIDA RÁPIDA EN CHINA Apreciar la inauguración del primer McDonald’s en Beijing. Mao Zedong se debe estar revolcando en su tumba ya que al lado del mausoleo en la Plaza de Tiananmen se ubicaría el primer símbolo capitalista de la nueva era de apertura china. La gente llegaba de los cuatro costados de la Plaza de Tiananmen; tan solo un año antes esta plaza había ocupado un lugar central como escenario del descontento y oposición estudiantil al gobierno comunista, la gente corría como si fuese a perder algo de otro momento histórico: no otra revuelta estudiantil sino la primera hamburguesa made in china. Mariana Villamizar, jefe Relaciones Éxito.

463


108

EXPERIENCIAS DINERS

464

EL JAZZ Y LA MUJER MUDA Una cinta de Woody Allen me enamoró: Acordes y desacuerdos (Sweet and Lowdown) porque contaba la historia de un jazzista de los años treinta, un virtuoso demente llamado Emmet Ray, en realidad un personaje de ficción interpretado por Sean Penn que idolatra a Django Reinhardt, y que se enamora de una muda (Samantha Morton). Penn y Morton fueron nominados al Óscar. De la cinta, lo más bello es el personaje de esa mujer que sin decir una palabra se instala en el alma de él y del público. Además, tiene todo que ver con mi gran pasión por el jazz. Natalia Bedoya, cantante y actriz.

SLOW FOOD Y TERRA MADRE

465

Acercarme al Slow Food y asistir al evento Terra Madre, en Turín (Italia), fue un viaje que me abrió una puerta de pensamiento y amplió mi conciencia acerca de la protección del planeta, la seguridad alimentaria y lo que conlleva reivindicar y valorizar el papel de campesinos, indígenas, cociner@s de tradición y pescadores artesanales, y darme cuenta de cómo a través del acercamiento e intercambio de conocimiento directo se establecen vínculos con productores del campo y coproductores. Cientos de personas provenientes de 160 países nos reunimos con un solo propósito: reflexionar acerca de los diferentes aspectos que atentan contra la Madre Tierra. Sin importar credo ni idioma compartimos juntos en torno a la mesa, cada día, una provocación total a los sentidos y al conocimiento de la diversidad gastronómica.

DE COMENSAL EN BOGOTÁ

466

Sonia Serna, empresaria gastronómica de Cali.

467. HECHO A MANO

468. POR EL TÁMESIS

Han pasado quince años desde cuando hice mi primer Concurso Nacional de la Belleza. En medio de esta fiesta aprendí a hacer patria. Bajo la sombrilla del reinado conocí Colombia de la forma en que deberíamos vivirla: a través de las manos maestras de nuestros artesanos. Y logré enseñarle al país que términos como damagua, wérregue, caña flecha, pindo, tamo o mopa mopa están a nuestro alrededor. Lo maravilloso es ratificar que gracias a ellos Colombia es un país hecho a mano. Quiero seguir viviendo al lado de Conchita Iguarán, en Uribia; de Carmen Chiquiza de Rojas, en Nemocón; de Inés Montero, en Sandoná; de Astrid Betancur, en La Chamba; de Medardo de Jesús Suárez, en Tuchín; de la comunidad indígena Embera Katío de Tierra Alta; de Nubia Moreno, en Quibdó. Y conociendo Chimichagua, San Vicente, Natagaima, Palermo, San Jacinto, Usiacurí o Curití.

En su travesía por Londres, el río Támesis ofrece recorridos. Se pueden caminar las verdes cuencas del oeste, que bordean el parque de Richmond. Allí, la naturaleza se asemeja al Domingo por la tarde, de Georges Seurat. Hacia el este, el Parlamento de Monet se asoma entre nebulosas. Están también los puentes de acero y las historias que emanan de la cúpula de Saint Paul. En el río, que también es mar cuando las mareas suben y las ballenas asoman, puedes dejar correr tus tristezas y alegrías. Y sentir la fuerza de esta fabulosa ciudad.

Diego Guarnizo, director de arte.

Emiliano Zalamea, arquitecto.

470

DESFILAR EN EL CARNAVAL DE BARRANQUILLA...

... es cruzar a un espacio asombroso de inmersión en la raíz de la cultura popular del Caribe colombiano, al ritmo de un fascinante estado de alegría colectiva. El bailador-caminante y el público-masa enardecida terminan por establecer, en el paroxismo de la Guacherna, la Batalla de Flores o la Gran Parada, un diálogo burlesco que le dejará un estupendo callo de costeño al más recalcitrante de los cachacos. Y si usted quiere repasar sin disfraz sus sensaciones de Carnaval, le sugiero que se dé una vuelta por La Troja, que reproduce cada fin de semana y en clave de salsa el ambiente de la máxima fiesta popular de nuestro país. Jaime Abello Banfi, director FNPI

Hay que visitar Bogotá con frecuencia y con alma de comensal. Ya aquí, es indispensable conocer la cava de Salinas, tardear en la Despensa de Rafael, tomar ron en la barra de El Comedor, dedicarle un sábado a las entradas de Casa Vieja, llevar cámara al nuevo Harry Sasson y dejarse salar entre los pechos en La Mina. Para rematar, se debe ir a Rafael Telas y Decoración para sacarle provecho a la buena mano del sastre cachaco. Juan Noguera Merle (marqués de Cáceres), enólogo.

469. LA PAZ DE UN VIAJE EN GLOBO Es curioso. Le tengo pánico al avión. Es más, no sé cómo hice para llegar hasta Turquía el año pasado, después de haber volado en tres, y los que faltaban para el regreso. También estaba el tema del globo. Mis amigos soñaban con el día en que llegáramos a Capadocia, una ciudad volcánica parecidísima a la Luna y considerada una de las maravillas de la humanidad, para verla desde los aires en el bendito globo. Y yo sufría. Pasé mala noche en el Cave Resort que, como las reliquias de la ciudad, fue construido bajo las piedras, maquinando un pretexto para no tener que someterme a la tortura de ese vuelo. Pero llegó la mañana y no pude convencer a nadie de mis buenas razones para quedarme. Me subí a regañadientes, de última, a uno de los cientos de globos que usualmente despegan al amanecer como parte del mayor atractivo turístico del lugar. Sentí el calor del fuego que infla el globo en mi espalda y me entregué. Iba derecho hacia el cielo naranja de un verano espléndido y mientras ascendía entendí cuál es el verdadero significado de la palabra “silencio”. Abajo, el desierto y esas curiosas montañas de roca hechas por la lava de volcanes milenarios al que llaman el valle de las Hadas. Enfrente, el horizonte cubierto de globos que se veían diminutos y parecían de juguete. De cuando en cuando recordaba que estaba a 800 metros encima de la tierra, pero había dejado de temblar. Había demasiada paz. Olga Viviana Guerrero, directora revista Jet Set.


