Page 1

SUPLEMENTO LITERARIO Barranquilla, Colombia / 29 de Diciembre de 2013 / Diario La Libertad / Esper Impresores / 8 paginas / 56º Edición

Suplemento Literario

1

año

El arte de la medicina alternativa


2

SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 29 de Diciembre de 2013

La Quelación con EDTA previene un infarto POR: DR. JAIME VÉLEZ

Después de la segunda guerra mundial, muchos trabajadores de la industria de baterías, pinturas y combustibles sufrieron los estragos de la intoxicación por plomo propia de estas labores. Estas personas fueron tratadas con un aminoácido sintético llamado EDTA y de manera sorprendente reportaron una gran mejoría en varios aspectos que aparentemente no estaban relacionados con el plomo. Especialmente los pacientes que presentaban dolor e incapacidad por insuficiencia coronaria, acabaron de forma definitiva su riesgo de sufrir infarto de corazón. En Europa ,Estados Unidos y Japón ha sido extensamente usada. Los Metales Pesados  Hoy en día, tenemos en nuestros cuerpos entre 400 y 700 veces más cantidad de metales pesados, que la generación que vivió hace 100 años.  En nuestro organismo estos metales se acumulan en las grasas y los huesos y no pueden eliminarse por lo que su efecto es permanente y acumulativo. Son altamente reactivos y roban electrones a diferentes estructuras celulares generando radicales libres de forma continua, que a su vez, dañan otras moléculas o estructuras para restituir los suyos propios. Este proceso entra entonces en un círculo vicioso

produciendo daños en toda sustancia o estructura celular. Toda enfermedad crónica tiene relación con este fenómeno, especialmente las que constituyen las causas de muerte más frecuentes como son los infartos de corazón, los derrames cerebrales, el cáncer y los problemas reumáticos. El daño oxidativo del endotelio vascular, el DNA de las células y el cartílago articular ha sido severamente agravado por la acumulación de estos tóxicos.    El Evento Clave del Daño Endotelial “Un hombre tiene la edad de sus arterias.”  La primera causa mundial de mortalidad, es el infarto de corazón debido a la enfermedad coronaria. Este trastorno depende estrechamente de la agresión del revestimiento de los vasos sanguíneos debido a la oxidación del colesterol de la sangre. Este proceso se evalúa a través del perfil lipídico el cual reporta los siguientes varios valores: a) El Colesterol total. b) Las lipotroteínas de colesterol de baja densidad (LDL.) c) Las de muy baja densidad (VLDL.) d) La fracción de alta densidad, (HDL.)  La terapia de Quelación, partiendo de una correcta comprensión de este proceso, ofrece una solución adecuada a este fenómeno que se refleja los resultados

Director: Roberto Esper Rebaje Director de Redaccion: Javier De la Hoz Directores Literarios: Ricardo Avila/ Federico Santodomingo Director de Arte y Diseño: Julio De Oro Colaboradores: Carlos Angulo Menco//German Morales// José Angulo E-mail: Supleliterario@Gmail.com; riavica@yahoo.com; Jdeorosierra@Gmail.com. Suplemento Literario de La Libertad

Issuu: Suplemento Literario

en la sobrevida a varios años. La Quelación Frente al Envejecimiento El deterioro producido por la edad también involucra un estado de oxidación generalizado de membranas, líquidos corporales y estructuras que inhabilita el sistema metabólico y la funcionalidad de las células. En los años 50 un investigador llamado Lansing demostró que agregando agentes quelantes al medio de cultivo donde viven ciertos organismos primitivos, se aumenta ostensiblemente el período de vida de estos. El Dr. A. Tyler estudió la sobrevida de los espermatozoides del erizo de mar cuya vida es muy corta. Agregó aminoácidos al agua en que vivían, pensando que dependían de estos nutrientes. Algunos de estos aminoácidos aumentaban el período de vida pero otros no; luego la hipótesis nutricional no era adecuada. Pronto Tyler se dio cuenta que los aminoácidos que mejoraban la sobrevida de los espermas tenían actividad quelante y agregó al agua un aminoácido que no es nutriente, el EDTA. Con esto aumentó 50 veces el promedio de vida. Después de estudiar este proceso de forma exhaustiva,se concluye que solo se ha encontrado dos factores que tienen valor para controlar este deterioro dependiente de la edad: el ejercicio y la quelación con EDTA.

