Issuu on Google+

PRACTICA DE PRESIÓN ARTERIAL

MEDICIÓN DE LA PRESIÓN ARTERIAL MÉTODOS INDIRECTOS EXPERIMENTO VARIACIONES FISIOLÓGICAS NORMALES DE LA PRESIÓN ARTTERIAL 1.- POSICIÓN. Al pasar al sujeto de la posición de decúbito dorsal a la sedente, se produce una reducción de la presión sistólica y un aumento de la diastólica con disminución en la presión diferencial, fenómeno generalmente transitorio 2.- SUEÑO. Durante el sueño la presión arterial disminuye 200 mmHg o más, alcanzando los valores mínimos en la madrugada. 3.- REPOSO. El reposo durante 20 a 30 minutos, aún estando despierto y especialmente si en su transcurso se han hecho varias determinaciones tensionales, permite recoger valores que pueden considerarse como basales, particularmente si se obtienen en un ambiente tranquilo y cuatro o más horas después de la última variables de tiempo. UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE AMOZOC. DATOS GENERALES DEL PROCESO DE EVALUACIÓN Asignatura: Fisiología Humana Fecha: Nombre del Profesor: MD Giovani Solis Salvador Periodo cuatrimestral: Tercero 4.- EJERCICIO FÍSICO, COMER. Producen significativos aumentos en las presiones sistólica y diastólica, que duran periodos variables de tiempo. 5.- VARIACIONES DIURNAS. Se manifiestan por un aumento progresivo de la presión arterial, que puede llegar a 15 ó 20 mmHg al final de la tarde 6.- TEMPERATURA AMBIENTAL. Si aumenta dentro de ciertos límites, tiende a disminuir el valor de la presión arterial. 7.- PESO CORPORAL. Las personas con sobrepeso u obesidad tienden a elevar la presión arterial. 8.- SEXO. Las mujeres por debajo de los 45 años de edad suelen tener como promedio una presión más baja que los hombres de la misma edad, mientras que las mujeres mayores de 45 años se observa una tendencia al aumento de la presión respecto a los hombres de la misma edad. Pasados los 45 años, la presión arterial tiende a aumentar en ambos sexos, especialmente la sistólica, aún cuando la diastólica no está exenta de un discreto aumento.


9.- RAZA. Mientras en Norteamérica y en los países más desarrollados de Europa Occidental, se observan en la población normal cifras más altas de presión arterial, éstas son más bajas en los australianos, hindúes, árabes, africanos occidentales, filipinos, chinos y portorriqueños. 10.- EMOCIONES. Los factores emocionales, igual que algunas drogas estimulantes o depresoras, modifican la excitabilidad del hipotálamo, y si bien éste no controla los reflejos presorreceptores, determina sin embargo el umbral de los mismos. 11.- MEDICIONES REITERADAS. Cuando en una misma persona se hacen mediciones sucesivas una tras otra (más de tres) en una sola sesión, puede ocurrir un aumento impredecible aunque transitorio de las cifras tensionales. Sin embargo, es un dato que debe tenerse en cuenta para normar el criterio y decidir si las cifras tensionales en un caso dado son confiables o no. MÉTODOS INDIRECTOS PARA MEDIR LA PRESIÓN ARTERIAL Actualmente se emplean dos métodos indirectos para medir la presión arterial en una persona. Ninguno de ellos causa lesión o molestia a la persona explorada. Estos métodos son: MÉTODO PALPATORIO (Riva - Rocci) METODO AUSCULTARIO (Korotkow) Estos métodos son también designados como esfigmomanométricos (sfigmos = pulso), porque se emplean para determinar la presión del pulso. Sin embargo, esta denominación también se puede explicar al método directo, pues con éste se puede medir igualmente la presión del pulso. El aparato que se utiliza en los dos métodos indirectos se llama ESFIGMOMANÓMETRO. Algunas personas le designan como BAUMANÓMETRO, sin embargo, este nombre derivó de la marca de la Casa Bauman, alemana, que introdujo a nuestro país el esfigmomanómetro mercurial. Está constituido esencialmente por una bolsa inflable de hule llamado manguito o bolsa neumática, que se encuentra dentro de otra bolsa hecha de tela inextensible y denominada brazalete. El manguito está provisto de dos conexiones tubulares de hule de pared rígida, una de ellas se conecta a un manómetro graduado en mmHg y la otra se encuentra unida a una pera de hule que sirve para insuflar el manguito, a fin de elevar la presión en su interior. La pena está prevista de una válvula que permite dejar salir el aire del manguito a voluntad. La medición de la presión arterial se basa en el principio general de equilibrar desde afuera, con una presión conocida, la presión sanguínea arterial a través de la piel y demás partes blandas que cubren la arteria explorada. La presión externa se ejerce al inflar el manguito que está dentro del brazalete, después de ajustar este último alrededor del brazo. En cuanto a exactitud, son más seguros los manómetros de columna de mercurio, los aneroides, con carátula tipo reloj, debe ser frecuentemente recalibrados. Los efigmomanómetros electrónicos obligan a seguir fielmente las instrucciones del fabricante, de modo que se salen de los métodos que describiremos, y tienen la desventaja de estar sujetos a falla de cualquiera de sus partes. Por lo demás, dan un toque de modernismo a quien los usa, si bien su costo es un poco elevado.