471. INVERTIR EN UNA CAUSA IMPORTANTE Ayudar económicamente con alrededor de 70% del proyecto del Seminario Diocesano Menor y Mayor de Valledupar, de la mano con monseñor José Agustín Valbuena, el padre Fabio Sepúlveda y monseñor Óscar José Vélez –en una obra que comenzamos en 1997 y terminamos en 2010– conllevó no solo la integración económica de Hyundai y mía en el proyecto, sino que también nos trajo paz espiritual y satisfacciones personales. Durante trece años invertimos más de 2.700 millones de pesos en la construcción de toda la obra del Seminario Diocesano de Valledupar, y fuimos construyendo por etapas las diferentes divisiones. Allí se albergan alrededor de unas cien personas listas para ordenarse de sacerdotes católicos, más 300 estudiantes que cursan sus últimos años de bachillerato. Hoy en día tenemos más de cincuenta sacerdotes pregonando la palabra de Dios y construyendo la renovación del tejido social del Cesar, La Guajira, Colombia y, eventualmente, de manera internacional. A través de este proyecto de filantropía estoy seguro de que los dineros aportados fueron invertidos en una institución que trae resultados benéficos como la educación de jóvenes en su bachillerato y luego la ordenación sacerdotal. Carlos Mattos, presidente Hyundai Colombia.

472. EL INFLUJO DE ANDRÉS CAICEDO

Tenía 15 años, el cabello largo, vestía de negro y con camisas de demonios. Tenía un cómplice de cabello rojo al que apodábamos “Pirro”. Su madre era pintora y ferviente religiosa. Preocupada por la influencia de esta música oscura, nos convenció de hacernos una limpieza de espíritu con un pastor. Después de su exorcismo nos regaló el libro Que viva la música. La “limpieza” nos asustó; sentimos energías extrañas que nos aplacaron por varios días. Días en los que empecé a leer la novela, la cual, por desgracia para la madre de mi amigo, produjo un efecto contrario, acercándome con pasión al ángel caído llamado Andrés Caicedo. La sensación al leer era la de una identificación con un modo de sentir la ciudad, la calle, la música, la complejidad, la alegría y la violencia de estar vivo. Empecé a temer vivir después de los 25 años, a querer hacer obra, a mitificar a mi ciudad y sus historias. El apocalíptico metal empezó a convivir con los Rolling Stones y la salsa. Es común escuchar decir a jóvenes que leyendo a Andrés Caicedo uno empieza a sentirse como la reencarnación del escritor. Después de ese pequeño exorcismo, Caicedo se convirtió en un importante referente en mi vida y en la forma en como he intentado asumirla hasta el presente. Jorge Navas, director de cine.

473

BLACKBIRD, UNA OBRA EXTRAORDINARIA Blackbird es una impactante pieza teatral del dramaturgo escocés David Harrower. El texto no se consigue en castellano, pero la obra va a ser estrenada a comienzos del año entrante gracias a un acuerdo entre Casa Ensamble y el Teatro Estudio del Centro Cultural Julio Mario Santo Domingo. También está invitada al Festival Iberoamericano de Teatro. Trabajo actualmente en la preparación de este montaje, basado en una traducción del inglés de Joe Broderick y en una versión que está terminando Nicolás Montero –quien la dirige– y la actriz y profesora Maia Landaburu. El drama de unos seres para quienes se contrapone la verdad con la justicia resulta de una hondura conmovedora y apasionante. Universal y escalofriantemente vigente en nuestro medio. La obra es extraordinaria. Humberto Dorado, actor.


110

EXPERIENCIAS DINERS

475

474. UNA VIDEOESTEREOSCOPIA A raíz de que un día me di cuenta de que tenía problemas de salud de tipo femenino, me tuve que hacer una videoestereoscopia. Más allá del resultado, cuando vi las imágenes de aquella auscultación descubrí que era una persona fascinante por dentro. Tenía agua y nubes y valles y montañas en mi paisaje interior. A partir de ahí pensé que tenía que decir algo con esas imágenes circulares. Como artista venía trabajando el paisaje exterior, pero hice un cambio y me dediqué a hacer un paralelo entre los dos: la madre naturaleza y la madre mujer, que se perturban y se conmueven las dos ante el daño o el deterioro, que es el maltrato a la mujer y al medio ambiente. Gracias a esa imagen creé una obra. Y descubrí que la problemática del maltrato es grande. Ana Isabel Díez, artista.

FOTO: JAVIER LA ROTTA

SABOREAR

476

Vengo de una familia en la que mucho gira alrededor de los sabores. Como en muchas familias en Francia, mientras uno come, hablar de comida. Cuando uno termina de comer ya está hablando de la próxima. Con solamente hablar del tema, saboreamos la nuez moscada, la vainilla, la mantequilla o el tomate. Nuestras vacaciones y celebraciones giran alrededor de la comida. La ruta de un viaje se define por los restaurantes del camino. Los momentos especiales son motivo para experimentar recetas, escoger vinos y definir un buen postre. Para nosotros, saborear es un lujo. Los recuerdos quedan grabados por los sabores: interesantes, claros, nítidos, diferentes, fuertes, suaves, inolvidables. No me imagino un mejor plan que recibir amigos alrededor de la mesa para compartir un buen menú, vino y conversación. Solo la idea me pone a pensar con que los voy a sorprender. Bon Appetit! Marea Casas, productora de moda.

UN VIAJE EN CARRO POR ESTADOS UNIDOS

Uno de mis placeres consiste en viajar por carretera con mi esposa Michaela Eremiáová. Una de mis rutas favoritas partió en Rochester, estado de Nueva York. Llegamos a California en ocho días, después de más de 4.800 kilómetros. Viajamos por el norte del país y pasamos por Buffalo cerca de las cataratas del Niágara, y luego por Cleveland y Chicago. Los recorridos en planicies eternas fueron por Omaha y Denver. De ahí bajamos hasta el Gran Cañón, la mejor parte del viaje. Recomiendo el histórico Grand Canyon Hotel en Williams. Situado sobre la famosa Ruta 66, abrió sus puertas en 1891 y es el más antiguo de Arizona. Pasamos por la famosa Presa Hoover en ruta hacia Las Vegas. Lo siguiente es la meta final, a cuatro o cinco horas de viaje: Los Ángeles, California. Jairo Duarte, compositor radicado en Los Ángeles.