¿Escribes? ¿te gusta La poesía, la literatura,y todo lo relacionado con el arte? llamanos o escribenos y publicaremos tus obras de arte hecha letras... Cel. 3216909351 E-Mail:Supleliterario@Gmail.com; lalibertad@lalibertad.com.co


SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 29 de Diciembre de 2013

3

Gracias, señora Munro POR: JUAN GABRIEL VÁSQUEZ

En el año de 1999 hice dos descubrimientos importantes: primero, que ninguno de los dos libros que había publicado hasta ese momento me merecía el más mínimo cariño; segundo, que la razón era al mismo tiempo simple y descorazonadora: yo los había escrito con una mirada prestada. En otras palabras: mis dos primeros libros eran aprendizajes técnicos, pero no respondían a esos fantasmas, personales e intransferibles, que poco a poco le van dictando al principiante lo que realmente le preocupa o sorprende o inquieta sobre el mundo, y que por esas vías torcidas van enseñándole qué tipo de escritor es. Me pareció que sólo había una manera de luchar contra la sensación de fracaso: abrir bien los ojos, mirar el mundo que me rodeaba, escuchar con atención las historias que me contaba la gente y explotar, sin vergüenza, mis propias historias y preocupaciones y melancolías; y tratar, finalmente, de poner todo eso en la página de manera que se desperdiciara lo menos posible. Yo había pasado mis últimos años en Francia y en Bélgica, y esos escenarios se convirtieron pronto en mi material. Pensé en escribir un libro de relatos sobre esos lugares que conocía de primera mano; sus personajes serían hombres y mujeres preocupados por el amor y el desamor, por la incomunicación y la soledad. El problema entonces era averiguar cómo carajos se hace eso: cómo se usa el género del cuento, que tantas dificultades presenta, para explorar esos asuntos. Durante el año siguiente me dediqué a leer todos los cuentos de amor que pudiera encontrar. Y en medio de esa selva de libros —de Joyce y Katherine Mansfield y Hemingway, pero también de John Cheever, Tobias Wolff y William Trevor— encontré una antología de cuentos de amor que publicó la

Dimensiones, cuento de Alice Munro Doree tenía que coger tres autobuses, uno hasta Kincardine, donde esperaba el de London, donde volvía a esperar el autobús urbano que le llevaba a las instalaciones. Empezaba la excursión el domingo a las nueve de la mañana. Debido a los ratos de espera entre un autobús y otro eran casi las dos de la tarde cuando había recorrido los ciento sesenta y pocos kilómetros. Sentarse en los autobuses o en las terminales no le importaba. Su trabajo cotidiano no era de los de estar sentada.

editorial Vintage en 1997. Tengo varias deudas con ese volumen, pero hoy quiero recordar la que resultó de un cuento en particular: “Fits”, de una tal Alice Munro. En sus 20 páginas hay un asesinato, un suicidio y un matrimonio en pleno proceso de destrucción. Tras su lectura, me pareció evidente que de ahí en adelante perseguiría todo lo que escribiera aquella mujer desconocida; y los cuentos maravillosos de Munro acabaron entre los que usé como apoyo para escribir páginas enteras de ese librito que ahora considero, para todos los efectos prácticos, el primero de los míos: Los amantes de Todos los Santos. En esta década larga, los cuentos de Alice Munro se han vuelto parte ineluctable de mi paisaje. Vuelvo a ellos por la misma razón que

vuelvo a los de Chéjov, con quien se la compara con frecuencia: para maravillarme ante el prodigio de su aparente sencillez y su complejidad interna, pero sobre todo para vivir durante un momento en esos lugares de nuestra experiencia que, de no ser por Munro, permanecerían inexplorados, oscuros, vírgenes de toda inquisición humana. Los cuentos de Munro nos traen noticias sobre zonas de nuestra vida tan sutiles o tan efímeras o tan modestas que las perderíamos para siempre si ella no las hubiera cartografiado. Lean ustedes “Escapada”, o “Demasiada felicidad”, o “Mi vida querida”, y lo verán con claridad. Y luego, cuando sepan que han entendido algo que de otra manera seguiría siendo incomprensible, levanten las manos. Y agradezcan.

Era camarera del Blue Spruce Inn. Fregaba baños, hacía y deshacía camas, pasaba la aspiradora por las alfombras y limpiaba espejos. Le gustaba el trabajo, le mantenía la cabeza ocupada hasta cierto punto y acababa tan agotada que por la noche podía dormir. Rara vez se encontraba con un auténtico desastre, aunque algunas de las mujeres con las que trabajaba contaban historias de las que ponen los pelos de punta. Esas mujeres eran mayores que ella y pensaban que Doree debía intentar mejorar un poco. Le decían que debía prepararse para un trabajo cara al público mientras fuera joven y tuviera buena presencia. Pero ella se conformaba con lo que hacía. No quería tener que hablar con la gente. Ninguna de las personas con las que trabajaba sabía qué había pasado. O, si lo sabían, no lo daban a entender. Su fotografía había aparecido en los periódicos, la foto que él había hecho, con ella y los tresniños: el recién nacido, Dimitri, en sus brazos, y Barbara Ann y Sa -sha a cada lado, mirándolo. Entonces tenía el pelo largo, castaño y ondulado, con rizo y color naturales, como le gustaba a él, y la cara con expresión dulce y tímida, que reflejaba menos cómo era ella quecómo quería verla él.Desde entonces llevaba el pelo muy corto, teñido y alisado, y había adelgazado mucho. Y ahora la llamaban por su segundo nombre, Fleur.


