Page 1

¿Cómo presenta   NUESTRA  LEGISLACIÓN   el  ministerio  de  la   ADMINISTRACIÓN?  


El Capítulo  VII  de  la  segunda  parte   de  las  Cons>tuciones,  ar8culos   346  a  370,  nos  presenta  los   Principios  Generales  de   Administración,  las  funciones  de   las  Administradoras  y  la   Observancia  de  las  normas  civiles.  

-­‐1-­‐


El Directorio,  de  forma  paralela,   presenta,  en  el  Capítulo  VIII  de  la   Segunda  Parte,  las  normas   relacionadas  con  aspectos  más   prác>cos  de  la  administración.  

-­‐1-­‐


Hagamos, tanto  en  las   Cons>tuciones  como  en  el   Directorio,    una  lectura   comentada  de  estos  arKculos,   aprovechando  la  guía  que  nos   ofrece  el  ÍNDICE  TEMÁTICO.  

-­‐1-­‐


-­‐a-­‐


346. La  administración  económica   >ene  por  objeto  dar  cumplimiento   a  la  finalidad  que  1enen  los  bienes   en  la  Congregación,  de  acuerdo   con  las  normas  del  Derecho   Canónico  y  con  las  de  las  presentes   Cons>tuciones.  

-­‐a-­‐


347. Estos  FINES  son,  ante  todo:    Atender  a  las  cosas  necesarias   para  la  vida  de  las  hermanas,   a  la  misión  apostólica     y  al  deber  de  compar1r  con  los   pobres  (Cons'tuciones,  347)  

-­‐a-­‐


348. Todos  los  bienes  que  pertenecen  a   la  Congregación  y  que  por  tanto   conforman  su  patrimonio,  por  el  hecho   de  ser  ella  una  persona  jurídica  en  la   Iglesia,  son  eclesiás1cos,  noción  esta   que  debe  observarse  para  todos  los   efectos  civiles  y  canónicos.  

-­‐a-­‐


349. El  patrimonio  de  la  congregación  >ene  a   la  misma  como  su  >tular,  pero,  por  razón  de   la  finalidad  que  le  corresponde,  está   some'da  en  su  administración  a  la  Santa   Sede,  la  cual,  por  consiguiente,  es  la   encargada  de  autorizar  todos  los  actos  de   administración  extraordinaria,  cuando  la   cuanKa  de  éstos  rebasa  las  facultades  de  la   Superiora  General  Cfr.  Actas  del  XX  Capítulo   General  de  2008,  p.31).  

-­‐a-­‐


350. La  congregación,  las   Provincias,  las  Viceprovincias  y  las   Casas  pueden  adquirir,  poseer,   administrar  y  enajenar  bienes   temporales  para  alcanzar  los  fines   que  le  son  propios.(Cfr.  c.634,1).    

-­‐a-­‐


Hay una  excepción  que  trae  el   Directorio  en  el  Art.165:  “La   capacidad  de  enajenar  está   reservada  a  la  Congregación  y  a  las   Provincias  que  'enen  personería   jurídica.  

-­‐a-­‐


351. Cons>tuyen  también   DERECHO  PATRIMONIAL  de  la   Congregación  todas  las  rentas   provenientes  del  trabajo  de  las   hermanas,  así  como  lo  que  éstas   devenguen  por  concepto  de   pensiones,  subvenciones  o   seguros.  

-­‐a-­‐


353. Anualmente  la  Congregación   debe  ordenar  la  administración  de   los  bienes  temporales  mediante  el   presupuesto  de  ingresos  y  gastos,   aprobados  para  cada  vigencia  por   la  Superiora  General.  De  igual   manera  se  debe  llevar  en  forma   técnica  la  ejecución  mensual  de   dicho  presupuesto.  

