Page 1


La producción científica y tecnológica de las ciudades inteligentes, y cómo lo estamos haciendo en colombia. Pag. 4 La singularidad tecnológica cada vez más cerca Pag. 12

La marca, el intercambio y el fin de una sociedad. Un mundo más allá del dinero. Pag. 16

Director Alejandro Marín Carmona Colaboradores Juan Felipe Herrera Julián A.Uribe Gómez Hensey Vega Laiton David Alexander Henao Daniel Falconi

Open eye… Open market Pag. 20

Retos de la gestión humana en un entorno competitivo Pag. 22

Director gráfico Jhonny R. Múnera Patiño Agradecemos a las directivas de la Institución, a los conferencistas Daniel Moreno, Andrea Mejía, Iván Montoya, David Henao, Sindy Acosta, German Suarez, Adres Felipe Cadavid, Ingrid Joana Restrepo, Sandra Callejas, Daniel Falconi, Hensey Vega, Ángela Builes, Juan Felipe Estrada, Margarita Maria García, Carlos Lega, a Talentos Efraín Arce Aragón, a las empresas Strong Fit, Karla Dirks, C Jeans, Manapa, Chalinas, Estilo S&B por hacer posible y exitosa la celebración del día del Administrador 2017


La producción

científica y tecnológica de las ciudades inteligentes, y cómo lo estamos haciendo en colombia.

L

La Gestión Tecnológica es una disciplina que nace de las necesidades empresariales para hacerlas más productivas y competitivas (Castellanos Domínguez, 2007; National Research Council, 1987; Robledo Velásquez, 2013), y gracias a su dinamismo y complejidad surgen diferentes escuelas de pensamiento que permiten su estudio (Kim, 2013), por ejemplo desde las funciones tecnológicas, las capacidades dinámicas o los procesos de gestión tecnológica e innovación, como se puede ver en la Tabla 1 Algunas escuelas que permiten comprender la Gestión Tecnológica.


Tabla 1 Algunas escuelas que permiten comprender la Gestión Tecnológica.

Así nace y se fundamenta la gerencia de la tecnología, sin embargo, hoy los territorios también deben ser administrados y adicionalmente poseer sistemas que permitan la innovación, por eso que se habla de la economía del conocimiento (Lundvall, 2007), los sistemas regionales de innovación (Etzkowitz & Leydesdorff, 2000; Freeman, 1982), sistemas que evolucionan y aprenden (Metcalfe, 1994; Nelson & Winter, 1982) y en los últimos años se ha hablado de territorios

inteligentes (Smart cities, urban innovation, ciudades inteligentes, entre otros), bajo el modelo de de Universidad Empresa Estado (Dameri, Negre, & Rosenthal-Sabroux, 2016; Leydesdorff & Deakin, 2010, 2011a; Lombardi, Giordano, Farouh, & Yousef, 2012; Xu, Zhang, Jun, & Wang, 2012).

El reto de las grandes ciudades La población que vive en las ciudades nunca ha sido tan alta como hasta ahora y

Ilustración 1 Población urbana 2050

continúa creciendo (Bakici, Almirall, & Wareham, 2013; Caragliu, Del Bo, & Nijkamp, 2011), en 1959 el 30% del total de la población global vivía en las ciudades, en 2011 por lo menos el 50%, y se espera, que por lo menos el 73% para el 2050, Ilustración 1. (United Nations, 2012). Esta explosión demográfica es global, y requiere de políticas y tecnologías para lograr su sostenibilidad (Bibri & Krogstie, 2017, 2017; Dodgson & Gann, 2011; Kummitha & Crutzen, 2017; Lombardi et al., 2012).

Fuente: https://www.unicef.org/sowc2012/urbanmap/?lan=sp#

Esta superpoblación requieren de ciudades con un nuevo ADN que les permita solucionar sus problemas en gobierno (participación ciudadana), economía (relativo a la competitividad),

Capital humano (relacionado con las personas), vida (relacionado con la calidad de vida y la movilidad), medio ambiente (relacionado con los recursos naturales) entre otras (Bibri & Krogs-

tie, 2017; Lombardi et al., 2012), ADN que puede ser adaptado siguiendo procesos evolutivos e incrementando las capacidades de generación y adopción tecnológica.