4

SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 29 de Diciembre de 2013

Mi eterna complicidad (II) POR: JORGE SALAZAR

En medio de la oscuridad Fernando salió a caminar el pueblo y se encontró con sus amigos mochileros que estaban acordonando la zona del cuartel. La razón para que Fernando y sus compatriotas se tomaran el cuartel era más fuerte que comprar ron para emborracharse mientras machucaban a los tesoros furtivos de los burdeles con velas muertas. Las tropas del padre de María mataron cualquier cantidad de personas que estuvieran en contra del régimen autoritario que querían imponer para su beneficio. Y ahora irían por Fernando, quien años atrás había dejado su vida de mochilero para convertirse en un político poco práctico y más político por naturaleza que por formación. Estaba organizando tropas y con poco éxito había reunido a unos cuantos para dar golpes certeros a los cuarteles pequeños. El país no estaba acostumbrado a la guerra pero sí a amedrentar a los que se creían eran los que originaban las ideas de ir en contra del gobierno, que mantenía pobre a los más pobres. Cuando ya tenían todo planeado y con unas cuantas pistolas, Fernando el hombre de la guitarra y poesía andante, el tío pobre que jamás ignoró su humildad y le regaló sus mejores años de vida a María, entró como si tuviera un batallón y arrasó con los militares que fumaban en medio de su inocencia, más atrás entraron los otros acribillando a los militares que jamás imaginaron morir en medio de un pueblo sin penas ni glorias. Habían matado a todos y empezaron a empacar las armas, uniformes, comida y todo lo que había en el cuartel para abastecer a su ejército inexperto. Pero fue ahí cuando uno de los subversivos gritó – Mierda! Nos cayeron y son un montón – Habían acordonado el cuartel no menos de cincuenta soldados y abrieron fuego contra el lugar sin importar qué católico no se había confesado. La tropa que estaba en la recuperación del cuartel estaba al mando del papá de María. Y en medio del baño de sangre al final del cuartel, al lado de un escritorio estaba caído Fernando, aun con vida. El general entró y al verlo respiró hondo, metió una bala en la escopeta y le dio un tiro cerca del corazón. El general llegó a su casa con una sonrisa de victorioso y con la escopeta colgada en el hombro. Despertó a todo el mundo en la casa y dijo – Lo maté, por fin lo maté – La mamá de María al ver la cara de sonrisa del general imaginó que había cazado algún ave o aun cerdo, sin caer en cuenta que el general no acostumbraba a cazar de noche. Pero de sus labios cortados salió ese nombre

que marcó la vida de María por siempre. – Fernando, maté a Fernando! - El silencio se enmudeció más de lo debido. Las caras sin consuelo de madre e hija perduraron por siempre, pero ese momento sin segundos hizo que ambas mujeres cayeran en un vacío de inseguridades y de desilusiones irremediables. Pasaron días y noches enteras llorando a la memoria de un hombre que vivía de pocos sueños, y que por más errores que tuviera, ellas aún no concebían como alguien había sido tan salvaje de matar a otro apuntándole al corazón. El general días después de haber matado a Fernando se había sumergido en las auroras del ron y fumaba tanto como nunca. Una tarde las dos mujeres se armaron de un valor irreconocible, armaron maletas y mandaron a la empleada a buscar dos tiquetes para el tren que partía a las cuatro de la tarde. El general, más flaco y casi siempre borracho, no volvió a ver a su esposa ni a María. Ellas ya habían partido en el tren de las cuatro rumbo a la capital del país. Al llegar a la capital se instalaron en la casa de una amiga de toda la vida de la madre de María. Ella ya sabía lo que las atormentaba y decidió junto con su esposo darles asilo mientras la mamá de María conseguía trabajo y María una escuela para acabar su último año. María al cabo de un año en medio de crisis y felicidades momentáneas logró finalizar su bachillerato y terminar sus clases de piano. Por otro lado su madre había conseguido trabajo de barrendera en una casa pudiente