-­‐a-­‐


354. Son  actos  de  la   ADMINISTRACIÓN  ORDINARIA   todos  aquellos  relacionados  con  la   ejecución  del  presupuesto   ordinario  para  cada  vigencia,   debidamente  aprobado  por  la   Superiora  General.  

-­‐a-­‐


355. Cons>tuyen,  por  sí  mismos,  actos  de  la   ADMINISTRACIÓN  EXTRAORDINARIA  todos   aquellos  no  contemplados  en  los   presupuestos  aprobados  por  la  Superiora   General  para  cada  vigencia  y  además,  por  su   propia  naturaleza,  los  que  alteren  el   patrimonio,  mediante  enajenaciones,   gravámenes  hipotecarios  de  bienes  dis>ntos   a  los  financiados  con  dicho  sistema  y  los  que   en  forma  específica  se  señalan  en  el   Directorio.  

-­‐a-­‐


357. Compete  a  la  Superiora   General    la  responsabilidad  del   manejo  de  los  bienes  temporales  de   la  Congregación.  

-­‐a-­‐


358. La   Ecónoma   General,   las   Ecónomas   Provinciales   y   Viceprovinciales   y   todas   las   religiosas  encargadas,  a  cualquier  nivel,de  la   administración  de  los  bienes  temporales  de  la   Congregación,  deben  hacerlo   •  con  solícita  diligencia  y  exac1tud,   •  atendiendo  al  bien  común  y   •  a  las  exigencias  de  la  jus1cia  y  de  la   caridad.  

-­‐a-­‐


359. Todas  las  religiosas   encargadas  del  manejo  de  bienes   temporales  de  la  Congregación   deben  rendir  cuenta  a  su  Superiora   inmediata  y  a  los  organismos   correspondientes,  señalados  para   tal  fin  en  el  Directorio.  

-­‐a-­‐


360. Para  efectos  de  la   administración  de  los  bienes   temporales  de  la  Congregación,   la  Superiora  General  estará   asesorada  por  una  Junta   Económica,  cuyos  miembros  y  sus   funciones  estarán  determinados  en   el  Directorio.  

-­‐a-­‐


-­‐b-­‐


BIEN COMÚN      “Todo  grupo  social  ha  de  tener  en   cuenta  las  necesidades  y  legí>mos   deseos  de  otros  grupos  y  de  las   personas,  es  decir,  el  interés  por  el   bien  común  de  toda  la  familia   humana”(G.S.,26).  

-­‐b-­‐


Las Cons>tuciones  nos  exhortan  a   buscar  siempre  el  bien  común;   este  llamado  se  hace         especialmente  a  las  Superioras   y  a  quienes  llevan  la   administración  de  los  bienes.   Const  235,  237.4,  240,243,253.4  y  358.    

-­‐b-­‐


… en  la  formación  de  las  Novicias   debe  enseñárseles  a  prac>car  las   virtudes  sociales  y   a  preferir  el  bien  común  al  suyo   propio  …   Cons>tuciones,  120.  

-­‐b-­‐


DEUDAS

El Directorio  nos  señala:   quién  debe  responder  por  las   deudas  contraídas   Arts.  272  a  274;  

-­‐b-­‐


DEUDAS ¿Qué  autorización  se  necesita     para  contraer  deudas  en  la   administración  extraordinaria?   Cons>tuciones,  Arts.  275  a  277  

-­‐b-­‐


DEUDAS ¿Qué  deben  tener  en  cuenta  las   Superioras  Mayores  para   autorizar  a  una   comunidad,cuando  quiere   contraer  deudas?   Cons>tuciones,  art.278.  