PROCEDIMIENTO PREVIO Antes de proceder a medir la presión arterial por cualquiera de los métodos indirectos que describiremos, deben atenderse las siguientes recomendaciones: El sujeto deberá estar acostado o cómodamente sentado y de preferencia en ayunas. Si está sentado, apoyará su brazo sobre la mesa. En caso necesario, esperar a que se recupere de cualquier ejercicio o intranquilidad reciente. b) Ajuste el brazalete alrededor del brazo del sujeto y conecte el manguito neumático al manómetro. El borde inferior del brazalete debe quedar aproximadamente a 3 cm por arriba del pliegue de flexión del codo. Si el brazalete cubre la flexura del codo. LA TÉCNICA ES INCORRECTA. c) Si el sujeto está sentado, brazo y brazalete se situarán a nivel del corazón, elevando más o menos la extremidad mediante una almohadilla colocada debajo del codo. d) El codo se colocará en extensión total y la mano en supinación completa. a)

EXPERIMENTO Los alumnos trabajarán por parejas y efectuarán los siguientes pasos: Medirán la presión sistólica por el método palpatorio. Medirán las presiones sistólica y diastólica por el método auscultatorio. Determinarán la frecuencia cardiaca por auscultación sobre el área precordial. Medirán la presión arterial en tres tiempos: 1. Persona en reposo 2. Persona después de haber realizado ejercicio 3. Persona en reposo 10 minutos después de haber realizado la actividad física. e) Determinar de la presión arterial en reposo presión del pulso y presión arterial media. f) Los resultados se anotarán fielmente en la hoja destinada para el efecto, sin importar que haya diferencias en los valores encontrados. g) Los alumnos seguirán con fidelidad las indicaciones que se darán a continuación. a) b) c) d)

MÉTODO PALPATORIO (RIVA – ROCCI) Empleando por lo menos dos dedos palpe el pulso radial del sujeto en la canaladura del pulso, entre el tendón del palmar mayor y la apófisis estiloides del radio. Mientras sostiene la palpación infle el brazalete a una presión ligeramente superior a la que se hace desaparecer el pulso radial de la pera de hule. Lea la presión que marca el manómetro en el momento de reaparecer el pulso. La cifra de presión leída de esta manera se considera como PRESIÓN SISTÓLICA. Repita el procedimiento y obtenga el promedio de las dos lecturas de presión. Anote sus lecturas de presión en los resultados. MÉTODO AUSCULTATORIO (KOROTKOW) En este método además del esfigmomanómetro se requiere de un estetoscopio común. Después de atender a las 4 recomendaciones previas.


Introduzca en sus oídos las olivas del estetoscopio, en la forma que indicará su profesor de la asignatura. b) Coloque la campana del estetoscopio directamente sobre la piel en el sitio en que se palpó el pulso de la arteria humeral a nivel del pliegue del codo, pero fuera del brazalete, sosteniéndola con los dedos. NO LA INTRODUZCA DEBAJO DEL BRAZALETE. Como comprobará, ahora no se escuchan ruidos arteriales porque no se ha inflado el manguito. El flujo sanguíneo, de tipo laminar en la arteria sin ocluir, es SILENCIOSO. c) Infle el manguito a una presión mayor que el valor sistólico encontrado con el método palpatorio, o el que corresponda a la edad del sujeto. En seguida, manteniendo el estetoscopio en el sitio referido, haga descender la presión en el manguito (2 a 3mmHg por segundo) abriendo la válvula de la pera de hule. d) Cuando la presión llega al valor de la sistólica la sangre comienza a fluir, violentamente por la arteria estrechada, produciéndose flujo turbulento debido a que se excede la velocidad crítica de la sangre. La turbulencia intermitente en la arteria humeral estrechada por el brazalete produce los fenómenos acústicos conocidos como RUIDOS DE KORTKOW. Es importante mencionar que estos ruidos NO SON LOS RUIDOS CARDIACOS. a)