de la capital. María fascinada toda su vida por el arte decidió entrar a la academia de arte de la ciudad. Su mamá trabajaba horas extras y casi que esclavizada con su labor para mantener a María firme en sus sueños de ser una pianista excepcional. El esposo de la amiga fiel de la madre de María una noche llegó borracho e intentó hundir a María en el derroche poco pasional del sexo sin voluntades. Pero todos se dieron cuenta y María y su madre debieron huir a las calles aun más salvajes. La primera noche la pasaron en un hotel cercano a donde se estaban quedando pero sabían que todas las noches no podían dormir como reinas porque no tenían el dinero suficiente ni siquiera para mantener la barriga llena. Una mañana cualquiera María salió del hotel donde se estaban alojando hacia la escuela de arte, cuando un hombre de pelos grises y de gafas intelectuales, con un tono amistoso se le acercó y le dijo – ¿Tú no eres la hija del general? – Ella alzó la mirada y lo reconoció. Era uno de los muchos que trabajaba en la inteligencia para cazar a la tropa de Fernando. Y lo había visto en su casa pocas veces, pero esas veces habían sido suficientes para recordar siempre ese pelo gris y esos ojos azules de un mar en calma. – Si, yo soy su hija – El hombre la acompañó hasta la escuela de arte, mientras él le daba las condolencias sobre la muerte de su tío y le confesó que siempre hizo todo lo posible para alejar a las tropas de las cercanías de Fernando. – Caramba pero ese hombre era terco, se le metió el afán de fastidiar a tu papá y tu papá estaba esperando cualquier caída

para matarlo- dijo el hombre con una sonrisa sin sentimiento. Dejó a María en la puerta de la escuela y le dijo – Señorita, mi nombre es Emilio para servirle – Ella lo despidió con una sonrisa y agitando su mano. Cuando María salió de su última clase de piano con la maestra Von Berger, la reconocida autora de las sinfonías mas tarareadas de la época, se sentó a esperar a su madre cuando por casualidades premeditadas apareció Emilio. Y a los pocos instantes llegó la mamá de María. Emilio le dio un abrazo a la señora y las invitó a ambas a tomar un café en la cafetería que por herencia le pertenecía. Cuando dieron las doce del día, el estómago de ambas mujeres necesitaba el primer plato de comida del día. Ambas se pararon de la mesa y le dijeron a Emilio que debían irse, eran muy modestas para decirle que el hambre que las acechaba las estaba enfermando. Pero Emilio de sabias soluciones y claras intuiciones se dio cuenta del estado en que estaban. No se les notaba la belleza aristocrática y su ropa descolorida y percudida las delataba aun más. Las invitó a comer y en medio de la comida que para ellas era un buffet de muy poco degustar por esos días, les comentó sobre la idea de alojarlas en un apartamento que él tenía desalojado y por un precio más que justo. Ellas se miraban con una complicidad y le dijeron que no. El siguió insistiendo pero sin afirmarle la situación en que él las veía, pues ellas de un golpe desmentirían todo. Hasta que María sin pensarlo dijo – Esta bien Don Emilio, aceptaremos su propuesta –.


SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 29 de Diciembre de 2013

5

El Papá Dios de los Pobres POR: FERMÍN MOLINA VARGAS

Carlos tomó su acostumbrado taburete, lo recostó sobre el viejo tamarindo del amplio patio de su casa y se sentó en él; se quitó el sombrero, lo colocó sobre una de sus rodillas y miró al cielo huérfano de nubes promisorias; sus cultivos no alcanzaron a dar su anhelado fruto por falta de unos cuantos aguaceros bien distribuidos en el año y, sin dinero en sus bolsillos, se martirizaba pensando en la Nochebuena que se acercaba; Papá Dios no entraría por las claraboyas de su casa a llevarles el aguinaldo a su hija Sofía quien quería una barbee con su castillo y una muñeca de las que entonan canciones y unos patines y una batería de plásticos juguetes para su cocina imaginaria, además: zapatos y vestidos y coronas para reinas de belleza, porque ella era la reina de la casa; entre tanto, Andrés, menor que Sofía, soñaba con una bicicleta para pedalear a la velocidad del viento; soñaba, también, con una cuatrimoto tan veloz como lo manda la imaginación, con un helicóptero a control remoto y con un balón de fútbol para meterle goles al mejor arquero del mundo y unas manillas con un buen bate para batearle jonrones al mejor pícher de grandes ligas. Carlos volvió a la realidad, se colocó el sobrero sobre su tostada y semiplateada cabeza, se puso de pie, se apretó el cinturón y partió, decidido, en busca de Papá Dios en las calles de su pueblo; y, como siempre, se dirigió inicialmente a casa del gamonal para pedirle dinero a cambio de trabajo, de donde salió con las manos vacías porque a Don Fulgencio el ganado se le moría flaco y macilento en los campos carentes de pastos vivificantes Triste y cabizbajo, condenando la excusa del ricachón de pueblo, partió para la plaza y allí estaba el titiritero y el payaso, el cacharrero y el herrero, el plomero y el malabarista, los compadres y los ahijados, los ilusos y los ingenuos, los necesitados y los humildes; y todos, como Carlos,