Las capacidades para la adaptación Las empresas poseen diversas capacidades, entre ellas las de comercialización, fabricación, dirección, mercadeo y gestión de recursos humanos (Robledo Velásquez, 2013), que no son necesariamente capacidades dinámicas, sino capacidades para el funcionamiento de las organizaciones, y definen rutinas para incrementar la eficiencia organizacional, sin embargo estas capacidades no garantizan la posibilidad de reaccionar ante el cambio, ver ilustración 2, permitiendo evolucionar. Mientras que una empresa que posee capacidades dinámicas, como la capacidad de generación y adopción tecnológica, tienen el potencial de sobreponerse a las dificultades y aprovechar las oportunidades del entorno, permitiéndoles utilizar su ADN para evolucionar a nuevas líneas de negocio, nuevos productos y servicios o nuevos procesos que lo mantengan compitiendo en el mercado. Ilustración 2 Rutinas y capacidades dinámicas Para comprender la inteligencia de las ciudades, es necesario conocer sus capacidades de aprendizaje y de investigación y desarrollo, conocidas como capacidades dinámicas, y gracias a estas los territorios podrían evolucionar y resolver sus retos (Etzkowitz & Leydesdorff, 2000; Leydesdorff & Deakin, 2010, 2011b; Nelson & Nelson, 2002), por eso se identificaron las instituciones generadoras y las explotadoras de conocimiento, representado por los artículos científicos y las patentes, y se comparó la situación de las ciudades más inteligentes del mundo con las reconocidas como

ciudades inteligencias de Colombia: Bogotá, Medellín y Cali, según el estudio de Cities in motion (IESE Business School, 2017).


Para seleccionar las ciudades consideradas inteligentes se realizó un análisis de diferentes estudios, entre ellos están: ICIM-2016 (IESE), Global Cities Index-2016 (A.T. Kearney), Cities Prosperity Index-2016 (United Nations), Global Financial Centres Index-2016 (Z/Yen), Global City Com-

petitiveness Index - 2014 (The Economist), Global Metro Monitor Map-2014 (Brookings), Global Power City Index- 2016 (MMF), Cities Opportunities Ranking 2016, Quality of life index-2016 (Mercer) y el studio de Liveability Ranking-2016 (The Economist), resultando como las ciuda-

des más destacadas: Nueva York, Londres, París, Tokio, Hong Kong, Singapur y Toronto. Para luego comparar cada una de estas ciudades respecto a los indicadores del estudio Cities in motion como se puede ver en la siguiente ilustración.

La inteligencia de las ciudades inteligentes Realizando un ejercicio de análisis de patentes y de artículos científicos, se pudo observar que estas ciudades, no solo son eficientes, también poseen ciudadanos con capacidad de producción de conocimiento y capacidad de Investigación y desarrollo experimental, representado por los artículos científicos y la producción de patentes, las cuales hemos denominado capacidades dinámicas, que permiten la evolución y supervivencia ante los grandes retos que enfrenta la humanidad.


Referencias

En sí una ciudad no es mas inteligente, sino más eficiente en el uso de sus recursos, los inteligentes son sus ciudadanos, quienes toman las decisiones, hacen que el territorio posea capacidades para evolucionar.

conocimiento y su respectivo uso. Entre las ciudades analizadas se concluye que las universidades son las generadoras de conocimiento, representado por documentos de carácter científico (artículos, conferencias, libros, entre otros), mientras Finalmente que la generación de paLas ciudades inteligen- tentes se ve representado tes seleccionadas, son al- en su mayoría por el sector tamente eficientes en su productivo y centros de ingestión, y se destacan por vestigación; sin embargo, sus índices en Economía, las ciudades colombianas Capital humano, Cohesión poseen una baja capacisocial, Medioambiente, dad científica y tecnológiGestión pública, Gobernan- ca, donde la producción de za, Planificación urbana, patentes es baja y se hace Proyección internacional, en las universidades, con Tecnología y Movilidad y pocas posibilidades de extransporte (IESE Business plotación comercial, compaSchool, 2017), además de rado con las empresa que poseer capacidades dinámi- patentan en las ciudades cas de innovación en lo que objeto de estudio. respecta a la generación de Los campos de conocimien-

to predominantes en estas ciudades según la clasificación internacional de patentes son: A: necesidades humanas y G: Física, categorías en las que se agrupa la mayoría de patentes y por tanto los sectores en donde se desarrollan industrialmente sus empresas. Esta producción coincide con las ciudades colombianas, Sin embargo, pero la producción no es significativa. Así que las ciudades inteligentes no solo son generadoras de conocimiento y explotadoras de conocimiento, sino que también poseen índices de eficiencia para incrementar la calidad de vida de los ciudadanos y brindan espacios para incrementar las capacidades dinámicas de innovación, logrando evolucionar a los retos de estas súper ciudades.

