Issuu on Google+

Fair Observer (www.fairobserver.com) Entrevista publicada el 4 de febrero de 2013 en la sección «Arts & Culture».

 «Mi antepasado, Sigmund Freud»

Joseph Knobel Freud Joseph Knobel Freud nació en Kansas City, Estados Unidos. Desde 1978 vive en Barcelona (España), donde se desempeña como psicólogo clínico y psicoanalista. Es miembro fundador y docente de la Escuela de Clínica Psicoanalítica con niños y adolescentes de Barcelona, vicepresidente de la Sección Niños y Adolescentes de la Federación Española de Psicoterapeutas y coautor del libro La clínica psicoanalítica con niños.


 Cómo conocí a Freud En 2009 yo vivía en Barcelona. Conversando con una editora amiga, también argentina que aún vive en Barcelona, le comenté que estaba buscando un buen psicólogo. Al día siguiente mi amiga me envió un correo electrónico con las señas de su psicólogo, de cuyas virtudes me había hablado el día anterior. El correo apenas mencionaba un teléfono y un nombre por demás llamativo: «Joseph Knobel Freud». Mi primer atisbo fue pensar que se trataba de una broma, pero conocía a mi amiga y sabía que no era capaz de bromear con algo así. Decidí llamarla para salir de dudas: —Ana, soy Julián. ¿Cómo estás? —Hola, muy bien ¿y vos? —Yo, intrigado. Me mandaste los datos de tu psicólogo y no entiendo… —¿Qué cosa no entendés? —El nombre del tipo. Tiene un nombre rarísimo, pero un apellido… —¿Qué pasa con el apellido? —¡Que es «Freud»! —Sí, Freud. —¿Como Freud? Quiero decir, ¿se escribe igual que Sigmund Freud? —Sí, claro, tal como te lo escribí. —Pero qué… ¿es para darse aires de importancia, no entiendo? —No, el hombre es familiar de Freud, del famoso Freud. —¿Familiar del Freud del Psicoanálisis? —Sí, de Sigmund… —¡No te puedo creer! —Es algo así como sobrino-nieto. —¡Además es psicólogo! —No. Es psicoanalista, que no es lo mismo. Tres años después de conocerlo y hacer terapia con él, tuve la oportunidad de entrevistarlo en Buenos Aires. Fue el 23 de agosto de 2012 en Buenos Aires, (Argentina), en una distendida y fascinante charla de café de una dos horas en la que viajamos en el tiempo para reconstruir la historia de su antepasado Sigmund y la de la familia Freud. Debido a la extensión de la entrevista, será publicada en dos artículos independientes. A continuación el primero de ellos.


Entrevista (primera parte)

 ¿Cómo era la familia de Sigmund Freud? De la familia Freud el único que estudió fue Sigmund, las hermanas estudiaron el secundario pero después, como eran mujeres, tampoco hicieron la universidad y todos los primos –que eran primos hermanos pero vivían todos juntos, funcionaban como hermanos– en la infancia vivieron las dos familias juntas, el padre de Sigmund y su hermano. Vivían juntos porque su papá era rabino y en esa época se estilaba. Tenían una casa muy grande en Příbor.1 Allí vivían muchos de los hermanos Freud, los hermanos de mi abuelo por ejemplo, no tenían estudios. Mi abuelo no tenía estudios hasta que llegó a Argentina ya muy grande –muy grande quiero decir ya con 13 años–, porque además tenían que trabajar en el campo. Tenían que cultivar las patatas, aparte los chicos a los 7 u 8 años ya tenían que ir a cuidar el campo. ¿El hecho de que Sigmund haya accedido a estudiar en la universidad le confería un estatus diferente? Sí, Freud era el niño mimado de su mamá. Era mucho más grande que sus hermanos, aunque en rigor de verdad no eran exactamente sus hermanos sino primos hermanos, pero fueron criados todos juntos si bien había una diferencia de edad muy grande entre Sigmund y los demás. Mi abuelo recordaba cuando él tenía ocho años jugando con su primo hermano Sigmund, pero lo veía como a un ídolo, como un chico de ocho años juega a la pelota con su primo de veinte. Lo veía como un héroe. Aparte porque a él sí lo habían mandado a estudiar, él estudió Medicina, los demás no. ¿El hecho de que Sigmund haya podido estudiar, tiene que ver con el hecho de que haya sido varón? Sí. Tiene que ver con el hecho de ser varón, pero además tiene que ver con toda una historia. Cuando él era chiquito, Sigmund tenía un hermanito que se llamaba Julius que murió a los tres años. Creo recordar que cuando murió Julius –en aquella época morían los niños por cualquier cosa– entonces la madre, en lugar de deprimirse y desinteresarse por todo, se volcó en su otro hijo varón. Incluso algunos psicoanalistas o historiadores del psiconálisis dicen que todo esto que luego Freud desarrolló sobre el «Complejo de Edipo» tenía mucho que ver con su propia historia porque evidentemente su mamá por lo menos se había volcado extraordinariamente hacia él, por la cuestión de haber perdido un hijo varón que se llevaba muy poquito tiempo con el siguiente. Entonces ella se volcó a un hijo. Y volcarse a un hijo significaba darle estudios para que a los 13 años –que es cuando para los judíos es la mayoría de edad– empiecen a formarse en el mundo de la cultura. Se estudiaba filosofía, se estudiaban La


Biblia, El Talmud, todos eran cabalistas, sabían perfectamente la qabbalah2 y cosas muy interesantes que todavía hoy siguen estudiándose, incluso la relación entre psicología y cábala. Cosa muy interesante pero que no se trató mucho. ¿O sea que el hecho de la muerte del hermano de Freud resultaría capital en la vida de Freud y en la historia del Psicoanálisis? Exacto. Los historiadores del psicoanálisis lo colocan en ese lugar fundamental. Freud lo menciona en un libro que se llama Mi autoanálisis, porque descubre que el haber tenido a la madre tan encima claro que produjo cierta neurosis en él, y Freud no lo ocultaba. ¿Cómo era la sociedad de la que surgió Freud? Los judíos –en la Viena de fin del siglo XIX– si bien habían hecho grandes aportaciones a la cultura eran mal vistos, porque la Viena de fin del siglo XIX también era muy antisemita. Los cristianos, los que no eran judíos, envidiaban mucho, envidiaban sobre todo el nivel cultural de determinados judíos. Que estaban empezando a florecer… en un mundo cultural impresionante, Kafka, Einstein, todo esto no se lo toleraban muy bien. ¿Quienes destacan? Me parece que habla de la envidia y del racismo, ahora colocado en un lugar que podría ser otro pueblo (los turcos en Alemania, los bolivianos en Argentina), pero aplicado a una religión. Entonces todo esto habla de no poder integrar lo diferente y sobre todo habla de un sentimiento desgraciadamente muy humano que es la envidia. Envidio lo que tiene el otro y lo quiero destruir. Como no lo puedo tolerar, en lugar de poder convivir con él. No toleran esa herida narcisista que les produce que el otro tiene más, es más alto, más inteligente, más culto que nosotros. En la época de Freud ocurrió mucho eso. Había una persecución contra los judíos cuando ya los nazis tomaron Austria. Freud no se quería mudar de Viena, él quería morir en Viena. Ya era muy viejo, tenía hacía muchos años cáncer de garganta, tuvo catorce operaciones de laringe. Pasó del puro a la pipa por recomendación del médico, pero en ningún momento dejó de fumar. Después se descubrió que el tabaco, la nicotina, es una sustancia adictiva. Freud era bastante adicto, en un principio era cocainómano, y lo pudo dejar. Después, en los últimos momentos de su vida se hizo adicto a la morfina. Se supone que le pidió al doctor Max Shur, que era su médico, que si llegaba a sufrir mucho mucho, se «pasara» con la dosis. Y así fue como murió. No es que lo crea yo, está en un libro escrito por el doctor Shur, en el que dice que llegado el momento «se pasó» con la dosis a pedido del mismo Freud, ya cuando Freud tenía 83 años. Era una persona muy sana, a pesar de haber fumado, si bien nunca bebió. ¿Cuál fue la actitud de Sigmund frente al avance nazi sobre Viena? Mi abuelo Samuel se enfadó con Sigmund cuando empezaba la Segunda Guerra Mundial, mi abuelo ya estaba aquí en Argentina. Su primo hermano estaba en Viena y él quería salvarlo y consideraba que Sigmund tenía mucho poder y podía salvarlo. Pero no era tan así, no tenía tantas influencias. Tenía un buen contacto que era la princesa Marie Bonaparte que fue la que lo sacó de Viena, la que puso el dinero para sacarlo de Austria. Tenía valija diplomática porque era princesa. Era un pacto que habían hecho con el Gobierno francés porque era