“Agüelo, Papá Yos me va a poné una moto así de gande ” (Deseos de mi pequeño nieto “motocrossista” Jairo Andrés)

buscando a Papá Dios, sin respuesta positiva, habían visitado al gamonal y a los pudientes del pueblo porque sabían que lo guardaban bajo alcahuetes colchones de algodones anudados, en viejos escaparates de flores en alto relieve o en anacrónicos baúles de tapas abrillantadas por el sobijo; quiso retornar pero una voz conocida lo detuvo cuando oyó un pregón que se escuchó en las cuatro esquinas de la plaza: “El que duro apunta duro gana”. Era Don Luis Donado llamando a los apostadores a probar suerte en su ruleta inmortalizada por los designios de la

popularidad y, Carlos caminó, decidido a ganarse el “Papá Dios” de sus hijos, hasta llegar a la ruleta; sobre el tapete de la mesa invitaba el conejo y la garza, el águila y la jirafa, el perro y el gato, el sol y la luna; y, también, el uno, el dos y el tres; el cuatro, el cinco y el seis; el siete, el ocho y el nueve; el cero y el doble cero. Carlos esculcó sus bolsillos y sacó lo poco que llevaba en ellos, quiso apostarle a la garza pero gritó Don Luis Donado: “¡Fuere mano! ¡No se acepta apostar cuando faltan dos vueltas Para pararse la ruleta!”. La brisa del Caribe ayudaba al rodamiento de la ruleta; en

la plaza, los asiduos parroquianos, sin sonrisa en sus rostros, se martirizaban pensando en un Papá Dios cargando el saco repleto de juguetes inagotables para sus hijos buenos y, al detenerse la ruleta, Don Luis Donado sonriendo y mirando a Carlos, su primer apostador del día, anunció con propiedad la figura ganadora: “¡Conejo… No come lejos!”; El viejo fullero mostró el conejo en el tapete y decidió poner a girar la ruleta en un nuevo lance, soltando su frase para motivar a los apostadores: “Va nuevamente la suerte, quien duro apunta duro gana!”. Carlos miró el tapete, seguía enamorado de la blancura de la garza y la miraba, también, una y otra vez pasar erguida en la ruleta que giraba y giraba hipnotizando al apostador; él la estaba calculando fríamente, no podía fallar; aquella garza tenía que pararse triunfante en la indicadora plumilla, contó el dinero y lo colocó justo en el ala de la zancuda que miraba coquetona en el tapete. Nuestro amigo, en fracción de segundos, se sintió sin un centavo y pensando que el desayuno de sus hijos volaría con la garza a los bolsillos del viejo ruletero de ojos picarescos , con la rapidez del rayo, retiró la apuesta y se fue para la casa con la mirada enterrada en el desencanto y pensando que el aguinaldo llegaría con los reyes magos. Y en la mañana del veinticinco de diciembre, mientras las hijas e hijos de las familias pudientes se divertían a sus anchas con el Papá Dios que los retoños de Carlos anhelaban, en un rincón de una casa de bahareque, Sofía miraba a los abotonados ojos de su muñeca de trapo y en el amplio patio, Andrés saltaba y corría; corcoveaba y relinchaba jineteando su rústico caballito de palo. Y cuando el mundo de los ricos se olvidaba de la sonrisa de los niños pobres; Carlos, recordando sus mejores tiempos y condenando los años tan difíciles que vivía, soltó un grito que se ahogó en el torrente impetuoso de su corazón dolido. ¡Ah mundo, si te viera mi abuelo por un hoyito!


6

SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 29 de Diciembre de 2013

UNA VISIÓN CRÍTICA ACERCA DEL ORIGEN DE BARRANQUILLA

Re-interpretación de la historia local (II) POR: JOSE STEVENSON DIAZ

¿Por qué hablar de fundación de Barranquilla? Para ello plantearemos qué connotan estos dos conceptos asociados: fundación – Ciudad. Fundación, del latín Fundatio, que permite nombrar la acción y efecto de establecer, edificar algo, es un concepto ligado a la arquitectura, a la ingeniería, a la organización de espacios; la fundación debe trascender la definición material, se refiere esto a una voluntad política (militar) como es el caso de las ciudades coloniales fundadas por los conquistadores españoles (militares), pongamos por caso, en especifico Cartagena de Indias. Todas las “ciudades” en América fundadas por los españoles a partir de su invasión en 1492 y durante la colonia tomaron el patrón arquitectónico hipodámico o damero. Se expandió una formula de fundación, que uniformó monótonamente las ciudades hispanoamericanas: vías paralelas entre sí, que se cortaban perpendicularmente, y con la misma distribución y ubicación de elementos característicos. En la plaza mayor se concentraba todo el poder militar, político, religioso y económico reticularmente para el control y prevención de revueltas sociales. Fundaciones pre-concebidas basadas en las “ordenanzas de poblaciones” o “las ordenanzas de Felipe II” expedidas en 1573, que más tarde se convertiría en el primer código urbano de la edad moderna. La plaza mayor constituía el elemento urbano organizador, la autoridad y la posición de España en ese espacio. Las ciudades facilitaron la estadía y el aprovisionamiento de más expediciones. “el patrón urbano de manzanas cuadradas regular fue empleado por Francisco Pizarro en Lima, Sebastián de Belalcazar en Cali (1536), Pasto (1537). Fue adoptado en el Nuevo Reino en santa Fe (1539), Tunja (1539), Pamplona (1549), Toro y Buga (1573), Medellín (1675) y en San José de Cúcuta (1733)”. “El español trae consigo una cierta manera de construir y distribuir el espacio urbano, pero también trae consigo una significación en el cual los hombres diferentes son eliminados o en el mejor de los casos son aceptados a partir de la conversión, pero escla-