En relación a los RUIDOS DE KOROTKOW se distinguen las siguientes fases: FASE 1.- Aparición súbita de ruidos claros de golpeteo (chasqueantes), aunque a menudo débiles. FASE 2.- Los ruidos adquieren característica de soplo FASE 3.- El carácter soplante se modifica poco, pero se vuelven más claros y más fuertes. FASE 4.- Súbitamente los ruidos se apagan, percibiéndose una brusca disminución de su intensidad. FASE 5.- Los ruidos desaparecen indicando que se ha restablecido el flujo laminar en la arteria, mismo que se refirió es SILENCIOSO. La presión que marca el manómetro en el momento en que aprece el primer ruido de Korotkow (fase 1), al ir descendiendo la presión en el manguito, corresponde al valor de la PRESIÓN SISTÓLICA. El apagamiento de los ruidos de Korotkow (fase 4) aparece cuando la presión es 7 a 10 mmHg superior a la presión diastólica intrarterial directa. LA FASE 4 ES CRITERIO PARA DETERMINAR EL VALOR DE LA PRESIÓN SISTÓLICA. La desaparición de los ruidos (fase 5) se produce en las proximidades de la presión diastólica intrarterial directa en personas adultas, con frecuencia cardiaca de reposo. Por lo tanto, LA FASE 5 ES OTRO CRITERIO PARA DETERMINAR EL VALOR DE LA PRESIÓN DIASTÓLICA. Cuando aumenta la velocidad de la sangre, como sucede durante el ejercicio, la presión diástolica desciende muy por debajo de la presión diastólica real, porque es mayor la posibilidad que la turbulencia arterial, y por lo tanto los ruidos de Korotkow, se prolonguen en el tiempo. En tales circunstancias, las fases 4 y 5 pueden hallarse separadas por 40 mmHg o más, de modo que la fase


4 está más próxima a la presión diastólica real. En los niños, en quienes a menudo está aumentada la velocidad de la sangre, la fase 4 es el criterio más confiable de presión diástolica. Un procedimiento sencillo para elegir el criterio de presión diastólica es el siguiente, si la cifra de presión diastólica, se encontrará muy por debajo de lo usual, se tomará como criterio la fase 4; en caso contrario, se tomará en cuenta la fase 5, como sucede la mayoría de las veces. Repita la medición de las presiones sistólica y diástolica y obtenga el promedio de los valores encontrados, calculando después de las presiones diferencial (pulso y media). Anote sus datos en los resultados. PRESIÓN ARTERIAL EN EL MUSLO Y EN BRAZOS OBESOS La presión arterial se puede medir por el método auscultatorio poniendo el brazalete alrededor del muslo y el estetoscopio a nivel de la región poplitea. Sin embargo, entre el brazalete y la arteria hay mayor cantidad de tejido adiposo que en el brazo, por lo que una parte de la presión en la bolsa neumática se ocupa en comprimir los tejidos. Por lo tanto, si en el muslo se usa el mismo brazalete que se emplea para el brazo, las presiones obtenidas resultarán falsamente altas. Lo mismo puede decirse de las presiones arteriales medidas en brazos de personas obesas, debido a que la capa de grasa absorbe parte de la presión del manguito. En ambos casos pueden obtenerse presiones exactas usando brazaletes más anchos. La determinación de la presión arterial en el muslo humano por el método auscultatorio usando un manguito hecho para el brazo, da valores incorrectamente altos, estos ha llevado el concepto equivocado de que la presión arterial en el muslo es superior a la del brazo. Las mediciones intrarterrialesdirectas simultáneas en las piernas femoral y humeral muestran curvas de presión semejantes. HENDIDURA AUSCULTATORIA Los ruidos de Korotkow pueden desaparecer durante una parte de la fase 2 reapareciendo durante las fases siguientes. La desaparición de los ruidos de Korotkow en un intervalo variable entre las presiones sistólica y diastólica, se denomina HENDIDURA AUSCULTATORIA (o de Irisawa). Este silencio puede abarcar un intervalo incluso de 400 mmHg y llevar a la subestimación de la presión sistólica si la presión del manguito se aumentó inicialmente hasta el nivel de desaparición de los ruidos; lo cual es otra manera de empezar la medición. En este caso, el error puede evitarse midiendo la presión sistólica por el método palpatorio. La congestión venosa que ocurre por descompresión lenta del manguito, o por inflaciones del mismo repetidas rápidamente una tras otra, aumenta la posibilidad de que se produzca la hendidura auscultatoria, o bien que efectúe una inspiración profunda y sostenida.


Practica de presión arterial