Bakici, T., Almirall, E., & Wareham, J. (2013). A Smart City Initiative: The Case of Barcelona. Journal of the Knowledge Economy, 4(2), 135–148. https://doi.org/10.1007/s13132-012-0084-9 Bibri, S. E., & Krogstie, J. (2017). Smart sustainable cities of the future: An extensive interdisciplinary literature review. Sustainable Cities and Society, 31, 183–212. https://doi.org/10.1016/j.scs.2017.02.016 Caragliu, A., Del Bo, C., & Nijkamp, P. (2011). Smart Cities in Europe. Journal of Urban Technology, 18(2), 65–82. https://doi.org/10.1 080/10630732.2011.601117 Castellanos Domínguez, O. F. (2007). Gestión Tecnológica, De un endoque tradicional a la inteligencia. Mendeley Desktop. Bogota. Cheng, Y. I.-L. I., & Lin, Y. U. A. N.-H. S. U. (2012). Performance Evaluation of Technological Innovation Capabilities In Uncertainty. Procedia - Social and Behavioral Sciences, 40, 287–314. https://doi.org/10.1016/j.sbspro.2012.03.193 COTEC. (1998). Temaguide: Pautas metodológicas en gestión de la tecnología y de la innovación para las empresas. Madrid: COTEC. Dameri, R. P., Negre, E., & Rosenthal-Sabroux, C. (2016). Triple Helix in smart cities: A literature review about the vision of public bodies, universities, and private companies. In Proceedings of the Annual Hawaii International Conference on System Sciences (Vol. 2016–March, pp. 2974–2982). https://doi.org/10.1109/HICSS.2016.372 Dodgson, M., & Gann, D. (2011). Technological Innovation and Complex Systems in Cities. Journal of Urban Technology, 18(3), 101–113. https://doi.org/10.1080/10630732.2011.615570 Etzkowitz, H., & Leydesdorff, L. (2000). The dynamics of innovation: From National Systems and “Mode 2” to a Triple Helix of university-industry-government relations. Research Policy, 29(1), 109–1023. Flórez Londoño, D. A., Zartha Sossa, J. W., Martínez, H. V., & Herrera Vargas, J. F. (2009). ESTUDIO PROSPECTIVO TEMÁTICO DE INGENIERÍA MECÁNICA EN COLOMBIA AL AÑO 2020. In Universidad Nacional de Colombia (Ed.), ESTUDIO PROSPECTIVO TEMÁTICO DE INGENIERÍAMECÁNICA EN COLOMBIA AL AÑO 2020 (p. 10). Bogotá: IV Congreso Internacional de Ingeniería Mecánica y II de Ingeniería Mecatrónica. Freeman, C. (1982). The Economics of Industrial Innovation, (2a). Cambridge. MA: MIT Press. Fundación Premio Nacional de Tecnología. (2010). Premio Nacional de Tecnología. Ingenierías. México. Retrieved from www.fpnt. org.mx/ Gaynor, G. (1999). Manual de Gestión Tecnológica: una Estrategia para la Competitividad de la Empresa (1st ed.). Bogotá Colombia: Mc. Graw Hill. Gregory, M. (1995). Technology management - a process approach. In IEEE (Ed.), Proceedings of the Institution of Mechanical Engineers (pp. 347–356). IEEE. IESE Business School. (2017). Índice IESE. Cities in Motion. Navarra. Kim, S. K. (2013). General framework for management of technology evolution. Journal of High Technology Management Research, 24(2), 130–137. https://doi.org/10.1016/j.hitech.2013.09.008 Kreye, M. E. (2017). Relational uncertainty in service dyads. International Journal of Operations and Production Management, 37(3), 363–381. https://doi.org/10.1108/IJOPM-11-2015-0670 