Page 1


Jipirapafapa


Jipirapafapa Julia del Prado Morales


JIPIRAPAFAPA Primera edición: 2011 © Julia del Prado Morales juliadelprado@gmail.com Hecho el Depósito Legal: Número de depósito legal: 2011-09451 Ley 26905 - Biblioteca Nacional del Perú

Safe Creative: Jipirapafapa, Código: 1107269746379 26jul.2011 3:13 UTC Edición y diseño: Julia del Prado Morales Erick Alder Gutiérrez Maldonado Ilustraciones internas y de carátula: Ever Arrascue Revisión y corrección: Mario Ferrari Compaginación de textos: Erick Alder Gutiérrez Maldonado


CONTENIDO

Datos biográficos . . . . . . . . . . . . . 6 I

Jipirapafa . . . . . . . . . . . . . . . . 8

II País Puramiel . . . . . . . . . . . . . 14 III Zimpa, el duende .. . . . . . . . . 28 IV Bruma e Irupe . . . .. . . . . . . . . 34


Julia del Prado Morales Bibliotecaria, periodista, escritora. Autora de Estampas y leyendas de Huacho y del Norte Chico. Huacho: 1999; En toda el alma hay una sola fiesta.; libro de poemas. Huacho: 2000 Encuentro con Huacho y allende los mares. Lima: Biblioteca Nacional del Perú, primera edición agotada. Cabriolas (historias en verso para niños). Lima: Editorial San Marcos, 2004. La Tortuga Alicia (libro para niños) Lima: 2007. Tendido de sol maduro.: libro de poemas Lima: 2009 Promotora cultural de la región Lima – Provincias y de la Provincia de Huaura, desde hace 30 años. Pertenece a la Comisión de Escritoras del PEN Club Peruano, que preside la destacada escritora peruana Marita Troiano. En Medellín, Colombia, se especializó en Bibliotecas Escolares y Literatura Infantil en la Universidad Nacional de Antioquia, becada por la Organización de Estados Americanos. Recorre continuamente América y nuestro país, alimentándose de su naturaleza y realidad. Próximo libro a editarse de haiku: Círculo de sueños. En preparación un libro de cuentos. Participa la escritora en algunos foros literarios por Internet. Varios de sus escritos han sido traducidos al catalán por el escritor, lingüista valenciano Pere Bessó y al alemán por Wolfrang Ratz para su revista Barca de Papel, al inglés y al portugués. Su trayectoria cultural es reconocida a nivel nacional e internacional. Videos de sus escritos figuran en www.youtube.com, los que alcanzan alto número de visitas. Publicada en revistas virtuales como: Isla Negra de Gabriel Impaglione, Estrellas y Latidos de Catalina Zentner, Voces de hoy de Pedro Pablo Perez Santisteban, Con voz propia de Analía Pascaner, Mis poetas contemporáneos de Gustavo Tisocco, Letralia de Jorge Gómez Jiménez, Gaceta Virtual de Norma Segades y Sentido figurado, entre otros. Colaboradora con artículos en la revista cultural de Lima: Voces, dirigida por la destacada intelectual Amalia Cornejo. Sus dos libros para niños están recomendados dentro del Plan Lector de nuestro país. Blogs literarios de Julia del Prado en blogger: http://Juliesusfotosyescritos.blogspot.com http://eltuturutudejulie.blogspot.com http://losamigosdejulie.blogspot.com http://vienenpajaritasdepapel.blogspot.com (Haiku y Breves) y un blog de fotografía aficionada y videos del Perú: http://elblogderegina2.blogspot.com. (Rastros y Fotos)


A Lolita de todas las sangres


Jipirapafapa

H

oy se subi贸 a mi almohada una jirafa. Le cont茅 la historia de la leche asada. Ella aplaudi贸 la historia,


y juntas y alegres nos pusimos a saltar en la cama. Lo hicimos varios días no tan seguidos, pero la última vez rompió el techo con su cabezota. Se quedó, si vieran ustedes, con una cara de anonadada mientras miraba al cielo. El techo hizo: plum plum. Vino mi amiga Soledad, que ante esta calamidad me dijo: –Yo repararé el techo y no despidas a tu jirafa, es nuestra amiga.


La jirafa, repuesta ya del susto, recordaba –otra vez– la historia de la leche asada. Le puse una fuentaza en el patio de mi casa. Si vieran su cara de placer mientras comía. Me preguntaba si de tanto comer este postre, no se enfermaría del estómago. Eso sí les digo, ella no estaba asada. Sonreía y enseñaba sus dientotes, hasta que finalmente cayó al suelo con un intenso


dolor de barriga. Fui a la farmacia con una receta del veterinario y le traje calmantes. Ahora est谩 tirada en el jard铆n, toma el tibio sol de las cinco de la tarde. C贸mo se divirti贸 esta jirafa con la leche asada y su historia; historia de la leche asada parecida a la historia de Sherezade.


