Issuu on Google+

1


2


La memoria crea al olvido

3


La memoria crea al olvido Julián Marcel Año 2014 Contacto con el autor: julianmmarcel@gmail.com Fotografía de portada: Virginia Tassart No hay derechos reservados. El autor alienta incansablemente la reproducción total de este libro sin la necesidad de mediar permisos ni nada de esas cosas. Este libro le pertenece a todos los lectores.

4


Juliรกn Marcel La memoria crea al olvido

5


para ingrid, obviamente

1

deberíamos preguntarle a las nubes a las montañas a las hojas secas al eco al cóndor a la savia que dibuja la silueta del árbol al árbol deberíamos consultar a la lluvia al agua al apremio inesperado de los terremotos al huracán al llanto matinal es menester consultar a la piedra a la voz de Dios que es el aire al oro al cobre al diamante a la madera a la arena (una por una) yo me encargaría de anotar las respuestas que digan la nieve el relámpago y su idioma a la luz 6


a la oscuridad que Virgilio supo descifrar en un verso deberíamos preguntarles qué piensan de nosotros ***

2 hay que agregar otro color a este espíritu armado de números ojos huellas monedas un color nuevo que no conozcan los perros ni los niños ni los peluqueros deberé arrodillarme y hundir este brazo hasta el fondo de otro pantano recoger este color bajarlo y volver a caminar

***

3

7


todo estaba igual las baldosas los vecinos la misma angustia el mismo color caminé por esas perpetuamente agitadas calles como si estuviese escapando de algún recuerdo caminé lo más rápido posible sin importar que me señalaran / no me importaba en otra cuadra estaba mi destino y a pesar que nadie me recordaba haber visto transitar esas calles seguí caminando rápido no se porqué todo estaba igual pero la ciudad no era la misma yo no era el mismo

***

8


4 para jano navegante de un secreto mar otras aguas te han traído a este mundo otros aires desarmarán tu vigilia y tu estadía será un sueño continúo hay libertad, pero algunos querrán quitártela hay amor, aunque a veces te rechacen hay respeto, por más golpes que recibas como querer una rosa de otro tiempo esa búsqueda es incesante pero nada nos veda pensarla imposible tu cuerpo es débil lo sé pero estás navegante que no conocés este nuevo mar los peces del amor te dan su bienvenida nuestra felicidad es la carne de tu llegada

***

5

Yo soy un desencuentro primerizo, 9


una fatal insignia, la palidez de la decepción, la pétrea rigidez de las cosas y un falso hechizo. Soy el último en mi propia lista, acumulo proyectos fracasados, en un cuchillo están reflejados mis huellas, mis ausencias y mi vista: todo lo que vi y no pude dejar, los senderos que no quise caminar, los pozos que no supe adivinar, y los destinos que no voy a besar. Y como siempre, vivo lastimando lo que debería estar amando

*** 6 Obligado a caminar sin huellas me convertí en amante de sombras, y caminando, sin ver quién me nombra empecé a hablar con las estrellas. Y habitante de la inmensidad los luceros me dieron su silencio. Este Todo y Nada que presencio vale por sí misma la Eternidad. No estoy solo aunque pierda la vida, la sangre, los recuerdos y la muerte. 10


Aunque no me veas, yo puedo verte vigilante, serena o dormida. ¿Cuál será el nombre que represento si estoy hecho con la carne del viento?

***

7 Obligado a caminar sobre hilos resolví hacerme hijo del viento dejándome nacer por su caricia invitado a beber de su esencia lo demás si caigo o no caigo si soy carne o ceniza alas o plomo ángel o demonio eso lo dictaminará Dios soy creación de lo invisible oh planisferio oh seda

*** 11


8 me hacen de sueños y de sombras pero soy cielo nublado verso trunco ilusión adolescente. soy el que escribe las líneas de una mano falsa y el que dibuja la respiración a las sirenas soy este reloj de agua vacío menguo mi vacío con las palabras de un libro que nadie va a escribir y le pido limosna a los millonarios de ciudades pobres este que escribe no sabe si existe soy como todos una moneda sin valor ***

9 a la memoria de luis alberto spinetta toda la vida

12


tiene música hoy cuando la muerte se hace luz entre la confusa conciencia de la vida toda la vida tiene música hoy porque el que canta no muere porque el artista es carne eterna toda la vida tiene música hoy a pesar de todo a pesar de este demonio que nos miente y que jura que nuestro artista ya no está más toda la vida tiene música hoy y siempre.