Kummitha, R. K. R., & Crutzen, N. (2017). How do we understand smart cities? An evolutionary perspective. Cities, 67(March), 43–52. https://doi.org/10.1016/j.cities.2017.04.010 Leydesdorff, L., & Deakin, M. (2010). The Triple Helix Model and the Meta-Stabilization of Urban Technologies in Smart Cities. Journal of Urban Technology, 1–22. https://doi.org/10.1016/j.futures.2015.10.003 Leydesdorff, L., & Deakin, M. (2011a). The Triple-Helix Model of Smart Cities: A Neo-Evolutionary Perspective. Journal of Urban Technology, 18(2), 53–63. https://doi.org/10.1080/10630732.2011.601111 Leydesdorff, L., & Deakin, M. (2011b). The Triple-Helix Model of Smart Cities: A Neo-Evolutionary Perspective. Journal of Urban Technology, 18(2), 53–63. https://doi.org/10.1080/10630732.2011.601111 Lombardi, P., Giordano, S., Farouh, H., & Yousef, W. (2012). Modelling the smart city performance. Innovation: The European Journal of Social Science Research, 25(2), 137–149. https://doi.org/10.1080/13511610.2012.660325 Lundvall, B. a. (2007). National Innovation Systems—Analytical Concept and Development Tool. Industry & Innovation, 14(1), 95–119. https://doi.org/10.1080/13662710601130863 Metcalfe, J. S. (1994). Evolutionary Economics and Technology Policy. Economic Journal. https://doi.org/10.2307/2234988 Morin, J. (1995). Le Management des ressources technologiques. National Research Council. (1987). Management of Technology: The Hidden Competitive Advantage. Washington: NRC. Nelson, R. R., & Nelson, K. (2002). Technology, institutions and innovation systems. Research Policy, 31(3), 265–272. Nelson, R. R., & Winter, S. G. (1982). An evolutionary theory of economic change. Cambridge MA Belknap (Vol. 93). https://doi. org/10.2307/2232409 Phaal, R., Farrukh, C. J. P., & Probert, D. R. (2001). Technology management process assessment: a case study. International Journal of Operations & Production Management, 21(8), 1116–1132. https://doi.org/10.1108/EUM0000000005588 Robledo Velásquez, J. (2013). Introducción a la Gestión de la Tecnología y la Innovación, 184,190. Teece, D. J., Pisano, G., & Shuen, A. (1997). Dynamic capabilities and strategic management. Strategic Management Journal, 18(7), 509–533. https://doi.org/10.1002/(SICI)1097-0266(199708)18:7<509::AID-SMJ882>3.0.CO;2-Z Ulosoy, G. (1998). A Study on Technology Management Process : The Parts and Components Suppliers in the Tlırkish Automotive Industry. Technology Management, 5(November), 245–260. United Nations. (2012). World Urbanization Prospects. The 2011 Revision. New York, NY. Retrieved from http://www.un.org/en/development/desa/population/publications/pdf/urbanization/WUP2011_Report.pdf Xu, Q., Zhang, S., Jun, Z., & Wang, L. (2012). The role of regional innovation platform in building smart cities. 2012 International Symposium on Management of Technology, ISMOT 2012, 346–349. https://doi.org/10.1109/ISMOT.2012.6679490 Yam, R. C. M., Guan, J. C., Pun, K. F., & Tang, E. P. Y. (2004). An audit of technological innovation capabilities in Chinese firms: Some empirical findings in Beijing, China. Research Policy, 33(8), 1123–1140. https://doi.org/10.1016/j.respol.2004.05.004


E

n la anterior edición, se trató sobre el concepto inicial de singularidad y como está siendo entendida, cuáles han sido principalmente los detonantes que están revolucionando nuestra sociedad y cuál es el marco de trabajo de esta teoría. En esta segunda parte, se revisará con mayor profundidad el concepto, orígenes y algunos impactos en la sociedad del futuro.

singularidad más cerca La tecnológica cada vez

Por: Julián Alberto Profesor Ocasional-ITM

Uribe Gómez

de los recursos energéticos, así por ejemplo desde el asentamiento de las sociedades hasta las ciudades actuales, el consumo energético de kilocalorías por persona al día ha aumentado considerablemente, por otro lado, también el consumo diario de energía ha aumentado en diversas etapas de los desarrollos técnicos y tecnológicos.

Otro denominador reconocido ha sido el continuado Principalmente, Singulari- y constante uso de los madad es sinónimo de ruptura teriales sintéticos, saltando o salto con la característica desde la edad de piedra a la de ser descomunal, ya, en edad de los metales y finalla historia de la humanidad, mente llegando a la edad de Esto ha sido una constante la electrónica con la incoren la trayectoria de la civi- poración de los biomaterialización por más de 12000 les, semiconductores, fibras años, con grandes impactos ópticas, nano materiales y sociales, económicos, políti- súper conductores. cos y ambientales. Muchas de estas singulaUna singularidad tiene un ridades están fuertemente denominador principal, asociadas con evoluciones usualmente éste ha sido tecnológicas, algunos auasociado con el mayor uso tores como Alvin Toffler las han llamado “Olas”, así, la


primera fue la revolución agrícola, la segunda fue la revolución industrial, la tercera fue la era postindustrial con el auge de la computación 1, se podría definir la cuarta como el auge de las TIC y una quinta y próxima como la Inteligencia artificial, estas dos últimas singularidades están asociadas a las sociedades del conocimiento. Son diversos los autores que han abordado este nuevo paradigma llamado singularidad, entre ellos están Michio Kaku con su obra “la física del futuro” y Ray Kurzweil con sus obras “la singularidad está cerca”, “Como crear una mente” y “La era de las máquinas espirituales”, sin embargo, este tema ya ha sido estudiado décadas atrás por autores tan reconocidos como Alan Turing y John Von Neumann, pero los que realmente contribuyeron significativamente a los fundamentos de la inteligencia

artificial han sido Edward Feigenbaum2 y Marvin Minsky3, padre de los sistemas expertos y padre de las ciencias de la computación respectivamente. Minsky ha propuesto redes neuronales artificiales, las cuales simulan el comportamiento no lineal del cerebro humano, estas redes permitirán en un futuro muy cercano mediante una serie de variables de entrada como edad, ocupación, historia clínica predecir la probabilidad de riesgo de una persona.

que vendrán para la próxima singularidad tecnológica serán5: • Inteligencia artificial • Robótica • Ciencia cognitiva • Nanotecnología • Ingeniería genética • Criogenia • Anti envejecimiento • Carga de datos mente-sistema • Cyborgs • Inmortalidad

En síntesis, ya se pronostican y vislumbran en el horizonte del futuro, gracias a los estudios realizados y a ¿Qué implicaciones tiene las opiniones de expertos en esto? Principalmente con la el tema de la singularidad, experimentación y puesta grandes avances que serán en marcha de la Inteligen- mucho más impactantes en cia Artificial, la humanidad la sociedad humana que se encuentra a un paso de las experimentadas en los los androides y una nueva siglos y milenios pasados, especie: El post homo sa- esto implica que la era post piens, cuya vertiente es el TICs estará marcada por transhumanismo4. A partir la inteligencia artificial y el de estos nuevos concep- hombre hibrido con tecnolotos se puede afirmar que el gías avanzadas de robótica conjunto de innovaciones e inteligencia artificial.

Referencias 1. OEI. La educación y la teoría de las olas. 27 Junio (2009). Available at: http://www.oei.es/historico/noticias/spip.php?article5163. (Accessed: 10th October 2017) 2. Edward Feigenbaum - Wikipedia, la enciclopedia libre. Available at: https://es.wikipedia.org/wiki/Edward_Feigenbaum. (Accessed: 10th October 2017) 3. Mesa, J. Marvin Minsky, la mente detrás de la inteligencia artificial | ELESPECTADOR.COM. 27 Enero (2016). Available at: https:// www.elespectador.com/noticias/actualidad/marvin-minsky-mente-detras-de-inteligencia-artificial-articulo-613122. (Accessed: 10th October 2017) 4. What is Transhumanism? Available at: http://whatistranshumanism.org/. (Accessed: 10th October 2017) 5. Ray, D. Paradise engineering. Available at: http://slideplayer.com/slide/8117642/. (Accessed: 3rd October 2017)


La marca

,

el intercambio y el fin de una sociedad. Un mundo más allá del dinero. Por: Hensey Vega Laiton

P

ara los diseñadores y en general para las personas inmersas en el mundo de la creatividad, la economía no es un tema que se toque con frecuencia, no es el tema central de nuestras conversaciones después del almuerzo, y mucho menos es el libro más grande de nuestra biblioteca; no es

un tema que se valore como importante, al menos que estés esperando el pago de un cliente, al que pareciera importarle menos la economía que a ti. Y es en este punto donde se genera la pregunta ¿es acaso la economía un tema del que estemos tan alejados realmente?