-­‐b-­‐


INVENTARIOS El  canon  1283  (que  nos  obliga,   porque  los  bienes  de  la   Congregación  son  bienes  de  la   Iglesia)  dice:  

-­‐b-­‐


Antes de  comenzar  a  ejercer  sus   funciones  los  administradores   deben:    

“1º. prometer  solemnemente,   mediante  juramento,   que  administrarán  bien  y   fielmente;    

-­‐b-­‐


2º. hágase  inventario  exacto  y   detallado,  suscrito  por  ellos,  de  los   bienes  inmuebles,  de  los  bienes   muebles,  tanto  preciosos  como   pertenecientes  de  algún  modo    al   patrimonio  cultural  y  de  cualquiera   otros  con  la  descripción  y  valor  de   los  mismos,  verificando  la  realidad    

-­‐b-­‐


3º. consérvese  un  ejemplar  en  el   archivo  de  la  administración   y  en  los  archivos  de  la  Curia  o   Provincia”.  

-­‐b-­‐


y EL  CANON  1285  pide   que  los  administradores  no  hagan   donaciones  de  bienes  muebles   que  pertenezcan  al  patrimonio   estable”.   El  Directorio,  en  el   arKculo  186  da   indicaciones  al  respecto.  

-­‐b-­‐


LÍMITES DE  GASTOS   Las  cuanKas  para  autorizar  gastos   extraordinarios  están  fijadas  en  las   Actas  del  XX  Capítulo  General  del  año   2008,  p.31.  Y  el  Directorio,  en  los  Arts.   276  y  277  traen  indicaciones   especiales.  

-­‐b-­‐


PRESUPUESTO   Las  Cons>tuciones  señalan    la   necesidad  de  ordenarla  administración   de  los  bienes  temporales,  mediante  el   presupuesto,  la  importancia  de  la   ejecución  presupuestal  y  los  actos  de  la   administración  ordinaria  y   extraordinaria   Arts.  353,  354  y  355  

-­‐b-­‐


PRESUPUESTO   y  el  Directorio  nos  dice:     •  quién  lo  debe  elaborar,         •  quién  lo  examina  y           •  quién  lo  aprueba     Arts.  294,  1  y  2;  291;     289,1  y  6;  286.2  y  3.  

-­‐b-­‐


RENDICIÓN DE  CUENTAS     “Todas  las  religiosas  encargadas  del   manejo  de  bienes  temporales  de  la   Congregación  deben  rendir  cuenta  a  su   superiora  inmediata  y  a  los   organismos  correspondientes,   señalados  para  tal  fin  en  el  Directorio”   Cons1t.  359.  

-­‐b-­‐


El Directorio  determina  las  funciones  de   cada  una  de  las  ecónomas,  así:   Ecónoma  General  -­‐-­‐-­‐-­‐à  Arts.  283,285  y  286.       Ecónoma  Provincial  -­‐-­‐-­‐-­‐à  Art.  289.       Ecónoma  Local  -­‐-­‐-­‐-­‐à  Art.  294  

-­‐b-­‐


Entre esas  obligaciones  se  destacan    lo  rela>vo  al  presupuesto,  al   inventario  y  a  la  rendición  de   cuentas.  

-­‐b-­‐


La responsabilidad  se  ex>ende  no   solamente  a  lo  que  hacemos,  sino  a   aquello  que  dejamos  de  hacer  por   falta  de  decisión  o  por  temor.   La  responsabilidad  va  unida   ín>mamente  a  la  verdad  y  a  la   jus>cia.  

-­‐b-­‐


La responsabilidad  en  el  manejo  de  los   bienes  materiales  de  la  Congregación  la   >ene,  en  primer  lugar,  la  SUPERIORA   GENERAL  (Const.  361),    luego  las   Superioras  Provinciales  (Art.  363)  y  las   Ecónomas  General  y  Provinciales.    

-­‐b-­‐


Además son  responsables  en  sus   respec>vas  Provincias  y  Casas,  las   Superioras  provinciales  y  locales  y   las  ecónomas  (Consdt,  363  y   directorio,  Arts.,  287,  290  y   siguientes).  

-­‐b-­‐

Cambio  

¿Cómo presenta nuestra legislación el ministerio de la ADMINISTRACIÓN?

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you