descendiente directa de Napoleón Bonaparte y fue una de las primeras psicoanalistas mujeres. Era princesa de Francia y tenía derechos especiales, y consiguió que el tren de Freud atravesara Francia sin que nadie lo detuviera. El tren hizo Viena-París y París-Londres. Freud en el tren se llevó todo su consultorio, no dejó ni una estatuilla, era una de las exigencias que tuvo: o se llevaba todo o no se iba. ¡Todo, todo! Por eso en Londres es más interesante el museo de Freud que en Viena, porque los objetos que él tenía están en Londres porque él se los llevó. En viena solo hay fotos. ¿Qué hay de cierto en la versión que afirma que finalmente las cinco hermanas de Sigmund murieron en Auschwitz? Es verídico. Samuel, mi abuelo, le escribió a Sigmund desde Buenos Aires, pidiéndole que por favor haga algo por sus primos (en ese momento Freud aún estaba en Viena, a punto de irse hacia Londres). Sigmund le respondió que él no podía hacer nada ni siquiera por sus propias hermanas, y de hecho finalmente sus cinco hermanas murieron en Auschwitz. Entonces Samuel no terminó de creerle, y le preguntó cómo era posible que una persona tan famosa que ha llegado tan lejos no pudiese hacer nada. Samuel pensaba que Sigmund realmente no tenía voluntad de ayudarlos. Por eso durante años Samuel permaneció muy enfadado con Sigmund y con todo lo que tenga que ver con el psicoanálisis. Y algo de eso quedó en la familia, por ejemplo Héctor Freud, el arquitecto que vive en Buenos Aires, no está muy entusiasmado con el hecho de ser pariente de Sigmund. Le da exactamente igual, incluso a veces le molesta, porque se parece físicamente… Paseando por Israel alguien lo ha parado y le ha preguntado: «¿Usted es pariente de Freud?». Es muy parecido. Y le sucedió dos veces, una en Nueva York y la otra en Tel Aviv. Es muy probable que Samuel, su padre, le haya transmitido la idea de que Sigmund al final era un hijo de puta, no se ocupó de la familia, se interesaba por él y solamente él… A lo mejor algo de cierto tiene, si pudo salvar hasta la última estatuilla de su casa vienesa pero no a ninguno de sus hermanos… Habría que plantearse que haría uno en su lugar… Yo tengo cuatro hermanos, si me ofrecen la posibilidad de salvar a mis hijos o a mis hermanos, ¿qué hago? No sé, es una situación extrema, espero que nunca me suceda. Freud eligió salvar a sus hijos. >>> Referencias 1

Příbor: pequeña ciudad del antiguo Imperio Austro-Húngaro (actualmente República Checa), en donde en 1856 nació Sigmund Freud. 2

Qabbalah o cábala (del hebreo ‫ה‬‎‫הָל‬‎,‫הָָב‬‎,‫ַק‬, «recibir») es una disciplina y escuela de pensamiento esotérico relacionada con el judaísmo.


«Mi antepasado, Sigmund Freud»