El intercambio es en si el inicio de toda sociedad, entendiendo el intercambio como un proceso de relación entre individuos, que no se obliga a ser netamente mercantil. Porque en el intercambio se funda este contexto que hemos creado, y esta sociedad que hace parte de él; es ese compartir y ese combatir lo que se tiene del que habla el Potlatch, el escenario que nos lleva a pensar que hay algo más allá de lo económico, o por lo menos más allá de ese económico que gira en torno al dinero. Porque no siempre lo que se intercambia son elementos tangibles, de hecho nunca llegan a ser elementos vistos meramente desde una perspectiva física, siempre habrá ese intangible intrínseco que permite que el cambio se genere de una mejor manera. Todo tendrá un significado más allá del objeto, una carga simbólica que le de mayor fuerza a ese intercambio, una economía que es creativa en el momento que olvida el producto y la mercancía, para centrarse en la cultura. En algún momento escuchéque el consumo no se debe satanizar ni glorificar, vale con entender que existe y que eso es lo realmente importante. Y es gracias a esto que todo toma sentido, si nuestra sociedad basara sus relaciones en intercambios sin una carga de significados clara y entendible por el colectivo, las relaciones de consumo no llevarían a nada, los individuos no tendrían un orden lógico de intercambio, el costo sería la única variable comparativa

entre productos, al final te daría igual obtener un producto u otro, la respuesta estaría inmersa en medio de la guerra del centavo; ni siquiera en el trueque al cual se refiere Appadurai se tiene el costo como punto de decisión del intercambio, de hecho lo excluye de la ecuación diciendo que: “El trueque es el intercambio de objetos sin una referencia al dinero y con máxima reducción posible de costos de transacción sociales, culturales, políticos y personales.” (Appadurai, 1991) A partir de esto definimos que hay algo más después de ese costo sobre el beneficio netamente funcional, y que los mercados mueven su consumo ligando sus decisiones a aspectos del objeto inmerso en una vida social y no solamente mercantil. Para entender esta situación he considerado plantear la siguiente relación que a mi parecer es directa y tiene un orden lógico; que aunque no se hace visible, se establece en todo consumo de productos, servicios u ideologías. Intentaré entonces entrelazar 3 conceptos que se mueven en 3 mundos que parecieran ser totalmente diferentes, pero que al final confluyen en una actividad clara llamada intercambio. Conectaremos conceptos relacionados con el movimiento de las mercancías dentro de los mercados, aspectos de la antropología sociocultural, y conceptos relacionados con el branding y el mundo de las marcas. El diagrama que verá a continuación

ilustre lector, pretende ser un abrebocas a la hipótesis que planteo alrededor del tema. El proceso inicia con el objeto como mercancía, o elemento de consumo. Teniendo en cuenta que mercancía es cualquier cosa destinada al intercambio (Appadurai, La vida social de las cosas, 1991) Elemento que en una primera estancia no es más que un objeto físico y real, materia física que no ha sido cargada de significados, un objeto tan real como si mis-

mo y tan imaginario como el colectivo quiera verlo. La mercancía es aquel producto o servicio, que para el branding no es más que un elemento desprovisto de esencia de marca, porque un objeto sin marca, es un objeto que se ve, pero no se siente. En este primer paso