vizados o sometidos al vasallaje”. Pero no es menos cierto y hoy sabemos que también se puede fundar por voluntad social como es el caso de Barranquilla de San Nicolás. Según los entendidos en el diseño, la construcción, urbanistas y arquitectos, una ciudad puede ser fundada por unas pocas personas y algunas edificaciones menores, y con el tiempo la estructura alcanza un desarrollo mayor, como ocurrió con el puerto de Barranquilla de San Nicolás (las barrancas); construir ciudades para que sus habitantes se alberguen en ella en forma pacífica y libre. La construcción de una ciudad es un proceso de larga duración, donde al final la ciudad completa su formación con la suma de acciones cotidianas, hasta alcanzar un grado de desarrollo apreciable. Para lograr una estructura urbana se requieren décadas y, en muchos casos, siglos, como Cartagena de Indias (murallas 1589 – 1789). El acto fundacional de una ciudad se da en minutos, pero se construyen para ser pobladas de forma lenta, y su crecimiento será lento; no surgen perfectamente acabadas, tiene su etapa incipiente (excepto Brasilia, Veñes…), la fisonomía de la ciudad se adquiere y se construye con el tiempo, el cambio

constante es lo característico, son movimientos permanentes que contienen su propia historia, deseos individuales enredados en una realidad colectiva. No hay una teoría urbanística que nos indique definitivamente como deben ser las ciudades, esta se construyen de acuerdo a sus beneficios geográficos, a sus características particulares y por sus necesidades colectivas; por eso hay ciudades tan pequeñas como Hum, con sólo 17 habitantes y ubicada en la península Istria. Esta ciudad fue fundada en 1102, en el municipio croata de Buzet, en el límite con Eslovenia. Durbuy en Bélgica con 4 hectáreas de longitud, ubicada en el valle del río Ourthe, en la provincia belga de Luxemburgo, tiene varias similitudes con Hum, también cuenta con callejuelas medievales y tiene edificios de piedra que datan de los siglos XVII y XVIII. Nombrada oficialmente como “ciudad” en 1331. El Vaticano, oficialmente Estado de la Ciudad del Vaticano, es una ciudad-estado cuyo territorio consta de un enclave dentro de la ciudad de Roma, en la península Itálica, con una población de 832 habitantes y una superficie de 44 hectáreas, y no dejan de existir o ser reconocidas como ciudades al lado de metrópolis cómo Nueva york cuya población es

de 10.5 millones de personas; Ciudad de México que tiene una población de 8.851. Millones de habitantes. Ciudad de México es diez veces el tamaño que tenía en 1940. Ahora, con cerca de 22 millones de personas en el área metropolitana, la capital de México genera casi una cuarta parte de la riqueza del país; Sao Paulo Brasil cuya Área metropolitana posee 19,6 millones de personas y la ciudad 11millones de personas, es la sexta metrópoli más grande del mundo. No debemos confundir el protocolo de posesión, el acto formal con la fundación, que tiene que ver con la praxis, con la acción, más allá del discurso: la edificación, la construcción, la inauguración, la aparición física, la fisonomía, la perspectiva, la existencia misma de la ciudad para luego ser poblada lentamente de acuerdo a las nuevas posibilidades que presente. Barranquilla tiene un proceso fundacional, entre 1626 – 1629, al margen de los reglamentos, normas y ordenanzas establecidas por la autoridad encargada del ordenamiento del urbanístico colonial, se fundó de asiento, con acciones y sin protocolo, con las ventajas que el lugar ofrecía: recursos naturales, desembocadura fluvial cerca al mar, material para construir piedras y maderas, excelente clima, espacio para crecer de manera radial sin murallas , panorámica abierta al mar y al rio y con todo el occidente para extenderse en semi-círculos concéntricos teniendo como epicentro de desarrollo el puerto fluvial de Barranquilla de San Nicolás, que luego se transformaría en sitio de vecinos. La ciudad es un cuerpo vivo, mutante permanente, se expande, se re-crea, se re-organiza, el espacio urbano de Barranquilla fue heredado de la colonia, con desarrollo republicano, sigue creciendo a diario con el presente. Experimentó un poblamiento después de su fundación en 1629, un asentamiento espontaneo, un crecimiento por extensión del centro a la periferia, por crecimiento demográfico de sus habitantes “el sentido de agrupamiento de los primeros pobladores y el haber resuelto sus problemas de residencia dio lugar a la procreación en el sitio, con lo cual engendraron generaciones sucesivas que alimentaron el sentimiento de amor al lugar o patria chica”.


SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 29 de Diciembre de 2013

7

Un salvador POR: SOL CARREÑO DE ANGULO

En los dos primeros capítulos del Evangelio según San Lucas se nos narra los acontecimientos que rodearon el nacimiento de Jesucristo, en los cuales contrasta la majestuosidad de los ángeles con la pobreza terrenal o social de Jesús, nuestro Salvador. “Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor, y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre. Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decía: ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres! Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado. Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María a José, y al niño acostado en el pesebre.” Lucas 2: 8-16 Como se puede ver, los primeros escogidos para recibir el anuncio del nacimiento de Jesús fueron unos pastores, quienes pertenecían al grupo social menos favorecido (junto con los campesinos, pescadores, artesanos, jornaleros entre otros) de aquel entonces. Con lo cual los pobres y humildes son escogidos para recibir los privilegios de Dios. No solo en el natalicio de Jesús, sino también durante su ministerio. Lucas 4:18-19. La escogencia o preferencia por los pobres se da desde el seno familiar terrenal de Jesús, pues cuando los evangelios nos dicen que José el esposo de María era carpintero, tenía un oficio artesanal, nos remite a una familia pobre. El Salvador escogió nacer de una joven virgen de corazón

humilde y familia pobre, pero de una gran riqueza espiritual como para ser digna de tan gran galardón, como lo fue el llevar a Jesús de Nazaret en su vientre. Entonces la pobreza enmarca la vida de Jesús desde su nacimiento, quien tuvo que nacer en un pesebre, una gruta o cueva utilizada como establo. Pues se dice que muchas casas de Belén en tiempo de Jesús tenían cerca de su construcción cuevas que servían de refugio para los animales o algunos bienes del dueño de casa. Pero, ¿Por qué Jesús siendo el Hijo de Dios escoge no solo nacer en la pobreza, sino también abrir su ministerio en los pobres? El profeta Isaías en uno de sus canticos mesiánicos dice que Dios trae óleo de gozo para quitar el luto, y alegría al espíritu angustiando (Isaías 61,3), además, da fuerza al cansado. Con esto se resalta que Dios apoya la causa del desvalido, quien por su condición de

enfermedad o económica es víctima de abuzo. El amor Dios siempre llama a defender la causa del huérfano y la viuda. Nos invita ser humildes y no confiar en nuestras fuerzas, pues “cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.” Lucas 14:11. Jesús muestra su amor hacia los pobres y necesitados a través de los milagros de sanidades y sus enseñanzas o mensajes donde muestra su preocupación por los pobres al referirse a la pobreza y el hambre en sentido literal (Lucas 6: 21-26). De esta forma Jesús vino al mundo para salvarnos de nuestra pobreza espiritual que lleva a la proliferación de la pobreza material, pues nuestro egoísmo y altivez nos alejan del espíritu de hermandad y misericordia que practico y enseño Jesús. Quien se interesó y compadeció de los desamparados. Por eso estas fechas donde se conmemora el nacimiento de Jesús, recordemos sus enseñanzas y la importancia que tiene para nuestras

vidas el practicar las obras de misericordia por amor y no por compromiso social o para ser tenidos como buenos, pues “si no tenemos amor nada somos.” “Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?  Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. (Mateo 25, 34-40)


8

SUPLEMENTO LITERARIO

LA LIBERTAD Barranquilla, Domingo 29 de Diciembre de 2013

La ventana de los Poetas

TUS RECUERDOS

MAR BÁLTICO

AYUDAME A CONSTRUIR LA PAZ

Yo tengo un cofrecito Donde están tus cartas Llenas de esperanza Llenas de cariño.