477. UN RECOMENDADO VIRTUAL

478. DESCONECTARSE

Hoja Blanca comenzó como una revista impresa al ganar uno de los premios de Bogotá Capital Mundial del Libro en 2007, con cuatro ediciones impresas: Espacio Público, Contracultura, Ilegalidad y Futuro. Buscan puntos de vista originales y voces con personalidad que cuenten de primera mano qué sucede con los adultos jóvenes en este momento. En lo que aquí importa, después de cinco ediciones impresas han diversificado sus productos con una plataforma de blogs en Internet, que reúne testimonios y propuestas inesperadas sobre la cultura, la imagen, el estilo de vida de una generación y la ciudad (aunque no necesariamente Bogotá). Son treinta y un blogs personales, algunos resueltamente polémicos, otros poéticos, alguno que otro gastronómico.

Me gusta desconectarme de todo, sentir que no necesito de celulares, de carros y tampoco de la electricidad. Sentir que el mar, el sol, la luna y las estrellas son las únicas baterías que recargan mi cuerpo y lo liberan del estrés diario. Para eso nada resulta mejor que ir al Parque Tayrona. En hamaca, carpa o cabañas. Allí hay una dinámica diferente, y la naturaleza y uno se funden en una sola energía. Todo esto, con el respeto que merece el medio ambiente.

Ricardo Bada Hansen, periodista.

Rita Bendek, actriz.

480. EL VACÍO SUBLIME

El recorrido comienza en Cali, donde se toma la vía que conduce a Buenaventura y se encuentra el puerto marítimo más importante del país, lugar de todos y de nadie, donde se realizan transacciones multimillonarias, pero nada queda. En un pequeño puerto alejado del movimiento mercantil zarpan barcos que navegan ocho horas entre las fuertes mareas del Pacífico rumbo a una de las islas más emblemáticas. La llegada al amanecer muestra una majestuosa vegetación que nace del mar, como una montaña perdida en medio del océano, llamada Gorgona. En este maravilloso lugar se encuentran las ruinas de la que fue la cárcel más segura del país. Fuera de este siniestro lugar está el inigualable canto de las ballenas jorobadas alrededor de un majestuoso bosque húmedo tropical rodeado de arrecifes coralinos, que brindan la mejor práctica de buceo para los amantes de la vida marina.

Me impactó el Memorial 9/11, el monumento en memoria a las víctimas del 11 de septiembre de 2001 de los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York. Porque ahí entendí que el vacío y la nada sí existen. En ese espacio se comprende la existencia de los otros y su importancia sobre la Tierra, la presencia de la nada a través del movimiento del agua, y la grandeza de la vida. En su espacio es posible percibir algo que no había experimentado en otro lado, a través del arte y del monumento: un dolor sublime. Sí, eso es. Un dolor. Pero a la vez sublime. De conexión con los otros.

Nicolás Bernal Medina, gerente Equilibrio.

479

DESTINO FINAL: GORGONA

Érika Diettes, fotógrafa.


481 THE RUBELL FAMILY COLLECTION Llevo varios años viviendo en Miami. Para muchos, esta ciudad es sinónimo de compras y playa. Pero he aprendido a encontrar mis lugares favoritos; la ciudad tiene joyas culturales poco conocidas fuera de ciertos círculos. The Rubell Family Collection es un ejemplo de ello. Ubicada en una antigua bodega de la DEA en la zona conocida como Wynwood Art District, es una de las principales colecciones privadas de arte contemporáneo del mundo. Cuenta con obras de artistas como Jean-Michel Basquiat, Keith Haring, Damien Hirst, Jeff Koons, Cindy Sherman y Andy Warhol. Su exposición, abierta al público, rota todos los años, y vale la pena visitarla, especialmente en diciembre, durante la feria de Art Basel Miami Beach. Es un lugar en el que pueden apreciarse las principales tendencias de arte contemporáneo con obras de artistas emergentes provenientes de todo el mundo. Una de las gratas sorpresas de Miami, una ciudad que se ha reinventado. Adriana Vergara, directora Galería Kevin Bruk, en Miami.

482. LA FELICIDAD EN LA TRAGEDIA En enero de 2011 volví a Arenal, el pueblo de Bolívar en el cual fui criado por mis abuelos maternos. Esperaba encontrar un duelo porque había visto cómo el Canal del Dique, brazo del río Magdalena, se salía de su cauce y asaltaba las casas de tres mil habitantes. Como llegué un mes después de la inundación, la gente ya había asimilado la calamidad. Entonces nadie se quería inmolar, nadie estaba postrado de tristeza en una cama. El panorama, en todo caso, era terrible: un treinta por ciento del pueblo –incluidos el centro y parte de la Alcaldía– estaba sumergido en el agua. Resultaba irónico que el pueblo terroso en el que crecí se hubiera convertido, por obra de un desastre natural, en una Venecia de los pobres. Era evidente que a esas alturas la gente ya estaba aburrida de lamentarse y había decidido transformar la tragedia en fiesta: unos niños usaban su calle anegada como cancha de polo acuático, otros se lanzaban a la creciente desde el techo de una casa de dos pisos. Aunque siempre he creído que en el Caribe, tarde o temprano, todo drama se vuelve un asunto bailable, me asombraba ver la actitud de la gente. Lo que más me sorprendió fue descubrir a un hombre llamado Santilla Muñiz recorriendo la riada en un bote, al ritmo de un vallenato. El tipo llevaba en el bote un sancocho de cerdo y dos botellas de whisky, e iba cantando como si le hubieran dicho que apenas le quedaban dos horas de vida. ¿Por qué recomiendo esta experiencia? Porque sirve para conocer el país sufrido al que le damos la espalda, el país que solo se vuelve visible cuando muere o mata. Y porque además nos permite palpar un hermoso ejemplo de resistencia. Alberto Salcedo Ramos, periodista.