Pero al final no importará la cantidad de imaginarios con los que se cargue un producto . si este no es adoptado por una cultura que tome esos imaginarios y les de un valor simbólico. De no darse este proceso, el producto no tendrá un valor para el consumidor más allá de su precio de producción, porque la cultura permite que el coleces el producto, su produc- narle”. Se hace evidente tivo consuma objetos ligación y su intención original entonces que los objetos dos de manera congruente la única información que se necesitan de las relaciones a una representación simsuministra; información que con los individuos para exis- bólica que permite darles un debe relacionarse en un se- tir, y que el sólo hecho de valor más allá del costo, lo gundo paso del intercambio ser producido no le da un que buscan al final los indipara poder crear sus signifi- espacio para existir en el viduos es consumir reprecados. mercado. sentaciones que terminen representándolos. En branY es en el momento de rela- En antropología dichos sig- ding se dice que un produccionar dicha mercancía con nificados funcionan como to cuesta lo que el consumiun colectivo, que nace el coordenadas que organi- dor esté dispuesto a pagar consumo; y con él nacen los zan el mundo categorizan- por él; y es porque al final significados en torno a di- do los objetos o bienes, el el consumidor no consume chos productos. Es imposi- imaginario solo se puede un producto solamente, el ble la existencia de un bien tangibilizar con la ayuda de consumidor se lleva consisi no se entra a un mercado un objeto y es por esto que go una imagen de marca, que sea capaz de signifi- uno no puede vivir sin el esa esencia que el mercado carle, creando un imagina- otro. Es lo que en branding ha aceptado y vende como rio claro alrededor de él. La llamamos creación de iden- una representación simbóliexistencia nace del hecho tidad, proceso por el cual se ca (Brand Equity). de ser reconocible por otro le adhiere un conjunto de ser humano, de igual ma- significados al producto o Y este al final es el valor nera ocurre con los objetos, servicio para convertirlo en real de las marcas; porque los cuales no son más que una marca que pueda ser de no existir una imagen materia hasta el momento reconocida y aceptada en que pueda ser valorada por de ser significados por una el mercado al cual pretende un colectivo, el consumo no sociedad, abriendo a su vez ser insertada. La identidad existiría; no nos importaría la posibilidad lógica de in- de marca es lo que soy, y comprar un producto u otro, tercambio. En palabras de se representa básicamente teniendo en cuenta que al Marshall Sahlins “En efecto, con una imagen (logo) de final todos serían iguales; la utilidad no es una cuali- esa realidad. Y es por esto la realidad sería un evento dad del objeto, sino un sig- que el objeto no podrá so- obligado que no permitiría nificado de sus cualidades brevivir en el mercado, sin concebir el consumo como objetivas […] en la sociedad una identidad clara que re- la expresión misma de la humana, ningún objeto tie- presente esos imaginarios existencia de un sujeto, ne existencia ni movimiento que se buscan vender y desproveyendo al intercamsalvo por el significado que posteriormente consumir. bio de toda lógica, llevando los hombres puedan asiga la sociedad al caos. Trabajos citados Appadurai, A. (1991). La vida social de las cosas. En A. Appadurai, La vida social de las cosas - Perspectivas culturales de las mercancías (pág. 24). México: GRIJALBO, S.A. Appadurai, A. (1991). La vida social de las cosas. En A. Appadurai, La vida social de las cosas (pág. 24). México DF: GRIJALBO, S.A.


L

a creación de este compartir fue elaborado desde las vivencias de más de 13 años comprendiendo que el mundo te brinda entendimiento. Es cuando te permites desarrollar habilidades para aventurarte a conocer destinos geográficos, idiomas, cultura, personalidad, gastronomía y muchos aspectos que dan vida a las sociedades.

Open eye…

Open market

Encontré sumamente atractivo la industria del Turismo y fue la que me llevó a congeniar con aspectos humanos de enfoque sensible y actividades potencialmente económicas que abren puertas al desarrollo de una Nación.

principales exponentes en el Oro y el Cobre, el sector Agropecuario dando viabilidad de exportación a productos como los espárragos y unos de los ases más importantes seria apostarle a la industria del Turismo inspirando a los peruanos que son potencia de categoría mundial y que el Servicio sería el componente clave para el desarrollo de esta actividad.