***

10 la incierta historia y el no menos incierto azar me legaron como fuente de música el infinito camino de las letras 13


las hojas que el viento termina de matar y unas sombras gigantes como cereza marchita soy el que descifra este verso eternamente soy la Ăşltima letra de tu vida el marco de un Ăłleo tallado por la nada morir matar vivir me hago y deshago de mis huellas

***

11 han pasado las horas los ojos del recuerdo han pasado los dĂ­as las violetas las crisĂĄlidas y las lluvias pero perdura la sombra de esta angustia que aqueja mis poros

14


huella de oropel místico espejo que se refleja en otro espejo monedas de cifras inexistentes la enumeración de imposibles se acumula como el viento azul de estos dedos que escriben sin pensar en quién ni en cuándo ni en cómo sino en hoy en mí los segundos sucedieron a otros segundos las sombras se perdieron entre los muros y otras sombras estoy solo con las palabras y con Dios debo empezar a hablar.

***

12 me quedan cinco pesos podría gastarlos en varias cosas pero prefiero distribuir cada centavo como si fuera un deseo perdido quinientos deseos perdidos 15


fatalmente dejados a la intemperie esperando que cada deseo se amolde a la persona que merece yo me quedaré con cuatro o cinco centavos con cuatro o cinco deseos que me alcancen para vivir y mientras tanto esperar el recibo de sueldo firmar y dejar que las ilusiones que me genera tirar a la mierda billetes con la cara de roca por libros de poemas que me compro en la f.l.i.a. o discos de artistas under o bien ir a ver a pez gracias al sabio consejo de mansilla se vayan para pagar deudas deudas deudas penar hasta fin de mes y luego volver a repartir los quinientos deseos para quedarme con los cuatro o cinco deseos que al fin y al cabo son los mismos de siempre 1 crearme la felicidad en el tiempo más corto posible 2 terminar los libros o comenzar el proyecto de terminarlos 3 escribir hasta que se me mueran los dedos 4 buscar y tener un trabajo más digno 5 empinarme una cerveza con alguien querido variando uno de esos objetivos al mes por lo pronto veo como en mi cuenta de facebook al corazón se van acumulando etiquetaciones invitaciones 16


propuestas solicitudes y demases que no quiero que no puedo que no deseo que no pienso que no imagino cumplir en el plazo de este mediano tiempo pongo rechazar rechazar rechazar y me pongó a pensar apenas un segundito que lo bueno de una red social es que nadie te va a preguntar porqué te negaste a hacer algo tu único motivo es no y ese no habla por mi ese no que en otras ocasiones y en otros años no habría podido decir pero que ahora me permite vivir un poquito ser yo espero que esa palabra me permita seguir siendo yo cuando estos cinco pesos cuando estos cinco deseos que se hacen hilacha en mis bolsillos se disgreguen definitivamente hasta firmar de nuevo el recibo de sueldo y ver si ahora sí me compro la entrada para ir a ver a pez siguiendo los consejos de mansilla porque ando medio rico de no eso sí y el día que me abunden las jetas repetidas del hijo de puta de roca probablemente pueda decir que no a algo creo que ahí solamente ahí en ese momento voy a sentirme mejor aunque por ahora 17


entrego cada uno de esos quinientos deseos perdidos a quien lo desee y el que me quiera pedir el cat谩logo que me mande un mail y se lo envi贸 con un archivo adjunto.

***

13 no hubo poetas no hubo fuego no hay versos ni met谩foras no hay artistas ni inspiraci贸n no hay nada no hay arte no hay sacrificio no hay nada hay sangre venas pero no hay plumas ni hojas hay superficie 18


no hay nada no hay vida solo la creación

*** 14 cuatro colores le dieron a mis ojos un fuego a cada piel húmeda la mañana indescifrable vestida de rocío y lluvias lejanas ajenas mi fantasía dibuja labíos yendo desesperadas a un rumbo incierto borrosos y tristes son los caminos pero también es verdad que las huellas me dijeron quién soy.

*** 19


15 la memoria crea al olvido las palabras que no dije los besos que no me anime a dar mi memoria se allana a sí misma mi memoria se armó de resignación y de los callejones sin rumbo pero también de pétalos que insisten en decirme que hubo flores queda mucho para recordar queda mucho para olvidar

***

16 hay días como laberinto formados en la oscuridad levantando muros el angosto destino entre mi desesperación y la salida 20


el cielo no me ofrece cobijo la muerte no me llama por el nombre el laberinto agota la soledad se hace identidad pero hay dĂ­as como jardines siempre

21


22


23


24


La memoria crea al olvido