483. LA CAPACIDAD DEL ASOMBRO Me asalta, en el momento, la necesidad de confesar esos alumbramientos que solo son posibles en el sobresalto que me permite descubrir que el asombro es la posibilidad que tiene el hombre para descifrar, en la elementalidad del instante, las coordenadas secretas que lo reivindican y lo salvan del destino irrenunciable de morir del todo. El asombro nos redime pero también nos condena, y es nuestra la opción de padecer o festejarnos en el milagro del verso o en el vacío del poema. Miguel Torres, dramaturgo.


112

UN DOCUMENTAL CONMOVEDOR

485

484

EXPERIENCIAS DINERS MEJOR CARNE NO HAY

Hace poco vi en el teatro Jorge Eliécer Gaitán el documental Retratos de Familia, de Alexandra Cardona, y me conmovió muchísimo. Habla sobre los falsos positivos. Son retratos de familia, una investigación importante y necesaria, todo un documento histórico de ese suceso tan vergonzoso. Es un documental hecho de una manera humana y tan rigurosa que a pesar de basarse en un hecho tan siniestro logra conmover. Nosotros nos hemos acostumbrado a las cifras, pero en este trabajo hay rostros e historias de personas que dejaron papá, mamá, hermanos e hijos. Vale la pena verlo y divulgarlo.

El chef Arguinzoniz (Asador Etxebarri, Plaza San Juan, 1, en Atxondo, Bizkaia, España) pone a la brasa todo lo que cae en sus manos. Igual una ostra que un chuletón. La casona de piedra anuncia la austeridad y sencillez del lugar. Una escueta barra precede al comedor principal: siete mesas con manteles blancos. Nada más. Llega el primer plato: tostada con mantequilla de leche de cabra. Es entonces cuando se acaban la austeridad y la sencillez. Nunca probé un sabor tan intenso y exquisito en una forma tan elemental. En ese momento se siente el deseo de pedir dos, diez, mil más de éstas. Deseo que desaparece ante una gigantesca ostra en el menos común de sus estados: asada. Luego, una cesta de percebes, cómo no, a la brasa. Y luego el singular pepino de mar. Y los chipironcitos. Y las gambas de Palamós. Y el bacalao al pilpil, para rematar con un clásico de los asadores vascos: el chuletón de vaca vieja. Lo siento por Peter Luger. Es éste, y ningún otro, el mejor pedazo de carne que he comido en mi vida. Mi mujer, Paula, opina lo mismo. Mar, con sus escasos diez años, asiente con la cabeza. Y con la boca llena.

Carmenza Gómez, actriz.

Lucho Correa, diseñador gráfico, fundador de Lip.

486. EXPOSICIÓN MEMORABLE

487. EN LA PUERTA DEL INFIERNO

488. EMPRENDEDORA A LOS 58

En el Colegio San Carlos, con un grupo de amigos montamos un evento que decidió que mi vida tomara el camino del arte: la exposición de la obra de Fernando Botero que hicimos en 1973. Fue la más importante sobre el pintor realizada en Colombia hasta 1993. Reunimos 50 cuadros de colecciones particulares de Bogotá, desde 1948 hasta 1972. Lo más simpático fue que un amigo y yo, menores de 15 años, recogimos por Bogotá las obras del maestro en un camión, sin ningún seguro. No teníamos la más mínima vigilancia, y nosotros mismos cuidamos las obras, durmiendo dentro de la biblioteca. Como arma de protección teníamos simples palos de escoba.

11-09-2001. Tenía una cita en Lehman Brothers, en las Torres Gemelas, a las 9 a. m. Por una razón de suerte, a pesar de haber sido siempre muy cumplida, no llegué diez minutos antes, como era mi costumbre. En medio de un trancón de metro le llegué tarde a la muerte. Me bajé en otra estación. Llegar a la de las torres era imposible. Había un incendio gigante donde lo más impresionante era la cantidad de papeles mitad enteros y mitad cenizas que volaban por todas partes. En mi obsesión por cumplir, insistía en ir a la puerta a ver si podía llegar. No entré a las torres; entré en razón y me fui a las oficinas de Citi, en donde trabajaba, a una cuadra de las torres. Subí al piso 33 desde donde presencié la caída de la primera torre. Todo era blanco, como estar entre las nubes. Salimos del edificio por instrucción de la policía. A los cinco minutos cayó la otra torre. Lo más impactante fue el ruido que invadió la ciudad los siguientes días.

No jugué con muñecas sino con joyas, pues mi padre es el fundador de una de las joyerías más importantes de Bogotá. Mis vacaciones de infancia, cuando no estaba en la finca de mi familia recogiendo café, las pasaba aprendiendo a escoger esmeraldas y diseñando joyas bajo la mirada atenta de mi padre. Así que hoy, casi cincuenta años después de aquellos momentos, he realizado la experiencia de mi vida al crear empresa y montar Liévano Joyeros del Parque 93. Todo, porque me alegra ver novias contentas y asesorar a los señores que llegan a hacer una de las compras más importantes de su vida. Oro y esmeraldas colombianas convertidas en arte. Volver a la infancia y hacer empresa a los 58.

Luis Fernando Pradilla, director Galería El Museo.

489. TORTURA EN TACONES Los tacones son un elemento femenino, diseñado para estilizar el pie, alargar las piernas, meter el abdomen y sacar el pecho y las nalgas. Cuando se perfecciona su caminar, son el corrector de postura más chic. Según Christian Louboutin, uno de los mejores diseñadores de zapatos, los tacones incrementan el arco del empeine, una de las partes más sexis de la anatomía femenina. Hacen que el pie tome una posición característica de cuando las mujeres llegan al orgasmo. Al parecer, el dolor y la tortura pueden estilizarnos y darnos placer al mismo tiempo. Juanita Ávila, productora de moda.

Natalia Mejía, gerente Carteras Colectivas Acciones y Valores

María Margarita Liévano, joyera Joyería Liévano.

CONCIENCIA DE LA DIVINIDAD La experiencia más memorable de mi vida fue la conciencia de la divinidad una noche sin luna bajo un naranjo mustio en el jardín de la casa de Possie Smith, en Envigado. Yo estaba sentado en un taburete de aluminio, disfrutaba los efluvios de la tierra húmeda, había llovido por la tarde, y de pronto las ramas del árbol fueron tocadas por una luz inesperada de origen astral, tenue, azul y placentera, y todo fue bello y bueno. Cada hoja brillaba con un lustre prodigioso. Y mi alma fue arrastrada por la fuerza del milagro. Cada una de mis células vibró en un temblor agradecido y recibió el mundo con un sentimiento de plenitud que no pudo ser más que la conciencia de la divinidad, la realización oceánica del universo. La experiencia del milagro de existir, la individualidad ensanchada. Cuando entonces apareció mi mujer llamándome de la casa. Yo la invité a contemplar la maravilla. Y creo que reconoció la sabiduría del momento porque ambos caímos de rodillas, unánimes, y nos recogimos para saborearlo. No importa si fue bajo el efecto del mejor ácido lisérgico, destilado por un grupo de santos hippies neoyorquinos que en los años sesenta querían devolver a la sociedad el antiguo sentimiento de lo religioso, la aspiración a la santidad perdida en un mundo ofuscado por la codicia y la gula del éxito. Ni si después, al avanzar en los arcanos del compuesto del doctor Hoffman la visión se degradó paulatinamente hasta el encuentro con el diablo, un diablo hediondo y fogoso.