Luego llega el momento de establecer destinos más lejanos y es cuando Australia me dará la oportunidad de comprender que el proceso de desarrollo de un emprendimiento no está enfocado en el Know How (¿Cómo lo hacemos?) si no por el Esta aventura empezaría contrario en el Know Who con la primera inquietud pro- (¿Para quién lo hacemos?). fesional de conocer el Perú, El establecer estrategias de que a inicio de la década de posicionamiento doméstilos 90 empezaría a denotar co o internacional son moun proyecto de crecimiento delos que están quedando sostenible, repotenciando en el portafolio de la vieja sus mejores atributos como guardia, de la mano con la la Industria Minera y sus tecnología y los esfuerzos

en entender al consumidor permaneciendo cada vez más cerca de ellos, el nuevo modelo de posicionamiento nos habla de crear empresa de productos o servicio con visión global. Durante mis años de estadía en Washington, identifiqué que las empresas hoy en día buscan tener presencia digital y de esta manera tener contacto real e inmediato con sus clientes, es cómo podemos lograr identificar esos vacíos que tiene el mercado y las exigencias que con los años aumenta. Finalmente encuentro sumamente enriquecedor poder compartir con ustedes mi vocación de docencia que me permite ser partícipe activo de un desarrollo generacional, y es Colombia el país donde vengo realizando mi proyecto de vida donde logro materializar este trabajo realizado durante estos años. Mag. Daniel Falconi (Lima, Perú)


Retos de la

gestiรณn humana en un entorno competitivo

Por: David Alexander Henao


E

n mi trayectoria laboral he tenido la oportunidad de estar al frente del área de Gestión Humana en el sector educativo y el sector industrial. Esta experiencia de aproximadamente 12 años me ha permitido conocer e identificar algunos aspectos fundamentales que posibilitan que las áreas de Gestión Humana resulten ser un aliado para el direccionamiento estratégico y no sólo un área de soporte para la operatividad de los proceso relacionados con el personal.

tualidad resultan siendo determinantes para el posicionamiento y la competitividad empresarial. Pero para ello debemos asumir retos importantes que permitan contar con un personal altamente calificado y comprometido con el logro de los objetivos organizacionales. Algunos de los principales retos son:

altos para las compañías, representados éstos en los costos de los procesos de selección, procesos de inducción, capacitación y entrenamiento y el tiempo que debe transcurrir para que un colaborador nuevo sea altamente productivo.

2. Fortalecer el desarrollo Integral: En la actualidad las empresas hemos veni1. Disminuir niveles de do comprendiendo y aceprotación negativa: Las tando que las personas no empresas debemos hacer somos competentes sólo esfuerzos para disminuir los por nuestro desarrollo inteniveles de rotación de las lectual sino también son depersonas competentes y ta- terminantes para el desemEs así como las áreas de lentosas. Los costos de una peño laboral una serie de Gestión Humana en la ac- alta rotación suelen ser muy habilidades y destrezas que

se necesitan para ocupar determinado cargo, y más importante aún el desarrollo de competencias y valores personales que posibilitan una asertividad en el desempeño laboral. Es por ello que los procesos de formación dentro de la organización no pueden reducirse al fortalecimiento de los conocimientos.

competencias académicas e intelectuales, pero que también cuenten con competencias y características personales que posibiliten la satisfacción del cliente y entornos favorables.

4. Realizar una adecuada gestión del cambio organizacional: Los cambios dentro de las organizaciones son inminentes para 3. Seleccionar personas permanecer en el tiempo, integrales: Siguiendo el en- pero la naturaleza humana foque del numeral anterior, hace que nos aferremos a las empresas en la actuali- costumbres y tradiciones, dad le estamos apostando por lo cual los cambios dea la selección de personas ben ser debidamente plaintegrales que cuenten con neados y sensibilizados

para posibilitar que éstos sean efectivos. 5. Fortalecer el liderazgo en los jefes: Sin duda alguna, los jefes son determinantes para el funcionamiento de la organización. Es por ello que las empresas deben hacer esfuerzos por definir y promover estilos de liderazgo que posibiliten un buen clima organizacional y que ejerzan autoridad con humildad y justicia, pero sin dejar de lado el reconocimiento y la valoración de sus colaboradores y el trabajo que realizan.


Boletín GESTA #11  

Producción científica Singularidad - Julián Alberto Uribe Gómez Marca - Hensey Vega Open Market Retos gestión Humana - David Henao

Boletín GESTA #11  

Producción científica Singularidad - Julián Alberto Uribe Gómez Marca - Hensey Vega Open Market Retos gestión Humana - David Henao

Advertisement