Issuu on Google+

CARROZAS EN LAS FERIAS DE BUCARAMANGA

En el transcurrir de los años, es tradición en las ferias de la ciudad bonita, mostrar e innovar con sus carrosas, un evento importante en la monumental feria. Como es de costumbre, se puede apreciar una variedad de colores, de alegría, danza y de mucha música y algarabía. Este año Bucaramanga logro resaltar y cautivar a sus habitantes con algo nuevo, ya que algunas carrozas venían de otros departamentos colombianos, por ejemplo: algunas carrosas eran del glorioso Carnaval de Barranquilla. Este hecho fue de mucha atención ya que en Bucaramanga pocas veces se aprecia trabajos de otros lugares. También se pudo apreciar un poco del territorio paisa, con sus hermosos arreglos de flores, los famosos silleteros. Que por supuesto todos los bumangueses deseaban tener una foto cerca a este hermoso arreglo florar. Hay que mencionar que cada vez que pasaba un silletero, la población hacia una ovación, vinculado con muchos aplausos y sobretodo transmitiendo un gran apoyo a aquellas personas que cargaban estos enormes arreglos.


La carrera 27, desde el Parque de ‘Los Niños’ hasta ‘La Puerta del Sol’, era un río humano, con caras alegres y agradecidas con el Alcalde. “Que viva Lucho”. “Lucho, qué verraquera de feria”. “Lucho, lo felicitamos”. “Lucho déjeme saludarlo”, “Lucho, Glenys, que bonita feria”, “Lucho, venga y me acepta una cervecita”, “Lucho…” gritaban unos y otros ciudadanos, sin distingo. Porque sin lugar a dudas todos aman hoy a su alcalde. Él empeñó su palabra y una vez más, como ya se está haciendo costumbre, la honró con creces y mucha alegría familiar.


Es innegable, Luis Francisco Bohórquez hizo una Feria inclusiva, democrática y en paz. Y a decir de muchos ciudadanos, tal vez todos, así el egoísmo a algunos no se lo permita, el Mandatario Local sacó con esfuerzo la mejor feria de todos los tiempos en la Ciudad Bonita. Y eso que como él mismo lo reconoce, “hay muchas cosas por mejorar y cada año la haremos mejor”. Los coros de agradecimiento y las invitaciones al Alcalde a posar cada dos o tres metros, se hicieron reiterativas a lo largo de la carrera 27, mientras duró el trayecto hasta la tarima que lo esperaba más adelante, en el Parque ‘Turbay’. Algo llamativo de estas carrozas, fue la incitación e invitación a los demás pueblos y ciudades aledañas a Bucaramanga a que presenciaran esta gran Feria de Bucaramanga ya que contamos con una de las ciudades más llamativas de nuestro país, Colombia. Para concluir, se agradece al alcalde de Bucaramanga Luis Francisco Bohórquez ya que se sintió y de hecho se pudo presenciar en el evento de las carrozas, caminado tranquilamente por sus calles y también un agradecimiento a la Policía Nacional por su empeño en controlar las ferias de tan excelente manera ya que en esta ocasión el cordón de seguridad fue muy organizado y protegido.


Carroza