Page 7

En construcción

Mirando el entorno

permanente

Allá por diciembre de 2011 escribí un artículo que titulé Retrospectiva en permanente construcción, que no llegó a ver la luz. Se mantiene inédito. Es un cúmulo de reflexiones que han ido estancándose en esa carpetilla virtual de “mis documentos” que guardo en el ordenador. A medida que iba completando mi reflexión iban surgiendo novedades que justificaban ese remanso, que, hasta hoy, no cesa de acumular cieno que no consigo depurar. Persiste como poso. Al final, el artículo ha quedado como un bloc de notas que me sirve de referencia. Decantarlo sosegadamente como intento ahora, es la tarea que me ocupa. No es poco. Por eso empiezo de nuevo, a pesar de que lo que allí se dice sigue de actualidad: Alerta económica, “ajuste histórico”, transparencia… corrupción y, cómo no, las cajas. ¿Habrá ganado el sistema financiero con esas fusiones frías, costosísimas, o quienes las proyectaron en connivencia inconfesable se habrán limitado a agrupar y reestructurar en beneficio de unos pocos? Mucha gente ha quedado en la calle sin que se hayan visto grandes sacrificios entre los altos cargos. ¿No se restituirán los excesos? Con todo lo ocurrido pendiente de resolver ─al paso de la justicia le falta presteza─, la última Caja adquirida por unos mil doscientos millones (tan solo un euro se pagó por otra) supondrá un coste para el contribuyente de unos doce mil millones…, dicen, cuando su actual propietario ya prevé beneficios a medio plazo. También estos días un gran escándalo huracanado ha desabrigado la carcoma política que corroía y corroe el sistema. Veremos su alcance: Cataluña, y España, se han quedado sin la honorabilidad de un hombre que muchos suponíamos de Estado y se ha revelado corrupto; y para colmo, patriarca de algunos gigolós de la política. ¡Qué decepción!: ─Tú també, Jordi?, decía el pasado 2 de agosto mi estimado Bernat Capó en el diario Información. La justicia nos dirá, esperémoslo así, cuántos patrioteros, cómo y cuánto esquilmaron guarecidos por la bandera, que suele ser refugio de pecadores. Con este batiburrillo en nuestro solar ─hay más de todo─, el panorama internacional tampoco es tranquilizador. No hace falta ir muy Septiembre 2014

lejos para ver la barbarie de la que es capaz el hombre. ¿Cómo se compagina la intercesión para la tregua con el suministro de armas? ¿De verdad se cree quien lo dice, que una de las partes en conflicto merecería el Premio Nobel de la Paz? ¿De verdad se lo cree? ¿Alguien ha asumido la responsabilidad del derribo de aquel avión que sobrevolaba Ucrania a diez mil metros de altura con casi trescientos pasajeros civiles a bordo? Contemplar impasibles la putrefacción de la concordia y el soslayo de la mesura nos convierte a todos en insensatos. No basta con lamentos hipócritas ante las mentiras ─eficacísimas armas─ de la guerra. La inmersión en ese magma de apariencias viscosas es necesaria para descubrir la verdad y la razón, de la que muchas veces se apropia quien es rico y poderoso imposibilitando, por inconveniente para unos y costosa para otros, la exigencia pacífica de su reconocimiento al desgraciado sumido en la indefensión: “Uno tiene que ser algo para poder hacer algo.”1 ¿Qué hacen los mandatarios del mundo? Y mientras, al otro lado del charco, Argentina se hunde en el default a paso de tango aunque se desgañite su primera dama negándolo… “Gime, bandoneón…”2 Ya decía Quevedo que “Para ver cuán poco caso hacen los dioses de las monarquías de la tierra, basta ver a quién se las dan”3.

Goethe Tango: ¿A quién le puede importar? Enrique Cadícamo. 3 Discurso de todos los diablos. 1 2

7

Antonio Aura Ivorra

Profile for javier sala

Boletín septiembre 2014  

Boletín mes de Setiembre 2014

Boletín septiembre 2014  

Boletín mes de Setiembre 2014

Profile for jubicam
Advertisement