__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 155

son tratados como una ficción porque no son una “verdad incuestionable”, ni un ámbito definitivo. Por eso tenemos unos textos posibles y unos textos reales, por eso tenemos unos Otros posibles y unos Otros reales. Hurgar en las zonas ocultas de la identidad, por ejemplo, en la relación de los heterónimos (Luis Yarza, Pablo Gaudet, Jimena Alba o Óscar de la Torre) con el ortonónimo en una misma obra o la relación y difuminación del trato “lector-autor” (en Inclinación al envés tenemos a otros coautores: Ángel Cerviño, Alejandro Céspedes, César Nicolás y Marco Antonio Núñez). La exploración del poema equivale a la indagación en la alteridad. Esa propia textualidad, que en sí es una otredad. “Atrévete a desear al Otro por sí mismo” decía el ensayista César Moreno, observación que podríamos parafrasear como “Atrévete a desear al Poema por sí mismo”, a lo cual podríamos añadir: “y para ello muestra toda la amplitud procesual de su belleza”. ¿Por qué no exponer las diversas estratificaciones del poema? ¿Por qué quedarnos tan solo en la codificación de lo supuestamente definitivo? A través de R. Barthes Óscar de la Torre comentaba Limados. La ruptura textual en la última poesía española (Amargord, 2016) que “ese diálogo también nos remite a la visión del texto como tejido” y aún más hacia la acepción de catálisis como una ampliación, desde un punto de vista teórico, de la frase de una manera ilimitada (la obra como frase infinita). Tejido y asimismo “une tresse de voix différentes”, pero también de soledad, la soledad de la obra y de su hacedor. Esa exposición de los procesos e identidades que pueblan el poema define el “sentido de la posibilidad como facultad de pensar en todo aquello que podría igualmente ser, y de no conceder a lo que es más importancia que a lo que no es” (Robert Musil al fondo). Ese mundo de la posibilidad hace hablar a otras partes del texto poético. Por eso, la lectura se convierte en escritura, por eso, la creación es interpretación y viceversa. De este modo las posibles pérdidas no se sienten como pérdidas sino como ganancias, ganas terreno a los límites de la poesía (ganas terreno a los límites de la identidad). La recepción por parte del poeta de esas porciones del todo poético e identitario supone una experiencia más amplia de la creación. Esos otros textos, al igual que los Otros del ámbito de la identidad, aclaran las áreas oscuras del poema, esas que apenas poseen voz en el mismo. No se trata de ser fragmentario ni darse al silencio ni de caer simplemente en una serie de logofagias, sino de presentar estos diversos elementos retóricos en una misma obra e intentar añadir las identidades que normalmente no se perciben en el poema. Deshacer la escritura en la lectura, en la propia crítica del texto. Pura ruina, pero con deseos de completitud. Entonces, también el poema puede verse como una traducción, la traslación de un discurso roto, que se requiere unitario y por esta razón queremos dar cuenta

155

Profile for Julio Reija

Nayagua, revista de poesía, nº. 24  

Número 24 de la revista de poesía Nayagua, publicada por la Fundación Centro de Poesía José Hierro :: julio 2016

Nayagua, revista de poesía, nº. 24  

Número 24 de la revista de poesía Nayagua, publicada por la Fundación Centro de Poesía José Hierro :: julio 2016

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded