Page 1

EL ROL DEL ESTUDIANTE EN LA EDUCACAION La primera idea que asociamos a la utilización de las redes de telecomunicaciones en la enseñanza es su aplicación a la educación a distancia. Y, aunque la educación a distancia resulta fuertemente afectada por las posibilidades comunicativas que proporcionan las redes, también la enseñanza presencial se beneficia de la dichas aportaciones. En la actualidad, el modelo predominante de educación a distancia sigue siendo, todavía, el modelo industrial, caracterizado por una alta dependencia de la comunicación en estrella Ofrecida por los materiales impresos y las distintas tecnologías. Los cambios en las telecomunicaciones y sus aplicaciones educativas presentan nuevos retos a este tipo de instituciones, y como resultado de este nuevo entorno tecnológico resurge el debate sobre la conceptualización misma del campo de la educación a distancia. Hoy no puede hablarse de educación a distancia en el siglo XXI sin hacer referencia a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y las posibilidades que ofrecen a través de la comunicación mediada por ordenador y los entornos virtuales de formación. Aparecen nuevos ambientes de aprendizaje que no parece que vayan a sustituir a las aulas tradicionales, pero que vienen a complementarlas y a diversificar la oferta educativa. Los avances que en el terreno de las telecomunicaciones se están dando en nuestros días están abriendo nuevas perspectivas a los conceptos de espacio y tiempo que hasta ahora habíamos manejado tanto en la enseñanza presencial, como en la enseñanza a distancia. Y por ello se han de tener presentes estos nuevos enfoques de la enseñanza superior. (Salinas D. J., 2004) Al pasar el Tiempo nos damos cuenta como la educación se abre hacia nuevas fronteras y opciones como lo son hoy en día las tecnologías que existen alrededor del mundo las cuales ayudan y facilitan de cierta forma a la educación y al mayor aprendizaje de los conocimientos. Actualmente se está haciendo hincapié en el papel que deben desempeñar los educadores, tanto en la modalidad presencial como a distancia. Esta última ocupa posiciones cada vez más relevantes, incluso en instituciones tradicionalmente opuestas o poco convencidas de su importancia (Harvard, MIT, Stanford, entre otras). Asimismo, se observa una evolución en el léxico que tiende a olvidar la palabra profesor para darle paso a un facilitador, tutor moderador, monitor, guía, consejero, asesor, instructor. De igual modo, se habla cada vez menos de "enseñar" y cada vez más de "aprender". Lo mismo pasa con la palabra "estudiante" que está siendo reemplazada por "aprendiz". (Chaupart, 1998)


Es por estas y muchas, más razones que decimos que se tienen que implementar nuevas formas de enseñanza más dinámicas y abiertas a la interacción profesor-estudiante en donde el estudiante sienta más apoyo y comunicación con su maestro para obtener un mayor aprendizaje.

La interacción interpersonal Igual que en la clase tradicional, estudiante de un curso a distancia interactúa con: 1) los materiales que el profesor ha preparado: el módulo, las guías, las lecturas complementarias, un audio o un videocasete (en caso de tutorías tradicionales), así como con material multimedia, o los enlaces que han seleccionado para reforzar los contenidos almacenados en una página web, en caso de un curso CMC (comunicación mediada por computador), y 2) el tutor, o un experto seleccionado por éste, y con otros estudiantes. Ambas interacciones son consideradas primordiales para asegurar el feliz término de un curso a distancia. Según varios especialistas (Berge, Hiltz, Rohfeld & Hiemstra, Downes), el éxito de un curso depende fundamentalmente de la manera en que ha sido planeada la interacción incluso durante la elaboración de los materiales, y cómo el tutor se involucra en la interacción. Independientemente de la tecnología utilizada, el tutor y su forma de actuar es el factor esencial para asegurar que el entorno de aprendizaje con uso de tecnología será favorable al estudiante. En los cursos por correspondencia, la falta de apoyo de un tutor era uno de los factores por los cuales había alta deserción. En un ambiente virtual, la calidad, la variedad y la dinámica de las interacciones, así como el entusiasmo y la consagración del tutor, además del diseño del curso, su presentación y accesibilidad son fundamentales para retener a los estudiantes y para que éstos se sientan en un ambiente de aprendizaje. Lo anterior condujo a L. Sherry, en su artículo " Issues in Distance Education", a escribir que los directores de programas a distancia debían "poner todo su empeño en conseguir el cibertutor ideal antes que la tecnología más sofisticada". (Chaupart, El tutor, el estudiante y su nuevo rol, 1998) El rol de cada una de las partes ha sido sobrevalorado a travez de los tiempos pues se han tomado en práctica métodos monótonos y aburridos carentes de interacción y de dinamismo en las clases lo cual hace al estudiante perder el interés en la adquisición del conocimiento. Aprendizaje Colaborativo El aprendizaje colaborativo (cooperativo) es el uso instruccional de pequeños grupos de tal forma que los estudiantes trabajen juntos para maximizar su propio aprendizaje y el de los demás [John93]. Los estudiantes trabajan colaborando. Este tipo de aprendizaje no se opone al trabajo individual ya que puede observarse como una estrategia de aprendizaje complementaria que fortalece el desarrollo global del alumno.


Los métodos de aprendizaje colaborativo comparten la idea de que los estudiantes trabajan juntos para aprender y son responsables del aprendizaje de sus compañeros tanto como del suyo propio. Todo esto trae consigo una renovación en los roles asociados a profesores y alumnos, tema de este trabajo. Esta renovación también afecta a los desarrolladores de programas educativos. Las herramientas colaborativas deben enfatizar aspectos como el razonamiento y el autoaprendizaje y el aprendizaje colaborativo. (Colaborativo) Además de desconocer el significado de enseñanza hoy en día, y pretendiendo usar proyectos arcaicos para infundir nuevos conocimientos. Además de qué entendemos por enseñanza, otro de los puntos importantes sería qué deben conocer los docentes cuando enseñan o, concretamente, en qué deben ser expertos los docentes. Kreber y Cranton (2000) sugieren que existen tres dominios importantes en la enseñanza de la materia. El primero es el dominio del propio conocimiento de la enseñanza, esto es, lo relativo a todos los aspectos del proceso de diseño instruccional (preparar la guía docente, seleccionar las secuencias de aprendizaje, los objetivos, seleccionar las lecturas, planificar clases y seminarios, diseñar resúmenes, facilitar las presentaciones en PowerPoint, facilitar la discusión y el trabajo cooperativo, construir pruebas de evaluación,etc.). (Rodríguez, 2010)

El rol del estudiante en la educacaion  

Texto que describe el papel del estudiante en la educación.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you