490

Eduardo Escobar, poeta nadaísta.


“NO MOTEL FOR OLD MAN�

491

En abril, Bomba EstĂŠreo hizo una extensa gira por todo Estados Unidos: casi quince mil millas recorridas en una van. En una de esas travesĂ­as nos agarrĂł la noche en Albuquerque, Nuevo MĂŠxico. A un lado de la carretera un aviso de neĂłn, estilo aĂąos cincuenta, decĂ­a “Desert Sands Motelâ€?. Veinticuatro dĂłlares la noche. Vacante. El cansancio era tal que no dudamos en hospedarnos ahĂ­. Comenzamos a descubrir el ambiente poco a poco: piscina vacĂ­a y desgastada en la mitad del parqueadero, recepcionista malencarado, letreros de neĂłn intermitentes y caĂ­dos, ambiente tenso. En los cuartos, el olor era una mezcla entre ambientador y humedad, papel de colgadura con diseĂąo tropical y amarillento, cortinas rojas, muebles de madera, tapete oscuro y baĂąos percudidos. Lo mĂĄs tenebroso fue encontrar manchas de sangre detrĂĄs de una de las camas. Esa noche casi nadie siquiera tocĂł el baĂąo. Al otro dĂ­a, todos estuvieron puntuales, situaciĂłn insĂłlita en esta banda. Meses despuĂŠs, ya en BogotĂĄ, me topĂŠ con la pelĂ­cula No Country for Old Men. Al llegar a la escena del desenlace, que sucede en un motel, resultĂł ser el Desert Sands de Albuquerque. La escena fue ďŹ lmada ahĂ­ mismo y el cuarto del asesinato, el mismo donde yo dormĂ­. Desde entonces, entre la fascinaciĂłn y el asombro, me he preguntado si la sangre en la pared fue parte de la ambientaciĂłn, una trampa para turistas o parte de alguna de las historias siniestras que habrĂĄn ocurrido allĂ­.

30

NOVIEMBRE DE 2011 CENTRO DE CONVENCIONES GÓNZALO JIMÉNEZ DE QUESADA

SimĂłn MejĂ­a, mĂşsico de Bomba EstĂŠreo.

PROGRAMA ACADÉMICO

492. VENCER EL MIEDO Cuando desde MĂŠxico recibimos la directriz de involucrarnos con el proceso de reintegraciĂłn a la vida civil de colombianos desmovilizados, adelantado por el Gobierno, el reto fue grande pues no sĂłlo debĂ­amos autoconvencernos de la importancia del perdĂłn, sino que tambiĂŠn era necesario convencer a los desmovilizados de que Ă­bamos a hacer un esfuerzo conjunto. Y asĂ­ lo hemos ido cumpliendo gracias al trabajo que hemos hecho con el Banco de Tiempo. Desde entonces, saber que puedo tomarme una gaseosa en el minimercado de Roberto MartĂ­nez o ponerme una chaqueta diseĂąada y confeccionada por Ă lvaro PĂŠrez, en Colfepaz, es una experiencia gratiďŹ cante no solo para mĂ­, sino tambiĂŠn para cada uno de los colaboradores de nuestra compaùía. Felipe MĂĄrquez Robledo, vicepresidente Coca-Cola Femsa.

493. ME ENAMORÉ DE ELLAS UNA TARDE Calaveras alineadas en el altillo de El Patio, un restaurante mexicano en Ciudad de PanamĂĄ, dispuestas para dar la bienvenida con trajes tĂ­picos, mostachos, instrumentos y ores, me impulsaron a sacar la libreta y trazar con Sharpie la primera ilustraciĂłn; nunca antes se me habĂ­a pasado por la cabeza dibujar calaveras, quizĂĄs en mi contexto eran tĂŠtricas y oscuras, pero esa noche (quizĂĄs por las paredes coloridas o la voz de Lila Downs cantando La llorona o los burritos de frutos del mar) las descubrĂ­ cĂĄlidas y hospitalarias, se borraron mis prejuicios y surgiĂł un nuevo elemento grĂĄďŹ co en mis composiciones: Las Calacas. EmprendĂ­ un viaje virtual por MĂŠxico y sus costumbres, y comprendĂ­ que ningĂşn alma debe ser recordada triste y la muerte puede ser un feliz acontecimiento. De la experiencia nace la serie Remedios para mis huesos - Me enamorĂŠ de ellas una tarde en El Patio, que al igual que mis ilustraciones, danzan entre la libreta, el computador, los individuales de restaurantes y en muros como el del Skate Park H-507, donde estĂĄ Remedios para el Hangar 507, una obra de 5 metros de alto, la mĂĄs grande que he pintado hasta hoy. Camila Bernal, diseĂąadora radicada en PanamĂĄ.

BN Inscripciones BN Avances de la locomotora de infraestructura GermĂĄn Cardona, ministro de Transporte BN Retos y desafĂ­os de la infraestructura en Colombia Juan MartĂ­n Caicedo QSFTJEFOUFEFMB$ĂˆNBSB  $PMPNCJBOBEFMB*OGSBFTUSVDUVSB BN Panel: Infraestructura para el desarrollo sectorial Moderador: Sergio Clavijo, presidente de Anif  t Fabio Villegas QSFTJEFOUFEF"WJBODB  t CĂŠsar MuĂąoz (FSFOUF1SPHSBNB7JWF%JHJUBM    .JOJTUFSJPEF$PNVOJDBDJPOFT  t Luis Fernando Andrade HFSFOUFHFOFSBMEFM*/$0 BN $BGĂ? BN Privatizaciones, infraestructura y alternativas de financiamiento Sergio Clavijo, presidente de Anif BN Infraestructura para afrontar el boom minero-energĂŠtico Mauricio CĂĄrdenas, ministro de Minas y EnergĂ­a PATROCINAN

INFORMES Y PATROCINIOS "TPDJBDJĂ˜O/BDJPOBMEF*OTUJUVDJPOFT'JOBODJFSBT"/*'t$BMMF"/P 5FMĂ?GPOPT'BY %FTEFDVBMRVJFSMVHBSEFMQBĂ“TNBSRVFMBMĂ“OFBHSBUVJUB $PSSFPFMFDUSĂ˜OJDPFWFOUPT!BOJGPSHtNJWBOFHBT!BOJGDPNDP


114

EXPERIENCIAS DINERS 495. CONSUMIR COBIA

CABALGAR CON DON QUIJOTE

Juan David Correa, periodista y escritor.

El cultivo sostenible de peces marinos en mar abierto permite la producción de alimentos de óptima calidad y valor nutricional, al mismo tiempo que genera mínimos impactos ambientales debido a la profundidad y fuertes corrientes que dispersan las excretas de los peces, y aportan nutrientes a las comunidades microbianas y planctónicas. Consumo cobia de cultivo, producida en nuestro mar cartagenero, no sólo por su calidad y sabor, sino porque su proceso de producción es ambientalmente responsable y cumple con altos estándares de calidad. Soy amante del mar y de los mariscos, y la cobia es uno de mis pescados favoritos.

494

No sé por qué ocurrió, pero sí sé que un buen día, de repente, lo abrí. Como si no considerara la pesada edición ni las páginas por venir, ahí estaba yo sumergido en el más fascinante de los viajes. Los viajes son buenos cuando producen emociones contradictorias: cuando es posible conmoverse y también reír. Cuando nos prometemos volver. Y también cuando creemos, de verdad, que resulta lo más estimulante de este libraco publicado entre 1605 y 1615. Esa es la palabra clave para sumergirse en la lectura de este ingenioso hidalgo, llamado Alonso Quijano y rebautizado, por gracia de la lectura de los viejos libros de caballerías, como Don Quijote de la Mancha. Mucho nos han vendido que se trata de la historia de un loco que pelea con molinos de viento creyéndolos gigantes. Yo les aseguro que si uno se atreve encontrará en cada una de sus partes un tratado sobre la vida que no tiene par. Y entonces querrá volver.

Juan Felipe Sierra de la Rosa, biólogo.

LA CIUDAD EN CINTA Cartagena es el lugar para hacer producciones. He hecho La quemada con Marlon Brando. Vinieron Franco Nero, Bud Spencer, Terence Hill; hicimos Crónica de una muerte anunciada; La misión; Nostromo; Cartagena; El amor en los tiempos del cólera. Cartagena es la única ciudad del mundo con un entorno colonial completo, y una vida jornalera, normal. Vivo allí hace veinte años y es una felicidad, porque nací en Nápoles y Cartagena tiene mucho de mi ciudad; es puerto, es colonial y tiene el ritmo de la vida de la calle.

496

Salvo Basile, presidente junta directiva FICCI.

497. HABLARLE AL DE AL LADO

498. LA SEDE DE LOS EVENTOS

El nacimiento de mi hija Candelaria es lo más impresionante que me ha sucedido en la vida. Dar la vida y recibirla es lo más fuerte y hermoso que puede pasarle a alguien. Otro momento que me marcó fue en un viaje desde México a Bogotá. Después de un tiempo de vuelo me percaté de que la persona a mi lado era Brad Cole, teclista de Phill Collins. Mi emoción y nervios crecieron conforme pasaron los minutos, pero los superé y le hablé. Lo reconocí porque soy melómano. Le expresé mi respeto por su trabajo, arte y por su capacidad de inspirar a miles de personas. Brad me agradeció y me preguntó en qué consistía mi trabajo. Me escuchó y de repente me dijo: “Te admiro porque yo hago arte e inspiro a la gente durante un tiempo determinado, pero tú tienes la capacidad de hacer lo mismo todos los días de tu vida”. Su respuesta me dejó sin palabras. No hay que perder una oportunidad de hablarle al de al lado, porque tal vez encontremos a quienes nos inspiren.

Manejar la gran plataforma de negocios y sede de eventos de la ciudad, Corferias, ha representado una experiencia invaluable. En el recinto se realizan más de cincuenta ferias al año de todos los sectores económicos y más de noventa eventos, conciertos, cumbres empresariales, convenciones y seminarios, a los que concurre gran diversidad de gente. La reciente modernización le permite contar con el pabellón multifuncional libre de columnas más grande de Latinoamérica, con un área de 15.500 metros cuadrados con las más altas especificaciones arquitectónicas.

499. UN GOL A MILLOS Ahora que Millos está de moda, cómo no compartir una anécdota que marcó mi vida, además de marcar un gol. Minuto 85. Estrella azul, el equipo del reality que hizo Citytv con Millonarios, jugaba contra el conjunto embajador. Al ser yo el gerente de mercadeo del canal, el profe Vanemerak sintió la obligación de que debería entrar faltando cinco minutos y al igual que pasó con Chamorro, en la cuña de Davivienda, vaya sorpresa y chepa, algún crack centró por la derecha y volé como Evel Knievel o Michael “Air” Jordan, y definí al palo derecho para vencer al grandulón Héctor Burges. Estrella azul 2, Millos 1. Vicente Casas, propietario Rancho Aparte.

Andrés López Valderrama, presidente ejecutivo Corferias.

500

Jean Paul Bing-Zaremba, presidente de ADV.

CITA CON KRISHNAMURTI

Gracias a un periodista de The Guardian logré conseguir la dirección del maestro indio Jiddu Krishnamurti en Saanen, Suiza. Me fui a encontrar con ese hombre del cual había leído, pero de cuya existencia dudaba. Esperé casi 45 minutos y cuando me disponía a salir lo vi bajar, con su pelo blanco peinado hacia adelante. Me preguntó por qué había hecho un viaje tan largo y si había algún tema sobre el cual quisiera conversar. Le respondí que le traía unas cerezas y que no tenía nada que conversar, que solo quería estar segura de que existía y que ya que lo había comprobado me podía retirar. Me despedí de él y salí invadida por la felicidad. Me eché a rodar por la cuesta, entre la nieve. María Victoria Uribe, antropóloga.