País “Pura miel”

S

erafina la pata, era glotonaza, pero de los huevos de otras patas, sus paisanas del país “Puramiel”, donde cómodamente viven patos, patos y patos. Tienen una laguna rodeada de árboles y juncos, en ella hacen acrobacias y meten sus picos para comer pececillos. Ahí abundan granos y semillas, que es su exquisito alimento.


Serafina es terrible, no puede con su obsesión de acercarse con sigilo a los nidos de otras patas y cuando no la observan o ellas abandonan el nido, ¡zas!, se traga el huevo preciado. Es hermosa también, quizás la más hermosa de todas las patas de este país. Su buche adquiere un color amarillo pura yema, justo cuando acomete su juego patuno.


Ella nunca ha colocado un huevo y ya tiene cuatro años. Es, digamos, una joven alegre, juguetona, despreocupada. Como es natural, se acerca a la laguna para nadar y lavar su pechuga que está sucia y pegajosa. Sus paisanas no la quieren; pero a ella le da lo mismo. Un día, al quinto año del nacimiento de Serafina, apodada también “Purísima Buche”, se le acerca un pato de pico y cola negros, pies bien anaranjados y de ojos cautivadores, color caramelo rojizo,


llamado Hubás, que enamorado va detrás, detrás. No la deja. Persiste. Cuando se va a la laguna, él se tira y hace muchas gracias, mete y saca su cabecita, se zambulle y hasta juega con una pelota.


Ella lo mira. Serafina abandona la laguna para ir tras los nidos de sus compañeras y él con su voz persuasiva la acompaña, diciéndole: –No lo hagas ya, deja nacer a los patitos, no seas mala. A Serafina le empieza a gustar Hubás, le atrae su mirada, sus ojos y esos pies palmeados tan bien torneados, su andar pausado y seductor.


Este encantamiento la cura de la costumbre de comerse los huevitos. Luego, un día de marzo construyen su nido cerca de los juncales, y después de 28 días nacen cinco patitos, uno de ellos es “Feo”. A todos, doña “Purísima Buche” los cuida con su abrigo y Hubás también los envuelve con sus grandes alas, hasta que por sí solos, ya cubiertos de plumas, emprenden una nueva historia.


“Feo” es el último en abandonar la tutela paterna y materna porque fue el más protegido. Hoy algunos andan en el país “Pura miel”, gozan de su dicha lejos de los cazadores. “Feo” ha emigrado a una albufera donde abunda la magia.


Zimpa, el duende

S

e bailaba una rumba dorada alrededor de la laguna de los milagros.


La animaba con gracia y elocuencia Zimpa, el duende.


Justo en ese momento asoman en su espejo de agua tres hojillas blancas que al compás de la música se convierten en tres gráciles danzarinas.


Luego aparece en el ďŹ rmamento Anita, el hada madrina, y con su varita mĂĄgica las convierte en tres cisnes que desde entonces hacen la delicia de los visitantes.


Bruma e Irupe

D

e tarde es y Verana, la potranca canela, está echada en la pradera. Descansa después de haber dado un largo paseo con Joaquín, su amo, y su novio Arete, el bello caballo negro. Arete la contempla y Joaquín le soba su pancita para que haga su siesta. Ella se adormece primero, y luego se queda dormida. Arete se le acerca, baja sus patas y le roza con el hocico para cantarle una canción de amor.


Verana sueña con unos potrillos, que la acompañarán en otros paseos por esa pradera verde y rica, que comerán juntos el heno, y a quienes ella con Arete les enseñarán a jugar. Joaquín, su joven amo, no se queda atrás: les inventará cuentos para sus hijitos. Así Verana sueña y sueña. Después de esos sueños adorables se despierta, estira sus patas, abre sus ojos, ve a su amo que la cuida y a su querido Arete.


Se levanta, Joaquín se sube en el lomo de Arete y con una soga jala a Verana. Los tres, antes de irse a casa, van donde el buen doctor. Joaquín quiere una opinión sobre Verana, le preocupa que haya dormido tanto. Ya están en el consultorio, el buen doctor revisa a Verana, le hace unos exámenes de sangre. Aparentemente todo está bien.


Se van a su casa, a la caballeriza. Al otro día el buen doctor visita a Joaquín y le da la noticia: –Verana espera a sus potrillos. Arete muestra una sonrisa parecida a la de Mister Ed, aquel caballo artista que actuó hace buen tiempo en una serie televisiva. Joaquín está contento, acaricia a la potranca.


A Verana se le engríe con vitaminas, calor humano y equino. Joaquín y Arete, son dos seres unidos para su mayor cuidado. Once meses después, están con ellos Bruma e Irupe, una potrilla y un potrillo, sanitos, la pradera brilla en nuevo firmamento, la caballeriza luce heno en cunitas.


Jipirapafapa  

Cuatro cuentos para niños desde los 5 años.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you