Issuu on Google+

LA TEORÍA DE LAS FORMAS DE GOBIERNO DE NORBERTO BOBBIO

POR: JULIANA MARGARITA CAMARGO VILLAMIZAR DÉCIMO A FELIPE ARROYAVE ESCOBAR DÉCIMO B

ASIGNATURA:

CIENCIAS POLÍTICAS Y ECÓNOMICAS

PROFESOR: EDWIN FABIÁN BUSTAMANTE

FECHA DE ENTREGA: SEMPTIEMBRE 13

COLEGIO SAN JOSÉ DE LA SALLE MEDELLÍN

2013


LA TEORÍA DE LAS FORMAS DE GOBIERNO DE NORBERTO BOBBIO

Bobbio nos abre al entendimiento diversas formas de pensar en lo que a lo político se respecta, nos regala de manera fácil y entendible, las píldoras del pasado que constituyen el presente y que sin lugar a duda influirán en el futuro, el gobierno es, entonces, un concepto amplio que cada uno puede interpretar de manera diferente, pero influirá entonces en la construcción del pensamiento de cada uno la teoría que grandes pensadores nos dejaron, a partir del ensayo de Bobbio nos podemos volver más críticos en cuanto a nuestro ser social y político, y la representación que cada uno de nosotros tenemos en ese juego de poder, además podemos ver el contraste entre una utopía teórica y la práctica, como influye el pensamiento del ser humano en el gobierno, como este puede con sus acciones deshacer todo aquello que está escrito y logra proponer otro orden del poder, que es el concepto principal de la política y como desde esto nacen aún más teorías. Comenzaremos, como no lo propone el documento, con Platón, que sin lugar a duda, es el autor más utópico de los tratados, este describe una “republica ideal”, cuyo fin principal es la justicia que logra la “composición armónica y ordenada de tres clases de hombres: los gobernantes-filósofos, los guerreros y los que se dedican a los trabajos productivos”, a su vez cada gobierno esta descrito por un hombre y cada hombre es un dirigente, que por lógica, forma su propio gobierno con su respectivo pensamiento o “vicio”, los vicios crean diferentes formas de gobierno o constituciones corruptas como lo son: la timocracia, oligarquía, tiranía y democracia, además aunque en un principio no fueron mencionadas la monarquía y la aristocracia, cada una de estas responde a un “vicio” de la persona distinto, se continua la discusión y se llega a la conclusión de que la democracia es “la peor de las buenas, pero la mejor de las malas” siendo entonces un punto de equilibrio en cuanto a las formas de gobernar, además se agrega que las mejores son aquellas que no se fundamentan en la violencia. Ahora, trataremos el punto de vista de otro gran pensador, Aristóteles, donde se desprende otro gran término que sería la politeia, cuya traducción seria constitución, este sería la forma como se le denominaba a las formas de gobierno, para Aristóteles se refiere al orden de las magistraturas, donde se debe consensar ¿quién gobierna? Y ¿Quiénes son gobernados?, de esta forma, si uno es el que gobierna y muchos son los gobernados, es monarquía, si el poder se lo distribuyen pocos es aristocracia, pero si son muchos los que gobiernan es politia, estas


según lo aristotélico son las formas buenas de gobierno y las malas serian la oligarquía, la democracia y la tiranía, en este caso, al contrario de Platón, no se determinan por el uso de la fuerza, sino por el interés sea individual, que serían los modelos malos de gobierno o común, que sería representada por las buenas formas de gobierno, Aristóteles para organizar la estructura gubernamental divide a la sociedad en quienes son muy ricos, los que son muy pobres y aquellos que se encuentran en un término intermedio en esta clasificación, el éxito de las formas dependerá entonces depende en como logren integrarse de la mejor manera las clases sociales. Por otro lado, se trata a Polibio, un historiador griego deportado a Roma, quien hace una exposición detallada de la constitución romana, con lo que elabora un tratado de derecho público en el que describe las distintas magistraturas, los cónsules, el senado, los tribunos, la organización militar, entre otros. Polibio a diferencia de platón y Aristóteles, le da una connotación positiva a la democracia, pero es relacionado con Aristóteles, al proponer un consenso entre el bien público y el bien privado, a su vez piensa en los problemas de inseguridad, que tilda de formas de estancar la constitución hacia su búsqueda de la igualdad, hacia un equilibrio de poderes, que es lo que se busca en la modernidad, lo que hace a este autor supremamente importante. Y por último, se hace referencia a la Edad Media, en donde no se distingue el estado de la Iglesia, y esta forma de gobierno, no se basa en la promoción del bien sino en mantener alejadas las pasiones del hombre, todo está basado en la perversión y el temor, donde se crea un imaginario que, lógicamente, hace subir al poder a la iglesia, que es el organismo que lucha contra los pecados y está cerca de la gracia de Dios lo que la hace una institución “moral”, en este periodo de tiempo no hay distinción entre las formas de gobierno, pues no había, todo se basaba como ya se dijo en el terror, lo importante de esta época es que deja ver como actual el poder, promoviendo imaginarios que a su vez creen necesidades y así una institución o persona se facilite su subida al poder. Tras hacer un recorrido histórico hasta mediados de la edad media, se concluye que las relaciones de poder parten de imaginarios creadores de necesidades sociales, esto no es más que un juego de manipulación, y que hay diferentes formas de manipular al pueblo, donde se dividen en formas buenas y malas, sin embargo, siempre va a ser mejor, desde lo teórico, cuando el bien común prima sobre el bienestar individual.


Trabajo de ciencias politicas