FUNDADO EN 1973


NOVEDADES DINERS CLUB GOURMET

Eventos VINO BLANCO Y SUSHI, ARMONÍA PERFECTA FECHA: 22 de noviembre LUGAR: Señor Itto DIRECCIÓN: Calle 9 No. 43B-115, El Poblado, Medellín HORA: 7 p. m. 30% de descuento todos los días. HORARIO: lunes a sábado de 12 m. a 3 p.m. CATA DE VINOS DE CHILE A ARGENTINA EN TRES COPAS FECHA: 23 de noviembre LUGAR: La Ravinia, Medellín DIRECCIÓN: Calle 10A No. 36-29, El Poblado HORA: 7 p. m. 25% de descuento todos los días en vinos y accesorios. HORARIO: 10:30 a. m. a 8 p. m.

Medellín,

más gourmet

CATA DE VINOS AL ESTILO UNDURRAGA FECHA: 24 de noviembre LUGAR: Blanco Bistronómico, Medellín DIRECCIÓN: Carrera 33 No. 7-21, El Poblado HORA: 7 p. m. 20% de descuento todos los días. HORARIO: lunes a sábado de 12 m. a 3 p. m. y de 7 p. m. a 11 p. m. TOMA DE RESTAURANTE FECHA: 26 de septiembre LUGAR: Casa Vieja, Bogotá. HORA: 7 p. m. CATA DE VINOS FECHA: 28 de noviembre LUGAR: Hard Rock Café, Bogotá DIRECCIÓN: Calle 81 No. 13-85 HORA: 7 p. m.

El 25 de octubre, en Medellín, los comensales vivieron una experiencia en la mesa completamente distinta a lo tradicional. Ese era el objetivo. Las empresas más reconocidas del sector gastronómico, así como los representantes de los mejores restaurantes de la ciudad, funcionarios de Davivienda y empresas como Colanta, Tour Gastronómico, Ambiente Gourmet y Revista La Barra, entre otros, fueron convocados al Museo El Castillo, en Medellín, a ser partícipes de una vivencia fuera de lo común, y salieron más que satisfechos. Se trataba del lanzamiento del programa Diners Club Gourmet en la capital antioqueña, que presentaba su oferta de acceder a descuentos de entre el 20 y el 30 por ciento en los cuarenta mejores restaurantes de la ciudad, y de asistir a exclusivas catas de licores, clases de cocina, servicio de chef en casa o tomar clases con los mejores chefs nacionales y del exterior. El chef del restaurante El Cielo, Juan Manuel Barrientos, fue el encar-

gado de preparar la cena para los invitados en el lanzamiento del programa. A la par con su propuesta culinaria, que incluyó canelones de mozzarella y albahaca, ravioli de courd de rosas, morphing de quesos y pistachos de miel de tomillo, pollo al vacío con salsa de chocolate y tamarindo, se ofreció una sesión de maridaje, con el vino tinto de Las Moras y un rosado Cab Syrah Misiones de Rengo, y se abrió el primer gran espacio para que el sector gastronómico de Medellín se uniera en torno a la propuesta del programa Diners Club Gourmet, que le apunta a la exclusividad y a experiencias que realmente inspiran. El evento integró en una noche a los representantes de las más importantes empresas corporativas, restaurantes y la banca, para llevar de ahora en adelante a Medellín una oferta única en temas gastronómicos, que reactivarán este sector en la ciudad, que vive un crecimiento de su oferta gastronómica.

Si usted está interesado en afiliarse al programa Diners Club Gourmet, comuníquese al teléfono 018000 944211 en Medellín o al número 031 640 2365 en Bogotá.

CATA DE VINOS. NOCHE ARGENTINA ENTRE CARNES Y MALBEC FECHA: 29 de noviembre LUGAR: Brasas, Medellín DIRECCIÓN: Carrera 38 No. 18-05, Las Palmas, Medellín HORA: 7 p. m. 20% de descuento todos los días. HORARIO: lunes a sábado de 12 m. a 12 p. m. Domingo de 12 m. a 6 p. m. CATA DE VINOS. A SORBOS Y SABOR A CAFÉ FECHA: 30 de noviembre LUGAR: Café Botero, Medellín DIRECCIÓN: Carrera 52 No. 52-43, esquina Museo de Antioquia HORA: 5 p. m. 20% de descuento todos los días. HORARIO: Lunes a sábado de 8 a. m. a 7 p. m. Domingo y festivo de 10 a. m. a 7 p. m.


OCIO | COMPRAS

shopping

Mall

Lancôme y su propuesta Visionnaire

Elie Saab, perfume de alta costura Elie Saab nació en Beirut en 1964, y su talento se propagó. En un Líbano luminoso, donde vestirse es un arte, se hizo célebre gracias a sus vestidos de absoluta feminidad. Su casa de costura tiene sedes en Beirut, Los Ángeles y París, donde abrió una boutique en los Campos Elíseos. Ahora presenta Elie Saab Le Parfum, que describe los códigos de la casa de alta costura. “La fragancia expresa la feminidad y transcribe la dualidad de mi universo –explica el diseñador–: la luz de Oriente y la modernidad de Occidente”. De venta en La Riviera.

Elegido por Kate Middleton, duquesa de Cambridge, como uno de los mejores correctores avanzados para la piel, Visionnaire llega a Colombia. “Es tan poderoso que una de cada dos mujeres tentadas en hacerse una intervención cosmética, han decidido aplazarla después de probar esta crema”, asegura Youcef Nabi, presidente de Lancôme Internacional, tras doce años de investigación en su laboratorio. El primer corrector avanzado capaz de recrear una piel perfecta permite que la molécula [LR 2412 al 4%] se fusione con la piel.

Quizás, Quizás, Quizás Pasión, de Loewe Una nueva fragancia de Loewe, Quizás, Quizás, Quizás Pasión, llega al mercado con una propuesta atractiva: intensas notas florales que perduran y permiten viajar por los sentidos y recrear la pasión contenida en el más puro juego de la seducción. Atraen su diseño, marcado por tonalidades rojas y doradas, así como su nombre, tomado del cha cha cha de Osvaldo Farrés. Sus notas de mandarina asiática, corazón floral de magnolia, fresia y flor de naranjo, terminan en un fondo amaderado de casimir, ámbar dorado y vetiver. De venta en La Riviera.