Con el frío el mar vuelve a ser virgen Sus frutos son de nuevo inexpugnables

Acércate a mi ¡Oh hermano mió.No me temas Respiremos un aire puro ese es el dilema. acércate a mí sin precauciones solo quiero las melodías de las bellas canciones. Ayúdame a realizar mis inocentes utopías hagamos de las sombras los alegres días . Ayúdame en Colombia a construir la paz duradera y los estériles veranos convertirlos en hermosas primaveras... Ayúdame a perfumar con el aromático sándalo beatificado para que en la frente de cada niño escribirle este hermoso recado-. Ayúdame a dibujar un cielo brillante que alumbre sin tardanzas rayos de canciones de amor y de vivificante esperanza . Ayúdame a construir la paz sin límites ni discriminaciones para que en cada soldado de mi patria se libera la desconfianza se lancen los fusiles al estéril suelo y sea la convivencia pacífica un gran motivo de consuelo. Ayúdame a construir la paz para que en los primeros años de los novios no se dispare bala certera... y sean los abrazos rumores…de amor…de primavera. Para que el rumor de nauseabundos ríos subterráneos Nn corran putrefactos cadáveres ignorados... se troque por gritos inmarcesibles desde la larga llanura hasta la cima encumbrada de nudos montañosos Para que en sus corazones fluya sangre pura y en cada saludo haya un mensaje tierno y cariñoso-. En la suerte de santa palabra se eleven himnos al corazón quede purificada el alma de los violentos… y sean la muestra palmaria de sus puros sentimientos... Si los violentos fueron los protagonistas de las repudiadas masacres y llenaron de vergüenzas, de odio a los campos de mi patria hoy sean los sembradores de amor con música y sin llantos… Las fatídicas y letales guerras desaparecerán por obra del encanto. Ayúdame a construir la paz en mi Colombia maltratada Para que en vez de ver romerías de poblaciones desplazadas veamos al idealista guerrillero Abandonar su fusil y su mortero, A los mediadores de paz los comprometa en fervoroso acto amor sincero Para que nadie… pero nadie…a la paz arremeta. Para que en nuestros ríos no sigan bajando cadáveres descabezados y de la descabellada violencia surjan perfumados claveles para que se nos acaben las angustias sin demora y sea el pebetero de la paz el que nos alumbre a toda hora. Por eso señor HOY quiero soñar con la paz duradera vestida de verdes y perfumadas con flores de azucena Y para que en el zenit del ignoto universo se dibuje en todos sus agujeros, la magia de mis versos y la paz amanezca no soñada sino bellamente sentida Sea un camino hacia un nuevo proyecto de vida... y así sea predicada por el pobre esperanzado y por el amenazado rico por el caballo de paso por el humilde borrico. Que la paz sea un disparo de amor sincero... Sea un monstruoso rayo que alumbre al mundo entero. Por eso hoy colombianos…no quiero ver más a un hombre que sufra,

En ellas me decías Que te ibas muy lejos Y que guardara tu recuerdo Que algún día regresarías. Yo guardo tu tesoro Y lo adoro siempre Si es posible hasta la muerte Son lindas perlas de oro. En el cofrecito del amor Hay un mechón de tu pelo Tu sortija y un pañuelo Tus cartas y una flor.

pero contra los estraves de acero su inocencia se pierde fatalmente Una y otra vez el himen de invierno se resquebraja en canales por humanos y pronto se disuelve la membrana entre costas resignadas La marea estival frisa su regazo y en su intimidad hurgan las redes de los marinos El mar se brinda a los pueblos (Nueve naciones rodean el Mar Báltico)

CARLOS ESCORCIA ZABALA

SVANTE SVAHNSTRÖM (SUECIA) TRADUCIDO AL ESPAÑOL

CUATRO O CINCO

EVOCACIONES NAVIDEÑAS

Qué puedes decirle tu a la vida, si no hablas con tu alma, desconoces el tiempo que te cae encima, apartando la esperada calma. Se que estás viva, pero huérfana de amor, por qué vives alejada de cariño, sin saber si hay frío o calor, confundida entre juegos de niños.

Hay momentos de meditación en la vida… y, a veces evocamos épocas agradables, son vivencias que perduran en el recuerdo, ¡y las añoramos a cada instante!

Cuatro o cinco amigas, con conflictos como los tuyos, son sábanas que abrigas, mezclándote en murmullos, La verdad tiene su precio, y las intrigas castigos, ábrete de ese mundo incierto, ven: ven y habla conmigo. Te consumes en sí misma, sumada a resabios y amarguras, aprovecha pasajes de la vida, y piensa que los años producen arrugas la vida es para vivirla, al goce cercano de los años, nuestras almas, hay que oírlas y sentirlas, abriendo del paso a quienes hacen daño.

¡Agradable es, la época de la infancia! esos días, transcurren entre la inocencia y la fantasía y, cada año… en tiempo de navidad ¡la ilusión es mayor! ¡Pues, todos los niños anhelan su aguinaldo! Agradable es, evocar las quimeras… ¡cuando se sueña con la novia ideal! y, una canción, un poema, nos conmueven… ¡y el corazón, pletórico está de nostalgia! Es agradable también, el amanecer de todos los días y, más aún en el mes de diciembre… por esa magia que emana ¡de su fresca brisa y su brillante sol!

FRANCISCO JOSÉ BARRAZA GARCÍA SANTANDER ROJAS

RICARDO AVILA

Suplemento literario #56 diciembre 29