Edox y su reloj con sesenta diamantes Este año la señorita Colombia 20112012 fue premiada doblemente. Además del cetro, recibió el reloj Royal Lady Chronograph que le otorgó la marca Edox, diseñado para el concurso de belleza nacional, una edición limitada que cuenta con solo veinte piezas exclusivas en el mundo. Está conformado por sesenta diamantes en el tablero, y en el centro tiene una esfera de nácar. Otras diecinueve mujeres podrán lucir esta pieza de alto perfil que distribuye South American Watch. www.southawatch.com

Le Premier Parfum, de Lolita Lempicka ¿En qué piensa una mujer cuando crea un perfume? En la esencia de la feminidad. Eso pensaron las mujeres que crearon Le Premier Parfum, quienes tenían en la mente el deseo de brindar a las mujeres aquello con lo que soñaban en secreto para sí mismas. Esas creadoras fueron la estilista Lolita Lempicka, la directora de orquesta Catherine Dauphin, la perfumista Annick Ménardo y la diseñadora Sylvie de France. Lograron fue un auténtico objeto del deseo en femenino que combina frutas, flores y maderas. De venta en La Riviera.

Royal Salute 21 años Royal Salute, la marca de whiskies súper Premium, creada en 1953 por Chivas Brothers como homenaje a la reina Isabel II de Inglaterra, ha lanzado desde entonces tres joyas. Una de ellas es Royal Salute 21 años, envasado en botellas de porcelana inspiradas en la vajilla real inglesa y pintadas en colores que siguen el estilo de las joyas de la corona. Sus whiskies de malta y grano utilizados para este blended provienen de diversas regiones de Escocia. Distribuye Pernod Ricard.

Epson, revolucionario Un producto cambiará la impresión en hogares y pequeños negocios: la multifuncional de inyección de tinta L200, primera con sistema original de tanques de tinta de alta capacidad. Creada para usuarios que quieren despreocuparse por los cartuchos, permite imprimir un gran volumen de páginas, ahorrando en costos de impresión.

Home Sentry, innovador La empresa colombiana Home Sentry fue nominada a los Premios Portafolio en la categoría de Innovación, por empeñarse en descubrir los avances que el mundo desarrolla para la satisfacción personal. El espacio es el más completo a la hora de renovar y decorar. Puntos de venta: Pepe Sierra, Autopista Norte con 127 D, Salitre y Plaza de las Américas.


120

OPINIĂ“N / COLUMNA

Experimentar

o morir

POR: MAURICIO REINA*

ÂżH

abrĂĄ alguien mĂĄs desagradable que los que opinan sobre la vida de uno sin ser invitados? SĂ­: son peores los que, ademĂĄs de opinar, lo hacen con mal juicio. Hace un tiempo, un alto directivo de una empresa tuvo la deferencia de comenWDUPLSHUĂ€OSURIHVLRQDOHQWUHFHUUDQGRORV ojos como quien desentraĂąa una profunda verdad: “quĂŠ divertido que a usted le guste la economĂ­a, el cine y otras cosas, pero si quiere triunfar va a tener que dejar de saltar de aquĂ­ para allĂĄâ€?.

En ese momento me di cuenta de que no tenĂ­a sentido continuar esa conversaciĂłn. No vale la pena discutir con alguien que cree que hay que dejar de explorar senderos desconocidos para consolidar el camino hacia el ĂŠxito. AdemĂĄs me quedĂŠ pensando que ese comentario no es otra cosa que una condena de muerte, porque quien abandona el afĂĄn de explorar cosas nuevas estĂĄ preparando el terreno para su propia extinciĂłn. Tal vez suene exagerado, pero no lo es: la bĂşsqueda y la experimentaciĂłn son la base de nuestra preservaciĂłn como especie. Esa avidez de conocer que caracteriza la existencia humana fue descrita de modo elocuente por Julio CortĂĄzar en Rayuela: “Imagino al hombre como una ameba que tira seudĂłpodos para alcanzar y envolver su alimento. Hay seudĂłpodos largos y cortos, PRYLPLHQWRVURGHRV8QGtDHVRVHĂ€MD OR que llaman la madurez, el hombre hecho y derecho). Por un lado alcanza lejos, por otro no ve una lĂĄmpara a dos pasos. Y ya no hay nada que hacer‌â€?. AhĂ­ estĂĄ la apacible quietud de la madurez como garantĂ­a de anquilosamiento, descrita de manera precisa por quien siempre tuvo una mente joven. Pero como los argumentos literarios de los adolescentes eternos como CortĂĄzar no suelen tener credibilidad entre la gente madura, veamos quĂŠ dice la ciencia al UHVSHFWR7UDEDMRVUHFLHQWHVFRQĂ€UPDQTXH la bĂşsqueda y la experimentaciĂłn han sido esenciales para que el hombre haya llegado a ser lo que es. Hoy en dĂ­a los humanos constituyen la especie mĂĄs evolucionada que hay sobre la tierra, pero eso no fue siem-

pre así. Hace unos cientos de miles de aùos nuestros ancestros compartían la tierra con criaturas similares como los neandertales, pero con el paso del tiempo esos grupos fueron desapareciendo. ¿Cuåles son los rasgos que explican el triunfo de la especie humana ante condiciones adversas que doblegaron a otros seres parecidos? Uno de los caminos mås certeros para responder esa pregunta es desentraùar el ADN de los neandertales y compararlo con el de los humanos, labor a la que se ha dedicado Svante Pääbo, director del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Alemania. Su trabajo y el de sus colegas destacan dos rasgos distintivos que le han permitido a la especie humana llegar adonde estå: la capacidad de trabajar en grupo y el afån por descubrir. Este último rasgo se presenta con especial Ênfasis en aquellos personajes que expanden los seudópodos de la humanidad entera. Cualquiera que haya estudiado la vida de personajes brillantes de la historia sabrå que todos ellos tienen un rasgo en común: nunca renunciaron al afån de explorar y experimentar. Siempre buscando, indagando, investigando‌, así ha podido sobrevivir el hombre ante la adversidad. Pero ademås de ser uno de los elementos que ha permitido la preservación de la especie, la búsqueda y la experiPHQWDFLyQWLHQHQXQDMXVWLÀFDFLyQDGLFLRQDO la emoción incomparable de descubrir algo nuevo. Tal vez esa sea en el fondo la clave de la supervivencia: huir del aburrimiento.

Quien abandona el afĂĄn de explorar cosas nuevas estĂĄ preparando el terreno para su propia extinciĂłn.

* MAURICIO REINA: Economista, periodista y crĂ­tico de cine.

Investigador de Fedesarrollo, fue viceministro de Comercio Exterior.



Edición 500 de la Revista Diners